You are on page 1of 7

SENTIDO DE LOS NEGOCIOS

Los negocios se tratan de la ocupación, el trabajo o el quehacer que se realiza


con fines lucrativos. El mundo de los negocios implica, en su sentido más amplio,
varias nociones relacionadas. Cuando la actividad de los negocios se desarrolla
de modo formal y con un cierto volumen, se suelen crear empresas. Una
empresa es una unidad económico-social, compuesta por elementos humanos,
técnicos y materiales, cuyo objetivo es obtener utilidades a través de la
participación en el mercado de bienes y servicios.

Los diez mandamientos del CEO emprendedor:

- “La mejor razón para empezar una organización es producir significado y no


dinero”. El dinero nunca debe ser un fin, sino un medio para crear productos y
servicios que mejoren y cambien el mundo generando sensaciones más allá del
sólo atributo de índole económica. Ese debe ser el espíritu de todo CEO y
emprendedor – el motivador busca siempre un mundo mejor- y es en esa
búsqueda en la que deben darse prioridad a los valores antes que al dinero. “La
mayor parte de las empresas que se fundan sobre el concepto de dinero suele
fallar, atraen al socio y empleado equivocado”.

- Opte por la concreción y defínase a sí mismo por lo que usted quiere significar
para el resto, pero sobre todo, para su cliente. Busque como quiere ser definido
y valorado por su entorno.

- Las empresas se definen por lo que hacen y no por lo que ganan. La innovación
resulta clave para seguir progresando y posicionándose como líderes en el
mercado, la cultura del esfuerzo vital para lograr ese espíritu emprendedor.

- Con el paso de los años, el cliente gracias a las nuevas tecnologías tiene cada
vez más acceso a la información, por lo que la exigencia en sus demandas se
ha intensificado. Introduzca diseños exclusivos con elementos que no se queden
en lo trivial. Soporte, servicio, elegancia, practicidad, emoción…son
características que deben ser potenciadas para conseguir ese servicio o
producto único.

- No se martirice, la perfección no existe, de hecho “la innovación puede contener


elementos no muy buenos”.
- No busque la simpatía de todo el mundo, atienda al nicho de mercado que le
interese.

- En relación a lo anterior, encuentre su campo de actuación. Hay que seccionar


el mercado y diferenciarse por algún atributo especial, esa sensación que nos
hace diferente ante nuestro cliente. A mayor exclusividad de percepción, mayor
valor.

- El concepto de renovarse o morir sigue más vigente que nunca. Con la crisis,
no hay otro opción que la de renovarse continuamente. No hay alternativa.

- Con los inversores, siga la regla del 10-20-30. Siempre que quiera convencer
a un cliente, no use más de 10 diapositivas en la presentación, restrinja su
discurso a 20 minutos y utilice una fuente de tamaño 30… para evitar ser
descartado.

- Permita que el producto siga su curso natural y “no impida que broten las flores”.
Debemos dejar que se desarrolle la innovación, la creatividad, la imaginación, en
la fase productiva para atraer a clientes inesperados.

Y es que “la función de un líder es producir más líderes, no más seguidores”.


Bajo esta perspectiva, Guy Kawasaki ha transformado el sentido de los negocios
dotándoles de un valor alternativo y más profundo que no se base en el dinero.
Lo importante son los valores y el significado, buscar un por qué antes de un
cómo. Un granito de arena que va a mejorar el enfoque de cómo deben
gestionarse las cuentas y las actividades en el entorno empresarial.

MULTITAREAS

Los empleados multitarea, aquellos que tienen la habilidad y la necesidad de


realizar distintas labores a la vez por las exigencias naturales de su trabajo, son
una constante en la coyuntura actual.

Los distintos estudios publicados por la universidad estadounidense de


Stanford, en los cuales se afirma que los empleados multitarea llegan a perder
competitividad por cuenta de la carga laboral.
Los investigadores determinaron que, revisar el correo, tomar apuntes y
contestar un sinnúmero de llamadas de forma mecánica, más allá de ser visto
como un talento puede convertirse en un problema en el largo plazo.

Y es que según lo estableció la universidad de Stanford en su informe, las


personas que diariamente son ‘bombardeadas’ con un alto flujo de información
terminan por desviar su atención y no recordar tan bien los asuntos.

En su investigación, los analistas compararon diferentes grupos de trabajadores


compuestos por personas multitarea y aquellos que prefieren desarrollar una
actividad a la vez.

Los investigadores determinaron que, revisar el correo, tomar apuntes y


contestar un sinnúmero de llamadas de forma mecánica, más allá de ser visto
como un talento puede convertirse en un problema en el largo plazo.

Y es que según lo estableció la universidad de Stanford en su informe, las


personas que diariamente son ‘bombardeadas’ con un alto flujo de información
terminan por desviar su atención y no recordar tan bien los asuntos.

En su investigación, los analistas compararon diferentes grupos de trabajadores


compuestos por personas multitarea y aquellos que prefieren desarrollar una
actividad a la vez.

La multitarea reduce su eficiencia y rendimiento, ya que el cerebro solo puede


centrarse en una cosa a la vez. Al intentar hacer dos, su cerebro no tiene la
capacidad para llevar a cabo ambas tareas con éxito”, explica el presidente de
TalentSmart, Travis Bradberry.

El encargado de la firma de pruebas de inteligencia emocional, capacitación y


consultoría explica, con base en otro informe de la Universidad de Londres, que
la multitarea también reduce el coeficiente intelectual de los trabajadores.

En pruebas realizadas con personas multitarea, se estableció que al final de una


jornada dura su coeficiente intelectual (IQ) era igual a lo que se esperaría si
hubiesen fumado marihuana o quedado toda la noche despiertas.
COMPROMISO CON LA CALIDAD

La calidad es rentabilidad, productividad, participación en el mercado; es una


serie de elementos que se conjugan de manera coordinada y que en conjunto
significan el éxito empresarial.

Alcanzar la calidad total ya no es una meta, es un requerimiento mínimo de la


existencia, una empresa que no encamine sus objetivos a la búsqueda y
consecución de ella, es una empresa que irremediablemente se rezagará y
saldrá del mercado, ya que, actualmente no hay cabida para los productores
“dinosaurios”.

Temas como la apertura de mercados, competencia mundial, alta tecnología,


eficiencia en procesos, sólo pueden ser abordados por organizaciones que
tengan sentido de lo que significa la calidad, ya que las normas de competencia
del mercado y las exigencias de los consumidores, obligan a los productores a
que su producto sea de alta calidad certificada.

La calidad se debe entender como una responsabilidad de todos los que


intervienen en el proceso, pero en especial de la gerencia. La tarea de esta
consiste entonces en liderar el proceso, teniendo en cuenta que la calidad no es
simplemente eliminar los posibles defectos del producto, es más que eso, es
entrar al sistema de la organización, no limitarse al simple proceso de
producción, sino adentrarse a todo el esquema corporativo de la empresa,
teniendo como base que quien mejor conoce las posibles deficiencias es quien
participa directamente en cada proceso, y detectar si hay cosas que se están
haciendo de manera equivocada (si existe falta de coordinación entre
departamentos, si los empleados se encuentran a gusto desempeñando su
labor, si se está llegando al cliente que conocemos o no, etc.) y no quedarse ahí,
en la supervisión, para luego corregir; sino, emprender acciones que conlleven
a la prevención de este tipo de errores.

Para alcanzar realmente la calidad, es necesario, sumamente necesario,


escuchar al cliente, tener en cuenta sus quejas, sus reclamos, las devoluciones,
las sugerencias, etc., que tenga en cuanto al producto y su calidad se refiere,
entendida ésta como lo que él buscaba al consumir y usar el producto, si no se
tiene en cuenta este aspecto, no se va para ningún lado, la frase trillada y
repasada por todo el mundo “el cliente siempre tiene la razón”, cobra más
importancia que nunca si se quiere realmente consolidar la excelencia en la
organización.

El problema de la calidad no es de corto plazo ni de soluciones inmediatas, es


decir, no podemos decir que obteniendo un sello de calidad o una certificación
ISO ya se está exento del problema. Alcanzar el éxito en cuanto a la calidad se
refiere, es un compromiso que se desarrolla todos los días, la excelencia sólo se
logra mediante el compromiso, valga la redundancia, que implica darle cada vez
más de lo mejor al cliente.

La calidad es más que certificados y cumplimiento de requisitos, es una filosofía


que se vive día a día y que envuelve a todos los elementos de la organización,
enrutándolos a la consecución de un mismo objetivo o ideal que no es más que
la satisfacción plena del cliente con el producto.

AUTOCRITICO

Autocrítica es un término que puede ser entendido como un hecho negativo, sin
embargo también es un elemento indispensable para el mejoramiento personal.

La autocrítica puede considerarse negativa cuando el individuo nota únicamente


sus fallos, sus debilidades y en general los aspectos negativos de su persona y
su quehacer. En estos casos la persona acentúa lo negativo como hechos casi
axiomáticos, y no como oportunidades de crecimiento y mejora. Los hechos son
generadores de emociones negativas y estancamiento personal y profesional.

Por otro lado, la autocrítica positiva se puede comprender como la capacidad


para valorar los puntos negativos y positivos de las actividades,
comportamientos y pensamientos. Es precisamente mediante esta capacidad de
autoanálisis que se logra aprender de los errores, corregir o atenuar las
debilidades y aprovechar las oportunidades de aprendizaje y crecimiento. Si no
existe la capacidad autocrítica se detiene el crecimiento personal.

Un nivel bajo de autocrítica no sólo perjudica el crecimiento personal de las


personas, sino que también afecta su relación con los demás. Esto debido a que
una persona con un bajo nivel de autocrítica, difícilmente asumirá sus errores y
hará responsable a los demás por sus acciones.
La capacidad autocrítica puede extrapolarse a cualquier aspecto de la vida de
las personas. En el ámbito laboral por ejemplo, la capacidad autocrítica toma un
papel fundamental en los puestos con un nivel jerárquico alto, debido a que en
estos cargos la incapacidad de evaluar tanto los aciertos como las
equivocaciones puede inducir a error a quienes están bajo supervisión.

Esta habilidad se encuentra en un constante proceso de construcción y


mejoramiento que es afectado por factores propios de cada individuo. A
continuación se presentan algunos de los más relevantes, su refuerzo permitirá
aprovechar la autocrítica como insumo para la superación:

*Capacidad analítica:

Como proceso de autoconocimiento y reconocimiento de los aciertos y errores


cometidos. La capacidad para analizar las situaciones, conductas, acciones y
pensamientos propios se vuelve fundamental para la autocrítica.

*Actitud positiva:

El factor que diferencia la autocrítica positiva de la negativa es la actitud positiva


con la que se asuman los errores. Si el error es asumido de manera negativa
generará culpa, vergüenza y frustración, sin embargo, si este es asumido de
manera positiva, permite un mayor uso del pensamiento analítico y el considerar
dicho error como una posibilidad de mejora.

*Apertura al dialogo:

La autocrítica si bien, tal y como lo menciona su nombre, es ejercida por las


personas de manera individual, también recibe insumos de la retroalimentación
que brindan las demás personas. La apertura al dialogo sumada a la actitud
positiva y a la capacidad analítica, permiten discriminar la retroalimentación
recibida y utilizar la información pertinente para el automejoramiento, así como
desechar lo que no resulta de utilidad.

*Reflexión-acción:

La capacidad autocrítica por sí misma, es, tal y como se ha mencionado


anteriormente, una herramienta indispensable para el mejoramiento personal,
sin embargo separada de la acción resulta de poca utilidad. La reflexión sobre
las áreas de mejora debe ser sucedida por el planteamiento de estrategias de
corrección y refuerzos de las mismas.

PROFESIONALISMO

Son todas aquellas prácticas, comportamientos y actitudes que se rigen por las
normas preestablecidas del respeto, la mesura, la objetividad y la efectividad en
la actividad que se desempeñe. El profesionalismo es la consecuencia directa
de ser un profesional, un individuo que tiene una profesión particular y que la
ejerce de acuerdo a las pautas socialmente establecidas para la misma. Las
pautas de profesionalismo pueden llegar a ser muy variadas e ir desde aspectos
físicos y de apariencia (tales como vestimenta) hasta actitudes morales y éticas
(tales como el cumplimiento del deber en cualquier situación y realidad).

La profesión es un tipo de oficio adquirido de manera legítima por una persona


luego de realizar una carrera de estudio o trabajo que otorgue las capacidades,
conocimientos y habilidades específicas para la actividad elegida. La actitud de
profesionalismo, de actuar como un profesional significa que a la hora de ejercer
esa tarea o actividad, la persona se desempeña de acuerdo a los parámetros
específicamente establecidos para la misma como también de acuerdo a
parámetros generales de conducta y moral.

El profesionalismo sin embargo puede existir en el caso de personas que no


cuentan con una profesión legal y oficial pero que aun así demuestran
importantes rasgos de respeto, compromiso, entrega y seriedad en aquello que
hacen. El profesionalismo es sin dudas uno de los rasgos más buscados a la
hora de establecer empleos, pero al mismo tiempo puede llegar a ser difícil de
medir en términos cuantitativos. Evidentemente, hay algunos elementos que
pueden ser claramente señalados como falta de profesionalismo, tales como la
impuntualidad, el lenguaje agresivo y formas de comunicación o de manejo
inapropiadas, la falta de compromiso con la actividad, la apariencia no apropiada,
el establecimiento de vínculos afectivos con colegas o clientes cuando esto no
está permitido, etc.