You are on page 1of 7

Triangulación,

Transmutación, Evolución
El Universo se origina de la Unidad Absoluta
pura en todos los aspectos (la Fuente), lo que
significa que no hay aquí ni allá, ni tú ni yo,
ni entonces ni ahora, solo la Unidad pura de
todas las cosas.
La interacción entre la Fuente y la anomalía
crea el Universo, en un proceso de
separación de la energía de la Unidad en
polaridades opuestas, y luego
progresivamente varias fracciones de energía
de la Unidad en polaridades opuestas a
medida que el Universo se expande.

La evolución es el viaje de regreso a casa


hacia la Unidad, que ocurre al trasmutar las
polaridades opuestas de vuelta a Uno en un
proceso de triangulación. Durante este
proceso, el Universo se contrae a medida que
se fusiona y luego desaparece, siendo
reabsorbido en la Fuente. Entonces se crea
otro Universo y continúa en ciclos de
expansión y contracción, división y fusión,
que se llama Gran Aliento.

Ahora estamos en este momento entre la


división máxima y el comienzo de la fusión
de nuevo, la pequeña pausa entre el aliento
y el aliento.
Este Universo, este ciclo de expansión, tiene
alrededor de 14000 millones de años y
cuando nos acercamos al final de la
expansión y el comienzo de la contracción, la
Fuente creó un enorme vórtice de
triangulación con el propósito de transmutar
anomalías, uniendo polaridades opuestas.

Hay dos polos opuestos, atracción y


repulsión, llamados repelente de dipolo y
atractor de Shapley, que crean esta
gigantesca batería universal de
evolución. Nuestra galaxia está situada
exactamente en el medio entre los dos polos
opuestos, el tercer punto en el triángulo
donde las polaridades opuestas se unen y
evolucionan hacia la Unidad.
https://phys.org/news/2017-01-galaxy-
space.html

Esta es la razón por la cual la oscuridad


ocurrió aquí en esta parte del Universo, la
caída de los ángeles que trataron de
transmutar la anomalía hace 8 millones de
años, ya que la anomalía se está
desarrollando y resolviendo aquí:

http://recreatingbalance1.blogspot.com/2015
/02/contingency.html

La constelación de Orión es especialmente


un logro para este proceso. La estrella
central del cinturón de Orión, llamada la
puerta estelar AN, está situada en el centro
geométricamente entre varios conjuntos de
dos estrellas opuestas de la constelación de
Orión, cuya forma refleja la forma del campo
toro del vórtice de repelente Dipole atractor
de Shapley. También está en el medio entre
Sirius y Aldebaran. Esta es la razón por la
cual muchas civilizaciones antiguas
construyeron estructuras que reflejan las
estrellas del cinturón de Orión.

http://recreatingbalance1.blogspot.com/2016
/05/an-conversion.html

Este proceso tiene muchas aplicaciones en


nuestras vidas, como enseñó Pitágoras, cada
problema se puede resolver entendiendo y
abrazando su aspecto triangular.

El primer aspecto clave es que el Alma se


divida en dos personas de polaridades
opuestas (almas gemelas) mientras
encarna. Esto crea un triángulo de
masculino-femenino-uno que se refleja en
nuestros cuerpos, kundalini (shushumna-ida-
pingala), pineal-pituitaria, etc. La fusión
interna de las energías masculina y femenina
hace que los cuerpos inferiores puedan
recibir la presencia del El alma (que contiene
ambas polaridades unidas) y las
interacciones externas saludables entre
hombres y mujeres pueden ayudar a
desencadenar este proceso:

http://2012portal.blogspot.com/2018/04/soul-
families.html

Este proceso también se aplica a otros


aspectos de nuestras vidas, donde buscamos
soluciones, evolución, siempre podemos
encontrar dos principios opuestos, y la clave
es no polarizar la situación en una u otra
dirección, sino comprender y adoptar el
propósito que es inherente a ambos lados.

Esto se aplica a transmutar oscuridad y


situaciones negativas. Muchas personas
tienden a polarizar las situaciones, ya sea
negándolo e ignorándolo, deseando que
desaparezca por sí mismo sin dirigir la
energía hacia él, o se muestre demasiado
absorto y concentrado en el problema y se
pierda y pierda la esperanza dentro de las
limitaciones del problema. La clave es el
'Camino Medio', para no negar el problema, y
al mismo tiempo para no aceptar su
negatividad y limitaciones. Para ser fuertes
en nuestro poder IAM frente a él y decretar,
ordenar, invocar la Luz, la solución, para
gobernar y resolver la situación.

Siguiendo este principio podemos resolver


situaciones planetarias y personales y
evolucionar más y más alto en el proceso de
ascensión.

Victoria de la Luz