You are on page 1of 21

MASA SOCIAL DE LA POBLACIÓN SORDA ESPAÑOLA

Datos editoriales:
• Autor: Gregorio Manzanares Pérez
• Título: Masa social de la población sorda española
• Fecha de publicación: 17 de octubre de 2017
• Lugar: Málaga
• 21 páginas
• Nº expediente: RTA-00569-2017
• Nº asiento registral: 04/2017/2739
• Fecha de presentación y efectos: 17/10/2017
• © 2017, Gregorio Manzanares Pérez

Gregorio Manzanares Pérez


Nacido en Lorca, Murcia. Diplomado en Biblioteconomía y licenciado en Documentación, por la
Universidad de Granada; y postgraduado (Máster) en Documentación Digital, por la Universidad
Pompeu Fabra.
Sordo de nacimiento y signante nativo de Lengua de Signos Española.
Funcionario de biblioteca. Único bibliotecario sordo y signante de todas las bibliotecas públicas de
Andalucía y probablemente de toda España.
Conocedor de la Comunidad Sorda Española.
Uno de los primeros vlogueros signantes de España
E-mail: gmp1980@gmail.com

Frase indiscutible:
Víctor Hugo, poeta, dramaturgo y novelista romántico francés, considerado como uno de los más
importantes en lengua francesa, dijo: “Qué importa la sordera del oído cuando la mente oye, la
verdadera sordera, la incurable sordera es la de la mente”
Masa social de la población sorda española

RESUMEN:
El artículo centra en analizar las causas que fuerzan la degeneración moral, conductual, cultural y
lingüística de la Comunidad Sorda Española a día de hoy. Podría considerarse como un análisis
forense de la comunidad sorda española.
Como persona sorda signante, es necesario romper el tabú y sacar la Comunidad Sorda Española
del limbo del silencio para enseñar lo que está pasando dentro de ella, con esperanza de buscar
algunas soluciones y canalizar la lucha constante del colectivo sordo hacia el camino correcto por
dónde debemos caminar, pues quizás estamos andando por el camino erróneo hacia la nada.
La población sorda encuentra en el auge de las nuevas tecnologías de la información y
comunicación la nueva forma de accesibilidad a la comunicación utilizando las redes sociales para
participar plenamente en el movimiento sociopolítico y tener su propia voz públicamente pero ese
auge les devuelve otras consecuencias negativas que intentaremos desvelar.

ABSTRACT:
The article focuses on analyzing the causes that force the moral, behavioral, cultural and linguistic
degeneration of the Spanish Deaf Community to this day. It could be considered as a forensic
analysis of the Spanish deaf community.
As a deaf signer, it is necessary to break the taboo and bring the Spanish Deaf Community out of
the limbo of silence to teach what is happening inside it, hoping to find some solutions and channel
the constant struggle of the deaf collective to the right path where we must walk, for perhaps we
are walking the wrong path to nothingness.
The deaf population finds in the rise of the new technologies of information and communication
the new form of accessibility to the communication using the social networks to participate fully in
the socio-political movement and to have its own voice publicly but that boom returns to them
other negative consequences that we will try to unveil

PALABRAS CLAVES:
Comunidad sorda, personas sordas, lengua de signos, masa social

KEYWORDS:
Deaf community, deaf people, sign language, social mass

© Gregorio Manzanares Pérez 2


Masa social de la población sorda española

ANÁLISIS FORENSE DE LA COMUNIDAD SORDA ESPAÑOLA.

A base de las experiencias profesionales y personales propias, creo por deber ético que llega la
hora de explorar la anatomía de la masa social de la población sorda, la cuál se considera como
discapacidad invisible en la sociedad mayoritaria -la sociedad oyente-.

No tenemos ninguna duda de que naturalmente si te falta algo de la fisiología humana, te tienes
que hacer un doble esfuerzo para estar a la altura de la sociedad. En caso de la sordera, nos priva
de oír mientras desarrollamos otros sentidos más potentes: vista y tacto.

Para aquellos que no comprenden bien qué es la Comunidad Sorda, estoy conforme con la
definición que la establece la Confederación Estatal de Personas Sordas como “aquella que
participa de unos valores culturales y lingüísticos construidos en torno a la lengua de signos y a
una concepción visual del mundo. La conforman personas sordas, sordociegas y oyentes que
comparten el mismo legado lingüístico y cultural. Está dotada de una estructura asociativa con
tupidas redes de relaciones, articuladas alrededor de entidades organizadas y cultura propia y
donde la sordera no es considerada ni deficiencia ni discapacidad.”

No podemos asignar una definición que abarca igualmente a todas las personas sordas, debido a
que es un grupo muy heterogéneo pero con único rasgo fisiológico común por pérdida auditiva. La
denominación de ese carácter heterogéneo depende del grado de pérdida de audición, del nivel
educativo adquirido, del sistema de comunicación, de la situación en el que convive, del entorno
familiar, etc.
Sin embargo, en general, los sistemas de comunicación que utilizan más habitualmente las
personas con diversidad funcional auditiva son los siguientes: lengua de signos, lectura labial, el
sistema bimodal, la dactilología, y la escritura, independiente de que si llevan alguna prótesis
auditiva o no.

Podéis encontrar numerosas fuentes, tanto en la literatura convencional como en la literatura no


convencional -conocida como literatura gris-, para recopilar la información acerca de la lengua de
signos, la cultura sorda, la historia, los valores tradicionales, etc.
Por ello, estoy convencido de que no es necesario extenderse con tantas definiciones más en este
artículo, sino centrarnos principalmente en la degeneración lingüística, conductual, cultural y
moral que está padeciendo la población sorda española.

© Gregorio Manzanares Pérez 3


Masa social de la población sorda española

En marco legal para la población sorda española tenemos tres medidas legislativas, al menos, la
Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad; Real Decreto Legislativo
1/2013, de 29 de noviembre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de
derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social; y la Ley 27/2007, de 23 de
octubre, por la que se reconocen las lenguas de signos españolas y se regulan los medios de apoyo
a la comunicación oral de las personas sordas, con discapacidad auditiva y sordociegas.
Sin embargo, el enfoque clínico y geopolítico sigue mirando a la persona sorda como paciente en
lugar de ciudadana. Es decir, a la sociedad le cuesta ver a las personas sordas como ciudadanas sin
perspectiva patológica.

Se puede suponer que la discapacidad auditiva es el fruto de la existencia de los estereotipos y las
barreras comunicativas, políticas y de actitud que obstaculizan su participación en la sociedad e
igualdad de oportunidades. Por lo tanto, el acceso a la información y el conocimiento del Saber
Humano en la sociedad está diseñado predominantemente por la vía vocal-auditiva, mientras que
por el hecho de la sordera, las posibilidades de personas sordas están fuera de esa vía sin ser
participe pleno en cualquier ámbito de la vida.

La Comunidad Sorda tiene un antes y un después de la crisis financiera colapsada por la burbuja
inmobiliaria de 2008. La crisis desnuda nuestra forma de vivir y nos abre los ojos para ver la
realidad. Creo que no lo tomamos como negativo sino positivo, puesto que pienso que de lo
negativo nace lo positivo equilibrando como la teoría de Yin-Yang.
Antes de la crisis económica española, hemos tenido muchos logros importantes en la Comunidad
Sorda: Reconocimiento legal e histórico de nuestra lengua materna, Lengua de Signos Española;
Visibilidad de personas sordas en diferentes ámbitos; Potenciación de intérpretes de Lengua de
Signos Española; Fortalecimiento del movimiento asociativo nacional; Empoderamiento de
persona sordas; Grandes actividades de ocio, cultura y tiempo libre; y Sensación de identidad sorda
como minoría lingüística con orgullo.

Los ajustes económicos de las Administraciones Públicas han podido con los derechos de personas
con discapacidad. Igual que otras asociaciones ONG, el mayor fallo que hemos cometido es estar
dependiente demasiado de las ayudas o subvenciones públicas centradas en los derechos, y no
tenemos un sistema de autofinanciación suficiente en la propia red de movimiento asociativo,
porque hemos recogido manualmente muchos peces del río de las subvenciones sin la necesidad de

© Gregorio Manzanares Pérez 4


Masa social de la población sorda española

pescar pero no nos han enseñado cómo pescarlos. Ahora hay pocos peces en ese río donde
requiere la habilidad de la pesca y no sabemos cómo pescarlos.
¿Por qué? Porque hacemos creer a las Administraciones Públicas el vínculo dependiente entre el
dinero y los derechos humanos. No hay dinero, no hay derechos humanos. En lugar de ello,
deberíamos diseñar otras estrategias diferentes para preservar los derechos plenamente,
independientes de las subvenciones públicas. Es decir, buscar la forma de no verse afectado
cuando haya dinero o no.

Como otras asociaciones ONG, los dirigentes del movimiento asociativo de personas sordas no
han tenido muchas oportunidades de participar en el proceso de la planificación y la ejecución
políticas de diferentes programas de los servicios y las medidas ejecutadas por parte de la
administración que afectan a su vida social finalmente.

Después de la crisis, de manera natural, el asociacionismo de personas sordas españolas está


teniendo la fecha de caducidad porque está en el proceso de degeneración moral, conductual,
cultural y lingüística. Hay algo que se lo está cambiando interiormente con tendencia a tener nueva
filosofía de tomar las decisiones personales según sus necesidades propias, en lugar de la lucha
conjunta, y buscar un hueco de vivir en la sociedad mayoritaria, de oyentes. Significa la lucha de
forma individualista en lugar de la colectiva, eso normalmente ocurre en las sociedades
occidentales.

Enumero los cuatros bloques principales que afectan a la población sorda en su quehacer cotidiano
según mi punto de vista personal:

EMPLEO.

Es uno de los pilares importantes del bienestar de la vida, y que es una de las necesidades más
importantes de la pirámide de Maslow.
La repercusión de la crisis económica de España ha generado muchos cambios en las condiciones
laborales y la forma de trabajar en el mercado laboral a día de hoy donde peligra, a veces, la
dignidad laboral. ¿Qué ha pasado con la población sorda?.
Igualmente sufre el desempleo y busca un trabajo con dificultad porque hay mucha competencia en
el mercado laboral, donde se impone la cultura del esfuerzo basado en la vía vocal-auditiva, según

© Gregorio Manzanares Pérez 5


Masa social de la población sorda española

la ecuación modélica de normalización social –modelo social- excluyendo la población


sorda por el hecho de tener pérdida auditiva.
La comunicación, la información, la formación y la actitud son cuatros claves para sostener la
estabilidad del empleo.

Igual que el racismo o el sexismo, la comunidad sorda sufre el audismo en el mercado laboral
Todavía existe la discriminación directa e indirecta en el mundo laboral que sufre la población
sorda por el hecho de no oír simplemente, o mejor dicho el audismo.

El audismo es el término creado por Tom L. Humphries, profesor sordo en el Departamento de


Comunicación de la Universidad de California, San Diego, en su tesis doctoral titulado
Communicating across cultures (deaf-hearing) and language learning. El término significa, en
resumen, la discriminación de las personas por razón de no oír. En otras palabras del profesor, es
un comportamiento predominante de quien oye sobre quien no oye, o una actitud/creencia basada
en el pensamiento patológico hacia una persona que no oye es inútil.

En el mundo de las oposiciones, muchas personas sordas desean opositar por alguna plaza y luego
lo dejan por tener problemas en la lectura y la escritura, asimismo algunas trabas por parte de los
médicos en el proceso selectivo que creen que no son aptos para realizar sus funciones/tareas, por
ejemplo, Técnico Administrativo por el hecho de no responder a las llamadas telefónicas.

Debido a la educación recibida de forma incorrecta a lo largo de la vida escolar, la mayoría de la


población sorda paga consecuentemente una factura importante, ocupando activamente las
categorías profesionales de baja calificación laboral. Por lo tanto igualmente que el pequeño
porcentaje de las personas sordas con la formación superior sigue siendo vulnerable en el mercado
laboral donde las personas “perfectas” se codean por conseguir un trabajo (incluido mal pagado).
Ese comportamiento hace que las personas sordas se interiorizan con el conformismo, con el cobro
de la pensión no contributiva por tener el grado de discapacidad auditiva.

Por la comodidad viciosa, erróneamente las personas sordas que tengan la formación superior
prefieren un trabajo en una asociación o federación de su mismo colectivo a un trabajo en el
mercado laboral del mundo abierto. Deben de apostar por un trabajo que busca en un mundo de los
oyentes según sus capacidades personales y formativas para demostrarles su capacidad,
preparación y ejemplaridad.

© Gregorio Manzanares Pérez 6


Masa social de la población sorda española

Trabajar en la asociación de personas sordas significa vivir de la subvención pública.

La carencia de otro idioma extranjero, por ejemplo, el inglés, impide a los jóvenes sordos ir fuera
de España en búsqueda de un trabajo mejor como están haciendo los universitarios titulados
recientemente. Deben aprenderlo obligatoriamente en el sistema educativo mediante las destrezas
de Reading & Writing, al menos. Si pueden hablar y oír, les amplían estudiar hasta las destrezas
Listening y Speaking.
El error imperdonable que hacen los profesores en algunos centros educativos donde están
escolarizando los alumnos sordos es eximirlo en el currículo escolar por la sordera. La persona
sorda puede aprender una lengua extranjera o más si le enseñas correctamente. La sordera no es
una excusa para eximirlo. El inglés es un idioma muy fuerte que te abre a todo mundo.

Hay que activar la nueva política de empleo para corregir esas deficiencias. Antes de eso, es
necesario haber un plan elaborado y consensuado entre los representantes de la población sorda
para que el gobierno lo tome en cuenta.

Por las experiencias propias, la comunicación, la actitud, la cultura de esfuerzo y la formación son
cuatros claves que debe tener la población sorda en la búsqueda de trabajo, aunque es difícil pero
no olvidamos del refrán de perseverancia conocido como “El que la sigue, la consigue”.

EDUCACIÓN.

Es el mayor problema de todos, a lo largo de la historia, y parece una asignatura inacabada por las
discrepancias entre los profesionales de la educación, los líderes sordos del movimiento asociativo,
los padres de niños sordos y los políticos competentes en la Administración Educativa sobre cómo
diseñar un modelo educativo correctamente: ¿Bilingüísimo Lengua de signos- Lengua oral
paralelamente? ¿Lengua oral exclusiva? ¿Bilingüísimo lengua de signos-lectoescritura? ¿Lengua
de signos exclusiva? ¿Lengua oral exclusiva?.
Discusión y debate eternamente sin fin. ¿Alguna solución? Que todos representantes se pongan sin
pegas en colaboración de hacer estudios reales sobre las necesidades educativas del alumnado con
diversidad funcional auditiva desde el ciclo infantil hasta la formación universitaria a nivel estatal;
diseñar un modelo educativo –con opción bilingüe y bicultural-; y presentar conjuntamente ante la
Administración Educativa.

© Gregorio Manzanares Pérez 7


Masa social de la población sorda española

A hoy de día, el acceso de la población sorda a la educación superior es casi nulo o escaso
debido a que no tiene un camino claro y directo a lo largo de la vida educativa.
La mayoría del alumnado sordo sigue sufriendo el analfabetismo funcional en la escritura y la
lectura que le impedirán desenvolverse en la vida cotidiana, y asimismo lastra sus posibilidades de
estudiar y encontrar buenos trabajos.
Significa la debilidad en la expresión-comprensión lectoescritora de la lengua castellana, asimismo
en la expresión-comprensión signante de la Lengua de Signos.
En muchos centros educativos de cualquier nivel no cuentan con recursos y materiales suficientes
ni pensados para el proceso de aprendizaje con diversidad funcional auditiva.
Normalmente el alumnado sordo sufre, al menos, el desfase curricular de algún curso a lo largo de
su vida educativa.

Gradualmente los buenos intérpretes de Lengua de Signos Española, formados por el ciclo
formativo superior de interpretación de lengua de signos y guía-interpretación se están yendo en
busca de otro trabajo mejor renumerado, porque el salario de su trabajo en el ámbito educativo es
precario.
Probablemente está sustituyendo su trabajo en el hipotético futuro por otra profesión reciente, que
se llama mediador comunicativo, cuya ciclo formativo superior de mediación comunicativa ofrece
300 horas solamente en dos asignaturas, en comparación del anterior ciclo con 2000 horas.
Me pregunto cómo un mediador comunicativo oyente, que haya aprendido 300 horas de esa lengua
en el ciclo formativo, pueda defenderlo en clase la teoría de Charles Darwin, el Origen de las
Especies de Charles o Teorías de la comunicación de masas. No puedo ni quiero imaginarlo.

El alumnado con diversidad funcional auditiva que tenga la formación completa y preparada desde
el ciclo infantil hasta la universidad, hará bien al Estado español, sino, nos mantendrá con alguna
pensión constantemente como inválidos.
Sabemos que la educación preparada a disposición del alumnado sordo, le permite al alumno sordo
acercase a la literatura y la información activa y lúdica de forma independiente, y acceder
posiblemente a un buen trabajo.

NÚCLEO DE POBLACIÓN SORDA.

El modelo sociopolítico de personas sordas todavía sigue siendo gran desafío en la sociedad, la
educación y la clínica, puesto que a diferencia de otras discapacidades, la población sorda signante,

© Gregorio Manzanares Pérez 8


Masa social de la población sorda española

ve la palabra “sordo” como si fuera raza étnica con la lengua, la identidad sorda, la cultura,
las tradiciones, los valores propios, es decir, una minoría lingüística y cultural, mientras que la
sociedad oyente lo ve como una patología que requiere una cura médica urgentemente para poder
incluirles en la ecuación modélica de la normalización social, o mejor dicho el modelo social
normalizado.
Eso sucede a lo largo de la historia hasta la actualidad, pero últimamente la cultura clínica está
ganando la fuerza en el terreno de la sordera debido a la degeneración moral, conductual, cultural y
lingüística de la comunidad sorda española a velocidad alarmante.
El movimiento asociativo se encuentra en el proceso de descomposición afectado por virusurdus,
compuesto por dos términos en latín, virus y surdus, que traducen en español: virus y sordo. Lo
bautizo como nuevo término en función de mis reflexiones a base de las vivencias en el mundo de
personas sordas en España. Es un nuevo virus sordo psicológico que está originado por el mismo
núcleo del movimiento asociativo. Se detallará en el siguiente bloque.

Además de virusurdus, quiero destacar “otros síndromes” de la psicología social que están
produciendo en la población sorda: El Audismo, la Teoría del Cangrejo, la Teoría de la Piraña.

El audismo, ya comentado anteriormente en relación al empleo donde a un jefe no le interesa


contratar a una persona sorda por el hecho de no oír o no oír ni hablar bien. Sin embargo, en
cuánto a la masa social, entre las personas sordas, nos encontramos con los casos muy habituales.
Cuando una persona sorda nº 1, que no oye nada, explica algún consejo o informa los temas
interesantes a otra persona sorda nº 2, que no oye tampoco, pero no se fía de la nº 1.
Para verificar lo que dice la persona sorda nº 1, la persona sorda nº 2 recurre la consulta a una
persona oyente u otra persona sorda nº 3, que puede hablar y oír un poco.
¿Por qué lo hace la persona sorda nº 2? Porque tiene sensación de no poder creer en lo que dice la
persona sorda nº 1 por el hecho de no oír nada y no hablar bien, y piensa que no puede saber
correctamente la persona sorda nº 1, la cuál le considera como persona inferior basándose en su
incapacidad de oír con apodo como inventor de las historias. No es el único caso entre las
personas sordas sino también otro caso en el que una persona oyente hace el audismo sobre la
persona sorda consultando con otra persona oyente.
El audismo es una actitud que daña la autoestima y la psicología individual y colectiva.

Otro síndrome, la Teoría del Cangrejo es conocida teóricamente en la sociología a nivel mundial.
Sin embargo, Jaime Wilson, psicólogo sordo de EEUU en una entrevista realizada con Deafinitely

© Gregorio Manzanares Pérez 9


Masa social de la población sorda española

magazine sobre Crab Theory, describe el comportamiento del cangrejo como metáfora de
la población sorda. Explica que cuando una olla tiene agua hirviendo con un solo cangrejo, puede
escapar más fácil. Sin embargo, con unos cuántos de cangrejos en la olla, será imposible salir del
cubo porque cada cangrejo tirará de arriba hacia debajo para que se quedan todos en el mismo
sitio. Finalmente todos mueren juntos.
En la comunidad sorda suceda cuando una persona sorda nº 1 es brillante en su carrera personal y
profesional con grandes logros y posibilidades del progreso en el futuro mientras otra persona
sorda nº 2 está celosa de ella nº 1 por no haber logrado igual o más que la persona sorda nº 1, y
haga las cosas que le obligarán a la persona sorda nº 1 a estar nivelado igualmente que esa persona
sorda nº 2.

La Teoría de la Piraña basando en las investigaciones propias de Jürgen Endress & Irena Popovic,
alemanes sordos activos en el mundo de la población sorda alemana donde difunden esa teoría en
la página de facebook, llamada Piranhatheorie.
Conocemos el comportamiento de las pirañas que son peces depredadores atacan en grupo a un
sujeto hasta destruirse. Es otra metáfora de las personas sordas en las Redes Sociales, entre ellas es
Facebook, la principal protagonista pero también hay otras como YouTube, WhatsApp, etc.
El avance de las nuevas tecnologías ofrece buena oportunidad en las herramientas de
comunicación para la población sorda donde asombra la rapidez, la abundancia de información, la
facilidad y la inmediatez pero tienen un precio muy caro para la psicología y la interacción entre
personas sordas.
El problema es que las personas sordas utilizan mucho la herramienta de grabar en lengua de
signos el vídeo y subirlo. Por ejemplo, cuando una persona sorda nº 1 suba un vídeo a una
plataforma de red social signando una acusación con o sin fundamentos a otra persona sorda nº 2.
En cuestión de poco tiempo, muchas personas sordas se suman apoyando a la persona sorda 1,
formando como un equipo de zombis atacando sincronizadas, a través de la gran circulación fluida
de vídeos, a la persona sorda nº 2 que finalmente se encuentra indefensa con alteraciones
psicológicas. Atacar virando a un objetivo directo y, a veces, cruel.

En cuánto a las nuevas tecnologías en relación a la sordera, cada vez es mayor el número de los
padres sordos y signantes en decidir poner a su hijo sordo de nacimiento el implante coclear por la
calidad de vida en el futuro donde pueda defenderse y competir independientemente en la
sociedad.

© Gregorio Manzanares Pérez 10


Masa social de la población sorda española

Por cierto, a día de hoy, los implantes cocleares están en gran avance tecnológico aunque
queda mucho por mejorar.
Personalmente, son idóneos para los bebés sordos con igual o mayor de 90 decibeles de oído, de
edad temprana. Es uno de los criterios propuestos por la Foof and Drug Administración (FDA) el
cual es seguido por la Sociedad Española de Otorrinolaringología.
Salvo que haya un milagro biotecnológico en el futuro, normalmente no llegarán a oír exactamente
igual que un oyente pero lo mejora mucho en los aspectos de la vida.
A pesar de oír y hablar más o menos bien, siguen siendo personas sordas aunque invisibles por los
estereotipos sociales.
Paralelamente siguen utilizando la Lengua de Signos Española. Están en lo cierto porque han
publicado un artículo titulado “Comparison of intelligence quotients of first- and second-
generation deaf children with cochlear implants” en la revista Internacional de
Otorrinolaringología Pediátrica, revista prestigiosa en ese campo. Es el fruto de una investigación
médica que concluye que los niños sordos con implante coclear de padres sordos que hacen uso de
Lengua de Signos superan con muchas ventajas a los niños sordos con implante coclear de los
padres oyentes en el lenguaje hablado y la capacidad cognitiva.

Otro autor, Ángel Herrero explica en su artículo, “mudo, sordomudo, sordo: viejas pócimas y
nuevas denominaciones” (2009) que las investigaciones sobre la sordera culminarán algún día en
una cura verdadera, y eso supondrá que para un médico, es gran éxito mientras que para una
persona sorda signante con identidad cultural, es la desaparición de su comunidad. Coincido con
esa suposición porque que es inevitable porque la humanidad no paramos de aspirar o mejorar lo
que ya está hecho.

En cuánto a la lengua que utiliza la mayoría de las personas sordas profundas, es la Lengua de
Signos Española, conocida como LSE cuyo estatus legal está amparada por la Ley 27/2007, de 23
de octubre, por la que se reconocen las lenguas de signos españolas y se regulan los medios de
apoyo a la comunicación oral de las personas sordas, con discapacidad auditiva y sordociegas.
También está regulada legalmente la lengua de signos catalana por la misma ley.
A día de hoy, tras 10 años de reconocimiento legal, aún no se ha aplicado en la práctica ni ha
desarrollado su propio reglamento, aunque se está elaborando el borrador del futuro reglamente.
Entonces podríamos decir que la ley está en papel mojado. Significa que prácticamente los
derechos de personas sordas se quedan en el aire aún.

© Gregorio Manzanares Pérez 11


Masa social de la población sorda española

El mayor problema es la carencia de la regularización lingüística a través de la


promulgación de normativas gramaticales dirigidas a preservar y promover la unidad idiomática de
la lengua de signos española. Es decir, no existe una propia institución académica dedicada a la
lengua de signos, similar a la Real Academia Española.
Por ello, la lengua de signos española está experimentando, sin control, la evolución lingüística
hacia la nueva lengua de signos “castellanizada” con mezcla del sistema bimodal, e incluso la
lengua de signos “internacionalizada” debido a los efectos del cóctel de varias lenguas de signos:
española, catalana, americana y de signos internacionales.
Notamos que la “pureza” de la lengua de signos española se está deteriorando a velocidad
alarmante pero entendemos que cualquier lengua viva se adapta al tiempo que le toca vivir y se
fortalece o no dependiendo del uso de personas usuarias.

Quiero aclarar que la lengua de signos (en otras palabras, “arte de signar”) no fue creada por la
población sorda, sino por la humanidad desde la prehistoria, y tampoco es propiedad de personas
sordas, sino de cualquier persona que la puede aprender.
Históricamente, en la mayoría de las comunidades sordas de todo el mundo, las lenguas de signos
se empezaron a consolidar desde el siglo XIX gracias a los colegios internados de sordos y luego a
la formación fructífera de las asociaciones de personas sordas, así construyeron la transmisión
cultural y lingüística de generación en generación hasta hoy.

Sin embargo, el acceso a la lengua de signos es un derecho humano fundamentalmente porque


tiene estatus lingüístico y legal, y todavía se está desarrollando vivamente.

MOVIMIENTO ASOCIATIVO O ASOCIACIONISMO DE PERSONAS SORDAS.

En la final del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX, se comienzan a fundarse las
asociaciones de persona sordas en muchos puntos de toda España. A partir de la segunda mitad del
siglo XX, la red del movimiento asociativo se consolida como equipo solidario entre las personas
sordas, y empezaron luchando, con muchas reivindicaciones, los derechos, las mejorías y las
necesidades de personas sordas, como la minoría lingüística y cultural, para incluirse
intrínsecamente en todos ámbitos de la sociedad.

El Internet; el auge de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación; y las redes


sociales transforman las personas sordas “sumisas”, (-por carencia de información accesible en

© Gregorio Manzanares Pérez 12


Masa social de la población sorda española

vídeos signados, en las personas-) a “despiertas”, gracias a la facilidad de intercambio de


información en vídeos signados estimulando la rebeldía contra la oligarquía del movimiento
asociativo. Así empieza el efecto virusurdus conocido como virus psicológico en el núcleo de la
masa de los asociados sordos del movimiento asociativo de España. Es virus muy potente que
están generando los internautas sordos en las redes sociales.
Los internautas sordos podrían considerarse como un lobby masivo con papel importante en el
movimiento asociativo de personas sordas de España.
Influyen a los dirigentes sordos en cambiar la forma de trabajar y buscar las medidas para
promover el “nuevo orden hipotético en el movimiento asociativo del futuro”.
En otras palabras, las redes sociales mandan y ganan el terreno en los contactos del movimiento
asociativo, por lo tanto que los dirigentes miran de reojo con temor los videos signados y subidos
por el efecto virusurdus en las redes sociales porque saben que una noticia o información pueda
convertir en una propaganda viral muy potente en cuestión de pocos minutos.
El virusurdus se ha convertido recientemente en el punto de mira de los mismos dirigentes. Puesto
que, los internautas sordos logran trasladar su “voz” propia en el centro de atención de los
dirigentes del asociacionismo de personas sordas.

Los dirigentes están buscando con desesperación algunas pócimas o formulas mágicas para
engrasar la maquinaria del movimiento asociativo y mantener la minoría étnica con espíritu de
lucha en defensa de las reivindicaciones y los derechos por la calidad de vida de la población
sorda. Sin embargo, el músculo del movimiento asociativo se está debilitando por varios motivos,
que entre ellos, indico los siguientes motivos más destacables:
• Efecto “virusurdus”, expuesto anteriormente.
• Auge de las nuevas tecnológicas.
• Edad de los dirigentes que ocupan de la junta directiva de todo el movimiento asociativo a
nivel local, federal y estatal se sitúa a la media de 40-45 años de edad. Es decir, el
envejecimiento de la población sorda signante.
• Disminución del número de asociados.
• Aumento de falta de interés voluntariamente en ocupar un cargo dentro de la Junta
Directiva.
• Oligarquía en estructura organizacional y broncemia, enfermedad propia de los que manda.
• Conflictivos personales entre los asociados e incluido los dirigentes.
• Actividades repetitivas.

© Gregorio Manzanares Pérez 13


Masa social de la población sorda española

• Situación económica de los asociados.


• Debilidad de canales de comunicación hacia los asociados y los no asociados.
• Perdida de sentimiento de unidad y lucha.
• Incapacidad política por parte de los dirigentes.
• Nivel educativo medio-bajo de los asociados globalmente.
• Gastos de mantenimiento del local.
• Poco empoderamiento de asociados sordos.
• Fuga de cerebros de personas sordas en búsqueda de calidad de vida en la sociedad
mayoritaria, alejándose del movimiento asociativo por motivos económicos o conflictos
ideológicos.

Ante esas deficiencias, ¿Cuál es la solución?. Podríamos aportar algunas ideas posibles:
• Cambio de pensamiento y mentalidad, adaptandonos al tiempo en el que vivemos sin mirar
el pasado ni el futuro.
• Facilidad de acceso democrático en la toma de decisiones tanto dentro como fuera de la
comunidad sorda, compartiendo la implicación y la responsabilidad conjunta entre los
miembros y los dirigentes de todas las organizaciones.
• Adaptabilidad a los actuales retos en la sociedad geopolítica.
• Nuevo diseño de la ruta asociativa aprovechando de las nuevas tecnologías, para reflejar la
urgente situación vivida en España.
• Reunificación de varias asociaciones en unas pocas con cambios de modelo de gestión.
• Creación de una agencia metropolitana o centro de referencia para personas diversidad
funcional auditiva en colaboración de la administración pública donde pueda atender a la
población sorda de su localidad todos los temas relativos a los ámbitos de la vida cotidiana.
• Reformas externas e internas en el organización hacia la única marca modélica en común
similar a la O.N.C.E, con nueva denominación hipotética como “Comunidad de Signos de
España”, para generalizar, ampliar y abarcar a toda la población que lo utiliza (personas
sordas; personas con alguna deficiencia auditiva; personas sordas implantadas de algún
prótesis auditivo, personas oyentes que aprenden la lengua de signos; personas que trabajan
con personas sordas; CODAS).
• Trabajo conjunto entre la Asociación de intérpretes de la Lengua de Signos Española, la
Asociación de personas sordas, la Asociación de los padres y amigos de niños sordos y la

© Gregorio Manzanares Pérez 14


Masa social de la población sorda española

Asociación de personas sordas con implante coclear, a fin de crear las líneas de
trabajo en un único camino en lugar de varios.
• Elaborar con colaboración del IMERSO o INE un censo nacional de población sorda según
sus características y sistemas de comunicación para establecer las cifras reales.

CONCLUSIÓN.

Observando la información recogida en la base de datos elaborada por el IMERSO sobre las
características de personas que tienen reconocida una situación de discapacidad con los datos
actualizados en el 31 de diciembre de 2015, en España hay 173.662 personas con grado de
discapacidad auditiva reconocido igual o superior al 33%. No quiere decir que todas las personas
sean sordas profundas y sepan signar la Lengua de Signos Española.
Hay diferentes causas de la sordera que son: por edad, por accidente, por enfermedad, hipoacusica,
implantada coclear, prelocutiva o postlocutiva.
Sin embargo, las personas sordas profundas signantes se reducirían a pocas cifras. A pesar de que
no hay estadísticas fiables plenamente – que todavía está en discusión-, podría atreverme a decir
que sean veinte y cinco mil.
Lo cuadraría con el informe número 17 elaborado por el Centro Nacional de Información y
Comunicación Educativa (CNICE-MEC), dependiente del Ministerio de Educación, Cultura y
Deportes, elabora el informe número 17 sobre el uso de tecnologías accesible para alumnos con
discapacidad auditiva. En el informe establece la sordera en cifras utilizando la única referencia
sobre población sorda en España mediante la Encuesta del Instituto Nacional de Estadística
(Encuesta INE, 2000) que indica que existe la población con discapacidad auditiva acerca de un
millón de personas donde entre ellas hay más de cien mil con sordera profunda pero dentro de ese
intervalo solo 8% de personas sordas profundas comunican en lengua de signos.
Se nota que estamos en nuestro entorno europeo con la sanidad y la educación avanzadas.

Esas cifras reducidas interpretan que vamos hacia el envejecimiento de la población sorda, puesto
que el grupo de edad entre 35 y 64 años es el grupo dominador como representación de toda la
población sorda signante. Es inevitable que este dato tendrá consecuencias importantes de cara al
futuro.

Por último, las consecuencias que están por venir porque son predecibles según mi punto de vista.
¿Cómo llamamos a eso? ¿Profecías? ¿Vaticinios? ¿Previsiones? Lo llamas como quieras pero

© Gregorio Manzanares Pérez 15


Masa social de la población sorda española

podríamos decir que la minoría lingüística está en peligro de extinción dentro de las
próximas décadas.
A lo largo de este siglo, XXI, la población sorda española experimentará nuevos cambios y
desafíos, como persona sorda conocedora de la comunidad sorda española y persona sorda
profunda y signante de la Lengua de Signos, reflexiono sobreo algunas suposiciones importantes
que tendrán lugar en el futuro:

• Disminución gradualmente de las asociaciones/federaciones de personas sordas hasta su fin


y creación de un museo sobre la antropología sorda.
• Domino de servicio de intérpretes virtuales sobre el servicio presencial.
• Debilidad de la transmisión generacional de la Lengua de Signos Española, es decir,
transformación de la lengua de signos nacional en la lengua de signos castellanizada e
incluido internacional mediante sistema bimodal, y finalmente su paso hacia una de las
lenguas muertas más.
• Superación del número de personas sordas implantadas cocleares al número de personas
sordas signantes no implantadas.
• Avance de investigaciones biomédicas y tecnologías biónicas para tratar la sordera con
posibilidad de su curación, amparadas políticamente por la futura ley de bienestar y
sanidad.
• Desaparición gradual de identidad lingüística y cultural de la comunidad sorda.

A día de hoy, realmente la comunidad sorda española no tiene un espacio protagonista en un


contexto social predominante por la vía auditiva que hipotéticamente la impide la inclusión plena.
La sociedad desea que estemos integrados o incluidos en su espacio de uso público pero la práctica
es diferente, que una vez estemos dentro de ella, paradójicamente nos ponen las trabas de
comunicación, información o formación.
En realidad, la sociedad crea sus propios mecanismos para mantener la homogeneidad del progreso
humano social donde las personas sordas signantes acaban siendo excluidos de ese progreso.

Finalmente, no quiero ser agorero ni vidente, pero preveo un oscuro futuro a las nuevas
generaciones de la comunidad sorda española, sin embargo, sabemos que la evolución de la
humanidad es como una caja de sorpresas agradables pero desagradables también.

© Gregorio Manzanares Pérez 16


Masa social de la población sorda española

Mi vida profesional y social está inclusivamente en la sociedad mayoritaria de oyentes, y


soy yo el que está eliminando en mi camino cada vez una nueva barrera de comunicación puesta
por parte de la gente que oye, y explicándole sobre mi sordera para que no vuelva a colocarla.
Cuando estoy en la vida privada, me siento como extranjero viviendo en un país invisible, o mejor
dicho, en el sexto continente invisible de la Tierra como dice Juan Carlos (2008) en su artículo,
titulado “La generación X de la comunidad sorda y la lengua de señas argentina”.

© Gregorio Manzanares Pérez 17


Masa social de la población sorda española

Anexo 1: Profecías de Gregorio Manzanares sobre la Comunidad Sorda Española,


publicado en el vlog de Gremape (www.gremape.net) que data del sábado, 4 de febrero de
2017.
Profecías de Gregorio Manzanares sobre la Comunidad Sorda Española

• Año 2020: Punto de inflexión en el movimiento asociativo e inicio del proceso de disolución de
pequeñas asociaciones del movimiento asociativo.
• Año 2025: Número de personas sordas con implantes cocleares superior al número de personas
sordas signantes no implantadas.
• Año 2027: Mejora de la calidad de vida independiente de personas sordas gracias al uso de
nuevos dispositivos tecnológicos.
• Año 2030: Nueva ley que impone el uso de implantes cocleares de última generación
tecnológica para todos los bebés que nazcan sordos y Convocatoria del Gran Congreso
Nacional en Madrid para avivar el espíritu de la Revolución Sorda.
• Año 2035: Fracaso de la Revolución Sorda por la falta de unidad nacional y discrepancias
filosóficas y éticas sobre la sordera e Inicio del proceso de disolución de medianas asociaciones
del movimiento asociativo.
• Año 2037: Inicio del proceso de disolución de federaciones de asociaciones de personas sordas.
• Año 2040: Nueva medicina para curar la sordera a cualquier edad y cualquier tipo de
deficiencia auditiva, gracias al avance de las nuevas tecnologías biomédicas, amparadas
políticamente.
• Año 2045: Disolución de la figura del intérprete-mediador oyente debido a la accesibilidad total
en todos los aspectos de la vida de las personas sordas, con la ayuda de mejores avances
biotecnológicos e ingeniería biomédica.
• Año 2050: Disolución de la CNSE y Continuación de la Resistencia de las grandes asociaciones
del movimiento asociativo.
• Año 2055: Gran Pacto Nacional entre las pocas asociaciones grandes de movimiento asociativo
para crear un punto de intercambios con tendencia cultural e histórica.
• Año 2060: Dominio de Lenguas de Signos Bimodales sobre Lenguas de Signos “Naturales” y
Desaparición absoluta de la Identidad Sorda.
• Año 2065: Disolución de las grandes asociaciones del movimiento asociativo.
• Año 2075: Sufrimiento de la minoría de personas sordas de la Resistencia Sorda
• Año 2090: Muerte del último sordo de la Resistencia Sorda.
• Año 2100: Museo de la antropología sorda.

© Gregorio Manzanares Pérez 18


Masa social de la población sorda española

WEBGRAFÍA.

• Ajallouiyan, M., Amirsalari, S., & Amraei, K. (2016). Comparison of intelligence quotients
of first-and second-generation deaf children with cochlear implants. En: International
Journal of Pediatric Otorhinolaryngology January 2017, vol. 92, Pages 167-170
http://www.ijporlonline.com/article/S0165-5876(16)30343-3/pdf [Consultado 02/06/2017]

• Audífono o Implante Coclear. http://oirpensarhablar.com/audifono-o-implante-coclear/


[Consultado 01/06/2017]

• Base estatal de datos de personas con valoración del grado de discapacidad, elaborada por
el IMERSO.
• http://imserso.es/InterPresent1/groups/imserso/documents/binario/bdepcd_2015.pdf
[Consultado 30/05/2017]

• Communicating across cultures (deaf-hearing) and language learning. Humphries, Tom.


Union institute and University, ProQuest Dissertations Publishing, 1977. DP10817.
http://search.proquest.com/docview/302878949/abstract [Consultado 01/06/2017]

• Confederación Estatal de Personas Sordas. http://www.cnse.es/psordas.php?id_seccion=2


[Consultado 23/05/2017]

• DeLora, Jennifer. "May the best---or the deafest---win?". En: Deaf life, vol. 8 no. 10, April
1996, p.27-29 http://libguides.gallaudet.edu/content.php?pid=351730 [Consultado
01/06/2017]

• Dossier: Intérprete de Lengua de Signos y Guía-intérprete vs. Mediador Comunicativo


http://www.cilsem.org/wp-content/uploads/Documento-FILSE-comparativa-ILS-GI-vs-
Mediador-Comunicativo.pdf [Consultado 31/05/2017]

• Druetta, Juan Carlos. La generación X de la comunidad sorda y la lengua de señas


argentina En: Ethos Educativo. Año 2008, nº 41, enero-abril, p. 139-156.

© Gregorio Manzanares Pérez 19


Masa social de la población sorda española

http://sancristobal.amgr.es/signos/wp-content/uploads/2011/06/generacion-x.pdf
[Consultado 12/08/2017]

• García Gámez, Maria Carmen y Gutiérrez Cáceres, Rafaela. Uso de la lengua de signos
española en la educación del alumnado sordo. En: Revista científica electrónica de
Educación y Comunicación en la Sociedad del Conocimiento Publicación en línea
(Semestral). Época II, Año XII, Número 12, Vol. II, Julio- Diciembre de 2012.
http://www.ugr.es/~sevimeco/revistaeticanet/numero13/Articulos/Formato/129.pdf
[Consultado 22/06/2017]

• Herrero Blanco, Ángel. (2009): Mudo, sordomudo, sordo: viejas pócimas y nuevas
denominaciones. Universidad de Alicante.
http://www.uv.es/perla/1[17]%20HerreroBlanco.pdf [Consultado 03/09/2017]

• Implante coclear: mejor con lengua de signos


http://escuelas.excepcionales.es/2016/10/implante-coclear-mejor-con-lengua-de.html
[Consultado 03/09/2017]

• Informe nº 17 elaborado por el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa


(CNICE-MEC), dependiente del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes
• http://ares.cnice.mec.es/informes/17/contenido/19.htm [Consultado 011/05/2017]

• Interview with Dr. Jaime Wilson about “Crab Theory”.


http://deafinitelymag.com/crabtheory/ [Consultado 01/09/2017]

• Lengua de signos españolas en wikipedia


https://es.wikipedia.org/wiki/Lengua_de_signos_espa%C3%B1ola [Consultado
29/05/2017]

• Ley 27/2007, de 23 de octubre, por la que se reconocen las lenguas de signos españolas y
se regulan los medios de apoyo a la comunicación oral de las personas sordas, con
discapacidad auditiva y sordociegas. https://www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-2007-
18476 [Consultado 07/07/2017]

© Gregorio Manzanares Pérez 20


Masa social de la población sorda española

• Manzanares Pérez, Gregorio. Pautas para bibliotecas españolas al servicio de usuarios/as


con diversidad funcional auditiva signantes. En: Boletín de la Asociación Andaluza de
Bibliotecarios. Año 31, nº 112, julio-diciembre 2016, p. 124-141.
• https://www.aab.es/publicaciones/bolet%C3%ADn-aab/bolet%C3%ADn-112/
[05/05/2017]

• Muñoz-Baell, Irma M.; Ruiz-Cantero, María Teresa; Álvarez-Dardet, Carlos; Ferreiro-


Lago Emilio; y Eva Aroca-Fernández, Eva. Comunidades sordas: ¿pacientes o ciudadanas?.
En: Gac Sanit. Año 2011, vol. 25, nº 1, enero-febrero.
• http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0213-91112011000100012
[Consultado 16/08/2017]

• Permas Lázaro, Elena (coord.) y Ameijeiras Sáiz, Cristina (coord.) “Bibliotecas públicas y
comunidad sorda”. En: Educación y Biblioteca, 2003, nº 138, p.49-127
http://sid.usal.es/idocs/F8/ART6277/DOSSIER_Comunidad_Sorda.pdf [Consultado
15/09/2017]

• Piranhatheorie https://www.facebook.com/Piranhatheorie/ [Consultado 15/09/2017]

• Un oído biónico para la sordera profunda


http://www.elmundo.es/salud/2014/04/24/5357f029268e3e0a058b4580.html [Consultado
07/09/2017]

© Gregorio Manzanares Pérez 21