You are on page 1of 5

Guía de oración de 40 días para entrar en su destino

“Atravesando la puerta del futuro,” por Chuck Pierce

(Extraído de www.gloryofzion.org)

¡Permanezca firme, revise y renueve su visión, decrete su futuro, y establezca su posición!

Día 1: Leer Sal. 149, Sal. 29 e Isa. 49. En estos 40 días, escuche su voz para que su desierto se acabe. Deje
que la alabanza se levante en usted. Pida al Señor que llegue a ser una espada de doble file durante estos 40
días. Tenga la voluntad de ir y adorar en el lugar alto de resistencia.

Día 2: Lea Ezdra 4,8,9. No permita que la resistencia del enemigo le retenga de avanzar en la restauración.
Pida al Señor que le muestre cuando ayunar por 3 días seguidos. Vea la ventana pequeña de avivamiento y
oportunidad que está a la mano durante estos 40 días.

Día 3: Lea Nehemías 4. Encuentre su lugar en la brecha y en la muralla. Los gobiernos están cambiando.
Este es un tiempo de reedificar las naciones. Escuche cuidadosamente a la trompeta de Dios y a la palabra
profética! Revise sus armas de Guerra. Evalúe sus tropas o equipo que está con usted. Siga edificando en el
medio de la confusion.

Día 4: Un día de descanso y de reenfoque para los tiempos que se avecinan.

Día 5: Lea Ester 4, 8-10. Ayune hoy! Deje que Dios escoja el ayuno. Pida al Señor que le haga a usted
comprometerse a encontrar su lugar corporativamente para ayudar mejor al Cuerpo de Cristo, para luchar
contra el enemigo. Encuentre su lugar en una reunion de oración, en su trabajo on en la iglesia. Tenga la
voluntad de entrar con confianza en la sala del Trono del Rey. Pida favor para ganar la Guerra que está por
delante!

Día 6: Lea Jer. 29, especialmente los vrs. 11-14 y Jer. 11,12. El Señor tiene un plan para su prosperidad y
éxito. Pida al Señor que le de a usted la fuerza para “ luchar contra los caballos” y enfrentarse “al rugido del
león,” su adversario. Deje que el rugido de Dios se levante en usted; sea determinado para cruzar el Jordán.

Día 7: Lea Mateo 4 y Luc. 4. Cierre la puerta a las tentaciones de Satanás. Resista al tentador. Hable la
palabra correcta en el tiempo correcto. Declare que su desierto asignado está creando un nuevo poder dentro
de usted para permanecer firme. Usted puede resistir! Lea Mat. 7 (especialmente los vers. 7-12). Pida, toque,
busque, y reciba.

Dia 8: Lea Sal. 37 (especialmente vrs. 1-9, 29-37). Edifique esta revelación en su vida. No se paralice por la
maldad alrededor suyo. Pida el heredar la tierra.

Día 9: Lea Job: 22:19-30. Vea, reciba, y decrete una cosa y observe a Dios establecerlo por usted.
Día 10: Lea 1 Rey. 17-18. Este es un tiempo para que las naciones cambien. Deje que los profetas se
levanten y decreten. Sea como Elías y legisle los cielos. Muévase con Dios de la provision a la provision.
Tenga la voluntad de confrontar la estructura que está resistiendo su proceso de avance. Pida al Señor el
estar receptivo a la palabra del Señor!
Observe por un tiempo para interceder para traer la palabra a un nuevo lugar de manifestación.

Día 11: Lea 1 Rey. 19 y Stgo. 5. Observe su nivel de passion! Somos personas con pasión y emociones como
Elías. Está usted emocionalmente desgastado y cansado? Con qué palabra es con la que está luchando? Ha
establecido su lugar a la puerta de la entrada que el Señor tiene para su futuro? Está siendo confrontado por
un hombre fuerte que hace que usted quiera correr para salvar su vida? Ha salido de su lugar de refugio? Se
siente usted vulnerable? Permanezca quieto y vea la salvación del Señor.

Día 12: Lea Mr. 8:22-26. Clame por una nueva vision y permita al Señor que le dirija sacándole de lo viejo, de
lo que está familiarizado. A veces, lo que nos rodea, con lo que estamos familiarizados, nos ciega. Jesús le
guió al hombre ciego fuera de la ciudad para sanarlo. La primera vez que él le tocó sus ojos, recibió vision
pero no era clara todavía.

Día 13: Lea Mar. 8:22-26. DE NUEVO. Clame por una vision nueva! Note el proceso de vision. No deje que
aumente el cansancio en el proceso o método que Dios esté usando con usted. Permita que Dios le toque de
nuevo! Permita que la claridad entre en su visión.

Día 14: Lea Habacuc 1. Habacuc significa “abrazar.” Usted tiene que dejar ir una cosa para abrazar
apasionadamente otra cosa. Pregunte al Señor las cosas que le han estado impidiendo que son del pasado, y
luego, reciba una unción de atalaya para que usted pueda participar en lo que Dios tiene para usted en el
futuro.

Día 15: Lea Habacuc 2 y 3, especialmente 2:1-4 y 3:1,2,17-19. Escriba su nueva vision y reafínela. Pida a
Dios por un avivamiento en su corazón. Cante el himno maravilloso de fe de los vrs. 17-19. Mire a sus pies y
vea que Dios le está dando pies de gacela para saltar en los lugares altos.

Día 16: Memorice Prov. 29:18 (parafraseado.) “Donde no hay visión, la revelación redentiva de Dios, la
revelación profética, y por las ataduras restringidas, la gente perece. Pero aquel que guarda la ley de Dios, la
cual incluye la del hombre, será feliz, afortunado y envidiable.” Lea también 1 Sam. 3 y Amós 8:11-12.

Día 17: Lea Juan 9: 13-41. No tenga temor a las confrontaciones. A veces, las preguntas y los conflictos
establecen visión y sus relaciones para su futuro.

Día 19: Lea Isa. 30:15-21, Isa. 32, Isa. 33:1-6. Decrete que su espíritu estará quieto y su vision será clara. No
permita que palabras, tumultos o confusión le distraigan. Pida al Señor que le lleve a un lugar de estabilidad!

Día 20: Lea Josué 1. Pida al Señor que le asiente su mente. Cuando meditamos en el plan de Dios para
nuestras vidas estamos asegurando el éxito. Deje que Dios le circuncide su corazón de nuevo. Deje que él
sea severo con cualquiera obra de la carne que le pueda estar impidiendo. Pídale a él que le remueva
cualquier oprobio. Espere nueva provisión para comenzar. Llegará el momento cuando su “maná” pare!

Día 21: Lea Juan 7. Jesús participó en esta gran fiesta. Aquí es cuando nos enseñó acerca de los ríos de
agua viva en lo mas profundo de nuestros ser. Esto significa en realidad, la matriz. Pida al Señor que saque a
la luz lo que él haya concebido en usted.

Día 22: Lea Josué 5:13-15. Aunque Josué había estado con Moisés 40 años, Josué tenía que tener su propia
revelación de quién era Dios antes de que él pudiera avanzar hacia adelante. Entre en una nueva dimensión
de humildad para que Dios le guíe divinamente en su vida.

Día 23: Lea Josué 6 y 7. Todos nosotros tenemos nuestro Jericó. Es ese lugar invincible que tenemos que
afrontar antes de que podamos avanzar en nuestra promesa. No tenga temor de enfrentar lo que parece
invincible para usted.

Día 24: Lea II Rey. 2. Porque Elías estaba dispuesto a seguir hasta el final por eso, pudo VER la provision que
estaba en los cielos. No pare de insistir hasta que usted llegue al final.

Día 25: Lea II Rey. 6: 8-23. Porque Elías vió en los lugares celestials, él pudo orar por su siervo para ver la
provisión celestial cuando el enemigo los tenía sitiados. La provisión está en los cielos para usted. Vea en lo
invisible. Deje que Dios ciegue a sus enemigos.

Día 26: Lea Efe. 1, 2:1-10. 3:10,17-21, 4:1-16, 6:10-20. Vea sus bendiciones espirituales en los lugares
celestiales. Vea quién es usted en Cristo. Reciba gracia por medio de la fe. Pida a Dios que el amor de Dios
sea mas profundo en usted.

Día 27: Lea Sal. 92. Reciba una nueva unción y VEA su deseo sobre su enemigo. Florezca en su nueva
visión.

Día 28: Lea Col. 1-3. Decrete que esos poderes y principados se sometan a la sabiduría que el Señor tiene
desatado durante este tiempo por medio de usted.

Día 29: Lea 1 Sam. 9, 16,17. Reciba la unción de “vidente.” Saúl le dió un regalo a Samuel y supo donde
estaban sus asnas. Declare que usted verá sus pérdidas recobradas. Reconozca que Dios no ve de la manera
que el hombre ve. Esté ungido como David. Una vez que usted vea de la manera que Dios ve y reciba la
unción que él le da a usted, tire entonces a Goliat abajo. Sólo asegúrese de estar vestido de la manera que se
supone que usted tiene que estar vestido antes de ir a la Guerra contra él.

Día 30: Lea 1 Cor. 2. Reciba sabiduría sobrenatural, inaccessible al enemigo. Deje que Dios le muestre cosas
que ojos no hayan visto. Deje que el Espíritu Santo le revele la mente de Dios a usted.

Día 31: Lea Apocalipsis 1. Usted es bendecido al leer el libro de Apocalipsis. Sepa que él es el que revela, el
que descubre y causa que usted vea. Llegue a conocerlo como el Alfa y el Omega. En este tiempo él es
ambos, el principio y el fin de ciertas cosas en su vida.
Día 32: Lea Apocalipsis 2 y 3. Note cómo él ordenó a cada iglesia, cómo señaló las debilidades de cada
iglesia, instruyó a cada iglesia y reiteró las promesas a cada iglesia. Deje que él haga lo mismo por usted.

Día 33: Lea Apocalipsis 4. Una puerta es un lugar para salir como para entrar. Hay algunas cosas que
necesitamos dejar atrás. Haga una lista de puertas que usted necesita cerrar. Vea ciertas puertas en su vida,
ministerio, y futuro que estan en trancisión. Reciba una nueva vision de la sala del trono de los cielos. Deje
que el Señor le diga “sube aquí.” Deje que él le muestre sus puertas abiertas. Deje que él le muestre su futuro.

Día 34: Lea Apocalipsis 5. Declare que el Cordero es digno. Lea este capítulo en voz alta! Alabe al Señor! El
ha invadido la atmósfera de la tierra alrededor de usted! Agradézcale que los cielos ha invadido su dominio
terrenal y que la fragancia de los cielos está apoderando sus situaciones y conflictos.

Día 35: Lea Apocalipsis 12. Declare que el acusador ha sido vencido y usted tiene una puerta abierta para
avanzar en su futuro. Desarrolle una estrategia para asegurar su victoria para los próximos dos años.

Día 36: Lea Genesis 12, 26:1-17. Pida al Señor que le de una revelación del poder de las bendiciones!

Día 37: Lea Genesis 26:18-21. Con bendiciones vienen la provisión y la prosperidad. Si los filisteos hubieran
entendido los principios de las bendiciones, ellos hubieran permitido la escavación de los pozos y se hubieran
beneficiado del agua que hubiera salido de allí. En vez de eso, ellos escogieron parar la escavación de los
pozos y bloquear la bendición. Pida al Señor el que le ayude a mantenerse avanzando en el medio del enfado,
contención y enemistad.

Día 38: Genesis 26:22-33. Si usted sigue avanzando hacia adelante, bendiciendo a aquellos que le hayan
hecho mal, ellos llegarán a ver el favor de Dios en su vida. Llegará el momento cuando sus enemigos le
bendecirán. Decrete que cada palabra que el enemigo ha enviado contra usted se vuelva en bendición.

Día 39: Un Día de Celebración y Alabanza. Hay poder en la alabanza! Lea y haga el Sal. 150. Si usted tiene
autoridad para convocar una reunión corporativa para alabar, hágalo. Si usted puede influenciar a un líder
para tener un día de celebración, por favor, hágalo. Si no, encuentre un instrumento o produzca un sonido de
alabanza.

Día 40: Un día de unción. Únjase usted a usted mismo! Unja su hogar! Unja su oficina! Unja los proyectos en
los que está trabajando! Unja su corazón y cerebro para que ellos funcionen juntos y saquen a relucir las
ideas creativas para su futuro! Unja a su familia! La unción quebranta el yugo (Isa.10:27). Decrete que los
“ladrones” de su pasado sean tomados por la unción que está sobre usted para el futuro. Decrete un retorno y
aumento de 7 veces más en su vida.

Chuck D. Pierce
"Arrebatando su gloria.

Introducción:
"Estamos viviendo tiempos proféticos muy importantes. Sentimos que Dios ha abierto una ventana de
oportunidad para todos nosotros para tener encuentros con él y entrar en nuevas dimensiones de su
presencia. El Espíritu Santo nos está invitando a que entremos a nuevos niveles de intimidad con Dios. Es
como si Dios nos extendiera una invitación especial a cada uno de nosotros diciendo, "aprovecha ahora,
entra, deseo mostrarte más de mi gloria."

1. Busca a Dios intencionalmente para ver más como él es.

Esta invitación del Espíritu Santo es para que dediquemos intencionadamente un tiempo especial para estar
con él e ir más allá de lo que hacemos normalmente en nuestros devocionales. Dios nos está invitando
específicamente para que le busquemos con más intensidad para que descubramos su gloria y tengamos
encuentros sobrenaturales con él, como algunos lo llaman "Encuentros del Trono." Es como si se repitiera lo
que Jesús dijo a sus discípulos, "No salgáis de Jerusalén hasta que seáis revestidos del Poder del lo Alto."
Los discípulos lo hicieron, buscaron a Dios en oración, el Espíritu les visitó, tuvieron un encuentro con Dios y
les bautizó con la dimensión de poder, Hech. 1:8.

Hech 2:2-4. “Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda
la casa donde estaban sentados, y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre
cada uno de ellos. Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el
Espíritu les daba que hablasen.”

La invitación es que si le buscamos, estaremos abriendo camino en lo espiritual para que él se manifieste en
nuestras vidas con experiencias especiales con el Espíritu Santo. El nos está invitando para que entremos en
nuevas dimensiones. Tales experiencias no llegan si tenemos una actitud pasiva por nuestra parte.
Necesitamos tener una actitud de búsqueda y disposición para entrar en su presencia intencionalmente para
que ocurra. Cuando venimos a Dios de esta manera estamos abriendo camino con nuestro anhelo y pasión
para que los cielos se abran y él se descubra a nosotros.

Isa 64:1 “¡Oh, si rompieses los cielos, y descendieras...”


2. Dedica tiempo para crecer en él.

Te animamos a que dediques tiempo especial para buscar la presencia de Dios con el deseo de tener nuevas
experiencias de encuentros sobrenaturales, y él te permita ver su gloria. Este tipo de encuentros nos llevan a
niveles superiores en revelación, gracia, unción y manifestaciones de su gloria en nuestras vidas y ministerios.

El Espíritu Santo nos está invitando a ir más allá de lo normal, más allá de la alabanza por medio de la cual le
exaltamos por quién él es, más allá de la adoración por medio de la cual nos rendimos totalmente a él.
¡Podemos ir aún más allá! Podemos buscar la manifestación de su gloria. El desea que intencionalmente
empujemos en el espíritu aún más, para descubrir nuevas dimensiones en su presencia, donde él se
manifiesta y nos permite ver como él realmente es. Nosotros pensamos que sabemos como Dios es, pero es
en su presencia, en intimidad con él, a solas con él, descubrimos cómo él verdaderamente es. Cuando
tenemos estos encuentros con Dios y él nos permite recibir este tipo de revelación, es cuando llegamos a la
misma conclusión que tuvo Job al final de su libro:

"De oídas te había oído, pero ahora mis ojos te ven." Job. 42:5.

Estoy convencida que cuando entremos en nuevos niveles de su presencia, estas experiencias nos
transformarán y prepararán para entrar en nuevas áreas de nuestro destino.