You are on page 1of 6

ANÁLISIS Y EXPLICACIÓN DE

ASSASSIN’S CREED: ORIGINS


(Hola, hola, amigos. Yo soy Ray Snakeyes y esto es Assassin’s Manía.

Ya terminada la campaña principal del último juego de Assassin’s Creed ha llegado el


momento de explicar las novedades e interrogantes. Porque estamos seguros de que más
de uno tiene dudas respecto a lo que ha visto. Pues bien, para eso estamos aquí.

Este vídeo estará cargado de spoilers, así que recomendamos que lo veas solo si has
terminado con el juego. Dicho esto, vale señalar que nuestro guión se divide en diversas
preguntas que hemos recopilado. ¿Listo? Pues empecemos.)

1. ¿Qué pasó con Khemu, el hijo de Bayek?

Como sabemos la travesía de Bayek y Aya se origina tras la muerte de su hijo en 49 a. e. c. 1 En un


intento por forzar al medjay a abrir la cámara bajo el templo de Amón, la Orden de los Antiguos
amenazó con acabar con el niño si no les daba la respuesta. Sin embargo, de forma accidental
Bayek terminó matando a su propio hijo mientras peleaba con los enmascarados.

Pero, ¿acaso la Orden pensaba matar a Khemu? Es dudoso, aunque sí habrían tenido razones para
matar a Bayek por ciertos sucesos anteriores al juego que ya contaremos en otro vídeo. De todos
modos parece que le dejaron ir luego de lo sucedido en el templo.

La muerte de Khemu afectó sobremanera a Bayek, al punto que su recuerdo le atormentaba


haciéndole creer que su alma solo descansaría en la Duat si acababa con la Orden por completo.

2. ¿Cuáles eran los intereses de César, Septimius y Flavio?

Casi al final del juego somos testigos de la traición de Cleopatra y Julio César para con Bayek y Aya.
Pero, ¿por qué sucedió esto? Aunque el juego no lo señala explícitamente la razón es sencilla:
estrategia política. Cleopatra y César sabían que para sostener sus imperios debían ser capaces de
extender su influencia a los diversos estratos de la sociedad, justamente lo que había logrado la
Orden de los Antiguos. Por ello, les convenía tenerles como aliados en lugar de enemigos.

Y al parecer Flavio y Septimius se dieron cuenta también de la situación. Con Egipto cada vez más
débil, la oportunidad estaba en el imperio naciente, Roma. Pero no todo se basaba en influencia, la
Orden encontró dos artefactos en su búsqueda de poder: un Fruto y un Cetro del Edén,
repartiéndoselos. Flavio se quedó con el orbe y posiblemente quedó deslumbrado por el poder del
mismo ya que durante su enfrentamiento con Bayek afirmaba ser un dios y el dueño de Roma.

1 Significa “antes de la era común”. Es el equivalente de “antes de Cristo”.


Aunque esto entra ya en el terreno de la especulación, Flavio podría haber intentado tomar Roma
para sí mismo confiado en su poder, contradiciendo así a los otros miembros de la Orden.
Por su parte, Septimius era más comprometido. Entregó el Cetro a sus hermanos y decidió influir
en la República desde las sombras manipulando a Julio César. Confiado en que recibiría una
recompensa en el más allá, suponemos que Septimius aplicó la estrategia que se volvería común a
futuro entre los templarios: gobernar de forma desapercibida, adaptándose a la situación.

3. ¿Qué pasa con Cleopatra?

Tras la muerte de Julio César, Cleopatra recibió la visita de Aya, quien le advirtió que correría el
mismo destino si no se convertía en la faraona que Egipto merecía. Según el lore de Assassin’s
Creed Cleopatra murió a manos de Amunet en 30 a. e. c. Y sabemos ahora que Aya es Amunet, por
lo que parece que Cleopatra no hizo mucho caso a la amenaza.

¿Volveremos a ver a Cleopatra? ¿Veremos su muerte? Es posible, ya que el final de Origins, al ser
abierto, da espacio a que la historia continúe.

4. ¿Se rompió el amor entre Bayek y Aya? ¿Qué fue de ellos?

Al final del juego vemos que ambos toman caminos distintos, Bayek quedándose en Egipto y Aya
estableciéndose en Roma. ¿Significa eso que ya no había amor? No necesariamente, pues vemos
que a pesar de la distancia se escribían y tenían un respeto por el otro. Lo que pasó es que, con
una gran responsabilidad a cuestas como era guiar a los Ocultos y defender la libertad, dedicarse a
sus temas personales resultaría casi imposible.
Además, sabemos que terminaron siendo enterrados juntos así que es posible que en algún
momento retomasen su relación, o que al menos la llama del corazón nunca se apagó.

5. ¿Bayek y Aya terminaron satisfechos tras acabar con la Orden de los Antiguos?

Sí y no. En cierta manera sintieron un alivio pues lograron vengar la muerte de Khemu, trayendo así
la paz a su alma en la Duat; pero a la vez descubrieron que no podían conformarse con una simple
venganza personal. La Orden causaba sufrimiento donde iba y el alcance de su poder era incierto.
Como mencionó Bayek, ahora debía encargarse de ser el padre de todos en Egipto, mucho mejor
padre que con Khemu.

6. ¿Quiénes fueron los Ocultos? ¿Son los Asesinos pero con otro nombre?

Esta pregunta exige cierto análisis del lore de la franquicia en general. Sabemos desde hace
muchos juegos que los Asesinos eran muy anteriores a Masyaf, probablemente remontándose a
los tiempos de Adán y Eva.

Sin embargo, ahora, sabemos un poco más acerca de su evolución:


 Adán y Eva se resistieron a la opresión de la Primera Civilización y se rebelaron, dando así
inicio a la Guerra Humano-Isu, trayendo con ello la libertad de la humanidad.
 Darío, el primer portador de una hoja oculta según los registros, acabó con Jerjes I de
Persia en 465 a. e. c., eliminando así a un tirano.

 Iltani, quien envenenó a Alejandro Magno en 323 a. e. c., fue capaz de poner fin a la
ambición del joven conquistador. Tengamos en cuenta que Alejandro tuvo en su poder dos
Fragmentos del Edén: un Cetro y el Tridente –ya hablaremos del Tridente en el vídeo sobre
los Fragmentos-; alguien con semejante poder evidentemente representaría un peligro.
 Wei Yu, quien mató al emperador Qin Shi Huang en 210 a. e. c., acabó con la tiranía
imperante en China.

¿Entienden nuestro planteamiento?


Mucho antes de la aparición de Bayek ya habían existido personas que lucharon por la paz o la
libertad, sin pertenecer abiertamente a alguna organización. A estos individuos, que no fueron
Asesinos en el sentido estricto pero compartieron sus ideales, se les conoce como proto-Asesinos.

El antepasado directo de la Hermandad de los Asesinos son los Ocultos. No solo porque adoptaron
sus rasgos característicos (actuar en las sombras, usar capuchas, amputarse el dedo para usar una
hoja oculta) sino también porque comparten puntos clave como el símbolo.

Pero entonces surge la pregunta, ¿a partir de qué punto se denominaron Asesinos? En la Edad
Media, con Hassan-i Sabbāh, miembro de los Ocultos del Levante que en 1050 estableció un
Estado soberano con su capital Alamut. La idea de mostrarse abiertamente era generar confianza
en el pueblo y los desamparados. El nombre que tomaron fue el de “hashashins” (fumadores de
hachís) que luego derivaría en “Assassins” o “Asesinos”.

7. ¿La Orden de los Antiguos es lo mismo que los templarios?

La respuesta es parecida a la de la pregunta anterior. La Orden de los Antiguos no es exactamente


una rama de la Orden de los Templarios sino que representa su forma anterior, los proto-
templarios. La denominación de templarios como tal surge con los Caballeros Templarios, la figura
pública de la orden durante la Edad Media.

8. ¿Por qué Julio César fue llamado el padre del entendimiento?

Probablemente uno de las revelaciones que menos esperábamos. Mientras combatía contra Aya
en las afueras del Senado, Septimius señaló que César era el padre del entendimiento. ¿El mismo
Padre del Entendimiento al que los templarios han mencionado en sus reuniones a lo largo de la
historia? Teniendo en cuenta que la Orden de los Antiguos es la versión anterior de la Orden de los
Templarios, lo más seguro es que sí.
Pero, pensemos, ¿qué puede significar tal nombre? Como sabemos parece representar los ideales
básicos de los templarios: orden y control. Nuestra teoría es esta: César recibió esta denominación
porque fue capaz de comprender, como estratega y político, que la Orden de los Antiguos era
necesaria para la subsistencia de Roma. De ahí que se alió con Septimius y Flavio.
Sin ser un miembro de la Orden, César compartía los ideales de estos, como demostró cuando
antes de morir le dijo a Aya: “Roma jamás cederá ante ti ni los tuyos”. ¿Entonces qué respondió
Aya? “La libertad no se da, César. Se toma”.

César creía en el orden como único modo para gobernar a las masas, acompañado de un control
que él personificaría como líder de la República romana. César se convirtió así en el padre del
entendimiento.

9. ¿Qué pasó con los artefactos?

Origins introduce en su historia dos Fragmentos del Edén: un Fruto del Edén y un Cetro.

El Fruto, también llamado orbe o reliquia del oráculo, fue encontrado por la Orden de los Antiguos
alrededor del año 49 a. e. c. y pensaron usarlo para acceder a la cámara bajo el templo de Amón.
Al no lograrlo lo mantuvieron en su poder, quedando en manos de Medunamun, el Apis. Bayek se
encargaría de acabar con él haciéndose de ese modo con la esfera. Poco después la entregaría a su
esposa quien a su vez se lo daría a Apolodoro.
Este la mantendría consigo hasta 47 a. e. c., año en que sería asesinado por Flavio en la tumba de
Alejandro Magno. Flavio usaría el artefacto para acceder a la cámara del templo de Amón y luego
lo usó para controlar a los ciudadanos de Cirene y enfrentarse a Bayek. El medjay lo recuperó
aunque prefirió ocultarlo en un cajón en Alejandría para evitar mayores problemas.

William Miles y Layla Hassan, casi al final del juego, se dirigían allí. ¿Será para recuperar el Fruto?
Probablemente. En todo caso, sabemos que este es un Fruto nuevo, distinto de los anteriormente
vistos.

Hay un detalle a señalar. Parece que no cualquiera puede usar el poder de aquel objeto.
Medunamun no podía usar el orbe más que para golpear a sus víctimas. Esto recuerda al Fruto de
Ezio o Desmond, que solo podía ser usado por aquellos con los “genes adecuados”.

Por otro lado está el Cetro de Alejandro Magno. Este es un nuevo Cetro del Edén, distinto de los
vistos en Assassin’s Creed II y Assassin’s Creed: The Fall. Aunque no se sabe mucho de él,
suponemos que tiene las mismas propiedades que cualquier Cetro del Edén, es decir, controlar la
mente de las personas y volver imponente a su portador.
Su paradero es desconocido puesto que Septimius lo entregó a otros miembros de su orden antes
de morir aunque tal vez sepamos de él en futuras entregas.

Al igual que el cetro papal usado por Rodrigo Borgia para acceder a la cripta del Vaticano, este
Cetro puede ser usado en conjunción con un Fruto, aumentando así su poder.

10. Si Aya es Amunet, ¿cómo es que su tumba apareció en AC2 y luego en Origins?

Esta pregunta nos la han hecho más de una vez por privado –mención especial al usuario Aldo
Lechuga-. Y puede que sea un fallo argumental tremendo, aunque a decir verdad tiene explicación:
supuestamente los cuerpos que Ezio encontró en las tumbas de Asesino fueron trasladados por los
Asesinos italianos años atrás. Esto implica que debieron haber momificado los cuerpos para evitar
su deterioro. ¿Qué tan probable es que hayan conocido esa técnica? Poquísimo. Esto nos lleva
creer que los “cuerpos” que estaban en las iglesias no eran sino adornos ceremoniales o cuerpos
de alguien más. Tengamos en cuenta también que se trataba de personajes que vivieron en épocas
distintas.

11. ¿Qué pasa con el presente?

Ya se hacía extrañar esta sección. La protagonista del presente en Origins es Layla Hassan, una
empleada de Industrias Abstergo que busca el reconocimiento que merecía desde hace años. Por
ello decide desviarse de su labor principal en la División de Investigaciones Históricas y enfocarse
en las memorias de Bayek y Aya; sin embargo, la empresa no se toma bien su ausencia de reportes
y envía al Equipo Sigma para poner fin al asunto.
Después de despachar a los soldados, Layla recibe la visita de nada más y nada menos que William
Miles, quien le ofrece una salida como aliada de la hermandad. Hassan acepta y esperan a que un
helicóptero les recoja rumbo a Alejandría.

¿Cuál es el futuro de este personaje? La verdad que hay muchas opciones. Como vemos Layla es
neutral, no pertenece aún a algún bando, pero conoce sobre los Asesinos y los templarios. Es muy
posible que a medida que su historia continúe termine despertando más habilidades mediante el
efecto sangrado y decida enfrentarse a Abstergo por todos los años de trabajo que le robó, así
como por la muerte de su amiga. Con nuevos Fragmentos del Edén presentados y un antiguo
artefacto de gran poder mencionado en una de las paredes de la tumba de Bayek, nos imaginamos
una nueva carrera contrarreloj en busca del objeto.

Por otro lado, seguramente algunos se preguntarán: ¿Y DÓNDE ESTÁ JUNO? Desde el extraño final
de Syndicate y la amenaza de su inminente regreso, es extraño no verla en Origins. ¿La razón?
Entre los sucesos de Syndicate, 2015, y los de Origins, 2017, han ocurrido muuuuuchas cosas.
¿Recuerdan la serie de cómics de Assassin’s Creed: Reflections que subimos tiempo atrás? Pues eso
fue solo la punta del iceberg, se vienen más series que les van a encantar. Nuevos personajes,
nuevos enemigos, nuevas conspiraciones que serán las delicias de los fans de distintas partes del
mundo, desde España hasta Perú. ¿Querían saber que fue de la familia Cormac? Pues ya lo sabrán.
Solo les pedimos paciencia, pues la paciencia es la virtud de todo Vengador.

12. ¿Se ha confirmado la teoría Ubisoft?

Una polémica que revivió gracias a este último juego. El motivo es uno de los archivos de la laptop
de Layla Hassan. Este personaje tiene carpetas de distintos sujetos clave de la saga como Desmond
Miles, Alan Rikkin y… ¿Olivier Garneau? Pues sí, y esa no es la bomba. Uno de los archivos muestra
una imagen de Garneau siendo disparado por un sujeto muy parecido a cierto hácker de otro juego
de Ubisoft: Aiden Pearce. Y como recordarán en una de las misiones del primer Watch Dogs es
posible aniquilar a Olivier Garneau. Entonces, ¿esto confirma que ambos juegos comparten
universo?

Hmmmmmmmm, sabemos que vosotros queréis que sí, pero no es tan fácil. Asumir que AC y WD
pertenecen a un mismo universo implica que Watch Dogs también lo hace. Pero, ¿recuerdan la
misión Robisoft, en la que Marcus se cuela en las instalaciones de Ubisoft San Francisco donde se
observa un afiche promocional de la película de Assassin’s Creed? ¿O recuerdan los espacios donde
se puede ver juegos de Assassin’s Creed en tiendas? Pues bien, esto no cuadra, implica una
tremenda contradicción en un supuesto universo compartido. Una paradoja tan grande que podría
ahora mismo abrir un agujero negro que nos absorberá y llevará a una dimensión paralela donde
no existe Assassin’s Creed. El mismo resultado catastrófico de amarrar un gato a un pan con
mermelada y lanzarlo en caída libre 2.

“Pero Ray, la imagen está ahí, ¡es la prueba definitiva!”, dirán. No exactamente. Dado que debemos
resguardar la coherencia argumental de este cameo de Aiden Pearce nos atrevemos a plantear la
siguiente posibilidad: Assassin’s Creed y Watch Dogs NO COMPARTEN UNIVERSO. Sin embargo,
Aiden Pearce SÍ EXISTE en el universo de Assassin’s Creed. Este Aiden es distinto del de Watch
Dogs, puede que también sea un hácker o un mercenario o un sicario. Este Aiden es el que mató a
Olivier Garneau en 2013. A su vez Blume y el ctOS TAMBIÉN EXISTEN en el universo de Assassin’s
Creed, pues fueron mencionados en Black Flag. Tampoco son los mismos de Watch Dogs.
En resumen, hay dos Aiden, el del universo AC –que sería el que aparece en Origins- y el del
universo WD. Suena enredado, pero es lo más razonable que se nos ocurre a nivel argumental. A
menos que Ubisoft se pronuncie oficialmente al respecto.

(Y eso ha sido todo por hoy, amigos. Esperamos haber


resuelto vuestras dudas. ¿Qué les ha parecido Assassin’s
Creed: Origins? ¿Les gustaría ver de nuevo a Bayek de Siwa?
¿Les alegra el regreso de William Miles? Déjennos saber
vuestra opinión en los comentarios y sigan pendientes al
canal. Nos vemos en la siguiente, ¡CHAO!)

2 Si no captas la referencia, me refiero a este vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=upd4KbX_uLg