You are on page 1of 2

Modelos pedagógicos en la educación

La escuela tradicional aparece como surgimiento de la burguesía y como expresión de


modernidad en el siglo Xvii en Europa. la finalidad de la escuela era la conservación del
orden de cosas, y para ello el profesor debía asumir el poder y la autoridad como transmisor
esencial de conocimientos, también es quién exige la disciplina y la obediencia a sus
alumnos, apropiándose de una imagen impositiva, coercitiva, paternalista y autoritaria.

La escuela tradicional ve al niño como un ser desprovisto de conocimientos y experiencia,


y la finalidad principal en la educación de esta época es formar la razón intelectual y moral.

En este modelo, el método y el contenido en cierta forma se confunden en la imitación y


emulación del buen ejemplo, del ideal propuesto como patrón y cuya encarnación más
próxima se manifiesta en el maestro Flórez (2008 p,3). El objetivo de la educación
tradicional es poner al alumno en contacto con las grandes realizaciones de la humanidad
consiste en establecer ciertas disposiciones del cuerpo y de la mente, de tal manera que se
facilite el camino para encontrarse con los modelos ya establecidos.

En esta pedagogía, se oponen a que los niños aprendan a leer en latín y no en la lengua
materna, postulan una escuela única, la escolarización a cargo del Estado para todos los
niños, no importa el sexo, la condición social o la capacidad. Esta llamada Escuela
Tradicional, significaba Método y Orden. Como timón de barco. Siguiendo este principio,
se destacan algunas características:

1. Magistrocentrismo. El maestro era considerado el centro del saber y la base condición del
éxito de la educación. A él le correspondía la organización del conocimiento. Así mismo
aislar y elaborar la materia que hubiera de ser aprendida, marcar el sendero a seguir y llevar
por él a sus alumnos, pero siempre al frente de los mismos, c. El maestro era el modelo y el
guía, al que se debía imitar y obedecer. La disciplina y el castigo eran fundamentales. Eran
herramientas necesarias para desarrollar las virtudes humanas. El castigo era pieza
fundamental, ya fuera de manera física o verbal.

2. Enciclopedismo. La vida dentro del salón de clases era otra de las funciones del docente.
Existía el llamado manual escolar que era la máxima expresión de sapiencia de orden y
programación; todo lo que el niño tenía que aprender se encontraba en dicho documento.
Nada debía buscarse fuera de él.

3. Verbalismo y Pasividad. El método de enseñanza era el mismo para todos los niños y en
todas las ocasiones. El repaso entendido como la repetición de lo que el maestro acaba de
decir, jugaba un papel preponderante en el método.
En estos enfoques se da gran importancia al conocimiento relacionado con otras disciplinas. En su
modo de transmisión y presentación, el conocimiento que adquiere el estudiante se deriva del
saber y de la experiencia práctica del maestro, quien pone sus facultades y conocimientos al
servicio del alumno. La educación tradicional está enfocada en la enseñanza, no en el aprendizaje.
Ella incorrectamente supone que por cada gramo de enseñanza hay un gramo de aprendizaje en
aquellos a los que se les enseña. La mayor parte de lo que es enseñado en el marco del salón de
clase es olvidado y mucho de lo que se recuerda, o en general, es irrelevante.