You are on page 1of 1

Derecho de Propiedad

Otro aspecto a destacar en la Constitución de 1993, que ha sufrido una


variación con su tratamiento en la Constitución de 1979, es en cuanto la
propiedad. En el artículo 70 se señala lo siguiente: "El derecho de
propiedades inviolable. El Estado lo garantiza. Se ejerce en armonía con el
bien común y dentro de los límites de ley. A nadie puede privarse de su
propiedad sino exclusivamente, por causa de seguridad nacional o
necesidad pública, declarada por ley, y previo pago en efectivo de
indemnización justipreciada que incluya compensación por el eventual
perjuicio. Hay acción ante el Poder Judicial para contestar el valor de la
propiedad que el Estado haya señalado en el procedimiento expropiatorio".

Por lo que se puede apreciar, se establece diversamente que la Constitución


de 1979, al señalar que se ejerce en armonía al bien común y dentro de los
límites de la ley, substituyendo aquella referencia al interés social. Pero la
sobreprotección de la propiedad privada se desprende del celo excesivo
mostrado en cuanto a la expropiación, concibiéndola restrictivamente en
referencia a las causales de la misma, pudiéndose sólo expropiar por causa
de seguridad y necesidad públicas, declarada por ley, suprimiendo la causa
de interés social, establecida en la Carta derogada.

Como comentario del artículo 70° sobre la propiedad, Bernales47 señala: "La
primera parte del artículo bajo comentario dice que el derecho de propiedad
es inviolable. Nadie puede atentar válidamente contra ella, salvo el caso de
expropiación que analizaremos más adelante. Según este principio, el
Estado debe proteger la propiedad. Hay que recordar que conforme al inc.
16 del artículo 2° de la Constitución, la propiedad es uno de los derechos
fundamentales de la persona".

Bernales, asimismo, plantea que la expropiación en la Constitución ha sido


establecida en términos muy restrictivos, con lo que coincidimos
plenamente. Así, señala: "En general, las disposiciones dictadas son duras y
restrictivas en relación a la expropiación. Debe anotarse, como dato para el
análisis, que el gobierno que dio la Constitución de 1993 no era partidario
de la expropiación y puso exigencias significativas para incorporarla al
nuevo texto constitucional. Más allá de ellas lo que debe primar es el
criterio de la razonable protección de la propiedad".