You are on page 1of 1

2 DE AGOSTO DE 1810 MASACRE DE LOS

PATRIOTAS

El 2 de agosto de 1810 a las 13:30, con el repique de las campanas se inició la


arremitida, aprovechando el almuerzo de los soldados. Tras la señal, los quiteños
irrumpieron en el cuartel y lograron liberar a varios patriotas. Los soldados realistas
reaccionaron, y el ejército granadino de un cañonazo tumbó la pared que dividía los
patios para apoyar al ejército limeño.

Entonces, sobrevino la matanza tristemente recordada del 2 de agosto de 1810, uno a


uno y a sangre fría, los próceres fueron asesinados en sus celdas. El coronel Juan
Salinas, el doctor Manuel Rodríguez de Quiroga, el presbítero José Luis Río Frío,
Mariano Villalobos, el doctor Juan Pablo Arenas auditor de guerra, don Antonio Olea
escribano, el doctor Juan de Dios Morales y el capitán José Vinueza, entre otros, fueron
masacrados.

Mientras se terminaba con la vida de casi todos los líderes de la insurrección de 1809,
algunos lograron perforar una pared de las mazmorras, para alcanzar un colector de
agua de la quebrada Sanguña, consiguiendo escapar y salvar sus vidas.

La violencia se generalizó en la ciudad, y los cadáveres de soldados y civiles quedaron


en las calles, plazas y quebradas. En resumen sumaron alrededor de trescientas
víctimas entre los dos bandos.
Este hecho conmovió a Simón Bolívar quien declaró guerra a muerte a España como
respuesta a los crímenes del gobierno.