You are on page 1of 2

Víctor Adrián Álvarez Coronado 120150377

11/04/2018
La categoría de cultura

Cultura y formación social; la relación tricategorial básica.

La primera parte se centra en exponer los conceptos teóricos que dan forma a las
consideraciones sobre la categoría de cultura como lo son ser social, psicología
social y conciencia habitual, conducta social los cuales son importantes acotar y
explicar, indica el autor, hay un posicionamiento teórico bien definido en el marco
del materialismo histórico.
La categoría de la cultura es entendida como el conjunto de formas singulares que
presentan los fenómenos correspondientes en un estado fenoménico, donde en lo
fenoménico lo esencial va unido a lo inesencial, de esta manera lo fenoménico no
siempre es cultural en este sentido se debe distinguir lo inesencial en la
funcionalidad de lo inherentemente esencial en la funcionalidad y que aunque
puedan ser elementos fenoménicos no siempre responderán a formas culturales si
no que pueden responder a aspectos prácticos necesarios en la función de algo.
Se efectúa un análisis de relaciones categoriales básicas para entender la
categoría de cultura.
Relación: forma y contenido
La categoría de cultura tiene una configuración tricategorial
Se discrimina las facetas del fenómeno social para definir las consideradas como
formas culturales como se ejemplifica más adelante en la distinción de formas
fundamentales y fenoménicas, y entre universal y singular.
Se trata de formas fenoménicas que son diferentes a las formas fundamentales,
que son universales y se encuentran a nivel de la esencia de la sociedad.
Las formas fundamentales como la que adquiere la contradicción entre el
desarrollo de las fuerzas productivas y las relaciones de producción al tener
carácter universal no pueden considerarse como formas culturales ya que estas
(formas culturales), a además de ser fenoménicas, se distinguen por su
singularidad.
Así mismo, señala el autor, no basta con distinguir a las formas culturales como
singulares, ya que esta distinción también la adquieren las relaciones
fundamentales que caracterizan el modo de producción.
Por lo tanto, las formas culturas hay que entenderlas como formas fenoménicas
singulares, el concepto de conducta social ejemplifica esta premisa, como dice el
autor, todas las formas concretas de expresión de la conducta social, presentan
una singularidad específica en cada grupo humano, se manifiestan bajo la forma
cultural.
Víctor Adrián Álvarez Coronado 120150377
11/04/2018

Siguiendo estas afirmaciones podemos identificar las formas culturales en el


quehacer humano, usando un ejemplo presente en el texto, comer como parte de
una necesidad primaria del humano es universal y fundamental sin embargo las
normas con las que se ingiere el alimento son singulares y fenoménicas por tanto
no es en sí comer una forma cultural si no las normas o etatutos singulares y
fenoménicos con los que se efectúa la acción de comer, eso sería la parte cultural
de comer.