You are on page 1of 5

FENÓMENOS POBLACIONALES

LA INFLUENCIA ESTIMULANTE DEL URBANISMO.

El cambio cada vez se puede medir mejor (herramientas estadísticas y


demográficas, sistemas de información geográfica y simulaciones
informáticas).
La información realmente valiosa se obtiene al correlacionar toda esta
información, y ser capaz de hacer proyecciones enteradas.

Una de las tendencias naturales que se aprecia como constante es el continuo


crecimiento de las ciudades industriales y comerciales en búsqueda de
mercados. Esta tendencia es naturalmente contagiosa al crecer el número de
productos comercializables.
Estos cambios también tienen un efecto sobre los aspectos poblacionales, y
por consiguiente, sobre un amplio espectro de fenómenos económicos y
sociales.

LA INDUSTRIA EN LA CIUDAD.

Inicialmente, la industria trabajaba a prueba y error. En algunas ciudades de


manejaba un esquema casi rural, mientras que en otras se sufrieron profundas
transformaciones urbanas. Los estándares de vida empezaron a subir y se
mejoraron las condiciones de vida, pero la demografía no presentaba una
tendencia uniforme.

En Norteamérica la situación era muy diferente a Europa. Las industrias


competían por los trabajadores, lo que también afectó a las ciudades
(hacinamiento, tasas de nacimiento y barrios bajos).
Sin embargo, estos cambios tenían efectos limitados geográficamente, lo que
no sucede en nuestra economía actual.
Aunque las tasas de crecimiento eran variables, lo que es indudable es que
rebasaban la capacidad de las ciudades de absorber dicho crecimiento.

MIGRACIÓN.

Es un fenómeno constante derivado de la urbanización de manera directa y de


fenómenos sociales más complejos de manera indirecta (persecuciones
políticas y raciales, oportunidades de progreso, y últimamente, calidad de
vida).

En casos donde amplias poblaciones fueron movilizadas, el resultado fue la


creación de barrios especiales con lengua, tradiciones y hasta comida
diferente al resto de la ciudad.

Este fenómeno ocurre tanto en países en desarrollo como los ya desarrollados


y en ambos sentidos, y en todos los casos provoca problemas sociales y
políticos que se intentan resolver por medio de legislación anti-discriminatoria.

Otro problema indirecto ocasionado por la migración es el desequilibrio de la


población en edades o género (Caso de China, o la India).
TASAS DE NACIMIENTOS.

Las tasas de nacimiento urbanas son naturalmente más bajas que las rurales,
lo que también impacta la tasa nacional de países según su porcentaje de
población rural.
Estos indicadores también se han visto afectados por la penetración de los
medios de comunicación, que han acabado con el estilo de vida rural. La
diferencia en las tasas es menor en países en donde la tecnología se ha
extendido mejor sobre el territorio.
La tasa de natalidad tiene relación también con aspectos sociales y con su
relación con el estado civil y la educación en cada país y clase social.

TASAS DE MORTALIDAD.

La población se pierde si emigra o muere, lo cual parece muy simple hasta que
se considera la estratificación de la población involucrada en cada fenómeno.
Esta tasa tiene también un efecto sociológico, ya que no es igual una asimetría
por géneros que una asimetría por edades.
Por otro lado, las diferencias entre áreas rurales y urbanas son difíciles de
cuantificar.
Otros fenómenos interesantes son el de las “jorobas” poblacionales (“baby
boom”) y las actitudes de “reemplazo”, que consideran necesarias las
tragedias que afectan esta tasa (por países y clase social).
La tasa de mortalidad infantil también está involucrada con otros datos, como
los niveles de educación, pobreza y hasta las estadísticas por profesión.
Un tema especialmente interesante es la correlación de estos datos con las
diferentes zonas urbanas (cancerígenos) y profesiones actuales.

EXPECTATIVAS DE VIDA.

Este factor, que se manifiesta a nivel global, viene acompañado de otros, como
el aumento en la calidad de vida y el incremento en el tiempo de ocio.

La constitución de la población también tiene una relación directa con este


factor. Se asume que un país con población mayormente joven es más
productivo, y que lo contrario es un problema demográfico y hasta económico.

Los impactos de este factor también se manifiestan en la demanda de vivienda


y en el tipo de instituciones educativas, de salud y de servicios que la población
demanda.

PREOCUPACIONES SOBRE LAS TENDENCIAS DE LA POBLACIÓN.

La gravedad de los movimientos poblacionales mucho tiene que ver con el


tamaño del asentamiento que recibe a estas personas. Cabe discutir si la
homogeneidad es un elemento a proteger en estos casos o si la
heterogeneidad realmente produce dinamismo en la comunidad.

Un factor a considerar es el impacto sobre la fuerza laboral. Un grupo nacional


o racial que se establece en una zona o se dedica a una actividad puede con
justa razón causar alarma, pero hay tendencias a más largo plazo que
requieren un análisis cuidadoso.
A veces el asunto pretende ser económico cuando es opresivamente racial, y
allí entra en juego nuevamente la tasa de natalidad (crecimiento de las
minorías y extinción de la población original).

PLANEACIÓN Y CONTROL DE LA POBLACIÓN.

Cada país tiene su manera de afrontar los fenómenos poblacionales expuestos,


bajo el supuesto de que provocan tendencias contrarias a la planeación
nacional.

Algunos países limitan los nacimientos, con los resultados naturales.


Otros enfrentan la migración con medidas cuestionables en términos de
justicia.
En general, es natural que los movimientos poblacionales sigan tendencias
económicas, y que afecten aspectos laborales. Sin embargo, el efecto más
natural es la percepción de un daño social.

Algunos grupos pueden lograr que estas percepciones se superen al presionar


a sus gobiernos a aprovechar las tendencias naturales, pero el mayor
problema es la falta de planeación que permitiría integrar estos fenómenos
dentro de los escenarios buscados.
Probablemente la solución tiene que ver con la agrupación de las personas en
el territorio, de manera que se generen números crecientes y se logre:

 Un incremento en la escala de la producción lo que estimularía mejores


técnicas.
 Flexibilizar el esquema económico, eliminando desperdicios
productivos.
 Aumentar la influencia internacional de la nación, reforzando una
posición económica.