You are on page 1of 2

Problemas de la inmigración actual en Chile.

El aumento de la población migrante en Chile ha hecho plantearse nuevos


desafíos tanto En lo político como en lo social . A su vez, es posible visualizar que
los estudios realizados En la materia no siempre proporcionan la información
pertinente para realizar las coordinaciones Necesarias entre servicios públicos ,
sociedad civil y la población migrante , siendo esta ultima la que en muchas
ocasiones ven vulnerados sus derechos por desconocimiento de la normativa
actual .

Por lo tanto en este ensayo tocaremos el tema de los conflictos que se generan
por el aumento de la llegada de inmigrantes a nuestro país, y cuales han sido las
normas que se implementan con respecto a este tema , ya que afecta tanto
políticamente como socialmente.

Con el nuevo proceso migratorio, los/as chilenos/as han tenido que interactuar con
nuevas realidades. El desconocimiento y los prejuicios arraigados en parte de la
sociedad y sus instituciones han generado, en ciertas ocasiones, reacciones
violentas. Existe una parte de la población nacional que ha tenido actitudes
racistas y xenófobas, lo que derechamente constituye una discriminación hacia las
personas inmigrantes.

Aunque pocas sean las encuestas que abarcan este tema, todas han revelado que
la discriminación hacia los/as inmigrantes es un problema relevante en el país.
Además, la discriminación de la cual son víctimas es diferenciada respecto a su
origen. Así, según la encuesta Gemines-U, “un 70% de las personas chilenas mira
principalmente en menos a los/as inmigrantes latinoamericanos/as”, (Gemines-U
Finis Terrae, 2012). La Encuesta Nacional de Derechos Humanos de 2013 (del
Instituto Nacional de Derechos Humanos) indica que el 42,5% de las personas
encuestadas identificaron a los/as inmigrantes latinoamericanos/as como un grupo
al cual no se le respetan sus derechos humanos, mientras que sólo el 4,2%
considera que los/as inmigrantes europeos/as o norteamericanos/as son víctimas
de tales violaciones.

El aumento de los casos de discriminación de todo tipo en el país ha vuelto


urgente la necesidad de legislar para prevenir y sancionar estos delitos. Es así
como la Ley n°20.609, más conocida como Ley Zamudio, fue promulgada en el
año 2012. Esta ley se conoce como un instrumento de no discriminación por
orientación sexual, pero resulta ser también una herramienta contra la
discriminación racial. La definición que establece en su artículo 2 abarca bastantes
dimensiones, entendiendo por “discriminación arbitraria” toda distinción que
carezca de justificación razonable, ya sea por agentes del Estado o particulares,
fundándose en motivos como la raza, la etnia, la nacionalidad, el género y la
orientación sexual”. Sin embargo la Ley Zamudio es una herramienta limitada, ya
que obliga al Estado a sancionar los casos de discriminación pero no es específica
en cuanto a las medidas para prevenirlos. Por lo tanto, más allá de defender los
derechos de las víctimas de discriminación en situaciones puntuales, es
imprescindible que el Estado chileno se haga cargo de este problema en general,
y aborde la discriminación contra las personas migrantes en particular; todo esto
como un problema social en términos globales. El proyecto gubernamental para
crear una Nueva Ley de Migraciones, que debiese ser presentado en el Congreso
Nacional durante el segundo semestre del año 2015 (según Rodrigo Sandoval,
jefe nacional del DEM, en el Encuentro Consultivo Final del proceso para una
Nueva Ley de Migraciones en Chile, en la CEPAL, el 9/01/2015), debe tomar en
cuenta esta dimensión.

Mediante esta nueva ley se espera que el Estado chileno cumpla con sus
compromisos internacionales en materia de no discriminación y que, al mismo
tiempo, ratifique nuevas herramientas pertinentes, como la Convención
interamericana contra toda forma de discriminación e intolerancia (OEA, 2013).

Otro de los problemas que se presenta por la llegada de inmigrantes son las
intenciones que estos destinan por su llegada a nuestro país ya que parte de estos
ingresan sustancias ilícitas por el pase fronterizo sin ningún tipo de investigación
profunda y fiscalización restrictiva. O también muchas veces se evade este
procedimiento ingresando por lugares no habilitados (ilegales).

En fin la discriminación es algo que debe ser erradicado tanto a nivel social como
institucional. No olvidemos que por cada persona que ingresa a Chile, dos
personas chilenas han emigrado, esperando ser recibidas, respetadas y no
discriminadas. Hoy, en el contexto del Día Internacional de la Eliminación de la
Discriminación Racial que se celebra el 21 de marzo, nos gustaría mencionar que
en la construcción de un país democrático, desarrollado e inclusivo, la erradicación
de la discriminación hacia los/as migrantes nos concierne a todos y todas.
También se debe tener un cierto control más profundo en el control de los pasos
fronterizos por el motivo del ingreso de inmigrantes ilegales que pueden ingresar
al país no ciertamente con buenas intenciones y así controlar bien la cantidad de
inmigrantes y mantener una situación estable en lo es la llegada de gente a
nuestro país .