You are on page 1of 1

ACCIONES DIRIGIDAS AL SANEAMIENTO RURAL

El Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento a través del Programa Nacional de Saneamiento


Rural (PNSR), viene implementado un conjunto de políticas orientadas a fortalecer la organización y
capacitación de los actores involucrados en asegurar la sostenibilidad de los proyectos de agua y
saneamiento en las zonas rurales.
Una herramienta para ello es el Plan de Incentivos a la Mejora de la Gestión y Modernización Municipal,
instrumento del Presupuesto por Resultados, orientado a promover las condiciones que contribuyan con el
crecimiento y desarrollo sostenible de la economía local, incentivando a las municipalidades a la mejora
continua y sostenible de la gestión local.
El Plan de Incentivos es implementado por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y cuenta desde este
año con metas del Sector Vivienda.

Lineamientos de Política en Agua y Saneamiento Rural


Mediante la Resolución Ministerial 031-2013, el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento aprobó
el Plan de Mediano Plazo 2012-2016 del PNSR. Este Plan incluye los Lineamientos de Política en Agua y
Saneamiento Rural, que recogen experiencias y lecciones aprendidas vividas en la última década en el país
y se organizan en los siguientes ámbitos temáticos para dar solución a la problemática antes descrita:

 Cobertura y calidad del servicio.


 Sostenibilidad en la provisión de servicios de calidad.
 Gestión del servicio por parte de los operadores.
 Marco normativo.
 Fortalecimiento institucional.
 Articulación intergubernamental, intersectorial e interinstitucional.
 Sistema de gestión.
 Comunicación para el cambio social y de comportamiento.
La estrategia
El PNSR viene implementado las siguientes estrategias que le permitirán lograr sus objetivos:
Atención integral en agua y saneamiento rural
La provisión de un servicio integral de agua y saneamiento para el PNSR implica:
La construcción, mantenimiento y mejoramiento de la infraestructura para que la población rural pueda
contar con instalaciones sanitarias intradomiciliarias y un baño digno, el cual incorpora un lavadero, un
inodoro y una ducha. De esta manera, accederán a agua potable o segura y a saneamiento básico de calidad
y sostenible.
El fortalecimiento de capacidades de los gobiernos locales y los prestadores de los servicios de agua y
saneamiento, para asegurar su eficiente operación y mantenimiento.
Comunicación y educación sanitaria antes, durante y después de cada intervención para que las familias
puedan desarrollar prácticas saludables y de higiene y así mejorar sus condiciones de salud y de vida.