You are on page 1of 8

4.1.

Mercado de servicios

Están constituidos por aquellos mercados en los que los compradores individuales
o familiares adquieren bienes intangibles para su satisfacción presente o futura,
ejemplo: los servicios, la lavandería, enseñanza, sanidad, etc.

4.2. Tipos de empresas

Servicios Profesionales
Este régimen es denominado como “Actividades empresariales y Profesionales”, y
como su nombrelo indica, está diseñado para regir a dos tipos de actividades, las
Empresariales y las Profesionales, dentro del cual nos abocamos a los Servicios
profesionales.
Las personas físicas que se dedican a prestar servicios profesionales de manera
independiente, están obligadas a tributar en este régimen, puesto que así lo
estipula el art. 120 de LISR.
El concepto de pago que reciben estas personasde sus clientes se le denominan
“honorarios”, para lo cual deben expedir un comprobante fiscal (recibo de
honorarios), por cada ingreso percibido
El SAT considera las siguientes actividades, como Servicios Profesionales:
-Arquitectos, Abogados, Médicos y dentistas, Informáticos, Profesores, Ingenieros,
Administradores, Deportistas, Terapeutas y enfermeras, Actores, Músicos,
Cantantes,Psicólogos, Pintores, Escritores, Artistas, Diseñadores, Otros servicios
independientes
Seguros
Estos servicios van desde la definición de la estrategia de negocio y del ciclo de
vida integral del producto, incluyendo el diseño e implantación de talleres de
productos multirramo parametrizables, hasta la gestión de siniestros, la cobertura
integral del proceso de suscripción multirramo y la gestión tanto dela cartera de
clientes como de los profesionales colaboradores.
Transporte
El transporte público es el término aplicado al transporte colectivo de pasajeros. A
diferencia del transporte, los viajeros de transporte público tienen que adaptarse a
los horarios y a las rutas que ofrezca el operador. Usualmente los viajeros
comparten el medio de transporte y que está disponible para el público engeneral.
Incluye diversos medios como autobuses, trolebuses, tranvías, trenes, ferrocarriles
suburbanos o ferrys. En el transporte interregional también coexiste el transporte
aéreo y el tren de alta velocidad.
Comunicación
Servicios y programas destinados a transmitir información por medio de diversos
métodos, tales como el teléfono, el fax, el correo terrestre y aéreo, el correo
electrónico yotros sistemas informáticos (servicios de telefonía, servicios de
teletipos, servicios de teletexto, proveedores de acceso a Internet), incluyendo a
aquellas personas que proporcionan estos servicios. Este término o expresión de
la Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y de la Salud
Servicios Bancarios y Financieros
Corresponde a una actividad comercial, prestadora deservicios de intermediación
relacionados al ámbito de la generación de valor a través del dinero.
Desde el punto tributario, son actividades que están clasificadas en el comercio.
Tributan en la 1ª Categoría, sobre la base de rentas efectivas.
Las actividades que incluye este sector de son principalmente:
1. Bancos e instituciones financieras: Bancos internacionales y extranjeros,
representaciones.
2. Oferta y contratación de seguros: Empresas de seguros generales, de vida, de
crédito, corredores.
3. Administradoras de fondos: Generales, de pensiones, mutuos, para la vivienda,
de inversión.
4. Mercado de valores: Bolsas de comercio y de valores, corredores.
5. Otros servicios financieros: Factoraje, arrendamiento financiero, casas de
cambio.
Servicios turísticos
El servicio Turístico es el conjunto de actividades perfectamente diferenciadas
entre sí, pero íntimamente relacionadas, que funcionan en forma armónica y
coordinada con el objeto de responder a las exigencias de servicios planteadas
por la composición socio-económica de una determinada corriente turística.
Este va de la mano con el conjunto de interacciones humanas, como transportes,
hospedaje,...

4.3 Características de los servicios

Si bien, la mercadotecnia de servicios (lucrativos o no lucrativos) es similar a la


de bienes en lo relacionado a los primeros cuatro pasos del proceso de
mercadotecnia (1. análisis de las oportunidades de mercadotecnia, 2. realización
de investigaciones de mercados, 3. fijación de objetivos y metas de mercadotecnia
y 4. selección de las estrategias de mercadotecnia: segmentación, diferenciación y
posicionamiento); cabe advertir, que en el momento de diseñar la mezcla de
mercadotecnia (que se realiza en un quinto paso o diseño de las tácticas de
mercadotecnia), el mercadólogo debe tomar en cuenta
algunas características fundamentales que diferencian a los servicios de los
bienes y que influyen significativamente en las decisiones de mercadotecnia que
debe tomar.

Por ello, resulta imprescindible que los mercadólogos conozcan cuáles son
las características que diferencian a los servicios de los bienes y en qué consiste
cada uno de ellos, con la finalidad de que esté mejor capacitado para diseñar una
mezcla de mercadotecnia idónea para servicios.
4.3.1 Intangibilidad

Esta característica se refiere a que los servicios no se pueden ver, degustar, tocar,
escuchar u oler antes de comprarse, por tanto, tampoco pueden ser almacenados,
ni colocados en el escaparate de una tienda para ser adquiridos y llevados por el
comprador (como sucede con los bienes o productos físicos). Por ello, esta
característica de los servicios es la que genera mayor incertidumbre en los
compradores porque no pueden determinar con anticipación y exactitud el grado
de satisfacción que tendrán luego de rentar o adquirir un determinado servicio. Por
ese motivo, según Philip Kotler, a fin de reducir su incertidumbre, los compradores
buscan incidir en la calidad del servicio. Hacen inferencias acerca de la calidad,
con base en el lugar, el personal, el equipo, el material de comunicación, los
símbolos y el servicio que ven. Por tanto, la tarea del proveedor de servicios es
"administrar los indicios", "hacer tangible lo intangible"
4.3.3 Heterogeneidad
significa que los servicios tienden a estar menos estandarizados o uniformados que
los bienes. Es decir, que cada servicio depende de quién los presta, cuando y
donde, debido al factor humano; el cual, participa en la producción y entrega. Por
ejemplo, cada servicio que presta un peluquero puede variar incluso en un mismo
día porque su desempeño depende de ciertos factores, como su salud física, estado
de ánimo, el grado de simpatía que tenga hacia el cliente o el grado de cansancio
que sienta a determinadas horas del día.
Por estos motivos, para el comprador, esta condición significa que es difícil
pronosticar la calidad antes del consumo [3]. Para superar esta situación, los
proveedores de servicios pueden estandarizar los procesos de sus servicios y
capacitarse o capacitar continuamente a su personal en todo aquello que les permita
producir servicios estandarizados de tal manera, que puedan brindar mayor
uniformidad, y, en consecuencia, generar mayor confiabilidad.

4.3.4 Especialidad
Los servicios (intangibles) difieren de los bienes (físicos) no solamente en su
naturaleza propia.
Primero y más obvio, es su inmaterialidad. No se pueden apreciar por los sentidos.
Son intocables, no degustables. No se pueden manipular, acomodar, embellecer,
maquillar. Son de la forma en que son percibidos por el cliente – consumidor. Es
muy difícil hacer una evaluación objetiva de su “calidad”.
Segundo: Producción y consumo son inseparables. El consumo del servicio es
simultáneo a la venta de este, haciendo inútil introducir enmiendas para corregir las
fallas. El servicio se produce y se consume en el acto.
En la venta de servicios no hay lugar a segundas oportunidades. Si se erró en el
momento de la prestación del servicio, el “producto” se arruinó.
Cuando se erra en su venta, el “frescor” del producto se pierde; pudiendo llegar al
extremo de comprometer la fidelidad o predilección futura del cliente.
Esto no quiere decir que el productor-vendedor no pueda (y debe hacerlo) adoptar
posteriores acciones reparadoras; pero éstas no dejarán de ser paliativas, surtiendo
más bien un efecto de excusa, de reconocimiento y pedido de disculpas, que de
recuperación de la transacción.
Tercero: No es posible acumular stocks (inventarios). La demanda casi nunca está
equilibrada con la oferta, obligando al productor a sobredimensionar su capacidad
de producción inmediata, para hacer frente a las fluctuaciones en los volúmenes de
requerimiento, que son altamente variables (otra característica propia de los
servicios).
En el marketing de servicios, como sostiene entusiastamente Richard Dow, las 4 P
se reducen a: PERSONAS, PERSONAS, PERSONAS y PERSONAS
4.3.5 Altamente perecederos
O imperdurabilidad. Se refiere a que los servicios no se pueden conservar,
almacenar o guardar en inventario Por ejemplo, los minutos u horas en las que un
dentista no tiene pacientes, no se puede almacenar para emplearlos en otro
momento, sencillamente se pierden para siempre. Por tanto, la imperdurabilidad no
es un problema cuando la demanda de un servicio es constante, pero si la demanda
es fluctuante puede causar problemas
Por ese motivo, el carácter perecedero de los servicios y la dificultad resultante de
equilibrar la oferta con la fluctuante demanda plantea retos de promoción,
planeación de productos, programación y asignación de precios a los ejecutivos de
servicios.
4.3.6 Demanda fluctuante.
La demanda en el sector industrial que se levanta y cae bruscamente en respuesta
a las cambiantes condiciones económicas y los patrones de gasto de los
consumidores.
4.4 Proceso de venta en el mercado de servicios
El proceso de ventas es por tanto el conjunto de actividades y/o etapas que deben
realizarse para la consecución de una venta. Y el procedimiento de ventas será la
forma en que realizaremos cada una de las etapas del proceso de ventas.
La comprensión clara de la diferencia entre proceso y procedimiento de ventas nos
sirve como punto de partida para explicar las 6 etapas de la venta profesional.
Los mejores vendedores profesionales acometen una y otra vez la venta como un
proceso de 6 etapas. Estas 6 etapas de venta son a su vez realizadas combinando
diferentes herramientas, las cuales dan lugar a ser consideradas etapas cuando no
lo son, en realidad son procedimientos. Lo entenderemos más fácilmente y de forma
más clara enumerando las 6 etapas de la venta, y los diferentes procedimientos
para a cometerlas.
El proceso de ventas profesional podemos dividirlo en la siguiente 6 etapas de
venta:
1. Prospección
La labor de prospección consiste en la identificación y localización sistemática de
clientes potenciales, ya sean actuales o futuros. Sin Prospección no hay Ventas: lo
primero es lo primero
2. Concertación
La concertación de una cita o entrevista con el cliente es el punto de partida de la
venta, por lo que no puede dejarse a la improvisación. Concertación de Entrevistas:
si no llamas no vendes.
3. Detección de necesidades (1ªEntrevista)
Una vez que nos hemos presentado y tenemos la atención e interés de nuestro
prospecto, indagaremos sobre las necesidades de nuestro prospecto, realizando
principalmente preguntas abiertas, y escuchando atentamente sus respuestas
Haremos tan solo las preguntas necesarias y de la forma correcta que nos permitan
descubrir las necesidades específicas que nuestro producto pueda satisfacer.
Cuanto más hable nuestros prospecto o futuro cliente más información tendremos
para en la siguiente etapa de la venta (Desarrollo de la solución), poder preparar
una solución a sus necesidades atractiva y completa. ¿Quieres Vender más? No
hables, escucha
4. Desarrollo de solución
Es el momento de preparar nuestra propuesta de solución a sus necesidades. Si
hemos realizado las correctas y necesarias preguntas de indagación, y hemos
escuchado atentamente a nuestro cliente, tendremos la suficiente información, para
realizar el “traje a medida” que nuestro futuro cliente necesita. Una propuesta de
solución siempre debe ser como su nombre indica, una solución, no un simple
argumentario de características de nuestro producto, sino la exposición de como los
beneficios y ventajas de nuestro producto darán solución a sus problemas y
necesidades.
5. Entrevista de cierre (2ª Entrevista)
6. Seguimiento
Etapa de Prospección. Una vez que tenemos nuestra lista de prospectos calificados,
es importante alimentarla de la mayor cantidad de información posible acerca de
cada uno de nuestros prospectos.
Etapa de Concertación. El único objetivo de la concertación es concertar una cita
con nuestro prospecto y nada más. No intentes vender tu producto o servicio por
teléfono.
Recuerda: el único objetivo de la etapa de concertación es conseguir la cita, no
vender nuestro producto por teléfono. Tanto si contactamos telefónicamente como
por escrito (carta, correo electrónico, fax, etc.) debemos dar solamente la
información necesaria para que el prospecto se interese por conocer más de
nosotros y nuestros productos o servicios, pero no tanta como para que pueda tomar
una decisión de compra en ese momento. El prospecto tras los primeros segundos
debe pensar que vale la pena tener una reunión con nosotros, ese es nuestro
objetivo: concertar una entrevista de venta.
Etapa de Detección de necesidades: detección de necesidades en el proceso de
ventas Si hemos desarrollado correctamente las 2 primeras etapas, posiblemente
nos encontraremos sentados ante nuestro prospecto. En este momento son 3 las
tareas que debemos realizar:
Ganarnos su atención e interés. Debemos tener preparado un “Pech” de
presentación breve mediante el cual nos presentemos a nosotros mismos y nuestra
empresa. Esta presentación debe ganar la atención e interés de nuestro cliente,
hacia nosotros y nuestra compañía.
Descubrir sus necesidades (¿si quieres saber más sobre las preguntas efectivas y
la escucha activa, no te pierdas nuestro articulo Quieres vender más? No hables,
escucha).
Agradecer su tiempo. Una forma de generar confianza hacia nosotros en nuestro
cliente, recordarle nuestros principales mensajes, y recordar nuestra próxima visita,
es mediante el envío de una carta agradeciendo el tiempo que nos ha brindado,
donde resumiremos los temas tratados y recordaremos que en breve le
presentaremos la solución a sus necesidades. Esta carta de agradecimiento
podemos enviarla ya sea por correo tradicional o por correo electrónico.
Etapa de Desarrollo de solución. Si hemos seguido y realizado correctamente cada
una de las anteriores etapas de la venta, habremos identificado a nuestro cliente
potencial (prospección), concertado una entrevista con el (concertación),
despertado su interés por nuestro producto y descubierto sus necesidades
(Detección de necesidades).
Etapa de Entrevista de Cierre
Argumentación. Durante la segunda entrevista, también conocida como entrevista
de cierre presentaremos todos los beneficios y ventajas de nuestro producto o
servicio, es decir, cómo nuestra propuesta dará solución a las necesidades o
problemas de nuestro prospecto. Al igual que en la etapa de la Detección de
necesidades, durante nuestra argumentación debemos conseguir que quien más
hable sea nuestro prospecto. Tras cada argumento, tras cada beneficio que
presentemos debemos de realizar preguntas efectivas de situación. Como
respuesta a las preguntas de situación, nuestro prospecto nos informará de su
aceptación u objeción a nuestra propuesta. En el primero de los casos seguiremos
avanzando con preguntas de semi cierre, y en el segundo caso, procederemos a
responder sus objeciones.
Objeciones. La mayoría de los vendedores nobeles o más inexpertos tienen miedo
de las objeciones que pueda presentar nuestro prospecto porque piensan que son
razones por las cuales no va a comprar. Sin embargo, los vendedores senior, o más
experimentados saben que cuando un prospecto plantea una objeción, en realidad
está diciendo: “tengo una duda”. A la hora de responder las objeciones debemos en
primer lugar indagar sobre la verdadera objeción. Una vez identificada la objeción
real, o dicho de otra forma la duda que tiene el cliente, podremos re-argumentar con
diferentes argumentos, o con los mismos de forma más clara hasta resolver la duda
de nuestro prospecto. No debemos intentar cerrar mientras nuestro prospecto tenga
dudas. Una vez que hayamos resuelto las dudas del cliente (objeciones), es el
momento del cierre.
Cierre. El cierre suele ser el momento de mayor tensión y dificultad para los
vendedores que no respetan el proceso de ventas. Sin embargo, si hemos cierre de
ventas etapas de la venta transcurrido ordenadamente y de forma acertada por cada
una de las anteriores etapas de venta, el cierre se convierte en algo placentero y
natural. Sabemos que nuestro prospecto tiene capacidad de decisión y de compra
(prospección), hemos conseguido conocernos en persona (concertación),
conocemos las necesidades de nuestro prospecto (Detección de necesidades),
hemos diseñado una solución a las necesidades de nuestro cliente (desarrollo de
solución), demostramos a nuestro prospecto como los beneficios y ventajas de
nuestro producto dan solución y satisfacción a sus necesidades reales y especificas
(argumentación) entonces porque no hemos de vender? El cierre debe producirse
de forma natural, pero para ello debemos animar al cliente al mismo. Los
vendedores más inexpertos se olvidan de animar al cierre a nuestro cliente. Si
hemos realizado correctamente todo el proceso de ventas no debemos tener miedo
al cierre, es algo natural. Aun habiendo cometido algún error o habiéndonos saltado
alguna de las etapas del proceso de ventas tampoco debe darnos miedo pedir el
cierre de la venta. Lo peor (o mejor depende como se mire) que nos puede suceder
es que el cliente nos plantee alguna objeción, y ya hemos aprendido que las
objeciones son simplemente dudas que nos plantea el cliente. Aprovechemos la
ocasión para solucionar sus dudas. Viéndolo desde otra perspectiva, lo peor que
nos puede pasar es que el cliente nos dé un NO como respuesta, y eso es lo que
ya tenías antes de comenzar el proceso de ventas, así que en el peor de los casos
estarás mejor que al principio, ya que, aun habiendo obtenido un NO, al menos lo
has intentado, has aprendido de tu experiencia, y puedes volver a intentarlo
retomando el proceso desde la duda del cliente. El único vendedor que pierde es el
que no intenta el cierre.