You are on page 1of 8

FILOSOFIA CONTEMPORANEA

tras la filosofía
crítica de Kant el
Idealismo alemán
se convertirá en
la corriente
predominante en
la Europa
continental, a través de Hegel. El existencialismo
de Kierkegaard, tanto como el marxismo y el
vitalismo de Nietzsche serán, en buena medida,
una reacción al Idealismo hegeliano que,
en cierto modo, consagra la identificación
del yo trascendental kantiano con el Dios del
cristianismo. En Gran Bretaña, el desarrollo del
positivismo utilitarista con Bentham y J.S. Mill se inspira en los principios del empirismo,
distinguiéndose del positivismo "idealista" del francés A. Comte; en ambos casos, no
obstante, se da una preocupación por los temas sociales y por el bienestar de la
humanidad que, aunque en una dirección distinta, compartirán con el marxismo. Por lo
demás, el desarrollo de las ciencias y sus continuos éxitos hacen tambalear los cimientos
de la filosofia, que se ve sometida a fuertes críticas por parte de los defensores del
pensamiento científico, que encuentran en la ciencia el paradigma del conocimiento
verdadero. Hacia finales del siglo XIX, al desarrollo del historicismo en Alemania, con
Dilthey, y del pragmatismo en los Estados Unidos, con Pierce y W. James, hemos de
sumar el desarrollo de la fenomenología con Husserl. En el siglo XX destacarán además
los representantes del Filosofía Analítica, como Russell y Witgenstein, del
Estructuralismo, como Lévi-Strauss, del Existencialismo, como Sartre, o los de la Escuela
de Frankfurt, como Adorno, Horkheimer y Habermas. Hacia finales de siglo, destaca la
actividad de los filósofos posmodernos y posestructuralistas, como Jacques Derrida, que
renuevan la crítica a las tradiciones filosóficas desde posiciones muy alejadas de las
llamadas metafísicas de la presencia.

nivel temporal, la filosofía contemporánea está integrada en los siglos XIX, XX y XXI. La filosofía contemporánea marca
un punto de inflexión respecto de la filosofía moderna marcada por autores tan ilustres como Descartes y Hume. Tras un
periodo de crisis en el que surge la creencia de que la capacidad de la razón es limitada, renace nuevamente la confianza
en la capacidad analítica de la razón.

En el contexto de la filosofía analítica se sitúan autores tan importantes como Bertrand Russell y Wittgenstein. En la
filosofía contemporánea también hay espacio para el existencialismo de la mano de las reflexiones tan profundas de
Martin Heidegger.

... via Definicion ABC https://www.definicionabc.com/ciencia/filosofia-contemporanea.php

Filosofía contemporánea es el nombre que reciben las corrientes filosóficas que han
surgido a partir de finales del siglo XIX, y que han estado estrechamente relacionadas con
cambios históricos y sociales de gran importancia para el ser humano.

La filosofía contemporánea es la etapa más reciente de la conocida como filosofía occidental,


que inicia en el periodo presocrático, y avanza por sus etapas antigua, medieval,
renacentista, etc.

El periodo contemporáneo no debe ser confundido con la llamada filosofía moderna, que
aborda una etapa previa al siglo XIX, ni con la posmoderna, que es simplemente una
corriente crítica a la filosofía moderna.

Uno de los principales aspectos que caracterizan la contemporaneidad de la filosofía fue la


profesionalización de esta práctica, superando así la condición aislada que mantenía
previamente, a través de pensadores que llevaban a cabo sus reflexiones por su
cuenta. Ahora los conocimientos filosóficos están institucionalizados y al alcance de todo
interesado en el saber.

Cabe destacar que las corrientes que se incluyen como parte de la filosofía contemporánea
se han dedicado a buscar respuestas a inquietudes más aunadas a aspectos sociales del ser
humano, y de su lugar en una sociedad siempre cambiante, abordando también relaciones
de trabajo y de religión.
Además el tema principal de los filósofos contemporáneos es el problema del hombre,
tratando de explicar su esencia y naturaleza, en el cual consideran al hombre como un ser y
como un animal, apareciendo representante destacados como: Max Scheler, Wilhelm
Dilthey, José Ortega y Gasset, Jean Paul Sartre, Ernst Casserier, entre otros.

La filosofía contemporánea empezó a partir de la disolución del sistema hegeliano, y se


caracteriza por su complejidad y problematismo; por poner en cuestión la verdad misma, su
consistencia y existencia, la dimensión filosófica de la realidad y la misma filosofía; por el
desarrollo de una diversidad de corrientes y doctrinas, muchas de ellas en radical oposición.

Hay historiadores de la filosofía, como es el caso de Enzo Paci que piensan que la situación
de la filosofía contemporánea está determinada en gran parte por la herencia de Kant y
por las interpretaciones de la crítica kantiana que el pensamiento del siglo XIX ha dado según
su criterio. Desde el comienzo, la obra de profundización del criticismo denuncia, en los
filósofos que en él se inspiran, tanto la imposibilidad de no acepta la crítica tal cual es, como
la imposibilidad de aceptarla. Kant había presentado la crítica también en función de
propedéutica, de introducción a la filosofía.

La filosofía contemporánea empezó a partir de la disolución del sistema hegeliano, y se


caracteriza por su complejidad y problematismo; por poner en cuestión la verdad misma, su
consistencia y existencia, la dimensión filosófica de la realidad y la misma filosofía; por el
desarrollo de una diversidad de corrientes y doctrinas, muchas de ellas en radical oposición.

Hay historiadores de la filosofía, como es el caso de Enzo Paci que piensan que la situación
de la filosofía contemporánea está determinada en gran parte por la herencia de Kant y
por las interpretaciones de la crítica kantiana que el pensamiento del siglo XIX ha dado según
su criterio. Desde el comienzo, la obra de profundización del criticismo denuncia, en los
filósofos que en él se inspiran, tanto la imposibilidad de no acepta la crítica tal cual es, como
la imposibilidad de aceptarla. Kant había presentado la crítica también en función de
propedéutica, de introducción a la filosofía.

Corrientes filosóficas
1. NEOKANTISMO:
planteaba la posibilidad de una comprensión absoluta de la realidad. Renace sobre todo en Alemania, los estudios kantianos, que
tratan sobre las posibilidades del conocimiento. El Neokantismo fue un movimiento filosófico europeo, de origen predominantemente
alemán, que preconizó un retorno a los principios filosóficos de la doctrina de Immanuel Kant frente a la entonces imperante doctrina
del idealismo absoluto deGeorg Wilhelm Friedrich Hegel. El neokantismo se mostraba escéptico frente a lo que consideraba un
indebido énfasisespeculativo del pensamiento hegeliano, y buscaba recuperar la doctrina kantiana de la crítica del
conocimiento frente al predominio de la metafísica.
.
1. ERNST CASSERIER:
. Critica el concepto clásico del hombre como animal racional, ya que considera que el hombre es un animal simbólico. Por la
actividad simbólica el hombre ha superado la vida orgánica. El mundo simbólico organiza las formas de ver el mundo, en fin organiza
la experiencia.
El mundo es un conjunto de signos y símbolos a interpretar. El lenguaje, el arte, las ciencias, la religión, son medios para acceder al
mundo. El hombre vive en un universo simbólico que le produce sueños e ilusiones, temores y placeres.

Crisis: El carácter radicalmente inestable de la escuela neokantiana se había ya manifestado en la adopción por parte de los
distintos representantes del neokantismo de elementos de otros sistemas filosóficos, más o menos afines al idealismo objetivo. Bajo
la influencia de las ciencias sociales y de las corrientes hegelianas, las escuelas de Marburgo y Baden se disolvieron en el plazo de
una generación, dejando paso al positivismo, la fenomenología y el neohegelianismo, además del marxismo, como las principales
orientaciones filosóficas.

2. HISTORICISMO:
El historicismo es una tendencia filosófica, inspirada en las ideas de Benedetto Croce y Leopold von Ranke, que considera toda la
realidad como el producto de un devenir histórico. Concibe al ser esencialmente como un devenir, un proceso temporal, que no
puede ser captado por la razón. Concibe el devenir como historia y utiliza más la ciencia del espíritu. Según el historicismo, la
filosofía es un complemento de la historia. Su tarea consiste en llevar a cabo una teoría de la historia. Esta se propone efectuar una
exploración sistemática de los hechos históricos.
2.1. WILHELM DILTHEY:
Busca fundamentar la validez de las ciencias del espíritu. El hombre no es solo razón, tiene sentimientos y voluntad. El hombre es
un ser histórico. Critica al positivismo ya que reduce el hecho histórico a simple naturaleza. Hay ciencias de la naturaleza y ciencias
del espíritu. Las ciencias de la naturaleza tratan del interior del hombre. Las ciencias del espíritu no usan el mismo lenguaje que las
ciencias de la naturaleza. La estructura del mundo es una estructura histórica.
En los fundamentos de la ciencia del espíritu la vida de los hombres se convierte en espíritu objetivo, objetivándose en instituciones,
por ejemplo en el Estado y la Iglesia. El entender esta vida de los hombres se convierte en ciencias del espíritu
(historia, antropología, economía). Todas las ciencias del espíritu tratan del género humano, es decir, de la realidad histórica social
del hombre
No hay teorías filosóficas eternas. El conocimiento filosófico es relativo. Hay que tener conciencia histórica de la finalidad de cada
época.

2.2. JOSÉ ORTEGA Y GASSET:


. Fue un filósofo y ensayista español, exponente principal de la teoría del perspectivismo y de la razón vital (raciovitalismo) e
histórica, situado en el movimiento del novecentismo.
Preocupado por la realidad humana en su concreto vivir histórico. Afirma que el hombre es su yo y sus circunstancias. Al plantear el
raciovitalismo, considera que la razón se debe someter a la vitalidad. Dios es el ser último para explicar lo que la ciencia no puede
comprender. En el plano político planteó que debe haber una aristocracia intelectual que lleve al gobierno y una masa que sea
sumisa. Se opuso a la revolución socialista.
3. PRAGMATISMO:
El pragmatismo es una escuela filosófica creada en los Estados Unidos a finales del siglo XIX por Charles Sanders Peirce, John
Dewey y William James. Su concepto de base es que solo es verdadero aquello que funciona, enfocándose así en el mundo real
objetivo. Se caracteriza por la insistencia en las consecuencias como manera de caracterizar la verdad o significado de las cosas.
Se opone a la idea que los conceptos humanos y el intelecto representan el significado real de las cosas. Rechaza la existencia de
verdades absolutas, las ideas son provisionales y están sujetas al cambio, a la luz de la investigación futura.
3.1. CHARLES SANDERS PEIRCE:
Él tuvo un enfoque más teórico que práctico, cabe recalcar que Sanders Peirce es uno de los precursores de las tablas de verdad y
dio las primeras leyes tautológicas, lo que le sirvió a Ludwig Wittgenstein para plantear sus teorías; pero en el pragmatismo él nos da
los principios pragmáticos que William James fundamento, por ejemplo el SELF "sí mismo", que es la capacidad que el ser humano
tiene para verse desde fuera, de hacernos una idea de cómo nosotros actuamos o que efectos podemos repercutir por encima de
otras personas.
3.2. WILLIAM JAMES:
Fue un filósofo estadounidense con una larga y brillante carrera en la Universidad de Harvard, donde fue profesor de psicología y
fundador de la psicología funcional. Hermano mayor del escritor Henry James. En 1890 publicó los dos volúmenes que constituyen
sus Principios de psicología. Planteó el pragmatismo como una filosofía en 1898 y lo expuso en su ensayo Pragmatismo de 1907.
En 1909 escribe el libro El significado de la verdad, donde afirma que la verdad es lo útil para nuestro intelecto que exige coherencia
y referencia a los hechos.
Considera que el pragmatismo se opone a toda metafísica y se orienta a lo concreto empírico. El pragmatismo es un método. Se
busca que las consecuencias sean beneficiosas. La verdad es lo útil.
3.3. JOHN DEWEY:
Denominó a sus ideas filosóficas como instrumentalistas, aunque seguían las líneas directrices del pragmatismo. En 1925 publica su
libro Experiencia y naturaleza, donde sostiene que la experiencia no es conciencia sino historia.
Afirma que la experiencia incluye los sueños, la locura, la enfermedad, la ambigüedad, la mentira, el horror. Abarca la magia y la
ciencia. Podemos dudar de las ideas de algo, pero no de lo que experimentamos, aquello no es materia de certeza, sino de
existencia.
El mundo es algo inestable, la existencia es arriesgada y precaria. La lucha para enfrentarse con el mundo, exige comportamientos
y operaciones humanas inteligentes. La verdad no es eterna ni absoluta. La verdad es un proceso de indagación que consiste en
adaptarnos al miedo.
El conocimiento es práctica que ha tenido éxito. La razón es una fuerza activa que puede transformar la vida. El conocimiento no es
contemplación sino es actividad práctica. Los valores son históricos, son inestables. La ética es histórica y social.
Respecto a su teoría política sobre la democracia, propone el relativismo, ya que no hay métodos racionales para determinar los
fines últimos. Se opone a los filósofos utópicos que provocan escepticismo o fundamentalismo. Hay que proponerse metas
concretas. El apoyo a la democracia es una discusión final, una colaboración para objetivos comunes.
Dewey rechaza las sociedades planificadas, porque estas se planifican constantemente desde su interior.

4. VOLUNTARISMO:
Corriente filosófica que surge en Europa a mediados Del siglo XIX, especialmente como expresión del descontento y pesimismo de
ciertos sectores sociales (burguesía). Por un lado los ideales de la Revolución Francesa habían sido aplastados por
la acción absolutista venida de diversas partes. Así mismo la hegemonía universal que pretendió Napoleón Bonaparte fue totalmente
destruida, y con ello el escenario europeo que se había convertido en el campo de batalla, sólo mostraba la desolación y destrucción
de la guerra.
Es así que el Voluntarismo se le concibe como aquella corriente filosófica irracionalista que coloca a la VOLUNTAD como realidad
primera y la razón es colocada en segundo plano, es decir el principio, el impulso vital (irracional, instintivo) generador de todo lo
existente en la realidad.
Representantes: Schopenhauer, Nietzshe.

4.1. SCHOPENHAUER: (1788 - 1860)


Filósofo alemán influido por la tradición idealista occidental (Platón, Berkeley, Kant) así como el pensamiento indio (Budismo).
Antihegeliano, opuesto al racionalismo absoluto, sostiene que el mundo es voluntad y representación, que la vida humana es
absurda, dolor y hastío, y la fuente de ello es la voluntad (de vivir). Por ello la liberación se da con la negación de dicha voluntad
(arte, moral de la compasión y la ascesis).
Obra: El mundo como voluntad y representación, los dos problemas fundamentales de la ética.
.2. NIETZSHE: (1844- 1900)
Basándose en una amplia crítica a los valores morales y religiosos de Occidente su filosofía deriva paulatinamente hacia la voluntad
de poder, el autoengrandecimiento, como un principio que lo abarca toda la naturaleza, en el desarrollo del espíritu, el individuo, la
sociedad. Propone que la moral no consiste en la bondad, sino en la fuerza, en la lucha, en el poder que se ejerce sobre el mundo.
Para él detrás de toda moralidad se esconde una secreta voluntad de poder; el amo no es un combate y el matrimonio es una
dominación. Pero Nietzche corrobora en la historia de la humanidad se presentan dos tipos de moral: La moral del amo que se
contrapone a la moral del esclavo; ésta última propone varios valores de sometimiento, igualdad, misericordia para todos los seres
humanos. Estos dos valores no permiten alcanzar el ideal de Nietzche, según el cual la meta de la humanidad no ha de ser la
elevación de todos, sino la cultura de los individuos mejores y más fuertes: La meta no ha de ser la humanidad, sino el
superhombre.
Es así que la voluntad de este superhombre es conducida por la MORAL DEL AMO y por la permanente VOLUNTAD DEL PODER.
Obras: Así habló Zaratustra, Más allá del bien y del mal, Ecce Homo, La voluntad de Poder, etc.

5. INTUICIONISMO:
Es una reacción frente a los sistemas racionalistas como el de Hegel y del positivismo cientificista, fundamentalmente porque
considera que lo esencial en el hombre no se puede reducir a su naturaleza biológica. A esta corriente de pensamiento también se le
llamó VITALISMO o ESPIRITUALISMO.
5.1. HENRY BERGSON:
lantea la existencia de dos tipos de tiempos: el tiempo especializado, mecanizado, usado por la ciencia y el tiempo de la experiencia
concreta, como duración. La ciencia no puede analizar la conciencia.
Critica al determinismo. El hombre libre tiene una personalidad indeterminada e impredecible. También critica a la teoría de Darwin y
plantea la evolución creadora, que es permanente novedad. La vida es evolución creadora, libre impulso vital. La vida es una gran
explosión. La intuición nos permite capturar la esencia de la vida, que es la duración.
En materia política considera que hay dos tipos de sociedades: las sociedades cerradas por las leyes, las costumbres,
la presión social y la moral cerrada; y, la sociedad abierta, que es toda la humanidad, cuya moral es dinámica, apela a la or6.
FENOMENOLOGÍA:
movimiento filosófico que llama a resolver todos los problemas filosóficos apelando a la experiencia intuitiva o evidente, que es
aquella en la que las cosas se muestran de la manera más originaria o patente. Por eso las diferentes vertientes de la
fenomenología suelen discutir constantemente sobre qué tipo de experiencia es relevante para la filosofía y sobre cómo acceder a
ella. De ahí también que todas ellas se suelan apropiar del lema "¡A las cosas mismas!", que aplica en realidad para todo
conocimiento científico en tanto que conocimiento que apela a la experiencia evidente.
.1. EDMUND HUSSERL:
Critica al positivismo y el apriorismo idealista. Se opone a las construcciones filosóficas como la teoría filosófica de Hegel. Plantea
la époche para poner entre paréntesis nuestras convicciones.
Hay que ir a los datos evidentes, a las esencias. La fenomenología es una ciencia de esencias, se conocen las esencias por
intuición eidética, o intuición de esencias. Hay dos tipos de ontología: la regional, que permite captar las esencias de la naturaleza y
la sociedad; y la formal, en la que no se apela a la experiencia, son la lógica y las matemáticas. La conciencia que capta esencias es
intencional. La intencionalidad busca datos indudables, sobre lo cual se puede fundamentar una concepción filosófica. La époche o
reducción fenomenológica permite suspender el juicio sobre las creencias.
Con relación a la crisis de las ciencias europeas y al mundo de la vida, afirma que la crisis de la ciencia no es la crisis de los que han
significado y pueden significar para la existencia humana. Las ciencias no resuelven el sentido de la existencia humana. Atrás de las
creencias, hay un mundo de la vida, de necesidades e intereses. Las ciencias desde Galileo han perdido la intencionalidad de la vida
misma.

6.2. MAX SCHELER:


Critica a las grandes construcciones abstractas. Está influenciado por la fenomenología de Husseri. Considera que se puede captar
intuitivamente la verdad.
En relación con la antropología filosófica, critica el concepto burgués del hombre, como ser que busca dinero, poder y es
desconfiado. El hombre puede desvincularse del poder del dinero y tener autonomía existencial frente a lo orgánico. El hombre
es persona, un ser espiritual.
Sobre los temas axiológicos, considera que el hombre está rodeado por un cosmos de valores, estos se intuyen emocionalmente.
Mediante la intuición se reconoce que hay una jerarquía de valores que se encarna en cada persona o grupo humano.
Respecto al aspecto ético, cuestiona a la ética kantiana, considera que el deber por el deber es arbitrario, no hay explicación. La
ética kantiana es una ética del resentimiento, ya que bloquea la alegría de vivir. Critica la moral que es producto de inducciones.
Cuestiona la ética del éxito. Plantea que las normas morales deben ser necesarias y a priori.
Con relación al amor, afirma que la simpatía es el auténtico fundamento de la relación personal. La simpatía garantiza la posibilidad
de la comunicación y la comprensión. Se tiene simpatía por nacionalidad, familia y amistad. El verdadero amor va más allá de la
simpatía.
Sobre Dios se pregunta ¿existe algo o la nada? Existe algo y ese algo, es el ser. El ser es Dios. Respecto a la sociología, afirma que
hay tres formas de saber que se encuentran en todas las épocas: a) saber religioso, que permite la salvación; b) saber metafísico,
que permite buscar la verdad; y, c) saber técnico, que permite ejercer dominio sobre la naturaleza. En toda época hay un saber que
prevalece, pero no excluye al otro.
7. EXISTENCIALISMO:
Es una corriente filosófica que tuvo su origen en el siglo XIX y se prolongó aproximadamente hasta la segunda mitad del siglo XX.
Los filósofos existencialistas se centraron en el análisis de la condición humana, la libertad y la responsabilidad individual,
las emociones, así como el significado de la vida.
No se trata de una escuela filosófica homogénea ni sistematizada, y sus seguidores se caracterizan principalmente por sus
reacciones contra la filosofía tradicional. Actualmente se consideran tres tipos de "escuelas" existencialistas: el existencialismo
cristiano, el existencialismo agnóstico, y el existencialismo ateo.
Se caracteriza por su reacción contra la filosofía tradicional. Se centraron en el análisis de la condición de la existencia humana,
la libertad y la responsabilidad individual, las emociones, así como el significado de la vida. Uno de sus postulados fundamentales es
que en el ser humano "la existencia precede a la esencia" (Sartre), es decir, que no hay una naturaleza humana que determinan
quiénes son, así como el significado de sus vidas. El existencialismo defiende que el individuo es libre y totalmente responsable de
sus actos.
7.1. MARTÍN HEIDEGGER:
Se le considera como iniciador del existencialismo. Planteó una ontología para determinar el sentido del ser. En primer lugar hay que
indagar sobre aquel ser que está ahí en el mundo, como existencia. La existencia es poder ser. El hombre es proyecto y las cosas
son utensilios para ese proyecto.
Piensa que hay dos tipos de existencia: la auténtica, que es aquella en la que nos servimos de las cosas e instrumentos, no se las
consideran como fines en sí mismo dado que solamente son medios para nuestros proyectos y el establecer relaciones con otros
hombres. La existencia inauténtica, que es la habladuría, en las que se considera que las cosas son así porque así dicen. La
curiosidad para apelar a lo nuevo, aquello es la alienación cultural. El equívoco, la existencia anónima.
En la vida las elecciones son constantes, pero la muerte es algo que va a acontecer. Todo proyecto tiene vanidad desde la
perspectiva de la muerte. Heidegger considera que el hombre es un ser para la muerte. La muerte es ya no existir. El ser para la
muerte produce angustia. La angustia coloca a los hombres frente a la nada.
7.2. JEAN PAUL SARTRE:
Contribuye en el pensamiento europeo de los años sesentas y setentas. Considera que el existencialismo es un humanismo.. a
existencia no es necesidad, todo es gratuito. La conciencia es posibilidad, la conciencia es libertad. El hombre está condenado a ser
libre. El hombre es producto de sus actos. El éxito o fracaso depende de la vida de uno mismo. Todas las actividades humanas son
equivalentes. La vida es una aventura absurda. El hombre se proyecta a ser un Dios pero es una pasión inútil. Cuando los hombres
carecen de objetivos, el mundo carece de sentido.
Respecto al ser para el otro, ante el otro el hombre se convierte en un objeto. El amor es un proyecto cargado de egoísmo, el amor
niega la libertad del otro. El hombre no está sometido a un determinismo. El hombre es el autor de sí mismo, de su porvenir. En el
hombre la existencia antecede a la esencia. Dios no existe. Asume el materialismo histórico, pero rechaza el materialismo dialéctico.
7.3. GABRIEL MARCEL:
Fue un dramaturgo y filósofo francés. Sostenía que los individuos tan solo pueden ser comprendidos en las situaciones específicas
en que se ven implicados y comprometidos. Esta afirmación constituye el eje de su pensamiento, calificado como existencialismo
cristiano o personalismo. Su postura es también considerada como un neosocratismo. Es un crítico de los filósofos abstractos y del
positivismo. Piensa que la ciencia no puede comprender lo que es Dios o la persona, ya que son inverificables. Lo importante es el
hombre concreto con sus circunstancias. Cree que el ser es un misterio. Lo auténtico se capta mediante la fe, el amor y la
esperanza. El hombre moderno busca tener es por ello que se aliena. Esto se debe a la racionalidad teórica científica.
8. NEOPOSITIVISMO (CÍRCULO DE VIENA):
Doctrina filosófica fundada por el francés Augusto Comte (1799 - 1870). La filosofía de Comte se da en condiciones de profunda
inestabilidad social en Francia. Las consecuencias de la revolución Francesa, ascenso progresivo de la burguesía, luchas
nacionales, formación de la sociedad industrial, etc. Se enfrentó reflejando las condiciones de la época, con la tendencia de sus
predecesores a anteponer las doctrinas filosóficas al estudio de los hechos de la naturaleza y sociedad. Su crítica fue dirigida
especialmente contra la metafísica tradicional y sus inacabables especulaciones, sus hipótesis infundamentadas y sus rivales
controversias.
Comte mismo adoptó el nombre de positivismo para la filosofía que iba a desarrollar, es así que la define como la forma de
conocimiento superior que puede alcanzar el ser humano, basado en la simple descripción que se puede realizar de los fenómenos
considerados como sensibles.
Según Comte el conocimiento que ha ido generando el ser humano pasa por un proceso que se puede dividir en tres etapas o
estadíos:
A. Estadío Teológico y Ficticio:
Se extiende desde los comienzos de la humanidad hasta el siglo XIII. Estado donde imaginativamente en lo absoluto; por la ficción
de las voluntades arbitrarias de los seres sobrenaturales:
Para Comte, esta etapa se desarrolla en tres momentos: dominan las explicaciones basadas en el mito, la fe; el pensamiento
animista; se caracteriza por preguntar el ¿por qué? Y no el ¿cómo? Buscar causas en vez de registrar leyes.
a) Animismo; b) Politeísmo; c) Monoteísmo, pese a todo servirán de base o puente para desarrollo o etapa posterior.
B. Estadío Metafísico o Abstracto:
Se extiende desde el siglo XIV hasta el siglo XVIII; donde todo se explica por las fuerzas abstractas, o entidades puramente
verbales, las que se cree son reales, es el momento en la cual se abandona la explicación sobrenatural para reemplazarla
especulaciones filosóficas, abstracciones metafísicas, como la esencia (por ejemplo la sustancia pensante de Descartes). Esta etapa
significó el dominio de la razón sobre la imaginación, pero como dice Comte presenta una obstinada tendencia a argumentar en vez
de observar.
C. Estadío Positivo o Científico:
Indica el momento cumbre del conocimiento humano, que empieza después de la Revolución Francesa. En ese estadío se renuncia
a conocer el absoluto, el origen y el destino del universo, y donde toda explicación se reduce a hechos y a las relaciones necesarias
entre ellas, a lo cual llamamos leyes; ni se consideran las ficciones, ni las abstracciones personificadas, sino únicamente los hechos,
ya sean éstos particulares o generales. La ciencia para Comte se origina con la observación y la descripción de lo existente cuyo
objetivo es establecer leyes universales que integren la multiplicidad de los hechos singulares.
El progreso de cada uno de estos estadíos ha consistido en la paulatina reducción de todos los múltiples principios de explicación
hasta llegar a uno solo Dios, para el estadío teológico; una sola naturaleza para el estadío metafísico; una sola ley para el estadío
positivo, que evidentemente habría de ser la más general de todas y la que explicará todos los fenómenos.
Obras: Cursos de Filosofía Positiva, Catecismo Positivista, La Filosofía Social, etc.
El empirismo lógico o racional, también llamado neopositivismo o positivismo lógico, es una corriente en la filosofía de la ciencia que
surgió durante el primer tercio del siglo XX, alrededor del grupo de científicos y filósofos que formaron el célebre Círculo de Viena
(Wiener Kreis en alemán). Si el positivismo defendía el método científico como única forma válida de conocimiento, el neopositivismo
va un paso más allá, y limita el método científico a lo empírico y verificable.

Filósofo alemán que nació en 1882 y murió en 1936. Fue fundador del Círculo de Viena. Planteaba que "el significado de una
proposición es el método de verificación". Pensaba que es tarea de la filosofía esclarecer las afirmaciones y negaciones, así como
las preguntas. El sentido de la proposición es que muestra un determinado estado de cosas. El criterio de verdad de una proposición
es que pueda ser verdadero o falso en determinadas condiciones, ya sea que se produzcan o no algunos acontecimientos.
8.2. RUDOLF CARNAP:
Filósofo de origen alemán, nació en 1891 y murió en Estados Unidos en 1970. Fue un destacado miembro del Círculo de Viena.
Considera que el sentido de la proposición es que se expresa un estado de hecho, que puede ser pensable, pero no necesariamente
existente. Si una proposición no expresa un estado de hecho pensable, entonces carece de sentido. Si una proposición expresa un
estado de hecho siempre posee significado; y es verdadera si existe dicho estado de hecho.
9. FILOSOFÍA ANALÍTICA:
Es un movimiento filosófico que tiene su origen en Inglaterra y se caracteriza por poner énfasis en la claridad y la argumentación,
comúnmente alcanzadas a través de la lógica formal y el análisis del lenguaje, y por un gran respeto por las ciencias naturales.
Se refiere a un modo particular de hacer filosofía desarrollada a principios del siglo XX, a partir de las obras de Bertrand Russell,
George Edward Moore, varios miembros del Círculo de Viena y Ludwig Wittgenstein, entre otros. Por extensión, la filosofía analítica
también se refiere al desarrollo filosófico posterior, desplegado bajo la influencia de estos autores, y que prevalece con particular
hegemonía dentro de la esfera académica anglosajona (sobre todo en Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva
Zelanda) y los países escandinavos.
9.1. GEORGE EDWAR MOORE:
Nació en Upper Norwood, Londres, en 1873, y murió en Cambridge, en 1958. Conocido por su papel en el desarrollo de la filosofía
occidental contemporánea, su contribución a la teoría ética y su defensa del realismo filosófico. Estudió en el Trinity College de la
Universidad de Cambridge. Bertrand Russell, que era compañero suyo, le animó a estudiar filosofía. Moore vivió entonces durante
unos años como un alumno particular, manteniendo por una herencia, y en 1911 comenzó a enseñar en Cambridge, retirándose en
1939. Critica las teorías filosóficas abstractas. Hay que volver a las cosas mismas. Hay que dejar de lado toda teoría filosófica y
religiosa abstracta, volviendo al sentido común. La verdad se intuye, es por ello que no se puede demostrar. El bien se intuye, pero
se intuyen nociones simples (bueno, malo). Cuestiona que el bien sea una propiedad de las cosas mismas. Critica la falacia
naturalista.
9.2. BERTRAND RUSSELL:
Nació en Trelleck, el 18 de mayo de 1872, y murió en Penrhyndeudraeth, el 2 de febrero de 1970. Fue un filósofo, matemático,
lógico, escritor y pacifista británico. Consideraba que la filosofía debe fundamentarse en la ciencia. Asumió el empirismo inglés. Su
filosofía sobre la ciencia es conocida como atomismo lógico, que se basa en un empirismo radical y en la lógica simbólica. Cada
proposición atómica tiene correspondencia con la realidad.
El empirismo aporta las premisas que se expresan en proposiciones atómicas o moleculares, y el Sistema Lógico de Peano los
ordena con razonamientos para demostrar su validez.
Plantea el logicismo, las matemáticas se reducen a la lógica simbólica. Critica a los denominados filósofos analíticos por solo
preocuparse por el sentido del lenguaje.
Pensaba que la filosofía debe construirse mediante sólidos conocimientos científicos. Creía que los entes matemáticos tienen
existencia independiente de la conciencia. Hace la distinción entre el sentido y el significado. Busca un lenguaje riguroso para la
filosofía así como tienen las ciencias.