You are on page 1of 7

__________________________________________________________________________

TUTORIA
TEMA 1: "SE HABLAR O CALLAR, CUANDO LO DEBO HACER"
VALORES QUE SE INCULCAN:
PRUDENCIA, RESPETO, TOLERANCIA, CONFIANZA
El valor de la prudencia siempre ha hecho que las personas que lo viven, pasen por
rectas y sabias. Y es que con gente así, los demás creen y confían con seguridad no
sólo sus problemas externos, sino también los internos, relacionados con su
intimidad. En algunas profesiones se hace necesaria. En otras, obligatoria y se
cobija con el nombre de "ética profesional". Es la virtud que ayuda a la persona a
discernir entre lo que es bueno (para impulsarlo o dinamizarlo), de lo que aparece
malo (para luchar contra él o para huir de él). Precisamente por ese don o capacidad
que se posee para beneficio común, la persona prudente llena un vacío, ante la falta
de discreción, de comprensión y de indulgencia para con los demás.
Quien así obra, generalmente no tiene de qué arrepentirse, porque trata los temas,
las personas, las circunstancias y la vida toda, bajo la óptica de la responsabilidad
del "aquí" y el "ahora", con el enfoque del "allá" y el "entonces". Con ese respeto que
merecen los demás, trata los detalles de cada uno y de su entorno.
Por consiguiente, brinda acogida y confianza, valores que la hacen querer y acudir
en búsqueda de consejo, de ayuda, de tolerancia, de amor y de paz.
Son las personas que se requieren para el diálogo, para mejorar las relaciones
interpersonales y para proporcionar caminos hacia la unidad entre los diversos
estamentos de la sociedad.
¡SE ENTRARON LOS LADRONES..!
Una noche se encontraban reunidos la mamá y sus dos hijos, viendo la televisión,
después de la comida.
De pronto, entraron unos ladrones, los pusieron contra la pared y comenzaron a
robarse todo, empacándolo en unos costales o sacos.
Los rateros habían cerrado las puertas de la casa y del garaje... Con gran calma,
iban escogiendo lo que querían y dejaban a un lado lo que no les interesaba.
La niña comenzó a sufrir cuando vio que se iban a llevar lo que más le gustaba: El
betamax, en donde podía ver las películas preferidas y comenzó a sufrir
amargamente por dentro, sin poder comentar con nadie, porque los vigilaban los
rateros... Toda nerviosa, se levantó prudentemente de su asiento, aprovechando un
descuido de quien las cuidaba. Se colocó delante del mueble en el que se colocaban
el televisor y el aparato tan querido para ella. Desde allí veía cómo se robaban las
joyas y los vestidos, y todo lo que encontraban en los dormitorios. Le daban ganas
de gritarles muchas cosas malas. Pero no lo hizo. Cuando llegaron para llevarse lo
que había en la sala, ella, de pie, procuraba tapar con su vestido rojo y su delantal
del colegio que todavía tenía puesto, todo lo que contenía el mueble del betamax. Y
no decía nada.
Los ladrones comenzaron a mirar por todas partes y fueron empacando los cuadros,
los floreros y todo lo demás, pero Marta Lucía (que así se llamaba), no sentía miedo:
Cuando miraban hacia la izquierda, ella se movía hacia la izquierda: si lo hacían por

__________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________

la derecha, ella se colocaba hacia la derecha, de manera tal que, cuando los
ladrones se fueron, ellos no se dieron cuenta de lo que habían dejado, porque no lo
pudieron ver...
Inmediatamente, la niña comenzó a hablar y a decir que por su silencio y por su
prudencia, no se habían robado lo que más quería.
Los padres, aunque con mucho dolor por todo lo que habían perdido, la felicitaron
por ser tan prudente y ser tan valiente en un momento difícil, cuando todos estaban
demasiado nerviosos. Y, en el fondo, la niña se sentía feliz porque, gracias a su
comportamiento, salvó lo que más le gustaba.
Ese día, en medio de los sustos, aprendió a ser más prudente. Y hoy, sigue
procurando ser así, especialmente cuando trata a sus amigos o está con los
mayores.
OPCIONES:

- ¿Cómo ha sido la actitud de Marta Lucía?

- ¿Por qué la felicitaron sus padres?

- ¿Qué aprendió la niña ese día y cómo lo practica hoy?

- ¿Qué significa la frase que dijo Jesús, el amigo de los niños:

- "Sed prudentes como las serpientes y mansos como las palomas"?

LOS CIEGOS

Le preguntaron un día al señor sabio y prudente,


quién le enseñaba consejos tan aptos para la
gente.

- "Sigo enseñanzas de ciegos, pues los pasos


que ellos dan, los tantean con el bastón, antes
de empezar a andar"...

Si la prudencia hace sabios, al comenzar a


charlar, se debe, como los ciegos, cerrar la boca
y pensar.

OPCIONES:

- Hacer el juego del LAZARILLO: Durante un minuto, un niño conduce a otro, con
los ojos tapados. En el siguiente minuto, se cambian los papeles.

- Escuchar sus impresiones y aplicarlas, no sólo a la fábula, sino a la vida real.

__________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________

TEMA 2: "SE AGRADECER SIEMPRE"


VALORES QUE SE INCULCAN:
GRATITUD, LEALTAD, SINCERIDAD, AMISTAD, RESPETO

La gratitud es un valor exclusivo de personas nobles. Cualquiera no lo posee. Es


virtud que se va adquiriendo con la práctica. Mediante ella, se reconocen los favores
recibidos, se manifiesta la complacencia que se siente ante los esfuerzos, leves y
grandes, que los demás han tenido o manifestado para con quien es grato. La
gratitud hace que la persona sea leal y fiel con respecto a los que han dedicado su
tiempo, sus trabajos o favores en pro de quien así lo reconoce.
Es tan exclusiva de pocos y se encuentra tan difícilmente esta virtud, que, cuando se
halla en alguien, impacta y produce sensaciones de lo divino, pues la gratitud sólo se
encuentra en personas de talla grande y de miradas altas que trascienden los
vaivenes de los intereses puramente personales o van más allá de un simple
"gracias" dicho de boca para afuera.
La gratitud, más que palabras huecas, es una virtud de sinceridad que respalda todo
un acontecimiento vivencial, traducido en amistad leal, respetuosa y noble.

EL REGALO
Un señor de un país lejano viajaba mucho. En un maletín que llevaba sobre su
espalda le cabían todas sus cosas. Pasando por un camino, se encontró una
esmeralda muy grande y fina. Contento la guardó en su maletín, pensando que
podría comer muchas cosas y muy buenas.
Cuando llegó al pueblo cercano, un pobre le pidió una limosna. El señor se quitó la
maleta de su espalda, miró a ver qué llevaba. De pronto, sacó la esmeralda y el
pobre no lo podía creer y, sin pensarlo, le dijo: "Yo no quisiera comida, sino esa bella
piedra".
El se la regaló inmediatamente, sin pensarlo dos veces. Pasó el tiempo. Un día,
cuando ya no recordaba nada, vio venir al mismo limosnero, a la entrada del
poblado.
Se le acercó y le dijo: - Buenos días, ¿quiere usted algo? Siento decirle que no he
vuelto a encontrar otra esmeralda.
- Oh no. No deseo que me dé joyas. Le pido otro favor.
- Lo que usted diga.
- Por favor. Regáleme esa virtud que le permitió darme la esmeralda en la forma tan
generosa como usted lo hizo. Sería para mí el mejor obsequio que me pudiera dar,
porque desde que llevo conmigo esa piedra preciosa, no he podido estar tranquilo.
Pero en la manera tan desinteresada como me la dio, me di cuenta dónde está la
felicidad y eso es lo que realmente busco.
OPCIONES:
- El señor generoso ¿qué le regaló al limosnero?
- Si el limosnero buscaba la felicidad, ¿por qué no vendería la esmeralda, sino que
la guardó y pidió otra cosa? ¿Qué? ¿Por qué?

__________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________

- En medio de tanta generosidad, ¿hubo alguna acción de gracias, o algo parecido?


- ¿Por qué se dirá que "hay más alegría en dar que en recibir"?
- ¿Recuerdan que 10 leprosos curó Jesús y sólo uno se volvió para darle gracias?
- ¿Qué opina sobre la gente desagradecida? ¿La conoce? ¿En dónde?

LOS ZANCUDITOS

Junto a un árbol, tranquilo, estaba


durmiendo un señor. Una culebra se
acerca para matarlo. ¡Qué horror!

Tres mosquitos que lo observan todos


quieren reaccionar: El primero vuela y
trae aparatos para filmar.

El segundo, más calmado, en su sitio,


no hace nada, curiosea, se divierte,
como si no le importara.

Pero el otro zancudito, más cristiano en


su pensar, viendo el peligro de muerte
que la serpiente va a dar,

Se le coloca en la frente y, sin volverlo a


pensar, lo pica muy fuertemente, hasta
hacerlo despertar.

El viejo saca la mano y de un solo golpe


lo mata. El mosquito da su vida por el
señor, al que salva.

OPCIONES:

- ¿Cuáles fueron las 3 actitudes de los mosquitos?

- Y la reacción del señor, ¿fue la mejor? ¿Por qué sí o por qué no?

- ¿Hubo gratitud, por parte de quien fue salvado?

- ¿Se han acordado de Alguien?

- ¿Alguna enseñanza?

__________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________

TEMA 3: "YO TAMBIÉN CONSTRUYO LA PAZ"


VALORES QUE SE INCULCAN:
PAZ, UNIDAD, JUSTICIA, ACEPTACIÓN, COMPRENSIÓN, TOLERANCIA,
AMISTAD
La persona pacífica es aquella que se siente responsable y protagonista de un futuro
mejor. Ante las injusticias que halla en sus circunstancias, promueve lo que está a su
alcance, más que porque alguien lo alabe, lo hace por hacer el bien sin mirar a
quién. No discrimina a nadie. Sabe que la paz no significa no tener guerras.
Entiende que se debe promover a través de acciones concretas, fundamentadas en
la justicia, en el estudio, en la entrega y la aceptación de los demás como son.
Fomenta la tolerancia en medio de las discusiones y disquisiciones, respetando los
puntos de vista ajenos y haciéndolos acatar, mediante estrategias que conducen a la
concordia, a la aceptación mutua, a la comprensión, a la armonía y, finalmente, a la
amistad que produce la paz. Entiende que es su responsabilidad y no espera que "el
gobierno", u otras fuerzas de tipo militar u otras muchas que se autodenominan
defensoras de un país, una etnia, una comunidad o un colectivo humano, sean las
únicas "salvadoras" y prometedoras de futuros mejores. La persona pacífica, por el
contrario, lejos de estar quieta, busca y promueve, por todos los medios a su
alcance, la remoción de los obstáculos que impiden la justicia y la verdad, que son
estorbos para la tolerancia interpersonal, interracial, intersindical, interpartidista,
intercultural, interreligiosa, soñando y trabajando por su visión de futuro, en
búsqueda de una paz integral, en la que todos sean sujetos y protagonistas de
cambios solidarios que repercutan en la sociedad y entre quienes la componen.
Inclusive, es capaz de dar su vida por la no violencia o por la lucha contra lo que se
opone a la justicia y a la verdad.
LA BOMBA ATÓMICA
El profesor nos leyó lo siguiente: "La bomba atómica NATO 512-WE, cuesta el
equivalente a una montaña de dólares.
O a 50 hospitales de 100 camas, completamente dotadas.
O a 100 edificios con 100 apartamentos totalmente amueblados.
O a 10.000 tractores.
O al sueldo de 100.000 maestros, durante un año.
O a 1.000.000 de uniformes infantiles de fútbol, con botas y balones reglamentarios.
O a un kilo de chocolates rellenos para cada uno de los 40.000.000 de niños a los
que en todo el mundo se les obliga a trabajar ilegalmente..."
En el curso nos pusimos a pensar:
Si sólo con lo que cuesta una bomba se podría ayudar a tanta gente, ¿por qué la
guerra? ¿Qué intereses tienen los que fabrican armas? ¿Por qué los hombres no
pueden vivir en paz? ¿Y de los niños, qué?
Hubo otras muchísimas preguntas que ya no recuerdo. Todos queríamos hablar,
pero no nos alcanzó el tiempo. Inclusive el Profesor nos puso una tarea: ¿En qué
forma o cómo podemos los niños fabricar la paz?

__________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________

Estamos investigándolo y todavía no hemos terminado de pensar, porque muchos


compañeros dicen que ellos no pueden hacer nada. Yo sostengo que sí, aunque sea
muy poco. ¿Ustedes qué dicen?
OPCIONES:
- Tomar conciencia de lo que significa el derroche en las guerras, para tratar de
contestar a los interrogantes que hicieron los niños en la clase y aterrizar en algo
concreto como gestores de la paz, en medio de su ambiente.
- Analizar en qué forma y cómo se construye la paz en sus respectivos hogares.
- De la misma manera, en la escuela o colegio.
- Lo mismo, en sus respectivos grupos, buscando llegar a hechos y acuerdos
precisos.

LAS ESPINAS TIENEN ROSAS

Al pasar por ese campo entapizado


de verde, me detuve a contemplar:
En las espinas hay rosas que
embalsaman el ambiente sin
ponerse a preguntar ¿cuáles serán
las personas que, al aspirarlas, lo
sienten? No se preocupan por eso.
Simplemente hacen el bien hasta
acabar con su vida, desde el sitio en
donde están.

Si al aire lanzan aromas, mosaico de


mil colores, brindan ambiente de
paz... Las pálidas... amarillas; las
modestas, se sonrojan... Y, sin mirar
sus espinas, se preocupan por
mostrar sus vestiditos de gala que
alegran, con su sonrisa, aquel
resplandor esmeralda, y, al
perfumarnos a todos, nos señalan
que es posible convivir con mucha
calma.

OPCIONES:
- Preparar, de antemano, algún ramillete de rosas, para visualizar lo leído.
- Hacer un diálogo, sobre lo que se entiende o si ellos han observado la vida de las
rosas. ¿Qué significan las espinas?
- ¿Hay algún parecido entre la vida de los hombres y la de las rosas?
¿Cuál es la invitación que hace el rosal? ¿Cómo se le puede aceptar, en el curso?

__________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________

__________________________________________________________________________