You are on page 1of 3

Filosofía de la Ciencia.

T.P. º 2
González, Felipe Andrés.
Desarrollo.
1) La primera tradicion historiográfica tiene sus comienzos en la antigüedad clásica, por
medio de pequeños tratados y monografías que explican aspectos técnicos de las ciencias
conocidas en aquellos tiempos, como la astronomía y las matemáticas.
Esta tradicion tuvo sucesivas continuaciones. Pero la producción de tales historias de la
ciencia aumentó sensiblemente desde la Ilustración, a raíz de la concepción de ciencia que
se tenía en aquel momento como fuente y ejemplo de progreso. En el siglo XIX, también se
desarrollan otros enfoques, dentro de los cuales se producían biografías e historias
maestras de diversas especialidades, como la química, la física, etc.
La otra tradicion historiográfica, tenía objetivos más filosóficos. Esta partía de la premisa de
que las historias de la ciencia eran instructivas y útiles para quienes pretendían descubrir
la naturaleza y el uso propio de la razón.
Por ello, esta corriente historiográfica intento basar las descripciones de la racionalidad en
las investigaciones históricas del pensamiento científico.
2) Las tradiciones historiográficas mencionadas anteriormente, menguaban sensiblemente
la capacidad y la amplitud de una investigación sobre la historia de la ciencia ya que no
podían concebir otra forma de narrar su historia por otro medio que no sea el del desarrollo
sucesivo y acumulativo de los progresos científicos.
Hay muchos motivos que sirvieron para reactualizar las tradiciones historiográficas. Uno de
ellos tenía que ver con el hecho de que los paradigmas anteriores no contemplaban en sus
estudios los errores o improcedencias en el transcurso de la historia de la ciencia. Por otra
parte, tampoco se contemplaban la injerencia de factores externos a la ciencia, como la
religión o la tecnología.
Sin embargo, n que el factor más importante que ha movilizado el cambio de mentalidad
dentro de la Historia de la Ciencia, fue la historia de la filosofía. Los autores pertenecientes
a esta área, tenían otro tipo de entendimiento y actitud a la hora de abordar el pensamiento
de un filósofo. Esta suerte de solidaridad hacia los pensadores pretéritos pasó de la filosofía
a la historia de la ciencia.
Otro factor decisivo fue el descubrimiento de la intrínseca unidad histórica y sus fuentes,
sobre todo desde el interés de los historiadores contemporáneos en torno a la ciencia
medieval y sus presuntas relaciones y continuidades con la ciencia moderna.
El tercer factor que menciona el autor, está relacionada con el estudio del desarrollo
científico que se ocupa del conocimiento positivo en conjunto, es decir, estructurado en
historias generales de la ciencia. Posteriormente, las ciencias revelan en sí mismas que no
se tratan de unidades de una sola pieza, y que no pueden ser narradas en su conjunto de
manera coherente.
El cuarto factor tiene que ver con la injerencia de otras áreas del conocimiento como son la
sociología alemana y la historiografía marxista, en torno al papel que cumplen los factores
institucionales y económicos en el desarrollo de las ciencias. Este último factor es de

Esta parte de la premisa fundamental de que toda actividad humana. en consonancia o disonancia con la tradicion que la contiene. . insiste en que las . deudora de la historiografía marxista. sobre todo a partir del rol del puritanismo en la configuración mental de las sociedades del siglo XVII. Los valores y principios de esta sociedad que estimaba que la salvación se conseguiría por medio de obras. o por la invención de elementos que sean de utilidad al hombre. invenciones y motivaciones constituyen un aspecto importante en la reconstrucción del pensamiento de los científicos. se halla inmersa en un contexto cultural que ayudaría a comprender aún más sus efectos y desarrollos. La nueva generación de historiadores. Este tipo de historiografía pone al historiador en contacto con las fuentes mismas de la ciencia. 3) . instrumentalista y empíricos. Las dos tienden a explicar la productividad de la ciencia del siglo XVII. ejemplifica el conflicto historiográfico a partir del cual difícilmente sea posible consensuar algún punto de acuerdo. los problemas. (la llamada “revolución científica”). por otra parte. incentivaron el interés por la ciencia.La historia interna. Las tradiciones historiográficas antiguas tienden a rechazar cualquier tipo de injerencia económica. El primer enunciado. terciarios. creencias.La historia externa. Aquella reconstrucción también debe estudiar en los errores o equívocos del personaje para revelar mucho más el carácter la mentalidad del mismo. incluida la ciencia. institutos.carácter polémico porque diversos autores no coinciden en qué grado son influyentes estos aspectos y en qué medida es posible entender la ciencia a partir de estos. que son las encargadas de promover o direccionar el carácter de las investigaciones científicas de una época determinada. según Merton. Se trata de un profundo estudio del periodo en el que surgieron estos textos. relacionando sus objetivos y valores con otros aspectos de la sociedad de la época. por otra parte también estudian los efectos que tienen las teorías científicas en las sociedades y grupos sociales en los que se enuncian. esta conflictividad en torno a la interpretación sobre el orígen de la “revolución científica”. así como también motivaron el interés en asuntos prácticos. ética o religiosa en el procedimiento de elaboración de los concomientos científicos. ministerios) especialmente las educativas. 4) Dice Kuhn que la tesis de Merton está constituida por dos enunciados que coinciden parcialmente. Aspectos como los intereses. El segundo enunciado parte de las mismas novedades de la época. Este tipo de historia tiene el doble propósito de explicar las actividades científicas a partir de ciertas bases económicas y sociales que favorecen o desfavorecen tales propósitos. destaca el incesante interés de aquella época por la solución a problemas prácticos. Ahora bien. transformaron radicalmente las ciencias del siglo XVII. Este procedimiento supone el esfuerzo de “pensar como ellos (los innovadores) lo hicieron”. Estos intereses específicos fueron los que. Esto implica un estudio de las instituciones (universidades.

Ello implica el reconocimiento de la naturaleza del desarrollo científica. administración y política. Es necesario también tener en cuenta los trabajos de la sociología de la ciencia ya que pondera otro tipo de investigación. De ello se deduce que el efecto más probable de la historia de la ciencia consiste en aumentar el conocimiento de la propia empresa científica.modificaciones del siglo XVII fueron parte de ciertas continuidades que ya venían gestándose en el último periodo de la edad Media. cuyo efecto principal hará hincapié en la política y administración de la ciencia. -------------------------------------------------------------------------------------------------------------------- . Por último. la optimización de los procedimientos de investigación junto con la adecuación del historiador a cada objeto de estudio al que se dedique. Esto significa la mejoría de las especializaciones en la historia de la ciencia. existe un campo conocido como “ciencia de las ciencias” cuyo objetivo es el análisis teórico de la estructura y el comportamiento de la propia ciencia. González. Felipe Andrés. 5) El primer resultado importante del trabajo de la historia de la ciencia tiene que ver con la constancia y sucesiva mejoría de las historias de la ciencia. junto con su educación.