You are on page 1of 2

LA EDUCACIÓN COMO HECHO, COMO REALIDAD

Llamamos educación a un hecho humano y social que se manifiesta como transmisión
comunicativa de unas personas a otras, proporcionándoles ideas, saberes, habilidades, normas
y pautas de conocimiento y de conducta. Evidentemente, es un hecho, una realidad este modo
de actuar, esta manifestación humana y social. A esto se une la localización de dicha actuación
en escuelas o centros educativos y de enseñanza, lo que nos permite designar como educación
a la actividad, labor o tarea que se desarrolla en dichos centros. Mas como ello está vinculado
a la organización y funcionamiento -.::.éientificotécnico, administrativo, económico de tales
centros y a su relación y ordenamiento exterior con la sociedad y con sus organismos públicos
correspondientes (Ministerio de Educación, Dirección General de Enseñanza, Consejo de
Educación, Supervisión o Inspección educativa, etc.), concluimos que la educación abarca todo
el entramado social y político que se refiere a la actividad de enseñanza y a su organización y
desenvolvimiento. Incluso lo que llamamos realidad educativa se extiend,e no sólo al hecho-
actividad de la instrucción-enseñanza, de los centros educativos, de su organización interna y
externa 'Yde su ordenación pú- blica, sino también a su situación y desarrollo en las diversas
localidades, poblaciones, países y áreas diversas donde se manifiesta. Y, también, al conjunto
de dicha manifestación. Así, podemos hablar de «la educación en los diversos países» y de «la
educación en el mundo». Pódemos hacerlo en forma sincrónica -o situacional-, refiriéndonos a
«la educación en la actualidad»; o en forma diacr6- nica -o temporal-, con respecto a «la
educación a través del tiempo» o a «las etapas de la educación». Y puesto que el hecho
educativo, referido a la instrucc1ón- aprendizaje a la enseñanza, a las escuelas, centros y
organismos correspondientes, difiere en su sistematización y ordenamiento, según los
procedimientos o métodos empleados, los contenidos transmitidos, los medios disponibles, las
formas organizativas y los modos de dependencia y de control, nos referimos a los «sistemas
educativos» como conjuntos de normas, formas y prácticas educativas, estable~ ciendo
semejanzas y diferencias, correspondencias, correlaciones... y, también, apreciando
tendencias, corrientes y evoluciones de dichos sistemas o de sus aspectos más
representativos. Todo ello queda comprendido bajo el epígrafe de «hecho educativo» o de
«realidad educativa», que abarca actividades, instituciones, ordenación y organización,
manifestación espacial y temporal, sistematización, metodología, etc. Inclus'o, como ocurre en
nuestra época, sea por las circunstancias de desequilibrio socigeconómico, de desniveles entre
las necesidades educativo-instructivas y las posibilidades reales de cumplimentarIas
adecuadamente, sea también, por los cambios profundos que ofrece el mundo sociocultural, el
orden político y económico y, especialmente, el aumento de población, con el desfase de los
medios y de las formas educacionales, puede hablarse justamente de «crisis de la educación»
y, asimismo, de «crisis del sistema escolar».2 Se hace referencia entonces al estado y al
momento crítico, difícil, preocupante, de la realidad educativa, necesitada de las oportunas
rectificaciones y adecuaciones.

1.2.2. LA EDUCACIÓNCOMO ACTIVIDAD Y COMO PROCESO Examinada en sí misma,'
atendiendo a su posibilidad humana y a su consistencia dinámica, la educación nos aparece
como actividad entitativa y operativaen un doble aspecto: a) como influencia o como ayuda
exterior que trata de desarrollar y de perfeccionar las disposiciones y aptitudes del individuo
humano hacia fines u objetivos adecuados a su naturaleza y, al mismo tiempo, hacia pautas o
valores socioculturales o trascendentes; b) como formación y configuración intrínseca de la
persona, tratando de realizarse, concienciarse y autodeterminarse de acuerdo con patrones
considerados racionalmente óptimos. En los dos aspectos, extrínseco (transmisivo o de
influencia), e intrínseco (personizador o de autoformación), se realiza un proceso, curso o

Se trata.que permiten caracterizar a la educación como proceso en las dos direcciones señaladas: a) Proceso interactivo de influencia madurativa en virtud de un agente transmisor (educador). de formación propia. se trata del proceso de heteroeducación. medios educativos). en sentido restringido. de un sujeto receptor (educando) y de un medio posibilitador del desarrollo (mediación. del proceso denominado de autoeducación. de unos patrones o valores de conocimiento y de acción y de una capacidad subjetiva transformadora de los datos o impulsos y estructuradora de la personalidad. y de proceso de conducción. de concienciación y autoguiaje. de proceso de comunicación educativa.3 . entonces. b) Proceso intraactivo de estructuración o configuración. en cierto modo una orientación conductiva. en virtud de unas fuentes informativas y conformativas. especialmente en el primer aspecto. como relativo a la educación intelectual o bien a la educación moral o de la conducta-. en un medio intrínseco de desarrollo.secuencia de acciones -función u operación en el tiempo. realización dinámica secuencial. También en los dos casos puede hablarse de proceso de formación -término que a veces se emplea. de personización y personalización. una dirección. por tratarse de un guiaje.