You are on page 1of 3

“El Lazarillo de Tormes y la Sociedad Española del siglo XVI”

Favio Alexis Jurado Quiñones


La sociedad, probablemente no ha cambiado totalmente como en algún tiempo
ésta se pudo haber visto, y es que la realidad del hombre cada vez manifiesta
principios básicos de comportamiento que tanto sociales como psicológicos y
entrelazando a vivencias y experiencia, generan una cultura, una forma de ser,
tales costumbres llegan a verse relejadas hoy en día, por nuestros padres, por
nuestros abuelos, e inclusive nosotros mismos, y ¿qué con eso? El Lazarillo de
Tormes es un gran ejemplar de una sociedad española del siglo XVI, y que una
vez leída tal obra, nos podemos de dar cuenta de algunos aspectos sociológicos
que aun hoy en día se siguen aplicando.
Durante el siglo XVI el imperio español se encontraba en un manojo de
conflictos, más allá de eso y de la falta de interés del emperador español hacia la
península ibérica con del remoto conocimiento de la nueva España, los pueblos,
como en los que se centra la historia se evocaban a hacer las labores que,
obviamente eran de costumbre para aquella época, tales como, la agricultura, la
ganadería, la metalurgia, producción artesanal y por supuesto el clero, que
consecuentemente tales labores generaban e pueblo español, y que también, esto
estaba regido bajo un sistema burocrático del cuan se incluía el ejército, a los
marqueses y duques y así consecutivamente.
En el caso de la sociedad, e incluyéndonos dentro de la vida de Lázaro,
hubo 9 amos que señala la historia, tal cuales e incluyendo padre y madre
generan un conocimiento de algunas castas de aquella época, El lugar dónde
acontece la historia esta mencionado en numerosas ocasiones. Lázaro nace en la
aldea salmantina de Tejares y desde la ciudad de Salamanca inicia su andadura
hasta los pueblos toledanos, que es donde se ubica nuestra historia, Lázaro de
Tormes nació en el seno de una familia proletarizada, no muy distinta a algunas
familias rurales que a podríamos encontrar, y que, a consecuencia, éste paso a
sufrir una serie de cosas que, con el pasar de los años muchos eventos definirían
su persona.
En deducción él es un muchacho de la clase pobre de la época. Desde muy
niño se vio obligado a emplearse para ganar su sustento, buscando igualmente
superar su situación socioeconómica. Y de esa manera con cada amo, Lázaro
pasa situaciones diferentes. Se nota, que, a través del desarrollo de la obra,
Lázaro va madurando psicológicamente y despertando su astucia y capacidad
para enfrentar las situaciones cotidianas, por eso cuando consigue un puesto
estable como pregonero en Toledo y una esposa, no le importan los rumores que
inventan sobre una relación de su mujer con el Arcipreste, ya que no piensa
perder esa situación por nada.
Favio Alexis Jurado Quiñones

Así una vez que perdió a su madre y que tal ciego que vendía siendo una persona
pobre, cuya existencia se basa en la mendicidad, no tiene domicilio fijó, pues viaja
de pueblo en pueblo solicitando la ayuda de sus habitantes, le dijo a Lázaro:
“Yo oro ni plata no te puedo dar, mas avisos para vivir muchos te mostraré”
(Pág.23)
Obviamente esto es una alegoría a quererle enseñar, de una vez algunas
manías de vivir o en este caso a valerse por su cuenta. Cosa que el muchacho,
aprendió a sobrellevar la vida, y despertar de su inocencia.
En cuanto a su segundo amo el clérigo, se describe como una persona, que
a pesar de ser ministro de Dios, es una persona en la cual sobresale la avaricia y
la tacañería. No cumple con la misión de caridad y servicio a los semejantes, pues
trata a Lázaro todo lo contrario. Por lo cual es menester pensar en las diferencias
y semejanzas con algunos clérigos de hoy en día.
El tercer, el escudero es una persona pobre que no es capaz de aceptar su
situación. lucha por ocultar ante los demás la vida que lleva. No hace por maltratar
a Lázaro, las ingenia al comienzo, para lograr que el muchacho no se dé cuenta.
Tal persona mentirosa es un estándar, algo común con respecto a la época. Del
sigue el fraile el cuarto amo, de quien solo sabemos que le regala un par de
zapatos.
Por lo cual el quinto quien fue un buldero fue el amo más falso e
inescrupuloso de toda la novela. Este representa la falsa religiosidad. Un señor sin
escrúpulos capaz de hacer lo que sea por obtener ganancia.
En la entrada sexta un artista la ocupó, siendo representante de un lado
más culto, que en España se vio con Tiziano, de una manera sencilla, el arte en
salamanca del siglo XVI no había mucho, a diferencia de las demás personas.
El capellán fue el séptimo amo de Lázaro, y el primero que le dio paga, por
ser aguatero en las ciudades. Lázaro estuvo cuatro años con este amo, hasta que
junta dinero suficiente para comprarse ropa usada y una espada, y después
abandona el oficio y a su amo. Hasta éste punto notamos una inclinación más
aproximada a una sociedad regida por el clero, más que de algunos agentes
políticos.
último El Arcipreste de San Salvador quien da a lázaro una esposa, que no
es más que para ocultar una relación que él mismo tenía con ella.
Es, fácil poder apreciar una sociedad constituida hasta aquí, clero, agentes
políticos, limosneros y servidores públicos, podríamos señalar que en lo que
respecta a la sociedad española de aquel siglo estaba muy encaminada al lado
religioso, y no solo eso, si no que como cualquier otra, tenía todo tipo de gentes,
entre ellos, rateros y honrados, y que Lázaro en ejemplo de tal sociedad, fue el
astuto que pudo sobrellevar el azote de tal colectividad social.
La España de tal época fue la madre que dio lugar a una sociedad latina de
hoy en día, lo que somos, nuestras costumbres, y alguno que otro valor moral,
viene incluso más atrás que las experiencias de nuestros abuelos, porque, hasta
incluso ellos, fueron quienes se educaron tras sus padres.
Por esa razón, somos lo que somos, somos la humanidad, un niño que anda a
pasos pequeños.

Fuentes además del libro:


http://www.historiasiglo20.org/HE/6g.htm
http://www.raco.cat/index.php/Manuscrits/article/viewFile/87056/112086

Related Interests