You are on page 1of 6

Universidad Tecnológica de Panamá

Facultad de Ingeniería Civil


Lic. En Ingeniería Civil
Termodinámica
Parcial N°2

Integrantes:
De Frías Katherine 8-906-1836
López José 7-710-2298
Osorio Eliecer 6-719-678
Quintero Zuleyni 8-914-672

Profesor:
Cedeño Carlos

Fecha:
09/03/2018
Introducción

Las leyes de la Termodinámica presentan la transferencia de energía que hay en un


sistema, pero solo se refieren a los que están en equilibrio. La transferencia de calor integra
la primera y la segunda ley, aportando los métodos de análisis que pueden utilizarse para
predecir esta velocidad de transmisión. Los números adimensionales (Número de Prandtl,
Número de Rayleigh y Número de Nusselt) permiten analizar de una mejor manera la
transferencia de calor que ocurre a través de las paredes de un recinto cerrado de una
edificación.
Una de las maneras de analizar las transferencias de calor puede ser por convección, la cual
Se caracteriza porque se produce por medio de un fluido (líquido, gas o plasma) que
transporta el calor entre zonas con diferentes temperaturas. La convección se produce
únicamente por medio de materiales, la evaporación del agua o fluidos.

LA INFLUENCIA DEL NÚMERO DE PRANDTL (PR) Y EL NÚMERO DE


RAYLEIGH (RAL) EN LA RAZÓN DE LA TRANSFERENCIA DE CALOR (Q EN
W) A TRAVÉS DE LAS PAREDES DE UN RECINTO CERRADO DE UNA
EDIFICACIÓN.
Conceptos:
.
 Número de Prandtl:
El número de Prandtl (Pr) es un número adimensional proporcional al cociente entre la
difusividad de momento (viscosidad) y la difusividad térmica.1 Se llama así en honor a
Ludwig Prandtl.
𝜐 𝑣𝑒𝑙𝑜𝑐𝑖𝑑𝑎𝑑 𝑑𝑒 𝑑𝑖𝑓𝑢𝑠𝑖ó𝑛 𝑑𝑒 𝑙𝑎 𝑐𝑎𝑛𝑡𝑖𝑑𝑎𝑑 𝑑𝑒 𝑚𝑜𝑣𝑖𝑚𝑖𝑒𝑛𝑡𝑜 𝐶𝑝 𝜇
𝑃𝑟 = = =
𝛼 𝑣𝑒𝑙𝑜𝑐𝑖𝑑𝑎𝑑 𝑑𝑒 𝑑𝑖𝑓𝑢𝑠𝑖ó𝑛 𝑑𝑒𝑙 𝑐𝑎𝑙𝑜𝑟 𝜅
En donde:
 ν es la viscosidad cinemática, α es la difusividad térmica. Cp es la capacidad calorífica
a presión constante, μ es la viscosidad, κ es la conductividad térmica.
 Número de Rayleigh
En mecánica de fluidos, el número de Rayleigh (Ra) de un fluido es un número
adimensional asociado con la transferencia de calor en el interior del fluido. Cuando el
número de Rayleigh está por debajo de un cierto valor crítico, la transferencia de calor se
produce principalmente por conducción; cuando está por encima del valor crítico, la
transferencia de calor se produce principalmente por convección.
El número de Rayleigh se llama así en honor a Lord Rayleigh y es el producto del número
de Grashof y el número de Prandtl. Para el caso de convección natural en una pared vertical
el número de Rayleigh se define como:
𝑔𝛽
𝑅𝑎𝑥 = = (𝑇𝑝 − 𝑇∞ )𝐿3 = 𝐺𝑟𝑥
𝜈𝛼

En donde:
 Rax es el número de Rayleigh asociado a un cierto punto x de la superficie sometida a
estudio. Grx es el número de Grashof asociado a un cierto punto x de la superficie
sometida a estudio. Pr es el número de Prandtl. g es la aceleración de la gravedad. L es la
longitud característica, en este caso la distancia desde el inicio de la pared. Tp es la
temperatura de la pared. T∞ es la temperatura del fluido alejado de la pared o corriente
libre. ν es la viscosidad cinemática. α es la difusividad térmica. β es el coeficiente de
expansión térmica.
Las propiedades físicas del fluido (Pr, ν, α y β) se deben evaluar a la temperatura de la capa
límite que se define como:
𝑇𝑝 + 𝑇∞
𝑇𝑓 =
2
En muchas situaciones ingenieriles, el número de Rayleigh tiene valores alrededor de 106 -
108.
 Número de Nusselt
El número de Nusselt (Nu) es un número adimensional que mide el aumento de la
transmisión de calor desde una superficie por la que un fluido discurre (transferencia de
calor por convección) comparada con la transferencia de calor si ésta ocurriera solamente
por conducción.
Este número se llama así en honor a Wilhelm Nusselt, ingeniero alemán que nació el 25 de
noviembre de 1882 en Núremberg. Se define como:
Ambas transferencias se consideran en la dirección perpendicular al flujo.
En la anterior ecuación se define:
ℎ𝐿 𝑇𝑟𝑎𝑛𝑠𝑓𝑒𝑟𝑒𝑛𝑐𝑖𝑎 𝑑𝑒 𝑐𝑎𝑙𝑜𝑟 𝑝𝑜𝑟 𝑐𝑜𝑛𝑣𝑒𝑐𝑐𝑖ó𝑛
𝑁𝑢𝐿 = =
𝜅𝑓 𝑇𝑟𝑎𝑛𝑠𝑓𝑒𝑟𝑒𝑛𝑐𝑖𝑎 𝑑𝑒 𝑐𝑎𝑙𝑜𝑟 𝑝𝑜𝑟 𝑐𝑜𝑛𝑑𝑢𝑐𝑐𝑖ó𝑛

 L, como una longitud característica. Para formas complejas se define como


el volumen del cuerpo dividido entre su área superficial.
 kf, como la conductividad térmica del fluido.
 h, como el coeficiente de transferencia de calor.
Convección natural dentro de recintos cerrados

Imagen 1: Pérdidas de calor en una residencia

Una parte considerable de la pérdida de calor de una residencia típica ocurre a través de las
ventanas. Si pudiéramos, aislaríamos las ventanas para conservar energía. El problema es
hallar un material aislante que sea transparente. Un examen de las conductividades térmicas
de los materiales aislantes revela que el aire es un mejor aislador que la mayor parte de esos
materiales. Además, es transparente. Por lo tanto, tiene sentido aislar las ventanas con una
capa de aire. Por supuesto, necesitamos usar otra lámina de vidrio para atrapar el aire. El
resultado es un recinto cerrado, el cual se conoce como ventana de hoja doble. Otros
ejemplos de recintos cerrados incluyen las cavidades en las paredes, los colectores solares y
las cámaras criogénicas que contienen cilindros o esferas concéntricos.
La característica de la transferencia de calor a través de un recinto cerrado horizontal
depende de si la placa más caliente está en la parte de arriba o en la de abajo, como se
muestra en la siguiente imagen.

Imagen 2: Corrientes de convección en un recinto cerrado horizontal con


a) placa caliente en la parte de arriba y
b) placa caliente en la parte de abajo.
Cuando la placa más caliente está en la parte de arriba, no se desarrollan corrientes de
convección en el recinto, ya que el fluido más ligero siempre está arriba del más pesado.
En este caso la transferencia de calor es por conducción pura y tendremos Nu=1. Cuando la
placa más caliente está en la parte de abajo, el fluido más pesado está arriba del más ligero
y se tiene una tendencia de éste de derribar a aquél y subir hasta la parte superior, en donde
entra en contacto con la placa más fría y se enfriará. Sin embargo, hasta que esto sucede, la
transferencia de calor es por conducción pura y Nu=1. Cuando RaL >1 708, la fuerza de
flotabilidad vence la resistencia del fluido e inicia las corrientes de convección natural, las
se observa que tienen la forma de celdas hexagonales llamadas celdas de Bénard. Para
RaL< 3x105, las celdas se rompen y el movimiento del fluido se vuelve turbulento. El
número de Rayleigh para un recinto cerrado se determina a partir de

𝑔𝛽(𝑇1 − 𝑇2 )𝐿𝑐 3
𝑅𝑎𝐿 = 𝑃𝑟
𝜐2
en donde la longitud característica Lc es la distancia entre las superficies caliente y fría, y
T1 y T2 son sus temperaturas, respectivamente. Todas las propiedades del fluido deben
evaluarse a la temperatura promedio del mismo 𝑇𝑝𝑟𝑜𝑚 = (𝑇1 + 𝑇2 )/2

Recintos cerrados rectangulares horizontales


No necesitamos relaciones del número de Nusselt para el caso en donde la placa más
caliente se encuentra en la parte de arriba, ya que en este caso no se tendrán corrientes de
convección y la transferencia de calor será hacia abajo por conducción (Nu=1). Sin
embargo, cuando la placa más caliente está en la parte de abajo, se establecen corrientes
significativas de convección para RaL> 1708 y se incrementa la razón de la transferencia
de calor.

Imagen 3: Recinto cerrado rectangular horizontal con superficies isotérmicas.

Para los recintos cerrados horizontales que contienen aire, Jakob (1949) recomienda las
correlaciones sencillas siguientes
𝑁𝑢 = 0.915𝑅𝑎𝐿1/4 104 < 𝑅𝑎𝐿 < 4 × 105

𝑁𝑢 = 0.915𝑅𝑎𝐿1/3 4 × 104 < 𝑅𝑎𝐿 < 107


Estas relaciones también se pueden usar para otros gases con 0.5 < Pr < 2. Usando agua,
aceite de silicona y mercurio en sus experimentos, Globe y Dropkin (1959) obtuvieron esta
correlación para recintos cerrados horizontales calentados desde abajo,
𝑁𝑢 = 0.069𝑅𝑎𝐿1/3 𝑃𝑟 0.074 3 × 105 < 𝑅𝑎𝐿 < 7 × 109
Basados en experimentos con aire, Hollands et al. (1976) recomiendan esta correlación para
los recintos cerrados horizontales,
+
1708 + 𝑅𝑎 1/3
𝑁𝑢 = 1 + 1.44 [1 − ] +[ 𝐿
− 1] 𝑅𝑎𝐿 < 108
𝑅𝑎𝐿 18

La notación [ ]+ indica que si la cantidad entre corchetes es negativa, debe igualarse a cero.
Esta expresión también correlaciona bien los datos para líquidos con números moderados
de Prandtl, para RaL<105 y, por consiguiente, también se puede usar para el agua.

Conclusión

Como resultado de la investigación presentada, es posible concluir que la transferencia de


calor a través de un recinto cerrado horizontal depende de si la placa más caliente está en la
parte de arriba o en la de abajo donde se presentan dos casos; el primero cuando la placa
caliente está arriba donde el número de Nusselt es igual a uno (Nu=1) debido a que no se
tendrán corrientes de convección y la transferencia de calor será hacia abajo por
conducción, y el segundo cuando la placa caliente se encuentra abajo la corriente se
incrementa a la razón de transferencia de calor.