You are on page 1of 3

http://cosas.

pe/padres/salud-nutricion/4434-semilla-de-la-discordia

Semilla de la discordia
Noviembre 11, 2014 03:24 PM

| por Rebeca Vaisman

Algunas de las cifras que se manejan en torno a la chía afirman que tiene 1000% más omega 3 que el
salmón del norte, 700% más hierro que el brócoli y 500% más calcio que la leche entera. Otras
propiedades que se resaltan son su contenido de proteínas, boro -mineral que ayuda a fijar el calcio de
los huesos-, potasio y antioxidantes. No es extraño que su consumo se haya empezado a promover con
bastante ahínco. Sin embargo, muchas veces el entusiasmo evita que se revisen los aspectos negativos
de una panacea. Y, sobre todo, que sus aspectos positivos se miren en perspectiva. En la actualidad,
más estudios se dedican a determinar exactamente cuán beneficiosa es la chía. Y si lo es para todos.

A favor

Como nutricionista, a Alejandra Valdez no le resulta raro escuchar cada cierto tiempo sobre la
aparición de un nuevo –o redescubierto– y maravilloso alimento. En el caso de la chía, Valdez admite
que, en su composición nutricional, “destacan algunas características muy notables”, y da cuenta de
estas: “Su riqueza en ácidos grasos, como el omega 3, postulan a la chía como el vegetal que más los
tiene, y superando incluso al pescado azul. Además de una cantidad muy importante de fibra, muy
similar o superior a la que se pueda encontrar en las legumbres; así como su alto contenido proteico”,
enumera la especialista. Una reseña de 2012 publicada por la Sociedad Estadounidense de Nutrición
recomienda la semilla para incrementar fibra y antioxidantes en la dieta. Y todo ello sin colesterol,
con poco sodio, sin lactosa y sin gluten.
No existe nutricionista que no recomiende el valor nutritivo de la chía. Sin embargo, existen
elementos que se deberían considerar antes de su consumo.

Valdez, sin embargo, pone las cifras en perspectiva: “Decimos que la chía contiene más omega 3 que
el pescado azul, pero nosotros no consumimos 100 gramos de chía al día, aunque sí podemos comer
200 gramos de pescado”, explica la nutricionista. Pone otro ejemplo: “Con un plato de lentejas y
ensalada, conseguimos mucha más fibra que en los 20 gramos de chía que, en promedio, se deberían
consumir por día”, asegura. Por eso, la nutricionista recomienda tomar chía como suplemento y no
como alimento único. De esa manera, se podrían aprovechar mejor sus múltiples propiedades.

En contra

“Todo en exceso es malo”, asegura Talía Lanata, naturópata especialista en nutrición natural. No es
que Lanata esté en contra del consumo de esta semilla. De hecho, reconoce sus beneficios, que
provienen principalmente de su contenido en fibra y omega 3. Sin embargo, acusa un uso exagerado
e información inexacta: por ejemplo, asegura que no existe ninguna prueba de que sirva para bajar de
peso. En cambio, el consumo excesivo de chía ha ocasionado que algunos de sus efectos secundarios
estén saliendo a la luz y, por ende, se estén investigando. “Estudios recientes demuestran que la chía
puede potenciar el efecto de ciertas medicaciones, como de hipotensores, que ayudan a bajar la tensión
arterial, o de aquellas que sirven para bajar la glucosa en la sangre”, explica la naturópata. Esto
significa que el consumo de chía en pacientes con problemas cardiovasculares y diabetes podría
generar un desbalance en sus tratamientos médicos.
Por otro lado, está contraindicada para pacientes con diverticulosis, puesto que estos deben limitar el
consumo de fibra. Lanata señala otro posible efecto negativo: un exceso de omega 3 podría causar
alteración en los tiempos de sangrado y coagulación. Ella subraya que todo esto aún es motivo de
investigación. Sin embargo, la especialista apuesta por un uso informado y responsable de la chía. Y
ante cualquier condición médica, recomienda acudir a un especialista.