You are on page 1of 87

EDITORES

Dr. Santiago Iván Suárez Vázquez


Dr. Héctor de León Gómez
Dr. René A. Dávila Porcél
Dr. Arquímedes Cruz López
Dr. Juan Manuel Rodríguez Martínez
Dr. Gerardo del Jesús Fajardo San Miguel

E-mail: santiago.suarezvz@uanl.edu.mx

El presente libro de resúmenes será publicado en:


http://fic.uanl.mx/geoingenieria-ambiental/

II
CONSEJO DIRECTIVO

Mtro. Rogelio Garza Rivera


Rector
Universidad Autónoma de Nuevo León

Dra. Carmen del Rosario de la Fuente García


Secretaria General
Universidad Autónoma de Nuevo León

Dr. Juan Manuel Alcocer González


Secretario de Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico
Universidad Autónoma de Nuevo León

Dr. Pedro Leobardo Valdez Tamez


Director de la Facultad de Ingeniería Civil
Universidad Autónoma de Nuevo León

Dr. Gerardo Fajardo Sanmiguel


Subdirector de Investigación de la Facultad de Ingeniería Civil
Universidad Autónoma de Nuevo León

Dr. Cesar Antonio Juárez Alvarado


Subdirector de Posgrado de la Facultad de Ingeniería Civil
Universidad Autónoma de Nuevo León

III
COMITÉ LOCAL
Dr. Santiago Iván Suárez Vázquez
Facultad de Ingeniería Civil
Universidad Autónoma de Nuevo León

Dr. Héctor de León Gómez


Facultad de Ingeniería Civil
Universidad Autónoma de Nuevo León

Dr. René A. Dávila Porcél


Facultad de Ingeniería Civil
Universidad Autónoma de Nuevo León

Dr. Arquímedes Cruz López


Facultad de Ingeniería Civil
Universidad Autónoma de Nuevo León

Dr. Juan Manuel Rodríguez Martínez


Facultad de Ingeniería Civil
Universidad Autónoma de Nuevo León

COMITÉ DE LA FACULTAD DE INGENIERÍA CIVIL


UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE NUEVO LEÓN

M.C. Lilia Evangelina Arriaga Díaz de León


Lic. Amanda Regalado Delgado
Ing. David Garza Villarreal
Lic. Rosa O. Armendáriz Solís
Srita. Jhovana Villarreal Robelo

IV
PRÓLOGO

La Asamblea General de las Organización de la Naciones Unidas designó en su


resolución A/RES/63/278, el 22 de abril como el Día Internacional de la Madre
Tierra, con el objetivo de alcanzar un justo equilibrio entre las necesidades
económicas, las sociales y las ambientales de las generaciones presentes y
futuras, y para promover la armonía con la naturaleza y con la Tierra. Para
coadyuvar al cumplimiento de acciones a favor del planeta y, en marco del 85
Aniversario de la Facultad de Ingeniería Civil y de la Universidad Autónoma de
Nuevo León, el Cuerpo Académico de Geo-ingeniería Ambiental de la UANL
(UANL-CA-335) ha organizado el Simposio “Aprovechamiento de los geo-
recursos y los retos para colaborar al logro del desarrollo sostenible”, con la
finalidad de hacer conciencia entre los estudiantes, los profesionistas y los
investigadores relacionados con el área de aprovechamiento y conservación de
los geo-recursos.

Como los intereses científicos, tecnológicos y académicos del UANL-CA-335


están relacionados con el estudio integral del impacto ocasionado por el cambio
climático en los ecosistemas terrestres compuestos por recursos naturales
renovables y no renovables (agua, suelos y rocas), que se utilizan como
materiales de construcción para el diseño de obras civiles, su uso, su aplicación
y su conservación están orientados a diseñar obras civiles sostenibles de
vanguardia, reduciendo las amenazas, la vulnerabilidad y los riesgos. En las
páginas siguientes se presentan las contribuciones orales y de la sesión nacional
de carteles de investigadores que participaron en este evento, procurando
atender los diferentes problemas ambientales relacionados con la geo-ciencias,
la contaminación urbana o la geo-ingeniería y la tecnología ambiental.

Dr. Arquímedes Cruz López


Líder del UANL-CA-335

V
BIENVENIDA

La ciudad de Monterrey está ubicada en el Noreste de México,


aproximadamente a 200 km de la frontera con Estados Unidos y es la capital del
estado de Nuevo León. La metrópoli de Monterrey es el centro industrial y
económico de México, con oferta de varias instituciones universitarias de
educación e investigación y con algunas industrias que son líderes en el mundo
en los ramos de la transformación y servicios tecnológicos.

Monterrey es una ciudad moderna y de gran actividad industrial y


comercial. Ofrece al visitante atracciones de más de 30 centros comerciales con
las mejores marcas internacionales, también ofrece una amplia gama de
industria restaurantera y vida nocturna. La ciudad de las Montañas (como se le
conoce a Monterrey) ofrece atracciones naturales como parques naturales y
actividades de montañismo.

www.monterrey.com
http://www.nl.gob.mx/turismo

VI
PATROCINADORES

VII
ÍNDICE

PROGRAMA. . . . . . . 1

CONFERENCIAS MAGISTRALES. . . . . . 4

EXPOSICIÓN DE CARTELES. . . . . . . 40

ÍNDICE DE AUTORES. . . . . . . 78

VIII
PROGRAMA
Lugar: Auditorio de Posgrado, 2do Piso Instituto de Ingeniería Civil, UANL

Simposio de Geo-ingeniería Ambiental


El aprovechamiento de los geo-recursos y los retos de la ingeniería ambiental
para colaborar al desarrollo sostenible

FECHA HORA ACTIVIDAD

8:00 - 8:45 Registro


19 Abril

8:45 - 9:30 Inauguración

9:30-11:00 Geo-ciencias Aplicadas. Sesión 1


Moderador: Dr. Juan Manuel Rodríguez

Distribución espacial del radón en el área


9:30 - 10:15 metropolitana de San Luis Potosí y su impacto en
medio ambiente
Dr. Vsevolod Yutsis, IPICYT
Arsénico, fluoruro y uranio en el agua
10:15-11:00 subterránea de San Luis Potosí.
Dr. Antonio Cardona Benavides, UASLP

11:00-11:15 Receso

11:15-13:30 Geo-ciencias Aplicadas. Sesión 2


Moderador: Dr. Héctor de León Gómez

Cambio Climático: Vulnerabilidad y Alternativas


11:15-12:00 de Adaptación
Dr. Javier Jiménez Pérez, FCT UANL
Opciones de restauración del ciclo hidrológico
12:00-12:45 urbano mediante tecnologías de bajo impacto
Dra. Liliana Lizarraga Mendiola, UAEH
Las montañas y sus riesgos geológicos: Ejemplo
12:45-13:30 el área metropolitana de Monterrey
Dr. José Rosbel Chapa, FCT UANL

13:30-15:00 Comida

1
Simposio de Geo-ingeniería Ambiental
El aprovechamiento de los geo-recursos y los retos de la ingeniería ambiental
para colaborar al desarrollo sostenible

FECHA HORA ACTIVIDAD

15:00-16:30 Geo-ingeniería y Tecnología Ambiental. Sesión 1


19 Abril Moderador: Dr. Miguel Rubio Godoy

Bio-recursos: su aprovechamiento
15:00-15:45 biotecnológico y su integración con la Ingeniería
Ambiental.
Dra. Katiushka Areválo Niño, FCB UANL.
Utilización de zeolita natural del Estado de
15:45-16:30 Chihuahua para la remoción de arsénico en
agua.
Dra. María de Lourdes Villalba, UACh

16:30-16:45 Receso

16:45-18:15 Geo-ingeniería y Tecnología Ambiental. Sesión 2


Moderador: Dr. René Alberto Dávila Porcel

Biodegradación de fluoreno en un reactor de


16:45-17:30 flujo continuo en condiciones nitrato reductoras.
Dr. Karim Acuña Askar, FM UANL.
Uso del PET (Tereftalato de polietileno) triturado
17:30-18:15 como medio de adherencia para tratamiento de
aguas residuales mediante el proceso de
biomasa fija.
Dr. Santos Sáenz Delgado, UDEM

Sesión de Cárteles
18:15-20:00 Aula de usos múltiples, 2do Piso Instituto de Ingeniería Civil,
UANL

2
Simposio de Geo-ingeniería Ambiental
El aprovechamiento de los geo-recursos y los retos de la ingeniería ambiental
para colaborar al desarrollo sostenible
FECHA HORA ACTIVIDAD
Geo-ingeniería y Tecnología Ambiental. Sesión 3
9:00 - 9:45 Moderador: Dra. María de Lourdes Villalba
20 Abril
Uso de residuos agrícolas y agroindustriales para
9:00 - 9:45 obtener productos de interés mediante procesos
sustentables.
Dr. Armando Robledo Olivo, UAAAN.

Contaminación Urbana. Sesión 1.


9:45-11:15 Moderador: Dr. Karim Acuña Askar.

Ecología en el Antropoceno
9:45-10:30 Dr. Miguel Rubio Godoy, Instituto de Ecología
Producción de biohidrógeno con efluentes reales:
10:30-11:15 dinámica de la comunidad bacteriana y estabilidad.
Dr. Julián Carrillo Reyes, LIPATA UNAM

11:15-11:30 Receso

11:30-13:45 Contaminación Urbana. Sesión 2.


Moderador: Dr. Santiago Iván Suárez Vázquez.

Nanocatalizadores heterogéneos para el


11:30-12:15 abatimiento de la contaminación del aire y
producción de hidrógeno.
Dr. Rodolfo Zanella Specia, UNAM
Causas y soluciones al problema de contaminación
12:15-13:00 del aire del Área Metropolitana de Monterrey.
Dr. Gerardo Manuel Mejía Velázquez, ITESM
Presencia y destino de contaminantes orgánicos
13:00-13:45 emergentes y metales en agua superficial y
subterránea: Caso del río Santa Catarina, en el área
metropolitana de Monterrey para determinar el
impacto en su calidad y uso sostenible.
Dr. Arquímedes Cruz López, FIC UANL
13:45-14:00 Clausura

14:00-16:00 Comida

3
CONFERENCIAS
MAGISTRALES
.Geo-ciencias Aplicadas
.Geo-ingeniería y Tecnología Ambiental
.Contaminación Urbana

4
OGA01
Distribución espacial del radón en el área metropolitana de San Luis Potosí y su impacto
en medio ambiente

Vsevolod Yutsis, José Alfredo Ramos Leal, José Noel Carbajal Pérez, Jafet García Chávez, Felipe Aguilera Gaspar
División de Geociencias Aplicadas, Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica, A.C., Camino a la presa San José
#2055, Colonia Lomas 4ª Sección, C.P. 78216, San Luis Potosí, S.L.P., México

Autor de correspondencia: vsevolod.yutsis@ipicyt.edu.mx

Introducción

El radón es un gas incoloro, inodoro e insípido y es de origen natural, procede del uranio 238 que contienen las rocas de la corteza
terrestre y en el agua, el cual asciende a través del basamento por fallas o fracturas; al emanar del subsuelo, el radón se acumula en
interiores de lugares cerrados (casas y lugares de trabajo) hasta llegar al aire que respiramos (Bowie & Bowie, 1991). Este gas es
producido por el decaimiento radioactivo del uranio en su paso para convertirse en un elemento estable (plomo). El uranio se encuentra
en suelos y rocas, su concentración varía de acuerdo a las características geológicas y edafológicas de cada lugar (Quindós, 1995;
Quindós et al, 2004; Selinus et al., 2005; EPA, Agency for Toxic Substances, Toxicological profile for radon, 2012).Se sabe por
estudios ambientales y médicos que el radón es un riesgo a la salud, principalmente como una causa de cáncer pulmonar. El radón
222 tiene una vida media de 3.8 días y es más denso que el aire, por ello su concentración es más alta en pisos bajos y en sótanos
(Ruano et al., 2014). Por esta razón se midieron las concentraciones de 222Rn en el suelo del Área Metropolitana de San Luis Potosí
con la finalidad de conocer los niveles que existen y generar un mapa de riesgo por emisiones de este gas.

Materiales y Métodos

El municipio de San Luis Potosí junto con Soledad de Graciano Sánchez conforma la décima ciudad más poblada de país, de acuerdo
con las cifras del Censo de Población y Vivienda 2010, del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). La Zona
Metropolitana de San Luis Potosí (ZMSLP) tiene una superficie de 1787.7 Km2 y cuenta con una población de: 1’040,443 habitantes.
(San Luís Potosí: 772, 604 h, Soledad de Graciano Sánchez: 267, 839 h) Por lo que presenta una densidad de población de 582
hab/Km2.
El área de estudio se encuentra ubicada en lo que regionalmente se conoce como Campo Volcánico de San Luis Potosí (CVSLP), en
el extremo norte de una fosa tectónica local conocida como Graben de Villa de Reyes. En un valle delimitado por las Sierras de
Álvarez y de San Miguelito.
Para determinar las concentraciones de gas radón en el suelo y sitios cerrados del área urbana de San Luis Potosí, se aplicó tanto un
método activo como uno pasivo. Esto con la finalidad de hacer una correlación entre ambos y obtener resultados más precisos. Para
el método activo se utilizó el equipo de monitoreo continuo RAD7 (flujo constante de aire a través de un detector durante largos
periodos de tiempo y se evalúa constantemente). La toma de muestras del método pasivo se llevó a cabo por medio de detectores
solidos de trazas nucleares utilizando el polímero CR-39 como material detector. El propósito de esta metodología fue identificar rutas
de entrada de radón y comprobar eficacia de acciones correctivas. Además la información sobre concentraciones promedio durante
periodos largos de tiempo fue obtenida a través de los métodos integrales usando equipo Rad Scout V32.

Resultados y discusión

La zona de estudio presenta un promedio de concentración de radón de 5,723 Bq/m3 y una desviación estándar de 5,648. El nivel más
alto alcanzó los 47,100 Bq/m3, y se localizó en la parte central del área urbana en las cercanías de la zona industrial. El valor mínimo
se tomó en una zona rural en el km 240 de la carretera a Rio Verde – San Luis Potosí y fue de 400.5 Bq/m3, es importante mencionar
que este no es el nivel mínimo absoluto encontrado. Se tomó una muestra sobre un afloramiento de roca riolítica en el municipio de
Ahualulco, donde se observó un valor de 377.5 Bq/m3.
Generalmente las zonas con mayor urbanización suelen tener niveles de radiación más altos, ya que las construcciones y la carpeta
asfáltica, actúan como una especie de capa dura que no permite que el gas se libere con facilidad, ni en forma homogénea. Por lo que
el radón sale a mayores concentraciones en los puntos que se consideran débiles, como fisuras o grietas en las calles, o en los pisos de
las casas, y en lugares sin construir como terrenos abandonados, jardines y/o jardineras.
Las mayores concentraciones se ubicaron en áreas altamente urbanizadas y con grandes densidades de población, al norte
(Fraccionamiento María Cecilia y el Sauzalito) al oriente en el municipio de Soledad (Fraccionamiento Santa Mónica, Avenida San
Pedro, Valentín Amador oriente), al sureste en la zona industrial y en colonias aledañas al Blvd. Rio Españita, y la Avenida Salk
Existe un par de zonas con anomalías muy marcadas, ya que cuentan con niveles de radón muy bajos o muy altos en áreas donde
teóricamente deberían contar con valores opuestos. Es el caso de las 3 secciones de la colonia Industrial Aviación, Damián Carmona,
Manuel José Othón, y Avenida Muñoz. Este es un sector en la zona del valle completamente urbanizado y los valores encontrados
oscilan entre 1000 y 4,000 Bq/m3. Por otro lado los alrededores de la planta de zinc, que son zonas semiurbanizadas y suburbanizadas
presentan valores de alrededor de 12,000 Bequereles y alcanzan los 20,000 muy cerca de la planta.

5
Conclusiones

La zona metropolitana de San Luis Potosí, presenta altos niveles de 222Rn. El área de estudio cuenta con un promedio de 5,723
Bq/m3. La mayor concentración fue de 47,100 Bq/m3 y la menor de 400 Bq/m3.
Existen factores naturales y antropogénicos que influyen en las concentraciones de radón en la zona urbana de San Luis Potosí.
Dentro de los factores naturales en las altas emisiones de 222Rn, se encuentra la geología, (roca fuente y relleno sedimentario en el
valle) y la urbanización como factor antropogénico.
Las bajas concentraciones de radón están asociadas principalmente a la geología; en el poniente de la zona urbana se debe al
afloramiento de la roca fuente (riolita), conglomerados permeables, zonas con baja urbanización; mientras que, en el oriente las bajas
concentraciones se deben a la presencia de calizas que son rocas con bajas emisiones de radón. Los valores más bajos encontrados en
la zona de estudio sobrepasan en gran medida los niveles máximos establecidos por normas internacionales.
Alrededor de un 50% de la mancha urbana presenta niveles de radón entre 3,000 y 6,000 Bq/m3. Hacia la parte central de la zona
urbana, se midieron los valores más altos que llegan alcanzar los 40,000 Bq/m3.
Los elementos estructurales de la edificación, la geología de suelo, temperatura y ventilación, son elementos que proporcionan
información para poder establecer los niveles de concentración de radón en una determinada zona de estudio. Los altos niveles de
concentración de radón no siempre están asociados a lugares cercanos a fallas o fracturas.
Establecer una buena ventilación en casas o lugares de trabajo, es un factor primordial para obtener como resultado niveles bajos de
Radón en interiores; así como del tipo de suelo encontrado en el interior. Son 2 características que juegan un papel importante en las
concentraciones encontradas de la zona urbana de San Luis Potosí.
En base a los resultados obtenidos, y del conocimiento del potencial radiactivo en la ZUSLP., se permitirá poder trabajar en la
obtención de una certificación libre de radón y modificar el “Reglamento de Construcción” para futuras construcciones.

Referencias

1. EPA, Agency for Toxic Substances and Disease Registry. Toxicological profile for radon, U.S. Department of Health and Human
Services. 2012
2. Quindós, 1995; Quindós Poncela, L. S., Fernández, P. L., Gómez Arozamena, J., Sainz, C., Fernández, J. A., Suarez Mahou, E.,
Cascón, M. C. (2004). Natural gamma radiation map (MARNA) and indoor radon levels in Spain. Environment International.
https://doi.org/10.1016/S0160-4120(03)00102-8
3. Quindós Poncela L.S. Radón, Un gas radiactivo de origen natural en su casa. Consejo de Seguridad Nuclear y Servicio de
Publicaciones de la Universidad de Cantabria, Madrid. 1995
4. Selinus O. et al. Essentials of Medical Geology: Impacts of the Natural Environment on Public Health. Elsevier Academic Press.
2005

6
OGA02
Arsénico, fluoruro y uranio en el agua subterránea de San Luis Potosí

Antonio Cardona Benavides1, Andre Banning2, Thomas Ruede3, Sócrates Alonso Torres1, Cristian Abraham Rivera Armendariz1,
Guillermo Castro Larragoitia1
1 Universidad Autónoma de San Luis Potosí, Facultad de Ingeniería, Av. Dr. Manuel Nava No. 8, 78290, San Luis Potosí, SLP,
México.
2 Hydrogeology Department, Ruhr-Universität Bochum, Universitätsstr. 150, 44801 Bochum, Germany
3 Institute of Hydrogeology, RWTH Aachen University,Lochnerstr. 4‑20, 52064 Aachen, Germany

Autor de correspondencia: acardona@uaslp.mx

Introducción
El arsénico, fluoruro y uranio son constituyentes químicos que se identifican como elementos menores y traza en el agua subterránea,
por lo que en ocasiones pueden constituir un problema de salud pública, especialmente cuando se presentan en concentraciones
mayores a las establecidas en los estándares de calidad del agua nacionales (NOM-127-SSA1-1994) o internacionales (OMS, USEPA).
La toxicidad del arsénico y del fluoruro está muy bien documentada y ha sido considerada desde hace tiempo, por lo que en nuestro
país se han establecido límites permisibles (0.025 mg/l para el arsénico y 1.5 mg/l para el fluoruro). En el caso del uranio esta condición
no ha sido instituida de forma clara en nuestro país; el enfoque que se ha utilizado se basa en radiactividad alfa y beta globales, por lo
que se considera la totalidad de los radionúclidos presentes en el agua. Sin embargo, algunas investigaciones han identificado que el
riesgo de exposición al uranio se deriva de su toxicidad como metal pesado produciendo problemas de riñón, de tal forma que no está
asociada con su carácter radioactivo (Orloff et al. 2004). En este sentido, la OMS ha sugerido un límite permisible provisional de
0.015 mg/l, la USEPA ha propuesto un límite máximo permisible de 0.03 mg/l; en contraste la legislación alemana decidió un límite
máximo 0.010 mg/l.

A nivel mundial se han identificado regiones con agua subterránea que presentan concentraciones elevadas de arsénico, fluoruro y
uranio. Por ejemplo, valores elevados de arsénico han sido identificadas en el agua subterránea de la zona semiárida de Chile, en la
porción occidental de los Estados Unidos de América y en el noroeste de China. En las zonas áridas y semiáridas de México como
por ejemplo en Zimapán, Comarca Lagunera, se ha identificado problemas de elevadas concentraciones de arsénico; valores elevados
de fluoruro han sido reportadas en San Luis Potosí, Aguascalientes, Chihuahua, Baja California Norte. En estudios recientes de zonas
áridas en Etiopía (Rango et al. 2010) y Argentina (Smedley et al. 2002) se ha identificado que las concentraciones elevadas de arsénico
en el agua subterránea, están acompañadas de valores elevados de uranio. En este trabajo se realiza una revisión de las concentraciones
de arsénico, fluoruro y uranio en rocas volcánicas, materiales de relleno de fosa tectónica y el agua subterránea que circula por estos
materiales, en la región de San Luis Potosí, en la Sierra Madre Occidental (SMO) de nuestro país, región en la que el agua subterránea
constituye la principal fuente de abastecimiento para muchas poblaciones urbanas y rurales.

Materiales y Métodos
Con base en las investigaciones realizadas, se analizaron diferentes medios geológicos que incluyeron las rocas volcánicas y el material
de relleno de fosa tectónica, además de la composición química del agua subterránea. Las geobases de datos de las rocas volcánicas
fueron obtenidas de la bibliografía e incluyeron rocas de tipo traquiandesitas a riolitas, predominando las de tipo félsico. En general
son de textura porfíritica, con abundante matriz vítrea que presenta diferentes tipos de alteración que incluye desvitrificación,
cavidades irregulares parcialmente llenas y oxidación fases primarias de hierro a óxidos e hidróxidos. El material de relleno de fosa
tectónica consistió de varias unidades: i) arenas gruesas, ii) limos de color gris claro intercalados con los sedimentos arenosos, en
algunas zonas presentan calcita en forma abundante (caliche), mientras que en otras zonas no están cementadas por carbonatos. Las
muestras de agua subterránea se colectaron en pozos con equipos de bombeo instalados, en algunos casos se tomaron muestras en el
interior de obras mineras. En general, para la toma de muestras de agua subterránea se seleccionaron pozos profundos (más de 100-
200 m de profundidad) que se utilizan para abastecimiento público o irrigación de cultivos. Adicionalmente, algunas muestras de roca
se analizaron petrográficamente, la caracterización geoquímica de roca total (elementos mayores) se llevó a cabo con un espectrómetro
de rayos X SRS300, mientras que los elementos traza se determinaron por ICP-MS (Perkin Elmer ELAN 9000). Para el caso del agua
subterránea las determinaciones se llevaron a cabo por ICP-MS (Perkin Elmer ELAN 9000).

Resultados y discusión
Rocas volcánicas, fuente primaria.
Con excepción de unidad Casita Blanca que se clasifica como traquiandesita, las rocas volcánicas son predominantemente de tipo
félsico (más de 63% en peso de SiO2). Las ignimbritas son de tipo riolítico, las unidades lávicas como la unidad Portezuelo fueron
clasificadas como traquidacitas, mientras que la unidad San Miguelito es una riolita. La concentración media de arsénico en estas
rocas es de 9.8 mg/kg, los mayores valores se identificaron en la riolitas (promedio 12.2 mg/kg). En lo que se refiere al uranio, la
concentración media es de 5.3 mg/kg, en forma similar al arsénico las riolitas presentan una mayor concentración promedio (7.1
mg/kg). Para el caso del fluoruro, la caracterización petrográfica permitió identificar que algunas unidades como la San Miguelito,
presentan minerales (topacio y apatito) que contienen fluoruro. Esto condiciona que las concentraciones promedio de fluoruro en estas
rocas que se asocian con la Secuencia Volcánica Inferior (Orozco-Esquivel, 2002) sea del orden de 1700 mg/kg; en contraste, los
valores de fluoruro correspondientes a la Secuencia Volcánica Superior (del orden de 800 mg/kg) son similares al promedio global de
rocas ígneas félsicas (800-1000 mg/kg) (Lucas, 1998). Debido a que el arsénico, uranio son elementos incompatibles durante la
diferenciación magmática, se acumulan en los productos diferenciados. Por esta razón, se identifica una importante correlación entre
las concentraciones de estos elementos en las rocas riolíticas, especialmente cuando presentan una importante cantidad de matriz
vítrea, de tal forma que se considera que constituyen la fuente primaria potencial para estos elementos para el agua subterránea. Para
el caso del fluoruro, el análisis del grado de alteración de la roca realizado mediante un análisis cuantitativo Rietveld indica que en la
medida de que se incrementa la alteración de la roca disminuye la presencia de apatito, mientras que la presencia de topacio se
mantiene, indicando que el primero se intemperiza durante la interacción agua/roca en condiciones de baja temperatura y constituye
la principal fuente de fluoruro.

7
Sedimentos de relleno de cuenca, fuente secundaria.
La concentración mediana de arsénico en los sedimentos de relleno es 10.4 mg/kg, la porción arenosa presenta una concentración
ligeramente mayor (11.7 mg/l). La concentración mediana de uranio identificada es de 4.3 mg/kg, mientras que la concentración de
fluoruro es de 650 mg/kg. Los valores de uranio y arsénico son relativamente similares a los identificados en la cuenca del río Salí en
Argentina (Nicolli et al 2010). La relación arsénico/uranio es mayor en los sedimentos (2.8) que en las rocas volcánicas (2.1), lo que
indica diferencias en su movilidad geoquímica.

Agua subterránea
Considerando el estándar nacional de calidad del agua para consumo humano, solamente unas muestras de agua subterránea rebasan
el límite permisible de 0.025 mg/l; sin embargo, considerando el estándar de la OMS un poco más de la mitad rebasa el límite
permisible (0.01 mg/l). Para el caso del uranio solamente el 5% de las muestras rebasa el estándar recomendado por la OMS (0.015
mg/l). Un estudio nacional en Estados Unidos de América indica que el promedio es del 0.0019 mg/l, por lo que considerando el valor
extremo de 0.135 mg/l y que casi la mitad de las muestras tienen valores mayores a 0.005 mg/l, se puede definir que las aguas
subterráneas de San Luis Potosí presentan valores elevados de uranio. La relación arsénico/uranio es variable con un valor promedio
de 2.5, que es aproximadamente similar al identificado para las rocas volcánicas y para los sedimentos de relleno. Existe una
correlación positiva entre el arsénico y el uranio, aunque se identifican algunas muestras anómalas con valores elevados. Para el caso
del fluoruro, más de la mitad de las muestras rebasan el límite permisible establecido en el estándar nacional para agua potable (1.5
mg/l). Considerando información histórica, se ha identificado el incremento de la extracción de agua subterránea, ha amplificado la
superficie del terreno en donde los pozos captan agua con valores de fluoruro superiores al límite permisible.

Conclusiones
Se identificaron concentraciones elevadas de arsénico, uranio y fluoruro en el agua subterránea, en algunos casos con valores que
rebasan los límites permisibles en la normatividad nacional o de la OMS. La firma geoquímica de los sedimentos de relleno de fosa
tectónica y la del agua subterránea, está controlada por las rocas volcánicas especialmente con su matriz vítrea. La matriz vítrea está
enriquecida en elementos incompatibles durante la diferenciación magmática, su disolución constituye el principal mecanismo de
liberación de arsénico y uranio al agua subterránea, adicionalmente se identifica que los sedimentos de relleno de la cuenca también
contribuyen con valores al agua subterránea. Minerales como apatito y topacio aportan fluoruro al agua subterránea, las características
geoquímicas del primero indican que contribuye en mayor proporción que el segundo. Con base en la información disponible, es
posible señalar que el incremento en la extracción de agua subterránea en la ciudad de San Luis Potosí, ha producido el aumento de
la superficie en la que se capta agua subterránea (por medio de pozos) con valores elevados de fluoruro (mayor de 1.5 mg/l), condición
que debido a las correlaciones identificadas, probablemente también aplique para el arsénico y uranio.

Agradecimientos
Esta presentación está sustentada por las investigaciones publicadas en los siguientes artículos:
Cardona, A., Banning, A., Carrillo-Rivera, J. J., Aguillón-Robles, A., Rüde, T. R., and Aceves-de-Alba, J. (2018). Natural controls
validation for handling elevated fluoride concentrations in extraction activated Tóthian groundwater flow systems: San Luis Potosí,
Mexico. Environmental Earth Sciences, 77:121, 1-13.
Banning, A., Cardona, A., Rüde, T.R. (2012). Uranium and arsenic dynamics in volcano-sedimentary basins –an exemplary study in
north-central Mexico. 2012., Applied Geochemistry 27, 2160–2172

Referencias
1. Lucas J. Fluorine in the natural environment. J Fluor Chem, 41, (1998), 1–8.
2. Nicolli, H.B., Bundschuh, J., García, J.W., Falcón, C.M., Jean, J.-S., 2010. Sources and controls for the mobility of arsenic in
oxidizing groundwaters from loess-type sediments in arid/semi-arid dry climates – evidence from the Chaco-Pampean plain
(Argentina). Water Res. 44, 5589–5604.
3. Orloff, K.G., Mistry, K., Charp, P., Metcalf, S., Marino, R., Shelly, T., Melaro, E., Donohoe, A.M., Jones, R.L., Human exposure
to uranium in groundwater. Environ. Res. 94, (2004) 319–326.
4. Orozco-Esquivel MT, Nieto-Samaniego AF, Alaniz-Alvarez SA.Origin of rhyolitic lavas in the Mesa Central, Mexico, by crustal
melting related to extension. J Volcanol Geotherm Res. 118, (2002) 37–56.
5. Rango, T., Bianchini, G., Beccaluva, L., Tassinari, R.. Geochemistry and water quality assessment of central Main Ethiopian Rift
natural waters with emphasis on source and occurrence of fluoride and arsenic. J. Afr. Earth Sci. 57, (2010) 479–491.
6. Smedley, P.L., Nicolli, H.B., Macdonald, D.M.J., Barros, A.J., Tullio, J.O. Hydrogeochemistry of arsenic and other inorganic
constituents in groundwaters from La Pampa, Argentina. Appl. Geochem. 17, (2002) 259–284.

8
OGA03
Cambio Climático: Vulnerabilidad y Alternativas de Adaptación
Javier Jiménez-Pérez, Israel Yerena-Yamayell, Eduardo Alanís-Rodríguez
Facultad de Ciencias Forestales, Universidad Autónoma de Nuevo León

Autor de correspondencia: jjimenez20@gmail.com

El fenómeno atmosférico de mayor importancia mundial es el cambio climático derivado del incremento de las emisiones de gases de
efecto invernadero (GEI); tales como el bióxido de carbono, metano, óxido nitroso y flurocarbonos, que provocan el incremento en la
temperatura global de la atmosfera (calentamiento global).

Grandes desafíos ambientales


De acuerdo con los escenarios de las emisiones de estos gases y de las proyecciones de vulnerabilidad utilizadas por el IPCC, la
temperatura de la tierra se incrementará entre 1.1-6.4 grados centígrados durante los próximos 100 años, mayores precipitaciones,
acentuación de sequías, incremento en el nivel del mar y disminución de las superficies de nieve y glaciares. A su vez una disminución
de la biodiversidad, mayor riesgo de incendios forestales. En este contexto, el bióxido de carbono es el principal gas producido por el
ser humano. La evidencia científica señala que las crecientes concentraciones de CO2 en la atmosfera son la causa principal del cambio
climático.

Los bosques como sumideros de carbono


La importancia de los ecosistemas vegetales surge de la ecuación básica; CO2+H2O+enregía solar = O2+azúcares; aunado a la
producción de oxígeno, importante en esta ecuación, hoy se considera el hecho que los ecosistemas fijan el carbono. A destacar en
este contexto, que los almacenes de carbono son el follaje, las ramas, las raíces, el tronco, así como el detritus que se desprende de
estos organismos vivos.

Como producto de este proceso fotosintético, en las últimas décadas ha surgido un interés considerable por aumentar la fijación de
carbono en la vegetación terrestre, mediante la conservación forestal, la forestación, la reforestación, los sistemas agroforestales.
Actualmente se reconoce la importancia de los bosques como un medio para mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero, de
modo que los ecosistemas forestales se han convertido en importantes sumideros de CO2. Dentro de este mismo escenario, se señala
que través de la restauración ecológica de los ecosistemas mediante prácticas de rehabilitación, se pretende almacenar el carbono a
través del crecimiento de los árboles y, al extraer la madera, el carbono acumulado se mantendrá durante la vida útil del producto
maderable.

Conclusiones
Para mitigar el cambio climático, se considera cualquier acción que dé como resultado una reducción en el incremento de emisiones
de carbono en un área determinada o por la sustitución de combustibles fósiles en energías alternativas. A su vez, se identifican dos
opciones básicas para mitigar el cambio climático en el sector forestal: a) conservación, que consiste en fijar las emisiones de carbono
a través de la preservación de las áreas naturales protegidas y el fomento del manejo sostenible de los bosques; b) reforestación,
dedicada a la recuperación de las áreas degradadas mediante acciones de protección de cuencas, restauración de ecosistemas,
forestación.

Para proponer estrategias viables dirigidas a la mitigación del cambio climático, es imprescindible conocer la dinámica del carbono
en los ecosistemas forestales. Asimismo, se requiere tener la información técnica sobre el contenido de carbono en los diversos
ecosistemas naturales.

Referencias
Ashton, M., Tyrrell, M., Saplding, D., Centry, B. 2012. Managing Forest carbon in a Changing Climate. 414 pp.
IPCC, 2014: Climate Change 2014 Mitigation of Climate Change Working Group III Contribution to the Fifth Assessment Report of
the Intergovernmental Panel on Climate Change. 32 pp.
Lorenz, K, Lal, R. 2010. Carbon Sequestration in Forest Ecosystems. 277 pp.

9
OGA04
Opciones de restauración del ciclo hidrológico urbano mediante tecnologías de bajo
impacto
1
Liliana Lizárraga-Mendiola, 1Carlos Alfredo Bigurra-Alzati, 1Luis Daimir López-León, 1Iván Erick Castañeda-Robles, 1Francisco
Omar Lagarda-García, 1Francisco Javier Olguín-Coca
1
Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (Carr. Pachuca-Tulancingo, km 4.5, Col. Carboneras, C.P. 42184, Mineral de la
Reforma, Hidalgo, México)

Autor de correspondencia: lililga.lm@gmail.com

Introducción
Desde la década de 1990, las ciudades de Pachuca de Soto y Mineral de la Reforma se han enfrentado al problema de desabasto en el
servicio público municipal (Amaya-Ventura, 2011). Entre los principales factores que contribuyen a que este problema continúe
vigente en la actualidad están: 1) Una administración enfocada principalmente en satisfacer la demanda de una población en constante
crecimiento, 2) escaso mantenimiento de la infraestructura hidráulica existente, 3) poca inversión para su rehabilitación e instalación
de nuevas tecnologías para la extracción, tratamiento y conducción del agua y 4) el crecimiento urbano desordenado y sin planeación,
que conlleva la necesidad de satisfacer un mayor volumen de agua potable con la misma capacidad instalada desde hace décadas.
Como consecuencia, la población sufre el problema del desabasto, cortes de agua y servicio de tandeo de manera contínua. El área de
estudio cuenta con tres fuentes de abastecimiento: 1) Extracción del agua subterránea a través de pozos localizados en la zona de
descarga de la microcuenca, en el sobreexplotado acuífero Cuautitlán-Pachuca, 2) almacenamiento de agua superficial en presas
localizadas en la parte alta de la ciudad y que presentan altos niveles de azolvamiento por falta de mantenimiento, así como 3) agua
subterránea que es extraída de minas inactivas.
Sin embargo, en distintas investigaciones se han realizado esfuerzos para comprender el comportamiento del ciclo hidrológico urbano
y la alteración de la calidad del agua de escorrentía superficial urbana. Para lograrlo, se cuantificó el potencial de cosecha de agua de
lluvia a nivel doméstico para su uso con fines no potables en ambas ciudades (Lizárraga-Mendiola et al., 2015); se midieron parámetros
microbiológicos, algunos nutrientes y la presencia de hidrocarburos en agua de escorrentía superficial (Ortiz-Hernández et al., 2016);
se diseñó el prototipo de un sistema de biorretención para determinar su capacidad de tratamiento del agua de escorrentía superficial
a través de su material filtrante y plantas autóctonas resistentes a climas xéricos (Ortiz-Hernández et al., 2016), así como su capacidad
para remover contaminantes en agua de escorrentía urbana (Zúñiga-Estrada et al., 2017); se realizó el diseño hidrológico y se construyó
un prototipo de un sistema de biorretención para medir en tiempo real su capacidad de mitigación al problema de inundaciones en un
campus universitario (Lizárraga-Mendiola et al., 2017); se diseñó un pavimento permeable con una cubierta de nano-partículas para
medir su potencial en el tratamiento de contaminantes microbiológicos del agua de escorrentía superficial urbana (Ortega-Villar et al.,
2017); asimismo, se realizó también el diseño de un concreto permeable incorporando un residuo minero como cementante, para
determinar su capacidad mecánica e hidráulica que facilite la infiltración del agua hacia el subsuelo (Lizárraga-Mendiola et al., 2017).
A partir de la recopilación de estos resultados, se establece que es posible contribuir a la restauración del ciclo hidrológico urbano por
medio de las tecnologías de bajo impacto (Low Impact Development -LID-). Como una primera aproximación, se analizaron las
condiciones de un campus universitario de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo para determinar la factibilidad en el uso
de las LID con fines de mitigación del escurrimiento superficial.

Materiales y Métodos
En esta sección se deberá describir el procedimiento y las condiciones experimentales del trabajo, características del equipo de
medición, etc. (Times New Roman, tamaño 8. Interlineado sencillo).
2.1 Localización del área de estudio
El campus universitario se localiza en el municipio de Mineral de la Reforma, Hidalgo, entre los paralelos 2808´8” latitud norte y los
meridianos 9840´19” longitud oeste, a una altitud promedio de 2,400 msnm. (Figura 1). Su clima es semiárido-templado, con periodo
de lluvias comprendido entre los meses de mayo a octubre. Su temperatura promedio anual es de 14C y su precipitación anual oscila
entre los 400 y 800 mm (Servicio Meteorológico Nacional, 2017).

México

Hidalgo

Campus Universitario
Mineral de la Reforma

Figura 1. Localización geográfica del área de estudio.

10
2.2 Censo de uso de suelo e infraestructura existente
Para realizar la selección de las tecnologías LID que podrían proponerse como alternativa para la captación del agua de lluvia en un
campus de la UAEH, se realizaron recorridos para establecer un censo de la infraestructura hidráulica existente, así como sus
condiciones físicas actuales. Se calcularon los distintos usos de suelo, las áreas cubiertas con la infraestructura instalada (edificios,
estacionamientos, vialidades, andadores, áreas verdes), infraestructura hidráulica más importante (canales, bajadas de agua de lluvia
en edificios y alcantarillas). En la Figura 2 pueden apreciarse los principales usos de suelo.

Edificios
Andadores techados
Andadores abiertos
Banquetas
Estacionamientos
Áreas verdes
Vialidad

Figura 2. Principales usos de suelo e infraestructura existente.

2.3 Estimación de los volúmenes de agua de lluvia interceptados


Para estimar los volúmenes de agua de lluvia que podrían ser interceptados en azoteas de los edificios, estacionamientos, andadores y
vialidades (con sustitución de asfalto y concreto por pavimento permeable), se utilizaron los datos hidrológicos reportados en un
estudio previo realizado en este campus (Lizárraga-Mendiola et al., 2017). Los criterios generales de diseño fueron los siguientes: a)
se seleccionaron los datos de precipitación del año más seco registrado en un periodo histórico de 33 años (1980-2013), donde la
precipitación anual fue de 181.1 mm, la precipitación promedio anual fue de 15.09 mm, la máxima anual fue de 53 mm y la mínima
anual de 0 mm; b) periodo de retorno (Tr) de 10 años; c) intensidad de lluvia (i) de 35 mm/h.

2.4 Cosecha de agua de lluvia en azoteas


Existen 31 edificios con superficies de azoteas que varían desde 34.5 m2 hasta 5,125.12 m2. Se estableció como superficie disponible
para captación el 80% del área de cada una de las azoteas. En 29 edificios, sus superficies son principalmente de concreto, aunque
existe un edificio con superficie de policarbonato y uno más con superficie de cristal. Con base en los criterios del Servicio de
Conservación de Suelos de los Estados Unidos (Soil Conservation Service, por sus siglas en inglés, SCS, 1972), los coeficientes de
escurrimiento elegidos para este análisis fueron: 0.9 (superficies de concreto) y 0.1 (superficies de policarbonato y cristal). También
se consideró que la primera lluvia no debe ser recolectada, para impedir la entrada de sólidos en un sistema de almacenamiento. Por
lo tanto, de acuerdo con Yazis (1989), se retiraron los primeros 0.33 mm de lámina de lluvia (first flush, por sus siglas en inglés). La
lámina de lluvia considerada fue la anual (181.1 mm). El cálculo para estimar el volumen de agua de lluvia cosechable en los edificios
(m3/a) se realizó según la ecuación 1:
Vac = ( Sa*C) *(Ppanual - Ff )
(Ec. 1)
donde:
Vac = volumen de agua de lluvia cosechable (m3/a)
Sa = superficie de azotea (m2)
C = coeficiente de escurrimiento (adimensional)
Ppanual = precipitación anual (m/a)
Ff = first flush (m)

Una vez determinado el volumen cosechable de agua de lluvia, se calculó el tamaño del sistema de almacenamiento. Se propuso un
escenario donde un promedio de 100 usuarios al día consumen 0.081 m3/d/persona de agua en los sanitarios (1 para hombres y 1 para
mujeres en cada edificio) durante todo el año (5 inodoros con 4 L/descarga, -5 veces/d-; 2 mingitorios con 3.7 L/descarga -2 veces/d-
; 5 lavamanos con 1.5 L/minuto -7 veces/d-). Debido a que en sanitarios no es necesario utilizar agua potable, sólo se propone un filtro
para la retención de sedimento y otros sólidos finos. Para calcular el volumen de agua de lluvia cosechable que puede aprovecharse
en sanitarios, se utilizó la siguiente ecuación 2:
Vacap = Vac (0.081*100)
(Ec. 2)
donde:
Vacap = volumen de agua disponible para su uso en sanitarios (m3/año)

Una vez que se calculó el volumen de agua de lluvia aprovechable en sanitarios, se estimó el tamaño del sistema de almacenamiento
necesario, siguiendo las recomendaciones de la Organización Panamericana de la Salud (OPS, 2004). Este procedimiento recomienda
estimar la oferta del agua, por lo que el valor de precipitación utilizada para su diseño fue la máxima mensual recomendada para el
año analizado en esta propuesta, que fue de 53 mm (Ecuación 3):
Aoferta = Ppm *C* Sa 1000
(Ec. 3)
donde:
Aoferta = Oferta del agua (m3)
Ppm = Precipitación máxima en el año (m)

11
2.5 Interceptación de la escorrentía superficial en estacionamientos, andadores abiertos y vialidades

En la Figura 2 se observan 9 estacionamientos distribuidos a lo largo del campus, recubiertos con pavimento asfáltico. Sus superficies
varían desde 1,557.47 m2 hasta 12,838.36 m2. Existe un circuito vial con superficie asfáltica, con un área de 22,552.31 m 2. Además,
existe una red de andadores abiertos de concreto, con un área de 4,573.92 m2. Por medio de la ecuación 4 se cuantificó el volumen de
escurrimiento medio sobre su superficie asfáltica (C= 0.8) y de concreto (C= 0.9) y se comparó con el volumen de escurrimiento
medio obtenido, sustituyendo su superficie con concreto permeable (C= 0.7).

Vm = A* Ppanual *C
(Ec. 4)

donde:
Vm = Volumen de escurrimiento medio (m3/a)
A = superficie pavimentada (m2)

Resultados y discusión

La restauración del ciclo hidrológico en zonas urbanas requiere de la atención e interés de las autoridades locales y estatales para
invertir en la rehabilitación de obras hidráulicas, así como en la construcción de tecnologías de bajo impacto, que contribuyan a
restablecer la recarga natural de acuíferos y a una gestión más adecuada del recurso hídrico. Es por esto, que en este trabajo se analiza
brevemente el potencial de recuperar volúmenes de agua de lluvia y de escorrentía superficial, con el fin de contrarrestar un problema
de desabasto e inundaciones presentes en el campus univesitario.

3.1 Uso del agua de lluvia cosechada en sanitarios

La capacidad de interceptación del agua de lluvia cosechada en las azoteas de los 30 edificios existentes en el campus, representa un
potencial para satisfacer necesidades de consumo en los sanitarios como agua no potable. En la Figura 3 se observa que, del 100% del
volumen de agua cosechable en azoteas, podría satisfacerse un 10.68% de las necesidades anuales en los sanitarios, lo que representa
un ahorro de agua potable equivalente a 5257.72 m3/año.

6000.00
5257.72
5000.00
Volumen de agua (m3/a)

4000.00

3000.00

2000.00

1000.00 649.10 561.33


69.30 4.50 0.56
0.00
Total Máximo Mínimo
Número de días que satisface la demanda en sanitarios

Figura 3. Volúmenes disponibles para consumo en sanitarios -azul- y número de usuarios -naranja- durante el año.

Aunque las superficies de azotea varían entre un edificio y otro, los consumos aumentan en periodos escolares y se reducen en gran
medida en periodo vacacional. Si se instalaran sistemas para almacenar y distribuir el agua de lluvia cosechada hacia los sanitarios,
se requeriría construir sistemas de almacenamiento con capacidad máxima de 46.13 m 3 (para una superficie de azotea equivalente a
5,125 m2) y una mínima de 0.3 m3 (superficie de azotea de 34.5 m2).

3.2 Infiltración de la escorrentía superficial a través de pavimento permeable

Se analizó el potencial de interceptación de la escorrentía superficial bajo condiciones de lluvia, periodo de retorno e intensidad de
lluvia previamente descritos en el apartado de metodología. En un estudio previo (Lizárraga-Mendiola et al., 2017b), se diseñó un
pavimento permeable con capacidad de infiltración de 118.49 L/min/m2. La propuesta en este trabajo consiste en sustituir el pavimento
asfáltico en estacionamientos y vialidades, así como el concreto en andadores, con pavimento permeable. En la Figura 4 se observa el
comparativo entre el volumen que escurre sobre cada tipo de superficie (en estacionamientos, -a-, vialidades –b- y andadores -c-).

12
(a) 3500 3267.378673 (b)

Volumen de escurrimiento medio (m3/a)


25000 3000 2858.956339

Volumen de escurrimiento (m3/a)


20315.48667 19881.83984
20000 2500

15000 2000

10000 7624.60053 1500

5000 1000
433.6468295 162.7518897 924.9691228
19.74404719 408.4223341
0 500
Total Máximo Mínimo Reducción en la
escorrentía 0
Pavimento asfáltico -azul- vs pavimento permeable -naranja- Pavimento asfáltico Pavimento permeable Reducción en la
escorrentía

(c)

800 745.5032208
Volumen de escurrimiento medio (m3/a)

700
579.8358384
600

500

400

300
165.6673824
200

100

0
Concreto Pavimento permeable Reducción en la
escorrentía

Figura 4. Volúmenes de escurrimiento medio

En la Figura 4a puede apreciarse una considerable disminución de la escorrentía superficial si se sustituyera un pavimento permeable
en estacionamientos. Del volumen total escurrido en el pavimento asfáltico (20,315.5 m3/a), la disminución del volumen representa
hasta un 97.9% (19,881.8 m3/a), por lo que puede proponerse como una gran posibilidad de contribuir a una reducción en el problema
de encharcamientos y a un aumento en la recarga del acuífero local. En el caso del circuito vial, el volumen de escurrimiento medio
(Figura 4b) tiene una capacidad de reducción de la escorrentía superficial menor, aunque de igual forma que en los estacionamientos,
representa un potencial de reducción hasta en 408.4 m3/a (12.5%). Si además de estos dos tipos de superficies, se consideran también
los andadores (Figura 4c), la sustitución de concreto con pavimento permeable representa la posibilidad de aumentar adicionalmente
la infiltración de la escorrentía superficial en un 22.2% (165.6 m3/a).

3.3 Potencial restauración del ciclo hidrológico urbano mediante tecnologías LID

La restauración del ciclo hidrológico urbano mediante el empleo de tecnologías de bajo impacto (LID) representa un potencial poco
aprovechado en México. Aunque las superficies disponibles para implementar este tipo de tecnologías no son necesariamente las
óptimas para interceptar grandes volúmenes, distintos estudios recomiendan la combinación de varias obras de este tipo para aumentar
su potencial de restauración del ciclo hidrológico urbano. En este trabajo, la propuesta de sustituir superficies impermeables con
pavimento permeable, así como la cosecha de agua de lluvia, representan volúmenes equivalentes a la demanda anual de un promedio
de 256 personas. Además, la interceptación de estos volúmenes contribuiría también a disminuir un problema de inundaciones que
frecuentemente se presenta durante la temporada de lluvias en la parte de menor elevación en el campus universitario.

Conclusiones
El análisis de los volúmenes de agua de lluvia interceptados en azoteas, así como la infiltración del agua de escorrentía superficial a
través de pavimento permeable construido en andadores, estacionamientos y un circuito vial, representan una buena oportunidad para
contribuir a la restauración del ciclo hidrológico en el campus universitario. Entre sus ventajas están, que un volumen podría
reutilizarse para satisfacer parcialmente las necesidades como agua no potable en sanitarios de los distintos edificios, mientras que un
volumen menor podría infiltrarse y contribuir a la recarga del acuífero local. Además, este volumen interceptado representaría la
posibilidad de disminuir el riesgo de inundaciones durante la época de lluvias. Se recomienda modelar el comportamiento hidráulico
de cada una de estas tecnologías propuestas, así como la combinación de todas, para evaluar su factibilidad económica. Además, se
recomienda incluir en este modelado la posibilidad de interceptar el agua de lluvia a través de zanjas de infiltración instaladas en
jardines, así como la rehabilitación de obras hidráulicas obsoletas, con el fin de estimar condiciones de diseño que permitan realizar
ajustes para un mejor manejo del recurso hídrico.

Referencias
1. M.L. Amaya-Ventura. Revista Mexicana de Sociología. 73(3) (2011) 509-537. ISSN: 0188-2503/11/07303-05.
2. L. Lizárraga-Mendiola, G.Vázquez-Rodríguez, A. Blanco-Piñón, Y. Rangel-Martínez, M. González-Sandoval. Water, 7(9) (2015),
4622-4637. Doi 10.3390/w7094622.
3. L. Lizárraga-Mendiola, G.A.Vázquez-Rodríguez, C.A. Lucho-Constantino, C.A. Bigurra-Alzati, R.I. Beltrán-Hernández, J.E.
Ortiz-Hernández, L.D. López-León. Water 9(8), (2017), 561.
4. Organización Panamericana de la Salud (OPS). OPS/CEPIS/04.122. Lima, Perú, 2004, 15 pp.
5. R. Ortega Villar, C. Coronel Olivares, L. Lizárraga Mendiola, R.I. Beltrán Hernández, C.A. Lucho Constantino, G.A. Vázquez
Rodríguez. Revista de Ingeniería Biomédica y Biotecnología 1(2), (2017), 1-7.
6 .J. Ortiz-Hernández, C.A. Lucho-Constantino, L. Lizárraga-Mendiola, R.I. Beltrán-Hernández, C. Coronel-Olivares, G.A. Vázquez
Rodríguez. Environmental Science and Pollution Research 23(24), (2016), 25156–25168.

13
7. Servicio Meteorológico Nacional, SMN (2015). Resúmenes mensuales de temperaturas y lluvia. Acceso desde:
http://smn.cna.gob.mx/es/climatologia/temperaturas-y-lluvias/resumenes-mensuales-de-temperaturas-y-lluvias. Consultado el 22 de
mayo de 2017.
8. Soil Conservation Service, 1972.
9. M. Zúñiga Estrada, G.A. Vázquez-Rodríguez, L. Lizárraga-Mendiola, R.I. Beltrán-Hernández, C.A. Lucho-Constantino. XVI
Congreso Internacional y XXII Congreso Nacional de Ciencias Ambientales, Academia Nacional de Ciencias Ambientales (ANCA),
Chetumal, Q. Roo, 7-9 junio (2017).

14
OGA05
LAS MONTAÑAS Y SUS RIESGOS GEOLÓGICOS: EJEMPLO EL ÁREA
METROPOLITANA DE MONTERREY
Dr. José Rosbel Chapa Guerrero
Facultad de Ciencias de la Tierra, UANL. Ex Hacienda de Guadalupe, km 8 Linares, N.L.

Autor de correspondencia: jrosbell34@gmail.com

INTRODUCCIÓN
La Montaña ofrece, sin duda, uno de los paisajes más fascinantes, interesante y místico de la naturaleza que el hombre pueda
contemplar. Por eso, México, sin duda, es un país maravilloso rico en sierras y cadenas montañosas de imponentes alturas, con una
singularidad especial en su natural formación. Existen algunas que surgieron en muy poco tiempo geológico (volcanes) y otras, como
la Sierra Madre Oriental (SMO) que necesitaron millones de años para formarse desde el Triásico, pasando por el Jurásico-Cretácico
hasta el Terciario, constituyendo, sin duda, un una de las cadenas montañosas más inmensas e interesantes del mundo. Es por eso que
la SMO ha sido objeto de pinturas maravillosas, de estudio geológico por un sinfín de investigadores nacionales e internacionales y
de asentamientos humanos desde el siglo XVI (Santa Lucia), extendiéndose sobre sus laderas con el paso de los siglos hasta conformar
lo que hoy conocemos como el Área Metropolitana de Monterrey (AMM). Esta Metrópolis se localiza en el Noreste de México y se
ubica en el frente de la Sierra Madre Oriental, precisamente en donde ésta cambia su rumbo geológico-estructural de un SSE – NNW
a un E –W franco, conformando así la Curvatura de Monterrey 1, 2, 3, 4 y 5.

Su explosión demográfica alcanza, actualmente, más de 4 millones de habitantes, es por eso que en las últimas décadas se han
desarrollado extensas zonas urbanas sobre laderas de la SMO. La expansión incluye la construcción de avenidas sinuosas desde alturas
de los 550 msnm en el valle hasta 1350 msnm (ej. Olinalá, Palmitas, Chipinque, La estrella entre otras áreas), siendo estas zonas
vulnerables a la ocurrencia de desastres naturales (Riesgos Geológicos), tales como movimientos en masa (MM) sobre las laderas
naturales de la SMO. Entre las laderas con mayor problemática se pueden enumerar las que bordean los cerros: Las Mitras; El Topo
Chico; La Silla; Loma Larga; el Mirador, el Cerro de la Silla y, recientemente, en el Cañón del Huajuco.

El objetivo principal del presente trabajo es mostrar a la comunidad, los Riesgos Geológicos aunados a los tipos más frecuentes de
movimientos en masa (MM) que se presentan puntualmente en el AMM. Con esto se trata de hacer menos vulnerable a la sociedad
regiomontana que habita en áreas susceptibles a eventos con peligro inminente por MM. Así mismo, sensibilizar a la comunidad sobre
la existencia de factores condicionantes (Geología y morfología) y factores desencadenantes (precipitaciones intensas, ciclones,
sequías, sismos, heladas e incendios) causantes de los MM.
METODOLOGÍA

Analizar los trabajos de tesis sobre riesgos geológicos para determinar de una forma clara y sencilla para la sociedad, cuales son los
diferentes tipos de movimientos en masa, más frecuentes, que se presentan en el AMM, como consecuencia de los factores
condicionantes y desencadenantes 5, 6, 7, 8 y 9.

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Factores Condicionantes

Las rocas que afloran en las cimas de la curvatura de Monterrey, flanco NE del anticlinal los muertos, así como en el Cerro de las
Mitras, Cerro de la Silla y Cerro del Topo Chico se constituyen de caliza masiva competentes resistentes al intemperismo de las
formaciones Cupido y Aurora (Zona Homogénea I, Cretácico Inferior tardío). Aguas abajo, en las partes medias de los taludes, se
aprecia una secuencia de rocas medianas de calizas margosas/arcillosas de las formaciones Cuesta del Cura, Agua Nueva y San Felipe
(Zona Homogénea II, Cretácico Superior Tempano) y hacia el pie de estos taludes y algunas partes del valle aflora lutita-margosas
densamente fracturada de la Formación Méndez (Zona Homogénea III, Cretácico Superior tardío).

Desde las partes medias y bajas de la sierra están sobreyacidas discordantemente por depósitos consolidados y no consolidados del
Terciario y Cuaternario. Estos depósitos son el resultado de la fracturación de los macizos rocosos (2, 3, 4, 5, 7 y 8) y se clasifican de la
siguiente manera: Coluvión (Bloques enormes transportado por gravedad), Derrubio en las partes medias de los taludes (Depósitos
heterogéneos transportados por gravedad y flujos torrenciales), Proluvión, las partes bajas del talud (Depósitos más homogéneos
transportados por los flujos torrenciales(abanicos aluviales) y Aluvión (Depósitos homogéneos de diferentes tamaños (boleos a arenas)
transportados por los flujos de ríos).

Factor desencadenante

El clima semiárido y extremoso, con lluvias en verano y con temperatura media anual de 22°C a 23°C es el principal factor
desencadenantes de los Riesgos Geológicos en el AMM. Por otro lado la precipitación media anual es de 600 a 800 mm, con
variaciones extraordinarias de precipitación al paso de huracanes por la región (Beulah: máxima registrada de 1303 mm y 541 mm en
24 horas en1967 2, 3 y 4). 21 años después (el 17 de septiembre de 1988), azotó en la región el Huracán “Gilberto” (precipitación en 24
hrs de 300 mm). Este Huracán originó una de las mayores catástrofes naturales en la historia del AMM y una creciente jamás vista en
el Río Santa Catarina 2. 22 años después, año 2010, “el desastre que ha provocado el huracán Alex a su paso por México es más
demoledor que Gilberto, donde en 24 horas Alex dejó lluvias de 446.5 milímetros, mientras que en 1988 Gilberto generó 280
milímetros en la misma cantidad de horas 9.

15
Con la llegada de las precipitaciones intensas y paso de ciclones se magnifica la erosión rápida de la superficie del suelo y aumenta
rápido el nivel freático, tanto en macizos rocosos como en suelos, produciendo la disminución de las fuerzas de fricción en las rocas
y la saturación de los suelos. Este efecto se agudiza, especialmente en las laderas alteradas (antropogénica) por causa de desarrollos
urbanos con planeaciones restringidas y con calles muy sinuosas para así alcanzar alturas hasta 1400 msnm.

Los Riesgos Geológicos más frecuente causados por Movimientos en Masa en el AMM fueron los siguientes tipos: falla de taludes,
rodamiento de grandes bloques y solifluxiones (Figura 2). En el presente trabajo se describe un gran MM del tipo reptante. Se trata de
un movimiento en masa fósiles de grandes dimensiones, localizado en Chipinque en San Pedro Garza García con un área de 4.5 km 2
y un volumen de movimiento de masa de 275 millones de m3. Para la determinación de este MM fue necesario hacer estudios
geológicos, tectónicos, morfológicos, de mecanismo de falla 6 y 10 y diferenciar los tipos de suelo, a diferentes escalas 2 y 11.

Figura 1: Movimientos en Masa más frecuentes en el área metropolitana de Monterrey: falla de taludes, solifluxiones y rodamiento
de grandes bloques, durante el paso de los Huracanes Gilberto (Izquierda) y Alex (derecha)

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

Los riesgos geológicos pertenecen a la ciencia de la Ingeniería Geológica que se encuentra ubicada entre las ciencias naturales o
geológicas y las ciencias de la Ingeniería. Es por eso que se recomienda elaborar mapas Geológicos a diferentes escalas, según sea el
caso, hasta alcanzar detalles para la elaboración de mapas de Riesgos Geológicos, enfatizándose puntualmente la problemática de la
estabilidad de los taludes con memoria de cálculos. Estos mapas de Riesgo Geológico deben de servir para concientizar a la sociedad
sobre la vulnerabilidad a la que estarán expuestos, al habitar sobre taludes escarpados de la SMO.

La construcción de zonas urbanas, carreteras y puentes, etc. conlleva a hacer un análisis de estabilidad de los cortes de los taludes que
están en las laderas de montaña y así determinar los Riesgos Geológicos. Para el factor de seguridad (F.S.) de los taludes se debe hacer
un análisis geomecánicos, análisis cinemático y un análisis geotécnico. Para dar por hecho que el talud es estable es recomendable,
que los tres análisis, deban estar por el lado de la seguridad 2, 3, 4, 5 y 6.

Así mismo se recomienda la elaboración de mapas de riesgos geológicos que identifique las siguientes áreas o zonas: a) Zonas
Urbanizables: áreas donde se puede construir garantizado mediante estudios geomecánicos y geotécnicos (bajo peligro, verde); b)
Zonas No Urbanizables: áreas de arroyos y ríos, y zonas que presentan un peligro natural muy alto, no mitigables (zonas en amarillo)
y, c) Zonas de amortiguamiento o destinadas a estancia temporal: Zonas con estabilidad aparente después de hacerle mejoras con
obras de ingeniería geológica (zonas en verde).

En cada zona urbana se debe de contar con un sistema de monitoreo del talud (inclinómetros y extensómetros) controlados a través
de GPS que proporcione información cinemática del MM y sus esfuerzos. La falta de estos mecanismos de control, aunado al continuo
mal uso del suelo trae consigo grandes consecuencias catástrofes.

La humanidad, durante toda su existencia, siempre se ha adaptado al medio. Desde el siglo pasado, con las nuevas tecnologías de
construcción, hemos querido adaptar el medio a nosotros, olvidándonos o sin considerar todas las experiencias negativas obtenidas a
lo largo de nuestra existencia, en el ramo de la construcción. De tal manera que, al no trabajar en conjunto (Ingenieros Geólogos,
Civiles, Arquitectos, dependencias gubernamentales, etc.), descuidamos los aspectos geológicos en donde se pretenden llevar a cabo
obras civiles, desvinculando completamente los trabajos profesionales, minimizando la credibilidad de cada profesión, haciéndonos
más vulnerables y comprometiendo la seguridad de la sociedad.

REFERENCIAS

1. Padilla y Sánchez, R. J., 1986, Post-Paleozoic tectonics of northeast Mexico and its role in the evolution of the gulf of Mexico.-
Geof. Int. Vol. 25-1: 157-206 p.
2. Chapa Guerrero, J. R., 1993, Massenbewegungen an Steilhängen der Sierra Madre Oriental im Grossraum Monterrey, Mexiko.
Tesis Doctoral, RWTH- Aachen, 164 p.
3. Chapa – Guerrero, J. R., Meiburg, P. & Schetelig, K., 1994, Riesgos geológicos en la Sierra Madre Oriental (Estado de Nuevo
León), México. Zbl. Geol. Paläont. Teil. I, 1993 (1/2): 555-566; Stuttgart.
4. Chapa – Guerrero, J. R., Meiburg, P. & Schetelig, K., 1996, Estabilidad de taludes escarpados, Sierra Madre Oriental, N.L., México.
Zbl. Geol. Paläont. Teil. I, 1994 (7/8): 1019-1026; Stuttgart.

16
5. Chapa-Arce, R.I., García Puente, D.M., Lemus Alarcón, O.R. & Garza Vela, L.A., 2010, Estudio geólogo-geofísico para determinar
movimientos en masa y riesgos geológicos en el cañón el Huajuco (La Estanzuela) al sureste del área metropolitana de Monterrey,
Nuevo León, México. Tesis de Licenciatura. Facultad de Ciencias de la Tierra, UANL. Nuevo León México, 254 p.
6. Chapa Arce, R.I., 2016. Análisis de estabilidad de taludes mediante la revisión cinemática del macizo rocoso en la zona poniente
de Monterrey (Cerro de la Loma Larga y Mitras), Nuevo León, México. Tesis Maestría, Universidad Autónoma de Nuevo León. 169
p.
7. Sánchez Carlín, E., 2001, Riesgos Geológicos en la porción noroeste del Cerro de la Silla, Monterrey, N. L., México. Tesis de
Licenciatura, Facultad de Ciencias de la Tierra, UANL, Linares, Nuevo León, México. 83 p.
8. Ibarra Martínez, S.E., 2007, Riesgos geológicos en la región sursureste del área metropolitana de Monterrey, Nuevo León, México
(Mederos). Tesis de Licenciatura. UANL. Linares, Nuevo León, México. 113 p.
9. Adame Rivera, L. M., 2013, Urbanismo vulnerable a los procesos de remoción en masa en el municipio de San Pedro Garza García,
Nuevo León, México. Tesis de Maestría, Facultad de Arquitectura, UANL. Nuevo León México, 116 p.
10. Hoek E., & Bray, J. W., 1977), Rock slope engineering, 2nd edition: Institute of Mining & Metallurgy, London, 402 p.
11. Chapa Guerrero, J. R. Méndez Delgado, S., Chávez Cabello, G., Chapa Arce, R. I., Ibarra Martínez, S. E., 2016, Movimientos en
Masa, un Riesgo Geológico latente en el Área Metropolitana de Monterrey, N.L., México, Revista Ciencias UANL Vol. 1. Pags 41-
45.

17
OIA01
Bio-recursos: su aprovechamiento biotecnológico y su integración con la Ingeniería
Ambiental

Katiushka Arévalo Niño1, Hilda Isabel Salazar González1, Pedro Antonio Escobedo Hinojosa1, Guadalupe Rojas Verde1, Melissa
Aurelia Merlo Mejía2, Celestino García Gómez2
1
Instituto de Biotecnología, Facultad de Ciencias Biológicas, UANL, Cd. Universitaria, San Nicolás de los Garza, N.L., CP 66455
2
Facultad de Agronomía, UANL, Francisco. I. Madero S/N, Hacienda el Canadá. Cd. Gral. Escobedo, N.L., CP 66050

Autor de correspondencia: katiushka.arevalonn@uanl.edu.mx

Introducción
Desde que la tierra fue habitada, los seres humanos y otras formas de vida han dependido de recursos que existen libremente en la
naturaleza para sobrevivir. Estos recursos que incluyen agua (mares y agua dulce), tierra, suelos, rocas, bosques (vegetación),
animales, combustibles fósiles y minerales, se denominan Recursos Naturales y son la base de la vida en la tierra, por lo que deben
ser aprovechados de forma sustentable, lo cual plantea grandes desafíos a las diversas industrias y sus procesos. Estos desafíos surgen
de una mayor competencia por los recursos renovables, pero aún finitos, la producción descentralizada de los recursos renovables y
la complejidad de las materias primas1.

A medida que la globalización continúa, y los procesos naturales de la tierra transforman los problemas locales en problemas
internacionales, pocas sociedades quedan al margen de los grandes problemas ambientales y de la necesidad de buscar tecnologías
que los resuelvan y/o prevengan2,3.

Existe una gran preocupación a nivel mundial, debido al considerable incremento en los índices de contaminación en efluentes
industriales por parte de diversos contaminantes particularmente metales pesados tales como el cromo, níquel, cadmio, plomo y
mercurio 4.

Diversos métodos se usan para disminuir el impacto de estos elementos en el ambiente, en la actualidad se destaca el empleo de
métodos basados en los procesos de bioremediación que incluyen la biosorción o bioadsorción. Se ha demostrado que el proceso de
biodsorción con biosorbentes de bajo costo es uno de los métodos de descontaminación más factibles. A diferencia de otros métodos
de tratamiento, la biodsorción que representa una innovación biotecnológica, es simple y permite la regeneración de lodos metálicos
tóxicos5.

Entre los biosorbentes más novedosos empleados, se encuentran los derivados de la biomasa microbiana y otros productos naturales
como, por ejemplo, hongos, algas, bacterias, levaduras, hojas, raíces y corteza de diferentes especies de plantas. Estos materiales
tienen la capacidad de concentrar metales a partir de disoluciones acuosas diluidas y/o de acumularlos dentro de su estructura. Los
hongos, incluyendo las levaduras, han recibido especial atención porque la biomasa fúngica se origina como un subproducto de
diferentes fermentaciones industriales6. Particularmente los hongos tienen un alto porcentaje de pared celular que muestra una
excelente fijación para ciertos metales y tolerancia a los mismos, así como a otros factores como la tolerancia a valores de pH bajos7.

La biosorción puede ser un proceso eficiente para eliminar contaminantes particularmente metales pesados tóxicos o colorantes porque
muchos de los materiales biológicos utilizados presentan una gran área superficial, utiliza un intercambio iónico efectivo y tiene una
adsorción selectiva de iones. Una gran ventaja de estos materiales es el bajo costo ya que muchos de estos son subproductos de
actividades económicas que los generan, además de su fácil operación y alta eficiencia, otro aspecto importante es la regeneración de
los biosorbentes, ya que estos pueden ser reutilizados7.

La calidad del biosorbente está ligada a la cantidad de sorbato que pueda atraer y retener; en este sentido, la búsqueda de nuevos
materiales biosorbentes con gran potencial de adsorción de contaminantes con diferentes características se ha convertido en el objetivo
principal de la ciencia y la tecnología4.

Aunque existe una diversidad de materiales con capacidades adsorbentes (arcillas, carbones activados, residuos biomásicos
modificados, etc.) la inquietud por el desarrollo tecnológico de nuevos productos persiste y esto obedece a la preocupación constante
por disminuir costos, optimizar los procesos productivos, reutilizar materias de desecho y simplificar los mecanismos de producción8.

La aplicación de la biotecnología para el aprovechamiento de bio-recursos y la integración con áreas como la ingeniería ambiental
que es la rama de la ingeniería que se ocupa de la aplicación de los principios científicos y de ingeniería para la protección de
poblaciones humanas contra los efectos de factores ambientales adversos 5, es una estrategia que permitirá desarrollar tecnologías
enfocadas al uso de nuestra principal riqueza que es la biodiversidad bajo un esquema de sustentabilidad.

El objetivo del presente trabajo fue el aprovechamiento de recursos considerados subproductos provenientes de diversas industrias o
procesos como la industria del trigo, cervecera o la biomasa fúngica, para uso directo como bioadsorbentes en la remoción de plomo.

Material y Métodos:

El afrecho de malta se obtuvo de una industria cervecera local, en Monterrey, N.L., México. Las muestras se secaron a 90° C durante
24 h. El biosorbente seco se trituró y se tamizó a través de un tamiz (FHC, SA de CV n. ° 5) para obtener un tamaño de partícula
homogéneo (0,46 mm). Se evaluaron parámetros operacionales en la capacidad de remoción como el pH (2, 4, 6), la temperatura (25,
35,45ºC) y el tiempo de contacto (0, 7.5, 15, 30, 60 y 120 minutos) a 150 rpm de una solución de Pb 2+ a 30 ppm y 1 g /L-l de

18
biosorbente con tamaño de partícula de 0,46 mm. Las concentraciones de metal fueron analizadas en un espectrofotómetro de
Absorción Atómica (Varian SPECTRAA), con una mezcla de aire:acetileno (3.5: 1.5 v/v).

La capacidad de absorción de metal 'q' (mg g-1) se calculó por la siguiente ecuación:

q= V(Ci-Ce)/M

Donde: V es el volumen de la solución (L), Ci es la concentración inicial de Pb2+ (mg L-1), Ce es la concentración de Pb2+ en equilibrio
(mg L-1) y M es la masa del biosorbente (g).

Se llevaron a cabo experimentos cinéticos para determinar el tiempo de equilibrio y la tasa de unión de la unión de Pb 2+ por grano
agotado. El modelo de segundo orden se utilizó para modelar los datos experimentales de la biosorción de Pb2+. Este modelo se basa
en la suposición de que la biosorción sigue un mecanismo de segundo orden, según el cual la tasa de sorción es proporcional al
cuadrado de la cantidad de sitios no ocupados. La forma lineal se puede escribir de la siguiente manera:

t / q = t / (k2 qe 2) + t / qe

Donde k2 es la constante de velocidad de la biosorción de segundo orden (g / meq min). Los parámetros q e y k2 se calculan a partir de
la pendiente y la intersección de la gráfica t / q versus t. La relación entre la capacidad de remoción en equilibrio (qe) y las
concentraciones finales de plomo se trazó como isoterma de sorción, las isotermas correspondientes se describieron cuantitativamente
mediante parámetros ajustando los datos experimentales a la isoterma de Langmuir.

El salvado de trigo a granel se obtuvo del mercado de abasto ubicado en San Nicolás de los Garza, N.L., México. Se llevo a cabo un
análisis proximal, así como la evaluación del contenido de plomo (Pb 2+) que este pudiera presentar. Las muestras de salvado de trigo
se pasaron a través de tamices para obtener diferentes tamaños de partícula (200, 500, 600 y 850 µm). Se evaluó primeramente el
efecto del tamaño de partícula en la capacidad de remoción del metal a partir de una solución de Pb 2+ a 30 ppm, una concentración
de 1 g /L-l de salvado de trigo como biosorbente, un pH fijo de 4.0, temperatura de 30ºC, velocidad de agitación de150 rpm y 15
minutos de tiempo de contacto. Posteriormente se determino la concentración de biosorbente con mayor capacidad de remoción
probando concentraciones de 1, 2, 5, 7 y 10 g /L-l. Así mismo se evaluaron parámetros como pH (3, 3.5, 4, 4.5, 5), temperatura (25,
35, 45, 65ºC) y el efecto de la velocidad de agitación a 100 y 150 rpm.

La biomasa inactiva fúngica se preparo a partir de la cepa Aspergillus sp del laboratorio L1 del IB-FCB-UANL. La producción se
realizo en dos medios de cultivo líquidos: medio extracto de levadura-peptona-dextrosa (YPD) y medio propuesto por El Kady Ia en
1982, con y sin agitación (125 rpm a 30˚C ± 2) durante 8 días, con el objetivo de seleccionar las condiciones con mayor rendimiento
de biomasa por unidad de volumen9. La inactivación de la biomasa se llevo a cabo con tratamiento térmico, los matraces fueron
colocados dentro de la autoclave (121 ˚C por 15 min), posteriormente se realizó el filtrado de la biomasa utilizando filtros Whatman
N˚1. La biomasa recuperada fue colocadadentro de una mufla (Thermolyne, Furance 6000) a una temperatura de 60 ˚C durante 48
horas. Finalmente, la biomasa seca fue molida y tamizada a un tamaño de malla de 0 .0280 pulgadas. Para evaluar la remoción de Pb
2+
se probaron las siguientes condiciones: temperatura (28 ˚C± 2 y 35 ˚C± 2); concentración de bioadsorbente (0.05, 0.10, 0.20 y 0.40
g /L-l); concentración de metal (80, 109, 140 y 218 mg/l); pH (3, 4, 5 y 6); tiempo de contacto (20, 40 y 80 minutos) y la velocidad de
agitación (100 y 150 rpm.). Posteriormente las muestras fueron filtradas (Whatman N˚1), acidificadas (NHO 3) y almacenadas a 4°C
para su posterior análisis por espectrofotometría de absorción atómica, en un espectrofotómetro de Absorción Atómica (Varian
SPECTRAA), con. una mezcla de aire:acetileno (3.5: 1.5 v/v). Las cineticas de adsorción fueron realizadas con una concentracion de
biomasa de 0.05 g y 0.40 g. Las isotermas correspondientes se describieron cuantitativamente mediante parámetros ajustando los datos
experimentales a la isoterma de Langmuir, similar a los estudios con afrecho de malta.

Resultados y Discusión:

Afrecho de malta
El pH es un factor ambiental dinámico e imperativo que controla la disociación del sitio de los metales pesados, la especiación, la
adsorción, el acceso y la química de la solución. A pH más bajo, los sitios biosorbentes se concentran mediante iones hidronio que
limitan el acceso de los iones metálicos a la superficie, y al aumentar el pH, los grupos hidroxilo residen en el sitio de unión y ejercen
una atracción sobre los iones metálicos positivos. A un pH más alto, tiene lugar la precipitación de hidróxido de metal, pero los
estudios de sorción son inviables. Por lo tanto, a un pH inferior y superior, la capacidad de sorción es menor, lo que es similar a los
resultados de otros estudios. A medida que el pH aumenta de 2 a 6, el porcentaje de reducción de la concentración de Pb2+ aumenta
debido a los sitios de unión disponibles, y a pH 6 el porcentaje de eliminación disminuye debido a la precipitación de hidróxido. El
porcentaje máximo de eliminación de Pb2+ fue 92.58% a pH 4 (Tabla 1).
Los resultados sobre la influencia de la temperatura en la eficiencia de sorción, a pH 4,0 y una concentración de Pb 2+ de 30 ppm,
fluctuaron de 88 a 95% de eliminación de plomo (Tabla 1); sin embargo, el incremento de la adsorción con el aumento de la
temperatura indicó la naturaleza endotérmica del proceso de adsorción.

19
Tabla 1 Efecto de pH y temperatura sobre la adsorción de Pb(II) por afrecho de malta

Parámetros Remoción (%)

pH

2 73.49

4 92.58

6 88.8

Temperatura (ºC)

25 88.24

35 85.12

42 95.45

El efecto del tiempo de contacto en la adsorción con una concentración inicial de iones metálicos de 30 ppm, con pH de 4.0 y la
temperatura de 45ºC, se muestra en la figura 1. Los resultados cinéticos mostraron que el equilibrio se alcanzó en 30 min. La mayor
remoción de Pb2+ fue de 97.01% a pH 4, 30 ppm y tiempo de contacto de 7.5 min. Este tiempo de contacto fue menor que otros
reportados en donde se requirieron 240 min para alcanzar un 75% de eliminación de plomo usando como bioadsorbente tallo de
girasol10.

Tiempo (min)
Figura 1 Efecto del tiempo de contacto en la eliminación de Pb2+ a 30 ppm, pH 4 y una temperatura de 45ºC, por afrecho de malta.

Los procedimientos de sorción se producen a través de diferentes mecanismos que incluyen la difusión intrapartícula, la sorción
fisioquímica y la difusión extraparticular en el sitio del sorbente11. El modelo cinético ilustra la velocidad de adsorción, representada
por un modelo de segundo orden. El coeficiente de correlación de determinación (R 2) del modelo cinético de segundo orden mostro
un valor de 0,999, y el valor de qe calculado también concuerda con este valor. Estos resultados muestran que la biosorción de Pb 2+
ocurre paralelamente al modelo cinético de segundo orden, lo que sugiere que la quimioadsorción puede ser el mecanismo que limita
la velocidad de remoción. Fig. 2

Tiempo

Figura 2 Cinética de remoción de Pb2+por afrecho de malta a pH 4 y 30 ppm.

Finalmente, la captación de metal como una función de la concentración de equilibrio de Pb se presenta en la figura 3. El modelar el
equilibrio de la adsorción es importante para aplicaciones industriales ya que brinda información que facilita el diseño y la
optimización del proceso. Los modelos clásicos de isotermas de sorción Langmuir y Freundlich consideran la adsorción por sitios de
unión libre en lugar de intercambio iónico. Sin embargo, estos modelos de isotermas todavía se usan ampliamente para modelar el

20
equilibrio de biosorción debido a su simplicidad12,13. Las isotermas de biosorción son útiles para evaluar cuantitativamente y predecir
el rendimiento del proceso de la capacidad de unión y la afinidad para diferentes concentraciones de metal y dosificaciones del
sorbente.

La isoterma Langmuir ha sido utilizada en varios trabajos para la sorción de una gran variedad de compuestos. El modelo asume
energías uniformes de adsorción en la superficie y no transmigración del adsorbato en el plano de la superficie. La forma lineal de la
isoterma de Langmuir está dada por la siguiente ecuación:

1 / qe = 1 / Qo + 1 / bQoCe

donde qe es la cantidad adsorbida (mg g ), Ce la concentración de equilibrio del adsorbato (mg l_1) y Qo y b son las constantes de
_1

Langmuir relacionadas con la capacidad máxima de adsorción y la energía de adsorción, respectivamente. Cuando 1 = qe fue trazado
contra 1 = Ce; se obtuvieron líneas rectas con pendiente 1 = bQo que muestran que la adsorción de plomo siguió a la isoterma de
Langmuir.

Figura 3 Isoterma de biosorción para la remoción de Pb2+por afrecho de malta a pH 4, concentración inicial de adsorbente 1 mg L-1,
45 ° C y tiempo de contacto de 7,5 min.

La difusión de los iones metálicos en los sitios de unión debido a concentraciones elevadas se ajusta con la forma linealizada de la
isoterma de Langmuir13. El modelo de isoterma de Langmuir, que muestra la sorción de Pb2+ a través del alto valor del coeficiente de
correlación (R2 = 0,99), mostró un valor qmax de 28.57 mg g-1. Estos resultados concuerdan con otros estudios en los que los valores
R2 superiores a 0,95 para diferentes biomasas pretratadas, sugiriendo que este modelo es uno de los más favorables para explicar el
mecanismo de sorción10,13.

Salvado de trigo
A diferencia de lo reportado, el efecto de tamaño de partícula (TP) del salvado de trigo sobre la remoción de Pb 2+ mostró que los
mayores porcentajes de remoción se obtuvieron con un tamaño de partícula de 850 µm y el salvado sin tamizar (original), con 91.6%
y 95.63%, respectivamente, este último seleccionado para las siguientes pruebas. Se puede observar que en los tratamientos con
tamaño de partícula homogéneo por el proceso de tamizado al incrementar el tamaño de partícula incrementa el porcentaje de remoción
de iones de Pb(II). Figura 4. Existen reportes que salvado de trigo con TP de 500 µm genera un área superficial de 8.65 m2 g-1, lo cual
parecería poco comparado con el carbón con 1000 a 1500 m 2 g-1 14, sin embargo, el salvado utilizado sin tamizar, brindo un área
superficial suficiente para alcanzar la remoción más alta.

100

80

60
%R

40 % R: 75.4
% R: 76.53
% R: 76.98
% R: 91.6
20 % R: 95.93

0
200 500 600 850 0

Tamaño de partícula (µm)


Figura 4 Efecto del tamaño de partícula en la adsorción de Pb2+ por salvado de trigo como adsorbente.

21
El salvado de trigo a una concentración de 1 g/L logró una remoción de 95.93%, aumentando el rendimiento de la remoción a medida
que se incrementó la concentración de salvado de trigo hasta una concentración máxima de 2 g/L, con una remoción de 97.53%. Sin
embargo, al incrementar la cantidad de adsorbente a 5 g/L se observa un decrecimiento significativo en la eficiencia de remoción,
siguiendo este comportamiento hasta una concentración de 10 g/L. Figura 5

100

80

60
%R

% R: 95.93
% R: 97.53
% R: 71.37
40
% R: 54.71
% R: 44.33

20

0
1 2 5 7 10

Concentración de biosorbente (g/L)

Figura 5 Efecto de la concentración de salvado de trigo en la adsorción de Pb 2+.

En la Figura 6 se presentan los porcentajes de remoción de iones Pb(II) en función de la velocidad de agitación (0, 100, 150, 200, 250
y 300 rpm). En donde se mantuvieron a condiciones fijas los parámetros (TP= original, biosorbente= 2g/L, pH= 4, temperatura= 35
°C, tiempo de contacto= 15 min). El porcentaje de remoción se incrementó con el aumento de la velocidad de agitación hasta alcanzar
una remoción de 97.19% a 100 rpm y 97.59% a 150 rpm. A partir de estas velocidades se observó una tendencia de decremento en la
remoción, siendo 80.24% el valor más bajo a una velocidad de 300 rpm. Debido a que no se encontraron diferencias significativas
entre los porcentajes de remoción a 100 y 150 rpm se prefirió utilizar el primero ya que se traduciría en una reducción del uso de
energía durante el proceso de adsorción.

100

80

% R: 84.59
% R: 89.44
60 % R: 97.19
% R: 97.58
%R

% R: 85.82
% R: 83.22
40 % R: 80.23

20

0
0 50 100 150 200 250 300

Velocidad de agitación (rpm)

Figura 6 Efecto de la velocidad de agitación en la adsorción de Pb 2+ por salvado de trigo como adsorbente

Se estudió el efecto del pH (3.0, 3.5, 4.0, 4.5 y 5.0) en la remoción de iones de Pb(II), se mantuvieron otros parámetros a condiciones
fijas (TP= original, biosorbente= 2g/L, temperatura= 35 °C, velocidad de agitación= 100 rpm, tiempo de contacto= 15 min). El efecto
del pH en la adsorción de Pb(II) se presenta en la Figura 7. La mayor remoción se obtuvo a pH 4.0, con 97.63%. Asimismo, se observa
que después de este pH ocurre una disminución en el porcentaje de remoción, fluctuando entre 83.48 y 81.95% para pH 4.5 y pH 5.0,
respectivamente.

Finalmente, la máxima remoción de iones de Pb(II) se presentó a una temperatura de 65 °C con 97.44%. Se puede observar que el
porcentaje de remoción aumentó de 92.41% a 97.44% cuando se incrementó la temperatura de 25 a 65 °C. No se encontraron
diferencias significativas entre los experimentos realizados a 45 y 65 °C, por lo que se sugiere el uso de una temperatura de 45 °C
para el proceso de adsorción. Figura 8

22
100

80

60 % R: 87.41
% R: 97.02
%R

% R: 97.62
% R: 83.48
40 % R: 81.95

20

0
3.0 3.5 4.0 4.5 5.0

pH
Figura 7 Efecto del pH en la adsorción de Pb2+ por salvado de trigo como adsorbente

100

80

% R: 92.41
% R: 92.91
60 % R: 94.49
% R: 97.44
%R

40

20

0
25 35 45 65

Temperatura (°C)

Figura 8 Efecto de la temperatura en la adsorción de Pb2+ por salvado de trigo como adsorbente.

Biomasa inactiva fúngica


Con respecto al rendimiento de la biomasa fúngica en los dos medios evaluados se observa que en el medio reportado por El Kady Ia,
a base de glucosa y sales, presento menor producción en comparación con el medio de YPD, un medio complejo a base de dextrosa,
peptona y extracto de levadura, siendo esto más evidente en el sistema sin agitación, por lo que se selecciono este último para las
siguientes evaluaciones. Tabla 2

Tabla 2. Producción de biomasa en dos medios de cultivo en sistemas con y sin agitación

Producción de Biomasa
Medio de cultivo Condición de incubación
g (peso seco)

YPD Con agitación 1.8758

Sin agitación 1.2030

Medio El Kady Ia Con agitación 0.5907

Sin agitación 0.0585

El porcentaje de remoción decae drásticamente un 54.3% al aumentar el pH de 4 a 5, mientras que la diferencia de remoción obtenida
entre valores de pH de 3 a 4 presentó un ligero aumento de 11.79% en la adsorción. Para los valores de pH 5 y 6 no se observa una
diferencia estadística significativa en la remoción de plomo. Diversos trabajos han demostrado que, bajo condiciones experimentales
similares con valores de pH iguales a 4 se presentaba la mayor adsorción de plomo y que en tratamientos a pH 2 los protones compiten
por los sitios activos con los iones metales, por lo cual decrece la adsorción del metal15,16. García Villegas y colaboradores, demostraron

23
que por arriba de un pH de 5.5 el plomo precipita en la solución 17. El análisis de varianza (ANOVA) mostró que existe una diferencia
significativa entre los valores de pH 3 y 4 (p > 0.05), no así para los valores de pH 5 y 6 los cuales fueron muy similares. Tabla 3

Tabla 3. Porcentaje de remoción de plomo a diferentes valores de pH en la solución; 30˚C±2, Pb2+ 10 mg/L, biomasa: 0.05g, tiempo
de contacto: 80 min, agitación: 120rpm.

Valores de pH Porcentaje de remoción

3 64.47 a

4 76.26 b

5 21.96 c

6 28.45 c

Las letras en subíndice representan los grupos de homogeneidad con un valor de significancia del 0.05

Los efectos de la temperatura se observan en la Tabla 4, los porcentajes de adsorción fueron de 15.5 % (28°C) y 15.27% (35°C). La
prueba de T de Student para muestras independientes, no mostró diferencias estadísticas significativas entre ambas temperaturas (p >
0.05). Acosta y cols., realizaron experimentos con temperaturas de 28, 37 y 42 °C, donde pudieron observar que la temperatura óptima
de adsorción de metales pesados sobre Aspergillus flavus fue a 28 °C, sin embargo, en los resultados obtenidos en este trabajo no se
observo diferencia en las temperaturas probadas, pudiéndose trabajar a cualquiera de estas dos temperaturas y esperar obtener valores
muy similares18.

Tabla 4. Porcentaje de remoción de plomo a 28 y 35ºC; Pb2+ 10 mg/L, biomasa: 0.05g, tiempo de contacto: 80 min, agitación: 120rpm.

Temperatura de la solución
Porcentaje de remoción
(°C)

28 15.5 a

35 15.27a

Las letras en subíndice representan los grupos de homogeneidad con un valor de significancia del 0.05

En cuanto a la cantidad de la biomasa inactiva se observó un aumento en la adsorción conforme se aumento la biomasa en la solución.
Los porcentajes de remoción de plomo fueron del 23 %, 24.55%, 31.33% y 52.38 %, utilizando 0.05g, 0.10g, 0.20g y 0.40g de biomasa
inactiva, respectivamente. El análisis de ANOVA mostro dos grupos de homogeneidad, donde el tratamiento con 0.40g la mayor
remoción con 29.8% más que con 0.05g. Tabla. 5. Mausumi Mukhopadhyay y colaboradores en el 2007, demostraron que el porcentaje
de remoción se ve influenciado de forma positiva al aumentar la cantidad de biomasa en solución, ya que aumenta la superficie de
contacto en la cual se puede adsorber el metal19.

Tabla 5. Porcentaje de remoción de plomo variando la cantidad de biomasa inactiva; 30 ˚C±2, Pb2+ 10 mg/L, pH: 4, tiempo de
contacto: 80 min, agitación: 120rpm.

Cantidad de Biomasa (g) Porcentaje de remoción

0.05 23.0 a

0.1 24.55 a

0.2 31.35 a

0.4 52.38 b

Las letras en subíndice representan los grupos de homogeneidad con un valor de significancia del 0.05

Los porcentajes de remoción de acuerdo a la concentración de saturación mostraron un comportamiento de relación directa, donde a
mayor concentración del metal en solución menor fue la adsorción en el adsorbente. Los porcentajes de adsorción fueron del 90.47%,
84.11 %, 49.42 % y 20.83%, (Tabla 6), encontrándose diferencias estadísticas significativas entre los tratamientos.

La disminución en el porcentaje de adsorción se atribuye a la falta de área superficial de la biomasa inactiva para adsorber altas
concentraciones de metal disponible en la solución, se observa que en las concentraciones de 140 mg/L y 218 mg/L el porcentaje de
adsorción cae drásticamente, esto debido a la saturación de la biomasa, la cual se mantuvo constante 20.

24
Tabla 6. Porcentaje de remoción de plomo variando las concentraciones de plomo; 30 ˚C±2, biomasa 0.05g, Pb2+ 10 mg/L, pH: 4,
tiempo de contacto: 80 min, agitación: 120rpm.

Concentración de Plomo (mg/L) Porcentaje de remoción

80 90.47 a

109 84.11 a

140 49.42 b

218 20.83 c

Las letras en subíndice representan los grupos de homogeneidad con un valor de significancia del 0.05

En los tiempos de contacto evaluados se obtuvieron porcentajes de remoción de 69.08%, 67.94% y 69.28% (Tabla 7). El análisis de
ANOVA indica que no existe diferencia significativa entre los ensayos realizados. Sahin en el 2013, utilizo Aspergillus tamarii como
bioadsorbente de varios metales pesados a diferentes tiempos de contacto en un rango de 10 a 200 minutos, de acuerdo a los resultados
se observó un importante incremento de la adsorción de los metales sobre la biomasa en los primeros minutos de contacto, sin embargo,
después del minuto 25 el porcentaje de remoción disminuye de forma considerable16.

Tabla 7. Porcentaje de remoción de plomo variando el tiempo de contacto con la biomasa inactiva; 30 ˚C±2, Pb2+ 10 mg/L,
biomasa: 0.05g, pH:4, agitación: 120rpm.

Tiempo de contacto (min) Porcentaje de remoción

20 69.08 a

40 67.94 a

80 69.28 a

Las letras en subíndice representan los grupos de homogeneidad con un valor de significancia del 0.05

Se probaron dos velocidades de agitación: 100 y 150 rpm, los cuales mostraron un porcentaje de remoción del 24.81 y 19.51%
respectivamente. Se han reportado estudios con hongos como biosorbentes en los cuales se ha evaluado diferentes velocidades de
agitación que van desde 100 hasta 225 rpm, sin embargo, no hay una correlación directa entre la velocidad de agitación y la capacidad
máxima de adsorción del metal21, en este estudio la prueba de T de Student para muestras independientes, no mostró diferencias
estadísticas significativas en los tratamientos. Tabla 8

Tabla 8 Porcentaje de remoción de plomo variando la velocidad de agitación; 30 ˚C±2, Pb2+ 10 mg/L, biomasa: 0.05g, pH: 4,
tiempo de contacto: 80 min.

Velocidad de agitación (rpm) Porcentaje de remoción

100 24.81 a

150 19.518 a

Las letras en subíndice representan los grupos de homogeneidad con un valor de significancia del 0.05

Las cineticas de adsorción fueron realizadas con una concentracion de biomasa de 0.05 g y 0.40 g. En las figuras 9 y 10 se puede
observar una tendencia lineal despues de los primeros minutos de contacto asi como una similitud en sus resultados, con la mayor
adsorción en los primeros 10 minutos. Este comportamiento fue reportado por Sahin Isa en el 2012, el cual demuestra que en los
primeros 10 minutos de contacto ocurre la mayor adsorcion y posteriormente el fenómeno presenta un comportamiento asintóticó,
debido a la saturación de la biomasa inactiva por el plomo en solución (Şahin et al, 2012). Ambas cinéticas se ajustaron a un modelo
cinético de pseudo segundo orden con R2 de 0.9998 y 0.9978, respectivamente.

Por otro lado, las pruebas con 0.05 g de biomasa inactiva presentaron una remoción máxima de 0.7286 mg de Pb por gramo de biomasa
inactiva, mientras que con 0.40 g se observa una mayor adsorción de 7.38 mg /g, esto se debe a la mayor concentración de biomasa y
mayor área de contacto. En la Tabla 9 se muestra la capacidad de remoción del biosorbente, con 0.05 y 0.40 gramos de biomasa
inactiva se absorben 0.0334 mg y 11.99 mg de plomo por gramo de biomasa por minuto, respectivamente.

25
Figura 9 Plomo adsorbido por unidad de peso de la biomasa inactiva (q) por tiempo de contacto (minutos) (30 ˚C±2, Pb2+ 10 mg/L,
e biomasa: 0.05g, pH: 4, tiempo de contacto: 80 min,).

Figura 10 Plomo adsorbido por unidad de peso de la biomasa inactiva (q) por tiempo de contacto (minutos) (30 ˚C±2, Pb2+ 10
mg/L, biomasa: 0.40g, pH: 4, tiempo de contacto: 80 min,).

Tabla 9. Porcentaje de remoción de plomo variando el tiempo de contacto con la biomasa inactiva; 30 ˚C±2, Pb2+ 10 mg/L,
biomasa: 0.05g, pH:4, agitación: 120rpm.

Concentración de C0
qm (mg/g) k2 (mg/g/min) R2
biomasa inactiva (g) (mg/L)

0.05 8.1 0.7286 0.0334 0.9998

0.40 8.1 7.3875 11.99 0.9978

Al comparar los modelos más utilizados para explicar el comportamiento del fenómeno de adsorción que se presentan en los sistemas
donde se utiliza biomasa y metales se pudo observar que el ajuste lineal del modelo de Langmuir (datos no mostrados), indicó una
correlación de R2= 0.9819. Mientras que el ajuste lineal del modelo de Freundlich (datos no mostrados) indicó una correlación de R 2
=0.5927 con dichos resultados se concluye que el fenómeno de adsorción de Pb en Aspergillus sp presenta un comportamiento
explicado por el modelo de Langmuir. Este modelo es utilizando para adsorbentes los cuales su superficie presenta sitios energéticos
homogéneos, solamente una molécula puede ser adsorbida en un sitio, la adsorción sucede en una monocapa y no existe interacciones
entre las moléculas adsorbidas22.

Conclusiones
La evaluación de tres diferentes bio-recurosos como bioadsorbentes particularmente para remoción de plomo en condiciones
controladas de laboratorio, demuestra que existen parámetros cuyos efectos coinciden como el pH, donde valores de 4.0 mostraron
mayor remoción con 93, 98 y 76% para afrecho de malta, salvado de trigo y biomasa fúngica inactiva, respectivamente. En cuanto a
la temperatura, tanto para afrecho como salvado de trigo se obtuvieron mayores remociones 95 y 97%, a temperaturas más elevadas
42 y 65ºC, respectivamente, sin embargo, el efecto es más evidente con la biomasa fúngica en donde la remoción no fue mayor al
15% en ambas temperaturas probadas (28 y 35ºC). La concentración de biosorbente se requirió de 1 a 2 g/L para 95 y 96% de remoción
con afrecho de malta y salvado de trigo, respectivamente, en tanto que con 0.4 g de biomasa se remueve el 52% a partir de una solución
con 30 ppm. Particularmente el afrecho mostro una capacidad máxima de adsorción de 28.57 mg g -1 a una velocidad de 0.33 mg g-1
min-1, en el caso de la biomasa fue de 7.38 mg g-1 y una velocidad de 11.99 mg g-1 min-1. Sin embargo, en cuanto a los modelos
cinéticos se observo que en general siguen un modelo de pseudosegundo orden con ajustes al modelo de Langmuir que describe la
quimiosorción como el mecanismo que rige la velocidad de remoción. Los recursos evaluados presentan un potencial para su
aplicación considerando la sustentabilidad de su aprovechamiento.

26
Referencias

1. Narodoslawsky, M., Niederl-Schmidinger, A., Halasz, L., 2008. Utilising renewable resources economically: new challenges and
chances for process development. Journal of Cleaner production. 16(2): 164-170.
2. P. Chang, X. Wang, S. Yu, W. Wu., 2007. Sorption of Ni(II) on Narectorite from aqueous solution: effect of pH, ionic strength and
temperature. Colloids Surf A., 302(1–3):75–81.
3. M. Faisal, S. Hasnain. 2004. Microbial conversion of Cr(VI) into Cr(III) in industrial effluent. Afr J. Biotechnol, 3(11):610–617.
4 Tejada Tovar, C., Villabona Ortiz, A., Garcés Jaraba, L., 2015. Adsorción de metales pesados en aguas residuales usando materiales
de origen biológico. Tecno Lógicas. 18 (34):109-123.
5. Al- Qodah, Z., Yahya, MA, Al-Shannag, M., 2017. On the performance of bioadsorption processes for heavy metal ions removal
by low-cost agricultural and natural by-products bioadsorbent: a review. Desalination and Water Treatment. 85: 339-357.
6. Enamorado H., Y.,Villanueva Tagle, M., Hernández Díaz, I., Coto Pérez, O., Pomares Alfonso, M.S. 2011. Caracterización de la
biomasa inactiva de Aspergillus niger 0-5 como sorbente de Pb (II). Quim. Nova, 34(7): 1141-1146.
7. Escobedo Hinojosa, PA, Marquez Reyes, J.M., Almaguer Cantú, V., Solís Rojas, C., Arévalo Niño, K. 2014. Biosorption Behavior
of Non Living Aspergillus sp Biomass in lead Removal. JCBPS. 4(5): 116.
8. Tejada Tovar, C., Villabona Ortiz, A., Nuñez Zarur, J. 2015. Uso de biomasas para la adsorción de plomo, níquel, mercurio y
cromo. Ingenium, 9(24). 41-51.
9. El-Kady, I. A., & Moubasher, M. H. 1982. Some cultural conditions that control production of verrucarin J, a cytotoxic metabolite
of Stachybotrys chartarum. Zentralblatt für Mikrobiologie, 137(3), 241-246.
10. T. Fatima, R. Nadeem, A. Masood, R. Saeed, M. Ashraf. Int. J. Environ. Sci. Technol., 2013,10:1255–1264.
11. Y.S. Ho, G. Mckay. 1999. Pseudo-second order model for sorption processes. Proc Biochem, 34(5):451–465
12. S. Schiewe and A. Balaria, 2009. Biosorption of Pb2+ by original and protonated citrus peels: Equilibrium, kinetics, and
mechanism Chemical Engineering Journal, 146: 211–219.
13. S. Schiewer and S.B. Patil. 2008. Modeling the effect of pH on biosorption of heavy metals by citrus peels. Journal of Hazardous
Materials, 157: 8–17
14. Yasemin Bulut and Zu¨beyde Baysal, 2006. Removal of Pb(II) from wastewater using wheat bran. Journal of Environmental
Management 78:107–113.
15. Sravani, M., V. Sridevi, K. Vijay Kumar y N. Harsha. 2012. A Comparative Study on Determination of Physicochemical
parameters of Biosorption of Lead (II) by Aspergillus niger, NCIM 616 using AAS & ICPMS, IOSR Journal of Pharmacy, 2(6): 60-
64.
16. Şahin, İ., Keskin, S. Y., & Keskin, C. S., 2013. Biosorption of cadmium, manganese, nickel, lead, and zinc ions by Aspergillus
tamarii. Desalination and Water Treatment, 51(22-24), 4524-4529.
17. García Villegas, V. R., Yipmantin Ojeda, A. G., Guzmán Lezama, E. G., Pumachagua Huertas, R., & Maldonado García, H. J.
2011. Estudio de la cinética de biosorción de iones plomo en pectina reticulada proveniente de cáscaras de cítricos.Revista de la
Sociedad Química del Perú, 77(3), 173-181.
18. Acosta, I., Moctezuma-Zárate, M. D. G., Cárdenas, J. F., & Gutiérrez, C., 2007. Bioadsorción de cadmio (II) en solución acuosa
por biomasas fúngicas. Información tecnológica, 18(1), 09-14.
19. Mukhopadhyay, M., Noronha, S. B., & Suraishkumar, G. K. 2007. Kinetic modeling for the biosorption of copper by pretreated
Aspergillus niger biomass. Bioresource technology, 98(9), 1781-1787.
20. Rao, L. N., 2013. Adsorption of Lead and Zinc from aqueous solution using Terminilia Catappa. L as adsorbent. International
Journal of Engineering Research Science and Technology, 2(2).
21. Salman H. Abbas, Ibrahim M. Ismail, Tarek M. Mostafa, Abbas H. Sulaymon. 2014. Biosorption of Heavy Metals: A Review.
Journal of Chemical Science and Technology.3(4):74-102.
22. Herrejón, M. L., & Rodríguez, B. L., 2008. Cinética e isotermas de adsorción de Pb (II) en suelo de Monterrey. Ingenierías, 41(11),
24-31.

27
OIA02
Utilización de zeolita natural del Estado de Chihuahua para la remoción de arsénico en
agua
María de Lourdes Villalba1, Maribel Campos-Pimentel1, Luis Colmenero Sujo2, Adan Pinales-Munguía1, María Socorro Espino-
Valdés1, María Isabel Flores Zamora1 y Teresita Ochoa-Lara3
1
Facultad de Ingeniería, Universidad Autónoma de Chihuahua (Circuito No. 1, Nuevo Campus Universitario, CP. 31100, Chihuahua,
Chih., México).
2
Instituto Tecnológico de Chihuahua II (Ave. De las Industrias, 11101, Complejo Industrial, CP. 31130, Chihuahua, Chih., México).
3
Centro de Investigación en Materiales Avanzados (CIMAV) (Ave. Miguel de Cervantes Saavedra 120, Complejo Industrial, CP.
31136, Chihuahua, Chih., México).

Autor de correspondencia: mvillalb@uach.mx

Introducción
La gran mayoría de los mexicanos están expuestos continuamente a contaminantes como metales y metaloides a través de la ingesta
de agua. Este recurso natural es un transmisor importante de muchos componentes químicos como el arsénico que en altas
concentraciones es tóxico, teratogéno y cancinógeno; sus efectos en la piel son hiperpigmentación, hipopigmentación e hiperqueratosis
(ATSDR, 2007). Se ha reconocido la relación de este elemento con el aumento de los índices de mortandad por cáncer de vejiga,
pulmón, riñon y cáncer hepático en la población potencialmente expuesta (Vega, 2004). Por estos antecedentes, es fundamental
realizar estudios que permitan la remoción de arsénico en agua de consumo de los mexicanos. En la actualidad existen investigaciones
que reportan el uso de zeolitas naturales para la remoción de arsénico en agua. El uso de estos minerales ofrece un área superficial e
interna que es adecuada para el intercambio iónico, por lo que presentan una alta afinidad para los cationes de metales de transición.
México cuenta con grandes y bastos yacimientos de zeolitas como el Ejido denominado “La Haciendita” ubicado en las cercanías de
la ciudad de Chihuahua, Chih., la cual puede ser utilizada para la remoción de arsénico en agua, facilitando así la complicada tarea de
abastecimiento de agua sin este contaminante.

Materiales y Métodos
La recolección de la zeolita natural se llevó a cabo en el Ejido “La Haciendita” ubicado al ubicado al poniente de la ciudad de
Chihuahua, México en las coordenadas N 28º38.66’ W 106º 08.702’, geológicamente se encuentra rodeado de cuerpo ígneos
extrusivos y tobas de composición riolíticas. La muestra de zeolita se analizó por difracción de rayos X con el equipo Panalytical
modelo X´Pert PRO, Siemens modelo D5000 perteneciente al Centro de Investigación de Materiales Avanzados (CIMAV), para la
determinación de su composición mineralógica y su clasificación. Se empacaron columnas de acrilico transparente de diámetro interno
de 4.4 cm y 100 cm de largo con zeolita (malla #12 y #30), se hizo pasar una solución de arsénico conocida (0.025 ppm), se
recolectaron alicuotas de 50 ml, hasta la saturación del mineral. La determinación de arsénico en agua de entrada y salida fue mediante
la técnica de espectrometría de absorción atómica.

Resultados y discusión
El difractograma obtenido en el análisis de DRX del material zeolitico dio como resultado principal la presencia de Clinoptilolita con
formula Al1.2Ca1.58H30O46.9Si16.8, según el programa MATCH donde se compararon los patrones de rayos X con el número de
tarjeta 96-900-9579. En la tabla 1, muestra la remoción de arsénico en agua que se llevó a cabo en las columnas. La (C) representa la
concentración final después de hacer pasar el agua (C0= 0.025 ppm) por la columna empacada con zeolita, (T) es el tiempo transcurrido
del paso del agua por la columna y (R) es la concentración de arsénico removido del agua.

Tabla 1. Porcentaje de arsénico removido por la zeolita “La Haciendita”

La remoción de arsénico fue del 60%, está se llevo a cabo de forma constante a través del tiempo 2245 min (37.41 hr). Sin embargo
una ves transcurrido este periodo la zeolita natural proveniente del Estado de Chihuahua, dejo de absorber el contaminante.

Conclusiones
La zeolita natural del Ejido “La Haciendita” originaria del Estado de Chihuahua se considera una buena opción para la remoción de
arsénico en agua, pero es necesario ampliar el estudio.

Referencias
1. ATSDR, 2007. Agency for Toxic Substances and Disease Registry. 2007. Toxic Substances portal: Arsenic. Public health Statement
for arsenic.
2. Vega, S. 2004. Riesgo sanitario ambiental por la presencia de arsénico y fluoruros en los acuíferos de México

28
OIA03
Biodegradación de fluoreno en un reactor de flujo continuo en condiciones nitrato
reductoras

Carlos Macías Sotelo1, Santiago Iván Suárez Vázquez1, Arquímedes Cruz López1, Juan Manuel Alfaro Barbosa2, Jorge Ángel I.
Ascacio Martínez3, Karim Acuña Askar3
1
Instituto de Ingeniería Civil, UANL, Cd. Universitaria, 66455, San Nicolás de los Garza, N.L.
2
Facultad de Ciencias Químicas, División de Estudios de Posgrado, UANL, Guerrero y Progreso, Col. Treviño, 64570, Monterrey,
N.L.
3
Facultad de Medicina, UANL, Av. Madero, Col. Mitras Centro, 64460, Monterrey, N.L.

Autor de correspondencia: karaskar@gmail.com

Introducción
Los hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAPs) son contaminantes derivados del petróleo o generados por la combustión de
compuestos orgánicos. Se ha reportado la presencia de estos compuestos en los diferentes compartimientos ambientales como el aire,
suelo y agua.1 Además, algunos de estos compuestos han demostrado su toxicidad2 y persistencia3 en el ambiente. Los tratamientos
para la limpieza del suelo y de los cuerpos de agua se complican debido a que la biodisponibilidad de los HAPs es muy reducida4. Por
lo tanto, es necesario considerar de manera integral las propiedades fisicoquímicas y la respuesta biológica potencial de los HAPs para
proponer un sistema de tratamiento cuya operación sea efectiva en costo y tiempo. Una alternativa para el tratamiento de estos
contaminantes es la implementación de consorcios de especies microbianas bajo condiciones controladas, por lo tanto este estudio se
centra en la biodegradación del fluoreno, utilizando un tensioactivo comercial como dispersante en condiciones nitrato-reductoras, en
un reactor de flujo ascendente, empleando concentraciones en un rango de 100 a 350 mgL-1, aplicando un tiempo de retención
hidráulico de 0.75 h.

Materiales y Métodos
Se instaló un reactor de ocho puertos de muestreo y se inoculó con un consorcio bacteriano en condiciones nitrato reductoras. El
inóculo se mantuvo bajo concentraciones crecientes de fluoreno en el rango de 100 a 250 mg/L mientras se formó la biopelícula. A
una maduración de la biopelícula de siete meses, se evaluaron los porcentajes de degradación del fluoreno, a través del monitoreo por
cromatografía de gases con detección de ionización de flama, de las concentraciones de sustrato en cada uno de los puertos de
muestreo. Se monitorizaron oxígeno disuelto, potencial redox, pH, DQO y DBO en el influente y en el efluente. Se determinó la
concentración micelar crítica del dispersante para lograr una distribución homogénea del fluoreno.

Resultados y discusión
El oxígeno disuelto se redujo en el efluente en un 30-40% con respecto al influente. Mientras que el potencial redox se registró
positivo en el influente, se observó que en el efluente se redujo a valores negativos, dentro del rango que corresponde a la nitrato
reducción, por su parte, el pH se mantuvo constante.

Los porcentajes de remoción de DBO y DQO a las concentraciones iniciales de fluoreno de 100, 200 y 300 mg/L fueron de 13 y 43%,
43 y 62%, 39 y 60%, respectivamente. La concentración micelar crítica se registró alrededor de 100 mg/L del tensoactivo. Los
porcentajes de degradación a concentraciones de fluoreno en el influente de 100, 150, 200, 250, 300 y 350 mg/L, como se aprecian
en la Fig. 1, fueron de 90, 92, 92, 95, 95, 92%, respectivamente.

350

TRH 0.75 h
100 mg
-1

300
Biodegradacion de fluoreno mg.L

150 mg
200 mg
250 250 mg
300 mg
350 mg
200 100 mg M.B
150 mg M.B
150 200 mg M.B
250 mg M.B
300 mg M.B
100 350 mg M.B

50

0
0 10 20 30 40 50 60
Altura (cm)

Fig. 1 Curvas de decaimiento en la degradación fluoreno a seis diferentes concentraciones.

Conclusiones
A pesar de la recalcitrancia a la degradación que le confiere su estructura molecular de tres anillos, es posible remover el fluoreno en
un tiempo muy corto a concentraciones altas, siguiendo un crecimiento de biopelícula adaptada a éste. Aunque la baja solubilidad
impone al fluoreno una baja biodisponibilidad, el tensioactivo utilizado demostró una alta capacidad de dispersión y de
homogeneización del sustrato de interés.

29
Referencias

1. F.K. Mohammed, D.M. Beckles, J. Opadeyi. Human and Ecological RiskAssessment: An International Journal,
DOI: 10.1080/10807039.2018.1426437.
2. Y.G. Gu, C.L. Ke, Q. Liu,MarinePollutionBulletin, 130 (2018) 192-197.
3. M. Kusmierz, P. Oleszczuc, P. Kraska, E. Palys, S. Andruszczac, Chemosphere, 146 (2016) 272-279.
4. L. Yu, L. Duan, R. Naidu, K.T. Semple, Science of the Total Environment, 613-614, (2018) 1140-1153.

30
OIA04
USO DEL PET (TEREFTALATO DE POLIETILENO) TRITURADO COMO MEDIO
DE ADHERENCIA PARA TRATAMIENTO DE AGUAS RESIDUALES MEDIANTE
EL PROCESO DE BIOMASA FIJA
Dr. Santos Saenz Delgado
Universidad de Monterrey, Morones Prieto 45000Pte. San Pedro Garza García, Nuevo León, México, C.P. 66238

Autor de correspondencia: santos.saenz@udem.edu

Introducción
Esta investigación busca determinar si el PET es un medio eficiente para ser utilizado en el proceso de tratamiento de agua de biomasa
fija. El proceso de biomasa ha demostrado ser muy eficiente para tratar las aguas residuales [1] [2], el inconveniente de este proceso
es el alto costo cuando se utiliza a grandes escalas. Esta investigación sugiere el uso del PET como una alternativa para este proceso,
se espera de esto obtener ventajas en dos sentidos. Primero, el ser útil para el proceso de biomasa fija hará que el PET reciclado pueda
ser una alternativa de bajo costo. Por otro lado, la gran cantidad de PET de desecho que se genera anualmente alrededor del mundo es
un problema ya que solo una porción de este se recicla. Aun cundo el PET logra reciclarse, este proceso es muy intensivo en el
consumo de energía, por lo que se necesitan encontrar alternativas para su reúso que no consuman tanta energía [3] [4].
Materiales y Métodos
La experimentación que se llevó acabo consistió de 2 etapas, prueba del comportamiento del PET en el agua residual, y prueba de la
adherencia y formación de biopelícula por parte de las bacterias el PET. La primera etapa consiste en conocer la dinámica del PET
en el agua residual, esto es definir si es un material que flota, se precipita o se mantiene en suspensión [5]. La densidad del PET
comercial promedio es de 1.38 kg/l, esto, al ser mayor a la del agua, es un indicador de que el PET tenderá a precipitarse al fondo.
Las condiciones en las cuales se encontrará el PET dentro del reactor biológico son diferentes a las del agua normal, ya que la
adherencia de bacterias tenderá a afectar la densidad del PET, adicionalmente las burbujas en el agua del reactor tenderán a formar
un efecto de agitación el cual podría tener la capacidad de resuspender el PET, por otro lado las burbujas disminuyen la densidad del
agua, lo que haría que le PET se precipitara. La segunda prueba es determinar si las propiedades físicas del PET permiten la
adherencia de una biopelícula [6] [7]. Se tiene que determinar si las bacterias son capaces de formar una biopelícula en la superficie
del PET, esto es vital ya que sin esto no es posible llevar a cabo el tratamiento del agua. Otra cosa importante si determinar si el
rozamiento que sufrirá el PET dentro del reactor biológico permite que la biopelícula se mantenga adherida al PET o se remueve.
Resultados y discusión
Se encontró que el PET no se logra mantener en suspensión cuando es introducido en agua limpia sin agitación, esto coincide con lo
esperado dada la mayor densidad del PET. El reactor biológico con el que se cuenta tiene un sistema de aireación de burbuja fina en
el fondo del tanque. Cuando se enciende la burbuja fina esta genera agitación y se observó que un PET se puede mantener en
suspensión en el agua. La agitación que proveen las burbujas en el agua, hace que trozos de PET que cayeron a zonas “muertas” del
reactor en donde no sale burbuja, se resuspendan y vuelvan a la dinámica de agitación del agua con un radio limitado de acción.
Adicionalmente se encontró que para poder mantener la suspensión se requiere un flujo de aire alto. La medición de la formación de
biopelícula fue positiva. La detección de la formación de la biopelícula se midió utilizando una escala a través de un microscopio. Se
observó que después de introducido el PET en el reactor biológico estabilizado, las bacterias comenzaron a fijarse inmediatamente
pero en poca cantidad, una vez adheridas al PET estas comienzan a incrementarse en número y la formación de biopelícula comienza.
Se realizaron mediciones cada 12 horas del grosor de la biopelícula por un periodo de 10 días, y se encontró formación del a
biopelícula.

Conclusiones
Dado lo observado en los resultados se puede concluir que el PET tiene la capacidad de formar biopelícula, lo que permite que se
puedan explorar a futuro aplicaciones del PET para procesos específicos de biomasa fija, como el de lecho móvil o el de filtros
percoladores. Es muy importante conocer la dinámica del movimiento el PET en el agua, ya que esto será un parámetro limitante a
las posibles aplicaciones del PET en biomasa fija. La alta agitación que se requiere para mantener el PET en suspensión limita las
aplicaciones por cuestión el aumento en el consumo de energía o la necesidad de agitadores adicionales, lo que podría desfasar los
beneficios del PET. Otra limitante es el rozamiento que existe entre los pedazos de PET, hay que determinar si es te rozamiento
tiene la capacidad de remover la biopelícula formada.

Referencias

1. Rusten, B. B. G. Hellstrom 2000 Pilot testing preliminary design of moving bed biofilm reactors for nitrogen removal at the
FREVAR wastewater treatment plant. Water science and technology 41 (4-5), 13-20.
2. Metcalf & Eddy., Cajigas, Á., Tchobanoglous, G., Burton, F. L., & Trillo Montsoriu, J. D. D. (2000). Ingeniería de aguas
residuales: Tratamiento, vertido y reutilización (3a ed.). Madrid [etc.]: McGraw-Hill.
3. Shen, L., Nieuwlaar, E., Worrell, E. & Patel, M. K. (2011). Life cycle energy and GHG emissions of PET recycling: Change-
orientated effects. The International Journal of Life Cycle Assessment, 19 (6), 522-536.
4. Arvanitoyannis, I. S. (2007). Recycling of polymeric materials used for food packaging: current status and perspectives. Food
Reviews International, 17, 291-346.
5. WEF. (2008). Manual of Practice (MOP) No. 11 vol. I, II, III (6th ed.). New York, New York: McGraw-Hil.
6. WEF. (2000). Aerobic fixed-growth reactors; a special publication. WEF Alexandria, VA.
7. Pujol, R., M. Hamon, X. Kendel. (1994). Biofilters: flexible reliable biological reactors. Water Science Technology. 29 (10-11),
33-38.

31
OIA05
Uso de residuos agrícolas y agroindustriales para obtener productos de interés mediante
procesos sustentables

Armando Robledo-Olivo1*
1
Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro. Calzada Antonio Narro 1923, Buenavista CP 25315. Saltillo, Coahuila. México.

Autor de correspondencia: armando.robledo@outlook.com

Introducción
En la actualidad los diversos procesos agrícolas y agroindustriales generan una gran cantidad de residuos. La trasformación de la
materia prima en alimentos o productos de consumo, así como en las etapas de cosecha y recolección de frutos y semillas genera
diversos materiales de desecho. Estos procesos productivos implican un grave problema ambiental, debido a la acumulación de
materiales residuales que en su mayoría son esparcidos al ambiente o quemados a cielo abierto. Muchos de los residuos de la industria
poseen un alto contenido de compuestos como: almidón, celulosa, hemicelulosa, lignina y pectina; los cuales pueden utilizarse como
sustratos en procesos fermentativos, para la producción de diversos metabolitos y enzimas de interés industrial. Algunos tipos de
microrganismos degradan la biomasa lignocelulósica, mediante la producción de enzimas hidrolíticas. La producción de enzimas
degradadoras de material vegetal y su aplicación sobre compuestos lignocelulósicos, permiten liberar azúcares fermentables para
producir diversos compuestos de interés, entre ellos los bioenergéticos.
El presente resumen muestra las investigaciones realizadas en la valorización de residuos agroalimentarios para la generación azúcares
fermentables de interés industrial.

Materiales y Métodos
A los materiales de residuo que se obtienen para evaluación se secan y trituran para reducir su tamaño de partícula entre 0.2 y 2.5 mm
de diámetro. Los materiales son caracterizados en cuanto a su composición básica como: azucares totales [1], azucares reductores [2],
lignina, celulosa y hemicelulosa [3], para obtener parámetros iniciales de la degradación del material lignocelulósico. Para la etapa de
fermentación, se inoculan esporas de algún microorganismo y se incuba según sus requerimientos. Se emplearon biorreactores de
bandeja y biorreactor de lecho compacto, que contiene esporas de hongos, 3 g de CC como sustrato y soporte, y 8 ml de medio de
cultivo mínimo de Czapek-Dox; se incubaron a 50°C durante 5 días. La tasa máxima de crecimiento específico (μmax), el nivel
máximo de biomasa (Xmax), el rendimiento del producto/biomasa (α) y el coeficiente secundario de formación o destrucción del
producto (β) se estimaron mediante modelos matemáticos.

Resultados y discusión
Dentro de los estudios realizados, se han caracterizado diversos materiales para la utilización en tecnología de fermentación, tanto en
sólido como líquido. El proceso de fermentación se realizó en biorreactores de bandeja y columna, utilizando mazorca de maíz (CC)
como sustrato de transporte. Se encontró un alto valor de la actividad de la enzima xilanasa (587.6 U/gds) en el biorreactor de columna.
La ecuación logística para el crecimiento celular y la ecuación de Luedeking-Piret para la producción de xilanasa podrían simular
satisfactoriamente los datos cinéticos de los biorreactores.

Conclusiones
La degradación de compuestos lignocelulósicos se produjo por el efecto de fermentación fúngica los cuales al no tener mucha cantidad
de estos compuestos se logró tener una cantidad de actividad enzimática. El tipo de biorreactor causa una producción de metabolitos
diferente por parte del microorganismo, debido a la disponibilidad de nutrientes, así como a la humedad y la temperatura.

Referencias
1. Dubois, M., et al., "Colorimetric method for determination of sugars and related substances". Analytical Chemistry, 1956. 28(3):
p. 350-356.
2. Miller, G.L., "Use of Dinitrosalicylic Acid Reagent for Determination of Reducing Sugar". Analytical Chemistry, 1959. 31(3): p.
426-428.
3. AOAC, A.O.A.C., "Official methods of analysis of AOAC International". 1995.

32
OCU01
Ecología en el Antropoceno

Miguel Rubio Godoy


1
Instituto de Ecología, A.C., km 2.5 antigua carretera a Coatepec, El Haya, Xalapa, Veracruz 91070, México

Autor de correspondencia: miguel.rubio@inecol.mx

Introducción
La ecología es el estudio de la distribución y la abundancia de los organismos, los cambios en estos dos parámetros, y también de las
interacciones entre los organismos y su entorno. En las casi cinco décadas desde que se inició en México la investigación ecológica,
los ecólogos mexicanos hemos descrito, analizado y comprendido el funcionamiento de infinidad de ecosistemas. Este conocimiento
permite entender cómo operan los sistemas existentes, restaurar los dañados y regenerar los extintos. En conjunto con otras disciplinas,
la ecología permite caracterizar y cuantificar el impacto de las actividades humanas en el entorno – influencia que es tan marcada que
se puede detectar de manera global, incluso en los estratos geológicos de la tierra: de ahí el término Antropoceno, que es el nombre
de la era geológica en que vivimos.

Materiales y Métodos
Se presentarán varios ejemplos del impacto global de las actividades humanas sobre el planeta.

Resultados y discusión
El impacto de las actividades humanas es apabullante, particularmente desde el inicio de la Revolución Industrial y el uso de fuentes
fósiles de energía. Es imperativo que cobremos consciencia de esto. Estamos obligados a comprender que los cambios globales que
estudia la ciencia de la ecología tienen repercusiones que van mucho más allá de ella misma: demográficas, políticas, sociales,
económicas y filosóficas.

Conclusiones
La ecología en colaboración con otras disciplinas puede contribuir a lograr un futuro en que el bienestar humano no esté peleado con
la conservación de la biodiversidad y nuestro medio ambiente.

Referencias

1. J.L. Martin, V. Maris, D. S. Simberloff. The need to respect nature and its limits challenges society and conservation science.
Proceedings of the National Academy of Science USA, 113 (2016) 6105-6112.
2. N. Seddon, G.M. Mace, S. Naeem, J.A. Tobias, A.L. Pigot, R. Cavanagh, D. Mouillot, J. Vause, M. Walpole. Biodiversity in the
Anthropocene: prospects and policy. Proceedings of the Royal Society B, 283 (2016) 20162094.
3. E. Crist, C. Mora, R. Engelman. The interaction of human population, food production, and biodiversity protection. Science 356
(2017) 260-264.
4. E. Amel, C. Manning, B. Scott, S. Koger. Beyond the roots of human inaction: Fostering collective effort toward ecosystem
conservation. Science 356 (2017) 275-279.
5. M. Rubio Godoy. Ecología para principiantes. ¿Cómo Ves?, 228 (2017) 31-33.

33
OCU02
Producción de biohidrógeno con efluentes reales: dinámica de la comunidad bacteriana y
estabilidad
Julián Carrillo Reyes
Unidad Académica Juriquilla, Instituto de Ingeniería, Universidad Nacional Autónoma de México, Blvd. Juriquilla 3001,Querétaro
76230, Mexico.

Autor de correspondencia: JCarrilloR@ii.unam.mx

Introducción
Ante la crisis energética y los problemas ambientales asociados al uso de combustibles fósiles se realiza un esfuerzo en identificar
fuentes alternas de energía. Este hecho plantea la necesidad de buscar nuevas fuentes de energía alternas económicas y sustentables.
En este sentido, el hidrógeno (bioH2) ofrece varias ventajas como su mayor contenido energético (122 kJ/g) comparado con cualquier
otro combustible y la posibilidad de utilizarlo directamente en celdas de combustibles para producir electricidad [1]. La sustentabilidad
de la producción de bioH2 por fermentación oscura se basa en la disponibilidad y costo del sustrato. El uso de efluentes industriales
representa un área de oportunidad ya que se calcula que a nivel nacional anualmente se generan 6632 millones de m 3 de efluentes
residuales provenientes de la industria, de los cuales solo el 29% es tratado [2], siendo las industrias de giro alimentario las que más
generan aguas residuales y frecuentemente con altas cargas orgánicas.

En la literatura se encuentran varios ejemplos que evalúan la producción de BioH2 utilizando efluentes reales como suero de leche,
vinazas tequileras e hidrolizados de residuos lignocelulósicos [3-5]. En este sentido, el suero de leche cuyo contenido de azúcares es
de hasta un 70% de su contenido orgánico, se logran las mayores velocidades de producción alcanzando hasta 32 L H2/Lreactor·d, lo
cual es comparable a resultados obtenidos con sustrato modelo como la glucosa [6]. Los menores rendimientos de las vinazas e
hidrolizados de residuos lignocelulósicos se atribuyen a la presencia de compuestos inhibidores como fenoles, furanos y furfurales,
producto del cocimiento de agave en el caso de las vinazas tequileras y debido al proceso de hidrolisis al referirse a los residuos
lignocelulósicos [3]. Respecto a las vinazas vitivinícolas no existen reportes sobre su uso en la producción de BioH 2. Además de
microorganismos endógenos que pueden afectar la estabilidad de la producción de bioH2.

El uso de efluentes reales como sustrato tiene un efecto determinante en la dinámica de la población bacteriana y en la estabilidad de
los sistemas productores de bioH2, debido a la composición de dichos efluentes, así como a su carga microbiana nativa. La operación
a largo plazo de estos sistemas reflejará la relación entre la composición de la comunidad y su funcionalidad. El objetivo general de
esta línea de investigación es determinar el efecto que tiene el uso de efluentes reales como sustrato en la dinámica bacteriana de
sistemas productos de bioH2.

Materiales y Métodos
1. Cultivo mixto control y técnicas de ecología microbiana molecular. Se desarrolló un cultivo control productor de hidrógeno
alimentado con sustrato modelo, el cual se utilizó como comparación para aquellas comunidades alimentadas con sustratos reales.
2. Caracterización de la comunidad microbiana nativa de efluentes reales. La caracterización de la comunidad nativa de los efluentes
reales se realizó previo un enriquecimiento, con el fin de evaluar la diversidad de estos microorganismos, así como para determinar si
tienen actividad productora y/o consumidora de hidrógeno.
3. Producción máxima de hidrógeno con efluentes reales. Al usar efluentes reales, debido a su composición y carga de
microorganismos nativa, se obtuvieron distintas producciones de hidrógeno máximas, evaluando distintas condiciones operacionales,
tiempo de retención hidráulica y concentración de efluente.
4. Producción de hidrógeno con efluentes reales a largo plazo. Se evaluó la estabilidad de los reactores productores de hidrógeno a
largo plazo. La estabilidad se definió como una producción de hidrógeno con poca variabilidad (desviación estándar < 10%).

Resultados
De esta línea de investigación se ha logrado elucidar el efecto de utilizar efluentes reales como sustrato en la comunidad productora
de hidrógeno por fermentación oscura, incluyendo el efecto de la carga microbiana nativa de los efluentes, lo que es una contribución
innovadora. Desde un punto de vista más general, se ha determinado la factibilidad de la producción de hidrógeno como tecnología
de generación de biocombustibles renovables en sistemas a largo plazo.

Referencias

1. Ghimire, A.,et al., 2015. A review on dark fermentative biohydrogen production from organic biomass: Process parameters and
use of by-products. Appl. Energy 144, 73–95.
2. CONAGUA, 2014. Estadísticas del Agua en México. Comisión Nacional de Agua.
3. Arreola-Vargas, J., et al., 2014. Continuous hydrogen production in a trickling bed reactor by using triticale silage as inoculum:
effect of simple and complex substrates. J. Chem. Technol. Biotechnol. doi:10.1002/jctb.4410
4. Buitrón, G., et al., 2014. Biohydrogen production from tequila vinasses using a fixed bed reactor. Water Sci. Technol. J. Int.
Assoc. Water Pollut. Res. 70, 1919–1925.
5. Cota-Navarro, C.B., et al., 2011. Continuous hydrogen and methane production in a two-stage cheese whey fermentation system.
Water Sci. Technol. J. Int. Assoc. Water Pollut. Res. 64, 367–374.
6. Davila-Vazquez, G. et al., 2009. Continuous biohydrogen production using cheese whey: Improving the hydrogen production
rate. Int J Hydrog Energy 34, 4296–4304.

34
OCU03
Nanocatalizadores heterogéneos para el abatimiento de la contaminación del aire y
producción de hidrógeno
Rodolfo Zanella
Instituto de Ciencias Aplicadas y Tecnología (ICAT), Universidad Nacional Autónoma de México, Circuito Exterior S/N, Ciudad
Universitaria, Cd. Mx., México

Autor de correspondencia: rodolfo.zanella@ccadet.unam.mx

Introducción
Es bien conocido que el oro nanométrico soportado en óxidos reducibles es muy activo catalíticamente en la reacción de oxidación de
CO a temperatura ambiente,1 estos catalizadores han sido ampliamente estudiados, y han sido probados en varias reacciones de
importancia ambiental. Sin embargo, en algunos casos se ha observado que la actividad catalítica decrece con el tiempo. Un camino
para superar este proceso de desactivación es la preparación de catalizadores bimetálicos. Generalmente, las propiedades físicas y
químicas de las partículas bimetálicas son diferentes a las de sus contrapartes monometálicas y varían significativamente en función
de la composición y el tamaño de partícula. Las mejores propiedades de las partículas bimetálicas generalmente son relacionadas con
efectos geométricos o electrónicos, aunque también pueden estar involucrados otros factores como el tamaño de partícula y el soporte.
Por otro lado, desde hace algunos años, se ha incrementado la necesidad de obtener nuevas fuentes de energía y esto ha generado un
interés creciente en el desarrollo de nuevos materiales capaces de mejorar la producción sustentable de combustibles limpios. Uno de
los combustibles más prometedores es el hidrógeno, ya que puede ser obtenido a partir de agua, una fuente renovable y limpia de
energía, cuyo proceso de combustión es limpio desde el punto de vista ecológico.2 Existen actualmente varias técnicas para producir
hidrógeno tales como combustibles fósiles y nucleares, electrólisis, termólisis y fotocatálisis. Recientemente varios estudios sobre el
depósito de nanopartículas de metales como co-catalizadores en semiconductores, han logrado mejorar considerablemente la actividad
fotocatalítica de semiconductores como el TiO2, ZnO, CeO2, CdS, entre otros. En este trabajo se presentarán las propiedades catalíticas
y fotocatalíticas del TiO2 modificado con partículas monometálicas y bimetálicas de oro, plata, cobre, iridio, rutenio y níquel para
reacciones de abatimiento de la contaminación de aire (oxidación de CO y de compuestos orgánicos volátiles) y para la producción
de hidrógeno.

Materiales y Métodos
Los catalizadores heterogéneos y los fotocatalizadores fueron preparados mediante el método de depósito-precipitación usando urea
o NaOH como basificante.1, 3-8 El soporte utilizado fue TiO2 Degussa P25; la urea se utilizó a una concentración 100 veces mayor a la
del precursor metálico. Los fotocatalizadores fueron caracterizaron por espectroscopia de reflectancia difusa UV-Vis con un equipo
Varian Cary 5000; el tamaño de partícula promedio fue determinado por microscopía electrónica de transmisión (TEM) con un equipo
JEOL JEM 2010. La determinación del contenido metálico se realizó por ICP en un espectrofotómetro Perkin Elmer 4300 DV y por
energía dispersiva de rayos X (EDS) usando un microscopio JEOL 5900-LV con un detector EDS Oxford ISIS. Las fases cristalinas
de los materiales fueron estudiadas por difracción de rayos X en un aparato Bruker D-8. El hidrógeno producido en los procesos
fotocatalíticos fue cuantificado con un cromatógrafo de gases Varian CP-3800.

Resultados y discusión
En la presentación se mostrarán algunos ejemplos sobre la preparación de nanopartículas bimetálicas principalmente de Au-Cu, Au-
Ag, Au-Ru y Au-Ir soportadas en TiO2, utilizando el método de depósito-precipitación secuencial, se presentarán resultados sobre la
composición de los catalizadores, sus tamaños de partícula, los estados de oxidación de los metales y se discutirá sobre los sitios
activos en las reacciónes de oxidación de CO y de compuestos orgánicos volátiles de estos materiales.3-6

Los resultados de los estudios fotocatalíticos revelaron que la presencia de las partículas de oro y cobre mejoraron la actividad de la
titania pura para la generación de hidrógeno en presencia de luz UV (λ=254nm) con una lámpara de muy baja intensidad (2.2
mW/cm2). El contenido metálico óptimo fue de 0.5 % en peso de metal, con una masa de catalizador de 0.5g/L de una solución
metanol/agua 1:1 vol.; el catalizador de Au/TiO2 fue el más activo de los catalizadores monometálicos. Cuando este catalizador fue
sometido a tratamiento térmico a 300°C en atmósfera de hidrógeno generó 1492 µmol·g-1·h-1 de H2 mientras que el mismo catalizador
tratado en una atmósfera de aire produjo 1866 µmol·g-1·h-1 de H2.7, 8 Las combinaciones bimetálicas que generaron los catalizadores
más activos fueron Au-Cu y Au-Ni, logrando producciones por arriba de 2100 µmol·g-1·h-1 de H2.

Conclusiones
El control cuidadoso y sistemático de los parámetros de la preparación de catalizadores bimetálicos soportados permite obtener
materiales altamente activos y estables en reacciones heterogéneas en fase gas o bien reacciones fotocatalíticas como la reacción de
ruptura de la molécula de agua.

Referencias
1. R. Zanella, S. Giorgio, C. H. Shin, C. R. Henry and C. Louis, J. Catal., 2004, 222, 357-367.
2. N.-L. Panwar, S. C. Kaushik and S. Khotari, Renew. Sust. Energ. Rev., 2011, 15, 1513.
3. A. Aguilar-Tapia, R. Zanella, C. Calers, C. Louis and L. Delannoy, Phys. Chem. Chem. Phys., 2015, 17, 28022-28032.
4. L. A. Calzada, S. E. Collins, C. W. Han, V. Ortalan and R. Zanella, Applied Catalysis B: Environmental, 2017, 207, 79-92.
5. A. Sandoval, A. Aguilar, C. Louis, A. Traverse and R. Zanella, J. Catal., 2011, 281, 40-49.
6. A. Sandoval, C. Louis and R. Zanella, Appl. Catal. B, 2013, 140-141, 363-377.
7. S. Oros-Ruiz, R. Zanella, S. E. Collins, A. Hernández-Gordillo and R. Gómez, Catal. Commun., 2014, 47, 1-6.
8. S. Oros-Ruiz, R. Zanella, R. López, A. Hernández-Gordillo and R. Gómez, Journal of Hazardous Materials, 2013, 263, Part 1, 2-
10.

35
OCU04
Causas y soluciones al problema de contaminación del aire del Área Metropolitana de
Monterrey
Gerardo Manuel Mejía Velázquez
Departamento Regional de Tecnologías Sustentables y Civil, Tecnológico de Monterrey, Campus Monterrey, Avenida Eugenio
Garza Sada 2501 Sur, Monterrey, N.L., 64849, México.

Autor de correspondencia: gmejia@itesm.mx

Introducción
El Área Metropolitana de Monterrey (AMM) presenta altos niveles de concentración de material particulado en el aire (PM10 y
PM2.5), representando un problema grave de salud para la población expuesta. Desde 1993 la red de monitoreo ambiental reporta
datos de concentración de contaminantes criterio, mostrando que se excede numerosos días del año la norma de 24 horas promedio
de PM10 y la horaria de ozono. A partir del año 2003 se incluye la medición de PM2.5 y se encuentra que también hay violaciones a
la norma de 24 horas promedio para este contaminante. Los datos de los últimos 8 años muestran que cada año se exceden más de 200
días la norma de PM10, de 50 a 95 días la de ozono y de 21 a 58 días la de PM2.5. Los datos también muestran que se excede la norma
crónica de PM10 de 1.5 a 2 veces y la de PM2.5 de 2 a 3 veces. Esta situación de exposición crónica de la población a una mala
calidad del aire representa, desde el punto de vista médico, la situación más grave. Las PM2.5 (partículas finas) pueden penetrar el
sistema respiratorio y llegar hasta los alvéolos de los pulmones, pudiendo llegar a causar un daño irreversible. La fracción ultra fina
(menores a 0.1 micrómetros) puede inclusive penetrar al sistema sanguíneo y llegar a otras partes del organismo causando graves
problemas a la salud.
En este trabajo se presentan los resultados obtenidos a lo largo de varios años sobre la caracterización química de las partículas PM2.5
y sus posibles fuentes así como una estimación de los costos implicados en salud. Se hace una discusión sobre las estrategias y acciones
para mejorar la calidad del aire en el AMM que han sido propuestas en el Plan Estratégico y en la Agenda Ciudadana sobre el control
de emisiones de fuentes fijas, móviles.

Materiales y Métodos
La caracterización química del PM2.5 se realizó recolectando muestras de 24 horas en Santa Catarina y Escobedo usando dos equipos
Minivol Airmetrics en cada sitio1. Se recolectaron 15 muestras en cada uno de los filtros de teflón y de cuarzo en una época de verano
y otras 15 muestras en el período de invierno. Se analizaron los componentes elementales, aniones y cationes. Los datos resultantes
de concentraciones se analizaron mediante la técnica de componentes principales y de balance de materia de los compuestos químicos
para determinar las posibles fuentes y su contribución.1,2 La evaluación de impactos en salud se realizó mediante la técnica de Análisis
de Riesgo calculando el Coeficiente de Peligro.3 Los beneficios de reducir la contaminación se calcularon considerando la dosis–
respuesta a cambios en morbilidad y mortalidad de la población debidos a cambios en concentración de PM10 en el aire. Los beneficios
económicos se estimaron considerando los costos de atención de la enfermedad, de pérdida de años de vida, de productividad y la
disponibilidad al pago.3 Las estrategias y acciones propuestas para mejorar la calidad del aire se obtuvieron de reuniones con expertos
en temas ambientales y se reportaron en el Plan Estratégico y en la Agenda Ciudadana. 4,5 La revisión de algunas acciones propuestas
para fuentes móviles, como son el programa Hoy no Circula y Verificación Vehicular, se comentan a partir del cálculo de sus emisiones
y su impacto potencial en la calidad del aire.

Resultados y discusión
Los resultados muestran que el PM2.5 es en más del 50% secundario, esto es se forma en la atmósfera a partir de gases precursores.
Los principales componentes son sulfato y nitrato de amonio, carbono elemental y carbono orgánico. También se encuentra material
geológico y elementos traza. El análisis de componentes principales muestra que las fuentes más importantes están relacionadas a la
refinación del petróleo, la producción de energía eléctrica y el consumo de combustibles con azufre, el transporte y actividades de la
industria. El balance de masas muestra que las actividades industriales, el tráfico y la combustión son fuentes importantes del aerosol
primario y de sus gases precursores (SO2, NOx, NH3, y compuestos orgánicos volátiles). Los resultados son consistentes con el
inventario de emisiones que reporta que las fuentes más importantes de SO2 son la refinería y la quema de combustibles, así como los
NOx y NH3 de actividades de transporte, industriales y agrícolas. La evaluación del riesgo muestra que los niños tienen un nivel de
riesgo de casi el doble de los adultos expuestos a la misma calidad del aire. La valoración económica muestra que se podrían tener
ahorros potenciales en el AMM de más de 800 millones de dólares anuales en salud y productividad si se llegase a cumplir la norma
anual de PM10 y PM2.5.

Conclusiones
Las mejores estrategias para reducir la formación de PM2.5 y mejorar la calidad del aire en el AMM muestran ser integrar el sistema
de transporte urbano con una adecuada planeación urbana, controlar emisiones de azufre, disponer de mejores combustibles de bajo
azufre, y una estrategia de migración a uso de energías renovables en el transporte y la industria.
Referencias
1. Martinez, M.A, Caballero, P., Carrillo, O., Mendoza, A. and Mejia, G. M.: “Chemical characterization and factor analysis of
PM2.5 in two sites of Monterrey, Mexico”, Journal of the Air & Waste Management Association, 62:7, 2012, p. 817-827.
2. Martinez-Cinco, M.; Santos Guzmán, J; and Mejía-Velázquez, G.: “Source Apportionment of PM2.5 for Supporting Control
Strategies in the Monterrey Metropolitan Area, Mexico”, Journal of the Air & Waste Management Association, Vol. 66, No. 6,
2016, p. 631-642.
3. Villa, V., Gándara, G., Reyna, R., and Mejía, G.: “Economic Benefits of PM10 Reduction in the MMA”, proceedings of the 101th
A&WMA Annual Conference and Exhibition, Portland, Oregon, June 24-27, 2008.
4. Agenda Ciudadana, http://www.comovamosnl.org/, última consulta: 27 feb, 2018.
5. Plan Estratégico para el Estado de Nuevo León 2015-2030, https://www.conl.mx/, última consulta: 27 feb, 2018.

36
OCU05
Presencia y destino de contaminantes orgánicos emergentes y metales en agua superficial y
subterránea: Caso del río Santa Catarina, en el área metropolitana de Monterrey para
determinar el impacto en su calidad y uso sostenible.

Arquímedes Cruz-López1,*, René Alberto Dávila Pórcel1, Héctor de León Gómez1, Juan Manuel Rodríguez Martínez1, Santiago I.
Suárez Vazquez1, Guillermo Javier Castro Larragoitia2, Antonio Cardona Benavides2, Lorenzo Borselli2, María de Lourdes Villalba3,
Adán Pináles Munguía3,*, Rodrigo de la Garza3, Humberto Silva Hidalgo3, María del Socorro Espino Váldes3
1
Universidad Autónoma de Nuevo León, Facultad de Ingeniería Civil, Av. Universidad S/N, Cd. Universitaria, 66450. San Nicolás
de los Garza, N. L. México.
2
Universidad Autónoma de San Luis Potosí, Facultad de Ingeniería, Av. Dr. Manuel Nava # 8, Zona Universitaria, 78290, San Luis
Potosí, San Luis Potosí.
3
Universidad Autónoma de Chihuahua, Facultad de Ingeniería, Circuito Universitario, Campus II, 31124, Chihuahua, Chihuahua.

Autor de correspondencia: redgas15@gmail.com

Introducción
La reutilización de agua que proviene de plantas de tratamiento de aguas residuales para aplicaciones ambientales, y estudios de
riesgos; tradicionalmente han enfocado sus estudios en aspectos técnicos, de salinidad, de salud pública y/o de la presencia de
organismos patógenos [1,2]. En décadas pasadas se asumía que los agentes de contaminación eran degradados por medio de los
tratamientos convencionales, sin embargo con el paso de los años se ha demostrado, que no todas las sustancias son eliminadas por
los tratamientos fisicoquímicos convencionales [2]. Principalmente en aguas residuales donde la concentración de sustancias orgánicas
se encuentran en concentraciones en niveles de ppm. También, está bien documentado que un grupo de compuestos persisten después
de su paso por los tratamientos terciarios [3]. Este grupo está constituido por productos químicos de origen sumamente diverso,
caracterizado por su alta producción y consumo lo que implican su presencia continua en el ambiente. Desde la década pasada, existe
un gran interés en estudiar estos compuestos como se refleja en el gran número de publicaciones [4], cuyos efectos sobre el entorno y
la salud humana todavía permanecen desconocidos. Entre estas sustancias se mencionan medicinas (antibióticos, analgésicos, etc.),
productos de diagnóstico, esteroides y hormonas, antisépticos, cubiertas de productos de cuidado personales, aditivos de la gasolina,
metales pesados y metaloides, surfactantes, disruptores endocrinos, etc.

Estudios epidemiológicos indican que una variedad de sustancias químicas contenidas en los envases de productos de aseo personal
se relacionan con riesgo de actividad estrogénica pudiendo tener una función en la incidencia de enfermedades metabólicas en seres
humanos. Entre las sustancias señaladas como disruptor endocrino se encuentra el Bisfenol A (BPA), quien ha demostrado producir
resistencia a la insulina y alterar la función de las células beta-pancreáticas en modelos animales [5]. Para el caso de los disruptores
endocrinos la incidencia, la contribución de riesgo y los datos ecotoxicológicos no están disponibles, así que en este momento es
difícil conocer bajo que concentraciones pudieran tener efectos negativos en la salud de los seres humanos y los organismos acuáticos
[6]. Sin embargo, es relevante considerar que, en el ser humano, el sistema endocrino regula todos los procesos en el cuerpo desde la
concepción hasta la edad adulta y la vejez e incluye el desarrollo del cerebro y del sistema nervioso, el crecimiento y la función del
sistema reproductivo, así como también el metabolismo y los niveles de azúcar en la sangre. Desafortunadamente, por el
desconocimiento de su origen y difusión la mayoría de estos contaminantes no están regulado, pero se perfilan como candidatos a
regulación futura dependiendo de los resultados de investigaciones sobre sus efectos potenciales en la salud, el medio ambiente.

Este tipo de estudios es incipiente en México, ya que existen poco reportes sobre estudios diagnósticos por parte de la Comisión
Nacional del Agua (CNA), en la zona del Valle del Mezquital, en el estado Hidalgo, donde se emplean aguas negras de la Cd. de
México en actividades agrícolas. Ante la falta de indicadores oficiales sobre la presencia de contaminantes emergentes y de metales
inorgánicos en la región noreste de México, resultó difícil definir las sustancias a identificar. De ahí que en este trabajo se presente un
estudio Diagnostico sobre la presencia de contaminantes emergentes y metales en agua superficial y agua subterránea en el área del
río Santa Catarina, colector de la presa “El Cuchillo”, principal fuente superficial de abastecimiento de agua potable para los habitantes
de Monterrey y su zona metropolitana, con el propósito de evitar riesgos de salud pública. Para el desarrollo de este trabajo se integró
la red “Georecursos Ambientales Sostenibles” de PRODEP, conformada por los Cuerpos Académicos (UASLP-CA- 237, UACH-CA-
115 y UANL-CA- 335) pertenecientes a las Universidades Autónomas de San Luis Potosí, Universidad Autónoma de Chihuahua y
Universidad Autónoma de Nuevo León.

Materiales y Métodos
La zona de estudio corresponde a 25 Km del río Santa Catarina, desde la zona conocida como la huasteca donde se encuentra el pozo
Huasteca y a partir a lo largo de 25 Km aguas abajo. Los puntos de muestreo se seleccionaron a partir de un recorrido. Seis puntos
corresponden a descargas clandestinas localizadas principalmente en la zona conurbada de Monterrey y tres puntos a agua subterránea
por medio de pozos ubicados en la margen del río. Para la toma de muestras se siguió el protocolo de la NOM-001-ECOL-1996 y se
seleccionaron dos épocas características de la región: la de estiaje (febrero) y la de lluvia (junio). En cada punto de muestreo se
midieron in-situ las propiedades físicas de la muestra de agua y, posteriormente, se procedió a tomar el volumen de agua para los
análisis de compuestos orgánicos y de iones metálicos. Los iones metálicos se analizaron por equipo ICP-MS, Cuádruplo, Marca
ThermoScientific, modelo X Series 2. Mientras que los contaminantes emergentes se analizaron por cromatografía.

Resultados y discusión
A partir del trabajo de campo se observaron descargas que pudiesen afectar la calidad del agua superficial, subterránea y el vaso de la
presa “El Cuchillo”. Geológicamente existe predominancia de rocas sedimentarias de las Formaciones Méndez y San Felipe y Méndez,

37
compuestas de secuencias heterogéneas de calizas, calizas silicificadas, margas, areniscas; así como de lutitas respectivamente, las
que subyacen a sedimentos no consolidados (gravas, arenas, limos y arcillas) en las terrazas de inundación del río Santa Catarina. Lo
anterior coincide con los resultados de Difracción de Rayos X realizado a las muestras de sedimentos.

a) b) c)

d) e)

f)

g) h)

Figura 1. Mapa de ubicación e imagen de algunos puntos de muestreo para toma de muestras de agua residual y correspondientes
análisis fisicoquímicos, contaminantes emergentes. a,b, c) Parque fundidora; d, e) zona de hospitales y f,g,h) frente de hospital
Público.

El flujo general del agua subterránea, en el acuífero de poros-gravas y de grietas, presenta una dirección preferencial de oeste a este,
que coincide con la dirección del flujo superficial del río Santa Catarina, que subyacen a sedimentos no consolidados de la planicie
de inundación del río. El flujo de agua subterránea en el medio granular tiene una dirección preferencial de oeste a este, que coincide
con la dirección del flujo superficial del río Santa Catarina. La profundidad del nivel estático del agua subterránea se encuentra entre
5 y 75 metros que fue registrada en 21 pozos a ambas márgenes del cauce del río.

En la parte experimental se seleccionaron 9 sitios de muestreo, donde los resultados confirmaron la presencia de metales (Zn, Al, Cu
y Fe) en sedimentos, con valores por arriba del fondo geoquímico natural y que se correlaciona con resultados de muestras de agua
en los mismos puntos. Finalmente, se hace mención a la presencia de contaminantes emergentes como: cocaína, anfetaminas, bisfenol
A y bis-2-etilhexil ftalato. Estos dos últimos compuestos fueron los más frecuentes en todos los puntos de estudio; probablemente
por su origen antropogénico ya que normalmente se utilizan como materias primas en la fabricación de plásticos y cuyo uso más
común es en envolturas y envases de una amplia variedad de productos aunado al mal manejo de residuos por parte la de población
porque es muy común encontrar envases y envolturas de plástico en las corrientes de agua.

Conclusiones
A partir de los resultados obtenidos de este trabajo se confirma la presencia de iones metálicos en las muestras de agua, pero
afortunadamente los niveles se encuentran por debajo de los límites permisibles ya que posiblemente su origen es geológico. Respecto
a los contaminantes emergentes, se confirmó la presencia de 4 sustancias (cocaína, anfetaminas, bisfenol A y bis-2-etilhexil ftalato)
en niveles de trazas principalmente en agua superficial.

38
Referencias
1. A. Cappola, A. Santini, P. Botti, S. Vacca, V. Comegna, G. Severino, Hidrology; 229:1-4 (2014) 114-134.
2. G. Teijon, L. Candela, K. Tahom, A. Molina-Díaz, A. R. Fernández-Alba, Science of the total Environment; 408 (2010) 3584-
3595.
3. E. T. Furlong et al., Science of the total Environment; 579 (2017) 1629-1642.
4. (www.epa.gov/ppcp/lit.html)
5. Daniel López Serna, Tesis de Maestría 2013. Universidad Autónoma de Nuevo León.
6. L. N. Vandenberg, R. Hauser, M. Marcus, N. Olea, W. V. Welshons, Reproductive Toxicology; 24 (2007) 139-177.

39
EXPOSICIÓN DE
CARTELES
.Geo-ciencias Aplicadas
.Geo-ingeniería y Tecnología Ambiental
.Contaminación Urbana

40
PGA01
ZONIFICACIÓN Y DETECCIÓN DE RIESGOS GEOLÓGICOS FLANCO SUR DEL
CERRO DE LAS MITRAS EN SANTA CATARINA Y SAN PEDRO GARZA GARCIA,
N.L. MÉXICO
Daniel Viveros Ramírez, José Rosbel Chapa Guerrero, Gabriel Chávez Cabello, Sóstenes Méndez Delgado
Universidad autónoma de Nuevo León, Facultad de Ciencias de la Tierra, Carretera a Cerro Prieto km 8, Ex Hacienda de
Guadalupe, 67700, Linares, Nuevo León.

Autor de correspondencia: dviveros23@gmail.com.

Introducción
La ingeniería geológica es clave en la planeación de toda zona poblacional, por lo que es de vital importancia reconocer las zonas de
riesgo que puedan afectar a una futura población o en caso de ya existir urbanización en las zonas, sirve para identificar y sugerir
formas de mitigación. El Área Metropolitana de Monterrey (AMM) es la tercera ciudad más importantes de México, siendo la ciudad
principal del noreste del país, además cuenta con una población mayor a los 4 millones de habitantes, esto, aunado a la falta de espacios
habitacionales y al deseo de las personas de estar lo más cercano al centro de la ciudad y de sus empleos ha provocado un crecimiento
descontrolado de la mancha urbana, lo que ha dado, desde la década de los 70´s y da lugar a la población civil asentarse en zonas
montañosas.

A lo largo del tiempo, las zonas de laderas van cambiando su morfología debido a diferentes procesos geológicos e
hidrometeorológicos que afectan los materiales existentes (roca y suelo), los cuales, se van acomodando de diferentes maneras en
busca de un relajamiento físico que les permita tener un equilibrio. Ignorando estos procesos, la población que habita estas zonas se
encuentra en constante riesgo, ya que los procesos antes mencionados pueden ocasionar movimientos en masas que afecten la
infraestructura que exista, así como la vida misma de las personas. Si a los procesos antes mencionados se le añaden procesos
antropológicos, como lo son cortes de ladera y excavaciones, sin las medidas y el conocimiento adecuado, con el fin de crear nueva
infraestructura en la zona, dichas zona se vuelve aún más vulnerable y por lo tanto más riesgosa para la población.

Dentro del AMM existen varias zonas de laderas en desarrollo urbano, las cuales se enumeran a continuación: Cerro de la Silla, Cerro
del Mirador, Cerro del Topo Chico, Cerro de la Loma Larga y Cerro de las Mitras, siendo este último el área objetivo de estudio. El
cerro de las Mitras es una elevación montañosa, cuya característica geológica está constituida por una secuencia cretácica: calizas,
lutitas y margas, formando un braquianticlinal. Dicha estructura se localiza entre los municipios de Monterrey, García, San Pedro
Garza García y Santa Catarina.

Materiales y Métodos
La metodología de este estudio consiste en la elaboración de una carta geológica de escala 1:10000 que permita visualizar la diferente
litología de la zona, su configuración estructural y calcular espesores de los diferentes materiales geológicos de la zona para poder
compararla con la información existente en los diferentes organismos gubernamentales como lo son el Servicio Geológico Mexicano
(SGM) y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía , así como la elaboración de perfiles geológicos y morfológicos,
caracterización de los macizos rocosos presentes en el área por medio de parámetros usados en la ingeniería geológica como el RQD
(Rock Quality Designation) y RMR (Rock Mass Rating), además del análisis de los agentes desencadenantes que puedan suscitarse 5
y6
.
Lo anterior mencionado se analiza y realizan cartas de morfología, zonas homogéneas y por último se realiza una carta de riesgos
geológicos utilizando una retícula de puntos de control, en la que en cada punto se verifica; sus condiciones geológicas, morfológicas
y los distintos agentes que estén presentes en el área. La cantidad de puntos de la retícula está basada acorde a la escala y según la
complejidad geológica de la estructura principal en este caso el Cerro de las Mitras (Tabla).

Resultados y discusión
Las cartas realizadas nos dan diferentes zonas de riesgos que nos indican las diferentes problemáticas y magnitud de índole geológica
a las cuales están sometidos algunos de los asentamientos civiles que existen en la zona y la problemática que enfrentan o enfrentaran
los futuros asentamientos que se vislumbran en las faldas del Cerro de la Mitras pertenecientes a estos municipios, en Santa Catarina
y San Pedro Garza García, N.L., México. Para tal efecto se cartografió, a diferentes escalas, una porción representativa de la parte sur
del anticlinal del Cerro de las Mitras. Aquí se mostrará a diferentes escalas la geología, resaltando la problemática geomecánica y
geotécnica a escala mayor. Para tal efecto se tomaron como cartografía base lo existente en los municipios antes mencionados 7 y 8.

Conclusiones
La elaboración de este estudio bajo la metodología indicada permitirá tener un mejor control en cuestiones geotécnicas, en próximos
asentamientos humanos en estas zonas o en otras zonas que puedan ser sometidas a estudios bajo esta metodología. Además, se
establece un mejor control, a través planificación y prevención, de los riesgos que afectan a esta región, resaltando la mitigación a las
colonias ya existentes. Esto se pretende llevar a cabo por medio de una escala de colores tipo semáforo, denotando los diferentes tipos
de Riesgos Geológicos.

41
Tabla 1: Puntos documentados por km2, distancias entre puntos, según la escala y el grados de dificultad geológica 1, 2, 3 y 4.
Documentacion de puntos por kilómetro cuadrado y la distancia de los puntos a dos niveles de dificultad
Número de puntos de Distancia de los puntos Distancia de los puntos
Escala Grado de dificultad documentación por de documentación en el de documentación en el
1Km2 terreno en m mapa en cm
E 1 1000 1.0
1:100000
K 3 580 0.6
E 2.5 640 1.3
1:50000
K 9 340 0.7
E 6 410 1.6
1:25000
K 22 220 0.9
E 20 225 2.3
1:10000
K 82 110 1.1
E 50 145 2.9
1:5000
K 235 65 1.3
E 160 80 4.0
1:2000
K 930 33 1.6
E 400 50 5.0
1:1000
K 25000 20 2.0
E= condiciones geológicas sencillas
K= condiciones geológicas complejas

Referencias

1. Reuter, F., Klengel, K. J., Pasek, J., 1978, Ingenieurgeologie. VEB deutscher verlga für grundstoffindustrie, Leipzig. 451 p.
2. Chapa Guerrero, J. R., 1993, Massenbewegungen an Steilhängen der Sierra Madre Oriental im Grossraum Monterrey, Mexiko.
Tesis Doctoral, RWTH- Aachen, 164 p.
3. Chapa – Guerrero, J. R., Meiburg, P. & Schetelig, K., 1996, Estabilidad de taludes escarpados, Sierra Madre Oriental, N.L.,
México. Zbl. Geol. Paläont. Teil. I, 1994 (7/8): 1019-1026; Stuttgart.
4. Chapa - Guerrero, J. R., Meiburg, P., Schetelig, K., 1994, Riesgos geológicos en la Sierra Madre Oriental (Estado de Nuevo
León), México
5. González de Vallejo, L.I., Ferrer, M., Orduño, L., Oteo, C., 2002, Ingeniería Geológica. Pearson Educación. Madrid. 744 p.
6. Chapa Arce, R.I., 2016, Análisis de estabilidad de taludes mediante la revisión cinemática del macizo rocoso en la zona poniente
de Monterrey (Cerro de la Loma Larga y Mitras), Nuevo León, México.UANL – FCT. Tesis de Maestría.
7. Gobierno municipal de Santa Catarina, Nuevo León, 2015, Programa municipal de desarrollo urbano. Gobierno municipal
administración 2012 - 2015
8. Gobierno municipal de San Pedro Garza García, Nuevo León, 2015, Programa municipal de desarrollo urbano. Gobierno
municipal administración 2012-2015

42
PGA02
Contaminación del Agua Subterránea por actividades industriales en Ciudad
Universitaria UANL
Héctor de León-Gómez*, Teodora Sarahí García González, Arquímedes Cruz López, Lilia E. Arriaga Díaz de León
Universidad Autónoma de Nuevo León, Facultad de Ingeniería Civil, Av. Universidad S/N, Cd. Universitaria, 66455 San Nicolás de
los Garza, N.L.

Autor de correspondencia: hector.deleongm@uanl.edu.mx

Introducción
La Universidad Autónoma de Nuevo León/UANL es la tercera universidad más grande de México y la institución pública de educación
superior más importante y con la mayor oferta académica del noreste del país, por lo que el conocer y cuidar sus recursos naturales
como el agua subterránea, es de vital importancia para la institución. El objetivo general del presente estudio fue el determinar las
características física, química, bacteriológica y de metales pesados del agua subterránea en el campus Ciudad Universitaria, la cual se
encuantra contaminada por actividades domésticas, municipales e industriales.

Materiales y Métodos
Se realizaron tres campañas de muestreo hidrogeoquímico, la primera en el mes de junio 2016 correspondiente a la temporada de
sequía, la segunda en el mes de febrero 2017 correspondiendo de igual forma a temporada de sequía, y la tercera en el mes de mayo
2017, correspondiendo a la temporada de tiempo ordinario, en los 6 pozos a cielo abierto. Cada muestreo se realizó bajo las
recomendaciones de la NOM-230-SSA1-2002, la cual trata sobre los procedimientos sanitarios para muestreo de agua para uso y
consumo humano2,3. Se midieron los pozos con sonda hidrogeológica Solinst 800 para determinar los nivel estáticos y obtener la carta
hidrogeológica.

Resultados y discusión
Los resultados obtenidos se evaluaron bajo diversas normas ambientales, tanto nacionales como internacionales (NOM, US-EPA,
EEC y OMS)1. Los resultados hidrogeoquímicos de las muestras, mostraron valores altos en coliformes totales y fecales en la mayoría
de los pozos, así mismo los parámetros de Dureza total, Sulfatos y Solidos Disueltos Totales, sobrepasaron los Límites Máximos
Permisibles (LMP), en al menos una de las Normas. En cuanto a los metales pesados que fueron evaluados, el Hierro y Manganeso
fueron los parámetros que sobrepasaron los LMP en la mitad de las muestras obtenidas. Por otra parte, se determinaron cuatro tipos
de aguas subterráneas, según Piper: Clorurada-Cálcica, Clorurada-Bicarbonatada, Clorurada-Sulfatada y Clorurada-Magnésica4.

Conclusiones
De acuerdo a la carta hidrogeológica, las direcciones de flujo del agua subterránea presentan 3 direcciones preferenciales E-W, N-S y
S-N, las cuales convergen en un área central de ciudad universitaria, en donde se presume existe una sobreexplotación del agua
subterránea por la empresa TERNIUM, aportadora principal del Hierro presente en el agua subterránea. El mapa de vulnerabilidad,
obtenido con la metodología DRASTIC y digitalizado por medio de un SIG, nos mostró las diferentes zonas de vulnerabilidad
presentes en el campus CU-UANL. El análisis en conjunto de la hidrogeología con la hidrogeoquimica, y la vulnerabilidad acuífera,
nos mostraron un panorama integral-general de la situación en la que se encuentra el agua subterránea del campus CU-UANL, lo cual
resulta una herramienta útil para considerar el uso que se le pudiera dar al recurso.

Referencias

1. WHO, (2008). Guidelines for drinking- water Quality. Third edition. Vol. 1. USA.
2. Vázquez Suñé, E., Sánchez Vila, X., & Carrera, J. (2005). Introductory review of specific
factors influencing urban groundwater, an emerging branch of hydrogeology, with reference
to Barcelona, Spain. Hydrogeology Journal, 13(3), 522-533. España.
3. Sahuquillo Herráiz A. (2009). La importancia de las aguas subterráneas. Revista de la Real
Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, 103(1), 97-114. España.
4. Custodio E., & Llamas M.R. (1983). Hidrología subterránea. Segunda edición. Omega.
Tomo II. 1530 p. Barcelona.

43
PGA03
Caracterización geológica del Río Santa Catarina como base para la elaboración de
estudios ambientales de contaminación y abastecimiento de agua potable para el Área
Metropolitana de Monterrey (AMM)
Glenda Elena Martínez Quiroga, Héctor de León Gómez, Fabiola Yépez Rincón, Antonio Cardona Benavides.
1
Universidad Autónoma de Nuevo León, Facultad de Ingeniería civil, Av. Universidad S/N, Cd. Universitaria, 66455 San Nicolás de
los Garza, N.L.

Autor de correspondencia: hector.deleongm@uanl.edu.mx

Introducción
Actualmente, el Área Metropolitana de Monterrey (AMM) cuenta con casi 4,9 millones de habitantes, considerando que al año 1997
se tenían más de 3,5 millones1 se percibe que, junto con la población, hay cada vez más aumento y a la vez la necesidad de cubrir la
demanda de agua para sus diversos usos domésticos, municipales e industriales.
El abastecimiento de agua para grandes urbes como lo es el AMM, es considerado como uno de los problemas prioritarios y
significativos a resolver y en los que se busca continuamente soluciones para futuras generaciones, considerando que el AMM se
encuentra en una zona semidesértica, en la que se tiene un acelerado crecimiento poblacional y en ciertos casos, manejo inadecuado
de los recursos hidráulicos 1,2,3,4. El agua suministrada al AMM se extrae de fuentes Subterráneas y Superficiales; lo cual causa
preocupación de la primera, debido a posibles infiltraciones a la parte subterránea (que forma parte de las fuentes de agua subterráneas)
de la cual se abastece gran parte de la población a través de una serie de pozos, además de los escurrimientos del mismo río que van
a dar a la presa El Cuchillo; siendo esta una de las principales fuentes superficiales de abastecimiento. Hasta el día de hoy no se cuenta
con estudios geológicos a detalle de la zona de estudio, ya es importante considerar que el conocimiento del medio físico geológico
es el que conduce el agua y los contaminantes. Lo anterior, en conjunto con la parte hidrogeológica, es decir, la interrelación de suelo-
roca-agua (propiedades y distribución geológica, fluctuaciones del nivel freático, posible contaminación de acuíferos, entre otros
factores) se encuentran relacionados entre si, por lo que su determinación proporcionará información vital para el futuro
abastecimiento y uso del agua.

Materiales y Métodos
La metodología del presente estudio consta de dos partes: La parte geológica e hidrogeológica. La caracterización geológica se lleva
a cabo con el levantamiento de perfiles geológicos-estratigráficos en campo y apoyados con la herramienta Google Earth, para
identificar las terrazas presentes, que para fines del presente trabajo se clasificaron por zonas de municipios: Santa Catarina (T#SC),
San Pedro (T#SP), Monterrey (T#Mty) y Guadalupe (T#Gpe). Se realizó un recorrido completo del área de estudio por el cauce del
río Santa Catarina identificando y documentando las terrazas y descargas de aguas residuales, colectores, hacia el río como posible
fuente contaminante. Lo anterior, es parte de la elaboración del mapa geológico escala 1:10,000 por medio de fotointerpretación
principalmente y complementado con lo observado en campo. Hidrogeología: Se solicitó de manera oficial los datos de los
aprovechamientos hidráulicos a SAyDM y se seleccionaron los pozos más próximos a la zona del Río Santa Catarina, considerando
500 m. a partir del cauce del río. Dichos datos con el fin de realizar las mediciones de los niveles estáticos con la sonda acústica
Sonlinst y así construir la carta hidrogeológica de la zona de estudio.

Resultados y discusión
Se identificaron 4 niveles de terrazas según la clasificación de terrazas del Cuaternario, que va desde lo más reciente (T1) a lo más
antiguo (T4), así como lutitas de la Fm. Méndez y las serie de calizas, margas y lutitas de la Fm. San Felipe. Se tiene registro de 135
descargas domésticas, municipales e industriales de distintas fuentes sobre las terrazas del río, percibiéndose físicamente olores,
colores anómalos que afectan la composición de las mismas. Se documentaron posibles fuentes contaminantes, además de las
descargas anteriores, las terrazas alteradas por desechos de basura municipal y producto de actividades siderúrgicas, hospitalarias,
pinturas, que pueden generar contaminación de aguas superficiales y lixiviados, contaminando las aguas subterráneas.

Conclusiones
La composición y espesores de las terrazas a nivel general son variables con contenido de material limos, arcillas, arenas, gravas y
bloques, y en ellas en ciertos puntos se identifica el contacto geológico con las lutitas de la Fm. Méndez y las calizas, margas y lutitas
de la Fm. San Felipe, las cuales representan la base geológica de rocas consolidadas. Las terrazas que resultaron tener afectación de
acumulaciones de deshechos de basura, como fuentes puntuales de contaminación, fueron la T1SC, T2SC, T1SP, T2SP, T1Gpe y
T2Gpe. En cuanto las descargas, el estatus es referido particularmente al tiempo en el que se documentaron, ya que de lo que se pudo
observar directamente en campo, existen descargas intermitentes y perennes a través del tiempo, por lo que, las no activas hasta este
punto, no se pueden descartar como posibles fuentes contaminantes.

Referencias
1. INEGI. (2015). Número de habitantes. México: Cuéntame INEGI.
(http://cuentame.inegi.org.mx/monografias/informacion/NL/Poblacion/defau lt.aspx?tema=ME&e=19).
2. C.M. De la Garza-Garza, 1988: El Agua y la Sociedad: Abastecimiento y contaminación del agua en el Área Metropolitana de
Monterrey, N.L. (Tesis de Maestría). FFyL/ UANL, San Nicolás de los Garza, Nuevo León, México.
3. E. Alva-Niño, 1997, Estudio Geológico –Hidrogeológico de la Región Noroeste (Sierra las Mitras- Cerro el Topo- Cerro el
Durazno) de Monterrey, Nuevo León/ México (Tesis de Maestría). FCT/UANL, Linares, Nuevo León, México.
4. SAyDM., 2011, Soluciones Sencillas a un problema difícil. Monterrey, N.L., México: Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey.
Recuperado de https://www.sadm.gob.mx/PortalSadm/jsp/prensa.jsp?id=270.

44
PGA04
Diagnóstico del acuífero profundo del Área Metropolitana de Monterrey (AMM),
aplicando métodos electromagnéticos (magnetotelúricos).
Minerva Padilla Morín, Héctor de León Gómez.
1
Universidad Autónoma de Nuevo León, Facultad de Ingeniería civil, Av. Universidad S/N, Cd. Universitaria, 66455 San Nicolás de
los Garza, N.L.

Autor de correspondencia: hector.deleongm@uanl.edu.mx

Introducción
La necesidad de garantizar el abasto de agua potable a partir de nuevas fuentes, es una realidad innegable. La demanda de agua potable
actual y futura, supera lo que el ciclo hidrológico provee a la región norte del país, por lo que, Monterrey y su área Metropolitana
requieren de una fuente alterna2.
Debido a que cada vez son más demandantes los requerimientos del agua para el consumo humano, la industria y las actividades
generales de la ciudad, en conjunto con el clima desértico que caracteriza la zona de estudio, lo que trae como consecuencia una
escasez y en algunas colonias de la ciudad la suspensión del suministro del agua, es una necesidad el buscar futuras fuentes alternas
del recurso hídrico2.
El presente trabajo de investigación tiene como principal objetivo la caracterización del acuífero profundo del Área Metropolitana de
Monterrey, esto con el propósito de evaluar la disponibilidad del agua en el acuífero como una futura fuente de reserva. De ser una
fuente alterna del recurso hídrico puede ser utilizado con fines industriales, municipales o para consumo humano.
Para la caracterización del acuífero profundo de Monterrey se optó por realizar prospección geofísica. Tomando en cuenta las
características del área de estudio y los alcances del mismo se decidió trabajar con métodos electromagnéticos, específicamente
magnetotelúricos.

Materiales y Métodos
Partiendo de la premisa de que el Acuífero profundo del Área Metropolitana de Monterrey geológicamente se compone de rocas del
cretácico, específicamente de la Fm. Cupido y Fm. Aurora y que estructuralmente se encuentra en un sinclinal a más de un kilómetro
de profundidad4.
La metodología de estudio consistirá en una primera parte de diagnóstico donde se llevará a cabo el balance hídrico del acuífero, a
partir de la información actual referente a la climatología, geología y socio economía del área metropolitana de Monterrey (INEGI),
así como la consulta de información hidrogeológica que se tiene del área (condiciones del acuífero y el manejo que se tiene del
recurso hídrico actualmente), a través de los organismos oficiales, tales como la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) y Agua
y Drenaje de Monterrey, así como de estudios previos realizados por otras dependencias relacionadas al tema de investigación 2, 3, 5,6.
En la segunda parte del trabajo se realizará la prospección hidrogeológica a través de la aplicación del método magnetotelúrico, el
cual es una técnica geofísica de exploración que pertenece al campo de los métodos electromagnéticos y que permite obtener
información de las propiedades geoeléctricas del subsuelo mediante la medición del campo electromagnético natural en la superficie
terrestre1. A partir de la aplicación de este método se determinará la profundidad, dimensiones del acuífero y dirección de flujo del
agua.
Finalmente, parte del trabajo en gabinete consistirá en la evaluación hidrogeológica, dónde se hará la cuantificación del agua
disponible en el acuífero.

Resultados y discusión
El trabajo a realizar es de gran importancia y relevancia no solo a nivel científico, sino también en el ámbito social y económico del
Área metropolitana de Monterrey, dado los problemas de abastecimiento que se presenta. Debido a que las reservas del acuífero
profundo no han sido estimadas, esta podría ser una alternativa de acceso futura del recurso hídrico.
Se espera caracterizar al acuífero profundo del área Metropolitana de Monterrey, mediante prospección geofísica (método
magnetotelúrico), basándose en los niveles freáticos actuales de los pozos perforados en el área. También se pretende optimizar la
explotación de las aguas subterráneas, mediante la propuesta de lugares idóneos para la perforación de nuevos pozos. Y aportar al
desarrollo sostenible del recurso hídrico en el área de estudio.

Conclusiones
El estudio integral del Acuífero profundo del Área Metropolitana de Monterrey es de gran importancia para cubrir las cada vez
mayores demandas del recurso hídrico en la ciudad, ya sea a nivel público, municipal o industrial. Esto contribuirá ampliamente en
un desarrollo favorable en la ciudad.
Debido a esto cada uno de los procesos del flujo de trabajo, se hará de forma concientizada para obtener los mejores resultados y
poder llegar a conclusiones y propuestas no solo para satisfacer los objetivos del estudio, sino para hacer un verdadero aporte a la
sociedad en general.
Es por esto que esta primera etapa de diagnóstico del acuífero es clave para poder desarrollar y optimizar el trabajo a realizar.

Referencias
1. Alarcón, P., Vásquez, M., Páez, D. and Juménez, J. (2015). Exploración Hidrogeológica-Geofísica mediante CSAMT (Audio
Magneto Telúrica con fuente controlada) del acuífero confinado de Dalcahue, Chiloé. Geología Económica y Recursos Naturales.
2. Comisión Nacional del Agua (2016). Estadísticas del Agua en México. México: Secretaría de Medio Ambiente y Recursos
Naturales.
3. Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) (2009). Actualización de la disponibilidad media anual de agua subterránea acuífero
(1907) Campo Buenos Aires, Estado de Nuevo León. Monterrey: Diario Oficial de la federación.
4. Ibarra Martínez, S. (2007). Riesgos geológicos en la Región Sursureste del área Metropolitana de Monterrey, Nuevo León, México
(Mederos). Universidad Autónoma de Nuevo León.

45
5. Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) (2014). Anuario estadístico y geográfico de Nuevo León 2014. Monterrey:
INEGI.
6. Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey (2015). Agua para Monterrey. Logros, retos y oportunidades para Nuevo León y
México. Monterrey.

46
PGA05
OPTIMIZACIÓN DEL ESTUDIO HIDROLÓGICO DE UNA NANOCUENCA
APLICANDO PERCEPCIÓN REMOTA Y TECNOLOGIA SIG EN LA
EXPLOTACIÓN DE UN YACIMIENTO MINERO A CIELO ABIERTO

Roger Abraham Abanto Bazán, René Alberto Dávila Porcel.


Universidad Autónoma de Nuevo León (Pedro de Alba S/N, Ciudad Universitaria, San Nicolás de los Garza, N.L. México)

Autor de correspondencia: abraham_2092@hotmail.com

Introducción

A lo largo de los años el hombre con su instinto de supervivencia ha ido haciendo uso de los recursos naturales que ha tenido a su
alcance, como el uso del agua, del suelo, de los recursos vegetales, y de los recursos minerales para satisfacer sus necesidades primarias
y secundarias. De manera descontrolada se ha degradado el medio ambiente hasta la situación actual; la industrialización ha
contribuido en gran medida para la rápida e irresponsable utilización y beneficio de los recursos naturales que son de suma importancia
en el desarrollo de la vida del ser humano y que tienen un incidencia importante en las condiciones del medio ambiente.

Para poder determinar los impactos ocasionados y los cambios del comportamiento hidrológico en una cuenca por las actividades de
explotación minera, en la actualidad existen herramientas tecnológicas como los Sistemas de Información Geográfica (SIG) que
permiten colectar, manipular, analizar y procesar diferentes tipos de información para la creación de mapas con el objetivo de obtener
una visión más detallada de los cambios que sufrido el sistema de drenaje natural de la cuenca a causa de las actividades
antropogénicas. Por otra parte, la tecnología de la percepción remota es importante para la obtención de una gran cantidad de datos
de la superficie terrestre sin establecer un contacto físico directo que pueden ser interpretados, analizados y procesados en combinación
con los SIG.

La presente investigación analizará el comportamiento hídrico a lo largo del tiempo de una cuenca hidrológica y determinará el grado
de impacto directo o indirecto causado por la explotación de una mina de yacimiento no metálico, productora de materiales pétreos,
ubicada en el Estado de Coahuila de Zaragoza. Se aplicarán metodologías de análisis propias de la topografía, hidrología y medio
ambiente para determinar la validez de las herramientas tecnológicas de percepción remota para la adquisición de datos y SIG para
estudiar el efecto en el comportamiento hidrológico de la cuenca. Con los resultados obtenidos, se pretende proponer medidas de
mitigación para reducir el daño al medio ambiente físico y la salud pública de la población aledaña a la zona.

Materiales y Métodos

1. Delimitación del Área de Estudio:

Se buscó un área donde se tenga presencia de minería a cielo abierto, Posteriormente se contactó a una empresa minera para
presentarles la propuesta de trabajo y las ventajas que este estudio les trae desde el punto de vista productivo y ambiental.

2. Obtención de Información de Datos Básicos:

Dado que se pretende obtener datos acerca de las microcuencas y nanocuencas que escurren en el área definida anteriormente, se
procedió a recabar la siguiente información:
a. Datos de la mina para determinar qué tipos de contaminantes son los que afectan en la zona de trabajo.
b. Imágenes satelitales procedentes del INEGI, correspondientes al área de estudio a una escala 1:50, 000 para luego realizar
una representación visual de la zona.
c. Modelos Digitales de Elevación (MDE) de alta resolución de terreno, en formato GRID del área de la mina.

3. Toma de datos mediante técnicas de Percepción Remota:

Utilizando la técnica de percepción remota LIDAR se tomarán los datos de la superficie del terreno, utilizando un vehículo aéreo no
tripulado (VANT) de la marca DJI Phantom 3 Professional para la construcción fotogramétrica de la nanocuenca y los cambio
topográficos y geográficos que han ocurrido en la zona a lo largo del tiempo en el que la mina viene siendo explotada.

La obtención de datos de tipo LIDAR en campo sirven para la generación de modelos digitales, una vez que se ha realizado el pre-
procesamiento, sigue el procesamiento de los datos LIDAR y de los modelos digitales con el fin de obtener los elementos y datos que
posteriormente van a ser representados en mapas temáticos, para luego realizar una comparación de los resultados obtenidos entre el
MDE obtenidos de los datos del INEGI y el MDE obtenido con los datos capturados y procesados por el VANT.

4. Generación de Modelos Digitales de Elevación:

Con ayuda de los programas QGis y Agisoft Photoscan Professional, se desarrollarán varios modelos digitales de elevación para
conocer la evolución de los cambios de morfología de la zona de estudio. Estos softwares a diferencia de otros en el mercado, ofrecen

47
una precisión de hasta un centímetro en planimetría, es decir que un píxel de la imagen que se genera como producto representa un
cuadrado de 1 centímetro en la realidad.
Mediante los Softwares SIG es posible procesar los resultados para poder medir distancias, coordenadas, volúmenes; generar curvas
de nivel, realizar perfiles, y por supuesto generar Modelos digitales de elevación (MDE).
A partir de esto se genera un análisis hidrológico de la nanocuenca de estudio para determinar las características y los volúmenes de
escorrentía.
Luego de haber obtenido todo lo anterior se integrarán los datos resultantes con el fin de crear un mapa final georreferenciado, que
servirá para trabajo de campo con el cual vamos a obtener resultados en los que se podrá evidenciar los cambios ocurridos en el
comportamiento hidrológico de la nanocuenca presente en el área de trabajo de la mina Geolinsa.

5. Plan de Gestión Hídrica Sostenible:

Se desarrollará un plan de gestión hídrica sostenible con los datos recopilados de los modelos para optimizar el uso de agua en la
nanocuenca. Además de un estudio de las corrientes de viento en el área de estudio para determinar la manera en la que el polvo incide
en el ambiente.

Resultados y discusión
Se realizó una visita técnica de reconocimiento a campo, para la identificación de las zonas que van a ser estudiadas, y las áreas críticas
que se tomarán en cuenta para la obtención de datos LIDAR. Así como también de los cauces de agua adyacentes al área de trabajo
en mina.
Obtención de imágenes LIDAR de ultra-precisión para la evaluación de los cambios en el comportamiento de la red de drenaje de la
nanocuenca.
Realización de un sistema de información geográfico para analizar los procesos de evolución hidrológica y geográfica a través de los
años.
Determinación de las características hidrológicas de la red de flujo de la nanocuenca
Desarrollo de un plan de gestión hídrica sostenible para las operaciones mineras reduciendo y mitigando los impactos ambientales.

Referencias

1. Paul L Younger - Christian Wolkersdorfer (2004) - Mining Impacts on the Fresh Water Environment: Technical and Managerial
Guidelines for Catchment Scale Management.
2. Andersson, L. & Sivertun, Å. Landscape (1991) - A GIS-supported method for detecting the hydrological mosaic and the role of
man as a hydrological factor.
3. Orlova, E.V. Russ. Meteorol. Hydrol (2008) - Definition of the Pechora basin geographical and hydrological characteristics using
GIS technology
4. B. Sharma, R. Dobha, S.Tyagi, V. Jaiswal y P. Singh (2013) - Application of Remote Sensing and GIS in Hydrological Studies in
India: An Overview
5. Younger – Wolkersdorfer (2004) – Enviromental Impact of Minning and Mineral Processing, Management, Monitoring, and
Auditing Strategies.
6. N. Al-Abed Æ F. Abdulla Æ A. Abu Khyarah (2013) - GIS-hydrological models for managing water resources in the Zarqa River
basin.
7. Tim L. Webster, J. Brendan Murphy, John C. Gosse, and Ian Spooner (2006) - The application of lidar-derived digital elevation
model analysis to geological mapping: an example from the Fundy Basin, Nova Scotia, Canada
8. Christopher P. Barber & Ashton Shortridge (2013) - Lidar Elevation Data for Surface Hydrologic Modeling: Resolution and
Representation Issues.
9. Andrea Petroselli (2013) - LIDAR Data and Hydrological Applications at the Basin Scale.
10. Servicio Meteorológico Nacional- Estaciones Meteorológicas (2016).
11. Servicio Geológico Mexicano G14-C56- Carta Geológico Mexicano. Base Cartográfica tomada de INEGI, Primera Edición, 1975.
12. Michael A. Lefsky Warren B. Cohen Geoffrey G. Parker David J. Harding (2002). - Lidar Remote Sensing for Ecosystem
Studies: Lidar, an emerging remote sensing technology that directly measures the three-dimensional distribution of plant canopies,
can accurately estimate vegetation structural attributes and should be of particular interest to forest, landscape, and global ecologists.
13. Thomas L. Lillesand, Ralph W. Kiefer, Jonathan W. Chipman (2014) – Remote Sensing and Image Interpretation.
14. Kevin Lim, Paul Treitz, Michael Wulder, Martin Flood (2003) – LiDAR Remote Sensing of Forest structure.
15. Woonsup Choi & Sung Joon Kim & Mark Lee & Kristina Koenig & Peter Rasmussen (2014) - Hydrological Impacts of Warmer
and Wetter Climate in Troutlake and Sturgeon River Basins in Central Canada.
16. Ley Federal de Responsabilidad Ambiental (2013) - Nueva Ley DOF 07-06-2013.
17. Ley Minera - Nueva Ley publicada en el Diario Oficial de la Federación el 26 de junio de 1992 - Última Reforma DOF 26-06-
2006.
18. Reglamento de la Ley Minera (2012) - Nuevo Reglamento DOF 12-10-2012.
19. Chris Sandbrook (2015) - The social implications of using drones for biodiversity conservation.
20. Prasad S. Thenkabail, Jhon G. Lyon, Alfredo Huete (2012) – Hyperspectral Remote Sensing of Vegetation.

48
PGA06
Estudio de la infiltración del agua en los estratos aluviales de la zona vadosa y su
importancia en procesos de contaminación de acuíferos: caso de estudio Campus Ciudad
Universitaria

Luis Eduardo Villa Alfaro, René Alberto Dávila Porcel.


Facultad de Ingeniería Civil. Dirección: Ave. Pedro de Alba S/N Ciudad Universitaria C.P. 66450 San Nicolás de los Garza N.L.
México

Autor de correspondencia: leduardo1994@hotmail.com

Introducción
La zona no saturada merece especial atención debido a que ella representa la primera y más importante defensa natural contra la
contaminación de las aguas subterráneas, esto debido no solamente a su ubicación entre la superficie y el nivel freático, sino también
porque representa un ambiente que es generalmente favorable para la atenuación y eliminación de los contaminantes que pasan a
través; además aquí ocurren una serie de procesos que sin duda alguna juegan un papel fundamental en el ciclo hidrológico. Algunos
de los principales procesos son la infiltración, la escorrentía y la evapotranspiración, mismos que contribuyen a la recarga de acuíferos
y el aporte que se hace hacia los caudales de diversas corrientes de agua (Echeverri R, 1998; Tobón, 2003).

Materiales y Métodos
Toma de muestras:
Se recolectarán 30 muestras de suelo con ayuda de un dispositivo llamado hand-auger, dentro del área de estudio con el objetivo de
determinar características del suelo.
Infiltración:
Se medirá la infiltración en campo por medio de un infiltrómetro de doble anillo digital.
Porosidad:
Se medirá la porosidad en laboratorio de las muestras extraídas en campo.
Caracterización del suelo:
Se determinarán características del suelo como la granulometría y límites de plasticidad del suelo.

Resultados y discusión
 Determinación de la litología de la región mediante una base de datos de perfiles estratigráficos proporcionados.
 Creación de un modelo 3D del paquete litológico del área de estudio.
 Validación del modelo mediante la verificación en campo.
 Análisis de porosidad de muestras extraídas del área de estudio.
 Creación de un modelo de la distribución espacial de porosidad del área de estudio.
 Creación de un mapa de isoyetas de infiltración.
 Determinar la influencia de los parámetros analizados en el transporte de contaminantes y generar un modelo de escenarios
futuros.

Conclusiones
La medición de infiltración puntual en campo servirá para determinar la velocidad en la cual el agua tratada con la cual se riega el
área verde en estudio llega hasta el acuífero.
La adquisición y modelamiento de los parámetros hidrológicos permitirá estimar las tasas de recargar del acuífero analizado en el área
de estudio para determinar el volumen total de recarga.
La obtención de muestras de suelo en campo servirá para verificar un modelo previamente elaborado, además de conocer con mayor
precisión la litología del área de estudio por medio del ingreso de los datos recolectados a un software de modelamiento que utiliza
métodos de interpolación. Con esto se podrá crear un modelo en 3D que permita representar las diferentes capas del subsuelo.
Se podrá determinar mapas de las áreas propensas a la contaminación por medio de la determinación de la porosidad e infiltración,
así como con el conocimiento de la litología del área.
Se podrán crear diferentes escenarios futuros de transporte de contaminantes en la zona vadosa con la utilización de un software de
modelamiento.

Referencias
1. Echeverri R, G. E. (1998). Aspectos teóricos sobre el fenómeno de contaminación de aguas subterráneas.
2. Tobón, J. I. (2003). Hidrología de la zona vadosa en la terraza de llanogrande (Rionegro - Antioquia). Universidad Nacional de
Colombia.

49
PGA07
Determinación de zonas de Vulnerabilidad por medio de las Metodologías GOD y POHS
en el Acuífero Metropolitano de Monterrey, en la zona aledaña al Río Santa Catarina en
Monterrey, N.L. México.

Ing. Abraham Salvador Galván Piña, 1Dr. Arquímedes Cruz López, 1Dr. Juan Manuel Rodríguez Martínez y 1M.C. Lilia E. Arriaga-
Díaz de León
1
Universidad Autónoma de Nuevo León, Facultad de Ingeniería Civil (Av. Universidad S/N, Cd. Universitaria, 66455. San Nicolás
de los Garza, N.L México)

Autor de correspondencia: ic.abrahamgalvan@gmail.com

Introducción

La zona metropolitana de Monterrey constituye uno de los centros de crecimiento más importantes en la República Mexicana y al
mismo tiempo es el segundo centro económico del país, lo cual implica una mayor demanda de agua. Sin embargo, la escasa
disponibilidad de este recurso, las irregularidades que se tienen para el abastecimiento junto con las afectaciones de contaminantes
hace que el estudio del acuífero de Monterrey tenga una importancia relevante. En este trabajo se realizó una evaluación de
vulnerabilidad en el acuífero en la zona libre y profundo adyacentes al Río Santa Catarina delimitado entre la Macro Plaza y la avenida
Humberto Lobo que es la zona donde se tiene una mayor actividad antropogénica que impacta en la explotación del acuífero para el
abastecimiento.

Como parte del estudio se evaluaron las fuentes subterráneas de 17 pozos que suministran el sistema de abastecimiento de la zona,
operado por Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey apoyados con los datos de niveles piezométricos calidad histórica del agua,
elevación del pozo y columnas litológicas en pozo.

Materiales y Métodos
Para la ejecución de la parte experimental el material ocupado fue el siguiente:
GPS: GARMIN GPSMAP 64s se utilizó para georreferenciación de los pozos y posibles puntos de contaminación a hidrocarburos y
grasas.
Libreta de campo: Libreta Scribe pasta dura para toma de datos de campo.
Sonda: SOLINST INTERFACE METER MODEL 122, se ocupó para toma de niveles estáticos y dinámicos en los 17 pozos.
Con la información recopilada se aplicó en las dos metodologías utilizadas, la Ground Water Ocurrence, Overall Aquifer Class, Depth
to Groundwater (GOD) y la Pollutant Origin Surcharge Hydraulicaly (POSH). La primera mostró el diferente grado de vulnerabilidad
para el acuífero libre como para el profundo y la segunda fue complementaria al GOD, y generó una clasificación de la afectación de
los acuíferos en estudio por contaminantes utilizando como trazador de hidrocarburos.

Resultados y discusión

En cuanto a los resultados generados, se pudo observar la vulnerabilidad en el acuífero libre y profundo está influenciada fuertemente
por la actividad antropogénica.
Los resultados obtenidos de manera espacial, nos permito generar mapas temáticos para visualizar el grado de contaminación en los
acuíferos como se logra observar a continuación:

50
La Metodología GOD aplicada en el acuífero libre se encuentra en rangos ALTA, con dos zonas MODERADA al encontrarnos en
una zona de depósito en el margen del Río Santa Catarina se hacen más susceptibles al ingreso de contaminantes al sistema acuífero.

La Metodología POSH aplicada en el acuífero libre se encuentra en rangos REDUCIDA a MODERADO conciertas zonas ELEVADA
estos rangos se pueden incrementar debido a la permeabilidad de las unidades geológicas.

La Metodología GOD aplicada en el acuífero profundo nos arroja zonas de vulnerabilidad BAJAS esto debido a la permeabilidad de
la zona de estudio.

51
La Metodología POSH aplicada en el acuífero profundo nos arroja zonas en su mayoría MODERADA y REDUCIDA dejando una
pequeña zona con un índice ELEVADO por lo que se debe de monitorear dichas zonas para evitar un aumento al grado de
contaminación.

Conclusiones
La evaluación de los parámetros que se emplearon con la información obtenida de literatura y recabada de campo nos ayudó a
determinar que la vulnerabilidad es un proceso dinámico relacionado ampliamente con la actividad antropogénica y el riesgo
totalmente depende de la sociedad y de las autoridades ante las medidas preventivas que se pudiesen tomar.
En los mapas temáticos se han definido 3 categorías para la metodología GOD y 3 para POSH y así poder determinar la vulnerabilidad
en el acuífero libre y profundo tales que se definieron como: Moderada, Alta y Extrema así como Reducido, Moderado y Elevado
respectivamente.
Es importante mencionar que la aplicación de los Sistemas de Información Geográfica es de gran ayuda ya que facilita la generación
de los mapas temáticos para la visualización de la información.
Finalmente se concluyó que el grado de vulnerabilidad en el acuífero libre es mayor en comparación del acuífero profundo debido a
la naturaleza de ambos con el apoyo de la generación de mapas temáticos.

Referencias
1. Betancourt, V. O. (2006). Evaluación de la Vulnerabilidad del agua Subterránea en el Bajo Cauca Antioqueño. Avances en
Recursos Hidráulicos.
2. Corrales, L. G. (2013). Sig de Zonificación de la Vulnerabilidad a la Contaminación en los Acuiferos de la Isla de San Andres.
Manizales, Caldas, Colombia.
3. Generación de los índice de vulnerabilidad para acuiferos: Comparación de Métodos. (7 de 2007 de 2007). M.C.P. Lina Gabriela
Hernández Limón; Ing. Julio Cesar Haro Berrelleza; Ph. D Jürgen Mahlknecht. Recuperado el 15 de 11 de 2016, de INEGI:
mapsserver.inegi.org.mx/eventos/cng2007/extindicesvulnerabilidadacuiferosjurgenmahlknecht.pdf
4. Jorge Montaño Xavier, S. G. (2004). Evaluación de la Vulnerabilidad a la Contaminación del Acuífero Mercedes en el Área
Metropolitana de la ciudad de Paysandú comparación de los Métodos GOD y DRASTIC. Montevideo.
5. Morlans López, A. (2010). Contaminación difusa en acuíferos: estudio de caso en la couna de colina, región metropolitana.
Santiago de Chile.

52
PGA08
COMPORTAMIENTO HIDRODINÁMICO DEL ACUÍFERO CAMPO DURAZNO Y SU INTERACCIÓN CON EL RÍO
PESQUERÍA EN GARCÍA, NL., MÉXICO.

Lilia E. Arriaga-Díaz de León1, Liliana Lizárraga-Mendiola2, Juan M. Rodríguez-Martínez1*, Arquímedes Cruz-López1, Héctor de
León-Gomez1, Armando Y. Sánchez-Gaona 1, Juan A. Valero-Almaguer1
1
Facultad de Ingeniería Civil, Universidad Autónoma de Nuevo León, Av. Fidel Velázquez S/N, San Nicolás de los Garza, Nuevo
León C.P. 66455
2
Área Académica de Ingeniería y Arquitectura, Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo. Carr. Pachuca-Tulancingo km 4.5,
Col. Carboneras. Mineral de la Reforma, Hidalgo. C.P. 42184.

Autor de correspondencia: lampazos54e94@yahoo.com

Introducción
En este trabajo se presenta el estudio del comportamiento geohidrodinámico de la Unidad hidrogeológica 1, correspondiente a la parte
superficial del acuífero Campo Durazno. La delimitación del área de estudio se localiza a lo largo del río Pesquería, con un ancho de
1 km a cada margen. Este sitio se localiza a escasos 5.5 km de la zona conurbada del área metropolitana de Monterrey. Se seleccionaron
36 pozos y se midieron sus niveles piezométricos estático y dinámico; se realizó un censo de su composición litológica, tipo de
explotación y localización de actividades antropogénicas cercanas. Además, se determina la calidad de agua en 16 pozos con fines
potables. Se determinó el flujo subterráneo el cual está controlado por un sistema de fallas y fracturas, así como por la topografía y
porosidad. Dado que el clima en el área de estudio es árido, el balance hidrológico indicó que existe una recarga nula (0 mm/año),
estableciéndose así que la recarga de la Unidad hidrogeológica 1 depende totalmente de su interconexión con las unidades
hidrogeológicas colindantes y del río. En cuanto a calidad, se determinó la presencia de contaminantes en las tres zonas. Estos
contaminantes se asociaron no sólo al intemperismo químico natural de las rocas, sino también a la presencia de algunas actividades
de origen industrial. La geohidrodinámica de la Unidad hidrogeológica 1 permite concluir que es necesario implementar un plan de
gestión ambiental a corto plazo para la conservación del acuífero

Materiales y Métodos
Etapa documental
Para una identificación integral de la zona se hizo una recopilación, selección y revisión cartográfica y de imágenes satelitales de la
zona de estudio. La base de datos utilizada para la generación de los mapas base fue facilitada por el Instituto Nacional de Estadística,
Geografía e Informática (INEGI, claves G14C15 y G14C25), el Servicio Geológico Mexicano (SGM, clave G14-7) y la Comisión
Nacional del Agua (CONAGUA, clave 1909).
Etapa de campo
Recopilación de información
En esta fase se realiza reconocimiento de campo mediante recorridos para verificar la geología de superficie, ubicando las unidades
litológicas aflorantes en la zona de estudio. Se verificaron los parámetros geológicos de los mapas base y se ubicaron con sus
coordenadas UTM (Universal Transverse Mercator), tomadas con un geoposicionador (GPS Garmin Etrex 10).. Según las actividades
antropogénicas que se desarrollan en el área, se realizó en paralelo la corroboración de posibles fuentes de contaminación.
Pruebas de bombeo
En un principio, después de realizar el censo del aprovechamiento de recursos hidráulicos, se seleccionaron los pozos para efectuar
las pruebas de bombeo con sus respectivos pozos de observación. En éstos se tomaron los niveles piezométricos estáticos, tanto del
pozo de estudio como el de observación, para después comenzar la toma de datos de los niveles dinámicos en ambos pozos. Por medio
de la medición de los niveles piezométricos en la Unidad hidrogeológica 1, fue posible calcular posteriormente en gabinete los
parámetros hidráulicos (conductividad hidráulica –K-, transmisividad –T- y coeficiente de almacenamiento –S-). Se utilizaron los
equipos de bombeo del sitio, con lo que se obtuvo información base para evaluar de forma descriptiva el comportamiento
geohidrodinámico en la Unidad hidrogeológica 1.
Análisis de datos
Procesamiento de los datos obtenidos en campo (pruebas de bombeo)
Para el procesamiento de los datos se utilizó el software especializado Acuifer Test (versión 4.2).El método utilizado para el análisis
del acuífero en la zona de estudio fue el de Boulton, con apoyo en el método de cálculo que usa Villanueva (1984), ya que considera
en su criterio un rendimiento retardado en el acuífero, mismo que se pudo corroborar en campo con los abatimientos despreciables en
los pozos de observación.
Cálculo del balance hidrológico
Debido a la ubicación de la estación, ésta se tomó como base para el cálculo de la evapotranspiración, utilizando el método de Turc
(Custodio y Llamas, 2001), empleando las ecuaciones 1 y 2 corroborando con el método de Blaney y Criddle (Navejas-Jiménez et. al.
2011) el cual es un método utilizado de forma eficaz para zonas áridas como es el caso en estudio ecuaciones 3.
𝑃
ETR= (Ecuación 1)
2
√0.9+𝑃2
𝐿

𝐿 = 300 + 25 ∗ 𝑡 + 0.05 ∗ 𝑡 3 (Ecuación 2)

donde:
ETR= Evapotranspiración real (mm/año).
P= Precipitación (mm/año).
t= Temperatura media anual (C).
ETR = p*(0.46·T + 8.13) (Ecuación 3)

53
Donde:
p=100*(nº horas luz al día / nº horas luz al año);
T= temperatura media anual (ºC)
ETR es la evapotranspiración anual en mm
Una vez obtenidos estos valores, se aplicó la ecuación de balance hídrico, considerando que las entradas son igual que las salidas.

Resultados y discusión
Para conocer el comportamiento geohidrodinámico de un acuífero, se requiere tener un amplio conocimiento de la zona de estudio;
es decir, se deben tener los elementos que definan su geometría, la geología del mismo, las condiciones climáticas, así como el tipo
obras hidráulicas subterráneas que se tienen para su explotación (Dewandel et al., 2017; Lachaal et al., 2011; Zammouri y Ribeiro,
2017). Con esta información se analizó el comportamiento geohidrodinámico de la Unidad hidrogeológica 1.
Censo de aprovechamiento y piezometría
A partir de la recopilación de datos que se realizó entre los meses de julio y agosto del 2015, se obtuvieron los niveles estáticos en los
36 pozos censados. Con éstos, se obtuvo la dirección de flujo subterráneo con una orientación suroeste a noreste, siguiendo la misma
dirección del río Pesquería. Es de suma importancia mencionar que la adquisición de los datos se realizó a finales de la época de
estiaje. De la misma forma, la dirección de flujo coincide con la topografía de la zona de estudio, donde la localidad de Rinconada se
encuentra en la zona de recarga (altitud promedio de 900 msnm) y la parte baja en la zona de descarga se ubica sobre Av. Lincoln
(altitud promedio de 600 msnm), concordando con los trabajos de Abotalib, Mohamed y Racha (2016) donde demuestran que la
dirección de flujo en el subálveo corre en paralelo al el río o como en los trabajos de Peiyue et. al (2014) en los cuales hacen una
descripción que el flujo va hacia el efluente de forma natural.
Balance hidrológico
El balance hidrológico es de suma importancia para conocer la recarga natural del ciclo hidrológico, así como para determinar los
volúmenes de almacenamiento en los acuíferos (Chaves-Guillen, (1977). Las bases de datos que se utilizaron en los cálculos de este
trabajo fueron proporcionados por la CONAGUA (2009). Calculando las evapotranspiraciones como se explica en la metodología,
los resultados indican que se trata de una zona árida, y los volúmenes de recarga fueron igual a cero en todo el periodo analizado
(Anwar, 2015). Esto se debe a que en la zona de estudio no hubo una precipitación considerable que permitiera una acumulación de
reserva; por lo cual se infiere que para el periodo 1982-2013 no existió una recarga al acuífero, ya que la relación que establece la
fórmula de balance indica que el volumen que se precipita es igual al volumen que se evapora.
Distintos autores consideran importante el balance hidrológico para establecer las condiciones de explotación de un acuífero, siendo
la recarga un factor vital para una mejor gestión del recurso hídrico (Chaves-Guillen, 1977; Escobar-Villagrán y Palacios-Vélez, 2012;
Anwar, 2015). En este caso de estudio puede apreciarse que, debido a las condiciones de aridez, la recarga nula del acuífero (0 mm/año)
ocasiona que éste dependa completamente de la recarga subterránea, así como del aporte de cuencas aledañas y unidades
hidrogeológicas interconectadas.
Comportamiento hidráulico
Para hacer una validación del comportamiento hidráulico, se requiere tener comportamientos similares (Aponte-Reyes, 2014). Las
tres pruebas de bombeo aplicadas en este trabajo se realizaron en condiciones no controladas. Esto se debió a que hubo restricciones
como su corta duración (3 horas como máximo para el abatimiento y 1.5 horas para su recuperación), obteniendo un nivel de
estabilización en el momento de la ejecución. Se obtuvo un caudal constante de 2 litros por segundo (L/s) en dos pruebas y 4 L/s en
la prueba con mayor capacidad, variando únicamente la duración, de acuerdo con el tiempo de estabilización del nivel dinámico. De
acuerdo con Morales-Casique et. al (2015), se hizo la selección de los pozos en este estudio considerando el área de mayor densidad
de los aprovechamientos, así como las zonas de recarga y descarga de la cuenca.
A partir de los parámetros obtenidos por medio del software Acuifer Test (versión 4.2), se observó que los pozos tienen el mismo
comportamiento con respecto a la transmisividad, el coeficiente de almacenamiento y la conductividad hidráulica (Tabla 1). Esto
permite corroborar que se trata de un medio fracturado con interconexión con un medio poroso, como lo indica la geología del sitio
de trabajo.

Tabla 1. Resultados obtenidos en pruebas de bombeo en pozos seleccionados.


Tiempo de Tiempo de
Coordenadas UTM Q N.E. N.D. T K
abatimiento recuperación
Pozo
X Y Z (L/s) (msnm) (msnm) (min) (min) (m2/día) (m/día
)

G-26 329193 2852137 837 2 810.5 810 60 60 8.64x101 1.73

1
G-20 334661 2854597 782 4 765 760.7 120 ND 8.64x10 1.73

1
G-24 329293 2852137 837 2 820.7 788.2 60 60 8.64x10 1.73

N.E.: Nivel estático N.D.: Nivel dinámico ND: no determinado.

Los resultados mostrados en la Tabla 2 son representativos de las tres diferentes zonas de recarga (G-26), transición (G-20) y descarga
(G-24). En los modelos matemáticos empleados para la obtención de parámetros hidráulicos tales como la transmisividad (T) y
conductividad hidráulica (K) en acuíferos libres en medios granulares, algunos autores utilizan la fórmula de Theis (Loera-Burnes y
Vega-Granillo, 2015). Sin embargo, como el acuífero en estudio se encuentra en un medio fracturado principalmente, se hizo una
adecuación empleando la ecuación de Boulton (Custodio y Llamas, 2001). Debe hacerse mención que los tiempos para realizar las
pruebas de bombeo fueron de corta duración, debido a que el acuífero se estabilizó con los equipos existentes in situ. Debido a esto,
los valores obtenidos en estas pruebas indican que, para las tres zonas de análisis (recarga, transición y descarga) puede considerarse
un comportamiento homogéneo del acuífero, confirmando que existe una alta transmisividad (Todd y Mays, 2005). Debe resaltarse
en estos resultados que la estructura geológica existente en el área de estudio influye en los patrones de la dirección principal del flujo
subterráneo, que coincide con la trayectoria del río Pesquería.

54
Discusión sobre la geohidrodinámica del acuífero
A partir de los resultados e interpretaciones anteriores, fue posible comprender la geohidrodinámica de la Unidad hidrogeológica 1,
como se explica a continuación.
Debido a que el área de estudio puede considerarse como una zona con clima árido, la recarga superficial del acuífero es nula (0
mm/año). Esto provoca una dependencia total de la recarga que recibe desde las unidades hidrogeológicas que se encuentran
interconectadas por medio del sistema de fracturas regional y los poros, hacia su parte más superficial. Como se estimó a través de las
pruebas de bombeo, el tiempo de abatimiento del acuífero fue muy similar al tiempo de recuperación, por lo que puede suponerse que,
hasta el momento, el acuífero presenta un equilibrio que debe buscar mantenerse mediante la propuesta de un plan eficiente para la
explotación sostenible del acuífero, como lo trabajo en su zona de estudio Van et. al (2014) donde se trabaja en una zona árida.
Particularmente, puede suponerse que en la zona de recarga (acuífero semiconfinado, fracturas) la presencia de algunos iones en
concentraciones elevadas se debe principalmente al intemperismo químico natural de las rocas, mientras que hacia las zonas de
transición y descarga (acuífero libre, interconexión entre fracturas y poros) ya se observa la influencia de algunas actividades
antropogénicas, especialmente donde el nivel del agua subterránea está más cerca de la superficie o en continuo intercambio con el
río Pesquería.
La transmisividad y conductividad hidráulica de la Unidad hidrogeológica 1 pueden favorecer tanto su recarga como su contaminación.
Por lo tanto, es recomendable considerar su geohidrodinámica para establecer las medidas necesarias para su protección ambiental y
preservación de su equilibrio hidrológico.

Conclusiones
En este trabajo se determinó el comportamiento geohidrodinámico de la Unidad hidrogeológica 1 en el acuífero Campo Durazno
(clave 1909). Esta Unidad comprende una relación entre un acuífero semiconfinado compuesto por un medio geológico fracturado
(zona de recarga), que se interconecta con un medio poroso (zona de transición) hacia un acuífero libre comprendido por poros que
interactúan con el río Pesquería (zona de descarga). Las tres zonas dentro de esta Unidad hidrogeológica 1 presentaron un
comportamiento hidráulico similar (conductividad hidráulica, transmisividad, coeficiente de almacenamiento, gasto), como lo
demostraron los resultados de las pruebas de bombeo.
La configuración geológica estructural ocasiona que en la Unidad hidrogeológica 1, el flujo subterráneo esté controlado por un sistema
de fallas y fracturas, que lo conducen desde las zonas de recarga y transición hacia el cauce del río Pesquería. En la zona de descarga,
la predominancia de un medio geológico compuesto por poros también favorece, junto con la topografía del terreno, el transporte del
escurrimiento subterráneo hacia el río. Dado que el nivel del agua se localiza muy cerca de la superficie, existe una fluctuación del
fenómeno de influencia y efluencia entre el acuífero y el río. Esta fluctuación, en combinación con los cambios estacionales del clima
y las actividades industriales, contribuye a una afectación de la calidad del agua subterránea y del río Pesquería, como se determinó
con la presencia de contaminantes como el Na+, Ca+, Mg2+, Cl-, Zn2+ y SO4- en los distintos puntos analizados. Se asume entonces
que hay una migración de la contaminación, particularmente desde la zona de transición y de descarga, así como sobre el río Pesquería,
en la dirección de los escurrimientos superficial y subterráneo.
Comprender el comportamiento geohidrodinámico de la Unidad hidrogeológica 1 contribuye a recomendar la implementación a corto
plazo de un plan de gestión ambiental, que permita preservar y controlar la calidad del agua, así como su recarga natural, ya que se
prevé un aumento en su explotación debido al acercamiento de la zona metropolitana de Monterrey y el aumento de sus necesidades
de fuentes de abastecimiento.

Referencias
1. Aponte Reyes, Alexander. «Validación de modelos hidrodinámicos de tres modelos topológicos de lagunas facultativas
secundarias.» Ingeniería, investigación y tecnología, 2014: 637 - 654.
2. Chávez Gullen, Rubén. «El agua subterránea en relación con los fenómenos que integran el ciclo hidrológico.» Boletín de la
Sociedad Geológica Mexicana, 1977: 29-39.
3. CONAGUA. Actualización de CAMPO DURAZNO. México: CONAGUA, 2009.
4. Custodio, Emilio, y Manuel Ramón Llamas. Hidrología Subterránea. 2a. Barcelona – España: Omega Séptima Edición, 2001.
5. Dewandel B., Jeanpert J., Ladouche B., Join J.L., Maréchal J.C. (2017): Inferring the heterogeneity, transmissivity and hydraulic
conductivity of crystalline aquifers from a detailed water-table map. Journal of Hydrology, 50: 118-129.
6. Lachaal F., Bédir M., Tarhouni J., Gacha A.B., Leduc C. 2011: Characterizing a complex aquifer system using geophysics,
hydrodynamics and geochemistry: A new distribution of Miocene aquifers in the Zéramdine and Mahdia-Jébéniana blocks (east-
central Tunisia). Journal of African Earth Sciences, 60: 222-236.
7. Morales-Casique, Eric, Oscar Escolero, y José Arce. «Estimación de parámetros mediante invesión y análisis de las pérdidas
hidráulicas lineales y no-lineales durante el desarrollo y aforo de pozos San Lorenzo Tezonco.» Boletín de la Sociedad Geológica
Mexicana, 2015: 203-214.
8. Navejas-Jiménez J., Nieto-Garibay A., Fraga-Palomino H. C., Rueda-Puente E. O. y Ávila-Serrano N. Y. «Comparación de métodos
para estimar la evapotranspiración en una zona árida citrícola del noroeste de México.» Tropical and Subtropical Agroecosystems,
2011: 147- 155.
9. Todd, David Keith, y Larry W. Mays. Groundwater Hydrology. California: Wiley, 2005.
10. Van Giang Nguyen, Ngoc Thanh Le, Quang Hiep Vu, Hida Noboru «Hydrological and hydrogeological characterization of
groundwater and river water in the North Hanoi industrial area, Vietnam.» Environ Earth Sci 71, 2014:4915–4924
11. Villanueva Martínez, Manuel, y Alfredo Iglesias López. Pozos y Acuíferos. Técnicas de evaluación mediante ensayos de bombeo.
España, 1984.
12. Zammouri M., Ribeiro L., 2017: Analyzing the effect of transmissivity uncertainty on the reliability of a model of the northwestern
Sahara aquifer system. Journal of African Earth Sciences, 129: 910-922.

55
PIA01
Capacidad de adsorción de hidróxido de aluminio electrocoagulado para la remoción de
rojo congo en sistemas por lote.
Celestino García Gómez1, Daniel García Salazar1, Santiago Iván Suárez Vázquez2, Arquímedes Cruz López2
1
Facultad de Agronomía, Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), Francisco Villa S/N, C. P. 66050 General Escobedo,
Nuevo León, México
2
Facultad de Ingeniería Civil, Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), Cd. Universitaria, Av. Universidad S/N, San Nicolás
de los Garza 66451, Nuevo León, México

Autor de correspondencia: celestino.garcia@hotmail.com

Introducción
El tratamiento de los efluentes que contienen color ha sido tema de interés. Las industrias usan más de 10000 colorantes sintéticos en
sus procesos. Entre ellos se encuentra el colorante Rojo Congo (RC), el cual es un disazo colorante aniónico a base de benzidina
altamente soluble en agua y se informa que es tóxico [1]. El RC, que se sospecha que es un mutágeno y carcinógeno, se ha utilizado
ampliamente en las industrias del caucho, el plástico y el papel, la impresión y el teñido, y es el primer colorante sintético que es capaz
de teñir algodón directamente [2]. Aunque varios métodos se han utilizado para remover colorantes, sus eficiencias y rapidez están
todavía en discusión. Un proceso de adsorción ofrece considerables ventajas en cuanto a bajo costo y rapidez de remoción. El lodo de
hidróxido de metal electrocoagulado (LHME) se produce durante el tratamiento del efluente de desecho mediante un proceso de
electrocoagulación (EC), donde los ánodos de sacrificio hechos de aluminio o hierro se oxidan para liberar los flóculos de hidróxido
metálico insolubles. Estos flocules una vez recuperados pueden ser utilizados como material adsorbente. El objetivo de este trabajo
fue investigar la efectividad de LHME como adsorbente para la remoción de RC. Los estudios se realizaron por lotes para analizar el
efecto de los parámetros del proceso, las isotermas, cinética y termodinámica.

Materiales y Métodos
El material adsorbente de LHME fue obtenido previamente por un sistema de electrocoagulación utilizando electrodos de aluminio,
el lodo fue procesado hasta obtener el polvo adsorbente utilizado en esta investigación.
Las soluciones madre de trabajo se prepararon disolviendo 1 g de CR en 1 l de agua desionizada. Todas las soluciones de trabajo se
prepararon diluyendo la solución madre con agua desionizada a la concentración deseada. Antes de la adición de adsorbente, el pH
inicial de la solución de trabajo se ajustó a las condiciones experimentales deseadas mezclando cantidades apropiadas de 0.1 mol · L-
1
HCl o 0.1 mol·L-1 de NaOH. La concentración de CR en la muestra se analizó utilizando un espectrofotómetro UV-Vis r (Genesys
10S, ThermoFisher Scientific, USA) a una longitud de onda máxima de 495 nm.
El punto de carga cero (pzc) se evaluó con una concentración de 0.1 M de NaCl y una concentración de adsorbente de 1 g 100 ml-1 a
25°C ±1, al término de 24 horas el pH final se comparó con el inicial.
Los experimentos de adsorción por lotes se llevaron a cabo para los intervalos de parámetros seleccionados tales como pH 2-12,
temperatura 303-323 K, concentración inicial 25-500 mg · L-1 y tiempo de contacto 1-48 h. Se añadió una cantidad de 1 g 100 ml-1 de
adsorbente a 100 ml de solución CR en matraces Erlenmeyer y se agitó a 150 r·min-1 mediante un agitador termoregulado. Las muestras
se recogieron a intervalos de tiempo predeterminados y se analizaron para determinar la concentración de colorante residual usando
un espectrofotómetricamente.

Resultados y discusión
El punto de carga cero (pzc) en el cual el pH de la superficie del LHME tiene neutralidad eléctrica neta se evaluó como 6.7 de la Fig.
1(a).

La Fig. 1(b) presenta el efecto del pH sobre la biosorción de RC a una temperatura de 298 K, una concentración inicial de 100 mg ·
L-1 y un tiempo de contacto de 48 h. El grado de sorción del colorante sobre LHME mostró una disminución de 98% a 85% cuando
el pH cambió de 2 a 6. Entre un pH de 6 a 10 se mostró un comportamiento similar y en un pH 12 la remoción disminuyó drásticamente
hasta 65%. Por lo que se considera que, a un pH inferior a pHpzc, la alta repulsión electrostática entre los cationes H+ y CR dio como
resultado una adsorción relativamente alta.

La Fig. 1 (c) muestra el efecto de la temperatura de la solución sobre la adsorción de RC a pH neutro, la concentración inicial de 100
mg · L-1 y el tiempo de contacto de 48 h. Se observó una tendencia creciente en el porcentaje de eliminación del colorante del 80% al
94% al cambiar la temperatura de la solución de 303 K a 323 K. Esto indicó que la adsorción de RC fue endotérmica. es decir, el
aumento en la temperatura de la solución promovió la actividad de la superficie y la energía cinética de RC que a su vez aumentó la
difusividad de la película y la difusividad de los poros de RC.

La adsorción de RC en LHME se observó en función del tiempo hasta las 48 hr. La figura 1 (d) elucida el efecto a pH 7 y una
temperatura de 298 K. Se observa que el porcentaje de eliminación de CR disminuyó con el aumento de las concentraciones iniciales
debido a la falta de disponibilidad de sitios activos y poros para las moléculas CR en partículas LHME.

Conclusiones
En este estudio, lodo de hidróxido metálico electrocoagulado (como adsorbente) se utilizó sin purificación adicional para la
eliminación de rojo congo, en busca de disminuir el impacto ambiental que podría causar. El punto de carga cero fue encontrado
cercano al pH natural de la solución. Con pH superior a 10 disminuyó considerablemente la remoción de rojo congo. El efecto de la
temperatura demostró que a temperaturas superiores aumentaba la eficiencia de remoción. Por otra parte, un incremento de la

56
concentración generó una disminución de la remoción. En general, los resultados sugieren que este material de desecho se puede
aplicar como un adsorbente amigable con el medio ambiente y eficiente para la eliminación de rojo congo, de medios acuosos.

Fig. 1. (a) determinación de pHzpc; (b) efecto del pH inicial de la solución; (c) efecto de la temperatura y (c) efecto de la
concentración inicial de la concentración.

Referencias
1. A. Mahapatra, B.G. Mishra, G. Hota, Ceram. Int. 39 (2013) 5443–5451
2. V.S. Mane, P.V. Babu, J. Taiwan Inst, Chem. E. 44 (2013) 81–88.

57
PIA02
Evaluación de la actividad de bacterias reductora de sulfatos utilizando como fuente de
carbono turba
Fátima Estefanía Soto Zamora1, Julia Mariana Márquez Reyes2*
1
Univsersidad Autónoma de Nuevo León, Facultad de Ciencias Biologicas, Pedro de Alba S/N, Ciudad Universitaria, San Nicolas de
los Garza, CP 66451, N.L. México.
2
Univsersidad Autónoma de Nuevo León, Facultad de Agronomía, Laboratorio de Remediación Ambiental, Francisco Villa S/N Col.
Ex-Hacienda El Cánada Escobedo, Campus: Campus de Ciencias Agropecuarias, CP 66050, N.L.; México.

Autor de correspondencia: jmmarquez23@gmail.com

Introducción
Las bacterias reductoras de sulfato (BRS) son microorganismos procariontes que pueden usar el SO 42-, S elemental, NO3-,
dimetilsulfóxido, MnO2 (Mn4+), Fe2O3 (Fe3+) y H2AsO4- como aceptor final de electrones. Son consideradas microorganismos
estrictamente anaerobios y se hallan en hábitats anóxicos y ricos en SO42- donde las concentraciones reportadas pueden alcanzar los
2800 mg/l 1. El proceso se basa en la producción de sulfuro de hidrógeno biogénico por las BRS, el cual reacciona con los iones
metálicos disueltos dando como resultado la precipitación del metal disminuyendo de tal forma la toxicidad del metal a las
comunidades reductoras de sulfato y la neutralización del agua por el bicarbonato producido por el metabolismo microbiano 2. Las
BRS han desarrollado capacidades para emplear distintos donadores de electrones para realizar sus actividades metabólicas 3. La
capacidad de utilizar, glucosa, etanol, composta, estiércol entre otros sustratos, convierte a las BRS una opción viable para su
utilización en remediación ambiental, debido a un bajo costo de operación y mantenimiento. El objetivo de este trabajo fue aislar
consorcios bacterianos que presentaran actividad reductora de sulfato y que emplearan como fuente de carbono turba.

Materiales y Métodos
La elección de los sitios de muestreo fueron elegidos por sus distintas ubicaciones y uso del suelo que tienen establecidos. El parque
ecológico Chipinque ubicado en el municipio de San Pedro Garza García (SP) y un sitio que en sus orígenes, presentó actividad minera
y se localiza en el municipio de San Nicolás de los Garza (SN), ambos en el estado de Nuevo León. En ambos sitios de muestreo se
tomaron muestras de suelo entre 0-10 cm de profundidad, en las cuales se trató de preservar las condiciones anaerobias al colocarlas
dentro de bolsas plásticas y eliminar la mayor cantidad de aire para luego transportarlas al laboratorio. De cada muestra se introdujo
1 g de suelo en un tubos de ensaye con tapón de rosca conteniendo el medio de cultivo Postgate modificado: NH4Cl (1g/l), KH2PO4
(0.5 g/l), Na2SO4 (4.5 g/l), CaCl2·2H2O (0.04 g/l), MgSO4·7H2O (0.06 g/l), FeSO4·7H2O (0.004 g/l), citrato de sodio (0.6 g/l), ácido
ascórbico (0.1g/l), lactato de sodio (2.3 ml/l), acetato de sodio (2.5 g/l), extracto de levadura (1.0 g/l) a pH 6.6, y se incubaron por 30
días a 35ºC. Después de este periodo los tubos que presentaron una coloración negra en forma de precipitado, se tomaron como
indicadores de la presencia de consorcios microbianos BRS capaces de precipitar iones metálicos. De estos, se tomó 1 ml del
sobrenadante para inocularlo en sistemas estáticos tipo batch que consistió en botellas serológicas (120 ml) con septa y 5 ml de inoculo
y el resto de medio Postgate modificado, el experimento se realizó por 30 días. La actividad reductora de sulfato de los consorcios
bacterianos aislados fue cuantificada mediante la producción de sulfuro de hidrógeno 4, mediante espectrofotometría UV-vis a 420
nm y la concentración de biomasa fue cuantificada por medio de los sólidos suspendidos volátiles 5, inoculados en el sistema. Bajo
el mismo sistema ya descrito, se sustituyeron todas las fuentes de carbono del medio de cultivo por distintas concentraciones de turba
en un intervalo de 0.5 g a 2.5 g. Todas las fuentes de carbono fueron esterilizadas antes de comenzar el experimento y se dejaron como
control la turba sin esterilizar y el medio Postgate modificado. La evaluación de la actividad se realizó por la cuantificación de H2S
producido bajo las distintas condiciones.

Resultados y discusión
A los 20 días de la inoculación se comenzó a tener formación de precipitados de color negro, lo que indica la presencia de actividad
reductora de sulfatos (ARS), ya que dicha coloración está relacionada con la formación de sulfuro de hierro 1. Para los posteriores
experimentos se inocularon 5 mL, a los 7 días se observó la mayor producción de H2S para ambos consorcios bacterianos. Sin embargo,
el consorcio aislado de SP presentó una menor actividad comparada con el consorcio obtenido de SN. Debido a lo anterior, solo el
consorcio SN se utilizó. En la Figura 1 se observa la producción de H2S en presencia de distintas concentraciones de turba. A mayor
concentración de turba mayor ARS. Se observó que si existe un efecto sobre la turba esterilizada ya que hace más disponible la fuente
de carbono para las bacterias en comparación con el sustrato sin esterilizar. La producción de H2S indico que el consorcio de BRS
puede utilizar la turba como fuente de carbono alternativa a las tradicionales.

1 g SNE
35
0.5 g
1g
30 1.5 g
2g
25 2.5 g
mM H2S/mg SSV

20

15

10

0
0 5 10 15 20 25 30 35 40
Tiempo, días

Figura 1. Producción de H2S empleando como fuente de carbono turba SNE: turba sin esterilizar

58
Conclusiones
El consorcio de BRS aislado del pasivo ambiental presentó una mayor actividad y demostró ser capaz de utilizar un sustrato complejo
de lenta degradación para utilizarlo como fuente de carbono.

Referencias
1. L.L. Barton, W.A., Hamilton, 2007, Sulphate-reducing Bacteria Environmental and Engineered Systems. Cambridge University
Press The Edinburgh Building, Cambridge CB2 8RU, UK.
2. M.R Bruins, S. Kapil F.W. Oehme, Microbial resistance to metals in the environment. Ecotoxicol. Environ. Saf. 45 (2000) 198-
207.
3. H.T Kieu, Müller, Q. H. Horn. Heavy metal removal in anaerobic semi-continuous stirred tank reactors by a consortium of sulfate-
reducing bacteria. Water Res. 45 (2011) 3863 -3870.
4. Cord-Ruwisch, R., A quick method for the determination of dissolved and precipitated sulfides in cultures of sulfate-reducing
bacteria. J. Microbiol. Meth. 4 (1985). 33-36.
5. APHA-AWWA-WEF (2005) Standard Methods for the Examination of Water an Wasterwater, 21st Edition, American Public Health
Association, American Water Works Associationm Water Environment Federation, Washington, DC, USA.

59
PIA03
Microalgas aisladas de agua residual municipal de Marín Nuevo León para la remoción de
Ortofosfato (PO43-) y amonio (NH4+).
1 Sanjuana Cecilia Galicia-Campos, 1Juan Antonio Vidales-Contreras, 2Sergio Manuel Salcedo-Martínez, 1Celestino García Gómez.
1Universidad Autónoma de Nuevo León, Facultad de Agronomía, C.P. 66455
2 Universidad Autónoma de Nuevo León, Facultad de Ciencias Biológicas, C.P. 66455

Autor de correspondencia: sanjuana.galiciacm@uanl.edu

Introducción.
Las actividades humanas, particularmente la agricultura y la urbanización han provocado el incremento de nitrógeno y fósforo en
sistemas de agua. Este enriquecimiento de nutrientes o eutrofización puede alterar la estructura y función de los sistemas acuáticos,
lo que puede poner en peligro la salud humana, la biodiversidad y la sostenibilidad de los ecosistemas [1]. Por lo tanto, requieren
tratamiento para eliminación de nutrientes (nitrógeno, N y fósforo, P) antes de la descarga. La utilización de fotobiorreactores con
microalgas presenta una alternativa económicamente viable a los métodos aeróbicos convencionales para el tratamiento de aguas
residuales.
La tecnología convencional de tratamiento de aguas residuales realiza la remoción de contaminantes orgánicos, nitrógeno y fósforo,
pero al final de dicho tratamiento las concentraciones de estos compuestos siguen permaneciendo en niveles elevados [2].
Estudios recientes han demostrado que las microalgas tienen un gran potencial para crecer y asimilar nutrientes en agua residual, como
tratamiento terciario [2]–[4].
Las ventajas que ofrece un tratamiento con microalgas son: 1. Son capaces de crecer en cualquier medio acuoso; 2. Pueden asimilar
los nutrientes presentes en aguas residuales y utilizarlos para su crecimiento; 3. Requieren menos agua que los cultivos terrestres y su
producción puede ser durante todo el año; 4. Altos niveles de producción en términos de biomasa; y 5. Asimilan CO2 liberando
oxígeno a la atmosfera [5], [6].
El tratamiento con microalgas involucra el cultivo de éstas en agua residual, utilizando los nutrientes y contaminantes para su
crecimiento y la cosecha y extracción para la obtención de productos como alimento, fertilizante, aceites, pigmentos y biocombustibles
[7].
Las algas son básicamente un amplio y diverso grupo de organismos simples, autótrofos, unicelulares y multicelulares [5].
Las algas verdes o fílum chlorophyta, es uno de los más ricos en especies y diversos grupos morfológicos. Siendo ampliamente
utilizadas en la remoción de nutrientes de aguas residuales [3].
El fósforo es primordial para el crecimiento de las algas, pues puede limitar su crecimiento si no está disponible en suficiente cantidad
[1]. Una baja concentración de fósforo está relacionada con una densidad baja de células. La forma de fósforo que es utilizada por las
microalgas, es el ortofostafo. El fósforo orgánico disponible, es hidrolizado a PO43 por la enzima extracelular alcalina fosfatasa [8].
Las algas poseen comúnmente una cantidad de fósforo inorgánico interno, en específico un polifosfato. Por otra parte, el consumo de
fosfato es mayor en presencia de luz e influenciado por el pH, el cual decrece en ambientes ácidos [9].
El nitrógeno es el segundo nutriente más importante después del carbón y puede comprender más del 10% de la biomasa, siendo las
microalgas las que logran la mayor eliminación del mismo en el tratamiento de aguas residuales, mediante su asimilación (Becker,
1994). El Nitrógeno existe en muchas formas y las formas más comunes asimilables por las microalgas son el NH₄+ y el NO3 [10].
Siendo el amonio el preferido al estar disponible, pero la urea y el nitrito pueden ser también utilizados. Sin embargo el amonio en
altas concentraciones (>20 mgL-1) puede ser tóxico para las células [11]. Debido al aumento del pH en los cultivos de algas, además
de la asimilación del nitrógeno, el amonio puede ser volatilizado. Varias microalgas pueden realizar algo llamado consumo en bonanza
o “luxury consumption” que consiste en tomar nitrógeno en exceso presente en el ambiente para después utilizarlo si es requerido
[12].
En cuanto a las relaciones de consumo de nutrientes se tienen diferentes reportes: N: P 4.6:1[13], 8:1 [14],1: 1.5 [13], las cuales
dependieron del tipo de agua residual y las concentraciones iniciales de N y P, mientras que Borowizka en 1998 menciona que para
la relación alga, nitrógeno, fósforo un 30:1 favorece la eliminación de fosfato y una 5:1 la eliminación de nitrógeno.
Chlorella vulgaris es un alga verde unicelular, con crecimiento fotoautótrofo el cual esta generalmente limitado por el agotamiento
de nutrientes (especialmente nitrógeno), atenuación de la luz, cambio en el pH, limitación de carbono y acumulación de oxígeno
fotosintético (Yuvraj & Singh,2016). C. vulgaris tiene un gran potencial para la biorremediación de diferentes calidades de aguas
residuales debido a su alto contenido de aceite, condición de cultivo mixotrófico, alta tasa de crecimiento en condiciones difíciles y
tolerantes a altos niveles de metales pesados [15].
Clorella vulgairs, fue cultivada en un medio sintético con cantidades de nitrógeno y fósforo cercanas a las comúnmente encontradas
en tratamientos de aguas residuales secundarios, enriquecidos con aire atmosférico y CO₂ en un rango desde la cantidad encontrada
en el aire atmosférico hasta 10% (v/v). El resultado mostro que hubo un aumento de crecimiento del microorganismo en los cultivos
enriquecidos con CO₂ solo siendo menor en los cultivos con las concentraciones más altas. Además, se desarrolló un modelo
matemático para la descripción de este comportamiento, llegando a la conclusión de que a 5.53% (v/v) la tasa de crecimiento y
remoción de nitrógeno y fósforo, fue mejor que en los cultivos no enriquecidos con CO₂. Por lo tanto, es probable, que el carbono,
pueda ser limitante en cultivos no enriquecidos[16].
Hernández et al.[17], evaluaron la capacidad para remover amonio y ortofosfato por cultivos libres e inmovilizados de microalgas,
utilizando para ello un cultivo mixto obtenido a partir de agua residual municipal proveniente del reactor UASB (por sus siglas en
inglés, reactor anaerobio de flujo ascendente) de la UAM-I; y dos cultivos clonales de Chlorella vulgaris y Spirulina subsalsa que
pertenecen a la colección de cultivos UAM-I. Las microalgas se inocularon en agua residual artificial a dos concentraciones de
nutrientes, una baja 10 mgL-1 de NH4+y 5 mgL-1 de PO43- y una alta 25 mgL-1 de NH4+ y 10 mgL-1 de PO43; se monitoreo su crecimiento
y se determinó la capacidad de remoción de los nutrientes, en los cultivos libres e inmovilizados en dos soportes: lufa y polietileno,
siendo la lufa el más eficiente en producción de biomasa algal y en fijación de las microalgas. En consumo de nutrientes, en cultivos
libres a baja concentración, C. vulgaris presentó la mayor capacidad de remoción con 50% para NH4+ y un 74% para PO43; mientras
que en alta concentración la mejor remoción la alcanzó el cultivo mixto con 68% para NH4+ y 76% de PO43. En los cultivos

60
inmovilizados sobre lufa, C. vulgaris y el cultivo mixto presentaron el mayor consumo de nutrientes, siendo para NH4+ de 70 a 99.9%
y de PO43del 72.1 al 89.9%, respectivamente.
Para obtener estos resultados los investigadores han utilizado sistemas cerrados como los fotobiorreactores que consisten en un
biorreactor que incorpora algún tipo de fuente de luz para proporcionar energía fotónica en el reactor.
Estos sistemas son más eficientes que los sistemas abiertos (menor riesgo de contaminación, volatilización y depredación) deben ser
construidos de forma vertical para minimizar requerimientos de espacio, pérdidas de agua por evaporación; sin embargo, su
construcción es más costosa pues necesitan materiales transparentes como plexiglás, vidrio, PVC, entre otros. En su mayoría los
fotobiorreactores son diseñados de manera tubular o plana y operados en forma vertical, horizontal, inclinada o espiral [18].
En resumen, las microalgas pueden ser cultivadas en aguas residuales y escorrentía agrícola asimilando el exceso de nutrientes,
remediando el agua para su uso posterior, y generando biomasa durante el proceso.

La presente investigación propone el aislamiento de microalgas a partir de agua residual municipal proveniente de una laguna de
oxidación en Marín Nuevo León y su utilización en la remoción de ortofosfato y amonio.

Material y Métodos
Toma de muestras de agua residual.
Seis litros de muestra de agua residual fueron colectados de manera puntual de la laguna de oxidación ubicada en Marín N.L. (Fig.1).
Al momento de la toma de muestra se registraron los siguientes datos:
-Temperatura: 29°C
- pH de 9.
Posteriormente los 6 litros de muestra fueron trasladados al laboratorio de Remediación Ambiental y Análisis de Suelos Aguas y
Plantas de la Facultad de Agronomía UANL donde mediante el método de reflujo abierto se calculó un DQO de 505 mgL-1 y se
registraron 40 mg mL-1 de PO43y 35 mg mL-1 NH4+

Aislamiento y cultivo de microalgas.


Con las muestras de agua residual, se realizaron filtrados en una cámara de flujo laminar. Se utilizaron dos filtros, uno de 0.7 µm y
uno de 1.5 µm, donde se retuvieron las microalgas, cada filtro se limpió con agua destilada que fue colocada en un matraz con medio
Bristol (Tabla 1). El filtro fue colocado en una caja Petri con medio Bristol y agar.
Dos semanas después o cuando se observó crecimiento microalgal, se comenzó con la observación al microscopio para la
identificación de cepas.
Las cepas se aislaron mediante diluciones en microplaca e inoculación en tubos de 8 mL y matraces de 500 mL con medio Bristol, a
los cuales se les agregó antifúngico (Benomyl – 40 µg mL-1).y antibiótico (Ampicilina– 500 µg mL-1, Cefotaxima - 100 µg mL-1) para
la obtención de cultivos unialgales. Para la Iluminación se utilizaron lámparas fluorescentes a 400 µmol fotones m2s-1 y bombeo
constante de aire a 2800 cm3 min-1, sin agitación, a una temperatura de 24 °C.
A los tubos de 8 mL se les agregó 1 mL de muestra filtrada y 5 mL de medio bristrol; mientras que a los matraces se les agregó 50
mL de muestra y 300 mL de medio Bristol.
Entre dos o tres semanas después se identificaron taxonómicamente tres cepas.

Tabla 1. Composición y método de preparación de Medio Bristol.


Medio Bristol
* Soluciones Patrones de Macronutrientes.
Nitrato de Sodio.................................... 10 g
Cloruro de Calcio Dihidratado.............. 1 g
Sulfato de Magnesio Heptahidratado.... 3 g
Fosfato de Potasio, dibásico.................. 7 g
Fosfato de Potasio, monobásico............ 3 g
Cloruro de Sodio................................... 1 g
Método de preparación stock:
1) Disolver cada una de las sales en 400 mL de agua destilada o desmineralizada.
2) Almacenar las 6 soluciones en frascos color ámbar y en refrigeración.
Método preparación:
1) A 900 mL de agua destilada agregar, 10 mL de cada una de las soluciones de Macronutrientes.
2) Esterilizar durante 15 minutos a 15 libras de presión (121 °C).
Composición final:
Nitrato de Sodio...................................... 2.94 mM
Cloruro de Calcio Dihidratado................ 0.17 mM
Sulfato de Magnesio Heptahidratado...... 0.3 mM
Fosfato de Potasio, dibásico.................... 0.43 mM
Fosfato de Potasio, monobásico.............. 1.29 mM
Cloruro de Sodio..................................... 0.43 mM

Identificación Taxonómica.
Las algas fueron identificadas mediante su morfología y características anatómicas. De acuerdo a las técnicas de laboratorio, descritos
por Sime (2003). Entre otras fuentes se utilizaron las claves especializadas para género de Bourrelly (1966, 1968, 1979); Smith (1950)

61
y Wher y Sheath (2003) y para especie los trabajos de Tifany y Britton (1952), Ortega (1984), Whitford y Schumacher (1984) y por
Whitton y Brook y Jhon (2011).

Conteo.
Mediante un hematocitómetro de la marca Marienfeld y siguiendo las instrucciones del fabricante se procedió a contar la cantidad de
células por cepa aislada.
Fotobiorreactor.
Los fotobiorreactores experimentales son de 4.5 cm de ancho, 12.5 cm de alto y un largo de 14.5 cm construidos con plexiglass para
una capacidad máxima de 600 mL.
El sistema de remediación y producción de biomasa consiste de 10 fotobiorreactores, iluminados con cuatro lámparas LED (200 µmol
fotones m-2s-1) y una bomba para cada reactor con un flujo de aire de 1.8 L min-1. Las bombas están conectadas a una botella con agua
destilada estéril para saturar el aire con humedad, el cual sale por una manguera de silicón conectada a un filtro millex de 0.20µm, a
su vez conectada mediante manguera con un difusor tubular de plexiglass, colocado al fondo del reactor para lograr agitación y
abastecimiento de CO2. Los fotobiorreactores están colocados dentro de un estante aislado con una cubierta de plástico a 28±2°C.

Ensayo, remoción de PO43y NH4+ mediante dos cepas.


Cuatro reactores fueron inoculados con 3x106 células mL-1 de la cepa Chlorella vulgaris y otros cuatro con Asterococcus limneticus,
dos reactores se utilizaron como control, es decir sin presencia de microalgas. Dichos reactores contenían 300 mL de medio Bristol
modificado con concentraciones iniciales de PO43 y NH4+ de 30 mg L-1. El ensayo duro un total de 20 días, donde cada 4 días se tomó
muestra para contar cantidad de células y concentraciones de PO43 y NH4+ mediante fotometría (Hanna Instruments multiparameter
photometer HI 83225) y los reactivos HI93706-A y -B para ortofosfato y los HI9371-03 y -01 para amonio.

Resultados y Discusión
Se aislaron e identificaron tres especies de microalgas, que se describen a continuación:
Chlorella vulgaris, con células que van de 1.5 a 13.3 µm de ancho, con forma esférica o casi esférica, cloroplastos en forma de copa,
pirenoide esférico a ampliamente elipsoide, usualmente rodeado por 2 a 4 granos de almidón; autoesporas esféricas, 2, 4 o 8 (-16) por
esporangio, liberado por una ruptura en la pared en 2 a 4 partes, probablemente cosmopolita, asociada con superficies de agua,
frecuente en agua moderadamente contaminada.
Asterococcus limneticus, celulas esfericas a subesfericas de 10 a 25 µm , envueltas en mucilago, solitarias o en 2, 4, 8 o 16 en mucilago,
formando pequeñas colonias de 50 a 125 µm de largo. Cloroplasto denso en forma de estrella con brazos expandidos en la periferia
celular, con pirenoide central. Reproducción asexual con formación de 2 a 8 células hijas o por zoosporas. Probablemente
cosmopolitas, usualmente en estanques y lagos.
Remoción de ortofosfato y amonio
Asterococcus limneticus presento un promedio final de 8.64x1016 células mL-1, con una remoción promedio final de 90% para PO43
y 94% para NH4+, mientras que Chlorella vulgaris obtuvo 7.50x106 células mL-1, con una remoción promedio final de 60 % para
PO43 y 100% para NH4+.
A continuación se agregan las gráficas (Fig.1) que representan el crecimiento celular durante los 20 días del ensayo y el consumo por
parte de cada una de las cepas del PO43- y NH4+ presentes en el medio modificado.

Cels PO4 NH4

35
Nutrientes (mg/L)
Biomasa (Cels/mL)

5,00E+06 15

1,00E+00 -5
0 4 8 12 16 20 24
Tiempo (días)

cels PO4 NH4

1,00E+07 40
Biomasa (Cels/mL)

Nutrientes (mg/L)

30
5,00E+06 20
10
0,00E+00 0
0 4 8 12 16 20 24
Tiempo (días)

Fig.1 Chlorella vulgaris y Asterococcus limneticus respectivamente. Crecimiento y Remoción de ortofosfato y amonio.

62
Conclusiones.
Las cinéticas de crecimiento muestran que ambas microalgas tienen una remoción exitosa de nitrógeno y fósforo pero las especies se
comportan de manera diferente en su crecimiento
El mayor crecimiento de biomasa se presentó utilizando la cepa Asterococcus limneticus con un promedio final de 8.64x1016 células
mL-1 contra Chlorella vulgaris que obtuvo 7.50x106 células mL-1.
Asterococcus limneticus presentó una remoción promedio final de 90% para PO43- y 94% para NH4+, mientras que Chlorella
vulgaris obtuvo una remoción promedio final de 60% para PO43 y 100% para NH4+, por lo que A. limneticus mostro una mejor
remoción de los nutrientes durante los 20 días de ensayo.
Se observa que la remoción importante de nutrientes en las dos cepas se da los primeros ocho días del ensayo, solo Chlorella vulgaris
logró una remoción del 100% para el amonio, presentando un crecimiento exponencial al consumirlo por completo, mientras que en
la cinética para Asterococcus limneticus se observa que a partir del día 4 comienza su fase exponencial y continua hasta el final del
experimento.
Debido a esto, las cepas pueden ser consideradas para utilizarse en sistema de tratamiento terciario para la remoción de nutrientes.

Referencias.
[1] C. Wang, X. Yu, H. Lv, and J. Yang, “Nitrogen and phosphorus removal from municipal wastewater by the green alga Chlorella
sp,” J. Environ. Biol. ISSN, vol. 34, no. April, pp. 421–425, 2013.
[2] R. Boonchai, G. T. Seo, D. R. Park, and C. Y. Seong, “Microalgae Photobioreactor for Nitrogen and Phosphorus Removal from
Wastewater of Sewage Treatment Plant,” Int. J. Biosci. Biochem. Bioinforma., vol. 2, no. 6, pp. 407–410, 2012.
[3] C. Wang, X. Yu, H. Lv, and J. Yang, “Nitrogen and phosphorus removal from municipal wastewater by the green alga
Chlorellasp,” vol. 34, no. April, pp. 421–425, 2013.
[4] L. Wang, M. Min, Y. Li, P. Chen, Y. Chen, Y. Liu, Y. Wang, and R. Ruan, “Cultivation of Green Algae Chlorella sp. in Different
Wastewaters from Municipal Wastewater Treatment Plant,” Appl. Biochem. Biotechnol., vol. 162, no. 4, pp. 1174–1186, 2010.
[5] J. Singh and S. Gu, “Commercialization potential of microalgae for biofuels production,” Renew. Sustain. Energy Rev., vol. 14,
no. 9, pp. 2596–2610, 2010.
[6] V. Ashokkumar, E. Agila, Z. Salam, M. Ponraj, M. F. M. Din, and F. N. Ani, “A study on large scale cultivation of Microcystis
aeruginosa under open raceway pond at semi-continuous mode for biodiesel production,” Bioresour. Technol., vol. 172, pp. 186–193,
2014.
[7] J. U. S. Shanthakumar, “Efficacy of microalgae for industrial wastewater treatment : a review on operating conditions , treatment
efficiency and biomass productivity,” Rev. Environ. Sci. Bio/Technology, vol. 15, no. 2, pp. 265–284, 2016.
[8] D. L. Correll, “The Role of Phosphorus in the Eutrophication of Receiving Waters: A Review,” J. Environ. Qual., vol. 27, no. 2,
p. 261, 1998.
[9] D. M. Lodge, C. A. Taylor, D. M. Holdich, and J. Skurdal, “Freshwater Biodiversity : Lessons from Europe Nonindigenous
Crayfishes Threaten North American Freshwater Biodiversity : Lessons from Europe,” Fisheries, vol. 25, no. 8, pp. 7–20, 2000.
[10] I. Ali and C. K. Jain, “Wastewater treatment and recycling technologies,” Water Encycl., 2005.
[11] M. A. Borowitzka and N. R. Moheimani, <Michael A. Borowitzka (2013). Algae for Biofuels and Energy-Springer
Netherlands.pdf>. .
[12] K. Larsdotter, “Wastewater treatment with microalgae – a literature review,” Vatten, vol. 62, pp. 31–38, 2006.
[13] H. Znad, A. M. . Al Ketife, S. Judd, F. AlMomani, and H. B. Vuthaluru, “Bioremediation and nutrient removal from wastewater
by Chlorella vulgaris,” Ecol. Eng., vol. 110, no. September 2016, pp. 1–7, 2018.
[14] I. Woertz, A. Feffer, T. Lundquist, and Y. Nelson, “Algae Grown on Dairy and Municipal Wastewater for Simultaneous Nutrient
Removal and Lipid Production for Biofuel Feedstock,” J. Environ. Eng., vol. 135, no. 11, pp. 1115–1122, 2009.
[15] Z. Ge, H. Zhang, Y. Zhang, C. Yan, and Y. Zhao, “Purifying synthetic high-strength wastewater by microalgae chlorella vulgaris
under various light emitting diode wavelengths and intensities,” J. Environ. Heal. Sci. Eng., vol. 11, no. 1, pp. 1–10, 2013.
[16] A. L. Gonçalves, C. M. Rodrigues, J. C. M. Pires, and M. Simões, “The effect of increasing CO2 concentrations on its capture,
biomass production and wastewater bioremediation by microalgae and cyanobacteria,” Algal Res., vol. 14, pp. 127–136, 2016.
[17] C. Lozano, “Remoción de nutrientes por tres cultivos de microalgas libres e inmovilizados Resumen,” vol. 3, no. 1, pp. 80–94,
2012.
[18] O. Pulz, “Photobioreactors: Production systems for phototrophic microorganisms,” Appl. Microbiol. Biotechnol., vol. 57, no. 3,
pp. 287–293, 2001.

63
PIA04
Co-digestión de residuos de frutas y lodos de una PTAR para producción de H2 vía
fermentación oscura

Lirio María Reyna-Gómez1, Benjamín Limón Rodríguez1, Juan Manuel Alfaro Barbosa2 Arquímedes Cruz López1*
1
Universidad Autónoma de Nuevo León, Facultad de Ingeniería Civil, Av. Universidad S/N, Cd. Universitaria 66451, Nuevo León,
México. Tel. 14424400
2
Universidad Autónoma de Nuevo León, Facultad de Ciencias Químicas, Av. Universidad S/N, Cd. Universitaria 66451, Nuevo
León, México.83294000

Autor de correspondencia: cruzlopeza@yahoo.com.mx

Introducción
Para frenar los efectos negativos en el ambiente derivado de las emisiones de CO2, además de contribuir a la generación de energía
limpia, es urgente el desarrollo de energías renovables [1, 2]. Actualmente las investigaciones a nivel mundial, exploran el uso de
recursos finitos para obtener hidrógeno como vector energético limpio [1], debido a que de su combustión sólo produce agua y puede
adaptarse fácilmente en celdas solares para la generación de electricidad. Además, tiene un potencial calorífico de 122 Kj.g-1, lo que
representa un potencial 2.75 veces mayor que su competidor más cercano [1,3]. Respecto al uso de biomasa en 2009 se cosecharon
400 millones de toneladas de frutas para completar la demanda del mercado [3] y, según estadísticas de Global Food Losses, al menos
10% del total de la fruta se convierte en desecho [4]. Por lo tanto en este trabajo se presenta un estudio exploratorio de la evaluación
de la co-digestión de sustratos orgánicos (cáscaras de frutas (CFs) de melón, papaya y piña con lodos (PL) provenientes de una planta
de tratamiento de agua residual municipal) en la producción de hidrógeno.

Materiales y Métodos
Los sustratos empleados fueron previamente caracterizados. Para la co-digestión se siguió un diseño de experimentos de tipo Plackett
Burman de tres factores (Relación C/N, Temperatura e inóculo). Se montaron 18 biorreactores en lote, con un volumen de trabajo de
80 mL y 44 mL de espacio a la cabeza. Se emplearon diferentes mezclas de CFs: melón (Cucumis sp.), papaya (Papaya sp.) y piña
(Ananas sp), y un lodo primario (LP) de una planta de tratamiento de agua residual. Las mezclas se ajustaron a diferentes proporciones
C/N=20, 30 y 40. Se estudiaron las temperaturas de 25, 37, 55 °C, y las fuentes de inóculo probadas fieron: un lodo anaerobio (LA).y
un lodo anaerobio granular (LAG), pretratados térmicamente en baño de agua, (100 °C, 1h). El gas producido fue cuantificado por el
método de desplazamiento de líquido, empleando una solución al 5% de NaOH. La composición de hidrógeno en el gas producido se
cuantificó en un cromatógrafo de gases (SRI 8610C), con detector de conductividad térmica (TCD). Durante la FO se realizó el
seguimiento de los ácidos grasos volátiles (AGV’s) como ácido acético, por el método de destilación-titulación. Otros parámetros
analizados fueron: pH, CHT, etanol, refractómetro digital marca Wago, modelo PET109 y DQO [5].

Resultados
Los resultados de la caracterizaron fisicoquímica de las CFs y del LP revelan en ambos sustratos un alto contenido de humedad (89
±2%) que facilita el proceso de degradación. En el caso del LP incrementa el contenido de nitrógeno, la relación C/N resulta importante
ya que se ha demostrado que está relacionada estrechamente con la capacidad de producción de hidrógeno.
La actividad microbiana de producción de biogás fue mayor a 25°C respecto a 55°C. Los volúmenes acumulativos mayores de gas
corresponden a los puntos centrales de la matriz PB (Valor promedio 22216 mL.L Reactor-1), donde las condiciones experimentales
fueron para tres de los reactores una relación C/N=30, 37 °C y el LAG. Los puntos centrales inoculados con LA, la producción de
biogás fue 30% menor.
Del análisis de los resultados para el diseño de experimentos PB, en los diagramas de Paretto de efectos estandarizados se observa
que el tipo de inóculo es el factor significativo con respecto al volumen de biogás producido. Par el caso de la composición de
hidrógeno, el factor que más contribuye es el inóculo seguido por la temperatura.
La relación C/N 30 propició la mayor producción de hidrógeno en la co-digestión, esto se puede atribuir a efectos sinérgicos de balance
de nutrientes así como a la capacidad buffer que aportan los lodos a la mezcla para tener un control natural del pH, evitando así la
acidificación de los reactores y por consecuencia la inhibición en la producción de hidrógeno.

Conclusiones
Los resultados muestran la posibilidad de extraer energía limpia a partir de la FO de residuos (CFs y LP), al producir 2225 mL.L-
1
Reactor a 37ªC. El inoculó granular fue la variable de mayor peso en los biorreactores, con una selectividad hacia H 2 de 23%. Los
parámetros pH, DQO y CHT muestran la evolución de la reacción y consumo de carbohidratos. La misma tendencia se observó en los
metabolitos soluble.s

Referencias
[1] D.E. Pecina Chacón, Evaluación de las variaciones de pH en la fermentación oscura de celulosa para la producción de hidrógeno
como fuente alterna de energía, Tesis de Maestría UANL, (2016), 1-77.
[2] L.M. Gandía, G. Arzamendi, P. M. Diéguez, (2013), Renewable hydrogen technologies: production, purification, storage
applications and safety, Elsevier, Chapter 1, (2013), 1-17.
[3] A. Pandey, J.S. Chang, P. C. Hallenbeck, C. Larroche, Biohydrogen, Ed. Elsevier, 1 st Ed., Chapter 1. 1-24. ISBN 978-0-444-
59555-3.
[4] K. Cahyari, Sarto, S. Syamsian, A. Prasetya, Performance of continuous stirred tank reactor (CSTR) on fermentative biohydrogen
production from melon waste, Materials Science Engineering, 162 (2017) 1-6.
[5] APHA, 2005, Standard Methods for the Exmination of Water and wastewater, 21st Edition, Standard methods of the American
Public Health Association.

64
PIA05
Aislamiento de Clostridium Botulinum como único microorganismo productor de
biohidrógeno en el aprovechamiento del agua residual de la industria cervecera
empleando un proceso de fermentación oscura.

Héctor Fernando Rodríguez Cárdenas, Lirio María Reyna Gómez, Santiago Iván Suarez Vázquez, Arquímedes Cruz López
Universidad Autónoma de Nuevo León, Facultad de Ingeniería Civil, Av. Universidad s/n, Cd. Universitaria, 66450, San Nicolás de
los Garza, N.L.

Autor de correspondencia: cruz_lopeza@yahoo.com.mx

Introducción
Debido a la madurez de la tecnología de lodos activados y digestión anaerobia para el tratamiento de aguas residuales, se ha dado
impulso a la producción de H2 por fermentación oscura (FO). Uno de los enfoques principales de la investigación en producción de
hidrógeno por FO es identificar que microorganismos son los productores de H2 [1]. En la bibliografía diferentes autores muestran el
análisis de la diversidad microbiana en diferentes ensayos realizados desde pruebas en lote, hasta reactores continuamente agitados
(CSTR) o de flujo continuo (UASB). El objetivo en la actualidad, está enfocado en el incremento de la productividad de H 2 (ml H2/L
reactor) y también en la configuración de los reactores empleados, sin embargo pocas veces se ha tratado con el análisis de la flora
microbiana [1]. Los análisis por biología molecular, reportados por diferentes autores, muestran que diversos microorganismos son
capaces de consumir carbohidratos para producir hidrógeno, señalan mayoritariamente la presencia de bacterias del género
Clostridium spp. como la más selectiva [2]. Fang y col., demostraron que los organismos productores de H2 existentes en un reactor
CSTR (pH 5.5, 36ºC, 6.6 h HRT) y un inóculo procedente de aguas residuales y alimentado con glucosa tenía una población de 64.4%
de microorganismos asociados al género Clostridium spp., distribuido con 43.8% de C. cellulosi, 12.5% C. acetobutylicum y 8.3% de
C. tyrobutyricum, 18.8% Enterobacterium, y 3.1% con Streptococcus bovis [3]. Un estudio con lodo granular (26ºC, pH 5.5, 6 h HRT,
y sacarosa como sustrato) mostró que el 69% de los microorganismos estaban asociadas con Clostridium spp. y 13.5% con especies
de Sporolactobacillus racemicus en el grupo de Bacillus/Staphylococcus [4]. Por lo tanto, es necesario direccionar el estudio de la
relación entre la diversidad microbiana y la estabilidad en producción de H2 (incluyendo la diversidad metabólica y la redundancia
funcional) y en la cantidad, tipo y miembros de la interacción microbiana, como es el propósito de este trabajo.

Materiales y Métodos
Los reactivos empleados para el aislamiento de Clostridium Botulinum fue AGAR McClung Toabe-CBI; y los nutrientes para el medio
de cultivo fueron proteosa peptona, bacto dextrosa, Fosfato de sodio dibásico, Sulfato de magnesio monobásico, Agar Grado
bacteriológico, extracto de levadura y suspensión de yema de huevo al 50%. Los antibióticos Cicloserina, Sufametoxasol y Lactato
de Trimetroprim, aseguran el crecimiento selectivo del microorganismo de interés. La fuente de inoculó son lodos granulares de la
planta de tratamiento de la industria cervecera; y se les realiza un tratamiento térmico a 90ºC por 10 minutos para eliminar bacterias
no esporulantes. A temperatura ambiente, se tomó un volumen de 0.1 ml de muestra de lodos y se realizó la siembra por inoculó de
tres campos en la caja Petri, previamente preparada en ambiente aséptico según el procedimiento descrito la NOM-129-SSA1-1995.
Las cajas inoculadas se sellaron herméticamente bajo atmosfera inerte y se incubaron invertidas a 37°C, los resultados pueden
observarse a las 24 horas posteriores a la siembra y se empleó el método de Tinción Gram como método confirmativo.

Resultados y discusión
Se logró obtener colonias con las características típicas de Clostridium botulinum, claramente se ve el halo alrededor de las colonias
correspondiente a la lipólisis que produce la bacteria. De acuerdo con la figura 1, el medio y las condiciones de incubación específicas
para esta especie se logró ver y aislar correctamente la bacteria de interés. Además, con la tinción se confirmó que las colonias
presentes son Gram +, lo cual corresponde a la especie Clostridium spp. Posterior al aislamiento se procedió a realizar la cinética de
crecimiento con la finalidad de conocer el tiempo en el que las bacterias están en su punto óptimo de madurez para poder usarlas como
inóculo de los biorreactores y dar lugar a la producción del biogás.

Para la curva de crecimiento exponencial leyó a dos diferentes longitudes de onda (λ = 490 nm y λ = 600 nm), se inoculó medio
Mclung Toabe líquido (sin antibióticos) y se dejó en incubación a 37°C / 13 h con agitación a 80 RPM, posteriormente se utilizó 1 ml
para inocular cada uno de los tres matraces que contenían 50 ml del mismo medio estéril. Se tomó lectura de cada matraz antes y
después de inocular en el espectrofotómetro y se pusieron a incubar a 37°C con agitación a 80 RPM y se tomó lectura cada hora
durante 10 horas. Los resultados se observan en las gráficas 3a y 3b. Solo se observó crecimiento en el matraz No. 1., los otros no
mostraron ningún tipo de crecimiento lo cual indica que no se encontraba el microorganismo en la alícuota con la que se inoculó;
aunque no presentaba crecimiento visible se procedió a tomar todas las lecturas y no presentó ningún cambio, lo que nos indica que
no tuvo crecimiento de Clostridium Spp. pero tampoco presencia de contaminación por otros microoganismos no deseables.

65
A) B)

Figura 1. Aislamiento de Clostridium spp. en caja petri por siembra de tres campos en agar McClung Toabe-CBI. A) Colonia
bacteriana correspondiente a Clotridium spp. B) Halo característico a la lipólisis producida por el microorganismo.

A)

Figura 2. Tinción Gram de colonias bacterianas presentes en caja Petri donde se realizó aislamiento. A) Bacilos GRAM+
correspondientes a Clostridium spp.

a) b)

Figura 3. Curvas de crecimiento de Clostridium spp.a dos diferentes longitudes de onda.

Trabajo Futuro
Siembra de inoculo en micro-reactores para conocer la producción de hidrógeno y en base a control de parámetros de operación
incrementar la selectividad.

Referencias
1. (Navarro-Díaz et al., 2016)
2. Hawkes F.R., Hussy I., Kyazze G., Dinsdale R., Hawkes D.L. International Journal of Hydrogen Energy 32 (2007) 172 – 184
3. Fang HHP, Zhang T, Liu H. Appl Microbiol Biotechnol 58 (2002) 112–8.
4. Fang HHP, Liu H, Zhang T.. Biotechnol Bioeng 78 (2002) 44–52.

66
PIA06
Efecto de la relación inóculo sustrato en la producción hidrógeno mediante fermentación
oscura de glucosa

Santiago Rodríguez-Valderrama1, Damián-Isaac Peña-Ramírez1 Jean-Pierre Magnin2, Carlos Escamilla-Alvarado1,*


1
Universidad Autónoma de Nuevo león, Facultad de Ciencias Químicas, Av. Universidad S/N, Cd. Universitaria, CP. 66455, San
Nicolás de los Garza, Nuevo León, México.
2
Laboratory of Electrochemistry and Physico-chemistry of Materials and Interfaces 1130 rue de la piscine, BP 75 38402 St Martin
d'Hères, France.

Autor de correspondencia: cea_escamilla@yahoo.com.mx

Introducción
El hidrógeno es considerado uno de los principales combustibles del futuro, debido a que es un buen portador de energía y en su
combustión solamente se produce vapor de agua. Biotecnologías como la fermentación oscura y la fotofermentación proveen una ruta
ambientalmente amigable para la producción de H2 a partir de diferentes fuentes renovables, sin embargo en la fermentación oscura
se obtienen altas tasas de producción de hidrógeno y no requiere una fuente de luz comparado con la fotofermentación 1
La evaluación de la concentración inicial de sustrato y de la adecuada concentración de inóculo se hace necesaria, ya que cuando se
tienen altas concentraciones de sustrato, la fermentación oscura se puede inhibir por la acumulación de ácidos grasos volátiles y por
la alta presión parcial de H2, sin embargo, también se requiere una concentración mínima para reactivar el metabolismo de las bacterias
productoras de hidrógeno2.
En ese sentido, el objetivo de esta investigación fue evaluar el efecto de la relación inóculo sustrato RIS (g SV inóculo/g SV sustrato)
en el rendimiento de producción de hidrógeno por fermentación oscura, usando glucosa como fuente de carbono.

Materiales y Métodos
La producción de hidrógeno se realizó en botellas serológicas (120 mL volumen total) en una incubadora con agitación orbital (INO-
650 M, PRENDO, México). El volumen, temperatura y agitación de operación fueron 80 mL, 35 °C y 150 rpm respectivamente.
Para seleccionar los microorganismos productores de hidrógeno, se realizó un choque térmico durante 2 h a 96 °C a un inóculo
metanogénico. La concentración inicial de glucosa en todos los experimentos fue de 20 g/L y se varió la cantidad de inóculo inicial
para obtener valores de RIS de 0.48, 0.86, 1.43, 2.39 y 4.3. Se ajustó a pH inicial de 7 con HCl 3 N. Las botellas fueron gaseadas con
N2 durante 2 min para generar la atmosfera anaerobia. Se agregaron 0.4 mL de medio basal 200X descrito por Cisneros et al, (2015)3.
La medición de la producción de hidrógeno fue realizada por desplazamiento alcalino en una solución de NaOH 1 N. Los experimentos
se realizaron por duplicado.

Resultados y discusión
El rendimiento acumulado de hidrógeno para la diferentes RIS se puede ver en la figura 1. A medida que aumenta la RIS disminuye
el rendimiento de hidrógeno (para las RIS=0.86, 1.43, 2.39 y 4.3), debido a que a RIS altas la cantidad de inóculo es mayor y se
pueden formar flóculos lo que limita la transferencia de sustrato en el medio1.
Rendimiento acumulado (mL H2/ g glucosa)

250

200

150

100
RIS=0.48
RIS=0.86
RIS=1.43
50 RIS=2.39
RIS=4.3

0
0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100 110 120 130 140 150

Tiempo (h)

Figura 1. Rendimiento acumulado de H2 con respecto a la RIS

El mayor rendimiento de hidrógeno se presentó para la RIS de 0.86 fue de 237.5 mL H2/g glucosa. Al contrario, para la RIS=0.48 el
rendimiento de hidrógeno fue menor con un valor de 237.5 mL H2/g glucosa, experimento que posiblemente presentó inhibición por
concentración de sustrato1.

Conclusiones
El rendimiento en la producción de hidrógeno por fermentación oscura se vio influenciado por la relación inóculo sustrato, siendo la
mejor RIS la de 0.86 g SV inóculo/g glucosa

67
Referencias
1. Elbeshbishy E, Dhar BR, Nakhla G, Lee HS. A critical review on inhibition of dark biohydrogen fermentation. Renew Sustain
Energy Rev. 2017;79(May):656-668.
2. Ozmihci S, Kargi F, Cakir A. Thermophilic dark fermentation of acid hydrolyzed waste ground wheat for hydrogen gas
production. Int J Hydrogen Energy. 2011;36(3):2111-2117.
3. Cisneros-Pérez C, Carrillo-Reyes J, Celis LB, Etchebehere C, Alatriste-Mondragón F, Razo-flores E. Inoculum pretreatment
promotes differences in hydrogen production performance in EGSB reactors. Int J Hydrogen Energy. 2015;40:6329-6339.

68
PIA07
Evaluación de Opuntia ficus-indica para la generación de carbohidratos por medio de
hidrólisis ácida evaluada por diseño factorial y trayectoria de máximo ascenso
Abimael Iván Ávila-Lara1, José Antonio Pérez-Pimienta2, Elvira Ríos-Leal3, Rubén Morones-Martínez1, Julián Cano-Gómez1, Héctor
M. Poggi-Varaldo3, Carlos Escamilla-Alvarado1,*
1
Universidad Autónoma de Nuevo León, Facultad de Ciencias Químicas, San Nicolás de los Garza 66455, Nuevo León. 2Universidad
Autónoma de Nayarit, Área de Ciencias Básicas e Ingeniería, 63155, Tepic, Nayarit.
3
Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Cinvestav, Departamento de Biotecnología y Bioingeniería, 07360 Ciudad de
México.

Autor de correspondencia: cea_escamilla@yahoo.com.mx

Introducción. Opuntia ficus-indica puede ser considerado como un cultivo bioenergético prometedor debido a su eficiente
aprovechamiento de agua que le permite sobrevivir incluso en tierras áridas y relativamente infértiles (1). Además, debido a sus
constituyentes (e.g. ácido pirúvico, oxalato de calcio, proteínas, pectinas, glucosa, arabinosa, xilosa, manosa), Opuntia es atractivo
para el aprovechamiento de sus azúcares constituyentes, ya sea por simple extracción líquida o por hidrólisis ácida diluida (2). El
objetivo de este trabajo fue evaluar, mediante dos diseños factoriales y una trayectoria de máximo ascenso la producción de azúcares
reductores a partir de la hidrólisis ácida de Opuntia.

Materiales y Métodos. El primer diseño factorial fue un 23 con 4 puntos centrales, con duplicados en los factoriales, para conocer los
efectos e interacciones de la carga de sólidos, concentración de ácido y tiempo de reacción en la generación de azúcares reductores
(Tabla 1) (2,3). En este tipo de diseños, los duplicados factoriales permiten discriminar posibles errores en la experimentación,
mientras que los puntos centrales sirvieron para conocer posibles curvaturas del modelo, así como para mejorar la determinación del
error experimental.

Tabla 1. Factores y condiciones para el diseño experimental.


Factores Niveles
-1 0 1
Concentración de ácido (%p/p) 1 2 3
Tiempo de reacción (min) 25 45 65
Carga de sólidos (%p/p) 4 8 12

Con base en los resultados del primer diseño experimental, en el segundo se probó un factorial 2 2 con 4 puntos centrales para los
factores concentración de ácido y carga de sólidos, evaluando la generación de azúcares reductores a los mismos puntos factoriales
de la Tabla 1 y 33.8 min de reacción. Se seleccionaron los mismos puntos factoriales debido a que su efecto fue significativo en el
primer diseño factorial.

Debido a que se observó una relación positiva entre el incremento de concentración de ácido y la carga de sólidos, se realizó una
trayectoria de máximo ascenso para buscar una posible región de optimización. La concentración de azúcares fue determinada por la
técnica de Miller (DNS). La hidrólisis ácida se realizó en botellas serológicas de 120 mL, en un baño maría a 120 °C.

Resultados y discusión. En la Tabla 2 se muestran los puntos máximos de los diseños factoriales. Comparado contra la concentración
de ácido y la carga de sólidos, el tiempo de reacción resultó no ser significativo bajo P < 0.05 (P = 0.0737). Tanto la carga de sólidos
como la concentración de ácido mostraron ser muy significativos (P <0.0001), exhibiendo pendientes pronunciadas y positivas en los
gráficos de superficie de respuesta, indicando que era posible incrementar la concentración de azúcares reductores aumentando estos
dos factores. La trayectoria de máximo ascenso fue de utilidad para señalar este efecto, donde se logró obtener hasta 55 g/L de azúcares
reductores (Tabla 3). Si bien estos resultados son mayores que los reportados para materiales como el bagazo de agave o el bagazo de
caña (13.242 y 10.70 g/L, respectivamente) (2), el contenido de sólidos al que obtuvimos estos valores fue muy alto (44 %ST); esto
haría que manipular estas concentraciones a gran escala sea problemático. De hecho el sistema de trabajo fue muy difícil de trabajar
debido a que la biomasa se volvía semi-sólida, haciendo necesaria la centrifugación para la separación de los hidrolizados.

Tabla 2. Condiciones de puntos máximo encontradas en los diseños factoriales.


Diseño Concentración Tiempo de reacción Carga de Azúcares
factorial de ácido (min) sólidos %(p/p) reductores
%(p/p) (g/L)
23 3 No significativo 12 15
22 3 33.8 12 14.2

Tabla 3. Condiciones máximas de la trayectoria de máximo ascenso.


Tiempo de Carga de sólidos Concentración de Azúcares reductores
reacción (min) (%p/p) ácido (%p/p) (g/L)
33.8 44 7.52 55

Conclusiones. Opuntia es un tipo de biomasa adecuado para la obtención de azúcares fermentables que pueden ser procesados por
métodos biológicos. Se determinó que estadísticamente el tiempo no era suficientemente significativo en los procesos de hidrólisis

69
ácida diluida para Opuntia. Es posible obtener altas concentraciones de azúcares reductores a altas concentraciones de ácido y de
sólidos, sin embargo se deben considerar otros elementos para definir las condiciones óptimas.

Referencias
1. Lisha Y., Mi L., Carl S., Mayer J.A., Cushman J.C., Tian E., Lin H. Biomass characterization of Agave and Opuntia as potential
biofuel feedstocks, Biomass and Bionergy 76 (2015) 43-53.
2. Avila-Lara, A., Cambero-Flores, N., Perez-Pimienta, J. Mendoza-Perez., Messina-Fernandez, S., Saldaña-Duran, C., Jimenez-Ruiz,
E., Sanchez-Herrera, L. Optimization of alkaline and dilute acid pretreatment of agave bagasse by response surface methodology,
Front. Bioeng. Biotechnol. 3:146 (2015) 1-10.
3. Escamilla-Alvarado, C., H. M. Poggi-Varaldo, T. Ponce-Noyola, E. Ríos-Leal, I. Robles-Gonzalez and N. Rinderknecht-Seijas
(2015). "Saccharification of fermented residues as integral part in a conceptual hydrogen-producing biorefinery." International Journal
of Hydrogen Energy 40(48): 17200-17211.

70
PCU01
COMPARACIÓN DE UN TRATAMIENTO QUÍMICO Y DE UN TRATAMIENTO
BIOLOGICO PARA LA DEGRADACIÓN DE UN EFLUENTE DE ORIGEN
FARMACEUTICO.
Miriam Yael Sánchez Yáñez1, Constanza Machín Ramírez1,*, Arquímedes Cruz López2
1
Facultad de Ciencias Químicas e Ingeniería, Universidad Autónoma del Estado de Morelos, Avenida Universidad 1001, Cuernavaca,
Morelos, 62209, México.
2
Universidad Autónoma de Nuevo León, Facultad de ingeniería civil, departamento de ingeniería ambiental, Avenida Universidad
S/N Cd. Universitaria, San Nicolás de los Garza, Nuevo León, 66455, México.

Autor de correspondencia: machin@uaem.mx

Introducción
La industria farmacéutica comprende la fabricación de materias primas de uso farmacéutico y de especialidades farmacéuticas
(medicamentos, preparados para uso terapéutico o profiláctico, etc.). Dentro de las materias primas de uso farmacéutico se encuentran
los principios activos terapéuticos, los productos intermedios y los excipientes o sustancias auxiliares [2]. Estas aguas contienen
sustancias fisicoquímicas y biológicas que impiden el consumo y utilización directa de ella. El tratamiento de dichas aguas resulta
muy complejo, por lo que una alternativa interesante para tratar efluentes complejos es con la utilización de Fe (II), este es abundante
y no tóxico, con la ayuda del peróxido de hidrogeno que es fácil de manejar y es ambientalmente benigno, no se forman compuestos
clorados como en otras técnicas oxidantes y no existen limitaciones de transferencia de masa por tratarse de un sistema homogéneo
[3], sin embargo como una solución alternativa es la fermentación obscura, esta implica tasas de producción que pueden ser de órdenes
de magnitud mayores que otros sistemas de obtención de H2 y producirlo de manera constante. También implica una gran posibilidad
de escalado y aplicación industrial a corto plazo, siendo la construcción relativamente simple y de poca demanda energética [4].

Materiales y Métodos
El agua residual utilizada en el estudio proviene de la industria farmacéutica, la determinación de los compuestos presentes se realizó
una espectrometría de masas por electroespray, la DQO se realizó de acuerdo a la se realizó de acuerdo a la NMX-AA-030-SCFI-
2001 por el método de reflujo cerrado o método espectrofotométrico, lo carbohidratos totales (CHT) por medio del método fenol-
sulfúrico de Dubois, los SST y SSV de acuerdo a la NMX-AA-034-SCFI-2015.
La cuantificación de la dosis óptima del proceso FENTON, se utilizaron frascos de vidrio de 5 x 10 cm, con capacidad de 300 mL, se
colocó en cada uno de los frascos 100 mL de la muestra del efluente farmacéutico, y se ajustó el pH a 2, 3 y 5 con H2SO4 1:1. Para las
cantidades establecidas para el ensayo 1 de FeSO4 se establecieron 0.07, 0.18, 0.16 0.27 y 0.45 g dejando fijo un vol. H2O2 de 17.5
mL y para el ensayo 2 FeSO4 el peso fijo de 0.45g variando el vol. de H2O2 1.53, 3.5, 4.3, 6.4 y 9 mL.
Para el tratamiento anaerobio se realizó en viales de vidrio con capacidad de 100 mL, se colocaron 2, 4, 6, 9 y 16 mL del efluente
problema, aforando a 100 mL con una solución nutritiva, como inoculo se añadió el 10% previamente calentado a 100°C.

Resultados y discusión
De la caracterización realizada al agua residual se obtuvo una DQO de 2.7 gL-1, SST y SSV 6.20 y 1.10 gL-1 respectivamente y CHT:
6 gL-1. Los compuestos farmacéuticos identificados en el agua residual fueron 17-β-estradiol y paracetamol.
Los ensayos realizados para la determinación de la dosis óptima del proceso Fenton se muestran en la tabla 1, donde se pueden apreciar
los % de remoción del efluente problema, para cada uno de los ensayos a diferentes pH obteniendo porcentajes de remoción por arriba
del 50%, sin embargo como mejor resultado se obtuvo el del ensayo 1 a un pH de 3, como se esperaba de acuerdo a lo que reporta
Mohamed et al. (2009), sin embargo para realizar el escalamiento a 1 L, se realizó con el ensayo 2 con 1.5 mL de H2O2 y un peso de
0.45 g de FeSO4, a pH 2, ya que de acuerdo al diseño de experimentos la cantidad de peróxido que se adicione no es significativa,
como se muestra en la gráfico 1.

Gráfico 1. Gráfico de Pareto tratamiento FENTON. Tabla 1. Resultados tratamiento FENTON.

Ensayo 1 Ensayo 2
% Remoción % Remoción
pH 2 pH 3 pH 5 pH 2 pH 3 pH 5
48 31 0 54 0 0
42 0 0 52 16 0
45 51 0 0 41 0
50 44 0 54 48 0
29 85 0 25 77 0

Para el caso de la fermentación obscura los volúmenes de biogás que se producen van de los 5 a los 15 mL, la medición se realizó en
un periodo de 120 h, obteniendo una fase estacionaria a las 50 h con un volumen de gas promedio de 15 mL, de acuerdo a lo reportado
por Buitrón et al. (2009), el agua utilizada contiene una fuente de carbohidratos muy alta, sin en cambio en nuestro estudio apreciamos
que a mayor cantidad de muestra de agua residual el tiempo de producción de biogás se alarga, pero la producción de gas es mayor.

Conclusiones
De acuerdo con los resultados obtenidos tenemos buenos porcentajes de remoción en el tratamiento FENTON, sin embargo los costos
de operación van aumentando a medida que el caudal es mayor, en comparación con la fermentación obscura ya que es más amigable
con el medio ambiente, los costos de operación no son tan elevados y además se produce un tipo de energía alterna como es el caso
del H2.

71
Referencias
1. SEMARNAT, 2014. Diario Oficial de la Federación. [En línea] Available at: http://dof.gob.mx/ [Último acceso: 20 Febrero 2018].
2. Alvariño, C. R., 2006. Los residuos en la industria farmacéutica. CENIC Ciencias Biológicas, 37(1).
3. Tamal, M., Sudakshina, M., Dalia, D. & Siddhartha, D., 2010. Advanced oxidation process and biotreatment: Their roles in
combined. Desalination, Issue 250, pp. 87-94.
4. George Sverdrup, John Turner; K. Mann, Margaret; Maness, Pin-Ching; Kroposki, Ben; Ghirardi, Maria; J. Evans, Robert; Blake,
Dan. (2007). Renewable hydrogen production. International Journal of energy research.

72
PCU02
Eliminación de compuestos orgánicos volátiles utilizando perovskitas dopadas con metales
de transición
Santiago I. Suárez-Vázquez, Arquímedes Cruz-López
1
Universidad Autónoma de Nuevo León, Facultad de Ingeniería Civil, Av. Universidad s/n, Cd. Universitaria, San Nicolás de los
Garza, Nuevo León, México.

Autor de correspondencia: ssuarezvazquez@gmail.com, santiago.suarezvz@uanl.edu.mx.

Introducción
La contaminación del aire es un problema que se ha venido presentando a nivel mundial y que representa un grave riesgo para la
salud humana. Dentro de los principales contaminantes presentes en el aire tenemos los compuestos orgánicos volátiles.
Dentro de los compuestos orgánicos volátiles, el tolueno ha sido considerado por la USEPA como uno de los 189 contaminantes
más peligrosos presentes en el aire [1]. Debido a lo anterior, diferentes estrategias para la eliminación de estos dos contaminantes en
particular se han propuesto como por ejemplo la biodegradación [2], adsorción [3], catálisis oxidativa [4], entre otras.
La catálisis oxidativa ha sido por muchos años una excelente alternativa en el tratamiento de estos contaminantes, sin embargo,
el uso de metales preciosos como Pt, Pd entre otros han limitado su uso debido a su alto costo. En los últimos años se viene proponiendo
el uso de óxidos mixtos con estructura perovskita como una alternativa para la sustitución de los catalizadores a base de metales
preciosos. Xiao et al. [5] sintetizaron LaFeO3 con estructura del tipo perovskita, reportando que este material posee propiedades como
las vacancias de oxígeno y una subred de oxígeno que favorecieron la oxidación de las partículas de carbón y CO. Recientemente
Giroir-Fendler et al. [6] demostraron que la perovskita del tipo LaMnO3 puede ser utilizada en la completa descomposición del tolueno,
además de que su actividad se ve incrementada utilizando soportes del tipo YSZ y TiO2. Finalmente Ji et al. [7] reportaron la
conversión total del tolueno a temperaturas cercanas a los 350 oC utilizando perovskitas macroporosas del tipo EuFeO3 utilizando
polimetilmetacrilato como molde.
Debido a lo anterior, en el presente trabajo se reporta síntesis de perovskitas del tipo SrTiO 3 y SrTiO3 dopados con metales de
transiciones empleando el método hidrotermal con la finalidad de mejorar sus propiedades fisicoquímicas y potenciarlas en la
combustión catalítica de tolueno.

Materiales y Métodos
Síntesis de los catalizadores
La síntesis de los catalizadores se llevó a cabo por el método hidrotermal a 180 oC durante 24h. Los precursores utilizados fueron
las correspondientes sales de nitratos de cada metal y en el caso del precursor de Ti se agregó butóxido de Titanio. Cantidades
estequiométricas de cada precursor fueron agregadas en un reactor PARR y sometido a un tratamiento térmico. Una vez cumplido el
tiempo de la síntesis se enfrió a temperatura ambiente y la suspensión resultante fue decantada. El sólido precipitado se lavó con
abundante agua destilada y posteriormente se llevó a sequedad por 6 horas a 105 oC. Finalmente se realizó un tratamiento térmico a
600 oC durante 5h para proseguir con la caracterización del material.
Para el catalizador dopado se empleó el mismo procedimiento que el reportado en al párrafo anterior. Solo que se agregó 4% peso
del metal de transición.

Caracterización de los catalizadores


La caracterización se llevó a cabo por medio de difracción de rayos X (DRX) (Bruker D5005) con radiación Cu Kα para evaluar
las fases presentes en la muestra. La caracterización de la superficie se realizó utilizando espectroscopia de fotoelectrones (XPS)
Thermo ESCALAB 250 con fuente monocromatizada de Al Kα. El análisis textural de las muestras sintetizadas fue llevado a cabo
por fisisorción de N2 utilizando micrometrics tristar 3000. Por último la morfología de las muestras fue observada por medio de
microscopia electrónica de barrido (JEOL 6490 LV).

Evaluación catalítica
La evaluación catalítica de la oxidación de tolueno se llevó cabo en un reactor de tipo U desde temperatura ambiente hasta 450oC.
Se utilizaron 100 mg de catalizador, los cuáles se pusieron en contacto con una mezcla de gas (1000 ppm de tolueno y 80 mL.min -1
de aire sintético). CO y CO2 como productos de la oxidación fueron analizados por medio de un analizador de gas Rosemount Xtreme
(Emerson Electric Co.)

Resultados y discusión
Los resultados de difracción de rayos X de las muestras sintetizadas en este trabajodemostraron la formación de la fase SrTiO 3 el
cuál coincide con la tarjeta PDF- 04-007-0044. Algunas señales adicionales se lograron observar las cuales corresponden con la
formación de SrCO3. En las muestras dopadas con metales de transición se observó en particular para la muestra dopada con Cu
diferentes reflexiones entre 35-40o los cuáles coincidieron con los picos característicos de CuO sin embargo, las muestras dopadas
con Mn solo presentaron los carbonatos antes mencionados como impurezas sin presencia de óxidos de manganeso.

Por otro lado, los resultados de microscopia electrónica de barrido demostraron la formación de catalizadores con morfología
dendrítica, mientras que los resultados de Espectroscopia de fotoelectrones de rayos X de los materiales sintetizados en el presente
trabajo demostraron que a 529.1 Ev se observa de manera clara la señal correspondiente al oxígeno presente en la estructura del SrTiO3
[8]. Sin embargo se observaron algunas señales débiles a mayores energías de enlace. Al realizar la deconvolución se logaron
identificar dos especies de oxígeno adicionales las cuáles se encuentran a 531.0 eV y 532.5 eV. La primera señal puede ser atribuida
al oxígeno presente en el carbonato identificado en los análisis de DRX o a la presencia de defectos de oxígeno presentes en la
superficie de la perovskita [9] mientras que la segunda señal (532.5 eV) corresponde a especies de oxígeno que se encuentran
débilmente quimisorbidas en la superficie del catalizador [10].

Las muestras dopadas con Mn presentaron una mayor relación entre el oxígeno quimisorbido y aquel que se encuentra presente
en la estructura, mientras que las principales propiedades texturales de las perovskitas sintetizadas en el presente trabajo como área
superficial, tamaño de poro entre otras no presentaron diferencias significativas.

73
Evaluación Catalítica

En la conversión catalítica de tolueno de las muestras sintetizadas y calcinadas en el presente trabajo se observó una activación
de las muestras dopadas con metales de transición a temperaturas por debajo de 300°C; sin embargo al incrementar la temperatura de
reacción; la muestra sin dopar presentó un incremento abrupto en la conversión de tolueno logrando la conversión completa a menor
temperatura con respecto a la muestra que fue dopada con Cu. La activación más controlada de la muestra dopada con Cu puede
probablemente deberse a la presencia de trazas de Cu en la estructura y CuO en la superficie. La primera especie hace más estable el
material y difícil de oxidar. La segunda especie fue evidenciada por análisis de DRX. López-Suárez et al. [10] reportaron la reducción
del Cu impregnado en la superficie de SrTiO3 a temperaturas entre 250-300oC. Además observaron que el Cu que se encontraba
presente dentro de la estructura de SrTiCuO3 era más difícil de reducir. El incremento abrupto de la muestra no dopada puede deberse
a algunas vacancias de oxigeno presentes en la muestra las cuales favorecen la movilidad del oxígeno hacia la superficie a mayores
temperaturas. Por último la muestra dopada con Mn reportó una mejor actividad catalítica obtenido la conversión del 90% de tolueno
a temperaturas inferiores a los 350oC. Esto se atribuye a la mayor relación de oxigeno adsorbido sobre oxígeno estructural observado
para estas muestras, además de la presencia de Mn3+ ocupando sitios de Ti4+ en estas muestras.

Conclusiones
Los catalizadores del tipo SrTiO3 dopados con metales de transición como Cu o Mn fueron sintetizados satisfactoriamente por el
método hidrotermal con morfología dendrítica y áreas específicas superficiales mejoradas comparado con previos reportes. El dopaje
de estos catalizadores con metales de transición no ejerció un efecto substancial en las propiedades texturales de los catalizadores sin
embargo, los metales dopantes promovieron la actividad catalítica a temperaturas por debajo de los 300 oC y mejor estabilidad que los
catalizadores sin dopar. La mejor actividad de las muestras dopadas con Mn se atribuye a la mayor concentración de Oads que
presentaron estos catalizadores. El incremento abrupto en la actividad catalítica observado en la muestra sin dopar se atribuye a un
cambio en la movilidad iónica-electrónica para estos catalizadores a temperaturas mayores a 350oC.

Referencias
1. United States Environmental Protection Agency, The Clean Air Act Amendments of 1990. Office of Air and Radiation.
2. K. Acuna-Askar, M.A. de la Torre Torres, M.J. Guerrero Munoz, M.T. Garza-Gonzalez, B. Chavez-Gomez, L.P. Rodriguez-
Sanchez, H.A. Barrera-Saldana, Water. Sci. Technol. 53 (2006) 197-204.
3. C. Ma, R. Ruan, Appl. Clay Sci 80 (2013) 196-2014.
4. M. Tasbihi, U.L. Stangar, U. Cernigoj, J. Jirkovsky, S. Bakardjleva, N.N. Tusar, Catal. Today 161 (2011) 181-188.
5. P. Xiao, L. Zhong, J. Zhu, J. Hong, J. Li, H. Li, Y. Zhu, Catal. Today 258, 2 (2015) 660-667.
6. A. Giroir-Fendler, M. Alves-Fortunato, M. Richard, C. Wang, J.A. Díaz, S. Gil, C. Zhang, F. Can, N. Bion and Y. Guo, Appl. Catal.
B, 180 (2016) 29-37.
7. K. Ji, H. Dai, J.Deng, H. Zhang, L. Zhang, H. Jiang, Solid State Sci. 27 (2014) 36-42.
8. W.Y. Hernández, M.N. Tsampas, C. Zhao, A. Boreave, F. Bosselet and P. Vernoux, Catal. Today 258 (2015) 525-534.
9. H. Tan, Z. Zhao, W. Zhu, E. Coker, B. Li, M. Zheng, W. Yu, H. Fan, Z. Sun, Appl. Mater. Interfaces 6 (2014) 19184-19190.
10. F.E. López-Suárez, S. Parres-Esclapez, A. Bueno-López, M.J. Illán-Gomez, B. Ura, J. Trawczynski, Appl. Catal. B 93
(2009) 2-89.

74
PCU03
Estudio comparativo de impregnación y dopaje con Mn en SrTiO3 para la eliminación
catalítica del hollín
S. I. Suárez-Vázquez, C. Macías-Sotelo, A. Cruz-López
Universidad Autónoma de Nuevo León, Facultad de Ingeniería Civil, Cd. Universitaria, 66455 San Nicolás de los Garza, N. L.,
México.
Email: ssuarezvazquez@gmail.com, santiago.suarezvz@uanl.edu.mx

Introducción
La contaminación del aire es un problema que se ha venido presentando a nivel mundial y que representa un grave riesgo para
la salud humana. Tan solo en México 7600 personas fallecen al año a causa de las partículas contaminantes presentes en la atmosfera
[1]. En el 2010 Kim y col. [2] propusieron un óxido con estructura perovskita del tipo La 1-XSrXCoO3 y La0.9Sr0.1MnO3 como sustituto
de los catalizadores a base de platino para el tratamiento de las emisiones de motores de diésel demostrando que era resistente a
envenenamiento y poseían buena actividad catalítica. N. Feng y col. [3] reportaron la síntesis de óxidos mixtos del tipo La 0.8Ce0.2FeO3
con un arreglo poroso tridimensional utilizando un método de química suave. Estos óxidos demostraron una excelente retención de
partículas de hollín y una elevada actividad durante la reacción de combustión catalítica del hollín. Por otro lado Li y col. [4]
reportaron la síntesis por el método hidrotermal de óxidos mixtos de cerio y hierro del tipo Ce1-XFeXO2-δ y CeO2/Fe2O3.

Recientemente perovskitas con presencia de Sr y/o Mn han sido reportadas con éxito para este tipo de aplicaciones. Lee y col.
[5] sinterizaron nano fibras de óxidos mixtos con un arreglo tridimensional en forma de red por el método de electrospinning. Los
óxidos sintetizados del tipo La1-XSrXCo0.2Fe0.8O3-δ con este peculiar arreglo lograron retener gran cantidad de partículas de hollín e
incrementar su actividad catalítica para la reacción de combustión del hollín. El efecto del K para promover la adsorción de especies
de oxígeno también ha sido reportado en óxidos de Ce-Mn utilizando como catalizador un perovskita del tipo La 0.8Ce0.2Mn1-XFeXO3
con alta porosidad y sintetizada por el método de precipitación coloidal soportada sobre KNO3, en donde se demostró que el catalizador
K/ La0.8Ce0.2Mn0.6Fe0.4O3 logró una T50 de 379 oC atribuido al efecto del K en conjunto con la capacidad de oxidación de iones NO3-
[6].

Debido a lo mencionado anteriormente, en el presente trabajo se propone la aplicación de perovskitas del tipo SrTiO3 dopadas
con Mn y se evaluará su aplicación en la retención y remoción del hollín.

Materiales y Métodos
Síntesis de los catalizadores
La síntesis de los catalizadores se llevó a cabo por el método hidrotermal a 180 oC durante 24h. Los precursores utilizados fueron
las correspondientes sales de nitratos de cada metal y en el caso del precursor de Ti se agregó butóxido de Titanio. Cantidades
estequiométricas de cada precursor fueron agregadas en un reactor PARR y sometido a un tratamiento térmico. Una vez cumplido el
tiempo de la síntesis se enfrió a temperatura ambiente y la suspensión resultante fue decantada. El sólido precipitado se lavó con
abundante agua destilada y posteriormente se llevó a sequedad por 6 horas a 105oC. Finalmente se realizó un tratamiento térmico a
600 oC durante 5h para proseguir con la caracterización del material.
Para el catalizador dopado se empleó el mismo procedimiento que el reportado en al párrafo anterior. Solo que se agregó 1, 4 y
8% peso del metal de transición. En el caso de la impregnación una vez realizada la síntesis de SrTiO3, este catalizador fue impregnado
en una solución de sales del metal dopante y llevado a agitación constante durante 20 min.

Caracterización de los catalizadores


La caracterización se llevó a cabo por medio de difracción de rayos X (DRX) (Bruker D5005) con radiación Cu Kα para evaluar las
fases presentes en la muestra. La caracterización de la superficie se realizó utilizando espectroscopia de fotoelectrones (XPS)
utilizando K-AlphaTM+ X-ray Spectrophotometer Thermo Scientific Inc. (Waltham, MA, USA) with a monochromatized Al Kα X-
ray source (1486.7 eV). El análisis textural de las muestras sintetizadas fue llevado a cabo por fisisorción de N2 utilizando micrometrics
tristar 3000. Por último la morfología de las muestras fue observada por medio de microscopia electrónica de barrido (JEOL 6490
LV). El contenido de Cu en el material fue analizado por espectrofotometría de emisión atómica (ICP-OES) Optima 4300 DV, Perkin
Elmer Inc. (Waltham, MA, USA) equipped with AS-90 Autosampler (Waltham, MA, USA).

Evaluación Catalítica
En el caso de la oxidación catalítica de hollín se utilizó carbón vulcan como molécula de referencia y para las muestras en estudio se
realizó una mezcla entre carbón y catalizador con una relación 1:9 en peso. La mezcla resultante se colocó en un analizador de
DTA/TGA (PerkinElmer STA 6000) bajo atmosfera de aire con un flujo de 50 mL/min. Finalmente se aplicó calentamiento con una
rampa de 10oC/min hasta 900oC. La energía de activación fue calculada utilizando la ecuación de Kissinger mediante la siguiente
ecuación:

Donde Φ es la rampa de calentamiento a 5, 10, 20 o 40 K.min -1, Tp es la temperatura en K al pico máximo observado por análisis de
DSC, R es la constante universal de los gases en J.mol-1.K-1 y C corresponde a una constante experimental el cual es función del factor
pre-exponencial del proceso de cristalización K0.

75
Resultados y discusión
Los análisis por difracción de rayos X demuestran la presencia de estructura perovskita de SrTiO 3 independientemente del
contenido del metal dopante, sin embargo se observó que existe una ligero desplazamiento en contenidos de Mn < 4% peso indicando
que existe una incorporación del metal dopante dentro de la estructura del SrTiO 3 y por consecuencia una ligera deformación
estructural atribuida a la diferencia de radios iónicos de los metales dopados. Los parámetros de red fueron calculados confirmando
que existió una modificación en los catalizadores que fueron dopados, caso contrario se observó en aquellos catalizadores que fueron
impregnados en donde no se detectó un cambio significativo en los parámetros de la red.

Por otro lado, los resultados de microscopia electrónica de barrido demostraron que sin importar el contenido de Mn como dopaje
o impregnado todos los catalizadores mostraron morfología dendrítica. Los análisis de XPS demostraron el incremento de la relación
Oads/Olatt cuando los catalizadores fueron dopados con concentraciones de Mn por debajo del 4% peso coincidiendo de esta manera
con los resultados obtenidos por difracción de rayos X. Adicionalmente, estos resultados confirmaron la presencia de Mn3+ presentes
en sitios de Ti4+.

Dentro de la combustión catalítica del hollín se observó que la muestra dopada con 1%peso de Mn fue aquella que presentó mejor
actividad catalítica atribuida principalmente a la mejor relación Oads/Olatt que presentaron este tipo de catalizadores. Al incrementar el
contenido de Mn se observó la formación de Mn2+ la cual se puede atribuir a una segregación de óxidos de manganeso presente en la
superficie a altos contenidos de este metal. Este tipo de especies metálicas reducidas a contenidos de 8% peso de Mn puede explicar
la baja actividad catalítica de estos materiales en la reacción de combustión del hollín. Finalmente, al realizar la comparativa contra
los catalizadores impregnados se observó que los materiales que fueron dopados y en donde se logró la incorporación de estos metales
en la estructura del catalizador fueron los que presentaron mejor actividad catalítica y menor energía de activación. Cabe señalar que
estos materiales obtuvieron Tm alrededor de los 591oC los cuales son resultados comparativos con previos reportes en donde se utilizó
un catalizador con estructura perovskita y similar molécula modelo del hollín [7-8].

Conclusiones
Una serie de SrTiO3 dopado con diferentes concentraciones de Mn y con estructura perovskita y morfología dendrítica fueron
sintetizados por el método hidrotermal. La incorporación de Mn en la estructura fue demostrada en las muestras dopadas con Mn <
4 wt% con la presencia de Mn4+ and Mn3+ en sitios de Ti4+. La existencia de Mn3+ en la estructura promueve la formación de especies
de oxígeno adsorbido en la superficie y la actividad catalítica en la reacción de combustión del hollín como consecuencia. Sin embargo,
incrementando el contenido de Mn la actividad catalítica decreció atribuido a la menor cantidad de defectos estructurales y la presencia
de especies reductivas del tipo Mn2+ en superficie dentro de los MnOX que presentaron estas muestras. El catalizador con menor Tm y
Ea fue aquel dopado con 1 wt% de Mn el cual fue atribuido a las mayores relaciones de Mn3+/Mn4+ y Oads/Olat presente en estas
muestras y a la movilidad de oxígeno hacia la superficie. Finalmente, SrTiO3 dopado con Mn demostró menor actividad catalítica en
la reacción de combustión del hollín atribuido a las menores especies de oxigeno quimisorbidas en estas muestras.

Referencias
1. Instituto Mexicano para la competitividad (IMCO) 2014.
2. C. Kim, G. Qi, K. Dahlberg, W. Li, Science, 327 (2010) 1624-1627.
3. N. Feng, C. Chen, J. Meng, G. Liu, F. Fang, L. Wang, H. Wan, G. Guan, Appl. Surf. Sci. 399 (2017) 114-122.
4. H. Li, K. Li, H. Wang, X. Zhu, Y. Wei, D. Yan, X. Cheng, K. Zhai, Appl. Surf. Sci. 390, (2016) 513-525.
5. C. Lee, Y. Jeon, S. Hata, J.I. Park, R. Akiyoshi, H. Saito, Y. Teraoka, Y.G. Shul, H. Einaga, Appl. Catal. B 191 (2016) 157-164.
6. N. Feng, J. Meng, Y. Wu, C. Chen, L. Wang, L. Gao, H. Wan, G. Guan, Catal. Sci. Technol. 6 (2016) 2930-2941.
7. W.Y. Hernández, M.N. Tsampas, C. Zhao, A. Boreave, F. Bosselet and P. Vernoux, Catal. Today 258 (2015) 525-534.
F.E. López-Suárez, S. Parres-Esclapez, A. Bueno-López, M.J. Illán-Gomez, B. Ura, J. Trawczynski, Appl. Catal. B 93 (2009) 2-89.

76
PCU04
A novel Mg-based alloy with aluminum scraps for hydrogen storage

A. A. Zaldivar-Cadena,*, A. Cruz-López, R. Cavazos-Garza, J.R. González-López, M.Z. Figueroa-Torres.


Facultad de Ingeniería Civil, Universidad Autónoma de Nuevo León. Avenida Universidad S/N, Ciudad Universitaria, C.P. 66455
San Nicolás de los Garza, Nuevo León, México

*Corresponding author: azaldiva70@hotmail.com

Introduction
The extended use of hydrocarbons has raised the amount of greenhouse gases in our ecosystem, over decades there has been petroleum
over exploiting, and that is why the human being has to discover new kind of “renewable energies”. The hydrogen as renewable
energy has been the focus of new investigations; because its combustion product is just a molecule of water, as it is environmentally
“friendly” it can be considered as the energy of the future.
It can be transported on its three different matter states, each one has its limitations; gas, it is really dangerous because we have to
reach a pressure of about 100 Mpa; liquid, in order to transport it as liquid it has to be liquefied at a temperature of 4°K which yields
a dangerous and expensive form of transportation; and at last as solid, one of the differences is that on this work residual scrap of
aluminium were used a as raw material.

Materials and Methods


Magnesium in powder mesh -20+100 (99.8% pure with a particle size of 150 μm, Alfa Aesar) and nickel powder mesh +325 99.8%
pure with a particle size of 44 μm, Alfa Aesar were used as alloying materials. Aluminium scrap (99.98% purity) was used as raw
material. The alloys were synthesized as reported elsewhere [2]. For such an approach a suspension using 8mg of the alloy in turn
(Ax, x is temperature), 8µL of Nafion and 20µL of H2O was homogenized by ultrasound for 15 minutes. Then an aliquot of 6µL was
deposited on the GC substrate. The obtained materials were characterized using XRD, cyclic voltammetry (from 0.4 to -0.6V/SCE
starting at open circuit potential and scan rate of 50mV/s) and linear sweep voltammetry (from 0V to -1.5V at 5mV/s) techniques. A
solution of NaOH 5M was used as supporting electrolyte, purged with argon for at least 30min

Results and Discussion


Figure 1 shows the XRD-patters obtained during induced-hydride formation at different temperatures in a hydrogen atmosphere for
the sample Mg-5Ni-20Al. Notice the presence of Mg, Ni and Al in their metallic states with a slight displacement of the peak
corresponding with nickel. In addition, species such as AlNi and Al3Ni2 are present due to the milling process. On the other hand, the
formation of hydride-phase as AlH3 and MgH2 is clear.
However, the peak-intensities of the promoting-hydride at Al and Mg sites, varied as a function of temperature. In this context, during
potential scan using cyclic voltammetry in alkaline solutions (Figure not shown), no redox process attributed to nickel were observed
in the metal hydrides in study, possibly due to the excess of aluminum. Conversely, during cathodic polarization at 5mV/s obtained
by linear voltammetry from 0.0 to -1.5V/SCE (not shown) the current potential characteristics display a typical process related with
the production of hydrogen (hydrogen evolution reaction, HER). At the same experimental conditions, the faradic current for the HER
at the interface of the alloy in turn was in the order A250 > A200 > A300 > A350. Therefore, the better performance versus HER is given
by the alloy exposed to hydrogen at 250°C as species such as α-AlH3 and MgH2 are more stable, decreasing the capacitive current and
then, suppressing the over-potential.

Figure 1. XRD patterns of Mg-5Ni-20Al alloy as a function of heat treatment in hydrogen atmosphere.
Significance
Trimetallic-nickel based alloys were synthesized in order to induce the hydrogen evolution reaction in alkaline media.
Preliminary results indicated that the intrinsic properties of the materials (e.g. electro-negativity, solid-solution and phase
transformation, among other) are highly modified with temperature promoting different performance during adsorption-desorption of
protons at the electrode-electrolyte interface.

References
1. Arturo Manzo-Robledo, et. al “Electrochemical behavior of NixW1-x materials as catalyst for hydrogen evolution reaction
in alkaline media”; Journal of Alloys and Compounds (2012).
2. A.A Zaldívar-Cadena, et. al. “Dispersion of niquel on the microstructure in magnesium based alloys for hydrogen storage”
Journal of Magnesium and Alloys; (2013)

77
ÍNDICE DE AUTORES

A G
Abanto Bazán Roger Abraham 47 Galicia-Campos Sanjuana C. 60
Acuña Askar Karim 29 Galván Piña Abraham S. 50
Aguilera Gaspar Felipe 5 García Chávez Jafet 5
Alanís-Rodríguez Eduardo 9 García Gómez C. 18,56,60
Alfaro Barbosa Juan M. 29, 64 García González Teodora Saraí 43
Alonso Torres Sócrates 7 García Salazar Daniel 56
Arévalo Niño Katiushka 18 González López R. 77
Arriaga Díaz de L. L.E. 43,50, 53
Ascacio Martínez Ángel I. 29 H
Ávila-Lara Abimael Iván 68 I
J
B Jiménez-Pérez Javier 9
Banning Andre 7
Bigurra-Alzati, Carlos Alfredo 10 K
Borselli Lorenzo 37 L
Lagarda-García Francisco O. 10
C Limón Rodríguez Benjamín 64
Campos-Pimentel Maribel 28 Lizárraga-Mendiola Liliana 10,53
Cano-Gómez Julián 68 López-León Luis Daimir 10
Carbajal Pérez José Noel 5
Cardona Benavides A. 7,37,44 M
Carrillo Reyes Julián 34 Machín Ramírez Constanza 71
Castañeda-Robles Iván Erick 10 Macías-Sotelo Carlos 29, 75
Castro Larragoitia G. 7,37 Magnin Jean Pierre 67
Cavazos Garza R. 77 Márquez Reyes Julia Mariana 58
Chapa Guerrero José R. 15,41 Martínez Quiroga Glenda Elena 44
Chávez Cabello Gabriel 41 Mejía Velázquez Gerardo M. 36
Colmenero Sujo Luis 28 Méndez Delgado Sóstenes 41
Cruz López A. 29,37,43,50,53, 56, Merlo Mejía Melissa Aurelia 18
64,65,71,73,75,77 Morones-Martínez Rubén 68

D N
Dávila Porcel René A. 37,47,49 O
De La Garza Rodrigo 37 Ochoa-Lara Teresita 28
De León Gómez H. 37,43, 44,45,53 Olguín-Coca Francisco Javier 10

E P
Escamilla-Alvarado Carlos 67, 68 Padilla Morín Minerva 45
Escobedo Hinojosa Pedro A. 18 Peña-Ramírez Damian-Isaac 67
Espino-Valdés María S. 28, 37 Pérez Pimienta José Antonio 68
Pinales-Munguía Adan 28, 37
F Poggi-Varaldo Héctor M. 68
Figueroa Torres M.Z. 77
Flores Zamora María Isabel 28 Q
R

78
Ramos Leal José Alfredo 5
Reyna-Gómez Lirio María 64, 65 T
Ríos-Leal Elvira 68 U
Rivera Armendariz Cristian A. 7 V
Robledo-Olivo Armando 32 Valero-Almaguer Juan A. 53
Rodríguez Cárdenas Héctor F. 65 Vidales-Contreras Juan Antonio 60
Rodríguez Martínez J.M. 37,50, 53 Villa Alfaro Luis Alberto 49
Rodríguez-Valderrama S. 67 Villalba María de Lourdes 28, 37
Rojas Verde Guadalupe 18 Viveros Ramírez Daniel 41
Rubio Godoy Miguel 33
Ruede Thomas 7 W
X
S Y
Saenz Delgado Santos 31 Yépez Rincón Fabiola 44
Salazar González Hilda Isabel 18 Yerena-Yamayell Israel 9
Salcedo-Martínez Sergio M. 60 Yutsis Vsevolod 5
Sánchez Yáñez Miriam Yael 71
Sánchez-Gaona Armando Y. 53 Z
Silva Hidalgo Humberto 37 Zaldívar-Cadena A. 77
Soto Zamora Fátima Estefanía 58 Zanella Rodolfo 35
Suárez Vázquez S.I. 29,37,56,65,
73,75

79