You are on page 1of 26

PEDAGOGÍA Y DIDÁCTICA DE LA RELIGIÓN EN LA ESCUELA

TEMA 5º APRENDER A ENSEÑAR RELIGIÓN

Aprender a enseñar religión


Didáctica de la religión en educación infantil y educación primaria.

Autor: Ángel Cabrero Ugarte

Colección:Guías pedagógicas

Editorial:Palabra

Edición: 2ª, marzo 2014

Paginas:192

Encuadernado: Rústica con solapas

Formato:24 x 17

Idioma: Español

ISBN:978-84-9840-545-3

Compartir con:

Tema 5º Aprender a enseñar Religión Página - 88 -


PEDAGOGÍA Y DIDÁCTICA DE LA RELIGIÓN EN LA ESCUELA
TEMA 5º APRENDER A ENSEÑAR RELIGIÓN

TEMA 5º APRENDER A ENSEÑAR RELIGIÓN

1. COMPETENCIAS DEL PROFESOR DE RELIGIÓN

1. Conciencia crítica de la existencia de una trascendencia y su vivencia en el hecho religioso.

2. Capacidad para plantearse preguntas sobre el sentido último de la vida.

3. Conocimiento sistemático del hecho religioso en las diversas culturas, así como de su
influencia social, ética y cultural.

4. Conciencia de y respeto hacia las religiones de otras culturas.

5. Conocimiento de las principales tendencias filosóficas que influyen en el entendimiento de


la Religión.

6. Capacidad para leer y comprender la Biblia en sus diversos libros.

7. Conocimiento de la teología bíblica del Antiguo Testamento y del Nuevo Testamento.

8. Capacidad para identificar y comprender el significado del lenguaje religioso como modo de
expresar lo inefable.

9. Conocimiento de la centralidad de la figura de Jesucristo en el mensaje y la moral cristiana.

10. Conocimiento detallado de los contenidos esenciales de la fe cristiana.

11. Capacidad para comprender y utilizar el lenguaje técnico teológico.

12. Conciencia crítica de la relación intrínseca entre una creencia y su praxis.

13. Conocimiento de las exigencias morales de la persona a la luz del mensaje cristiano.

14. Conciencia de la conexión entre la creencia cristiana y su vivencia en la comunidad eclesial.

15. Capacidad para captar y comprender el significado profundo de los signos sacramentales.

16. Capacidad para comprender y utilizar el lenguaje técnico teológica.

17. Capacidad de adecuarse para ser transmisor de calidad.

El profesor de religión debe tener un conocimiento sistemático del hecho religioso en


las diversas culturas. Es importante no olvidar las culturas antiguas y sus creencias religiosas,
por la influencia en otras posteriores, pero sobre todo es de capital importancia conocer las
religiones contemporáneas, especialmente las más antiguas y las que tienen mayor arraigo. La
influencia ética y social es determinante en algunos lugares y, por lo tanto, su confrontación
con el cristianismo es siempre una posibilidad. En todo caso la actitud del profesor, y la que
debe transmitirá los alumnos, es de respeto e incluso de interés por su conocimiento.

Tema 5º Aprender a enseñar Religión Página - 89 -


PEDAGOGÍA Y DIDÁCTICA DE LA RELIGIÓN EN LA ESCUELA
TEMA 5º APRENDER A ENSEÑAR RELIGIÓN

Además deberá estar al tanto de las corrientes filosóficas, sobre todo las que influyen
en el modo de vivir, como es el relativismo, el utilitarismo, el hedonismo, etc. Aunque no sean
temas del currículo de Primaria como tal, es de gran importancia que el maestro domine estas
tendencias para que de alguna manera estén presentes en las enseñanzas de moral.

El profesor de religión debe conocer muy bien la Biblia. En la revelación están casi
todos los contenidos que debe conocer y transmitir. Ya hemos visto que la misión más
importante del docente en esta materia es mostrar a Jesucristo. Volveremos después sobre
esto al hablar de su formación doctrinal.

Debe tener un conocimiento detallado de los elementos esenciales de la fe cristiana, y


no solo conocerlos, sino entenderlos y estar en condiciones de transmitirlos. No basta con que
el niño aprenda los artículos del credo o las verdades fundamentales, sino que las asimile
como algo de su propia vida, y para ello el profesor debe ir por delante. En la expresión de
estas verdades el profesor se encuentra con unos conceptos que hay que expresar con
propiedad y, por tanto, que requieren un lenguaje apropiado y exacto. Al expresar los dogmas
y las verdades de fe no se pueden utilizar las palabras al azar; normalmente son unas palabras
exactas las que se necesitan. Conviene que el maestro esté en condiciones de desarrollar todas
las verdades contenidas en la doctrina católica traduciéndolo al lenguaje coloquial, para lo que
se precisa que con antelación conozca cuáles son los enunciados correctos.

El profesor debe enseñar las cuestiones fundamentales de la moral cristiana a los


niños, según las edades. No es catequesis lo que hacemos en el aula, como luego veremos, y
por lo tanto el maestro no está ante una responsabilidad pastoral; queremos que el niño
entienda, comprenda el porqué. Por lo tanto, uno de los retos más importantes para el
docente es tener argumentos suficientes para relacionar las creencias con un modo de vivir
determinado. Teniendo en cuenta que el niño no se va a encontrar .fácilmente modelos que le
sirvan, es el mismo profesor quien debe demostrar al alumno cuáles son los planteamientos
morales del cristianismo, que se derivan de las enseñanzas de Jesús. Y para eso, una vez más
hay que decirlo, lo más importante es que el profesor lo viva.

El profesor debe estar capacitado para captar los signos sacramentales e introducirlos
en los conocimientos habituales de los alumnos. La vida sacramental no puede quedarse solo
en el ámbito de la catequesis porque el alumno debe comprender el fondo de sus significados.
No es tarea fácil ya que se trata de llevar al niño a la realidad sobrenatural de la Gracia a través
de los diversos signos.

1.1 LA FORMACIÓN DOCTRINAL DEL MAESTRO CONSISTE EN:

- Profundo conocimiento del Antiguo y del Nuevo Testamento.

- Conocimiento del sentido último de los sacramentos.

- Entendimiento adecuado de la moral cristiana.

- Dominio de las enseñanzas contenidas en el Catecismo de la Iglesia Católica.

Tema 5º Aprender a enseñar Religión Página - 90 -


PEDAGOGÍA Y DIDÁCTICA DE LA RELIGIÓN EN LA ESCUELA
TEMA 5º APRENDER A ENSEÑAR RELIGIÓN

- Estar al día en los nuevos documentos del Magisterio que afectan a su materia.

- Estar preparado para un diálogo fe-cultura.

- Conocimiento suficiente de las demás religiones.

- Disposición de mantener una formación permanente.

2. QUE ENSEÑAR Y CUÁNDO. ETAPAS SEGÚN LA PSICOLOGÍA EVOLUTIVA

2.1. EL DESPERTAR RELIGIOSO DEL NIÑO: DE 3 A 6 AÑOS

Desde muy pequeño, el niño puede tener una cierta conciencia de la divinidad. En
estas edades los niños vislumbran, de una manera propia pero eficaz, la idea de trascendencia.
Las emociones producidas en estos años por los relatos bíblicos y la historia de Jesús son
duraderas. Se fía de sus padres y de sus maestros, y aprende sin problemas. La noción de
paternidad y maternidad que experimenta desde los primeros meses de su vida le lleva
fácilmente a la otra paternidad del cielo, del Dios que ha creado todo. Esos descubrimientos
dependerán en gran medida del ambiente familiar. Lo que queremos recordar en este capítulo
son unas ideas generales, quizá ya conocidas, sobre lo que aprenden los niños desde los 3 a los
12 años, tiempo de la educación Infantil y Primaria.

La religiosidad es el conjunto de ideas, sentimientos y actitudes que definen a las


personas ante lo sobrenatural. La religiosidad es una facultad humana, una aptitud. En todo
caso, cuando tratamos de la enseñanza de la religión católica tenemos en cuenta otro factor

Tema 5º Aprender a enseñar Religión Página - 91 -


PEDAGOGÍA Y DIDÁCTICA DE LA RELIGIÓN EN LA ESCUELA
TEMA 5º APRENDER A ENSEÑAR RELIGIÓN

decisivo, como es la realidad de la Gracia. Un niño bautizado está conformado con Cristo, a
través de la acción del Espíritu Santo. El Paráclito actúa constantemente, desde que es
bautizada la persona. Esto no podemos obviarlo por dos motivos. Primero, porque tenemos la
seguridad de que lo que le decimos al niño cae sobre un terreno bien preparado, nada menos
que por el Espíritu Santo. Segundo, porque es importante saber si en el aula tenemos niños
bautizados y no bautizados.

El niño aprende a través del cariño de sus padres. Desde los O a los 3 años entiende el
cariño de su padre y, sobre todo, el de su madre. El amor que tiene a sus padres es la base
para entender, poco después, la presencia de Dios. Dios es Padre y de la bondad del Padre
surge natural la bondad de Dios. El niño no necesita nada más.

En el niño influye también la escuela y mucho. Como hemos visto anteriormente,


influye el profesor en esta edad, la maestra puede tener una influencia decisiva, sobre todo
cuando esta poco presente la madre. El entorno del colegio, las costumbres, la piedad que se
ejercita con naturalidad, no solo en el módulo dedicado a la religión. En todo caso cabe
advertir que estamos hablando de clases de religión. No hablamos ahora de una educación en
valores, que sin duda va inseparablemente unida, ni de ejercitación en devociones, que
también se puede añadir. Aquí hablamos de enseñanza de la religión de niños de 3 a 12 años,
según unos objetivos y unos contenidos que se recogen en el Currículo.

Es difícil saber exactamente hasta qué punto cada niño capta lo trascendente. No hay
que olvidar la tendencia de estos niños, sobre todo con cuatro y cinco años, a fabular, imaginar
historias, concebir como realidad lo que es invención, el pensamiento mágico. Por eso
podríamos confundirnos sobre su planteamiento trascendente. Esto hay que descubrirlo en
cada caso, en cada niño. Solo entonces podremos ir comprobando qué idea se van haciendo
de quién es Dios, quién es la Virgen, quién es Jesús. Cuando es capaz de adoptar una actitud
porque tiene presente a Jesús o su Padre Dios, a quienes desea tener contentos, quiere decir
que ha adquirido un cierto sentido trascendente.

Víctor, de 6 años, sorprendió un día a sus padres con la siguiente reflexión: «Si Dios es
mi padre y la Virgen María es la Madre de Dios, ¿entonces la Virgen es mi abuela?»

Es fácil que el niño vaya adquiriendo, a esta edad, hábitos de piedad, con la Ventaja de
que luego los mantendrá fácilmente, con el paso de los años. Esto será fácil desde una
dedicación amorosa de la maestra con cada niño. Lo que ven en el maestro es vital. Habrá que
poner empeño en que adquieran hábitos de convivencia. Sin duda son virtudes que se inculcan
en toda la enseñanza de Educación Infantil, pero de un modo especial desde la enseñanza de la
religión.

El niño adoptará una actitud moral que es la de sus padres, quizá también la de sus
profesores. Por lo tanto es una moralidad prestada. De ahí la importancia de que los padres
sean conscientes de su papel, y también los profesores. En un ambiente de alegría, de amor,
de paz, se desarrolla un deseo de hacer el bien, que es lo más importante y más profundo que
el maestro puede inculcar en el niño.

Tema 5º Aprender a enseñar Religión Página - 92 -


PEDAGOGÍA Y DIDÁCTICA DE LA RELIGIÓN EN LA ESCUELA
TEMA 5º APRENDER A ENSEÑAR RELIGIÓN

El niño es egocéntrico, está muy centrado en sus cosas, por lo que tiene bastante
sentido de remuneración. Hará muchas cosas en la medida en que le premien. Poco a poco, en
la medida en que va creciendo, se irá haciendo más generoso según la educación que reciba.
Un niño a quien sus padres regalan todo tipo de juguetes y caprichos, sin negarle nada, es un
niño que crecerá egoísta. Por eso puede ser que mienta, cuando se trata de quedar bien, pero
será mentiroso, sobre todo, si lo ve en sus padres.

En la enseñanza de estos niños hay que tener presente, como veíamos, su capacidad
de fabulación. Los cuentos, las historias, las narraciones hacen sus delicias, y seguramente lo
que aprendan a través de estas adaptaciones que el profesor debe hacer de la Sagrada
Escritura serán conceptos que permanecerán quizá toda la vida. También dramatizaciones
sencillas, mímicas y canciones son de utilidad para el aprendizaje en esta edad.

Desde el punto de vista de los contenidos de la fe es una religiosidad fugaz,


incoherente, fragmentaria e incluso intermitente. Esto no debe preocupar a los padres ni
profesores, sino que debe reforzar en ellos la necesidad y la idea de ofrecer constantes
muestras palpables de cariño hacia los principales personajes de la fe. Serán normales los
afectos que muestran los niños respecto a esas figuras principales de la Historia Sagrada. Por
eso es lógico que el profesor transmita emociones en sus historias, en sus canciones, en sus
mímicas.

También por eso es conveniente que las historias y cuentos que se narran al niño sean
positivos. El profesor debe hacer la conveniente selección de la Historia Sagrada para
mostrarle lo positivo, lo amable o la actitud de pedir perdón cuando alguien hace cosas malas.

2.2. PRIMER CICLO DE PRIMARIA: DE LOS 6 A LOS 8 AÑOS

En esta etapa se producen algunos cambios en la psicología del niño. Empieza una
cierta independencia respecto a los mayores. Va desapareciendo poco a poco el pensamiento
mágico y es más consciente de que esas imaginaciones que le atraen puede que no sean
realidad. Normalmente es una edad poco conflictiva.

Empieza a distinguir más claramente la figura de Dios, tiene un mayor sentimiento de


lo sagrado y más facilidad para los ritos y memorización de pequeñas oraciones. Es más fácil
que se interese por la vida de Jesús. Le gustan los relatos del evangelio. Su cierta
independencia de los padres le permite descubrir a los demás y es capaz de entender el
sentido de la Iglesia. Puede llegar a entender con cierta profundidad lo que significa rezar y
relacionarse con Dios.

Tradicionalmente se ha hablado de que el niño a los 7 años, y quizá a los 6, tiene uso
de razón. Es un concepto bastante indefinido, y sin embargo servía a los formadores para
considerar que el niño estaba en condiciones de recibir la Primera Comunión. Llegar al uso de
razón se ha entendido como una capacidad para discernir su comportamiento respecto al bien
y al mal, que le capacita para comprender algo en torno a los sacramentos, pero también lleva

Tema 5º Aprender a enseñar Religión Página - 93 -


PEDAGOGÍA Y DIDÁCTICA DE LA RELIGIÓN EN LA ESCUELA
TEMA 5º APRENDER A ENSEÑAR RELIGIÓN

consigo la posibilidad de obrar en conciencia. Sin duda es un aspecto que el educador y, por lo
tanto, el profesor de religión deben tener en cuenta.

Todavía su religiosidad dependerá fundamentalmente de lo que vea en sus padres y


profesores, lo que pone de manifiesto una vez más la responsabilidad de los mayores en este
proceso educativo. A esta edad es más comunicativo y espera ser comprendido.

Teniendo en cuenta su desarrollo moral incipiente, es de gran importancia que tengan


una educación moral eminentemente positiva. Tienen que aprender lo que es bueno. No
podemos acostumbrarles a una moral de pecado. Sabemos que durante épocas largas ha sido
habitual una tendencia religiosa de «prohibición» y, por lo tanto, de pecado, en lugar de
mostrarles el Amor de Dios y hablarles de las bienaventuranzas. Debemos llevarles hacia lo
que les va a hacer felices: la bondad, la generosidad, el compañerismo. Por lo tanto que
descubra sus fallos y egoísmos como déficit de lo bueno, como carencias de bondad. Pero en
todo caso sabemos que tienen una noción del bien y del mal, ya desde muy pequeños, que a
esta edad se va acentuando notablemente.

Tema 5º Aprender a enseñar Religión Página - 94 -


PEDAGOGÍA Y DIDÁCTICA DE LA RELIGIÓN EN LA ESCUELA
TEMA 5º APRENDER A ENSEÑAR RELIGIÓN

Por todo ello es más consciente de la importancia de pedir perdón, a sus padres y a
Dios. Será muy importante para el profesor que sepa distinguir en la actitud de los niños lo que
es pecado, es decir, lo que ha hecho mal por egoísmo, y lo que es una simple equivocación. El
maestro tendrá paciencia para enseñar al niño cómo hacer las cosas. Si se le reprende mucho
por un simple fallo, se llenará de amargura, ya que es muy sensible a las injusticias.

El niño es más capaz a esta edad de comprender los diversos conceptos en su


conjunto. Es muy conveniente que el profesor presente las diversas enseñanzas en un
conjunto lógico y reconocible. Que no les enseñemos cosas sueltas sin un sentido global.

También conviene tener en cuenta las posibilidades propias de la edad de adecuarse al


grupo, de aprender a convivir. A esto le puede ayudar muchas virtudes que se derivan de la
enseñanza religiosa: las parábolas de Jesucristo, algunas enseñanzas del Antiguo Testamento.
Sin duda en este aprendizaje tienen parte importante los padres. De una manera especial en
esta edad, lo que vean en la vida familiar influirá mucho en la adquisición de virtudes.

Es más capaz de entender el contexto, por lo tanto, aunque los contenidos que se le
enseñan son muy elementales, el profesor procura que vayan situando el aprendizaje en un
conjunto de enseñanzas que son reflejo de la vida de Jesucristo. No enseñarnos cosas sueltas,
anécdotas divertidas sin un contexto, sino pinceladas que forman un cuadro que el alumno
entiende. Esto depende mucho del planteamiento verdaderamente didáctico del profesor de
religión, que será distinto del catequista.

2.3. SEGUNDO Y TERCER CICLO: DE 8 A 12 ANOS

Como es lógico, aumentan a esta edad las posibilidades del niño de aprender
conceptos de religión. También en las anteriores, pero ahora se puede llegar a una síntesis
elemental pero completa de las enseñanzas de i la Iglesia. Por esta razón muchos expertos
catequistas piensan que al final de esta etapa es un momento especialmente adecuado para
recibir el sacramento de la Confirmación. La confluencia de la catequesis con una visión
completa de la enseñanza religiosa al final de esta etapa, a los 12 años, permite al niño una
preparación adecuada para entender el sentido de su vida cristiana.

Es más fácil que los niños a esta edad tengan una visión de la importancia de la
Sagrada Escritura, con lo que lleva consigo de respeto y de seos de conocimiento. Es un
momento muy bueno para afianzarles en esos conocimientos, profundizando en la medida de
su capacidad.

El niño va profundizando en la formación de la conciencia. Indudablemente depende


mucho para ello del clima moral que viva. El profesor deberá estar especialmente atento. Más
adelante abundaremos en cuáles son los objetivos didácticos apropiados en la enseñanza de la
moral, nos damos cuenta de que esta parte de la enseñanza de la religión, teniendo en cuenta
el ambiente en que vive, es de gran importancia.

Es más consciente el niño del bien y del mal, y se da suficiente cuenta de lo que está
bien y lo que está mal, de manera que puede hacer un examen de su conciencia y es capaz de

Tema 5º Aprender a enseñar Religión Página - 95 -


PEDAGOGÍA Y DIDÁCTICA DE LA RELIGIÓN EN LA ESCUELA
TEMA 5º APRENDER A ENSEÑAR RELIGIÓN

pedir perdón. Es normal, por esto, que pueda acercarse al sacramento de la penitencia. Quizá
también en la etapa anterior pueda hacerlo, pero medir la madurez de cada niño es tarea del
catequista y de los padres. Por eso es un momento adecuado para el acompañamiento
espiritual por parte del confesor.

El maestro, además, deberá estar más pendiente de lo que el niño recibe a través de
juegos, televisión y otros medios de comunicación. Por eso se mantiene o aumenta la
importancia de la conversación con los padres. Ellos tienen que estar especialmente atentos a
lo que recibe del exterior, porque puede influirle mucho y, con frecuencia, negativamente.

Es más fácil a esta edad que el niño pueda superar el egocentrismo. A través de las
historias sagradas, especialmente de la vida de Jesucristo, puede llegar a valorar la
generosidad. Eso se debe completar en las clases con actitudes constantes de compañerismo y
comprensión. Al final es lo más importante que debe surgir de estas clases de religión, porque
el conocimiento de Jesús debe llevarle a ser bueno.

4-. LA INFLUENCIA DE LA FAMILIA Y DEL ENTORNO

Hay muchas variantes que influyen en la formación del niño. En la sociedad actual hay
elementos discordantes que nada tienen que ver con lo que el maestro o los padres quieren
para los hijos y que muchas veces pueden parecer inevitables, pero no lo son. La mayoría de
los factores que influyen son manejables por los padres en la medida en que tengan la
atención suficiente. Quizá los más importantes y perturbadores sean la televisión e internet. La
televisión -y también ahora internet-, como pocos otros medios de comunicación, se establece
en el centro del hogar es casi como una necesidad y, en muchas ocasiones, sin control. Por lo
tanto se podría considerar parte de la influencia familiar, pues ha llegado a ser parte de la
estructura de la familia.

La televisión, los juegos de ordenador, las consolas, los vídeos que se ven en casa son
aspectos formativos o dañinos para el niño. Todo esto tiene una influencia respecto a lo que
los niños pueden aprender verdaderamente en el colegio. La enseñanza religiosa no es
aséptica y se puede teñir fácilmente de cosas no deseadas y no controladas por el maestro.
Conviene, por lo tanto, tener en cuenta una serie de factores que modifican los resultados
previstos de las clases de religión. En la medida en que se descubren, es más fácil utilizar los
antídotos necesarios.

Sin duda podemos encontrarnos con aspectos que son positivos y que potencian la
enseñanza que puede impartir el maestro. Y también aspectos negativos que habrá que tener
en cuenta para reforzar la transmisión de conocimientos y las actitudes de los niños ante la
religión.

Tema 5º Aprender a enseñar Religión Página - 96 -


PEDAGOGÍA Y DIDÁCTICA DE LA RELIGIÓN EN LA ESCUELA
TEMA 5º APRENDER A ENSEÑAR RELIGIÓN

4.1. ELEMENTOS QUE INFLUYEN POSITIVAMENTE EN EL APRENDIZAJE RELIGIOSO DE LOS


NIÑOS

- Una familia unida, el cariño de los padres.

- La oración en familia.

- Práctica cristiana habitual de los padres y hermanos mayores.

- Ambiente de sobriedad habitual en las comidas, juguetes, televisión, etc.

4.2. ELEMENTOS QUE INFLUYEN NEGATIVAMENTE EN EL APRENDIZAJE RELIGIOSO DE LOS


NINOS

- Familias desestructuradas.

- Falta de ayuda familiar en las oraciones de los niños.

- Ausencia habitual de las prácticas religiosas, sobre todo la Eucaristía.

- Ausencia de la oración en familia.

- Violencia de cualquier tipo en el ambiente familiar.

- Presencia casi habitual de la televisión en la vida familiar.

- Descontrol en el uso de juegos de ordenar, videoconsolas, internet.

- Regalos excesivos a los niños y consentimiento de caprichos.

Se entiende perfectamente que es muy difícil que la educación religiosa cale en el niño
cuando no tiene eco en la familia. No hace falta distinguir la influencia de la familia de otros
factores del entorno del niño, porque, si la familia influye positivamente, los padres están
atentos, los niños rezan en casa, etc., los demás factores que pudieran distraer no tienen
importancia porque los padres son quienes mejor los conocen.

Es verdad que el niño un poco mayor se puede ver influenciado por los amigos, pero
en las edades que consideramos ahora, hasta los 12 años, la familia sigue interviniendo de
modo decisivo, sobre todo cuando la presencia es positiva y responsable, es decir, no es
casual, sino buscada.

Por lo tanto el profesor tendrá siempre una gran preocupación por conocer a los
padres de sus alumnos y hablar con ellos. Desde el conocimiento dela realidad familiar podrá
estructurar sus enseñanzas de modo más personalizado y exacto, dando más relevancia a
algunos aspectos que pueden faltar fuera de la escuela. No es fácil sustituir la acción de los
padres, pero tampoco podemos decir que es inútil lo que haga el maestro.

Tema 5º Aprender a enseñar Religión Página - 97 -


PEDAGOGÍA Y DIDÁCTICA DE LA RELIGIÓN EN LA ESCUELA
TEMA 5º APRENDER A ENSEÑAR RELIGIÓN

5.- POSIBLES COMPETENCIAS DEL ÁREA DE RELIGIÓN EN PRIMARIA

1.- Capacidad trascendente del alumno que le facilita el sentido último para su vida.

2.- Capacidad trascendente que ilumina los valores de una convivencia libre, pacífica y
solidaria.

3.- Hábito de escucha de la Biblia con el correspondiente enriquecimiento del vocabulario.

4.- Comprensión y expresión lingüística a través del lenguaje bíblico, simbólico y litúrgico.

5.- Descubrimiento de una manera de ser y vivir en el mundo a través de los valores cristianos.

6.- Comprensión y expresión de su dignidad personal al sentirse hijo de Dios.

7.- Presentación sistemática, orgánica y científica del mensaje, vida y persona de Jesucristo.

8.- Organización de los valores y elementos cristianos que ilumina la comprensión de la cultura
y la sociedad en la que vive.

9.- Descubrimiento de la realidad artística que produce la representación dela cultura cristiana.

10.- Comprensión del hecho religioso en comparación con el hecho cristiano.

11.- Actitudes de diálogo, escucha y comprensión desde el amor cristiano.

12.- Capacidad de transmitir las enseñanzas de Cristo a través del trabajo en equipo.

13.- Adquisición de su propia identidad a través de los modelos culturales cristianos.

14.- Identificación de los modelos cristianos a través de los personajes bíblicos, especialmente
de Jesucristo.

15.- Identificación de modos de vida en el conocimiento de la vida de los santos.

16. Comprensión del valor del mundo que nos rodea en el convencimiento de que Dios ha
creado todo.

17. Desarrollo de actitudes científicas básicas pala un dialogo ciencia-fe.

18. Capacidad de fomenta una constante búsqueda de la Verdad.

6. ORIENTACIONES PARA ELABORAR UNA UNIDAD DIDÁCTICA EN RELIGIÓN

De la confrontación del esquema doctrinal con el currículo correspondiente, surgen


una serie de competencias, objetivos y contenidos a cumplir. Lo que corresponde a
continuación al profesor es establecer un orden, en el que se debe tener en cuenta:

Tema 5º Aprender a enseñar Religión Página - 98 -


PEDAGOGÍA Y DIDÁCTICA DE LA RELIGIÓN EN LA ESCUELA
TEMA 5º APRENDER A ENSEÑAR RELIGIÓN

- El tiempo total disponible a lo largo del ciclo (pensando en Primaria), número de semanas,
que dependen del calendario oficial.

- El número de sesiones semanales y el tiempo de cada sesión. Es un dato que aporta la


organización del centro.

- Los objetivos del currículo para la etapa, que contribuyen a diversas competencias (no es
imprescindible cubrirlos todos a lo largo de un ciclo, porque son comunes para los tres ciclos,
en Primaria).

- Los contenidos del currículo para el ciclo, sabiendo que hay que tenerlos en cuenta todos.

- Cuáles son las unidades didácticas que van a desarrollar esos contenidos.

- Los acontecimientos, fiestas, vacaciones, recepción de sacramentos, etc., que pueden


determinar estas unidades.

Por lo tanto, la programación constará de una serie de unidades didácticas. Se concibe


la unidad didáctica como la pieza final en la programación del proceso que unifica la tarea de
enseñanza aprendizaje, teniendo en cuenta los contenidos, de acuerdo con la metodología y
en función de unos objetivos a conseguir, partiendo de un diagnóstico previo del alumno y del
ambiente. En cada unidad didáctica quedará delimitado:

1. Un título que sea útil y significativo, es decir, que sirva para saber de qué trata la unidad,
cuáles son los contenidos esenciales y marque ya, de alguna manera, la competencia que se
desea para el alumno. Por ejemplo, si se trata de una unidad didáctica justo antes de Navidad
puede haber un título que diga: «El Hijo de Dios se hace niño para salvarnos». La expresión y el
detalle dependerán de la edad de los niños. En este título se contiene básicamente la
competencia y el objetivo principal que es saber que Dios ha querido salvarnos del pecado y
nos envía a su Hijo, la Segunda Persona de la Santísima y Trinidad. Y está expresando también
el contenido fundamental que se quiere enseñar.

2. El momento del año en que se desarrollará la unidad, es decir, el lugar en una correlación de
unidades. Por lo tanto hay que hacer un esquema con todas las unidades en su orden
cronológico.

3. El número de sesiones que se dedicarán en el desarrollo de la unidad. Esto quiere decir que
hay que hacer un cálculo de conjunto, teniendo en cuenta todas las unidades que se van a
impartir y la duración de cada una, según la importancia y la cantidad de los contenidos, para
asegurar que quepan dentro de los dos cursos que dura el ciclo.

4. Las competencias que se pretenden para los alumnos, como indicativo de fondo de los
demás elementos de la programación.

5. Los objetivos del currículo que corresponden con esa materia. Se trata de justificar el
porqué de esa explicación. Bastará normalmente con hacer constar los números
correspondientes. De esta manera se consigue un esquema breve, un documento fácilmente
utilizable.

Tema 5º Aprender a enseñar Religión Página - 99 -


PEDAGOGÍA Y DIDÁCTICA DE LA RELIGIÓN EN LA ESCUELA
TEMA 5º APRENDER A ENSEÑAR RELIGIÓN

6. Los contenidos del currículo que tienen que ver con la materia de esa unidad. Igual que con
los objetivos, bastará con hacer constar el número correspondiente, dentro del ciclo de que se
trate.

7. Los criterios de evaluación que nos parezcan adecuados. No será raro que estos criterios se
repitan bastante de unas unidades a otras.

Estrategias de intervención y elaboración:

6.1. PROCEDIMIENTOS Y ESTRATEGIAS DE APRENDIZAJE:

- Iniciación: motivación, evaluación inicial.

- Exploración.

- Integración.

- Fijación, memorización, aplicación.

Algunos autores hablan de un primer paso de iniciación en el tema nuevo. Para eso se
cuenta, sobre todo cuando se trata de niños más pequeños, de algunas actividades que atraen
la atención del alumno para que se interese en lo que vamos a aprender. Las actividades de
motivación pueden ser variadas, pero sin duda se distinguen de las que vendrán después por
su intención de descubrimiento de una novedad.

Una conversación del maestro con los niños puede ser suficiente, sobre todo cuando el
profesor tiene auténtico ascendiente con los pequeños. Esta conversación tiene una doble
utilidad pues sirve también para establecer cuáles son los conocimientos sobre el tema que
tienen los niños.

Por lo tanto podemos hablar de conocimientos previos, de evaluación inicial, pero


también de motivación. Es una buena forma de aprovechar una misma actividad. Puede

Tema 5º Aprender a enseñar Religión Página - 100 -


PEDAGOGÍA Y DIDÁCTICA DE LA RELIGIÓN EN LA ESCUELA
TEMA 5º APRENDER A ENSEÑAR RELIGIÓN

consistir en una historia que enganche a los oyentes, puede ser una serie de acertijos 0 unas
frases incompletas que les hagan reflexionar sobre un nuevo tema. También sirve muchas
veces un video breve sobre el tema que se va a tratar.

Muy unidas a estas primeras actividades están las que de un modo lógico vendrían a
continuación: actividades de exploración que suponen el descubrimiento de ideas, materiales,
noticias, que tienen que ver con el tema que se trata, llevadas a cabo por los mismos alumnos,
individual o colectivamente. Esos materiales encontrados van a servir para construir unos
conceptos que antes no poseían. Por eso la actividad siguiente será la de integración, que
también podríamos llamar de creación, ya que, a partir de los descubrimientos realizados y con
la dirección del maestro, el niño va construyendo nuevos conocimientos.

Por último, el maestro considerará cuáles son las actividades más útiles para un
proceso de fijación o memorización. En esta fase se incluye una intención de aplicación, de
manera que el mismo esfuerzo utilizado por el niño para llevar a la práctica sus nuevos
conocimientos pueda servirle para memorizarlos.

Para la iniciación y para la exploración, dependiendo de las circunstancias, serán útiles:


los relatos bíblicos, la exploración fuera del aula, tanto colectiva como individual, los vídeos,
algunos juegos digitales interactivos y recursos de la pizarra digital, aunque también pueden
ser útiles en las otras fases del aprendizaje.

Para el momento de integración o creación: debates en el aula, trabajos en equipo,


murales, redacción, dramatización, dibujo o coloreado para los más pequeños, y algunos vistos
más arriba, como vídeos o juegos interactivos.

Para la última fase del proceso de aprendizaje hay actividades muy propias de la
Religión, como es la oración en el aula y la canción. Sin duda puede servir para memorizar la
dramatización y la mímica para los más pequeños, y algunos juegos.

7. ES IMPORTANTE LA NARRACION BÍBLICA PORQUE:

- Es la mejor forma de adaptar la Biblia a la mentalidad del niño.

- Resulta para los niños una actividad lúdica, si se hace correctamente.

- Van conociendo solo aquellos relatos que les son útiles.

- Aprenden lo que el profesor quiere que entiendan según su edad.

- Fundamenta todas las demás enseñanzas.

- Enriquece el vocabulario y la capacidad de expresión.

Tema 5º Aprender a enseñar Religión Página - 101 -


PEDAGOGÍA Y DIDÁCTICA DE LA RELIGIÓN EN LA ESCUELA
TEMA 5º APRENDER A ENSEÑAR RELIGIÓN

8. LA EXPLORACIÓN COLECTIVA o INDIVIDUAL ES ÚTIL PORQUE:

- Da mayor significación a la información recibida.

- Adquieren un conocimiento más trascendente de la realidad que les rodea.

- Promueve el aprendizaje autónomo.

- Mejora la motivación del alumno.

- Favorece la comprensión crítica y la curiosidad.

- Favorece indirectamente la capacidad lectora.

- La búsqueda de material puede generar nuevas preguntas.

9. Utilización de las nuevas tecnologías

Las nuevas tecnologías tienen unas posibilidades inmensas para las clases. Lo que
podamos decir ahora se aplica a esas aulas donde es fácil la comunicación de internet y
proyecciones. Si hay pizarra digital ya hay posibilidad de proyectar cualquier cosa y, además,
de conexión de red. Además, la pizarra tiene unas opciones variadísimas como recurso para
diversas actividades, tanto de motivación como de fijación.

Hay infinidad de vídeos de gran interés, para diversas edades, que sirven para apoyar
la explicación. Se pueden encontrar juegos directamente relacionados con la Historia Sagrada y
también ejercicios de evaluación. Existen también canciones y oraciones muy apropiadas

Esta riqueza de material en la red, que indudablemente irá a más, tiene un riesgo:
reducir la clase a una serie de actividades proyectadas. Este peligro es mayor con la pizarra
digital ya que dispone de sus propios recursos, muy útiles sobre todo si el profesor dedica un
poco de tiempo e imaginación. El peligro es hacer una clase digital que podría ser, al final,
ineficaz.

Los recursos digitales pueden servir especialmente para proyectar algún vídeo breve
con la historia correspondiente de la Escritura. Ese vídeo se puede utilizar como actividad de
motivación pero también dar ocasión a un debate 0 una discusión con los alumnos. No será
conveniente, de un modo habitual, sustituirlo por el relato contado por el profesor. Aunque
parezca otra cosa, no habrá nada que motive más al niño que una historia bien interpretada
por el profesor.

En cambio la pizarra digital tiene unas posibilidades inmensas de actividades visuales y


auditivas de memorizacíón, que se muestran de modo muy plástico ante todos los niños,
aunque solo uno actúe.

Tema 5º Aprender a enseñar Religión Página - 102 -


PEDAGOGÍA Y DIDÁCTICA DE LA RELIGIÓN EN LA ESCUELA
TEMA 5º APRENDER A ENSEÑAR RELIGIÓN

PUEDEN SER UTILES LAS NUEVAS TECNOLOGIAS:

- Como actividad motivadora porque el niño entra fácilmente en el tema.

- Como actividad de rnemorización porque ayuda a fijar los conceptos ya tratados.

- Completa con detalles gráficos la imagen que el niño se hace con el relato.

- La pizarra tiene muchos recursos que facilitan el aprendizaje.

10. OTROS RECURSOSEDUCATIVOS

Debates

Trabajo en equipo

Redacción. Poesía. Cuentos

Los ejercicios de escritura por parte de los alumnos son de interés para su capacidad
comprensiva, pero además tienen siempre una capacidad grande a la hora de integrar
conocimientos, memorizarlos y despertar la actividad creativa El hecho de que un alumno
construya su propia historia, paralela al relato bíblico tratado, es de una gran eficacia para que
el alumno se integre en la Historia Sagrada. Es necesaria una meditación detenida de los
acontecimientos para poder hacer una buena redacción en torno a los hechos sagrados o para
hacer un cuento adecuado.

Un día estaba Jesus en un campo y había muchos escuchándole, estaban un poco lejos
de Cafarnaúm y otros pueblos. Sus amigos, los apóstoles, le dijeron: oye, Jesus, que aquí hay
gente que ha venido de lejos y sus casas están en otros pueblos muy lejanos y los pobres no
tienen para comer; ¿qué vamos a hacer? Tendremos que decirles que se vayan ya a buscar su
comida en algún sitio.

David tenía 6 años y era travieso y un poco perezoso. Al ver el problema que se
presentaba pensó enseguida en irse a su casa. Pero su amigo Yago le dijo que «tenían que
hacer algo». A David le dio la risa. ¿Qué iban a hacer? Pero Yago estaba pensando en lo que
había visto hacer a Jesus en una ocasión: en una boda en su pueblo se había acabado el vino,
cuando había invitados recién llegados. ¡Y Jesús convirtió el agua en vino!

Le dijo a David: «Vamos a buscar panes entre la gente, a ver cuántos conseguimos y se
los llevamos a Jesús›...

Tema 5º Aprender a enseñar Religión Página - 103 -


PEDAGOGÍA Y DIDÁCTICA DE LA RELIGIÓN EN LA ESCUELA
TEMA 5º APRENDER A ENSEÑAR RELIGIÓN

Conseguir hacer una breve poesía acertada sobre los contenidos de la religión supone
un esfuerzo por entender muy a fondo todos los datos disponibles. Hace falta una visión de
conjunto. Por lo tanto, el esfuerzo que se debe realizar está siempre dirigido a una meditación
más profunda de las verdades reveladas.

Madre de Dios

Como eres mi madre,

Te traigo una flor.

Cuídame, madre,

Con mucho amor

Con cada flor que traigo

Quiero ser mejor.

Dramatización. Mímica (recomendamos RENOULT, N., VIALARET, C., Dramatización infantil,


Narcea, Madrid 2000; ROS, J., ALINS, S., Juegos de expresión corporal, Parramón, Barcelona
2003.)

POESÍA EXPRESIÓN CORPORAL

Un día un Ángel del Señor En corro, de pie, parados, levantan el dedo


índice y, a continuación, agitan los brazos,
como si fueran pajaritos.

A la Virgen María se le apareció Manos cerradas como si estuvieran rezando.


A continuación, iniciar el movimiento con las
manos en el pecho y finalizar abriendo los
brazos hacia los demás.

Y con gran alegría le comunicó: Sonreír y llevarse las manos a la boca. A


continuación, abrir y cerrar los dedos de las
manos.

Vas a ser la Madre del Hijo de Dios Movimiento de acunar con los brazos. A
continuación, levantar las manos hacia el
cielo.

Tema 5º Aprender a enseñar Religión Página - 104 -


PEDAGOGÍA Y DIDÁCTICA DE LA RELIGIÓN EN LA ESCUELA
TEMA 5º APRENDER A ENSEÑAR RELIGIÓN

¿CÓMO HACER?

- Debe prepararse con antelación:

- Elección y adaptación del texto.

- Caracterización de cada personaje.

-Concreción del guión de cada personaje.

- Qué personaje dramatiza cada alumno.

- Debe enseñar algunas técnicas imprescindibles:

- Modulación de la voz.

- Entonación y volumen.

- Utilización de gestos.

LA DRAMATIZACION FAVORECE EN EL NINO:

- Un manejo más lúcido del lenguaje.

- Fomenta el desarrollo de la memoria.

- La imaginación de los acontecimientos representados.

- Situarse más fácilmente en la historia y en la geografía.

- La alegría en el aprendizaje.

- Un manejo mayor de la poesía, la danza, el canto...

- Los ejercicios psicomotores. Fomenta habilidades físicas.

- Una mejor apertura al grupo, superando timideces.

- Capacidad artística.

Tema 5º Aprender a enseñar Religión Página - 105 -


PEDAGOGÍA Y DIDÁCTICA DE LA RELIGIÓN EN LA ESCUELA
TEMA 5º APRENDER A ENSEÑAR RELIGIÓN

Modelado y dibujo

BENEFICIOS DEL DIBUJO

- Ofrece al maestro información sobre la personalidad del niño.

- Ayuda a prestar más atención al relato.

- Desarrollo de la interpretación.

- Desarrollo de la creatividad y la imaginación.

Música. Canciones

La música es capaz de evocar sensaciones que nos unen a lo trascendente, unidas a los
contenidos religiosos que el niño debe aprender La capacidad artística que lleva consigo la
música favorece la transmisión de experiencias religiosas y puede llevar fácilmente a sugerir
una actitud contemplativa. Es por eso muy propio de la enseñanza de la religión, de la
catequesis y de la liturgia porque nos lleva más fácilmente a considerar la belleza de Dios y de
las realidades sobrenaturales.

La música puede acompañar y favorecer muchas de las actividades habituales de la


enseñanza de la religión, como puede ser la dramatización, la mímica, la oración o incluso
favorecer otras actividades, como el dibujo o el modelado.

Es importante que el profesor disfrute enseñando una canción. La actitud alegre


mueve al alumno. Debe cuidar, por lo tanto, la modulación de la voz. Al principio tenderá a
enseñar melodías simples que faciliten la memorización de los niños. Con alumnos mayores se
podrán ensayar canciones más largas, cuidando siempre que tengan un contenido
directamente relacionado con la unidad didáctica que se desarrolla. El profesor debe dominar
perfectamente la canción para ser eficaz en su enseñanza. Debe cuidar el clima de silencio y
atención entre los alumnos.

Tema 5º Aprender a enseñar Religión Página - 106 -


PEDAGOGÍA Y DIDÁCTICA DE LA RELIGIÓN EN LA ESCUELA
TEMA 5º APRENDER A ENSEÑAR RELIGIÓN

LA MUSICA TIENE GRANDES VENTAJAS PORQUE:

- Ayuda a memorizar contenidos de un modo amable y fácil.

- Aumenta el poder de concentración.

- Ayudará a la motivación a la hora de adquirir contenidos religiosos.

- Enseña a convivir con los demás compañeros de manera más armoniosa.

- Produce alegría de vivir, que adquiere el alumno también a través de los contenidos
religiosos.

- Estimula la expresión corporal que puede orientarse a mostrar el cariño a Jesús, María, etc.

- Ayuda a comprender mejor los relatos religiosos.

- Aumenta la tolerancia y, por lo tanto, favorece la virtud de la caridad.

Oraciones en el aula

En muchos centros educativos es normal rezar, al comenzar y al terminar las clases, y


quizá en otros momentos, como puede ser a medio día el Ángelus. En las aulas de los más
pequeños, Infantil y primeros cursos de Primaria, se puede fácilmente incluir una oración en
las clases de religión. Esta oración puede ser cualquiera de las que saben todos los cristianos,
empezando por el Padrenuestro y el Avemaría, pero también pueden ser oraciones bien
pensadas por el profesor de acuerdo con la materia explicada.

Gracias, Jesus, porque cuidas de nosotros,

Gracias, Jesús, porque nos llevas al cielo.

Contigo estamos contentos.

Contigo lo puedo todo.

Cuando el profesor ha pensado en una oración concreta -inventada o no- que tenga
que ver con la unidad didáctica, procurará que sea la oración que rece con los niños al
comienzo del día y también en la clase de religión. No se trata de poner cualquier oración, sino
de escoger la más apropiada al tema. El Padrenuestro o el «Jesusito de mi vida, tú eres niño
como yo, por eso te quiero tanto y te doy mi corazón» tendrán su lugar, pero en un momento
concreto una oración inventada, breve pero significativa, es útil para memorizar contenidos.

Según las edades, es normal que sepan las oraciones principales, el Padrenuestro, el
Avemaría, el Gloria, etc., pero aquí estamos hablando de aquellas oraciones que van a

Tema 5º Aprender a enseñar Religión Página - 107 -


PEDAGOGÍA Y DIDÁCTICA DE LA RELIGIÓN EN LA ESCUELA
TEMA 5º APRENDER A ENSEÑAR RELIGIÓN

entender bien, porque están hechas a su medida, y que les sirven. Los niños no entienden las
oraciones más tradicionales, porque contienen conceptos no asequibles para ellos. A pesar de
todo habrá quien piense que es bueno que las aprendan. Pero también es verdad que hay
otros entornos donde pueden aprenderlas: la familia, la catequesis, etc. En todo caso, los niños
hacen preguntas, muchas veces, que manifiestan que rezan de memoria.

Participación en la liturgia

El juego

ES CONVENIENTE EL JUEGO PORQUE:

- En Educación Infantil es la forma adecuada para el aprendizaje.

- Es la actividad preferida del niño.

- Le permite vivir en un mundo imaginario al mismo tiempo que aprende hechos reales.

- Es una oportunidad de descanso dentro de la actividad de aprendizaje.

- Hace posible el desarrollo máximo de su inteligencia.

11. ESTRATEGIAS PROPIAS DE LA EDUCACIÓN INFANTIL

Después de todo lo visto es más fácil hacer una reflexión sobre cuáles son las
estrategias más apropiadas para los niños de Educación Infantil, que serán en algunos casos
distintas de las de Primaria y, otra veces, no mucho.

Para empezar tendremos siempre en cuenta el relato bíblico. Hay que tener muy
presente que estamos mostrando a Cristo, enseñando las verdades cristianas, y que el punto
de partida es la revelación. Es el modo de fundamentar bien todos los conocimientos. El relato
puede hacerse de viva voz o a través de vídeos. Como ya dijimos anteriormente, aunque existe
un vídeo muy adecuado, no conviene prescindir de la narración de la profesora, bien
preparada para que sea mucho más cercano de cuanto pueda serlo la proyección.

Convendrá que el relato se haga con imágenes. Es una forma de interiorizar más los
datos recibidos. Además, posteriormente, una buena actividad es que el niño sea capaz de
reconstruir el relato ordenando los dibujos que se usaron en la narración. Por lo tanto, aunque
pueden ser dibujos proyectados, será también conveniente tenerlos en cartón para
manipularlos.

No se puede olvidar que el relato normalmente estará redactado por el propio


profesor. Solo desde el conocimiento del niño concreto que tiene delante puede hacer la
narración más adecuada. No sirve, casi nunca, leer algo ya hecho. Además deberá conocerlo
tan bien que no necesite leerlo, con lo que se mejora la calidad de la narración.

Tema 5º Aprender a enseñar Religión Página - 108 -


PEDAGOGÍA Y DIDÁCTICA DE LA RELIGIÓN EN LA ESCUELA
TEMA 5º APRENDER A ENSEÑAR RELIGIÓN

Después de la narración será el momento para hablar con los niños haciendo
preguntas sobre lo que se ha leído, dejando a los niños comentar, llevando la conversación
hacia los puntos principales que la maestra quiere subrayar: Dios bueno, que hace todas las
cosas bien; el pecado de Adán y Eva, que desobedecieron; Dios que perdona, etc.

El relato puede ser lo primero que haga en la unidad, pero también puede
anteponerse una actividad motivadora. Las actividades de iniciación pueden ser de motivación
o de conocimientos previos. Sirven, por lo tanto, para adentrar al niño en un tema concreto.
Puede ser un vídeo adecuado, una conversación haciéndoles reflexionar sobre cosas que
conocen, quizá con imágenes en cartulinas o proyectadas. Acertijos, juegos de palabras, que
dirijan a los niños hacia el tema que queremos.

Otras actividades de exploración pueden ser los paseos de reconocimiento: para partir
de la observación de la naturaleza al hablar de la Creación, o de una Belén cercano, para
hablarles de la Navidad, etc. Otras veces, una historia cercana que les pueda meter en el terna.

Por lo tanto, teniendo muy presentes los objetivos propuestos, sabiendo el tiempo de
que se dispone, sabiendo qué tipo de niños hay en el aula, el profesor piensa bien su
estrategia. Puede empezar por una conversación con los niños sobre el tema o proyectando un
vídeo breve que sitúa bien en lo que van a aprender. Después les contará la historia del
Antiguo o Nuevo Testamento que corresponda, a ser posible utilizando imágenes. Un relato en
el que la maestra, el maestro, pondrá todo el entusiasmo, «echando cuento» a la narración.

Después vendrán esas actividades que sirvan para aplicar, para hacer propia la
enseñanza. Las actividades de integración sirven para unir conocimientos recién descubiertos
en una realidad comprensible. Puede servir la dramatización, juegos grupales relacionados con
el tema, colorear imágenes, trabajo con plastilina, algún tipo de vídeo. Lo más decisivo aquí es
que no haya una pérdida de tiempo. Que el niño se vea inmerso rápidamente en otras
actividades que le hablen de lo mismo. Que se lo pase bien con estas historias y agradezca lo
que viene después.

Es importante aquí la imaginación del profesor, que debe tener bien previsto lo que
viene a continuación. Puede ser una canción o una mímica, en donde los niños actúan, se
divierten y aprenden.

Por último hay otro tipo de actividades que sirven para fijar conocimientos, para
memorizar. Suelen ser útiles las canciones, en la medida que tengan relación directa con lo
que están aprendiendo; las oraciones, apropiadas al tema, acertijos, completar frases, en el
caso de los niños mayores de esta área, y el empeño en la formación en virtudes con pequeños
detalles en la evolución de la unidad. Pueden ser también útiles algún juego grupal, una
dramatización bien pensada o una simple mímica.

12. EJEMPLO DE UNA POSIBLE DRAMATIZACIÓN PARA LA UNIDAD DE LA CREACIÓN

Por equipos se repartirán a los niños unas cartulinas con diferentes dibujos de la creación que,
por equipos, tendrán que colorear para después hacer una dramatización con ellas.

Tema 5º Aprender a enseñar Religión Página - 109 -


PEDAGOGÍA Y DIDÁCTICA DE LA RELIGIÓN EN LA ESCUELA
TEMA 5º APRENDER A ENSEÑAR RELIGIÓN

Se formarán 6 equipos. En cada equipo habrá:

1. Una cartulina que los niños colorearán y representará la luz, y ellos mismos explicarán que al
principio no había nada, solo oscuridad; y con ceras de colores darán luz a diferentes
cartulinas.

2. Otro equipo se encargará de dibujar los mares y el cielo: tendrán que explicarles a sus
compañeros que fue lo que Dios creó en segundo lugar, y pintarán mares y cielos azules.

3. El tercer equipo se encargará de las plantas, entre todos pintarán las flores más bonitas,

4. En este equipo se coloreará el sol y la luna, la mitad de los niños del equipo serán soles y la
otra mitad, lunas.

5. En el quinto equipo se repartirán cartulinas de animales y tendrán que colorear los


diferentes animales para poder representarlos en la dramatización.

6. En este equipo sexto se repartirá a los niños unas cartulinas y tendrán que dibujarle ojos,
nariz, boca, y ropa de chico o de chica, para poder representar al hombre y a la mujer. Una vez
pintado y coloreado se cortará por la línea de puntos como si fuera un troquel, para poder
representarlo mejor en la dramatización.

Mientras realizan la actividad cantan la canción que hemos aprendido y la maestra va por los
grupos preguntando <<¿ y esto qué día fue?›> y, el equipo de al lado, ¿por qué pintáis eso?, y
así los niños irán interiorizando el tema.

En la siguiente sesión los niños se pondrán por equipos como la vez anterior, y la profesora le
dirá a cada equipo lo que tiene que decir.

Narración: (comenzará la profesora narrando la historia de la creación).

- Profesora: Al principio no había nada de nada: nada que ver, nada que oír, nada que tocar.
Todo era negro, frío y vacío. Y dijo Dios: «Hágase la luz».

- Equipo 1°: Y una deslumbrante luz llenó la oscuridad. Entonces, Dios creó:

- Equipo 2°: ...la tierra los mares y el cielo sobre nosotros.

Prof.: Y a la tierra llegó la vida con las plantas que lanzaban semillas.

-Equipo 3°: Y con las flores de dulces aromas... todas asomando y floreciendo, y brotando y
creciendo.

- Equipo 4°: Dios hizo el sol para que brillara durante el día, y la luna para que brillara por la
noche.

- Prof.: Y entonces Dios llenó su mundo.

- Equipo 5°: ...con toda clase de criaturas, que corrían y volaban, gruñían y rugían, bramaban y
aullaban.

Tema 5º Aprender a enseñar Religión Página - 110 -


PEDAGOGÍA Y DIDÁCTICA DE LA RELIGIÓN EN LA ESCUELA
TEMA 5º APRENDER A ENSEÑAR RELIGIÓN

- Prof.: Y por último, entonces...

- Equipo 6°: Dios creó al hombre y a la mujer para compartir con ellos su maravilloso mundo y
para que los cuidara.

- Prof.: Seis días después, Dios había creado el mundo y todo lo que había en él. Y el séptimo
día descansó.

Los niños, según les toca hablar, se irán levantando por equipos y enseñaran sus cartulinas
levantando los brazos y enseñando su dibujo. Se realizará en círculo todos sentados, la
profesora en medio y se irán levantando los niños conforme avance la narración.

ESTRATEGIAS ADECUADAS A LA EDUCACION INFANTIL

- Relato bíblico.

- Exploración fuera del aula.

- Videos.

- Mímica.

- Modelado y dibujo.

- Canciones.

- Oración.

- Juegos colectivos.

13. ESTRATEGIAS PROPIAS DE LA EDUCACIÓN PRIMARIA

En el primer ciclo de Primaria pueden coincidir muchas de las actividades propuestas


para la Educación Infantil. En todo caso, y como ya se explica más arriba, no debe faltar el
relato bíblico. No serán tan necesarias para atraer la atención las imágenes. Pero, en cambio,
se le puede sacar más partido a la conversación posterior para recordar lo que se ha contado y
así introducir los contenidos propios de la unidad. Aprovechando la historia bíblica se puede
proponer la redacción de una historia personal.

Sigue sirviendo el modelado y el dibujo, como forma de manifestar lo que han oído. La
exploración fuera del aula puede seguir sirviendo en el primer ciclo. La canción, en la medida
en que el profesor o la profesora sean capaces de mantener un buen nivel de atención y de
calidad.

Pueden ser de utilidad los vídeos como actividad motivadora. Hay muchas
posibilidades, como hemos visto anteriormente, y, por lo tanto, hay que elegir bien, según la
edad, según en lo que se quiera insistir. Las actividades en pizarra digital, así como juegos

Tema 5º Aprender a enseñar Religión Página - 111 -


PEDAGOGÍA Y DIDÁCTICA DE LA RELIGIÓN EN LA ESCUELA
TEMA 5º APRENDER A ENSEÑAR RELIGIÓN

interactivos, suelen ser útiles para reafirmar los conocimientos adquiridos a través de la
historia bíblica y la conversación posterior con el profesor.

En todos los ciclos de Primaria es conveniente unir la oración en el aula a los


contenidos de las clases de religión, pues es un modo de que hagan propias las enseñanzas.
Convendrá tener una oración apropiada a los contenidos de la unidad. En la misma línea será
de utilidad la participación en la liturgia, como medio de adentrarles en el conocimiento de los
sacramentos. Esto puede tener sus complicaciones pero no cabe duda de que es una edad muy
apropiada para que aprendan a estar, a comportarse, a captar las realidades sobrenaturales a
través de los signos sacramentales. Se puede objetar que este modo de actuar es más propio
de la catequesis, y es verdad, pero hay ocasiones en que es la mejor actividad práctica para
subrayar un aprendizaje.

La exploración individual o por grupos puede ser bastante útil. Supone responsabilizar
al alumno de su propio aprendizaje y es siempre un aprendizaje significativo porque el niño
busca entre las cosas conocidas, libros, enciclopedias, periódicos, objetos de su casa, para
aportar al estudio de la unidad. Especialmente adecuado para el tercer ciclo de Primaria.

En esta línea se puede utilizar otro tipo de trabajos en grupo, como es la elaboración
de un mural. Puede ser la conclusión práctica de un trabajo previo de exploración, y al elegir
un esquema para el mural, con ayuda del profesor, están consiguiendo los alumnos un
entendimiento de conjunto de los diversos elementos expuestos.

ESTRATEGIAS ADECUADAS A LA EDUCACIÓN PRIMARIA

- Relato bíblico

- Exploración del alumno

- Videos

- Debates

- Trabajos en equipos

- Redacción

- Dramatización

- Juegos grupales e individuales

- Oración, participación en la liturgia

Tema 5º Aprender a enseñar Religión Página - 112 -


PEDAGOGÍA Y DIDÁCTICA DE LA RELIGIÓN EN LA ESCUELA
TEMA 5º APRENDER A ENSEÑAR RELIGIÓN

Contenidos bíblicos en el Currículo

TEMA
INFANTIL PRIM. CICLO 1° PRIMCICLO 2° PRIM CICLO 3°
Creación 1y3 1y3 1
Pecado original 3 5
Noé. El diluvio
Abraham. 2
Patriarcas
Moisés. Éxodo 6 6y8 2
David. Salomón
Profetas
Jesucristo 7, 8, 9 y 10 9 3y4 7y8
Nacimiento 7y9
Vida oculta 9
Vida pública 7 y 10 10 6y8 6
Pascua 7, 9 y 16 11 7
La Virgen 7y8 13 9
Pentecostés 10 y 13
La Iglesia 14 12 13
Primeros
cristianos 13

Tema 5º Aprender a enseñar Religión Página - 113 -