You are on page 1of 1

PALABRAS ALUSIVAS 20 DE JUNIO

Todos, desde muy pequeños conocemos la figura del Gral. Manuel Belgrano por ser el creador de
nuestra Bandera Nacional, que es desde el principio de nuestra historia y será hasta el fin de los tiempos,
el símbolo que nos identifique a todos los argentinos ante el resto del mundo.
Si bien la significación histórica de la creación de la bandera es un hecho que por su propio peso tiene
un valor inconmensurable; como argentinos de bien, deberíamos tener más presente la labor llevada
adelante por Manuel Belgrano.
Ya mucho antes de la Revolución de Mayo, Belgrano desde el Consulado de Buenos Aires, trabajó para
transformar la realidad que imponía el colonialismo. Fue un intelectual preocupado por realizar aportes
que mejoren la calidad de vida de la sociedad en aquel momento. Y hasta les diría que fue un pionero en
el asunto de hacer caminos porque ya desde el Consulado, él bregaba por la construcción de un camino
que uniera el Virreinato de Buenos Aires con la Capitanía General de Chile.
Belgrano transformó a la sociedad de su tiempo, porque fue un intelectual revolucionario, y así fue, fue
vocal de la Primera Junta de Gobierno. Y como hacer patria no es lo mismo que construir poder. Los
que tenían el poder lo mandaron a batallar al Paraguay, así como a Moreno lo enviaron a una misión
diplomática que culminaría con su vida en alta mar, así como a Castelli lo mandaron al Alto Perú.
Belgrano, Moreno y Castelli en aquel momento naciente de la Patria fueron derrotados militarmente,
pero por donde ellos pasaron con su prédica política, su actitud honesta y desinteresada quedó sembrada
la semilla de la libertad americana.
A Belgrano el poder de turno le negó cosas y hasta le negaron tener una bandera propia, pero él fue en
contra de los burócratas y tuvimos bandera. Belgrano hizo cosas imposibles por la Patria. A pesar de su
formación que poco tenía que ver con el militarismo, hizo ganar al Ejército Argentino las batallas de
Salta y Tucumán, las batallas más importantes que se hayan dado en el suelo patrio. Belgrano estaba
comprometido con engrandecer el sueño fundado en la Revolución de Mayo, se preocupó por la
educación y nunca miró el beneficio propio. En 1820, pocos años después, la muerte lo encontró sumido
en la más profunda de las pobrezas.
Lo había dado todo por el país.
Por eso los invito a soñar como hacía Belgrano, los invito a pensar en una sociedad distinta, donde la
solidaridad y el bien común, sean el norte para que cada día hagamos un país mejor para nuestros hijos.
Así lo hubiera querido, Don Manuel Belgrano.