You are on page 1of 7

¿Procede la liquidación de oficio cuando los

responsables de la liquidación de una obra


por administración directa no lo hicieron
dentro de los plazos previstos?
Respuesta
Procede la Liquidación de Oficio si esta contemplado y existe una directiva interna al respecto,
de no contarse se puede aplicar de forma supletoria la normativa de contrataciones que
especifica sobre el particular.

Explicación
LIQUIDACIÓN DE OFICIO:

Es el procedimiento aplicado a un proyecto de inversión que pese a haber concluido su


ejecución física y financiera, dentro de los plazos establecidos, no cuentan con la suficiente
documentación sustentatoria de gasto para determinar su valor de liquidación o la comisión
designada en el caso de administración directa no realiza tal acción, en los plazos
establecidos.

Es recomendable que la unidad ejecutora mediante memorandun de un último plazo para que
se realice la liquidación con cargo a sanciones que pueden ser:
a) Amonestación verbal o escrita;
b) Suspensión sin goce de remuneraciones hasta por treinta días;
c) Cese temporal sin goce de remuneraciones hasta por doce meses; y
d) Destitución.

Conforme a la gravedad de cada uno de los responsables.

Si la Comisión Designada no realiza la liquidación debe proceder la liquidación de oficio que


puede implicar contratar los servicios especializados para tal fin, con las sanciones que
corresponda a los responsables.

Para ello la unidad de liquidaciones o la que haga sus veces en la gerencia de desarrollo
urbano debe solicitar la Liquidación de Oficio.
Otra recomendación es contar con una directiva interna de liquidación de obra por
administración directa que contemple estos hechos.

Base Legal
Artículo 1 numeral 11 y 12 de la Resolución de Contraloría Nº 195-88-CG
Artículos 178°, 179° y 180° del Reglamento de la Ley de Contrataciones del Estado.
Artículo 26 Decreto Legislativo Nº 276.
Pautas para una liquidación de oficio de
Proyectos de infraestructura.
La liquidación de Oficio se inicia cuando no hay información y/o documentación de sustento
suficiente, tanto en el aspecto técnico como financiero, pudiendo presentarse los siguientes
casos:

1. No se cuenta con la suficiente documentación que sustente los gastos a fin de determinar el
valor de liquidación, como por ejemplo la ausencia de comprobantes.
2. No se cuenta con suficiente información de lo realmente ejecutado en la obra, como por
ejemplo ausencia de cuaderno de obra.

¿Cómo iniciar el proceso de Liquidación de Oficio?


La Liquidación de Oficio, es una manera de denominar a las regularizaciones de las
liquidaciones, que por distintas razones, no se han realizado oportunamente (medida
administrativa correctiva). Al tratarse de una regularización, no existe normatividad específica.
Por ello, se recomienda que la entidad emita una directiva que formalice este
procedimiento[1]. Se recomienda que la Directiva interna considere lo siguiente:
a. El trámite lo debe iniciar el órgano de la entidad encargado de las liquidaciones, la cual
presentará la solicitud correspondiente a la Gerencia de Desarrollo Urbano – Rural, u órgano
de la entidad que haga sus veces, adjuntado un informe detallado sustentando la necesidad
de realizar la liquidación de oficio[2]. Esta solicitud puede incluir una o más obras.
b. El responsable de la UE debe verificar el estado de los proyectos ejecutados en el
inventario de proyectos. En el caso que el componente de obra de un proyecto no fuera
liquidado por la entidad, debe emitir un informe solicitando las acciones administrativas que
corrijan dicha deficiencia, a fin de deslindar las responsabilidades administrativas, civiles o
penales que pudieran presentarse frente a las obras terminadas y no liquidadas en su
oportunidad.

En el caso de obras por contrata, solo se hace referencia a liquidación de oficio por la entidad
cuando el contratista no presente la liquidación en el plazo previsto, asumiendo este último los
costos de la liquidación. En caso la entidad no realice las medidas correctivas de liquidación
de obras, quedaría también como responsable de las eventuales irregularidades que
presenten las obras concluidas y no liquidadas. Se recomienda que, en la Directiva de Cierre y
Liquidación de Obra, se incluya un capítulo correspondiente a las acciones y
responsabilidades para la Liquidación de Obra de Oficio.
Pasos para realizar la Liquidación de Oficio
Paso 1: Elaborar informe de sustento
La UE, responsable de la ejecución del proyecto, debe elaborar un informe argumentando las
razones que hacen imposible contar con la información necesaria para liquidar un proyecto. El
informe debe ser aprobado mediante Resolución Gerencial.

En caso la entidad cuente con un número alto de proyectos sin liquidar, se recomienda
agrupar proyectos a fin de realizar solo un proceso de liquidación de oficio. Los proyectos se
pueden agrupar por: antigüedad, ausencias de información, situación encontrada.

Paso 2: Designar la Comisión de Liquidación de Oficio


Mediante la resolución de autorización de inicio del proceso, se debe designar una Comisión
de Liquidación de Oficio responsable de hacer cumplir los procedimientos administrativos y
verificar el contenido de los informes de liquidación técnico y financiero. La comisión
designada, dependiendo de la entidad y la naturaleza de las obras, podría estar conformada
principalmente por:

– Representante del área de liquidación de obras.

– Representante del área de contabilidad.

– Representante del área de presupuesto.

– Representante del área de control patrimonial.

– Representante del área de ejecución de obras.

– Representante del área de supervisión de obras.

– Representante del área que brinda servicios (relacionados a la infraestructura generada por
la obra).

– Representante de la gerencia de infraestructura y/o administración, debiendo uno de ellos


presidir la Comisión.

En cada entidad se debe definir un número no mayor de cinco personas para que integren la
Comisión de Liquidación de Oficio como titulares, lo cual no implica que los otros funcionarios
que no integren la Comisión, no están obligados a cumplir las funciones que les corresponden
en el proceso de liquidación de obras, para lo cual serán requeridos en su oportunidad.

Paso 3: Seleccionar y Designar a los Liquidadores


Dado que no existe información y documentación de sustento suficiente en los aspectos
técnicos y financieros, y a fin de poder contar con prueba cierta que sustente las acciones
administrativas y/o penales de los responsables de la ejecución y liquidación de la obra en su
oportunidad, es importante que la entidad identifique y seleccione por lo menos cuatro peritos
de parte[3], que son profesionales responsables de emitir el informes pericial de liquidación
técnica de obra y el Informe pericial de liquidación financiera de obra[4].
Para las obras culminadas sin recepción y sin liquidación, y de ser el caso sin documentación,
los peritos, estudiarán la materia de dictamen y estarán autorizados a solicitar aclaraciones de
las partes, requerir informes, visitar lugares, examinar bienes muebles o inmuebles, ejecutar
calcos, planos, relieves, solicitar pruebas de laboratorio (de suelos, concreto, etc.), etc.,
analizar los aspectos financieros y contables, etc.

Es conveniente que los Peritos designados cuenten con la especialidad requerida para la labor
a realizar y estén convenientemente registrados y acreditados por los Colegios Profesionales
respectivos, y de ser el caso pertenecer al Cuerpo Técnico de Tasación del Perú u otro
organismo similar. Se recomienda tener en cuenta los siguientes perfiles:

a. El Perito Liquidador Técnico de obra debe tener el siguiente perfil mínimo:

– Profesional en Ingeniería y/o Arquitectura, o carrera afín.

– Experiencia profesional no menor de cinco años.

– Experiencia laboral específica como profesional no menor de tres años en formulación,


evaluación, ejecución o liquidación de proyectos de inversión pública.

– Acreditación de estudios o capacitación como perito en su especialidad.

– Acreditación de estudios o capacitación en sistemas administrativos del Estado,


especialmente del SNIP.

b. El Perito Liquidador Financiero de obra debe tener el siguiente perfil mínimo:

– Profesional contador, economista o administrador, o carrera afín.


– Experiencia profesional no menor de cinco años.

– Experiencia laboral específica como profesional no menor de tres años en presupuesto


público, contabilidad de entidades públicas o administración y liquidación de PIPs.

– Acreditación de estudios o capacitación como perito en su especialidad.

– Acreditación de estudios o capacitación en sistemas administrativos del Estado,


especialmente presupuesto y contabilidad.

Paso 4: Elaborar el Informe de Liquidación


Los miembros de la Comisión de Liquidación de Oficio deben conciliar la información
correspondiente a la valorización final y metas físicas de la obra ejecutada, sobre la base de
los Informes periciales. Luego, la Comisión de Liquidación es responsable de emitir el informe
de liquidación correspondiente.

Paso 5: Aprobar la Liquidación


El presidente de la Comisión de Liquidación de Oficio debe enviar al funcionario o autoridad
competente (quien debe ser la misma persona que aprobó el Expediente Técnico de la Obra -
normalmente Gerente de Infraestructura o Desarrollo Urbano y Rural, facultado o delegado, o
el Alcalde), la propuesta de resolución de aprobación de la liquidación de obra.

Paso 6: Realizar el Registro Contable de la Liquidación.


La oficina de Contabilidad, o quien haga sus veces, realizará el registro contable
correspondiente, en concordancia con lo establecido en el informe de liquidación, aprobado
mediante la resolución correspondiente.

Paso 7: Realizar el Registro Patrimonial.


La Oficina de Control Patrimonial, o quien haga sus veces, realizará los trámites
correspondientes para la Declaratoria de Fábrica de la infraestructura construida, así como el
saneamiento legal correspondiente, inscribiendo la propiedad en los registros públicos de
propiedad inmueble o mueble según corresponda; además deberá actualizar el registro del
margesí de bienes municipales.

Paso 8: Transferir el Proyecto


La infraestructura generada por las obras liquidadas debe ser transferida a la entidad o área
responsable de su administración, operación y mantenimiento.
a. Los proyectos cuya administración no son atribución de la entidad, serán transferidos al
sector o entidad pública correspondiente, la cual formalizarse por medio de mediante una
Resolución de Transferencia de Infraestructura o Bienes generados por el proyecto, basada
en un Acuerdo del Concejo Municipal, sobre cuya base se suscribe un Acta o contrato de
cesión de uso. Una vez que sea transferida la infraestructura, es competencia del sector o
entidad las acciones de operación y mantenimiento.

b. En el caso de proyectos de competencia municipal (por ejemplo: pistas, parques,


saneamiento), una vez éstos son liquidados, se traslada la responsabilidad de operación y
mantenimiento al área orgánica que de acuerdo al Reglamento de Organización y Funciones
tiene las competencias para la operación del servicio o el mantenimiento de la infraestructura.

Fuente: Programa Canon IFC: “Liquidación de Proyectos de Infraestructura: Pautas y


Recomendaciones para Municipalidades”

[1]En el caso de la ejecución de obras por administración directa (ejecución presupuestaria


directa), cada entidad debiera ser responsable de elaborar directivas internas para establecer
procedimientos de Ejecución, Recepción y Liquidación de Proyectos, de acuerdo a su realidad
institucional en el marco de la Resolución Nº 195-88-CG, y concordadas con los artículos
correspondientes de la Ley de Contrataciones del Estado y su Reglamento.
[2]Se tendrá en cuenta los numerales 5,11 y 12 del artículo 1º de la Resolución de Contraloría
Nº 195-88CG; y los Artículos 210, 211 y 212 del Reglamento de la Ley de Contrataciones del
Estado y sus modificatorias.
[3]Existen tres clases de peritos: Perito de Oficio, Perito de Parte y Perito Dirimente, de
acuerdo con lo señalado en el Código de procedimientos penales (art. 165) y el Código
procesal civil (art. 262, 264, 269 y 271). El nombramiento de los peritos de parte no
necesariamente deben ser los que figuran en las nóminas oficiales del poder judicial.
[4]Se sugiere sean dos peritos por especialidad, técnica o financiera, a fin que se puedan
obtener informes con la mayor imparcialidad posible, lo cual surge de la contratación de
análisis y pruebas que generan ambos peritos de una misma especialidad