You are on page 1of 129

PLANEAMIENTO

ESTRUCTURAS HIDRAULICAS

ING. VICTOR OSCAR RENDON DAVILA


CAPITULO I

ALTERNATIVAS EN EL PUNTO DE CAPTACIÓN

Y DELIMITACIÓN DE SUBCUENCAS ALIMENTADORAS

1. CAUDAL PRELIMINAR

Para la delimitación de la cuenca que alimentará de recurso hídrico al


Proyecto, que se pretende plantear, es necesario definir el Punto de Captación,
del río. A partir del cual se traza aguas arriba, el área de retención de la
cuenca. Para ello es necesario tener el trazo del canal, el cual requiere una
pendiente adecuada que se analiza en función a la geometría del canal, la
rugosidad y, principalmente la velocidad media del flujo.

En vista de que se necesita para contar con un Caudal de Diseño y de la


Demanda de agua, el cual no se podrá realizar hasta no tener delimitada la
cuenca; se definirá un Caudal Preliminar. Este caudal se calcula en base a un
Módulo de Riego recomendable para el tipo de riego propuesto y a la cantidad
de hectáreas por irrigar.

El módulo de riego depende, del tipo de cultivos que se sembrarán, el tipo de


riego y las pérdidas por evaporación e infiltración en la conducción del agua;
pero existen recomendaciones prácticas con resultados muy satisfactorios
para definir un caudal de diseño tentativo. Se recomienda por ejemplo para
riego por aspersión 0,75 l/s/Ha. Para el desarrollo vamos a considerar un total
de 25 000 hectáreas potencialmente irrigables.

MxN  Ha
QP 
1000

0.75 x 25000
QP 
1000

Q p  18.75 _ m 3 / s
Donde:
QP = Caudal preliminar en m3/s.
M = Módulo de Riego en litros/segundo/Ha.
N° Ha = Cantidad de tierras a irrigar en hectáreas.

El Caudal preliminar, nos servirá para definir una pendiente del canal, para
realizar el Trazo Preliminar del canal de Conducción y tener el punto de
captación a partir del cual se delimitará la cuenca de alimentación para el
Proyecto.
2.2. PENDIENTE DEL CANAL
Antes de determinar la pendiente del Canal de Conducción, debemos definir
algunos aspectos previos que serán invariables en todo el proceso, para
planear un Irrigación:

A. CARACTERÍSTICAS DEL FLUJO.

Se considera para el diseño un Flujo Uniforme, es decir que la


profundidad, velocidad, descarga y Área Mojada, son constantes en cada
sección; además la línea de energía, superficie del agua y fondo del canal
son paralelos, en otras palabras, sus pendientes son iguales.

El flujo uniforme debe ser también Permanente, lo que significa que los
parámetros antes mencionados son constantes en el tiempo.

Si bien la condición de uniformidad es muy difícil de obtener en la


práctica, las fórmulas empíricas siguen siendo las más usadas con
bastante éxito por su sencillez de cálculo y los resultados satisfactorios
que dan para los diseños. Dentro de ellas la más difundida es la Fórmula
de Manning.

B. MATERIAL DE REVESTIMIENTO DEL CANAL.

El canal debe ser analizado de acuerdo a diferentes tipos de material, por


razones didácticas nosotros consideraremos dos tipos:

- Canal con superficie de concreto revestido.


- Canal con Mampostería de Piedra cementada.

El material de revestimiento incidirá directamente en la características


geométricas e hidráulicas del canal, lo que influirá en una mayor o menor
eficiencia de transporte así como en el costo total de la obra. Al final, de
la evaluación de estos factores se decidirá por la mejor alternativa en
cuanto a que material de revestimiento, es más ventajoso en términos
técnicos como económicos.

C. COEFICIENTE DE RUGOSIDAD

Para determinar el Coeficiente de Rugosidad n, que básicamente es


estimar la resistencia al escurrimiento en un canal dado, existen varias
formas; una de ellas, es mediante el uso de cuadros de valores típicos de
n en función del material que tendrá la superficie de escurrimiento. De la
revisión de algunos de estos cuadros obtuvimos un rango de valores tanto
para superficies de concreto revestido como para mampostería de piedra
cementada.

Para el caso de superficie de concreto revestido los valores de n oscilan


entre 0,011 hasta 0,020, dependiendo de la calidad del acabado y de las
condiciones en que se encontrará el canal, es decir ubicación, intervalo de
tiempo entre mantenimiento y propiamente las condiciones hidráulicas
generadas por el flujo. Dentro de este rango los valores recomendados
para el diseño varían entre 0,014 y 0,016.
Para superficie de mampostería de piedra cementada, los valores de n
varían entre 0,017 y 0,030.

D. SECCIÓN DEL CANAL.

Teniendo en cuenta que el volumen de excavación en la construcción de


un canal es un factor importante dentro de los costos, y siendo éste
básicamente influenciado por la sección del canal es que la sección más
eficiente, es decir, la que conduzca el máximo caudal con un mínimo de
perímetro mojado, lo que incidirá en una menor área de excavación, a
parte de otros factores.

Dentro de los tipos de secciones, la más eficiente hidráulicamente es la


semicircular, para una misma área. Pero esta sección tan sólo es usada
en modelos hidráulicos de laboratorio por lo poco práctica desde el
punto de vista constructivo. Es por ello que la sección más usada tanto
para canales revestidos o no, es la trapezoidal por su gran eficiencia,
facilidad de construcción, tanto en la etapa de excavación por la
estabilidad de sus paredes laterales, como en el vaciado mismo.

Considerando que todo el cálculo es para máxima eficiencia hidráulica,


3
se asumirá como talud en las paredes z  , es decir un ángulo de
3
60° respecto de la horizontal.

Ancho Coronación

B= Ancho Superficial
Bordo Libre

zy zy

H = Altura Canal
Y =Tirante de Flujo 1
z = Talud

b=Solera

CANAL ABIERTO

El proceso para determinar la pendiente es el siguiente:


 Se calculan el Tirante de Agua, Ancho de solera, Velocidad, Número de
Froude, además de los restantes parámetros geométricos e hidráulicos,
para la sección de máxima eficiencia.

 Con los valores así obtenidos se controla la Velocidad y el Número de


Froude, de tal manera que no se tengan valores extremos, que alteren
el flujo.
 Con los valores obtenidos se logra el máximo transporte de Caudal, el
Área mínima de excavación y el Perímetro mojado mínimo; pero el
tirante de agua coincide con el borde superior del canal. Como en la
práctica se le debe dar un borde libre por razones de seguridad,
entonces para obtener la menor área de excavación se debe tener un
ancho de solera menor al calculado con máxima eficiencia hidráulica.

CANAL REVESTIDO CON CONCRETO

n= 0,015
Q= 18,750 m3/s
Z = Cotg 30°

MAXIMA EFICIENCIA HIDRAULICA

s y b A P R T D V F
0,0005 2,50 2,89 10,84 8,66 1,25 5,78 1,88 1,73 0,403
0,0006 2,42 2,79 10,12 8,37 1,21 5,58 1,81 1,85 0,439
0,0007 2,35 2,71 9,55 8,13 1,17 5,42 1,76 1,96 0,472
0,0008 2,29 2,64 9,08 7,93 1,15 5,29 1,72 2,06 0,503
0,0009 2,24 2,59 8,69 7,76 1,12 5,17 1,68 2,16 0,531
0,0010 2,20 2,54 8,36 7,61 1,10 5,07 1,65 2,24 0,558
0,0015 2,04 2,35 7,18 7,05 1,02 4,70 1,53 2,61 0,675
0,0020 1,93 2,23 6,44 6,68 0,96 4,45 1,45 2,91 0,773
0,0025 1,85 2,14 5,93 6,41 0,92 4,27 1,39 3,16 0,858
0,0030 1,79 2,06 5,53 6,19 0,89 4,13 1,34 3,39 0,934
0,0035 1,74 2,01 5,22 6,02 0,87 4,01 1,30 3,59 1,004

CANAL CON MAMPOSTERIA DE PIEDRA PARTIDA CEMENTADA

n= 0,025
Q= 18,750 m3/s
Z = Cotg 30°

MAXIMA EFICIENCIA HIDRAULICA

S y b A P R T D V F

0,0005 3,03 3,50 15,89 10,49 1,51 7,00 2,27 1,18 0,250
0,0006 2,93 3,38 14,84 10,14 1,46 6,76 2,20 1,26 0,272
0,0007 2,84 3,28 14,01 9,85 1,42 6,57 2,13 1,34 0,293
0,0008 2,77 3,20 13,33 9,61 1,39 6,41 2,08 1,41 0,311
0,0009 2,71 3,13 12,75 9,40 1,36 6,27 2,03 1,47 0,329
0,0010 2,66 3,07 12,26 9,21 1,33 6,14 2,00 1,53 0,346
0,0015 2,47 2,85 10,53 8,54 1,23 5,69 1,85 1,78 0,418
0,0020 2,34 2,70 9,45 8,09 1,17 5,39 1,75 1,98 0,479
0,0025 2,24 2,59 8,69 7,76 1,12 5,17 1,68 2,16 0,531
0,0030 2,16 2,50 8,12 7,50 1,08 5,00 1,62 2,31 0,579
0,0035 2,10 2,43 7,66 7,29 1,05 4,86 1,58 2,45 0,622
Tomando como referencia el ancho de solera del primer cálculo, nos damos
ahora valores menores a éste, de tal manera que se logre la mínima
excavación, además de escoger un ancho más práctico. Al igual que en el
primer cálculo se verifican todos los resultados, especialmente Velocidad,
Número de Froude.

El mismo proceso se realiza para ambos tipos de material.

CANAL CON CONCRETO REVESTIDO

n= 0,015
Q= 18,750 m3/s
Z = 0,577

ANCHO DE SOLERA DADO

s y b A P R T D v F
0,0005 2,454 3,0 10,837 8,666 1,250 5,833 1,858 1,73 0,405
0,0005 2,680 2,5 10,848 8,690 1,248 5,595 1,939 1,73 0,396
0,0005 2,947 2,0 10,905 8,805 1,239 5,402 2,019 1,72 0,386
0,0005 3,258 1,5 11,013 9,023 1,221 5,262 2,093 1,70 0,376
0,0005 3,618 1,0 11,173 9,354 1,194 5,177 2,158 1,68 0,365
0,0010 2,012 3,0 8,372 7,646 1,095 5,323 1,573 2,24 0,570
0,0010 2,212 2,5 8,355 7,608 1,098 5,054 1,653 2,24 0,557
0,0010 2,453 2,0 8,381 7,665 1,093 4,833 1,734 2,24 0,542
0,0010 2,742 1,5 8,454 7,832 1,079 4,666 1,812 2,22 0,526
0,0010 3,085 1,0 8,577 8,123 1,056 4,562 1,880 2,19 0,509
0,0015 1,788 3,0 7,209 7,129 1,011 5,064 1,423 2,60 0,696
0,0015 1,973 2,5 7,179 7,056 1,017 4,778 1,503 2,61 0,680
0,0015 2,199 2,0 7,188 7,077 1,016 4,539 1,584 2,61 0,662
0,0015 2,473 1,5 7,242 7,212 1,004 4,356 1,663 2,59 0,641
0,0015 2,805 1,0 7,348 7,478 0,983 4,239 1,733 2,55 0,619
0,0020 1,643 3,0 6,486 6,794 0,955 4,897 1,325 2,89 0,802
CANAL CON MAMPOSTERIA DE PIEDRA PARTIDA CEMENTADA

n= 0,025
Q= 18,750 m3/s
Z = 0,577

ANCHO DE SOLERA DADO

s y b A P R T D v F

0,0005 3,260 3,0 15,915 10,528 1,512 6,764 2,353 1,18 0,245
0,0005 3,525 2,5 15,983 10,639 1,502 6,570 2,433 1,17 0,240
0,0005 3,825 2,0 16,099 10,834 1,486 6,417 2,509 1,16 0,235
0,0005 4,166 1,5 16,267 11,120 1,463 6,310 2,578 1,15 0,229
0,0005 4,548 1,0 16,489 11,503 1,433 6,251 2,638 1,14 0,224
0,0010 2,692 3,0 12,257 9,216 1,330 6,108 2,007 1,53 0,345
0,0010 2,931 2,5 12,284 9,268 1,326 5,884 2,088 1,53 0,337
0,0010 3,208 2,0 12,359 9,409 1,314 5,705 2,166 1,52 0,329
0,0010 3,529 1,5 12,485 9,650 1,294 5,575 2,239 1,50 0,320
0,0010 3,897 1,0 12,663 9,999 1,266 5,500 2,303 1,48 0,312
0,0015 2,401 3,0 10,530 8,544 1,232 5,772 1,824 1,78 0,421
0,0015 2,624 2,5 10,537 8,561 1,231 5,530 1,905 1,78 0,412
0,0015 2,888 2,0 10,591 8,669 1,222 5,335 1,985 1,77 0,401
0,0015 3,185 1,5 10,633 8,855 1,201 5,177 2,054 1,76 0,393
0,0015 3,555 1,0 10,850 9,209 1,178 5,104 2,125 1,73 0,378
0,0020 2,212 3,0 9,458 8,107 1,167 5,554 1,703 1,98 0,485

El control de la Velocidad, dependerá del tipo de Revestimiento, ésta no debe


ser menor a 0,6 m/s ni mayor a 2,0 m/s para mampostería de piedra y para
concreto revestido, depende adicionalmente de su Resistencia, generalmente
la Velocidad no debe ser mayor de 3 m/s para un concreto de f’c=100 kg/cm 2,
pero está puede variar desde 2.8 m/s para f’c=90 kg/cm 2 a 7.4 m/s para
f’c=210 kg/cm2

Se buscan valores de velocidad entre los rangos ya mencionados, de tal


manera que el flujo esté perfectamente controlado, evitando así turbulencia
excesiva y que el material sea sometido a fuerzas de fricción y reducir el
desgaste por abrasión del revestimiento, que disminuya su período de vida
útil, aumentando el período de recuperación de la inversión.

De los cálculos realizados, se saca las siguientes conclusiones:

- PARA CONCRETO REVESTIDO.


Las pendientes que generan velocidades y un número de Froude
moderados son 0,0005 y 0,001. De estas dos pendientes la que da menor
área de excavación es obviamente 0,001, pero al momento de hacer el
trazo del canal se tendrá menor área de recepción y por consiguiente
menor recurso hídrico y, siendo necesario para el suministro del agua a
las tierras, un nivel alto en el punto de entrega, con esta pendiente se
pierde elevación. Si consideramos la pendiente de 0,0005, se tendrá
mayor cuenca de recepción, velocidad más baja, cota de entrega más
alta, pero mayor área de excavación.

Teniendo en cuenta que existen otros factores que determinarán la mejor


opción, como son la longitud del canal y el caudal disponible a partir de
dichas pendientes, se pueden analizar las dos alternativas de manera
preliminar.

- PARA MAMPOSTERÍA DE PIEDRA CEMENTADA.

Siguiendo el mismo análisis también elegimos las pendientes de 0,0005 y


0,001.

2.3. TRAZO PRELIMINAR DEL CANAL

Una vez que hemos escogido las pendientes tentativas, se realiza un


primer trazo preliminar que nos sirve para hacer un primer acercamiento
a lo que será la ubicación de la bocatoma.

En la primera aproximación se analiza las posibles curvas de partida para


el trazo, considerando que la cabecera de las tierras a irrigar.

El proceso consiste:
 Medir cada una de las curvas de nivel desde el Punto de Pase
hasta su intersección con el río.
 Seleccionar la curva de nivel con menor longitud.
 La curva seleccionada nos servirá como guía para el trazo
preloiminar.

2.4. UBICACION DE LA BOCATOMA

Luego de haber hecho un primer trazo en sentido inverso al flujo, se ubica


el principal punto de captación preliminar, en el río. Este punto se
encuentra para cada uno de las pendientes seleccionadas.

Esta ubicación es tentativa y no se hacen mayores análisis en cuanto a la


zona, ancho del cauce, geología, etc. El punto definitivo se hallará luego de
haber escogido un trazo final y de haber realizada las visitas de campo
respectivas.

En un proyecto de Irrigación, se elabora en base a un proceso de


acercamientos hacia la opción definitiva, y no un conjunto de etapas que
se van terminando en orden sucesivo, es que los temas están ligados uno
con otro en forma simultánea haciendo así más compleja la determinación
del resultado final.
CAPITULO II

GEOLOGÍA

1. GENERALIDADES

Es la ciencia que estudia los cambios sucesivos que han operado en los
reinos orgánicos e inorgánicos en la naturaleza. Los procesos
geológicos y sus efectos.
Otra definición considera como una ciencia de la tierra, que estudia cómo se
ha formado, de qué está hecha, su historia y los cambios que han tenido lugar
sobre ella y en ella.

2. ESTRUCTURA DE LA TIERRA.

La tierra forma parte del sistema solar y por lo tanto debe tener una estructura
y composición similar a los otros planetas y estar sometida a las mismas leyes
generales. La tierra tiene un radio medio de 6371 Km.

La temperatura en centro de la tierra oscila entre los 2200 y 4400 °C.

Litosfera: La litosfera o corteza terrestre parece tener dos componentes


principales: una capa de unos 5 Km. de basalto duro que circunda la tierra
llamada (SIMA), compuesta fundamentalmente de silicio y magnesio y
sobrepuesta a esta, bloques de roca granítica liviana de hasta 65 Km. de
espesor en las raíces montañosas que forman los continentes, llamadas
(SIAL) compuesta de aluminio y silicio.

Pirósfera: La Pirósfera está compuesta de hierro y silicato de aluminio,


tiene una temperatura aproximada de 2000 °C. Tiene un espesor desde
1500 a 3000 Km.

Barísfera: La Barísfera está compuesta de níquel y hierro llamándose


también por este motivo NIFE, tiene un espesor alrededor de 3000 Km. y
alcanza temperaturas de más de 4000 °C.
3. PROCESOS GEOLÓGICOS Y SUS EFECTOS

Dentro de los procesos geológicos está:

3.1 LA GEOLOGÍA FÍSICA O DINÁMICA

La cual se divide en:

3.1.1.DINÁMICA INTERNA

Estudia los procesos geológicos internos como ser:

ACTIVIDADES MAGMÁTICAS (MAGMATISMO): Con este término se


designa a todos aquellos fenómenos que se originan desde la fusión hasta
el enfriamiento de un magma.

VULCANISMO: Significa uno de los principales procesos geológicos y


abarca el origen, movimiento y solidificación de la roca fundida. También
debajo de la superficie terrestre se efectúa extensamente el vulcanismo.
La roca fundida subterránea se llama magma, al enfriarse forma la roca
ígnea y puede alcanzar la superficie a través de fisuras o erupciones
volcánicas en cuyo caso se llama lava. A este proceso geológico se le
atribuye la formación del globo terrestre.

TERREMOTOS: Son temblores de tierra causados por el paso de


vibraciones a través de las rocas, constituyen los más terribles de los
fenómenos naturales, el estudio de los temblores se llama sismología.

MAREMOTOS: Es una concusión o sacudida del fondo del mar, causante


de una agitación violenta de las aguas, que a veces se propaga hasta las
costas, dando ocasión a inundaciones.

TECTONISMO: Es llamado también diastrofismo, con este término se


indican todos los movimientos de las partes sólidas de la tierra de los que
resultan desplazamiento (fallamiento) o deformación (plegamiento), todos
estos movimientos son debidos a las presiones.

METAMORFISMO: Es un término general, que se refiere a cualquier


alteración sufrida por las rocas. Los agentes que producen el
metamorfismo son el calor, la presión y la solución. El proceso
predominante es la recristalización.

3.1.2.DINÁMICA EXTERNA

Estudia los procesos geológicos externos causados por la energía


atmosférica:

 Acción atmosférica
 Acción geológica de los ríos
 Acción de los mares
 El proceso llamado gradación (intemperismo)
4. ESTRUCTURAS GEOLÓGICAS.

Todas las masas de roca tienen algunas características o aspectos que


constituyen su estructura. El estudio de las disposiciones y significación de
éstas, constituye el campo de la geología, llamado geología estructural.

Estructura es la forma en la que han sido depositadas las rocas, es decir, como
están colocadas. Nos ayudan a determinar el método y costo de excavación
como material de préstamo ya sea para una irrigación, la excavación de un
túnel o la ubicación de posos de agua subterránea.

4.1. TIPOS DE ESTRUCTURAS.

ESTRUCTURA PRIMARIA: A través de esta estructura, la roca es


depositada horizontalmente y no son afectadas por los movimientos
epirogénicos y orogénicos. Las estructuras primarias de mayor
importancia son:

ESTRATIFICACIÓN: La naturaleza estructural más común y


prominente de los sedimentos, es la disposición en capas llamada
estratificación o colocación en lechos. Los lechos, capas o estratos,
pueden diferir en el tamaño de los granos, en la disposición o arreglo
de éstos en el color, en la constitución mineralógica, o en la
combinación de estos elementos.

LAMINACIÓN Y LAMINACIÓN TRANSVERSAL: Dentro de los lechos


o capas, puede haber unidades de menos de un cuarto de pulgada de
espesor que se llaman láminas; un depósito que presente láminas se
dice que es laminado. Las láminas pueden ser paralelas a los planos
de las capas de sedimentación, o formar un cierto ángulo con dichos
planos.

ONDULACIÓN: La ondulación es familiar para quien haya visto alguna


vez un área cubierta de arena. Esta ondulación puede deberse al
viento, a las corrientes de agua, o las olas.

GRIETAS PRIMARIAS: Las contracciones debidas a pérdidas de agua,


compactación y asentamientos y otras causas menos comunes, dan
lugar a grietas en los sedimentos no consolidados y parcialmente
consolidados. Es característico que estas grietas sean cortas,
irregulares y discontinuas.

ESTRUCTURA SECUNDARIA: Se han formado después de la


consolidación de la masa rocosa por las fuerzas de los movimientos
epirogénicos y orogénicos a través de los cuales la roca se ha ondulado y
deformado. Son de este tipo de estructura los pliegues, fracturas o fallas,
fisuras, etc.

4.2. DIASTROFISMO.
Que son los movimientos internos de la corteza terrestre que causan
deformación de la roca.

Se subdivide en:

4.2.1. MOVIMIENTOS EPIROGÉNICOS.


Que son todas las fuerzas verticales las cuales producen
fracturamientos de las rocas y afectan a una extensión considerable,
pero no causan mucha deformación.

Se producen las siguientes deformaciones:

FRACTURAS: Cualquier grieta en una roca sólida es una fractura.

FISURAS: Una fractura extensa se llama fisura que puede llegar a ser
un conducto que sirva para el paso de la lava, que formará un basalto
de meseta o de soluciones que originarán vetas mineralizadas.

JUNTURAS: Las fracturas a lo largo de los cuales no han habido


movimientos perceptibles y que ocurren en grupos paralelos se llaman
juntas, en cualquier tipo de roca la junta se producen como estructuras
secundarias por la fuerza de compresión, torsión y esfuerzo cortante.

FALLAS: Cuando en las fracturas, fisuras o juntas se ha efectuado un


desplazamiento apreciable, se llaman fallas.

DIACLASAS: las diaclasas se pueden definir como planos divisorios o


superficies que dividen las rocas y a lo largo de las cuales no hubo
movimiento visible paralelo al plano o superficie.

4.2.2. MOVIMIENTOS OROGÉNICOS.


Son causados por la actividad volcánica y movimientos sísmicos
(terremotos), el tipo de esfuerzo es compresión horizontal de
desplazamiento considerable, se caracteriza por deformación en la roca.
Se producen las siguientes deformaciones:

ONDULAMIENTO: Es un ligero combatimiento a gran escala, en su


significado más amplio, los ondulamientos han sido referidos a amplios
levantamientos verticales de proporciones continentales.

PLEGAMIENTO: El plegamiento es semejante al ondulamiento, excepto


que denota un mayor grado de deformación, dándose en pequeñas
proporciones.

Partes principales de los plegamientos. En el estudio de los


pliegues es conveniente considerar un cierto número de elementos o
partes principales. Son éstas, los flancos, el plano axial y el eje.

Los costados o lados de los pliegues se llaman flancos.

La superficie axial, llamada comúnmente plano axial, es la


superficie que divide más aproximadamente al pliegue en forma
simétrica a lo largo del mismo. Puede ser una superficie plana u
ondulada y puede estar vertical o inclinada. Si el plano axial está
inclinado, el pliegue es recostado y asimétrico.

La intersección del plano axial con la cresta o arista del pliegue, se


llama eje. El eje puede ser horizontal o inclinado.

El ángulo de inclinación del eje de un pliegue con respecto a un plano


horizontal se llama declive del pliegue.

Tipos de plegamientos.

Anticlinales.- Son las elevaciones. Es un pliegue convexo hacia


arriba.

Sinclinales.- Son las depresiones. Es un pliegue cóncavo hacia arriba.

Monoclinales.- Es un anticlinal o un sinclinal unido a una parte plana.

Pliegue simétrico.- Tiene el plano axial esencialmente vertical y los


flancos poseen el mismo ángulo de inclinación pero en direcciones
opuestas.

Pliegue asimétrico.- El plano axial es inclinado y ambos flancos se


inclinan en direcciones opuestas pero con ángulos diferentes.

Pliegue volcado o sobre pliegue. El plano axial es inclinado y


ambos flancos inclinan en la misma dirección, generalmente con
ángulos diferentes.

Pliegue recumbente. Es aquel cuyo plano axial es esencialmente


horizontal.

Anticlinorio.- Es un gran anticlinal compuesto por muchos pliegues


menores.

Sinclinorio.- Es un gran sinclinal compuesto por muchos pliegues


menores.

5. MOVIMIENTOS QUE AFECTAN LA ROCA

5.1. MOVIMIENTOS TECTONICOS.

Son los movimientos orogénicos y epirogénicos.

5.2. MOVIMIENTOS ASCENDENTES DEL MAGMA.-

Con las condiciones que prevalecen durante la formación de montaña,


simplemente el magma es comprimido hacia arriba, al expandirse alcanza
posiciones de baja presión que le permiten liberar algunos gases; Por
medio de estos gases corrosivos puede corroer su camino hacia arriba.

6. FORMACION DE LAS ROCAS

Las rocas se forman:


 Por enfriamiento del magma.
 Por desintegración transporte y deposición.
 Por precipitación de sales inorgánicas contenidas en las aguas.
 Por condensación de gases que contienen partículas minerales.
 Por deposición de restos animales y vegetales.
 Por recristalización parcial o total de los minerales de una roca debida a
elevadas temperaturas y fuertes presiones.

 Por deposición de restos animales y vegetales.

En resumen se tiene:

 Que por cristalización de un magma se forman las Rocas Ígneas, que


pueden ser básicas, ácidas o intermedias según su composición y
plutónicas o intrusivas y volcánicas o extrusivas, según que su
consolidación se haya producido en el interior de la tierra o en su
superficie.

 Luego las Rocas Ígneas ya consolidadas, por la acción del


intemperismo se fragmentan o disgregan en fragmentos menores,
partículas o clastos para formar los sedimentos, que posteriormente
son transportados y acumulados en una cuenca apropiada, donde
pueden sufrir un proceso de endurecimiento o compactación llamados
diagénesis o litificación, para así formar las Rocas Sedimentarias.

 Las Rocas Sedimentarias se encuentran por capas o estratos de


diferente granulometría, así las arenas por mitificación se convertirán
en areniscas, los limos en lutitas, el material calcáreo en calizas, las
gravas en conglomerados, etc.

 Las Rocas Sedimentarías e Ígneas, pueden sufrir la acción de altas


temperaturas y fuertes presiones provocadas por distintas causas que
conduzca a un cambio mineralógico y textural bien marcado, sin que
tal cambio implique el paso por le estado liquido; a este proceso se lo
denomina metamorfismo y a las rocas resultantes Rocas Metamórficas.

 Tanto las Rocas Ígneas como Sedimentarias y Metamórficas, por la


acción de fuertes presiones y elevadas temperaturas con
determinadas condiciones especiales, pueden sufrir fusión o refusión
para volver nuevamente a su estado magmático primitivo, dando así
comienzo a un nuevo ciclo

6.1. CLASIFICACION DE LAS ROCAS.

Las rocas se clasifican según su origen y según su contenido de sílice.

6.1.1. SEGÚN SU ORIGEN

6.1.1.1. ROCAS IGNEAS O ERUPTIVAS.


Son rocas formadas en un ambiente profundo de altas presiones y altas
temperaturas.

Son las más importantes en cuanto a su dureza, son rocas que se forman
por enfriamiento y solidificación del magma.

Al descender la temperatura del magma o solución de roca fundida, se


inicia la cristalización. El orden de la cristalización es el orden en que los
componentes minerales se hacen insolubles en la solución de la roca. El
tamaño y disposición de los cristales que componen las rocas ígneas, da
lugar a la propiedad llamada textura.

Se clasifican según su origen, su textura, su composición mineralógica.

A. SEGÚN SU ORIGEN

A.1. ROCAS PLUTÓNICAS, INTRUSIVAS O ABISALES.

Son aquellas que se han consolidado a partir de soluciones de roca


fundida llamado magma en el interior de la corteza terrestre sin
comunicación con el exterior que han penetrado en otras rocas.
Tienen los granos gruesos, están formados de cuarzo, feldespato y
mica, se utilizan como fuentes de apoyo de grandes estructuras, y
sirven como material de préstamo.

Modos De Presentarse:

BATOLITOS: Un batolito es una gran masa de roca ígnea que se ha


cristalizado a una profundidad considerable bajo la superficie de la
tierra y sólo ha podido llegar a quedar expuesta a causa de la
erosión.

MANTOS: Es un tipo de plutón tabular similar, de espesor variable


entre 2 y 3 cm, hasta unos 100 m. Y por supuesto de menor edad
que las rocas encajantes, criterio que por otra parte sirve para
diferenciarlo de los derrames de lava.

ROCAS EN MASA: Se llaman comúnmente rocas en masa áreas de


rocas ígneas, de contorno más o menos circular expuestas por la
erosión sobre una extensión de menos de 30 a 40 millas cuadradas.
Pueden ser en parte afloraciones o asomos de un batolito
subyacente, todavía no expuesto, o intrusiones independientes.

LACOLITOS. Son intrusiones que han penetrado como lentes en


rocas estratificadas determinando un arco superior. Su tamaño varía
desde unos cuantos centenares de metros hasta varios kilómetros de
diámetro, y desde unos cuantos centenares de pies hasta varios
miles de pies de espesor.

LOPOLITOS. Se denominan así a ciertas masas grandes de rocas


ígneas básicas que generalmente son concordantes, de forma
lenticular pero que centralmente tienen un hundimiento ligero en
forma de plato o fuente. Su espesor puede alcanzar el kilómetro y su
extensión muchas veces mayor.

LÁMINAS INTRUSIVAS. Son intrusiones de magma entre los planos


de estratificación de las rocas sedimentarias o los planos
estructurales de las rocas metamórficas. En general, tienen un
espesor relativamente pequeño, en comparación con las demás
dimensiones.

DIQUES. Son intrusiones de forma tabular, relativamente alargadas,


que se ha abierto paso a través de los estratos de las rocas
sedimentarias, de los planos estructurales de las rocas
metamórficas, o de otras rocas ígneas.

NECKS. O cuellos volcánicos. Son masas cilíndricas de rocas ígneas


de posición vertical que ocupan el conducto a través del cual el
magma fluyó para formar un volcán. Una vez que ha concluido el
proceso volcánico, la masa fundida que aún queda en el conducto se
solidifica lentamente y tan pronto como la erosión desgasta las rocas
que lo cubren, queda expuesto aflorando en superficie.

Algunas de estas rocas son:

GRANITO.- Roca ácida de textura granítica, presenta: cuarzo,


feldespato alcalino, plagioclasa sódica y micas, su coloración varía
de muy claro a tonos medios de gris, con sombras de rosa o rojo
frecuentemente. A veces se encuentran tonos verdes. El mineral
secundario más común es probablemente la biotita. También se
encuentran con frecuencia la muscovita y la hornablenda. La textura
de los granitos es sumamente variable, desde fina a muy gruesa. En
general, tanto la textura como el color son uniformes en grandes
volúmenes de roca. El granito es más resistente con clima seco.

DIORITA.- Es una roca intermedia, de coloración oscura debido a la


abundancia de minerales ferromagnesianos. De textura granuda y
contiene minerales como: plagioclasa, feldespato alcalino, micas y
cuarzo (escaso), con hornablenda o biotita como principal
constituyente oscuro. Es un tipo de roca más abundante que las
sienitas, pero menos que los granitos. Las dioritas pasan a
convertirse en gabros al disminuir el feldespato que contienen y
aumentar los minerales ferromagnesianos, haciendo que la roca sea
más oscura. Las dioritas se han usado más para aplicaciones de
piedra triturada, o para fines monumentales y decorativos, que para
fines estructurales.

GABROS.- Roca de textura granítica de color oscuro, verde, gris


oscuro o negro, se compone de: plagioclasa cálcica, auguita,
piroxeno, y olivino, no hay cuarzo. Los gabros son menos
abundantes, probablemente que las dioritas. Los gabros, como las
dioritas, se han usado mucho más como piedra ornamental que para
fines de construcción. Es frecuente confundir los gabros con las
dioritas.

SIENITAS.- son rocas granuladas compuestas esencialmente por


feldespato ortoclasa. Generalmente se encuentran como minerales
accesorios la biotita y la hornablenda. No contienen cuarzo. La
sienita a causa de su rareza, tiene poca utilidad comercial como
material de construcción.

DOLERITA.- Se usa el término dolerita para asignar aquellas rocas


de color intermedio y oscuro y textura fina, que a causa de la finura
del grano, no puede saberse si son gabro o diorita.

PERIDOTITA.- Los gabros al reducirse el contenido de plagioclasa,


se convierten en una variedad formada principalmente por minerales
oscuros como los piroxenos. También hay variedades que contienen
hornablenda y olivina.

A.2. ROCAS EFUSIVAS, EXTRUSIVAS, VOLCÁNICAS.-

Son aquellas que han sido llevadas a la superficie de la tierra por la


fuerza volcánica, su granulometría es fina.

Ninguna de las rocas volcánicas se usa mucho para fines de


construcción. La diabasa se ha utilizado ocasionalmente para
monumentos o pavimentación. Tiene bastante resistencia y se
pulimenta muy bien. No obstante, es difícil extraerla en bloques
grandes y no es fácil de trabajar, por lo que se usa muy poco.

Las diabasas y basaltos, cuando no son vesiculares o escoriformes


constituyen un excelente material para balasto (cascajo) en los
ferrocarriles y se usan mucho en el campo de la construcción como
piedra machacada o triturada.

BASALTO. Roca básica de color oscuro, pesado, completo y


resistente, de grano fino generalmente. Su composición mineralógica
parecida al gabro.

RIOLITA. De color muy oscuro, formado por cuarzo, feldespato,


ortosa, piroxeno; de textura porfírica.

A.3. ROCAS FILONIANAS.-

Son aquellas que se forman en las grietas u orificios de salidas. Su


granulometría es intermedia. Son también llamadas hipoabisales.

B. SEGÚN SU TEXTURA:

Condiciones que influyen en la textura. El enfriamiento y la


cristalización lenta del magma, se traducen en rocas de textura
gruesa. En este caso, se establecen pocos centros de cristalización
relativamente y los átomos tienen suficiente tiempo para disponerse
en cristales relativamente grandes. En cambio, el enfriamiento
rápido favorece el establecimiento de muchos centros de
cristalización y se producen texturas más finas.

Dependen de los minerales que la integran, tamaño y manera de


agruparse.
GRANUDA.- cuando se ha solidificado lentamente y los minerales
han podido cristalizarse por separado (plutónicos).

PORFÍDICAS.- cuando el proceso de enfriamiento se interrumpe o


cambia de velocidad formándose cristales de gran tamaño
(fenocristales) y otros pequeños que constituyen de una masa
fundamental (efusivas volcánicas).

VÍTREA.- cuando el magma sale y el enfriamiento es rápido, los


componentes no tienen tiempo de separarse y la masa queda
amorfa.

C. SEGÚN SU COMPOSICIÓN MINERALÓGICA:

Desde luego, no suele disponerse de análisis químicos, pero el color


permite hacer una clasificación aproximada desde el punto de vista
químico. Las variedades de color claro son generalmente ácidas; las
de color oscuro suelen ser básicas. Los colores intermedios indican
una composición química intermedia. La aplicación del término ácido
a una roca, significa un contenido de silicio relativamente alto,
mientras que el término básico indica una riqueza relativamente
elevada en hierro y magnesio.

ROCAS ÁCIDAS.- aquellas que contienen cuarzo.

ROCAS INTERMEDIAS.- aquellas que contienen feldespato alcalino


y no contiene cuarzo.

ROCAS BÁSICAS.- contienen feldespato cálcico.

ROCAS ULTRABÁSICAS.- aquellas que contienen minerales oscuros


como piroxenos y olivinos.

6.1.1.2. ROCAS SEDIMENTARIAS O ESTRATIFICADAS.

Los cambios de agregación que se producen, entre el momento del


depósito y la litificación, se llaman diagénesis. Durante la diagénesis, se
produce cohesión por compactación, deshidratación, cementación y
recristalización.

Son rocas formadas en un ambiente exógeno (exterior), por desechos


provenientes de otras rocas. Estas pueden ser de origen: a) químico, b)
orgánico, o bien c) detrítico (descomposición de una masa sólida en
partículas). En este tipo de roca se encuentran diferentes tipos de fósiles
de plantas y animales. Tienen una textura granulada. También sirven
como material de apoyo en la ingeniería civil. Las rocas sedimentarias se
toman a partir de sus granos.

El cemento en las rocas se ha formado por precipitación de aguas


cargadas de agentes químicos, y por cristalización de minerales debidos a
altas presiones. Los tipos de cementos naturales son: arcillas, sílice,
carcáreo; de los cuales el de sílice es el que tiene mejor resistencia y
calidad.
FORMACIÓN DE LAS ROCAS SEDIMENTARIAS.

En general se las encuentra estratificadas, son aquellas que se han


formado de cuatro maneras:

 Por deposición de restos provenientes de la desintegración de las rocas


preexistentes.
 Por la precipitación de sales inorgánicas contenidas en el agua.
 Por la deposición de sustancias orgánicas (vegetales y animales).
 Por la condensación de gases que contienen partículas minerales.

COMPACTACIÓN DE LAS ROCAS SEDIMENTARIAS.

Las rocas se compactan por los siguientes procesos:

 Cuando un depósito queda enterrado por la acumulación de nuevos


materiales depositados, tiene lugar un asentamiento local bajo la carga,
con expulsión del exceso de agua. Finalmente se establece una ligazón o
se fortalece la que ya existía y el sedimento adquiere un grado apreciable
de solidez.

 Por la compactación, el agua es expulsada y las partículas individuales


presiones quedan más juntas por el peso sobreyacentes de los
sedimentos.

 La cementación es un proceso por el cual la materia mineral llevada en


solución por las aguas subterráneas, se deposita en granos para
mantenerlos unidos. Entre muchas de las sustancias que cementan a las
rocas sedimentarias se incluyen el carbonato de calcio (cemento
calcáreo) y la sílice (cemento silicio), así como cantidades menores de
óxidos de hierro (cemento de ferruginos), arcilla y yeso.

 Las alteraciones químicas incluyen la reducción, especialmente de los


compuestos de hierro, por la materia orgánica; la destilación destructiva
de la materia orgánica y otras.

PRINCIPALES ROCAS SEDIMENTARIAS.

CONGLOMERADO: Los intersticios entre los quijarros suelen rellenarse


con arena o con materiales más finos. Las aguas que circulan a través de
depósitos de grava pueden precipitar sílice, carbonato de calcio y óxidos
de hierro, que actúan como cemento, para ligar las partículas de grava
entre sí y formar conglomerados. Un contenido de tipo arcilloso puede
endurecerse por compactación y deshidratación y constituir un material
de cementación.

De granos gruesos y fragmentos de rocas bien redondeados, de textura


detrítica o plástica. La grava cementada se llama conglomerado, el
tamaño de los fragmentos varían ampliamente cuando la grava es
cascajo sin desgastar relativamente, con aristas agudas y puntiagudas se
denomina brecha sedimentaria.

ARENISCA.- Los granos gruesos, finos o medianos, bien redondeados; de


textura detrítica o plástica. El cuarzo es el mineral que forma la arenisca
cuarzosa, pero las areniscas interesantes pueden estar totalmente de
yeso o de coral. Las arenas verdes o areniscas glauconíticas contienen
alto porcentaje del mineral glauconita. La arcosa es una variedad de
arenisca en la que el feldespato es el mineral dominante además del
cuarzo, tenemos la caliza detrítica del tamaño de la arena.

PROPIEDADES.

COLOR. El color de las areniscas varía de blanco, en el caso de las rocas


constituidas virtualmente por cuarzo puro, a casi negro, en el caso de las
piedras ferro-magnesianas.

POROSIDAD Y PERMEABILIDAD. Las areniscas figuran entre las más


porosas de las rocas consolidadas, aunque ciertas cuarzitas sedimentarias
pueden tener menos de 1% de espacios vacíos. Según el tamaño y la
disposición de los espacios vacíos o poros, las areniscas muestran
diversos grados de permeabilidad.

DURACIÓN. Las areniscas de buena calidad son duraderas. La roca tiene


una buena resistencia al fuego y a este respecto, es superior a la mayor
parte de las rocas empleadas para construcción.

ROCAS ARCILLOSAS. Las rocas arcillosas, conocidas con los variados


nombres de piedra de barro, piedra de arcilla, esquisto y argilita, figuran
entre las más abundantes de las rocas sedimentarias.

LUTITA.- la roca sedimentaria que ocurre con más frecuencia en todos los
continentes es la lutita, un lodo (limo y arcilla), compuesto por las
partículas mas finas de los sedimentos. Las lutitas que contienen arena se
llaman arenosas. Compuestas generalmente de silicatos alumínicos,
pirita, etc.

LIMOLITA. Es una roca compuesta principalmente por limo. Posee una


superficie algo áspera al tacto.

ARCILLOLITA. Es una roca compacta, sin fisilidad y formada por


partículas del tamaño de la arcilla.

MARGA. Roca arcillosa compuesta por limo, arcilla y un 50% de CO 3Ca,


generalmente de colores grisáceos y poco coherentes.

CALIZA.- de textura cristalina o sacaroide, o colamorfa. De las rocas


sedimentarias no clásicas dominantes, la caliza es la más común, marga
es un material calcáreo de grano muy fino comúnmente mezclado con
arcilla.

CRETA. Está formada por calcita de origen bioquímico en forma de


esqueletos de animales microscópicos o restos de plantas entremezclados
con calcita de grano fino. La roca es blanca, friable y muy porosa.

COQUINA. Es una roca de origen y composición similar a la creta, pero se


diferencia porque sus restos esqueletarios son mayores, siendo valvas,
conchas, etc.

DOLOMIA. Es una roca formada por más del 50% de Dolomita y le resto
por caliza.
YESO.- Capas gruesas del mineral yeso componen una de las rocas
sedimentarias más comunes, a las cuales se les aplica el mismo nombre
del mineral y que también son producidas por evaporación de agua
marina.

ANHIDRITA.- compuesta del mineral anhidrita la roca de este nombre


cambia a yeso en presencia de humedad.

CARBÓN.- el carbón se considera como roca sedimentaria porque se


encuentra en capas, sin embargo, no se ha originado como las rocas
sedimentarias.

Otros ejemplos de rocas sedimentarias podemos mencionar: los de


textura detrítica o plástica las siguientes: toba, ceniza volcánica,
aglomerados, till o tillita; los de textura cristalina como: sílex de
calcedonia; los de textura amorfa: ópalo, carbón.

6.1.1.3. ROCAS METAMÓRFICAS.

Las rocas metamórficas, con pocas excepciones, son cristalinas. Esto


significa que en contraposición a lo que ocurre con muchos sedimentos,
las rocas metamórficas están constituidas por cristales unidos
directamente entre sí, y no ligados por medio de un cemento. En este
aspecto se asemejan a las rocas ígneas.
Son rocas por recristalización de rocas preexistentes, las que al ser
sometidas a altas presiones y elevadas temperaturas sufren un arreglo
molecular y en su estructura.

Las rocas metamórficas se clasifican según su textura y según su


estructura.
Según su textura pueden ser: masiva, granular y foliada; según su
estructura pueden ser: lenticular, granular y hojosa.

Cuando su textura es foliada y su estructura es hojosa está en forma de


láminas de distintas formas.

En el estudio del mantenimiento deben considerarse cuatro procesos: la


granulación, la deformación plástica, la recristalización y el
metasomatismo.

GRANULACIÓN. Ya hemos citado las brechas, formadas por compresión


de la roca a lo largo de fallas. Sin embargo, en masas enterradas
profundamente, la compresión puede ser penetrante, y el proceso puede
llegar a determinar la pulverización. Finalmente, puede quedar
pulverizada toda la masa, formándose una microbrecha o milonita. Esta
trituración llamada granulación, tiene lugar sin que se produzcan
aberturas visibles y sin pérdida de cohesión.

DEFORMACIÓN PLÁSTICA. La deformación plástica es el cambio no


elástico de forma de un sólido, sin fractura apreciable. Si, por ejemplo, se
comprime un cristal suficientemente, no vuelve a su forma original al
suprimir la presión, sino que queda deformado, en parte por lo menos.
RECRISTALIZACIÓN. La recristalización es la reagrupación de los
elementos en nuevos cristales. La reagrupación atómica puede formar
minerales nuevos o cristales nuevos de los minerales que ya estaban
presentes. Si se comprime un cristal hasta producir una deformación
plástica, (planos de deslizamiento), y se suprime la presión deformante,
queda una presión residual interna, producida por la deformación, debida
a la curvatura o torsión del retículo adyacente a los planos de
deslizamiento. Esta energía de deformación acumulada, es la “fuerza que
produce” la recristalización de los materiales comprimidos.

METASOMATISMO. El metasomatismo se define como una solución y


precipitación, esencialmente simultánea, de materia mineral, en un punto
o lugar común de la roca. Es una sustitución, volumen por volumen, de
una sustancia por otra.

TIPOS DE METAMORFISMO.

El primer metamorfismo de contacto, se produce en asociación con


invasiones ígneas, y el segundo, metamorfismo dinámico, se produce
asociado con movimientos de tierra importantes o deformaciones.

METAMORFISMO DE CONTACTO. El metamorfismo de contacto puede


ser el resultado de aumentos de temperatura que actúan bajo presiones
hidrostáticas, con poca o ninguna introducción de material desde el
magma. El metamorfismo de contacto puede tener lugar también
mediante la introducción de constituyentes del magma en gran escala.
Los efectos de contacto de los magmas secos pueden designarse con el
nombre de metamorfismo térmico; los efectos de contacto de los magmas
húmedos pueden denominarse metamorfismo de contacto aditivo.

EL METAMORFISMO TÉRMICO. El solo efecto del calor produce cocción


y endurecimiento, deshidratación y frecuentemente induce un cierto
grado de recristalización, con el resultante engrosamiento de la textura.
Una elevada presión de tipo hidrostático o equilibrado, favorece una
disminución de volumen. De aquí que durante la recristalización, una
recombinación de muchos de los elementos pueda formar minerales más
densos.

METAMORFISMO ADITIVO. En torno a muchas intrusiones ígneas ha


habido transferencias, en gran escala, de material ígneo hacia las paredes
y la superficie superior de la roca invadida. En estos casos, la sustitución
por material ígneo, debe haberse realizado de un modo pasivo, por
sustitución metasomática penetrante a través de la masa. Se da
frecuentemente a este proceso de granitización.

METAMORFISMO DINÁMICO. El metamorfismo debido a la deformación


plástica de las rocas sólidas, se llama metamorfismo dinámico. La
deformación consiste en un cambio de forma de la masa de roca, sin
fractura visible.

FOLIACIÓN. Se hizo notar en el estudio del metamorfismo de contacto,


que las presiones eran esencialmente hidrostáticas. En el metamorfismo
dinámico intervienen presiones no equilibradas. La masa de roca sufre
alargamiento y acortamientos. Las láminas de mica se han orientado
durante su crecimiento de tal modo que sus planos de crucero quedan
paralelos al plano de alargamiento de la roca, y perpendiculares al eje de
mayor acortamiento. Este arreglo subparalelo de los minerales en láminas
o agujas, determinado por la recristalización, durante la deformación de la
roca, se llama foliación. La foliación se produce en parte, sin duda, por la
reorientación de los granos que ya estaban presentes en la roca no
metamorfoseada.

ESTRUCTURA MASIVA. No todas las rocas que han sufrido


metamorfismo dinámico presentan foliación. Algunos minerales,
especialmente el cuarzo, la calcita y el feldespato, que son comunes en
las rocas metamórficas, no dan lugar a estructuras foliadas, a causa de su
modo de cristalización. En consecuencia, las rocas compuestas
predominantemente por estos minerales, tienen una estructura masiva,
sin una dirección preferente o fácil de “división en láminas”.

PRINCIPALES ROCAS METAMÓRFICAS.

GNEIS.- de textura masiva y estructura lenticular. Es la roca metamórfica


de grano más grueso, rico en feldespato y cuarzo, son más granulares y
de colores claros que las ricas en micas, biotitas, anfíboles, etc.

PIZARRAS.- Es la roca de grano fino, contiene grafito, hierro y


manganeso. Tiene una textura foliada, estructura hojosa y está
compuesta de diversos tipos de minerales prismáticos muscovita, biotita).

MÁRMOL.- De textura granular y estructura granítica, provienen de rocas


carbonatadas, se produce por el metamorfismo de calizas o dolomias,
contiene minerales como la calcita y dolomita. El color de los mármoles es
variable, aunque si la roca es un mármol puro de calcita o dolomita, es
generalmente blanco. Diversas impurezas dan lugar a distintos tonos,
alguno de los cuales son muy atractivos y dan valor a la piedra. Son
frecuentes los tonos verdes, rosados y leonado, y muchas veces existen
vetas negras.

CUARCITA.- de textura granular y estructura granítica, provienen de


areniscas cuarcíferas.

SERPENTINAS.- de textura foliada, estructura hojosa y está compuesta


de diversos tipos de minerales prismáticos (muscovita, biotita).

FILITAS. Son de composición similar a las pizarras, pero sus minerales


constituyentes presentan mayor desarrollo y, además, la esquistocidad,
que son bandas de segregación mineral y textural, está mas marcada,
debido a que su grado metamórfico es mayor.

ESQUISTOS. De todas las rocas de metamorfismo regional, el esquisto es


sin duda el más abundante, existiendo una gran variedad de ellos que
pueden derivar tanto de rocas ígneas, como de sedimentarias y de
metamórficas de menor grado.

Otras: gramilita, ladrillos, esteatitas y anfibotitas.


6.1.2. SEGÚN SU CONTENIDO DE SÍLICE.-

6.1.2.1. ROCAS ACIDAS Contienen más de 60% de sílice

6.1.2.2. ROCAS INTERMEDIAS. Contienen entre 55 y 60% de sílice

6.1.2.3. ROCAS BÁSICAS. Contienen menos de 55% de sílice

6.2. DESCRIPCIÓN DE LAS ROCAS.-

Es un material duro y compacto que se encuentra en la naturaleza, está


compuesto de uno o más minerales y tiene una resistencia mayor a 14
kg./cm2.

6.3 TEXTURA Y ESTRUCTURA DE LAS ROCAS.-

Textura es la ordenación de los granos de los cuales está compuesto una roca,
partiendo de una partícula. Cuando los granos son redondeados la
compactación es menor, los granos se ordenan en el caso de suelos, en el caso
de rocas pueden tener o no cemento en medio de los granos, en caso de no
llevar cemento se llaman rocas porosas y también se ordenan los granos y hay
asentamiento.

Estructura es la ordenación relativa de las principales características que


presenta una roca (lisa, estratificada, áspera).

Tanto las rocas ígneas como las ácidas son las primeras que se toman en
cuenta como material de apoyo o material de préstamo en obras civiles.

7. GEOLOGIA ESTRUCTURAL

Estudio de la estructura de la corteza terrestre o de una determinada región.

a) Levantamiento de las foliaciones (planos geológicos)


b) Análisis de la deformación tectónica de las rocas presentes
c) Reconocimiento de las estructuras tectónicas en un sector (fallas, diaclasas)

7.1. PLANOS GEOLÓGICOS


En la mayoría las rocas de la corteza terrestre muestran varios tipos de planos
geológicos. Existen en general dos tipos de planos:

a) Foliaciones primarias

Tienen su origen antes de la litificación, es decir durante la deposición.


Ej.: Estratos, Flujo magmático.

b) Foliaciones secundarias

Tienen su origen después de la litificación: Todos los planos que se han


formado a causa de fuerzas tectónicas presentes en la corteza terrestre.
Ej.: Diaclasas, Fallas.

Para definir la orientación de un plano (estrato, falla, diaclasa) en la naturaleza


matemáticamente se usan el rumbo, la dirección de inclinación y el manteo.

7.2. RUMBO-BUZAMIENTO-DIRECCIÓN DE INCLINACIÓN

Para describir la orientación de un plano geológico matemáticamente se


necesitan dos (o tres) propiedades:

a) Dirección de inclinación
b) Rumbo
c) Buzamiento

Para definir la orientación de un plano se necesita la dirección de inclinación y


el buzamiento o la dirección de inclinación y el rumbo.

La dirección de inclinación: marca hacia donde se inclina el plano, o la


proyección horizontal de la línea del máximo pendiente.

El rumbo es la línea horizontal de un plano (véase abajo).


El buzamiento o manteo: mide el ángulo entre el plano y el plano horizontal.

El rumbo se puede definir como línea que resulta por la intersección del plano
geológico por un plano horizontal.

Se puede imaginarse una superficie de agua (que es siempre horizontal), se


hunde el plano hasta la mitad, la línea hasta donde se mojo el plano será el
rumbo.

7.3. FALLAS

Fallas son roturas en las rocas a lo largo de la cual ha tenido lugar movimiento.
Este movimiento se llama desplazamiento.

El Origen del movimiento son fuerzas tectónicas en la corteza terrestre, las


cuales provocan roturas en la litosfera. Las fuerzas tectónicas tienen su origen
en el movimiento de los continentes.

Existen varios tipos de fallas aquí se presentan dos tipos principales: Fallas con
desplazamiento vertical y fallas con desplazamiento horizontal.

7.3.1 FALLAS CON DESPLAZAMIENTO VERTICAL:

7.3.2. FALLAS CON DESPLAZAMIENTO HORIZONTAL

7.4. PLIEGUES
Las fuerzas tectónicas de la litosfera no solamente provocan una rotura de las
masas rocosas, tal vez las rocas se deforman en una manera plástica (como
plastilina o mantequilla). Las rocas muestran pliegues o plegamiento.

7.4.1. FORMACIÓN DE PLIEGUES:

Principalmente existen dos tipos de materiales a respeto de su manera de


deformación:

MATERIALES FRÁGILES: Muestran con aplicación de una fuerza ,solo


una deformación elástica. (Deformación elástica: El material vuelve a su
estado original). Con mayores fuerzas estos materiales se rompen sin
mostrar una deformación plástica.

Ej.: La tiza puede sufrir una cierta cantidad de fuerzas, pero nunca se
deforma plásticamente. En un momento el trozo de tiza se rompe (rotura).

MATERIALES DÚCTILES: Con poca fuerza también muestran una


deformación elástica (hasta aquí se puede volver a su estado principal),
pero con la aplicación de más fuerza el material muestra una deformación
plástica, es decir se deforma sin la posibilidad volver a su estado
principal.

Sí se aumenta más las fuerzas también el material se rompe.

Ejemplo: Plastilina muestra una deformación altamente plástica y nunca


vuelve a su estado principal.

Plegamiento: Es un producto de una deformación plástica, es decir una


deformación sin fracturamiento o rompimiento. Las fuerzas provocan una
deformación plástica no reversible.

Esto tipo de deformación ocurre en algunas tipos rocas principalmente


apoyado por un aumento de la temperatura (metamorfísmo).

En la naturaleza se conocen un sin numero en tipos de pliegues. Los


dimensiones pueden ser en milímetros hasta kilómetros.

Elementos para describir un pliegue

Eje del pliegue:


Línea matemática paralela del rumbo principal de la estructura. El eje
tiene un azimut y puede ser inclinada. (En el ejemplo abajo se ve
horizontal). El eje sirve para definir en pocas palabras la corrida de la
estructura.

Matemáticamente existe una cantidad infinita de ejes en un pliegue. El


conjunto de todos ejes se llama Plano Axial.

La Charnela de un pliegue es el punto más curvado ("La curva"). La cresta


el punto más elevado. Muchas veces los dos marcan al mismo punto.
CAPITULO III

EDAFOLOGIA

1. GENERALIDADES

Viene del griego 'edaphos' que significa superficie de la tierra, en


contraposición de "geos" que denomina al cuerpo cósmico.

Estudia el suelo desde todos los puntos de vista: su morfología, su


composición, sus propiedades, su formación y evolución, su taxonomía, su
distribución, su utilidad, su recuperación y su conservación.

SUELO.

Es la "capa superior de la superficie sólida del planeta, formada por


meteorización de las rocas, en la que están o pueden estar enraizadas las
plantas y que constituye un medio ecológico particular para ciertos tipos de
seres vivos".

El Servicio Nacional Cooperativo de Levantamiento de Suelos de EE.UU. ha


elaborado una definición del suelo alineada con los conceptos generales
expuestos arriba, según la cual “suelo es la colección de cuerpos naturales de
la superficie terrestre, en algunos lugares modificados por el hombre, y aún
construidos por él con materiales terrosos, que contienen materia viva y
sustentan o son capaces de sustentar plantas a la intemperie”.

La acepción más tradicional, suelo es el medio natural en que crecen las


plantas

2. ASPECTOS PRINCIPALES

 Las características del lugar en que se encuentra


 Características especificas del suelo en si: composición, morfología y
propiedades.

2.1. CARACTERISTICAS DEL LUGAR.

Se puede resumir en cuatro puntos:

2.1.1. FORMA DEL TERERNO: Corresponde al factor relieve de la formación


del suelo, por lo que su descripción ha de hacerse de forma sistemática y
exhaustiva.

2.1.2. PENDIENTE: Se valora el efecto de relieve en la formación del suelo.


Conviene determinarla con la máxima precisión posible, aunque siempre
referida al promedio de la ladera en que se encuentra el suelo.

2.1.3. VEGETACION O USO DE LA TIERRA: En este apartado se describe el


tipo de cultivo, en caso de la utilización, o la vegetación natural existente en el
área, incluyendo, si es posible, una relación de las especies observadas y que
puedan considerarse significativas. En este sentido debemos destacar la
importancia de la vegetación para detectar algunas condiciones del suelo que
no siempre se manifiestan en su morfología; así, la salinidad cuando no existen
eflorescencias, puede predecirse por la presencia o ausencia de ciertas
especies; también la presencia de hidromorfías temporales se pone de
manifiesto por el tipo de vegetación o por la aparición de ciertas especies. La
observación de especies acidófilas estrictas, calcícolas o calcífugas nos
informan acerca del estado del complejo absorbente del suelo, incluso se citan
algunas especies que son indicadoras de la presencia de ciertos metales
pesados.

2.1.4. CLIMA: El clima se deduce de los datos proporcionados por las


estaciones meteorológicas. Es muy importante la correcta elección de la o las
que mejor representan la zona en la que se encuentra el suelo, éstas no
siempre son las más cercanas sino las que están en una situación parecida en
cuanto a altitud, orientación y posición respecto a los posibles sistemas
montañosos presentes, debiendo cuidar la exposición o protección respecto a
los vientos dominantes.

2.2. CARACTERISTICAS DEL SUELO:

2.2.1. MORFOLOGIA DEL SUELO

En este apartado se deben analizar los siguientes tópicos:

A. HORIZONTES:

La diversidad morfológica de los horizontes del suelo es de tal naturaleza


que hay que recurrir a un sistema estricto de denominación, ello evita las
confusiones a la hora de transferir información de unos autores a otros. El
sencillo sistema de Dokutchaev ya no es válido para una complejidad
semejante.

Los horizontes del suelo se designan por una letra mayúscula que indica
el tipo genético. Se utilizan la H y la O para los horizontes orgánicos. La A,
E y B, para los horizontes minerales y C y R para las capas constituidas
por el material original más o menos transformado.

Esa letra puede ir seguida de otra minúscula para indicar alguna


característica importante pero no incluida en la definición de la mayúscula
correspondiente. Cuando un horizonte principal muestre características
diferentes a lo largo de su espesor, que no afecten a su denominación
completa, incluyendo sufijos, puede dividirse en varios subhorizontes a
los que se aplicará la misma denominación seguida de un número arábigo
consecutivo y empezando con el "1" en el subhorizonte más superficial.

Cuando aparezca en un perfil más de un ciclo de formación, los horizontes


correspondientes llevaran un prefijo constituido por un número arábigo
consecutivo, considerando el ciclo actual como "1" y siguiendo en orden
creciente de juventud. En el ciclo actual no se utiliza el prefijo por lo que
el primer número utilizado será el "2". Estas diferencias de ciclo se
conocen como discontinuidades litológicas y si existiese una entre dos
horizontes con la misma denominación, se consideraran como uno solo a
efectos de subdivisión ( ...Bt1, Bt2, 2Bt3, 2C...).

A.1. HORIZONTES DE TRANSICION


Están situados entre dos de los horizontes descritos, de forma que sus
propiedades se mezclan y resulta difícil inclinarse por uno de ellos. Se
denominan por las letras de ambos situando en primer lugar la
correspondiente al horizonte al que mas se parece. Los sufijos de los
horizontes principales no se utilizan en la denominación del horizonte de
transición y solo se aplica algún sufijo para indicar alguna característica
presente en el conjunto de dicho horizonte.

A.2. HORIZONTES MEZCLADOS

Se utiliza este término para designar a aquellos horizontes situados


entre otros dos principales que están interpenetrados de tal forma que
resulta imposible la separación. El conjunto del horizonte constituye una
mezcla del que le precede y le sigue. Se designan por las letras
correspondientes a los horizontes principales, sin sufijos, separadas por
una barra (/) y situando en primer lugar la correspondiente al horizonte
mayoritario en la mezcla. No se emplean sufijos en el conjunto.

B. COLOR

El color es muy variable y también muy importante. Hay que prestar


mucha atención tanto a la matriz de los horizontes como a la presencia de
manchas.

La característica principal de la formación de la parte mineral del suelo es


la generación de arcilla. Todos los minerales esenciales que constituyen la
fracción arcillosa son blanquecinos, pero no es ése el color habitual de las
arcillas extraídas del suelo, la razón es la presencia de unas sustancias
coloreadas y con un fuerte poder de tinción que se conocen como agentes
cromógenos.

El color no es un propiedad frívola, como podría parecer, sino que nos


ofrece numerosas claves sobre la formación del suelo y de su
comportamiento. Por ello es necesario expresarlo con gran precisión para
que pueda ser interpretado por personas diferentes de las que realizan su
descripción.

C. TEXTURA.

La textura es la forma en la que se distribuyen por tamaños las partículas


del suelo. Su determinación ha de hacerse mediante el correspondiente
análisis.

No obstante, en el campo puede apreciarse de forma indirecta formando


una pequeña bola entre los dedos, con ayuda de una pequeña adición de
agua si el suelo está demasiado seco. Del comportamiento de esa bolita
puede deducirse el contenido en las diversas fracciones. Cuanto más
moldeable es la bolita formada, mayor será el contenido en arcilla. La
untuosidad o pegajosidad de la misma es un índice del contenido en limo.
La arena se detecta por el ruido que hace al amasarla entre los dedos,
cuanto mayor es el chirrido que se produce mayor será su contenido en
arena.
Con cierta experiencia pueden distinguirse varios tipos texturales, pero lo
más interesante es la comparación del comportamiento de los diferentes
horizontes, para lo cual no es necesaria una gran experiencia sino una
modesta capacidad de observación.

D. POROSIDAD.

La determinación de la porosidad suele hacerse por métodos indirectos


como la permeabilidad, la relación entre las dos formas de determinar la
densidad o la retención de agua. Pero todos ellos nos pueden informar
acerca del volumen total de poros, de la existencia de macroporos
continuos o del valor de la microporosidad. No nos ofrecen la forma en
que se distribuyen los poros, ni su forma, ni su orientación.

Una evaluación correcta y fiel de la porosidad del suelo solo puede


obtenerse mediante la observación de la micromorfología, acompañada
de una correcta micromorfometría.

No obstante, en el campo hay diversos aspectos que deben describirse de


la forma más precisa posible, uno de ellos es la presencia de grietas de
retracción de los agregados que son muy difíciles de observar por las
técnicas descritas anteriormente.

Otro aspecto destacable es la distribución relativa entre los diversos


horizontes, que en muchos casos suele ser suficiente para explicar el
comportamiento del suelo.

E. RASGOS DE ORIGEN BIOLOGICO.

Se describe la eventual presencia de algún animal o la evidencia de su


presencia en algún momento, que se pone de manifiesto por la
observación de nidos, restos procedentes de la metamorfosis, galerías u
otro rasgo indicador.

F. ACTIVIDAD HUMANA.

En este sentido debe hacerse notar cualquier modificación que se observe


en el suelo por efecto de la actividad humana, diferente del cultivo
habitual del mismo.

En este sentido se debe indicar la presencia de fragmentos de loza,


escombros, indicios de basuras y cualquier tipo de material ajeno al suelo
y del que exista evidencia de la intervención humana en su presencia.

G. ESTRUCTURA.

Es el modo en el que se agrupan las partículas elementales del suelo para


generar formas de mayor tamaño, conocidas como agregados o
vulgarmente terrones.

En la estructura hemos de distinguir tres aspectos diferentes, la


morfologia de los agregados, su grado de desarrollo y el tamaño.
Estructura particular. Se presenta cuando sólo hay arena y la
floculación es imposible y las partículas quedan separadas. Es propia de
los horizontes E. Realmente no se trata de una estructura pues no
responde a los criterios de definición de la misma pero se le asigna el
término para mantener una unidad en la definición y describir este
estado de "no agregación" del suelo.

Estructura masiva. Ocurre cuando las partículas se adhieren tanto que


aparece una masa sin grietas y sin diferenciación de agregados. Es
propia de materiales que no han sufrido procesos edáficos pero que
poseen coloides arcillosos derivados de su origen como son los
horizontes C.

Estructura fibrosa. Es otra de las situaciones que no responde al


criteiro de estructura como sucede con las anteriores. Está constituida
por fibras procedentes del material orgánico poco descompuesto en el
que los restos de tejidos son fácilmente visibles; la única organización es
el entrelazamiento de las fibras. Es propia de los horizontes orgánicos H
y O.

Estructura grumosa o migajosa. Procedente de la floculación de los


coloides minerales y orgánicos y mantiene el aspecto de los grumos
formados. Sus agregados son pequeños, muy porosos y redondeados, lo
que hace que no encajen unos con otros y dejen huecos muy favorables
para la penetración de las raíces. Su pequeño tamaño hace que el
contacto entre suelo y semilla sea bueno y favorezca su germinación al
suministrarle el agua necesaria. Es propia de los horizontes A, ricos en
materia orgánica. Junto con la que sigue, representa al grupo de las
estructuras que se conocen como construidas.

Estructura granular. Aparece cuando los agregados son poco o nada


porosos por el predominio de la arcilla sobre la materia orgánica en el
proceso de floculación. Es propia de horizontes A de suelos pobres en
materia orgánica, como los de cultivo.

Existen otro tipo de estructuras que no proceden de la floculación de los


coloides sino de la adhesión de los mismos; al desecarse el suelo, la
masa formada se fragmenta y por ello se conocen como estructuras de
fragmentación.

Estructura subpoliédrica o subangular. Constituye un enlace entre


las estructuras construidas y las de fragmentación y participa de ambos
procesos; morfológicamente esta entre la que le precede y la que sigue.
Sus agregados tienen forma poliédrica equidimensional con las aristas y
los vérticesredondeados. Es propia de horizontes A muy pobres en
materia orgánica y de la parte superior de los horizontes B.

Estructura poliédrica o angular. Es la representante genuina de las


estructuras de fragmentación. Su forma recuerda a la de un poliedro
equidimensional con aristas y vértices afilados y punzantes. Los
agregados encajan perfectamente unos en otros y dejan un sistema de
grietas inclinadas. Es típica de horizontes B con contenidos arcillosos
medios o con arcillas poco espansibles.
Estructura prismática. Es similar a la anterior pero la dimensión
vertical predomina sobre las horizontales, adoptando una forma de
prisma. Cuando es muy gruesa constituye una transición a la estructura
masiva. Es propia de los horizontes B muy arcillosos que los hace
compactos y se resquebrajan en grandes bloques.

Existe una variedad de estructura prismática en la que la base superior


del prisma esté inclinada en forma de cuña. Está asociada a la presencia
de arcillas expansibles que generan en el suelo un sistema de grietas
verticales cuando se seca, estas grietas se rellenan parcialmente con
material caido desde la superficie lo que provoca que al humedecerse, y
recuperar el volumen inicial, se produzca una elevación del material
forzada por la compresión lateral; este hecho obliga a tomar la forma de
cuña que facilita el ascenso. Esta estructura es propia de suelos muy
ricos en arcillas esmectíticas.

Estructura columnar. Es otra variedad de estructura prismática que se


produce siempre que hay una dispersión fuerte de la arcilla provocada
por una alta concentración de sodio. Las arcillas sódicas al secarse
forman una masa muy compacta que se resquebraja en grandes
prismas muy duros e impenetrables por el agua; el agua cargada de
coloides fluye fundamentalmente por las grietas que quedan entre los
agregados y esto hace que las partículas en suspensión erosionen la
parte alta de los agregados y le den un aspecto de cúpula. En estas
condiciones también se dispersa la materia orgánica, por lo que esa
suspensión impregna la superficie de los agregados que quedan
revestidas de oscuro y se les conoce como columnas enlutadas. Es
frecuente que las sales queden impregnando la parte superior y
cristalicen al secar, lo que provoca una cubierta blanca. Es propia de los
horizontes B de suelos salinos sódicos.

Estructura esquistosa o laminar. Es una estructura semejante a las


anteriores pero en la que la dimensión vertical es mucho menor que las
horizontales. Es propia de horizontes C procedentes de materiales
originales esquistosos que le ceden al suelo su estructura. En otras
ocasiones se debe a aportes continuados de material con texturas
diferentes, como sucede en los suelos aluviales.

Estructura escamosa. Su forma es la de una lámina delgada y


curvada con aspecto cóncavo. Ocurre en zonas encharcadas y
desecadas en las que, en el último período, se produce una
sedimentación de las partículas que había en suspensión y una
selección por tamaños en la que quedan abajo las más gruesas. Al
secarse, mientras las partículas gruesas no cambian de volumen, la
fracción fina y coloidal se contrae. Este estrechamiento provoca tirantez
y hace que la superficie su curve. Siempre aparece en superficie y es
una estructura pasajera porque en el momento que llueve la estructura
va a su forma primigenia.

H. CONSISTENCIA.

Es la trabazón o coherencia entre las partículas del suelo. Varía según el


estado de humedad por lo que conviene determinarla con el suelo seco,
húmedo y mojado. Se considera que el suelo está seco cuando cambia de
color al añadirle una gota de agua, y si tal no sucede decimos que está
húmedo cuando no moja la mano al cogerlo, o mojado cuando sí lo hace.

Si se toma un agregado seco ofrece una cierta resistencia a partirse, al


humedecerse se fractura mejor y cuando está mojado puede resultar
moldeable y más o menos pegajoso.

Consistencia en seco.

En su descripción se utilizan unos términos prestablecidos a los que


suele añadirse algún adverbio de cantidad para indicar la intensidad del
término utilizado.

 Suelto: Se utiliza en aquellos horizontes que carecen de estructura o


que aquella es particular. No existen agregados en el suelo y las
partículas del mismo no están unidas entre sí. Los horizontes que la
presentan están muy bien aireados y son muy penetrables, pero las
raíces tienen poco contacto y la retención de agua es muy débil. Si
aparece en superficie, los suelos se labran muy bien pero son muy
malos a la hora de establecer construcciones sobre ellos, por la
dificultad que representan para la cimentación.
 Blando: Los agregados se rompen entre los dedos. Este tipo de
consistencia suele estar asociado a estructuras migajosas o granulares.
El suelo está bien aireado, es fácil de penetrar y ofrece buen contacto a
las raíces. La retención de agua es, en general, buena y se labra bien
aunque es conveniente que presente un cierto nivel de humedad para
que no se destruyan los agregados.
 Duro: Los agregados son difíciles de romper con la mano, y en algunos
casos es necesario recurrir al martillo. La aireación es escasa y las raíces
penetran con mucha dificultad en los agregados y suelen crecer a traves
de las fisuras. Retiene gran cantidad de agua aunque el drenaje puede
resultar escaso. Hay que labrarlo con esmero por su propensión a formar
"suelas de labor".

Consistencia en húmedo.

Como en el caso anterior se utilizan una serie de términos modificados,


en su cso, por algún adverbio de cantidad.

 Suelto: Se corresponde con el término análogo en seco y presenta un


comportamiento semejante.
 Friable: Se desmenuza con cierta facilidad. En seco , suele ser "blando"
o algo "duro y su comportamiento es el equivalente a ellos.
 Firme: No se desmenuza con facilidad. En seco suele ser duro o muy
duro y con un comportamiento semejante. Usualmente existe una
correspondencia entre la consistencia en seco y en húmedo, si bien en
esta situación los agregados se desmenuzan con mayor facilidad.
Cuando la tenacidad se mantiene parecida en ambas situaciones, es
debido a la presencia de agentes cementantes de tipo químico, como
pueden ser los carbonatos, óxidos de hierro u otros semejantes. Cuando
se humedece se mantiene la coherencia y lo mismo de duro es en seco
que en húmedo. Cuando la dureza es atribuible a la arcilla se fractura
con más facilidad en húmedo y la consistencia se atenúa. Los distintos
estados de consistencia en seco y húmedo nacen de la naturaleza del
agente cementante.
Consistencia en mojado.

En esta situación se observan dos aspectos diferentes como son la


plasticidad y la adherencia y, solo en ocasiones, la tixotropía. Se utiliza
el término correspondiente acompañado, en su caso, de un adverbio de
cantidad o se indica la ausencia de la condición.

 Adherente: Se utiliza para indicar que la tierra se pega a las manos.


Suele ir asociada a suelos duros en seco y poco friables o firmes en
húmedo. Cuando el suelo es muy adherente es debido a la presencia de
partículas finas no coloidales que no se unen unas a otras para
constituir agregados. La presencia de este limo hace que, al no estar
adherido, el suelo húmedo se vuelva resbaladizo y se enfangue. Esto
tiene una mala consecuencia para el mantenimiento del suelo puesto
que la erosión es muy alta.

 Plástico: Tiene la capacidad de poder ser moldeado. La plasticidad se


mide formando un cordón y estableciendo lo largo y fino que se hace
antes de que se rompa. Está en función del contenido de arcilla y del
tipo de ella. No va necesariamente unida a la adherencia. Son muy
difíciles de trabajar porque se forman grandes bloques que impiden un
buen contacto de la semilla con el suelo y no hay suministro de agua.
Son muy difíciles de trabajar porque si están demasiado húmedos
pueden formar grandes terrones o suelas de labor.

 Tixótropo: El suelo sufre una modificación de su estado con la presión.


La tixotropía está asociada a la presencia de alofana, que es típica de
suelos desarrollados sobre cenizas volcánicas. La fácil alteración origina
iones que se organizan en pseudoestructuras conocidas como alofanas,
muy parecidas a la caolinita y que dejan gran cantidad de huecos que
se llenan de agua actuando como una esponja. La alofana aporta
grandes ventajas al suelo porque retiene muchos iones y agua.

I. RASGOS EDAFICOS.

Son detalles que se destacan en un horizonte , como unidades discretas


incluidas en la masa del suelo, identificables por una concentración en un
determinado componente o por una estructura diferente. Se originan en
los procesos edafogenéticos por lo que gozan de una gran importancia.

Hay dos tipos principales:

 Revestimientos o cútanes.: Son acumulaciones de material que tapizan


los agregados o los poros del suelo. Este tapizado atenúa la rugosidad y
cuando es grueso puede dar lugar a una superficie brillante.
 Nódulos: Son cuerpos tridimensionales de sustancias extrañas a la
matriz del suelo y que están incrustados en ella. Provienen de una
acumulación de material que ha venido en un vehículo acuoso y que al
cambiar las condiciones detiene su movimiento por floculación,
precipitación o insolubilización, con o sin cristalización posterior. Estos
fenómenos pueden suceder por variaciones en el pH, el potencial redox,
la concentración en alguna sustancia o por sobresaturación de la solución
provocada por la evaporación del agua.
J. CEMENTACION.

Es la cualidad que presenta un horizonte cuando en su seno se produce la


recristalización de sustancias solubles que engloban a sus partículas, ello
produce una tenacidad inusual que impide la penetración de las raíces de
las plantas y la circulación del agua, salvo que la capa cementada se
encuentre fracturada.

K. PEDREGOSIDAD.

El interés de la descripción de la pedregosidad estriba en que las piedras


presentes en un horizonte constituyen un elemento inerte del mismo por
lo que actúan como diluyente de sus propiedades. Cuando efectuamos la
determinación de algún parámetro químico, lo hacemos en la tierra fina,
fracción menor de 2 mm, por ello si la pedregosidad es grande el valor
real del parámetro medido es menor que el expresado, dado que la tierra
fina solo es una parte del horizonte que, cuando la pedregosidad es alta,
puede ser mínima.

De la pedregosidad nos interesan algunas características como:

 Abundancia.

 Tamaño.

 Forma.

 Naturaleza.

 Nivel de alteración.

L. CONTENIDO DE SALES

En este apartado lo más significativo es la presencia de carbonatos, para


determinarla se utiliza HCl (1:1) y se observa si produce efervescencia y
cuál es su intensidad. Se utilizan diversas clases:

No calcáreo: No hace efervescencia con ClH 1:1.

Ligeramente calcáreo: Débil efervescencia, apenas visible y solo


perceptible por el oído. Efervescencia producida por la adición de ClH
diluido a un fragmento recubierto por carbonato cálcico. Recristalización
de carbonato cálcico en las grietas existentes en la fractura de la roca y
entre los agregados del suelo.

Calcáreo: Efervescencia visible.

Fuertemente calcáreo: Efervescencia fuerte y granos de carbonatos


visibles. Para las sales más solubles, se advierte su presencia en forma de
eflorescencias o es necesario recurrir a la determinación de la
conductividad eléctrica.

M. PRESENCIA DE RAICES
De las raíces interesa el tamaño y la abundancia. Lo más importante es la
distribución relativa del número de raíces que hay en cada horizonte y
hasta dónde llegan, es decir, la profundidad de enraizamiento que nos
permite estimar la profundidad útil del suelo, muy valiosa para decidir el
tipo de utilización y la capacidad de almacenamiento de nutrientes y
agua.

2.2.2. COMPOSICION

A. FASE SÓLIDA

La fase sólida es la responsable del comportamiento del suelo al ser la


única permanente y dentro de ella se distinguen dos tipos de
componentes o fracciones: la fracción mineral derivada del material
original y la fracción orgánica procedente de los restos de los seres vivos
que se depositan en la superficie del suelo y de los que habitan en su
interior.

Dentro de la fase sólida mineral se han de considerar las sustancias de


carácter salino, más o menos solubles y que por tanto presentan una
menor estabilidad que los silicatos, que son los constituyentes
primordiales. Esta menor estabilidad y su fácil intercambio con la fase
líquida, que les permite, en ciertas ocasiones, incluso abandonar el suelo,
nos mueve a considerarlos en un tercer grupo, separado del resto de los
componentes minerales.

Los componentes de la fase sólida se dividen en:

Componentes minerales

La fracción mineral del suelo deriva directamente del material original del
mismo y está constituida por fragmentos de aquel unidos a sus productos
de transformación, generados en el propio suelo.

Al distribuir las partículas minerales del suelo por tamaños establecemos


lo que se conoce como fracciones granulométricas. Los fragmentos más
gruesos se les conoce genéricamente como grava.

Las partículas edáficas son una serie de fracciones definidas según su


diámetro y que corresponden a tres tipos principales: arena, limo y arcilla.
Dentro de la arena se definen diversos tipos según la clasificación seguida
pero que podemos sintetizar como arena gruesa (constituida por
fragmentos de la roca madre y, como ella, es polimineral) y fina
(constituida por fragmentos de roca pero, generalmente, de carácter
monomineral y con un nivel de alteración variable). El criterio que se ha
seguido es el tipo de material que predomina en ellas.

El limo está constituido por materiales heredados o transformados pero


no tienen carácter coloidal. Es una fracción donde las transformaciones
son mayores y su composición mineralógica se parece a la de las arcillas.
Son partículas monominerales en las que hay un alto contenido en
filosilicatos de transformación o neoformación.
La arcilla está formada por partículas de carácter coloidal y monomineral
que se han formado en el suelo o han sufrido transformaciones en él,
aunque en algunos casos pueden ser heredados del material original
mediante una microdivisión del mismo.

Componentes orgánicos

La materia orgánica del suelo procede de los restos de organismos caídos


sobre su superficie, principalmente hojas y residuos de plantas. Este
material recién incorporado es el que se conoce como "materia orgánica
fresca" y su cantidad varía con el uso o vegetación que cubra al suelo.

La materia viva en el momento en que deja de serlo, comienza un


proceso de descomposición provocado por los propios sistemas
enzimáticos del organismo muerto. Además sirve de alimento a
numerosos individuos animales que habitan en la interfase entre el suelo
y los detritus que lo cubren. En esta fauna predominan artrópodos de
diversas clases y gran número de larvas, sobre todo de insectos.

El papel de esta fauna es doble, por una parte digieren los restos y los
transforman dejando en su lugar sus excretas, en las que aparecen
sustancias más sencillas mezcladas con microorganismos de su intestino
y del propio suelo, que fueron ingeridos con los restos; de otra parte
realizan una función de trituración que provoca un incremento notable de
la superficie de los restos y que ayuda al ataque de los microorganismos
de vida libre que habitan en la hojarasca o en las capas altas del suelo.
Estos primeros fragmentos presentan una estructura vegetal reconocible
hasta que se inicia el ataque de los hongos, que son los primeros
microorganismos que se implantan sobre los restos vegetales.

Los hongos son capaces de atacar y romper las moléculas de lignina que
forman las paredes de los vasos y las de celulosa que forman parte de las
membranas celulares, por el contrario necesitan tomar el nitrógeno en
forma mineral, por lo que han de hacerlo de la solución del suelo. Una vez
rotas las paredes de los vasos y de las células, queda abierta la puerta a
la acción bacteriana, cuyos individuos se nutren de las proteínas y de los
azucares principalmente.

Las bacterias liberan nitrógeno en forma amoniacal y, posteriormente,


nítrica que permite la nutrición fúngica y el crecimiento de su población,
iniciándose así una estrecha colaboración entre ambos tipos de
organismos que termina favoreciendo a las plantas que habitan el suelo,
al desaparecer la competencia por el nitrógeno que hasta ese momento
sufrían por parte de los hongos. Dependiendo de la cantidad de nitrógeno
presente en la materia orgánica fresca que llega al suelo así será el
posible enriquecimiento de éste en el elemento citado y la velocidad del
proceso de transformación de los restos vegetales, por ello la relación C/N
de los restos vegetales es un factor decisivo en todo el proceso de
transformación de la materia orgánica y que en su conjunto se conoce
como "proceso de humificación".

A medida que avanza el proceso de humificación se va reduciendo el


valor de la relación C/N del material resultante, dado que el carbono se
consume en los procesos energéticos de los microorganismos y termina
como dióxido de carbono, mientras que el nitrógeno se invierte en la
producción de proteínas que llegan nuevamente al suelo al morir los
microorganismos presentes en él. Al final de esta primera etapa de
descomposición, los restos vegetales van perdiendo su estructura inicial
hasta acabar resultando irreconocible.

En el caso de las lombrices se produce una modificación de la


composición del suelo que ingieren con respecto al que excretan,
modificando algunos parámetros que favorecen la acción microbiana y
como consecuencia de ello una aceleración del proceso de humificación.

Ahora bien la materia orgánica no se acumula indefinidamente en el suelo


sino que los procesos oxidativos, que dan lugar a las sustancias húmicas,
continúan, así como la acción microbiana, que puede utilizar las
sustancias húmicas formadas como sustrato nutritivo y provocar su
descomposición y "mineralización", con lo que se cerraría el ciclo
biogeoquímico de los elementos.

B. FASE LIQUIDA

La fase líquida se conoce como "agua del suelo" y si, en principio, es así
por su procedencia de las lluvias o de mantos freáticos elevados, una vez
en contacto con la fase sólida se incorporan a ella sustancias en solución
y en suspensión procedentes de aquella. Es en la fase líquida en la que se
desarrollan los procesos de formación y evolución del suelo, siendo de
especial importancia los relativos a la interfase sólido-líquido. También
actúa como vehículo de transporte de sustancias ya sea dentro del suelo
como desde él al exterior.

También el suelo se comporta como una esponja capaz de retener una


importante cantidad de agua con una fuerza de succión tal que
teóricamente permanecería en él de forma indefinida. Gracias a este
hecho podemos afirmar que es posible la vida sobre la tierra tal como la
concebimos y la conocemos. La capacidad de retener agua del suelo
debería considerarse como una propiedad del mismo, si bien el objeto de
esa retención es uno de los componentes del suelo.

El agua que llega al suelo y se infiltra en él, cuando la lluvia es copiosa,


termina por llenar todos sus poros y desalojar a la totalidad del aire.
Cuando esto sucede se dice que el suelo se encuentra a su "capacidad
máxima". Esta situación constituye un estado pasajero pues los poros
gruesos permiten una rápida circulación descendente y favorecen que el
agua se incorpore a las capas freáticas. A medida que se van vaciando los
poros más gruesos la velocidad de circulación del agua disminuye, al
principio la disminución de velocidad es muy importante y llega un
momento en que casi se estabiliza hasta anularse completamente, pero
en ese punto todavía queda agua en el suelo.

En el suelo, las partículas coloidales presentan una carga superficial,


generalmente negativa, muy débil pero lo suficiente para hacer que las
dipolares moléculas de agua se sitúen a su alrededor y se orienten con la
carga positiva mirando hacia la partícula sólida. Esto crea una esfera de
mayor radio que la anterior pero que se mantiene cargada de la misma
forma, solo que con un potencial menor debido al aumento de superficie;
esta nueva esfera atrae a nuevas moléculas de agua hasta ir formando
esferas cada vez mayores y con una carga superficial menor.
Como es lógico, la primera capa de moléculas de agua está atraída con
mayor fuerza que la segunda y así sucesivamente, hasta que la fuerza se
hace prácticamente nula.

A la fuerza de unión entre la fase sólida del suelo y la líquida se le conoce


como "potencial matricial". Existe una cierta proporcionalidad entre éste y
el contenido de humedad.

Cuando el suelo se encuentra a su capacidad máxima, la mayor parte del


agua se encuentra muy retirada de la fase sólida y por tanto su potencial
matricial es nulo. A medida que va desapareciendo el agua de los poros
más gruesos y solo va quedando en los de menor tamaño, el potencial
matricial va creciendo pues la distancia máxima de las moléculas de agua
que llenan un poro es la del radio de ese poro, de modo que a menor
tamaño de poro mayor es la fuerza con que el agua está retenida. Cuando
el potencial matricial es igual a la presión atmosférica, las fuerzas de
empuje y de sujección de las moléculas de agua se anulan por tener el
mismo valor y signo opuesto, de modo que ese agua permanecería
retenida de modo indefinido. En este punto se dice que el suelo se
encuentra a su "capacidad de retención"

El agua que se escurre luego de la etapa de rápido escurrimiento, ahora


de circulación lenta, es utilizable por las plantas pues existe suficiente
aireación para que puedan respirar y obtener la energía suficiente para la
succión, y la fuerza con que el agua está retenida es pequeña lo que
facilita la labor de las raíces. En el cambio de velocidad se estima se
encuentran llenos los poros cuyo diámetro es inferior a 8 mm, que es lo
que se considera como "microporosidad". En esta situación se dice que el
suelo se encuentra a su "capacidad de campo".

Llegado el suelo a su capacidad de retención, solo la evaporación del


agua o la succión de ella por las raíces de las plantas puede conseguir
eliminarla, pero esto nunca sucede por completo mas que en los primeros
centímetros del suelo que es donde se produce un fácil intercambio con la
atmósfera libre. A este punto va llegando el agua más profunda mediante
ascenso capilar por las diferencias de potencial matricial que se van
creando, pero la velocidad de suministro se va haciendo cada vez más
pequeña a medida que se van reduciendo las diferencias. Esto hace que
el lazo capilar se rompa en un determinado momento y cese el aporte de
agua a la superficie, esta sitación se conoce como "punto de ruptura del
lazo capilar" .

El agua que puede retener el suelo a su capacidad de campo menos la


que mantiene en el punto de marchitamiento, es la que se conoce como
"agua útil" y es la aprovechable por las plantas. El contenido total de ésta
que se estima que puede llegar a esa zona por ascenso capilar, constituye
la "reserva de agua" del suelo. Cuanto más alta sea esta mayor será la
posibilidad de resistencia de las plantas a un periodo seco.

Existe otro factor asociado al potencial matricial en la capacidad de


suministro de agua a las plantas, es la presión osmótica de la solución del
suelo. Existen también otros factores modificadores asociados a la
geometría de los poros del suelo.
Todo este proceso de retención de agua por parte del suelo está asociado
a la presencia de coloides, sobre todo los minerales o arcilla.

C. FASE GASEOSA

La fase gaseosa o "atmósfera del suelo" está constituida por un gas de


composición parecida al aire cualitativamente pero con proporciones
diferentes de sus componentes. Ella permite la respiración de los
organismos del suelo y de las raíces de las plantas que cubren su
superficie. También ejerce un papel de primer orden en los procesos de
oxido-reducción que tienen lugar en el suelo.

El intercambio gaseoso entre el suelo y la atmósfera se produce por


difusión entre ambos. No obstante existen procesos que favorecen este
intercambio y que se conocen como respiración del suelo. Ésta se realiza
primordialmente por los cambios de volumen que experimenta la fase
sólida del suelo en las alternancias térmicas producidas entre el día y la
noche; también se ve favorecida por los periodos de lluvia que desalojan
la práctica totalidad del aire existente, que es absorbido de la atmósfera a
medida que el agua va abandonando el suelo a través de la
macroporosidad del mismo que es el dominio de los gases.

La importancia de la respiración de los organismos en la composición de


la atmósfera del suelo, se pone de manifiesto por las diferencias
estacionales que se observan en el contenido de dióxido de carbono,
cuyos máximos corresponde a los periodos de máxima actividad. Estas
diferencias se acrecientan en los suelos cultivados pues el efecto de la
respiración radicular es el más intenso. Para un mismo año y terreno, los
contenidos en dióxido de carbono llegan a cuadruplicarse en las áreas en
que el suelo está cultivado respecto al que está en barbecho.

La importancia de la transformación de la materia orgánica en el


contenido en dióxido de carbono del aire del suelo, se pone de manifiesto
cuando comparamos las composiciones de suelos sometidos a una
aplicación de enmiendas orgánicas con los no sometidos a las mismas.

4. PROPIEDADES FISICO-QUIMICAS.

Son las que afectan a los fenómenos de superficie, especialmente a la


interfase sólido-líquido. Muy relacionada con la presencia y distribución de los
diferentes iones está la reacción del suelo. Es uno de los factores esenciales en
la distribución de las diferentes especies vegetales sobre el planeta, pues cada
una tiene unas preferencias determinadas en cuanto al valor del pH del suelo
sobre el que habitan, así como unos hábitos nutritivos específicos cuya
satisfacción por el suelo está muy condicionada por el pH. Recordemos los
conceptos de acidófila, basófila, calcícola o calcífuga que se aplican a
determinadas plantas y que marcan las preferencias por unos hábitats
determinados.

5. ORGANISMOS DEL SUELO.

Los incontables miles de millones de microbios y otros organismos que habitan


el suelo, no son propiamente constituyentes de éste pero forman parte integral
e indispensable de todos los suelos fértiles. Las plantas superiores son
incapaces de utilizar los elementos en su forma orgánica compleja ni como
minerales brutos. Los primeros tienen que ser desdoblados hasta materiales
inorgánicos o minerales y los segundos tienen que ser solubilizados. Así los
habitantes del suelo constituyen el eslabón necesario en muchos de estaos
procesos y la ayuda es de valor incalculable.

5.1. FUNCIONES GENERALES.

Los procesos que intervienen en la descomposición de la materia


orgánica, durante los cuales se forman nuevos compuestos, se los conoce
como putrefacción, fermentación y descomposición. Estos mecanismos
son de importancia singular, porque sin la presencia de los microbios y
sus funciones, la materia orgánica se acumularía hasta un punto en el que
todo el nitrógeno, fósforo, potasio, azufre y carbono combinados, estarían
en forma inaprovechable, ya sea en combinación orgánica o como rocas o
gases. Si los microorganismos del suelo, al atacar la materia orgánica, no
librasen continuamente estos elementos tan importantes, poniéndolos en
circulación de modo que puedan ser utilizados una y otra vez, pronto
cesarían la vida animal y vegetal a causa del agotamiento de los
elementos fácilmente aprovechables.

Una enorme variedad, verdadera legión de tipos microbianos habitan el


suelo. Difieren, no precisamente en su apariencia, sino mas bien en sus
hábitos vitales y en los procesos en los que toman parte. Estas formas de
vida son tan pequeñas que no se observan a simple vista.

Desde un punto de vista energético, todos los organismos se enlazan en


complejas redes tróficas cuyo depósito inicial de mayor energía es la
materia orgánica que proviene del subsistema aéreo y que forma el
"mantillo" y la de las raíces y sus exudados, incorporados directamente;
hojas, troncos, frutos, ramas, raíces, cadáveres etc, son los principales
sustratos para la descomposición. Este depósito es utilizado por los
descomponedores en general: bacterias y hongos que mineralizan y
producen el cambio necesario de materia orgánica a inorgánica: de "resto
inútil" a "nutriente vegetal"; el resto de los organismos se divide entre
una gran diversidad de saprófagos que fragmentan, mezclan y cambian la
naturaleza física de la materia orgánica, favoreciendo su mineralización y
un gran conjunto de depredadores que regulan los tamaños poblacionales
de sus presas, influyendo en la velocidad de traspaso de energía a través
de esta gran red. Como característica especial de esta trama trófica, la
materia resintetizada a partir de restos orgánicos, vuelve tarde o
temprano a engrosar el depósito inicial a causa de la muerte.

5.2. ORGANISMOS QUE VIVEN DENTRO DEL SUELO

Megabiotas comprende vertebrados, como serpientes, zorras, ratones,


topos y conejos que sobre todo escarban el suelo para alimentarse o
refugiarse.

Macrobiotas (diámetro > 2 milímetros) comprende invertebrados (por


ejemplo: hormigas, termitas, ciempiés, lombrices, caracoles y arañas).
Las raíces de las plantas son a menudo incluidas en estas biotas.
Mesobiotas (diámetro 0.1-2 milímetros), suelen vivir en los poros del
suelo. Este grupo se compone de microartrópodos, como los ácaros,
pseudoescorpiones y colémbolos.

Microbiotas (diámetro < 0.1 milímetros), son muy abundantes, están en


todos lados y son muy diversos. Entre la microflora están las algas,
bacterias, hongos y levaduras que pueden descomponer casi cualquier
sustancia natural. La microfauna comprende nemátodos, protozoarios,
turbelarios, tardígrados y rotíferos.

Hongos. bacterias y nemátodos. Los microorganismos también son


importantes para la productividad vegetal, son las biotas más abundantes
de los suelos y a ellos incumbe la regulación de los ciclos de la materia
orgánica y los nutrientes, la fertilidad y restablecimiento de los suelos, y
las buenas condiciones para el crecimiento de las plantas. Más de 90% de
las plantas del mundo desarrollan una asociación simbiótica con uno de
los 5 tipos de micorrizas, un hongo que actúa como extensión natural del
sistema radicular de la planta. Esta asociación aumenta la capacidad de
las plantas de absorver los nutrimentos, las protege contra los patógenos,
y aumenta su tolerancia contra los agentes contaminantes y las
condiciones adversas del suelo, tales como el estrés hídrico, el bajo pH y
la alta temperatura del suelo.

La función de los seis géneros de la familia de bacterias Rhizobiaceae en


la producción de leguminosas esta bien documentada. También se utilizan
mucho en las regiones tropicales, sobre todo en Brasil y México, la
asociacion de bacterias diazotróficas y endofiticas que no sólo fijan el
nitrógeno de la atmósfera sino que modifican la forma e incrementan el
número de pelos radiculares, ayudando así a las plantas a absorber más
elementos nutritivos. La aplicación de estos organismos en inoculantes
(sobre todo en el maíz, arroz, trigo y caña de azúcar) ha incrementado la
producción agrícola "desde niveles insignificantes hasta casi el 100 por
ciento".

Se han utilizado muchas especies y géneros de bacterias para favorecer


el crecimiento de las plantas. Las que han dado mejores resultados son
Agrobacterium radiobacter, utilizada para controlar el cáncer bacteriano
en numerosas familias vegetales; Bacilus subtilus, que elimina la
podredumbre de las raíces de los cereales, y diversos bacilos inoculadores
que se usan en China en los cultivos de hortalizas.

La microfauna de los suelos además desempeña una importante función


en la protección fitosanitaria. Los nemátodos se utilizan con buenos
resultados contra una amplia variedad de plagas de insectos, entre ellos
los gusanos blancos, otiorrincos, moscas de la fruta y sírices de la
madera. La experimentación en invernaderos ha demostrado que los
nemátodos además son eficaces para combatir diversos hongos
patógenos a las raíces.

Con todo, el informe señala que la función de los microorganismos de los


suelos en la agricultura sigue sin valorarse adecuadamente: " El uso
excesivo y el mal uso de insumos externos, como fertilizantes inorgánicos
y plaguicidas - conjuntamente con cultivos especializados o monocultivos
- puede propiciar un considerable incremento en la producción general de
alimentos, pero también agotan la fertilidad y los componentes biológicos
del suelo y degradan los elementos físicos de la tierra. Hace falta un
planteamiento integral que tome en cuenta las repercusiones potenciales
de la agricultura en la biodiversidad de los suelos, que mantenga la
fertilidad de los suelos, la productividad y la protección de los cultivos,
aprovechando al máximo las sinergias ecológicas entre los diversos
elementos biológicos del ecosistema y mejorando la eficiencia biológica
de los procesos que se dan en los suelos. Esto sería útil para la agricultura
comercial moderna, y sobre todo en las tierras marginales en vía de
degradación, en las tierras ya degradadas que necesitan saneamiento y
en las regiones donde no es viable una agricultura que requiera
abundantes insumos externos".
TIPO DE SUELO Características

Delgados. Influidos por el tipo de roca


AZONALES LITOSUELOS madre debido a poca evolución temporal
Inmaduros o brutos. o desarrollo en grandes pendientes
Horizontes mal
desarrollados Sobre depósitos muy recientes:
REGOSOLES
aluviones, arenas, dunas.

Sobre rocas silíceas (granitos, gneises).


Propio de climas fríos de montaña y
RANKER
fuerte pendiente. Suelo ácido pobre en
carbonatos. Sin horizonte B

Sobre rocas calizas en climas diversos.


Poco espesor. Sin horizonte B. Es el
RENDSINA
equivalente al anterior en terrenos
INTERZONALES calcáreos.
Poco evolucionados.
Condicionados por
Ricos en sales. Climas secos. Escasa
roca madre y mal SALINOS
vegetación (halófitas). Pobre en humus.
drenaje
Zonas pantanosas. Horizontes inferiores
GLEY encharcados en los que se acumula Fe
que le da color "gris azulado"

Terreno encharcado con abundante


TURBERAS vegetación y exceso de materia
orgánica. Suelo ácido.

Vegetación escasa. Evolución lenta


Alta lat. TUNDRA
limitada al período estival.

Tierras grises o de cenizas. Asociados a


PODSOL bosques de coníferas (taiga). Rico en
humus bruto. Suelo ácido y arenoso
Clima frío
TIERRA PARDA DE En bosques de caducifolios. Rico en
BOSQUE humus. Horizonte B poco desarrollado.

Veranos secos. Asociados a bosques de


encinas y arbustos. Pobres en humus y
MEDITERRÁNEOS arcillosos por descalcificación de calizas.
ZONALES Suelos
Latitudes Destacan los suelos rojos mediterráneos
condicionados por el
medias o terra rossa.
clima, que ha
actuado largo
tiempo. Son suelos Tierras negras de estepa. Climas
Climas
maduros, muy continentales. Horizonte A muy
templados CHERNOZIOM
evolucionados. desarrollado y rico en humus y óxidos de
Fe. Suelos muy fértiles.

Poca materia orgánica, por lo que tienen


un color claro. Presentan concreciones
DESÉRTICOS
de carbonatos precipitados a partir de
aguas capilares o caliches.

Clima ecuatorial, cálido y muy lluvioso.


Intensa meterorización química: suelos
de gran espesor. Carecen de horizonte A
Latitud intertropical LATERITAS
por el lavado intenso. El horizonte B
presenta hidróxidos de Fe y Al. Se forma
una costra rojiza muy dura.

La clasificación del USDA (United States Department of Agriculture) reconoce


varios órdenes de suelos, cuyos nombres se forman anteponiendo una
partícula descriptiva a la terminación –sol
ORDEN Características

Casi nula diferenciación de horizontes; distinciones no climáticas: aluviones,


ENTISOL
suelos helados, desierto de arena...

Suelos ricos en arcilla; generalmente en zonas subhúmedas a áridas, con


VERTISOL
hidratación y expansión en húmedo y agrietados cuando secos.

Suelos con débil desarrollo de horizontes; suelos de tundra, suelos volcánicos


INCEPTISOL
recientes, zonas recientemente deglaciadas...

Suelos secos (climas áridos); sales, yeso o acumulaciones de carbonatos


ARIDISOL
frecuentes.

Suelos de zonas de pradera en climas templados; horizonte superficial blando;


MOLLISOL
rico en materia orgánica, espeso y oscuro.

Suelos con horizonte B arcilloso enriquecido por iluviación; suelos jóvenes,


ALFISOL
comúnmente bajo bosques de hoja caediza.

Suelos forestales húmedos; frecuentemente bajo coníferas. con un horizonte B


SPODOSOL enriquecido en hierro y/o en materia orgánica y comúnmente un horizonte A
gris-ceniza, lixiviado.

Suelos de zonas húmedas templadas a tropicales sobre antiguas superficies


ULTISOL
intensamente meteorizadas; suelos enriquecidos en arcilla.

Suelos tropicales y subtropicales, intensamente meteorizados formándose


OXISOL
recientemente horizontes lateríticos y suelos bauxíticos.

Suelos orgánicos. depósitos ogánicos: turba, lignito.... sin distinciones


HISTOSOL
climáticas.
Horizontes del suelo

A A00 Hojas y residuos orgánicos sin descomponer


A0 Residuos parcialmente descompuestos
A1 Color oscuro por presencia de materia organica
A2 Color claro por efecto del lavado

A3-B1 Transición a A-B

B B2 Precipitación de sustancias lavadas de A

B3 Transición B-C

C C Fragmentos y restos de meteorización de la roca madre

D Roca madre sin alterar


CAPITULO IV

CALIDAD DE AGUA DE RIEGO

1. GENERALIDADES

El tipo de agua que se utilice como agua de riego tiene dos efectos
importantes:

 A corto plazo influye en la producción calidad y tipo de cultivo


 A largo plazo ciertas aguas pueden perjudicar el suelo, hasta hacerlo
totalmente inservible para la agricultura.

Sea cual sea el origen del agua debe de cumplir la calidad que se exige a una
agua de riego natural y únicamente en ciertas situaciones pueden variarse los
márgenes establecidos, siempre que no afecte las propiedades del suelo.

Para la evaluación de la calidad de un agua de riego se han desarrollado


índices empíricos que suponen una guía práctica y de uso generalizado.

2. PARÁMETROS DE CALIDAD DEL AGUA

El conjunto de parámetros a considerar en la evaluación de la calidad del agua


de riego han de contemplar el conjunto de características físicas, químicas y
biológicas que definen su adecuación. Habitualmente las determinaciones que
se realizan al agua de riego son:

Parámetro de calidad símbolo unidad


intervalo usual

Salinidad

Contenido en sales

Conductividad eléctrica CEa a 25 ºC µS/cm 0-3000

CEa a 25 ºC dS/cm 0-3

Materia disuelta total MDT mg/ l 0-2000

Cationes y aniones

Calcio Ca2+ mg/l 0-400

Magnesio Mg 2+ mg/l 0-60

Sodio Na+ mg/l 0-900

Carbonatos CO 2H3 mg/l 0-3


Bicarbonatos HCO 3- mg/l 0-600

Parámetro de calidad símbolo unidad


intervalo usual

Cloruros ClH mg/l 0-1100

Sulfatos SO 2H4 mg/l 0-1000

Diversos

Boro B mg/l 0-2

pH pH 6.5-8.5

SAR SAR 0-15

Los datos presentados son, en principio, suficientes para evaluar la idoneidad


de un agua de riego y tener en cuenta los posibles problemas que este agua
pueda causar al suelo o a las plantas pero en algunos casos cuando se
sospecha de una anomalía en el agua es importante la determinación de otros
parámetros como: el contenido en metales pesados y boro ( por su incidencia
en la cadena trófica y su alta toxicidad ), los sólidos en suspensión ( pueden
condicionar el tipo de riego ), los detergentes ( para evitar problemas en las
conducciones y en las superficies activas del suelo); si se realiza la preparación
de soluciones nutrientes, para la fertirrigación, se han de analizar además de
los iones habituales otros como: hierro, manganeso, cobre, nitratos y fosfatos,
a fin de tener en cuenta sus concentraciones en el agua de riego y su
incidencia sobre la nutrición de los cultivos.

Por todo esto pueden ser interesantes análisis adicionales que contemplen los
siguientes parámetros:

2.1. ELEMENTOS NUTRITIVOS ( mg/ l )

Nitratos, amoníaco, nitrógeno orgánico, potasio, nitrógeno total, fósforo


ortofosfato, fósforo total.

2.2. CLORO RESIDUAL ( mg/ l )

2.3. MICROELEMENTOS

Aluminio, arsénico, bario, cadmio, cromo, cobre, fluoruros, hierro, plomo, litio,
manganeso, mercurio, níquel, selenio, plata, Vanadio y Zinc

Antimonio, berilio, cobalto, molibdeno, talio, estaño, titanio y tungsteno ( este


segundo grupo sólo si se sospecha su presencia ).

El análisis de los microelementos es interesante realizarlo una vez antes del


inicio de las operaciones de riego y posteriormente para realizar un
seguimiento periódico de aquellos elementos presentes en cantidades
importantes y significativas.

Estos análisis adicionales serán muy importantes cuando se usen aguas


residuales municipales regeneradas. La calidad de un agua residual municipal
tratada depende de la calidad del agua de abastecimiento público de la cual
proviene, de los tipos de residuos que se le añadan con el uso y del grado de
tratamiento que recibe. En general, si el agua de abastecimiento es de buena
calidad para el riego y no se añaden contaminantes inaceptables, el agua
residual que se obtiene será aceptable para el riego, aunque de calidad un
poco deteriorada.

3.3 TEMPERATURA DEL AGUA

La variación de la temperatura tiene incidencia sobre diferentes parámetros


físico-químicos que, a su vez, pueden afectar la calidad de las aguas de riego.
Los factores a tener en cuenta son derivados de los sistemas de riego, de las
condiciones del cultivo y de la variación de temperatura diaria y estacional.

La solubilidad de las sales varía irregularmente en función de la sal de que se


trate. La solubilidad de muchas sales aumenta con la temperatura. En cambio,
en algunos sulfatos y carbonatos alcalinotérreos, un cambio en las formas
cristalinas y estables conduce a una disminución de solubilidades con el
aumento de la temperatura. Consideramos, por último, que los bicarbonatos
son inestables y se descomponen con el aumento de temperatura del agua,
dando lugar a carbonatos y dióxido de carbono

El agua de riego actúa sobre las temperaturas del suelo, substratos y de la


planta modificando su régimen térmico, en uno u otro sentido, en función de la
época de aplicación del riego y del origen del agua utilizada. La temperatura
del agua influye en la infiltración superficial y en algunos casos en la facilidad
de humectación de algunos substratos orgánicos como la torva, por lo que en
ocasiones es necesario construir balsas y albercas con la finalidad de regar
cuando el suelo esté frío o el agua más caliente.

4. LA SALINIDAD

El uso doméstico produce un incremento en el contenido en sales propio del


agua de abastecimiento usada que suele estar entre 150-400 mg/ l. Este
aumento no se altera con la depuración y eso hace que las aguas residuales
puedan presentar problemas de salinidad.

El término salinidad representa la cantidad y el tipo de sales disueltas en el


agua de riego y su valor se determina mediante la medida de la conductividad
eléctrica de la solución. La conductividad eléctrica aumenta en aumentar la
salinidad de la solución.

A medida que aumenta la salinidad del agua utilizada para regar también lo
hace la posibilidad de que aparezcan problemas en el suelo, en el agua o en el
cultivo agrícola como consecuencia de los efectos osmóticos que la alta
concentración salina provoca (en las zonas radiculares afecta al flujo de agua
en el sistema suelo-planta). Estos problemas pueden guardar relación con el
contenido total de sales, con el contenido de uno o varios tipos de sales o con
concentraciones excesivas de uno o varios microelementos. Es, pues, uno de
los parámetros individuales más importantes para determinar la idoneidad de
un agua de riego.

Siempre que se riega se aportan sales al suelo, lo que se debe tener en


cuenta es la acumulación que se dé éstas, la cual depende de la cantidad de
sales aportadas por el agua de riego y de la cantidad de sales eliminadas por
el lavado del suelo. A largo plazo las sales aportadas han de igualar las sales
eliminadas. La eliminación se facilita por el hecho que la mayoría de sales que
se aportan con una agua de riego son solubles y por tanto se arrastran
fácilmente con el agua que el cultivo un utiliza de un riego, y que de esta
manera lava el suelo (es importante un buen drenaje para un movimiento
continuo del agua y de las sales). Establecer un flujo descendente tanto de
agua como de sales, a través de la zona radicular es la única manera de
resolver el problema de la salinidad.

La gestión del riego y, por tanto, la determinación de la fracción de lavado


adecuada, variará mucho según el grado de capacidad de drenaje del suelo;
en casos de salinidad fuerte la gestión será intensa y puede dar lugar a
decisiones que supongan hasta un cambio en el cultivo utilizado, ya que en
ciertos cultivos estas aguas pueden suponer reducciones de productividad
importantes incluso utilizando la mejor técnica de gestión posible.

En general se puede decir que pueden presentarse problemas por salinidad del
agua de riego cuando la conductividad eléctrica es superior a 2 dS/ m. Esta
conductividad eléctrica corresponde a un contenido aproximado de sales de1.3
g/ l. Valores de conductividad eléctrica superiores a 3 dS/m (equivalente a
unos 2 g/l) producen disminuciones importantes de producción en la mayoría
de casos.

Las aguas residuales tienen un contenido en sales variable que oscila, en


general, entre 2-4 dS/ m. Así pues pueden presentar problemas por salinidad si
se utilizan estas aguas y no se produce una lixiviación importante sales con el
riego o las lluvias.

Otro parámetro importante y base para evaluar la acumulación de sales en el


suelo, debida a la evapotranspiración el agua del suelo y no la propia
concentración de sales del agua de riego es el total de sales disueltas
(TSS).Nosotros incorporamos con el agua de riego una cantidad de sales
disueltas que se concentraran mucho más en el suelo como consecuencia de
la evapotranspiración a la que está sometida esa solución una vez retenida en
la matriz del suelo.

El uso prolongado de agua residual regenerada para regar no es posible si no


se dispone de un drenaje adecuado. En las condiciones características de la
mayoría de suelos, la utilización de una cantidad de agua residual superior a la
necesaria tanto para el crecimiento normal de la planta como para el lavado
del suelo dará lugar al desarrollo de una capa freática próxima a la superficie
que será una fuente adicional e importante de sales.

5. LA RELACIÓN DE ABSORCIÓN DE SODIO (SAR)


La relación de absorción de sodio (SAR) es un parámetro que refleja la posible
influencia del ion sodio sobre las propiedades del suelo, ya que tiene efectos
dispersantes sobre los coloides del suelo y afecta a la permeabilidad. Sus
efectos no dependen sólo de la concentración en sodio sino también del resto
de cationes. Se basa en una fórmula empírica que relaciona los contenidos de
sodio, calcio y magnesio y que expresa el porcentaje de sodio de cambio en el
suelo en situación de equilibrio (este índice denota la proporción relativa en
que se encuentra el sodio respecto al calcio y magnesio, cationes divalentes
que compiten con el sodio por los lugares de intercambio del suelo).

Na
.SAR =
Ca + Mg
2

Si en el agua predomina el Ion sodio, inducirá cambios de calcio y magnesio


por sodio en el suelo, lo que podría llevar a la degradación de éste, con la
consiguiente pérdida de estructura y permeabilidad.

En la valoración del SAR no se tiene en cuenta la interacción entre los


constituyentes del agua de riego, los constituyentes sólidos del suelo y los de
la solución del suelo, de forma que se ha amplificado con exceso la incidencia
negativa del sodio en el suelo, considerando que el valor del SAR en la
solución del suelo, en el perfil superior, es el mismo que el del agua que se
usa para regar. Esta consideración no es del todo cierta ya que por una parte,
el agua de riego disolverá o precipitará carbonatos alcalinotérreos cuando se
adicionen al suelo, se concentraran o se establecerán nuevos equilibrios en el
sistema del suelo; y por otra parte se producirán procesos de meteorización
de los minerales del suelo. Todo esto afectará el contenido en calcio en el agua
intersticial y por tanto tendrá un efecto diferente sobre los lugares de cambio
respecto el sodio y el magnesio. Por todo esto un ajuste en el cálculo de la SAR
suele ser necesario para la evaluación de la calidad de ciertas aguas, es la SAR
ajustada:

Na
.SAR =
Ca + Mg
2

donde las concentraciones de Na y Mg, expresadas en meq/ l, se obtienen del


análisis del agua y la concentración de Cax, en meq/ l, se deduce de la tabla
que aparece a continuación. Para utilizar esta tabla es necesario conocer la
conductividad eléctrica ( CE ) del agua en dS/ m, y el cociente concentraciones
de bicarbonato y calcio, expresadas en meq/ l. Estos parámetros nos
permitirán estimar la concentración de calcio en la interfase suelo-agua
suponiendo que: 1) se han conseguido las condiciones de equilibrio, 2) no hay
precipitación de Mg y 3) la presión parcial de CO2, es de 0.0007 atmósferas.
La determinación de la SAR ajustada es importante cuando se utilizan aguas
residuales regeneradas ya que estas suelen tener un valor de SAR
notablemente superior al de las aguas convencionales.

6. FITOTOXICIDAD DE IONES ESPECÍFICOS

Este tipo de toxicidad se presenta cuando el Ion es asimilado y acumulado en


los tejidos de la planta hasta niveles que puedan ocasionar daños o reducir su
productividad. Cuando se utilizan aguas residuales para regar, los iones
presentes que más preocupan son el sodio, los cloruros y el boro. De estos la
toxicidad de mayor incidencia es la del boro y la de los cloruros.

Elevados contenidos en sodio pueden afectar a las plantas y también producir


problemas de permeabilidad en los suelos. El efecto perjudicial del sodio se
puede contrarrestar con elevados contenidos en calcio en el suelo. Algunos de
los cultivos más sensibles al sodio son el almendro, la palta, los frutales de
hueso y los cítricos. Contenidos foliares de sodio superiores a0.3-0.5 % (sobre
peso seco) suelen indicar problemas de toxicidad en la mayoría de árboles
fruteros y cítricos.

Respecto a los cloruros en general aguas con un contenido de cloruros inferior


a 140 mg/ l no presentan problemas, de 140 a 350 mg/ l los problemas
aumentan y los valores superiores a 350 mg/ l pueden ocasionar problemas de
toxicidad graves. Estos valores son orientativos y el problema se puede más o
menos resolver impidiendo la acumulación de cloruros en el suelo
manteniendo una fracción de lavado adecuada. Niveles de cloruros en las
hojas de los cítricos superiores a 0.5-0.1% (sobre peso seco) indican posibles
problemas de toxicidad por cloruros. Cuando se utiliza riego por aspersión el
contenido en cloruros del agua ha de ser inferior a 100 mg/ l para evitar
posibles problemas de fitotoxicidad.

Normalmente los cloruros y el sodio están asociados de forma que los meq de
cloruros frecuentemente son aproximadamente iguales a los de sodio. El
contenido en cloruros y sodio aumenta durante el uso doméstico del agua,
especialmente cuando se utilizan ablandadores de agua.

La toxicidad de mayor incidencia es la debida al boro. Las fuentes más


comunes de boro son los detergentes domésticos y los vertidos de
instalaciones industriales.

En el caso de cultivos sensibles a esta toxicidad es de difícil corrección y se


debería variar el tipo de cultivo suministro de agua, y aún se acentúa más el
problema en condiciones climáticas de elevada temperatura. Además también
influye la técnica de riego utilizada; la fitotoxicidad. del sodio y de los cloruros
se manifiesta a concentraciones inferiores si es riego es por aspersión y en
riegos nocturnos.

La presencia excesiva de iones de sodio, cloruros y sulfatos pueden además


tener efectos negativos sobre el suelo.

7. PERMEABILIDAD DEL SUELO

Las sales de sodio presentes en el agua pueden afectar a la estructura del


suelo, reduciendo la velocidad de infiltración del agua en el terreno y la
capacidad de aireación. Si la velocidad de infiltración se reduce mucho puede
ser difícil el suministro adecuado de agua dándose además la formación de
costras, crecimiento excesivo de hierbas, deficiencia de oxigeno, etc. que
muestran la débil estructura del suelo.

Los sistemas de riego con agua residual regenerada suelen encontrarse en


suelos de menor calidad, que tienen permeabilidades no suficientemente
buenas o que tienen dificultades de gestión por lo que dan más problemas.

Los problemas de permeabilidad suelen presentarse en los primeros


centímetros de la superficie del suelo y se deben principalmente a un
contenido relativamente alto de iones sodio o a un contenido relativamente
bajo de iones calcio, tanto en esta zona del suelo como en el agua de riego. El
contenido en calcio de un suelo puede llegar a reducirse excesivamente por el
uso del agua de baja salinidad que disuelve y arrastra el calcio por el agua de
riego de alto contenido en sodio, que desequilibra la proporción relativa de
sodio y de calcio.

Para poder evaluar los posibles problemas de permeabilidad se usan la SAR y


la CE conjuntamente.

Normalmente las aguas residuales regeneradas tienen concentraciones de


sales y calcio suficientemente altas como para no dar problemas ante la
posibilidad que el agua disuelva o arrastre demasiado calcio de la superficie
del suelo. En cambio estas aguas tienen concentraciones relativamente altas
de sodio, que aumenta el valor de la SAR y supone un problema en los
proyectos de reutilización de agua residual.

8. MICROELEMENTOS

Se consideran microelementos todos aquellos elementos químicos presentes


normalmente en un agua de riego o en el agua del suelo en concentraciones
inferiores a unos cuantos mg/ l y, normalmente en concentraciones inferiores a
µg/ l. Alguno de estos elementos son esenciales para el crecimiento de las
plantas, en cambio, en cantidades excesivas reducen el crecimiento, provocan
acumulaciones indeseables en los tejidos y llegan a alterar irreversiblemente
el metabolismo vegetal.

La aplicación en exceso de elementos traza puede llegar a contaminar


eventualmente los suelos, pudiendo reducir de forma importante su
productividad o producir cosechas inaceptables. La toxicidad causada por
estos elementos guarda relación con determinadas técnicas de gestión
agrícola.

De la siguiente tabla los valores de la columna A constituyen los límites a los


que se deberían esperar efectos desfavorables en las plantas o en el suelo,
cuando una zona determinada se riega con agua de esta calidad. La columna B
se refiere a las concentraciones que llegará a tener el suelo (textura fina y ph
6.0-8.5) después de regar con agua de la concentración máxima
recomendada.

Microelemento A B

Al (aluminio) 5.0 20.0

Observaciones: Puede provocar falta de productividad en suelos ácidos,

ph <5.5,

Observaciones: Aunque suelos más alcalinos precipitaran el ion y eliminaran


cualquier toxicidad.

As (arsénico) 0.10 2.0

Observaciones: Su fitotoxicidad varía ampliamente, entre 12mg/ l para la


hierba del Sudán hasta menos de 0.5 mg/ l para el arroz.

Be (berilio) 0.10 0.5

Observaciones: Su fitotoxicidad varía ampliamente entre 5 mg/ l para la col


rizada hasta 0.5 mg/ l para las judías verdes.

Cd (cadmio) 0.01 0.05

Observaciones: Es tóxico para las judías, la remolacha y los nabos a


concentraciones tan bajas como 0.1 mg/ l en disolución. Los límites
recomendados son conservadores debido a su capacidad para acumularse en
el suelo y en las plantas hasta concentraciones que pueden ser perjudiciales
para las personas.

Co(cobalto) 0.05 5.0

Observaciones: Es tóxico para la planta del tomate a una concentración de 0.1


mg/ l en disolución. Suele ser inactivado por suelos neutros o alcalinos.

Microelemento A B
Cr (cromo) 0.1 -

Observaciones: No está considerado como un elemento esencial para el


crecimiento. Los límites recomendados son conservadores debido a los
escasos conocimientos sobre su fitotoxicidad.

Microelemento A B Cu ( cobre) 0.2


15.0

Observaciones: Es tóxico para diversas plantas a concentraciones entre 0.1 y


1.0 mg/ l en disolución.

F ( fluoruros) 1 15.0

Observaciones: Es inactivado por suelos neutros o alcalinos.

Fe (hierro) 5 20.0

Observaciones: No es tóxico para las plantas en suelos aireados, pero puede


contribuir a la acidificación del suelo y a la disminución del fósforo y
molibdeno, elementos esenciales para las plantas. El riego por aspersión
elevado puede dar lugar a depósitos desagradables en las plantas, los equipos
y los edificios.

Li ( litio) 2.5 2.5

Observaciones: Es tolerado por la mayoría de los cultivos hasta 5 mg/ l; es un


elemento móvil en el suelo. Es tóxico para los cítricos a concentraciones
superiores a 0.075 mg/ l. Actúa de forma similar al boro.

Mn (manganeso) 0.2 10.0

Observaciones: Es tóxico para diversas plantas a concentraciones entre unas


décimas y unos miligramos por litro, aunque principalmente en suelos ácidos.

Mo (molibdeno) 0.01 0.05

Observaciones: No es tóxico para las plantas a las concentraciones


normalmente presentes en el suelo y en el agua. Puede ser tóxico para el
ganado cuando el forraje se cultiva en suelos con elevadas concentraciones de
Molibdeno disponible.

Ni (níquel) 0.2 0.2

Observaciones: Es tóxico para diversas plantas a concentraciones entre 0.5 y


1.0 mg/ l; su toxicidad disminuye a ph neutro o alcalino.

Pb (plomo) 510.0

Observaciones: Puede inhibir el crecimiento de las células vegetales a


concentraciones muy elevadas.
Se (selenio) 0.02 0.02

Observaciones: Es tóxico para las plantas a concentraciones tan pequeñas


como 0.025 mg/ l, y para el ganado cuando el forraje se cultiva en suelos con
niveles relativamente alto en selenio añadido. Es un elemento esencial para el
crecimiento de los animales, pero en concentraciones muy pequeñas.

Microelemento A B

Sn (estaño) - -
Observaciones: Las plantas lo rechazan de forma eficaz; su tolerancia
específica es desconocida.

Ti (titanio)

Observaciones: Comportamiento similar al estaño.

W (tungsteno) - -
Observaciones: Comportamiento similar al estaño.

V (vanadio) 0.1 1.0

Observaciones: Es tóxico para muchas plantas a concentraciones


relativamente bajas.

Zn (zinc) 2 10.0

Observaciones: Es tóxico para muchas plantas a concentraciones muy


variables; su toxicidad disminuye a ph> 6.0 y en suelos con textura fina o de
carácter orgánico.

La concentración máxima o columna A se ha basado en una tasa de riego que


sigue buenas prácticas agronómicas, es decir 12000m3/ ha/año. Si la tasa de
riego excede este valor la concentración máxima debe disminuirse de forma
proporcional. No hace falta realizar ningún ajuste cuando las tasas de riego
sean inferiores a la indicada los valores recomendados corresponden a la
fuente de abastecimiento de agua utilizada para regar de forma continuada en
un lugar.

Mientras las concentraciones se mantengan por debajo de estos niveles


recomendados ninguno de los elementos presentados son fitotóxicos y por
tanto el agua de riego que presente estas características puede considerarse
satisfactoria para el riego continuado de cualquier tipo de cultivo en cualquier
tipo de suelo. Si se sobrepasan los niveles recomendados no tiene porque
aparecer una fitotoxicidad inmediata sino que los elementos indicados son
retenidos o adsorbidos fácilmente en la tierra donde se van cumulando; el uso
continuado de agua de estas características podría suponer un aumento
progresivo de estos elementos en el suelo hasta llegar a niveles que
producirán fitotoxicidad. Estos límites recomendados pretenden asegurar que
el suelo donde se use agua residual regenerada para regar, pueda ser después
ser usados para el desarrollo de cualquier otro cultivo. Por esto se han de
considerar estos límites como máximos de las concentraciones medias, pero a
largo plazo ya que puede ser necesario a corto plazo sobrepasar las
concentraciones máximas establecidas o los caudales normales de riego y que
después se ajustaran.

Estos datos se han elaborado bajo la voluntad de mantener rentables a largo


plazo las condiciones del suelo y los cultivos; los beneficios a corto plazo de
aplicar caudales adicionales de agua residual no justifican la degradación que
sufriría el suelo y los recursos hidráulicos

9. ELEMENTOS NUTRITIVOS

Proporcionan una aportación de fertilizantes a las plantas. Si la aportación


adicional sobrepasa las necesidades de la planta puede llegar a causar
problemas relacionados con crecimientos vegetativos excesivos, maduración
tardía o desigual de los frutos, o una calidad inferior de éstos. Es importante,
pues, verificar la aportación de nutrientes en el agua y tenerlos en cuenta a la
hora de establecer el programa de fertilización.

9.1. EL NITRÓGENO

La concentración de nitrógeno en una agua residual así como las especies en


que éste se encuentre (nitrógeno amoniacal, nitratos y/ o nitrógeno orgánico),
dependen del tipo y grado de tratamiento que ha sufrido este agua. A pesar de
esto en una agua residual tratada las formas mayoritarias de nitrógeno son
amoniacales y orgánicas.

Es un elemento esencial para las plantas que forma parte de gran numero de
compuestos orgánicos; en cambio una aportación excesiva puede producir
importantes desequilibrios nutricionales (que se traducen en crecimientos
excesivos, retraso de la época de maduración, pérdida de calidad de las
cosechas, etc. ). Puede darse también un déficit de nitrógeno que obligaría a
una aportación complementaria mediante fertilizantes agrícolas para poder así
atender las necesidades del cultivo. El nitrógeno contenido en una agua
residual regenerada y que llega al cultivo a través del agua de riego es
esencialmente idéntico al nitrógeno contenido en los fertilizantes agrícolas,
aunque más difícil de controlar. Un problema adicional del aporte de nitrógeno
a través del agua residual es que la demanda de nitrógeno y de agua puede no
coincidir en el tiempo: en la mayoría de cultivos la demanda de nitrógeno es
baja en la fase inicial del cultivo, aumenta durante la fase de crecimiento y
vuelve a ser baja en la fase final del cultivo, la demanda de agua aún puede
ser alta en la fase en que la planta ha completado su desarrollo.

El exceso de nitrógeno, además de ser perjudicial para las plantas, aumenta la


lixiviación de nitrato y la contaminación de las aguas subterráneas.

9.2. EL FÓSFORO

Es otro elemento esencial para las plantas. La aportación de fósforo se


acumula gradualmente en el suelo disminuyendo la necesidad de aportaciones
complementarias de este fertilizante en años sucesivos. Hasta ahora el exceso
de fósforo en el suelo no ha representado ningún problema y no se ha
establecido ninguna directriz para evaluar su concentración. A pesar de todo
se debe analizar el agua y el suelo para planificar la gestión de este
fertilizante.

9.3. EL POTASIO, EL CALCIO Y EL MAGNESIO

Estos iones suelen encontrarse en cantidades variables en las aguas, siendo el


calcio el más abundante y el potasio que se encuentra en muy pequeñas
cantidades aunque normalmente los niveles de potasio en el suelo suelen ser
correctos por lo que una aportación de potasio por el riego no mejora
generalmente la producción por hectárea o la calidad de los cultivos. Dado que
son elementos esenciales, des del punto de vista de nutrición de las plantas,
su presencia en el agua es beneficiosa llegando a aportar cantidades
considerables de estos elementos y sobretodo de calcio.

9.4. ZINC

El zinc es un elemento nutritivo considerado como beneficioso para suelos


deficitarios en este elemento, aunque no han de sobrepasarse los niveles
antes indicados.

9.5. EL AZUFRE

El contenido en azufre del agua residual regenerada es suficiente como para


corregir el posible déficit del suelo.

9.6. EL BORO

Un exceso de boro en los suelos puede reducir la producción por hectárea de


los cultivos
CAPITULO V

AGROLOGIA

1. GENERALIDADES

Dentro de su evolución científica, esta disciplina ha desarrollado plantas y


variedades de cultivos más perfectas, adaptadas a sus necesidades.
Ha concebido prácticas idóneas para utilizar el agua, los fertilizantes y los
plaguicidas del modo más eficaz posible con el objeto de aumentar la
producción agrícola. Al disponer de agua en cantidad limitada, ‚esta ha pasado
a ser el recurso natural más valioso en casi todas las regiones del mundo.
Resulta entonces imperativo llegar a proponer cédulas de cultivo adecuadas al
tipo de clima y que a su vez minimicen el consumo de agua.

2. CEDULA DE CULTIVO

Es una relación o tabla de cultivos posible de un valle de acuerdo a sus


condiciones de clima, suelos y experiencia en regiones similares. Puede estar
conformado por cultivos permanentes (periodo vegetativo mayor de un año) y
temporales (periodo vegetativo de algunos meses).

En el Cuadro se presenta la cédula de cultivo, para el año de estabilización de


una irrigación. Esta se ha subdividido en cultivos bases y cultivos de rotación,
donde se muestra la cantidad de hectáreas para cada variedad, así como su
periodo de crecimiento.
3. DEMANDA HIDRICA PARCELARIA

3.1 USO CONSUNTIVO

Se define como la suma de la evapotraspiración y el agua utilizada


directamente para construir los tejidos de las plantas.

Calculada la evapotraspiración potencial por el método de Blaney - Criddle:

f= p (t+17.8)/21.8

f = Evapotraspiración potencial en cm.


p= porcentaje de iluminación del sol con respecto a la anual, en porcentaje
t= temperatura media mensual en C°.
Enero
f= 9.12*(19.70+17.80)/21.8 = 15.68 cm.

El uso consuntivo mensual estará dado por:

u = Kc*f

u = Uso consuntivo mensual en cm


kc = Coeficiente empírico mensual según el tipo de cultivo y su estado de
desarrollo

Cebolla, Enero, kc=1.05


u=15.68*1.05 = 16.47 cm.

En el Cuadro se muestra el uso consuntivo mensual para una cédula de


cultivo.
3.2 USO CONSUNTIVO MENSUAL TOTAL

Expresado matemáticamente por:

ut = u * N° Ha
u = Uso consuntivo mensual
N° Ha = Número de hectáreas por cultivo

En el cuadro se detallada los cálculos para cada cultivo durante su período de


crecimiento, así como los totales mensuales para toda la cédula.

Ut=16.47cm*2000 ha.1M/100*10000 M2/1ha*1MM3/1000000 M2/ = 3.294 MM3


4. EFICIENCIA DE DISTRIBUCION PARCELARIA

Para algunos investigadores, la eficiencia de distribución consiste en tomar en


cuenta las diversas fases de conducción y aplicación del agua (Ec), la
eficiencia de conducción de las acequias (Eb) y la eficiencia de aplicación del
agua en el campo (Ea), la eficiencia global del proyecto ser entonces:

Ep = Ec. Eb. Ea

Para el ejemplo, se ha tomado valores que se presentan en irrigaciones de la


misma magnitud y con una adecuada tecnificación parcelaria.

Ep = 0.90 * 0.95 * 0.85

Ep = 0.726
La demanda hídrica parcelaría resulta de dividir el uso consuntivo mensual
total para el mes más desfavorable con la eficiencia global del proyecto.
Para Enero:

Demanda de Agua=26.79327 MM3/mes*1mes /31dias *1dia /86400 seg.*1000000 M 3/1 MM31= 10.003 M3
/seg

Demanda Hídrica parcelaria Enero = 10.003 M 3 /seg/0.726 = 13.778 M3 /seg


CAPITULO VI

SELECCION DEL TIPO DE REVESTIMIENTO

1. GENERALIDADES

El revestimiento de canales, lo constituye una capa de materiales que se


agrega sobre el terreno recortado con la forma de diseño, que sirve como
superficie de contacto con el agua de modo de controlar las perdidas por
filtración y el valor de resistencia del flujo.

Contribuye a mantener las dimensiones del canal, para evitar la erosión de


sus paredes, de modo que no cambien las condiciones planteadas para su
funcionamiento, así como sostener una mayor velocidad que aquella que
puede soportar el terreno natural.

Entre los factores que afectan los revestimientos tenemos los naturales,
debido a que los suelos pueden tener una acción física o mecánica, que se
refiera a la estabilidad de los taludes y una acción química de corrosión y/o
desintegración por presencia de elementos químicos como las sales; el clima
cuyos agentes principales son los cambios de temperatura que producen
contracciones y dilataciones en los revestimientos, originando en el caso de
elementos rígidos, agrietamiento por donde se filtra el agua, que además de
perdidas de la misma, crea condiciones negativas, en la estabilidad y
conservación de las estructuras del canal, más aún si llega a congelarse.

Además se tiene otros factores condicionantes como las condiciones


hidráulicas, debido a que el tirante el ancho superficial y el perímetro mojado
que influyen principalmente en la menor o mayor infiltración y perdida de
agua; y la velocidad del agua que puede ser tan alta, como para erosionar las
paredes del canal por los efectos erosivos de los elementos sólidos que
transporte, o tan baja que permita la sedimentación de esos sólidos.

La disponibilidad de una gran variedad de materiales de construcción nos


permite seleccionar, el más adecuado de acuerdo a muchas condiciones, para
el estudio planteado, se va a realizar los cálculos hidráulicos, para canales
revestidos con concreto y mampostería de piedra, de manera que posibilite
encontrar el revestimiento más adecuado.

2. CALCULO DE LAS PERDIDAS

2.1. PERDIDAS POR INFILTRACION

- Método de la U.S. Bureau of Reclamamation


Se realiza mediante el uso de la fórmula de Morítz, que expresa que la
perdida en m3 / s-Km., de acuerdo a:

P= 0.0375 C Q 1/2/ V 1/2


Q = Gasto del canal en m3 /s
V = Velocidad Media del agua m / seg.
C = Coeficiente de perdida de agua que depende del material
0.1 = Concreto - 0.15 = Mampostería de Pierda
2.2. PERDIDAS POR EVAPORACION.

El cálculo de las perdidas por evaporación se toma como base, la


ecuación hallada para, una región similar, que es:

E = 0.7 * ε * T * L / 86400 / N
E = Evaporación en m3 /s.
T = Espejo de agua
ε = Evaporación en mm
L = Longitud del tramo
N = Número de días del mes con mayor evaporación

3. SIMULACION HIDRAULICA.

La simulación hidráulica es el proceso, mediante el cual se trata de


cuantificar las perdidas por infiltración y evaporación de acuerdo al trazo del
canal de conducción. En el cuadro se muestra, un ejemplo practico de los
cálculos realizados para la simulación.

DESCRIPCION PROGRESIVA VELOCIDAD CAUDAL PERDIDA EVAPORACION ESPEJO AGUA PERDIDA CAUDAL
INFILTRACION EVAPORACION DISENO
CONDUCCION Km m / seg m3 / seg m3 / seg mm / mes T m3 / seg m3 / seg

TOMA COTAHUASI - CANAL +000.000 - +065.000 2,147 15,796 0,6612 189,574 4,712 0,015 16,472
TUNEL CHILPACAE +065.000 - +069.470 2,717 15,754 0,0413 189,610 2,269 0,001 15,796
CANAL +069.470 - +089.470 2,139 15,547 0,2022 189,615 4,690 0,005 15,754
TOMA ARMA - CANAL +089.470 - +108.220 2,132 15,354 0,1887 189,626 4,673 0,004 15,547
TUNEL AHUINAY +108.220 - +113.000 2,697 15,311 0,0427 189,636 2,244 0,001 15,354
CANAL +113.000 - +126.000 2,126 15,178 0,1303 189,641 4,658 0,003 15,311
TUNEL CHAQUELOMA +126.000 - +132.100 2,688 15,123 0,0543 189,648 2,234 0,001 15,178
CANAL +132.100 - +137.400 2,122 15,069 0,0530 189,655 4,647 0,001 15,123
TUNEL LA YESERA +137.400 - +139.600 2,685 15,049 0,0195 189,658 2,230 0,000 15,069
CANAL +139.600 - +151.400 2,117 14,929 0,1175 189,660 4,636 0,003 15,049
TUNEL EL REY +151.400 - +155.580 2,678 14,891 0,0370 189,667 2,221 0,000 14,929
CANAL +155.580 - +164.780 2,113 14,798 0,0913 189,671 4,625 0,002 14,891
TUNEL APACHETA +164.780 - +165.210 2,674 14,794 0,0038 189,677 2,216 0,000 14,798
CANAL +165.210 - +167.310 2,112 14,773 0,0208 189,677 4,622 0,000 14,794
TUNEL EL PRIVADO +167.310 - +168.190 2,672 14,765 0,0078 189,678 2,214 0,000 14,773
CANAL +168.190 - +176.390 2,108 14,682 0,0812 189,679 4,610 0,002 14,765
TUNEL ATCATE +176.390 - +177.870 2,668 14,669 0,0130 189,684 2,209 0,000 14,682
CANAL +177.870 - +181.970 2,106 14,627 0,0405 189,685 4,600 0,001 14,669
TUNEL ANTANE +181.970 - +183.380 2,660 14,615 0,0124 189,689 2,200 0,000 14,627
CANAL - PUNTO PASE +183.380 - +210.330 2,099 14,344 0,2642 189,704 4,590 0,006 14,615
DISTRIBUCION
CANAL MARGEN DERECHA
TRAMO 1 +000.000 - +025.600 1,933 10,318 0,222 189,704 4,041 0,005 10,545
TRAMO 2 +025.600 - +034.700 1,730 6,630 0,067 189,704 3,426 0,002 6,698
CANAL MARGEN IZQUIERDA
TRAMO 1 +000.000 - +041.900 1,480 3,550 0,243 189,704 2,713 0,006 3,799
2,614 0,058

4. SELECCIÓN DEL REVESTIENTO

La selección del tipo material y espesor del revestimiento dependerá de:

- Caudal disponible: Es decir de acuerdo al caudal que es necesario captar. Se


realiza la simulación para los tipos de revestimiento, se calculan las perdidas
de agua y se compara con la disponibilidad de agua de la cuenca y/o con la
que se está autorizado a captar, sin causar ningún perjuicio al medio
ambiente, aguas abajo de la captación.

- Propiedades de los suelos : Como la estabilidad y químicas del terreno


donde se construye el canal, pues de presentarse un suelo demasiado
agresivo, podría generar fisuramiento del canal, además de que la longitud
total del canal considerando banqueta, ancho del canal y berma, si es muy
grande puede comprometer la estabilidad de los taludes circundantes.

- El clima: Algunos revestimientos debido a los cambios volumétricos por


efecto de la temperatura, no son capaces de resistir sin agrietarse estos
cambios.

- Disponibilidad de materiales: Incidirá en costo de la obra, siempre será


más favorable optar, por un revestimiento que utilice materiales de la zona.

- Costos de la Obra: El costo de materiales, mano de obra, determina el tipo


de revestimiento a colocar, siempre y cuando las premisas anteriores han sido
cumplidas y puedan comportarse adecuadamente desde el punto de vista
hidráulico durante toda su vida útil.

La disponibilidad de agua en la cuenca, a veces determina el tipo de


revestimiento a utilizar, pues al realizar la simulación hidráulica, nos dará el
caudal necesario a captar el que será comparado con el caudal que la cuenca
es capaz de aportar al 85 % de persistencia.
CAPITULO VII

DISEÑO DE CANALES ABIERTOS

1. CANAL ABIERTO:
Es un gran tubo de corriente limitado, por los contornos sólidos del canal y
la superficie libre, sometida a la presión atmosférica.

Ancho Coronación

B= Ancho Superficial
Bordo Libre

zy zy

H = Altura Canal
Y =Tirante de Flujo 1
z = Talud

b=Solera

CANAL ABIERTO

a) Sección Transversal: Puede ser normal (perpendicular al fondo del


canal) o vertical.

Vertical
Normal

X
90°

* Cuando el canal es de pendiente muy pequeña la vertical y la normal


coinciden.
b) Pendiente del Canal (So): Perfil longitudinal del fondo

x
S  sen  _____   angulo _ con _ la _ horizontal
z
Para pendientes –hasta 8°- muy pequeñas los valores de la tangente y el
seno, son aproximados.
c) Área Sección Transversal (A): Es el área ocupada por el flujo en
toda la sección.
d) Perímetro Mojado (P): Es el perímetro de la frontera rígida del canal
que tiene contacto con el flujo, ó toda la frontera del canal, que es mojada
por el escurrimiento.
e) Tirante del Flujo: (y) Es la profundidad de flujo, en la sección de
canal.
f) Solera (b): (Ancho) Es la distancia de un extremo a otro, en la sección
transversal de un canal. Medida en el fondo.
g) Ancho Superior (B): Es la distancia de un extremo a otro en la
sección transversal de un canal, en la superficie libre de flujo.
h) Talud (Z): Proporción de cambio horizontal a vertical de la pared de
un lado del canal.
i) Radio Hidráulico ( R ): Se define como la relación entre el área A y
el perímetro mojado P.
A
R
P

2. IMPORTANCIA DEL NUMERO DE FROUDE:

El mecanismo primario, para sostener un flujo en un canal abierto es la


fuerza gravitacional, el parámetro que representa este efecto
gravitacional es el número de Froude.

Fuerzas _ Inercia ma
F 
Fuerzas _ gravitatorias mg

gt 2
s  2s  h
2

h  gt 2

V
a V
F  t 
g g tg

h
t =
g

V V
F = =
h gh
g
g

Para un canal Rectangular h = y


V
F =
gy

Para un canal de sección irregular h = D, que es la profundidad hidráulica


definida por:
A
D
B

V
F =
gD

Si conocemos la magnitud del número de Froude, podemos constatar


características significativas relacionadas con el régimen de flujo.

F < 1 Flujo subcrítico


F = 1 Flujo crítico
F > 1 Flujo supercrítico

3. FLUJO UNIFORME:

Velocidad y la profundidad no varían longitudinalmente


Sección Regular: Forma no varía, a lo largo del canal

B Ancho Coronación B

B= Ancho Superficial Bordo Libre

zy zy

H = Altura Canal 1
Y Y =Tirante de Flujo 1 Y
z = Talud
z = Talud

b b=Solera

CANAL ABIERTO

Sección Rectangular Sección Trapezoidal Sección


Triangular

Area: by A: by  zy 2 A: zy 2
Perímetro: b  2 y P: b  2 y 1  z 2 P: 2 y 1  z 2

Sección Rectangular Sección Trapezoidal Sección


Triangular
Radio Hidráulico: R
A by by + Zy 2 Zy
R= -------=------- R = --------------------- R = ---------------
P b+zy b+2y 1+ Z 2 2 1+ Z 2

Solera: b b=b b=0

Ancho superficial: B B = b + 2Zy B = 2Zy

Profundidad Hidráulica:
A by by + Zy 2 Z y2 y
D = ----= ---------- = y D = ------------- D = ------ = -----
B b b+2Zy 2Zy 2

4. ECUACIONES DE RESISTENCIAS

Debido a la gran cantidad de factores envueltos, en el flujo a superficie


libre, no existe una educación universal de fricción.
La mayoría de los autores, consideran tres factores básicos:
- Pendiente del canal
- Una magnitud geométrica del canal (generalmente radio hidráulico).
- Rugosidad de las paredes.

No obstante, existen otros factores que influyen en la resistencia al flujo,


entre ellos:
- Distribución de velocidades.
- Forma de sección
- Distribución de esfuerzos cortantes.

4.1. FORMULA DE CHEZY (1769)

V C RS

V = Velocidad media del flujo (m/s)


R = Radio hidráulico (m)
S = Pendiente línea de energía, adimensional
1

C = Factor de Resistencia m
2

Chezy planteo su fórmula, como respuesta a la necesidad de


diseñar un canal, para el abastecimiento de agua potable de la
ciudad de París.
- Resistencia al flujo por unidad de área varía con el cuadrado
de la velocidad.

 O  K CV 2

K C  a  O  RS

a = parámetro adimensional no constante

RS  K C V 2

RS  aV 2

RS
V2 
a

V C RS

RS
RSC 2 
a

g
C2 
a

1
g
Unidades m
2
C
a
s

Si se combinan
 O  RS y V C RS

o V 2
 2
 C

- La formula de Chezy establece una relación entre la resistencia


al flujo y las características hidráulicas del mismo.

- El valor de C de Chezy puede obtenerse a partir del número de


Re, con ayuda del ábaco de Moody. Existen tres regiones de
flujo turbulento:

gRS
- Flujo pared lisa si 5

gRS
- Flujo pared rugosa si  70

 = Viscosidad cinemática

- Flujo en transición entre 5 y 70


- En tuberías
-
VD
Re 

A D 2 D
R    D  4R
P 4D 4

V (4 R)
Re 

De acuerdo con el Número de Froude y el Número de Reynolds, pueden


existir los siguientes tipos de flujos:

 Subcrítico - Laminar Re < 500, y Fr<1


 Subcrítico - Turbulento Re>2000, y Fr <1
 Supercrítico - Turbulento Re >2000, y Fr >1
 Supercrítico – Laminar Re < 500 , y Fr > 1

MATERIAL Ks en mm

Vidrio 0,05 0,9

Cemento
Muy bien terminado 0,2 1,2
Mortero 0,3 2,2

Concreto
Bien terminado 0,3 1,5
Aplanado con llana 0,5 2,2
Aplanado con plana 0,9 3,2
Sin terminar 1,5 12
Cimbra de acero 0,6 1,5
Cimbra de madera cepillada 0,6 3,2
Cimbra de madera sin cepillar 2,2 14
Gunita 3,2 15
Muy maltratado 5 20

4.2. FORMULA DE MANNING


Fórmula más conocida
R 2 / 3S 1/ 2
V 
n

V = Velocidad media de flujo (m/s)


R = Radio hidráulico (m)
S = Pendiente del canal
n = Coeficiente de rugosidad de Manning

La ecuación de Manning debe ser aplicada, solamente en la zona


completamente rugosa, es decir el coeficiente n dado en tablas es valido,
para flujo turbulento y de pared rugosa.

5. MÁXIMA EFICIENCIA HIDRÁULICA

Dado una Área (A), rugosidad (n) y la pendiente (S), el valor Q, será máximo,
cuando una sección transversal tenga un radio hidráulico máximo, por ser
directamente proporcional.

AR 2 / 3 S 1 / 2
Q
n

MINIMO PERÍMETRO MOJADO SE TRADUCE EN:

- Mínima Infiltración
- Mínima Excavación
- Mínimo Material de revestimiento
- Mínima nivelación

5.1. APLICACIÓN

DETERMINAR LA SECCIÓN DE MÁXIMA EFICIENCIA PARA UN CANAL


TRAPEZOIDAL
Ancho Coronación

B= Ancho Superficial
Bordo Libre

zy zy

H = Altura Canal
Y =Tirante de Flujo 1
z = Talud

b=Solera

CANAL ABIERTO

A  by  zy 2

P  b  2 y 1 z2

A
A  by  zy 2  b   zy
y

A
P  zy  2 y 1  z 2
y

La resistencia al flujo por unidad de longitud es igual al esfuerzo


cortante de superficie multiplicado por el perímetro mojado.

A
 o  RS   S   o P  AS
P

Por lo tanto un criterio de resistencia mínima equivale a exigir un área


de sección transversal mínima, respecto a los parámetros que definen el
área.

AR 2 / 3 S 1 / 2 A5 / 3 S 1 / 2
Q 
n P 2 / 3n
A5 / 3 S 1 / 2
P2/ 3   P 2 / 3  KA5 / 3
Qn

A
P  zy  2 y 1  z 2
y

Derivamos el perímetro con respecto al tirante de agua y

dP 1dA A
 3  2  z  2 1 z 2  0
dy y dy y

Si queremos minimizar el perímetro, el área también tiene que ser


mínima

P 2 / 3  KA5 / 3  P  A5 / 2

dP A
  2  z  2 1 z 2  0
dy y

Si A  by  zy 2

by  zy 2
  z  2 1 z 2  0
y2

b
  z  z  2 1 z 2  0
y

b
 2 1  z 2  2z
y

ó b  2zy  2 y 1  z 2 _ B _ ancho _ sup erficial

Nota: La mejor sección hidráulica ocurre cuando el ancho de la


superficie es el doble del talud.

6. TALUD (Z)

El talud, de la sección depende de la naturaleza del terreno desde el punto de


vista puramente hidráulica, se puede obtener los mismos resultados con un
canal de cualquier forma.

Los taludes que generalmente se recomiendan (en seco)


TALUD
MATERIAL
Roca pura y sana 0
Roca fisurada 0.5
Suelos cementados, firmes 1
Tierra arcillosa 1.25
Tierra arenosa 1.50
Arena 2 ó más

EL TALUD MÁS EFICIENTE (Sección trapezoidal)

b
Si la relación y  2 1  z  2 z
2

P  b  2 y 1 z2

P  2 y 1  z 2  2 zy  2 y 1  z 2

P  4 y 1  z 2  2 zy


P  2 y 2 1 z 2  z 
dP 2z
 1  0
dz 1 z2

2z  1 z2

3
z
3

Nota: Talud mas eficiente para un canal trapezoidal

6.1. APLICACION

Diseñar un canal trapezoidal de máxima eficiencia hidráulica, construido en


tierra arenosa, con taludes 1.5:1 la dependiente del canal es 0.05%.

La capacidad del canal es 6 m3/S

Usar fórmula de Manning con n = 0.022

b
 2 1  z 2  2z Si z =1.5
y
b
 2 1  1.5 2  21.5  0.605
y

y
  1.6513
b

AR 2 / 3 S 1 / 2
Q
n

Qn 6 x 0.022
1/ 2
 AR 2 / 3   5.9032
S (0.0005)1 / 2

Del grafico de Ven te Chow


AR 2 / 3 AR 2 / 3 5.9032
8/ 3
 4.25   b8 / 3 
b 4.25 4.25

b = 1.1311 m
y = 1.8678 m

Como no son dimensiones apropiadas

b = 1.10

AR 2 / 3 5.9032
  4.578
b8 / 3 (1.10) 8 / 3

y
Del gráfico de Ven te Chow  1.6  y  1.6 * 1.10  1.76
b

BORDO LIBRE:

Altura tirante adicional, que se da para absorber los niveles extraordinarios


que puedan presentarse, por encima del caudal de diseño del canal.

Las razones:

- Cambio de rugosidad en el tiempo


- Mala operación compuertas ingresa mas caudal
- Ingreso de aguas no previstas
- Obstrucción parcial del canal
- Presencia de una onda en el canal

Bordo libre = cy

C = coeficiente que varía


0.46 para Q = 0.60 m3/s
0.76 para Q = 85 m3/s

Si c = 0.5

Bordo Libre = 0.5(1.76 ) = 0.93 m (demasiado)

Ven te Chow señala 5% a 30% tirante

Asumimos 16%

b. L = y(0.22) = 1.76 x (0.193) = 0.34 m


h = y + b.l = 1.76 + 0.34  2.10 m
7.40

B= 6.38 0.295

zy zy

H = 2.10
1.76 1
z = 1.5

b=1.10

CANAL ABIERTO

7. TRANSICIONES

Se construyen transiciones alabeadas con el fin de reducir al mínimo


las pérdidas de carga y obtener la máxima eficiencia posible.
Respecto al diseño, la base teórica son la minimización de
perdidas de energía y la consideración sobre la separación de flujos
expansivos, además en está técnica permite definir primero las
fronteras y después se determina el perfil de flujo.
En el diseño de la transición se sigue las siguientes reglas:

Longitud de la transición:

L  2.35( bc  b f )  1.65m0 yc

bC = ancho del canal


bf = ancho del medidor
mo = talud Inicial Transición
yc = tirante del canal
L = longitud de la transición.

Ancho de la transición

x  x 
b  b f  ( bc  b f )( ) 1  (1  ) 
L  L 

  0.80  0.26 mo

x = distancia desde el origen al tramo

Variación de en talud
  x
1/ 2

m  mo  1   1   
  L 
 

m = talud del tramo

Variación del perfil de fondo

Z o
Z x  x
L

Z o
Z i , i 1   x i 1  x i 
L

Z O  Cambio total del fondo sobre la longitud de la transición.

Z x  Cambio de elevación, desde el origen al tramo

Z i ,i 1  Cambio de elevación entre el tramo i, i  1


La perdida de carga considerada para cada tramo, será la diferencia
de los cuadrados de la velocidad, afectados por un factor de 0.3 y
divididos por el doble de la gravedad
8. LEVANTAMIENTO TOPOGRAFICO DE UN CANAL

- Consideraciones Preliminares para la determinación del Eje del Canal.


- Fase de campo: Trazo preliminar Curvas de nivel
- Fase de Gabinete:

8.1. CONSIDERACIONES PRELIMINARES PARA LA DETERMINACIÓN


DEL EJE DEL CANAL
8.1.2. HIDRÁULICA
- Volumen de agua que se ha de conducir.
- Tipo de canal (conducción o distribución).
- Obras de paso (alcantarilla, acueducto, sifones, canoas, caídas
rápidas, toma lateral, paso de vehículos, túneles, etc.)
- Datos climatológicos.
8.1.3 GEOLOGÍA
- Tramos en ladera y suelos llanos.
- Geomorfología: rocosidad, pedregosidad o naturaleza del suelo.
- Fisiografía dominante.
- Fallas, asentamientos y estabilidad de taludes.

8.1.4. MECÁNICA DE SUELOS


- Estratigrafía (Calicatas: cada 500m – 1.5m y cada 5km – 3.0m
de profundidad).
- Capacidad portante.
- Se trabaja con Cartas Nacionales: 1/100,000 y planos 1/25,000
(IGN- Ministerio de Agricultura)
- Fotografías Aérea: 1/20,000 ó 1/10,000 ó 1/60,000

8.1.5. FASE DE CAMPO: TRAZO PRELIMINAR – CURVAS DE


NIVEL
a) Determinación del BM 00
Para determinar la cota del BM 00, se necesita la cota de un BM
conocido. (IGN).
b) Poligonal de Apoyo
- Crear la línea de gradiente del trazo del canal desde la estaca
00+000. Se elige una pendiente promedio en su defecto asumir S =
10/00. Estacar cada 20m.
- Trazar el eje del canal, tomando un promedio de las estacas y
considerar tangentes largas.
- Elegir los PI de acuerdo a la visibilidad o quiebres que presente
el trazo. Dichos Pis. deben estar monumentados.
- Cada 500m deben colocarse los siguientes BM.
- Este trabajo se realiza con nivel de ingeniero o eclímetro.
c) Nivel de Estacas
- Refiriéndose al BM principal realizar la nivelación de estacas de
ida y regreso. Así mismo, deben nivelarse los BM restantes. Esta
nivelación servirá para comprobar el trazo preliminar.
d) Levantamiento de la poligonal abierta
Orientando con el NM medir los lados de la poligonal y por el
método de deflexiones obtener la poligonal estacada en el paso a).
e) Levantamiento de Secciones Transversales
Mediante el uso del eclímetro o el teodolito levantar las secciones
transversales de cada estaca.
f) Taquimetría sobre la faja de la poligonal abierta.
Refiriéndose al BM realizar un levantamiento altimétrico de la faja
sobre cual está la poligonal abierta. E ancho de la faja del terreno
dependerá mucho de los accidentes del terreno. Aquí deben
aparecer los BM, Pis y estacas.

8.1.6. FASE DE GABINETE


- Selección de la escala de representación Esc.: 1/1000 ó 1/2000.
- Confección del plano a curvas de nivel (c/50cm)
- Cálculo y trazo de los elementos de curva
- Con los ítems anteriores se obtiene el plano de planta, donde
deben aparecer los Pis, BM, estacas, cuadro de elementos de curva,
curvas de nivel principales y secundarias).
- Construcción del Perfil del terreno. Esc.: H: 1/1000 ó 1/2000 y V:
1/100 ó 1/200.
- Construcción de las secciones transversales del terreno
- Confección de la Memoria Descriptiva
Nota: La poligonal de los PIs no deben alejarse del trazo preliminar,
deben ser tramos rectos los mas largos posibles (disminución del
PIs), con ángulos lo más obtusos posibles. Esto permitirá efectuar
posteriormente mucho corte o relleno. En zona de laderas debe
tenerse cuidado, teniendo solamente cortes.
CAPITULO VIII

GRADAS
1. INTRODUCCION

Es frecuente en canales proyectar por diversas razones gradas o bruscas


desnivelaciones de fondo. Ellas pueden ser, como es más frecuente, bajadas
de nivel del fondo: “gradas de bajada”, pero puede haber aumentos bruscos
de la cota de fondo “gradas de subida”. Generalmente ambas son usadas en
secciones rectangulares en diversas aplicaciones prácticas.

2. GRADA DE BAJADA
Si las condiciones anteriores a la grada de bajada son de corriente tranquila
y las de canal que siguen son de corriente son torrentosas, la corriente
antes de la grada se acelera hasta a plomo de la caída el Bernoulli crítico y
en sus vecindades la profundidad crítica. Como los torrentes dependen de
aguas arriba sucede que al pie de la grada en la sección en que los filetes
son paralelos y la altura de presión coincide nuevamente con el nivel libre.
La altura del torrente ht , depende de la perdida de carga, pues ht es
función del Bernoulli, que queda al pie de la grada. La pérdida de carga a su
vez depende de la altura de la grada y del gasto por unidad de ancho
principalmente. También puede aceptarse en general que depende de la
forma de la grada, pero esta influencia es nula mientras el paramento no
sea tan tendido que modifique la curva inferior de la napa viva.
q2
Como el gasto unitario q, es función de la altura crítica hc  3 , se puede
g
ht
decir que ht es función de a y de hc o sencillamente que es
hc
a
función de , ambas relaciones sin dimensiones.
hc

En el paramento de la grada la razón de altura de presión en el fondo,


vecino al paramento y la profundidad crítica la siguiente relación:

p a a
hc
 0.70  0.42
hc
; valido para 0.3   2.5 .
hc
a
SI es mayor a 2.5 la napa es parcialmente aireada inferiormente
hc
p
y hc permanece constante en el valor:

p
 0.70  0.42( 2.5)  1.75
hc

La Presión en la vena líquida sobre la grada, que no es hidrostática desde el


nivel libre si no menor es difícil de evaluar.
a
En vista a eso se ha medido experimentalmente en función el valor de
hc
ht
que aparece en el grafico
hc
La inspección de la figura nos muestra que la tendencia del valor de
torrente relativo a hacerse constante, cercano a 0.40, cuando la grada es
grande, correlativo a un río, limite del resalto rechazado, también constante
hr
cercano a  2.10 , revela que cualquiera sea la altura de la grada, basta
hc
que el río fijado por las condiciones de aguas abajo supere el valor de
2.10hc , para que el resalto cubra el pie de la napa.

En el lugar en el que la napa llega al fondo, cuyo impacto es probablemente


una de las causas de la pérdida de carga, provoca un aumento de presión
en el punto de choque. Este aumento de la altura de presión queda en
forma de campana, cuyo valor relativo máximo obedece a la ecuación
experimental:

Hm a
 1  0.625
hc hc

El valor experimental de la distancia de este máximo de presión al


paramento de la grada va en la figura.
El gráfico que sigue permite calcular la distancia dt , a que se produce el
dt a
torrente ht , desde el pie de la grada Dt  en función de K 
ht hc

APLICACIÓN

En un canal de 3 m. de ancho en el que discurre un gasto de 2 m 3/s, hay una


bajada de 0.30 m. Se pide calcular todos los elementos enunciados para una
grada, si por ella hay escurrimiento crítico y es seguida de torrente.

Q 2 m2
q   0.67
b 3 s
q2 0.67 2
hc    0.357
g 9.8

a 0 .3
K    0.84
hc 0.357

Calculo de la altura de aguas abajo:


ht
Xt   0.585
hc

ht  0.585 x 0.357  0.209m.

Determinación de la altura del río:


hr
Xr   1.59
hc

hr  1.59 x 0.357  0.567m.

Calculo de la presión al pie de la grada:

p a
 0.70  0.42  0.70  0.42 x 0.84  1.053
hc hc
p
 1.053 x0.357  0.376m

Altura de Presión Máxima:

Hm a 0.30
 1  0.625  1  0.625  1.525
hc hc 0.357

Hm  1.525 x 0.357  0.54m.

Distancia de Altura de Presión Máxima del pie de la grada

dh
DH   1.95
hc

DH  1.95 x 0.357  0.678m.


Distancia que se produciría el torrente de 0.209 m.

dt
Dt  
ht Dt  3.70 x 0.357  1.32m.

Nota: Si las condiciones del lecho de río dan una altura inferior a 0.567 m, el
resalto será alejado del pie de la grada, si es mayor esta altura, el resalto
cubrirá el pie de la napa haciendo variar la presión máxima y su ubicación.

3. GRADA POSITIVA
Fosrter y Skrinde investigaron la influencia de un escalón positivo de altura
Zo, sobre las características del salto hidráulico. Encontraron mediante las
Zo
ecuaciones de continuidad y de impulso que la altura relativa , se
y1
Zo V1
encuentra directamente relacionada con los parámetros , y Fr1 
y1 gy1
. Además, determinaron de forma experimental las curvas de la figura bajo
la condición de que el pie del salto hidráulico está a una distancia
L  5( y 3  Zo) desde el escalón.

y3 V1
Con la ayuda del diagrama, para los valores dados de y Fr1  , se
y1 gy1
Zo
puede determinar la altura relativa necesaria del escalón de fondo ,
y1
con lo cual queda definido el nivel de fondo. La longitud del lecho debería
ser por lo menos igual a

L  5( y 3  Zo) .
La energía disipada o sea la pérdida de energía H , es independiente de la
altura del escalón y se le puede determinar por la figura.

4. DISIPADOR CON UMBRAL CONTINÚO.


Los disipadores que en lugar de un escalón están limitados por un umbral
continuo, fueron analizados por Macha (1963), sobre modelos reducidos Los
resultados para los umbrales de sección rectangular y trapezoidal. La línea
que representa la ecuación

y2 1 2
 ( 1  8 Fr 1  1) permite comparar los resultados de Macha con los de
y1 2
Salto hidráulico sobre fondo plano (s=0)

Profundidades conjugadas en un amortiguador de energía con un dentellón continuo y ancho


constante de canal – Dentellón rectangular

Profundidades conjugadas en un amortiguador de energía con un dentellón continuo y ancho


constante de canal – Dentellón trapezoidal

5. DISIPADOR CON UMBRAL DISCONTINUO

Inmediatamente aguas debajo de un escalón, y en forma mucho más


intensa aguas abajo del umbral se originan remolinos de fondo en la solera
del canal. Si el fondo no está adecuadamente protegido en esta zona, existe
grave riesgo de socavación (erosión de fondo).
6. DISIPADOR SUMERGIDO
Dimensionar un disipador aguas debajo de túneles o de galerías, se
complica porque la salida del Túnel puede quedar sumergida. Para un caudal
dado la sumersión afecta las condiciones del flujo aguas arriba del disipador.
Si se supone que se conoce que se conocen la profundidad y2 de aguas
abajo y la energía específica (Ho1) de aguas arriba, se puede encontrar la
relación para la altura ys de sumersión, con la ayuda de las ecuaciones de
continuidad y del impulso en el caso bidimensional.
1/ 2
ys   y 
 1  2 Fr 2 1  2 
y2   y1 
q2
 q  y1 2 g  ( Ho)1  y s  ; se puede obtener una segunda
2
Donde Fr 3 con
gy 2
ys
ecuación para , a partir de las consideraciones de energí, tal como
y2
sigue:

ys ( Ho)1 y  y 
 N  1  2N  N 2 , donde N  2 1 1  1 
y2 y2 y2  y2 
7. LOSAS DENTADAS PARA CANALES O DESCARGA DE VERTEDEROS
Para uso en canales donde el agua deba bajarse de una elevación a otra

 Performance satisfactoria
 Respuesta económica a la Disipación de Energía
 Previene excesiva aceleración de flujo
 Provee un razonable velocidad terminal
 Es construido con una pendiente 2:1
Puede diseñarse para una descarga hasta 5.50 m3/s por metro de ancho y
la caída puede ser tan alta como estructuralmente factible

Procedimiento de Diseño
 La Losa dentada debe diseñarse para el gasto máximo esperado
 La Velocidad de llegada deberá ser tan baja como sea posible
V  3 gq -5
 La altura H, de los dientes deberá ser entre 0.8Tc y 0.9 Tc, curva B
 El ancho de los dientes y el espacio entre ellos deberán ser
iguales y con valores hasta 3/2 H, pero nunca menor que H
 Se requiere cuatro hileras de dientes para establecer el completo
control del flujo, aunque menos hileras han operado
satisfactoriamente.
 Cuando menos una hilera de dientes deberá quedar sepultada en
el relleno inferior
 Los muros guía de la rápida, deberán tener una altura tres veces
la de los dientes. El extremo inferior de los muros guía deberá
colocarse zampeado con rocas de 15 a 30 cm. Para prevenir
erosiones por remolinos

CAPITULO IX

DISIPADORES DE ENERGIA

DISEÑOS GENERALIZADOS

DISIPADOR SAF: (San Anthony Falls: Cataratas de San Antonio)


Se recomienda para ser utilizado en estructuras pequeñas, obras de salida y
canales donde F1  1.7 a 17. La reducción de la longitud en el disipador,
conseguida por el uso de accesorios diseñados para el mismo es de
alrededor del 80% (70 % a 90%).
La utilización de este tipo de estructuras en sistema de gran altura puede
dar lugar a la generación de fenómenos de Cavitación.
Las reglas de diseño son:
4.5 y 2
 La longitud de la Piscina de Disipación L B  0.76
F1
 La altura de los bloques de entrada y los bloques del piso es y1 y
su ancho y espaciamiento es aproximadamente 0.75 y1
 La distancia desde el extremo de aguas arriba del Disipador hasta
LB
los bloques del piso es .
3
 No deben localizarse bloques en el piso mas cerca de las paredes
3 y1
laterales que
8
 Los bloques del piso deben localizarse aguas abajo enfrentados a
las aberturas entre los bloques de la rápida.
 Los anchos del piso deben ocupar entre 40% y el 55% del ancho
de la Piscina de Disipación.
 Los anchos y el espaciamiento de los bloques del piso para los
Disipadores divergentes deben incrementarse en proporción al
aumento del ancho de la Piscina de Disipación en la sección donde
se localiza los bloques.
 La altura del umbral de salida está dada por C  0.07 y 2 , donde
y 2 , es la profundidad recuente teórica, correspondiente a y1 .
 La profundidad de salida de aguas abajo por encima del piso del
2
F1
Disipador está dada por y 2 ´  (1.10  ) y 2 , para F1  1.7 a 5.5, y
120
2
´ F
y 2  0.85 y 2 para F1  5.5 a 11; y y 2´  (1.00  1 ) y 2 , para F1 
800
11 a 17
 La altura de los muros laterales por encima de la profundidad de
y2
salida máxima esperada esta dada por z .
3
 Los muros de salida deben ser iguales en altura a los muros
laterales de la Piscina de Disipación y su parte superior debe tener
una pendiente de 1 en 1.
 El muro de salida deben localizarse con un ángulo de 45° con
respecto al eje central de la salida.
 Los muros laterales pueden ser paralelos (como en la Piscina de
Disipación rectangular) o diverger como una extensión de los
muros laterales de la transición (como en una Piscina de
Disipación trapezoidal).
 Debe utilizarse un muro cortina de profundidad nominal en el
extremo de la Piscina de Disipación.
 El efecto del atrapamiento de aire no se considera en el diseño.

Sección Central
A partir de los estudios intensivos de muchas estructuras existentes y de
investigaciones de laboratorio, el U. S. Bureau of Reclamation desarrolló
varios tipos de diseños generalizados de Piscinas disipadores.

DISIPADOR USBR I La Piscina USBR I lo origina un resalto hidráulico que


ocurre en un piso plano sin ningún accesorio, y puede diseñarse con
facilidad siguiendo los principios descritos en las secciones iniciales. Sin
embargo, tal Piscina por lo general nos es muy práctico, debido a que su
longitud lo hace costoso y a su falta de control.

DISIPADOR USBR II. El cuenco USBR III se diseña para un propósito similar
al del cuenco SAF, pero tiene un factor de seguridad mayor, ajustado a las
necesidades del Bureau. El comportamiento de este disipador indica que su
longitud y la del resalto pueden reducirse alrededor del 60%, con accesorios
en comparación con e180% para el cuenco SAF.

Por consiguiente, el cuenco SAF es más corto y más económico, pero menos
seguro.

La Piscina de Disipación USBR II se desarrolló para disipadores de uso


común en vertederos de presas altas y de presas de tierra y para
estructuras de canales grandes.
La Piscina contiene bloques en la rápida del extremo de aguas arriba y un
umbral dentado cerca del extremo de aguas abajo. No se utilizan bloques de
impacto debido a que las velocidades relativamente altas que entran al
resalto pueden causar cavitación en dichos bloques.
En la figura se muestran el diseño detallado y los datos necesarios para el
cálculo.
Las reglas recomendadas para el diseño son las siguientes:
 Fijar la elevación del piso para utilizar la profundidad secuente de
aguas abajo completa, más un factor de seguridad adicional si es
necesario. Las líneas punteadas de la figura sirven como guía para
diferentes relaciones de la profundidad real de aguas abajo con
respecto a la profundidad secuente. Estudios de diseños
existentes indican que la mayor parte de los disipadores se
diseñaron para profundidades de salida secuentes o menores. Sin
embargo, existe un límite, el cual es establecido por la curva
denominada Mínima profundidad de salida, que indica el punto
para el cual el frente del resalto se mueve hacia afuera de los
bloques de la rápida. En otras palabras, cualquier reducción
adicional de la profundidad de salida hará que el resalto se salga
del cuenco; es decir, producirá un "barrido de resalto". La Piscina
no debe diseñarse para una profundidad menor que la secuente.
Para mayor seguridad, de hecho, el Bureau recomienda un margen
de seguridad mínimo del 5% de D2, que debe sumarse a la
profundidad secuente.
 El cuenco II puede ser efectivo hasta un número de Froude tan
bajo como 4, pero para valores menores esto no necesariamente
es cierto. Para valores bajos, se recomiendan diseños que
consideren la supresión de ondas.
 La longitud del cuenco puede obtenerse de la curva de longitud
del resalto dada en la figura.

 La altura de los bloques de la rápida es igual a la profundidad D1


del flujo que entra al disipador. El ancho y el espaciamiento deben
ser aproximadamente iguales a D1 ; sin embargo, esto puede
modificarse para eliminar la necesidad de fracciones de bloques.
Con respecto a las paredes laterales es preferible un
espaciamiento igual a 0.5 D1 para reducir salpicaduras y
mantener presiones adecuadas.
 La altura del umbral dentado es igual a 0.2 D1 , y el ancho
máximo y el espaciamiento máximos recomendados son
aproximadamente O.15D2. En este diseño se recomienda colocar
un bloque adyacente a cada pared lateral (figura). La pendiente de
la parte continua del umbral de salida es 2:1. En el caso de
cuencos angostos, lo cual involucraría sólo algunos dientes según
la regla anterior, es recomendable reducir el ancho y el
espaciamiento, siempre y cuando esto se haga de manera
proporcional. La reducción del ancho y del espaciamiento en
realidad mejora el comportamiento en estos cuencos; luego los
anchos y los espaciamientos mínimos entre los dientes se
establecen sólo por consideraciones estructurales.

 No es necesario escalonar los bloques de la rápida y el umbral
dentado. De hecho, esta práctica no es recomendable desde un
punto de vista constructivo.
 Las pruebas de verificación sobre los Disipadores II no indican
cambios perceptibles en la acción del disipador con respecto a la
pendiente de la rápida, aguas arriba de la Piscina. En estas
pruebas la pendiente de la rápida varía desde 0.6:1 a 2: 1. En
realidad, la pendiente de la rápida tiene un efecto sobre el resalto
hidráulico en algunos casos. Es recomendable que la intersección
aguda entre la rápida y el cuenco se remplace por una curva de
radio razonable ( R  4D1 ), cuando la pendiente de la rápida es 1:1
o mayor. Los bloques de la rápida pueden incorporarse a la
superficie curva con tanta facilidad como a las planas. En rápidas
empinadas la longitud de la superficie superior de los bloques
debe hacerse lo suficientemente larga para deflectar el chorro. Las
reglas anteriores darán como resultado una Piscina de Disipación
más segura para vertederos con caída hasta 60 m. y para
caudales hasta 46 m3/s/m, siempre y cuando el chorro que entra
al cuenco sea razonablemente uniforme tanto en velocidad como
en profundidad. Para caídas superiores, caudales unitarios
mayores o asimetrías posibles, se recomienda un estudio en
modelo del diseño específico.
 Los perfiles aproximados para la superficie del agua y para las
presiones de un resalto en el cuenco se muestran en la figura d
.
DISIPADOR USBR III
Caudal unitario hasta 18.6 m2/s, Velocidad de 15 a 18 m/s, Longitud Piscina
2.8 Conjugado.
€J.
Dado los siguientes valores rebosados por una Presa pequeña, y la
profundidad de flujo del río identificado por la línea sólida de la figura 20,
para la Piscina USBR III, para las más adversas condiciones. El flujo es
simétrico y el ancho de la piscina es de 50 pies. (El objeto de este ej. es
demostrar el uso de la curva de elevación del salto).
 El primer paso es calcular la curva de elevación del salto, D2 ,
mas la elevación del piso de la piscina.
 Como V1 y D1 , son datos es Número de Fraude puede ser
V1
calculado F1 
gD1
 Entrando a la figura 11con los valores de F1 y la intersección de la
TW
línea sólida, se encuentra
D1
D2
 Estos valores son , de donde se despeja D2 .
D1
Si asumimos que la operación más adversa ocurrirá cuando se de la
máxima descarga de 3900 pies3/s, entonces podemos asumir como la
máxima altura de agua a 617.5, de donde se puede encontrar el piso
restándole a esa elevación D2  17.80 pies
617.5  D2  599.7
 Con la elevación del piso, podemos sumarle a esta el valor del
tirante conjugado D2 , para cada uno de los caudales, que dará,
como consecuencia la curva a.

Como se muestra en la figura 20, la curva de la altura del agua es inusual y


no ocurre para la descarga máxima si no para 2850 c.f.s.
Así, altura del conjugado es deseada para la mas adversa altura del agua es
necesario que la elevación del salto de la curva se cambie hacia abajo par
emparejarla con la curva de descarga de 2850 c.f.s., esto se logra bajando
2.5 pies la elevación del piso de la piscina.
599.7  2.5  597.2

Aunque la posición del piso de la Piscina tiene que fijarse para la descarga
de 2850c.f.s, los detalles de los bloques son fijados para la descarga
máxima de 3900c.f.s.

DISIPADOR USBR IV
Cuando el F1  2.5 a 4.5 se producirá un resalto oscilante en el la Piscina de
Disipación, el cual genera una onda que es difícil de atenuar. Se diseña para
eliminar la onda de la fuente. Esto se lleva acabo intensificando el remolino
que aparece en la parte superior del salto, con los chorros direccionales
deflectados utilizando grandes bloques en la rápida cuyo número mínimo
requerido para este propósito se muestra en la figura.
Longitud de Piscina hasta 6 veces el conjugado.

Para un comportamiento hidráulico mejor es conveniente construir estos


bloques más angosto que lo indicado, preferiblemente con un ancho igual a
0.75 D1 y fijar la profundidad de salida, de tal manera que sea 5% a 10%
mayor que la profundidad recuente del resalto. La longitud de la Piscina se
hace igual a la del resalto del cuenco disipador horizontal sin accesorios y,
por consiguiente, puede determinarse mediante la figura. Solo se utiliza en
las secciones transversales rectangulares.

DISIPADOR USBR V El cuenco USBR V se utiliza cuando la economía


estructural implica el uso de un canal de aproximación inclinado, el cual es
usual en vertederos de presas altas.
El principio de diseño para resaltos hidráulicos en canales de aproximación
inclinados se desarrollara posteriormente.
CAPITULO X

SIFON INVERTIDO
1. DESCRIPCIÓN
Un sifón es un conducto cerrado diseñado para transportar el agua a
sección llena y bajo presión.
El diseño hidráulico de un sifón está gobernado por factores
fundamentales tales como la topografía que favorezca su desarrollo,
condiciones de pérdidas de carga, que permitan el flujo y factores
económicos que determinen su viabilidad.
El funcionamiento de un sifón invertido se basa fundamentalmente en
la diferencia de niveles en los extremos de esta estructura,
permitiendo el flujo en una dirección, siendo esta diferencia, la
sumatoria de las pérdidas de carga de un extremo a otro del sifón.

2. CAMPO DE APLICACIÓN
Los sifones invertidos son usados para transportar agua proveniente
de canales por debajo de carreteras y vías de tren debajo de ríos y
quebradas, etc.
Cuando existen quebradas poco anchas profundas conviene cruzadas
con acueductos, pero cuando el cruce es ancho arriba y profundo en
el centro muchas veces conviene proyectar un sifón invertido.
Los estudios económicos y las consideraciones topográficas,
geológicas e hidrológicas, determina la factibilidad de usar uno u otro
tipo de estructura.

3. VENTAJAS Y DESVENTAJAS
- Los sifones invertidos son económicos, fáciles de diseñar y de
construir y han demostrado tener una confiable capacidad de
conducción.
- Los costos de diseño, construcción y mantenimiento son
factores que pueden hacer a un sifón invertido más factible
que otra estructura.
- Sin embargo la pérdida de carga producida en un sifón
invertido es mayor que en los otros sistemas de cruce
(acueductos, etc).

4. COMPONENTES ESTRUCTURALES

a) TRANSISCIONES Y/O CAMARAS DE ENTRADA Y


SALIDA
Las transiciones son usadas en la entrada y salida del sifón invertido
para empalmar la sección de este con la sección del canal o del
desarenador, reduciendo así las perdidas de carga y prevenir la
erosión del canal por causa del cambio repentino.
b) CAMARA DE REJAS
En muchos lugares los canales pueden estar transportando
material flotante como basura o ramas que por descuido o falta de
mantenimiento han ingresado a la corriente. Antes de que el flujo
de agua entre a la tubería del sifón es necesario eliminar este
material mediante una cámara de rejas. En el caso de que no
exista el peligro de tener material flotante no es necesaria esta
estructura.
c) TUBERIA
Es el conducto por el cual fluye el agua a presión, siendo la parte
principal y más larga de toda la estructura
Actualmente se tienen diversos tipos de tuberías que muy bien
pueden ser empelados según los requerimientos particulares del
proyecto, estos son:
- Tuberías de planchas de acero rolado y soldado
- Tubería de hierro fundido dúctil
- Tubería de asbesto cemento
- Tubería de policloruro de vinilo (PVC)
- Tubería de polietileno de alta densidad (HDPE)
- Tubería de poliéster reforzado con fibra de vidrio (GRP)
d) VÁLVULA DE PURGA
Se ubican en las partes mas bajas de las tuberías, con la finalidad
de drenarla, para inspeccionarla y/o dar mantenimiento. Por lo
común se emplea una válvula de compuerta
e) VÁLVULA DE AIRE
En algunos casos, durante su recorrido, la tubería del sifón tiene
cotas altas que se acercan a la línea de gradiente. En estos puntos
se deben colocar válvulas de aire a fin de eliminar volúmenes de
aire que pueden quedar atrapados o para facilitar el drenaje del
agua de la tubería cuando esta no este trabajando.
f) CODOS Y UNIONES
Todas las tuberías sujetas a presión interna deben tener uniones
herméticas de caucho para asegurar que no ocurra escape de agua.
De acuerdo a la magnitud de los cambios e alineamiento de la
tubería y al tipo de tubería a emplear se pueden emplear codos
prefabricados o adecuarse al perfil del terreno aprovechando la
desviación angular permisible de la unión.
5. DISEÑO HIDRÁULICO
El diseño hidráulico del sifón invertido esta gobernado por tres factores:

- Economía
- Pérdida de carga
- Azolves (lodo o basura que obstruye un conducto de agua)
Por lo tanto el dimensionamiento de esta estructura está en función de la

velocidad adoptada y de la forma económica del proceso constructivo.

Las velocidades en un sifón dependen de la velocidad máxima que

resiste la tubería, generalmente varía entre 1 m/s a 3 m/s.

5.1. PERDIDA POR FRICCIÓN (hƒ) EN LA TUBERÍA

a) La pérdida de carga por fricción en tuberías se determina


con la fórmula Darcy-Weisbach, sirve para cualquier
material y fluido, una vez que se ha determinado el
coeficiente de fricción (ƒ).
LV 2
hf  f
2 Dg
Donde:

L = Longitud de la tubería (m)


D = Diámetro de la tubería (m)
V = Velocidad de flujo en el sifón invertido (m/s)
g = aceleración de la gravedad (9.81 m/s2)
f = coeficiente de fricción de Darcy (Adimensional)
Para calcular el coeficiente de fricción /ƒ), se requiere saber
previamente.

RUGOSIDAD RELATIVA (/D), donde  es la rugosidad


absoluta y D el diámetro de la tubería

RUGOSIDAD ABSOLUTA DE ALGUNOS MATERIALES

PARA TUBERÍAS

Material Rugosidad

Absoluta  (m)
Acero comercial 5 x 10-5

Asbesto Cemento 2.5 x 10-5

Policloruro de vinilo (PVC) 3 x 10-6

Polietileno de alta densidad (HDPE) 3 x 10-6

Poliéster reforzado con fibra de vidrio 2.9 x 10-5

(GRP)

NÚMERO DE REYNOLDS (Re):

VD
Re 

Donde:

V = Velocidad del flujo (m/s)


D = Diámetro de la tubería (m)

 = La viscosidad cinemática del fluido (para agua a 15°C, 


= 1.15 x 10-5 m2/s)

Estas dos relaciones permiten determinar el coeficiente de


fricción, mediante el Diagrama de Moody. También se le
puede calcular a partir a partir de ecuaciones que se
detallan a continuación:

Para Re < 2000, el flujo es laminar y se puede emplear la


expresión. Determinar a partir de las ecuaciones de Hagen
Poiseuille y Darcy.

64
f 
Re

Para Re > 4000, el flujo es turbulento por lo que se debe


determinar si la tubería se comporta como hidráulicamente
lisa, hidráulicamente rugosa o una superficie en transición
entre lisa y rugosa.

a. Superficie hidráulicamente lisa (V*/  <5)

Donde  = Rugosidad absoluta

11 .6
Existe una subcapa laminar  o 
V*

Y la velocidad de corte esta dada por:

 gDh f 
V *   
 4L 

El coeficiente de fricción se calcula de:

1
 2.03 log f Re  0.92
f

b. Superficie hidráulicamente rugosa (V*/  > 75)

No existe la subcapa laminar- El coeficiente de fricción se


calcula de:

1 D
 2.03 log  1.06
f K
c. Superficie en transición entre hidráulicamente lisa
y rugosa

V *
5  75

En este caso se emplea la fórmula de Colebrook-White

1 K/D 2.51 
 2 log  
 
f  3.71 Re f 

Las fórmulas presentadas se sintetizan en el diagrama de


Moody.
5.2 PERDIDAS LOCALES

a) PÉRDIDA DE CARGA EN LAS REJILLAS DE LA ENTRADA


A LAS TUBERÍAS (Hƒ).

Esta pérdida de cargas, pueden calcularse con la fórmula de


Kirschmer.

4/3
e V2
hR  k   sen
E 2g

e = Espesor del barrote en pulgadas.


V = Velocidad frente a las rejillas
E = Separación de los barrotes en pulgadas.
K = De acuerdo a la forma de los barrotes
 = Ángulo de inclinación de la rejilla, con respecto a la
horizontal.
 = 50 – 55°, para limpieza a mano
 = 70 – 76° para la limpieza mecánica
b) PERDIDA DE CARGA EN LA ENTRADA

Está pérdida de energía depende de la geometría de la


entrada y es producto del roce de los filetes líquidos, al
dirigirse estos a la embocadura y por contracción en ella de
la vena líquida. Se le puede calcular mediante:

V2
hE  K
2g

Donde: El valor de K depende de la forma de la entrada:

(a) Conducto de proyección hacia adentro K = 10


(b) Entrada de borde cuadrado K = 0.5
(c) Entrada achaflanada K = 0.25
(d) Entrada redondeada: El valor de K depende de la
relación r/D

r/D = 0 0.02 0.04 0.06 0.10 >0.15

K = 0.5 0.28 0.24 0.15 0.09 0.04


c) PÉRDIDA DE CARGA EN LOS CODOS Y ÁNGULOS

Cuando una vena líquida llega a un codo, las partículas, en


virtud de su inercia tienden a conservar su dirección, lo que
crea remolinos.

Para el caso de codos en ángulo vivo se determine mediante


la siguiente expresión:

V2
hA  k
2g

Donde: El valor de K depende del ángulo  según se


detalla a continuación.

= 20° 40° 60° 80° 90° 100° 120° 140°

K= 0.046 0.139 0.364 0.740 0.984 1.260 1.861 2.481

Para el caso de codos para tuberías en arco circular la perdida


de carga se determina con la fórmula.

1/ 2
V2   
hcurvas  K  
2 g  90 

y el valor de k se obtiene por la fórmula:


7/2
r 
K  0.131  1.848 
R

Donde:

r = Radio interior de la tubería

R = Radio de la curva

Tomando en cuenta la suma de las pérdidas de carga en entrada,


salida, codos, curvas y las pérdidas por fricción, se determina
aproximadamente las cargas disponibles entre la entrada y la salida.

6. PROCEDIMIENTO DE DISEÑO

a) Determinar que tipo de estructuras son requeridas y el


tamaño de la tubería.

b) Hacer un esquema preliminar del perfil del sifón


invertido y de las estructuras requeridas de entrada y de salida;
tomando en cuenta el perfil existente del sifón. Este esquema
debe mostrar los requerimientos de la tubería en cuanto a
cobertura, pendiente codos y sumergencía en la cámara de
carga.

c) Calcular las pérdidas de carga en el sifón sobre la base del


esquema preliminar. Si existen discrepancias con la carga
disponibles hacer los ajustes necesarios, diámetro, pendiente,
etc.

d) Determinar el tipo de clase de la tubería que depende


de las cargas externas e internas.