You are on page 1of 44

80 1

2 79
EN BLANCO EN BLANCO

78 3
PARA MAYOR GLORIA DE DIOS

IMPRIMATUR:

+RAFAEL BELLO RUIZ


ARZOBISPO DE ACAPULCO, GRO.
VOCAL DE LA CEAL PARA
EL M.R.C.C.E.S.

4 77
Dios es Espíritu,
el Espíritu Santo es Dios

Autor

Excmo. Mons. Carlos Talavera Ramírez

76 5
COMO USAR ESTE FOLLETO

INDICE 1. GENERALIDADES
Este folleto está hecho para leerlo y comentarlo en un grupo; una persona al que
llamamos monitor, ayuda a los participantes a seguir el método y asistirlos en su
TEMA 1 DIOS ES ESPÍRITU, EL ESPIRITU SANTO ES DIOS 5
trabajo. El folleto ha sido redactado para estar al alcance de todo mundo y en
cuanto sea posible, sea comprendido sin necesidad de maestro; pero habrá
TEMA 2 EN EL ESPÍRITU SANTO DIOS SE HACE DON 9
ciertamente algunas palabras que necesiten explicación. Puede, desde luego, ser
leido en particular, pero no obtendrá el fruto para el cual fue diseñado. Su lectura,
TEMA 3 RENOVARSE EN EL ESPÍRITU SANTO 13 estudio y comentarios, hechos en grupo hacen crecer a las personas, propician
el crecimiento de las comunidades, estimulan el compromiso personal y
TEMA 4 EL ESPÍRITU SANTO HIZO LA ENCARNACIÓN 17 comunitario, ayudan a vivir la fe y a vivir en la iglesia.

TEMA 5 EN EL ESPÍRITU DIOS NOS DA SU PALABRA 21 Es un camino de discernimiento, de oración, de reflexión y de comunión que
suscita el encuentro con el Señor, con uno mismo y con los demás; favorce los
TEMA 6 EN EL ESPÍRITU DIOS SE HACE EXPERIENCIA 25 espacios de silencio para estar atentos a la escucha del Señor; lleva a la conversión,
a hacer compromisos personales evaluables.
TEMA 7 JESUS RECIBIÓ EL ESPÍRITU SANTO EN SU BAUTISMO 29

TEMA 8 LO CREADO ES BUENO PORQUE EXISTE EN EL ESPÍRITU 33

TEMA 9 LA CREACION FUE HECHA PARA NUESTRA SALVACIÓN 37

TEMA 10 EL HOMBRE, PORTADOR DEL ESPÍRITU 41

TEMA 11 EL ESPÍRITU DE HIJOS 45

TEMA 12 EL ESPÍRITU SANTO MAESTRO DE ORACIÓN 49

TEMA 13 CON EL ESPÍRITU ACOGEMOS LA VIDA DIVINA 53

TEMA 14 EL ESPÍRITU CONDUJO A JESUS AL DESIERTO 57

TEMA 15 LA LUCHA EN EL ESPÍRITU CONTRA “LA CARNE” 61

6 7
2. PASOS DEL METODO 3. CUALIDADES y FUNCIONES DEL MONITOR
Todo grupo está presidido por un MONITOR. El monitor acompaña al grupo a lo largo
de todos los pasos del método. Es un acompañante, un testigo de Cristo, no un maestro.
1.- REVISION DEL TRABAJO PERSONAL
Busca con sus acompañados al Señor y por eso no suple en ningún momento al
(Testimonio de cada persona, excepto la primera sesión).
acompañado.
2.- PARTIR DE LA EXPERIENCIA y REvIVIRLA. Necesita “estar lleno de los mismos sentimientos que Cristo Jesús”(Fil. 2,5).
Ideas comúnmente aceptadas por la gente )
- Lleno de la Caridad Pastoral de Cristo (amor que ayuda a que el hombre lo encuentre
libremente) y de celo apostólico (amor ardiente que no para hasta que el acompañado
3.- DOCTRINA y CONTENIDO DEL TEMA.
encuentre a Cristo).
4.- ENCUENTRO CON LA PALABRA DE DIOS. - Capaz de descubrir y realizar la voluntad de Pios en su vida y en su grupo.
(Lectura de la Sagrada Escritura). - Capaz de iluminar con el Evangelio los vacíos; valores y antivalores, las disposiciones de
los acompañados y del grupo.
5.- SILENCIO y REFLEXION.(Oración personal). - Capaz de dar vida con sus aportes.
- Capaz de ayudar a relacionarse con Cristo mediante su oración por cada uno de sus
6.- CONFRONTAR NUESTRA REALIDAD PERSONAL CON LO QUE
acompañados. La oración por ellos puede más que sus reflexiones.
NOS PIDE EL SEÑOR.

7.- ORACION COMUNITARIA. 4. CARACTERISTICAS DEL MONITOR


(Oración realizada espontáneamente por los integrantes del grupo ). Jesús “siendo de condición divina, no retuvo ávidamente el ser igual a Dios. Sino que se despojó
de sí mismo, tomando condición de siervo haciéndose semejante a los hombres y apareciendo
8.- RESUMEN. en su porte como hombre, y se humilló a si mismo, obedeciendo hasta la muerte y muerte de
cruz” (Flp. 2,6.8).
9.- CANTO. - El despojo de sí mismo. No enseña lo que sabe, sino que acompaña a otros a que
aprendan del Señor lo que El les enseñe.
10.- TRABAJO PERSONAL.
(Lectura y aplicación de la Palabra para cada día de la semana). - El servicio a los otros, la atención a sus necesidades, a sus temores, a sus debilidades y
traumas.
11.- MEMORIZA. - Promotor de la persona humana que ayuda a desarrollar la conciencia, la responsabilidad,
(Frase de la Escritura para aprender de memoria). la libertad y la creatividad en su respuesta y encuentro con Jesús.
- Es un servidor de la unidad.
12.- REPITE FRECUENTEMENTE. - Con un fuerte sentido de iglesia que como cuerpo vivo, exige la unidad. No hay vida
(Frase de la EscrituFa que nos ayude a recordar el tema). donde no hay unidad y lo que está vivo se divide muere.
- Ayuda a sus acompañados a liberarse de los condicionamientos que puedan desviarlos,
hacerlos inactivos, egoístas, tímidos, etc., pa!a ponerse al servicio de los demás. Para
ello busca y ayuda a discernir los valores existentes en cada uno de sus acompañados
y los estimula para su desarrollo.
- El monitor es, por lo tanto, un verdadero agente de evangelización.

8 9
1. REVISION DEL TRABAJO PERSONAL
Expondremos cómo cumplimos el trabajo personal durante la semana y qué experiencias tuvimos
al cumplirlo.
TEMA 1
2. PARTIR DE LA EXPERIENCIA y REVIVIRLA
Hablaremos voluntariamente de nuestras experiencias.
1. ¿Qué piensa la gente que es el Espíritu Santo?
2. ¿Trata la gente al Espíritu Santo o sólo sabe que existe?
3. ¿Qué trato tienes tú con el Espíritu Santo?

DIOS ES ESPIRITU
3. DOCTRINA O CONTENIDO DEL TEMA
EL ESPIRITU SANTO Lectura participada y comentada. Cada uno de nosotros leerá en voz alta un párrafo y al final
haremos comentarios.
ES DIOS
EL ESPÍRITU DEL HOMBRE y EL DE DIOS
La palabra “espíritu” en hebreo es “ruaj”, en latín se traduce por la palabra “spiritus” y
quiere decir “soplo”, “aliento” o “viento”. Designa de modo especial el soplo o aliento de
vida que Dios da al hombre: “entonces Yahvéh Dios formó al hombre con polvo del suelo y
sopló en sus narices aliento de vida y resultó el hombre un ser viviente” (Gn 2,7). Cuando
alguien carece de aliento, sabemos que está muerto; lo cual quiere decir que este aliento
no lo tiene el hombre por sí mismo, sino que lo recibe y lo tiene mientras está vivo. Es
que ese aliento lo ha recibido de Dios, del Espíritu.
Este espíritu se le llama Santo porque santifica, consagra y hace que todo llegue hasta
Dios. En el Antiguo Testamento se habla del Espíritu de Dios que crea y continuamente
mantiene en el ser lo que existe y pone orden a todo el universo: “En el principio creó Dios
los cielos y la tierra. La tierra era caos y confusión y oscuridad por encima del abismo, y un soplo
de Dios aleteaba por encima de las aguas “ (Gn 1,1-2).
También da la sabiduría a los que tienen que guiar al pueblo, se apodera de algunos
hombres para que hablen y hagan en su nombre, de manera carismática, las obras que El
Objetivo: quiere realizar. El, por tanto, da la vida, no sólo la del cuerpo, sino también la del espíritu
humano, las cualidades interiores, lo más noble que hay en el ser humano.Además, cuando
Aprenderémos quien es el Espíritu Santo alguien era ungido como rey, su misma unción significaba que el Espíritu había penetrado
y nos acercaremos a El con el con el deseo profundamente en ese hombre, como el aceite penetra en el cuerpo cuando se le unge.
de vivir con El. Así Jesús, el Mesías (que significa “ungido”) es el ungido por el Espíritu y nosotros los
cristianos somos ungidos por el mismo Espíritu Santo.
El Espíritu Santo penetra al ser humano para darle vida y cualidades, para renovarlo y
santificarlo. Por otra parte, la donación y la acción del Espíritu es siempre gratuita e
impredecible; “El Espíritu (viento) sopla; donde quiere, oyes su sonido, pero no sabes de dónde
viene ni adónde va” (Jn 3,8).

10 11
DIOS ES ESPÍRITU 7. ORACION COMUNITARIA
Haremos entre todos una oración comunitaria alabando y dando gracias al Señor que en su
Con esto queremos decir que Dios tiene lo mejor que nosotros tenemos, pero no
amor nos penetra con su Espríritu hasta lo más profundo de nuestra conciencia.
limitado como nosotros lo tenemos. El existe desde siempre y no ha recibido el ser de
nadie más. Se ama a sí mismo y ama los demás seres, pero su amor no tiene límites como
8. RESUMEN
el nuestro. El es sabio, amable, santo, pero no con nuestras limItaciones. Nuestras
“Espíritu” en la Sagrada Escritura es una palabra que significa soplo, aliento y viento. De
limitacIones nos vienen por nuestra parte material y porque somos criaturas suyas. Dios
modo especial se refiere al aliento de vida que hay en el hombre: cuando el hombre está
no es creado ni es material, Dios es Espíritu.
vivo tiene aliento, cuando en cambio está muerto ya no tiene aliento en sí mismo. Por eso
muchas veces encontramos a gente que ante los que para saber si alguien está muerto le
EL ESPÍRITU SANTO ES DIOS ponen ante su nariz y boca un espejo, para ver si se empaña. El ”espíritu” del hombre es
ese aliento propio del hombre vivo.
Sólo Dios puede hacer lo que el Nuevo Testamento nos enseña que hace el Espíritu. El es Pero este aliento no lo tiene el hombre por sí mismo, lo recibe de Dios, del Espíritu de
Espíritu de Cristo, lo llenó, lo guió para su misión, lo llenó de gozo, por medio de El Dios Dios. Dice el Génesis que Dios “sopló en la nariz del hombre el aliento de vida y se
lo resucitó de entre los muertos. Por medio de El Jesús actúa en el corazón de los transformó en un ser vivo”. El Espíritu de Dios es lo más íntimo de Dios: “En efecto, ¿qué
creyentes: nos transforma, nos cambia el corazón, nos da la libertad, nos arranca de la hombre conoce lo íntimo del hombre sino el espíritu del hombre que está en él? Del mismo
esclavitud del pecado y de las obras de la carne, nos guía en la vida haciéndonos caminar modo, nadie conoce lo íntimo de Dios, sino el Espíritu de Dios”(l Co 2,11).
en El “en el Espíritu”; y un día El será quien nos resucite en Cristo. El dio inicio a la Iglesia,
El Espíritu de Dios se llama “Santo” porque es santificador. El puso orden en el universo,
la mantiene viva y activa a lo largo de lo siglos, le da abundantes carismas y le proporciona
dio sabiduría a quienes debían conducir a su Pueblo, se derramó sobre los que El quiso
la unidad.
que hablaran al Pueblo las palabras que el quería decirles, El guió a los que mandó a
realizar sus obras. El también llenó de sí mismo a aquellos a quienes destinaba a ser reyes
Por otra parte, San Juan nos presenta en su Evangelio al Espíritu Santo, al “que Jesús nos
ungiéndolos con aceite, que significaba que así como el aceite penetra la piel del hombre,
enviará de junto al Padre” (Jn 15,26), como el enviado del padre para continuar la misión de
así también el Espíritu penetra en el hombre que es ungido.
Jesús. El mismo pide a sus Apóstoles que, después de su Ascensión, no se alejen de
Jerusalén, sino que “aguarden la Promesa del padre”: “que Juan bautizó con agua, pero Después, en el Nuevo Testamento nos encontramos la maravillosa acción del Espíritu
vosotros seréis bautizados en el Espíritu Santo dentro de pocos días”(Hch 1,5). sobre las personas y sobre la Iglesia.Transforma los corazones, cambia las mentes, dispone
el hombre para conocer a Jesús y entregarse a El.
4. ENCUENTRO CON LA PALABRA DE DIOS. Nosotros decimos y creemos que Dios es Espíritu. Con esto queremos decir que Dios
Nos ponemos de pie para escuchar la palabra de Dios. tiene lo mejor de nosotros pero sin los límites con que nosotros las tenemos. Dios no
Jn 16,4-15 sólo ama, sino que ama sin límites; es vida, pero sin límites; no está en el tiempo, sino en
la eternidad; Dios no es material, por eso no lo vemos ni lo tocamos; Dios es Espíritú.
5. SILENCIO y REFLEXION
Y por otra parte, hemos llegado a conocer que el Espíritu Santo es Dios, “que procede
Dejemos que la palabra de Dios nos transforme, Gguardaremos silencio durante algunos minutos
del Padre”, que fue el autor de la Encarnación el Verbo, que llenó a Jesucristo para la
para acoger en nuestro interior la palabra de Dios.
realización de su misión, que lo resucitó de entre los muertos. Además, sabemos que
Jesús nos envía el Espíritu Santo “de junto al Padre”, nos transforma, nos da un corazón
6. COMPARAR NUESTRA REALlDAD CON LO QUE NOS PIDE EL SEÑOR nuevo, nos santifica, nos da la libertad, nos da capacidad para amar con el amor con que
Contestaremos voluntariamente a las siguientes preguntas: Jesús ama al Padre y nos ama a nosotros, y también nos resucitará.Todo esto nos hace ver
que el Espíritu Santo es Dios. El es la Tercera Persona de la Santísima Trinidad.
1. El Espíritu Santo, que es Dios, está en ti y trabaja en ti. ¿Cómo aceptas su actividad
sobre ti?
9. CANTO
2. ¿Aceptas que te dé el convencimiento de tu pecado?
10. LEE, MEDITA Y ACTUA
3. ¿ Te dejas llevar por El hasta la verdad completa?
Día I Nm 11,24-30 Dios da el Espíritu a setenta ancianos para ayuda: de Moisés.
Día 2 JI 3,1-5 Dios anuncia el envío de su Espíritu y la donación de sus carismas
a todos los hombres.

12 13
Día 3 Ez 37,11-14 Dios prometió dar a los hombres su Espíritu.
Día 4 Hch 10,44-48 El Espíritu Santo viene a todos los hombres, también a los
paganos.
Día 5 Ef 1,13-14 El Espíritu Santo nos ha sido dado como un sello para nuestra
salvación eterna. TEMA 2
Día 6 Rm 8,14-17 Somos Hijos de Dios gracias al Espíritu Santo.
Día 7 Hch 20,17-28 El Espíritu Santo en la vida y en la evangelización.

11. MEMORIZA
El Espíritu del Señor llena la tierra (Sb 1,7).

12. REPITE FRECUENTEMENTE


“Tu Espíritu que es bueno me guíe por la tierre llana “ (Sal 143,10).

EN EL ESPIRITU SANTO
DIOS SE HACE DON

Objetivo:

Nos acercaremos al Espíritu Santo para conocer el don


de Dios y decidirmeos abrirle el corazón para recibirlo y
cambiar nuestra vida en este año dedicado a El.

14 15
1. REVISION DEL TRABAJO PERSONAL Porque aunque tenemos la semejanza de Dios, no podemos entrar en comunicación con
Expondremos cómo cumplimos el trabajo personal durante la semana y qué experiencias tuvimos Él si el Espíritu Santo no está actuando en nosotros. Él es la comunicación de Dios Padre
al cumplirlo. y Dios Hijo. Él es también nuestra comunicación con El Padre y con el Hijo. Por eso es
que Jesús nos dijo “el Espíritu Santo... os lo enseñará todo y os recordará todo lo que yo os he
dicho” (Jn 14,26).
2. PARTIR DE LA EXPERIENCIA y REVIVIRLA
Hablaremos voluntariámente de nuestras experiencias. El Espíritu Santo, por tanto, es para nosotros el regalo de Dios. No es un regalo que esté
fuera de Dios, es Dios mismo que se nos da en su Tercera Persona.
1. ¿Es posible que Dios se dé al hombre?
Por tanto, el amor que Dios nos da, nos viene en la Persona del Espíritu Santo, que es el
2. ¿Se puede decir que Dios quiere ser un regalo para el hombre?
amor del padre y del Hijo. Nadie puede saber cuál es el amor que Dios le tiene sino tiene
3. ¿Cómo podemos tener experiencia de Dios? al Espíritu Santo. Nadie puede entrar en relación con Dios sin el Espíritu Santo. Nadie
puede acercarse a Dios sin la presencia del Espíritu Santo en su vida.
3. DOCTRINA O CONTENIDO DEL TEMA El Espíritu Santo nos expresa el amor de Dios para nosotros. Él es el que nos hace tener
Lectura participada y comentada. Cada uno de nosotros leerá en voz alta un párrafo y al final conciencia del amor con que el Padre nos ama. Por eso es el “Espíritu de hijos”, nos da a
haremos comentarios. conocer al padre y nos hace saber que somos hijos, no sólo de nombre, sino en la
realidad.
DIOS ES EL “SER QUE SE DA” El despierta en el fondo de nuestra conciencia la certeza y la seguridad del amor que
Jesús nos tiene. Nos da a conocer que ha hecho por nosotros, cuánto ha tenido que
Sabemos que “Dios es amor” (1 Jn 4,8) porque así nos lo han revelado y también sabemos
pasar en esta vida para darnos el perdón de los pecados y para darnos el Espíritu que es
que el amor no se encierra en sí mismo, sino que siempre es para darse a los demás. Dios
el amor del padre y su amor para nosotros.
padre, porque es amor, se da al Hijo; el Hijo, porque es amor, se da al Padre; y lo que se
dan es su ser más hondo, que es su Espíritu Santo. El Espíritu Santo es, por tanto, el don Dios se nos acerca en el Espíritu Santo. Dios penetra en nuestro corazón, en nuestra
que el Padre y el Hijo se dan. Dios existe dándose a Sí mismo a los demás; es el Ser que conciencia, por su Espíritu. La vida con el Espíritu Santo es totalmente diferente a una
se da. vida puramente natural. Quien acoge el Espíritu Santo en su vida acoge el amor que Dios
le da. Este año es una invitación a recibir el Espíritu y a acoger el amor que Dios nos
Cuando Dios creó al hombre, lo hizo “a su imagen y semejanza”, es decir, le dio algo de Sí
tiene.
mismo; se dio, en cierta forma, al hombre: dotándolo de inteligencia y voluntad, lo hizo ser
espiritual. Nos parecemos a Dios. En la creación Dios se nos dio y nos dio la existencia y
la vida. 4. ENCUENTRO CON LA PALABRA DE DIOS.
Nos ponemos de pie para escuchar la palabra de Dios.
DIOS SE DA AL HOMBRE EN EL ESPIRITU SANTO Jn 14,14-17

Y cuando el hombre llegó a tener conocimiento del Dios verdadero. El le prometió que 5. SILENCIO y REFLEXION
le daría su mismo Espíritu Santo. Fue una Promesa que hizo el Padre; por eso Jesús, Dejemos que la palabra de Dios nos transforme, guardaremos silencio durante algunos
cuando iba a subir al cielo, les mandó a los Apóstoles que no se alejaran de Jerusalén y minutos para acoger en nuestro interior la palabra de Dios.
que “esperaran la Promesa del Padre” (Hch 1,4.)
Dios, cada Persona Divina (Padre, Hijo, Espíritu Santo), no sólo se da a las otras Personas 6. COMPARAR NUESTRA REALIDAD CON LO QUE NOS PIDE EL SEÑOR
Divinas, sino que Dios se nos da también a los hombres. Y como el Espíritu Santo es el Contestaremos voluntariamente a las siguientes preguntas:
don de Dios, nos da el Espíritu Santo.
I. ¿Puedes ver en estas palabras de Jesús el amor con que nos promete darnos lo profundo
de sí mismo?
Y ¿POR QUE SE NOS DA DIOS? 2. ¿En verdad creemos que el Espíritu es el amor presente en nosotros?
Porque Dios es un amor infinito que tiene que darse continua y eternamente y tiene que 3. ¿Platicas con el Espíritu Santo que habita en ti, como amor de Dios para tu persona?
estar haciendo dichosas a las criaturas a las que les ha dado la existencia. No nos hizo
para que existieramos en este mundo separados de Él. Nos hizo para Él, para llenarnos 7. ORACIÓN COMUNITARIA
de Él, para que alcanzaramos nuestra plenitud en Él. Haremos entre todos una oración comunitaria alabando y dando gracias al Señor que ha pedido
para nosotros al padre el don de su Espíritu.

16 17
8. RESUMEN
Dios es amor, y el amor es donación de sí mismo. Dios da lo más íntimo de Sí mismo, que
es su Espíritu Santo. Y esto no lo hace Dios solamente en su vida trinitaria, sino que lo
TEMA 3
hace con nosotros. A nosotros nos da su Espíritu. Esta ha sido la Promesa del Padre. La
manera que Dios tiene para entregársenos es darnos su Espíritu Santo. En el nos da toda
su divinidad, todo su amor, toda su vida. Dios nos hizo para El y por eso está continuamente
deseando llenarnos de lo que El es, hasta darnos toda la presencia suya que nuestra
naturaleza es capaz de recibir. El Espíritu Santo es Dios en nosotros, hasta que lleguemos
a la plenitud a la que Dios nos ha llamado.
Aunque tenemos ya en principio la “semejanza de Dios”, ésta no llegará a ser plena si el
Espíritu Santo no actúa en nosotros. Por nosotros mismos no podemos llegar a la altura
que Dios nos quiere llevar. No podemos conocer a Dios sin el auxilio del Espíritu Santo. RENOVARSE EN
Tampoco conoceremos a Jesús con nuestra sola inteligencia, ni podremos conocer el EL ESPIRITU
amor que Dios nos tiene sin la presencia del Espíritu Santo en nuestras vidas.
El Espíritu Santo es un don de Dios, pero un don necesario para nuestra vida. El es
nuestra comunicación con el padre; sin El no tenemos contacto con Dios, ni llegamos a
conocer el amor que nos tiene, ni sabemos en qué consiste su amor, ni nos reconocemos
como hijos de Dios, ni lo reconocemos como Padre o a Jesús como Salvador. El Espíritu
Santo es un regalo, pero no es superfluo, sino que nos es absolutamente necesario. El nos
hace falta para poder ver lo que no vemos,oír lo que no podemos oír, creer lo que Jesús
nos enseña y sobre todo, dejarnos amar con el amor con que Dios nos ama.

9. CANTO

10. LEE, MEDITA Y ACTUA OBJETIVO:


Día 1 Lc 2,25-32 Simeón estaba lleno del Espíritu que le había revelado que
no moriría sin ver a Jesús. Conoceremos en que consiste la renovación interior que
Día 2 Lc 11,3 Jesús nos asegura la voluntad de Dios de dar su Espíritu Dios pide a todos en este año dedicado al Espíritu Santo
Santo a quienes lo pidan. y decidirémos vivir la Renovación personal.
Día 3 Hch 2,37-41 La Promesa del Espíritu Santo es para todos.
Día 4 Hch 4,23-31 Dios da su Espíritu Santo a la Iglesia que necesita dar
testimonio ante los judíos.
Día 5 Hch 8,14-17 Dios da el Espíritu Santo por medio de los Apóstoles.
Día 6 Hch 9,1-19 Dios da su Espíritu al perseguidor Pablo y lo llena de la
verdad y de la gracia.
Día 7 Hch 10,34-48 Dios da su Espíritu Santo también a los paganos.

11. MEMORIZA
“ Fuisteis sellados con el Espíritu de la Promesa “ (Ef 1,13).

12. REPITE FRECUENTEMENTE


“Nadie puede decir: iJesús es Señor!, sino con el Espíritu Santo” (1 Co 12,3.).

18 19
1. REVISION DEL TRABAJO PERSONAL Por eso la Iglesia celebra diariamente a la oración continua, a los sacramentos de la
Expondremos cómo cumplimos el trabajo personal durante la semana y qué experiencias tuvimos penitencia y la eucaristía; lee y medita la Palabra de Dios. Por eso también todos los que
al cumplirlo. quieren ser dóciles al Espíritu Santo lo hacen junto con toda la Iglesia. En ella el Espíritu
da guía, inspiración y fuerza; no se puede tener la presencia de Dios en su propia vida
2. PARTIR DE LA EXPERIENCIA Y REVIVIRLA separado de los otros guiados por el Espíritu.
Hablaremos voluntariamente de nuestras experiencias.
1. ¿En qué consiste abrirse al Espíritu Santo? EL AÑO DEL ESPÍRITU SANTO
2. ¿Qué le toca al hombre hacer para purificarse del pecado? En este año hay que rescatar y vivir algunos valores de la vida cristiana, y comunicarlos a
3. ¿En qué consiste la unión con el Espíritu Santo? la luz del Espíritu.
Hay que dejar de pensar que trabajando solos podemos alcanzar la salvación y realizar la
3. DOCTRINA O CONTENIDO DEL TEMA
tarea evangelizadora que necesita el mundo. Hay que volver a hacer una realidad diaria
Lectura participada y comentada. Cada uno de nosotros leerá en voz alta un párrafo y al final
nuestra invocación al Espíritu y exponer a Dios nuestra necesidad del Espíritu Santo, a
haremos comentarios.
cada paso de nuestra vida.
“ Envías tu soplo y son creados y renuevas la faz de la tierra “ (Sal 104, 30). El Espíritu Santo,
También hay que aprender a vivir la “vida en el Espíritu” o renovar su práctica. Dejarse
que es Dios, trabaja de manera continua en todas las cosas. La Iglesia cree que el Espíritu
conducir por el Espíritu es acoger el don de la salvación diariamente, es aprender a vivir
Santo es “dador de vida”. Los escritores de la Sagrada Escritura piensan que cuando el
concientemente nuestras limitaciones, sin pretender más de lo que podemos, es ser
Espíritu Santo “sopla” da vida y renueva; en cambio, lo que no tiene ese “soplo” muere, ya
testigos del poder que Dios ejerce en nuestras vidas. Así es posible servir al mundo y
no tiene vida. Así el hombre, cuando duerme y pierde conciencia no tiene ese “soplo”;
manifestarle dónde está la fuerza para su cambio, cómo se hace el cambio profundo de la
pero cuando recobra el soplo, despierta y recobra la vida. Por tanto, los escritores sagrados
vida y dónde está la salvación que necesita.
atribuyen al Espíritu de Dios el poder que trabaja dentro de la vida y mueve las facultades
de los hombres.
4. ENCUENTRO CON LA PALABRA DE DIOS.
LOS HOMBRES NECESITAMOS EL ESPlRITU SANTO
Nos ponemos de pie para escuchar la palabra de Dios.
Una idea falsa que casi todos tienen en su corazón, más por tradición y cultura que por Jn 15,3-11
haberlo experimentado es que los hombres ya estamos completos y que no tenemos 5. SILENCIO y REFLEXION
necesidad de nada más, sino que sólo tenemos que poner a actuar nuestras capacidades. Dejemos que la palabra de Dios nos transforme. Guardaremos silencio durante algunos minutos
Esto querría decir que ya no nos hace falta Dios para nada sino para “ayudarnos”; que para acoger en nuestro interior la palabra de Dios.
toda la responsabilidad es nuestra. Pero la Iglesia nos enseña que la vida divina que hemos
recibido no podemos vivirla sin una acción directa de Dios sobre nosotros, que necesitamos
de los sacramentos para poder vivirla y que, por tanto, Dios nos es necesario 6. COMPARAR NUESTRA REALIDAD CON LO QUE NOS PIDE EL SEÑOR
continuamente en la vida. Contestaremos voluntariamente a las siguientes preguntas:

El Espíritu Santo nos es absolutamente necesario: nuestro espíritu se encoge (como un 1. ¿Has pretendido en tu corazón hacer cosas buenas sin contar con lo que el Espíritu te
globito desinflado, al que se le acabó el “soplo”) cuando no ha tenido contacto con el sugiera?
Espíritu Santo. El Espíritu Santo es el que viene a darnos nueva luz, nueva fuerza y nuevo 2. ¿Haces tus deberes sólo porque son tu obligación, o las haces gozoso con Dios?
entusiasmo y amor para vivir y dar fruto. 3. ¿Has pensado que es el Espíritu Santo el que hace tu permanencia en Jesús?
La Iglesia canta en Pentecostés: “Sin tu presencia divina, nada hay en el hombre, nada está
limpio”. Un cristiano no puede asegurar su vida cristiana sin la presencia del Espíritu 7. ORACION COMUNITARIA
Santo en su vida y sin estar en relación continua, dócil y amorosa con el Espíritu Santo. Haremos entre todos una oración comunitaria alabando y dando gracias al Señor que nos
insiste en la necesidad que tenemos de estar unidos a él.
EL ESPÍRITU SE NOS DA EN LA IGLESIA
El conjunto de personas que han recibido el Espíritu Santo y que se dejan conducir por 8. RESUMEN
El se llama “Iglesia”. La Iglesia tiene que estar siempre en renovación por el Espíritu Santo: El Espíritu Santo es comparado en la Sagrada Escritura a un “soplo”, un viento que da la
está viva, actúa, va transformando el mundo y marcha por el camino de la santidad sólo vida a lo que no lo tiene.
por la fuerza continua del Espíritu: los que formamos parte de ella no tenemos la fuerza
para hacerlo nosotros solos.

20 21
En estos tiempos, el hombre ha aumentado su idea de que él solo puede todo, también
hacer el bien y salvarse. Pero esta idea procede de la soberbia e impide al hombre ver la
realidad de las cosas. El hombre necesita al Espíritu Santo. Sin el Espíritu Santo nuestra
vida se seca y nos alejamos de Dios. Por eso la Iglesia nos enseña a invocar continuamente
al Espíritu Santo y a acercarnos a los sacramentos, especialmente de la Penitencia y de la
TEMA 4
Eucaristía, en los que recibimos al Espíritu Santo y la gracia para vivir cristianamente y
para realizar las obras de transformación del mundo que todos estamos llamados a
realizar especialmente los laicos.
El Espíritu Santo lo recibimos y lo vivimos en la Iglesia. No es correcto pensar que
podemos vivir plenamente la vida del Espíritu separados de la Iglesia. Es la unión con los
demás miembros de la Iglesia que también han sido llenados del Espíritu y que viven en El
como podemos nosotros asegurar que nuestra vida “en el Espíritu” es auténtica.
Este año dedicado al Espíritu Santo tenemos que recuperar varios valores cristianos que
hemos olvidado y que hacen falta para realizar la voluntad de Dios en nuestra salvación EL ESPIRITU SANTO
personal y la del mundo. De manera especial hace falta vivir en docilidad a Dios y disponer HIZO LA ENCARNACION
nuestra voluntad a responder a la voluntad de Dios inspirada por el Espíritu.
Tenemos que aprender a vivir en el Espíritu, o a renovar nuestro compromiso de dejarnos
conducir por el Espíritu. Esto significa acoger el don de la salvación, aprender a vivir
concientemente nuestras limitaciones, sin pretender más de lo que podemos, y es ser
testigos del poder que Dios ejerce en nuestras vidas.

9. CANTO

10. LEE, MEDITA Y ACTUA


Día 1 Ap 2, 1- 7 “El que tenga oídos, oiga lo que el Espíritu dice a las Iglesias”.
Día 2 Ap 2,8-11 El Espíritu nos da fuerza para seguir dando la batalla
necesaria.
Día 3 Ap 2,12-17 El Espíritu nos previene contra las falsas doctrinas de nuestro Objetivo:
tiempo.
Día 4 Ap 2, 18-29 El Espíritu nos llama a mantener la fidelidad hasta el fin.
Adoraremos al Espíritu Santo que con una sola acción
Día 5 Ap 3,1-6 ”Ponte en vela, reanima lo que te queda y está a punto de hizo carne al verbo e hizo a María Madre de Dios.
morir”.
Día 6 Ap 3,7-13 Las recomendaciones que da el Espíritu Santo.
Día 7 Ap 3 14 “Conozco tu conducta, no eres frío ni caliente. A los que
amo los reprendo y corrijo”.
11. MEMORIZA
“El que tenga oídos, oiga lo que el Espíritu dice a las Iglesias “ (Ap 2,7).

12. REPITE FRECUENTEMENTE


Al vencedor le concederé sentarse conmigo en mi trono como yo también vencí y me senté con
mi Padre en su trono” (Ap 3,21).

22 23
1. REVISION DEL TRABAJO PERSONAL La grandeza de María está en ser “Madre de Dios”. El Espíritu Santo, autor de la Encarnación
Expondremos cómo cumplimos el trabajo personal durante la semana y qué experiencias tuvimos del Verbo, es también, al mismo tiempo, el autor de la Maternidad de María. Esta acción
al cumplirlo. especial del Espíritu Santo la celebraremos el año 2000. Por eso, en preparación al Gran
Jubileo de final de siglo, dedicamos este año al Espíritu Santo, el “maestro” que con una
2. PARTIR DE LA EXPERIENCIA Y REVIVIRLA sola pincelada hizo al hombre al Hijo de Dios y a María la Madre de Dios. María le
Hablaremos voluntariamente de nuestras experiencias. preguntó al ángel;“¿Cómo se hará esto?” (que siendo virgen sea madre); y el ángel le hizo
saber que “el poder del Altísimo”, el poder del Espíritu Santo la haría concebir y dar a luz
1. ¿Por qué decimos que el Hijo de Dios se hizo hombre por obra del Espíritu Santo?
virginalmente. Por eso ahora nosotros con gran alegría confesamos que Jesús “nació de
2. ¿Tiene Dios una madre? ¿Alguien dio origen a Dios? María la Virgen por obra del Espíritu Santo”. Ese “poder” es del “Espíritu que da la vida”.
Los cristianos, a lo largo de los siglos, han expresado con mucha sencillez este misterio
3. ¿Es el Espíritu Santo el padre de Jesús?
profundo de la maternidad virginal de la Virgen Santísima María y de la acción del Espíritu
Santo que, con su “sombra”, la convirtió en la madre de Dios: la hemos llamado “esposa
3. DOCTRINA O CONTENIDO DEL TEMA de Espíritu Santo”.
Lectura participada y comentada. Cada uno de nosotros leerá en voz alta un párrafo y al final
San Francisco compuso esta oración:“Santa María Virgen, no hay ninguna igual a ti, nacida
haremos comentarios.
en el mundo, entre las mujeres, hija y esclava del Altísimo Rey, el Padre Celestial, Madre
María fue hecha inmaculada, es decir, sin mancha de pecado, desde el primer momento de del Santísimo Señor nuestro; Jesucristo, esposa del Espíritu Santo; ruega por nosotros,
su existencia. Ella fue siempre “llena de gracia”, es decir, llena del Espíritu Santo; ella se con San Miguel arcángel y con todas las virtudes del cielo y con todos los santos, ante tu
reconocía a sí misma como “la esclava del Señor”. Desde que empezó a tener conciencia, santísimo Hijo querido, nuestro Señor”.
colaboró con el Espíritu Santo en todo lo que El le pedía; y, por eso compartía con el
Al llamarla “esposa del Espíritu Santo”, los cristianos queremos expresar la unión mística,
Espíritu Santo todo lo que hacía cada día.
misteriosa, fecunda, entre la persona de María y la del Espíritu Santo “que da la vida”. Es
Cuando ella era joven ya tenía una gran experiencia de cómo se vive “en el Espíritu”. Así el Espíritu Santo quien la ha hecho “virgen y madre” al hacer “carne” al Hijo del Padre.
llegó al día grandioso de la Anunciación de la Encarnación del Hijo de Dios, día en que ella María, llena del Espíritu Santo desde siempre, no necesita de intervención humana para
respondió al Espíritu Santo, como siempre lo había hecho con un “sí” total: “ He aquí la engendrar a Jesús. El Espíritu que crea y da vida a todo el universo es el “poder” que ha
esclava del Señor: Hágase en mí según tu palabra “ (Lc 1,38). recibido María para entregarnos a Jesús.
Cuando María dio ese “sí” lo hizo, también como siempre lo había hecho, con toda Con los ángeles y los pastores, cantemos “Gloria a Dios en el cielo y en la tierra paz a los
libertad, desde el fondo de su ser humano y femenino. Fue un “sí” dado en la fe: creyó a hombres”. Adoremos en esta Navidad “el gran misterio de la Encarnación del Hijo de
Dios que le hablaba por medio del ángel; aunque no comprendió con su inteligencia la Dios y de la matenidad virginal de la Virgen María. Cobremos una gran confianza en el
grandeza de lo que Dios le pedía, su fe le hizo creer, estar segura, de que Dios pedía su Espíritu Santo y decidámonos a vivir siempre con Él en fidelidad y entrega total.
consentimiento para hacerla Madre de su Hijo divino. Entonces, de acuerdo con su vida
diaria anterior, dio un sí completo al Espíritu Santo.
4. ENCUENTRO CON LA PALABRA DE DIOS
El “sí” de María fue, más que aceptar la gloria de ser la madre del “Mesías”, un nuevo acto Nos ponemos de pie para escuchar la palabra de Dios.
de amor, de fe y de docilidad al Espíritu Santo. Concibió a su Hijo primero en su corazón, Lc 1,26-38
por el amor y la fe, antes que en su seno. La fe de María nunca fue teórica, ni sólo una
aceptación de verdades reveladas; fue una relación de entrega personal, libre, amorosa, 5. SILENCIO Y REFLEXION
fiel y total a Dios. Su fe la condujo a la intimidad con El. Su apertura al Espíritu Santo Dejemos que la palabra de Dios nos transforme. Guardaremos silencio durante algunos minutos
consistió siempre en un “vivir y respirar” del Espíritu. para acoger en nuestro interior la palabra de Dios.

MADRE DE DIOS POR LA ACCION DEL ESPIRITU SANTO 6. COMPARAR NUESTRA REALIDAD CON LO QUE NOS PIDE EL SEÑOR
Contestaremos voluntariamente a las siguientes preguntas:
I. ¿Crees que Dios respeta al hombre como pidió a María su asentimiento para hacerla
Madre de Dios?
2. ¿Gozas con el poder que Dios usó para hacer la Encarnación y la Maternidad Virginal
de María?
3. ¿No te entregarás sin reserva a nuestro Dios tan lleno de amor y de poder?

24 25
7. ORACION COMUNITARIA Día 6 Lc 2,8-20 Los pastores, llenos de fe acuden al pesebre y adoran a Jesús con
Haremos entre todos una oración comunitaria alabando y dando gracias al Señor que en su alegría profunda.
Espíritu Santo quiere realizar cosas maravillosas en nuestras vidas. Día 7 Jn 1,1-14 El Verbo, Palabra de Dios, se hizo carne, por obra del Espíritu
Santo.
8. RESUMEN
María fue siempre “llena de gracia”, es decir, llena del Espíritu Santo. Eso quiere decir que 11. MEMORIZA
Dios siempre actúo en ella que Él era su fuerza, su amor, su pureza, su belleza. Pero “La palabra se hizo carne y puso su morada entre nosotros”. (Jn 1,14)
también quiere decir que María fue siempre fiel al Espíritu Santo, que nunca lo “entristeció”
( cf. Ef 4,30) que siempre fue dócil a sus inspiraciones, que vivió atenta a Su voz y a sus
12. REPITE FRECUENTEMENTE
deseos. Dios nunca llena de favores a nadie que no le responde con fidelidad.Así, preparada
“No temas tomar contigo a María tu mujer porque lo engendrado en ella es del Espíritu
por una vida de experiencia de fidelidad al Espíritu y conocedora de lo que es la entrega
Santo “. (Mt. 1,20).
total a El, dijo ante el ángel la verdad de sí misma: “Aquí está la esclava del Señor”; era la
profunda convicción de su ser.
El grandioso momento de la Anunciación no fue algo improvisado para María: ella ya
estaba preparada para ese momento por su vida anterior. Nunca había hecho nada por
vanidad, ni por búsqueda de poder. De este modo, cuando el ángel le anuncia la Encarnación,
ella no piensa en la grandeza que deseaban las mujeres judías de llegar a ser “la madre del
Mesías”; ella sólo busca agradar a su Señor. Por eso dice su “sí”, sencillo y generoso, sin
vanagloria ni asomo alguno de soberbia. Fue un nuevo acto de amor y de fe, como todos
los que había hecho antes.
El Espíritu Santo es el gran “artífice” de los espíritus humanos: El nos modela conforme a
sus “proyectos” y hace de nosotros “obras maestras”. El hizo la Encarnación y con la
misma acción hizo a María madre de Dios; y satisfizo a María, la esposa de José a quien en
su virginidad la hace madre.
Los cristianos, a través de una larga tradición, han llamado a María “esposa del Espíritu
Santo”. Con esto hemos querido expresar el misterio de la relación profunda de María y
del Espíritu Santo. Una relación de profunda fidelidad, de amor plenamente entregado y
de fecundidad que transforma a la humanidad con la nueva vida que viene del Altísimo.
La navidad nos invita a contemplar este misterio y su fruto. El misterio del Hijo de Dios
hecho Hijo de María. Con los ángeles y los pastores, adoremos a Jesús, nuestro Salvador,
hecho niño por nosotros.

9. CANTO

10. LEE, MEDITA Y ACTUA


Día I Lc 1,39-45 María, llena del Espíritu Santo y siempre unida a Él, deja a su prima
llena del Espíritu.
Día 2 Mt 1, 18-25 El Espíritu Santo hace la Encarnación en María.
Día 3 Lc 1,6-56 María reconoce y se goza en la obra que Dios hace en ella.
Día 4 Lc 2,1-7 El Hijo de Dios nace de María; ella llena de fe, lo adora y admira,
junto con su esposo.
Día 5 Mt 2,1-12 El Hijo de Dios es manifestado a los paganos y estos le adoran.

26 27
1. REVISION DEL TRABAJO PERSONAL
Expondremos cómo cumplimos el trabajo personal durante la semana y qué experiencias
tuvimos al cumplirlo.

2. PARTIR DE LA EXPERIENCIA Y REVIVIRLA


TEMA 5
Hablaremos voluntariamente de nuestras experiencias.
I. ¿Qué hace la gente para entender la Palabra de Dios?
2. ¿Cómo se llega a creer en la Palabra de Dios que leemos u oímos?
3. ¿ Terminó ya la Revelación o sigue Dios dando revelación a los hombres?

3. DOCTRINA O CONTENIDO DEL TEMA


Lectura participada y comentada. Cada uno de nosotros leerá en voz alta un párrafo y al final
haremos comentarios.
EN EL ESPÍRITU DIOS “EL ESPÍRITU SANTO ACOMPAÑA A LA PALABRA”
NOS DA SU PALABRA Dios es el autor de la Sagrada Escritura porque el Espíritu Santo ha inspirado a los
escritores sagrados Ios libros de la Biblia. Pero el Espíritu Santo no ha terminado su obra
al escribir esos libros con la cooperación de los escritores sagrados. El Espíritu Santo
tiene una tarea muy grande en dar a conocer a los hombres el contenido de esos libros
sagrados.
La Revelación, que el Espíritu Santo comenzó inspirando a los autores sagrados, termina
en cada persona cuando ellas llegan a comprender lo que el Espíritu Santo, su verdadero
autor, ha dicho. En este sentido podemos decir que la Revelación termina cuando Ilega a
ser comprendida por aquellos para quienes fue escrita. El Espíritu Santo inspiró a los
autores sagrados y ahora inspira a quienes leen los libros inspirados.

Objetivo: COMO SE LLEGA A COMPRENDER LA PALABRA


Si leemos la Sagrada Escritura como cualquier otro libro sólo llegaremos a saber los
Verémos como el Espíritu Santo nos da a conocer la hechos que acontecieron en el pasado, aprenderemos lo que dijo alguna persona, nos
palabra de Dios y confiadamente le pediremos que imaginaremos por qué lo dijo y, si conocemos la historia, daremos a lo que leamos un
siempre nos haga comprenderla. lugar en ella; pero no llegaremos a penetrar en lo que el Espíritu Santo quiere dar a los
hombres. El mismo Espíritu Santo, en cambio, da la “comprensión” de su Palabra. En el
libro del Apocalipsis, repite siete veces: “Quien tenga oídos, entienda lo que el Espíritu dice a
las lglesias” (Ap. 3,6).
El Espíritu Santo concede a quien lee “en el Espíritu”, que la palabra de Dios “adquiera
vida”: Ella hace vivir, es decir, la hace vida, convierte lo que está escrito en una palabra viva
que Dios nos dice “ahora”. También el Espíritu hace que, al leer o escuchar la Palabra de
Dios, nos mueva a ponerla en práctica, es decir, a vivirla. El Espíritu que hizo la Encarnación,
encarna en nosotros la Palabra. Por eso San Hilario decía: “Todas las Palabras de Dios
están llenas del Espíritu Santo”. Donde quiera que está la Palabra de Dios allí está el
Espíritu Santo dispuesto a darlas a comprender a quien tenga el sincero deseo de conocer
“qué es lo que el Espíritu dice a las Iglesias”.

28 29
LA INTERPRETACIÓN DE LA ESCRITURA SE HACE 7. ORACION COMUNITARIA
“EN EL ESPIRITU SANTO” Haremos entre todos una oración comunitaria alabando y dando gracias al señor que nos da su
Espíritu para comprender su palabra.
La interpretación de la Palabra de Dios consiste en el trabajo para llegar a comprender lo
que Dios quiso decir y quiere decirnos ahora. La interpretación no es solamente una 8. RESUMEN
obra de investigación de documentos, es más bien un esfuerzo por escuchar a Dios en la El Espíritu Santo es el autor de la Sagrada Escritura porque El la ha inspirado a los autores
fe. sagrados que la han escrito materialmente. Pero la revelación que hace el Espíritu Santo
El Espíritu Santo ciertamente habla a las Iglesias; y es necesario poner atención y tener continúa actualmente en el descubrimiento de lo que ya está escrito. El mismo Espíritu
paz y cuidado para comprenderlo. En realidad la interpretación de la Sagrada Escritura es Santo, autor de los libros sagrados es el que inspira a la Iglesia su interpretación. La
una parte de la Revelación que el Espíritu Santo da a los hombres. La palabra de Dios no revelación llega a ser completa en el corazón de los creyentes cuando su Autor divino les
puede tomarse a la ligera ni puede tomarse como cualquier lectura, que cada quIen “enseña y recuerda todo lo que Jesús nos ha enseñado“ (Jn 14-25).
entiende a su manera o a su gusto. La comprensión de la Palabra de Dios es posible sólo cuando el Espíritu Santo revela su
Cuando el Espíritu Santo inspira la interpretación de la Palabra, va produciendo muchas contenido. Por eso, aunque todos pueden leer lo que nos dice el Apocalipsis, sólo lo
cosas: en primer lugar “congrega a los hijos de Dios dispersos” ( cf Jn 11,52), produce en “entienden” quienes reciben la inspiración del Espíritu Santo: “Quien tenga oídos, entienda
ellos la unidad; el Espíritu Santo, autor de la unidad en la Iglesia, no puede dar una lo que el Espíritu dice a las Iglesias” (Ap. 3,6).
interpretación a unos y otra a otros, lo cual produciría división. Además, el Espíritu Santo El Espíritu Santo hace que lo que leemos adquiera vida y deje de ser sólo un texto como
va despertando en las personas que reciben con docilidad la interpretación que Dios les cualquier otro, que da a conocer cosas que han pasado en la antigüedad; con Su acción
da en la Iglesia, la paz, el sentido de la fe, la comunión con los demás y el sentido de Iglesia. nos hace escuchar la Palabra de Dios, que se hace “viva y eficaz, más cortante que espada
alguna de dos filos. Penetra hasta las fronteras entre el alma y el espíritu, hasta las junturas y
CREER AL ESPIRITU QUE NOS REVELA LA VERDAD médulas; y escruta los pensamientos y sentimientos del corazón “ (Hb 4, 12). El mismo Espíritu
Es el Espíritu del Señor el que nos lleva “hasta la verdad plena” (Jn 16,13). Para que la que hizo la Encarnación hace que la Palabra se encarne en nosotros, ayudándonos a
revelación que nos da el Espíritu Santo alcance su plenitud es necesario que nosotros le vivirla. “Todas las Palabras de Dios están llenas del Espíritu Santo”.
demos fe y que con un corazón sincero y dócil escuchemos lo que El ha dado a los La interpretación de la Palabra de Dios no consiste en imaginar lo que quiso decir Dios
pastores de la iglesia que El reúne para escuchar “lo que el Espíritu dice a las Iglesias”. en ella; es más bien el esfuerzo por conocer por la fe el sentido de lo que Dios dice en la
Para creer al Espíritu Santo el hombre tiene que salir de sí mismo y confiarse plenamente Sagrada Escritura. El Autor de la interpretación es el mismo Espíritu Santo, que habla a
a El. Creer a Dios es consentir que El realice en nosotros y en la humanidad entera sus toda la Iglesia de muchas maneras, da la verdad, el amor, la paz y la vida a todos. El no da
planes de salvación. una interpretación a uno y otra a otro; su interpretación construye la unidad de la Iglesia.
La interpretación es una parte de la revelación que Dios da a los hombres.
4. ENCUENTRO CON LA PALABRA DE DIOS
Nos ponemos de pie para escuchar la palabra de Dios. Ante la interpretación que el Espíritu da a su Iglesia la actitud correcta es la fe. El hombre
cree en la palabra y en su interpretación saliendo de sí mismo y entregándose sincera y
Hch 8,26-40.
confiadamente a Él, que nos va diciendo en su Iglesia qué quiso y qué quiere decirnos.
5. SILENCIO Y REFLEXION
Dejemos que la palabra de Dios nos transforme, guardaremos silencio durante algunos 9. CANTO
minutos para acoger en nuestro interior la palabra de Dios.
10. LEE, MEDITA y ACTUA
6. COMPARAR NUESTRA REALIDAD CON LO QUE NOS PlDE EL SEÑOR Día 1 Ef 1,13-23 El padre nos da sabiduría y revelación en su Espíritu Santo.
Contestaremos voluntariamente a las siguientes preguntas:
Día 2 1 Co 2, 1-5 La evangelización es una “demostración del Espíritu y del
I. ¿Te has puesto con soberbia delante de Dios pretendiendo poder entender su Palabra poder” de Dios.
sin Su ayuda?
Día 3 Hch 10,34-48 El Espíritu hace que los hombres comprendan la Palabra y
2. ¿Tienes toda la docilidad y entrega necesarias para recibir la Revelación que Dios viene sobre ellos.
quiere darte hoy?
Día 4 I Co 2, 10-16 El Espíritu hace captar las cosas del Espíritu de Dios.
3. ¿A ejemplo del Eunuco, invitas a los que ya han recibido la Revelación a que te la
Día 5 1 Co 12, 12-13 Bautizados en un mismo Espíritu para formar un solo
descubran?
cuerpo.

30 31
Día 6 2 Pe 1,19-21 La interpretación no se hace por cuenta propia.
Día 7 Ef 3,14-21 Por la acción del Espíritu comprendemos la riqueza del
misterio del amor de Cristo.

TEMA 6
11. MEMORIZA
“Hemos recibido el Espíritu que viene de Dios para conocerlas gracias que Dios nos ha dado” (1
Co 2,12).

12. REPITE FRECUENTEMENTE


“ El Padre de la gloria os conceda espíritu de sabiduría y de revelación para conocerle
perfectamente “ (Ef 1,17).
EN EL ESPIRITU DlOS
SE HACE EXPERIENCIA

Objetivo:

Veremos en qué formas quiere Dios darse a conocer y


decidiremos vivir en el trato contínuo y con el Espíritu
Santo.

32 33
1. REVISION DEL TRABAJO PERSONAL La experiencia de Dios, por tanto, fue realizada en la fe, no con los solos sentidos. Estos
Expondremos cómo cumplimos el trabajo personal durante la semana y qué experiencias tuvimos percibieron “señales”, pero la acción y la experiencia de Dios fueron percibidas en la fe.
al cumplirlo. Igualmente, la “fuerza del Espíritu Santo” que recibieron los Apóstoles no fue una fuerza
física, sino una fuerza interior, que no fue posible ver con los ojos ni sentir en los músculos
carnales y casi ni en la voluntad.
2. PARTIR DE LA EXPERIENCIA Y REVIVIRLA
Hablaremos voluntariamente de nuestras experiencias.
LAS MULTIPLES EXPERIENCIAS DEL ESPIRITU SANTO
I. ¿Es verdad que Dios habla a la gente?
Los Hechos de los Apóstoles nos narran otras venidas del Espíritu Santo, unas veces
2. ¿Podemos en verdad oír a Dios con nuestros oídos o es una imaginación?
después de que los Apóstoles invocaban su venida y otras sin que hubiera una petición.Y
3. ¿Cómo es posible que tengamos experiencias de Dios? esa “fuerza” seguía viniendo a todos los que recibían el Espíritu. Esa misma fuerza es la
misma, no se percibe con los sentidos, físicamente, pero la fe descubre su realidad, la cual
3. DOCTRINA O CONTENIDO DEL TEMA llega a ser una auténtica experiencia de la presencia de Dios.
Lectura participada y comentada. Cada uno de nosotros leerá en voz alta un párrafo y al final
Así también los Apóstoles percibieron muchas comunicaciones importantes de Dios por
haremos comentarios.
las cuales iban guiando a la Iglesia primitiva. Los Apóstoles, que eran judíos y no se mezclaban
con paganos, entendieron que la aceptación de éstos al bautismo no tendría que ser
“COMO SI VIERA AL INVlSIBLE”
pasando por el rito judío de la circuncisión. Esto lo captaron cuando estaba Pedro hablando
Entre Dios y los hombres hay una distancia muy grande: Él es el Creador nosotros somos a un grupo de paganos y “el Espíritu Santo cayó sobre todos los que escuchaban la Palabra y
sus criaturas y El es Espíritu puro, nosotros somos espíritus unidos a cuerpos materiales. los fieles circuncisos, que habían venido con Pedro quedaron atónitos al ver que el don del
La distancia es infinita; pero Dios no ha querido que nos quedásemos sin comunicación Espíritu había derramado también sobre los gentiles” (Hch 10,44-45).
con El. Como somos hechura suya, conoce cómo ponerse en contacto con nosotros.
También hoy sigue viniendo constantemente el Espíritu Santo. Una experiencia fundamental
Desde luego, para entrar en relación con El nos pide que ejercitemos la fe que nos regala. es la de ser guiados por Dios, porque “todos los que son guiados por el Espíritu de Dios son
Con la fe podemos captar la comunicación que Dios establece con nosotros. hijos de Dios” (Rm 8,14). Así como tenemos todos la experiencia de vivir en la carne y
guiados como esclavos del temor, así también, de manera superior, debemos tener la
La comunicación de Dios, que se realiza en la fe, es ciertamente espiritual; pero hacer las
experiencia de ser guiados por el Espíritu Santo mediante la fe.
cosas “en la fe” no significa que tengamos que imaginarlas, o que no podamos tener
experiencia de esa comunicación. “ La fe es la prueba de las realidades que no se ven “ (Hb Así tenemos la experiencia de ser hijos de Dios cuando Dios Padre envía a nuestros
II, I) la aceptación de promesas y palabras reales que Dios ha hecho y dicho. El que cree corazones el Espíritu de su Hijo. Entonces, realmente recibimos un Espíritu de hijos
no imagina, sino que dice un “sí” al Dios quien no ve. adoptivos que nos hace gritar: «Abbá, Padre» (Rm 8,15). Este grito de certeza plena de
ser hijos, de felicidad y de confianza plena, proviene de la experiencia que da el Espíritu
Moisés “por la fe, salió de Egipto sin temer la ira del rey, se mantuvo firme como si viera al
Santo a los hombres.
invisible” (Hb 11,27). El que cree ve con la fe, no imagina; las palabras de Dios no las oímos
con las orejas de la carne, ni a Dios lo vemos con los ojos del cuerpo; pero la experiencia
que tenemos de Dios es “como si lo oyéramos con esas orejas y como si lo viéramos” 4. ENCUENTRO CON LA PALABRA DE DIOS
con esos ojos. Nos ponemos de pie para escuchar la palabra de Dios.
Mt 11,25-30
LOS APÓSTOLES TUVIERON EN LA FE, EXPERIENCIAS DE DIOS
5. SILENCIO Y REFLEXION
Jesús había prometido a sus Apóstoles que les enviaría al Espíritu Santo (Jn 14, 16; 16,7);
Dejémos que la palabra de Dios nos transforme, guardaremos silencio durante algunos minutos
y el último día que estuvo en la tierra visiblemente, “les mandó que no se ausentasen de
para acoger en nuestro interior la palabra de Dios.
Jerusalén, sino que aguardasen la Promesa del Padre” (Hch 1,4), porque “recibiréis la
fuerza del Espíritu Santo que vendrá sobre vosotros, y seréis mis testigos en Jerusalén, en
6. COMPARAR NUESTRA REALIDAD CON LO QUE NOS PIDE EL SEÑOR
toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra “ (Hch 1,8).
Contestaremos voluntariamente a las siguientes preguntas:
Estas promesas se cumplieron, y la experiencia que tuvieron los Apóstoles en Pentecostés
1. Cuando escuchas las Palabras de Jesús ¿te decides a experimentar su acción en ti?
fue entendida por ellos, pero la gente no sabía qué había pasado; y la experiencia que ellos
tuvieron cuando empezaron a dar testimonio de Jesús en Judea no la habían tenido antes, 2. ¿Haz experimentado el descanso y el yugo suave de Jesús?
ya que hacía pocos días habían tenido miedo y lo habían negado.
3. ¿Qué otras experiencias haz tenido de Dios?

34 35
7. ORACIÓN COMUNITARIA Día 6 Rm 8,14-17 La maravillosa experiencia de Dios que recibimos en el
Haremos entre todos una oración comunitaria alabando y dando gracias al Señor que nos llama Espíritu.
a conocerlo mediante la experiencia que nos da el trato con él.
Día 7 1 Co 12,1-11 La experiencia de Dios que actúa en los cristianos a través
de sus carismas.
8. RESUMEN
Dios ha querido vencer la distancia que nos separa de El brindándonos una comunicaci6n 11. MEMORIZA.
con Él que es posible entre el Espíritu purísimo que es Él y nosotros que somos espíritus “Los que son guiados por el Espíritu de Dios son Hijos de Dios” (Rm 8,14)
unidos profundamente a cuerpos materiales. Para establecer esta comunicación Dios
nos ha dado el regalo de la fe. El ejercicio de esta virtud nos capacita para entrar en
12. REPITE FRECUENTEMENTE
comunicación con Él y para tener verdadera experiencia de Dios.
“ Fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa “ (Ef 1,13).
“ La fe es la prueba de las realidades que no se ven “ (Hb 11,1 ), no es una imaginación, sino
el trato con realidades invisibles. Cuando el hombre sale de su encierro en las cosas que
se ven y abre los ojos de la fe a la realidades que no se ven, empieza a ponerse en
contacto con Dios y se hace capaz de experimentar lo que es Dios y llegar, mediante ese
contacto, al conocimiento de Dios. Moisés tuvo experiencia de Dios y cuando salió de
Egipto guiando al pueblo de Israel “ se mantuvo firme como si viera al invisible “ (Hb 11,27).
También los Apóstoles tuvieron experiencias del Espíritu Santo, prometidas y alentadas
por el mismo Señor Jesús. Su experiencia fue en parte con los sentidos, como muchos
judíos que estaban en Jerusalén el día de Pentecostés; pero esa gente no percibió nada de
la acción de Dios, sólo los Ap6stoles pudieron por la fe darse cuenta de lo que estaban
experimentando con la fe. Ellos además de interpretar los signo exteriores experimentaron
en su interior “la fuerza del Espíritu Santo prometido” que los hizo salir y predicar sin
temor alguno: su experiencia fue principalmente interior.
Esta misma experiencia la sigue dando abundantemente el Espíritu Santo. La más importante
de todas es la de ser hijos, guiados por el Espíritu Santo. La guía del Espíritu es el signo de
los que son hijos de Dios.
Esa experiencia es tan profunda que San Pablo nos dice que es el Espíritu el que nos da
la certeza de ser hijos y nos hace gritar “ Abbá, Papá”. Todos estamos llamados a vivir
siempre en la experiencia de Dios.

9. CANTO

10. LEE, MEDITA Y ACTUA


Día I Hch 4,23-31 La oración de la comunidad y la experiencia exterior e
interior que tuvieron del Espíritu.
Día 2 Hch 8,26-40 La acción del Espíritu y la experiencia que de Él tiene Felipe
y el eunuco.
Día 3 Hch 10,1-47 La experiencia del modo de actuar del Espíritu con sus
Apóstoles para bien de los paganos.
Día 4 Rm 6,12-23 La experiencia de la esclavitud al pecado y la de los frutos
de santidad.
Día 5 Rm 8,1-13 Las experiencias del hombre “en la carne” y del hombre
“en el Espíritu”.

36 37
1. REVISION DEL TRABAJO PERSONAL
Expondremos cómo cumplimos el trabajo personal durante la semana y qué experiencias tuvimos
al cumplirlo.

2. PARTIR DE LA EXPERIENCIA Y REVIVIRLA


TEMA 7
Hablaremos voluntariamente de nuestras experiencias.
1. ¿Por qué Jesús fue bautizado por Juan si Él nunca tuvo pecado?
2. ¿Qué importancia tiene para nosotros, que Jesús haya sido bautizado y haya recibido el
Espíritu Santo?
3. ¿Cuáles fueron las cosas que hizo Jesús guiado por el Espíritu?

3. DOCTRINA O CONTENIDO DEL TEMA


JESUS RECIBIO Lectura participada y comentada. Cada uno de nosotros leerá en voz alta un párrafo y al final
haremos comentarios.
EL ESPIRITU SANTO
El Evangelio nos dice que Jesús fue al Jordán para ser bautizado por Juan. Este se resistió
EN SU BAUTISMO y no quería bautizarlo, pero Jesús le respondió que dejara que cumpliera toda justicia.
Juan lo bautizó y después de bautizado, bajó el Espíritu Santo en forma como de paloma
sobre Jesús y se oyó la voz del Padre que dijo “Este es mi Hijo amado, en quien me complazco”
(Mt 3,17).

“DEJAME, QUE SE CUMPLA TODA JUSTICIA”


Cuando Jesús en el jordán se acercó a Juan, éste “trataba de impedírselo diciendo. Soy yo el
que necesita ser bautizado por ti, ¿y tú vienes a mí? Jesús le respondió: «Déjame ahora, pues
conviene que así cumplamos toda justicia»” (Mt 3,14-15) Estas palabras de Jesús indican que
era justo que se bautizara; no porque tuviera algún pecado, sino porque como cabeza de
toda la humanidad, en su bautismo se une a todos en su purificación y la lleva a la nueva
Objetivo: etapa de su historia, a la cual disponía el bautismo de Juan, la etapa de “los últimos tiempos”,
la era del Espíritu Santo, que será para la eternidad.
Aprenderemos porque Jesús recibió el Espíritu Santo y Como Hijo de Dios, siempre ha estado unido al Espíritu Santo; pero hecho hombre, tiene
nos decidiremos a vivir como el, guiados en el Espíritu la misión de predicar el Reino y de redimir a la humanidad. Para cumplir esta misión de
Santo. “Mesías” ha recibido en su naturaleza humana el Espíritu Santo, ha sido ungido por el
Espíritu.
El Hijo de Dios recibe en su humanidad al Espíritu Santo y así, después de su resurrección,
se convierte en “el que bautiza con el Espíritu Santo” (Jn 1,33). También como cabeza de la
humanidad, Jesús enseña a todos los hombres a vivir con el Espíritu Santo.

“ESTE ES MI HIJO EN QUIEN ME COMPLAZCO”


Mediante una voz venida del cielo, el Padre nos descubre el misterio que se está realizando
en el bautismo de Jesús: su Hijo se dispone a salvar a la humanidad obedeciendo sus
planes de misericordia; y para lograr esto será necesario que la humanidad purificada y
preparada, conozca a Jesús, escuche su voz y escuchándola crea y se convierta.Así también
la humanidad recibirá el Espíritu de la Promesa.

38 39
Desde el momento en que Jesús recibe el Espíritu Santo en su bautismo, toda su vida 7. ORACION COMUNITARIA
tiene un nuevo estilo: es guiada por el Espíritu Santo, es decir, todo lo que hace Jesús es la Haremos entre todos una oración comunitaria alabando y dando gracias al Señor que se
voluntad del Padre que le da a conocer el Espíritu Santo. La vida del hombre que es el llena del Espíritu para provecho de todo los hombres.
Salvador está llena de Dios, es la vida dócil que “hace siempre lo que le agrada al Padre” (cf.
Jn 8,29), << lo que ve hacer al Padre >> (Jn 5, 19). Así es como nos salva, no de otra manera,
8. RESUMEN
no “haciendo las cosas por su cuenta” ( cf. Jn 5, 19). Así también nos enseña “ -y hay que
Jesús inició su vida pública, es decir, el trabajo con el que cumplió su misión de Salvador
escucharlo- a vivir con el Espíritu para hacer las obras del Padre.
de la humanidad, recibiendo el bautismo de Juan y el Espíritu Santo que el Padre le dio
complacido.
JESÚS VIVIO “EN EL ESPÍRITU”
Jesús manifestó a Juan que era conveniente que “cumpliera toda justicia” bautizándose.
Inmediatamente después de haber sido bautizado, “Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto Pero él no tenía pecado que expiar ni de qué arrepentirse. La justicia de que Él habla es
para ser tentado por el diablo” (Mt 4, 1 ). El Espíritu Santo empezó así a guiar a Jesús paso la justicia de su solidaridad con toda la humanidad que necesita purificarse, pero sobre
a paso en la realización de su misión de salvar a los hombres. Cada acción de Jesús, pues, todo, que necesita ser llenada del Espíritu Santo, que Él, hombre, va a recibir el primero
se convirtió en una manifestación de la guía y del poder del Espíritu. para realizar su obra redentora. Jesús recibió el Espíritu para cumplir su misión de Mesías
y para ser, después de su resurrección “ el que bautiza con Espíritu Santo” (Jn 1,33).
El Espíritu Santo se mostró en la vida pública de Jesús como la fuerza de Dios para liberar
a los oprimidos por las potencias del mal, como poder para realizar milagros y como guía Por otra parte la voz venida del cielo nos hace saber que es el Padre Eterno quien está
en su oración, como lo dice San Lucas (10,21) “En aquel momento, se llenó de gozo Jesús en realizando y gozando en esta situación: su Hijo que le complace está a punto de iniciar la
el Espíritu Santo, y dijo: «yo te bendigo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has ocultado obra de salvación de los hombres en obediencia total a sus planes que le manifestará el
estas cosas a sabios e inteligentes y se las haz revelado a pequeños>>. Espíritu Santo y le dará el apoyo necesario para realizarlos.
El Espíritu Santo estuvo presente en la muerte de Jesús: fue el Espíritu el que inspiró, Al recibir el Espíritu Santo, Jesús vivió una experiencia humana nueva: la de ser guiado en
sostuvo y ofreció la muerte de Jesús para limpiarnos del pecado(Hb 9,14).Y, finalmente, todo por el Espíritu Santo. El lo llevó al desierto “para ser tentado”, lo condujo a hacer
dice el Papa:“La elevación mesiánica de Cristo por el Espíritu Santo alcanza su cumbre en milagros y a liberar a los oprimidos por el diablo, lo hizo gozarse en su oración, lo llevó a
la resurrección, en la cual se revela también como Hijo de Dios,“lleno de poder” (Encíclica la pasión, lo fortaleció y ofreció su sacrificio al Padre; después fue quien le devolvió vida
Dominum et vivificantem sobre el Espíritu Santo 24). en la resurrección. La vida de Jesús, nuestro Salvador, fue una “vida en el Espíritu”.
San Pedro resume toda la vida de Jesús de esta manera: “Dios a Jesús de Nazaret le ungió Así entendemos aquella frase de la Escritura: “Dios a Jesús de Nazaret le ungió con el
con el Espíritu Santo y con poder y... pasó haciendo el bien y curando a todos los oprimidos por Espíritu Santo y con poder” (Hch 10,38). De Jesús tenemos que aprender a vivir con el
el Diablo, porque Dios estaba con El” (Hch 10,38). La grandeza de Jesús y también la de todo Espíritu Santo, escuchándolo y obedeciéndolo, para hacer en todo las obras de Dios.
hombre y de sus obras brota del Espíritu Santo, cuando El llena su vida.
9. CANTO
4. ENCUENTRO CON LA PALABRA DE DIOS
Nos ponemos de pie para escuchar la palabra de Dios.
10. LEE, MEDITA Y ACTUA
Mt 3,13-17
Día 1 Mt 3,13-17 Bautizado Jesús y puesto en oración recibe el Espíritu Santo.
5. SILENCIO Y REFLEXION Día 2 Lc 4,1-13 Jesús lleno del Espíritu vence al Diablo con la Palabra de
Dejemos que la palabra de Dios nos transforme, guardaremos silencio durante algunos minutos Dios.
para acoger en nuestro interior la palabra de Dios.
Día 3 Lc 10,17-24 Jesús ora al Padre lleno de alegría por lo que ve y vive.
Día 4 Lc 4, 14- 22 Por la fuerza del Espíritu va Jesús a Nazaret y da a conocer
6. COMPARAR NUESTRA REALlDAD CON LO QUE NOS PlDE EL SEÑOR
para qué ha recibido el Espíritu.
Contestaremos voluntariamente a las siguientes preguntas:
Día 5 Hch 10,34-43 Jesús, ungido con el Espíritu Santo cura a los oprimidos por
I. ¿Te has sentido unido a Jesús como cabeza de la humanidad, en todos los actos de Su
el Diablo.
vida?
Día 6 Rm 8,5-12 Jesús fue resucitado por el Espíritu y así resucitarán los que
2. ¿Por qué Jesús considera como justicia el tener que recibir el bautismo de Juan?
tienen Su Espíritu Santo.
3. ¿Qué ejemplos de la vida de Jesús, lleno del Espíritu, te llama Él a imitar?

40 41
Día 7 Mc 1,1-8 Jesús, bautizado y lleno del Espíritu, es “el que bautiza con el
Espíritu Santo”.
11. MEMORIZA
“Dios ungió a Jesús con el Espíritu Santo y con poder” (Hch 10,38)
TEMA 8
12. REPITE FRECUENTEMENTE
“Jesús volvió a Galilea por la fuerza del Espíritu Santo” (Lc 4,14)

LO CREADO ES BUENO PORQUE


EXISTE EN EL ESPIRITU

Objetivo:

Veremos que Dios crea para que los hombres se salven y


lleguen a la plenitud que es El.
Admiraremos la creación y la inmensa riqueza que
encierra, así como el poder que Dios le ha dado para
ayudarnos a salvarnos.

42 43
1. REVISION DEL TRABAJO PERSONAL Por tanto, no debemos ver la creación, incluida la humanidad, sólo como la hemos
Expondremos aómo cumplimos el trabajo personal durante la semana y qué experiencias tuvimos experimentado, sino poniendo la mirada en primer lugar en Jesucristo, porque en Él
al cumplirlo. sabemos que es lo que Dios quiso hacer de la creación y qué le falta a la creación actual
para llegar a ser lo que Dios quiso que fuera.
2. PARTIR DE LA EXPERIENCIA Y REVIVIRLA Por eso, en Jesús toda la creación está llamada a llegar a su perfección; “fue sometida a la
Hablaremos voluntariamente de nuestras experiencias. vanidad, no espontáneamente, sino por aquél que la sometió, en la esperanza de ser liberada de
I. ¿Para qué sirve la creación que Dios hizo? la servidumbre de la corrupción para participar en la gloriosa libertad de los hijos de Dios” (Rm
2. ¿Cómo tratas tú las cosas de la creación? 8,20-21). El Espíritu Santo es quien lleva a la creación a “la libertad de los hijos de Dios”.
3. ¿ Te ha servido alguna cosa para apartarte de Dios y para ofenderlo? En realidad lo creado, la creación entera, es un misterio, un signo de la presencia de Dios,
que está dentro de ella. Los misterios no pueden contemplarse sino con la luz del Espíritu;
por eso, así como para comprender la Biblia es necesario que, al leerla esté en nosotros
3. DOCTRINA O CONTENIDO DEL TEMA
el Espíritu Santo, así también, para ver, contemplar, dominar, usar y aprovechar la creación,
Lectura participada y comentada. Cada uno de nosotros leerá en voz alta un párrafo y al final
es necesaria la presencia y la acción del Espíritu Santo en nuestro ser. En ella se esconde
haremos comentarios.
el amor que Dios tiene al hombre y a la misma creación; en ella es posible ver a Dios
Dios Padre crea todo, dándole ser y manteniéndolo en él, por Jesucristo en su Espíritu. mismo que manifiesta su belleza, su poder y su servicio al ser del hombre.
Cuando Dios crea algo el Espíritu le da “el último toque”. Así «salva» de «ser nada» a
Dios se deja ver a través del mundo; el mundo es una manifestación suya. No podemos
todo lo que existe, así conserva todo en el ser y así conduce todo a su plenitud. “Rúaj”,
verla sólo con ojos utilitaristas o materialistas; para conocer todo lo que la creación es y
palabra hebrea que significa “espíritu” o “soplo”, indica la fuerza vital, la energía necesaria
cómo Dios nos habla en ella, es necesario tener despiertos los “sentidos espirituales”,
para crear.
que Dios da a los cristianos para que descubran las maravillas y el sentido que Él ha
Leemos en 1a Sagrada Escritura: “Escondes tu rostro y se anonadan, les retiras tu soplo puesto en las cosas que ha creado.Ver la creación con ojos nuevos, con corazón puro, es
(espíritu), y expiran ya su polvo retornan. Envías tu soplo y son creados, y renuevas la faz de la propio del cristiano, que no ve sólo el exterior material. “Vio Dios cuanto había hecho, y
tierra” (Sal 104,29-30). todo estaba muy bien” (Gn 1,31).

LA TRINIDAD CREA EN COMUNION 4. ENCUENTRO CON LA PALABRA DE DIOS


Nos ponemos de pie para escuchar la palabra de Dios.
Escribió San Basilio: “Tú podrás comprender la comunión del Espíritu con el Padre y con
Sal 104
el Hijo también por las obras iniciales de la creación. El Padre, porque crea por su solo
querer, no tendrían necesidad del Hijo; pero El quiere crear por medio del Hijo.Tampoco
5. SILENCIO Y REFLEXION
el Hijo tendría necesidad de una cooperación porque obra a semejanza del padre, pero
Dejemos que la palabra de Dios nos transforme, guardaremos silencio durante algunos minutos
también el Hijo quiere perfeccionar la obra por medio del Espíritu..: Tú comprendes,
para acoger en nuestro interior la palabra de Dios.
pues, que son tres: el Señor que ordena, la Palabra que crea, el Soplo que confirma. ¿Qué
otro jamás podría ser la confirmación sino el perfeccionamiento?” (El Espíritu Santo, XVI,
38).Y otro Padre de la Iglesia, San Atanasio, nos dice:“Toda la creación llega a ser partícipe 6. COMPARAR NUESTRA REALIDAD CON LO QUE NOS PIDE EL SEÑOR
del Verbo en el Espíritu”. Contestaremos voluntariamente a las siguientes preguntas:
I. ¿Cómo tratas a la creación? ¿La respetas, la cuidas, la amas?
EN JESUS VEMOS LA MARAVILLA DE LA CREACION
2. Si has descubierto a Dios en ella ¿Cómo has sido esta experiencia tuya?
El mundo existe por el Espíritu Creador y por eso es “bueno”. Si queremos ver qué
3. ¿Haz podido descubrir en la creación el amor de Dios para nosotros? ¿Cómo?
importancia de la creación realizada en el principio, tenemos no sólo que contemplar las
cosas creadas como ahora son y están, sino que primeramente tenemos que ver a Jesús,
Dios y hombre, que es el primero en la creación. La creación no le salió mal a Dios. Jesús 7. ORACION COMUNITARIA
es la muestra de lo que Dios ha querido crear, una creación llena de santidad y belleza, de Haremos entre todos una oración comunitaria alabando y dando gracias al Señor que se nos
verdad y vida, de justicia, de amor y de paz. manifiesta en la creación y nos da su amor a través de ella.
El pecado del hombre corrompió la creación; pero la creación fue hecha por Dios para
que el hombre tuviera todo lo que ahora tiene en Jesús. Por tanto, toda la creación ha
sido hecha para que llegáramos a la plenitud humana en la santidad.

44 45
8. RESUMEN
Dios crea y mantiene el ser a toda la creación. El Padre hace esto por su Hijo y en el
Espíritu Santo. Dios mantiene su comunión cuando crea: el Padre, el Hijo y el Espíritu
Santo toman parte en la creación. El Espíritu Santo es quien da término a la creación, TEMA 9
quien da el “toque final” a lo creado, quien le da su hermosura. Además, el Espíritu Santo
es el que mantiene la creación y “renueva la faz de la tierra”.
En Jesús podemos ver qué es lo que Dios ha querido hacer con la creación: dar a la
humanidad todo lo que necesita para mantenerse en el ser, hacerle conocer de alguna
manera la belleza que hay en Él, brindarle el apoyo necesario para que tenga la fuerza
para hacer la voluntad de Dios y para crecer y desarrollarse, hacerlo participar del dominio
divino sobre la creación constituyéndolo “señor” de ella y colaborar con Él para LA CREACIÓN FUE HECHA
perfeccionar su obra.
PARA NUESTRA SALVACION
Después del pecado original, el Espíritu Santo conduce a la creación y participar en “la
gloriosa libertad de los hijos de Dios”. La creación es, pues, un misterio al que hay que
acercarse con ojos nuevos, con corazón puro, ejercitando los “sentidos espirituales” que
el Espíritu Santo da a los cristianos. La presencia del Espíritu en nosotros es necesaria
para que al acercarnos a la naturaleza entendamos que hay detrás de su materialidad, de
su grandeza, de su fuerza, de su belleza y de su utilidad. La presencia del Espíritu Santo en
nosotros nos hace descubrir su misma presencia en la naturaleza y nos impulsa a respetarla,
cuidarla y a venerar en ella al mismo Dios presente en ella.

9. CANTO

10. LEE, MEDITA Y ACTUA


Día I Sb 16, 24-29 Dios está detrás de lo creado para servir al bien del hombre. Objetivo:

Día 2 Sb 3, 1-9 Mal uso de la creación es tratarla como si fuera Dios y Admiraremos el Amor eterno con que Dios nos amó
vivir para ella. desde antes de la creación del mundo y decidirémos usar
Día 3 Sal 148 Alabanza a Dios desde la creación. de la creación para nuestra salvación eterna.

Día 4 Tb 8, 1-9 El sentido de la unión conyugal y del uso del sexo.


Día 5 Dn 3, 51-90 Toda la creación bendiga al Señor.
Día 6 Si 39, 12-35 Con el Espíritu Santo conocemos el sentido de cada cosa
creada.
Día 7 Rm 1, 18-23 Dios se deja conocer a través de la creación.

11. MEMORIZA
“Oh Yahvé, Señor nuestro, qué glorioso es tu nombre por toda la tierra”
(Sal 8,1).

12. REPITE FRECUENTEMENTE


“Todo lo que Dios ha creado es bueno” (lTm 4,4)

46 47
I. REVISION DEL TRABAJO PERSONAL El hombre, creado a imagen de Dios y como semejanza suya, tiene dones especiales por
Expondremos cómo cumplimos el trabajo personal durante la semana y qué experiencias tuvimos encima de todo lo demás que hay en la creación y con ellos manifiesta mejor a Dios.
al cumplirlo.
Somos, pues, una mejor manifestación de Dios y en nosotros hay también un regalo de
Dios. Este regalo de Dios lo realiza el Espíritu Santo, y mejor dicho, es el mismo Espíritu
2. PARTIR DE LA EXPERIENCIA Y REVIVIRLA
Santo. Él mismo es en cada ser humano la manifestación de Dios y llena la distancia
Hablaremos voluntariamente de nuestras experiencias.
infinita que hay entre Dios y sus criaturas.
I. ¿Para qué cree la gente que nos creó Dios?
2. ¿En qué piensa la gente que consiste la salvación?
EL ESPIRITU SANTO CONTINUA LA OBRA SALVADORA
3. ¿Cómo contribuye la creación para que alcancemos nuestra salvación?
Pero al pensar en la creación, no debemos nosotros quedarnos con la idea de que eso
sucedió hace varios millones de años. La creación comenzó entonces, pero ahora sigue el
3. DOCTRINA O CONTENIDO DEL TEMA
Espíritu Santo creando, conduciendo a los hombres a la salvación. Esto lo hace por medio
Lectura participada y comentada. Cada uno de nosotros leerá en voz alta párrafo y al final
de abundantes y muy variadas gracias e iniciativas que van completando la vida de los
haremos comentarios.
hombres para que alcancen su salvación.
El deseo principal de Dios al hacer la creación es darle al hombre todo lo necesario para
De modo especial tenemos que pensar que la Resurrección de Jesús fue un hecho
que libremente llegue a participar plenamente de lo que Él es, de su vida misma que es la
fundamental para la realización de la salvación de los hombres. Pero también Dios va
comunión del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Dios vive esa relación íntima de las tres
manifestando su amor creativo en la generación de nuevos hombres y seres vivos, en la
divinas personas, y ésta es la verdadera felicidad, la más grande que pueda jamás existir y
evolución que va teniendo la materia, en el descubrimiento que los hombres van realizando
esta felicidad es la que quiere comunicar al hombre.
de la naturaleza y en el empleo que de ella hacen para su desarrollo.
Y para realizar su plan de hacernos participar de su ser y de su felicidad empezó creando
todo este universo que poco a poco vamos descubriendo y que aún no acabamos de
QUE SE NECESITA PARA VER ASI LA CREACION
conocer. Dentro de este universo El nos puso para que camináramos hacia esa felicidad
divina. Dicho de otra manera: cuando Dios inició la creación, comenzó la salvación eterna A los cristianos (y a muchos otros hombres) Dios los ha dotado de lo que la Iglesia llama
de los hombres. iQué sabiduría tan maravillosa de Dios!. “Ios sentidos espirituales”, como capacidades para captar las señales divinas escondidas
en cada ser.
Para que el hombre gozara de la gloria de Dios. Él puso en todo el universo su presencia,
su gloria; así nosotros, hermanos de esa naturaleza y parte de ella, estaríamos siempre Hay que ejercitar esos “sentidos espirituales” para captar los mensajes que nos tiene
rodeados e invadidos de su presencia.Todo, por tanto, está lleno de Dios, de su gloria; en Dios en cada una de sus criaturas. Estos “sentidos” nos hacen ver más al fondo y más allá
todos se manifiesta Él; en cada criatura está su amor, su poder y su sabiduría. de la exterioridad de la materia y llegar a lo que Dios quiere: que conozcamos el plan
divino de salvación. Estos “sentidos espirituales” nos disponen a dar a Dios gloria y amor
EL ESPÍRITU SANTO ES EL DON DE DIOS AL HOMBRE por su creación.
Cuando Dios crea da el ser a cada cosa y a cada viviente. Dios los saca de la nada, en
cierto sentido “lo saJva” de ser nada. El ser es el gran don de la Creación: es comunicación 4. ENCUENTRO CON LA PALABRA DE DIOS
del mismo Dios, porque él es el único que “ES”. Nos ponemos de pie para escuchar la palabra de Dios.
Sal 8
A todos los seres que crea. Dios les va comunicando algo de Sí mismo; y ese “algo” es el
5. SILENCIO Y REFLEXION
mismo Espíritu Santo.Así como en la Santísima Trinidad el Espíritu Santo es el don mutuo
Dejemos que la palabra de Dios nos transforme, guardaremos silencio durante algunos minutos
del Padre y del Hijo, así también en la creación, el Espíritu Santo es el don de Dios a cada
para acoger en nuestro interior la palabra de Dios.
ser.
Dios da a cada ser que crea una cualidad, una manera de existir, que manifiesta a Dios, (la
6. COMPARAR NUESTRA REALIDAD CON LO QUE NOS PIDE EL SEÑOR
fuerza, la belleza, la limpieza, la inmensidad, la energía, el orden, la luminosidad, etc.).
Contestaremos voluntariamente las siguientes preguntas:
El universo por tanto, el cósmos. no es sólo un “lugar” donde podemos darnos cita con
I. ¿Alabas a Dios por la creación, a la vista y en el uso de cada una de las cosas?
Dios y encontrarnos para conocernos con Él. Es también una plática que Dios está ya
diciéndonos, es una conversación con Él, es un lenguaje de amor y un descubrimiento o 2. ¿En qué seres de la creación Dios te ha hablado más ampliamente?
revelación de Sí mismo. Todos los seres nos dicen algo de Dios, todos son una palabra
3. ¿Podrás adorar a Dios en el trato que tienes con las criaturas?
suya para nosotros. ¡Hay que escuchar esa palabra!.

48 49
7. ORACION COMUNITARIA 11. MEMORIZA
Haremos entre todos una oración comunitaria alabando y dando gracias al Señor que se nos “Dios solo hizo maravillas, porque es eterno su amor” (Sal 136,4).
manifiesta en cada ser creado.
12. REPITE FRECUENTEMENTE
8. RESUMEN
Cuando Dios crea tiene en mente la salvación de los hombres; crea todo el universo y al “¡Cuán numerosas son tus obras,Yahvéh! Todas las haz hecho con sabiduría” (Sal 104,24)
mismo hombre para que éste llegue a la felicidad eterna. En toda la creación está la
presencia, la gloria, de Dios. Él quiso que en la creación nos encontráramos con Él. No
sólo quiso que la creación fuera el lugar de encuentro, sino que la creación fuera ya un
diálogo con Él, porque la creación misma es palabra de Dios para nosotros que tenemos
inteligencia.

A todos los seres Dios les comunica algo de sí mismo; su don fundamental es el mismo
ser, ya que Dios es el único que ES por sí mismo; pero también les da algo de sí mismo y
ese “algo” es su Espíritu Santo. La creación está llena del Espíritu Santo, como don de
Dios. De la misma manera, el Espíritu Santo es el “don” mutuo del Padre y del Hijo.
Además, cada ser tiene alguna “cualidad” de Dios, una particular manifestación de su ser,
que lo da a conocer en parte.

El hombre, hecho a imagen y semejanza de Dios, lo manifiesta de una manera mejor.


Tenemos también en nuestro ser un regalo de Dios para los demás, es el mismo Espíritu
Santo, que nos invade como parte de la creación y que habla a través de nuestro ser.

La obra de la creación continúa ahora en tantas obras que Dios hace a través de los
hombres que llenos de su gracia y, bajo su guía producen obras nuevas que contribuyen
a la plenitud de la salvación.

Para ver todo esto son necesarios los “sentidos espirituales”, las gracias que nos dan la
capacidad de percibir y captar lo que Dios nos va diciendo a través de su creación.

9. CANTO

10. LEE, MEDITA y ACTUA


Día I Sal 136 (135) Dios hizo y hace maravillas porque ama.
Día 2 Hch 17,22-28 Dios hizo a los hombres para que buscasen la divinidad.
Día 3 Sal 145 (144) Dios sigue creando por amor y toda la creación espera en Él.
Día 4 Col l,15-20 Cristo Jesús da sentido a toda la creación.
Día 5 Sal 104 (103) ¡Dios mío, qué grande eres! ¡Cuán numerosas son tus obras!
Día 6 Si 16,24-17,14 Orden en la creación y al hombre para mostrarle la grandeza
de sus obras.
Día 7 Rm 8, 18-25 La creación espera nuestra salvación para ser liberada de la
corrupción.

50 51
I. REVISION DEL TRABAJO PERSONAL
Expondremos cómo cumplimos el trabajo personal durante la semana y qué experiencias tuvimos
al cumplirlo.

2. PARTIR DE LA EXPERIENCIA Y REVIVIRLA


Hablaremos voluntariamente de nuestras experiencias.
TEMA 10
1. ¿Qué relación con el Espíritu Santo piensa la gente que es adecuada?

2. ¿Qué significa ser portador del Espíritu Santo?

3. ¿Para qué tenemos que llevar con nosotros al Espíritu Santo?

3. DOCTRINA O CONTENIDO DEL TEMA


EL HOMBRE Lectura participada y comentada. Cada uno de nosotros leerá en voz alta un párrafo y al final
PORTADOR DEL ESPIRITU haremos comentarios.

EL ESPIRITU, POR GRACIA, PERTENECE A LA ESTRUCTURA


ESPIRITUAL DEL HOMBRE
San lrineo escribió: “En el principio, Dios modeló al hombre, movido por su munificencia;
a los patriarcas los eligió con miras a su salvación; iba formando a su pueblo, enseñándole
a seguir a Dios, a pesar de su rebeldía; preparaba a los profetas, haciendo que el hombre
se fuera acostumbrando, aquí en la tierra, a ser portador de su Espíritu y a gozar de la
comunión con Dios; él, que de nadie necesita, hacía entrar en su comunión a los que de
él necesitan” (Tratado contra las Herejías).
Así pues. Dios amorosamente fue revelando poco a poco al hombre lo que Él es. El
hombre por sí solo no podía saber que está hecho para ser portador del Espíritu Santo.
Dios tenía que descubrirnos que dentro de nosotros hay “un lugar” propio para el Espíritu
Santo, de modo que cuando, por gracia, El viene al hombre, entra a su casa, a realizar la
tarea que tiene que hacer en ella.
Objetivo:
Cuando Él entra a nosotros se convierte en “el alma de nuestra alma” (es algo así como
Meditaremos el Amor de Dios que ha querido que los “la conexión”, el “adaptador” entre Dios y el hombre), que constituye el modo como
hombres fuéramos portadores del Espíritu Santo y participamos de la naturaleza de Dios. Sin el Espíritu Santo no podríamos tener “contacto”
decidiremos serlo en todos los momentos de nuestra con Dios. Él nos hace capaces de recibir a Dios, deseosos de verlo y de conocerlo; Él es
vida. la fuerza y la potencia que actúa en nosotros y nos lleva a la madurez humana y cristiana.
Por tanto, podemos decir que el Espíritu Santo forma parte de la estructura “espiritual”
del hombre.
Se puede decir que quien no tiene al Espíritu Santo no sabe ni tiene la experiencia de las
capacidades del hombre; y en este sentido, aún no sabe lo que significa “ser hombre”. La
experiencia del Espíritu Santo en nuestra vida es la experiencia más profunda y constructiva
que podamos tener, es la que da sentido pleno al ser hombre aquí en la tierra. No
podemos quedarnos con la sola idea de que el hombre es “un animal racional”, sino que
comprenderemos por qué San Gregorio Nacianzeno decía: “es un ser viviente capaz de
ser divinizado”.

52 53
Además de ponemos en contacto con la Santísima Trinidad el Espíritu Santo imprime en 7. ORACION COMUNITARIA
el hombre la imagen de Dios. Él es quien nos hace semejantes a Jesús, nuestro modelo, es Haremos entre todos una oración comunitaria alabando y dando gracias al Señor que nos
el “iconógrafó” (que pinta la imagen sagrada) de Jesús es nuestra persona. brinda la experiencia de una nueva, la vida en el Espíritu.

8. RESUMEN
COMO VIVIR CON EL ESPIRITU SANTO
Dios no descubrió amorosamente a través de un largo proceso en la historia de la
La experiencia de la vida con Espíritu Santo debe ser aprendida constantemente. Cierto humanidad, que cada ser humano está hecho para ser “portador del Espíritu”. El hombre
que con el tiempo se va conociendo mejor cómo actúa Él en nuestras vidas pero siempre no es capaz por sí solo de conocer esta preciosa verdad.
nos encontraremos con nuevas formas de manifestarse en nosotros.
Al venir a nosotros y recibir de nuestra voluntad el “permiso” para disponer de nosotros,
La vida en el Espíritu Santo consiste en un vivir y respirar del Espíritu. Esto se constata el Espíritu Santo actúa en nosotros de tres maneras principales: en primer lugar hace “el
con la experiencia del progreso en la salvación que no es fruto de la conquista humana, papel de «adaptador»” entre Dios y nosotros. Dios es una realidad infinitamente más
sino de la relación íntima con el Espíritu que nos da la certeza de ser hijos y nos va dando fuerte, verdadera, limpia y santa que nosotros. Para ponernos en contacto con El
la fuerza para apropiarnos de la salvación. necesitamos algo que nos “adapte” a la realidad divina y nos permita un contacto apropiado
a nuestra pobre realidad humana.
QUE ES LA “VIDA EN EL ESPIRITU” La otra actividad importantísima que realiza Él en nosotros es la de convertirse en el
fondo más profundo de nuestras acciones. El no nos sustituye, pero, puesto que “le
“En lo referente a la íntima unión del Espíritu con el alma, no consiste en una cercanía
hemos dado permiso” para entrar a nosotros y dirigir nuestra vida, El se convierte en la
local... sino en la exclusión de las pasiones” dice San Basilio, obispo de Cesárea. (p 156). La
fuente de nuestros pensamientos, deseos, motivaciones y acciones en toda nuestra vida.
vida en el Espíritu no puede convivir con una vida de pecado.Tampoco es debido “imaginar”
al Espíritu como si materialmente bajara sobre nosotros, sino más bien como una presencia La tercera actividad es fruto de las otras dos, nos transforma, poco a poco, en imagen de
espiritual que nos fortalece para aplicar a nuestra vida la liberación del pecado. Jesús; y esto causa que nosotros nos unifiquemos con Jesús, que nos llenemos de su
Santidad y que seamos amados por el Padre como el Padre ama a Jesús.
La vida en el Espiritu consiste principalmente en ese estilo de vida que permite que
nuestros pensamientos, y deseos, nuestros actos de fe, de amor y de esperanza, nuestras La experiencia de la vida en el Espíritu debe ser aprendida constantemente y debemos ir
disposiciones de ánimo y los sentimientos, nuestras resoluciones y determinaciones libres, “guardando en el corazón” las experiencias que vayamos teniendo, porque ellas nos
nuestros actos más personales y libres, todo eso que somos nosotros, esté impregnado enseñan cómo es y cómo actúa el Espíritu Santo. Desde luego la vida en el Espíritu es
de tal forma por el aliento del Espíritu, que el fondo de nuestro yo -de nuestra subjetividad- incompatible con la vida en el pecado; pero sobre todo es una vida de tal unión con El
sea Él, que el Espíritu Santo sea el guía y el autor más hondo de todo lo que hagamos. que verdaderamente “respiremos Espíritu Santo”, que impregne toda nuestra existencia
con su aliento y que “nuestra vida ya no sea solamente nuestra sino la vida de Dios en
La vida en el Espíritu es la experiencia más humana que el hombre pueda tener. Para esa
nosotros, como hablaba San Pablo: no vivo yo, sino que es Cristo quien vive en mi “ (Ga 2, 20).
vida fuimos hechos.
9. CANTO
4. ENCUENTRO CON LA PALABRA DE DIOS
Nos ponemos de pie para escuchar la palabra de Dios.
Rm 8,14-17 10. LEE, MEDITA Y ACTUA
Día I Rm 8, 1-12 No somos deudores de la carne para vivir según la carne.
5. SILENCIO y REFLEXION
Dejemos que la palabra de Dios nos transforme, guardaremos silencio durante algunos minutos Día 2 Rm 8,14-17 Cómo nos hace “hijos de Dios” el Espíritu Santo.
para acoger en nuestro interior la palabra de Dios.
Día 3 Hch 11,1-18 El Espíritu dice lo que hay que hacer y Pedro obedece y así
hace la obra de Dios.
6. COMPARAR NUESTRA REALIDAD CON LO QUE NOS PIDE EL SEÑOR
Día 4 Rm 8,26-27 El Espíritu Santo nos enseña a orar como conviene.
Contestaremos voluntariamente a las siguientes preguntas:
Día 5 Ga 5, 1-6 El Espíritu nos mueve a aguardar los bienes esperados por
1. ¿Qué tanto de tus pensamientos está guiado por el Espíritu Santo?
la fe.
2. ¿Cuántas de tus actividades son verdaderamente hechas en unidad por el Espíritu
Día 6 Ef 6,10-20 El Espíritu nos conduce al combate en el que triunfaremos
Santo?
haciéndolo con decisión.
3. ¿Quieres en verdad desarrollar en ti el Espíritu de hijos que hagan clamar «Papá»?

54 55
Día 7 Ef 1,3-14 El plan de Dios para salvarnos culmina en esta vida con el
don del Espíritu Santo.

11. MEMORIZA
“No entristezcais al Espíritu Santo de Dios, con el que fuisteis sellados para el día de la Redención“ TEMA 11
(Ef 4,30).

12. REPITE FRECUENTEMENTE


“Todos los que son guiados por el Espíritu de Dios son hijos de Dios” (Rm 8,14).

EL ESPIRITU DE HIJOS

Objetivo:

Valoraremos lo que significa ser hijos de Dios y


decidiremos vivir con plena seguridad nuestra filiación
Divina.

56 57
I. REVISION DEL TRABAJO PERSONAL Ser hijo “por gracia quiere decir que no fuimos engendrados, pero que, habiendo sido
Expondremos cómo cumplímos el trabajo personal durante la semana y qué experiencias tuvimos creados, fuimos reengendrados de un germen incorruptíble” (I P 1,23) y así hemos recibido
al cumplirlo. la participación en la naturaleza divina. Somos hijos por gracia, es decir, somos hijos
verdaderos, no somos hijos ficticios; participamos de la naturaleza divina, pero no hemos
sido engendrados. Y esta participación la obtenemos con un nuevo nacimiento o
2. PARTIR DE LA EXPERIENCIA Y REVIVIRLA
“nacimiento de lo alto” (cf. Jn 3,3) por nuestro bautismo, y la alimentamos con el cuerpo
Hablaremos voluntaríamente de nuestras experiencias.
y sangre del Hijo de Dios hecho hombre.
1.¿Es Jesús el Hijo único de Dios, o tiene más hijos?
Hasta tal punto esto es verdad, que sin lugar a dudas podemos afirmar que somos más
2. ¿Somos hijos de Dios de igual manera que Jesús, o somos hijos de manera diversa? hijos de Dios que hijos de nuestros padres de la tierra.
3. ¿Qué hace el Espíritu Santo en el corazón de los hijos de Dios?
EL ESPÍRITU NOS DA LA CERTEZA DE SER HIJOS
El Espíritu Santo, además de hacernos hijos de Dios nos da la experiencia de serIo. Hay
3. DOCTRINA O CONTENIDO DEL TEMA
gente que sabe que son hijos de Dios; pero su aceptación no ha sido acompañada de una
Lectura participada y comentada. Cada uno de nosotros leerá en voz alta un párrafo y al final
experiencia concreta. Podríamos decir que al decir “Padre nuestro”, no creen en estas
haremos comentarios.
palabras, las repiten porque así nos las enseñó Jesús, pero no comprenden su realismo.
Cuando el Espíritu Santo viene a un cristiano, deposita en él una semilla de la vida de hijos
Sin embargo San Pablo nos dice que el Espíritu nos hace gritar a Dios “jAbbá, Papá!”. Y
de Dios. El Espíritu Santo nos da en germen, lo necesario para ser hijos; pero deja a
este grito es fruto de una experiencia interior que da el Espíritu y que nos hace dirigirnos
nuestra voluntad la decisión de llegara serlo. San Juan nos dice que “A todos los que la
con fuerza al padre, como la experiencia de un niño que grita lleno de gozo a su padre.
recibieron (la Palabra) les dió poder de llegar a ser hijos de Dios, a los que creen en su nombre”
(Jn I, 11 ). La mayoría de los seres humanos tenemos un cierto “respeto” ante Dios y no nos
atrevemos a llamarle “papá”. Esta actitud que es más propia de esclavos, nos priva, en
Una comparación puede ser la del hijo engendrado que empieza a existir en el seno de la
general de la valiosa experiencia de sabernos hijos de Dios y, en cierto modo, nos mantiene
madre, él ya tiene lo necesario para llegar a ser hijo en plenitud, pero necesita pasar por
como extraños, o como gente soportada, pero nunca como hijos que viven en la misma
todos los procesos que fortalecen esa vida en germen, para que llegue maduro al nacimiento.
casa. Pero el Espíritu Santo viene a ayudarnos, a quitamos esos “respetos” que nos impiden
Así nosotros, ya tenemos lo necesario para “hacernos hijos”, pero necesitamos
mostrarnos como hijos. Es el mismo Espíritu el que grita y nos hace gritar, como dice San
alimentarnos y robustecernos, con fidelidad a todas las gracias que Dios nos da, para que
Pablo: “ La prueba de que sois hijos es que Dios ha enviado a vuestros corazones el Espíritu de
lleguemos a ser hijos de Dios por gracia.
su Hijo que grita: iAbbá, padre! De modo que ya no eres esclavo sino hijo “ (Ga 4,6- 7).
Si acogemos esa semilla con fe y la cultivamos con los sacramentos, ella crece y hace que
lleguemos a ser hijos del Padre, junto con Jesús, que es el Hijo del Padre por naturaleza.
4. ENCUENTRO CON LA PALABRA DE DIOS
Nos ponemos de pie para escuchar la palabra de Dios.
HIJOS POR GRACIA NO POR NATURALEZA 1Jn 3, 1-2
5. SILENCIO Y REFLEXION
San Cirilo de Jerusalén, escribió en sus Catequesis:“Somos, de hecho, dignos de invocarlo
Dejemos que la palabra de Dios nos transforme, guardaremos silencio durante algunos minutos
como Padre por su inefable misericordia. No por filiación nuestra según la naturaleza del
para acoger en nuestro interior la palabra de Dios.
padre celestial, sino por gracia del Padre, mediante el Hijo y el Espíritu Santo hemos sido
transferidos del estado de esclavitud al de filiación”.
6. COMPARAR NUESTRA REALIDAD CON LO QUE NOS PIDE EL SEÑOR
Los hijos por naturaleza son engendrados por su padre y su madre: han recibido de sus
Contestaremos voluntariamente a las siguientes preguntas:
padres su naturaleza. Los hijos por adopción no son hijos por naturaleza, sino que siendo
por naturaleza de otros padres, ante las leyes han recibido el nombre de otras personas I. Somos hijos, no sólo nos llamamos así. ¿Crees esto?
que lo quieren reconocer como hijo. 2. Tenemos que esperar algo más grande para la eternidad como hijos ¿Lo agradeces?
Ser hijo de Dios por naturaleza es un privilegio del Verbo eterno, que es “Dios de Dios, 3. Dirígete al Padre y dile con verdad: iPapá!, al impulso del Espíritu Santo.
engendrado, no creado, de la misma naturaleza del padre” y que se hizo carne. Pero los
hombres hemos sido llamados a ser hijos por gracia. Esto no quiere decir que no somos 7. ORACION COMUNITARIA
hijos, o que sólo se nos concede el título de hijos, o que sólo tenemos el “apellido «de Haremos entre todos una oración comunitaria alabando y dando gracias al Señor que ha querido
Dios»”, pero que no lo somos en realidad. que verdaderamente seamos sus hijos y que lo tratemos como verdadero padre.

58 59
8. RESUMEN
El Espíritu Santo pone en todos los bautizados un “germen incorruptible” de hijos de
Dios. A nosotros nos toca hacer llegar ese germen a su crecimiento y a su madurez. Esto
lo logramos respondiendo dejándonos guiar por el mismo Espíritu Santo, que nos invita
a los sacramentos y nos conduce a la fidelidad a lo que Dios nos va pidiendo.
TEMA 12
El Verbo eterno es el Hijo único de Dios por naturaleza, es decir, Dios de Dios, Luz de Luz,
Dios verdadero de Dios verdadero, Dios Padre no tiene más hijos por naturaleza. Pero
nosotros somos hijos por gracia. No hemos sido engendrados como Jesús de modo que
nuestro único ser sea divino, fuimos engendrados por nuestros padres y después, al ser
bautizados, fuimos reengendrados de modo que empezamos a participar verdaderamente
de la naturaleza divina.
La filiación adoptiva no lleva a nadie a participar de la naturaleza de los padres adoptantes;
los hijos adoptivos sólo reciben el nombre y algunos derechos que les conceden quienes
los adoptan. Pero en el caso de los hijos de Dios, nosotros recibimos también una EL ESPIRITU SANTO
participación en la naturaleza divina, lo cual, aunque se llama comúnmente “filiación MAESTRO DE ORACION
adoptiva”, quiere decir que somos verdaderos hijos del Padre, hermanos de Jesús, aunque
somos hijos de manera diversa a la del Verbo eterno.
El Espíritu Santo viene a ayudarnos y a darnos testimonio de que somos hijos y nos ayuda
a gritar a Dios con toda verdad: ¡papá! porque ¡lo somos!

9. CANTO

10. LEE, MEDITA Y ACTUA


Día I 1 P 13-25 Ser hijo de Dios y nueva manera de relacionarse con las
cosas de este mundo.
Día 2 Rm 8,28-39 Nadie nos podrá separar del amor con que Cristo Jesús
nos ama.
Objetivo:
Día 3 1 Jn 3,3-10 Cómo distinguimos entre los hijos de Dios y los hijos del
Diablo.
Día 4 Hb 12,1-13 “Como a hijos os trata Dios”. Conocerémos como el Espíritu Santo nos enseña a orar
y decidiremos dejarnos conducir por el único maestro
Día 5 I Jn 4,1-6 Los hijos de Dios no viven con los criterios del mundo.
de oración.
Día 6 I Jn 3, 11-24 La vida de los hijos de Dios es la misma de Dios: la caridad.
Día 7 Jn. 17,6-26 El amor verdadero del Padre por sus hijos y de Jesús por
sus hermanos.

11. MEMORIZA
“No recibiste un espíritu de esclavos para recaer en el temor; antes bien recibiste un espíritu de
hijos adoptivos que nos hace exclamar: iAbbá, Padre!” (Rm 8,15).

12. REPITE FRECUENTEMENTE


“Los que son guiados por el Espíritu de Dios son hijos de Dios” (Rm 8,14).

60 61
1. REVISION DEL TRABAJO PERSONAL Por otra parte, “la oración es cristiana en tanto en cuanto es comunión con Cristo y se
Expondremos cómo cumplimos el trabajo personal durante la semana y qué experiencias tuvimos extiende por la Iglesia que es su Cuerpo. Sus dimensiones son las del Amor de Cristo. (cf
al cumplirlo. Ef 3,18-21)” (CATIC 2565). La oración, por tanto, es algo personal, pero no invidualista.
No es sólo una cosa que depende de mí, sino también de Dios; y por ,tanto, no siempre
será como a mí me gusta, sino como Dios quiere. No es tampoco algo en que sólo yo
2. PARTIR DE LA EXPERIENCIA y REVIVIRLA
estoy interesado, sino algo en que tiene que entrar toda la Iglesia.
Hablaremos voluntariamente de nuestras experiencias.
I. ¿,Piensa la gente que la oración es una obligación o un regalo?
EL ESPIRITU SANTO EN NUESTRA ORACION
2. ¿,Es tu oración una carga o un tiempo de paz y de descanso profundo?
Dios que es Amor, conoce lo más profundo de nuestro ser y sabe que nuestra naturaleza
3. ¿Qué te deja en el corazón tu oración? de ninguna manera es capaz de entrar en contacto con Él porque somos criaturas limitadas
que no pueden alcanzarlo.Además, “nosotros no sabemos cómo pedir para orar como conviene”
(Rm 8.26); muchas veces no sabemos lo que pedimos; así la madre de los Apóstoles
3. DOCTRINA O CONTENIDO DEL TEMA
Santiago y Juan pedía a Jesús: “ Manda que estos dos hijos míos se sienten uno a tu derecha y
Lectura participada y comentada. Cada uno de nosotros leerá en voz alta un párrafo y al final
otro a tu izquierda, en tu Reino”, a lo que “replicó Jesús: «No sabéis lo que pedís»”(Mt 20,21-
haremos comentarios.
22).
Los ejemplos de oración de Jesús que nos dan a conocer los Evangelios siempre nos
Todos los hombres experimentan incertidumbre y diversidad de ánimo en distintos tiempos
presentan a Jesús hablando con su Padre en un tono que implica grande confianza. Cuando
y por tanto, grandes dificultades para orar. Esto no debe ser nunca motivo de desaliento
los Apóstoles les pidieron a Jesús que los enseñara a orar, Él les enseñó, en primer 1ugar,
porque Espíritu Santo, que se nos ha dado como “Espíritu de hijos”, viene en nuestra
a decir “Padre nuestro”, como la forma correcta de empezar la oración. Esto nos enseña
ayuda, o para que la oración “nos salga como nos gusta”, sino como Dios sabe que
en primer lugar qué cosa es orar.
necesitamos orar en cada, ocasión. La oración personal no debe ser principalmente una
satisfacción personal; muchas veces el Espíritu Santo nos llevará a ocuparnos en personas,
QUE ES LA ORACION en situaciones o proyectos por los que Él sabe que es necesario que oremos, aunque eso
no nos satisfaga nuestros gustos personales.
La oración es fundamentalmente la unión con Dios. La oración supone que se está en
unión con Él, y al mismo tiempo, cuando se hace oración, hace crecer nuestra unión con La oración por excelencia es la que nos enseñó Jesús, el Padre nuestro. Claro que si se
Dios. Por tanto, la oración no consiste principalmente en pronunciar palabras, sino en repite maquinalmente no será oración en el Espíritu, pero si la hacemos guiados por Él,
tener el corazón y la mente puestas en el Señor. Con frecuencia se dicen “oraciones” y se ciertamente será, como toda oración, oración “en el Espíritu”. San Agustín dice: “Sin el
recitan muchaz fórmulas sin tener un acercamiento real a Dios; lamentablemente se Espíritu Santo, grita en el vacío «Abbá» quien lo grita”.Y San Juan Crisóstomo, refiriéndose
descuida así lo principal que es tener el corazón y la mente unidos a Dios. al Padre nuestro, escribió que quien no ha recibido la plenitud del Espíritu no puede
absolutamente llamar a Dios con el nombre de Padre y, por tanto, no puede orar con las
“En la nueva Alianza, la oración es la relación viva de los hijos de Dios con su Padre palabras enseñadas por el Señor.
infinitamente bueno con su Hijo Jesucristo y con el Espíritu Santo. La gracia del Reino es
«la unión de la Santísima Trinidad toda entera con el espíritu todo entero. Así, la vida de
oración es estar habitualmente en presencia de Dios, tres veces santo y en comunión 4. ENCUENTRO CON LA PALABRA DE DIOS
con Él» (San Gregorio Nac.) (CATIC 2565). Nos ponemos de pie para escuchar la palabra de Dios.
(Rm 8,26-27)
Es muy bueno que pongamos empeño en hacer oración, pero también es importante
darnos cuenta que la unión de dos personas depende de esas dos personas. En el caso de 5. SILENCIO y REFLEXION
la oración, ésta la hace Dios que da la gracia y el hombre que corresponde a esa gracia. Dejemos que la palabra de Dios nos transforme. Guardaremos silencio durante algunos minutos
“La oración cristiana es una relación de Alianza entre Dios y el hombre en Cristo. Es para acoger en nuestro interior la palabra de Dios.
acción de Dios y del hombre: brota del Espíritu Santo y de nosotros, dirigida por completo
al Padre en unión con la voluntad humana del Hijo de Dios hecho hombre” (CATIC
6. COMPARAR NUESTRA REALIDAD CON LO QUE NOS PlDE EL SEÑOR
2564).
Contestaremos voluntariamente a las siguientes preguntas:
Por esto es importante llegar a la oración pidiendo en primer lugar a Dios que nos
I. ¿Qué es lo que principalmente buscas en la oración: lo que Dios quiere o lo que tú
conceda su gracia y su comunicación amorosa con nosotros, porque sin ésta nuestros
quieres?
esfuerzos son vanos. También hay que responder al Espíritu Santo cuando nos invita a
orar, en cualquier tiempo y lugar en que Él lo quiera.

62 63
2. ¿Das lugar en tu oración a que el Espíritu Santo te conduzca o tú vas por tu camino? Día 5 I Ts 5,12-22 Orar constantemente.
3. ¿Le crees al Espíritu Santo que ora en ti, o sólo crees a tus intereses expresados a Día 6 Judas 17-23 La fe se edifica en la caridad mediante la oración en el Espíritu.
Dios? Día 7 Lc 9,18-21 Jesús en su oración trata con su Padre y con los discípulos
cosas de la fe del pueblo.
7. ORACION COMUNITARIA
Haremos entre todos una oración comunitaria alabando y dando gracias al Señor que tiene que 11. MEMORIZA
guiranos siempre en nuestra oración para que sea según Dios. “Es preciso orar siempre sin desfallecer” (Lc 18,1).

8. RESUMEN 12. REPITE FRECUENTEMENTE


Jesús, haciendo oración, nos da ejemplo de lo que es orar, ante todo Él empieza diciendo “Siempre en oración y súplica, orando en toda ocasión en el Espíritu“ (Ef 6, 18)
“Padre”. Así nos enseña que la oración es unión con Dios, es un diálogo filial y confiado; a
ella se llega por la unión con Dios y a la vez ella aumenta esa unión.
La oración es una forma importante y práctica de realizar nuestra comunión con Dios. Es
importante, por tanto, que tengamos cuidado en iniciar nuestra oración con la conciencia
clara de que es el Espíritu Santo uno de los actores de ese diálogo que establecemos con
Dios. Sin Él, nuestra oración se convierte en un monólogo infructuoso. Y también es
importante darnos cuenta de que cuando el Espíritu Santo nos inspira una oración, aunque
no estemos en una “actitud de oración”, le respondamos y hagamos la oración que nos
pide.
La oración debe también tener, junto con la unión con Dios, unión con la Iglesia. No es,
por tanto, una acción que tienda sólo a darnos satisfacción individualista, sino que tiene
que ser hecha conforme a lo que el Espíritu Santo, que sabe lo que conviene, nos inspire.
Nosotros no sabemos, con mucha frecuencia, pedir lo que conviene, también nos
encontramos sujetos a la incertidumbre y a la variabilidad de nuestros estados de ánimo.
Por eso tenemos que confiar nuestra oración a la inspiración del Espíritu Santo,
respondiendo a lo que Él quiera hacer en nosotros.
La oración por excelencia es el Padre nuestro, que, dicho bajo la guía del Espíritu, toma el
valor que Jesús quiso que tuviera. En cambio, recitada sin el Espíritu Santo es totalmente
vacía, porque nadie puede llamar Padre a Dios sino es guiado por el Espíritu.

9. CANTO

10. LEE, MEDITA Y ACTÚA


Día I Ef 6, 10- 20 Orar siempre en el Espíritu, para realizar el combate que es
necesario llevar a cabo.
Día 2 Mt 6,5-15 Los motivos para orar no son intereses personales, sino diálogo
sincero con Dios.
Día 3 Hch 4,23-31 La oración de la comunidad los dejó más unidos al Espíritu
Santo.
Día 4 Lc 18,9-14 La oración para lograr satisfacción propia y la inspirada por el
Espíritu Santo.

64 65
I. REVISION DEL TRABAJO PERSONAL
Expondremos cómo cumplimos el trabajo personal durante la semana y qué experiencias tuvimos
al cumplirlo.

2. PARTIR DE LA EXPERIENCIA y REVIVIRLA


TEMA 13
Hablaremos voluntariamente de nuestras experiencias.
1. ¿De quien depende que el hombre acepte vivir la vida de Dios?
2. ¿Puede el hombre divinizarse, es decir hacerse Dios?
3. ¿Puede el hombre conocer a Dios por su propio esfuerzo?

3. DOCTRINA O CONTENIDO DEL TEMA


Lectura participada y comentada. Cada uno de nosotros leerá en voz alta un párrafo y al final
CON EL ESPIRITU ACOGEMOS haremos comentarios.
LA VIDA DIVINA EL ESPIRITU SANTO ES “LA SEMILLA ESPIRITUAL”
Cuando una persona se bautiza, además de hacerse miembro de Cristo, recibe el Espíritu
Santo como semilla de vida divina. El Espíritu Santo, amor del Padre y del Hijo, al venir al
bautizado establece en él las relaciones con el Padre y el Hijo. Esas relaciones aún no son
plenas, apenas comienzan. El Espíritu Santo es como una semilla que tiene que germinar.
El Espíritu Santo es y hace, en nosotros, poco a poco, la vida divina: va purificándonos del
pecado, comunicando la santidad, uniéndonos a Jesús en su pasión y en su resurrección,
haciéndonos miembros de la Iglesia y sarmientos de la vid que es el mismo Señor Jesús,
en una palabra, trabaja en nosotros hasta formar a Cristo en nosotros (cf Ga 4,19).Todo
este trabajo lo realiza el Espíritu Santo a lo largo de nuestra vida y en la medida de
nuestra colaboración. Esta obra se llama, en la tradición de la Iglesia, divinización.

Objetivo: EL ESPÍRITU SANTO NOS DIVINIZA


El principio de nuestra divinización se da cuando por la fe nos abrimos al Evangelio. Pero
Apreciaremos la actividad que el Espíritu Santo realiza en esta apertura no es posible para las solas fuerzas humanas. Sin el don de la fe, que nos es
nosotros, buscaremos ser fieles a esa actividad suya y concedido con la fuerza del Espíritu Santo (Rm 15,19), no podemos aceptar el Evangelio
caminaremos confiados en su admirable Amor. “Nadie puede decir: «¡Jesús es Señor!», sino con el Espíritu Santo” (I Co 12,3). Nadie
puede creer sólo por propio esfuerzo, la gracia y los auxilios interiores del Espíritu Santo
son los que nos hacen posible creer. (CATIC 154).
Para Profesar la fe “es necesaria la gracia de Dios, que se anticipa, y posteriormente
ayuda, junto con los auxilios internos del Espíritu Santo, el cual mueve el corazón y lo
convierte a Dios, abre los ojos de la mente y da a todos la suavidad en el aceptar y creer
la verdad.Y para que la inteligencia de la revelación sea más profunda, el mismo Espíritu
Santo perfecciona constantemente la fe por medio de sus dones”. (DV 5).
Nuestra divinización requiere que aceptemos la Palabra de Dios. El mismo Espíritu Santo
activa la Palabra, nos la hace viva, nos la profundiza, nos ayuda a escucharla, nos descubre
su sentido.Así nos da testimonio de Jesús para poder acogerlo en la fe. La Palabra de Dios
permanece oscura para nosotros sin la acción del Espíritu Santo en nosotros.

66 67
Cuando la acción del Espíritu Santo y nuestra colaboración han llegado al punto de haber 7. ORACION COMUNITARIA
descubierto lo que Dios nos revela, el mismo Espíritu Santo hace que nos adhiramos a la Haremos entre todos una oración comunitaria alabando y dando gracias al Señor que nos ha
Persona de Jesús. dado su Espíritu para que nos guíe hasta la verdad plena.

SOLO DIOS CONOCE A DIOS


8. RESUMEN
El Espíritu Santo continúa en nosotros la obra de “divinización” descubriéndonos cada El camino que Dios sigue para llevarnos a la plenitud humana, que es la santidad, empieza
vez más profundamente quién es y cómo es Jesús. Sólo el Espíritu conoce a Dios, porque dándonos en el bautismo Su Espíritu como una semilla de vida divina que deberá crecer
Él es lo más profundo de Dios. “El Espíritu todo lo sondea, hasta las profundidades de continuamente y durante toda la vida, bajo la acción del Espíritu Santo. A través del
Dios. En efecto, ¿qué hombre conoce lo íntimo del hombre sino el espíritu del hombre tiempo Él nos va limpiando del pecado, nos comunica las virtudes y nos transforma en
que está en él? Del mismo modo, nadie conoce lo íntimo de Dios, sino el Espíritu de Dios” (1 Cristo. Nos da la fe inicial y nos ayuda para poder creer, nos descubre el sentido de la
Co 2,10-11). Sagrada Escritura y hace que nos adhiramos a la Persona de Jesús. Sólo en Él podemos
decir “Jesús es el Señor”.
Creer es un acto que proviene de nuestra propia libertad; pero el que podamos decidirnos
a hacerlo nos es dado por el Espíritu Santo. Para dar respuesta en la Fe es necesaria la La obra de nuestra divinización necesita de la Palabra de Dios, que nos da a conocer a
gracia de Dios y el auxilio del Espíritu Santo: con su gracia Él se adelanta a nuestras Dios. Es el Espíritu Santo quien nos abre las Escrituras y los ojos para que podamos
decisiones y nos ayuda a darlas; y el Espíritu Santo mueve nuestros corazones, los dirige entenderlas. Y posteriormente, Él, que es el quien en verdad conoce a Dios, nos lo va
a Dios, nos abre los ojos y nos concede el gusto de aceptar y creer la verdad (Cf DV 5). descubriendo y dando a conocer. Nuestra colaboración es absolutamente necesaria y
Así el hombre se perfecciona a sí mismo con la ayuda constante y firme de Dios. con ella el Espíritu Santo logra realizar su obra transformadora.Así llegamos al conocimiento
de Jesús, a la aceptación de los criterios de Dios, diametralmente opuestos a los del
EL CONOCIMIENTO DE DIOS TRANSFORMA AL HOMBRE mundo, conocemos “la sabiduría de Dios”, totalmente distinta de “la sabiduría de este
mundo” y conoceremos el valor de las bienaventuranzas, que son el camino de nuestra
Quien es guiado así por el Espíritu Santo naturalmente cambia su actitud ante al mundo,
realización humana.
ve las cosas en su auténtica realidad, mira las cosas a través de los ojos del Espíritu Santo.
Así el hombre aprende a discernir lo que Dios quiere de su vida, distingue lo que se
9. CANTO
opone al plan de Dios para salvar al hombre y se encuentra en una mejor posición para
unir su vida a la voluntad de Dios y convertirla en su instrumento de su salvación de la
10. LEE, MEDITA Y ACTUA
humanidad.Así entiende el hombre el misterio de la Cruz y se dispone a vivirlo con Jesús,
para bien de la humanidad. Día I 1 Co 12,2 El Espíritu Santo es necesario para que podamos reconocer a
Jesús como nuestro Señor.
Así también el hombre empieza a distinguir “la sabiduría humana” (el modo de vivir según
los hombres) de la “sabiduría que viene de Dios”, se da cuenta de que las obras de Dios Día 2 Ef 1,13-23 El Espíritu Santo nos va llevando hasta el pleno conocimiento de
no tienen necesariamente la lógica humana, sino que “son una manifestación del Espíritu Dios.
y del poder, para que la fe se funde no en sabiduría de hombres, sino en el poder de Dios” Día 3 Ef 4, 17-32 La colaboración del hombre con la acción del Espíritu para no
(1 Co 2,4-5). Así es como se entiende las bienaventuranzas. entristecer.
Día 4 1 Ts 1 ,2- 10 Comienzo y crecimiento de la obra del Espíritu Santo en los
4. ENCUENTRO CON LA PALABRA DE DIOS Tesalonicenses.
Nos ponemos de pie para escuchar la palabra de Dios. Día 5 Ef 2,19-22 El Espíritu nos integra a la Iglesia para hacernos morada de Dios.
(2 Co 2,1-16) Día 6 Hb 3, 7-4 La necesidad de escuchar la voz del Espíritu y de responderle.
5. SILENCIO y REFLEXION
Dejemos que la palabra de Dios nos transforme. Guardaremos silencio durante algunos minutos Día 7 Rm 8, 18-25 El Espíritu Santo nos guiará hasta la memoria eterna.
para acoger en nuestro interior la palabra de Dios.
11. MEMORIZA
6. COMPARAR NUESTRA REALlDAD CON LO QUE NOS PlDE EL SEÑOR Si con el Espíritu hacéis morir las obras del cuerpo, viviréis “ (Rm 8, 13)
Contestaremos voluntariamente a las siguientes preguntas:
1. ¿Pides a Dios que te ayude a distinguir la sabiduría humana de la sabiduría de Dios? 12. REPITE FRECUENTEMENTE
2. ¿Te dejas guiar por el Espíritu que sondea hasta las profundidades de Dios? ’Los que son guiados por el Espíritu de Dios son hijos de Dios” (Rm 8,14).
3. ¿Confías más en Dios que en ti mismo para llegar a la plenitud a la que Dios te llama?

68 69
1. REVISION DEL TRABAJO PERSONAL
Expondremos cómo cumplimos el trabajo personal durante la semana y qué experiencias tuvimos
al cumplirlo.

TEMA 14 2. PARTIR DE LA EXPERIENCIA y REVIVIRLA


Hablaremos voluntariamente de nuestras experiencias.
1. ¿Puede el Espíritu Santo querer que seamos tentados por el mal?
2. ¿Que provecho podemos sacar de las tentaciones?
3. ¿Cómo triunfamos sobre las tentaciones?

3. DOCTRINA O CONTENIDO DEL TEMA


EL ESPIRITU CONDUJO Lectura participada y comentada. Cada uno de nosotros leerá en voz alta un párrafo y al final
haremos comentarios.
A JESUS AL DESIERTO.
JESUS FUE LLEVADO AL DESIERTO POR EL ESPIRITU
En su Bautismo, Jesús recibió al Espíritu Santo: “a continuación, el Espíritu le empuja al
desierto, y permaneció en el desierto cuarenta días, siendo tentado por Satanás. Estaba entre los
animales del campo y los ángeles le servían “ (Mc 1,12-13). Jesús “ era conducido por el Espíritu
en el desierto, durante cuarenta días, tentado por el diablo” (Lc 4,1-2); el evangelista San
Mateo dice: “Fue llevado por el Espíritu al desierto para ser tentado por el diablo “ (Mt 4,1).
El desierto es un lugar de soledad donde uno puede encontrarse a sí mismo y dentro de
uno mismo puede encontrar la tentación del Diablo. Es también lugar de encuentro con
Dios.
El viento sopla donde quiere y oye su voz, pero no sabes de dónde viene ni a donde va.Así
es todo el que nace del Espíritu “ (Jn 3,8). Así Jesús fue llevado al desierto, a vivir en
intimidad con su Padre, a ayunar y a vencer al Diablo.
Objetivo:
FUE EL PRINCIPIO DE SU TRIUNFO SOBRE EL DIABLO
Conoceremos la lucha que Jesús sostuvo contra el diablo
y la obra del Espíritu Santo en El; decidiremos luchar con San Juan dice que “ El Hijo de Dios se manifestó para deshacer las obras del Diablo “ (1 Jn 3,8).
Jesús contra el maligno, guiados por el Espíritu Santo. Jesús, en el desierto, inició la batalla que liberaría “ a todos los oprimidos por el Diablo “ (Hch
10,38), le mostró quién era El y qué armas tenía para vencerlo y cómo sería derrotado.
Después de ser derrotado “el Diablo se alejó de Él hasta un tiempo oportuno” (Lc 4,13). En
adelante, el Diablo y sus secuaces obedecerían inmediatamente a Jesús y éste mandaría
sobre él, exigiéndole que dejara en libertad a los hombres a los que había esclavizado.

EL DIABLO ATACO LA MISION DE JESUS


El Diablo acostumbra tentar basándose en engaños. El engaño que quería hacer a Jesús
era que utilizara la misión que había recibido para su propio provecho. Por eso le dijo a
Jesús: “Si eres el Hijo de Dios... “ (Lc 4,3,9). EIDiablo sugería a Jesús que siendo hijo de
Dios podría satisfacer su hambre, tener riquezas y probar a Dios.

70 71
“Di a esta piedra que se convierta en pan “ (Lc 4,3); “Te daré todo el poder y la gloria de estos 2. ¿Escuchas la Palabra de Dios que te dice cómo vencer la tentación?
reinos, porque a mí me ha sido entregada, y se la doy a quien quiero. Si, pues, me adoras, toda
3. ¿ Te das cuanta de que el Espíritu Santo no te deja solo en la tentación si tú le prestas
será tuya “ (Lc4,6- 7);Tírale de aquí abajo, porque está escrito. A sus ángeles te encomendará
atención?
para que te guarden.Y en sus manos te llevarán para que no tropieze tu pie en piedra alguna “
(Lc 4,9-11 ).
7. ORACION COMUNITARIA
Estas tentaciones las tuvo después Jesús en su vida pública. Pedro reprendió a Jesús
Haremos entre todos una oración comunitaria alabando y dando gracias al Señor que no enseñó
diciéndole que, como Mesías, no debería sufrir la pasión (Mt 16,22-23); después de
a vencer la tentación guiados por el Espíritu Santo.
multiplicar los panes la gente lo buscó para hacerlo rey (Jn 6,15); y la noche anterior a su
pasión, Jesús, triste hasta la muerte, pidió:“Padre mío, si es posible que pase de mi esta copa,
pero no sea como yo quiero, sino como quieras Tú” (Mt 26-39). 8. RESUMEN
Jesús fue llevado por el Espíritu Santo al desierto. Este es un lugar de soledad donde nos
encontramos con el fondo de nosotros mismos, encontramos la verdad de nosotros
COMO VENCIO JESUS LAS TENTACIONES
mismos y nos sentimos fácilmente atacados por el Diablo, pero también es el lugar donde,
Las tentaciones tienden a apartamos de Dios; el rechazo a ellas es la decisión de permanecer sin que nada nos distraiga ni nos aleje de El, nos encontramos a Dios dentro de la profunda
en Dios. Jesús respondió al Diablo con su entrega profunda al Padre y al hacerlo tenía realidad de nosotros mismos, conocemos su amor y gozamos de la dulzura de su presencia.
pronta en su corazón la Palabra del Padre.
Jesús tuvo en el desierto, al mismo tiempo que un ayuno de cuarenta días, una preciosa
“No sólo de pan vive el hombre “ (Lc 4,4) fue la respuesta de Jesús a la primera tentación. experiencia del amor de su Padre, con quien ciertamente estuvo en conversación profunda.
“ Está escrito: »Adorarás al Señor tu Dios y sólo a Él darás culto» “ (Lc 4,8) fue la palabra que Pero también sufrió las tentaciones del Diablo que venció con la firmeza sencilla de quien
deshizo la segunda tentación.Y a la tercera tentación; en la que el Diablo se atrevió a usar vive con el Padre y lleno del Espíritu Santo.
la Palabra de Dios; “A sus ángeles te encomendará para que te guarden..“ (Lc 4,10), Jesús dio
Este fue el principio de la lucha que durante toda su vida Jesús sostuvo contra el Diablo,
sencillamente una cita del Deuteronomio: “No tentarás al Señor tu Dios” (Lc 4,12).
ya que vino al mundo para deshacer sus obras. Después de haber vencido al Diablo, éste
lo dejó “hasta el tiempo oportuno”. Con su triunfo sobre el Maligno, Jesús nos enseña
LA GUÍA DEL ESPÍRITU SANTO cómo comportarnos en estas circunstancias tan constantes en nuestras vidas.
El Espíritu Santo hizo que Jesús tuviera la experiencia de vencer al Diablo y de descubrir El Espíritu Santo estará siempre con nosotros guiándonos para que no seamos vencidos
el modo como introduce sus tentaciones. Por eso Jesús en una nueva tentación, dijo a y podamos vencer la tentación.
Pedro: “Quítate de mi vista, Satanás” (Mt 16,23).
El Espíritu Santo siempre nos acompaña en todo, también en las tentaciones para que 9. CANTO
también de ellas aprendamos algo nuevo; también nos hace tener presente la Palabra de
Dios al momento que la necesitamos. Siguiendo su guía nos capacitamos para vencer 1as
10. LEE, MEDITA y ACTUA
tentaciones que tratan de apartarnos de Dios.
Día I Mc 1,12-13 Jesús en el desierto vive el amor con Dios, como se vivió Adán
al principio;
4. ENCUENTRO CON LA PALABRA DE DIOS
Nos ponemos de pie para escuchar la palabra de Dios. Día 2 Lc 22,39-46 La tentación vence cuando dormimos y no estamos en vela con
Lc 4,1-13 el Espíritu Santo.
Día 3 Os 2,16- 22 El desierto es un lugar donde se encuentra a Dios, donde Jesús
5. SILENCIO y REFLEXIÓN estuvo con su Padre.
Dejemos que la palabra de Dios nos transforme. Guardaremos silencio durante algunos minutos Día 4 Mt 16,13-23 Los criterios humanos fácilmente son usados por el Diablo para
para acoger en nuestro interior la palabra de Dios. engañarnos.
Día 5 Rm 8,5-13 El Espíritu nos da lo necesario para vencer las obras de “la carne”.
6. COMPARAR NUESTRA REALIDAD CON LO QUE NOS PIDE EL SEÑOR Día 6 I Tm 6,7 10 La tentación de la riqueza es origen de todos los males y debe
Contestaremos voluntariamente a las siguientes preguntas: ser vencida con firmeza.
1. ¿Qué haces normalmente cuando te sobreviene una tentación? Día 7 I Co 10,11-13 Atentos a no caer, Dios no permitirá que seamos tentados sobre
nuestras fuerzas.

72 73
11. MEMORIZA
“Velad y orad, para que no caigas en tentación” (Mt 26,41).

12. REPITE FRECUENTEMENTE TEMA 15


“No nos dejes caer en tentación” (Lc 11,4).

LA LUCHA EN EL ESPIRITU
CONTRA “LA CARNE”

Objetivo:

Conoceremos como el Espíritu Santo nos limpia del


pecado mediante nuestra colaboración, que se llama lucha
contra la carne; decidiremos luchar seriamente contra el
mal en nuestras vidas.

74 75
I. REVISION DEL TRABAJO PERSONAL En cambio, el fruto del Espíritu es amor; alegría, paz, paciencia, afabilidad, bondad, fidelidad,
Expondremos cómo cumplimos el trabajo personal durante la semana y qué experiencias tuvimos mansedumbre, dominio de sí” (Ga 5, 22-23).
al cumplirlo.
Por eso San Pablo nos dice:“ Si vivía según el Espíritu no daréis satisfacción a las apetencias
de la carne. Pues la carne tiene apetencias contrarias al espíritu y el espíritu contrarias a la
2. PARTIR DE LA EXPERIENCIA y REVIVIRLA
carne, como que son entre sí antagónicos, de forma que no hacéis lo que quisierais. Pero si sois
Hablaremos voluntariamente de nuestras experiencias.
conducidos por el Espíritu, no “estáis bajo la ley” (Ga 5, 16-18), es decir, no “sois esclavos, ni
1. ¿Es malo todo lo que proviene de nuestro cuerpo? siquiera los domina la ley.
2. ¿Es necesario no aceptar todo lo que nos piden nuestros instintos?
La “lucha contra la carne” consiste entonces en dejarse conducir por el Espíritu de Dios.
3. ¿Cómo el Espíritu Santo nos limpia del pecado? Nuestra purificación no consiste tanto en obras de penitencia inventadas por nosotros,
cuanto en seguir la guía del Espíritu Santo en cada uno de nuestras acciones. El hombre
3. DOCTRINA O CONTENIDO DEL TEMA es purificado de su pecado en la medida en que es dócil al Espíritu Santo; entonces podrá
Lectura participada y comentada. Cada uno de nosotros leerá en voz alta un párrafo y al final llegar a entender y a vivir el Sermón de la Montaña y las Bienaventuranzas, que contradicen
haremos comentarios. profundamente los criterios con los que vive el hombre carnal.

4. ENCUENTRO CON LA PALABRA DE DIOS


COLABORAMOS CON EL ESPÍRITU PARA LIMPIARNOS
Nos ponemos de pie para escuchar la palabra de Dios. Rm 8,1-13
El Espíritu Santo está plenamente comprometido en la purificación de todos los hombres;
pero todas las obras que Dios realiza en los hombres no las hace sin los hombres, ni
5. SILENCIO y REFLEXION
contra los hombres, ni a pesar de los hombres, sino que siempre las hace con los hombres.
Dejemos que la palabra de Dios nos transforme. Guardaremos silencio durante algunos minutos
Esto quiere decir que el Espíritu Santo no purifica al hombre que no colabora para ser
para acoger en nuestro interior la palabra de Dios.
purificado, que no suple la acción que tiene que realizar el hombre y que sólo actúa en la
medida en que el hombre colabora. La colaboración del hombre con el Espíritu Santo en
6. COMPARAR NUESTRA REALlDAD CON LO QUE NOS PlDE EL SEÑOR
la obra de su purificación se llama “ascesis” (que quiere decir “ejercicio”, como el ejercicio
Contestaremos voluntariamente a las siguientes preguntas:
para hacer fuertes los músculos).
I. ¿Cómo vives la docilidad y la obediencia al Espíritu Santo?
Es muy importante tener conciencia de que no es precisamente nuestro “ejercicio”,
2. ¿Tienes más confianza en tus propios esfuerzos que en la guía que te da el Espíritu
nuestra “ascesis”, lo que nos limpia de nuestro pecado. Muchos cristianos piensan que
Santo?
“haciendo penitencias “ se purifican; y esperan purificarse más haciendo más penitencias.
Pero quien hace “penitencias” por iniciativa propia piensa que tiene poder para liberarse 3. ¿ Vives en verdad deseando lo espiritual?
del mal y, por tanto, piensa inconscientemente que no necesita la salvación que da Jesús.
En cambio las acciones, “penitencias” o “ejercicios” que el Espíritu nos pide son las que 7. ORACION COMUNITARIA
verdaderamente le ayudan a Él a purificarnos; Él sabe lo que nos hace falta y nos lo pide; Haremos entre todos una oración comunitaria alabando y dando gracias al Señor que a
y si nosotros correspondemos a su empeño en purificárnos, entonces su poder realiza cada momento nos brinda la purificación de nuestro ser para hacernos semejantes a
en nosotros la purificación que nos es necesaria. Jesús.

8. RESUMEN
LA “CARNE” Y LA LUCHA CONTRA ELLA
Dios quiere limpiar al hombre de todo pecado y del poder del pecado sobre nuestras
San Pablo llama a la “ascesis” “lucha contra la carne”. Cuando él habla de la “carne” quiere voluntades y nuestras vidas. Su acción purificadora, sin embargo, no es independiente de
decir el hombre natural que no ha sido alcanzado por la gracia, que no ha hecho suya la nosotros. Dios limpia al hombre que con su actividad muestra su deseo sincero de ser
redención que Jesús nos ha dado y está dominado por el egoísmo, que no comprende la purificado. Por eso el Espíritu Santo sólo trabaja en la limpieza de los que colaboran para
salvación que Dios da y que no la busca. Este “hombre” somos todos nosotros por ser limpios.
nuestro nacimiento, porque traemos el pecado original con nosotros.
Hay cristianos que quieren limpiarse ellos solos mediante ejercicios y penitencias que
“Las obras de la carne son conocidas: fornicación, impureza, libertinaje, idolatría, hechicería, ellos mismos se imponen, sin contar para nada con Dios. Estas acciones, que quizá pueden
odios, discordia. celos, iras, rencillas, divisiones, disensiones, envidias, embriagueces, orgías y cosas ayudar al hombre al hacerse más fuerte, no sirven, sin embargo, para limpiar al hombre
semejantes” (Ga 5, 19-21 ). Y los hombres “carnales” se dejan arrastrar por la “carne”, del pecado, sólo Dios purifica del pecado al hombre que responde a su divina acción
hacen las “obras de la carne”, son esclavos de ella“. purificadora. Esta colaboración del hombre en la lucha contra el pecado se llama “ascesis”.

76 77
También se llama “lucha contra la carne”. Carne significa el hombre natural, el hombre
que no ha recibido o hecho suya la redención realizada por Jesucristo. Este hombre es
llevado en todo por sus pasiones y nunca puede escuchar al Espíritu Santo en su interior.
La “lucha contra la carne” no consiste tanto en ejercer una fuerza contra el egoísmo y las
pasiones, como en la docilidad al Espíritu Santo que, mediante nuestras acciones -guiadas
por ÉI- va sustituyendo en nuestra conducta “las obras de la carne” por “las obras del
Espíritu”. Estas echan fuera a aquellas y así el Espíritu del hombre va siendo purificado
por la acción del Espíritu Santo. Así el hombre alcanza la verdadera libertad.

9. CANTO

10. LEE, MEDITA y ACTUA


Día I Ez 36,22-32 Es Dios mismo quien nos purifica de nuestras inmundicias
dándonos su Espíritu.
Día 2 Jn 3, 1-8 Lo nacido de la carne es carne; lo nacido del Espíritu es
espíritu.
Día 3 Ga 3, 1-5 No nos justificamos o purificamos por cumplir la ley, sino
por la fe al Espíritu Santo.
Día 4 Ga 6, 7 -10 De la carne se cosecha corrupción, del Espíritu se cosecha
vida eterna.
Día 5 Rm 7, 14-25 La lucha interior en la que vencemos por Jesucristo.
Día 6 Rm 6,12-23 Los esclavos del pecado y los “esclavos de Dios”.
Día 7 Jr 31,31-34 Siguiendo al Espíritu Dios hace que su Ley santa esté en
nuestros corazones.

11. MEMORIZA
“Las tendencias de la carne son muerte, más las del Espíritu, vida y paz” (Rm 8,6)

12. REPITE FRECUENTEMENTE


“No estáis en la carne, sino en el Espíritu, ya que el Espíritu de Dios habita en vosotros” (Rm
8,9).

78 79