You are on page 1of 79

AUTOBIOGRAFÍA de Sigmund Freud (1924-1925

)

A los psicoanalistas lo que fundamentalmente nos
debe interesar de Freud, o Lacan o cualquier otro
autor, son sus obras, ya que es con ellas con las
que aprendemos cómo analizar -tras nuestro propio
análisis personal y junto con las supervisiones de
las curas de nuestros primeros pacientes- y su
continua relectura y estudio nos permiten
perfeccionar nuestra práctica. No obstante, el
conocimiento de algunos datos y detalles sobre sus
vidas también nos resulta útil al menos por dos
cuestiones: La primera, porque el recordar la
valentía y hasta heroicidad de estos grandes
personajes, la de Freud sobre todo en los tiempos
en los que hubo de luchar prácticamente solo por su
causa contra tantos adversarios que se opusieron al
nacimiento del psicoanálisis, nos da ánimos para
proseguir con nuestra labor en los momentos
difíciles que se nos puedan presentar. Y la
segunda, porque el descubrir sus prejuicios,
incoherencias, contradicciones,… su "humanidad"
en suma (porque nadie puede librarse de tener
algunos, aunque por supuesto todos los
psicoanalistas debemos procurarlo en la medida de

lo posible a lo largo del análisis personal y con el
autoanálisis), nos ayuda también a no idealizarlos ni
idolatrarlos, a no cometer la incongruencia -que
ellos mismos combatirían- de elevar sus hipótesis a
la categoría de dogmas y convertir el psicoanálisis
en una especie de nueva religión, como
lamentablemente sucede con demasiada frecuencia
entre los adeptos a muchas asociaciones de
psicoanalistas.

Haciendo un paréntesis, en teoría dichas
instituciones (precisamente Freud nos habla en este
texto, entre otras cosas, de la creación de la IPA)
deben tener como funciones primordiales la
formación permanente de los analistas y la difusión
del psicoanálisis, y quien esto escribe participó por
ello durante varios años muy activamente, hace ya
alrededor de dos décadas, en la organización del
primer y único Congreso Internacional de
Psicoanálisis que se ha celebrado en Sevilla hasta
la fecha y en la fundación de la primera asociación
que se creó a nivel de toda Andalucía con tales
fines; pero el tiempo terminó convenciéndole de que
las pugnas despiadadas por el poder dentro de este
tipo de asociaciones y la nefasta "política" de
algunos de sus integrantes, ávidos por acaparar

pacientes y analizantes entre los analistas en
formación, obcecados por defender exclusivamente
en definitiva sus propios beneficios económicos y
materiales a toda costa (hasta recurriendo al robo
de los trabajos y la difamación de los colegas cuya
competencia temen, junto con ciertos supuestos
didactas dogmáticos y sectarios, auténticos canallas
sostenidos por la ceguera interesada de quienes
tratan de perpetuarse así en las más altas
instancias de sus jerarquías), las hacen por lo
general dificultar más que facilitar el desarrollo de
semejantes funciones. ¿Cómo se podría detener su
sombrío rumbo y encauzarlas debidamente?. Por
fortuna, también suele haber entre sus miembros
algunos psicoanalistas honestos que, con ese
propósito, perseveran en la investigación de los
textos institucionales de Lacan, y a ellos -por el bien
del psicoanálisis y de cuantos lo amamos- les
deseamos desde luego el mayor éxito en sus
proyectos, pero ahora prosigamos nosotros con el
nuestro.

En el estudio de esta "Presentación autobiográfica"
de Freud, en consecuencia con lo expuesto al
principio, aparte de examinar la breve referencia
que hace a las fobias en el capítulo VI, haremos tan

hasta la publicación (aún como neurólogo pero ya demostrando claramente su interés por la búsqueda de causas psíquicas) de su artículo "Sobre la afasia". Capítulo I. Lo dedica a relatarnos su infancia. "Nací el año 1856 en Freiberg (Moravia). adolescencia y juventud hasta 1891. Resaltaremos únicamente pues algunos datos que. también nos sirven para comprender el coraje que le ayudó a crearlo contra tantas resistencias como se le opusieron. . aunque nos hablan más de su carácter que del psicoanálisis.sólo algunas menciones sobre lo que escribe acerca de su vida (para cuyo mejor conocimiento recomendamos las lecturas de la ya clásica biografía de Freud que publicó Ernest Jones(281) y la más reciente de Peter Gay(282)) y aprovecharemos para revisar especialmente la manera en que esquematiza su obra en estas fechas y adelantar algunas de las cuestiones en las que irá innovando y divergiendo Lacan. pequeña ciudad de la actual Checoslovaquia. es decir.

Freud jamás renegó de su ascendencia judía. confesión a la que continúo perteneciendo. Sobre su adolescencia."(283) A pesar de no ser creyente y de los numerosos problemas que le ocasionó en aquella época tan marcada por los prejuicios contra su gente (recuérdese que hasta tuvo que exiliarse a Londres tras la llegada de los nazis a Viena para no ser asesinado). Lo que me dominaba era una especie de curiosidad relativa más bien a las circunstancias humanas que a los objetos naturales. Mis padres eran judíos. como en un principio habían planeado para intentar evitarle la marginación a la que siempre eran sometidos los judíos de Centro-Europa en las escuelas. nos revela: "En aquellos años juveniles no sentía predilección especial ninguna por la actividad médica. y que no había reconocido aún la . ni tampoco la he sentido después. e incluso disuadió a los padres del pequeño Hans tras su nacimiento para que no le bautizaran en la confesión católica. en las universidades y en todos los ámbitos sociales.

ni deriva en forma alguna de cualquier otra profesión universitaria. insistió siempre él) tan independiente como todas las demás. Tras acabar sus estudios de medicina y neurología y realizar varias publicaciones al respecto (trabajos que aún hoy en día siguen siendo apreciados por los neurólogos)."(284) Lo que nos explica el que más adelante defendiese enérgicamente que el psicoanálisis no es una especialidad médica. una parte de las cuales se desarrolló aún en mi . a pesar de las dificultades que le ocasionaba su condición de judío para su promoción en la universidad. lo que más me impresionó fueron sus últimas investigaciones sobre la histeria. ni una variante de la psicología. observación como el medio principal de satisfacerse. en 1885 le fue concedida la plaza de "docente de Neuropatología" y consiguió la beca para ampliar su formación en París con Charcot. sino que constituye por sí sola una disciplina ("una ciencia". "De todo lo que vi al lado de Charcot.

presencia. la creación de parálisis y contracturas histéricas por medio de la sugestión hipnótica y la conclusión de que estos productos artificiales muestran exactamente los mismos caracteres que los accidentales y espontáneos. de su regreso a Viena nos relata: "A mi regreso de París y Berlín me hallaba obligado a dar cuenta en la Sociedad de . ya conversó con Charcot sobre su proyecto de realizar un estudio comparativo de las parálisis motrices orgánicas e histéricas(286). provocados con frecuencia por un trauma. del que trataremos cuando veamos el concepto del "cuerpo" en Lacan. artículo que terminaría publicando en 1893 y que aún constituye para el psicoanálisis un texto de importancia. o sea la demostración de la autenticidad y normalidad de los fenómenos histéricos ('Introite et hic dii sunt') y de la frecuente aparición de la histeria en sujetos masculinos."(285) Antes de abandonar París. Después de mencionar que previamente pasó por Berlín para estudiar durante varias semanas las enfermedades nerviosas de la infancia.

pues. presidente de la misma. pero se desinteresaron en seguida de la cuestión. las declararon increíbles. ¿Cómo. Por fin encontré. como el doctor Bamberger. Meynert me invitó a buscar en Viena casos análogos a los que describía y a presentarlos a la Sociedad. exclamó al oírme: 'Pero ¿cómo puedes sostener tales disparates?. puede un hombre ser histérico?'. Uno de ellos. Hysteron (sic) quiere decir útero. un viejo cirujano. La impresión de que las grandes autoridades médicas habían rechazado mis innovaciones. sino tan sólo que se me dejara disponer de los enfermos que eligiera. . En vano alegué que no pedía la aceptación de mis diagnósticos. Pero mis comunicaciones a esta Sociedad fueron muy mal acogidas. fuera del hospital. Personas de gran autoridad.Médicos de lo que había visto y aprendido en la clínica de Charcot. Esta vez tuvieron que rendirse a la evidencia. un caso clásico de hemianestesia histérica en un sujeto masculino y pude presentarlo y demostrarlo ante la Sociedad de Médicos. Mas los médicos en cuyas salas pude hallar tales casos me negaron la autorización de observarlos.

dado que las dos escuelas médicas que la investigaban en aquellos tiempos radicaban en París. Por otra parte. y en Nancy. en la Salpêtrière. me retiré en absoluto de la vida académica y de relación profesional. Desde entonces no he vuelto a poner los pies en la Sociedad de Médicos. donde ya estuvo antes con Charcot. para perfeccionar su técnica hipnótica. pero esta última la descartó en cuanto comprobó tanto su ineficacia como que el manual sobre ella del neuropatólogo alemán W."(287) Sus instrumentos terapéuticos para trabajar con los enfermos nerviosos se limitaban por aquel entonces a la hipnosis y la electroterapia. Erb no tenía "más relación con la realidad que un libro egipcio sobre los sueños". obtuvo la victoria. donde Bernheim defendía su propia teoría diferente a la . Cuando poco después se me cerraron las puertas del laboratorio de Anatomía cerebral y me vi falto de local en el que dar mis conferencias. y me vi relegado a la oposición con mis opiniones sobre la histeria masculina y la producción de parálisis histéricas por medio de la sugestión.

pero ya en 1891 publica un trabajo sobre las parálisis cerebrales infantiles y el más arriba mencionado "Sobre las afasias" que dedicó a Breuer. nunca con enfermos de su consulta privada. © ANTONIO SALVATIERRA . confesando luego sinceramente que sus grandes éxitos terapéuticos habían sido siempre con pacientes de su sala del hospital. Durante mi estancia en Nancy tuve con él varias interesantísimas conversaciones y acepté el encargo de traducir al alemán sus dos obras sobre la sugestión y sus efectos terapéuticos.del anterior."(288) El primer capítulo lo finaliza confesando a continuación que entre 1886 (año en el que se casó) y 1891 había tenido que abandonar casi por completo sus investigaciones "para asegurar la existencia material de mi familia. viajó en 1889 a Nancy acompañado de una de sus enfermas a la que no lograba curar: "Bernheim intentó también hipnotizarla profundamente. pero tampoco lo consiguió. que iba creciendo rápidamente".

S. pág. Biblioteca Nueva. 13 a 21. Tercera edición. Madrid. 2761. curiosamente. 1973. 2762. Nos detendremos en el tema de la hipnosis tal y como nos lo relata Freud en este capítulo puesto que. S. Ed. 2767.CITAS: (283) Freud. págs. pág. Capítulo II.: “Autobiografía”. 2764. Ed. (288) Ídem. Biblioteca Nueva. (285) Ídem. Madrid. Ed. Biblioteca Nueva. S. pág. 1973. pág. (286) Véase Freud.: “Un estudio comparativo de las parálisis motrices orgánicas e histéricas”.: “Autobiografía”. págs. 2765 y 2766. (284) Ídem. 1973. (287) Freud. Madrid. está volviendo a . Tercera edición. Tercera edición.

a más de entrañar una mayor eficacia que los simples mandatos y prohibiciones de la sugestión.ponerse ahora de moda en España su práctica por los psicoterapeutas. satisfacía la curiosidad científica del médico."(289) . cuya desaparición intentaba lograr por medio del monótono procedimiento de la sugestión. Gracias a su amistad con el doctor Josef Breuer. "Lo utilicé. catorce años mayor que él. nos cuenta Freud que desde un principio había aprendido a usar el hipnotismo de forma más innovadora que como era practicado por Charcot o Bernheim. en efecto. para hacer que el enfermo me revelase la historia de la génesis de sus síntomas. Este procedimiento. el cual poseía un indiscutible derecho a averiguar algo del origen del fenómeno. sobre la cual no podía muchas veces proporcionarme dato alguno hallándose en estado normal.

gravemente enfermo.Antes de que viajase a París. Cuando acudió a la consulta de Breuer. con contracciones. ofrecía un variado cuadro sintomático: parálisis. inhibiciones y estado de perturbación psíquica. Breuer ya le había puesto al corriente del historial clínico de una enferma (Anna O. caso que Freud incluso comentó con Charcot pero por el cual éste no mostró interés. Una observación casual reveló al médico que la paciente podía ser libertada de tales perturbaciones de la conciencia cuando se le hacía dar una expresión verbal a la fantasía afectiva que de momento la .) tratada con ese método por él desde 1880 a 1882. Y después de regresar a Viena… "(…) hice que Breuer me comunicase más detalladamente sus observaciones. La paciente era una muchacha de ilustración y aptitudes nada comunes. cuya dolencia había comenzado a manifestarse en ocasión de hallarse dedicada al cuidado de su padre.

recibidas durante el tiempo que pasó cuidando a su padre.dominaba. empleó el mismo procedimiento para provocar la desaparición de las inhibiciones y de los trastornos somáticos. la paciente era tan incapaz como otros enfermos de indicar la génesis de sus síntomas y no encontraba conexión alguna entre ellos y algunas impresiones de su vida. De este descubrimiento dedujo Breuer un método terapéutico. la hacía relatar lo que en aquellos instantes oprimía su ánimo. y que. Resultó así que todos sus síntomas se hallaban relacionados con intensas impresiones. Sumiendo a la sujeto en un profundo sueño hipnótico. poseían un sentido. enfermo. Dominados así los accesos de perturbación depresiva. Pero en la hipnosis hallaba inmediatamente el enlace buscado. Generalmente resultaba que en ocasión de hallarse . correspondiendo a restos o reminiscencias de tales situaciones afectivas. por tanto. Durante el estado de vigilia.

por lo regular. Mas. Cuando luego en la hipnosis recordaba la sujeto alucinatoriamente una tal situación y realizaba 'a posteriori' el acto psíquico antes reprimido. La sujeto quedó así curada. en cuyo lugar y representación había luego aparecido el síntoma. libertar a la enferma de todos sus síntomas. cada síntoma no constituía el residuo de una sola escena 'traumática'.junto al lecho de su padre había tenido que reprimir un pensamiento o un impulso. Por medio de este procedimiento consiguió Breuer. Pero el desenlace del tratamiento quedaba . y no volvió a experimentar perturbación alguna de orden histérico. desaparecía definitivamente el síntoma. después de una larga y penosa labor. sino el resultado de la adición de numerosas situaciones análogas. habiéndose demostrado luego capaz de importantes rendimientos intelectuales. dando libre curso al afecto correspondiente.

además de dedicarse a continuar las investigaciones de Breuer repitiendo con sus pacientes el mismo método. le animó a elaborar y publicar conjuntamente un libro al respecto. "El contenido de este libro es. y declaró que su fin terapéutico era el de hacer que el montante de afecto usado para mantener el síntoma. que Breuer no quiso nunca disipar. de Breuer."(290) Freud. . el que apareció en 1895 con el título de "Estudios sobre la histeria". (…) Breuer dio a nuestro método el calificativo de 'catártico'. circunstancia que siempre he declarado honradamente y que hago constar aquí una vez más. En la teoría que en él se intenta elaborar trabajé en una medida cuya determinación no es ya hoy posible. y que por haber emprendido un camino falso se hallaba estancado en vías erradas. en su parte esencial. envuelto para mí en una cierta oscuridad.

que fue lo que motivó definitivamente la ruptura de la colaboración entre ambos. fuese llevado a la descarga o 'abreacción' por vías normales. hasta la tajante oposición de Breuer a aceptar su descubrimiento de que "detrás de las manifestaciones de la neurosis no actuaban excitaciones afectivas de naturaleza indistinta. Este método catártico alcanzó excelentes resultados."(291) Nos habla después Freud de cómo pasó desde el método catártico a la técnica de la asociación libre y. al psicoanálisis. sino precisamente de naturaleza sexual. Los defectos que más tarde demostró entrañar son los inherentes a todo tratamiento hipnótico. Oposición de . con ella. quien prefería una "teoría fisiológica" basada en los "estados hipnoides" mientras él desarrollaba su concepto de "neurosis de defensa". Primero por su separación de Breuer. siendo siempre conflictos sexuales actuales o repercusiones de sucesos sexuales pasados". que nos relata desde sus primeros desacuerdos con éste.

Su conducta para conmigo osciló repentinamente entre el reconocimiento de mis afirmaciones y su más acerba crítica. lleno de confusión. su trato con la sujeto. al que consideraba como una infortunada casualidad. pudo comprender que se debía a las dificultades que había experimentado durante el tratamiento de su paciente antes mencionada por el amor transferencial que ella acabó mostrándole: "(…) no acertando Breuer a relacionar dicho estado con la enfermedad.”(292) Y segundo. resultándole desde aquel momento muy penoso todo lo que le recordaba este incidente. circunstancias fortuitas que acabaron provocando nuestra separación.Breuer que. Luego surgieron. como siempre en estas situaciones. más adelante. hubo de cortar. porque la continuación de sus investigaciones le llevó a concluir que el uso de la hipnosis adolecía de dos graves insuficiencias: .

echándome los brazos al cuello al despertar del sueño hipnótico. pero desde tal día ."En primer lugar. los resultados terapéuticos obtenidos desaparecían ante la menor perturbación de la relación personal entre médico y enfermo. Volvían ciertamente a aparecer una vez conseguida la reconciliación. llegó un día en el que me fue dado comprobar algo que sospechaba ya desde mucho tiempo atrás. con la cual había obtenido por medio del hipnotismo los más favorables resultados. Una de mis pacientes más dóciles. un día que había logrado libertarla de un doloroso acceso refiriéndolo a su causa inicial.era más poderosa que la labor catártica. me sorprendió. Una criada que llamó a la puerta en aquellos momentos nos evitó una penosa explicación. pero se demostraba así que la relación personal afectiva -factor imposible de dominar. Además.

es decir. renunciamos. supuse haber descubierto con él la naturaleza del elemento místico que actuaba detrás del hipnotismo. aislarlo tenía que abandonar el procedimiento hipnótico. por lo menos. por un acuerdo tácito. poco después."(293) Recordando entonces que durante su visita a Bernheim éste le había demostrado que en estado de vigilia los enfermos también eran capaces de hacer conscientes sucesos olvidados. Suficientemente modesto para no atribuir aquel incidente a mis atractivos personales. prescindió incluso de la fórmula de la colocación de la mano sobre la frente. a la continuación del tratamiento hipnótico. por mera sugestión y sin necesidad de recurrir al sueño hipnótico. Para suprimirlo o. se decidió primero a utilizar esta misma técnica y. pero también . "Este procedimiento habría de ser más trabajoso que el hipnótico. simplemente colocándoles la mano sobre la frente e insistiéndoles en ello.

dos tipos fundamentalmente diferentes que podían surgir mezclados en muy . nos explica también Freud cómo pasó de trabajar sólo con pacientes histéricas… "(…) a investigar la vida sexual de los enfermos llamados neurasténicos. más instructivo. que acudían en gran número a mi consulta. pues. (…) pero posteriores observaciones. necesario vencer la infinita hipocresía con la que se encubre todo lo referente a la sexualidad. desde luego. el hipnotismo y sólo conservé de él la colocación del paciente en decúbito supino sobre un lecho de reposo. reunida bajo el concepto de neurastenia."(294) En este mismo capítulo. Abandoné. situándome yo detrás de él de manera que pudiera verle sin ser visto. me hicieron descubrir en la abigarrada colección de cuadros patológicos. Este experimento me costó gran parte de mi clientela (…) Era. más penetrantes. entre una cosa y otra.

con sus equivalentes formas rudimentarias y síntomas sustitutivos crónicos. una . excitación frustrada y abstinencia sexual en un caso. fue fácil determinar que a cada uno de estos tipos correspondía una distinta anormalidad de la vida sexual como factor etiológico (coitus interruptus. (…) De este modo llegué a considerar las neurosis. pero que también se ofrecían aislados a la observación. En uno de estos tipos era el ataque de angustia el fenómeno central. como perturbaciones de la función sexual. y masturbación excesiva y poluciones frecuentes en el otro). limitando al otro tipo la denominación de neurastenia. Una vez hecho esto. siendo las llamadas neurosis actuales una expresión tóxica directa de dichas perturbaciones.variadas proporciones. y las psiconeurosis. por todo lo cual le di el nombre de neurosis de angustia. en general.

expresión psíquica de las mismas. pero continúo considerándolos exactos. reconozco en ello una primera y burda esquematización de un estado de cosas probablemente mucho más complicado. Volviendo hoy la vista a los resultados entonces obtenidos. no he tenido . como ya indiqué antes. Me hubiera complacido someter al análisis psicoanalítico en épocas posteriores del desarrollo de nuestra disciplina otros casos de neurastenia pura. No ha habido tampoco nadie que haya continuado esta parte de mi labor. pero. pero más nos interesa su conclusión al respecto por estas fechas: "Posteriormente no he tenido ocasión de volver sobre las investigaciones de las neurosis actuales."(295) Así nos viene a resumir Freud en 1924 lo referente a la elaboración de su primera nosología (que estudiamos en los primeros apartados de nuestra investigación sobre las fobias). juvenil.

tras los desarrollos realizados en "Más allá del principio del placer" y "El yo y el Ello" ya comienzan a surgirle algunas dudas. aunque todavía trata de mostrarse en líneas generales de acuerdo con su primera teoría de la angustia. ocasión para ello. debiendo ser considerados como consecuencias tóxicas directas de la perturbación del quimismo sexual. Para evitar equivocadas interpretaciones haré constar que estoy muy lejos de negar la existencia del conflicto psíquico y de los complejos neuróticos en la neurastenia. como se pone de manifiesto en esa dura calificación que llega a hacer sobre aquellos "resultados entonces obtenidos": "una primera y burda esquematización de un estado de cosas ."(296) De modo que. Me limito a afirmar que los síntomas de estos enfermos no se hallan determinados psíquicamente ni son susceptibles de supresión por medio del análisis.

2769 y 2770.probablemente mucho más complicado". (296) Ídem. 2768 y 2769. págs. 2773. (295) Ídem. pág. págs. (290) Ídem. Capítulo III. (292) Ídem. 2771. págs. 2772. Continúa Freud contándonos que con el abandono de la hipnosis se le hizo evidente lo que hasta entonces ésta había encubierto: que las neurosis se debían a un conflicto . 2772. 2767 y 2768. (294) Ídem. (293) Ídem. págs. pág. 2772 y 2773. © ANTONIO SALVATIERRA CITAS: (289) Ídem. (291) Ídem. pág. pág.

siendo considerado por las aspiraciones de su personalidad como temible. esto es. magnitudes dinámicas. Para hacerlo consciente de nuevo era preciso dominar en el enfermo algo que se rebelaba contra ello.anímico entre fuerzas. pues. "Todo lo olvidado había sido penoso por un motivo cualquiera para el sujeto. que pensar que debía precisamente a tales caracteres el haber caído en el olvido. el no haber permanecido consciente. (…) La teoría de la represión constituyó la base principal de la comprensión de las neurosis e impuso una modificación de . Había. Este esfuerzo variaba mucho según los casos. doloroso o vergonzoso. creciendo en razón directa de la gravedad de lo olvidado. imponiéndose así al médico un esfuerzo. y constituía la medida de la resistencia del enfermo. De este modo surgió la teoría de la represión.

con tal de atacarle."(297) A propósito de su antigua polémica -a la que se refiere muy brevemente. Su fin no era ya hacer volver a los caminos normales los afectos extraviados por una falsa ruta. En acatamiento a este nuevo estado de cosas. nos dice que tal psiquiatra había acabado por menguar el valor de su propia obra porque. sino descubrir las represiones y suprimirlas mediante un juicio que aceptase o condenase definitivamente lo excluido por la represión. la labor terapéutica. di al método de investigación y curación resultante el nombre de psicoanálisis en sustitución del de catarsis. hasta declaró que cuando él "hablaba de actos psíquicos 'inconscientes'. .con Pierre Janet. quien había tratado de atribuirse el mérito de su invención llegando a afirmar que lo único valioso del psicoanálisis radicaba en lo que Freud había tomado de sus teorías. ello no constituía sino 'façon de parler'".

de 1915. en un principio."(298) Y sigue explicándonos a continuación cómo tal afirmación tropezó con la oposición de los filósofos. así como otras cuestiones de las que ya nos hablaba en su artículo "Lo inconsciente". para quienes lo consciente y lo psíquico (y el yo. podemos añadir) eran la misma cosa. inconsciente. descomponiéndolo en un psiquismo preconsciente y un psiquismo propiamente inconsciente. .mientras que… "Para el psicoanálisis todo es.que: "Más difícil sería exponer sintéticamente cómo el psicoanálisis ha llegado a articular el psiquismo inconsciente. y la cualidad de la conciencia puede agregarse después o faltar en absoluto. hasta terminar recordando -lo que no viene nada mal por cuanto advertíamos en la introducción sobre la necesidad de evitar los dogmatismos en psicoanálisis. cuya existencia reconoce.

cada uno de cuyos fragmentos puede ser sacrificado o cambiado por otro. Es éste el punto de vista que calificamos de tópico.Creemos bastará hacer constar que parece legítimo completar aquellas teorías que constituyen la expresión directa de la experiencia empírica con hipótesis adecuadas al dominio de la materia relativa a circunstancias que no pueden ser objeto de la observación inmediata. Éstas y otras ideas análogas pertenecen a una superestructura especulativa del psicoanálisis. La articulación de lo inconsciente se halla enlazada con la tentativa de representarnos el aparato anímico compuesto por una serie de instancias o sistemas de cuya relación entre sí hablamos desde un punto de vista espacial. independiente en absoluto de la anatomía real del cerebro. en cuanto resulte . sin perjuicio ni sentimiento alguno. No de otro modo suele procederse en disciplinas científicas más antiguas que la nuestra.

en segundo lugar. ningún otro descubrimiento psicoanalítico puede ser demostrado tan fácil y completamente como éste."(299) Retrocede entonces nuevamente desde 1915 hasta finales del siglo XIX para hablarnos. Y. en primer lugar. de su perplejidad posterior cuando se vio forzado a reconocer que las escenas de corrupción que le relataban sus pacientes adultos que habían . insuficiente. de las resistencias con las que se hubo de enfrentar cuando dedujo de su trabajo con sus pacientes adultos la existencia de la sexualidad infantil: "Son muy pocos los descubrimientos del psicoanálisis que han tropezado con una repulsa tan general y provocado tanta indignación como la afirmación de que la función sexual se inicia con la vida misma y se manifiesta ya en la infancia por importantísimos fenómenos."(300) Y. sin embargo.

sufrido durante la infancia no habían sucedido nunca.. lo que por otra parte le posibilitó el descubrir la "realidad psíquica" y el complejo de Edipo. . la fase de la primacía fálica. de todo lo cual conviene que reproduzcamos íntegramente los tres siguientes párrafos. junto con las dos notas que añade en 1935. tal y como ya estudiamos en nuestro apartado dedicado a "Los orígenes del psicoanálisis". sino que eran tan sólo fantasías imaginadas. Pero ahora. prosiguiendo con la sexualidad infantil y su primera teoría de las pulsiones. y nos facilitará más adelante. el proceso del hallazgo de objeto. se adentra en la explicación del desarrollo de la libido. porque sintetizan bastante bien lo fundamental de sus ideas al respecto expuestas en los "Tres ensayos sobre una teoría sexual" de 1905 y sus ediciones posteriores. etc. "La organización genital infantil" de 1923. el complejo de Edipo y el complejo de castración.

pues. De este modo.cuando lleguemos al estudio de Lacan. comprender en qué puntos coinciden y en cuáles divergen en estos conceptos ambos autores: "La función sexual existía. la función sexual . a la conquista del placer y encontraban generalmente su objeto en el propio cuerpo. pulsión de contemplación- exhibicionismo). componentes que aparecían en parte formando pares antitéticos (sadismo- masoquismo. desde un principio. partían. Se manifestaba primero como actividad de toda una serie de 'componentes pulsionales' dependientes de zonas somáticas 'erógenas'. se apoyaba primeramente en las demás funciones importantes para la conservación de la vida y se hacía luego independiente. independientemente unos de otros. pasando por un largo y complicado desarrollo hasta llegar a constituir lo que conocemos con el nombre de vida sexual normal del adulto.

y sólo la tercera fase. Un primer grado de organización aparecía bajo el predominio de los componentes 'orales'. y hube de suponer que esta libido no realizaba siempre. con lo cual entraba la función sexual al servicio de la reproducción. A consecuencia de la superior . siendo otros desviados de sus fines y transferidos a la organización genital. traía consigo la primacía de los genitales. y sólo de ellas. Más tarde tenían efecto en ella diversas síntesis. posteriormente alcanzada. La energía de las pulsiones sexuales. la evolución antes descrita. Durante este desarrollo quedaban desechados o dedicados a otros usos determinados factores pulsionales.no se hallaba al principio centrada y era predominantemente 'autoerótica'. que demostraban ser inútiles para dicho fin último. sin defecto ninguno. recibió el nombre de 'libido'. luego seguía una fase sádico-anal.

pero aún en los primeros años infantiles. Más tarde. se producen. para la forma que adopta la enfermedad ulterior. fijaciones de la libido a determinados lugares del desarrollo.intensidad de algunos componentes. Observaciones posteriores demostraron que el lugar de la fijación es también decisivo para la 'elección de neurosis'. El primer objeto erótico posterior al estadio del 'autoerotismo' es. la madre. cuyo órgano alimenticio no fue distinguido al principio del propio cuerpo. o sea. en la . proceso al que se halla adscrita una importantísima misión en la vida anímica. para ambos sexos. o de satisfacciones prematuras. efectivamente. Hacia estos lugares retorna luego la libido cuando tiene efecto una represión posterior (regresión). se establece la relación del 'complejo de Edipo'. Paralelamente a la organización de la libido se desarrolla el proceso del hallazgo de objeto.

tales como inhibiciones . Ésta es también. Las dificultades surgen de esta circunstancia. Era casi natural esperar encontrar un completo paralelismo entre los dos sexos. sino también la primacía de su zona genital. considerado como un rival. sus deseos sexuales y desarrolla impulsos hostiles contra el padre. sobre la persona de la madre. Investigaciones y pensamientos posteriores reflejaron profundas diferencias en el desarrollo sexual de hombres y mujeres. La mujer antes de llegar al término de su desarrollo normal debe cambiar no sólo su objeto sexual. la actitud de la niña. El primer objeto sexual para un lactante femenino -y lo mismo para el masculino. sin embargo.es su madre. 'mutatis mutandis'.cual concentra el niño. resultó insostenible tal idea. (Nota de 1935: La información respecto a la sexualidad infantil se obtuvo del estudio de hombres y la teoría de ella deducida concernía al niño varón.

o sea. incestuosa. y durante esta época de investigación sexual crea. La constitución bisexual innata interviene también y multiplica el número de las tendencias simultáneamente dadas. para su uso particular. pues. el de la procedencia de los niños). dependiendo de la imperfecta organización somática infantil. con una pauta intermedia. Todas las variaciones y consecuencias del complejo de Edipo son importantísimas. Transcurre bastante tiempo hasta que el niño se da clara cuenta de la diferencia de los sexos. El carácter más singular de la vida sexual humana es su división en dos fases. La primera elección de objeto infantil es. sin conseguir solucionar los problemas de la vida sexual (el enigma de la Esfinge. teorías sexuales típicas que.no halladas en hombres). Toda la evolución aquí descrita es efectuada rápidamente. Alcanza su primer punto culminante en . mezclan lo verdadero con lo falso.

pasados los cuales desaparece esta temprana floración de la sexualidad y sucumben a la represión las tendencias hasta entonces muy intensas. y en cuyo transcurso quedan edificadas las formaciones reactivas de la moral.el cuarto y quinto años de la vida. Sin embargo. No es éste el caso de la mayoría de los pueblos primitivos). el pudor y la repugnancia. Esta división del desarrollo sexual parece ser privativa del hombre y constituye quizás la condición biológica de su disposición a la neurosis. solamente en organizaciones de culturas donde la supresión de la sexualidad infantil forma parte de sus sistemas es donde tal período puede dar lugar a una interrupción completa de la vida sexual. surgiendo el 'período de latencia'. que dura hasta la pubertad. Con la pubertad quedan reanimadas las tendencias y las cargas de objeto de las épocas tempranas. (Nota de 1935: El período de latencia es un fenómeno fisiológico. .

incluso los ligámenes sentimentales del complejo de Edipo. en primer lugar. permaneciendo ignorado el femenino. enlazado con esta circunstancia. sino a la del poseedor de un pene y el castrado. Hallándose aún el desarrollo sexual infantil en su punto culminante. En la vida sexual de la pubertad luchan entre sí los impulsos de la primera fase y las inhibiciones del período de latencia. es importantísimo para la formación del carácter y de la neurosis. se formó una especie de organización genital. pero en ella sólo desempeñaba un papel el genital masculino."(301) Freud finaliza este capítulo explicando que las ampliaciones que llevó a cabo del concepto de la sexualidad consistieron. Es esto lo que conocemos con el nombre de 'primacía fálica'. en desligarla de su relación -que hasta . El complejo de la castración. La antítesis de los sexos no equivalía entonces a la de 'masculino' y 'femenino'.

con la reproducción. para señalar que antes de nada se halla orientada al placer. amistosos o amorosos como tendencias sexuales coartadas en su fin o sublimadas. que es la que considera como la fundamental.era la primera completamente desatendida y condenada la segunda con gran indignación moral. agrega que: "(…) presenta la ventaja de permitirnos considerar la actividad sexual de los niños y de los perversos desde el mismo punto de vista que la de los adultos normales. y después. pero sin comprensión alguna. Y con respecto a la primera. en la inclusión en ella también de los impulsos cariñosos.entonces se consideraba exclusiva. De estas actividades sexuales -la infantil y la perversa. Para la concepción psicoanalítica también las más extrañas y repugnantes perversiones constituyen una manifestación de pulsiones sexuales parciales que se han sustraído .

el psicoanálisis nos demuestra que todo individuo entraña algo de una elección de objeto homosexual. publica Freud su artículo sobre el "Fetichismo". pero no una valoración moral."(302) Si bien sólo un par de años después. merece apenas el nombre de tal. como en las épocas primitivas del desarrollo de la libido. Tales valoraciones se hallan muy lejos del psicoanálisis. Pero. ello no constituía sino una descripción efectuada en términos generalmente usados. además. y en 1932 presenta Sandor Ferenczi en el XII Congreso Internacional de . o sea la homosexualidad. a la primacía del órgano genital y aspiran independientemente al placer. Si hemos calificado a los niños de 'polimórficamente perversos'. Depende de la bisexualidad constitucional y de la repercusión de la primacía fálica. en 1927. La más importante de estas perversiones.

es como si pretendiera mantener que los perversos son en el fondo como niños y que los niños son unos perversillos por sus travesuras y jugueteos eróticos. como las que hemos apuntado de 1935 en relación al párrafo antes citado. que todo individuo entraña algo de una elección de objeto homosexual. nos revela que la concepción de Freud sobre estos temas no variará ya en lo esencial. la ausencia de notas posteriores a pie de página. parece que quisiera adherirse a ese pensamiento tan común de . En otras palabras.Psicoanálisis su ponencia sobre "Las pasiones de los adultos y su influencia sobre el desarrollo del carácter y de la sexualidad del niño"(303). Incluso al calificar la homosexualidad como la más importante de las perversiones (como era usual considerarla en su época) y señalar a continuación que apenas merece el nombre de tal. en la que cuestiona claramente la equiparación entre sexualidad infantil y perversión.

que independientemente de que la mayoría podamos ser un poco malos y un . Freud seguirá siendo siempre algo "ingenuo". como estudiaremos mejor más adelante. para hacerla depender exclusivamente del mecanismo de la "verleugnung". al considerar el fetichismo como la "perversión de las perversiones" y diferenciar ésta con nitidez de la elección de objeto homosexual o heterosexual. pues. de instrumento de su división subjetiva. para anularle y angustiarle(304). acentuará el significado etimológico del término y será más "realista". el mecanismo de la renegación que permite al perverso establecer esa peculiar relación en la que se sitúa en la posición de objeto frente al otro.que todos somos un poco buenos y un poco malos. sin embargo. podríamos decir. En lo relativo a estas cuestiones. que Freud. Lacan. Planteará más claro entonces que la maldad existe.

pág. 2773 y 2774. págs. no sólo entre los homosexuales. (299) Ídem.poco buenos (porque absolutamente buenos sólo lo son los "santos" de la Iglesia Católica). (303) Véase Ferenczi.: “Confusión de . 2776. (298) Ídem. S. CITAS: (297) Ídem. sino incluso entre los niños (como ya tuvimos oportunidad de comprobar examinando el artículo de Ferenczi sobre el pequeño Arpad que citábamos en el apartado correspondiente a "Tótem y tabú") y hasta entre los didactas y supervisores de las asociaciones de psicoanálisis. (302) Ídem. 2775 y 2776. (300) Ídem. pág. 2777 y 2778. 2779. págs. pág. (301) Ídem. págs. hay también gente que es fundamentalmente mala y que nos podemos encontrar en todas partes. como advertíamos en la introducción. 2775.

págs. Vuelve Freud a finales del siglo XIX y principios del XX para hablarnos de otros dos temas: las modificaciones que tras renunciar a la utilización de la hipnosis le llevaron a la invención de su técnica psicoanalítica. que le posibilitaron la redacción de sus obras "La interpretación de los sueños" y "Psicopatología de la vida cotidiana". en sus Obras Completas “Psicoanálisis”. 744 a 770. ya comentamos en nuestro apartado sobre "La interpretación de los sueños" que desarrolla Lacan sus clases sobre . y los procesos consecuentes. (A partir de las cuales y de "El chiste y su relación con lo inconsciente". Capítulo IV. En “Escritos 2”. 1985.lengua entre los adultos y el niño”. págs. J. de 1905. 1981. 139 a 149. Siglo XXI. muy afines. Ed. Tomo IV. Ed.: “Kant con Sade”. (304) Véase Lacan. Madrid. Madrid. Espasa-Calpe.

sin ceder a las objeciones críticas que tienden a rechazar algunas de sus ocurrencias por carecer de importancia. de conexión con el tema tratado o de todo sentido. Ahora bien: el paciente tiene que obligarse a comunicar realmente todo lo que su autopercepción le ofrezca. absteniéndose de toda represión final consciente. esto es. Esta absoluta sinceridad ."Las formaciones del inconsciente" en el Seminario 5). a manifestar todo aquello que acuda a su pensamiento. "En lugar de llevar al paciente a manifestar algo relacionado con un tema determinado. Freud inventa la "técnica de la asociación libre" y solicita a sus pacientes simplemente que observen la "regla fundamental". Tras el abandono de la hipnosis y de la técnica de Bernheim de aplicar la mano sobre la frente del enfermo para incitarle a que recordase los sucesos olvidados relacionados con el origen de sus síntomas. le invitamos ahora a abandonarse a la asociación libre. lo que le permitirá trabajar los conceptos de "resistencia" y "transferencia".

del paciente es condición indispensable de la cura analítica. diera el rendimiento que de él se esperaba. aun cuando no dirija su actividad mental hacia un tema determinado. aparte de resultar menos penoso. Impone. con observancia de la 'regla fundamental psicoanalítica'. Pero hemos de tener en cuenta que la asociación libre no entraña realmente una completa libertad. en efecto. (…) El método de la asociación libre presenta grandes ventajas con respecto al anterior. llevando a la conciencia los elementos reprimidos mantenidos lejos de ella por las resistencias. al analizado una violencia mínima. Tenemos derecho a suponer que no se le ocurrirá nada que no se halle relacionado con dicha situación. no pierde jamás el contacto con la realidad presente y ofrece amplias garantías de que en ningún momento puede perder el médico de vista la estructura de la neurosis o integrar en ella algo que no le pertenece. Puede parecer extraño que este procedimiento de la asociación libre. El paciente permanece bajo la influencia de la situación analítica. En él se abandona casi por completo al paciente la función de .

dado que no se fija ni limita en absoluto la naturaleza de la misma. el material que surgía a la conciencia siempre había de hacer alguna alusión a lo reprimido… "El analista que escucha recogidamente. en las dificultades del paciente para atenerse a la regla fundamental y. Puede. Teóricamente tiene que ser siempre posible al enfermo producir una ocurrencia. dado que en cualquier caso dichas ocurrencias. . desviaciones que eran tanto mayores cuanto más reprimido se encontrase el elemento buscado. determinar la marcha del análisis y la ordenación de la materia (…). pero sin esforzarse. al enfermo puede entonces utilizar en dos formas distintas el material que el mismo le proporciona. Ahora bien. después. en realidad. Otra de las ventajas del método es que."(305) Observó entonces que la resistencia se podía presentar en dos formas: primero. no puede fallar nunca. en las desviaciones de sus ocurrencias en relación a lo reprimido que se trataba de hacer consciente.

inexplicable por ninguna circunstancia real. la cual considera que puede llegar a constituir la resistencia más intensa: "En todo tratamiento analítico se establece sin intervención alguna del médico una intensa relación sentimental del paciente con la persona del analista. cuando se trata de una resistencia más enérgica. y puede también."(306) Pero reconoce que hay determinados momentos en los que al paciente no se le ocurre nada y es entonces que introduce su explicación sobre la transferencia. al que abreviadamente damos el . Tal fenómeno. que parecen alejarse del tema. Este descubrimiento de la resistencia es el primer paso para su vencimiento. adivinar por las ocurrencias del enfermo los elementos reprimidos. conseguir. naturaleza que descubrirá entonces al paciente. en efecto. la naturaleza de dicha resistencia misma. Esta relación puede ser positiva o negativa y varía desde el enamoramiento más apasionado y sensual hasta la rebelión y el odio más extremo. deducir de las ocurrencias. dada una resistencia no demasiado intensa.

Por el contrario. las relaciones de una persona con las que le rodean. y entonces cesan. el análisis se limita a revelar la transferencia y a aislarla. en general."(307) . No debe creerse que el análisis crea la transferencia y que ésta sólo aparezca en él.nombre de 'transferencia'. cuando se hace apasionado o se transforma en hostilidad. y domina. Trátase de un fenómeno generalmente humano que decide el éxito de toda influencia médica. Más tarde. sustituye pronto en el paciente el deseo de curación e integra. mientras se limita a ser cariñoso y mesurado. Sin la transferencia no hay análisis posible. Fácilmente se descubre en él el mismo factor dinámico al que los hipnotizadores han dado el nombre de 'sugestibilidad' (…). toda la influencia médica. las ocurrencias del enfermo. constituyendo el verdadero motor de la labor analítica. en absoluto. poniendo en peligro el resultado del tratamiento. llega a constituir el instrumento principal de la resistencia. Pero sería insensato querer eludir este fenómeno.

por ello mismo. Pero. ¿hasta dónde?. de las resistencias y de la transferencia. que sobrepasaría ampliamente los límites de una investigación como .Freud confiesa que en ese sentido él no ha dejado de trabajar por medio de la sugestión. Las aportaciones que realizará Lacan al respecto desde sus primeros seminarios (recordemos simplemente que su Seminario 1 ya lo dedica a "Los escritos técnicos de Freud" y el Seminario 2 a "El yo en la teoría de Freud y en la técnica psicoanalítica") son tantas. cuando la transferencia llega a convertirse en resistencia también es interpretada al paciente señalándole que está viviendo de nuevo relaciones sentimentales procedentes de su infancia. A Freud en concreto esta concepción (aquí tan resumida pero de manera muy fiel a su pensamiento) de la técnica psicoanalítica. con lo que piensa que así "queda suprimida" y la cura analítica puede continuar tranquilamente su curso. puesto que la utiliza para motivar al paciente a vencer sus resistencias. pero considera que su método se diferencia radicalmente de los anteriores porque. le conducirá en 1937 a su "Análisis terminable e interminable".

su insistencia en "La dirección de la cura" de que lo que diferencia al psicoanálisis de la sugestión es que el psicoanalista debe negarse a hacer uso del poder que la transferencia le otorga. pretenden dejar atrapados a sus pacientes en una identificación ideal con el analista. y su afirmación en el Seminario 11 de que no hay otra resistencia al análisis que la del propio psicoanalista. un final lógico muy distinto a los propuestos por los posfreudianos que. su innovación de las sesiones escandidas(308) (que fue esgrimida como una de las principales razones para expulsarle de la Asociación Internacional de Psicoanálisis). centrada en otro tema. por ejemplo. Pero sigamos por donde íbamos. el intentar ahora siquiera enumerarlas. Bástenos pues recordar de momento. Freud continúa relatándonos que las modificaciones en su técnica le permitieron trabajar con los sueños .la nuestra. siempre buscando y defendiendo a lo largo de toda su obra (a través de teorizaciones como el atravesamiento del fantasma en el Seminario 11 y la identificación con el "sinthome" en sus últimos años) un final de análisis posible. a modo de ejemplo.

pero no con la interpretación. que podía ser enlazada con la asociación.(considerados en la antigüedad clásica como profecías y de los que la ciencia moderna nada quería saber) y buscar su sentido. no siendo el 'contenido manifiesto' del sueño sino un engaño. en efecto. una fachada. obra en la que desarrolla cómo el deseo reprimido que busca su . de la misma manera que lo había empezado a hacer con el resto del material producido por sus pacientes buscando el sentido de sus síntomas neuróticos. Estas 'ideas latentes' del sueño contenían el sentido mismo. abreviada y mal interpretada. al conocimiento de un producto mental que no podía ya ser calificado de absurdo ni de confuso. compuesta generalmente de imágenes visuales. "Las numerosas ocurrencias del sujeto del sueño nos llevaron. un producto que equivalía a un rendimiento psíquico completo y del cual no constituía el sueño manifiesto sino una traducción deformada."(309) Lo que le llevó a la publicación en 1900 de "La interpretación de los sueños".

Había una . es decir. al igual que el síntoma.novedad que encontramos en este texto sobre el tema.… y la única -pero importante. mediante los mecanismos del desplazamiento y la condensación y aprovechando los restos diurnos. La antigua definición de Aristóteles aún parece buena: 'el sueño es la vida mental en el dormir'. Después prosigue con los sueños de angustia. el empleo del simbolismo en los sueños. De ahí su primera definición del sueño como "la realización (disfrazada) de un deseo (reprimido)". los sueños de los niños pequeños. entre una tendencia pulsional reprimida y la censura del yo. las ideas latentes son transformadas en el contenido manifiesto para poder atravesar la censura.satisfacción y amenaza al durmiente con el despertar da lugar al proceso de la elaboración onírica por el cual. que es una nota a pie de página de 1935 en la que escribe: "Al considerar los frecuentes fracasos de la función onírica debe caracterizarse a los sueños con propiedad como un 'intento' de realización de deseos. una formación transaccional.

y termina señalando: "Pero el valor principal de la interpretación onírica y de este estudio de los actos fallidos y sintomáticos no consiste en el apoyo que prestan a la labor analítica sino en otra de sus cualidades. y si su explicación exige las mismas hipótesis. a la formación de sustituciones y transacciones y a la diferenciación de los sistemas psíquicos para la localización de lo consciente y lo inconsciente."(310) Para finalizar el capítulo se refiere también a su "Psicopatología de la vida cotidiana". razón para elegir como título para mi libro 'La interpretación de los sueños' y no 'El sueño'. o sea. porque tienen el mismo origen en algún deseo reprimido y su elaboración obedece igualmente a los mecanismos del desplazamiento y la condensación. resultará que el . (…) Si el sueño se halla construido como un síntoma. de 1900- 1904. las referentes a la represión de impulsos pulsionales. en la que demuestra que los actos fallidos son susceptibles de la misma búsqueda de sentido que los sueños y los síntomas.

1973. Madrid. Conferencia impartida en la Red de Asistencia Psicoanalítica. pág.: “Autobiografía”. (308) Véase Roldán. Biblioteca Nueva. 2781. pág. págs. (307) Ídem. (309) Freud. 2780 y 2781. Ed. 1973."(311) CITAS: (305) Freud.: “Autobiografía”. Capítulo V. (310) Ídem.: “El acto psicoanalítico”. . y publicada en su Web (http://arturoroldan. indispensable también para la comprensión de lo normal. Tercera edición. psicoanálisis no es ya una ciencia auxiliar de la Psicopatología. 2782. S. en el año 2001. pág. 2784. Ed.biz). A. (311) Ídem. Madrid. S.salvatierra. (306) Ídem. pág. en Madrid. sino el principio de una psicología nueva y más fundamental. 2780. Tercera edición. Biblioteca Nueva.

he de mantener aquí una vez más la exactitud de su reproducción. apenas fue mencionada en las revistas técnicas. no tuve ni un solo partidario. la fidelidad de mi recuerdo de ella. Este individuo que ha llegado después al puesto de profesor extraordinario. que me confesó no haber leído mi 'Interpretación de los sueños'. Le habían dicho en la clínica que no merecía la pena. Mi 'Interpretación de los sueños'. Por mi parte. "Durante más de diez años. hallándome totalmente aislado. se ha permitido negar el contenido de aquella conversación y. autor de un libro contra mis teorías. En mi ensayo sobre la 'Historia del movimiento psicoanalítico' he incluido como ejemplo de la actitud de los círculos psiquiátricos de Viena una conversación que tuve con un médico. contados a partir de mi separación de Breuer. en general."(312) Tras exponernos así el aislamiento en que hubo de trabajar durante el período de 1895-1896 a 1905-1906 (soportando opositores de tal calaña . publicada en 1900. En Viena se me evitaba y en el extranjero no tenían noticia alguna de mí.

Pero en la segunda parte del capítulo resume los que considera como los principales descubrimientos durante este siguiente período - superado su propio aislamiento inicial.como el "profesor extraordinario" que menciona. que ni siquiera se molestaban en leer sus obras antes de criticarlas).UU. más concretamente. se produjeron las escisiones de Adler y Jung.en que el psicoanálisis comenzó su expansión y. etc. donde por fin "me vi acogido como un igual por aquellos a los que yo consideraba y respetaba más"(313)).. Freud dedica el resto de la primera parte de este capítulo a relatarnos cómo a continuación el psicoanálisis fue ganando adeptos. aquellos en los que piensa que le ha correspondido una amplia participación: "los . se fundó la Asociación Internacional de Psicoanálisis en el Congreso de Nuremberg en 1910. junto con algunas anécdotas personales (como el apoyo que significó para su autoestima su corta estancia en los EE.. todo lo cual podemos leer mejor en su "Historia del movimiento psicoanalítico" y en las biografías que citamos anteriormente en la Introducción.

"(314) Durante este segundo período del psicoanálisis se terminó. pues. en primer lugar. la búsqueda que tan laboriosamente llevaba a cabo en sus primeros textos (véase en los primeros apartados de nuestra investigación) de un "factor específico" de las neurosis. y que los neuróticos sucumben bajo el peso de circunstancias que los normales logran dominar felizmente. y hubimos de reconocer que las neurosis no poseen ningún contenido especial exclusivamente peculiar a ellas. Resumen del que destacaremos. siendo el punto culminante de la vida sexual infantil y el foco del que parten todos los desarrollos ulteriores. La diferencia entre los "neuróticos" y . que lo empieza subrayando que la experiencia clínica ya ha demostrado que… "(…) el complejo de Edipo constituye el 'nódulo de la neurosis'.referentes a la teoría de las pulsiones y a la aplicación de nuestra disciplina a las psicosis". Esta circunstancia dio fin a la esperanza de hallar por medio del análisis un factor específico de la neurosis.

los "normales" no se encontraba en ningún factor cualitativo. cuando a él no le satisfacía la hipótesis de una única especie de pulsiones.le condujo en 1920 a la publicación de "Más allá del principio del placer". Afirmación que Lacan siempre compartirá. Lo cual -nos dice. tanto unos como otros. donde reunió todo lo que antes . se refiere seguidamente al conflicto que le supuso la "Introducción del narcisismo" al encontrarse con que el yo constituye el primer objeto de la libido y es desde él que emanan. A propósito del complejo de Edipo. después. sino que era puramente cuantitativa y estaba relacionada con el complejo de Edipo que. ya que si antes podía explicar la represión por la oposición entre las pulsiones de conservación o del yo frente a las pulsiones sexuales. hubieron de atravesar en su infancia. al "reconocer las pulsiones de conservación como de naturaleza libidinosa" tuvo que recurrir (entre 1914 y 1920) a la oposición entre libido narcisista y libido objetal. las cargas de libido hacia las representaciones de los progenitores (recuérdese su ejemplo de la ameba en aquel texto de 1914).

Por su parte. pulsiones del yo y pulsiones sexuales. como estudiaremos mejor al llegar a su obra irá divergiendo progresivamente de esta teoría de las pulsiones para. bajo el concepto de Eros o pulsiones de vida. casi abandonando el uso del término de libido. Freud se embarca en . Lacan aunque sostendrá el dualismo freudiano frente al monismo de Jung. reconceptualizar la energía sexual como "goce" y considerar la pulsión de muerte como un aspecto de todas las pulsiones parciales.denominaba como pulsiones de conservación. cuya energía seguía siendo la libido. pero poniéndolas ahora en oposición a la pulsión de muerte o de destrucción. y más aún el de una pulsión de muerte. que "labora en silencio" y que se le había hecho manifiesta en los "fenómenos de la repetición obsesiva". Prosiguiendo con los reproches que le hicieron tras la publicación de "Más allá del principio del placer" acerca de que el psicoanálisis no podía ser una ciencia por utilizar conceptos "tan poco precisos" como los de libido o pulsión.

en la que la Biología o la Física constituían los modelos de la ciencia en oposición a la religión. las creencias. (…) La Zoología y la Botánica no han comenzado con definiciones correctas y suficientes del animal y de la planta. sino cuando las mismas intentan integrar un conjunto de hechos dentro del cuadro de una construcción sistemática intelectual. las supersticiones y.una fuerte defensa de que su disciplina se ha convertido ya en una más entre las "ciencias naturales". y la Biología no ha establecido aún un concepto fijo de lo animado. para emprenderlo. La Física hubiera sacrificado todo su desarrollo si hubiese tenido que esperar. en definitiva. Pero Freud razona muy bien sus posiciones y merece que se reproduzcan aquí algunos de sus argumentos: "Los conceptos fundamentales claros y las definiciones precisamente delimitadas no son posibles en las disciplinas científicas. la charlatanería. a dar claridad y precisión a los conceptos de materia. fuerza y . A este respecto hay que recordar el "positivismo científico" de la época en que se desarrolló su formación universitaria.

que pretenden explicar conjuntamente la relatividad general y las leyes de la mecánica cuántica son o no científicas. como la "Teoría de cuerdas". gravitación."(315) En relación a su referencia a la Física. en una dirección que muchos de sus colegas ya desde los años treinta descalificaban como científica. uno de los físicos más eminentes del siglo XX y sin duda alguna el más célebre tras la publicación de su "Teoría de la relatividad". Las representaciones básicas o conceptos superiores de las ciencias naturales aparecen siempre al principio muy imprecisos. existe entre los físicos acerca de si ciertas teorías. o la polémica que. tampoco viene mal recordar que Einstein. quedando determinados interinamente por la mera indicación del campo de fenómenos a que pertenecen. . en estos comienzos del siglo XXI. y sólo el progresivo análisis ulterior del material de observación llega a darles la precisión deseada. investigó después hasta el fin de sus días una "Teoría de todo" que unificase su nuevo concepto de la gravedad con las ecuaciones sobre el electromagnetismo de Maxwell.

sus ensayos de . tan sólo adelantaremos por el momento tres datos: 1.De las ideas de Lacan sobre este tema. pero también acusó a éstas de pretender monopolizar la verdad cuando en realidad no quieren saber nada de la verdad como causa. frente a las ciencias exactas. aparte de insistir en que la praxis del psicoanálisis no implica otro sujeto que el de la ciencia(317). y durante toda su vida se opuso a que se la pudiera equiparar a una religión o una creencia más. defendió igualmente que el psicoanálisis era una ciencia. Que en “La ciencia y la verdad”. Que en sus primeros escritos. que podrían ser objeto de un trabajo aparte. tras una rápida mención de los trabajos en los que buscó alcanzar puntos de vista generales ("Los dos principios del funcionamiento mental". vino a reconocer que nuestra disciplina no se atiene a los criterios exigidos por las ciencias positivistas. Y 3. 2. Que desde su Seminario 3. de 1911. como “Más allá del principio de realidad”(316). junto con la lingüística. prefirió alinear el psicoanálisis del lado de las ciencias conjeturales o de la subjetividad.(318) Continuando con Freud.

Fechner. que no pueda utilizarse durante algún tiempo. incluso reconociendo "amplias coincidencias" en las obras de Schopenhauer y Nietzsche con los descubrimientos del psicoanálisis. tan por completo. Th.Metapsicología de 1915 a 1917 -"Las pulsiones y sus destinos". llega así al segundo tema más arriba prometido: la aplicación del psicoanálisis a las psicosis hasta la fecha. por cuyas ideas siempre se ha sentido atraído. insiste en que nunca abandonó la observación en la clínica para entregarse por completo a la actividad especulativa y que siempre ha evitado aproximarse a la Filosofía propiamente dicha. "Lo inconsciente" y "Duelo y melancolía". a veces. En las depresiones cíclicas.y "El yo y el Ello". Que. Y. donde ya observamos algunos avances en relación a sus afirmaciones al respecto en "Introducción del narcisismo" puesto que ahora escribe: "La transferencia no queda excluida. en las modificaciones paranoicas . al único pensador al que admite que debe "interesantísimas sugestiones" es G. de 1923). "La represión". finalizando este capítulo.

leves y en la esquizofrenia hemos
conseguido resultados indudables mediante
el análisis. (…) Ya en 1896 descubrí en un
caso de demencia paranoica [véase el
apartado C de "Nuevas observaciones sobre
las neuropsicosis de defensa"] los mismos
factores etiológicos que en las neurosis y la
existencia de tales complejos afectivos. Jung
ha explicado enigmáticas estereotipias de
sujetos dementes refiriéndolas a sucesos de
su vida, y Bleuler ha descubierto en diversas
psicosis mecanismos análogos a los que el
análisis ha revelado en los neuróticos. Desde
entonces no han cesado los esfuerzos de los
analistas por llegar a una comprensión de las
psicosis. Sobre todo desde que trabajamos
con el concepto del narcisismo, se nos va
haciendo posible iniciar ciertos
descubrimientos. Abraham es el que más ha
avanzado por este camino con su explicación
de las melancolías. En este dominio no
queda aún transformado el conocimiento en
poder terapéutico; pero también las simples
conquistas técnicas son importantes, y
esperamos que hallarán algún día su
aplicación práctica."(319)

Sobre las psicosis en la obra de Lacan, tan sólo
adelantaremos por el momento que constituyeron
el primer objeto de su investigación, porque ya las
exploró en su tesis doctoral (sobre el “caso
Aimée”); que les dedicó íntegramente uno de sus
primeros seminarios, el Seminario 3; que las
agrupaba en una de las tres grandes "estructuras
freudianas" (en las otras dos reunía las
"perversiones" y las "neurosis"); y que, en lo
relativo a la técnica, aunque se manifestaba de
acuerdo con Freud en que no es útil -sino hasta
perjudicial- la misma que se aplica a las neurosis y
las perversiones, sí las consideraba accesibles a
una cura analítica (de hecho él mismo trabajó con
muchos pacientes psicóticos) y para continuar
investigando al respecto nos legó uno de sus más
interesantes escritos: "De una cuestión preliminar
a todo tratamiento posible de la psicosis".

CITAS:

(312) Ídem, pág. 2785.
(313) Ídem, pág. 2787.
(314) Ídem, pág. 2789.
(315) Ídem, págs. 2790 y 2791.

(316) Véase Lacan, J.: “Más allá del principio de
realidad”, págs. 67 a 85. En “Escritos 1”. Ed. Siglo
XXI. Madrid, 1984.
(317) Véase Lacan, J.: “La ciencia y la verdad”,
pág. 842. En “Escritos 2”. Ed. Siglo XXI. Madrid,
1985.
(318) Ídem, véase pág. 853.
(319) Freud, S.: “Autobiografía”, pág. 2792. Ed.
Biblioteca Nueva. Tercera edición. Madrid, 1973.

Capítulo VI.

Lo comienza refiriéndose a las resistencias que
por aquellas fechas está encontrando el
psicoanálisis para introducirse en Francia y a que,
en dicho país, fueron los escritores los primeros
en interesarse en sus obras, lo que le lleva a
congratularse de las diversas aplicaciones que se
están hallando para el psicoanálisis en la literatura
y el arte, la historia de las religiones, la prehistoria,
la mitología, etc., hasta llegar por este camino a
sus textos sobre "Un recuerdo infantil de Leonardo

Mas para aquellos profanos que funden aquí esperanzas excesivas en el psicoanálisis habremos de advertir que hay dos problemas sobre los cuales no arroja luz ninguna y que son precisamente los que más pueden interesarle. existente en el Museo del Louvre. "De aquí no había más que un paso hasta el análisis de la creación poética y artística. Jensen". (…) Con tal propósito hice a Leonardo da Vinci objeto de un estudio que reposa sobre un único recuerdo infantil comunicado por él en sus anotaciones y tiende esencialmente hacia la explicación de su cuadro 'Santa Ana con la Virgen y el Niño'. El placer estético del que gozamos ante una obra de arte no queda disminuido por su comprensión analítica obtenida en esta forma. El análisis no consigue explicar las dotes del artista ni descubrir los . Mis amigos y discípulos han emprendido numerosos análisis semejantes de artistas y obras de arte. de 1907. de 1910. y "El delirio y los sueños en 'La Gradiva' de W.da Vinci".

'La Gradiva'. Jensen. o sea. no obstante. pude demostrar que el sueño imaginado literariamente admite igual interpretación que el real. por lo tanto. que en la producción del poeta actúan aquellos mecanismos que hemos descubierto en la elaboración onírica. En una pequeña novela.e incluso dedica la última clase de su Seminario 4.medios con los que el mismo trabaja. Por lo que . de W."(320) Lacan. a un sujeto que habla y oye”(321). o sea. carente en sí de gran valor. rechaza tajantemente cualquier “psicoanálisis aplicado” afirmando que éste “sólo se aplica. en sentido propio. si bien reconoce que el psicoanálisis puede utilizar las obras literarias y artísticas para ilustrar algunos de sus conceptos - cosa que él mismo hace con mucha frecuencia. a confrontar el caso del pequeño Hans con Leonardo da Vinci. como tratamiento y. los pertenecientes a la técnica artística. como estudiaremos en su momento.

su impresión chistosa. inmediatamente a continuación de los párrafos antes citados nos explica que en su investigación sobre "El chiste y su relación con lo inconsciente". del complejo nuclear de las neurosis. se debe a la supresión momentánea del esfuerzo de represión que permite al oyente. etc.y que el placer que provoca. de 1912-1913. con "Los actos obsesivos y las prácticas religiosas".. eso no implica que éstas nos sirvan para deducir o especular nada sobre Sófocles o su vida. por ejemplo (creo recordar que en “Literaturre”.defiende. de 1905. Prosiguiendo con Freud. 1971). el desplazamiento. que aunque Freud tomase el nombre del complejo de Edipo -es decir. Pero que concede mayor valor a sus investigaciones sobre la religión que inició en 1907. y continuó con sus cuatro ensayos de "Tótem y tabú". Y aquí es donde se localiza la única referencia que realiza en su "Autobiografía" a las . encontró los mismos mecanismos que en la elaboración de los sueños -la condensación.de sus tragedias.

con los dos contenidos del complejo de Edipo. la supresión del padre y la unión sexual con la madre. Dos hechos psicoanalíticos vinieron en mi auxilio: una afortunada observación de Ferenczi con un sujeto . G. "La fuente literaria principal de estos trabajos está constituida por las conocidas obras de J. el de no matar al tótem y el de evitar todo contacto sexual con las mujeres del mismo clan totémico.fobias cuando vuelve a insistir. De este modo fui llevado a equiparar al animal totémico con el padre. Frazer ('Totemism and Exogamy' y 'The Golden Bough'). que constituyen una mina de valiosísimos hechos y puntos de vista. adorándolo como antepasados del clan. como ya vimos en el apartado correspondiente. en que fueron "dos" los hechos psicoanalíticos en los que se apoyó para equiparar el animal totémico con el padre: las zoofobias infantiles y la observación de Ferenczi del pequeño Arpad. (…) Mi punto de partida fue la singular coincidencia de los dos principios tabú del totemismo. tal y como hacían expresamente los primitivos.

como si se tratase de un caso de zoofobia infantil. que considera "quizás el único mito del que haya sido capaz la época . Respecto a "Tótem y tabú". basado en el complejo de Edipo. en los cuales comprobamos que el animal objeto de la fobia era una sustitución del padre. observación que permitió hablar de un retorno infantil del totemismo. y el análisis de las tempranas zoofobias de los niños."(322) Lo que nos demuestra una vez más que quienes diagnostican al pequeño Arpad de "fobia a los gallos".infantil. siendo desplazado sobre él el miedo al primero. Lacan nos dice que aquí Freud construye un nuevo mito. no sólo no se han molestado en consultar el artículo de Ferenczi sino que ni siquiera se han leído bien a Freud. el mito del padre de la horda primitiva. De aquí no había más que un paso hasta el reconocimiento del asesinato del padre como nódulo del totemismo y punto de partida de la formación de las religiones.

regido por los principios del totemismo. porque éste lo que describe mejor es lo que observamos en la clínica de los casos de histeria. pero surgió entre ellos la rivalidad. Bajo la influencia de este fracaso y del remordimiento. pero también su ideal. motivo del asesinato del padre. y renunciaron todos a la posesión de las mujeres. que había sido su enemigo. uniéndose en un clan fraternal. "El padre de la horda primitiva habría monopolizado despóticamente a todas las mujeres. De este modo surgió la exogamia. Pero un día se reunieron estos hijos. aprendieron a soportarse unos a otros. Después de este hecho no pudieron."(324) . asesinaron al padre. y comiéronse el cadáver. peligrosos como rivales. íntimamente enlazada con el totemismo. que tendían a excluir la repetición del crimen.moderna"(323) y que resulta más adecuado para explicar la neurosis obsesiva que el de Edipo. sin embargo. expulsando o matando a sus hijos. apoderarse de su herencia.

vuelve de nuevo sobre sus consideraciones acerca de otras aplicaciones del psicoanálisis y. llega a casarse con su madre tras matar al padre (y así el histérico persiste en la ilusión neurótica de que transgrediendo la Ley podría acceder al goce). a propósito . en el mito del padre de la horda su asesinato origina en los hijos la ambivalencia del complejo paterno característica del obsesivo y nódulo de toda religión.Por lo que Lacan destaca que si en el mito de Edipo el incesto aparece como prohibido pero no imposible. aunque ignorando lo que hace. que el padre muerto refuerza la Ley. Del resto de este capítulo de la "Autobiografía" de Freud sólo nos queda por resaltar que. tras referirse muy brevemente a que continuó desarrollando algunas de las ideas de "Tótem y tabú" también en "El yo y el Ello" y en "Psicología de las masas y análisis del yo". ya que el protagonista de esta tragedia. a la vez que muestra que el goce es imposible.

: “Autobiografía”. (322) Freud. escribe: "De la aplicación del análisis a la educación de los niños sanos y a la corrección de los no neuróticos. mediante una preparación analítica y auxiliado en algún caso por un médico."(325) CITAS: (320) Ídem.concretamente de algunos pedagogos que ya se habían iniciado en su estudio y praxis. No es ya posible. Ed. un profano por lo que respecta al psicoanálisis. 1985. y el individuo ajeno a la Medicina puede llevar perfectamente a cabo. (321) Lacan. En realidad. en efecto. En “Escritos 2”.: “Juventud de Gide o la letra y el deseo”. 2794 y 2795. limitar a los médicos el ejercicio del psicoanálisis y excluir de él a los profanos. el médico que no ha hecho un estudio especial es también. Siglo XXI. ha resultado una consecuencia muy importante desde el punto de vista práctico. 727. J. S. el tratamiento analítico de las neurosis. págs. pág. a pesar de su título. 2795 y . pero desviados en su desarrollo. Madrid. págs.

Paidós. (325) Ídem. Capítulo VII: Adición de 1935. 2796. 1973. manifiesta que en el período de más de diez años transcurridos desde que la redactó. Ed. S.: “Autobiografía”. Biblioteca Nueva. pág.2796. (324) Freud. pág. (323) Lacan. Madrid. Buenos Aires. Ed. Madrid.: “El Seminario 7: La Ética del Psicoanálisis”. pero que si bien reconoce que en la última década ha aportado importantes artículos para la "labor analítica" como "Inhibición. 2797. Tercera edición. en ningún momento abandonó su trabajo clínico ni sus escritos. Tercera edición. J. 1988. pág. Después de explicar que agrega este nuevo capítulo a su "Autobiografía" por el deseo de su editor americano de volverla a publicar. 1973. Ed. síntoma . 214. Biblioteca Nueva.

En 'El porvenir de una ilusión' expresé una valoración negativa de la religión. pero que los mismos procesos se repiten en una escala más amplia. también piensa que desde "Más allá del principio del placer" y "El yo y el Ello" no ha realizado en realidad "ninguna contribución decisiva al psicoanálisis". estudiado analíticamente. y por ello redactó "El porvenir de una ilusión" (1927) y "El malestar en la cultura" (1930). Que. Más tarde . su interés retrocedió a los problemas culturales que le fascinaban cuando joven. "Percibí aún con más claridad que los hechos de la historia humana: las interacciones entre la naturaleza humana. el Ello y el superyó de un individuo. el desarrollo cultural y los precipitados de experiencias primordiales (siendo la religión el ejemplo más prominente). no son otra cosa que un reflejo de los conflictos dinámicos entre el yo. fundamentalmente.y angustia" (1926) y el dedicado al "Fetichismo" (1927).

concediendo que su poder reside en la verdad que contiene. sino histórica.encontré una fórmula que le hizo mayor justicia [en "El malestar en la cultura"]."(326) De “Inhibición. aunque aún. Y puesto que el resto del capítulo lo dedica a cuestiones de carácter histórico en las que ya advertimos desde un principio que tampoco nos entretendríamos. mostré que esa verdad no era material. no nos es posible detenernos ahora en la importancia que Lacan otorgará a todas estas últimas obras para el psicoanálisis a pesar de la modestia con la que Freud se refiere a ellas en ese sentido. terminaremos simplemente citando el siguiente párrafo que siempre vendrá bien recordar: "Y aquí debiérase permitirme interrumpir estas notas autobiográficas. síntoma y angustia” y de “Moisés y la religión monoteísta” trataremos próximamente. El público no tiene derecho . pero por razones de tiempo y la especificidad de nuestra investigación.

"(327) . CITAS: (326) Ídem. de mis luchas. He tenido pocos agradecimientos de ello. y por mi experiencia no puedo recomendarle a otro que siga mi ejemplo. .a saber más de mis asuntos personales. 2799. mis desilusiones y mis éxitos. pág. De todas maneras ya he sido más abierto y franco en algunos de mis escritos ('La interpretación de los sueños' y 'Psicopatología de la vida cotidiana') de lo que lo son corrientemente aquellos que describen sus vidas para sus contemporáneos o para la posteridad. (327) Ídem.