You are on page 1of 4

¿Qué es la energía eólica?

La energía eólica es la energía obtenida del viento. Es uno de los recursos energéticos más
antiguos explotados por el ser humano y es a día de hoy la energía más madura y eficiente
de todas las energías renovables. El término “eólico” proviene del latín “aeolicus”,
perteneciente o relativo a Eolo, Dios de los vientos en la mitología griega.
La energía eólica utiliza la fuerza del viento para producir electricidad. No contamina, es
inagotable y reduce el uso de combustibles fósiles, contribuyendo a crear riqueza y generar
empleo de forma local. Muy respetuosa con el medio ambiente, se ha posicionado como
uno de los métodos más extendidos y productivos para obtener energía eléctrica a nivel
mundial. China, Estados Unidos, Alemania, India y España son los países que más
aprovechan la fuerza del viento para producir electricidad, según los datos del Consejo
Mundial de Energía Eólica (GWEC).
Supone el 3% de la producción de energía mundial.

¿Qué es un aerogenerador?

Un aerogenerador es un dispositivo que convierte la energía cinética del viento en energía


eléctrica. Las palas de un aerogenerador giran entre 13 y 20 revoluciones por minuto, según
su tecnología, a una velocidad constante o bien a velocidad variable, donde la velocidad
del rotor varía en función de la velocidad del viento para alcanzar una mayor eficiencia.
Los aerogeneradores tienen una vida media superior a 25 años. La rápida evolución de la
tecnología del viento ha propiciado el aumento de la durabilidad de los aerogeneradores.

Características de un aerogenerador
El funcionamiento de un aerogenerador puede explicarse en función de las siguientes fases:

 Orientación automática: El aerogenerador se orienta automáticamente para aprovechar al


máximo la energía cinética del viento, a partir de los datos registrados por la veleta y
anemómetro que incorpora en la parte superior. La barquilla gira sobre una corona situada
al final de la torre.
 Giro de las palas: El viento hace girar las palas, que comienzan a moverse con velocidades
de viento de unos 3,5 m/s y proporcionan la máxima potencia con unos 11 m/s. Con vientos
muy fuertes (25 m/s) las palas se colocan en bandera y el aerogenerador se frena para evitar
tensiones excesivas.
 Multiplicación: El rotor (conjunto de tres palas engarzadas en el buje) hace girar un eje
lento conectado a una multiplicadora que eleva la velocidad de giro desde unas 13 a unas
1.500 revoluciones por minuto.
 Generación: La multiplicadora, a través del eje rápido, transfiere su energía al generador
acoplado, que produce electricidad.
 Evacuación: La energía generada es conducida por el interior de la torre hasta la base y,
desde allí, por línea subterránea hasta la subestación, donde se eleva su tensión para
inyectarla a la red eléctrica y distribuirla a los puntos de consumo.
 Monitorización: Todas la funciones críticas del aerogenerador están monitorizadas y se
supervisan desde la subestación y el centro de control, para detectar y resolver cualquier
incidencia.
La energía eólica se consolida como uno de los métodos más productivos de
producción de energía

La energía eólica se está convirtiendo en uno de los métodos más extendidos y productivos
para obtener energía eléctrica limpia a nivel mundial. Según los datos del Consejo Mundial
de Energía Eólica, China, Estados Unidos, Alemania, India y España son los primeros
productores.

Este tipo de energía genera electricidad a través de la fuerza del viento, mediante el uso de
la energía cinética producida por efecto de las corrientes de aire. Se trata de una fuente
de energía limpia e inagotable, que reduce el consumo de combustibles fósiles, evitando la
emisión de gases de efecto invernadero y contribuyendo a mitigar el calentamiento global.

Beneficios de la energía eólica

La energía eólica es una fuente de energía renovable, no contamina, es inagotable y reduce


el uso de combustibles fósiles, origen de las emisiones de efecto invernadero que causan
el calentamiento global. Además, la energía eólica es una energía autóctona, disponible en
la práctica totalidad del planeta, lo que contribuye a reducir las importaciones energéticas y
a crear riqueza y empleo de forma local.

Por todo ello, la producción de electricidad mediante energía eólica y su uso de forma
eficiente contribuyen al desarrollo sostenible.

De todas estas ventajas, es importante destacar que la energía eólica no emite sustancias
tóxicas ni contaminantes del aire, que pueden ser muy perjudiciales para el medio ambiente
y el ser humano. Las sustancias tóxicas pueden acidificar los ecosistemas terrestres y
acuáticos, y corroer edificios. Los contaminantes de aire pueden desencadenar
enfermedades del corazón, cáncer y enfermedades respiratorias como el asma.

La energía eólica no genera residuos ni contaminación del agua, un factor importantísimo


teniendo en cuenta la escasez de agua. A diferencia de los combustibles fósiles y las
centrales nucleares, la energía eólica tiene una de las huellas de consumo de agua más
bajas, lo que la convierte en clave para la preservación de los recursos hídricos.

Datos sobre la energía eólica

¿Cuánta electricidad se crea a partir del viento?

La energía eólica suministra actualmente más del 3% del consumo mundial de electricidad
y se espera que para 2020 se supere el 5%. A más largo plazo (2040), la Agencia
Internacional de la Energía prevé que la energía del viento pueda cubrir el 9% de la
demanda eléctrica mundial y más del 20% en Europa.

La energía eólica representa aproximadamente el 80% de la electricidad que produce el


grupo ACCIONA anualmente. En 2014, la compañía produjo a partir del viento un total de
17.482 gigavatios hora (GWh), equivalente al consumo de cerca de cinco millones de
personas. Por ámbitos geográficos, el 60% de la producción eólica estuvo destinada al
mercado español, con 10.378 GWh, mientras que el 40% correspondió a otros países:
EE.UU (2.278 GWh), México (2.174 GWh), Australia (932 GWh), Canadá (516 GWh),
Portugal (417 GWh), Italia (239 GWh) e India (226 GWh),como principales mercados.

¿Qué países son líderes en la implantación de energía eólica a nivel mundial?

La potencia eólica instalada en el mundo al cierre de 2015 superó los 400.000 MW


instalados, según estimaciones provisionales de la consultora Navigant_BTM, que prevé
que crecerá más del 40% hasta 2019, cuando sobrepasará los 600.000 MW.

España ha sido uno de los países pioneros y líderes en el aprovechamiento del viento para
producir electricidad. Treinta años después de instalarse el primer aerogenerador en el país,
España consiguió ser el primer país del mundo en el que la energía eólica fuese la principal
fuente de generación eléctrica durante un año entero (en 2013, con el 20,9% de la
producción total), lo que le sitúa también como un país muy avanzado en las soluciones
tecnológicas que permiten su integración en red.

Aunque la implantación eólica se ha ralentizado en los últimos años, España sigue siendo,
con unos 23.000 MW instalados al cierre de 2015, el segundo país europeo por potencia
eólica operativa después de Alemania ( 43.723 MW), y el quinto del mundo, tras China
(138.060 MW), EE.UU. (71.000 MW) e India (25.219 MW), según las estimaciones de la
citada consultora.

Energía eólica en México

Uno de los importantes recursos naturales que México posee para la producción masiva de
electricidad es la fuerza del viento. Con 31 parques eólicos en operación y otros en proyecto
en varios estados y una capacidad de producción de electricidad superior a los 2.500 mega
watts, ya nadie duda del potencial de la energía producida por el viento en México. Los
macroproyectos eólicos puestos en marcha en el país producen 2.551 mega watts a finales
de 2015, consiguiendo abastecer las necesidades eléctricas de más de 400.000 hogares.

Dentro del sector de las renovables, los proyectos de energía eólica son los que más
inversión han recibido hasta el momento. De hecho, desde 2004 se han invertido en este
tipo de proyectos más de 5.000 millones de dólares y la previsión es que la cifra siga
subiendo, pues ya se ha aceptado la instalación de los aerogeneradores necesarios para
alcanzar los 15.000 mega watts de producción en el periodo 2020-2022.

Oaxaca y Veracruz son los estados en los que hay más proyectos eólicos en fase de
construcción o ya en funcionamiento. El Istmo de Tehuantepec, en el estado de Oaxaca,
concentra el mayor número de los parques eólicos del paiś . Otros puntos con capacidad de
generación eólica son La Rumorosa, en Baja California; la costa del Golfo de México que
se extiende entre los estados de Tamaulipas y Veracruz; y los estados norteños de Nuevo
León y San Luis Potosí.

Grandes empresas que operan en el territorio mexicano como el Grupo Bimbo, Grupo
Modelo, Walmart o Cemex han apostado por la generación y el uso de la energía del viento
para rentabilizar sus operaciones. El interés por este tipo de energía por parte de empresas
nacionales e inversores extranjeros ha llevado al gobierno a diseñar una política específica
para aprovechar la generación de electricidad para el Sistema Eléctrico Nacional en áreas
con potencial eólico.
La financiación de la infraestructura para el desarrollo de la energía eólica procede
mayoritariamente del sector empresarial e industrial. El gobierno ofrece incentivos que han
facilitado el crecimiento sostenido de los proyectos eólicos en los diferentes estados. Según
los datos de la Asociación Mexicana de Energía Eólica, el 40% de la meta nacional de
energías renovables del país depende del desarrollo de proyectos eólicos. Todo apunta a
que la Comisión Reguladora de Energía seguirá otorgando permisos para la creación de
parques eólicos en prácticamente todas las regiones de México.