You are on page 1of 1

A fines de la década de 1880 y mediados de la

década de 1890, Munch había comenzado a
crear su serie de piezas de Pubertad. Durante
este período de su vida encontró su nuevo
grupo de amigos que lo ayudan a adentrarse
aún más en su estado de ánimo deprimido.
Munch permitió que esta depresión se filtrara
en la pubertad y, al igual que otras obras que
creó más tarde, esta pieza se creó con
simbolismos que reflejan sentimientos que
continuaron creciendo cada vez más en los
próximos diez años.

El pintor Edvard Munch decía que, del
mismo modo que Leonardo da
Vinci había estudiado la anatomía
humana y diseccionado cuerpos, él intentó
diseccionar almas. Por ello, su obra La
Pubertad está relacionado con los
sentimientos así como la mayoría de sus
pinturas.