You are on page 1of 18

LENGUAJE ESCRITO

11.1 Morfosintaxis: Funciones de las palabras


11.1.1 Sustantivo
Palabras que sirven para nombrar personas, animales, cosas o ideas. Funcionan como núcleo
del sintagma nominal (SN)

Árbol, mesa, Jorge, perro, piedra, amor, inteligencia.

11.1.2 Adjetivo
Palabras que complementan al sustantivo directamente o a través de un verbo. Expresan
cualidades o relaciones del nombre y concuerdan con este género y número. Funcionan como
núcleo del sintagma adjetival (SAdj).

Amable, sincero, discreto, soñador, frágil, comprensivo.

11.1.3 Verbo
Palabras que expresan acciones, procesos o estados. Poseen conjugación. Funcionan como
núcleo del sintagma verbal (SV).

Amar, canto, saltabas, hemos estado, siendo.

11.1.4 Adverbio
Palabras invariables que funcionan como modificadores del verbo, del adjetivo o de otro
adverbio. Expresan nociones de lugar, tiempo, modo, cantidad, etc. Funcionan como núcleo del
sintagma adverbial (SAdv).

11.1.5 Preposición
Palabras invariables que sirven para relacionar palabras o grupos de palabras. Introducen el
sintagma preposicional (SP), aunque no funcionan como núcleo.

A, ante, bajo, con, contra, de, desde, en, entre, hacia, hasta, para, por, según, sin, sobre, tras,
durante y mediante.
11.1.6 Artículo
Partícula gramatical que se antepone al sustantivo. Limitar la extensión del significado.

Puede ser DETERMINATIVO o DEFINIDO e INDETERMINADO o INDEFINIDO

11.1.7 Pronombre
Palabras que no pueden acompañas al sustantivo, sino que aparecen en su lugar y poseen las
mismas funciones que este: núcleo del sintagma nominal (SN).

Yo, tu, él, ella, mí, me, conmigo, nosotros.

11.1.8 Participio
Forma no conjugable del verbo que desempeña generalmente la función de adjetivo; pero
puede desempeñar otras funciones. Se caracteriza, generalmente, por las terminaciones -ado, -
ido, aunque puede terminar también en -to, -so, -cho, -o. Ejemplos:

- Llevar – llevado
- coser – cosido
- dormir – dormido
- ver – visto
- imprimir – impreso
- decir – dicho
- fijar - fijo

11.1.9 Interjección
Son palabras o locuciones invariables que expresan el estado de ánimo del hablante o apelan
al oyente para llamar su atención. El significado de una interjección equivale al de una oración
completa.

¡Ah!, ¡no!, ¡alto!, ¡uf!

11.2 Morfosintaxis: Estructura de la oración


11.2.1 Sujeto
Es el elemento que realiza o sufre la acción del verbo, con el que concuerda en número y
persona. No tiene por qué aparecer en el principio de la frase.

Ejemplo de sujeto que realiza la acción: El tren llega a la estación

Ejemplo de sujeto de quien se dice algo: La pared es blanca


11.2.2 Predicado
Es el resto de la oración. Hay un verbo que puede ir acompañado de otras palabras o
sintagmas. Hay dos tipos:

Predicado nominal (PN): aparece un verbo copulativo (ser, estar y parecer), que funciona
como cópula y obligatoriamente un atributo, pueden aparecer otros complementos.

Predicado verbal (PV): aparece un verbo predicativo (todos los demás), que funciona como
núcleo, que puede ir o no acompañado de complementos.

Ejemplo de predicado que describe la acción: El tren llega a la estación

Ejemplo de predicado que dice algo del sujeto: La pared es blanca

11.2.3 Modificadores de un sustantivo


El sustantivo puede estar acompañado por modificadores que se clasifican en dos grupos
según se conecten directa (sin necesidad de nada que los una) o indirectamente (con algo
que los una).

MODIFICADOR DIRECTO:

Funcionan como MD los adjetivos y artículos:

Ej.: película aburrida/ la película / esa película /nuestra película / una película

MODIFICADOR INDIRECTO:

El término de este modificador necesita de una preposición para unirse al sustantivo núcleo.

El MI. siempre va encabezado por una preposición (¡Atención! Otros modificadores pueden
ir encabezados por una preposición).

La preposición funciona como nexo subordinante y TODO el resto del modificador como
término.

Ej.: libro de historias misteriosas (de: nexo subordinante; historias misteriosas: término).

11.2.4 Complementos de un verbo


Es la palabra o grupo de palabras que acompaña al verbo en la oración. Dicho complemento
puede incluso ser otra oración (una proposición) en una oración compuesta. Tipos:

 El complemento directo (llamado también objeto directo) es la parte de la


oración sobre la que recae la acción del verbo. Si el complemento directo se refiere
a persona, va encabezado por la preposición "a" (Saludé a mi madre). Para saber si
estamos ante un complemento directo, hay que sustituir el CD por los pronombres "lo,
la, las, los":

 Ayer me compré un pantalón nuevo. - Ayer me lo compré.

 Queremos ver la última película de Almodóvar. - La queremos ver.

El complemento directo es obligatorio cuando hay un verbo transitivo en la oración, ya que


este tipo de verbos exigen uno o varios complementos.

 El complemento indirecto (u objeto indirecto) es la parte de la oración que recibe de


forma indirecta la acción del verbo. Se introduce por la preposición "a" y es
conmutable por el pronombre "le, les":

 Ayer compré comida para mi perro. En este caso, "mi perro" es el CI ya que es quien
recibe la acción del verbo de forma indirecta y "comida" es el CD ya que es la parte de
la oración que recibe la acción directa del verbo. Poner las frases en forma pasiva,
muchas veces nos ayuda a identificar mejor los complementos directo e indirecto: La
comida fue comprada por mí para mi perro.

 Escribí una carta a mi amiga. / Le escribí una carta. En este caso, "mi amiga" es el
complemento indirecto de la oración.

Cuando el complemento indirecto se antepone al verbo se duplica en el pronombre "le, les",


como en el siguiente ejemplo: Dieron caramelos a Pedro - A Pedro le dieron caramelos.

 El complemento atributivo (comúnmente denominado atributo) aparece únicamente


en las oraciones con verbos copulativos, que son "ser", "estar" y "parecer". El
atributo aporta información sobre el sujeto y, por esta razón, concuerda siempre con
este en género y número (Nosotros somos hermanos). Al igual que el complemento
directo, el atributo es pronominalizable por "lo":

 Soy española. - Lo soy.

 Nosotros estamos casados. - Nosotros lo estamos.

 Pareces triste. - Lo pareces.

 El complemento predicativo también describe cómo es el sujeto. La diferencia con el


anterior es que, el predicativo se utiliza con todos aquellos verbos que no son
copulativos, ya que estos últimos, como hemos dicho anteriormente, llevan atributo.
De igual forma, el complemento predicativo no debe confundirse con el complemento
circunstancial de modo, puesto que el predicativo concuerda con el sujeto y el
circunstancial no:
 Ellas llegaron maquilladas al evento ("maquilladas" es un complemento predicativo
que concuerda con "Ellas").
 Ellas llegaron en coche al evento ("en coche" es un complemento circunstancial que no
concuerda con "Ellas").

 El complemento de régimen verbal recibe este nombre porque se trata de un


complemento introducido por una preposición que acompaña a todos aquellos
verbos que rigen preposición. Por esta razón, siempre es un sintagma preposicional y
suele ir con verbos intransitivos ("soñar con") o pronominales ("atreverse a").

Es conmutable por los pronombres de persona tónicos ("él", "ella", "ello"): Me avergüenzo de mi
comportamiento. - Me avergüenzo de ello.

11.2.5 Puntuación
Los signos de puntuación son reglas gramaticales que ayudan a interpretar y a definir las
expresiones de un texto; facilitan la lectura y ayudan a entender la dirección de las palabras.

Los signos de puntuación tienen como objetivo que las ideas plasmadas contengan estructura
y un orden que distinga las ideas principales de las secundarias sin perder la relación de estas.

Los diferentes tipos de puntuación son:

■ La coma. Representa una breve pausa, ya sea cuando se lee en voz alta o al escribir;
también se utiliza para enumerar palabras, separar oraciones con un mismo sentido y separar
expresiones como: estos son, es decir, por consiguiente.

■ El punto y coma. Se utiliza para hacer una pausa mayor que la coma, separa oraciones que
están precedidas por una coma y separar enunciados que puedan tener significados diferentes.

■ El punto. Dentro de los usos del punto se pueden destacar tres acciones:
• Punto y seguido. Separa oraciones dentro de un mismo párrafo.
• Punto y aparte. Señala el final de un párrafo.
• Punto final. Señala el fin de un texto.

■ Los dos puntos. Detienen el discurso para centrar la atención en lo que sigue. Si se redacta
una carta, los dos puntos se ponen en el saludo; también antes de enumerar algo o alguna cita
textual.

■ Signos de interrogación. Son utilizados para preguntas y deben ir al principio y al final de la


interrogativa.

■ Signos de admiración. Se utilizan en oraciones que son imperativas o exclamativas.

■ Paréntesis. En cuestiones de diálogos, sirve para saber las intervenciones de cada uno de
los personajes. También se utilizan para aislar aclaraciones; datos, páginas, fechas, países o
añadir alguna cantidad ya sea en número o letra.

■ Puntos suspensivos. Se usan cuando se deja una oración incompleta; para indicar alguna
duda, inseguridad o temor dentro de una oración, o cuando se deja incompleta una
enumeración.

■ Las comillas. Se utiliza en texto con índole investigativo, cuando se quiere citar algo al pie
de la letra o se quiere resaltar con algún sentido irónico y para indicar que otra palabra
pertenece a otro idioma.

11.2.6 Oración simple


Las oraciones simples son aquellas que tienen un solo predicado. Éste predicado puede
hacer referencia a uno o más sujetos; el núcleo o la parte central de un predicado es un verbo
conjugado, que expresa una acción, un estado o un proceso relacionados a un sujeto, quien
padece o realiza la acción. El predicado, entonces, nos dice algo acerca de un sujeto.

 Juan corre todos los días

 María se peina muy temprano

 Vengo cansado

 Nosotros queremos regresar

 Ellos trajeron dulces

 Mi hermana cortó flores para mi mamá

11.2.7 Oración compuesta


Las oraciones compuestas son aquellas que tienen más de un predicado y, por lo tanto, más
de un verbo conjugado. Las oraciones compuestas son las que se constituyen por dos o más
oraciones simples, las cuales están unidas por algún tipo de nexo.

Por ejemplo: “Nosotros cocinamos y ellos lavan los platos “.

- El árbitro llegó puntualmente, pero los jugadores no se presentaron en el estadio.


- Mozo, ¡en esta mesa faltan los cubiertos!
- Van a cerrar, debes darte prisa.

Nota: Por el contrario, la Oración Compuesta es aquella formada por varios predicados y
puede ser Coordinada, Yuxtapuesta o Subordinada:

 María canta y Juan lee (coordinada)


 Quiero que venga (subordinada)

 María canta, Juan lee (yuxtapuesta)

 11.2.8 Voces de la oración


Voz activa

La mayoría de las oraciones tienen una estructura similar que contiene un sujeto, un verbo y un
objeto. En la estructura de las oraciones con verbos en voz activa, el objeto recibe la acción del
verbo; por ejemplo, en "Los perros aman a la gente", el objeto es "gente" y el verbo es "aman".
El objeto es quien recibe la acción verbal, por lo tanto, la oración está en voz activa porque la
gente es la destinataria del amor.

Voz pasiva

Lo opuesto a la voz activa es la pasiva. Las oraciones con esta estructura también cuentan con
un sujeto, verbo y objeto; sin embargo, el sujeto recibe la acción verbal y no el objeto. Por
ejemplo, en la oración "El cartero fue mordido por el perro", el cartero es quien recibe la acción
del verbo y el perro es quien realiza la acción.

¿Cómo determinar si una oración es activa o pasiva?

Identifica el sujeto y el verbo. Si el sujeto realiza la acción verbal, es voz activa. Pero algunas
oraciones no son ni activas ni pasivas; esto sucede cuando el verbo es copulativo, es decir,
que no describe una acción. Algunos verbos copulativos son "es, era, podría ser"; por ejemplo,
la oración "El auto es rojo" no es ni activa ni pasiva, el verbo "es" es como un signo de igual
entre el sujeto y el objeto.

EJEMPLOS

Miguel Pasea el gato (Voz Activa)


El gato es paseado por Miguel (Voz Pasiva)

El gato se tomó la leche (Voz Activa)


La leche fue tomada por el gato (Voz Pasiva)

Lupita hace la tarea en su cuaderno (Voz Activa)


La tarea es hecha por Lupita en su cuaderno (Voz Pasiva)

Pepe corre los 100 metros (Voz Activa)


Los 100 metros son corridos por Pepe (Voz Pasiva)

Jessica come fruta (Voz Activa).


La fruta es comida por Jessica (Voz Pasiva)

11.3 Claridad ortográfica, cohesión y coherencia:


Conectores

- Adición: Y, también, además, por otra parte, sobre todo, otro aspecto.
- Aposición: pero, sin embargo, por el contrario, aunque, no obstante.
- Causa efecto: porque, por consiguiente, por esta razón, puesto que, por lo tanto, de
modo que, por eso, en consecuencia, esto indica.
- Tiempo: después, más tarde, antes, seguidamente entre tanto, posteriormente, ahora,
luego.
- Ampliación: por ejemplo, en otras palabras, es decir.
- Comparación: tanto como, del mismo modo, igualmente, de la misma manera así
mismo, de igual modo.
- Énfasis: sobre todo, ciertamente, lo que es peor.
- Resumen o finalización: finalmente, en suma, en conclusión, para conclusión, etc.

11.3.1 Conjunciones
Las Conjunciones sirven para unir palabras en una oración.
Juan y Luis son muy amigos.

También se emplean para enlazar oraciones simples, haciendo que la oración compuesta
adquiera un sentido completo.
Me dijo que podía venir al partido.
Estudié mucho pero no fue suficiente.

Las Conjunciones no tienen género ni número y por tanto pertenecen al grupo de


palabras Invariables
En función del tipo de enlace que realicen, las Conjunciones pueden ser Coordinantes o
Subordinantes
Conjunciones Coordinantes
Las Conjunciones Coordinantes se utilizan para unir oraciones, sintagmas o palabras de igual
categoría sintáctica y pueden ser:
Copulativas
Y, e, ni, que
Sirven para introducir elementos que se acumulan.
Pedro y María son amigos. Antonio no estudia ni juega.
Adversativas
Pero, mas, aunque, sino, siquiera
Introducen elementos que se contraponen.
Jugaremos el partido, aunque llueva. Él estudia, pero no rinde.
Disyuntivas
O, u, ora, sea, bien
Indican una elección entre dos o más opciones.
¿Vienes al cine o te quedas? ¿Me dejas siete u ocho folios?.
Distributivas
Ya...ya, cerca...lejos, éste... aquél
Introducen alternancia.
Ya estudia en su cuarto, ya en el salón.
Conjunciones Subordinantes
Las Conjunciones Subordinantes se utilizan para unir oraciones de distinta categoría sintáctica,
de manera que una está subordinada a la otra y pueden ser:
Causales
Pues, porque, puesto que, ya que
Indican la causa o motivo de lo expresado.
Lo sabía pues había estudiado. No pudo jugar porque tenía fiebre.
Comparativas
Como, más que, igual que, menos que, así como
Establecen una comparación.
Ana es guapa como su madre. Antonio es más alto que su padre.

Condicionales
Si, con tal que, a menos que, dado que, siempre que
Indican condición.
Aprobarás el examen si estudias. Puedes comprar siempre que tengas dinero.

Concesivas
Aunque, a pesar de que, si bien, por más que, por lo tanto
Señalan una dificultad que no impide que se produzca la acción.
Iremos al partido, aunque llueva. Veremos la película a pesar de que la tele se ve regular.

Consecutivas
Así, luego, tan, tanto que, conque, así que
Establecen una consecuencia de lo expresado.
Jugaste mucho así que estás cansado.

Finales
Para, porque, a que, para que, a fin de que
Señalan la finalidad o el objetivo de lo expresado.
Prepara el examen para que saques buena nota.

Temporales
Cuando, mientras, antes, apenas, en cuanto, antes de que
Establecen una circunstancia temporal.
Salimos de clase cuando anochecía.
11.3.2 Locución adverbial adversativa
La locución adverbial es un grupo de palabras que actúan juntas en la oración, y que lo hacen
como si fueran un adverbio. Es decir, añaden a la oración algún tipo de información adverbial;
desempeñan, todas juntas, el trabajo que podría hacer un adverbio solo. Como adverbios hay
de muy distintos tipos (de tiempo y lugar, de afirmación, negación y duda, de modo, de
cantidad, etc.), también hay muy distintos tipos de locuciones adverbiales.

En lo referente a locuciones adverbiales de tiempo -y de frecuencia-, tenemos algunas como


las que siguen:
– a primera luz
– al amanecer, al anochecer, a atardecer, al ocaso, a mediodía
– de día, de noche, de madrugada
– en cuanto
– a veces
– de cuando en cuando
– de vez en cuando

En lo que se refiere a locuciones adverbiales de lugar, también hay múltiples ejemplos:


– a lo lejos, de lejos, desde lejos
– de cerda, acerca de
– por detrás, por delante
– en alto, en bajo

Son también bastante frecuentes las locuciones adverbiales de afirmación, de negación y


de duda. Veamos algunos ejemplos de afirmación:
– desde luego
– por supuesto
– en efecto
– en verdad
– sin duda, sin ninguna duda

Y otros de negación:
– nunca jamás
– en mi vida
– ni muerto

Y de duda:
– tal vez
11.3.3 Nexos y otras locuciones
11.4 Claridad ortográfica, cohesión y coherencia: Lógica estructural del
enunciado y párrafo
11.4.1 Ortografía
Es el conjunto de reglas y convenciones que rigen el sistema de escritura habitual establecido
para una lengua estándar.

11.4.2 Significado, léxico y semántica


SIGNIFICADO

 Es el contenido mental que le es dado a un signo lingüístico. Es decir, es el concepto o


idea que se asocia al signo en todo tipo de comunicación, como es el contenido mental.
Definido así el significado tiene un componente subjetivo que depende de cada
persona, ya que cada una le asigna un valor mental al significado, pero por convención
este significado debe ser igual para realizar una comunicación óptima.

 Sentido o concepto que representa una cosa, una palabra, un signo, etc.

 Elemento que, unido al de significante, constituye y conforma el signo lingüístico.

SIGNIFICADO DENOTATIVO/SIGNIFICADO CONNOTATIVO

La denotación se define por oposición a la connotación. Así, la denotación es el significado


objetivo de una palabra compartido por todos los hablantes; expresa la relación objetiva entre
significante y significado. Es, por lo tanto, el elemento estable, no subjetivo y analizable fuera
del discurso, de la significación de una unidad léxica. La significación denotativa de una palabra
la hallamos en el diccionario; se trata, pues, de su significación permanente y colectiva (válida
para el conjunto de hablantes de una lengua).

La connotación, sin embargo, expresa la relación subjetiva entre el significante y el hablante


(fruto de sus circunstancias socioculturales o emocionales y de las circunstancias
comunicativas). Está constituida por elementos subjetivos o variables, según los contextos, es
decir, cada hablante puede establecer nuevos significados connotativos de una palabra.

Por lo tanto, el significado denotativo de una palabra es colectivo, estable y objetivo y el


significado connotativo es individual, inestable y subjetivo. Por ejemplo:

“noche”: significado denotativo: “intervalo de tiempo entre el anochecer y el amanecer”

-significado connotativo: “tristeza, duelo” (para un poeta abandonado)

“tiempo de trabajo” (para un basurero, un vigilante nocturno)

“fiesta, tiempo de ocio” (para quien se divierte de noche)

” rojo”: significado denotativo: “color entre naranja y amarillo”

significado connotativo: “ideología de izquierda”

“pasión amorosa”

“peligro (en una señal de tráfico)”

“luna”: significado denotativo: “único satélite natural de la Tierra”

significado connotativo: “muerte, locura”


EL ANÁLISIS DEL SIGNIFICADO LÉXICO.

Se denomina el conjunto de palabras que constituyen una lengua. Asimismo, como léxico
también se designa el diccionario de un idioma.

Se conoce el conjunto de palabras que son de uso particular en una región.

Es el vocabulario de un idioma o de una región, el diccionario de una lengua o el caudal de


modismos y voces de un autor.

El léxico de una lengua no es un “montón” de unidades, de palabras aisladas sin ningún tipo de
organización sistemática. La estructuración del léxico de una lengua ha de abordarse no en su
totalidad, sino parcelándolo en grupos cerrados y limitados de palabras, pequeños conjuntos
lexicales, con una organización pluridimensional, que tenga en cuenta más de un criterio o
punto de vista.

Una forma de organizar el léxico, atendiendo solo al significado, son los campos semánticos,
que definiremos como conjunto de palabras de la misma clase gramatical que comparten
rasgos significativos. Por ejemplo, el campo semántico de “vías de comunicación” estaría
formado por vía, calle, avenida, carretera, camino, sendero, cañada, autopista, etc. Más
amplios que los campos semánticos son los campos asociativos que hacen referencia a un
ámbito y las palabras no pertenecen a la misma clase gramatical: campo de la educación
(profesor, pizarra, conserje, polideportivo, secundaria, examinar…). Los campos semánticos se
pueden clasificar en cerrados (los meses del año), abiertos (el de los insectos) y antinómicos
(formados por palabras que se oponen, por ejemplo, el campo semántico de los estados de
ánimo [alegría, júbilo, alborozo/ tristeza, amargura, desánimo]).

Otra forma de organizar el léxico, atendiendo no solo al significado (como los campos
semánticos), sino a las dos caras del signo lingüístico a la vez (significado y significante) son
las familias léxicas, estructuras léxicas formadas por todas aquellas palabras que se
relacionan por tener el mismo lexema. En una familia léxica se reúnen, por lo tanto, todos los
derivados, compuestos y parasintéticos de la palabra primitiva, que contengan el lexema
básico, tanto patrimonial, como culto o semiculto. Ej. Familia de “hacer”: deshacer,
contrahecho, rehacer, bienhechor, hacienda, hacendado, hazmerreir, factible, factura, facción,
etc. Familia léxica de “ojo”: ojear, ojal, ojeras, ojeada, anteojos, ocular, oculista, monóculo, etc.

LA SEMÁNTICA es la disciplina lingüística que estudia el significado de las palabras, la


estructura que tienen estos significados y las diferentes relaciones que mantienen unos con
otros dentro del sistema de la lengua.

3. RELACIONES SEMÁNTICAS.

3.1. MONOSEMIA: un significante con un solo significado. Es poco frecuente en las


lenguas, salvo en lenguajes científicos. Iría contra el principio de economía
lingüística. Ej.: traqueotomía, aspirina.

3.2. POLISEMIA: ocurre cuando a un significante le corresponden varios significados,


entre los cuales suele existir una relación de parecido (metáfora) o proximidad
(metonimia). La polisemia es un rasgo fundamental de las lenguas que contribuye
a la economía del lenguaje. Ej. “pico” (de ave; vb. picar; utensilio para cavar);
“hoja”, “sierra”, etc.

3.3. SINONIMIA: designación de un solo significado mediante varios significantes. Se


denominan sinónimos absolutos/totales a aquellos que son intercambiables en
todos los contextos. Existen muy pocos, pues en la mayoría se advierte un matiz
diferenciador. Ej.: mas-pero; oculista-oftalmólogo; anginas-amígdalas.

Los sinónimos parciales son mucho más abundantes. Se deben a tres motivos:

 Sólo son sinónimos en determinados contextos, pero no son permutables en


otros. Ej.: flaco-delgado-fino
 Presentan diferencias mínimas de significado. Ej.: ver-otear-atisbar; minúsculo
(tamaño)-ínfimo (grado más bajo en una jerarquía)-exiguo (cantidad
insuficiente).

 Pertenecen a distintos niveles o registros de la lengua. Ej.: óbito-muerte-


fallecimiento; cloruro sódico-sal; hurtar-robar-birlar-mangar, etc.

3.4. ANTONIMIA: relación que se establece entre unidades de sentido opuesto. La


antonimia se puede producir por elementos gramaticales (mediante prefijos: in-, i-,
es-, anti-, etc. entonces hablamos de antonimia gramatical) o por elementos
léxicos, es decir, mediante palabras de significante totalmente distinto (antonimia
léxica). Existen tres tipos de antonimia:

 Complementariedad: se dice que determinadas unidades léxicas son


complementarias cuando la negación de una de ellas en el enunciado implica
la afirmación de la otra. Ej: soltero/casado; hombre/mujer; hablar/callar;
macho/hembra; presente/ausente; militar/civil, etc.

 Antonimia propiamente dicha: se establece cuando la negación de una


palabra no implica a la otra, pues entre ambas existe una gradación de
significados. Ej.: frío/caliente (entre ambos frescos, templado, tibio, etc.);
joven/viejo

 Reciprocidad: se establece entre palabras de significado opuesto, pero que se


implican mutuamente. La existencia de uno implica la del otro y viceversa. Ej:
padre/hijo; comprar/vender; marido/esposa; tío/sobrino; enseñar/aprender, etc.

3.5. HOMONIMIA: consiste en la coincidencia formal de dos palabras originariamente


distintas, es decir, con significados y significantes diferentes en origen, pero que
como resultado de su evolución fonética coinciden en su significante, manteniendo
la diferencia de significados. Si la coincidencia es tanto fónica como gráfica, se
habla de homonimia homógrafa, pero si sólo es fónica y no gráfica, se habla de
homonimia homófona.

Ej. Homógrafas: llama (de fuego o animal); pez (pescado o cola de pegar); cola.

Homófonas: basto(grosero)-vasto(extenso); haya(árbol)-halla(verbo) –aya (niñera).

3.6. HIPONIMIA: designa una relación de inclusión de un significado respecto de otro,


que es su hiperónimo. Ej. “Perro” es un hipónimo de “animal”. Los términos
incluidos bajo el mismo hiperónimo son entre sí cohipónimos (perro, gato, tigre) y
entre ellos existe una relación de oposición. Ej. Hiperónimo “flor”: Hipónimos
(clavel, jazmín, rosa, que entre sí son cohipónimos)

3.7. HIPERONIMIA: fenómeno contrario a la hiponimia: un término incluye a varios por


su significado. Ej. Hiperónimo “árbol”: hipónimos (pino, castaño, roble o raíz,
tronco, ramas, que entre sí son cohipónimos).
11.4.3 Secuencia lógica de ideas en un párrafo

TIPO DE PÁRRAFO Y
EJEMPLOS
CARACTERÍSTICAS
Los cambios de época obligan a caer en posturas extremas, donde
bandos irreconciliables se niegan el pan y la sal enzarzados en agrias
polémicas cuerpo a cuerpo. Y así sucede también en nuestro tiempo,
como si la cronología aritmética del cambio de milenio determinase la
necesidad de tener que alinearse entre los apocalípticos o entre los
integrados. Estos últimos son hoy los apologistas de la globalización,
la nueva economía y la sociedad red, que nos auguran un fructífero
futuro poblado de venturas sin cuento: es el paraíso de Telépolis, la
Párrafo comparativo: Consiste en
nueva Jauja digital, donde todos estaremos simultáneamente
la expresión de las semejanzas o
interconectados en tiempo real a través de microteléfonos, cables de
diferencias que existen entre dos
banda ancha, imágenes virtuales y correos electrónicos. Y frente a
objetos o fenómenos
esta novela color de rosa están los lúgubres agoreros de la sociedad
del riesgo, que nos pintan un futuro negro como la pez a causa del fin
del trabajo, la precariedad laboral, la crisis de la familia, la
degeneración de la política, el imperialismo mediático, el
posmodernismo cultural, el cambio climático y el ineluctable
incremento de imprevisibles efectos perversos: alimentos
transgénicos, vacas locas, sida, fiebre aftosa, etcétera. (Enrique Gil
Calvo)
Párrafo de causa-efecto: Presenta
un hecho seguido por las razones
Mucha gente se mudó hacia Canadá desde Europa durante el siglo XIX
que lo ha causado o por las
porque existían terribles condiciones de vida en Europa.
consecuencias que de él se
derivan.
Párrafo de planteamiento y
resolución de un problema:
estructurado en dos partes:
Es evidente que la cifra media que mide el colesterol en sangre ha
En la primera se presenta el aumentado en los países mediterráneos, lo que nos da idea de que
problema, de forma explícita o están desapareciendo unos hábitos alimenticios saludables, que son
velada. sustituidos por otros en los que las grasas de origen animal tienen un
papel preponderante.
En la segunda se expone la
solución, de la misma forma que el
problema
Párrafo de secuencia o proceso
Ejemplos de párrafos de secuencia: protocolos para preparar una
comida, crecimiento y desarrollo de una planta, protocolo para
En este tipo de párrafos se
resolver un problema matemático, acciones en secuencia de
describe una serie de eventos o un
fenómenos naturales
proceso en algún tipo de orden.

Párrafo deductivo: Idea principal La mayoría de los adolescentes ha probado alguna vez bebidas
al inicio. Para su construcción se alcohólicas, aunque la frecuencia de su consumo varía con la edad, el
parte de una generalización para sexo, la religión, la clase social, el lugar de residencia y el país de
luego presentarse casos origen. En los países no musulmanes, el alcohol es el narcótico
específicos psicoactivo más ampliamente ingerido, por encima de la marihuana.
Un fenómeno de los años setenta ha sido el de la nivelación en el
índice de consumo de alcohol entre los adolescentes de uno y otro
sexo; así, mientras que unos y otros muestran un aumento continuo,
en los últimos veinte años el crecimiento correspondiente a las chicas
es mucho más acelerado.
Comenzar por los hechos, luego describirlos y más tarde formular
Párrafo inductivo: Idea principal al
hipótesis y construir teorías para explicarlos; después deducir de ellas
final. Se inicia con oraciones que
conclusiones particulares verificables; recurrir eventualmente a
expresan ideas secundarias para
nuevas observaciones o a nuevos cálculos y contrastar sus
llegar a una generalización, o idea
conclusiones con estos resultados y finalmente, si se halla necesario,
temática como una conclusión de
corregir sus conjeturas sin compasión: he aquí el severo carácter auto
lo que se ha afirmado.
correctivo de la investigación científica.
En suma, las biografías del próximo futuro cambiarán en el sentido de
adaptarse a su transformación continua. La adquisición y el cambio
Párrafo de conclusión: se utiliza de los conocimientos no concluirá con la juventud sino que continuará
para cerrar un tema o un desarrollándose a todo lo largo del ciclo de vida, que se transformará
apartado. Es fácil detectarlo en un proceso continuo de (re)educación permanente. Y eso hará
porque empieza con expresiones estallar en mil pedazos la frontera de la juventud: los adultos se
como las siguientes: en conclusión, convertirán en jóvenes tardíos y los jóvenes se transformarán en
en síntesis, de todo lo anterior adultos precoces. Pero ese proceso de reeducación continua no podrá
podemos concluir que, por detenerse allí. Antes o después afectará a la vejez, pues si ahora la
consiguiente y otras semejantes frontera entre adultos y viejos es nítida, abrupta e insalvable, pronto
se hará permeable, resultando cada vez más borrosa conforme los
mayores se hagan versátiles y aprendan a juvenilizarse

11.4.4 Inconsistencias
 Tendencia a la escritura descuidada, desordenada, en ocasiones incomprensible.

 Inconsistencias gramaticales y errores ortográficos, a veces permanencia de las


omisiones, alteraciones y adiciones de la etapa anterior.

 Dificultad para planificar y para redactar relatos y composiciones escritas en general.

 Tendencia a confundir las instrucciones verbales.

11.4.5 Solecismo
El solecismo es un vicio de dicción que consiste en
emplear incorrectamente una expresión o en
construir una frase con sintaxis incorrecta; en
general, se llama solecismo a toda violación de las
normas sintácticas y, según la Real Academia
Española, significa falta de sintaxis o error cometido
contra las normas de algún idioma.

Hay tres clases de solecismos o errores de


sintaxis: Concordancia, Régimen y Construcción.

Los solecismos de concordancia afectan al


número o al género; casi siempre ocurren cuando los
vocablos que han de concordar no son adyacentes,
como en “el uso de la historia clínica está dirigida...”, donde el género femenino de historia
clínica contamina por proximidad al verbo “dirigir”, que habría de concordar en género con el
sujeto masculino “uso”. En las construcciones de tipo impersonal con el verbo “haber” se
cometen con frecuencia faltas de concordancia en el número: “ha habido (y no “han habido”)
complicaciones”. Al respecto, se pueden observar los siguientes ejemplos.

Los solecismos de régimen o


preposicionales se producen al servirse
de una preposición distinta de la que
exige el complemento, por ejemplo:
“paciente ingresado de problemas
digestivos...”. Se puede observar la
forma cómo la preposición “a” es usada
erróneamente con sentido causal en
lugar de “por”, como en “sepsis a
estafilococos” y “enfermedades a virus”;
en este caso de solecismo, se
han utilizado las preposiciones en forma
incorrecta.

Los solecismos de
construcción adoptan formas muy
diversas; entre ellas, un vicio muy repetido
consiste en comenzar una oración con un
infinitivo cuya función es subordinante:
“Señalar que...”, “Finalmente, comentar
que...”; se puede observar la necesidad de
un sujeto o, al menos, presentar otro tipo
de construcción. Este tipo de solecismo
ofrece alteraciones a las normas, usos y
funciones de las partes de la oración; por
eso, se cometen al redactar o escribir
oraciones ya que se alteran las normas,
los usos y las funciones de las partes de la
oración.

11.4.6 Concordancia
Se denomina concordancia a la regla o recurso gramatical que tiene la función de marcar las
relaciones entre las palabras que la constituyen.

Se puede decir que son los accidentes gramaticales que por medio de las coincidencias forman
la concordancia.

Pueden existir concordancias de:

 Género

 Número

 Persona

 Tiempo y

 Modo
Ejemplos de concordancia:

Concordancia de género
Concordancia total

1.- Perro blanco = (En este ejemplo el género masculino del perro exige concordancia con
blanco) no puede ser “Perro blanca”
2.- Gato negro (masculino)
3.- Gata negra (femenino)
4.- El niño rubio (masculino)
5.- La niña rubia (femenino)

Concordancia parcial
En esta concordancia el sustantivo no tiene femenino o masculino opuesto

1.- Mesa blanca (no existe un meso blanco)


2.- Mesa negra
3.- Tabla rota
4.- Papel blanco
5.- Hoja negra

Concordancia sintáctica de referencia externa


En esta concordancia cambia de género el pronombre, pero el adjetivo no.

1.- La de arriba (el de arriba)


2.- El de arriba (la de arriba)

Concordancia de número

Los gatos (concordancia total de número)


Las gatas (concordancia total de número)

Concordancia de adyacencia

Los lunes (concordancia parcial de número) El lunes (concordancia parcial de número)


Concordancia total de referencia externa
Las del fondo (concordancia de número “las” que se refiere al contexto)

Concordancia de conexión sintáctica adyacente

Piedra verde (piedra verde no hay género y número)