You are on page 1of 12

MONTAÑAS SAGRADAS Y MONTICULOS CEREMONIALE... http://www.redalyc.

org/html/146/14625005001/

Artículo en PDF
Cómo citar el artículo
Número completo
Más información del artículo Sistema de Información Científica
Página de la revista en redalyc.org Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal

MITOLOGICAS, Vol. XXVII, Bs. As., pp. 9 - 20

MONTAÑAS SAGRADAS Y MONTICULOS CEREMONIALES DE LOS CHEROKEE

Constanza Ceruti*

Summary: The southern Appalachian Mountains are conceived in the Cherokee system of beliefs as abodes for
mythological entities such as the giant owner o± the animals and Spearfnger -an old woman who extracts the
liver from unsuspected human victims. The “little people” who dwell inside the mountains are thought to share
their wisdom with the shamans who use remote caves to perform spiritual retreats. The waterfalls and summits
are visited by The Thunderers, atmospheric entities from the underworld who are also conceived as mountain
deities, such as it is the case with the Tlaloques in the sacred peaks of Mesoamerica. Cherokee legends also
associate certain mountains and mounds with mythological serpents such as the Uktena. An understanding of
the symbolic and ritual signifcance o± mountains and mounds ±or the Cherokee requires an archaeological and
ethnological approach to the religiosity of the ancient Mississippian civilization, as well as an overview of the
rituals and beliefs in connection to the sacred mountains in Mesoamerica. For the purpose of this research, the
author has ascended to the highest peak in the Appalachian range; explored the Great Smoky Mountains and
visited the Mississippian complex in Cahokia, in addition to the mounds of Ocmulgee, Nikwasi y Kituhwa. She
also climbed to the summits of the Mexican volcanoes Iztaccihuatl, Toluca and Tlaloc.

Key Words: Mounds- Mythology- Ritual- Cherokee

Introducción patrimonial Cherokee. Visitó el Museo del


Indio Cherokee y la reservación indígena de
Los Cherokee son herederos del legado Oconaluftee (Carolina del Norte), al igual que
cultural de las civilizaciones de los constructores el Museo Gilcrease en Tulsa (Oklahoma) y el
de montículos, quienes se caracterizaron por Museo Smithsoniano del Indio Americano en
erigir grandes túmulos de tierra de diversa Washington DC. En lo que respecta a sitios
forma y función en distintos puntos de la cuenca arqueológicos relevantes para este trabajo,
del Misisipi y del sudeste de Norteamérica. La visitó el complejo missisipiano de Cahokia en
comprensión de la importancia simbólica de Illinois y los montículos de Ocmulgee, Nikwasi
las montañas -naturales y artifciales - en la y Kituhwa. Compartió además un simposio
religiosidad tradicional de los Cherokee requiere sobre conservación de sitios sagrados en la
por ello de una mirada al sistema ceremonial Universidad de Georgia en Athens y salidas
de la antigua civilización Misisipiana, teniendo al campo con investigadores Cherokee que se
también en cuenta las inFuencias de las culturas desempeñan en dicha Casa de Altos Estudios.
precolombinas Mesoamericanas.
Para la realización de esta investigación
la autora ascendió a pie a la cima del Monte De los constructores de montículos a la Gente
Mitchell, que constituye la máxima elevación de Montaña
de la cadena de los Apalaches. Exploró parte
del Parque Nacional de las Great Smoky Hace aproximadamente dos milenios
Mountains y el parque estatal de Chimney comenzaron a penetrar en el actual territorio
Rock, junto a la garganta rocosa de Hickorynut, de los Estados Unidos inFuencias culturales
además de las cascadas de Tallulah y el sendero propias de las civilizaciones Mesoamericanas,

* CONICET / Universidad Catolica de Salta (UCASAL).E-mail: constanza_ceruti@yahoo.com

1 de 12 28/08/17 22:10
MONTAÑAS SAGRADAS Y MONTICULOS CEREMONIALE... http://www.redalyc.org/html/146/14625005001/

10 CONSTANZA CERUTI

las cuales llegaron a expandirse hasta el suelo de los constructores de montículos se cuentan
Canadiense. Uno de los elementos culturales Ocmulgee en Macon (Georgia) y Cahokia,
más signifcativos Fue la erección de montículos en Illinois. Los montículos de Ocmulgee
artifciales de tierra, con fnes Funerarios y constituyen el primer complejo arqueológico
ceremoniales. que Fuera investigado científcamente en el
Los Adena y Hopewell modifcaron el sudeste norteamericano (Folsom y Folsom
paisaje del sudeste norteamericano con miles 1994:276-277). Sobresale en el sitio una gran
de montículos de tierra de diversas formas y estructura ceremonial semisubterránea de techo
tamaños, que Fueron erigidos para honrar la cónico, cuyo piso original de arcilla apisonada
memoria de los difuntos. La cultura material se mantiene casi intacto y un montículo
de los primeros constructores de montículos y aplanado de más de 50 pies de altura, el cual Fue
sus amplias redes de intercambio de materias utilizado como base para la construcción de un
primas se conocen en detalle gracias a la templo misisipiano. Por su parte, el montículo
riqueza de objetos depositados en calidad de de los Monjes en Cahokia es la estructura de
ajuares mortuorios, que incluyen pipas efgies tierra de mayor volumen en todo el hemisferio
de piedra, estatuillas humanas de arcilla, occidental (Gellman 1999:24-25). Con más de
conchas decoradas con incisiones, entre otros. 30 metros de altura, es también el montículo
La opulencia en los ajuares de los enterratorios artifcial más grande al norte de México. Pese
en montículos determinó que los Hopewell a su pequeño tamaño y escasa visibilidad, el
fuesen caracterizados coloquialmente como vecino montículo 72 en Cahokia contenía los
“los egipcios de Norteamérica” (Viñuales restos de alrededor de 300 personas cuyos
1997: 26-29). La diversidad de montículos ajuares sumaban miles de objetos (Gellman
geométricos en territorio Hopewell ha intentado 1999:49-50).
ser explicada en razón de que, más allá de su El montículo 72 de Cahokia contenía
propósito funerario, los túmulos funcionaban también enterratorios de esqueletos sin cabeza
como lugares de reunión adonde se robustecían (Gellman 1999:49-50), lo que sugiere la práctica
los lazos comunitarios, pudiendo haber de sacrifcios humanos que involucrasen
representado también a símbolos de clan. decapitación, los cuales eran frecuentes en la
La cultura Hopewell desapareció Mesoamérica prehispánica (véase León Portilla
hacia el 400 AD dando lugar a la civilización 1977). En las evidencias bioarqueológicas
Misisipiana de constructores de “montículos recuperadas de los montículos de Kolomoki
templo”, quienes alcanzaron su auge entre el año se comprueba la realización de sacrifcios
1000 y el 1500 AD. Los montículos misisipianos humanos, puesto que allí se encontraron
no eran concebidos para una fnalidad Funeraria enterratorios de cráneos sin cuerpo, los cuales
sino que funcionaban como centros de la vida en algunos casos conservaban fragmentos de
pública y cimientos para templos y edifcios piel pegada al hueso - donde había ornamentos
de elite; de allí la costumbre de erigirlos con de cobre – lo que sugiere que se enterraron
cimas planas y terrazas (Viñuales 1997:35- cabezas recién cercenadas antes que calaveras
41). La cultura material de los constructores de que pudieran resultar de entierros secundarios
montículos-templo incluía el uso de artefactos (Folsom y Folsom 1994:276).
como hachas de guerra o tomahawks, cuchillos El sistema de creencias misisipiano
líticos, sonajeros de caparazón de tortuga, pipas comprendía un mundo de arriba predecible y
ornitomorfas para tabaco y máscaras de madera. luminoso, representado por aves como el halcón
Dos de los sitios arqueológicos más y el águila, al cual se oponía un mundo de abajo
destacados que se vinculan a la civilización caótico y oscuro, identifcado con los reptiles,

2 de 12 28/08/17 22:10
MONTAÑAS SAGRADAS Y MONTICULOS CEREMONIALE... http://www.redalyc.org/html/146/14625005001/

MONTAÑAS SAGRADAS Y MONTICULOS CEREMONIALES DE LOS CHEROKEE 11

en particular la serpiente (Gellman 1999: 49- comienzos del siglo XX (Mooney 1900), siendo
50). De allí la recurrencia de la asociación de los celebradas y actualizadas de diversas maneras
montículos con las serpientes, que se manifesta por los descendientes de aquellos Cherokee en
tanto en el plano arquitectónico como en el de la actualidad.
la parafernalia ritual. Los Cherokee son reconocidos por la
El montículo funcionaba desde el manufactura artesanal de distintivas cestas
punto de vista simbólico como “axis mundi” de fbras vegetales entretejidas, como las
que permitía vincular al plano humano con las que fueran antiguamente utilizadas para el
esferas celestiales y el inframundo. Se ha dicho acarreo de la tierra con la que se construyeron
que los constructores de montículos “anhelaban los célebres montículos. Numerosos eventos
el sol”, que era una de las principales deidades de religiosos Cherokee, como el festival del Maíz
los Misisipianos (al igual que en entre pueblos Verde, se remontan al período de apogeo de la
mesoamericanos contemporáneos). El elemento cultura Misisipiana, época en la cual surgieron
fuego adquiría por ello preponderancia para el también los gérmenes de la agricultura y la
mundo superior, contrapuesta a la del agua del medicina ancestral de este pueblo.
mundo inFerior (Viñuales 1997:70- 72). De ahí Los Cherokee de las tierras altas
importancia de los ritos vinculados al encendido orientales son caracterizados como “la gente
del fuego nuevo en las cimas de los montículos, principal de las montañas” (Bradley, 1967:7). El
que fueron continuados por los Cherokee hasta propio nombre de las Great Smoky Mountains,
épocas recientes. que conforman su territorio ancestral, deriva
Desde 1540 los Cherokee interactuaron de la manta de humo procedente de sus fogatas
con traperos y exploradores europeos que cubriendo las faldas boscosas de los cerros
incursionaban en los Apalaches meridionales en (véase Bernbaum, 1990). En este trabajo
busca de pieles de animales para el comercio. abordaremos la mitología y el ritual que los
Su interacción ±uida con los recién llegados y Cherokee elaboraron en estrecho contacto con
su capacidad de asimilación de la cultura del las montañas de los Apalaches, así como las
viejo mundo determinó que Fueran considerados in±uencias de las culturas Mesoamericanas
entre las “cinco tribus civilizadas” de nativos ancestrales y contemporáneas y los vínculos
americanos de la costa oriental de Norteamérica. con el legado de la civilización Misisipiana.
Un sabio Cherokee del siglo XVIII llamado
Sequoyah llegó a inventar un alfabeto conocido
como “silabario”, que distinguió a los Cherokee Gigantes, Gente Pequeña y otras entidades
como una de las pocas sociedades nativas folklóricas en los Apalaches
norteamericanas en desarrollar una forma de
escritura propia (Heth, 1997:33). La mitología Cherokee atribuye la
En 1838 las milicias de los Estados creación de las Great Smoky Mountains al
Unidos forzaron a los Cherokee a abandonar aleteo cansino de un ave mitológica. No existe
las Great Smoky Mountains y migrar por más consenso acerca de si se trataba de un cuervo
de 2.200 millas hacia Oklahoma, en lo que se o de un halcón; sin embargo, las distintas
conoció como “el sendero de las lágrimas”. versiones del mito enfatizan el cansancio que
Un reducido grupo que logró permanecer en el ave experimentaba, que se traducía en el
su territorio ancestral forman actualmente la reiterado chocar de sus alas contra el suelo,
banda de los Cherokees orientales. Sus formas ocasionando la creación de los valles; al tiempo
de vida tradicionales y sus leyendas fueron que las montañas surgían cuando sus alas se
estudiadas por el etnólogo James Mooney a elevaban al cielo. Tras el paso del ave y, al ver

3 de 12 28/08/17 22:10
MONTAÑAS SAGRADAS Y MONTICULOS CEREMONIALE... http://www.redalyc.org/html/146/14625005001/

12 CONSTANZA CERUTI

tantas montañas y colinas -como las que existen de “pedir perdón” a la presa cazada a fn de
en el territorio Cherokee- los animales llegaron evitar que el enojo de los animales ocasione
a temer que toda la tierra estuviese llena de enfermedades (Bradley, 1967:24).
montañas (Bradley, 1967:8). Los animales salvajes de las Great
Los animales típicos de los bosques Smoky Mountains reconocen a su “dueño” en la
de los Apalaches juegan un papel destacado fgura de un mítico gigante de ojos rasgados al
en la mitología y el complejo ceremonial que los Cherokee llaman Tsulkala. Se cree que
de los Cherokee. El oso es un animal de habita en una cueva acompañado de una mujer
gran importancia: el consumo de su carne es indígena con la que ha tenido dos hijos. Ciertos
considerado como una delicia y su caza es petroglifos son interpretados por los ancianos
precedida y ayudada por cánticos rituales que Cherokee como huellas o marcas producidas
se supone han sido enseñados a los cazadores cuando el gigante salta desde las montañas hacia
por los propios animales (Bradley, 1967:16). la orilla de los arroyos (Rossman, 1988:10).
La tradición oral Cherokee identifca cuatro La oralidad Cherokee sugiere que los
montañas que Funcionarían como “casas para chamanes o medicine men realizaban retiros de
reuniones de consejo de los osos” (bear´s council varios días de duración en cuevas rocosas en
house) a cuyos pies se dice que estos animales las laderas altas de las Great Smoky Mountains,
se reúnen para danzar ceremonialmente antes de Allí aprendían fórmulas y cánticos rituales que
hibernar, entre ellas, la montaña ±odderstack, les eran transmitidos por los espíritus de los
y Clingman´s Dome (Rossman, 1988:18- ancestros, a los que se conocía como la “Gente
21). Es interesante señalar en este punto que Pequeña” (Bradley, 1967:21). La “Gente
varios grupos de nativos norteamericanos Pequeña” o Yuhwi Tsunsdi mora también en
de las grandes planicies, como los Lakota quebradas angostas -como la de Hickorynut
Sioux, también asocian con sus montañas con Gorge en Chimney Rock- ofciando como
moradas de osos o lugares de encuentro de custodios de elementos de importancia ritual
estos animales, tal es el caso de la emblemática entre los cuales sobresale la planta del tabaco.
montaña conocida como Devils Tower, a la Su interacción con los Cherokee es ambigua,
que los Lakota denominan “Bear´s Lodge”. La puesto que si bien se muestran solícitos a
arqueología aporta evidencias de los contactos compartir su sabiduría y sus dones -o ayudando
mantenidos desde tiempos antiguos con las a recuperar objetos perdidos- también son
tribus de las grandes planicies y da testimonio capaces de aplicar jugarretas y hasta asesinar
de la importancia simbólica del oso para las a quienes no les caen en gracia (Rossman,
culturas Misisipianas: en los ajuares Funerarios 1988:7). El ingreso al paisaje boscoso de las
excavados en los montículos de Etowa se montañas, con fnes religiosos o de cacería,
encontró un diente de oso grizzli procedente de debe por ello ser precedido por un ayuno de
las Rocallosas (Folsom y Folsom, 1994:274). siete días (Bradley, 1967:16).
La mitología Cherokee sugiere que El agua de los ríos y lagos cumplía un
la montaña es el marco en el que se balancea papel importante en el calendario ceremonial
el precario equilibrio entre la salud y la tradicional de los Cherokee, el cual reconocía
enfermedad. Los animales agredidos por los un rito de baño o inmersión denominado “ir a
cazadores son causa de la enfermedad humana, las aguas”, que perseguía fnes purifcatorios
pero las plantas del bosque son aquellas que y curativos (Hirschfelder y Molin, 2001). La
ofrecen al hombre la posibilidad de su curación. oralidad Cherokee alude a la existencia cuasi
Ciertas narrativas Cherokee funcionan como secreta de un lago encantado, notable por el
relatos de advertencia acerca de la importancia color púrpura y las propiedades medicinales

4 de 12 28/08/17 22:10
MONTAÑAS SAGRADAS Y MONTICULOS CEREMONIALE... http://www.redalyc.org/html/146/14625005001/

MONTAÑAS SAGRADAS Y MONTICULOS CEREMONIALES DE LOS CHEROKEE 13

de sus aguas, en las que los animales curaban espíritu femenino del maíz, se lo considera
mágicamente sus heridas. No hay certeza progenitor del los “Truenos” (the thunder boys)
de que el lago medicinal haya sido visto por y del Rayo (lightning).
ningún humano, pero los Cherokees orientales El mito acerca del hombre que se desposó
creen que se encontraría localizado al oeste con la hermana del Trueno cuenta la historia
de las nacientes del río Oconaluftee y que si de un joven Cherokee que conoce a una bella
un cazador se prepara adecuadamente con mujer y la sigue hasta su morada, ubicada detrás
ayunos y plegarias puede llegar a contemplarlo de la cascada Tallulah. Se encuentra entonces
(Bradley, 1967:28). con el hermano de ésta, llamado Trueno, quien
Por último cabe hacer mención a otro cabalgaba a lomo de una serpiente cornuda,
importante y temido ser mitológico de las ser mitológico conocido entre los Cherokee
Great Smoky Mountains. Se trata de Utluhtu, como uktena. Al tomar conciencia que ha
quien es conocida como “dedo de lanza” penetrado en el inFramundo, el joven suplica
-en inglés “Spearfnger”. Utluhtu tiene la que le permitan regresar a la tierra. Trueno lo
apariencia de una mujer anciana dotada de un golpea y deja inconsciente. Tras recuperarse,
largo y huesudo dedo índice con el cual extrae el joven logra regresar a su casa pero termina
subrepticiamente el hígado de sus víctimas Falleciendo una semana después porque “nadie
humanas -Frecuentemente niños - las cuales puede regresar del inframundo y hablar de ello
terminaban por debilitarse progresivamente y vivir”, en opinión manifestada al etnógrafo
hasta morir. El hábitat preFerido de Spearfnger Mooney por el anciano Cherokee narrador de
son las gargantas ±uviales y los pies de ciertas este mito.
montañas, en particular de Chilowee Mountain A juicio de esta investigadora, el Trueno
y Whiteside Mountain. En este último cerro se y los Tronadores se asemejan en su carácter y
dice que Utluhtu intentó construir un puente de ámbito de acción al dios Tlaloc y sus asistentes,
piedras hacia el cielo, el cual fue eventualmente los tlaloques, venerados como deidades
destruido por un trueno (Rossman, 1988:9). atmosFéricas en el altiplano mesoamericano
desde hace dos mil años hasta nuestros días
(véase Albores y Broda, 1997; Glockner,
Truenos, Cascadas, Montañas y Serpientes 1996). El Trueno y los tronadores Cherokees
moran en la cima de una montaña, mientras que
Los tronadores (the thunderers) son Tláloc y sus tlaloques habitan asimismo en la
las entidades folklóricas más poderosas para cima de una montaña homónima de México,
los Cherokee. Moran en la cumbre de una como señores del trueno, el rayo y el granizo
montaña sagrada conocida como Tsuwatelda (véase Arribalzaga, 2004; Montero, 2004). Al
o Pilot Mountain, la cual también es lugar de igual que el Trueno de los Cherokee, el Tlaloc
reunión de los nuhneni. Tal como se desprende de los Nahua es una entidad del inframundo,
de la narrativa de Tallulah falls, los tronadores cuya morada se extiende por el interior de las
aparecen asociados con cascadas u otros montañas (véase Brotherson, 1997 y Morante
accidentes geográfcos capaces de generar en López, 1997). A Tlaloc se destinaban sacrifcios
el paisaje circundante un sonido semejante al de niños que eran ahogados en remolinos de
del trueno. El Trueno, llamado Kanati, mantuvo agua… ritos de los cuales quizás hagan eco
épicos combates con las gigantescas serpientes las leyendas Cherokee que hablan de jóvenes
cornudas o uktenas que pueblan los recodos perdiendo la vida tras ingresar a una cascada
de los ríos que serpentean entre las montañas que es morada del Trueno. La existencia
del territorio Cherokee. Desposado con Selu, de leyendas comparables -y su papel en el

14 CONSTANZA CERUTI

encubrimiento de los sacrifcios humanos de 2000:107). Los shamanes mesoamericanos


tradición mesoamericana- ha sido analizada en aparecen en los códices representados en
un estudio previo sobre los volcanes sagrados actitud de visitar los templos construidos en las
de Costa Rica, su mitología y su arqueología cimas de montañas (Jansen y Pérez, 2000: 139),
(véase Ceruti, 2010). utilizando a veces espejos de obsidiana como
Los ríos y arroyos de los Apalaches instrumentos para la adivinación del futuro

5 de 12 28/08/17 22:10
MONTAÑAS SAGRADAS Y MONTICULOS CEREMONIALE... http://www.redalyc.org/html/146/14625005001/

6 de 12 28/08/17 22:10
MONTAÑAS SAGRADAS Y MONTICULOS CEREMONIALE... http://www.redalyc.org/html/146/14625005001/

MONTAÑAS SAGRADAS Y MONTICULOS CEREMONIALES DE LOS CHEROKEE 15

las actuales etnias Caddo y Wichita. La religión ramas espinosas- se desarrolló con el objeto de
de los Caddoan también formaba parte del despertar a los somnolientos para el desempeño
llamado Culto Sureño, característico de las de sus funciones rituales (véase Hirschfelder y
culturas Misisipianas. Molin, 2001:186).
Una mirada a los festivales Cherokee
permite descubrir la importancia ritual del fuego
Montañas Artifciales y Fuego Sagrado en y de los montículos sagrados en la religiosidad
la Reactualización de Antiguos Montículos- tradicional de este pueblo. El Festival de la
Templo primera Luna Nueva de Primavera celebrado
en Marzo revestía particular interés en el marco
Entre el año 500 y el 1500 de la era, la del presente trabajo, puesto que requería el
civilización de los constructores de montículos apagado de todos los fuegos en los hogares
modiFcó el paisaje de la cuenca del Misisipi Cherokee previo al encendido del fuego nuevo,
y de gran parte del sudeste de Norteamérica que se realizaba en la cúspide de un montículo
mediante montículos de tierra que funcionaban sagrado (véase Hirschfelder y Molin, 2001:90).
como lugares de entierro, plataformas para Por su parte, en el Gran Festival de la Luna
templos o residencias de los jefes. Superando Nueva de Otoño, llama la atención la similitud
a veces los 30 metros de altura y dotados de lingüística entre entidades serpentiformes
proporciones semejantes a las de colinas, mitológicas como la Uktena y el nombre dado a
dichas construcciones artiFciales pueden ser los sacerdotes, los cuales eran conocidos como
interpretadas como “montañas hechas por Uku (Hirschfelder y Molin, 2001:108).
el hombre”, a semejanza de las pirámides La leyenda Cherokee del fuego sagrado
mesoamericanas. Los Cherokee supieron dar narrada por Ramona Bradley (1967:34-35)
continuidad al uso de los antiguos montículos describe con detalle la construcción de un
en el marco de las ceremonias calendáricas de montículo de tierra acarreada por las mujeres
renovación estacional, poblándolos de leyendas mediante cestas de Fbra vegetal entretejida.
vinculadas con entidades sobrenaturales. Reconoce una funcionalidad primaria
Daniel Sabin Butrick, un misionero del asociada con la erección del montículo -el
siglo XIX describió con bastante detalle seis cual se construye para cubrir los cuerpos de
festividades ceremoniales propias del calendario siete grandes hombres y sus pertenencias de
Cherokee, las cuales se celebraban antes de que ultratumba- y un uso secundario vinculado con
este pueblo originario fuera deportado de su una llama votiva que se mantendría encendida
territorio. Dichos festivales, entre los que se en su cúspide, para volver a encender los
cuenta el del Maíz Verde, compartían ciertas fogones domésticos de toda la comunidad en
instancias rituales típicas de la religiosidad ocasión de los ritos calendáricos “del fuego
Cherokee, como el rito de “ir a las aguas”, el nuevo”, que tenían lugar en primavera.
cual involucraba inmersiones en ríos y arroyos El fuego que se mantenía ritualmente
con Fnes puriFcatorios y curativos (Hirschfelder encendido en las cimas de los montículos
y Molin, 2001:103). Los festivales religiosos ingresó al mundo por acción de los míticos
Cherokee duraban varios días y el trabajo de Truenos (the thunderers) que incendiaron
los hombres era intenso, puesto que debían un árbol de sicomoro en medio de una isla
cazar para proveer de carne a los participantes, (Bradley, 1967:35). Llegó a los hombres gracias
además de mantenerse despiertos durante las a la acción de la araña de agua, que fue capaz
vigilias religiosas. La Danza del Mosquito -en de cargar un carbón encendido en su cesta
la que las mujeres atosigaban a los hombres con de tela entretejida. Muchos animales habían

7 de 12 28/08/17 22:10
MONTAÑAS SAGRADAS Y MONTICULOS CEREMONIALE... http://www.redalyc.org/html/146/14625005001/

16 CONSTANZA CERUTI

fracasado en anteriores intentos por obtenerlo, apagados con anterioridad. La ceremonia tenía
adquiriendo en el proceso ciertos rasgos importantes implicancias sociales puesto que
distintivos de su apariencia física: el cuervo, permitía la reinserción social a los Cherokee
por ejemplo, quedó totalmente ennegrecido que se encontrasen castigados por alguna
tras haberse quemado completamente; en tanto ofensa (Jace Weaver, comunicación personal,
que los búhos permanecieron con sus ojos Abril de 2012).
enrojecidos por las cenizas. La tradición oral de los Cherokee asocia
El montículo Kituhwa alcanzaba la destrucción y desposesión del montículo
originalmente una altura de aproximadamente con períodos históricos de caos y oscuridad.
20 pies; resultando actualmente apenas visible Recientemente, el terreno donde se encuentra
como consecuencia del daño a su conservación localizado este sitio sagrado ha sido adquirido
ocasionado por el uso del arado por parte de por la nación Cherokee para su protección.
granjeros locales. Albergaba vestigios de una Según lo referido por el investigador Cherokee
townhouse y de un fogón que datan del 1500 Jace Weaver en comunicación personal durante
AD. En nuestra visita a Kituhwa advertimos una visita al sitio, una profecía de su pueblo
que el montículo se encuentra emplazado en anticipaba la destrucción y ulterior recuperación
las inmediaciones de un río, en una planicie de Kituhwa por parte de los Cherokees
rodeada de elevaciones montañosas que ofrece orientales; advirtiendo que “si Kituhwa vuelve
una de las mejores vistas que pueden obtenerse a ser perdido, la oscuridad reinará entonces
a los pies de las Great Smoky Mountains. Se para siempre”.
trata de un emplazamiento muy signiFcativo Por su parte, el Nikwasi es uno de los
para los Cherokee, habiendo sido utilizado montículos arqueológicos mejor conservados
ancestralmente por los miembros de la banda que se conocen en el estado de Carolina del
oriental como su principal centro de ceremonias. Norte. Su forma y tamaño se encuentran
El vínculo simbólico de los Cherokees con este aceptablemente conservados, pese a que llegó
particular montículo es muy fuerte, puesto que a ser reutilizado como hospital de campaña en
la tradición oral lo identiFca como centro del 1776, durante enfrentamientos de las milicias
primer asentamiento y origen del nombre de armadas contra los nativos locales. Los Cherokee
su etnia. En efecto, los Cherokee se llamaban consideran que dicho sitio arqueológico se
a sí mismos “ani-kituhwa-gi” (las gentes de encuentra habitado por los nuhnehi o “gente
Kituhwa), mientras que el nombre por el que son espíritu”, quienes mantienen una casa de
conocidos habitualmente deriva de “chalaque”, reunión de consejo en su interior (Rossman,
un término no vernáculo que signiFcaría “gentes 1988:22). Una leyenda relata que los nuhnehi
de habla extraña”. “emergieron del montículo por centenares,
Kituhwa es llamado “el montículo armados, pintados y listos para la guerra” a Fn
madre” y es identiFcado como uno de de ayudar a los Cherokee a repeler la invasión de
los “lugares de la llama eterna”, en cuya un grupo rival. Los nuhnehi son frecuentemente
cúspide los ritualistas Cherokees mantenían identiFcados con espíritus de los ancestros, de
constantemente encendido un fuego que apariencia antropomorfa y tamaño pequeño.
simbolizaba la presencia del espíritu Creador Su nombre suele traducirse como “los que
y la vida de la comunidad. Una vez por año, siempre han estado aquí” (Rossman, 1988:7).
durante la ceremonia del Maíz Verde, la llama Su vinculación con las montañas es estrecha,
votiva en la cima del montículo era empleada puesto que los nuhnehi moran en la cima de
para volver a encender cada uno de los ciertas colinas y cuentan con lugares de reunión
fogones familiares que habían sido ritualmente en el interior de determinadas montañas. Por

MONTAÑAS SAGRADAS Y MONTICULOS CEREMONIALES DE LOS CHEROKEE 17

ejemplo, se dice que Blood Mountain aloja en las pirámides mesoamericanas, los mounds de
su interior a una casa de consejo de la gente las culturas de los constructores de montículos
espíritu y que los nuhnehi moran en el cordón pueden ser concebidos como montañas “hechas
montañoso que corre al sur del río Oconaluftee por el hombre”. Por su parte, los más antiguos
(Rossman, 1988:20-22). montículos serpentiformes contribuyen a
aFanzar la asociación establecida en el plano

8 de 12 28/08/17 22:10
MONTAÑAS SAGRADAS Y MONTICULOS CEREMONIALE... http://www.redalyc.org/html/146/14625005001/

18 CONSTANZA CERUTI

Bibliografa Folsom, F. y Mary Elting Folsom.


1994 America´s Ancient Treasures: A guide
to Archaeological Sites and Museums
Albores, B. y Johanna Broda in the United States and Canada. En:
1983 Graniceros: cosmovisión y meteoro - Cahokia – City of the Sun – Prehisto-
logía indígenas de Mesoamérica. Mé- ric Urban Center in the American
xico D.F. Instituto de Investigaciones Bottom. Collinsville. Albuquerque.
Históricas. Universidad Nacional Au- University of New Mexico Press.
tónoma de México. Gellman Mink, Claudia. Cahokia
Mounds Mu - seum Society.
Arribalzaga, V.M. Collinsville.
2004 Los caminos al Tlalocan: múltiples ru
tas prehispánicas al sitio ceremonial en Gilbert, C. M. y Robert Brooks
la cumbre del Cerro Tlaloc, Estado de 2000 From Mounds to Mammoths. A feld
México. Tesis no publicada. México guide to Oklahoma Prehistory. Norman
D.F. Escuela Nacional de Antropología University of Oklahoma Press.
e Historia.
Glockner, J.
Bernbaum, E. 1996 Los volcanes sagrados: Mitos y ritu-
1990 Sacred Mountains of the World. San ales en el Popocatépetl y la

9 de 12 28/08/17 22:10
MONTAÑAS SAGRADAS Y MONTICULOS CEREMONIALE... http://www.redalyc.org/html/146/14625005001/

19

Mexico 2001 El Nevado de Toluca: “ombligo de


mar y de todo el mundo”. En La
Maldonado Jiménez, D. Montaña en el paisaje ritual
2001 Cerros y volcanes que se invocan en Johanna Broda, Stanislaw
el “culto a los aires”, Coatelco, Iwaniszewski y Arturo Montero
Morelos. En La Montaña en el pai- editores CONACULTA – INAH.
saje ritual. Editado por Johanna México, D.F.
Broda, Stanislaw Iwaniszewski y
Arturo Montero. México, D.F. CO Rossman, D.
NACULTA – INAH. 1988 Where Legends Live. A Pictorial
Guide to Cherokee Mythic Places.
Mc Ghee, R. Ilustrated by Nancy-Lou Patterson.
1989 Ancient Canada. Ottawa.Canadian Cherokee, North Carolina. Che-
Museum of Civilization. rokke Publications.

Montero García, I.A. Viñuales Solé, J.


2004 Atlas Arqueológico de la Alta Monta- 1997 Constructores de Montículos.
ña Mexicana. México D.F. SEMAR Colección Civilizaciones Perdidas.
NAT Morante López, Rubén Barcelona. Ediciones Folio.

1997 El Monte Tlaloc y el calendario


mexica. En Graniceros: cosmovi- Resumen
sión y meteorología indígenas de
Mesoamérica. Beatriz Albores y Los Cherokee conciben a las montañas
Johanna Broda editores. México D. de los Apalaches meridionales como hogar y
F. Instituto de Investigaciones His- refugio de entidades mitológicas diversas, que
tóricas. Universidad Nacional Autó incluyen a un gigante dueño de los animales y
noma de México. a una anciana que usa su aguzado dedo índice
para consumir el hígado de víctimas humanas
Mooney, J. inadvertidas. En el interior de las montañas vive
1900 Myths of the Cherokee. Washington la “gente pequeña” que comparte su sabiduría
D.C. 19th. Annual Report of the con los chamanes Cherokees cuando realizan
Bureau of American Ethnology. retiros espirituales en sus cuevas. Las casca-

10 de 12 28/08/17 22:10
MONTAÑAS SAGRADAS Y MONTICULOS CEREMONIALE... http://www.redalyc.org/html/146/14625005001/

11 de 12 28/08/17 22:10
MONTAÑAS SAGRADAS Y MONTICULOS CEREMONIALE... http://www.redalyc.org/html/146/14625005001/

20 CONSTANZA CERUTI

Kituhwa. También ascendió a las cimas de vol-


canes sagrados mesoamericanos como el monte
Iztaccihuatl, el nevado de Toluca y el cerro Tlaloc.

12 de 12 28/08/17 22:10