You are on page 1of 5

El ser humano actual ante la ciencia

Introducción

En la ciencia moderna uno de los mayores logros, es nuestra visión crítica de un país
en desarrollo, que normalmente afronta las consecuencias de falta de ética en aplicación del
desarrollo científico, donde nos sentimos desventajados y afectados por supuesta moral para
determinar el futuro, pero desde afuera.

Los conceptos e ideas que constituyen el cuerpo principal del conocimiento de la


humanidad se desarrollan según el tiempo va transcurriendo, un lento proceso de
comparación, de la selección de la información disponible, de evaluación datos e ideas y,
finalmente de su incorporación a dicho cuerpo de conocimientos. En el progreso de la ciencia
ocurre que por medios abruptos y dramáticos cambios, puede romper el equilibrio del
conocimiento de la humanidad estableciendo un continuo proceso de construcción, crisis y
reconstrucción de las ideas en una nueva síntesis a partir de la cual se renueva un nuevo
periodo de investigación.

Desarrollo

El papel de la sociedad frente a esta problemática esta dado en que si bien la ciencia
ha hecho de la sociedad actual algo novedoso, llenos de avances científicos y tecnológicos
que avanza cada día a gran escala, también nos ha convertido en una sociedad egoísta, ansiosa
de poder, en la que prima el interés y se clasifica a las personas según su riqueza y linaje
social, tal vez deberíamos volver a la sociedad antigua donde las cosas materiales eran lo
menos importante y el esfuerzo para conseguir una vida digna era bastante intenso pero ahora
a pesar de tener lo que siempre hemos deseado sino cambiamos nuestra manera de pensar y
de ver el mundo nos encaminamos a la peor arma, el hombre mismo y a una posible
autodestrucción, pues el ser humano actual parece no tener la capacidad y no estar preparado
para la oleada de avances y cambios. (Belvaux, E.)

Una persona que se encuentra actualizada en su campo profesional y personal tiene


muchas mas opciones de encontrar lugares donde estos conocimientos, cualidades y demás
virtudes son aprovechados al máximo lo que estimula a la persona por que su trabajo y
esfuerzo se ven reflejados. (Delgado, R.)
Las síntesis innovadoras en la ciencia tienen origen en la conjunción de ideas que
previamente aparecen inconexas. Estas síntesis son generadoras de grandes cambios en la
historia de la ciencia cuando dos disciplinas que se habían desarrollado independientemente
confluyen y generan un nuevo orden, dando la unidad a lo que parecía ser improbable.

(En Bernal, César A , J)

El ser humano busca el progreso a través de la ciencia con el fin de obtener avances
que puedan satisfacer necesidades y problemas de la actualidad como lo es la medicina en el
cual se busca obtener respuestas sobre casos nuevos que se presentan cada día a través de los
avances de investigación, atravesó por etapas diferentes. Fue sucesivamente sacerdotal,
mágica, empírica y científica. Al comienzo, los sacerdotes o los magos trataban de expulsar
mediante exorcismos los espíritus maléficos o de invocar a los dioses para que ejercieran su
acción benéfica, más tarde el hombre se apercibió de que la observación suministraba
mejores resultados prácticos y entonces nació la medicina empírica. ( López, A.)

Las verdades científicas se han afirmado lentamente a través de la historia y, en la


última época, como consecuencia de los progresos considerables en las ciencias naturales, en
la biología, en la química y en la física, la ciencia médica ha adoptado el método científico
y, sobre todo, el método experimental. Este método ha provocado una evolución profunda en
las ciencias médicas, se ha descubierto que los microbios eran la causa de muchas
enfermedades, lo que ha permitido prevenir y combatir muchas infecciones, evitar o curar las
grandes epidemias de peste que causaban tan inmensa cantidad de víctimas. (Delgado, R.)

La revolución se ha producido, incomprendida por el público, pero que es tal vez más
grande que la anterior, en la esfera de la alimentación del conocimiento, que mediante esta
nueva conquista se ha podido generar conocimiento convenientemente a los hombres y se
han descubierto las vitaminas, las necesidades de proteínas y sustancias minerales, lo que ha
originado un enorme mejoramiento de la vida humana. ( López, A.)

La mortalidad infantil era muy grande de cada tres niños moría uno en los dos
primeros años de vida. En la actualidad muere tan sólo uno de cada quince o veinte en los
países avanzados. La duración de la vida del hombre se ha prolongado considerablemente en
muchos países. El promedio de vida, a comienzos del siglo era de cuarenta años; en la
actualidad es de casi setenta. Vida prolongada y mortalidad disminuida han producido
algunas consecuencias.

Las personas de edad avanzada existen en número moderado comparado a la sociedad


actual en la que vivimos, y es importante ocuparse de lo que se llama la gerontología, es
decir, el estudio de la medicina y de la salud de los ancianos. Es un hecho que se ha podido
combatir las enfermedades infecciosas, pero a medida que se prolongaba la duración de la
vida, nos apercibíamos de que el hombre sufría de afecciones diferentes, así el hombre ha
descubierto la posibilidad de fabricar unas cuantas cosas: virus, genes, etc. Todo un mundo
nuevo se abre ante nuestros ojos. (En Bernal, César A , J)

La ciencia y la cultura no son opuestas, sino amigas que se ayudan y apoyan. Es un


falso punto de vista aquél que parece obligarnos a escoger entre la técnica y la cultura, como
si toda la cultura no se basara sobre un conocimiento técnico y concreto, y de modo recíproco.

Poseemos los medios técnicos para difundir la cultura. Tenemos todos los medios
para fertilizar la tierra, alimentar a los hombres y quizás transformar el mundo. También
tenemos el dinero en cantidad más que suficiente, si pudiera consagrarse el uno por ciento de
las sumas considerables invertidas en actividades militares, a la ciencia, a la educación, a la
cultura, a la alimentación de los hombres, habría a la disposición de esas empresas de paz y
de construcción. (En Bernal, César A , J)

Sé que es muy difícil, en el interior de un solo país, hacer una transferencia de una
parte de los presupuestos militares a un presupuesto de educación nacional. Por el contrario,
esas dificultades desaparecen cuando se hace igual esfuerzo en todos los países y cuando la
relación entre los presupuestos de armamentos permanece la misma. Sin duda vendrá un día
en que habrán desaparecido los presupuestos militares de todos los países. Pero no podemos
esperar. Antes de que los gobiernos tengan este gesto de cordura y que los pueblos mantengan
esa confianza, algo puede hacerse inmediatamente. (En Bernal, César A , J)
Conclusión

La ciencia moderna es uno de los mayores logros de la humanidad que se vive en el


mundo gobernado por unas de las ideologías y instrumentos que se pueden utilizar de forma
correcta o incorrectamente, la ciencia ha generado progreso en la sociedad.

La teoría del conocimiento de concebir como una actitud de respeto la vida humana
y lo moral, proponer bienestar, procurando el mejoramiento de las condiciones de la vida de
toda sociedad que conformamos el mundo, se necesita hacer conciencia con responsabilidad
para construir una sociedad basada en la ética humana y racional, con una visión amplia y
compleja del mundo y del propio ser humano.
Bibliografía
Belvaux, E. (01 de 12 de 2010). El ser humano y el conocimiento. Obtenido de
http://unesdoc.unesco.org/images/0006/000649/064933so.pdf

FUENTE: Metodología de la investigación administración, economía, humanidades y ciencias


sociales .(Colombia 2010). Sociedad del conocimiento. Obtenido de :

file:///C:/Users/COMPU/Desktop/Metodologia%20de%20la%20Investigacion%203edición%20Bern
al.pdf

En Bernal, César A , J, La educación en la actual sociedad del conocimiento (págs. 5-6). PEARSON
EDUCACIÓN, Colombia, 2010

López, A. (2004). Programa Universal de Estudio. En A. López, sociedad del conocimiento

(págs. 9-14). Madrid: Alfonso Dorado MMV.

https://prins.com/igfrfwb5ocr3/el-humano-actual-ante-la-ciencia/

Delgado, R. (2002). El conocimiento social. En R. Delgado, Sociedad actual (págs. 15-20). Cataluña:
primera edición.