You are on page 1of 2

LA HUMANIDAD DE HACE 50.

000 AÑOS
Q:. H:. ENRIQUE MORALES B.
Dice la ciencia que descendemos de unos monos afortunados, que dimos
nuestros primeros pasos en algún remoto lugar de África, que eran
absolutamente iguales a nosotros, que tardaron unos 20.000 años en poblar, a
partir de su origen Europa, Asia, Oceanía y hace unos 10.000 llegó a América
completando la colonización de la tierra, y que lo hizo en medio de los más
bruscos cambios climáticos y 5 glaciaciones, que el descubrimiento del fuego y
la abundante caza, pesca y recolección les permitió sobrevivir a esas extremas
condiciones en los primeros tiempos de la humanidad. Pero como fue ese
primer paso para convertirnos de monos a humanos?
Dicen los materialistas que “la mano fue para el hombre la guía que lo
condujo a la razón” otros más radicales dicen no fue la mano fue “el dedo
pulgar”, dicen ellos mismos que a través del “ADN MITOCONDRIAL” que
se encuentra solo en las mujeres, cada humano de hoy puede armar su propio
árbol genealógico que se extendió por toda la tierra durante esos aproximados
50.000 años para llegar a su primera madre biológica la “EVA AFRICANA”.
Los que estamos convencidos en la existencia del creador y que no somos tan
obtusos en recocer que efectivamente somos casi idénticos a algunos monos
podríamos decir “SI” ese primer paso lo dimos pero de la mano del creador y
nos permitió ver la luz. Por eso la humanidad de los primeros tiempos no solo
sobre vivió a esas extremas condiciones climáticas sino que vivió extasiado,
eufórico y agradecido de ver, palpar y sentir hasta en los aspectos más simples
de la vida la mano y existencia del creador. Pero también sobrevivió porque
convivio en paz y armonía con toda la creación.
La humanidad de nuestro tiempo que vive bajo las condiciones climáticas más
benignas de su existencia aún bajo el real aumento de la temperatura global,
el efecto de invernadero, los fenómenos y desastres naturales de los que
somos testigos y el mejor momento de su desarrollo científico, tecnológico y
económico, puede ser llevada a una profunda crisis que podría hacer peligrar
su existencia, por el irrespeto a la creación y la insaciable voracidad y avaricia
de unos pocos de oscuros corazones que pretenden arrasar de una vez por
todas con la maravillosa armonía de la vida que ha perdurado desde la
creación. Pero aún queda mucha esperanza de vida, volvamos queridos
hermanos a fijar nuestros ojos y nuestros corazones en el cielo para agradecer
por la increíble inmensidad y maravillosa obra del creador y volver a preciar las
cosas sencillas de la vida. Gracias G:. A:. U:. Por haberme permitido esta
segunda oportunidad e vida y ver la luz como cuando dimos el primer paso al
inicio de la humanidad.