You are on page 1of 4

Es muy importante que tanto la mamá como el papá o acompañante significativo asistan a todos

los controles durante la gestación. Los controles del embarazo contribuyen a proteger la salud de
la madre, a estimular el afecto entre toda la familia y de la guagua que está por nacer, así como la
participación activa del padre y/o acompañante significativo. Además, permiten detectar a tiempo
posibles complicaciones.

Obj del control prenatal

-Observar el desarrollo del niño(a) que va a nacer.

-Recibir preparación para el nacimiento y para los cuidados de la guagua.

-Recibir atención de otros especialistas cuando sea necesario, como odontólogos, nutricionistas,
psicólogos y asistentes sociales.

-Prevenir complicaciones.

-Diagnosticar y tratar oportunamente alguna complicación que se presente.

-Derivar a otro servicio, si corresponde.

Controles y talleres

Puedes realizar el cuidado prenatal en el centro de salud más cercano a tu hogar. Es recomendable
que estés al día en tus controles y que en ellos aproveches de aclarar con el médico o matrón(a)
todas las dudas. Asiste a todos los controles de la gestación, a los cuatro talleres educativos y a la
visita guiada para conocer la maternidad.

Realiza tu primer control prenatal entre las siete a doce semanas desde que ocurrió la última regla
o bien una vez realizado el primer test de embarazo positivo. Es importante que el primer control
de gestación se realice antes de las 14 semanas de gestación.

Frecuencia

Por lo general, se realizan un mínimo de siete controles prenatales durante la gestación. En el


centro de salud te asignarán una fecha y hora en la que debes asistir a los controles y exámenes.
Lo ideal es que vayas acompañada por tu pareja o por quien tú escojas.

Eco

os ultrasonidos o ecografías permiten controlar a tu guagua dentro del útero y demostrar su


vitalidad. La más importante es la ecografía precoz, que se realiza antes de las 20 semanas.

Se ha recomendado por la Guía Perinatal del Ministerio de Salud la realización de tres ecografías,
una en cada trimestre del embarazo. Está garantizada la realización de una ecografía en los
centros de salud durante el primer trimestre. Las de segundo y tercer trimestre se realizan solo
para gestantes con alto riesgo obstétrico en centros hospitalarios.

Exámenes

Los exámenes mínimos son:

-Clasificación de grupo sanguíneo y factor RH


-Hematrocito y hemoglobina

-Glicemia

-Orina completa

-VDRL o RPR

-Test de Elisa para detectar VIH (previa consejería y consentimiento de la embarazada).

Salud bucal

En Chile, como parte de las garantías GES (ex Auge), existe la Salud Oral Integral de la embarazada,
la que consiste en una atención odontológica realizada por un cirujano dentista, según las
necesidades de la paciente, dirigida a educar, prevenir, recuperar y rehabilitar la salud bucal de la
mujer gestante.

La Salud Oral Integral de la embarazada es una oportunidad para resolver problemas de salud
bucal y reforzar conocimientos para la prevención y cuidado, ya que este es un período de mayor
vulnerabilidad. Permite además que el recién nacido crezca en un entorno favorable para su salud
bucal, disminuye la carga bacteriana de la madre y su familia. Junto a ello la mamá recibe
herramientas para el cuidado de la salud oral desde el nacimiento, una estrategia muy importante
considerando que las patologías bucales son esencialmente evitables.

Durante el embarazo, los cambios hormonales, los hábitos alimenticios y los requerimientos
nutricionales, generan también cambios en la salud oral de las mujeres. Por ello, la higiene bucal
en esta etapa es algo que no se debe descuidar.

Durante los primeros meses de embarazo un alto porcentaje de las embarazadas sufre de náuseas
y vómitos matutinos los que generan un medio ácido en la boca y con ello aumenta el riesgo de
caries, para combatir esto se sugiere realizar enjuagues preparados con una cucharada de té de
bicarbonato de sodio en una taza de agua, y luego de una hora cepillar los dientes con cepillo
suaves y pasta dental con flúor.

A raíz de los “antojos” que presentan las futuras madres, el riesgo de caries se ve aumentado, las
gestantes generalmente comen a deshoras alimentos cariogénicos y no tienen el hábito de lavar
sus dientes después de cada ingesta, manteniendo en la boca durante muchas horas restos
alimentarios, que son metabolizados por las bacterias, generando los ácidos que producen las
caries[1] . Una dieta saludable con baja frecuencia de consumo de productos cariogénicos
favorece una adecuada nutrición del bebé en gestación y ayuda a controlar el riesgo de caries en la
mujer.

Una serie de investigaciones ha demostrado que las bacterias que se encuentran en la boca de una
mujer embarazada pueden transmitirse a su hijo(a) a través de la sangre y el líquido amniótico, lo
que puede causar complicaciones en el embarazo y originar daños en la guagua (riesgo de parto
prematuro, bajo peso del niño(a), contracciones o infecciones en el/la recién nacido(a)). Una vez
que ha nacido el niño(a), la madre puede contagiarlo con microorganismos (transmisión vertical),
los que incrementan su riesgo de tener caries en el futuro, por lo que realizar control odontológico
en este período puede reducir los niveles de las bacterias cariogénicas. Asimismo, el establecer
conductas favorables en las madres puede tener un efecto positivo en la salud bucal de sus hijos.

En Chile, como parte de las garantías GES (ex Auge), existe la Salud Oral Integral de la Embarazada,
la que consiste en una atención odontológica realizada por un cirujano dentista, según las
necesidades de la paciente, dirigida a educar, prevenir, recuperar y rehabilitar la salud bucal de la
mujer gestante.

Es importante destacar que la atención dental durante el embarazo, incluyendo la toma de


radiografías y el uso de anestesia local, es segura tanto para la mujer embarazada como para el
hijo o hija en gestación.

¿Quiénes pueden acceder a este beneficio?

Todas las mujeres embarazadas con confirmación de su condición de embarazo (certificado


médico que indique su estado), beneficiarias de Fonasa o de Isapres tendrán acceso a tratamiento
dental integral.

Las prestaciones incluidas son:

Educación en salud bucal para contribuir a mejorar las condiciones de salud de la madre y prevenir
la aparición de patologías bucales tempranas en la infancia de hijo o hija en gestación.

Enseñanza de técnica de cepillado con entrega de cepillo, pasta de dientes y seda dental. Toma de
radiografías cuando esté indicado por el dentista.

Acciones preventivas como aplicación de sellantes y aplicación de flúor barniz.

Tratamiento de las enfermedades bucales como la caries y enfermedades de las encías,


tratamientos de conducto indicados por el dentista y rehabilitación con prótesis para quienes
hayan perdido piezas dentales (en éste caso también incluye la entrega de un cepillo para realizar
higiene de la prótesis).

El inicio del tratamiento debe realizarse dentro de los 21 días desde la solicitud de atención.

El final del tratamiento puede realizarse hasta 9 meses de ocurrido el parto o de interrumpido el
embarazo.

En el caso de las afiliadas a Fonasa, si el tiempo de espera de respuesta o de inicio del tratamiento
supera lo indicado, la embarazada tiene la alternativa de presentar un reclamo en Fonasa.

Financiamiento:

La salud oral integral de la embarazada es parte de los tratamientos de las patologías GES. Si bien
es una garantía (es decir, que todas las mujeres tienen derecho a esta atención) no es una
cobertura gratuita para todas.

En el caso de las afiliadas a Fonasa, es gratuito todo tratamiento que se realiza en los consultorios
de atención primaria de salud, en el caso de necesitar atención de especialidad (nivel secundario)
solo es gratuita para aquellas que se encuentran en el tramo A o B. Quienes cotizan en el tramo C,
cancelan el 10% del arancel de la prestación, y finalmente, quienes imponen en el tramo D, pagan
el 20% del arancel.

En el caso de las afiliadas a Isapres, todas, independiente de la cobertura o plan que posean,
pagan el 20% de la prestación. En este caso es la Isapre quien determina dónde se realiza la
atención.

Para conocer los valores te invitamos a revisar la página de la Superintendencia de Salud