You are on page 1of 2

Universidad Pedagógica Nacional

Facultad de Humanidades – Departamento de Ciencias Sociales – Licenciatura


en Ciencias Sociales
Sociedades Modernas de Europa y América – Juan Manuel Martínez
María Fernanda Huérfano – 2015160025 -
Dcs_mfhuerfanom456@pedagogica.edu.co
_______________________________________________________________
Datos Bibliográficos: Bronowski, Jacob. El ascenso del hombre, capitulo 6: El
mensajero celeste. Capitán Swing editorial, 1973, 376 pp
Jacob Bronowski (1908-1974) fue un matemático polaco de origen judío y de
nacionalidad británica, más conocido por escribir la serie emitida por la BBC El
ascenso del hombre de la cual se publicó un libro homónimo que en trece
capítulos describe la historia del desarrollo intelectual del hombre y es
principalmente conocido por ser uno de los representantes del humanismo
renacentista.
En capítulo 6: el mensajero celeste, Bronowski parte de la idea de que la
astronomía es la ciencia moderna de las civilizaciones mediterráneas
(Bronowski, 1973); sin embargo, aclara que todas las culturas poseen
conocimientos astronómicos en mayor o menor grado los cuales se basaban en
los ciclos solares, es decir que todas las civilizaciones poseen un calendario que
rige las actividades y planes de cada una, y al pasar los años, estos han llevado
a cabo una serie de sucesos que llevan a la consolidación de los conocimientos
modernos de la astronomía.
Bronowski propone como primer ejemplo la civilización Maya en América Central,
cuyos conocimientos matemáticos eran más avanzados que los del viejo mundo;
también conocida por sus construcciones en donde se encontraban las
pirámides utilizadas en su época como observadores astronómicos en donde los
sacerdotes llegaron a concebir dos calendarios: el sagrado y el profano que se
movían asimétricamente lo que generaba la preocupación dentro de los lideres
porque estos dos calendarios coincidieran.
Por su parte, el nuevo mundo se centraba más en los conocimientos del
firmamento para la navegación y el desarrollo marítimo, como ejemplo tenemos
a Cristóbal Colon el cual según Bronowski practicaba una “astronomía arcaica”
que pensaba en la tierra como una esfera pero se desconocía la existencia de
los demás continentes; cabe aclarar que aunque los conocimientos de
navegación en Europa y el viejo mundo eran avanzados, no quiere decir que en
“el nuevo mundo” no existieran los conocimientos de navegación por medio de
las estrellas. Las estatuas encontradas en la isla de pascua son un claro ejemplo
de que en América se tenían conocimientos de navegación, pero bastante
primitivos, esto se debe según el autor a la falta de la estrella polar hacia esta
parte de la tierra; por otra parte, en sitios como México y América Central, no se
permitieron estos avances debido al poco uso de la rueda.
La rueda en el “nuevo mundo”, no se reconocía de la misma forma que en
Europa, pues se consideraba a esta como ideal de movimiento perfecto
(Bronowski, 1973), esto dio paso a grandes científicos como Giovanni De Dondi,
Nicolás Copérnico, Ptolomeo, Aristóteles que pusieron al sol como centro del
firmamento cuya teoría más tarde llevó a Galileo Galilei a lidiar con la iglesia
católica por la aceptación de su teoría basada en las anteriores.
En la historia de la humanidad hemos encontrado vestigios que hacen que las
culturas se relacionen entre sí, un claro ejemplo de esto es el desarrollo de
diferentes ciencias como la astronomía, la cual se encarga de conectarnos con
el firmamento y la vida que se encuentra en él. En la historia de la humanidad,
se ha visto como la astronomía ha evolucionado desde las civilizaciones que
dieron paso a estos conocimientos, hasta los científicos que con sus teorías, han
dado paso a la ciencia viviendo las consecuencias de la época.