You are on page 1of 6

Una premisa también se define como una proposición dada como cierta y de la cual se saca

una conclusión.

En algunos casos, la inferencia no es lógicamente derivable de las premisas asumidas, pero


posee cierto grado de probabilidad relativa a estas.

La palabra inferencia proviene del latín medieval inferentia que significa “llevar en”. Este
término frecuentemente se usa como sinónimo de argumento.

La inferencia es un mecanismo por el cual tiene lugar el razonamiento. Estos dos van de la
mano, y es esencial seguir un proceso de inferencia apropiado para garantizar la validez del
razonamiento.

Aporte de Charles Peirce

La investigación sobre la inferencia y los argumentos se vio enriquecida con el trabajo del
filósofo y matemático Charles Sanders Peirce (1839-1914).

Este realizó contribuciones significativas a la teoría y la metodología de la inducción, y


descubrió un tercer tipo de razonamiento o inferencia: la abducción.

De este modo, la clasificación de Peirce abarcaba tres tipos de inferencias esencialmente


distintas aunque no totalmente independientes: la deducción, la inducción y la abducción.

A pesar de que en las últimas etapas de su vida las consideró como tres etapas diferentes de
investigación en lugar de diferentes tipos de inferencia, aún se mantiene esta clasificación.

Los 3 tipos de inferencia

1- Deducción

La deducción es el proceso de derivar una conclusión a partir de los axiomas y hechos dados.
Es decir, sacar una conclusión basada en el conocimiento disponible y las observaciones.
La conclusión puede extraerse aplicando la regla modus ponens. Esta regla de inferencia
establece que si se sabe que tanto P como P→ Q son verdaderas, se puede concluir que Q
también debe ser verdad. La inferencia por deducción también se conoce como inferencia
lógica.

Ejemplo

Axioma: Todos los mamíferos poseen glándulas mamarias.

Hecho/premisa: Las ballenas son mamíferos.

Conclusión: Las ballenas tienen glándulas mamarias.

2- Inducción

Por su parte, la inducción implica derivar una regla general (también llamada axioma) de
observaciones particulares o específicas.

Este tipo de razonamiento es lo opuesto al deductivo. Básicamente, significa extraer las


conclusiones o inferencias a partir de varios datos, pasando de lo específico a lo general. Los
científicos usan el razonamiento inductivo para formar hipótesis y teorías.

Ejemplo

Datos:

Juan duerme menos de seis horas y despierta cansado.

Lucía duerme menos de seis horas y despierta cansada.

María duerme menos de seis horas y despierta cansada.

Carlos duerme menos de seis horas y despierta cansado.

Inferencia: Si una persona duerme menos de seis horas, despierta cansado.

3- Abducción

Este tipo de inferencia parte de un conjunto incompleto de observaciones, derivando en la


explicación más probable posible.
Está basada en hacer y probar hipótesis utilizando la mejor información disponible. A menudo
implica hacer una suposición luego de observar un fenómeno para el cual no hay una
explicación clara.

Ejemplo

Un ejemplo de esto son los diagnósticos médicos basados en los resultados de las pruebas.
Otro ejemplo son las decisiones de los jurados en los juicios, sustentadas en la evidencia que
se les presenta.