You are on page 1of 14

CONCURSO MERCADO LA LAGUNA

LAGUNA 6
¿Qué modelo de mercado?

Los mercados condensan la esencia de las ciudades ya que las alimentan y se alimentan de
ellas. Esta relación vital de ida y vuelta se produce en el sentido literal de su actividad
comercial pero también desde una perspectiva urbana. Además de complementar su uso con
una oferta de ocio, cultural, terciaria y turística, los mercados contemporáneos deben
concebirse como espacios capaces de fomentar la actividad comercial por sí mismos, y es en la
vieja fórmula de lo urbano donde pueden encontrar su mejor aliado.

Mercado-Ciudad

La propuesta para el nuevo mercado de la Laguna surge de la intención de introducir la ciudad


en el edificio de una manera clara y decidida: invadiéndolo, desdibujando sus lími-tes, no sólo
en su planta baja, sino fluyendo a lo largo de sus diferentes niveles, contami-nándolo en su
totalidad. Se pretende que la experiencia urbana del visitante se prolongue en su interior
mediante espacios con un marcado carácter público, lugares cargados de significado y uso que
se entrelazan para componer un fragmento urbano que amplía la ciu-dad que lo acoge,
paisajes (distintos) teñidos de algo lúdico y optimista que invita a estar, a quedarse.

3 NIVELES: CIUDAD, CIUDAD, CIUDAD

La estrategia seguida para configurar este “catalizador de actividad urbana y comercial” se


centra en la estratificación por niveles mediante 3 campos espaciales con actividades similares
y cosidos por una calle vertical: la plaza cubierta, el zoco y la azotea pública.

La azotea pública (…NIVEL +2)

La planta segunda del edificio se configura como un sa-lón urbano que se prolonga hacia el
exterior mediante dos grandes terrazas con vocación de plazas públicas. Es un gran espacio
pasante y abierto que se vuelca, ha-cia el oeste, sobre las copas de los árboles de la plaza del
Adelantado y los tejados de la Laguna y, hacia el este, so-bre la ladera de la montaña de San
Roque, expresándolo mediante el suave curvado de las fachadas de sus frentes que actúan
como grandes captadores panorámicos. Este lugar, ganado a la ciudad, permite redescubrirla
desde una cota diferente, ofreciendo actividades de ocio como restaurantes, cafeterías-librería
y lounge-bars, donde poder estar y también celebrar actos o fiestas. No obs-tante, su
versatilidad permitiría convertirlo en una gran tienda de libros y música, una biblioteca, etc.

El zoco (…NIVEL +1)

En la planta primera se prolonga el mercado con los puestos de productos elaborados,


artesanales y enva-sados, y se ubica el bazar, ambos organizados en varios volúmenes
cilíndricos. Cambia el paisaje interior: el vacío que dejan entre sí estos tambores conforma
recorridos que fluyen provocando la sorpresa: el espacio se dinami-za, estrechándose en
algunos puntos y ensanchándose en otros para dejar sitio a zonas de descanso, o asomán-dose
al exterior para relacionarse puntualmente con la ciudad y su paisaje. Las trazas circulares
generan una geometría de positivos y negativos que facilita la incor-poración de programas
con un carácter más restringido y unos accesos diferenciados como son las oficinas, la
guardería y el centro ciudadano.

La plaza cubierta (…NIVEL 0)

La cota cero del edificio acoge el mercado de productos frescos, puestos de flores y animales,
locales de restau-ración y la sucursal bancaria. Es una prolongación de la calle y ésta se
introduce con su propio pavimento a través de unas aberturas estratégicas que tensionan y
dinami-zan los accesos. Los puestos de flores se concentran en el frente a la plaza del
Adelantado y forman la “puerta de flores” del mercado. El espacio se configura como una gran
plaza acotada en su perímetro por los puestos más “estáticos” (carnes, pescados…) ya que
éstos se equipan con armarios frigoríficos y bancadas que se resuelven en su pared trasera. Los
puestos centrales se destinan a frutas y verduras y se diseñan como islas donde los pro-ductos
y su colorido son protagonistas, muebles exentos que dejan libre la visión del vacío
permitiendo su lectura. Esta red de espacios donde se compra y se vende conflu-ye en el
hueco central del edificio, la “calle vertical”.

La calle vertical

La plaza cubierta, el zoco y la azotea pública se conectan a través de un espacio vertical con
vocación de calle, un vacío a tres alturas y de formas irregulares enlazadas en cascada que,
como un accidente topográ-fico, invita a ser recorrido. Unos lucernarios cónicos en el plano de
cubierta distribuyen la luz en el interior a través de este gran hueco surcado por escaleras
mecánicas que transportan la actividad y el trasiego de la gente a lo largo de todo el edificio.

La cesta de Tea (…materialidad: contextualización y simbolismo)

La condición predefinida de la volumetría hace que, sobre la envolvente del edificio, sobre su
materialidad, recaiga una cualidad expresiva ineludible y que ésta deba atender no sólo a los
deseos propios de la propuesta sino principalmente, a un entorno especialmente singular. Nos
encontramos en un contexto urbano cargado de historia y de significado al que,
evidentemente, hay que atender con el mayor tacto posible. Pero, por otro lado, no se puede
obviar la condición “fronteriza” del nuevo mercado, entre la ciudad y las montañas que la
rodean, es decir entre la ciudad y el paisaje que la acoge.

Arquitectura local y paisaje

La propuesta entiende que esa cualidad dual y fronteriza que se deriva de la propia ubicación
del mercado en la ciudad debe ser atendida desde la abstracción, por medio de una solución
capaz de anclar al edificio tanto en su contexto urbano y cultural como paisajístico. Para ello,
se propone recurrir a la arquitectura tradicional local, particularmente a uno de sus materiales
más singulares: la tea, revisando sus posibilidades técnicas y expresivas.

El cerramiento del nuevo mercado se resuelve como una gran celosía de tea, un material de
fuerte arraigo tanto en la tradición constructiva local como en el paisaje isleño. La madera
envuelve el volumen confiriendo unidad y coherencia a los diferentes cuerpos que lo
componen, mientras que su cualidad física y la textura de su aparejo ofrecen una expresión
vibrante, cambiante en función de la luz que recibe durante el día o la que emite el edificio por
la noche.

Un guiño a lo cotidiano

Desde un plano más simbólico, la solución de la envolvente pretende a su vez aludir de una
manera metafórica al propio uso del edificio, como un pequeño guiño al papel cotidiano que
éste desempeñará en la vida de sus usuarios: la tea, tejida en celosía, simboliza la gran cesta
de la compra que representa el mercado para la ciudad.
LAGUNA 7
Desdibujar la frontera entre el ESPACIO PÚBLICO EXTERIOR y el nuevo ESPACIO DEL MERCADO.

Ofrecer permeabilidad y continuidad visual y física entre los ESPACIOS EXTERIORES de la Plaza
del mercado y los ESPACIOS INTERIORES de paradas del nuevo Mercado.

Prolongar la Plaza del mercado hacia los ESPACIOS INTERIORES del nuevo edificio

Cruzar el nuevo edifico del Mercado con dos calles interiores abiertas a ESPACIOS DE TRIPLE
ALTURA.

Proyectar ESPACIOS PANÓPTICOS para la facilidad de percepción y de orientación en el interior


del edificio.

Proyectar un ESPACIO UMBRÁCULO a modo de edificio protegido con una envolvente de


paneles prefabricados perforados de hormigón que permiten entrar la luz y proteger les sol.

CRITERIOS CONTEXTUALES

Fragmentar el edificio para adecuarlo a la escala del CONTEXTO.

Tres cubiertas que se pliegan y descuelgan en forma de fachadas dan lugar a tres volúmenes
de distintas alturas.

Considerar las cubiertas como fachadas por su condición CONTEXTUAL debido a las visuales
desde el barranco.

CRITERIOS CONSTRUCTIVOS

Propuesta CONSTRUCTIVA que avala un gasto equilibrado entre el conjunto del edificio:
homogeneización de la CONSTRUCCIÓN.

Reducción de complejidad en el diseño CONSTRUCTIVO y estructural.

Estructura repetitiva que responde a criterios de flexibilidad.

Uso de pocos materiales, experimentados y de alta durabilidad.

CONSTRUCCION modulada.

Volumetría clara y racionalización del sistema CONSTRUCTIVO.

Solución de cubiertas con geometría simple que garantiza la captación de la luz, su difusión y la
recogida de aguas pluviales para su aprovechamiento.

CONSTRUCCIÓN pensada desde la facilidad de adaptación a la legislación estatal.

CRITERIOS DE USO: PROGRAMA

Esponjar el PROGRAMA de paradas del mercado, que se reparten entre planta baja y planta
primera para favorecer la penetración del espació público hasta el corazón del edificio.
Plantear el PROGRAMA de ventas del sistema de paradas, no a partir de estructuras lineales ni
de pasillos sino a partir de plazoletas que ofrezcan igualdad de oportunidades de ventas y
equilibrio de espacios ocupados y espacios de circulación.

Organizar el PROGRAMA en tres volúmenes separados por dos cortes a triple altura que
permiten la entrada de luz natural gracias al giro de las cubiertas.

Facilitar la conexión entre zonas de PROGRAMAS complementarios

Prever flexibilidad para futuros ajustes de PROGRAMA i para ampliar o dividir paradas.

CRITERIOS DE CIRCULACIONES

Posibilidad de cruzar y usar el edificio en cualquier franja horaria. El edificio ofrece bajo su
cubierta central un espacio agradable y muy valorado de sombra permanente para la Plaza.

Flexibilizar las CIRCULACIONES para relacionar todas las áreas de ventas: paradas y bazares.

Compatibilizar las CIRCULACIONES para los distintos usos que alberga el edificio sin que se
interfieran.

Simultanear distintas maneras de desplazarse (rampas / escaleras / ascensores) y optimizar sus


usos para las distintas partes del edificio.

CRITERIOS ENERGÉTICOS

Ahorro y eficiencia en el origen del diseño y la fabricación.

Eficiencia de la puesta en obra y ahorro como consecuencia de la rapidez que de ella se deriva.

Ahorro y eficiencia en la vida útil del edificio por la técnica incorporada.

Ahorro y eficiencia en la propia muerte del edifico, preparándolo para su buen morir: el
reciclaje

Control de la incidencia solar en espacios interiores.

Facilidad de integración y del almacenamiento de la energía primaria.

Zonificación de las instalaciones en función de los usos y las orientaciones.

Ventilaciones naturales cruzadas en espacios abiertos y ventajas del free cooling como sistema
de acondicionamiento de zonas cerradas.

LAGUNA 1
1. PUNTOS CLAVE DEL PROYECTO: -Borde del casco histórico solamente condicionado por la
ermita de San Miguel.
-Fácil lectura del edificio, dos volúmenes claramente diferenciados.

Los volúmenes maclados y diferenciados reflejan la funcionalidad interior. Volumen ligero


(comercial y público) y volumen pesado (funcional, administrativo y privado)

-Fachadas con un lenguaje minimalista diferenciadas por su función, fácilmente integrables.

-Conexión espacial y ambiental entre las diferentes plantas del mercado.

-Espacio público y circuitos privados diferenciados.

-Permeabilidad total de la fachada, mediante apertura de todo el mercado hacia el espacio


exterior, el mercado y la plaza son un mismo espacio comercial, uno cubierto y otro a cielo
abierto.

-Las fachadas comerciales son un filtro dinámico traslucido de la luz, hacia el interior y hacia el
exterior.

-Luminotecnia singular mediante luz led que permite que el edificio cambie de color cada
noche.

-Durante la noche la fachada de la Plaza del Adelantado es someramente enmascarable con


imágenes fantasmagóricas proyectadas. Artificio para su integración puntual o temporal con la
ermita.

2. SOLUCIONES A ESTE PROYECTO:

2.1. ESPACIOS FUNCIONALES:

El espacio de mercado, (PÚBLICO)

Circuitos de mantenimiento, (PRIVADOS)

Los espacios administrativos y de servicio, (SEMIPÚBLICOS)

El aparcamiento, (PÚBLICO)

Los usos complementarios de la segunda planta, (PÚBLICOS).

2.2. DESCRIPCIÓN POR PLANTAS:

2.2.1. LAS TRES PLANTAS O ESPACIOS DE MERCADO:

El mercado público propiamente dicho se desarrolla en tres plantas, la baja, la planta primera y
parte del primer sótano.
Las dos comunicaciones verticales entre esas tres plantas se realiza por escaleras exclusivas
para el uso de mercado y situadas en los extremos de las plantas en situación cercana a los
accesos principales, unas automáticas y otras convencionales.

Los dos núcleos de escaleras generales y ascensores, que comunican verticalmente todo el
edificio, se sitúan en espacios adyacentes y se utilizarán para el acceso a los aparcamientos, a
la planta segunda, cubiertas y como escaleras de emergencia y salida del edificio y del propio
mercado, teniendo salida propia a la calle. Opcionalmente para personas con dificultades de
movilidad o cualquier otra que lo desee.

En nuestra propuesta pretendemos una unión ambiental y volumétrica entre la planta baja y la
primera, se busca la percepción de ambas como un único espacio, para lo cual se realiza un
corte longitudinal en el forjado de la planta primera que será la clave para introducir espacios
de una mayor escala, fundamental en un mercado.

La planta baja ocupa toda la parcela edificable y de ella nacen esbeltos pilares sobre los que
apoyan las cerchas metálicas de las que cuelgan mediante tirantes la planta primera, ésta al no
llegar hasta el borde de la parcela, produce una doble altura en planta baja. Todo el frente
norte y oeste de este espacio es semitransparente e ilumina el espacio formado por la planta
baja y la primera. El hecho de colgar la plata primera nos permite tener una planta baja
totalmente libre y flexible (realmente una plaza de mercado cubierta).

Tanto en planta baja como primera se particularizan unos espacios separándolos del resto de
la planta mediante cortinas de vidrio. Estos sub-espacios se destinan a carnicería y pescadería,
dotándolos de una refrigeración especial para la buena conservación de los productos
expuestos. Permite una comunicación visual pero no climática con el resto del mercado.

En el primer sótano se repite el acristalamiento separándolo del acceso al aparcamiento, ahora


como cortina de cristal traslucido. Se pretende conseguir el mismo efecto que en las planta
superiores pero sin relación visual entre ambas actividades.

A cada una de las plantas del edificio llegan los montacargas de suministro y evacuación de
residuos.

2.2.2. ALMACENES Y CÁMARAS FRIGORÍFICAS:

Se sitúan en sótano, existiendo dos posibilidades de acceso de mercancías hasta las cámaras, a
través de la rampa de acceso de vehículos hasta los muelles de descarga, o desde el exterior
mediante monta-cargas.
2.2.3. LA ENTREPLANTA DE RESIDUOS:

Es el final del circuito privado a donde llegan los restos, basuras, desperdicios, etc., donde son
tratados, seleccionados y compactados, desde donde serán retirados por los servicios
municipales de recogida. Sus salidas se sitúan en la calle del barranco de conformidad con la
lógica pedida en el programa.

2.2.4. APARCAMIENTOS:

Dada la escasa superficie de que se dispone, (sin hacer más sótanos), el número de
aparcamientos es escaso para resolver eficazmente el presumible movimiento del mercado (en
nuestro proyecto tenemos 100 plazas). Por este motivo, (fuera del programa del concurso), es
indispensable y se propone, construir un aparcamiento público bajo la Plaza del Mercado
conectado directamente con él mercado, peatonalmente y en automóvil.

2.2.5. PLANTA SEGUNDA Y LAS TERRAZAS:

La dedicamos a los usos complementarios de guardería, salón de actos y añadimos un


restaurante-cafetería. Este espacio disfruta de dos magníficas terrazas que podrían dedicarse
ocasionalmente a multitud de eventos. Se puede llegar a ella mediante los dos núcleos
generales de comunicación vertical, permitiendo un uso independiente del horario de
mercado. Se prevé la posibilidad de cubrir parte de las terrazas con elementos ligeros que
permitan su uso protegido del sol y del Alisio dominante.

2.2.6. LA CUBIERTA:

Se reserva para posibles instalaciones tanto cerradas como a pleno sol. (Placas solares y/o
paneles fotovoltaicos).

2.3. DESCRIPCIÓN POR VOLÚMENES O CUERPOS DIFERENCIADOS:

El edificio se compone de dos cuerpos maclados pero fuertemente diferenciados, derivados de


su funcionalidad interior y de los condicionantes del espacio exterior. Presentan una clara
diferencia en su forma y también en su materialización.

2.3.1 VOLUMEN LIGERO MIRANDO HACIA LAS PLAZAS DEL ADELANTADO Y DEL MERCADO:

Se deriva del uso público de mercado, pudiendo abrirse hacia el exterior o el interior,
permitiendo que los exteriores puedan tener horario diferente, si así conviene a los intereses
del municipio. Este volumen se formaliza mediante una doble piel, un muro cortina de vidrio
en toda su altura acompañado de un cerramiento traslucido y móvil, que durante el día
permite el paso matizado de la luz solar hacia el interior y durante la noche la luz artificial
hacia el exterior. Permite abrir toda la planta baja hacia el exterior creando un espacio único y
permeable exterior-interior (plazas-edificio).
2.3.2 VOLUMEN PESADO MIRANDO HACIA EL BARRANCO Y EDIFICIO DE JUZGADOS: Se
corresponde con los usos administrativos, de servicios, de mantenimiento, suministro de
mercaderías, evacuación de residuos, etc. También se corresponde con las comunicaciones
verticales e instalaciones de carácter general. Se formaliza exteriormente mediante un
material pétreo y denso como podría ser el hormigón abujardado.

2.4. DESCRIPCIÓN POR FACHADAS:

LAS CUATRO FACHADAS: Siguen aproximadamente las orientaciones principales. Es la piel del
edificio, y es prácticamente la única alternativa formal exterior que se puede permitir el
concursante. Tres de las fachadas tienen acceso peatonal público y directo al espacio del
mercado. La segunda planta no forma parte directa de las fachadas y su visión es relativa y a
distancia. Esta segunda planta se encuentra fuertemente retranqueada de las tres fachadas
principales. Hay que destacar como motivo de gran importancia impuesto por las bases de
este concurso, que la planta baja de las tres fachadas del mercado pueden estar abiertas
simultáneamente hacia el exterior en todo su perímetro.

2.4.1 Fachadas Norte o hacia la Plaza del Mercado:

Con poco soleamiento y vientos dominantes, mira hacia La Plaza del Mercado y es la fachada
principal por tamaño y presencia. Abierta a un gran espacio de nueva creación muy poco
condicionado por el entorno histórico. Se formaliza mediante un cerramiento ligero, de vidrio
en toda su altura, acompañado de una protección traslucida y móvil que permite el paso
matizado de la luz solar, durante el día, hacia el interior y la luz artificial, durante la noche,
hacia el exterior. Una fachada neutra, plana, de un solo material y sin más diseño que el que
resulta del sistema constructivo empleado, dando como resultado una fachada-filtro dinámica
y translúcida, que proyecta la apariencia de las actividades que se realizan tras ella y que tiene
la posibilidad de cambiar.

2.4.2 Fachada Oeste o hacia la Plaza del Adelantado:

De gran responsabilidad, mirando hacia la Plaza del Adelantado, núcleo histórico de gran
importancia y desde donde llegará andando la mayor afluencia de público. Debería estar
condicionada por el entorno, pero finalmente después de un análisis formal solo lo estaría
directamente por la Ermita de San Miguel. De las otras tres fachadas, solamente la del
Ayuntamiento, Convento de las Catalinas y el Palacio de Nava, es la que tiene un verdadero
carácter, y ésta se encuentra al otro lado de la plaza protegida por el arbolado existente. Velo
translúcido que ofrece destellos de luz y movimiento desde el interior. Se formaliza como la
anterior con una fachada neutra, plana, de un solo material y sin más diseño que el que resulta
del sistema constructivo empleado. Como más tarde explicaremos puede tener
ocasionalmente otras funciones.2.4.3 Fachada Sur:

En parte da frente al lateral de la Ermita, separada ocho metros y con una piel ligera, idéntica a
las anteriores fachadas con actividad de mercado. También en parte da sobre el edificio del
Juzgado, con una escasa separación de seis metros de este y una piel pesada que se
corresponde con la rampa de acceso a los sótanos, las dependencias administrativas, aseos,
instalaciones y con un cuerpo de comunicación vertical.

2.4.4 Fachada Este:

Mira hacia el barranco y la vía de circunvalación. Esta fachada, en planta baja, se dedica
fundamentalmente a los servicios de abastecimiento de mercancías, y salida de residuos y en
planta alta a las dependencias del personal. Muy poco condicionada por el entorno histórico.
Se formaliza con la piel pesada.
LAGUNA 2
El mercado adelantado

El mercado adelantado nace con la esencia de los mercados históricos y el


espíritu de La Laguna de ayer y ahora

Con aire nuevo y renovado, se adapta a los nuevos tiempos el Histórico


mercado de La Laguna de la Plaza de los Adelantados, sin renunciar a la
tradición.

El proyecto convierte la idea del mercado en una infraestructura sostenible y


versátil, con un flexible programa funcional, donde tienen cabida puestos para
venta y áreas de patio y de esparcimiento para incrementar las ventajas de los
mercados tradicionales.

Planteamos un lugar de venta, de unión y reunión, y también de paso, como


incentivo al negocio del mercado creando la unión urbana entre la Plaza del
Adelantado y el Barranco y definiendo así ese límite del conjunto histórico
mezclando arquitectura y naturaleza.

El lugar continua lleno de elementos que recuerdan al antiguo mercado: los


puestos de flores que como grandes espacios de color abren paso desde la
Plaza del Adelantado al interior del mercado dónde se descubre la zona de
venta rodeada de envolvente arquitectura. Una vez dentro se suceden los
puestos; carnes, frutas, especias, vinos, pan, verduras, pescados… que van
impregnando el aire y el espacio con sus formas, tacto y olores.

En los extremos encontramos puestos modulares con particiones móviles y en


el centro de la misma puntos de comercio que recuerdan a los mercadillos del
agricultor, con madera y cestos como soporte para la venta.

En la segunda planta, disfrutamos del restaurante panorámico, con una


terraza con vistas que pone en valor el patrimonio mundial de la ciudad,
acercando al visitante del mercado a las cubiertas de teja, los patios, y las
copas de los laureles de indias de la plaza del Adelantado, al ajimez que
corona el Convento de las Catalinas, y al cielo de La Laguna. Una curiosidad
que se propone para este restaurante, será ofertar al usuario la posibilidad de
que cocinen productos obtenidos en el mercado teniendo en cuenta las
preferencias de las personas que utilicen este servicio.

¿Por qué mercado adelantado?


EDIFICIO COMO LÍMITE URBANO ADAPTADO A LA ESCALA DEL LUGAR.
Horadamos el volumen máximo edificatorio respetando normativa y
alineaciones, sin que esto suponga un límite a la hora de obtener un espacio
interior estudiado y caracterizado por la riqueza de la propuesta.

EL MERCADO COMO NEXO CON LA CIUDAD. La permeabilidad es un punto


clave del proyecto. Este objetivo se consigue a través de la unión entre las
plazas o, mejor dicho, mediante la idea de la prolongación de las mismas pero
a cubierto. El mercado es un punto de convergencia generado a partir de un
estudio de los principales flujos peatonales laguneros de la zona.

UN MERCADO CON LIBRES RECORRIDOS. Los recorridos principales


interiores del Mercado, lejos de desarrollarse en una sola dirección, se realizan
en ambas direcciones, este-oeste y norte-sur permitiendo al cliente moverse
libremente por los puestos de venta.

este-oeste: conecta la plaza del Adelantado con el futuro paseo peatonal.


norte-sur: como estrategia de proyecto se abren dos calles transversales
“verticales” que conectan el paseo que rodea la ciudad con la plaza del
Barranco y la Ermita de San Miguel.
UN MERCADO QUE SE ADAPTA A LOS USUARIOS

Flexibilidad de planta. número y tamaño de los puestos de venta, así como a la


forma.

Flexibilidad de horario y economía de uso: Se permite la posibilidad de


subdividir el edificio mediante paneles móviles en función de las franjas
horarias.
Materialidad=Tradición + Vanguardia. El edificio refleja la tradición material
presente en el conjunto histórico de la Laguna de manera compatible con la
vanguardia por la que también se apuesta.
_la cubierta se mimetiza por el uso de la teja árabe, de uso tradicional en la
ciudad histórica.
_la formalización de los tres grandes volúmenes se realiza con listones de
madera que toman como referencia los ajimeces del cercano convento de
Santa Catalina, en la esquina del Callejón del Agua. La disposición de dichos
listones horizontales responde a la óptima posición para cada una de las
fachadas (como se ve en el estudio realizado) a fin de controlar el asoleo
interior, especialmente en las horas centrales del día en verano.
_el otro material predominante es el vidrio que posibilita la permeabilidad
visual entre la plaza del Barranco y la ermita de San Miguel.
LOS PATIOS DEL MERCADO COMO ELEMENTO PROYECTUAL. La Laguna es
uno de los mejores ejemplos históricos de ciudad trazada en retícula siguiendo
una disposición de manzanas cerradas en torno a una plaza fundacional.
Reinterpretando esa tradición planteamos la utilización de patios en el interior
del edificio. Patios no sólo de iluminación sino también, de uso público para el
ocio y la contemplación de la actividad del mercado. Se trata de patios
bioclimáticos donde la ventilación se provoca de manera natural por el cambio
térmico entre el exterior, los patios interiores y lucernarios del edificio.

APARCAMIENTO SUFICIENTE Y CON IDENTIDAD. El parking forma parte del


mercado, se integra en su nueva personalidad del siglo XXI. Composición
pictórica que adopta las formas y colores del propio mercado.

LAGUNA 10
La propuesta se concibe como un sistema que amplifica los recursos de
interacción edificio-usuario, en beneficio de la transmisión de servicios.
Ancho de banda se presenta como un espacio abierto, no limitado ni cerrado
por su perímetro. Su configuración interna potencia la relación con el
exterior a través de un ritmo secuencial de lleno – vacío que fragmenta el
volumen, permitiendo el flujo de personas por todo su perímetro así como
la ventilación natural y la entrada de luz.

El volumen se genera desde la idea de permeabilidad visual. El programa del


mercado se comprime en bandas compactas, las circulaciones entre éstas
permiten la entrada de luz al interior y la transparencia visual del mercado
que potencia la lectura de su privilegiado entorno.

Ancho de banda se configura según una marcada estructuración en bandas


“programáticas”, contenedoras de todo el programa, como las manzanas en
el trazado hipodámico de la ciudad. El espacio vacío entre ellas
desmaterializa el volumen, permite la ventilación natural y el soleamiento
del mercado y conforma el espacio de circulación y relación. Surgen,
además, vacíos en la trama, como plazas interiores, que aglutinan las
actividades más espontáneas.
La sencillez del trazado regulador de San Cristóbal de la Laguna, la
cuadrícula, sirve para organizar una actividad de gran complejidad como es
la ciudad. Del mismo modo, en Ancho de banda, la ordenación del programa
en bandas, permite una sencilla lectura del espacio en el que convergen
numerosos procesos y actividades complejas. Esta ordenación se manifiesta
al exterior mediante el contraste entre los volúmenes cerrados y la
permeabilidad de las grietas, mejorando la comprensión del edificio, antes
incluso de entrar en él. Como si de un mapa se tratase, el mercado muestra
al exterior su organización interna.