You are on page 1of 8

EMPUJE POR CAPA DE GAS

Este mecanismo de empuje sucede en yacimientos de petróleo con poco o


nulo empuje de agua, es decir, por lo general poseen un acuífero muy
limitado.
En este tipo de yacimiento la presión inicial se considera igual a la presión
de burbuja, es decir, bajo las condiciones originales de presión y
temperatura, existe un equilibrio entre el gas libre y el petróleo presente. La
presión y la temperatura, bajo condiciones normales, están relacionadas con
la profundidad.
A medida que pasa el tiempo, se va extrayendo crudo del yacimiento, esto
ocasiona que la presión disminuya poco a poco y el volumen de la capa de
gas se va expandiendo permitiendo el aporte de energía necesario para que
ocurra el desplazamiento inmiscible de petróleo. Esta expansión trae como
consecuencia que el nivel del contacto gas-petróleo baja cada vez mas. Este
descenso del contacto gas-petróleo hace que los pozos ubicados en la parte
estructural más alta del yacimiento sean los primeros en producir gas de la
capa. Esto se suele notar con el incremento de la relación gas-petróleo.
La eficiencia de recuperación del petróleo original esta entre el 20 y 40 por
ciento. Por lo general, este tipo de empuje ocurre cuando existe:

1. Baja viscosidad del petróleo.


2. Alta gravedad API del petróleo.
3. Alta permeabilidad de la formación
4. Alto relieve estructural.
5. Caída moderada en la producción y presión del yacimiento.
6. Gran diferencia de densidad entre el petróleo y el gas.
7. No hay producción de agua o es relativamente baja.
8. Relación gas-petróleo aumenta rápidamente en pozos altos
estructuralmente.
9. Relación gas-petróleo constante durante la primera mitad de la
producción, luego aumenta.
10. Factor de recobro moderado, por lo general 30 por ciento.

La predicción de la recuperación puede ser obtenida por técnicas de


simulación numérica o por cálculos de balance de materiales.
EMPUJE HIDRÁULICO
La etapa de producción es aquella que se lleva a cabo una vez que se ha
terminado el proceso de perforación del pozo. Dependiendo de la energía del
yacimiento, es decir, aquella energía necesaria para que los hidrocarburos
sean expulsados desde el yacimiento hacia el pozo productor, él mismo
puede ser puesto en funcionamiento por flujo natural.
Uno de los principales tipos de flujo natural es el empuje por agua, el cual es
básicamente la fuerza para provocar la expulsión del petróleo del yacimiento
con el empuje de agua acumulada debajo de él. Para ello, se debe recordar
que en sus condiciones originales la mayoría de los yacimientos de
hidrocarburos muestran un contacto con un cuerpo de agua (acuífero),
comúnmente llamado CAPO.

El mecanismo consiste en que la expansión del agua desplaza a los


hidrocarburos hacia los pozos que drenan al yacimiento, debido a que el agua
acumulada a presión en el acuífero es capaz de expandirse y transmitir parte
de esa energía al yacimiento, a lo largo y ancho de la interface agua-petróleo
al reducirse la presión por la producción acumulada de líquidos.
Sin embargo, este tipo de mecanismo requiere que se mantenga una relación
muy ajustada entre el régimen de producción de petróleo que se establezca
para el yacimiento y el volumen de agua que debe moverse en el yacimiento.
El contacto agua-petróleo debe mantenerse unido para que el espacio que
va dejando el petróleo producido vaya siendo ocupado uniformemente por el
agua. Por otro lado, se debe mantener la presión en el yacimiento a un cierto
nivel para evitar el desprendimiento de gas e inducción de un casquete de
gas.
La tubería de revestimiento de los pozos se perfora a bala o cañonea muy
por encima del contacto agua-petróleo para evitar la producción de agua muy
tempranamente. A pesar de esto, llegará un momento en que en los pozos
se mostrará un incremento de la producción de agua. La verificación de este
acontecimiento puede indicar que el contacto agua-petróleo ya está a nivel
de las perforaciones o que en ciertos pozos se está produciendo un cono de
agua que impide el flujo del petróleo hacia el pozo.
Algunas características del empuje por agua son:
• La presión en el yacimiento permanece alta.
• La producción de agua inicia muy temprano e incrementa a cantidades
apreciables.
• El petróleo fluye hasta que la producción de agua es excesiva.
• La recuperación esperada es del 10 al 70%.
Por último, El empuje por agua es considerado el mecanismo natural más
eficiente para la extracción del petróleo. Su presencia y actuación efectiva
puede lograr que se produzca hasta 60 % y quizás más del petróleo en sitio.
Además, hay casos de acuíferos tan activos que rehabilitan y estabilizan la
presión del yacimiento sin tener que cerrar la producción. Esto ocurre cuando
el caudal de agua que alimenta al acuífero es equivalente al volumen de
todos los fluidos que se están produciendo en el yacimiento, como es el caso
de algunos yacimientos de la cuenca de barinas
EMPUJE POR GAS EN SOLUCIÓN
Es muy importante conocer y entender los mecanismos de producción de
aceite y/o gas que actúan durante la vida de un yacimiento.

La caída de presión obliga al aceite a fluir hacia los pozos, pero ese
movimiento se realiza solamente si otro material llena el espacio
desocupado por el aceite y mantiene la presión requerida para continuar el
movimiento de los fluidos. Por lo tanto, el aceite es expulsado mediante un
mecanismo de desplazamiento, siendo los principales agentes deslizantes el
gas y el agua, con excepción del primero de los mecanismos.

Empuje por gas disuelto liberado:

Cuando comienza en el yacimiento volumétrico la liberación del gas disuelto


en el aceite, al alcanzarse la presión de saturación, el mecanismo de
desplazamiento del aceite se deberá principalmente al empuje por gas
disuelto liberado; el agua intersticial y la roca continuarán expandiéndose,
pero su efecto resultará despreciable, sobre todo a valores grandes de
saturación de gas (Sg), debido a que la compresibilidad del gas(cg) es
mucho mayor, que la de los otros componentes de la formación, siempre y
cuando sea reducida la segregación gravitacional.

Más grados API, implican menor densidad y por lo tanto más gas en
solución, por lo que el factor de volumen del aceite (Bo) y la relación de
solubilidad gas-aceite (RS) son más altas y la viscosidad del aceite (Mo) es
más baja.

El gas liberado no fluye inicialmente hacia los pozos, sino que se acumula
en forma de pequeñas burbujas aisladas, las cuales debido a la declinación
de la presión, llegan a formar posteriormente una fase continua, que
permitirá el flujo de gas hacia los pozos o hacia la cima de la estructura

La saturación de gas mínima para que éste fluya, se denomina saturación


de gas crítica (Sgc). Durante la etapa en la que la saturación de gas es
menor que la crítica, la RGA producida disminuye ligeramente, ya que el
gas disuelto en el aceite, que se libera, queda atrapado en el yacimiento
(también puede ocurrir flujo de la fase gaseosa discontinua, por separación
parcial del gas encerrado, cuando la presión del gas excede a la del aceite
que lo confina”).

El gas liberado irá llenando totalmente el espacio desocupado por el aceite


producido; la saturación de aceite disminuirá constantemente, a causa de
su producción y encogimiento por la liberación del gas disuelto; por lo
tanto, mientras que la permeabilidad al aceite disminuye continuamente, la
permeabilidad al gas aumenta.
A medida que se produce el aceite cae la presión y el aceite se expande:

1.- Sí la presión (p) es mayor que la presión de burbujeo ( pb), la


expansión del aceite remanente en el yacimiento le permite llenar el
espacio poroso que deja el aceite producido.

2.- Sí p > co, la presión del yacimiento comienza a declinar más


lentamente.

El gas fluirá con mayor facilidad que el aceite, debido a que es más ligero,
menos viscoso y que en su trayectoria se desplaza por la parte central de
los poros.

Bajo condiciones equivalentes, su movilidad es mucho mayor que la del


aceite. De esta manera, la RGA producida en la superficie mostrará un
incremento progresivo, hasta que la presión del yacimiento se abata
sustancialmente; cuando esto ocurra la RGA medida en la superficie
disminuirá debido a que a presiones bajas, los volúmenes de gas en el
yacimiento se aproximan a los volúmenes medidos en superficie.

Debido a que este mecanismo predomina generalmente en yacimientos


volumétricos la producción de agua es muy pequeña o nula. Las
recuperaciones por este mecanismo son casi siempre bajas, variando entre
5 y 20 % del aceite contenido a la pb.
Cuando este mecanismo de desplazamiento ocurre en yacimientos que no
presentan condiciones favorables de segregación gravitacional, la
recuperación final es independiente del ritmo de extracción
En el caso de yacimientos de gas, el mecanismo de expansión de gas
permite obtener recuperaciones muy altas alrededor de 70 a 80 % . La
eficiencia del empuje por gas en solución depende de la cantidad inicial de
gas disuelto en el aceite.