You are on page 1of 1

enjesucristo.

org
Evangelizar • Edificar • Convivir • Multiplicar

La Importancia de Ser Mamá.


Tiempo de Adoración
Porque tú, Señor, eres bueno y perdonador,
Y grande en misericordia para con todos los que te invocan.

Salmos 86:5 (RV 1960).

Punto de Partida

¿Qué bonitos recuerdos tienes y deseas compartir con el grupo acerca de tu madre? ¿Cuáles son las
características que más admiras o admirabas de ella?

Lectura Proverbios 22:6 (RVR1960) Deuteronomio 6:6-7 (RVR1960)

6 Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu


corazón;

6 Instruye al niño en su camino, Y aun cuando fuere 7 y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu
viejo no se apartará de él. casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te
levantes.

Para Meditar y Aplicar


En la lección de esta semana estudiaremos acerca de la importancia de una madre ante los ojos de Dios. Este tema es
de gran relevancia para todas las personas (madres, esposos, hijos) ya que como hijos de Dios, debemos de estar conscientes
de cómo Él desea usar a las madres para el extendimiento de su reino aquí en la tierra. Debemos de tener bien presente el gran
papel que las mamás tienen en los planes eternos de Dios, a través de su descendencia. Aún las jovencitas pueden tomar un
enorme provecho de esta enseñanza, al adentrarse en conocer más acerca del corazón de Dios para ellas su futuro, para
cuando tengan la bendición de estar casadas y de tener hijos (Sal. 127:4).
La importancia del rol de una madre e hija de Dios para cumplir los planes eternos de Dios.
Dios usa la descendencia de las mamás para cumplir sus propósitos en esta tierra. Las madres tienen la dicha de
participar en una parte muy esencial, dentro de los deseos de Dios Padre de fructificarnos y multiplicarnos. Sin las mamás no
estaría esta tierra llena de la hermosa descendencia que puede llegar a ser sensible a Dios, seguirle, y traer transformación a a
las comunidades de este mundo (Gn. 1:28).
Fue por medio del nacimiento de Jesús, de una madre terrenal que concibió por El Espíritu Santo, que Dios trajo el
único camino de salvación para la humanidad. Dios Padre envió a su Hijo Jesús, Dios mismo hecho carne en esta tierra, para
proveer esperanza para que todo aquel que en Él crea (Mt. 1:21-23, Jn. 3:16).

La Biblia está llena de promesas para los hijos de Dios. Dios promete bendiciones por todas las generaciones, para
aquellos que caminamos conforme a su voluntad (Sal.100:5, Gn.22:18, Lc.1:50).

Los hijos son apartados por El Señor aún desde antes de su formación y nacimiento. Madre: ¡No puedes descuidar ni
tomar a la ligera ese gran plan que Dios preparó para tus hijos aún desde antes de que pisaran este mundo! (Jer. 1:5)
Desde el vientre de una madre, los pequeños pueden experimentar el tener un encuentro con El Señor. El salmista David
lo declaró así. Juan el Bautista fue impactado ante la Presencia de nuestro Señor Jesucristo aún desde el vientre de su madre
Elisabet (Sal.139:16, Lc.1:41).

Las madres deben de evitar el ser tropiezo para sus hijos. Se un instrumento para que se acerquen al Señor. Las madres
son llamadas a dar testimonio a sus hijos en todo, para que ellos se acerquen cada vez más a Dios (Mt.18:7, 2 Tim. 1:5).
Las madres son llamadas a preparar el camino para sus hijos, para que Dios los use grandemente. Ustedes son llamadas
allanar el territorio para que ellos puedan encontrarse con El Señor y así poder cumplir sus grandes planes para sus vidas.
¡Toma el reto de ser un instrumento para desatar el potencial de Dios en las vidas de tus hijos en Cristo Jesús! (Mr. 1:3).
Visión y Restauración Centro Familiar Cristiano •Blvd. Hidalgo No. 200 Col. San José C.P. 88748 •Reynosa, Tam., México.
•Tel. (899) 296 58 07