You are on page 1of 2

Padres ansiosos provocan ansiedad en sus hijos

Los padres con trastorno de ansiedad social son más propensos, que los padres con
otras formas de ansiedad, a involucrarse en las conductas de sus hijos y situarlos en un
mayor riesgo de desarrollar fobia social, de acuerdo con un estudio realizado en el
Centro Infantil Johns Hopkins.

Siempre se ha vinculado la ansiedad de los padres con la ansiedad de los niños pero no
estaba claro si las personas con ciertos trastornos de ansiedad provocan o fomentan
comportamientos en sus hijos que provocan ansiedad. Este nuevo estudio confirma
esto último.

En concreto, los investigadores del Centro Infantil Johns Hopkins identificaron un


conjunto de conductas en los padres con trastorno de ansiedad social (el tipo más
frecuente de la ansiedad). Estos comportamientos incluyen la falta o insuficiencia de
afecto y altos niveles de críticas y dudas formuladas contra el niño. Tales
comportamientos, según los investigadores, son bien conocidos por aumentar la
ansiedad en los niños y pueden provocar que los niños desarrollen un trastorno de
ansiedad en toda regla, dicen los investigadores.

“La ansiedad social de los padres debe ser considerada un factor de riesgo para la
ansiedad infantil, y los médicos que atienden a los padres con este trastorno deberían
hablar de este riesgo con sus pacientes”, dijo uno de los investigadores.

La ansiedad es el resultado de una compleja interacción entre los genes y el medio


ambiente, dicen los investigadores, y aunque no hay mucho que hacer en el terreno de
la genética, el control de los factores externos puede ser clave para mitigar o prevenir
la ansiedad en los hijos de padres ansiosos.

“Los niños con una propensión hereditaria a la ansiedad no sólo se vuelven ansiosos
debido a sus genes, así que lo que necesitamos son maneras de bloquear los factores
ambientales (en este caso, los comportamientos de los padres)”, dijo uno de los
investigadores.

Los investigadores analizaron las interacciones entre 66 padres ansiosos y sus 66 hijos
(de entre 7 y 12 años). Entre los padres, 21 habían sido previamente diagnosticados de
ansiedad social, y 45 habían sido diagnosticados con otro trastorno de ansiedad,
incluidos el trastorno de ansiedad generalizada, trastorno de pánico y el trastorno
obsesivo-compulsivo.

A las parejas de padres e hijos se les pidió que trabajaran juntos en dos tareas:
preparar discursos sobre sí mismos y replicar diseños cada vez más complejos

1
utilizando un dispositivo de TeleSketch. A los participantes se les dio 5 minutos para
cada tarea y trabajaron en habitaciones vigiladas por cámara.

Utilizando una escala de 1 a 5, los investigadores calificaron el afecto o la crítica hacia


el niño, la expresión de dudas sobre su rendimiento, su capacidad para completar la
tarea, la concesión de autonomía y la patria potestad sobre el control.

Los padres con diagnóstico de ansiedad social mostraban menos afecto y cariño hacia
sus hijos, los criticaban mucho más y tenían más dudas acerca de la capacidad del niño
para realizar la tarea.

La prevención de la ansiedad en la infancia es fundamental porque los trastornos de


ansiedad afectan a 1 de cada 5 niños en Estados Unidos, pero a menudo pasan
desapercibidos, dicen los investigadores. Los retrasos en el diagnóstico y el
tratamiento pueden llevar al abuso de sustancias, depresión y bajo rendimiento
académico durante la infancia y en la edad adulta.

_______________________________________________________________________

Fuente:

https://www.hopkinschildrens.org/Study-Examines-Parental-Behaviors-that-Create-
Anxious-Children.aspx