You are on page 1of 32

“Año del Diálogo y la reconciliación Nacional”

INSTITUTO DE EDUCACIÓN SUPERIOR TÉCNOLOGICO


PRIVADO

TEMA:

El contrato de joint venture


DOCENTE:

JHOAN EDER REYES RAMIREZ

ALUMNA:

LIVIA VARA NOEMI MILAGROS

HUACHO-PERÚ

2017
DEDICATORIA

Dedicamos el presente trabajo a Dios

por habernos permitido llegar hasta

este punto y darnos salud para lograr

nuestros objetivos.

iii
INDICE

1. Dedicatoria ............................................................................................................... iii


2. Introducción ..................................................................................................................... vi

CAPITULO I

EL CONTRATO JOINT VENTURE

1.1. Etimología ................................................................................................................07

1.2. Origen del Joint Venture ..........................................................................................07

1.3. Definiciones del Joint Ventura .................................................................................11

1.3.1. Definiciones Doctrinarias .............................................................................11

1.3.2. Definiciones Generales.................................................................................11

1.3.3. Definición Jurídica .......................................................................................12

1.3.4. Definición Jurídica Financiera .....................................................................12

1.3.5. Definiciones Legales ....................................................................................13

1.4. Naturaleza Jurídica ...................................................................................................13

1.4.1. Posición doctrinaria del contrato atípico ......................................................13

1.4.2. Posición doctrinaria del contrato atípico sui generis ....................................15

1.4.3. Posición doctrinaria del contrato complejo ..................................................15

1.4.4. Posición de Sidney Bravo Melgar ................................................................15

1.5. Contrato De Joint Venture en la Legislación Peruana. ............................................16

1.6. Joint Venture y Ley General de sociedades .............................................................17

1.7. Necesidad de la regulación especial del Joint Venture ............................................18

1.8. Caracteres Estructurales ...........................................................................................21

1.9. Caracteres Funcionales.............................................................................................24

iv
1.9.1. Cooperación Horizontal ................................................................................24

1.9.2. Cooperación Vertical ....................................................................................24

1.10. .Modalidades del contrato Joint Venture .................................................................24

1.10.1. Por su finalidad ..........................................................................................25

1.10.2. Por su modalidad legal y/o organizacional ................................................25

1.10.3. Por su contexto geográfico ........................................................................26

1.11. Ventajas y Desventajas ............................................................................................26

1.12. Contenido y elementos de Joint Venture ................................................................28

3. Conclusiones ............................................................................................................31
4. Bibliografía ..............................................................................................................32

v
INTRODUCCIÓN

El presente trabajo tiene como tema principal “EL CONTRATO JOINT


VENTURE, que viene a ser la relación contractual de dos o más personas naturales o
morales que sin perder su propia identidad y autonomía, se vinculan con el objeto de
realizar una actividad económica determinada, pudiendo aportar a tales propósitos
activos tangibles o intangibles que deberán ser explotados únicamente en miras al objeto
específico del contrato y en un lapso determinado previamente o limitado al
cumplimiento de tal objeto. El mismo que se desarrollará a continuación, comenzando
por los orígenes, evolución histórica, conceptualizando con las diversas doctrinas y
según autores.

Los Joint Venture son dentro de esta concepción, una forma de alianza estratégica que
se ha manifestado con total pujanza en el Perú en los "procesos de privatización", lo que
en su casi totalidad se concretaron por medio de empresas regularmente constituidas en
el país; pero la realidad económica y jurídica es que dichas empresas se han alimentado
de acuerdos de Joint Venture, que presentan los caracteres de una alianza contractual y
temporaria concreta, en la que los inversores extranjeros han buscado alianzas con
capitales nacionales para tomar participaciones en mercados hasta ahora desconocidos.
Esas mismas posibilidades se abren frente al desafio que mediante el TLC están por
concretarse.

Invitamos a la lectura y atención a nuestra presentación del presente tema en


el aula de estudios de la referida casa superior de estudios con la finalidad de
incrementar nuestros conocimientos y debate jurídico

vi
CAPÍTULO I
EL CONTRATO JOINT VENTURE

“Contrato por el cual dos o más personas –sean naturales o jurídicas- deciden unir
esfuerzos y los más diversos aportes para proceder a la ejecución de un negocio
específico por un plazo determinado; no constituyéndose, necesariamente, una
persona jurídica autónoma, con la finalidad de participar –conjunta e
igualitariamente- en la administración del negocio conjunto y de las utilidades o
pérdidas que pudieran generarse”. (CESAR CARRANZA ALVAREZ “Blog de
Derecho General, fecha 29 de febrero de 2012- pag. 45).

1.1- ETIMOLOGÍA
El origen etimológico del joint venture, proviene de las expresiones inglesas:
JOINT= juntura, unión, conjunto.
VENTURE= riesgo, aventurarse.

Entonces, la unión de las dos expresiones proviene del término JOINT VENTURE, que en
español de acuerdo a la semántica se traduce como aventura o riesgo conjunto. Algunos autores
afirman que, es en la jurisprudencia norteamericana con raíces inglesas, donde surge la expresión
“Joint adventure”, a principios del siglo XIX ídem señala que la practica abrevio la frase por “joint
venture”- El origen de la expresión se refiere a lo que se entiende por una expresión común, esto
es, cuando dos o más partes se juntan con el objeto de afrontar un negocio conjunto, asumir un
riesgo también común y disfrutar de sus beneficios. (BRAVO MELGAR Sidney. Contratos
Modernos Empresariales, Editorial San Marcos, Primera Edición. Pág. 258).

1.2- ORIGEN DEL JOINT VENTURE

“El JOINT VENTURE, se originó en el Comon Law Norteamericano, por lo tanto se afirma
que este tipo de contrato parece ser la creación de las cortes de los estados unidos de América”.

7
El Joint Venture no es un contrato de reciente data, pues su origen debe ser indagado
muchas décadas atrás, especialmente en los estrados judiciales norteamericanos, quienes acuñaron
esta denominación en virtud a una prohibición a la cual se aludirá más adelante existente por
aquella época. Sin embargo, la doctrina especializada en el tema, ha logrado identificar ciertas
manifestaciones que bien podrían considerarse como los orígenes remotos del contrato que nos
ocupa. (CESAR CARRANZA ALVAREZ, Blog de Derecho en General, 29 de febrero de 2012).

Así, se considera que la génesis del Contrato de Joint Venture debe encontrarse en el origen
mismo del comercio desarrollado entre fenicios, egipcios y asirio-babilonios, pero más
concretamente en los Institutos de la Colleganza y la Commenda, en Génova y Venecia
respectivamente; dedicados a actividades mercantiles con la finalidad de unificar esfuerzos para la
realización de viajes internacionales (SIERRALTA RÍOS, Aníbal. Joint Venture Internacional,
Fondo Editorial de la Pontificia Universidad Católica del Perú, 2º ed., Lima, 1997, pág. 43-45).

Otro sector de la doctrina identifica a los gentleman adventures –que organizaban


corporations en la época de formación del imperio británico para colonización de nuevos territorios
como antecedentes remotos del Joint Venture (LE PERA, Sergio. Joint Venture y Sociedad,
ASTREA, Buenos Aires, 1984, pág. 66

La gran empresa organizada con miras al descubrimiento de un nuevo mundo, donde


Cristóbal Colón reunió bienes, colaboradores, dinero, que configuraron una unión de esfuerzos y
patrimonios para realizar aquella aventura expedicionaria de gran magnitud, es considerada
también como uno de sus antecedentes (CASTAÑEDA RAMÍREZ, Luis Hernán, Los Contratos de
Colaboración Empresarial (Joint Ventures/Asociación en Participación/Consorcio). En: Revista
Cuadernos Tributarios, publicación de la Asociación Fiscal Internacional (IFA), Grupo Peruano,
Nº 16, 1993, pág. 44).
Efectivamente, la Partnership en el Derecho norteamericano no fue considerado como sujeto
de derecho; es decir, se mantuvo la clásica idea de la Partnership como una agrupación de
individuos, pero estableciendo la separación patrimonial, a efectos de no verse afectado por las
acciones de los acreedores particulares de alguno de los partners. La Partnership estaba orientado
a negocios de carácter general y duradero en el tiempo. Así entendido, se le empezó a definir
entonces como una asociación de dos o más personas para conducir como condóminos un negocio,
con la finalidad de obtener utilidades.

8
De esta manera, llegó a cuestionarse que una Corporation con objeto limitado pudiera ser
integrante de una Partnership la cual tenía un objeto amplio y no determinado-, por cuanto ésta
podría involucrar a aquélla en negocios para los cuales no contaba con autorización específica. Del
mismo modo, como en una Partnership todos los partners tenían implícita facultad de
administración, bien podría suceder que la Corporation se viera obligada por la actuación de
personas distintas a aquellas consignadas en su estatuto de creación.

Estas consideraciones fueron expuestas en la decisión judicial del caso “Mallory vs. Manaur
Oil Works” de 1888, del cual nos hace mención Le Pera: “Partnership y Corporation son
incompatibles. El contrato de Partnership es totalmente irreconciliable con el alcance y tenor de
las facultades expresas de las Corporations, sean éstas comerciales o privadas o tengan, por el
contrario, deberes con el público, como ocurre en el caso de un transportista general. Una
Corporation debe actuar a través de directores o representantes autorizados y ningún miembro, en
cuanto tal, puede obligarla. Pero si ésta fuese miembro de una Partnership podría ser obligada por
cualquier otro miembro de tal asociación, y al hacerlo éste estaría actuando no como un funcionario
o representante de la Corporation y en razón de un facultamiento recibido de ella, sino como
principal en una asociación en la cual todos son iguales y cada uno capaz de obligar a la sociedad
por sus actos. (...) El peso de la doctrina está decididamente inclinado en el sentido de que una
Corporation no tiene capacidad para formar una Partnership, ni con otras Corporations ni con
individuos.
La existencia de la Partnership no sólo interferiría con la administración de la Corporation a
través de sus funcionarios regularmente designados, sino que lesionaría la autoridad de los mismos
accionistas, e involucraría a la sociedad en nuevas responsabilidades por la acción de
representantes sobre los que ésta no tiene control” (LE PERA, Sergio; op. cit., pág. 53-54).

A raíz de tal situación se determinó que una Corporation se encontraba impedida de formar
parte de una Partnership, toda vez que su objeto se hallaba orientado a la consecución de un fin
específico, contrastando en ese sentido, con ésta. Se estableció, así, la prohibición siguiente: una
Corporation es incompatible con una Partnership, por lo tanto no puede ser integrante de ella.

ASTOLFI es claro al señalar el origen de la figura al decir que “la doctrina es concordante en
considerar de origen jurisprudencial la noción de Joint Venture: (...) las primeras manifestaciones
de una precisa tendencia jurisprudencial hacia la identificación de los rasgos caracterizantes de las

9
relaciones de Joint Venture se remontan a la mitad del siglo XIX, y primeros años del siglo XX;
entre numerosos precedentes tenemos: ´Bruce v. Hostings en 1868, ´Ross v. Willet´, ´Lobsitz v.
Lissberger´ en 1915” (ASTOLFI, Andrea. El Contrato Internacional de Joint Venture, Traducción
de Guillermo Moglia Claps, Edit. DEPALMA, Buenos Aires, 1986, pág. 3-4 (vid. nota 15).

Finalmente, respecto a la denominación Joint Venture, expresa Juan Farina que “la
jurisprudencia norteamericana comienza a utilizar la expresión Joint Adventure a principios del
siglo XIX. Luego, la jurisprudencia y la práctica mercantil abreviaron la frase utilizando la
expresión joint venture, la cual –pese a que quizás es más correcta la anterior- se consagró
definitivamente no sólo en los Estados Unidos de Norteamérica, sino en todo el mundo” (FARINA,
Juan. Contratos Comerciales Modernos. Modalidades de Contratación Empresaria, Edit.
ASTREA, Buenos Aires, 1994, 1º reimpresión, pág. 744).
Los emprendimientos cooperativos en los Estado Unidos de Norteamérica datan del siglo
pasado, cuando los ferrocarriles los usaban para proyectos de gran escala. Las sociedades mineras
pueden ser más antiguas aún. A principios del siglo XX, los Joint Ventures, se formaban para
compartir riesgos en el transporte marítimo, la explotación de oro y otras empresas. Uno de los
Joint Ventures mayores de todas las épocas fue constituida para la distribución y el procesamiento
de reservas de petróleo crudo del Medio Oriente a cuatro compañías petroleras de los Estados
Unidos en ARAMCO. Durante la década de 1950, los Joint Ventures locales en los Estados Unidos
de Norteamérica eran manejados por las mil empresas más grandes de aquel entonces. Los
primeros Joint Venture fueron frecuentemente acuerdos verticales entre dos o más competidores
para compartir la producción de una instalación de suministro de insumos. Las firmas compartían
la capacidad del proveedor porque el nivel mínimo de eficiencia en una planta en crecimiento solía
ser tan grande que ninguna firma podría utilizar sola su producción total. Los Joint Ventures se
han convertido en un modus vivendi.

Para algunas industrias de los Estados Unidos de Norteamérica, tales como la exploración
de plataformas petrolíferas y de la fabricación de turbinas de Jets. Se afirma que durante el boom
de 1789 – 1792, en Nueva York y Philadelphia se utilizó el Join Venture, que la ley sólo alcanzó,
reconoció y definió una generación más tarde. El Joint Venture se originó en el Common Law
Norteamericano, por ende se anima que el Join Venture parece ser una creación de las Cortes de
los Estados Unidos de América. Como bien sabemos, en lo concerniente al origen el Joint Venture,
existe diversas posturas y afirmaciones; sin embargo, consideramos que el Joint Venture merced
a la doctrina y a la investigación efectuada tuvo su origen en la edad antigua.

10
1.3- DEFINICIONES DEL JOINT VENTURE

1.3.1. DEFICIONES DOCTRINAS:

En el Perú, el profesor León Barandiarán Hart expone esta situación al decir que
“(...) en una puridad conceptual, el Joint Venture debe ser considerado como una figura
jurídica totalmente distinta y claramente de naturaleza contractual”, agregando que “el
verdadero contrato de Joint Venture se puede convertir, así, en la base contractual de la cual
se genera el nacimiento de una sociedad o corporación, a través de la cual se ejecuta la
actividad conjunta pactada en el contrato (...)”
Por otro lado, “la Joint Venture debe ser fruto de un contrato, bien sea expreso o
implícito. La relación de partícipes de una Joint Venture se funda en un contrato (...), y el
que las partes hayan creado o no tal tipo de relación entre sí depende de su verdadera
intención, la cual se determina de acuerdo con las normas generales que regulan la
interpretación de los contratos” (BINSTEIN, Gabriel y GENE, Gustavo Enrique. Algunas
notas sobre los Joint Ventures. En: Revista Jurídica argentina La Ley, Buenos Aires, Tomo
1989-A (Sección doctrina), pág. 1056).
A través del Contrato traído a colación dos o más empresas, personas naturales
o jurídicas nacionales y/o extranjeras acuerdan asociarse, para combinar conjuntamente sus
recursos y actividades para la ejecución y concreción de un negocio especifico. Para lo cual
compartirá riesgos y responsabilidades (SIDNEY BRAVO MELGAR (Contratos Modernos
Empresariales. Editorial San Marcos, Primera Edición. Pág. 266).

1.3.2. DEFINICIONES GENERALES:

El Joint Venture, es un contrato, de asociación empresarial estratégica, que se da


entre dos o mas empresas internacionales, nacionales, que a través de la combinación de sus
actividades y la coordinación de sus de sus operaciones da lugar a la existencia de nueva
organización encargada de la ejecución de una actividad específica.
El Joint Venture es una cooperación industrial en el plano internacional dentro de
un contexto competitivo. Tradicionalmente, el Joint Venture se formaba con la
participación igualitaria de los socios (50%-50%), sin embargo esta participación podría ser
mayoritaria. La actividad asociada en el Joint Venture no está necesariamente referida a la
distribución o a la transferencia tecnológica.

11
Generalmente los acuerdos de Joint Venture se dan entre países industrializados, pero
también puede concordarse entre empresas de países en vías de desarrollo.

1.3.3. DEFINICIÓN JURÍDICA:

El Joint Venture es un contrato donde dos o más personas naturales o jurídicas


establecen una relación jurídica consistente en explotar un negocio, proyecto en común o
desarrollar una actividad económica especifica por un tiempo determinado, sin constituir una
sociedad o persona jurídica acordando los asociados a aportar bienes materiales, asumir
gastos, participar en las utilidades resultantes del mismo, así como responder por las pérdidas
en forma solidaria e ilimitada. (BRAVO MELGAR Sidney. Contratos Modernos
Empresariales, Editorial San Marcos, Primera Edición. Pág. 258)
El Joint Venture se manifiesta con mayor frecuencia en la actividad explotadora
de los recursos materiales en países en vías de desarrollado en los cuales la empresa local
aporta generalmente el derecho a la explotación o al levar a cabo una determinada actividad
económica y el conocimiento del ámbito local, y la parte(s) extranjera, los recursos
tecnológicos y económicos y en algunos casos los mercados de consumo para los productos
apareciendo así un modalidad de contrato de Joint Venture internacional.
Para el tratadista ROWLEY, citado por BRAVO MELGAR Sidney. Contratos
Modernos Empresariales, el Joint Venture es una asociación de dos o más personas para
realizar una única empresa comercial con el fin de obtener una utilidad. De lo cual se infiere
que existen dos elementos sine qua non en el Joint Venture que son:
 Un asociación
 La ulterior utilidad.

1.3.4. DEFINICIÓN JURÍDICO FINANCIERA:

Para ANGELICA GALLOSO BENAVIDES el Joint Venture es una fusión de


intereses entre personas jurídicas o naturales que desean expandir su base económica y
diversificar su producción, con el único propósito de obtener beneficios en un plazo
determinado permitiendo a las partes a mantener su autonomía e independencia vinculándose
para un proceso especifico, sin ánimo societario, ni de fusión ni de absorción.

En el ámbito de aplicación del Joint Venture se encuentra supeditado por acuerdo


de las partes, lo cual se encuentra reafirmado con la definición que señala a los Joint Venture

12
como un acuerdo de voluntades de las partes, de unir sus esfuerzos para realizar un proyecto
determinado, asumiendo de calidad de Venturers los riesgos que lo involucra y compartiendo
los beneficios que esperan obtener.
Los Joint Venture son considerados como fórmula legal de colaboración entre el
capital nacional del extranjero. Viabiliza la patentización de los objetivos trazados por los
inversionistas nacionales o extranjeros.

1.3.5. DEFINICIONES LEGALES.

Para el tratadista Sidney Bravo Melgar nuestro ordenamiento jurídico no define


específicamente al Joint Venture, téngase en cuenta que no existe una definición única y
uniforme; sin embargo es menester citar que la primera vez que se empleó el término Joint
Venture en nuestro país, fue a través del D.S N° 010-88-PE emanando el 22 de Marzo de
1988, puesto que en su Art. 1°, en lo concerniente a los contratos para la operación de las
empresas pesqueras de bandera extranjera en aguas jurisdiccionales estipula que pueden
celebrarse los contratos traído a colación bajo la modalidad de operaciones conjuntas de
pesca “Joint Venture” fijándose esta modalidad, pero sin precisarla ni definirla
diáfanamente. (BRAVO MELGAR Sidney. Contratos Modernos Empresariales,
Editorial San Marcos, Primera Edición. Pág. 258)

1.4. NATURALEZA JURÍDICA:

La doctrina asume diferentes posiciones, dentro de estas tenemos las siguientes:

1.4.1. POSICION DOCTRINARIA DEL CONTRATO ATIPICO E INNOMINADO:

Para José León Barandiaran Hart, el Joint Venture, para nuestro ordenamiento legal
es un contrato atípico, en el cual las relaciones ahí contenidas debe ser regulada,
internacionalmente, por ley del Contrato.
En principio, es menester distinguir entre el Joint Venture acordado entre una empresa
extranjera y un peruana, de aquel formado entre empresas extranjeras para contratar como
Joint con una compañía nacional, sin formar un nuevo Joint Venture.
En el primer caso citado, si la empresa nacional fuera estatal, habría necesariamente,
de considerarse cual es la naturaleza jurídica de esa parte peruana esto es si es persona de
derecho público interno, o si actúa como persona de derecho privado.

13
Tratándose de personas de derecho público se tendrá que aplicar lo estipulado en el
2° parágrafo del Art. 63 de la Constitución Política del estado de 1993 que señala que en
todo contrato del Estado y de las personas de Derecho Público con extranjeros domiciliados
consta el sometimiento de éstos a las leyes peruanas jurisdiccionales de la República y se
renuncia a toda reclamación diplomática.
Tratándose de personas de derecho Privado que concertan el contrato de Joint
Venture bien sea nacional y/o extranjero las normas a aplicar son las estipuladas en el libro
X del Código Civil Vigente (Derecho Internacional Privado). Para Arias Schereiber, el Joint
Venture es un contrato atípico, puesto que la ley no prevé formalidad alguna. Nuestro
ordenamiento civil, teniendo como base lo prescrito por el artículo 1353 prescribe que
“Todos los contratos de derecho privado, inclusive los innominados, quedan sometidos a las
reglas generales contenidas en esta sección, salvo en cuanto resulten incompatibles con las
reglas particulares de cada contrato”.

Si nos atenemos estrictamente al texto del citado artículo, tendríamos que el Contrato
de Joint Venture constituye un contrato innominado, por carecer de una específica regulación
legal; sin embargo, consideramos necesario –una vez más( Los contratos de colaboración
empresarial en el ordenamiento jurídico Peruano, En: Revista Jurídica, órgano oficial del
Colegio de Abogados de La Libertad, edición especial por sus 75 años, Nº 134, enero 1996-
julio 1999, Trujillo, pág. 65 y ss.; y su versión ampliada: Algunos criterios respecto a los
contratos de colaboración empresarial en el ordenamiento jurídico peruano, En: Gaceta
Jurídica, Sección Actualidad Jurídica, Tomo 76-B, marzo, Lima, pág. 33 y ss.)- anotar
algunas ideas al respecto con el objetivo de precisar el significado exacto de las expresiones
“nominado”, “innominado”, “típico” y “atípico”, y si es cierto que pueden considerarse
sinónimas.

El artículo en comento fue objeto de diversas modificaciones antes de tener la actual


redacción contenida en el Código Civil. En el Anteproyecto de la Comisión Reformadora
del Dr. Arias-Schreiber (1980), en el artículo 6º se expresaba que “todos los contratos de
Derecho Privado, típicos y atípicos, quedan sometidos a las reglas generales contenidas en
este título, salvo en cuanto resulten incompatibles con las reglas particulares de cada
contrato”. Posteriormente, en el artículo 1375 del Proyecto de la Comisión Reformadora
(1981) se cambia la expresión “típicos” y “atípicos” por la de “inclusive los atípicos” , para
finalmente en el Proyecto de la Comisión Revisora (1984), artículo 1320, incluir la expresión
“inclusive los innominados”, la misma que se mantiene en la actualidad.
14
Piantioni (PIANTIONI, Mario A. Contratos típicos y atípicos. En: Libro Homenaje
al Dr. Jorge Mosset Iturraspe, Edic. La Roca, Buenos Aires, 1989, pág. 49.) nos dice que
“esta clasificación (...) es de antigua data y se ha dado en todos los países con legislación
positiva vigente; existió en todos los tiempos como consecuencia de la autonomía de la
voluntad y de la libertad de las formas frente a la necesidad de reglamentar las nuevas
relaciones interhumanas originadas por el avance de la ciencia, de la tecnología, de la
industria, del comercio, de la imaginación humana y el constante devenir de la vida que
sobrepasan a los tipos de relaciones jurídicas contractuales previstas en la legislación
positiva en un país determinado en un momento dado. Esos nuevos negocios con
características propias, convalidado, las más de las veces, por los usos o las costumbres como
contratos atípicos sin reglamentación específica en el derecho positivo, pasan a ser típicos
cuando son incorporados al ordenamiento jurídico, con una reglamentación propia”.

1.4.2- POSICIÓN DOCTRINARIA DEL CONTRATO ATIPICO SUI GENERIS:

Algunos tratadistas, señalan que la noción de Joint Venture es n solo sui géneris sino
incluso sui juris, con lo que se quiere indicar que está sujeta a un régimen legal propio. Para
Reynaldo Pastor Argumedo, el Joint Venture es un contrato asociativo sui géneris.

1.4.3- POSICION DOCTRINATIA DEL CONTRATO COMPLEJO

Se afirma, que un problema especialmente complejo del derecho comercial moderno


es el de precisar la naturaleza y alcance jurídico de Joint Venture, en contraste con otros
tipos de asociación comercial.

1.4.4- POSICION DE SIDNEY BRAVO MELGAR:

El Joint Venture es un contrato sui géneris, con elementos y características


peculiares; es un contrato atípico por carecer de una regulación normativa específica, así
mismo es un contrato innominado, por no tener una definición única y propia.
En el Perú, en términos cuantitativos, el desarrollo doctrinario del Contrato de Joint
Venture no es abundante; por el contrario, son escasas las obras que lo abordan
orgánicamente, encontrando sí ensayos y algunas ponencias que estudian temás específicos
del mismo.
Para nuestro objetivo de delinear al Contrato que nos ocupa, bástenos citar las siguientes
definiciones que la doctrina nacional ha vertido sobre esta figura contractual. José León
15
Barandiarán Hart (LEÓN BARANDIARÁN HART, José; op. cit., pág. 109.) efectúa un
análisis in extenso del concepto de Joint Venture, desde dos perspectivas: la primera,
haciendo notar que se le ha utilizado para denominar acuerdos de colaboración entre
empresas y aún entre personas naturales con el fin de llevar a cabo un negocio específico y,
por otro lado, hace resaltar el carácter netamente contractual de la figura, el cual puede llegar
a configurar el nacimiento de una sociedad como en el caso del Joint Venture Corporation.
De esta manera, concibe al Joint Venture como “una contribución especial de dos o más
personas en una empresa específica, en la cual una ganancia es conjuntamente buscada, sin
la designación o existencia de una sociedad o ente corporativo. (...) Así, más que una
integración empresarial debe ser vista como un acto de colaboración; podría hablarse de una
affectio cooperationis (según Nicole Lacasse), pues se trata de la realización de una obra
común (...) Las partes, para la consecución de este fin común no renuncian a su autonomía
o a su poder de decisión, por el contrario, conservan sus propias identidades. Aspecto
fundamental resulta, por lo tanto, poder hacer compatible, armonizar y sincronizar los
intereses individuales de cada uno de ellos, con el interés y propósito colectivo”.

Pantigoso considera que es “(...) un acuerdo de naturaleza instrumental u operativa,


celebrado entre partes independientes, con circunstanciales intereses concurrentes en un
emprendimiento individual, en el que cada parte efectúa aportes para la consecución de sus
fines, sin desprenderse de su propiedad, bajo una situación de confianza recíproca, con vistas
a obtener y repartir un beneficio” (PANTIGOSO VELLOSO DA SILVEIRA, Francisco.
Los Joint Ventures en relación a la Tributación, En: Revista Cuadernos Tributarios,
publicación de la Asociación Fiscal Internacional (IFA), Grupo Peruano, Nº 15, pág. 130).
Julio Salas, por su parte, lo conceptúa como un “(...) acuerdo de participación conjunta,
temporal o para una finalidad específica, con el ánimo de obtener beneficios y sin constituir
una persona jurídica distinta con un patrimonio independiente”( SALAS SÁNCHEZ, Julio.
Joint Ventures, En: Invirtiendo en el Perú. Guía Legal de Negocios, Edit. APOYO, Lima,
1994, pág. 345.).

1.5. CONTRATO DE JOINT VENTURE EN LA LEGISLACION PERUANA

En principio diremos que el legislador no ha incluido al joint venture dentro de la Ley


General de Sociedades. Los Contratos asociativos, previstos en el Libro Quinto de la citada Ley,
referidos a aquellos que regulan relaciones entre empresarios, sin que se genere una persona
jurídica, sólo ha incluido dos figuras, estas son:

16
 El contrato de asociación en participación, en virtud del cual una persona; denominada
asociante- concede a otras; denominadas asociados- una participación en el resultado de
uno o más negocios o empresas del asociante; y
 El denominado contrato de consorcio, por el cual dos o más personas se asocian para
participar en forma activa y directa en un negocio determinado, con el objetivo de
percibir utilidades o beneficios económicos, manteniendo cada una su propia
autonomía.

La norma que con mayor precisión ha regulado; en nuestro país- el contrato de joint
venture se ubica en el sector minero. El TUO de la Ley General de Minería (D.S. Nº 014-92-EM),
regula en los artículos 204 y 205 el joint venture, bajo el título; contratos de riesgo compartido. El
texto vigente del artículo 204-sustituido por el Artículo 7 del Decreto Legislativo Nº 868 publicado
el 01-11-96-, es el siguiente:

 El titular de actividad minera podrá realizar contratos de riesgo compartido (joint


venture) para el desarrollo y ejecución de cualquiera de las actividades mineras.

Conforme a su naturaleza, los contratos de riesgo compartido son de carácter asociativo,


destinados a realizar un negocio en común, por un plazo que podrá ser determinado o
indeterminado, en el que las partes efectúan aportes en bienes, servicios o conocimientos que se
complementan, participando en los resultados en la forma que convengan, pudiendo ejercer
cualquiera de las partes o todas ellas la gestión del negocio compartido. Salvo pacto en contrario,
los aportes en bienes no conllevan transferencia de propiedad sino el usufructo de los mismos.
En el ejercicio de la actividad minera, la asociación en joint venture, al igual que otras
formas de contratos de colaboración empresarial, son consideradas titulares de actividad minera.
Estos contratos deberán formalizarse por escritura pública e inscribirse en el Registro Público de
Minería." Otro sector que tiene regulación normativa expresa en materia de joint venture, sin lugar
a dudas, es el pesquero, pero a diferencia de la que regula el sector minero, en este caso no se
especifica requisito alguno.

1.6. JOINT VENTURE Y LEY GENERAL DE SOCIEDADES

La inclusión de los contratos asociativos en la regulación de la Ley General de Sociedades


constituye un tema controvertido, toda vez que la legislación societaria tiene como objetivos
regular a todas las modalidades societarias en su calidad de personas jurídicas, sean sociedades de
capitales o de personas en su reglas generales, derechos y obligaciones de los accionistas, régimen
17
de los órganos de administración y de los representantes o apoderados de la sociedad, causales de
disolución, liquidación o extinción de la sociedad

Algunos efectivamente consideran que los contratos de colaboración empresarial deben


ser regulados por la Ley General de Sociedades por tradición en tanto habían sido considerados
por la anterior Ley de Sociedades Mercantiles de 1966, que consideraba a la Asociación en
Participación y otras posiciones académicas que consideraban que la Ley General de Sociedades
no debe regular a contratos que no deben dar lugar al nacimiento de personas jurídicas y que
llevaría a confusiones sobre la conceptualización y naturaleza jurídica de las sociedades y de los
contratos; así se ha pensado en una Ley General de Contratos de Empresa o introducirlos en una
Ley marco del Empresariado o en el Proyecto de Código de Empresa. (BEAUMONT CALLIRGOS,
Ricardo. Comentarios a la Ley General de Sociedades. Lima. Gaceta Jurídica, tercera edición,
2002, pág. 820).

1.7. NECESIDAD DE LA REGULACION ESPECIAL DEL JOINT VENTURE

MANUEL IVÁN MIRANDA ALCÁNTARA Catedrático de Derecho Comercial y


Derecho Empresarial en la Facultad de Derecho de la Universidad de San Martín de Porres e Inca
Garcilaso de la Vega. Juez Civil de Lima. Señala La Ley General de Sociedades peruana que regula
al contrato de consorcio no se identifica plenamente con el contrato de Joint Venture y debemos
manifestar que se tiene normas legales que hacen referencia a este contrato, entre ellas:

 La Ley de Crecimiento de la Inversión Privada en el ámbito de las empresas que conforman


la actividad empresarial del Estado (D.Leg 674, artículo 2 inc c) que regula como modalidad
de inversión a los contratos de asociación en participación, servicios, arrendamiento,
gerencia, concesión y otros similares ; en cuyo último término se puede comprender al Joint
Venture pero no se define.
 El Reglamento de la Ley de Impuesto General a las ventas e Impuesto selectivo al Cónsumo,
amplia como sujetos del impuesto a contratos similares a la asociación en participación, que
en trasgresión al principio de legalidad comprende al Joint Venture.
 La Ley de promoción de la Inversión Extranjera(D.Leg 662) en su artículo 1 inc H) establece
como modalidad de inversión extranjera a los recursos destinados a contratos de asociación
en participación o similares , entre los cuales se puede comprender igualmente al contrato
de Joint Venture.

18
 El Decreto Supremo Nº 010-88-PE, vinculado a las modalidades de operaciones conjuntas
de pesca, que por primera vez menciona el término Joint Venture pero sin definirlo.
-El Decreto Ley Nº 26120 en su artículo 2 menciona expresamente el contrato de Joint
Venture como una de las modalidades de crecimiento de la inversión privada en las empresas
estatales.
 La Ley del Impuesto a la Renta(D.leg 774) en su artículo 14 hace referencia al Joint Venture,
al desarrollar el tema de los sujetos del impuesto, a efectos de no considerar sujetos del
impuesto a los tres contratos de colaboración empresarial más conocidos: el joint Venture,
la Asociación en Particpación y el Consorcio.
 La Ley de Promoción de Inversiones en el Sector minero(D.Leg 708) en sus artículos 204 y
205, dentro de las modalidades de contratación minera se considera al contrato de Joint
Venture o Riesgo compartido, describiendo como sus características su carácter asociativo
y contractual, realización de un negocio común y la gestión compartida del negocio. Esta
norma establece que los contratos de Joint Venture deben formalizarse por escritura pública
e inscribirse en el Registro Público de Minería.
 El Decreto Supremo Nº 162-92-EF que es el Reglamento de los Decretos Legislativos Nº
662 y 757 que en su artículo 1 inciso a.3) equipara al Joint Venture como una inversión de
riesgo, manifestando su carácter contractual y la no existencia de aportes al capital social,
diferenciándolo de la Asociación en participación como contratos mercantiles diferentes.

De lo enunciado, se tiene que la legislación peruana en relación al contrato de Joint


Venture, no lo ha regulado propiamente, en tanto en principio a Ley General de Sociedades le ha
dado una denominación distinta como Consorcio para tratar de asimilarlo al mismo, y la legislación
especial hace una referencia a contratos similares, lo menciona sin definirlo o lo define
brevemente, con lo cual se presenta el problema que no existe un tratamiento integral y sistemático
del Joint Venture.

Al no elaborarse un texto integral que regule los contratos de colaboración empresarial en


general o el contrato de Joint Venture en particular, seguiremos en la línea del sólo enunciamiento
o definición breve que no es regularlo legalmente, dándose un tratamiento dispar a través de varias
normas que otorgan distintos nomen iuris y la definen cada una a su manera; lo que genera
confusiones en el tratamiento legal y económico de la figura de Joint Venture.
La no regulación legal de una figura contractual genera dudas sobre su contenido, formalización,

19
contenido de sus claúsulas, que conlleva costos de transacción para celebrar el contrato y al
momento de su negociación.

Ocurre por ejemplo que al no existir una regulación integral del Joint Venture no se exige
la obligación de inscribir este contrato en los registros públicos, a excepción del Joint Venture
minero, que obliga a la inscripción del contrato en el Registro Público de Minería; por lo que el
contrato de Joint Venture es de carácter oculto, en tanto sólo las partes contratantes conocen de su
existencia y contenido (HERNÁNDEZ GAZZO, Juan Luis. Sobre el Joint Venture y la necesidad
de su regulación legal. En Ius et Veritas Nº 18, pág. 267).
Sin embargo, bajo el sistema consensual que predomina en el derecho civil peruano a
la mayoría de los contratos no se les exige como requisito de eficacia su inscripción en los registros
públicos; de tal forma que surten efectos con su sola celebración; sin embargo su inscripción en
los registros públicos brinda seguridad jurídica a los operadores del tráfico comercial por la
información brindada sobre su constitución; además de otorgar una oponibilidad frente a terceros
del contrato inscrito basado en su publicidad y finalmente los terceros logran predictibilidad en su
actuar al tener información relevante que le permita analizar la conveniencia de realizar o no actos
jurídicos con el Joint Venture.

El Joint Venture lo que hace es formar una empresa compartida para un negocio
común, estando por ello obligado a relacionarse con terceros al igual que una sociedad; sin
embargo los terceros acreedores o contratantes con el Joint Venture a diferencia de una sociedad,
no tendrán seguridad jurídica sobre la existencia del Joint Venture, las facultades de su
representante, quienes son sus integrantes, quien tiene la gestión del negocio, la duración
proyectada del negocio, cual es el patrimonio afectado al Joint venture;( HERNÁNDEZ GAZZO,
Juan Luis; op. cit., pág. 268) lo que se va mantener oculto o incierto a pesar de las continuas
relaciones que va tener el Joint Venture con terceros.

Este clima de inseguridad jurídica de los terceros frente al Joint Venture puede llevar a la
no contratación o a que se encarezcan los costos de transacción, dado que al analizar los costos y
beneficios de celebrar contratos tienen que incorporar el riesgo de contratar con una empresa o
figura contractual como el Joint Venture, careciendo de información relevante sobre el mismo.
El carácter oculto o no manifiesto del Joint Venture conlleva también que pueda ser
utilizado para vulnerar los principios de libre competencia; en tanto se encuentran prohibidos por
la Ley de Libre Competencia (D.Leg 701) en su artículo 6, los acuerdos decisiones,

20
recomendaciones actuaciones paralelas o prácticas concertadas para restringir, impedir o falsear la
libre competencia; como concertación de precios o condiciones de comercialización, el reparto de
cuotas de producción, el reparto de mercados; que justamente se pueden realizar con la celebración
del contrato de Joint Venture al no requerirse de su publicidad para ser válidos.

Sería un mecanismo de ayuda a la Comisión de Libre Competencia del INDECOPI que


los contratos de colaboración empresarial sean inscribibles para sean comunicados por los mismos
REGISTROS PÚBLICOS a INDECOPI para poder identificar más fácilmente la existencia de
acuerdos o prácticas restrictivas de la libre competencia.
El uso del contrato de Joint Venture es cada vez más frecuente en nuestro país, y son importantes
en términos de magnitud económica; por lo que su redacción o elaboración resulta compleja; pero
sería menos ardua y rebajaría los costos de transacción si hubiera una regulación legal de
aplicación supletoria a los acuerdos de las partes; y también podría servir como guía para su
negociación y elaboración.

1.8. CARACTERES ESTRUCTURALES

Dentro de los caracteres estructurales que enmarca el Joint Venture los siguientes:

a) Prestaciones Autónomas

Existe una pluralidad de prestaciones autónomas, que están a cargo de dos o más partes,
denominada Ventura compuesta por personas naturales y/o empresas nacionales o
extranjeras.(Sidney Alex Bravo Melgar, “Contratos Modernos” pag.266)

b) Ejecución Continuada y Periódica (Tracto Sucesivo)

Ello en virtud de que las obligaciones que están a cargo de los Co-Ventures(obligaciones
que están pactadas en el contrato), se concretizan a través de una ejecución continuada,
periódica, ídem se irán renovando durante el transcurso del tiempo de explotación del
negocio específico concordado. (Sidney Alex Bravo Melgar, “Contratos Modernos”
pag.266)

c) Contribuciones y Comunidad de Intereses

Al concertarse un Joint Venture, quienes en él participan deben efectuar en él una


contribución al esfuerzo común. Esta contribución incide tanto en bienes, derechos,
dinero, tecnología, industria, mercados y/o sencillamente en el tiempo aplicado a la

21
ejecución del proyecto. Son contribuciones destinadas a crear una comunidad de
intereses. (Sidney Alex Bravo Melgar, “Contratos Modernos” pag.266)

d) Reciprocidad facultad para representar y obligar al otro(mutual agency)

Al igual que en las partnerships, como regla general, cada uno de los Ventures tiene la
facultad para obligar a los otros y sujetarlos a responsabilidad frente a terceros en
cuestiones que estén estrictamente dentro del ámbito de los Joint Ventures.

De lo citado se infiere que los Ventures pueden obligar a sus asociados, a fín de que
concreticen el concertado. (Sidney Alex Bravo Melgar, “Contratos Modernos” pag.267)

e) Onerosidad de la Prestación

El Joint Venture es un contrato en el cual las partes ejecutan prestaciones a su cargo,


valuables en dinero, en tal virtud obtienen beneficios que emergen directamente de las
prestaciones. Es menester tenerse en cuenta que existen contraprestaciones
sinalagmáticas. (Sidney Alex Bravo Melgar, “Contratos Modernos” pag.267)

El Joint Venture es un contrato en el cual las partes ejecutan prestaciones a su cargo,


perfectamente medibles y valorizables en dinero, y en relación a esos aportes se obtienen
beneficios que emergen directamente de las prestaciones (Erik Francesc Obiol Anaya,
“Contratos Mercantiles”, pag.272)

f) Control conjunto de la empresa:

Se tenga o no la operacon y oblñigacion de los coparticipes, un Joint Venture debe tener


alguna forma de control y dirección sobre el proyecto, aun delegue el ejercicio de ese
control en los demás participes, y aunque una posición igualitaria y control conjunto de
la empresa es esencial para un Joint Venture, iden uno de los partícipes puede delegar el
control real de la operación en el otro y todavía seguirá siento un Joint Venture. (Sidney
Alex Bravo Melgar, “Contratos Modernos” pag.267)

g) Carácter consensual:

Existe en este tipo de contratos la consensualista entre los Joint Venture en relación al
objeto y fines del proyecto que se va a ejecutar siempre con el consentimiento de las
partes. (Erik Francesc Obiol Anaya, “Contratos Mercantiles”, pag.272)

h) Contrato atípico e innominado

22
El Joint Venture es un contrato atípico e innominado que funciona bajo el imperio de la
autonomía de la voluntad privada, sin más limitaciones que las exigidas por la licitud, el
orden público, las buenas costumbres y el ejercicio regular de un derecho. Es menester
señalar que la falta de regulación legal del Joint Venture en el Perú, trae como ventaja el
que las partes contratantes en ejercicio de la autonomía de la voluntad tiene amplia
libertad para adecuar la regulación contractual a las reales necesidades económicas y
comerciales para las cuales se unen. (Sidney Alex Bravo Melgar, “Contratos Modernos”
pag.267)

i) Carácter Autónomo y Principal:

El Joint Venture, es un contrato autónomo y principal, puesto que no depende de la


existencia de otros contratos.

j) Naturaleza Fiduciaria

Los asociados se deben lealtad y confianza entre si, por ello afirmamos que la fiducia es,
entonces, fundamental en un Joint Venture, ya que sin la confianza entre las partes seria
bastante complicado poder realizar las labores de cada uno de los socios sin que los demás
generen los medios de control necesarios, lo cual generaría grandes dificultades para la
realización del proyecto. (Erik Francesc Obiol Anaya, “Contratos Mercantiles”,
pag.272)

k) Contrato Ad-Hoc

El contrato del Joint Venture está destinado a un objeto específico. Téngase en cuenta que
el objeto del contrato puede concretizarse en un periodo continuado. (Sidney Alex Bravo
Melgar, “Contratos Modernos” pag.268)

l) Conmutativo:

El contrato de Joint venture posee esta característica en vista de que las prestaciones a
cargo de los coasociados son equivalentes. Es decir, el carácter equivalente no siempre es
atribuido al valor económico del bien materia de afectación, sino también atribuido a la
obligación de casa asociado de afectar un bien, sea en dinero o en especie. (Sidney Alex
Bravo Melgar, “Contratos Modernos” pag.268)

m) Contrato Plurilateral:

El Joint Venture es un contrato Plurilateral, puesto que existen varias declaraciones de


voluntad. Vale decir, se constituyen varias manifestaciones de voluntad dirigidas hacia

23
un solo objetivo, el cual es explotar un objeto común y a posteriori efectuar la distribución
de las utilidades producidas. (Sidney Alex Bravo Melgar, “Contratos Modernos”
pag.269)

n) Fin Lucrativo:

A través del Joint Venture, las partes persiguen obtener un lucro o beneficio económico.
Sin embargo, como señala Ghersi, “no siempre la idea de beneficio debe ser traducida
como sinónimo de rentabilidad efectiva, pues a lo que aquí se apunta es a la evaluación
económica” (Sidney Alex Bravo Melgar, “Contratos Modernos” pag.269)

1.9. CARACTERES FUNCIONALES

Dentro de los caracteres funcionales mas relevantes que enmarca el Joint Venture, tenemos
lo siguiente:

1.9.1 Cooperación Horizontal:

Una firma puede formar una Joint Venture que crea un competidor a nivel
horizontal para expedir o disminuir sus líneas de productos o racionalizar el
exceso de capacidad. La innovación puede ser principal motivo para la
cooperación(cuando socios relacionados horizontalmente unen fuerzas para crear
un canal de suministro o distribución) (Sidney Alex Bravo Melgar, “Contratos
Modernos” pag.270)

1.9.2. Cooperación Vertical:

Los Joint Venture Verticales , que son los que están en una etapa distinta de la
cadena de transformaciones que la de sus integrantes, a menudo son formador para
disminuir la dependencia de terceros y salvar imperfecciones del mercado.Tambien
pueden usarse para desarrollar industrias jóvenes.Aveces los competidores unen sus
fuerzas para constituir plantas de suministro, que son mayores de las que cualquiera
de las firmas podría necesitar, solo para explotar economías de escala, como en el
caso de las firmas del acero que comparten minas de hierro, en otros casos los socios
pueden inciar juntos nuevos canales de distribución. (Sidney Alex Bravo Melgar,
“Contratos Modernos” pag.270)

1.10. MODALIDADES DEL CONTRATO JOINT VENTURE

24
1.10.1 . Por su finalidad

Se clasifican

A. Joint Venture Modelo telaraña

Los Joint Venture modelo telaraña tiene la finalidad de vincular muchas firmas a
un socio central. Dependiendo de las necesidades de cada socio y de la formación
y los recursos a ser intercambiados, una firma establece diversos modos de
cooperación para obviar a los competidores mientras refuerzan su propia
posición.De este modo, una empresa pequeña realiza Joint Venture con varias
firmas grandes para concretizar una estructura de acuerdos equiparados.Una
telaraña es diferente estrategia donde la forma escoge a la que considera será la
futura industria líder y destina todos sus recursos para lograr una relación
exclusiva de Joint Venture. (Sidney Alex Bravo Melgar, “Contratos Modernos”
pag.271)

B. Joint Venture Operativo:

El Joint Venture Operativo, está destinado a organizar la integración de recursos


complementarios, y la finalidad que se persigue. Lo raudo es rango característico
porque los “coventurers” persiguen la adquisición de una cuota del producto
extraído en proporción a su participación en la inversión. Su objetivo económico
es realizado después de la coordinación de las actividades desarrolladas de
conformidad al convenio. El carácter innovador del Joint Venture se manifiesta,
porque consiguen superar la regla del único sujeto adjudicatario de la concesión
(de exploración y/o de explotación petrolera) por ejemplo de alcanzar la
cotitularidad de la relación obligatoria o del acto administrativo. Y de aquí se
arriba a la legitimación de la participación conjunta entre varios sujetos para la
ejecución de la prestación convenida. (Sidney Alex Bravo Melgar, “Contratos
Modernos” pag.272)

1.10.2 Por su modalidad legal y/o organizacional:

a) Joint Venture Societaria:

Es una organización empresarial que da origen a una nueva entidad o a una nueva
sociedad con las implicancias jurídicas que ello significa por su rigidez y
complejidad con la diversidad de las leyes de cada país. Esta ligada al sistema
25
jurídico del “civil Law” (Raul Maguiña F, “Joint Venture, Estrategia para lograr
la competitividad empresarial en el Perú”, pag.74)

b) Joint Venture Contractual:

Consiste en una relación contractual que no da origen a una nueva entidad jurídica,
son características inherentes a este Joint Venture.esta ligada al sistema jurídico
del “Como Law” (Raul Maguiña F, “Joint Venture, Estrategia para lograr la
competitividad empresarial en el Perú”, pag.74)

1.10.3 . Por su contexto geográfico

CONTEXTO
GEOGRÁFICO

JOINT VENTURA JOINT VENTURE


NACIONAL SOCIETARIA
Son las creadas por
socios con identica Son las creadas por
nacionalidad y dentro de socios de diferentes
su pais de origen nacionalidades

1.11. VENTAJAS Y DESVENTAJAS

Entre las ventajas que tiene la celebración de un joint venture en relación con sus
figuras afines indicadas en la Ley General de Sociedades tenernos que la unión de esfuerzos
propia de la naturaleza de este contrato permite la administración conjunta del proyecto
materia del nacimiento de este negocio jurídico, esto plantea que la unión de esfuerzos vaya
adicionalmente acompañada de la unión de derechos y así también de la unión de
obligaciones en la relación de los coventures con los terceros contratantes con el grupo o con
aquellos que se vieran afectados extracontractualmente durante la ejecución del contrato.

26
Cabe señalar que aunque este contrato no discrimine entre el tipo de empresas que pueden
asociarse como coventures siempre será necesaria para la ejecución de proyectos
modernos el uso de tecnología acorde con el tipo de proyecto que puede ir desde complejos
programas de diseño hasta sencillas bases de datos, pero que serán siempre necesarias para
el correcto monitoreo y gestión de cualquier tipo de proyectos.

Cuando estamos ante un caso de joint venturo internacional, como lo hemos


indicado en párrafos anteriores, es recomendable que uno de los coventures parte de esta
sociedad sea una empresa propia del país donde se ejecutará el proyecto o donde se realizará
]a actividad comercial, o mejor aún si además de ser una empresa local es una empresa con
capitales públicos, ya que eso nos facilitaría poder contar con diversas facilidades en materia
de licencias, permisos y trámites burocráticos más amigables.
Pero claro, no todo es perfecto y existen también algunas desventajas en el uso de
esta figura y entre las desventajas más resaltantes tenemos por ejemplo la natural dificultad
de convivencia entre dos socios con poco tiempo de conocerse, que además de esto pueden
ser de países distintos y eso se trasluce en una diferencia ideológica o de idiosincrasia; otra
diferencia contundente seria la referida a la gestión y control común, ya que por lo general
es más sencillo cuando las direcciones empresariales van en una misma dirección, porque
tenemos los mismos intereses y una unidad ideológica, lo cual en un joint venture no se
presenta debido a que tenemos dos o más personas distintas, con objetivos diferentes en
materia institucional y con intereses que si bien es cierto son comunes a todos los coventures
también cierto que cada empresa buscará su beneficio propio, lo cual es perfectamente
entendible e incluso natural.
Ante lo mencionado en párrafos anteriores debemos hacer hincapié en el hecho de
que considerar la formalización de un joint venturc como estrategia para introducirse en
mercados externos y desconocidos, o ya sea que se utilice como una estrategia para captar
socios extranjeros para la ejecución de un proyecto de inversión próximo a desarrollarse
en un país distinto al nuestro plantea situaciones que requerirán por nuestra parte un alto
grado de adecuación en base a las necesidades de los otros coventures; en esta relación de
joint venture internacional las ventajas mutuas que podremos apreciar en esta relación
contractual son las siguientes:

Para el socio local:

27
 Acceso al capital extranjero y en caso de nuestros países en América Latina acceso a
tecnologías extranjeras que podrían permitir una gestión mucho más eficiente del
proyecto.

 Acceso a nuevos mercados y a la experiencia que nuestros coventures tengan en cada


uno de ellos.

Para el socio extranjero:

 Acceso a mano de obra de menor coste que en el país de origen de la empresa


extranjera, reduciendo los costos de producción así como los costos de
mantenimiento de la infraestructura de planta que, por lo general, suele estar ya
construida por ser el local de uno de los coventures,

 Acceso a contactos e influencias del socio local, así como a las facilidades en
materia de gestión que tienen las empresas locales en relación con las extranjeras,
sobre todo en los casos que uno de los coventures sea una empresa pública del país
de destino. (Erik Francesc Obiol Anaya, “Contratos Mercantiles”, pag.278)

1.12. CONTENIDO Y ELEMENTOS DE JOINT VENTURE

1. Identificación de las partes

Las partes contratantes deben estar debidamente identificadas, debe señalarse el


nombre o razón social, el domicilio y los datos de inscripción en los registros públicos
de cada una de las empresas participantes, sus representante legales, la indicación del
Numero del Registro Unico del Contribuyente cuando son nacionales, y tratándose de
empresas extranjeras, hay que mencionar de acuerdo a las leyes de que país se ha
constituido. (Sidney Alex Bravo Melgar, “Contratos Modernos” pag.276)

2. Denominación del Joint Venture:

La denominación, si se desea la sigla de Joint Venture, es necesaria para las relaciones


con terceros. Como paradigma citaremos lo estipulado en el Art.377 de la Ley
Argentina 1950, que establece que la denominación, será de alguno, algunas o de todos
los miembros seguida de la expresión “Unión Transitoria de Empresas”. En nuestro
país no se exige que la denominación este compuesta necesariamente, por los nombres
de las partes integrantes.

28
3. Delimitación del Objeto Contractual:

Delimitación precisa del objeto contractual, tanto el principal como sus accesorios, es
imprescindible en el Joint Venture. Así mismo es necesario delimitar las actividades
que han realizarse, su ejecución y concreción.

4. Designación de la Empresa Lider:

Astolfi, Andrea, en su obra “El contrato Internacional del Join Venture” citado por
Aníbal Torres Vásquez, señala que la designación de la empresa líder en este contrato
Inter Empresas, generalmente se trasladaba a una de ellas tanto la ejecución como
operadora o leader, sponsor o prime contactor, que asume la función de coordinar la
actividad de las empresas participantes en el acuerdo hallar las necesarias garantías
financieras, mantener las relaciones con terceros, desarrollar o asegurar el
desenvolvimiento de los servicios, etc.

5. Duración del contrato de Joint Venture:

Se debe establecer la duración del contrato del Joint Venture, indicándose para tal
efecto la fecha de inicio del mismo, así mismo el fin de las actividades del Joint
Venture. La duración determinada o indeterminada será necesaria para llevar a cabo el
objeto del contrato.

6. Solución de Conflictos:

Para solucionar los conflictos que pudiesen surgir a posteriori, emanadas de las
actividades del Joint Venture, es necesario que las partes, al momento de instituir el
contrato, fijen el tribunal judicial al que han de someterse y/o fije el arbitraje. Una de
las razones del uso del arbitraje en los contratos del Joint Venture es que los asociados
en una empresa conjunta internacional son de diferente nacionalidades.

7. El representante:

El contrato del Joint Venture, deberá contener el nombre y domicilio de representante


o representantes. La designación del representante puede constar en el mismo
documento de documentación del Joint Venture o en acto separado.

8. Resposnsabilidades:

El contrato del Joint Venture, deberá especificar las responsabilidades de las


empresas integrantes del mismo. La responsabilidad de casa uno de los miembros

29
integrantes del Joint Venture, por los actos que deban desarrollar y por las
obligaciones contraídas por la entidad frente a terceros es mancomunada excepto
se pactase expresamente la solidaridad tal cual se halla estipulado en nuestro
ordenamiento jurídico civil (Sidney Alex Bravo Melgar, “Contratos Modernos”
pag.280).

9. Inscripción del Contrato

El contrato sui generis del joint Venture, deberá inscribirse en el Registro Mercantil
donde estén inscritas casa una de las empresas nacionales integrantes del Joint
Venture. Los poderes de los representantes de los otorgantes se inscriban en el registro
de Mandatos y poderes de los Registros Públicos.

Téngase en cuenta que tratándose de Operaciones Mineras el contrato de Joint Venture


tendrá que inscribirse en el Registro de Minería. (Sidney Alex Bravo Melgar,
“Contratos Modernos” pag.281).

10. Terminación y disolución del contrato

El Joint Venture termina al concretizarse cabalmente los fines y objetivos trazados


por los contratantes.

El Joint Venture puede disolverse totalmente o solamente respecto de alguno o


algunos de sus integrantes. En el primer caso traído a colación, la disolución puede
deberse al acuerdo unánime de los miembros integrantes, a las clausulas previstas en
el contrato del Joint Venture, por resolución o rescisión del contrato cuando haya
justa causa o por mandato de la ley. (Sidney Alex Bravo Melgar, “Contratos
Modernos” pag.281).

30
CONCLUSIONES

1. El Joint Venture es una forma asociativa que no requiere la creación de un sujeto de

derecho. Nació libre, no sujeto a una forma reglada, es parte de la maravillosa tradición

creativa del "common law", de la institución creada por la autonomía de la voluntad y

reconocida en derecho por el juez legislador del common law.

2. Los Joint Venture responden mejor y más eficazmente a los contextos micro y macro

económicos actuales y de futuro (asumiendo las tendencias mundiales y nacional actual).

Por lo tanto, la constitución de Joint Venture en el Perú es limitada, en primer lugar por

el desconocimiento o falta de visión competitiva del empresariado nacional.

3. La inclusión de los contratos asociativos en la regulación de la Ley General de

Sociedades constituye un tema controvertido, toda vez que la legislación societaria tiene

como objetivos regular a todas las modalidades societarias en su calidad de personas

jurídicas, sean sociedades de capitales o de personas en su reglas generales, derechos y

obligaciones de los accionistas, régimen de los órganos de administración y de los

representantes o apoderados de la sociedad, causales de disolución, liquidación o

extinción de la sociedad.

4. El Joint Venture lo que hace es formar una empresa compartida para un negocio común,

estando por ello obligado a relacionarse con terceros al igual que una sociedad; sin

embargo los terceros acreedores o contratantes con el Joint Venture a diferencia de una

sociedad, no tendrán seguridad jurídica sobre la existencia del Joint Venture.

31
BIBLIOGRAFIA

1. ASTOLFI, Andrea (1986) El Contrato Internacional de Joint Venture, Traducción de

Guillermo Moglia Claps, Edit. DEPALMA, Buenos Aires.

2. BEAUMONT CALLIRGOS, Ricardo (2002) Comentarios a la Ley General de

Sociedades. Lima. Gaceta Jurídica, tercera edición, 2002.

3. BINSTEIN, Gabriel y GENE, Gustavo Enrique (1989) Algunas notas sobre los Joint

Ventures. En: Revista Jurídica argentina La Ley, Buenos Aires.

4. CASTAÑEDA RAMÍREZ, Luis Hernán (1993) Los Contratos de Colaboración

Empresarial (Joint Ventures/Asociación en Participación/Consorcio). En: Revista

Cuadernos Tributarios, publicación de la Asociación Fiscal Internacional (IFA), Grupo

Peruano, Nº 16, 1993.

5. CESAR CARRANZA ALVAREZ (2012) “Blog de Derecho General.

6. ERIK FRANCESC OBIOL ANAYA(2016) “Contratos Mercantiles”

7. FARINA, Juan (1994) Contratos Comerciales Modernos. Modalidades de Contratación

Empresaria, Edit. ASTREA, Buenos Aires, 1º reimpresión.

8. LEÓN BARANDIARÁN HART, José (1990) Consideraciones respecto al Contrato de

Joint Venture. En: Revista Peruana de Derecho de la Empresa, Lima, Nº 39.

9. OBIOL ANAYA Erik Francesc(2016) “Contratos Mercantiles”, Editora Griley E.I.R.L

,Primera Edición, Lima- Perú

10. SIERRALTA RÍOS, Aníbal(1997) Joint Venture Internacional, Fondo Editorial de la

Pontificia Universidad Católica del Perú, 2º ed., Lima..

32