You are on page 1of 317

MINERÍA

URBANA
Y LA
GESTIÓN
DE LOS
RESIDUOS
ELECTRÓNICOS

GUSTAVO FERNÁNDEZ PROTOMASTRO

protomastro ok.indd 1 16/08/13 17:56


Fernández Protomastro, Gustavo

Minería urbana y la gestión de los recursos electrónicos. - 1a ed. - Buenos Aires : Grupo
Uno, 2013.

317 p. ; 22x15 cm.

ISBN 978-987-29862-1-6

1. Deterioro Ambiental . I. Título.

CDD 363.73

Fecha de catalogación: 16/08/2013

Diseño y Producción: G1 sumadiseño | info@grupouno.net.ar

Queda hecho el depósito que dispone la ley 11.723


Todos los derechos reservados
Impreso en la Argentina, 2013

Este libro o cualquiera de sus parters no podrán ser reproducidos ni archivados en sistemas recuperables,
ni transmitidos en ninguna forma o por ningún medio, ya sean mecánicos o electrónicos, fotocopiadoras,
grabaciones o cualquier otro, sin el permiso previo de los editores.

UNIVERSIDAD ISALUD
Venezuela 931 - (1095)
C.A.B.A. | Argentina
Tel/Fax 011-5239-4000
www.isalud.edu.ar

protomastro ok.indd 2 16/08/13 17:56


Dedicado a Sole, Susana, Rogelio, Javier, Gonzalo,
Norita, Marcela y los chicos. A todos mis parientes Fernández
y Protomastro. A los amigos de “fierro”: Amaru, Pablo, Juan,
Sergio, Mariano, Gabriel, Gonzalo Dany y Martín. A los
amigos futboleros. A mis colegas biólogos Maxi, Javier y Luis.
A mis profesores de la FCEyN, la UPC, la UB y el IMO. A
Leila, Atilio, Ricardo, Alberto, Uca, Carlota, Miguel, Pepe,
Pablo y mis otros colegas del desarrollo sostenible.

protomastro ok.indd 3 16/08/13 17:56


protomastro ok.indd 4 16/08/13 17:56
CONTENIDOS
Prólogo 11

1 | Hacia una Era Electrónica-Digital sostenible 15


1.1 | Tirando oro a la basura: “la minería inversa” 17
1.2 | La “guerra fría” por los minerales, otra que Avatar 19
1.3 | ¿Por qué la minería primaria impacta más que la
gestión de la chatarra? 22
1.4 | La Ley de Moore, la paradoja de Jevons y
los Límites del Crecimiento 24
1.5 | El tiempo pasa, y nos fuimos poniendo tecno 29
1.6 | Tóxicos y/o preciosos: los desechos
de la Era Electrónica 35
1.7 | Son los recursos, stupid… 38
1.8 | La Era Electrónica-Digital y el consumo
de materias primas 40
1.9 | Las 3 R de la Era Electrónica y Digital 43
1.10 | Obsolescencia programada o final de ciclo 45

2 | Actores en la gestión de RAEE 49


2.1 | Los Productores de los AEE 51
2.2 | Gestores de RAEE 53
2.3 | La Autoridad de Control y Aplicación 54
2.4 | Los consumidores-usuarios 56
2.5 | Bastardos sin gloria: los RAEE históricos,
huérfanos y clones 58
2.6 | ¿De qué hablamos cuando hablamos de los RAEE? 59
2.6.1 | Grandes electrodomésticos 60
2.6 2 | Pequeños electrodomésticos: 61
2.6.3 | Equipos de informática y telecomunicaciones: 62
2.6.4 | Aparatos electrónicos de consumo (AEC): 63
2.6.5 | Aparatos de iluminación 64
2.6.6 | Herramientas eléctricas 64
2.6.7 | Juguetes y equipos deportivos
o de esparcimiento: 65
2.6.8 | Aparatos de uso médico 65
2.6.9 | Instrumentos de vigilancia y de control 66
2.6.10 | Máquinas expendedoras 66
2.6.11 | Pilas y baterías 66
2.7 | La Responsabilidad Extendida del Productor 67

/ página 5

protomastro ok.indd 5 16/08/13 17:56


3 | Cómo poner en marcha los sistema de gestión de RAEE 71
3.1 | Estándares mínimos para la Industria de Gestión de RAEE 74
3.2 | Lineamiento para la Gestión de Equipos Donados 76
3.3 | Restringiendo sustancias contaminantes en los AEE 78
3.4 | Las penas son de nosotros, las vaquitas son ajenas 80
3.5 | Analizando los impactos de la gestión de RAEE 83
3.6 | ¿Cuál es impacto ambiental de mi teléfono celular? 84
3.7 | Aportes de las ciencias ambientales a la gestión
de los RAEE 87
3.8 | Los desafíos de la inclusión tecnológica y digital 89

4 | Los RAEE y los riesgos para el ambiente y la salud 91


4.1 | Cuando los metales son bien “heavies” 94
4.2 | Sustancias restringidas por ser peligrosas 95
4.3 | Cómo detectar los metales pesados en los AEE 97
4.4 | Estudio sobre la contaminación ambiental
en la fabricación de AEE 98
4.5 | Informes de campo sobre los desechos de la industria IT 101
4.6 | Fabricación de chips semiconductores 104
4.7 | Ensamble de componentes 105
4.8 | La fabricación de las plaquetas de circuito impreso 107
4.9 | Fabricación de chips semiconductores 108

5 | Creando un marco jurídico para impulsar la gestión


de los RAEE 111
5.1 | Algunas definiciones para el marco jurídico
de los RAEE 115
5.3 | Elementos para considerar en las eco-tasas por gestión
de RAEE 119
5.4 | Autoridad de Aplicación, la fiscalización y control 121
5.5 | Qué se espera de los Productores y Distribuidores 123
5.6 | Marco lógico de un SIG-RAEE 124
5.7 | Experiencias de Cataluña, Irlanda, Suiza, Japón y Holanda 125
5.8 | El SIGRAEE Catalán 131
5.9 | Control y Monitoreo de los SIG-RAEE 133
5.10 | La correcta gestión de los RAEE cuesta, pero sale menos
que enterrarla 135

6 | Gestor de RAEE, una carrera con futuro 139

protomastro ok.indd 6 16/08/13 17:56


6.1 | Algunos requisitos para los gestores de RAEE
en la Argentina 140
6.2 | Los operadores y la Logística Reversa 142
6.3 | Recolección y transporte de los aparatos eléctricos
y electrónicos 146
6.4 | Almacenamiento temporario 146
6.5 | Condiciones laborales en una Planta RAEE 147
6.6 | Jerarquía de la gestión de residuos 148

7 | Del residuo al insumo de nuevo proceso 155


7.1 | El Convenio de Basilea y los RAEE 156
7.2 | Residuos a controlar 160
7.3 | Desechos que tengan como constituyentes 161
7.4 | Las chatarras como insumos para la Convención de Basilea 169
7.5 | Desmontaje, desensamblaje y valorización de
piezas y materiales 170
7.6 | Tareas de las plantas gestoras de RAEE 173
7.7 | Recupero de metales 176
7.8 | Gestión de los tubos de rayos catódicos 180
7.9 | Hidrometalurgia de los RAEE 181
7.10 | Pirometalurgia para recuperar cobre y metales
preciosos de los RAEE 185
7.12 | Gestión de residuos peligrosos 188
7.13 | Tratamientos Térmicos 192
7.14 | Co-procesamiento en hornos de cemento y otros tipos
de termodestrucción 194
7.15 | Rellenos de Seguridad 196

8 | Gestión de los Plásticos de Ingeniería 199


8.1 | Procesos de reciclaje mecánico de plásticos 202
 8.2 | Procesos de reciclado químicos de plásticos 205
8.3 | Uso de plásticos biodegradables y reciclados 205
8.4 | Pasos para el reciclaje de plásticos con compuestos
bromados 208
8.5 | Perspectiva general de los plásticos bromados 208
8.6 | Situación legislativa mundial de los retardantes de llama 209
8.7 | Los plásticos con retardantes de llama bromados 210
8.8 | Tratamiento de los plásticos con bromo 212
8.9 | La Co-combustión de plásticos y plaquetas electrónicas 213

/ página 7

protomastro ok.indd 7 16/08/13 17:56


9 | Caso: Gestión Ambiental de Heladeras Fuera de Uso 217
9.1 | Características del Mercado de Heladeras 219
9.2 | Qué materiales tiene un heladera tipo 220
9.3 | Logística inversa de las HFU 222
9.4 | Regitro de HFU a tratar y reciclar 223
9.5 | Qué debe tener una planta de tratamiento de HFU 225
9.6 | Remoción de los aceites contaminados 226
9.7 | Recupero de componentes y materias primas 227

10 | Los metales que harán la diferencia 231


10.1 | El cobre, el indicador de la Era Electrónico-Digital 232
10.2 | Consumos y mercado futuro del cobre 234
10.4 | Concentración por flotación 237
10.5 | Tostación 238
10.6 | Fusión de mata 238
10.7 | Afino del cobre 239
10.8 | Preparación de plaquetas electrónicas para su recupero 240
10.9 | Recupero de metales no ferrosos por Pirometalurgia 243
10.10 | Operaciones de Lixiviación 244
10.11 | Gestión Ambiental en el proceso de recupero secundario
de cobre y metales preciosos 247
10.12 | Descripción del proceso de recuperación secundario
de cobre 248
10.13 | Control de emisiones atmosféricas de dioxinas y furanos 250
10.14 | Procesos recomendados para minimizar
la contaminación 250
10.15 | Captación de vapores y gases 252
10.16 | Postcombustión y enfriamiento rápido 253
10.17 | Adsorción por carbón activado y oxidación catalítica 253

11 | La guerra fría de los metales estratégicos 265


11.1 | Los 4 fantásticos: cromo, cobalto, manganeso
y el grupo del platino 256
11.2 | Cromo, cobalto y manganeso: superaleaciones 256
11.3 | El Grupo de platino: esos buenos muchachos 258

11.4 | Un mercado al rojo vivo 259


11.5 | Tendencias en los mercados de metales estratégicos 261
11.6 | Análisis del mercado de minerales 262
11.8 | La demanda futura de los metales estratégicos 267

protomastro ok.indd 8 16/08/13 17:56


12 | Cómo se posicionan los países frente a la escasez
de los metales estratégicos 271
12.1 | Reciclado como fuente de metales estratégicos 273
12.2 | La evolución de los mercados globales de productos
básicos 275
12.3 | Conflictos por escasez de metales estratégicos 276
12.4 | Orientaciones futuras de la iniciativa de materias primas 276
12.5 | Impulsar la eficiencia de recursos y fomentar el reciclado 278
12.6 | Innovación: un asunto transversal 279

13 | De la visión Eco-Progre al Progresismo Sostenible 283


13.1 | Políticas Públicas 284
13.2 | Diseñando para reciclar: no es tan difícil 288
13.3 | Metas de de gestión por peso o por materiales reciclados 289
13.4 | Instrumentos administrativos, económicos e informativos 291
13.5 | Adoptando certificaciones RAEE 292
13.6 | La Huella del Carbono de la Era Electrónica Digital 294
13.7 | El uso eficiente de una energía cada día más cara 297
13.8 | Digitalización de la Economía y la Sociedad 299
13.9 | Cambios en la relación usuario-aparato electrónico 300
14 | Epílogo 303

Bibliografía 309

/ página 9

protomastro ok.indd 9 16/08/13 17:56


protomastro ok.indd 10 16/08/13 17:56
Prólogo

El constante y creciente aumento de la población y su concentración en ciudades


tienen un correlato inmediato que es el incremento en la generación de los residuos.
Una característica adicional que potencia dicho incremento es una sociedad que en
términos generales se inclina  a un consumo claramente no sustentable.
Las distintas corrientes de residuos se ven condicionadas por pautas de producción,
avances tecnológicos, sistemas de marketing, ingreso relativo del consumidor,
hábitos y costumbres.
La corriente de residuos proveniente del uso de los aparatos eléctricos y electrónicos
es la que más ha crecido tanto en países desarrollados como en vías de desarrollo.
Esto se debe en primer medida a la velocidad del aumento del consumo. Solamente
bastaron quince años para que los teléfonos celulares fueran utilizados por el 90% de
los habitantes de EEUU.
Se suma a lo expresado que la vida útil de las computadoras en países desarrollados
ha pasado de 6 años en 1997 a solamente 2 en 2006 y que la vida útil de los teléfonos
celulares es aún menor a los 2 años.
Esta realidad genera una presión sobre la extracción de recursos naturales, algunos
de los cuales fundamentales en la producción de estos aparatos ya dan síntomas de
escasez.
El impacto es mayor en países en vías de desarrollo en tanto hay una corriente de
exportación de aparatos electrónicos usados procedentes de los países desarrollados
a lo que se agrega que métodos inapropiados de reciclado utilizados en general
por trabajadores informales para recuperar materiales con alto valor en el mercado
conducen a graves riesgos para la salud humana.
¿Cómo mejorar la situación?
Sencillamente abrazando los conceptos de lo que en términos generales se conoce
como economía circular. Esto es pensar una sociedad orientada a  generar recursos
para sustituir la actual orientada a generar residuos.
Tarea compleja desde ya pero ineludible si compartimos las bases de promover un
desarrollo sostenible.
El secreto entonces es el diseño de los productos orientados a cumplir con lo que
se denomina metabolismo industrial. Esto es un producto diseñado de tal forma que
una vez consumido en una primera instancia se convierte en una materia  prima
secundaria para un nuevo proceso.

protomastro ok.indd 11 16/08/13 17:56


No solamente se contribuirá a reducir la presión sobre la extracción de recursos
naturales (cuya escasez relativa es evidente) sino que además seguramente producirá
un ahorro de energía.
El camino de transición a esa nueva sociedad debe pavimentarse con efectivos
sistemas de reciclado.
El primer sostén de los mismos debe ser institucional: políticas públicas, legislación
apropiada, responsabilidad extendida del productor y participación ciudadana.
Aquí radica la importancia de esta publicación por su oportunidad y por su efectiva
contribución a crear las condiciones necesarias para construir adecuadamente esos
sistemas.
Los lectores interesados en el tema por encontrarse en organismos gubernamentales
encargados de regular el sistema, o aquellos cercanos por distintos motivos a la tarea
legislativa, o responsables de la importación, producción y comercialización de estos
aparatos, o los encargados de la logística inversa y al tratamiento de los residuos, los
que piensan seriamente en invertir en tecnologías apropiadas al mercado, o los que
se desempeñan en tareas relacionadas con la salud ambiental, o los miembros de las
organizaciones no gubernamentales interesados en contribuir a lograr un ambiente
sano, o los docentes o estudiantes ansiosos de una adecuada información, o los que
buscan bases ciertas para el desarrollo de su profesión, o los trabajadores formales
o informales para dignificar su trabajo y proteger su salud y en definitiva a todos
aquellos que piensan que el nivel de crecimiento que escojamos debe estar basado en
un nivel suficiente de conocimiento para asegurar la supervivencia del sistema.
Por todo eso le damos una entusiasta bienvenida a esta publicación, felicitando a su
autor y solicitarle su permanente actualización.

Atilio A. Savino

Presidente de la Asociación para el Estudio de los Residuos Sólidos – ARS

protomastro ok.indd 12 16/08/13 17:56


MINERÍA
URBANA
Y LA
GESTIÓN
DE LOS
RESIDUOS
ELECTRÓNICOS

protomastro ok.indd 13 16/08/13 17:56


protomastro ok.indd 14 16/08/13 17:56
Minería Urbana y la gestión de los RAEE

1 | Hacia una Era Electrónica-Digital sostenible

Las metáforas nos sirven para armar modelos metales que nos ayudan a entender
dónde estamos parados, hacia dónde vamos y cómo analizar la realidad. En tal sentido,
podemos considerar a la Tierra como una nave espacial en donde no sólo los recursos
naturales son limitados sino que, también, ya estamos alcanzando la capacidad de
carga en cuanto a la posibilidad de absorber y procesar todos nuestros desechos y
excedentes en los flujos de materia o energía.

Con la Nave-Espacial-Tierra podemos hacer de todo, menos evitar las consecuencias


de nuestros actos. Quiero decir, que no podemos ignorar los impactos que le
producimos tanto por la extracción de sus recursos escasos o ya sobre-explotados,
ni barrer bajo la alfombra los desechos que arrojamos al final del caño de nuestro
consumo “cambalache”. Parafraseando la letra del tango del genial Santos Discépolo,
nuestra huella ecológica sobre el Planeta Tierra se ha tornado “problemática y febril”.
Y desde el marketing del consumo incentivamos a ir a más, total: “dale nomás, dale
que va, que allá en el horno nos vamos a encontrar”.

En este libro invito a debatir, desde la gestión de los residuos electrónicos y la


minería urbana, un modelo de desarrollo sostenible con inclusión social, equidad,
crecimiento económico y protección ambiental. Nuestra Economía depende tanto del
conocimiento como del uso de recursos y energía, cuyo consumo genera desechos,
emisiones, vertidos y pasivos ambientales. Es la hora de comenzar un cambio de
modelo productivo y de consumo que nos lleven a hacer un planeta que pueda sostener
a más gente, que viva más años y consuma recursos de manera sostenible.

Tanto la ecología como economía comparten en su raíz etimológica la palabra griega


“oikos”, que significa casa. Mientras que la ecología (oikos + logos) se especializa en
el conocimiento de la “casa o Nave-Espacial-Tierra”; la economía (oikos + nomos)
nuclea a todas las disciplinas para su administración de los bienes y servicios que
produce el Hombre. En el recorrido de las páginas buscaré integrar el conocimiento
ecológico -extendido al proveniente de las ciencias ambientales o ciencias de la Tierra-,
con las herramientas de la administración estratégica, la innovación tecnológica, el
derecho ambiental y la economía política, en todo lo referido al manejo sostenible
de los aparatos de la Era Electrónica-Digital, pero extensible a cualquier tipo de
consumo de bienes y servicios.

La revolución del desarrollo sostenible que propongo, requiere héroes cotidianos,


rutinarios en cuanto a buenas prácticas ambientales, decididos a invertir en futuro y
conscientes del impacto de nuestra huella ecológica. Tenemos convencer que separar
las basura electrónica del resto de los residuos y llevarlos a un Centro Verde es tan
heroico como evitar la tala del Amazonas a la matanzas de focas. Muchas veces,
sentimos que estamos lejos de los héroes ecológicos, pero el gran cambio a favor “de
la Tierra lo harán los: cerradores de canillas”, “apagadores de luces”, “plantadores
de verde”, “ciclistas y peatones”, “separadores de basura”, “reparados de equipos” o
“entregadores de RAEE al final de su ciclo de vida en Centros Verdes”.

/ página 15

protomastro ok.indd 15 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

Me queda claro que los héroes que busco tienen poco sex-apeal, pero pueden seducir
con actos simples, rutinarios e inteligentes a favor del Planeta. Tampoco tiene gran
atractivo mediático la mayor parte de los temas que abordaré en éste libro, como ser
el análisis de las políticas, normas jurídicas, marcos conceptuales, procedimientos,
sistemas integrados de gestión, logística reversa, buenas prácticas ambientales,
valorización de residuos, refinado de metales y todas aquellas herramientas que
permitan hacer más sostenibles el conjunto de procesos o acciones involucrados en
la gestión de los RAEE. Sin embargo, tengo la convicción de que podremos cambiar
un modelo económico basado en la (sobre)-explotación de los recursos naturales y el
“úsese y descártese”; por otro, que adopte el desarrollo sostenible con equidad social,
se nos va la vida.

La Era Electrónica-Digital llegó para transformar nuestra forma de vivir. Y ha


impactado, no sólo en el modo de comunicarnos sino que, también en el cómo, cuándo
y dónde nos relacionamos, educamos, trabajamos y hasta en el uso de nuestro tiempo
libre. Esta Era está caracterizada por su evolución frenética tanto en el software
(programas y soporte lógico) como el hardware (aparatos y dispositivos).

Vivimos en permanente evolución tecnológica y del marco conceptual mediante


el cual nos vinculamos con el otro. A diario vamos cambiando los dispositivos,
herramientas, procesos, procedimientos y la conectividad que usamos para desarrollar
nuestras actividades. A la “democratización y universalización” del consumo de
Aparatos Eléctricos y Electrónicos se le agrega la vertiginosa Ley de Moore, que
expresa que, aproximadamente, cada 2 años se duplica el número de transistores en
un circuito integrado, y por ende su capacidad de procesamiento de datos. Mientras que
nos parece que el cuerpo humano llegó al “fin de la historia” de su tiempo evolutivo,
la Era Electrónica vive en una revolución permanente que no nos da respiro.

Pero, es importante tener en cuenta que los transistores o “neuronas de silicio” son
la resultante del uso intensivo del conocimiento más desarrollo (I+D) sumados al uso
de materias primas y materiales de síntesis. Ahí está la clave del desarrollo sostenible
futuro, ya que no sólo dependerá de la expansión sin límites del conocimiento, sino
que también de la adopción de buenas prácticas ambientales. Éste conflicto entre el
“desarrollo tecnológico y digital” y la disponibilidad del recursos naturales y energía,
válido para cualquier actividad económica, será el dilema que debemos resolver a
través de los modelos e ideas que dan fundamentos al desarrollo sostenible y que,
humildemente, intento debatir en éste libro.

Los aparatos y dispositivos electrónicos son manufacturadas a partir de una


combinación de dispositivos electro-electrónicos o plaquetas con sus “neuronas
de silicio” que operan gracias a la electricidad o campos magnéticos. Pero son el
resultado también del ensamblaje de un conjunto de diversas piezas o estructuras
como ser gabinetes, cables, conectores, coolers, compresores, motores u otras piezas,
partes o consumibles. Es decir, mediante el uso intensivo de materias primas como ser
plásticos, polímeros, metales ferrosos y no ferrosos, metales preciosos, tierras raras,
sílice, vidrio y otros compuestos complejos.

16

protomastro ok.indd 16 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

A lo largo del ciclo de vida de los Aparatos Electrónicos, desde la obtención


de la materia prima, su transformación, manufactura, distribución, venta, uso,
servicios posventa y el manejo de todos sus desechos, éstos dispositivos impactan
en la Nave-Espacial-Tierra. Consideremos por ejemplo a un teléfono celular, con un
peso promedio de 130 gramos. Según el Instituto Federal Suizo de Ciencias de los
Materiales (EMPA) la “huella ecológica” de ese teléfono le repercute a la Tierra en el
consumo de miles de kilogramos de minerales o petróleo, así como otros tantos miles
de litros de agua y decenas de metros cúbicos de aire.

La explotación de los recursos naturales primarios (la minería y sus refinerías, la


producción de petróleo y gas, la producción de fibras-celulosa) para el desarrollo de
la Era Electrónica-Digital hoy se ve complementada con una nueva fuente de insumos
o materias primas. Hablamos del reciclado y recupero de materiales posindustriales o
pos-consumo. Estos son los desechos de la producción o el consumo que se vuelven
a utilizar como materias primas. Algunos como las fibras o plásticos tienen “una
reciclabilidad o re-uso limitados”. Otros, como los metales, pueden reutilizarse
indefinidamente.

La industria del recupero-reciclado posindustrial y pos-consumo, como fuente


renovable de materias primas, ya ha logrado su desarrollo en otras latitudes
mediante la implementación de regulaciones, normativas, políticas, buenas prácticas,
financiamiento de investigaciones, incentivos e impulsos económicos. El recupero y
reciclado del hierro, cobre, aluminio, plomo y plásticos le está permitiendo a algunos
países hacer frente a la escasez o a los costos crecientes de algunos de los recursos
naturales y materias primas estratégicas. Algunos países ya han montado cadenas de
valor para nutrir a sus economías con desechos.

1.1 | Tirando oro a la basura: “la minería inversa”

En este libro planteo cómo gestionar los impactos ambientales de la Era Electrónica-
Digital, más allá de la evolución en el conocimiento y la evolución de los programas
lógicos del software y la era digital. El tema es cómo seguimos abasteciendo a la
Era Electrónica cuando algunas prospecciones mineras indican un agotamiento de
ciertos metales y sobre la escases en su disponibilidad futura. Inclusive cuando se dan
movidas geopolíticas y algunos conflictos que han llegado incluso a tensar relaciones
entre potencias (por caso, Japón, EEUU, la UE y China llevan adelante un guerra
“súper-fría” por las tierras raras y diversos metales críticos).

En tal sentido, la aceleración en la demanda junto con la democratización en el


consumo de los recursos naturales, están llevando a que:

a) Tiendan a agotarse por el crecimiento exponencial del lado de la demanda; por


una economía global basada en una modalidad de las dualidades consumo-
desecho y de use-tire; así como en explotaciones insostenibles, de ciclo abierto
e ineficiente.

/ página 17

protomastro ok.indd 17 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

b) Enfrenten costos de extracción primaria (mayoritariamente basada en la mi-


nería e industria petrolera) sectores primarios en donde se han tocado o so-
brepasado los límites en cuanto a disponibilidad de recursos o el acceso a los
yacimientos.

c) Sufran los incrementos en cuanto a la generación riesgos (tecnológicos, finan-


cieros, económicos y ecológicos) así como la conflictividad social del entorno
de dichos proyectos.

d) Se generen importantes impactos y pasivos ambientales a lo largo de su ciclo


de vida desde su producción primaria.

e) Y que, considerando como ejemplo la “huella ecológica” de una roca aurífera


con, pongamos por caso, una ley aceptable de oro de 10 ppm (partes por millón
o gramos por tonelada), implica que por cada 10 gramos de oro puro extraído,
desecharemos 999.990 de gramos de roca ácida lixiviada con cianuro; a lo
cual hay que sumar todos los consumos de m3 de agua, kW de energía y otros
recursos, así como la generación de residuos en los ciclos concatenados de
industrialización, distribución, comercialización, uso y disposición final.

Cuando tiramos un celular, un electrodoméstico o una pila al tacho de basura, todo lo


que esté dentro de la bolsa de los residuos domiciliarios es recolectado por el camión
del “servicio de recolección municipal indiferenciado” y enterrados en un relleno
sanitario o basural municipal. Podemos decir que en este caso estamos haciendo
“minería inversa”. Es decir, enterramos en los basurales de nuestros vecindarios o
incineramos en plantas de residuos industriales metales como cobre, estaño, aluminio,
hierro, oro, plata y diversos plásticos (esto es, petróleo industrializado).

Lo paradójico es que cuando hacemos minería inversa en sitios o relleno no aptos


para contener lixiviados, o la quema no controlada (a nivel de emisiones y disposición
de cenizas) de los RAEE, no sólo perdemos recursos muy valiosos, sino que también
dispersamos por nuestro entorno (suelo, acuíferos y aire), riesgosos contaminantes
como los metales pesados como el mercurio, cadmio, bromo entre otras sustancias
riesgosas y/o tóxicas. Y éstos contaminantes se infiltran o percolan en el subsuelo, y
llegan al agua donde vecinos sin agua de red ubican sus pozos de agua de consumo.
En el caso de las quemas, pueden migrar por el aire hasta los cultivos y ganado de los
cuales obtenemos nuestros alimentos, y empiezan a acumularse en nuestros tejidos
incrementando los riesgos de contraer enfermedades tales como el cáncer, síndromes
varios y riesgo de malformaciones.

Debo aclarar que no tengo una posición per se en contra de las actividades
petroleras y mineras. Al menos, siempre y cuando estén desarrolladas bajo políticas
y procedimientos que usen las mejores tecnologías disponibles y que respondan
al manejo de riesgo y controles ambientales. No tengo dudas de que seguiremos
dependiendo en gran parte de estas industrias para nuestro desarrollo, considerando

18

protomastro ok.indd 18 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

una población y demandas crecientes, y para reponer los metales y polímeros que
consumimos y desechamos en nuestra vida cotidiana.

Dicho esto, quisiera fijar mi posición: no puede haber un desarrollo económico


equitativo e inclusivo sin la producción primaria de la minería y el petróleo, entendidos
estos como la extracción del recurso natural del suelo para su posterior procesamiento.
Sin embargo, creo que sólo podremos alcanzar un desarrollo sostenible, cuando
complementemos y potenciemos el abastecimiento primario de los recursos naturales
con el aporte creciente de insumos provenientes del reciclado y recupero secundario,
a gran escala y que adopte buenas prácticas ambientales. Reciclar no es un una
moda verde o pasajera. Mas bien, es el camino para hacer sostenible la economía,
democratizar el acceso a los recursos, generar valor agregado y eficiencia productiva,
y lograr la inclusión social.

1.2 | La “guerra fría” por los minerales, otra que Avatar

La taquillera película Avatar, del cineasta James Cameron, construye un relato sobre
un consorcio minero-militar que explota, en un hipotético planeta Pandora un “súper-
mineral”. Éste insumo es vital para resolver la crisis energética y de desarrollo de la
Tierra. Si bien el film está ambientado en el año 2154, hoy en día no hay que viajar
a la velocidad de la luz para descubrir que las superpotencias y las empresas líderes
proveedoras de la Era Electrónica-Digital desde hace siglos envían a sus avatares a
estudiar míticos yacimientos como El Dorado o reales como los yacimientos andinos
de cobre, oro y plata o los de tierras raras en el Congo y Brasil. Son los recursos,
stupid… remataría el ex presidente Bill Clinton, o quizás lo hubiera pensado, quizás,
su contrincante George Bush que movía los hilos mundiales en torno al acceso a los
yacimientos petroleros.

El liderazgo de la economía y la innovación tecnológica no sólo es por el


financiamiento, el conocimiento, las patentes y el manejo de las industrias creativas.
Sin el acceso a los “súper-minerales” (y, pues claro, los minerales comunes) no
hay liderazgo en el desarrollo global. Esta es la idea que acompaña las decisiones
geopolíticas que adoptan las naciones que manejan la inversión minera, el refinado
de metales y la Industria de los Materiales, incluyendo los nanotecnologías. Regiones
como el Mercosur ampliado con Chile y Bolivia, son grandes jugadores en el mercado
de la provisión de éstos insumos. Pero, aun la región debe pensar e implementar
estrategias para incrementar el “know how” y valor agregado que pueden obtenerse
a partir de sus yacimientos mineros primarios y de los desechos reciclados de la
economía secundaria o del recupero.

Podemos decir que la Era Electrónica Digital, tiene su “Guerra Fría de los minerales”.
El acceso a los recursos naturales e insumos forma parte de la agenda política parte las
superpotencias EEUU, China, Japón, Corea y la Unión Europea. El resto, incluyendo
a nuestros países de América latina, somos los habitantes de la Tierra de Pandora o
El Dorado. En la medida que los países del Mercosur salgan de niveles intolerables

/ página 19

protomastro ok.indd 19 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

de pobreza y marginación, deben integrarse al desarrollo del valor agregado de la


minería y el reciclado de los RAEE.

Para ello, los países del Mercosur deben desarrollar estrategias políticas desde su
realidad regional, marcos jurídicos que fije reglas claras e integradoras, promover
el fortalecimiento institucional de las áreas involucradas, desarrollo de recursos
humanos e I+D, crear sistemas integrados de gestión tanto para la minería primaria
como para el recupero y reciclado secundario, promover las inversiones sectoriales y
radicaciones de industrias.

Hoy Sudamérica es una importante fuente de recursos estratégicos, pero


mayoritariamente exporta concentrados o metal doré al mercado global, y quema
y entierra la mayor parte de los desechos valorizables al final del ciclo de vida de
los aparatos electrónicos, autos, trenes, aviones y otros desechos que pueden ser
reciclados, recuperados y usados como insumos de nuevos procesos industriales. El
gran desafío será, pues, crear los propios clústers o nodos regionales especiales en
tecnología de materiales, reciclaje, procesamiento, síntesis, refinado e I+D”, para
darle mayor valor agregado a los materiales o elementos primarios (mineros) como
secundarios (del reciclado y recupero).

Mientras que los costos económicos y ecológicos de la producción primaria (petróleo


y minería: ver precio de barril de combustible, el gas, el oro y el cobre) han mostrado
grandes fluctuaciones y una tendencia a incrementarse en las últimas décadas; los
costos de la producción secundaria originada en la recolección diferenciada pos-
consumo, la logística reversa de desechos valorizables, scrap y chatarras, y los
procesos y costos del reciclado; por el contrario, tienden a bajar.

Como insistiremos en este libro, los yacimientos o “Pandoras” de la Era Electrónica


y Digital no sólo están en la faz de la Tierra, meteoritos y otros planetas. En forma
creciente nuestros desechos y, sobre todo, la chatarra electrónica o “e-scrap”, serán
una fuente vital para el liderazgo económico de los próximos años. La minería
convencional ya se está integrando a la minería urbana o de pos-consumo y reciclado.
A fin de cuentas, las propiedades físicas y químicas son las mismas, pero los costos
serán menores para reciclar que los crecientes costos energéticos, ambientales y
sociales de la minería del subsuelo.

20

protomastro ok.indd 20 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

Metal en Acero Aluminio Cobre Plomo Oro


toneladas
Total 32.000 573 409 204 140.000
acumulativo de millones de millones millones millones toneladas
la producción T de acero de T de T de
mundial crudo toneladas
Consumo 894 26 16,5 6,2 3.948
mundial anual millones de millones de millones de millones toneladas
toneladas toneladas toneladas de
toneladas
Crecimiento 0,8 % 3% 2,9 % 1,1 % 4,3 %
estimado anual %
Parte del EEUU 79 EEUU Mundial EEUU Mundial
consumo total % 35 % 35 % 70 % 35 %
que proviene
del reciclado Europa Europa Alemania, Resto
de chatarras de 55 % 31 % Bélgica y 55 %
dichos materiales Suecia +
(%) 40 %
Asia 52 % Asia 25 %

Resto 46 % Resto
29 %

Imagen Nº 1. Producción, consumo y participación del reciclaje o produc-


ción secundaria para acero, aluminio, cobre y oro. Fuentes: datos pro-
pios, CRU International y United States Geological Service –USGS- 2005

Para algunos metales, como el acero, aluminio, cobre, plomo y oro, el consumo
industrial de metales secundarios (o sea, aquellos provenientes del reciclado,
recuperados y vueltos a fundir o refinar), año a año aumenta su participación en
comparación con los mismos metales provenientes de la minería primaria, incluso
para algunos metales el mercado secundario ya superan el 50% del total del consumo
industrial. A más desarrollo de las economías, más reciclado o mayor minería urbana
o recuperación secundaria. En Estados Unidos y Alemania, más del 70 % del acero y
más del 35 % del cobre y el aluminio provienen de las chatarras.

La economía del mañana será chatarrera o no será. Y esto es algo que, en lugar
de sonrojar a los países más desarrollados es algo que es promovido desde sus
gobiernos e internalizado por la población, que entrega sus RAEE, autos usados y
chatarras a centros de reciclaje. Millones de alemanes, suecos, coreanos, japonés,
norteamericanos y belgas no pueden estar equivocados.

El cobre, el aluminio, el estaño, la plata, el paladio, el galio, en níquel o el oro, aún


en mínimas concentraciones, presentes en la computadora con la cual escribí este
libro, pueden ser la “reencarnación” de un cable, un clavo, una lata, una moneda, una
alhaja, de la vajilla, de una cañería o un picaporte, que alguna vez fueron desechadas,
recolectadas, recicladas y vueltas a usar. Pregunto, ¿es tan complicado entender ésta

/ página 21

protomastro ok.indd 21 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

economía circular?… ¿O, por el contrario, “es tan difícil” convencer a Productores,
Gobiernes y Consumidores/Usuarios de nuestros países que la economía del “uso y
descarto” no va más? ¿Qué parte no estamos entendiendo del desarrollo sostenible y
la Era Electrónica y Digital?

El desafío de la “economía sostenible y chatarrera” será, pues, crear cadenas de


valor y economías de escala, a través de sistemas integrados de gestión para recolectar
y reciclar nuestros desechos electrónicos, autos, demoliciones, trenes, barcos, puentes
y demás fuentes la minería urbana. Y en la medida que recuperamos y reciclamos, le
bajamos la carga contaminante a los rellenos sanitarios y basurales. Dos pájaros de
un tiro, así de simple, así de complejo cuando queremos encarar cambios sostenibles
desde el Cono Sur de América.

La Nave Espacial Tierra tiene su recursos limitados, y podemos pensar en ir a


buscar Pandoras extra-terrestres. Pero cuando una chatarra electrónica, un automóvil,
o de cualquier otro bien de consumo es quemada o enterrada en rellenos sanitarios
no seguros o quemados en basurales; le estamos legando a nuestros hijos y futuras
generaciones una costosa deuda en formato de pasivos ambientales. El cambio hacia
el desarrollo sostenible, la integración regional y la erradicación de la pobreza y el
subdesarrollo, no es sólo una cuestión económica sino que es, también, un cambio
cultural y de cómo nos paramos cada uno de nosotros frente a la producción y el
consumo, y analizamos nuestros impactos ambientales.

1.3 | ¿Por qué la minería primaria impacta más que la gestión de la chatarra?

Cuando vemos las tendencias de los países más desarrollados que promueven el
reciclado de todos sus desechos y chatarras, cuando incluso vemos que ésos países
importan chatarras o scrap del resto del mundo, algo nos están diciendo. La tabla Nº 1
muestra éste crecimiento, y queda claro que en la economía del ciclo cerrado, a mayor
consumo de metales secundarios o material reciclado, no sólo mejor para la ecología,
sino que también mejor para la economía. La chatarra es más fácil de procesar, es
más barata, e impacta menos en el ambiente en comparación con la minería primaria.

Para dimensionar el impacto de la minería, que aporta una parte significativa y


relevante de los materiales que soportan y permiten nuestra vida cotidiana (como
telecomunicaciones, electrodomésticos, vehículos o trenes, por ejemplo), veamos los
datos de un Informe de Impacto Ambiental de la firma Barrick Gold, realizado para el
proyecto binacional Chileno-Argentino denominado Pascua Lama. El mismo es uno
de los 614 proyectos mineros de la Argentina, pero que ha tenido medidas de veto
interpuestas por pueblos originarios del lado chileno. El proyecto está destinado a
producir, a lo largo de su ciclo de operación unas 14,4 millones de onzas de oro (que
equivalen a 447 toneladas del metal precioso). Ello implica, según lo declarado por
los desarrolladores de Pascua-Lama que, deberán:

22

protomastro ok.indd 22 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

 Dinamitar y remover unos 1.806 millones toneladas de roca de montaña medi-


ante los denominados “open pit” o minería a cielo abierto.

 Consumir en forma directa 170 millones m3 de agua, seguramente mucho más


en forma indirecta.

 Utilizar 379.428 toneladas de cianuro de sodio, sin lugar a dudas, unos de los
contaminantes más riesgosos para la salud.

 Utilizar 493.500 toneladas de explosivos.

 Consumir 943 millones de litros de gasoil.

 Disponer de 22 millones de litros de nafta.

 Consumir 57 millones de litros de lubricantes.

 Disponer de 110 MW de electricidad a lo largo del proyecto.

Veamos otros números, por cada gramo de oro extraído en el yacimiento de Pascua
Lama, se precisará:

-- Remover 4 toneladas de roca;


-- consumir 380 litros de agua,
-- disponer de 3,6 KWh de electricidad (similar al consumo semanal de un hogar
argentino medio),
-- consumir 2 litros de gasoil,
-- 1,1 kg. de explosivos y
-- 850 gramos de cianuro de sodio.

En tanto, a partir de una tonelada de teléfonos celulares, se pueden recuperar 280


gramos de oro, 1.700 gramos de plata y 180.000 gramos de cobre (18 %), entre otras
decenas de elementos y materiales compuestos como hierro, aluminio, zinc, estaño,
otros metales preciosos y tierras raras. La minería urbana o gestión de la chatarra
usa desechos que hoy enterramos o quemamos como materia prima. Los costos de
tratamiento por tonelada de celulares no llegan a 2.000 dólares por tonelada, y a lo
cual debe agregar el refinado posterior que será variable en función de los materiales
que quiera recuperar.

Hoy países como Alemania, Bélgica, Suecia, Canadá y Japón, importan estos
“desechos” y pagan muy bien por tonelada. Nosotros en el Cono Sur, aún los llamamos
residuos peligrosos, a pesar que la propia Convención que regula el movimiento de
éstos residuos promueve el concepto de reciclabilidad, valorización y recupero de
insumos productivos.

/ página 23

protomastro ok.indd 23 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

Cuando un alto horno de Brasil o Argentina consume chatarra de hierro, o cuando


una fundición de cobre de Chile usa chatarra de ese metal; éstos países se ahorran los
impactos o pasivos ambientales generados al dinamitar montañas, triturar las rocas,
lixiviarlas con cianuros o hacer una logística costosa para un concentrado del 10-20
%. Es mucho más racional usar como insumo de la fundición los recortes, scrap o
chatarras de cobre, que pueden tener la huella del carbono, la huella del agua, la huella
ecológica y la huella socioeconómica de los chatarreros es una pequeña fracción
frente la de la minería primaria.

Ok, es correcto, seguiremos dependiendo por décadas de la explotación minera.


Pero la economía que se viene, debe agregar chatarreros, recicladores, refinadores y
“mineros urbanos” a la provisión de materia prima para seguir siendo competitivos y
sostenibles en una economía verde, electrónica y digital. Este modelo depende también
de un marco jurídico, inversiones, el desarrollo conjunto de sistemas integrados de
gestión de los RAEE que integre a en las soluciones a los Productores, Autoridades
y Consumidores/Usuarios, ideas, innovaciones, emprendedores, divulgadores,
consultores, asesores, fiscalizadores…es decir, toda una “retro-industria” que
recolecte-gestione-demanufacture-remanufacture-recicle-recupere y genere valor a
partir de los desechos electrónicos, automóviles, demoliciones y otros desechos como
insumos de nuevos procesos productivos.

El debate que planteamos en este libro apunta a resolver, en cierta medida,


el siguiente dilema: ¿hasta cuándo podemos seguir produciendo los aparatos y
dispositivos de la Era Electrónica y Digital al servicio de mejorar nuestra calidad de
vida y nuestra economía, pero a costa de dilapidar millones de toneladas de recursos
que comienzan a escasear frente a la demanda actual que no para de crecer? ¿Hasta
cuándo seguiremos tolerando los impactos y la contaminación minera-petrolera, para
luego del consumo volver a enterrar minerales y petróleo, transformado la periferia
de nuestros entornos urbanos en vertederos de nuestra irracionalidad en el manejo de
los recursos naturales no renovables?

1.4 | La Ley de Moore, la paradoja de Jevons y los Límites del Crecimiento

El microprocesador es “la neurona de silicio” de la Era Electrónica. En la manufactura


de un circuito integrado se combinan millones de componentes electrónicos y
constituye la “unidad central de procesamiento” o CPU que conforman el cerebro
de los aparatos electrónicos. El circuito integrado es el encargado de ejecutar los
programas, vinculando desde el sistema operativo hasta las aplicaciones de usuario.
Ejecuta instrucciones programadas en lenguaje a cada nivel realizando operaciones
aritméticas y lógicas, tales como sumar, restar, multiplicar, dividir, hace ecuaciones
lógicas binarias y accede a la memoria.

Desde el enunciado de la Ley de Gordon Moore (el número de transistores en


circuitos integrados por pulgada se duplicaba cada año y medio) a hoy, el acceso
y la compra anual de nuevos aparatos electrónicos pasaron de un par por familia, a

24

protomastro ok.indd 24 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

decenas. Nuestros hogares, áreas de esparcimiento, industrias y oficinas se fueron, de


a poco poblando de AEE, y ya casi nos cuesta vivir sin ellos (sin un teléfono celular
a mano, ni un Tablet o notebook, una TV, una radio, una heladera o un ambiente
climatizado). Éste incremento del consumo y abaratamiento de los productos de
ciclos de vida cada vez más cortos, tiene como contrapartida un incremento de la
participación de la basura electrónica en los basurales o rellenos sanitarios, desde el
1% de los primeros sondeos al 5-6% del total de residuos sólidos urbanos desechados,
como ya se advierte en rellenos de los países desarrollados.

Mientras que un neoyorquino descarta cerca de 30 kg. de residuos electrónicos al


año, un porteño o un paulista descarta en promedio 6 o 7 kg. por año. Pero la tendencia
es que la generación de RAEE se equipara para arriba dada la democratización
y universalización del acceso a los AEE. También inciden los ciclos de vida más
cortos de ciertos aparatos, la Ley de Moore, la obsolescencia programada, las
modas pasajeras (veamos la rapidez del recambio de tablets, cámaras de foto, MP3-
4, teléfonos, consolas de juego, impresoras y otros dispositivos) y la denominada
paradoja de Jevons.

El economista William Stanley Jevons planteó en su libro “La Cuestión del Carbón”
en 1865, que “los incrementos por la eficiencia que genera el avance tecnológico
llevan a un mayor consumo”. Esto es, a mayor eficiencia en la producción de un bien
de consumo, menor será su costo y, por ende, mayor su demanda. Entonces, muchos
de los avances de las empresas en la eficiencia productiva y la eficiencia energética,
así como la miniaturización (teléfonos móviles que pesaban 5 kg y ahora 0,12 kg), se
dan en simultáneo con el acceso de miles de millones de personas a los AEE.

A la Paradoja de Jevons la denominamos, en este libro, como la “democratización


y universalización” del acceso a los aparatos o dispositivos electrónicos. En Buenos
Aires o San Pablo, por cada habitante hay dos líneas de telefonía celular y cada hogar
tiene más de 40 aparatos o dispositivos eléctricos y electrónicos. Analicemos el boom
democratizador y universal del acceso a los aparatos electrónicos y su relación con la
paradoja de Jevons:

-- A comienzos de la década del `90, unos pocos cientos de miles de habitantes


del planeta tenían teléfonos móviles, los que pesaban 4 o 5 kilogramos cada
uno. Hoy, miles de millones tienen teléfonos cuyo peso promedio es de unos
120 gramos.
-- De una media por hogar de 8 a 10 aparatos o dispositivos electro-electrónicos,
en las clases medias de América latina en el 2000 (sin contar a los equipos de
iluminación), hoy se está alcanzando a una media global de 40 AEE por ho-
gar. Más temprano que tarde, un hogar chaqueño, tendrá la misma cantidad de
aparatos electrónicos, seguramente algunos de menor calidad y precio, que el
de un porteño, y éste último tendrá la misma cantidad de AEE que uno sueco.
El mundo del consumo estará segmentado por calidades y marcas, pero no por
cantidad de aparatos a los cuales accedemos.

/ página 25

protomastro ok.indd 25 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

-- Las oficinas, industrias, centros de entretenimiento, medios de transporte y gran


parte de la economía se están poblando de dispositivos y equipos de la Era
Electrónica-Digital-Robótica. En tanto el trabajo se mecanizó, electrificó au-
tomatizó, interconectó y digitalizó.
-- Se produjo un creciente recambio del libro y el diario de papel por el i-Pad y
los eBooks. Las nuevas generaciones dejaron de consumir diarios y libros, por
noticias interactivas de las redes sociales, siendo el teléfono el principal soporte
de información, conectividad, comunicación e interacción social;
-- Y no todo es Informática y Telecomunicaciones en la “colonización” de apara-
tos o dispositivos electrónicos de nuestra vida cotidiana. Nos hemos rodeado de
expendedores automáticos, los cajeros automáticos/ATM, sistemas de vigilan-
cia en casas o la vía pública, los sistemas modernos de iluminación vía LED,
las herramientas electrónicas de hogar, el uso masivo de aire acondicionado-
calefacción y las hornallas eléctricas, los juegos y juguetes electrónicos y hasta
la medicina electrónica y/o el juego (que pasó de ser ruleta, dados y naipes a
máquinas tragamonedas y apuestas online).
-- Pero para que hubiese una democratización en el acceso a los AEE, primero se
debe pasar por la universalización de la electrificación. A comienzos de la déca-
da del ´80, cerca del 50% de los chinos, los indios, y varios países latinoameri-
canos no tenían acceso a electricidad. Hoy el incremento de la electrificación se
está expandiendo a todos los usuarios urbanos y rurales.

Población sin
Región Tasa de Electrificación
electricidad en millones

África 589 40,0 %

Asia 809 77,2 %


América Latina 34 92,7 %
Oriente medio 21 89,1 %
Países desarrollados 3 99,8 %
Mundial 1.456 78,2 %

Acceso a la electricidad, según el Outlook Mundial de Energía: www.worlde-


nergyoutlook.org/database_electricity/electricity_access_database.htm.

Volvamos a Jevons: el crecimiento geométrico de la productividad y los menores


costos dispararon las ventas de los aparatos eléctricos y electrónicos, así como las
el consumo de cables de electricidad y telecomunicaciones, y, por ende, la demanda
de materias primas usados para su manufactura. Sin embargo, para la mayoría de los
AEE, los costos de las materias primas significan una fracción que suele ser inferior al
20% del precio de venta del aparato. En tanto que para los aparatos de más alta gama,
no llegan ni siquiera al 5%. En la ponderación del precio de venta de los AEE, priman
las patentes a las Marcas, los costos laborales, la logística, la comercialización y los
gastos en punto de venta.

26

protomastro ok.indd 26 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

Sin embargo, y a pesar de no tener una incidencia superior al 20 % en el costo


de cada aparato, las materias primas tienen un dinámica propia y son tratados en
mercados híper complejos de futuros, derivados y precios spot, que pueden no
responder a la Paradoja de Jevons, y considerando su potencial agotamiento o el
mayor costo de extracción, “a mayor demanda, pueden incrementarse sus costos”, e
incluso dispararse como hoy ocurre con el oro, el paladio, el cobre y las tierras raras,
considerando precio de sólo apenas 10 años atrás.

Al incrementarse los costos del acceso a las materias primas base y estratégicas, su
incidencia afectará al desarrollo futuro de las industrias de manufactura de los AEE,
así como en la definición de qué jugadores seguirán en carrera. Considerando un
crecimiento geométrico de nuestra demanda de AEE, la cadena valor cruje cuando
las tasas de extracción de los recursos naturales “sólo” crece de manera aritmética.
Ahhh, las teorías de denostado pastor Thomas Malthus, que la pifió mal en su Ensayo
sobre el principio de la población (1798), pero que pueden servirnos para analizar y
hacer prospectiva respecto del crecimiento de la población y la oferta de los recursos
minerales. Cuando la demanda de materiales estratégicos supere a la oferta, los precios
subirán, los sustitutos de menor calidad marcarán dos o tres tipos de consumidores
con distintas prestaciones y, seguramente, recrudecerán las disputas por los recursos,
origen de la mayor parte de los conflictos bélicos de la Historia.

Ya se han comenzado a registrar algunas disputas y reposicionamientos geopolíticos


respecto de algunas materias primas o elementos fundamentales para el desarrollo
del hardware. Si todo habitante de la Tierra tuviera la capacidad de comprar,
supongamos 4 aparatos electrónicos por año y otros kits un triple en consumibles (6
pilas, 2 baterías, 4 lamparitas, 2 cartuchos de impresión, etc.), no tendríamos materias
primas para poder manufacturarlos. El conocimiento no tiene límites, las materias
primas sí. Al menos hasta que alcancemos otras “Pandoras” (planetas con materias
primas aprovechables), o hagamos de la “minería urbana” y el reciclado un hábito y
un servicio básico, como proveer agua, el saneamiento y la recolección de residuos
sólidos urbanos. Para ello, hacen falta políticas, educación, empresarios y desarrollo
de cadenas de valor.

La Asociación de Industria de Semiconductores estima que cada año y, por cada


habitante de la Tierra, se producen unos mil millones de transistores (lo pongo en
números para tomar dimensión: 1.000.000.000 por 1 habitante). Estos transistores
son los bloques unitarios o “neuronas de silicio” con los cuales se manufactura
un semiconductor y cumple funciones de amplificador, oscilador, conmutador o
rectificador. Ahora, si multiplicamos la producción de transistores per cápita que
se producen por año por los 7.000 millones de habitantes: 7.000 millones x 1.000
millones equivale a 7 x 1018 algo como, digamos realmente una enormidad: un 7
seguido de 18 ceros, o digamos un trillón.Esto significa que la unidad crítica que le
da funcionamiento a la Era Electrónica y Digital, las neuronas de silicio, se replican
de a millones por segundo en todo el mundo. Y que estos transistores, además de
conocimiento y patentes, requieren del abastecimiento de materias primas, algunas de
las cuales comienza a estar acotadas o ya tocaron sus límites de disponibilidad en la
Nave Espacial Tierra.

/ página 27

protomastro ok.indd 27 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

No sólo el petróleo tiene sus días contados, ni tampoco ha sido la única mano oculta
que ha desatado conflictos geopolíticos e inclusive conflictos bélicos, invasiones y
enormes daños ambientales. Diversos metales estratégicos para el desarrollo de la Era
Electrónica-Digital como el cobre, metales del grupo del platino, el oro, la plata, el
germanio, galio o las tierras raras pesadas, como el coltan (palabra que surge de las
tierras raras o lantánidos columbio y tantalio), neodimio y cerio, comienzan a escasear
o son motivos solapados de disputas entre países. Quizá, a su vez, son también la
causa de niveles de degradación ambiental inaceptables para la sustentabilidad y el
desarrollo de la vida. Estos escenarios geopolíticos ya tienen varios tableros en rojo
de alerta.

Cuando tiramos una batería recargable o una plaqueta electrónica (de un juguete,
una PC, una alarma o un autoparte), el camión contratado por el Municipio lo lleva
con el resto de los residuos sólidos al basural o relleno sanitario. Lo que está haciendo
éste modelo de minería inversa, es el proceso inverso de la minería o producción
petrolera: pone bajo tierra plásticos (petróleo transformado) y minerales como hierro,
cobre y aluminio. Por otro lado, el tubo de rayos catódicos de un monitor o una TV es
un objeto muy resistente, hecho de vidrio y óxido de plomo o bario. Aunque es frágil
porque con una simple caída puede quebrarse, para los componentes naturales del
suelo es una tarea titánica descomponerlo, asimilándolo al suelo y requerirá miles de
años en volver a ser una arena degradada. Pero el peligro está en que al degradarse en
un basural o ecosistema, el denominado fósforo del monitor liberará metales pesados
altamente tóxicos como mercurio y cadmio.

Y uno se pregunta: ¿hasta cuándo éste derroche? ¿Creemos que nuestra Economía
y el Desarrollo de nuestra Sociedad pueda basarse en no reponer lo que le sacamos
a la Tierra? ¿No vemos los impactos de la minería y el petróleo en el ambiente y sus
costos crecientes? ¿Nuestros hijos podrán vivir sin esos materiales? ¿Tendrán que
venir las generaciones futuras a nuestros basurales municipales a buscar todo lo que
barrimos bajo la alfombra? ¿Será nuestro legado a las generaciones futuras un mundo
agotado, arrasado y contaminado por nuestra vagancia a la hora de separar y reciclar
en forma masiva nuestra chatarra electrónica?

La capacidad del Planeta Tierra de absorber un incremento exponencial de la


contaminación compleja (como compuestos con metales pesados, retardantes de
llamas bromados o compuestos clorados, por ejemplo) y, a la vez, abastecer de
materias primas para sostener la explosiva expansión del consumo de dispositivos o
aparatos sobre los que funciona la Era Electrónico-Digital ya está tocando los límites
de disponibilidad sostenible y de capacidad de carga.

En gran parte, esto se debe un modelo económico problemático y febril, que en


su avidez irracional explota y extrae recursos naturales en forma insostenible,
manufactura en procesos ineficientes para luego, al final del ciclo de vida de lo que
consumimos o usamos, proceder a su quema y entierro, haciendo minería inversa
(enterrar metales y plásticos en basurales municipales). Una economía de ciclo
abierto, ineficiente, llena de pérdidas de materias primas y con tendencia suicida a
contaminar pone en riesgo al Planeta.

28

protomastro ok.indd 28 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

Entonces, es ahí donde llegamos al desafío de montar Sistemas Integrados de


Gestión de RAEE de autos usados, de demoliciones y gestión de los desechos de
nuestra Economía y desarrollar la Minería Urbana: la escasez de materias primas
de la Era Digital sólo se podrá revertir (manteniendo un consumo sostenible y
proveyendo de aparatos y dispositivos electrónicos para todos), sólo si aprendemos a
recolectar en forma diferenciada, procesar, reciclar y recuperar estos materiales de la
chatarra electrónica y otros desechos de productos o infraestructuras que pueden ser
transformados en insumos de nuevos procesos productivos.

Cuando nos referimos a la gestión sostenible de los Residuos de Aparatos Eléctricos


y Electrónicos no hablamos de grandes proezas ecológicas (nada de ir al Amazonas a
para la tala de bosques ni al Polo a salvar focas). Más bien, de tareas y comportamientos
que empiezan por nuestras casas, por familia u oficina, en nuestros lugares de trabajo
y en cada Municipio. La epopeya que proponemos aquí es tan compleja como separar
esos 10 o 20 RAEE que desechamos al año (3 o 4 pilas, 1 o 2 lamparitas de bajo
consumo, un electrodoméstico, una herramienta electrónica, una consola de la Play,
un cartucho de impresión y un teléfono celular), acopiarlos y, un día al año, ir con
todos esos trastos a un Punto de Acopio RAEE.

Y en ese acto heroico (se me pone la piel de gallina cuando imagino a millones de
argentinos y brasileños adoptando ésta rutina), desechar el RAEE en manos de un
Gestor debidamente habilitado y parte de un Sistema Integrado de Gestión de RAEE,
para que proceda a tratamiento, reciclaje y a darle una disposición, ambientalmente
segura a los desechos contaminantes que no puedan ser reciclados. ¿Con tan poco se
puede hacer tanto por la Tierra? Como dijo el presidente Barack Obama: Yes you can!
Sí, ¡vos podés! Miles de millones de habitantes de la Tierra nos lo van a agradecer,
hoy y siempre.

1.5 | El tiempo pasa, y nos fuimos poniendo tecno

La Era Electrónico-Digital está caracterizada por la universalización y


democratización en el acceso y consumo de aparatos eléctricos y electrónicos (AEE).
Todos hemos ido poniendo tecno o accediendo a mayor tecnología en nuestros
hogares, automóviles, medios de transporte, oficinas públicas o privadas, comercios,
industrias y la economía en tanto, todos nuestros ámbitos de vida, trabajo, descanso y
esparcimiento, convergen hacia la conectividad de la Era Electrónica-Digital.

Como versionaría el genial cantante de Sumo, Luca Prodan, una letra original del
cubano Pablo Milanés: “El tiempo pasa, y nos fuimos poniendo tecno. El amor ya no
lo reflejo como ayer. Y en cada conversación, cada beso, cada abrazo, se me impone
un pedazo de razón. ¿Qué pasa con los años? A todo dices que sí, a nada digo que no,
para poder confluir la terrible armonía que pone tecno los corazones”.

El uso interactivo, fácil, rápido, efectivo y cool de los dispositivos electro-electrónicos;


el consumo democratizador y la ubicuidad de los aparatos electrónicos nos han

/ página 29

protomastro ok.indd 29 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

permitido evolucionar hacia nuevos modelos y paradigmas al modo de producción y


de consumo, cómo trabajamos, cómo comunicamos, qué/cómo/cuándo: compramos,
consumimos, interactuamos, convivimos, nos transportamos, aprendemos, creamos
cultura o hacemos política. Nos cuesta estar un día desconectados o unplugged.
Nuestros hijos y sobrinos no pueden respirar sin su teléfono celular, Tablet, la Play o
un ambiente climatizado e interactivo.

Estamos creando un ecosistema donde el mundo físico, social, cultural y económico


real interactúan con el ciberespacio virtual, con su sociedad y su mercado digital. El
celular o la publicidad lateral de internet nos geo-referencian las compras: “si usted
pasea por el Centro Comercial X, no desaproveche la oferta de las marcas A, B y C”.
Si es sábado a la noche, y tenés de 25 a 30 años, y estás en Palermo, Rosario, Santiago
o Rio, la “Noche”, lo mejor, está en tal disco o tenés descuentos en tal bar”.

Todo en tiempo real, mientras el “gran hermano” internet suma datos de nuestros
gustos: el “me gusta” de Facebook, mis clics o mis gastos con tarjeta. Las visitas en
la Web y los consumos generan perfiles sobre qué compramos; qué leemos; nuestro
estado civil e intereses de contactos; y todo referenciado al lugar preciso en el estamos
en cada momento. Datos y mas datos que dejamos con nuestras huellas en la Era
Electrónica y Digital.

Éste proceso de democratización del consumo en al Era Electrónica y Digital ya


no requiere del “viejo” modelo industrial ni de la comercialización tradicional. Hoy
cualquier persona con una PC conectada a Internet y acceso a una tarjeta de crédito
puede convertirse en fabricante de una amplia gama de productos gracias a las nuevas
impresoras 3D. Con un software de diseño que no requiere demasiados conocimientos
técnicos, una persona puede convertir su idea en un producto desde cero. O bien,
aprovechar una patente o los diseños que la comunidad comparte libremente en
Internet, para replicarlos o modificarlos y transformarlos en un producto.

Si Ud. no tiene una impresora 3D en casa, puede pagar online con su tarjeta para
que se le “impriman-fabriquen” su AEE, o cualquier bien de consumo, en el taller
de impresión 3D más cercano a su domicilio. En breve se podrá acceder a los
denominados “e-Talleres” donde, con la provisión adecuada de materias primas, las
e-maquinas 3D materializarán su diseño o idea digital en un producto, a un costo
mucho más bajo que el del mercado. Excepto por los requerimientos y tiempos
invertidos en investigación y preparación, ese costo por “impresión” no variará si la
producción es de mil, cien, o diez unidades. Siempre será más barata en comparación
que la proudcción industrial clásicas, que implica mover productos manufacturados
de un punto a otro del planeta, a lo cual hay que agregar costos de comercialización,
tasas, impuestos, etc. Tanto el tomate cosechado en mi huerta como la banqueta hecha
en casa o la ropa tejida a mano, como los productos 3D tenderán a ser más baratos que
el mercado. La novedad ya no es más el modelo del aparato, dispositivo o producto
en cuestión. Hace décadas que las fábricas chinas o maquilas del resto del mundo
sólo necesitan un diseño digital para ponerse a trabajar con el equivalente industrial
de las impresoras 3D. Lo nuevo es su democratización, gracias al abaratamiento de

30

protomastro ok.indd 30 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

las “e-Talleres”, a la simplificación del software y a la posibilidad de compartir los


diseños por Internet. El diseño o la patente son cada vez más accesibles, porque la
marca pierde el monopolio de la producción, la logística y la comercialización, por
ende cada vez será más relevante el acceso a la materia prima para poder producir lo
que queremos a nuestra medida y en nuestro e-Taller más cercano.

Esto ya sucede con la música y el entretenimiento en general. Años atrás, los sellos
discográficos grababan a mis bandas favoritas, los “masterizaban”, los grababan
en CDs, los distribuían y luego los vendían. Sin embargo, en la actualidad no sólo
cada consumidor puede bajar aplicaciones de audio o archivos de música y cualquier
contenido, sino que, con una impresora 3D de un “e-Taller” se puede manufacturar su
propia versión del reproductor de música, digamos un “mi-Pod”. Ya no sólo circulan
contenidos soft o datos, sino que es posible auto-manufacturar el hardware que usaré
para disfrutar de mis contenidos.

Esto es, contando con una impresora 3D, cada “pro-sumidor” (un mix de productor y
consumidor) puede fabricar en su casa el reproductor de audio y video personalizado,
con diseños, robusticidad, gustos extras y colores preferidos, la pantalla táctil con
una definición en los píxeles deseada, e incluso una batería con la duración que más
se adapte a mi ritmo de vida y cargar 50.000 temas, 20.000 fotos y 100 películas. Ya
no hay monopolios de contenidos ni monopolios de producción, aunque sí seguirán
habiendo patentes o derechos de uso, a costos cada vez más bajos tanto por el software
(programas, aplicaciones, etc.) como el costo de las patentes del diseño del hardware
(el conjunto de aparatos y dispositivos electrónicos). En todo esto, las materias primas
para manufacturar-en-casa también serán commodities originados en gran parte en el
reciclado y reuso.

Ahora, los costos del acceso a las fotos, videos y música seguirán bajando porque
miles de millones accederán al mismo tema o película. Pero, en cambio las materias
primas con las que manufacturaré el hipotético “mi-Pod” o “mi-electrodoméstico X”
se mantendrán estables o subirán en la medida que las fuentes primarias se vayan
agotando. A la inversa de lo que pasa con los programas, aplicaciones o archivos
digitales de audio y video, que bajan a más consumo (Paradoja de Jevons); el litio y
cobalto de la batería, el cobre, oro, plata, estaño y las tierras raras de la plaqueta o el
galio y el germanio de la pantalla táctil, por ser recursos naturales no renovables (a
diferencia de las ideas y patentes), podrán ir aumento.

Nos fuimos poniendo tecno y ello nos permitió expandir nuestras capacidades
genéticas y culturales; transformando la percepción que tenemos del ser, estar,
consumir y tener. En nuestras mentes se diluyen los límites entre lo real y lo digital,
y expandimos nuestro potencial genético y cultural gracias a estos AEE, cuyo
hardware es manufacturado mediante el uso de una extensa gama de materiales, como
polímeros, metales, compuestos, aleaciones y materiales de síntesis.

Pero todas las actividades humanas y, en éste caso particular la Producción y


Consumo de los dispositivos de la Era Electrónica, producen un significativo

/ página 31

protomastro ok.indd 31 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

impacto ambiental partiendo desde la obtención de las materias primas (minería,


procesamiento de metales y refinado de metales; petróleo y petroquímica; síntesis
química y de compuestos; etc.), y la manufactura de los AEE, donde intervienen
miles de productores, proveedores de piezas y partes, ensambladores, empresas de
logística y comercialización, hasta su reciclado como insumo de nuevos procesos o
su disposición final al cabo de su ciclo de vida útil.

Si bien en países como la Argentina, Brasil y Chile, la industria de Gestión


Sostenible de los RAEE aún tiene poco desarrollo, atendiendo sólo una parte mínima
del conjunto de los mismos (los desechos de Informática y Telecomunicaciones
-IT-); los Municipios empiezan a darse cuenta de que una fracción importante y
contaminante de lo que recolectan en los vecindarios, centros comerciales y empresas
es chatarra electrónica. Y es de esperar que una vez superado un volumen crítico de
acopio municipal, converjan en desarrollar o contratar gestores de RAEE hacerse
cargo de éstos desechos.

La combinación de una oferta creciente de RAEE recolectados en los municipios


(recolección del descarte de vecinos), empresas (RAEE corporativo) o fabricantes
(scrap post-industrial), así como la creación de normativas que impulsen u obliguen
el reciclado, harán más atractiva la Industria de la Gestión de los RAEE. A ésta altura,
ya es evidente que para que ésta Industria se desarrolle se requieren normativas
específicas (en cierta medida obligatorias y de cumplimiento general –veremos por
qué más adelante–), así como del acceso a tecnologías de producción más limpias
(P+L) y tomar conciencia de que el recupero de las materias primas de la chatarra
electrónica no alcanza por sí para el repago de una logística reversa, inclusiva para
todos los RAEE y una gestión ambientalmente sostenible.

La vida tecno implica hacerse cargo de sus desechos. Las marcas o Productores
(fabricantes, importadores y comercializadores) están comenzando a atender el
cumplimiento de normativas y regulaciones propias de las industrias internacionales
o las propias de los países en donde operan. Claro, a veces la mano oculta del mercado
también da algunos motivos para reciclar, más allá de la Responsabilidad Social y
Ambiental Empresaria. Veamos, también se retiran los RAEE del mercado para
reciclar porque:

a) Por un lado, los Productores o Marcas quieren manejar su activos pos-consumo,


evitando que terceros los revendan, copien información, usen partes o piezas.

b) Por otro lado, las grandes corporaciones de materiales y aparatos electrónicos


buscan hacer minería urbana para recuperar aquellos metales o materiales que
saben que sea agotan en la faz de la Tierra, o que cada vez resultan más caros.
Esto está claro en las alianzas entre refinadoras de metales preciosos, tierras raras
y metales estratégicos con las grandes Marcas de la Era Electrónica.

Analicemos y hurguemos con un poco de criterio estratégico, el rastro de las


inversiones de China, Japón, la UE, Inglaterra, Australia, Canadá y EEUU, no sólo

32

protomastro ok.indd 32 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

dentro de sus propios bloques comerciales sino también sigamos la pista de en dónde
y en qué sectores están poniendo sus fichas en Asia, América latina y África, y
veremos qué materias primas corren riesgo de agotarse o tendrán una alta demanda
en dichos bloques comerciales o bien, qué estarán necesitando en los próximos años.
Dime detrás de qué recurso andas y te diré cuáles serán tus mercados futuros. China,
la UE y los EEUU tienen los mejores recursos humanos, ahora necesitan garantizarse
el acceso de las Pandora y los El Dorado para sus requerimientos futuros.

A partir del conocimiento que tanto la minería como el sector petrolero suelen
generar impactos ambientales y sociales relevantes, y que los recursos naturales
son limitados; los proveedores de insumos estratégicos, los Productores, las grandes
marcas y los países saben que el futuro y liderazgo de la Era Electrónica y Digital
se construye sobre dos factores clave: conocimiento (patentes) y disponibilidad de
materiales para producir. Ahí están los pilares del liderazgo global del mañana. En
tanto, insisto en que la disponibilidad de los materiales estratégicos ya no sólo surgirá
de los yacimientos mineros, sino de todos aquellos RAEE que logremos recolectar
y reciclar en cada uno de nuestros países o como regiones comerciales, pasando
de gestionar un pasivo ambiental y contaminante para generaciones futuras, a un
valor estratégico, transformando nuestros desechos en insumos de nuevos procesos
productivos y minimizando la “minería inversa”, el derroche de materiales y la
ineficiencia energética.

En tal sentido, los países del Mercosur podrán desarrollar sus propios clusters o
consorcios regionales de procesadoras de concentrados mineros y recicladoras,
en una primera fase. Para luego poder avanzar en la instalación de refinadoras y
manufacturadas de insumos y nano-materiales estratégicos. También es claro que,
pueden concretar alianzas con empresas de los países más desarrollados, pero
participando desde una mayor fortaleza respecto del valor agregado de las materias
primas e insumos estratégicos.

Por eso, los países del Mercosur no sólo deben impulsar y regular el desarrollo
sostenible de las actividades petroleras y mineras, sino que, además, deben impulsar la
Minería Urbana y al Mercado de Recicladores. Estos sectores, actualmente informales
y poco profesionales en cuanto a buenas prácticas de gestión y valorización de
residuos, deben evolucionar hacia un mayor entendimiento en los recursos que pueden
recuperar de los RAEE, adoptando mejores tecnologías y procesos, e involucrando
a los consumidores y productores en Sistemas Integrados de Gestión de los RAEE u
otros scrap valorizables.

En los Sistemas Integrado de Gestión de RAEE convergen las capacidades de los


Productores de AEE con entes municipales de residuos, recolectores de residuos
sólidos urbanos, chatarreros y usuarios industriales de recortes/chatarras/scrap,
cooperativas, operadores de residuos industriales, fundiciones de metales ferrosos y no
ferrosos. Éstos SIG-RAEE serán los coordinadores para hacer que la Minería Urbana
funcione, desplazando el problema que hoy generan los RAEE al ser quemados o
enterrados por un proceso de logística reversa-acopio-demanufactura-remanufactura-

/ página 33

protomastro ok.indd 33 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

reciclado-recupero-valorización. Una cadena de valor que se inicia donde antes había


un problema de contaminación y pasivos ambientales.

Éste libro busca demostrar la siguiente hipótesis: es factible minimizar, controlar,


mitigar, o bien, remediar los impactos ambientales y la “huella ecológica” que
provoca la Era Electrónica y Digital en los gobiernos locales, que son los que reciben
y se encargan de la basura doméstica. Hablamos de un beneficio ecológico para las
comunidades locales al dejar de contaminar y enterrar metales pesados en la “minería
inversa”. Pero para ello se requieren un consenso político-empresario, que devenga
en una estrategia para crear una cadena de valor que recolecte, procese, recicle y
trate al conjunto (a todos y todas) de los RAEE. Se requiere, pues, acuerdo políticos,
gremiales, empresarios y mucho, pero mucho, convencimiento y educación ciudadana
para generar una empatía con el reciclado.

Habiendo hecho ciertos números, considero que el costo inicial para de implementar
un Sistema Integrado de Gestión de RAEE es alto en sus inicio, cuando se debe montar
toda la infraestructura de operaciones y logística. Sin embargo, luego permite generar
utilidades, no sólo ecológicas, sino que también económicas. El desafío será, pues,
integrar y lograr sinergias entre municipios, Autoridades Ambientales provinciales y
nacionales, recicladores, chatarreros, operadores logísticos y de residuos peligrosos y
los productores. Y serán los SIG-RAEE los encargados de la dura tarea de convencer
a millones de consumidores de llevar sus desechos electrónicos a los puntos Verdes
para comenzar la cadena de valor de la remanufactura o la minería urbana.

Hoy estamos muy acostumbrados a modelo del Producción y Consumo del tipo de
maximizar las utilidades al menor costo cuya responsabilidad posterior a la venta
es: “úsese y descártese”. Pero debemos cambiar hacia un modelo de Ciclo Cerrado:
minimizar lo que se entierra o quema, y, en cambio, maximizar el recupero, reuso
y reciclado. Eso será cambiar de una modelo de Economía Global vista como una
Sociedad de Responsabilidades Limitadas (Economía-SRL) por un modelo de
Desarrollo Sostenible de recursos naturales limitados..

DEBEMOS UNIR FUERZAS PÚBLICOS-PRIVADAS Y CONSUMIDORES-


USUARIOS PARA DESTERRAR LA PRÁCTICA “ENTERRAR” O
“QUEMAR” LOS RAEE. NO MÁS E-SCRAP AL TACHO. EL NUEVO
PARADIGMA GLOBAL ES UNA ECONOMÍA DE CICLO CERRADO,
DONDE LAS EMPRESAS ADOPTAN BUENAS PRÁCTICAS DE GESTIÓN
DE SUS RESIDUOS/SCRAP, BUSCAN SINERGIAS EN CADENAS DE
VALOR SOSTENIBLES Y LOS TRANSFORMAN EN LA MATERIA PRIMA
DE NUEVOS PROCESOS. ECONOMÍAS DE BAJO IMPACTO EN EL
CICLO DE VIDA DE LOS BIENES Y SERVICIOS QUE CONSUMIMOS.
LAS SOLUCIONES AL DESAFÍO DE LA GESTIÓN DE LOS RAEE DEBEN
INTEGRAR A LOS PRODUCTORES DE AEE, A LOS GOBIERNOS Y A LOS
CONSUMIDORES-USUARIOS

34

protomastro ok.indd 34 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

1.6 | Tóxicos y/o preciosos: los desechos de la Era Electrónica

El modelo de la Economía de Ciclo Cerrado y Sostenible requiere de Sistemas


Integrados de Gestión de esiduos reciclables, en general, y los RAEE, en particular
RAEE para hacer frente a una realidad: la “democratización del hardware”. Como
todos somos consumidores o usuarios y, por lo tanto, desechadores de los RAEE; todos
somos parte del problema y todos debemos ser parte de la solución. Ello requiere, a
su vez, la implementación de políticas, normas y procedimientos para evitar, mitigar,
remediar o revertir impactos ambientales-huella ecológica que son necesarias en cada
una de los procesos que van desde la obtención de sus materias primas, los procesos
productivos, el consumo y el pos-consumo (re-manufactura, tratamiento, reciclado y
disposición final) de los Aparatos Eléctricos y Electrónicos (AEE).

Qué le planteo a los decisores de los países miembros del Mercosur, y extensible
al conjunto de América latina: llegó la hora de comenzar a adoptar estrategias
público-privadas para manejar los impactos de la Huella de los AEE, incluyendo la
implementación de alguna o un conjunto de las siguientes propuestas y estrategias, de
mediano y largo plazo:

•• Planificar el uso, prever el agotamiento, dar sustentabilidad a los esquemas


de producción actual y resolver las restricciones al acceso y disponibilidad
de todas aquellas materias primas o fuentes energéticas que pueden ser usa-
das en los AEE, integrándose a la Industria globalizada de las Era Electró-
nica y Digital como proveedores de insumos o productos manufacturados;

•• Gestionar los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE), si-


guiendo el siguiendo orden de opciones: re-manufactura y re-uso AEE, re-
cupero de materias primas (o Minería Urbana), reciclado y disposición final
sostenible. Nunca más los residuos electrónicos al tacho de basura;

•• “Diseñar para el ambiente”, esto es, internalizar en las cadenas de valor pro-
ductivo el concepto holístico que busca minimizar los impactos ambientales
de cada etapa del ciclo de vida de los AEE, optimizando las opciones de re-
uso y desmontaje para el reciclado o recupero de materias primas;

•• Adoptar de políticas o prácticas de negocios que incluyen un abastecimiento


sostenible de las materias primas, procesos productivos de mínimo impacto
y responsabilidad extendida en el pos-consumo.
Gran parte de todo lo que vemos a diario, o lo que escuchamos y percibimos en
nuestro ecosistema urbano-digital, está configurado y transmitido a través de
dispositivos electrónicos. Todos los años, las familias incorporan en sus hogares
nuevos aparatos y dispositivos electrónicos, destinando una parte creciente de sus
presupuestos comprar éstos productos de la Era Electrónico Digital. Este incremento
en el consumo, democrático y universal, se traduce en una mayor presión de
extracción, industrialización y desecho (tanto posindustrial como posconsumo) de
metales, plásticos, compuestos y aleaciones de todo tipo y color.

/ página 35

protomastro ok.indd 35 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

Hay un tema que hace más preocupante a ésta tendencia. A diferencia de las
materias primas demandas para construir infraestructuras como autopistas, edificios,
puertos y represas (cemento, acero, aluminio, asfaltos y madera); los AEE requieren
en su proceso productivo de ciertas elementos (minerales y metales) o aleaciones
de materiales complejos: como ser, metales preciosos, metales estratégicos, tierras
raras y materiales de síntesis guardados bajo secreto industrial. Y, ahí entramos en
el quid de la cuestión: algunos de éstos insumos y e están agotando o bien tienen
costosimposibles de costear por todos y todas. Pero también, generan desechos
sometidos a control global por ser metales pesados, cancerígenos, tóxicos o riesgosos
para la salud.

Entonces, lo paradójico de la Era Digital es que para las manutactura de los aparatos
o dispositivo electrónicos se emplean metales metales altamente peligrosos para
la salud y el ambiente, pero también metales precios y estratégicos. La lógica del
no tirar nunca más RAEE al tacho es doble: evitar que trazas de metales como el
cadmio, plomo, bromo o los PCB contaminen el ambiente, pero también recuperar
trazas de otros metales de alto valor económico. Hay que ser ciego, o terco, para
no ver por qué nuestros países requieren de Sistemas Integrados de Gestión y una
Industria Gestora de RAEE, los que deben estar a la altura de insertase en las cadenas
de valor ya montadas en los países del OCDE (desarrollados) para valorizar todos
aquellos metales estratégicos, metales preciosos/del grupo del platino y tierras raras
desechadas al tacho de basura luego del consumo de los aparatos electro-electrónicos.
Con el tiempo, la región Sudamericana debe avanzar en cerrar el ciclo produciendo,
refinando y agregándole valor a los concentrados mineros y y al scrap electrónico.
¿Será posible el Sur minero, chatarrero y de valor agregado?

Mientras que las Autoridades Ambientales regulan, a lo largo del ciclo de vida de los
AEE, los AEE, los potenciales impactos para el medio ambiente y los riesgos para los
trabajadores de los centros de reciclaje, considerando la presencia de metales pesados
regulados por leyes nacionales y la Convención de Basilea; los “mineros urbanos”
buscan recuperar otros metales, que pueden estar en pequeñas concentraciones como
el oro, la plata y los metales del grupo del platino –MGP–, como el propio platino,
paladio, rutenio, rodio, osmio y el iridio, además de las tierras raras como el cerio, el
itrio y el neodimio.

Para algunos metales del Grupo del Platino o las Tierras Raras el stock en uso actual
supera a las reservas probables. Algunos países ya consumen más chatarra de hierro,
cobre y aluminio que concentrados mineros. Por eso hablamos de minería urbana:
cuando comienzan a escasear los recursos naturales nos quedan los activos minerales
que hoy estamos usando. La Unión Europea, Japón, Corea, EEUU, Canadá, Rusia,
Sudáfrica y China han entrado en una disputa por las fuentes de abastecimiento de
éstos materiales estratégicos para la Era Electrónica y Digital, ya sea de su obtención
mediante la minería convencional-refinada o mediante el reciclado-recupero-refinado
o minería urbana. Cuando países como Alemania, Bélgica, Suecia, Japón y Canadá
abren sus puertas a la chatarra electrónica es porque están haciendo minería urbana.

36

protomastro ok.indd 36 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

Por otro lado, cuando muchos de estos compuestos son enterrados en basurales y
rellenos sanitarios, o incinerados en plantas no adecuadas, pueden llegar a liberar al
medio ambiente diversas sustancias altamente contaminantes. Una vez que los RAEE
entran a reaccionar con los líquidos del lixiviado de los rellenos sanitarios y basurales,
o sufren quemas en basurales municipales, o los recicladores informales los rompen
y dispersan sus compuestos, la contaminación bio-acumulativa se dispersa afectando
tanto la salud y el bienestar de los ciudadanos, como también a los ecosistemas y a la
biodiversidad.

Las  plaquetas electrónicas, vidrios activados (LCD), pilas y baterías  pueden


contener elementos extremadamente contaminantes y que no se degradan totalmente,
como el mercurio, el cinc, el cromo, el arsénico, el plomo o el cadmio. Todos estos
desechos, una vez puestos en un relleno sanitario pueden degradarse, pero seguirán
teniendo una carga tóxica durante más de mil años. El mercurio es el metal más
nocivo. En contacto con agua produce metil-mercurio, compuesto que se concentra
en las cadenas alimentarias produciendo graves desórdenes del sistema nervioso en
los seres vivos. Según estudios especializados, una micro pila de mercurio puede
llegar a contaminar 600.000 litros de agua, una de zinc-aire 12.000 litros, una de
óxido de plata 14.000 litros y una pila común 3.000 litros. Los países del Mercosur
han comenzado a restringir, al igual que la Europa o América del Norte, la presencia
de esos contaminantes en las fuentes de energía portátil, así como el resto de aparatos
electrónicos, automóviles y materiales de construcción.

A lo largo del siglo XXI, la evolución tecnológica tendrá sus límites tanto en la
velocidad de innovación y creatividad, como en la capacidad de implementar sistemas
mineros, productivos, de reciclado, refinado y procesamiento que mantengan un
fluido abastecimiento de los metales y compuestos estratégicos. En este escenario,
los países del Mercosur deben comenzar a planificar su abastecimientos y flujo de
materiales estratégicos, determinando qué materiales obtener de la minería y cuáles
de la minería urbana o reciclado, y avanzando en la cadena de valor de refinado y
obtención de compuestos, nuevos materiales y aleaciones para la Era electrónica.

Los países industrializados han adoptado fuertes medidas y estrategias que


promueven soluciones con un enfoque sistémico que se aproxima a la gestión de
los RAEE, considerando la intervención en todo el ciclo de vida de los aparatos
electrónicos; desde la cuna a la tumba (desde la minería y el pozo de petróleo, las
industrias básicas, las productoras de materias primas o compuestos para elaborar
aparatos electrónicos y las industrias de AEE propiamente dichas). Además, se han
adoptado las recomendaciones para la minimización de los residuos y maximizar el
recupero de materias primas al final del ciclo de vida útil para bajar la dependencia
de terceros países.

/ página 37

protomastro ok.indd 37 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

1.7 | Son los recursos, stupid…

Películas geniales como Avatar, Wall-E u Odisea del Espacio 2001, nos llaman la
atención respecto del crecimiento en la demanda creciente por el acceso a los recursos
naturales, pero también de espaciopara arrojar los desechos de nuestro consumo. Y,
a la vez, nos alertan sobre las limitaciones de acceso y los riesgos o aumentos de
la conflictividad tanto ambiental como social del proceso de obtención de recursos
naturales de la Tierra, sobre todo cuando el agotamiento es notorio. La Nave Espacial
Tierra tiene sus recursos limitados e, históricamente, dicha escasez puede llevar a las
naciones a conflictos o, inclusive, guerras.

La Era Electrónico-Digital cada vez requiere para seguir atendiendo a la demanda


de cada vez más materias primas y energía. Esta demanda y la población que cada
vez agrega más consumidores, harán que los yacimientos o fuentes naturales toquen
sus límites de disponibilidad. Parafraseando a Bill Clinton, cuando en la campaña
presidencial le gritó a George W. Bush: It`s the Economy, Stupid!, podemos decir, que
detrás de las políticas de reciclado y gestión ambiental “están los recursos escasos”.
Cambiar un paradigma lleva su tiempo, pero en este caso de la Gestión de los RAEE,
como diría el cantante español Joaquín Sabina, “nos sobran los motivos”. Desde parar
de contaminar al desarrollo de una industria de recupero de desechos y metales serán
el camino para lograr un crecimiento sustentable con inclusión social. La falta de
disponibilidad de materiales, será motivo de conflictos e, inclusive, guerras. que,
como veremos, suben en forma sostenida los mercados de materias primas del mundo.

Más de la mitad de los materiales que componen el conjunto de los AEE son metales
o polímeros complejos, cuyos precios mantienen un crecimiento sostenido en la
última década (el precio del oro pasó de U$ 340 a tocar picos de U$ 1800 por onza
troy, y el cobre de U$ 2000 a más de U$ 8.000 por tonelada). Estos valores pueden
bajar un poco, pero con al demanda sostenida, universal y democrática de aparatos
electrónicos, autos, trenes, aviones y demás, será impensado que vuelvan a los niveles
de precio del siglo XX. Todos queremos mejora nuestra calidad de vida con más y
mejores aparatos electrónicos.

El incremento de la demanda se traduce en una mayor industrialización y


manufactura de los nuevos equipos electrónicos, tanto para los equipos de Informática
y Telecomunicaciones (IT) como para la electrónica de consumo, autopartes,
robótica industrial, expendedores automáticos, aparatología médica e inclusive los
electrodomésticos. Y resulta claro que a mayor consumo de AEE, mayor será la
demanda cobre, aluminio, zinc, magnesio, cadmio, berilio, selenio, cromo níquel,
oro, plata, metales del grupo del platino y tierras raras, así como diversas aleaciones
y sílice. La presión no sólo va por los 7.000 millones de habitante que somos,
sino porque todos queremos más aparatos electrónicos, y tender al consumo de un
neoyorquino o un belga. Este crecimiento por consumo geométrico en la demanda de
materias primas coincide con restricciones sociales y ambientales para las mineras y
las industrias pesadas metálicas.

38

protomastro ok.indd 38 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

Como ya mencionáramos, no todas los materiales con los cuales se manufactura o se


insertan en los RAEE son “buenos muchachos”. Algunos elementos como el cadmio,
plomo y mercurio, que por su alto peso molecular y características fisicoquímicas
son usados en los semiconductores, lámparas y baterías, están presentes en gran parte
de los AEE. Estos metales pesados pueden ser muy tóxicos y cancerígenos aún en
concentraciones muy bajas, y se pueden acumular en la cadena alimentaria y afectar
a los seres humanos.

Por ello, las políticas del Mercosur tienen a reducir o limitar, e incluso prohibirlos
para ciertos usos, e impulsar la investigación y desarrollo para lograr sustitutos menos
riesgosos. Sin embargo, para ciertos usos aún no tienen reemplazos a la vista. Por
ejemplo, el mercurio, que está comprobado científicamente que es riesgoso para la
salud en contacto con el cuerpo afecta el sistema nervioso, el cerebro y el aparato
reproductor, cumple funciones irremplazables como su altísima eficiencia energética
en la iluminación de LCD de TV y monitores. Además se lo usa en los displays de los
teléfonos celulares, baterías, circuitos impresos de todo tipo de equipos y hasta en las
lámparas de bajo consumo y en los tubos fluorescentes. Entonces, si debemos seguir
usando al mercurio como al resto de los metales pesados o algunas otras corrientes de
sustancias sometidas a control por su riego ambiental, no podemos luego enterrarlos
en basurales.

El mercurio explica uno de los dilemas de la Nave-Espacial-Tierra: es fundamental


para gran parte de los equipos electrónicos de uso cotidiano como los teléfonos
inteligentes, notebooks, baterías y equipos de iluminación, pero es muy contaminante,
aun en pequeñas concentraciones. La Agencia de Protección Ambiental de EE.UU., la
EPA, estima que un LCD de 32 pulgadas contienen 4 miligramos de mercurio que se
usan en la iluminación de la luz fluorescente. Pero, en el proceso de manufactura se
desechan otros 4 mg. Por ende, de no tratarse los residuos de la producción del LCD
ni del desecho al final de su ciclo de vida, se impactaría en el ambiente con 8 mg de
mercurio.

Si bien de buenas a primeras, 8 mg de mercurio parecen nada, la Agencia de Salud


Ocupacional de EE. UU. considera que niveles superiores a 0,1 mg por metro cúbico
de aire es inseguro. Asimismo, dicha agencia ha fijado límites de 1 parte por millón
(1 mg por kg) para la comida y 1 parte por billón (1 mg por metro cúbico) de agua.
De allí surge, que los 8 mg que puede generar un LCD de 32 pulgadas alcanzan para
contaminar 8 metros cúbicos (8.000 litros) de agua. En síntesis, el mercurio usado
en aparatos como la TV y los celulares le pone más color o definición a nuestras
pantallas, pero al final de su ciclo de vida, tenemos que reciclaros y tratarlos para que
no nos terminen matando.

Otra paradoja de la Nave Espacial Tierra es el caso del tantalio, usado también
en celulares, las nuevas computadoras y algunos capacitores de equipos de alta
tecnología, como equipamiento militar. Pertenece al grupo de metales denominados
tierras raras y obtenida de un concentrado minero llamado coltan, por su escases
en la corteza terrestre. Si bien el coltan no es tóxico, es decir, no implica riesgos

/ página 39

protomastro ok.indd 39 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

para la salud en forma directa, su extracción genera terribles impactos sociales, de


derechos humanos y ambientales en aquellos puntos donde se hace la minería de éstos
elementos, como la República Democrática de Congo y China.

Además de los metales, el resto de las materias primas usadas para manufacturar
y hacer funcionar a los equipos electrónicos son plásticos, sílices, vidrio, cuarzo y
algunos elementos no metálicos. Los plásticos de ingeniería provienen de derivados del
petróleo, así como todavía la mayor parte de la electricidad proviene de combustibles
fósiles, básicamente petróleo, gas y carbón. Entonces, tanto por las materias primas
para su manufactura como las fuentes de energía eléctrica, la huella ecológica de los
aparatos eléctricos y electrónicos es algo que debemos ya empezar a resolver para
darle mayor sostenibilidad, equidad e inclusión social a los habitantes de la Tierra.

1.8 | La Era Electrónica-Digital y el consumo de materias primas

Si uno consulta diversos libros de la Industria de Informática y Telecomunicaciones,


o bien hacemos una lectura de cabo a rabo de los manuales adjuntos en cualquier
aparato o dispositivo electrónico que compramos; prácticamente ninguno hace
mención a las materias primas usadas en su manufactura. A diferencia de lo que está
regulado para los alimentos y medicamentos, en donde se imprime en el packaging
su composición, para los AEE no se hace casi mención de los materiales que lo
componen. Existe una desconexión entre el abastecimiento de materias primas y
nuestra idea sobre cómo se fabrican los AEE. Pareciera que los recursos naturales
fueran ilimitados para la mente de los industriales de la Era Electrónica Digital. Pero
la fuerza de los precios crecientes y las restricciones en el uso de ciertos materiales
los han hecho caer en la realidad.

Por muchos años, a las Industrias de la Era Electrónica y Digital se las definió como
limpias, no contaminantes, basadas en el conocimiento y no por las materiales que
usaba. “Más buenas que nuestra madre”. En tal sentido, si hiciéramos una encuesta,
aún entre aquellos que comercializan éstos productos en el Mercosur, prácticamente
nadie sabría ni cuál es la composición de al menos el 50 % de los materiales de los
AEE, y mucho menos de dónde esos materiales. Ni que hablar sobre dónde operan las
refinadoras, altos hornos, fundiciones, químicas y ni que hablar de las empresas de
nanotecnología o materiales de síntesis que procesaron o sintetizaron los compuesto
de la plaqueta madre, del cristal líquido de mi pantalla o el sílice del microprocesador
mi dispositivo celular, tableta, cámara de fotos o el LED-TV.

Conocemos a las glamorosas marcas fabricantes de equipos originales (OEM,


por sus siglas en inglés), como: Apple, Lenovo, HP, Philips, Toshiba, Sony, GE,
Whirlpool, Nokia, Dell, Intel, Energyzer, Duracel, Osram, Samsung o LG. Pero, ¿qué
sabemos sobre las empresas que se ubican al inicio del ciclo de vida de los AEE?: los
que obtienen las materias primas y los compuestos que conforman la sustancia para
fabricar los microprocesadores, transistores, plaquetas, pantallas, carcazas, motores,
sistemas de refrigeración y otras piezas o consumibles

40

protomastro ok.indd 40 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

En la Era Electrónica y Digital operan una gran cantidad de empresas “detrás de


escena”. No sólo empresas como Hon Hai Precision Industry Co., Ltd, un poco más
conocida bajo el nombre Foxconn, el mayor fabricante de componentes electrónicos
a nivel mundial y el mayor exportador de China: Apple, HP, Dell, Cisco, Acer, Nokia
Sony, Amazon o Nintendo son algunas de las marcas que son manufacturadas por ésta
firma taiwanesa. Pegatron o firmas más conocidas en el Mercosur como Brighstar,
BGH y New San, también son las industrias detrás de las Marcas.

Pero, yendo un poco más para atrás, Umicore, Boliden, Xstrata, Aurubis, Johnson
Matthey, Techemet, Sims, Stena, Multimetco, Metallo, Snam, Dowa y decenas de
empresas mineras sudafricanas, rusas, australianas, chilenas, chinas e indias hoy por
pocos conocidos serán activos financieros a seguir, y tratar de que puedan asociarlas
con las empresas del Mercosur. Y por que no, desarrollar alianzas estratégicas, clúster
de valorización de chatarras y concentrados mineros, o ya yendo un poco más arriba,
dar los incentivos para desarrollar en el Mercosur una poderosa industria de materiales
estratégicos, refinadoras, materiales de síntesis y nanotecnología.

Cuando analizamos la huella ambiental del teléfono celular, una heladera o una
pila, vemos que generan diversos impactos ambientales a lo largo de su ciclo de
vida útil. Los impactos en el ambiente de la era Electrónico-Digital no están sólo en
los aparatos que usamos y luego desechamos, sino que va desde la obtención de las
materias primas, su transporte, manufactura, nuevo transporte del producto elaborado,
consumo energético, repuestos hasta su desecho final. Pero también para que el
teléfono celular funcione, requiero de miles de dispositivos como antenas celulares,
servidores, data centers, UPS, etc. Estos aparatos son manufacturados con grandes
cantidades acero, para las estructura; cobre y aluminio, como materiales conductores;
un poco de metales preciosos y una pizca de tierras raras.

Ya vamos viendo cómo la Era Electrónica se interrelaciona con el mundo de las


materias primas escasas. Existen algunos metales cuyo principal uso actual es en
la producción de Aparatos Eléctricos y Electrónicos. Por ejemplo, el 80% del indio
(usado en las pantallas de LCD), algo más del 50% del rutenio (discos duros), 50% del
antimonio (retardantes de llama en plásticos de AEE), 35% del estaño (en soldaduras),
30% del cobre (cables, motores) y otro 30% de la plata (contacto y soldaduras). Y
mirando los super-preciados metales preciosos, el 15% del paladio y el 10% del stock
del oro mundial son usados por estas industria:

Es un
% usado Aparatos Aplicaciones subproducto
Metal
electrónicos principales obtenido del
refinado de
Indio 80 % LCD Zinc y plomo
Rutenio > 50 % Discos duros Grupo del
platino

/ página 41

protomastro ok.indd 41 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

Antimonio Aprox. 50 % Retardantes de llama Cobre, zinc y


plomo
Estaño Aprox. 35 % Soldaduras
Cobre 30 % Cables, motores,
plaquetas, etc.
Plata 30 % Contactos, Plomo y Zinc
soldaduras
Cobalto 20 % Baterías recargables Níquel y cobre
Selenio Aprox. 20 % Electro-ópticos Cobre
Paladio Aprox. 15 % Conectores, MLCC Grupo del
(Multi-Layer Ceramic platino
Capacitor)
Oro Aprox. 10 % Contactos, Cobre
microprocesadores,
chips

Metales cuyo principal uso está destinado a fabricar equipos electrónicos,


según un informe del EMPA, Instituto Suizo de Materiales

Sin lugar a dudas, una creciente parte de la minería está orientada a la obtención de
materiales para la producción de aparatos y dispositivos electrónicos. Obviamente,
muchos de los materiales obtenidos por las mineras y, recuperados por las refinadoras,
tienen acuerdos con clientes bajo estrictos secretos comerciales. El ingreso a estas
plantas sólo se puede hacer bajo estrictas normas de seguridad. Además cuentan
con los mejores profesionales en metales y vienen perfeccionando sus tecnologías
y procesos, no sólo para garantizar calidad en los materiales obtenidos sino las más
altas normas de protección ambiental y seguridad laboral. Muy por encima de los
recuperadores informales de India o China.

Las refinadoras de los metales usados en la electrónica, como Xstrata, Umicore,


Boliden, Dowa o Aurubis, perfectamente pueden refinar esos metales tanto de
concentrados mineros como de chatarra electrónica debidamente segregada. Estos
jugadores llevan décadas investigando y desarrollando tecnologías de altísima
eficiencia para la obtención y refinados de metales o compuestos estratégicos. Con
la adopción de las nuevas regulaciones que obligaron, primero a los países de la
UE y luego al resto de los países de OCDE, a gestionar los RAEE, inmediatamente
adaptaron sus procesos para refinar plaquetas electrónicas y baterías usadas.

En tal sentido, toda la chatarra electrónica tiene mercado para reciclarse. Algunas
partes o piezas podrán ser reusadas o remanufacturadas. Otras irán a altos hornos o
fundiciones del Mercosur y, otra parte, a las grandes refinadoras. Los decisores políticos
y consultores estratégicos del Mercosur deben comenzar a aportar herramientas
políticas, culturales, sociales y económicas, para entender que los recursos mineros

42

protomastro ok.indd 42 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

serán cada vez más caros, con lo cual, la minería urbana, el reciclado de chatarras
electrónicas y refinado de metales usados será vital para las naciones que quieran
mantener la vanguardia tecnológica y geoestratégica.

1.9 | Las 3 R de la Era Electrónica y Digital

En éste libro nos referimos al conjunto de los Aparatos Eléctricos y Electrónicos


(AEE) para usar una convención global, que incluyen a todos aquellos “aparatos que,
para funcionar, necesitan corriente eléctrica o campos electromagnéticos, destinados
a ser utilizados con una tensión nominal no superior a 1.000 V en corriente alterna
y 1.500 V en corriente continua, y los aparatos necesarios para generar, transmitir y
medir tales corrientes y campos”.

En tanto, definimos y englobamos al Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos


bajo la sigla de RAEE), también llamados coloquialmente chatarra electrónica,
e-basura o “e-scrap”. Los RAEE son un “conjunto heterogéneo de aparatos eléctricos
y electrónicos, así como también a los materiales constituyentes, sus componentes,
consumibles y subconjuntos que forman parte de los mismos, que su poseedor decida
desechar o tenga la obligación legal de hacerlo. Esto último resulta muy importante
y ya se irá desarrollando a lo largo del texto, y se refiere a la responsabilidad tanto
del consumidor como del productor del AEE”.

Uno de los debates reiterados entre los legisladores, abogados y los funcionarios
de regulación de la gestión de los desechos, es determinar cuándo un aparato o
dispositivo electrónico se convierte en RAEE, y como tal pasa a estar sujeto a control
por la Autoridad de Control Ambiental. Esto es, cuándo definimos el final del ciclo de
vida del AEE y a partir de la “defunción certificada”. Para la autoridad ambiental esto
es fundamental para definir sujetos y objetos regulados, marcos jurídicos, derechos y
obligaciones, tasas o tarifas, sanciones y multas.

IDEA FUERZA: EL CONJUNTO DE LOS RAEE REQUIEREN UN


MANEJO ESPECÍFICO Y DIFERENCIADO, TANTO DE LOS RESIDUOS
SÓLIDOS URBANOS (RSU) COMO DE LOS RESIDUOS PELIGROSOS.
ESTOS DESECHOS DE LA ERA ELECTRÓNICA DIGITAL, DEBIDO
A SU POTENCIAL DE APROVECHAMIENTO Y VALORIZACIÓN,
DEBEN INGRESAR A CIRCUITOS DE RE-MANUFACTURA O DE-
MANUFACTURA. INCLUYENDO EN ÉSTOS PROCESOS DE TRIAJE,
CLASIFICACIÓN, DESMONTAJE, DESGUACE, RECICLADO, RE-
ACONDICIONAMIENTO DE PIEZAS O PARTES, RECUPERO DE
MATERIALES PLÁSTICOS Y METÁLICOS COMO INSUMOS DE
NUEVOS PROCESOS INDUSTRIALES. SI BIEN LOS RAEE TIENEN
CORRIENTES DE RESIDUOS PELIGROSOS SOMETIDAS A CONTROL
POR EL CONVENIO DE BASILEA Y LAS NORMATIVAS NACIONALES,

/ página 43

protomastro ok.indd 43 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

LA FACTIBILIDAD DE VALORIZACIÓN, RECUPERO Y RECICLADO


DEBE PRIMAR ANTE OPCIONES COMO LA TERMO-DESTRUCCIÓN O
DISPOSICIÓN FINAL EN RELLENOS SANITARIOS.

El concepto de los RAEE está basado en la idea de abandono o descarte por su


poseedor, lo cual no implica necesariamente que su ciclo de vida haya concluido.
Gran parte de nosotros abandonó el equipo de videocasete por el DVD, y éste por el
Blue-Ray o la posibilidad de bajar en la computadora o en la Tablet a las películas
usando servicios tales como la red online de películas Netflix. Hemos certificado la
defunción del videocasete o el DVD, aún cuando los dispositivos todavía permanecen
funcionales. Ya pasaron de moda, son obsoletos, lentos o no consigo más películas
porque los video se han extinguido como los dinosaurios. Ni que hablar de nuestro
compulsivo recambio de teléfonos móviles, equipos de audio, cámaras de fotos y
electrodomésticos antes de que dejen de funcionar. Entonces, si funcionan, ¿cuándo
se convierten en residuos regulados por la Autoridad?

Pongamos esto bien en claro: para las Autoridades Ambientales de Aplicación en


materia de control de los RAEE se establece que las características que hacen que un
AEE sea considerado como RAEE, en orden de prelación, son las siguientes: cuando
ya no pueda ser usado para el fin que ha sido creado; por obsolescencia o recambio
tecnológico; cuando su poseedor toma la decisión de descartarlo o dejarlo. En tal
sentido, toda normativa RAEE que se desarrolle en cualquier país, debe privilegiar la
secuencia de las 3 R de los RAEE:

-- Remanufactura o reacondicionamiento del AEE: lo cual incluye procesos y


procedimientos de re-manufactura o re-acondicionamiento, extensión del ciclo
de vida del conjunto del aparato o sus partes. Muchos fabricantes o marcas
tienen incorporados estos servicios en la posventa de sus AEE. En el recupero
de los AEE, no sólo se habla del conjunto del equipo , sino que muchas partes
tienen valor de reventa, tales como fuentes de energía eléctrica, motores, pla-
quetas testeadas, compresores, etc. Las tareas las puede hacer el fabricante, sus
servicios técnicos o terceras partes autorizadas. La realidad es que en el Mer-
cosur, existen muchas empresas que re-manufacturan/reacondicionan todo tipo
de equipos o piezas de repuesto, sin la autorización de las marcas. Esto deberá
ser regulado.
-- Reciclado del AEE: que incluye procesos de desmontaje o de-manufactura, se-
gregación de materiales, compuestos, polímeros y metales por tipo/color/estado,
procesamiento para su reventa como metales ferrosos (hierros, chapas), metales
no ferrosos (cobre, latón, aluminio, zinc, inoxidables, etc.), plásticos de inge-
niería (HIPS, PC-ABS, acrílicos, PP, PS, etc.), vidrios, compuestos, etc. El reci-
clador desmonta, segrega y clasifica materias primas para acondicionarlos para
su venta como insumo de nuevo proceso industrial. Los fabricante originales de
equipo (OEM) prefieren trabaja con recicladores, que garanticen que su RAEE
van a reciclado y no a re-uso compitiendo con las propias ventas.
-- Refinado y Primarización: en éstos procesos incluimos al conjunto de proce-

44

protomastro ok.indd 44 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

sos y tecnologías para obtener las materias primas o commodities es su estado


comercial para comercializada al mercado industrial global. Sus precios se re-
ferencian a los de mercados de materias primas, en especial al LME (London
Metal Exchange). Es decir, dependiendo de la calidad del e-scrap pagan sobre el
LME más premios o menos reducciones por fuera del estándar. Las empresas de
éste sector suelen estar concentradas, son globales, de gran escala y cuentan con
altos conocimientos tecnológicos. Son las que producen la materia prima con la
cual sigue funcionando la rueda de la Era Tecnológica.

1.10 | Obsolescencia programada o final de ciclo

Una de las grandes polémicas en torno de los Aparatos Electrónicos es el criterio de


la obsolescencia programada (OP). La mitad de la biblioteca tiene argumentos para
creer en la existencia intencional de la OP, en tanto, la otra mitad, la niega. Veamos:
se entiende por obsolescencia programada la fecha de caducidad impuesta por los
fabricantes para acortar el ciclo de vida de sus productos. Los artículos electrónicos,
como todos los productos comerciales, tienen un ciclo de vida, desde su puesta en
el mercado hasta su obsolescencia, rotura y caducidad, los AEE, tarde o temprano
devienen en RAEE.

Sin embargo, la obsolescencia programada, hace referencia a una caducidad


deliberada y concebida desde su diseño por el fabricante para que las cosas no duren
más allá del tiempo deseado por ellos mismos. Así, esta caducidad se puede programar
utilizando materiales menos consistentes, menos duraderos, baterías, cartuchos u otro
consumibles agotables o incluso, introduciendo “chips terminators” con contadores
que limiten el uso, recarga o remanufactura, hasta un determinado número de veces.
A veces, la obsolescencia en unos pocos años también se debe a la velocidad del
recambio tecnológico. Quién no acumuló y luego desechó cientos de casetes o
diskettes, así como videograbadoras, beepers, faxes, walkmans o juegos electrónicos.

La lista de la tecnología que estuvo y luego, cual dinosaurios comerciales, se


extinguieron: el walkman nació en 1972 y se comercializó a un precio desorbitante a
comienzos de la década del ’70 e hizo de Sony el líder mundial en audio y video. Este
reproductor de audio con el tiempo fue desplazado por el discman, una tecnología
que hoy, gracias a los reproductores de Mp3 y Mp4 (y los iPod), también quedó atrás.
¿Y el mini-disc? Tuvo un leve boom en la década de los 90, pero nunca logró un
verdadero furor. El fax también fue algo fantástico y todavía ponemos un número de
fax en nuestras tarjetas personales. En 1964, se hizo realidad, aunque se popularizó
recién a fines de los 70.

El beeper pertenecía a unos pocos, los que necesitaban ser localizados en el instante.


Un breve mensaje de texto caracterizaba a este buscapersonas que fue rápidamente
desplazado por los celulares. Atari y Dynacom fueron las primeras consolas de los
70. Quienes después inspirarían al Family, el Sega, el Nintendo, la PlayStation y
su infinidad de descendientes. Por último, es necesario recordar el casete, donde no

/ página 45

protomastro ok.indd 45 16/08/13 17:56


sólo se guardaban los tesoros de los cantantes, sino que también fue el inicio de las
grabaciones domésticas.

Poco a poco, los consumidores nos hemos acostumbrado a asumir que los AEE son
efímeros y cosas cada vez duran menos, por la rápida evolución de los equipos. Una
computadora o un microprocesador de 3 años de antigüedad ya nos parecen arcaicos.
O basta con ver el frenesí que generó Apple: el iPad 1 que no terminaba de llegar a la
Argentina o Uruguay, cuando ya en EE. UU. lanzaban el iPad 2, luego el 3, sin darnos
respiro. Y qué decir de la industria de telefonía móvil, donde nos acostumbramos a
cambiar de teléfono cada 2 años.

Pero también nos pasa que percibimos una mayor fragilidad en los aparatos más
modernos. Y en aquellos consumibles recargables, como son los tóner y cartuchos de
impresión, nos topamos con chips puestos por el fabricante para contar la cantidad
de impresiones y pasados un umbral impedir el funcionamiento del conjunto del
dispositivo, a lo que llamo “chips Terminator”.

Desde las heladeras a los electrodomésticos y las herramientas eléctricas, gran parte
de los equipos nos parecen endebles. Tenemos la sensación de que la chapa no es tan
dura, el motor es poco potente y que su ciclo de vida es más corto. Los nuevos aparatos
que compramos en la ofertas de cadenas de electrodomésticos y supermercados, en
poco se parecen a esa imagen de marca que tenemos de marcas que parecían durar
para toda la vida y se inmortalizaron en nuestras mentes con nombres como General
Electric, Panasonic, Nikon, Oster, Siemens o IBM.

Con la globalización del American Way of Life, a partir de los años 50 y 60, favorecido
por los medios de comunicación, especialmente la televisión y la publicidad, tanto la
sociedad como el posicionamiento de los productos en nuestras mentes y lo que esperamos
de ellos ha cambiado. Los consumidores, empiezan a poner en valor otras cualidades de los
productos, más basadas en el consumismo y en la moda que en las cualidades de duración,
dejando a un lado valores como la resistencia al tiempo. Se adquieren artículos no siempre
tanto por necesidad como por puro hedonismo o para exhibirse.

Los críticos de la obsolescencia programada consideran que responde a una


“conceptualización premeditada por parte de los fabricantes para crear artículos
de menor calidad, que acorten sus ciclos de vida útil, con el fin de fomentar el
consumismo. Cuando un producto dura menos, más fácilmente tendrá que ser repuesto
por otro en el mercado. Así, el consumidor tendrá la necesidad impuesta de renovar
sus electrodomésticos estropeados, o bien, de sumarse a las tendencias consumistas
de la moda para actualizar su vestuario o todo tipo de artículos. Nace la cultura de
desechar, de reemplazar. Desaparece la cultura de reparar. Es más sencillo, e incluso
más económico, sustituir un aparato estropeado que repararlo”1.

1 Opinión de Pablo Pastor Alfonso de la consultora de Responsabilidad Social Empresaria Eti-


cologic. http://concienciaresponsable.blogspot.com.ar/2011/01/rse-obsolescencia-programada-el-motor.
html

protomastro ok.indd 46 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

Volvamos a las percepciones respecto de lo efímero y el “no-hecho-para-durar”. En


los inicios de la revolución industrial, y hasta principios del siglo XX, los fabricantes
buscaban, como cualidad inherente a sus artículos, la durabilidad. Cuanto más
resistente al paso del tiempo era un producto, mayor era la valoración obtenida por
los consumidores, mayor prestigio para la marca.

Pero las cosas empiezan a cambiar en los años ‘70 cuando la Ley de Moore, la
democratización del consumo de AEE, la reducción universal de los precios y
una búsqueda de mayor bienestar nos llevó a comprar electrodomésticos, juegos
electrónicos, teléfonos, herramientas eléctricas y computadoras ya sea por necesidad,
ya sea por moda y, en tal sentido, de ciclos de vida más cortos y descartables. ¿Para
qué hacer algo que dure 20 años, si a los 3 ya es obsoleto? La nueva vuelta de tuerca
la da la sustentabilidad. La sociedad tapada de desechos y la economía de recursos
escasos nos invita a repensar y regular la obsolescencia programada y extensión del
ciclo de vida de los aparatos electrónicos.

La cuestión es que, más allá de obsolescencia programada, chips Terminator o


modas exacerbadas por el consumo, la realidad es que tanto el consumo de AEE como
la generación de RAEE crecen y no paran de crecer. Esto nos lleva a la propuesta que
quiere dejar éste libro: desde el Estado como Autoridad de Aplicación y Regulador,
desde la empresas Productoras AEE y las empresas Gestoras de RAEE y desde la
Sociedad Civil, se deben definir las estrategias, plantear los sistemas de gestión,
diseñar las tecnologías e integrar las soluciones para hacer sostenibles la demanda de
materias primas, el reciclado, la valorización del scrap y la disposición final de los
desechos.

Sin desarrollar sinergias público-privadas ni un cambio en nuestra opinión


pública respecto de la responsabilidad individual y colectiva de separar los
desechos electrónicos de la basura doméstica para llevarlos a Centros Verdes para
“alimentar” sistemas integrados de gestión de RAEE. Sin la comprensión del Estado
y los Productores que deben involucrar al consumidor en ser parte de la solución
en la gestión de los RAEE. Sin el desarrollo de una Industria que opere en blanco
y con tecnologías para re-manufacturar, reciclar y tratar éstos desechos. Sin una
integración del Mercosur a la generación de materias primas a partir de los desechos,
pero generando el máximo valor agregado posible. Sin gestión de RAEE, como del
conjunto de los desechos de la sociedad actual, entiendo que no hay futuro.

/ página 47

protomastro ok.indd 47 16/08/13 17:56


protomastro ok.indd 48 16/08/13 17:56
Minería Urbana y la gestión de los RAEE

2 | Actores en la gestión de RAEE

La gestión del conjunto de residuos, subproductos y scrap, tiene sus propias


políticas, paradigmas, marcos teórico/legales y cadenas de valor como todas
las ciencias y campos de la actividad humana. Dichas políticas y paradigmas se
adecuan universalmente con mayores o menores adaptaciones locales. Gran parte
de los procesos de reciclado, así como las plantas de tratamientos físico-químicos-
biológicos, las plantas de termo-destrucción de residuos peligrosos o el diseño de los
rellenos sanitarios, se construyen y operan en forma similar. El conocimiento de las
Ciencias Ambientales aplicadas a la gestión de los Residuos evoluciona para resolver
la gestión de los desechos de una población mundial creciente y que tiende hacia
mayores estándares de consumo.

Considerando la oferta actual de recursos naturales, energía, capacidad industrial


instalada, canales comerciales y la capacidad de los operadores y plantas de recepción
residuos, los 7.000 millones de seres humanos hoy ya utilizamos, 1,5 Planetas
Tierras. Ahora, si todos los habitantes consumieran lo mismo que un neoyorquino
o un londinense, requeriríamos de 5 planetas Tierra. Claro, solo tenemos uno, y ya
le estamos consumiendo una y media vez que su capacidad de carga ecológica y
socialmente sostenible, y aún tenemos más del 30 % de la población bajo la línea de
la pobreza y con mucha presión para salir de esa situación.

Entonces, la sustentabilidad económica, social y ambiental dependerá en gran


medida de los avances que podamos hacer tanto en la producción de energía y
materias primas. Debemos además resolver qué hacemos con los desechos generados
y los impactos que le provocamos a la Tierra2. Y esto se resuelve con más políticas,
más inversión pública y privada, más investigación, más conocimiento aplicado y
mayor innovación y desarrollo empresario.

El desarrollo de la Gestión de los RAEE ha logrado avances importantes en los


últimos 10 años, gracias a la interacción entre las Ciencias Ambientales con las
Ciencias y Tecnología de los Materiales. Para avanzar en ésta dirección, los países
del Mercosur debemos desarrollar los marcos y capacidades para crea condiciones
regulatorias, operativas, financieras, administrativas, educativas, de planificación,
monitoreo y evaluación para el manejo de un residuo electrónico. Creando un sector
o una cadena de valor que involucre desde su gestión pos-consumo y la logística
revesa, hasta estrategias de re-acondicionamiento, re-manufactura, valorización y
disposición final.

Una vez que se desarrollen y modernicen las Plantas de Gestión u Operadores de


RAEE, dentro de ciertas pautas de buenas prácticas ambientales, el paso clave será
armar los Sistemas Integrados de Gestión de RAEE. Estos consorcios asociativos
y operativos pueden luego tomar el conjunto de un país, o regiones, así como el
conjunto de los RAEE, o algunos agrupamientos lógicos ( por ejemplo, SIG-RAEE

2 Datos obtenidos de http://www.footprintnetwork.org

/ página 49

protomastro ok.indd 49 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

de informática y telecomunicaciones IT, SIGRAEE de pilas y baterías, SIGRAEE de


lámparas y luminarias, SIGRAEE de grandes electrodomésticos, etc.). Estos sistemas
pueden lograr importantes sinergias a partir de la participación, compromiso,
financiamiento e interacción entre los cuatro protagonistas, a saber:

-- La Industria Productora de Equipos y Aparatos Eléctricos y Electrónicos,


desde las grandes marcas a las pequeñas y medianas empresas de cada sector,
involucrados por el principio de Responsabilidad Extendida del Productor, y
los más interesados en recuperar las materias primas o piezas de los RAEE;
-- Los gestores-operadores de los RAEE, incluyendo en éstos lo que se espe-
cializan en las tareas de la logística reversa (del consumo a la industria de
recupero y reciclado), su procesamiento, su reciclado/reacondicionamiento y
su tratamiento final;
-- El Estado a través de sus Entes Regulación y Control Ambiental, pero también
como promotor, financiero e incluso gestor de los RAEE, en especial los deno-
minado “huérfanos o free ryders”;
-- Los consumidores, o sea, cada uno de los 7.000 millones de habitantes de la
Tierra que, en mayor o menor medida, desechan los RAEE.

Veamos por que la Industria de la Gestión de los RAEE depende de las sinergias que
puedan surgir de estos cuatro actores. Si los Productores no cuentan con Gestores a
la altura de sus requerimientos y estándares que hubieran adoptado buenas prácticas
y producción más limpia en la gestión de los RAEE, no habrá desarrollo de esta
Industria. Si, por otro lado, tengo Productores, Gestores y un Estado ejerciendo el
control, pero no logro convencer la consumidor o usuario final del aparato que su
desecho no debe ir al tacho, que tienen que caminar o manejar hasta el Centro de
Reciclado y depositarlo allí, tampoco podré lograr un Sistema de Gestión exitoso.

Si los Productores no se involucran en la responsabilidad extendida de participar


(digo participar y no hacerse cargo de todos los gastos), así como diseñar aparatos
más reciclables y amigables para el ambiente, nos resultará, a los países del Mercosur,
muy costoso e ineficiente el sistema. En todos los países, los Productores o marca
migraron desde un rechazo/oposición inicial a la aceptación de los Sistemas Integrados
de Gestión de RAEE, en la medida que:

-- Aceptan la relevancia de manejar sus desechos y no minimizar la competencia


de re-acondicionadores o servicios técnicos no oficiales;
-- Valoran la importancia de recuperar sus piezas o partes, reduciendo la fuga
hacia mercados secundarios, o vinculándose con ellos de otra manera;
-- Logran descuentos a enviarle a su proveedores de insumos chatarra electrónica
recuperable;
-- Contar con los RAEE para evaluar fallas,
-- Aprovechan estrategias de relacionamiento/fidelización con sus usuarios y,

50

protomastro ok.indd 50 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

-- Mejoran su relación con los gobiernos al gestionar los RAEE, siendo ellos
quienes más conocen de su composición, el valor de los materiales o piezas
recuperables, y la factibilidad de reciclaje.

Radiografía de los actores del sector de RAEE de Argentina.

2.1 | Los Productores de los AEE

Entre los Productores agrupamos a toda la cadena de valor que diseña, produce,
ensambla, distribuye o comercializan los aparatos, dispositivos, piezas, partes,
repuestos y consumibles electro-electrónicos. Su escala o envergadura puede ir desde
las grandes corporaciones y marcas, hasta una pequeña empresa armadora de tableros
eléctricos, lámparas, herramientas o montadores de clones de PC. Para poner una
definición, podemos referimos al Productor como aquella persona natural o jurídica
que, con independencia de la técnica de venta y distribución utilizada:

• Fabrique o ensamble AEE bajo su nombre o su marca, o haga diseñar o fabricar


AEE y ponga en el mercado dichos productos bajo su nombre o marca.
• Ponga en el mercado o revenda AEE fabricados o ensamblados por terceros,
excepto en los casos en que el nombre o marca del tercero figure en el AEE.
• Importe o introduzca al país AEE procedentes de otros países para su puesta en
el mercado local.
• Fabrique, ensamble o haga ensamblar AEE sobre la base de componentes de

/ página 51

protomastro ok.indd 51 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

varios productores y ponga en el mercado dichos productos, para ser usados o


reutilizados en el mercado local en un nuevo ciclo de vida.

Los Productores son un colectivo que incluye a decenas de miles de empresas,


desde corporaciones gigantes y marcas globales-líderes (Apple, HP, Dell, Samsung,
Lenovo, Philips, Toshiba, Sony, Canon, GE, Energyzer, Duracel, etc.) hasta Pequeñas
y Medianas empresas que fabrican o ensamblan cientos de miles de distintos
productos o repuestos de equipos eléctricos y electrónicos. Algunos aparatos logran
competitividad cuando se producen en escala, por ejemplo, los electrodomésticos. En
cambio, otros deben ser ensamblados o instaladas ad hoc para cada cliente particular,
por ejemplo, los dispositivos de iluminación o alarmas así como los equipos
electrónicos industriales, PLC, robots o automatismos para procesos industriales,
tableros electrónicos y una gran cantidad de aplicaciones.

En tal sentido, cada uno de los Sistemas Integrados de Gestión de RAEE y de las
estrategias para gestionar los RAEE al final del ciclo de vida útil pueden ser muy
variadas, y veamos por qué. Un marca con alcance nacional o global privilegiará los
más altos estándares de gestión, contará con una logística y operadores de alcance
nacional o regional (supongamos que el Mercosur permita el libre flujo de los RAEE).
Ante normativas RAEE, éstas corporaciones podrán armar acuerdos de gran escala,
contar con operadores certificados y desarrollar los recursos para sumarse a SIG-
RAEE, o incluso agruparse en SIG reducidos o armar sus propios sistemas. En cambio,
los medianos y pequeños Productores, con una penetración de mercado reducida y
menores requerimientos corporativos, buscarán Sistemas apoyados económicamente
por el Estado (Municipal o Nacional) o sumarse a los SIG de las grandes empresas.

Las tendencias y experiencias globales respecto de estos Sistemas de Gestión de


RAEE es que los Productores o Marcas buscan agruparse por categorías (IT, grandes
electrodomésticos, lámparas y luminarias, pilas-baterías, etc.) e implementan su
propios programas individuales o colectivos de autogestión, con un tipo de logística
acorde con los volúmenes y plantas especializadas en cada tipo de RAEE. Para ello,
suelen presentar a la Autoridad Ambiental de sus países o en forma Regional ( por
ejemplo, para la Unión Europea) toda la documentación que éste requiera a fin de
acreditar la implementación, el área de cobertura, especialización, capacidad y la
eficiencia esperada de tales programas.

La Autoridad Ambiental, por su cuenta o por Certificadoras de Gestión de RAEE,


evalúan la efectividad de los programas de autogestión implementado por los SIG
o consorcios, que suelen operar como fundaciones o cámaras, y su eficiencia de
gestión y viabilidad, impulsando o regulando su financiamiento con tasas, subsidios
o regulaciones. Los gobiernos prefieren limitarse al rol de control, fiscalización y
determinación de objetivos de volúmenes, condiciones de trabajo y determinación de
tasas o habilitaciones.

52

protomastro ok.indd 52 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

2.2 | Gestores de RAEE

Si bien el Mercosur, desde que se masificó el consumo de AEE, cuenta con empresas
dedicadas tanto a la reparación, re-manufactura o reacondicionamiento de la mayor
parte de los productos y dispositivos electro-electrónicos, así como también empresas
dedicadas al recupero y reciclado de materiales valorizables; aún el desarrollo
regional de gestores de RAEE es incipiente y no parte de una estrategia regional. Gran
parte de los actores actuales del Sector han evolucionado de talleres de reparación así
como empresas de chatarras o de operadores de residuos peligrosos. Pero dentro de la
Región no se han integrado, en parte por falta de regulaciones que permitieran el libre
flujo de AEE para reciclar.

El Mercosur, como bloque, debería poder superar trabas burocráticas y de sobre-


regulaciones, para desarrollar en sus países miembros una industria gestora de RAEE
competitiva, eficiente y que adoptase buenas prácticas de gestión. La Industria
Gestora de RAEE podrá implementar tanto esquemas regionales o nacionales, por
categorías de aparatos (IT, electrónica de consumo, luminarias, etc.) o por tareas,
generando diversas cadenas de valor, las cuales suelen interactuar entre sí, pasando
flujos de materiales, scrap o desechos a gestionar. Entre estas tareas o clústeres de
actividades podemos encontrar:

-- Logística reversa y transporte.


-- Acopio transitorio y almacenamiento.
-- Servicio técnico, reparación, re-manufactura y gestión de garantías (RMA,
Return Merchandise Authorization) asociados a los Productores.
-- Cooperativas o fundaciones de re-manufactura y re-acondicionamiento para
donaciones o reventas de usados, no asociados con los productores.
-- De-manufactura, desmontaje, separación y valorización.
-- Reciclado y valorización de plásticos de ingeniería.
-- Tratamiento, recupero de materias-reciclado-refinado de metales.
-- Tratamiento y disposición final de pilas y baterías.
-- Tratamiento y disposición final de tubos de rayos catódicos, luminarias y
vidrios activados.
-- Operadores de Residuos Peligrosos con capacidad para dar disposición final en
rellenos de seguridad o mediante la termo-destrucción.
Los Gestores de RAEE pueden ser exclusivos de éste tipo de desechos, o bien, tener
ésta actividad como un más dentro del universo de la gestión de residuos domiciliarios,
de operadores de residuos peligrosos, operadores logísticos, recicladores de plásticos
o fundiciones de metales. Por ejemplo, una empresa de logística puede agregar la
logística de RAEE, solicitando habilitaciones especiales para hacer la trazabilidad de
los desechos gestionados.

/ página 53

protomastro ok.indd 53 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

Una reciclador de plásticos o de metales puede gestionar esas materias primas o de


otras industrias como insumos industriales. Un refinador de metales base y preciosos
puede usar su planta para procesar concentrados mineros y agregarle la minería urbana
a través de la fundición de chatarra o de los RAEE. Como tales, pueden sumarse a
la cadena de valor de los SIG-RAEE cobrando por sus servicios o comprando la
chatarra electrónica para su recupero y refinado, para luego vender lingotes, barras,
granulados, compuestos o compuestos recuperados del e-scrap.

La Industria de los Gestores de la Era Electrónica involucrará a diverso clústeres o


un verdadero “ecosistema de degradadores y valorizadores de RAEE”, como vemos
en la naturaleza. Al final del ciclo de vida de un organismo, al igual que el de un
producto, otros organismos (en éste caso organizaciones empresarias, cooperativas o
individuales) buscarán generar valor para sus industrias. Los gestores no podrán hacer
todo para transformar el RAEE en materia prima. Por el contrario, una red ecológica
de recicladores irá desarrollando nichos de tareas y aprovechando, de acuerdo con sus
eficiencias y capacidades, cada componente o materia prima de los RAEE. Algunos
generarán valor con la logística, otros con el recupero del plástico, otros con el cobre
y el aluminio, otros con la chatarra ferrosa, otros con el recupero de metales preciosos
y tierras raras o con la remanufactura de piezas recicladas.

Cuanto mayor sea la envergadura e inversiones en la comunidad de recicladores-


tratadores-escraperos, más eficiente será el Sistema de Gestión de RAEE en su
conjunto. El gran desafío de las industrias de gestión de los desechos de la Era
Electrónica y Digital es generar valor a partir de los desechos de otras industrias.
Las tendencias indican que, dado el creciente límite en acceso a nuevos recursos o
a los mayores costos energéticos, habrá cada vez más empresas que buscarán valor
o generar insumos de los desechos de la Era Electrónica y Digital, minimizando la
contaminación ambiental y el derroche de recursos.

2.3 | La Autoridad de Control y Aplicación

La función del Estado, ya sea a nivel de las jurisdicciones nacional, provincial


o municipal, es la de desarrollar marcos lógicos y jurídicos del sector, definir las
habilitaciones y procesos, vincular, impulsar, determinar las condiciones de seguridad
e higiene y regular el desarrollo de los Sistemas de Gestión de RAEE. A criterio de
éste autor, el Estado no debería manejar los SIG-RAEE, sino que debiera asignarse la
tarea de promover y regular las condiciones de inversión e impulsar a esta Industria.
Además el Estado se reservará las tareas de fiscalizar, regular, compensar y hacer
cumplir las reglas de juego que vincularán a los Entes Reguladores (autoridades
de control y ordenamiento de la gestión de residuos) y los Sujetos Regulados
(Productores, Gestores y Consumidores).

IDEA FUERZA: EL ECOSISTEMA HÍPER-COMPETITIVO DE LOS


“ORGANISMOS DEGRADADORES-VALORIZADORES DE LOS

54

protomastro ok.indd 54 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

RAEE” ESTARÁ CONFORMADO POR UN CONJUNTO DE ACTORES


QUE BUSCARÁN MAXIMIZAR LAS UTILIDADES EMPRESARIAS,
SOCIALES, ECOLÓGICAS Y PRODUCTIVAS A PARTIR DE GENERAR
CADENAS DE VALOR QUE SURJAN DE LOS DESECHOS. PENSAR
EN UN MONOPOLIO ESTATAL CUANDO SE REQUIEREN DESDE
COOPERATIVAS FORMALIZADAS, HASTA CHATARREROS,
METALEROS, ESCRAPEROS, RECICLADORES DE PLÁSTICOS
(PLASTIQUEROS), PRENSADORES DE METALES, FUNDICIONES,
GALPONEROS, RE-MANUFACTURADORES, OPERADORES DE
RESIDUOS PELIGROSOS, OPERADORES LOGÍSTICOS, BRÓKER DE
RESIDUOS Y OPERADORES-EXPORTADORES, SERÍA NO ENTENDER
LA LÓGICA DE ÉSTOS MERCADOS NI DE LA ECOLOGÍA.

Los Estados pueden hacer obra pública, tener sus industrias o sectores empresariales,
pero no pueden manejar un “ecosistema” o “clúster” de emprendedores, cooperativas,
empresarios, bróker, intermediarios e investigadores. El sector de la gestión de los
residuos requiere de una diversa red de actores que generen valor de los desechos. En
tanto, cada país conforma organismos o entes que regulan y controlan la gestión de los
residuos. El Estado, a través de las empresas a las que delegue las tareas de la gestión
de los residuos, es quien nos representa como ciudadanos, consumidores y usuarios.
En tal sentido, debe regular, reglamentar y velar por el cumplimiento de la normativa
ambiental de cada país y, para ello, todo lo que atañe a la gestión de los RAEE.

Puede ser que el Estado cree un Ente Nacional de Gestión de RAEE (como figura en
los proyectos de Ley RAEE de la Argentina), pero a mi criterio, luego deberá licitar y
terciarizar las tareas operativas de la gestión de los RAEE, como actualmente sucede
en la Unión Europea, Corea o Japón. En esos casos, el Estado se limita a hacer cumplir
las reglas de juego entre el resto de los actores, velando por que su gestión no afecte la
salud y el bienestar de los ciudadanos ni la estabilidad ecológica del ambiente.

Luego de analizar experiencias exitosas a nivel global, puedo afirmar que el Estado se
reserva el poder de policía para sancionar a las empresas o individuos que transgreden
las leyes RAEE, sean Productores, Re-acondicionadores (refurbishers), Recicladores,
Gestores, Operadores, Transportistas, Exportadores o Plantas de Disposición Final.

Como hemos visto, los Sistemas Integrados de Gestión de RAEE pueden


conformarse considerando diversos formatos, liderados por Empresas Particulares,
Cooperativas, Cámaras Sectoriales (luminarias, pilas, líneas blancas, IT), Consorcios
o Fundaciones. Estas tendrán que, por cuenta propia o de terceros, gestionar los
RAEE. Por lo general, los SIG-RAEE, en gran parte del mundo, se han constituido
como entidades sin ánimo de lucro establecidas por un grupo de Productores para
cumplir con la responsabilidad extendida del productor (o REP). Estos asumen la
responsabilidad operacional del manejo adecuado de los RAEE organizando el
financiamiento, la colección el transporte y los sistemas de control.

/ página 55

protomastro ok.indd 55 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

La Responsabilidad Extendida del Productor3, concepto que ampliaremos en los


próximos capítulos, denota un principio de política ambiental que tiene como objetivo
reducir el impacto medioambiental de un producto. Consiste en que el productor de
Aparatos Eléctricos y Electrónicos se responsabilice por el ciclo de vida completo de
un producto, en especial de la etapa post-consumo, comprendiendo la recolección,
valorización y disposición final. La responsabilidad extendida del productor es
implementada por medio de diferentes instrumentos administrativos, económicos
e informativos. La composición de estos instrumentos determina la forma de REP
aplicada (individual, colectiva o mixta).

2.4 | Los consumidores-usuarios

Nos queda un último personaje, o más bien, 7.000 millones de personajes


protagónicos, y somos todos los habitantes de la Nave Espacial Tierra, quienes con
mayor o menor nivel de acceso y consumo hemos ido entrando en la Era Electrónico
Digital. Claro, no es igual el impacto de la Huella Ambiental de un habitante
originario de la tribu zoe del Amazonas o un qom de Noreste argentino, que un joven
neoyorquino. Pero todos los consumidores desechamos año a año diversos desechos
electro-electrónicos. Considerando pilas, lamparitas, electrodomésticos, juegos
y herramientas, entre otros RAEE, más del 90 % de la población mundial adulta
desecha 10 o más aparatos electrónicos por año.

Los ciudadanos, sean consumidores particulares de AEE, institucionales o


corporativos, tendrán un rol fundamental los protagonistas en el proceso de recolección
diferenciada y logística reversa pos-consumo de los desechos de la Era Electrónica
y Digital. Separar en nuestras casas u oficina, acopiarlos por unos meses para luego
caminar o conducir hasta un Punto Verde RAEE, será, insistimos un pequeño paso
para cada uno/a, pero un gran paso por el Desarrollo Sostenible Global. Desarrollar
una conciencia de responsabilidad posconsumo requiere de mucho tiempo, educación,
campañas, premios y sanciones, recursos y mucha educación cívica, partiendo de
la currícula de la educación básica, terciaria y universitaria, al respeto normativo o
temor a las penalizaciones.

A los habitantes del Mercosur, al igual que a la mayoría de los latinoamericanos,


nos sedujo el encanto, la conectividad y el bienestar de la Era Electrónica y Digital.
Nos hemos vuelto consumidores fanáticos de Marcas y Equipos. Pero por ahora,
usamos y a veces reparamos, pero cada ve desechamos más y más. Tenemos que
empezar a tomar cartas por un consumo responsable, aprendiendo a elegir aquellos
productos o servicios que tienen o generan, a lo largo de su ciclo de vida, un mínimo
impacto ambiental, dentro de precios razonables y prestaciones similares. Pero
también tenemos que desarrollar polpiezas o partes ya removidos de AEE como ser
nsformadores con PCB.EE se segreguen aquellas piezas o partes que la Autoridad

3 La gestión de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos en Argentina, de Thomas Lindhqvist,


Panate Manomaivibool y Naoko Tojo. Publicado en Septiembre 2008 por Lund University International
Institute for Industrial Environmental Economics

56

protomastro ok.indd 56 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

locaíticas respecto de la gestión de los desechos que generan nuestras actividades, ya


sean particulares como sociales, institucionales o corporativas, es uno de los grandes
desafíos hacia un desarrollo sostenible regional. Nuestras decisiones y acciones dejan
su huella en el ambiente, de presentes y futuras generaciones.

El desarrollo de toda Nación tiene su basamento tanto en el consumo interno


como en el nivel de sus exportaciones. Todo crecimiento medido ya sea tomando
su PBI Global o per cápita, genera un impacto en el medio ambiente tanto físico-
ecológico como en el ambiente socio-económico. El boom del consumo implica
mayor generación de residuos, pero también mayores riesgos si los residuos como
las baterías, tubos de rayos catódicos o transformadores se mezclan con la basura
doméstica en rellenos. Los habitantes del Mercosur debemos hacer que nuestros
patrones de consumo sean más equitativos y debemos adoptar patrones de consumo
sostenibles, tanto en el aspecto social como en el ambiental, basados en una mejor y
más sostenible calidad de vida.

Los caminos hacia la Producción y el Consumo Sostenible requieren de la sinergia y


de la activa participación del sector privado (Productores, Distribuidores, Reciladores,
Gestores de RAEE, etc.) en conjunto con el rol de los gobiernos como Ente de
Contralor y Fiscalización; y de la Sociedad Civil, trabajando estrechamente por un
objetivo común. Durante los últimos veinticinco años ha existido un cambio gradual
en la manera en que el sector privado ha dado cauce a las preocupaciones ambientales
y a las iniciativas para el desarrollo sostenible.

Nuestros países están avanzando hacia un desarrollo sostenible, inclusivo, que


adopte las mejores prácticas y permita la erradicación de la pobreza. Hoy ligas
de consumidores/usuarios, empresas y gobiernos están desarrollando medidas
regulatorias y voluntarias para promover un cambio hacia la “economía del ciclo
de vida”. Comenzamos a incorporar, de forma gradual, instrumentos económicos
y ecológicos, innovadores, así como enfoques institucionales para reorientar a la
industria hacia un desarrollo sostenible. El consumo sostenible propone la necesidad
de una mayor equidad no solamente inter e intrageneracional, sino también más
equidad entre todas las comunidades y estratos sociales.

 La definición más completa de consumo sostenible es la propuesta en el Simposio


de Oslo en 1994 y adoptada por la tercera sesión de la Comisión para el Desarrollo
Sostenible (CSD III) en 19954. El consumo sostenible se definió como: “El uso de
bienes y servicios que responden a necesidades básicas y proporcionan una mejor
calidad de vida, al mismo tiempo minimizan el uso de recursos naturales, materiales
tóxicos y emisiones de desperdicios y contaminantes durante todo el ciclo de vida,
de tal manera que no se ponen en riesgo las necesidades de futuras generaciones”.

Finalmente, más allá de la responsabilidad del consumo consciente, los consumidores


y las organizaciones de consumidores deben insistir en una distribución justa de los
4 Ministerio de Medio Ambiente de Noruega en el Simposio de Oslo sobre Consumo Sostenible, celebra-
do en 1994

/ página 57

protomastro ok.indd 57 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

costos que inevitablemente deben ocurrir en una sociedad sostenible y, en este caso,
por la gestión de los RAEE. No es necesario que el consumidor pague por todos
los costos. Es necesario encontrar un equilibrio entre la necesidad de cambiar el
comportamiento de los consumidores con ayudas en precios, promociones y diversos
incentivos para motivar la entrega de los equipos usados a los Productores o su envío
a Puntos Verdes. Como dijimos antes, lograr que el usuario final lleve sus RAEE será
un pequeño paso para él, pero un gran paso para la Humanidad.

2.5 | Bastardos sin gloria: los RAEE históricos, huérfanos y clones

Los RAEE históricos, huérfanos y clones son aquellos desechos de los que nadie
quiere hacerse cargo, pero que tarde o temprano, caen en la cuenta de alguien. Y
debatir esto, resulta fundamental para un buen comienzo de los Sistemas de Gestión
de RAEE. Porque las regulaciones para la gestión de éstos desechos llegan muchas
décadas después de que todos nosotros hayamos descartado aparatos y dispositivos
de toda clase, tipo y color. Por otra parte, con el correr de los años estos equipos
no tienen ninguna funcionalidad. Quién se pondrá a reparar, a escala comercial, un
computadora 486, un proyector Súper 8 o una videocasetera.

Lo que ha pasado con muchas marcas, que al igual que los dinosaurios, es que un
día se extinguieron y nadie lloró por ellos. Pero sus restos han quedado apilados en
algún placar, depósito o baulera, o cuando no, fueron enterrados en los yacimientos
mineros del futuro: los actuales rellenos sanitarios, que algún día será explotados para
recuperar lo que hoy enterramos.

En todo el mundo han desaparecido marcas fabricantes de aparatos y dispositivos,


o muchos de los productos vendidos no tienen una marca a la cual extender la
responsabilidad al final del ciclo de vida útil. Pongamos por caso las PC o computadora
personal. En la Argentina sobre 1.492.000 computadoras vendidas en 2010, 21,6%
son de marca internacional; 21,6% son de marca nacional en tanto que 43,5% son
clones o equipos ensamblados localmente con piezas y componentes importados,
pero donde no hay una marca que haga servicio de pos-venta ni un responsable “de
la cuna a la tumba” por los desechos que se generarán al final del ciclo de vida útil de
la computadora.

Entonces, cuando se comiencen a implantar los Sistemas de Gestión RAEE, éstos


deberán hacerse cargo de enorme pasivo de rezagos históricos. Entonces, en caso
que los Sistemas de Gestión de RAEE, públicos, privados, no gubernamentales o
mixtos, deberán lidiar con los costos de tratamiento, reciclado o disposición final de
productos puestos en el mercado con anterioridad a la fecha que se haya establecido
una regulación que asigne la responsabilidad de financiación de los costes de la
gestión de los RAEE. Menudo problema.

En el caso argentino, para los rezagos de telefonía e informática (IT), gran parte de
los mismos ya han sido gestionados, pero no ocurre lo mismo para los millones de

58

protomastro ok.indd 58 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

electrodomésticos o equipos de todo tipo, en gran parte acopiados en casas, oficinas,


depósitos o servicios técnicos, inundados de equipos cuyo precio ha tendido a cero y
pasan con la nueva ley a ser un costo para darles disposición final.

En tanto, los RAEE huérfanos son aquellos cuyo productor haya cesado operaciones
o se haya retirado del mercado. Un AEE clonado es un equipo sin marca que ha
sido armado a través del ensamble de partes de diversas procedencias, similar a un
producto original, que se pone en el mercado.

2.6 | ¿De qué hablamos cuando hablamos de los RAEE?

Aunque resulte tedioso, vamos a definir lo que entendemos por RAEE, incluyendo
sinónimos tales como chatarra electrónica, e-scrap (de electronic scrap), basura
electrónica o rezagos electrónicos, que usaré en éste libro.

Y para ello, podemos empezar por la definición de los Aparatos Eléctricos y


Electrónicos (AEE). Estos son el conjunto de aparatos/equipos/dispositivos que
requieren, para su funcionamiento, corriente eléctrica o campos electromagnéticos, y
que están destinados a ser utilizados con una tensión nominal no superior a 1.000 V
en corriente alterna y 1.500 V en corriente continua. A ello se les suman los aparatos
necesarios para generar, transmitir y medir tales corrientes y campos.

En tanto, los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE) son el


desecho de los AEE al final de su ciclo de vida útil. Incluyen al conjunto de residuos
o descartes de los aparatos/equipos/dispositivos eléctricos y electrónicos, así como
sus materiales, componentes, consumibles y subconjuntos que forman parte de los
mismos. Un RAEE es un AEE cuyo poseedor tiene la intención u obligación de
desprenderse de él. Esto es fundamental a la hora de su gestión.

El RAEE es un AEE que es desechado por su propietario. En tal sentido, el RAEE


puede reacondicionarse, puede repararse, puede reciclarse, puede tratarse, puede
incinerarse o darle cualquier otro tratamiento. Pero será RAEE una vez que su
propietario, en cumplimiento con la normativa ambiental de cada país, lo desecha,
más allá que haya cumplido su ciclo de vida, y vaya a reciclado para recuperar su
materia prima valorizable; sea destinado a la remanufactura o re-acondicionamiento
del conjunto del aparato, o recupero de piezas. En tal sentido, no será un residuo
definido como peligroso, hasta que del conjunto del RAEE se segreguen aquellas
piezas o partes que la Autoridad local define como tales, por ejemplo pilas, baterías,
cristal líquido, motores contaminados con aceites o transformadores con PCB.

Insisto, dado que el aparato usado se puede reacondicionar o bien, desguazar para
reciclar antes de generar algunos componentes que tienen sustancias peligrosas
sometidas a control, es fundamente determinar cuándo la Autoridad Ambiental
considera que es un residuo sometido a su control. ¿Por qué planteamos ésto? Porque

/ página 59

protomastro ok.indd 59 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

en países como la Argentina, a falta de una normativa específica a la fecha, tanto


el conjunto de los RAEE como ciertos componentes están regulados por la Ley de
Residuos Peligrosos Nº 24.051, y como tales, requiere una logística especial, la
conformación de manifiestos y una trazabilidad.

El marco normativo de las leyes de residuos peligrosos apuntan a controlar y


fiscalizar desde el Estado la trazabilidad de los residuos peligrosos para certificar que
son recolectados, transportados, tratados mediante diversos procesos físico-químicos
y biológicos para eliminar su peligrosidad o volumen y dispuestos de forma seguro.
En cambio, el marco regulatorio de los RAEE deben apuntar sus artículos y objetivos
a maximizar el re-uso, remanufactura y reciclado de materias primas; y por ende,
facilitar las operación de los Sistemas Integrados de Gestión, la logística reversa y
las operaciones en las plantas gestoras. Todo esto, controlado a los actores del sector,
pero el recupero de función en los equipos y la minería urbana tienen que tender a
minimizar los volúmenes que terminan en Operadores de Residuos Peligrosos, ya que
habrán logrado, o bien extender el ciclo de vida de los productos o bien maximizar la
transformación de desechos en insumos industriales.

Dicho lo anterior, y hasta no contar con normativas específicas en los países integrantes
del Mercosur, y a los efectos de su gestión pos-consumo y considerando la continua
evolución y con nuevas familias de aparatos ingresados al mercado todos los años,
vamos a agruparlos, considerando las fases de su gestión en:

2.6.1 | Grandes electrodomésticos

Estos son los que hacen el mayor volumen y peso de los RAEE, gran parte de ellos
conocidos antiguamente como línea blanca. Son electrodomésticos de venta masiva y
están tanto en hogares como oficinas, industrias y entes de gobierno. Incluyen:

 Grandes equipos refrigeradores.

 Heladeras.

 Congeladores-Freezers.

 Otros grandes aparatos utilizados para la refrigeración, conservación y alma-


cenamiento de alimentos.

 Lavarropas.

 Secarropas.

 Lavavajillas.

60

protomastro ok.indd 60 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

 Cocinas.

 Estufas eléctricas.

 Placas de calor eléctricas.

 Hornos de microondas.

 Otros grandes aparatos utilizados para cocinar y en otros procesos de transfor-


mación de alimentos.

 Aparatos de calefacción eléctricos.

 Radiadores eléctricos.

 Otros grandes aparatos utilizados para calentar habitaciones, camas, muebles


para sentarse.

 Ventiladores eléctricos.

 Aparatos de aire acondicionado.

 Otros aparatos de aireación, ventilación aspirante y aire acondicionado.

2.6 2 | Pequeños electrodomésticos:

Estos también conformaban la línea blanca o electrónica de consumo,


mayoritariamente parte de nuestros hogares o cocinas laborales:

 Licuadoras, multiprocesadoras, batidoras, etc.

 Tostadoras.

 Freidoras.

 Planchas y otros aparatos utilizados para planchar y para dar otro tipo de cui-
dados a la ropa.

 Aspiradoras.

 Limpia alfombras.

 Aparatos difusores de limpieza y mantenimiento.

 Aparatos utilizados para coser, hacer punto, tejer y para otros procesos de tra-

/ página 61

protomastro ok.indd 61 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

tamiento de textiles.

 Molinillos, cafeteras y aparatos para abrir o precintar envases o paquetes.

 Cuchillos eléctricos.

 Aparatos para cortar el pelo, para secar el pelo, para cepillarse los dientes,
máquinas de afeitar, aparatos de masaje y otros cuidados corporales.

 Relojes, relojes de pulsera y aparatos destinados a medir, indicar o registrar


el tiempo.

 Balanzas.

2.6.3 | Equipos de informática y telecomunicaciones:

Agrupados en IT, son el segundo gran grupo en volumen y peso, y por lejos los más
reciclados en América latina. A su vez los agrupas en los siguientes subgrupos:

De Proceso de datos centralizado:

 Grandes computadoras.

 Minicomputadoras.

 Unidades de impresión.
Sistemas informáticos personales:

 Computadoras personales (incluyendo unidad central, mouse, pantalla y


teclado, etc.).

 Computadoras portátiles (incluyendo unidad central, mouse, pantalla y teclado,


etc.).

 Computadoras portátiles tipo notebook.

 Computadoras portátiles tipo netbooks o tabletas como los iPads.

 Impresoras.

 Copiadoras.

 Máquinas de escribir eléctricas o electrónicas.

62

protomastro ok.indd 62 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

 Calculadoras de mesa o de bolsillo.

 Otros productos y aparatos para la recolección, almacenamiento, procesamien-


to, presentación o comunicación de información de manera electrónica.

 Sistemas y terminales de usuario.

 Terminales de fax.

 Terminales de télex.

 Teléfonos.

 Teléfonos públicos.

 Teléfonos inalámbricos.

 Teléfonos celulares.

 Contestadores automáticos.

 Otros productos o aparatos de transmisión de sonido, imágenes u otra


información por telecomunicación.

2.6.4. | Aparatos electrónicos de consumo (AEC):

Los AEC o electrónica de consumo son un categoría que surge de la fusión de las
antiguas líneas de marrón y gris, o audio y video, que experimentan una explosión en
el ingreso a nuestros hogares:

 Radios.

 Televisores.

 Videocámaras.

 Videograbadoras y video-reproductoras.

 Amplificadores de sonido.

 Instrumentos musicales.

 Otros productos o aparatos utilizados para registrar o reproducir sonido o imá-


genes, incluidas las señales y tecnologías de distribución del sonido e imagen
distintas de la telecomunicación.

/ página 63

protomastro ok.indd 63 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

2.6.5 | Aparatos de iluminación

En ésta categoría se incluyen aquí todos los dispositivos de iluminación, lamparitas,


balastros y sus apliques:

 Lámparas fluorescentes rectas y circulares.

 Lámparas fluorescentes compactas.

 Lámparas de descarga de alta intensidad, incluidas las lámparas de sodio de


presión y las lámparas de haluros metálicos.

 Lámparas de sodio de baja presión.

 Otros aparatos de alumbrado utilizados para difundir o controlar luz, excluidas


las bombillas de filamentos.

2.6.6 | Herramientas eléctricas

La categoría de las herramientas eléctricas, incluye todas las herramientas eléctricas


de hogar y las de trabajo, excepto las industriales permanezcan fijas en forma
permanentemente, de gran envergadura, instaladas por profesionales:

 Taladros.

 Sierras.

 Máquinas de coser.

 Herramientas para tornear, moler, enarenar, pulir, aserrar, cortar, cizallar, tala-
drar, perforar, punzar, plegar, encorvar o trabajar la madera, el metal u otros
materiales de manera similar.

 Herramientas para remachar, clavar o atornillar o para sacar remaches, clavos,


tornillos o para aplicaciones similares.

 Herramientas para soldar (con o sin aleación) o para aplicaciones similares.

 Herramientas para rociar, esparcir, propagar o aplicar otros tratamientos con


sustancias líquidas o gaseosas por otros medios.

 Herramientas para cortar césped o para otras labores de jardinería.

 Otras herramientas del tipo de las mencionadas.

64

protomastro ok.indd 64 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

2.6.7 | Juguetes y equipos deportivos o de esparcimiento:

Es una de categorías de mayor crecimiento en los hogares, y de ciclo de vida más


cortos, que abarcan juegos de niños y adolescentes, como ya equipos de deportes de
interior y de juegos de azar.

 Trenes eléctricos o coches en pista eléctrica.

 Consolas portátiles.

 Videojuegos.

 Computadoras para realizar ciclismo, buceo, correr, remar, etc.

 Material deportivo con componentes eléctricos o electrónicos.

 Máquinas tragamonedas.

 Otros juguetes o equipos deportivos y de tiempo libre.

2.6.8 | Aparatos de uso médico

La modernización de la medicina trajo consigo un amplio desarrollo de la


aparatología médica. Esta categoría incluye a éstos aparatos, excepto en los casos que
los RAEE estén infectados con material patogénicos o contaminados con insumos
tóxicos o radioactivo. En éstos casos, los dispositivos contaminados deben ser
tratados previamente como residuo peligroso. Por ejemplo, mediante un autoclavado
(esterilización con vapor de agua, sumando temperatura y presión para eliminar el
material patogénico), o bien remover, en ciertos casos puntuales, material radioactivo
o tóxico.

 Aparatos de cardiología.

 Diálisis.

 Ventiladores pulmonares.

 Aparatos de laboratorio para diagnóstico in vitro.

 Analizadores.

 Congeladores.

 Pruebas de fertilización.

/ página 65

protomastro ok.indd 65 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

 Otros aparatos para detectar, prevenir, supervisar, tratar o aliviar enfermeda-


des, lesiones o discapacidades.

2.6.9 | Instrumentos de vigilancia y de control

Estos conjunto de equipos son un mercado en pleno crecimiento en el Mercosur, y la


tendencia es que cada vez más se incorporen más a las casas, industrias y oficinas. Ello
se debe a una tendencia hacia la adopción de mayores procedimientos de seguridad y
minimización de los riesgos que puedan afectar nuestro bienestar y calidad de vida:

 Detector de humos.

 Reguladores de calefacción.

 Termostatos.

 Aparatos de medición, pesaje o reglaje para el hogar o como material de la-


boratorio.

 Alarmas, sensores de movimiento, etc.

 Otros instrumentos de vigilancia y control utilizados en instalaciones indus-


triales (por ejemplo, en paneles de control).

2.6.10 | Máquinas expendedoras

Al igual que las anteriores, las máquinas expendedoras han comenzado a formar
parte tanto de las oficinas, estaciones de servicio o de trenes y otros espacios públicos,
como centros comerciales, kioscos o almacenes. Su difusión va de la mano del
reemplazo de punto de venta de conveniencia por un expendedor automatizado:

 Máquinas expendedoras de bebidas calientes.

 Máquinas expendedoras de botellas o latas, frías o calientes.

 Máquinas expendedoras de productos sólidos.

 Máquinas expendedoras de dinero.

 Todos los aparatos para suministro automático de toda clase de productos.

2.6.11 | Pilas y baterías

Si bien para algunos países, como es el caso de la Argentina en donde la Autoridad

66

protomastro ok.indd 66 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

Ambiental considera al conjunto las pilas y baterías como Residuos Peligrosos


regulados por la Ley de Residuos Peligrosos, un cambio normativo que apunte hacia
destinos de reciclado y recupero de las químicas de éstos productos tendrá un beneficio
significativo para el medio ambiente y la seguridad de del bienestar humano.

Desde la Convención de Basilea y la Unión Europea se impulsan canales y esquema


de recolección y reciclado de las pilas y baterías. Éstas entidades promueven la
segregación posconsumo y la recolección según las químicas de las pilas o baterías
entre recargables, dado el mayor contenido y valor de reciclado (por el contenido de
Níquel, Cobalto, Litio, Plomo, Cadmio y Tierras Raras) de aquellas primarias, cuya
química tiene bajo valor de recupero. Las baterías de plomo ácido o plomo gel, así
como las baterías de Níquel Cadmio, Níquel Metal o Litio Ión, tienen importantes
mercados de recupero tanto en el Mercosur (plomo) como en otros países. Incinerar,
cementar o disponer en rellenos de seguridad metales tan valiosos como el níquel,
cobalto, litio o las tierras raras no sólo es anti-económico sino que es anti-ecológico.

A nivel global, las directivas alientan incluir a las pilas recargables como RAEE a
reciclar y recuperar los valiosos materiales, y no para su envío a rellenos de seguridad
ni su inertización. En tanto, las pilas primarias pueden ser recolectadas para disponer
en rellenos de seguridad, o bien, disponer en rellenos sanitarios. Veamos qué se
incluyen:

 Pilas y baterías primarias, con forma cilíndrica o de prisma, de carbón-zinc y


alcalinas de manganeso.

 Pilas y baterías recargables (plomo, níquel cadmio, níquel metal hidruros o


litio ión, etc.).

 Pilas botón.

 Otras fuentes de energía eléctrica portátil obtenidas por transformación directa


de energía química.

2.7 | La Responsabilidad Extendida del Productor

Definidos el conjunto de RAEE, analicemos ahora un concepto central en la Minería


Urbana y los Sistemas Integrados de Gestión de los Residuos Electrónicos. En la
mayoría de los países desarrollados y economías emergentes que han regulado la
gestión de los RAEE se aplica el principio de responsabilidad extendida del
productor (REP), definido como un principio de política ambiental que promueve el
mejoramiento total del ciclo de vida de los productos, por medio de la extensión de
las responsabilidades del productor en varias etapas de dicho ciclo, especialmente al
devolver, recuperar y disponer el producto.

/ página 67

protomastro ok.indd 67 16/08/13 17:56


Los productores ya no sólo son responsables por los desechos que generan durante
el proceso de manufactura o ensamblaje de los aparatos electrónicos o de las
devoluciones que pudieran tener por defectos u otros motivos. Sino que la REP los
involucra en el ciclo de vida completo, desde el diseño (concepción o cuna) hasta la
gestión de sus desechos (fin de ciclo o tumba). Esto es el concepto de responsabilidad
“de la cuna a la tumba”. Con ello, los Productores deberán involucrarse en procesos
de diseño ecológico, producción más limpia, buenas prácticas de gestión ambiental
en la producción y consumo, mecanismos de financiamiento e informar a los usuarios
sobre los derechos y obligaciones en el sistema de tratamiento y gestión de las RAEE.

La aplicación de la REP exige que el producto no sólo respete las normas de calidad
establecidas para la generación de sus productos, sino que asuma la responsabilidad
por el impacto producido luego de terminar su ciclo de vida útil. De esta manera
dicho principio permite que el productor entre en un círculo virtuoso, pues al ser
responsable, el Productor, de la huella ecológica (consumo de materias primas y
energía, impactos ambientales del ciclo de vida, etc), también se preocupará de aplicar
un buen diseño que utilice las materias menos contaminantes y permita optimizar el
tratamiento de residuos de manera de minimizar su volumen y favorecer el reciclaje.
Además de las normativas europeas y de otras economías desarrolladas y emergentes,
se han reglamentado los movimientos transfronterizos de los RAEE, a partir de la
Convención de Basilea, principal instrumento a escala global que regula en estas
materias.

La Responsabilidad Extendida del Productor involucra directamente a los


Productores en la gestión de los desechos. La activa participación de las empresas
Productoras en los Sistemas Integrados de Gestión de Residuos se logra, según
Thomas Lindqvist y Naoko Tojo, de la Universidad sueca de Lund5, “mediante el
uso de cuatro instrumentos administrativos, que pueden impactar fuertemente sobre
la industria, así como en sus costos, pero que posibilitan la gestión de los RAEE”.

Podemos analizar las siguientes herramientas propuestas o conceptos desarrollados


por los investigadores de las Universidad sueca de Lund, Lindhqvist y Tojo, padres y
verdaderos referentes mundiales en el concepto de REP, a fin de desarrollar políticas
de ciclo de vida y adoptar buenas prácticas en la gestión de los residuos de RAEE:

-- Fijar restricciones en cuanto al uso de elementos o materias primas


peligrosas en los proceso de manufactura de los aparatos, para que al final
de su ciclo de vida puedan ser fácilmente reciclables, y que su gestión sea
económica y ecológicamente sostenible.
-- Impulsar metas de reutilización y reciclaje, usando el criterio de “si quieres
vender tu marca, tienes que reciclar un determinado porcentaje de todo lo nue-
vo que estás ingresando al mercado”. Las metas permiten fijar los objetivos de
reciclado. Pongamos como ejemplo una empresa que quiera vender heladeras
o computadoras de un peso equivalente de 100 toneladas y el target de reci-
5 Thomas Lindhqvist, Naoko Tojo (2008) La responsabilidad extendida del productor en el contexto
latinoamericano La gestión de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos en Argentina.

protomastro ok.indd 68 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

clado fuera de un 20%. En tal caso tendría que reciclar o contratar a un tercero
para que recicle unas 20 toneladas. Al certificar este objetivo, la Autoridad
Comercial le permitiría acceder a cuotas o licencias de mercado para seguir
vendiendo otras 100 toneladas productos nuevos. Si no alcanza a ese target de
reciclaje, su cuota comercial sería restringida de acuerdo con el reciclado efec-
to logrado. Desde ya, que acepto que éstos balances o “clearing” de cuotas de
mercado determinadas por el volumen de reciclado efectivo logrado, deberán
ser muy transparentes para no alterar el funcionamiento del mercado ni a las
inversiones legítimas.
-- Determinar los estándares de tratamiento adecuados para el medio
ambiente y colaborando con la incipiente industria del reciclado. Hoy, ya
operan en todo el mundo certificaciones que evalúan todo el proceso de gestión
del RAEE (Rios, R2 y e-Stewards), para determinar si se cumplen ciertos es-
tándares de seguridad, higiene y medio ambiente. Veamos, un RAEE se puede
disponer en un relleno de seguridad, o bien, se puede incinerar cumpliendo
todas la normas ambientales, sea, siendo legal y certificando al disposición
final. Pero, sin duda, las mejores prácticas involucran como ya mencionáramos
las 3R: reuso vía re-acondicionamiento, reciclado (desmontaje, segregación y
acondicionamiento par venta) y refinado de metales-recupero de materiales.

-- Por último, otro modo quizás más conflictivo de potenciar la REP será regu-
lando la “minería inversa”. O sea, evitando su ingreso a basurales munici-
pales o rellenos sanitarios de los RAEE, una modalidad adoptada no sólo en
EEUU, sino que en regiones como el Área Metropolitana de Buenos Aires, la
CEAMSE que opera los rellenos sanitarios restringe el ingreso de RAEE en los
camiones de residuos sólidos urbanos. La REP también explica el uso de uno
de los instrumentos informativos —el etiquetado— y brinda un breve análisis
general de los instrumentos económicos.

Cuando son implementados en los Sistemas Integrados de Gestión de RAEE,


opina Lindqvist, “el valor de estos instrumentos debe ser analizado en base a
su contribución a los objetivos próximos al productor o aquellos próximos al
consumidor. El desarrollo de un programa REP puede aprovechar la división
administrativa existente -el control de la producción y de la gestión de residuos
por lo general es competencia de diferentes autoridades- adaptando los estándares
globales emergentes en el área de restricción de sustancias al sistema de estándares
de producción, a la vez que permite más tiempo para desarrollar una legislación
sobre RAEE. Esta división también permite a los legisladores combinar las fortalezas
de los enfoques selectivos y los abarcativos, al contar con un alcance amplio para
actividades orientadas a los productores y con un alcance selectivo para actividades
orientadas a los consumidores”.

/ página 69

protomastro ok.indd 69 16/08/13 17:56


protomastro ok.indd 70 16/08/13 17:56
Minería Urbana y la gestión de los RAEE

3 | Cómo poner en marcha los sistema de gestión de RAEE

En el presente capítulo analizaremos diversos lineamientos para poner en marcha los


Sistemas Integrados de Gestión de RAEE. En éstos conceptos, ideas y lineamientos
operativos nos orientaremos hacia la participación que tendrán tanto los Productores,
como los Consumidores y Autoridades de Aplicación. En tal sentido, en el Documento
“Lineamientos para la Gestión de los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos
en Latinoamérica; resultados de una Mesa Regional de Trabajo Público-Privado”,
coordinados por la Plataforma Relac-Sur de la Dra. Uca Silva6, se recomienda a los
gobiernos de América latina que desarrollen las siguientes acciones relacionadas con
el sistema de gestión integral de RAEE:

 Definir los criterios generales para el establecimiento del sistema de gestión


integral de los RAEE, teniendo como orientación los estándares ambientales
internacionales en la materia.

 Determinar metas de recolección y reciclaje de RAEE progresivas y escalona-


das, fundamentadas en datos oficiales, información real y en consenso con las
partes involucradas

 Fijar instancias de control y monitoreo sobre el sistema de gestión. Asegurar


el cumplimiento de la legislación, mediante inspección, vigilancia y control
de todos los actores que deben estar involucrados en el sistema de gestión,
evitando la competencia desleal.

 Crear y gestionar un sistema de registro de productores, y de autorización y


fiscalización de gestores de RAEE.

 Desarrollar y potenciar el uso de instrumentos económicos y financieros que


incentiven la operación del sistema de gestión integral de RAEE. Dichos ins-
trumentos pueden provenir del sector público, privado o internacional, y serán
consecuentes con la realidad económica, jurídica y social del país.

 Desarrollar e implementar soluciones consensuadas para el financiamiento de


los RAEE de equipos huérfanos e históricos.

 Promover la integración de sectores informales (cartoneros, chatarreros, “su-


cateiros”) asegurando que la gestión de los RAEE se desarrolle de manera am-
bientalmente adecuada, incorporando buenas prácticas de gestión ambiental,
producción más limpia y capacitaciones.

6 Plataforma Relac (2011) Lineamientos Para la Gestión de los Residuos de Aparatos Eléctricos y Elec-
trónicos en Latinoamérica: Resultados de una Mesa Regional de Trabajo Público - Privado

/ página 71

protomastro ok.indd 71 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

Más allá de la integración de los Municipios o entes Oficiales, Productores,


Gestores y Operadores dentro de la conformación y operación de los Sistemas
Integrados de Gestión de RAEE, resulta fundamental involucrar a los Usuarios finales
o Consumidores. Ya sea mediante la educación formal o no forma, utilizando los
medios de comunicación masivos, con promociones en punto de venta o punto verde,
o con premios y descuento para los que devuelven los RAEE.

Los métodos coercitivos como pueden ser multas e infracciones municipales son una
herramienta extrema y, a mi criterio, de bajo efectividad, ya que cuando un usuario
final deja un RAEE en su vereda inmediatamente un cartonero o “sucateiro” lo
recolectará para desguazar y vender sus metales o plásticos. Muchas de las prácticas
de gestión informal y callejera deslinda la responsabilidad legal de los Productores,
liberan la conciencia de usuario final (de doy a cartonero para que lo haga plata), pero
crean graves problemas de dispersión de la contaminación.

Dejar los RAEE en la vereda y permitir una gestión informal de éstos desechos es
barrer debajo de la alfombra, propio de una visión de corto plazo e insalubre para
las personas y el ambiente. Los gobiernos deben promocionar la formalización del
sector informal en cuanto a la gestión del conjunto de los residuos sólidos urbanos,
incluyendo los RAEE, para evitar que los desechos recolectados de las veredas
sean vectores de contaminación para los cartoneros/chatarreros informales de éste
sector, evitando que se dispersen sustancias peligrosas por una manejo responsable,
inseguro y riesgoso (prácticas como roturas en la calle de TV de rayos catódicos,
fotocopiadoras o heladeras, liberan sustancias en la vía pública riesgosas por contener
mercurio, cadmio, plomo, bromo y otras corrientes peligrosos).

IDEA FUERZA: LOS SIG-RAEE SÓLO FUNCIONARÁN Y SERÁN


SOSTENIBLES SI SON MASIVOS Y SI CONSISTEN EN EL ENVÍO O
ENTREGA, A CUENTA Y CARGO DEL USUARIO FINAL DEL APARATO,
HASTA EL PUNTO VERDE. ÉSTA TAREA DE LLEVAR O ENTREGAR AL
SISTEMA INTEGRADO DE GESTIÓN DEBE CONVERTIRSE EN UNA
RUTINA CÍVICA, MÁS ALLÁ DEL DESCUENTO O VALOR ECONÓMICO
QUE ME PUEDEN DAR POR LA DEVOLUCIÓN O ENTREGA DEL
DESECHO. INSISTO Y SEÑALO, INICIALMENTE SE PUEDE PREMIAR
LA CORRECTA GESTIÓN DE LOS DESECHOS ELECTRÓNICOS, PERO
LUEGO, LA DEVOLUCIÓN POSCONSUMO DE APARATO ELECTRÓNICO
DEBE SER UN HÁBITO COMO RESPETAR LAS SEÑALES DEL
TRÁNSITO, CONECTARME A LA RED DE SANITARIA/CLOACAL O
SACAR LA BASURA DOMÉSTICA EMBOLSADA Y A CIERTO HORARIO.
SIN DUDA, CONVERTIR EN UN HÁBITO A LA GESTIÓN DE LOS RAEE
SERÁ UN GRAN DESAFÍO INTERDISCIPLINARIO Y MULTISECTORIAL
EN LA CUAL DEBEN COLABORAR PRODUCTORES, EL ESTADO Y LOS
PROPIOS GESTORES DE LOS RAEE.

72

protomastro ok.indd 72 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

Está claro que, para lograr participación ciudadana los gobernantes, la industria de
Gestores y Operadores de RAEE, y los Productores se tienen que desarrollar uno o
varios Sistemas Integrados de Gestión que maximicen los volúmenes de recolección
y permitan bajar los costos, dentro del cumplimiento mínimo de estándares de
higiene, seguridad y protección ambiental. Y los SIG-RAEE deben trabajar para
lograr ganarse la voluntad del consumidor. Es excluyente el rol del consumidor-
usuario final de separar éstos desechos en sus casas u oficinas, transportarlos hasta
los sitios designados por SIG y no mezclarlos con las corrientes de residuos sólidos
domiciliarias o en la vía pública.

El logo de la gestión de los RAEE es el “tacho tachado”. Todos los integrantes del
Sistema de Gestión deben participar en campañas para impulsar la práctica cívica y
empresarial que los residuos electrónicos no tienen que tirarse al tacho de basura para
que los recolecte el camión municipal de residuos sólidos indiferenciados. Una vez
mezclado y contaminado con el resto de los residuos y compactados en el camión de
basura municipal, ya no, no se podrán reciclar, valorizar ni recuperar. Es lo más fácil
para el vecino, pero es lo más costoso para el Planeta seguir enterrando materiales
tan valiosos como contaminantes. Insistimos, tachar el tacho, segregar los residuos
en casa y caminar, una o dos veces al año, hasta un punto RAEE es un pequeño paso
para cada persona, pero será un gran paso para la Humanidad.

Logo universal de la gestión de RAEE. El usuario final del aparato, sea el Es-
tado, empresas privadas o un consumidor, debe separar los desechos
electrónicos y llevaros a sistemas o puntos para su recupero, reciclado o
tratamiento. Una vez mezclados con la basura doméstica, pierden valor
de reciclado y serán enterrados en un proceso denominado minería inver-
sa, desperdiciando metales y plásticos.

Para ganar la voluntad del consumidor o usuario final, será fundamental la creatividad
conjunta de los gobiernos locales o el Estado Nacional y los Productores para lograr

/ página 73

protomastro ok.indd 73 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

que el usuario final se tome el trabajo de llevar su equipo usado a la cadena de Sistema
Integral de Gestión de RAEE. Para el Mercosur, esto no es inédito, ya que como
región se cuentan con una de las mayores tasas mundiales de recupero de envases de
vidrio y aluminio (Brasil es líder mundial en el reciclaje de latitas da aluminio, y en
Argentina poca gente va a comprar gaseosas o cerveza sin llevar su botella vacía).
Ahora hay que internalizar en la cultura la segregación de los RAEE de la basura
doméstica y su envío a los Puntos de Recepción de los Productores, Puntos Verdes,
Centros Municipales o plantas de Gestión de RAEE.

Si todos hacemos un esfuerzo, podemos sacar de nuestras casas, oficinas y depósitos


toda la chatarra electro-electrónica y acercarla a los puntos de recolección para el
reciclado. Y si por ello obtenemos un beneficio económico, aunque más no sea un
descuento mínimo en la compra de nuevo aparato, podemos integrar la ecología con
la economía del bolsillo. Seremos seres sustentables (Homo sapiens sustentables)
cuando consideremos en nuestras decisiones los costos ecológicos y económicos
del riesgo de la contaminación y de los pasivos ambientales que implican seguir
enterrando los RAEE, así como la vulnerabilidad a la que nos exponemos al seguir
dependiendo sólo de las fuentes primarias para reponer el petróleo y los minerales
que perdemos al quemar o enterrar los equipos al final de su ciclo de vida.

3.1 | Estándares mínimos para la Industria de Gestión de RAEE

Supongamos que ya implementamos un marco jurídico y legal para que los


Productores participen en la cadena de valor de la Minería Urbana y convencimos
a los consumidores de no tirar al tacho de basura los RAEE y arrimarlos hasta un
punto verde, punto de venta o lugar de acopio para su gestión. Entonces ya separados
los desechos electrónicos del resto, creamos la “materia prima” para los gestores de
RAEE. Pero, ¿cuáles son los lineamientos, estándares y procedimientos operativos
exigibles a éstas Plantas? ¿Cuáles son las buenas o mejores prácticas a adoptar? ¿Qué
tecnología requieren? ¿Cómo controlo sus emisiones, efluentes o los desechos que no
puedan ser valorizados?

Antes que nada, los países del Mercosur tendríamos que, desde nuestra realidad
histórica, cultural y económica, armonizar nuestros propios procesos y estándares
operativos de los Sistemas Integrados de Gestión. Éstos sistemas así como las Plantas
de RAEE deberán cumplir con las normas pre-existentes y acuerdo nacionales en
materia ambiental, sanitaria, laboral e impositiva. Y desde esos marcos ya establecidos,
considerar las directrices internacionales en cuanto a su desempeño operacional y
en el manejo del riesgo ambiental. Estos marcos jurídicos y lineamientos operativos
deben considerar las realidades de las cooperativas, chatarreros u operadores de
residuos, en el camino de crear Sistemas Integrados que adopten buenas prácticas
ambientales y las mejores tecnologías disponibles.

Los integrantes o actores de los SIG-RAEE deberán cumplir con la legislación


vigente para el transporte de todos los equipos, componentes y materiales de RAEE.

74

protomastro ok.indd 74 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

En caso de subcontrataciones con terceros, éstos también deberán cumplir con las
autorizaciones regulatorias necesarias. Considerando los riesgos de la actividad,
como el manejo de residuos con categorías sometidas a control (metales pesados,
PCB) se debe prever y controlar el riesgo de contaminación del personal o el riesgo
de incendio, entro otros.

Los SIG-RAEE deberán contar con seguros de responsabilidad tanto civil como
ambiental que cubran los posibles riesgos de daño a sus empleados y la contaminación
ambiental que pueden dejar como pasivos en su sitios operativos o durante el
transportes de los RAEE. Los montos asociados a éstos seguros deben ser acordes
estrictos anco-Ne incluya el reciclado,unta;o procesopara su re-uso;tratamiento
y disposiicesas de servicios y los propios empleados autar lálisis de riesgos por
daños en el personal, al pasivo ambiental a generar y al tamaño de las operaciones
de la empresa. Recientemente los países del Mercosur han comenzado a regular los
requerimientos del Seguro Ambiental Obligatorio y los montos mínimos de la entidad
suficientes para generar pólizas que recompongan el daño ambiental.

Las Plantas de Gestión de RAEE deben contar con auditorías ambientales y de


riesgo laboral, y asegurar tanto las instalaciones como a los trabajadores que están
expuestos al manejo de ciertas sustancias o desechos que pueden ser riesgosos para
su salud y el entorno ambiental. Como por ejemplo se pueden medir y hacer análisis
de riesgo ambiental para la gestión de desechos como el mercurio y cadmio de tubos
fluorescentes o tubos de rayos catódicos o berilio, bromo o el plomo de las plaquetas;
PCB de transformadores; materiales radioactivos o patogénicos de desechos de
Aparatología Médica.

En tal sentido, estas plantas requieren contar con servicios de Higiene y Seguridad
Laboral, capacitaciones técnicas y equipos de contingencia. Las plantas de los
SIG-RAEE además, deberán mantener y certificar el funcionamiento y emisiones
de aparatos tales como molinos, trituradores, separadores de e-scrap (vibradores,
separadores magnéticos, de corrientes tipo Eddy Current), prensas, equipos de corte
autógenos, compresores, auto-elevadores, equipos de limpieza de tubos de rayos
catódicos o luminarias. Las plantas y transportes de logística reversa que formen
parte de los SIGRAEE deberán contar con programas de capacitación adecuados
y apropiados para su personal, de acuerdo con los lineamientos y tecnologías que
apliquen al interior de su empresa o durante el transporte.

El Taller Regional de RAEE organizado por la Plataforma Relac y que contó con
el auspicio del Centro Regional del Convenio de Basilea para América del Sur
(BRCB-LA) y el IDRC (International Development Research Center) de Canadá y
la participación de empresas como Dell, Sony, Nokia, IBM y Lenovo, recomiendan a
los SIG-RAEE y planta de gestión de RAEE, la adopción de los siguientes estándares
mínimos:

 Llevar un registro de los flujos de equipos, componentes y materiales que pa-


san por sus instalaciones, incluyendo a aquellos materiales que son luego en-

/ página 75

protomastro ok.indd 75 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

viados a otros destinos, a fin de asegurar la trazabilidad de los RAEE durante


todo el proceso de gestión.

 Contar con una infraestructura para almacenar los equipos, materiales y com-
ponentes de manera adecuada, sin generar riesgos para la salud y la seguridad
de los trabajadores o del medio ambiente.

 Desarrollar acciones continuas de identificación, evaluación y control de la


operación de los gestores a fin de prevenir la posible contaminación ambiental
ocasionada por las emisiones, efluentes y residuos sólidos resultantes del ma-
nejo de las actividades relacionadas con los RAEE.

 Mantener un programa de seguridad que controle el acceso a la totalidad o a


partes de la instalación de una manera y en un grado apropiado dado el tipo de
manejo de cada equipo

 Adoptar todas las medidas prácticas para dirigir adecuadamente el funciona-


miento de equipos y componentes para su reutilización.

 Separar, a través del desmontaje manual o la transformación mecánica, los


equipos, componentes y materiales que no estén dirigidos a la reutilización y
entregarlos a las instalaciones de recuperación técnica adecuadamente equi-
padas.

 El consumidor es el primer responsable de la destrucción de los datos conteni-


dos en los AEE. Se sugiere que los gestores lleven a cabo los procedimientos
adicionales para la destrucción de los datos en sus procesos de reacondiciona-
miento y reciclaje.

 El gestor deberá asumir el compromiso de no utilizar inadecuadamente la in-


formación que eventualmente se encuentre en los equipo.

 Los Gestores u Operadores de RAEE deberán estar en empresas o cooperativas


formalizadas, autorizadas y registradas como requisito para participar en el sis-
tema de gestión de RAEE y cumplir con los estándares técnicos, ambientales y
de calidad que se establezcan para la gestión de RAEE.

 Asegurar el adecuado procedimiento en el reacondicionamiento de los


equipos manteniendo criterios de calidad del producto original.

3.2 | Lineamiento para la Gestión de Equipos Donados

Muchos países, como la Argentina y Brasil, son reacios a recibir donaciones de


Aparatos Eléctricos y Electrónicos usados, porque su ciclo de vida es más corto y
compite con la industria productora o ensambladora local. Éstas donaciones pueden
convierte en RAEE rápidamente. Sin embargo, es una realidad que en América

76

protomastro ok.indd 76 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

latina hay una gran cantidad de ONGs, cooperativas, o incluso emprendimientos


Gubernamentales -tales como el colombiano Computadoras para Educar o el
argentino Centro de Reacondicionamiento de Computadoras del Consejo Federal de
Inversiones y la Fundación Equidad- que tienen por trabajo extender la vida de las
computadoras y monitores para después donarlos a programas de inclusión digital.

Ante todo, reconozcamos es una realidad que los Programas de Reacondicionamiento


de Computadoras han encontrado con la “gran competencia”, en los programas como
Conectar Igualdad o One-Computer-per-Child, con sus entregas masivas de netbooks
a estudiantes. Por ejemplo, en los últimos cuatro años en la Argentina se han entregado
más de 3 millones de netbooks del Programa Conectar Igualdad, mientras que en los
talleres de reacondicionamiento del Tercer Sector no llegan a re-acondicionarse más
de 20.000 equipos donados, siendo su impacto en el mercado de IT bajo o nulo,
pero siempre las donaciones de equipos tienen altísimo en cuanto a inclusión social,
considerando la capacitación de los talleres de re-acondicionamiento como el propio
impacto de cada donación de equipos, en excluidos o rezagados de la Era Electrónica
y Digital.

Con el tiempo y considerando la relevancia ambiental del re-acondicionamiento o


remanufactura para reuso de los equipos informáticos, debería haber un mix entre
equipos reacondicionados y equipos nuevos para hacer sostenibles estos programas
oficiales de entrega de equipos a estudiantes. Dentro de ciertos estándares, un libro
usado es tan bueno como un libro nuevo, al igual que una computadora usada
reacondicionada y con cierta velocidad, es tan buena como una usada. Además, será
un gran desafío para el Estado gestionar los desechos generados por los programas
OCPC o el argentino Conectar Igualdad, dando dos señales claras:

-- Por un lado, el Estado como promotor de la extensión del ciclo de vida de las
netbooks entregadas a los estudiantes, proveyéndolos tanto de capacitación
para su up-grade o extensión del ciclo de vida de los RAEE.
-- Por el otro, el Estado haciéndose responsable de volúmenes masivos de los
RAEE que ya tienen éstos programas. Es decir, el Estado como donante de
computadoras debe incluir la gestión post-uso de las netbooks, generando valor
en el recupero de equipos, piezas, repuestos o las materias primas.
Según los lineamientos del Taller liderado por Plataforma Relac y el Centro
Regional de la Convención de Basilea junto con el IRDC, recomiendan que los
Centros u ONGs dedicadas a la Donación de Equipos Usados reporten el destino final
y uso de las unidades recibidas por donación. Los RAEE que son generados por estos
centros por el reacondicionamiento, siempre deberían ser gestionados por SIG-RAEE
y reciclados de forma adecuada. Una ONG o un Centro de Donación se convertirá
en Productor si, al momento de desarrollar su actividad, introduce al mercado por
primera vez un AEE usado.

El donatario (quien recibe el equipo usado para su reuso o reacondicionamiento) se


debe considerar como consumidor de un AEE, teniendo las mismas obligaciones y

/ página 77

protomastro ok.indd 77 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

responsabilidades que éste. En tal sentido, se deben fijar dentro del Mercosur ciertas
políticas claras frente a la importación de AEE para el reuso o reacondicionamiento.
Si se permiten dichas importaciones, los importadores serán considerados como
Productores y deberán cumplir con todas las obligaciones derivadas de esta condición
y hacerse cargo de la Responsabilidad Extendida de sus productos.

En tal sentido, hay experiencias que los donantes, además de la entrega del AEE han
colaborado con un aporte equivalente a la eco-tasa de gestión de RAEE que pagan en
sus países. Es decir, obtienen fondos del SIGRAEE de sus países desarrollados para
acompañar con efectivo las donaciones a las ONG de centros de reacondicionamiento
que actúan de donatarios en países en desarrollo.

3.3 | Restringiendo sustancias contaminantes en los AEE

Una cuestión relevante a la hora de gestionar y valorizar los RAEE, es la restricción


o prohibición en el uso de sustancias contaminantes en la manufactura de AEE, como
los metales pesados que son sustancias tóxicas o cancerígenas. Dichas sustancias
pueden hacer que el valor de un plástico contaminado por bromo pase a tener un
costo por su tratamiento U$ 1,50 el kilogramo, a poder valorizarse como insumo de
un nuevo proceso con un precio de venta por reciclado de U$ 0,60 por kg.

Veamos, si los constituyentes segregados de los RAEE tienen niveles de


contaminación regulados por ley, su tratamiento tendrá asociado un costo de
tratamiento o termo-destrucción. En éste caso, el Gestor del RAEE tendrá que pagar
dicho tratamiento. Por el contrario, si la pieza o materia prima no está contaminada
y tiene mercado demandante, el Gestor lo podrá valorizar y vender al mercado local
o global. Esto hace complejo al mercado de RAEE, entre costos de gestión, costos
de mano de obra, costos de tratamiento, costos logísticos y utilidades generados en la
venta como materia prima. Los SIGRAEE, así como las autoridades de control deben
trabajar con expertos en éstos temas para comprender los esquemas de eco-tasas,
impuestos y tarifas del sector.

En trabajos al detalle en plantas con alta tecnología para la gestión de RAEE, se


pueden lograr tasas de recupero y valorización de hasta el 90% del peso gestionado
(mayormente metales ferrosos, metales no ferrosos, ciertos plásticos, vidrios, motores,
plaquetas y baterías). Pero los materiales y piezas obtenidas en la minería urbana
tienen que ser valorizadas por una industria demandante que tenga la tecnología para
procesarlas.

Una planta de RAEE uede “cosechar” vidrios activados, plaquetas electrónicas o


baterías de litio, pero si su envío a una planta de refinado no paga mi gasto en logística
reversa, mano de obra, acondicionamiento y envío, me resultará muy difícil seguir
trabajando. O si la presencia de ciertos contaminantes en el tubo de rayos catódicos,
los gases del poliuretano de las heladeras o el bromo en los plásticos le quitan valor,

78

protomastro ok.indd 78 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

entonces el SIGRAEE debe pagarle éste costo a la planta, y de allí a la ecotasa para el
desechador final o el Productor.

En tal sentido, las Autoridades Ambientales deben restringir el uso de sustancias


contaminantes no sólo para cuidar la salud de los recicladores, sino para que esos
residuos se puedan valorizar. Puede ser que el costo inicial sea más alto, pero para la
economía y la ecología general, será más bajo y sostenible. Los Estados, y esto es algo
que debe ser considerado en los proyectos de Ley, los países miembros del Mercosur,
deben diferenciar entre los materiales de RAEE para valorizar y los materiales para
disponer, facilitando y priorizando toda la cadena de valor del reciclaje sobre la cadena
del “desvalor” de la incineración y posterior entierro. Minería urbana sí, pero minería
inversa (enterrar metales y plásticos en rellenos sanitarios), no. Definitivamente no.
Y para ellos, el Mercosur debe acordar políticas comunes y la adopción de Buenas
Prácticas y Econormas conjuntas.

Algunos países o jurisdicciones de América latina han comenzado a restringir la


presencia de sustancias altamente contaminantes en los AEE, tomando como norma
de referencia a la Directiva europea 2002/95/CE, que impone ciertas restricciones a
la utilización de determinadas substancias peligrosas en AEE. Esta directiva toma en
consideración el desarrollo técnico en la industria de fabricación de AEE, a la hora
de considerar nuevas prohibiciones o restricciones al uso de determinadas sustancias
peligrosas y su sustitución por sustancias alternativas de bajo o nulo riesgo para la
salud y el ambiente.

En el caso europeo, la legislación llamada RoHS (Restricción de Sustancias


Peligrosas) se encuentra en un estado muy avanzado. Para el cumplimiento de esta
Directiva, los distintos países están siguiendo estos objetivos en diversas formas,
respondiendo y adecuándose a los contextos. A menudo se hace mención a la
Directiva de Restricción de Sustancias Peligrosos como la directiva “libre de plomo”,
pero restringe el uso de las siguientes seis sustancias:

• Plomo.
• Mercurio.
• Cadmio.
• Cromo VI (también conocido como cromo hexavalente).
• PBB y PBDE, que son las sustancias retardantes de la llama usadas en algunos
plásticos como la plaqueta madre o “motherboard” que trabajan a altas tempera-
turas y podrías prenderse fuego.

Las concentraciones máximas fijadas mediante la enmienda 2005/618/CE de la


Unión Europea, tomadas como referencia por las normativas de gestión de RAEE a
nivel mundial, son:

• 0,1% para plomo, mercurio, cromo VI, PBB y PBDE del peso en materiales

/ página 79

protomastro ok.indd 79 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

homogéneos: en 1000 kg de un aparato X, puede tener hasta 1 kg total de plomo,


mercurio, etc.
• 0,01% para cadmio del peso de material homogéneo, esto es, en 10.000 kg de un
aparato X, puede tener un 1kg de cadmio total.

El concepto de material homogéneo significa que los límites no se aplican al


peso del producto final, o al del componente, sino que a cada sustancia que puede
(teóricamente) ser separada mecánicamente, como por ejemplo, el aislante de un
cable o el estañado del terminal de un componente.

Por ejemplo, una radio que pese 500 gramos, se manufactura ensamblando una
caja, con tornillos, arandelas, una tarjeta electrónica y altavoces. Las plaquetas
electrónicas están formadas por el circuito impreso, circuitos integrados, resistencias,
interruptores, etc. El interruptor está formado por su encapsulado, una palanca, un
resorte y contactos, entre otros elementos. El contacto podría estar constituido por
una tira de cobre con un recubrimiento. Todo lo que pueda ser identificado como un
material diferente debe satisfacer el límite.

De esta forma, si el recubrimiento de la tira de cobre del interruptor fue recubierto


con oro en aleación con 0,23 gramos cadmio, entonces la radio completa no cumpliría
con los requerimientos de la directiva, ya que tendré 0,046% de cadmio en el aparato,
cuando la Autoridad de la UE sólo permite que tuviera 0,01% de máximo en peso
homogéneo. Para ésta caso, se excluye el contenido de cadmio que pudiera tener una
pila de níquel cadmio. Si bien esto puede resultar arbitrario y complejo, el bloque del
Mercosur también debe estar atento a estas regulaciones como al RoHS para evitar
que ciertas barreras para-arancelarias dejen sin mercado a los aparatos electrónicos
manufacturados en el Bloque, al no adecuarse a estas restricciones.

3.4 | Las penas son de nosotros, las vaquitas son ajenas

La gran canción de don Atahualpa Yupanqui, El Arriero, plantea uno de los grandes
dilemas del medio ambiente. Las utilidades económicas no siempre contemplan las
externalidades negativas de los bienes y servicios que consumimos. Una vez que
introduzco en el mercado un producto, la Marca tienen el beneficio por su investigación
y desarrollo, por sus diseños y patentes, por su costos de producción y distribución
más el plus que gana. Pero, quien paga el final del ciclo de vida de éstos productos.
Las penas, en forma de pasivos quedan para el ambiente de todos, las utilidades, como
las vaquitas son siempre ajenas.

En la minería urbana, como en todo proyecto minero, se requieren inversiones.


Claro que no son tan costosas como en la minería convencional, pero ¿quién pone
el dinero para hacer girar la rueda de los Sistemas de Gestión que permitan hacer
la montaña de RAEE para procesar? No en todos los aparatos y dispositivos hay
suficientes materiales valorizables para hacer de este negocio una mina de oro.
Como sucede con el conjunto de los costos ambientales, pocos son los que quieren

80

protomastro ok.indd 80 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

asumirlos: las externalidades negativas, como las vaquitas, son ajenas… en tanto, los
pasivos ambientales, son de todos.

Esto es, ¿cómo involucramos a los actores para maximizar la cantidad de RAEEs
a procesar? y ¿cuáles deben ser sus tareas, procedimientos, procesos, indicadores
y controles?; ¿cómo impulsar y crear una industria atractiva, rentable y que adopte
buenas prácticas ambientales? En pocas palabras: ¿por dónde y con qué empezamos?
Dicho de otra manera, el dilema de qué es primero, ¿el huevo o la gallina? Algunas
respuestas:

1) Impulsar la Industria de la Gestión de los RAEE: esto es, crear incentivos para
desarrollar a los Gestores de RAEE, exigiéndoles vía normas y reglamentaciones la
adopción de buenas prácticas ambientales y una producción más limpia; reconvertir a
cartoneros y chatarreros en gestores profesionalizados de RAEE; involucrar a los Ope-
radores de residuos urbanos o peligrosos en ésta nueva corriente de desechos; promo-
ver a Universidades y Centros de Investigación para desarrollar soluciones tecnológi-
cas, y atraer inversiones para una Industria del Reciclado. En otras palabras, desarrollar
una Industria del RAEE que saldrá a “cosechar” toda la chatarra electrónica guardada
en hogares, oficinas y depósitos.

2) Potenciar un mercado que demande la Gestión de los RAEE: esto es incentivar o


maximizar el uso de material reciclado como insumo de nuevos procesos en una Eco-
nomía de ciclo cerrado. Sin lugar a dudas, las crecientes restricciones en la oferta de la
minería primaria, irán impulsando el desarrollo de la minería urbana. Pero si tachamos
el tacho y los RAEE no pueden ingresar más en los rellenos sanitarios, tendremos una
montaña de RAEE que atraerá las inversiones hacia el sector

A esta altura, en los países miembros del Mercosur ya opera, con mayor o menor
de formalidad o buenas prácticas, un competitivo ecosistema de cadenas de valor con
formato de empresas, ONGs y cooperativas que “cosechan” los desechos electrónicos
para re-acondicionarlos, repararlos, o bien, obtener valor como del conjunto de
rezagos o chatarras. Décadas de crisis económicas en la Región nos han enseñado
tanto a extender el ciclo de vida de los aparatos, autos y demás equipamientos, como
también a desarrollar industrias del recupero de materiales como hierro, aluminio,
cobre, plásticos u otro material proveniente de scrap o desechos.

ES LA HORA DE ADOPTAR, EN EL MERCOSUR POLÍTICAS E


INCENTIVOS PARA PROFESIONALIZAR, SUBIR LOS ESTÁNDARES,
ADOPTAR BUENAS PRÁCTICAS AMBIENTALES E INNOVAR EN
CUANTO A TECNOLOGÍA PARA EN LUGAR DE ENTERRAR O QUEMAR
MATERIALES ESTRATÉGICOS, LOS RECUPERO DE LOS RAEE,
LOS VALORICE, INDUSTRIALICE Y LOS EXPORTE AL MERCADO
INSATISFECHO DE LA ERA ELECTRÓNICA Y DIGITAL.

/ página 81

protomastro ok.indd 81 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

Cientos de miles de personas, e insisto, tanto en mercados formales como informales,


viven de la valorización de una amplia gama de descartes, sub productos o residuos
que tienen alguna demanda en los mercados locales o globales. Pero nuevamente,
cómo financiamos el salto en calidad y la adopción de nuevas tecnologías y buenas
prácticas para que logren ser exitosas en lidiar con los RAEE, no ya con corrientes
homogéneas de chatarra de hierro, o scrap de plomo, cobre o aluminio; sino con
desechos complejos conformados por un mix de materiales que pueden tener alto
valor, pero también corrientes de residuos sometidas a control por regulaciones
ambientales nacionales e internacioanles.

En tal sentido, el Centro Regional Basilea, el IRDC y las empresas líderes de


informática consideran que “es necesario crear un sistema de financiamiento de
forma transparente y sin ánimo de lucro que establezca criterios respecto de los
costos de gestión de los RAEE. Este sistema tendrá que considerar por lo menos los
costos asociados a la recolección, el transporte, la información al consumidor, el
reciclaje, la administración y el monitoreo y la auditoría de los actores principales,
así como las demás etapas involucradas en el sistema de gestión de los RAEE7”.

Además, podemos agregar que en su formulación, los SIG-RAEE consideren aspectos


tales como: el punto o momento de pago por la gestión de los RAEE; el desarrollo de
mercado o bolsas de residuos que usen como plataformas el BtoB o BtoC de Internet
tanto para retirar directamente desde hogares, empresas o Municipio a pedidos
del generado; el financiamiento con aportes del Estado, Cámaras Empresariales o
los propios Productores para el monto inicial del sistema de gestión propuesto; la
creación de fondos específicos para el financiamiento del sistema de gestión de RAEE
(tasas sobre aranceles de importación de equipos o piezas) y, además, que aseguren la
transparencia de los costos de gestión de éstos sistemas.

A fin de dar cumplimiento al principio de la REP, cada productor debe ser responsable
de financiar la gestión de sus RAEE, para lo cual el productor podrá optar por cumplir
dicha obligación individualmente o adherirse a un sistema colectivo o SIG-RAEE.
Cualquier mecanismo de financiamiento del sistema debe asegurar la participación
equitativa de todos los productores de AEE presentes en el mercado, así como una
gestión integral de todos los RAEE pertenecientes a las categorías descritas en el
presente documento.

Los productores de los aparatos y dispositivos electrónicos deberán presentar ante


las autoridades nacionales competentes un plan o sistema integral pos-consumo
que contemple un mecanismo de financiación sostenible, a fin de garantizar la
disponibilidad de recursos financieros para la gestión integral de RAEE. En cuanto
a los mecanismos que se adoptarán para la internalización de los costos de gestión
de RAEE, se recomienda flexibilidad en la elección de éstos considerando la mejor
adaptación a las necesidades y previo consenso con las partes involucradas.

7 Lineamientos para la Gestión de los Residuos de Aparatos Eléctricos Y Electrónicos (Raee)


En Latinoamérica: Resultados De Una Mesa Regional de Trabajo Público – Privado Marzo 2011

82

protomastro ok.indd 82 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

Uno de los mecanismos más usuales pos los Sistemas Integrados de Gestión de
RAEE es el cobro de una tasa anticipada de reciclaje e internalización de costos como
alternativas para el financiamiento de la gestión de los RAEE, no siendo éstas las
únicas modalidades. El sistema de financiamiento podrá elegirse en función de la
mejor adaptación a las necesidades y realidades de cada región, país o el Mercosur;
previo consenso de las partes involucradas.

Se debe permitir a los productores informar a los consumidores sobre los costos
de la gestión de RAEE ambientalmente adecuada. Desde el Centro Regional Basilea
“se recomienda que cada país, o el propio Mercosur, establezca los criterios bajo los
cuales estos costos deberán ser calculados y mostrados al público. Las políticas de
financiamiento deben considerar una gestión integral diferenciada para toda clase
de RAEE: nuevos, históricos o huérfanos. Cada sistema debe adaptarse a la situación
local y variables que intervienen”.

La gestión de los RAEE huérfanos e históricos es un problema común de los


sectores público y privado. Por lo tanto, desde el Centro Regional de Basilea y el
IDRC se “propone que la solución a ello responda a un consenso que determinen el
nivel de participación de cada actor involucrado y la financiación de la gestión de
estos desechos. En el proceso de diseño del sistema de financiamiento de la gestión de
RAEE se recomienda considerar la creación de incentivos tributarios o arancelarios
u otros instrumentos económicos destinados a aquellos actores que se comprometan
a asumir los costos de la gestión de los equipos históricos y huérfanos”.

3.5 | Analizando los impactos de la gestión de RAEE

Todas las actividades humanas dejan su huella ambiental y generan ciertos impactos
ambientales, los que pueden ser de corto o largo plazo; reversibles o irreversibles;
puntuales, zonales, regionales o globales; directos o indirectos. Los ecosistemas o
ambientes impactados pueden volver a su estado natural (resiliencia) o cambiar hacia
otro estado; se pueden remediar, sanear o controlar los impactos. Diversas ciencias e
ingenierías ambientales conformaron un paradigma conceptual, sistemas y procesos
o procedimientos para evaluar la huella de las actividades y prevenir, minimizar,
mitigar, controlar, revertir, remediar o monitorear dichos impactos ambientales.

La Era Electrónico-Digital, que a primera vista resulta poco contaminante y


superadora tanto de la Primera Ola (Revolución Agrícola) como de la Segunda
Ola (Revolución Industrial), también genera impactos ambientales de gran escala a
lo largo del ciclo de vida de los aparatos y los dispositivos electrónicos, desde la
obtención de la materia prima hasta su disposición final. En éste libro definimos la
huella de los RAEE como el conjunto de impactos ambientales asociados con:

-- Impactos ambientales y sociales generados a partir de la obtención de materias


primas para la manufactura de los Aparatos Eléctricos y Electrónicos y los insu-

/ página 83

protomastro ok.indd 83 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

mos energéticos o consumibles. Esto incluye a la extracción y procesamiento de


una amplia cantidad de los elementos de la tabla periódica, usados con la más
alta pureza como el oro o el cobre, o bien en aleaciones y materiales complejos.
Algunos son consumidos en altas cantidades como el hierro, el aluminio o el
cobre. En cambio, de otros sólo se incluyen algunas trazas. Por caso, el conteni-
do de ciertos metales como oro, paladio, platino, tierras raras como el tantalio,
galio y germanio, se mide en partes por millón o gramos por tonelada. También
se incluyen los plásticos de ingeniería que son hidrocarburos procesados. Tanto
las actividades extractivas de la minería como la industria petrolera siguen ge-
nerando importantes impactos ambientales y sociales, y muchos yacimientos
generan fuertes conflictos políticos y comunitarios,
-- Impactos ambientales y sociales asociados con la manufactura. Se considera
dentro de éstos a la contaminación ambiental generada por el uso de una gran
variedad de químicos, muchos de los cuales son conocidos por su utilización
exclusiva en la industria electrónica. Entre éstos se incluyen tanto químicos que
se encuentran en los productos de limpiezas de superficies, electro-plateado,
pegamentos, ácidos, bases y polímeros, para darles cualidades dieléctricas a los
transistores o a las terminaciones a los diversos componentes de los circuitos
impresos. Además muchos procesos de la producción electrónica consumen al-
tas cantidades de agua y filtros para evitar polvos en los ambientes productivos.
-- Impactos persistentes en el ambiente: algunos químicos presentes en los RAEE
se encontraron en las corrientes residuales de más de un sector. Entre ellos,
algunos grupos de químicos tóxicos y ambientalmente persistentes, tales como:
éteres de polibromo-bifenilos (PBDEs por sus siglas en inglés), ampliamente
usados como retardantes de llamas bromados para evitar que los plásticos de
las plaquetas tipo motherboard o las carcasas o housing se prendan fuego; ade-
más de ftalatos, usados como suavizantes en plásticos (plastificadores), algunos
solventes clorados y metales pesados de la síntesis de compuestos complejos o
aleaciones de los AEE.
-- Impactos ambientales y sociales durante el uso o consumo de los AEE. Entre
éstos, se incluyen tanto los impactos por el consumo de energía (variable en
función de la eficiencia energética de cada aparato); así como por el uso y re-
cambio de consumibles (tóner, cartuchos, pilas, baterías, motores, compresores,
lámparas o tubos fluorescentes, entre otros) y diversos repuestos.
-- Impactos ambientales al final del ciclo de vida. Esto tienen que ver con la co-
rrecta o incorrecta gestión de los RAEE. Incluye a todos los impactos que pue-
den generarse tanto con el retiro, transporte, recupero, reciclado, refinado y dis-
posición final de cada una de las partes o constituyentes. Este trabajo abordará
esos impactos.

3.6 | ¿Cuál es impacto ambiental de mi teléfono celular?

Al momento de terminar de editar este libro, veo una noticia impactante. En todo
el mundo, ya hay tantas líneas de telefonía celular como habitantes. Esto es, más

84

protomastro ok.indd 84 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

de 7.000 millones de líneas, con ventas acumuladas de más de 20.000 millones de


teléfonos. En la Argentina estamos en la vanguardia con 60 millones de líneas de
telefonía celular, es decir, 1,5 celular para cada uno de los 42 millones de argentinos.

Considerando al conjunto de RAEE, los teléfonos son poco significativos en cuanto


a peso. Si desecháramos uno teléfono celular cuyo peso es de 160 gramos, en la
media anual aportaría 80 gramos, contra el promedio argentino de 3.000 gramos o 3
kg., una cifra que parece poco importante. En comparación, una heladera de 60 kg.,
que supongamos tiene un ciclo de vida 10 años para uso de una familia tipo de cuatro
personas, le sumaría 60 kg. dividido cuatro; esto es unos 15 kg., que dividido por
10 años, da 1,5 kg. por año por cada integrante de la familia (Huella RAEE de una
heladera = 60 kg/4 p/10 años = 1,5 gramos/persona po año, versus un celular = 160
gramos/2 años = 80 gr /persona).

Pero, veamos cuánto le cuesta al planeta cada teléfono celular, tanto en recursos
naturales como en energía. Esto es la huella del celular. Según un estudio del Instituto
de Tecnología de Massachusetts (MIT) y el Instituto Suizo de Materiales -EMPA8- un
teléfono de peso promedio de 169 gramos, impacta:

-- 60,75 gramos corresponden a plásticos de ingeniería (ABS, HIPS, acrílicos)


que contienen en promedio cada teléfono tienen una “mochila ecológica” que es
equivalente a 13.061 gramos o 13 kg. de materia prima. Es decir, petróleo trans-
formado. Además, cada tonelada de plásticos de ingeniería consume 4 toneladas
minerales, 207 metros cúbicos de agua y 4 metros cúbicos de aire; así como 99
MJ de energía por kilogramo.
-- Los 7,06 gramos de resina epoxi de las plaquetas del teléfono celular, tienen
una mochila ecológica de 2.188 gramos, ó 2,19 kg.; requieren de 14 toneladas
de materia prima-tonelada de producto, 290 metros cúbicos/T de resina epoxi y
6 metros cúbicos de aire, con un consumo energético de 83 MJ/kg de producto.
-- El oro presente es de amenas 0,04 gramos, pero implica en consumo 126.828
gramos de piedra en forma directa, 540.000 gramos en forma indirecta y 2 mi-
llones de gramos (2.000 litros) de agua.
-- Los 13,43 gramos de aluminio, requieren unos 14.718 gramos ó 14,7 kg. de
mineral de aluminio. Por cada tonelada de aluminio comercial se consumen 37
toneladas de mineral de aluminio, 1.048 metros cúbicos de agua y 11 metros cú-
bicos de aire, con requerimiento energético de 194 MJ/kg de producto primario
y 24 MJ/kg, si fuera aluminio reciclado.
-- En el siguiente cuadro está todo el desglose de la Huella RAEE y los impactos
de un telque agrupan entre otras a la cto de un celular:kg de RAEE por c/u).
parece poco importante. Peroncimados por un mix de materialeséfono celular
con batería, de un promedio de teléfonos celulares:

8 Report of the Technical Inspectorate SENS, SWICO Recycling, SLRS 2011. Gobierno de Suiza

/ página 85

protomastro ok.indd 85 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

Material Contenido Mochila Consumo Consumo Consumo Consumo


en gramos ecológica de de agua (T de aire (T de energía
en gramos minerales requerida requerida primaria
(T por T por T MJ/kg
requerida Producida) Producida)
por T
Producida)
Plásticos 60,75 13.061 4 207 4 99
Resina epoxy 7,06 2.188 14 290 6 83
Fibra de 4,87 501 6 95 2 15
vidrio
Cristal 4,75 76 3 12 1 15
líquido
Hierro 4,16 923 14 205 3 73
Aluminio 13,43 14.718 37 1048 11 194
Cobre 19,06 13.688 349 367 2 60
Oro 0,04 126.828 540.000 2.000.000 500.000 312.776
Plata 0,24 11.561 7.500 30.000 10.000 6.738
Silicio 0,87 14.733 2.000 10.000 5.000 6.738
Litio 1,17 42 6 20 10 514
Manganeso 9,93 2.114 17 194 2 0,25
Níquel 1,17 484 141 233 41 187
Grafito 9,34 3101 20 306 6 68
Electrolitos 11,68 1623 3 134 2 39
Otros 21,25 962.741 15.000 30.000 300 39
(incluye
tierras raras)
Total 169,77 1.168.741

86

protomastro ok.indd 86 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

3.7 | Aportes de las ciencias ambientales a la gestión de los RAEE

Las Ciencias Ambientales (que agrupan entre otras a la ecología, la ingeniería


sanitaria, la ingeniería ambiental, la geología ambiental y la geología ambiental) se
dedican a estudiar y desarrollar soluciones para mitigar, controlar, revertir, monitorear
o remediar los impactos ambientales de las actividades humanas. Pero cabe aclarar
que ni los ecólogos ni los ingenieros ambientales hacemos milagros. Dependiendo de
la intensidad, extensión y perduración de un impacto ambiental, será técnicamente
factible o imposible volver al estado original.

El Riachuelo, en Buenos Aires, o el Tieté en Brasil podrán ser saneados y remediados


hasta ciertos niveles aceptables con la vida de fauna y flora, pero no volverán a los
cursos preexistentes a los procesos de industrialización del siglo XX de ambos países.
Podemos sanear y controlar las emisiones o lixiviados de los rellenos sanitarios de
San Pablo o el gran Buenos Aires, pero luego de enterrar y apisonar millones de
toneladas de residuos, nos volverán a su estado natural. Todo desarrollo económico y
crecimiento poblacional y social implican una mayor presión y consumo de recursos
naturales. El tema, para lograr un desarrollo sostenible es planificar nuestro desarrollo
y a mitigar sus impactos para hacerlo sostenible, inclusivo y que permita erradicar la
pobreza, marginación y degradación ambiental.

Cuando una región o un país decide “sacrificar” una superficie de terreno como
relleno sanitario o de seguridad para desechos industriales; o cuando una montaña
perforada y dinamitada para construir un “open pit” necesario para hacer la minería
a cielo abierto; éstos terrenos y sus ecosistemas asociados jamás volverán al estado
previo al de la intervención humana.

Es por ello que, tanto los rellenos de desechos industriales como la minería requieren
de la licencia social y ambiental para su aprobación. Sin embargo, tanto los impactos
ambientales generados a lo largo del ciclo de vida de un relleno de seguridad para
desechos industriales, el relleno sanitario o los de la mina a cielo abierto, pueden
circunscribirse a ciertas áreas, controlarse, monitorearse y atenuarse. Podemos tener
una discusión acalorada sobre éstos temas, pero el desarrollo sostenible no puede ser
“negacionista” y mucho menos utópico: la industria genera residuos peligrosos, los
ciudadanos generamos desechos sólidos urbanos no siempre reciclables y aún nuestras
economías dependen de la minería primaria y la explotación de gas y petróleo.

Por ello, todo proyecto de gran envergadura, como el desarrollo de un área petrolera,
un yacimiento minero, una planta de residuos industriales o una Planta de Gestión de
RAEE deben contar con una licencia ambiental y social. En el caso de la Argentina, las
grandes plantas gestoras de RAEE como Silkers SA, Dalafer SA, Pelco SA, TAYM,
Gestión Ambiental ACE y 3R Ambiental han pasado no sólo con aprobaciones para
la gestión de Residuos Peligrosos, sino que también estudios de impacto ambiental
para obtener sus Certificados de Aptitud Ambientales, Por ello, toda planta gestora de
RAEE de mediana o gran escala asentada en el MERCOSUR deberá aprobar:

/ página 87

protomastro ok.indd 87 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

1. La metodología de Evaluación de Impacto Ambiental para obtener la Licen-


cia Ambiental y Social de cada proyecto de gestión de residuos y scrap. Parte de
un estudio de Línea de Base (estado el ambiente previo al proyecto), evalúa el
desarrollo del Proyecto, genera una Matriz de Impacto Ambiental y finalmente
requiere un Plan de Gestión Ambiental a lo largo del ciclo de vida del proyecto,
incluyendo Procedimientos de Control, Vigilancia, Contingencia, Manejo del
Riesgo, Mitigación y Saneamiento Ambiental.
2. Los Seguros de Recomposición del Daño y Pasivos Ambientales, que estable-
ce una metodología de cálculo del costo económico y los procedimientos para
implementar, frente a un daño ambiental, con el fin de contar con los recursos
para solventar las tareas de
2.1. Remediación y limpieza.
2.2. Eliminación de material contaminado.
2.3. Actividades de monitoreo y control sobre los medios naturales contaminados.
2.4. Operaciones de tratamiento y disposición in situ o ex situ necesarias para la
recomposición.
2.5. Tratamientos de eliminación de material contaminado residual de dichas
operaciones.

Para tener una idea del desafío que implica la gestión de los RAEE, analicemos al
mercado de los aparatos y dispositivos de la Era Electrónica y Digital como una gran
caja negra. Miles de marcas y empresas pujan en el mercado mundial para diseñar,
producir, distribuir y vendernos cientos de miles de aparatos o dispositivos eléctricos
y electrónicos.

Algunos mercados están muy concentrados, como el mercado de pilas (3 empresas


lideran el 80% del mercado global) mientras que otros están totalmente atomizados y
grandes marcas como HP, GE, Samsung, Lenovo y Apple compiten con ensambladores
locales y clones. Ni que hablar de electrodomésticos o equipos de iluminación. Cada
uno de nosotros llenamos nuestros hogares, oficinas y el entorno, en general, de AEE.
Pero a la hora de la salida, las empresas de Logística Reversa y los Gestores de RAEE
aún son pocas, dispersas, con un gran componente de informalidad y sin un marco
jurídico claro para su desarrollo.

Las soluciones a los grandes problemas no caen del cielo. Hay que diagnosticar
el problema, dimensionarlo, evaluar los mejores procedimientos y alternativas, y
discutir para buscar consensos sobre las mejores tecnologías disponibles. Una vez
enmarcada la cuestión, se deben planificar las estrategias y los pasos para resolverlos.
Para comenzar a desarrollar soluciones sostenibles en cuanto al conocimiento y
manejo de los impactos ambientales a lo largo del ciclo de vida de los AEE, los países
latinoamericanos deben comenzar por planificar ciertas políticas, metas y objetivos
para darle sustentabilidad a la Era Electrónica y Digital, como ser:

88

protomastro ok.indd 88 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

a. Generar políticas, normativas y organismos de control y fiscalización para


el diseño sostenible de los AEE. Todas aquellas partes, piezas, aparatos o
dispositivos que se importen, ensamblen o fabriquen en cada país deberán
ser, a lo largo de su ciclo de vida, “amigables con medio ambiente”. Esto,
sin dudas, es fácil enunciarlo pero complicado aplicarlo. Implica además un
Estado y Asociaciones de Consumidores Presentes en que los AEE reduzcan
el contenido de sustancias tóxicas a lo largo del ciclo de vida de los AEE.

b. Desarrollar incentivos fiscales-tributarios, soporte científico tecnológico, fi-


jar estándares o regulaciones (por ejemplo: los aparatos tales o cuales deben
incluir en su manufactura un 30% de componentes o insumos reciclados
certificados). Estos incentivos o regulaciones buscarían maximizar la Mine-
ría Urbana, esto es, utilización de partes, piezas o materias primas obtenidas
a partir de la recolección, tratamiento y reutilización o reciclaje del RAEE.
La gestión de fin de vida útil ha sido el eslabón más débil en la cadena de
responsabilidades de la producción y es un paso importante que la responsa-
bilidad del productor se extienda en programas REP existentes.

c. Involucrar al consumidor y en la Sociedad en la gestión de los RAEE y


comunicar-educar respecto de los impactos de los desechos electrónicos en
el ambiente y el agotamiento de los recursos. Este compromiso con el re-
ciclado puede generarse apelando a una conciencia ecológica, o bien, “to-
cándole el bolsillo al consumidor”. Esto es, a través de descuentos, puntos,
premios, servicios pos-venta, extensión de garantías o merchandaizing: para
todo “desechador o generador” que lleve sus RAEE a la cadena formal de
reciclado, recupero y refinado de metales, plásticos y compuestos como in-
sumos de nuevos procesos industriales.

d. Formalización del sector informal de gestión de RAEE: una parte signifi-


cativa de los RAEE son gestionados por el sector informal de cartoneros y
chatarreros, que recuperan los desechos electrónicos de veredas, basurales o
rellenos, utilizando métodos rudimentarios con escasa o ninguna protección
contra los peligros que acarrea a la salud y al medio ambiente. En tal sentido,
los países de América latina deben desarrollar una estrategia para capacitar
al sector informal, los llamados “cartoneros”, “sucateiros”, “gancheros” y
“chatarrero”, quienes hoy trabajan con desechos de embalajes y similares, a
fin de capacitarlos sobre los riesgos de los RAEE y darles herramientas de
protección ambiental y sanitaria.

3.8 | Los desafíos de la inclusión tecnológica y digital

El Mercosur avanza como uno de los bloques emergentes de mayor incidencia global.
Pero aún arrastras inequidades y bolsones de pobreza, así como desafíos respecto de
de inclusión en era digital y tecnológica. Los países del bloque podemos desarrollar
ventajas competitivas y maximizar el aprovechamiento de estos nuevos Ecosistemas
Humano-Tecnológicos de la Era Electrónica y Digital, a la vez minimizamos

/ página 89

protomastro ok.indd 89 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

los impactos tanto en la manufactura como en la disposición final de los nuevos


dispositivos eléctricos y electrónicos. Los AEE, le aporta ventajas competitivas tanto
a las cadenas industriales como a las empresas de servicios y los propios empleados
autónomos que pueden ofrecer sus servicios en la Economía tan globalizada como
interconectada.

“Mi oficina es mi computadora y mi celular”, solemos decir los trabajadores


independientes. Pero no sólo enfrentamos un cambio en el mundo laboral. En la
presente Era Electrónico-Digital, las relaciones e interacciones humanas y sociales, la
idea de nación, la producción, el ocio, el arte y toda la cultura se han visto impactados
por el nuevo paradigma donde la tecnología expandió las posibilidades y las nociones
de tiempo y espacio. De modo irreversible, el nuevo paradigma creó esas nuevas
posibilidades, pero también nuevos desafíos, entre los cuales está el de la gestión de
los desechos de la producción y el pos-consumo.

Nos hallamos en una era de ruptura y cambio signada por, entre otros factores, dos
nuevas fuerzas que están impactando sobre todos los paradigmas políticos, sociales y
económicos: la Ecología y las Tecnologías de la Información y Telecomunicaciones
(IT). Estas últimas, y los aparatos o dispositivos sobre los cuales se sustentan, tienen
un ciclo de vida, y, al igual que un organismo vivo, interactúan, evolucionan y generan
impactos, tanto positivos como negativos, en el entorno físico, económico y social.

Uno de los grandes postulados de la ciencia lo desarrolló Antonio Lavoisier, con


su idea de “nada se pierde, nada se crea, todo se transforma”. En tanto, Charles
Darwin, con su visión científica de “la evolución adaptada al medio” ha aportado dos
de los principales conceptos para conformar un modelo sostenible para la gestión,
valorización, reciclado y disposición final del creciente volumen de rezagos de la
era digital. No podemos seguir perdiendo recursos y debemos transformar nuestros
desechos en materias primas, a fin de adaptarnos al nuevo medio de recursos y fuentes
de energía limitados, al cambio climático, a una población y consumo crecientes, y
a menos espacio para enterrar nuestros desechos. Para ello, debemos no sólo crear
Sistemas propios de Gestión, sino que debemos darle un marco jurídico, financiero
y ambiental.

90

protomastro ok.indd 90 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

4 | Los RAEE y los riesgos para el ambiente y la salud

Todos tenemos un lado oscuro, y la Era Electrónica y Digital no escapa a ello. Los
AEE no son castos y puros, muy por el contario generan impactos ambientales a lo
largo de su ciclo de vida. Desde la producción primaria del acero o cobre, su refinado
e industrialización; desde la producción petrolera para sintetizar los plásticos de
ingeniería; desde la obtención y purificación del sílice para hacer los buffer de silicio
donde se montarán los microprocesadores; la Industria Electro-Electrónica deja una
fuerte impronta de impactos ecológicos sobre todo el planeta.

Para la producción de los antiguos aparatos electrónicos, involucraban una reducida


cantidad de elementos de la Tabla Periódica de Mendeleyev, ya sea en estado puro
o en diversas combinaciones se usaba cobre, hierro, zinc, aluminio y plásticos. Sin
embargo, todo esto cambió. Por ejemplo, un circuito impreso Intel pasó de tener unos
11 elementos de la tabla periódica a más de 45 elementos. Y la tendencia competitiva
aumenta a incluir cada vez más compuestos nuevos de la mano del desarrollo de
nuevos materiales y la nanotecnología.

Al demanufacturar residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, el primer paso


consiste en retirar los componentes, sustancias, y preparaciones que deban ser
tratados por separado bien sea como residuo peligrosos o como corriente limpia con
valor comercial. Se deben tener en cuenta para la gestión de RAEE los materiales
listados a continuación, los cuales se deberán retirar al comenzar su demanufactura:

-- Condensadores con bifenilos policlorados (PCB) y los policloroterfenilos


(PCB / PCT)
-- Componentes con mercurio como interruptores o lámparas Baterías y pilas
-- Tarjetas de circuitos impresos (TCI) de teléfonos celulares, y de otros disposi-
tivos si la superficie de las TCI es mayor a 10 cm 2
-- Cartuchos de tóner y tóner de color
-- Plásticos con retardantes de llama bromados (RLLB)
-- Componentes y residuos que contengan asbesto
-- Tubos de rayos catódicos (TRC)
-- Clorofluorocarbonos (CFC), hidroclorofluorocarbonos (HCFC) o hidrofluoro-
carburos (HFC), hidrocarburos (HC), Lámparas de descarga
-- Pantallas de cristal líquido (LCD) si la superficie es mayor a 100 cm 2 y junto
con su carcasa y lámparas de descarga si contienen Cables eléctricos externos
-- Componentes conteniendo fibras de cerámica refractaria
-- Componentes que contengan sustancias radioactivas en cantidades que pongan
en riesgo la seguridad y la salud

/ página 91

protomastro ok.indd 91 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

Pero no sólo en los RAEE encontramos riesgos para la salud. Al definir la huella
ecológica de los AEE tenemos que analizar todo su ciclo de vida y considerar los riesgos
para la salud y el ambiente de ésta Industria. La contaminación ambiental producida
por los residuos peligrosos puede ocurrir en cualquiera de las fases de gestión de los
mismos (generación, almacenamiento, transporte, tratamiento y disposición final). Se
identifican básicamente tres tipos de liberación de contaminantes:

 Descargas controladas, tales como emisiones resultantes de las etapas “de la


cadena productivas, que va desde la obtención de la materia prima, su trans-
formación y la producción de piezas o partes, para ser ensambladas en los
AEE. En éstos procesos, se generan desechos, lixiviados, efluentes y emisiones
gaseosas”.Descargas no controladas o derivadas de prácticas inadecuadas de
tratamiento y disposición de residuos (por ejemplo: vertidos a cursos de agua,
enterramientos, operación inapropiada de vertederos o quemas a cielo abierto).

 Descargas accidentales durante el almacenamiento, transporte y operaciones


de manejo en general (incluye incendios). en las plantas de producción de ma-
terias primas, o de manufactura de los AEE, sus partes y componentes.
La ocurrencia de estas descargas (tipo y magnitud) estará muy ligada al grado de
avance en materia de gestión de residuos peligrosos, en particular la existencia de
marcos regulatorios y procedimientos de control, así como la eficacia de los mismos.

La aplicación de tecnologías adecuadas para el tratamiento y disposición final de


residuos y la adecuada operación de las mismas, asegura que las emisiones al medio
ambiente sean tales que no impacten negativamente al medio receptor. Por otro
lado al disponer de procedimientos estrictos para el almacenamiento y transporte,
con planes de contingencia, las probabilidades de liberación de contaminantes por
descargas accidentales se ven reducidas. Finalmente si existen procedimientos de
control eficaces las descargas no controladas y las prácticas inadecuadas suelen ser
mínimas.

Para determinar el comportamiento de un contaminante una vez que es liberado al


medio es necesario conocer las propiedades fisicoquímicas del contaminante y su
comportamiento ambiental, así como las características del medio físico donde se
ubica la fuente y el receptor. Algunos de los procesos que se desarrollan en el medio,
una vez que es liberado el contaminante, pueden atenuar el impacto o retardar la
transferencia de contaminantes.

Las características básicas de un contaminante para evaluar su comportamiento


ambiental son aquellas que reflejan el grado de movilidad que pueda tener en los
distintos medios (agua, aire, suelo), su persistencia, la biodegradación, el potencial de
intervenir en reacciones químicas y de bioacumularse (acumulación de contaminantes
tóxicos en los tejidos de los seres vivo como la grasa corporal de los seres humanos)
y biomagnificarse en la cadena trófica (cuando un predador come a de decenas o
cientos de organismos contaminados, se aumenta la acumulación hacia arriba de la
cadena trófica).

92

protomastro ok.indd 92 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

El clima, la geología, la edafología, la hidrología y la composición biológica de


los medios, son factores que podrán acelerar, retardar o atenuar la movilidad de los
contaminantes en el medio ambiente. La movilidad del contaminante y su acumulación
en los distintos medios dependerán de las características de los contaminantes y de la
naturaleza de los compartimientos ambientales.

Las propiedades físicas que resultan claves para la movilidad del contaminante
son la volatilidad y solubilidad en agua. Los contaminantes orgánicos persistentes
suelen transportarse a largas distancias, lo que se conoce como “efecto saltamontes”,
denominación que deriva de la capacidad de una sustancia de poder ser transportada
por vía del agua, aire o especies migratorias a áreas remotas con relación a donde es
utilizada o emitida.

La persistencia es la capacidad de permanecer en el medio ambiente largos períodos


de tiempo sin sufrir degradación química o biológica. Se debe tener en cuenta que
el parámetro con el que se cuantifica la persistencia es aplicado sólo a compuestos
orgánicos que son los compuestos pasibles de degradarse química o biológicamente.
Los metales son netamente persistentes ya que si bien pueden sufrir reacción de
transformación química, el átomo de metal siempre permanece como tal.

La bioacumulación de un contaminante es la afinidad de una sustancia a concentrarse


en los tejidos de los organismos vivos alcanzando concentraciones mayores que en el
medio ambiente al que esta expuesto. La biomagnificación involucra el proceso por
el cual aumenta en forma sucesiva la concentración del contaminante en cada eslabón
de la cadena trófica.

El análisis del comportamiento de un contaminante una vez que es liberado al medio


involucra el conocimiento profundo de los procesos físicos, químicos y biológicos
que pueden ocurrir. A modo de síntesis en el siguiente esquema se presentan los
principales procesos agrupados por categoría.

La caracterización del riesgo para la salud se realiza utilizando procedimientos


diferentes si los contaminantes tienen o no efectos cancerígenos. Para contaminantes
con efectos no cancerígenos, la caracterización del riesgo se realiza comparando la
dosis que recibe el individuo (estimada a través del análisis de exposición) con una
dosis de referencia toxicológica definida para el contaminante analizado, para cada
vía de exposición (oral, inhalación y dérmica). La dosis de referencia es aquella que
garantiza que no existen efectos adversos sobre la salud humana. Se define el cociente
de riesgo como la relación entre ambas dosis, correspondientes a un tipo similar de
exposición:

Cociente de Riesgo (no cancerígeno) = Dosis de exposición / Dosis de referencia

Se asume que para dosis inferiores a la de referencia (o sea cociente < 1) no se esperan
efectos adversos en la salud. En el caso de contaminantes con efectos cancerígenos,

/ página 93

protomastro ok.indd 93 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

el riesgo es estimado como el incremento de la probabilidad de que un individuo


desarrolle cáncer a lo largo de toda su vida por exposición a dicho contaminante. La
probabilidad se calcula multiplicando la dosis de exposición por el factor de potencia
cancerígeno (FPC).

Riesgo cancerígeno (probabilidad) = Dosis de exposición x FPC

El factor de potencia cancerígeno es una referencia toxicológica para un agente


cancerígeno, una vía de exposición y una población específica. Surge de la pendiente
de la parte linealizada de la curva dosis-respuesta y sus unidades son las inversas de
las de la dosis de exposición.

En general se estima una dosis promediada para una exposición al contaminante


durante 70 años. El resultado obtenido se compara con valores de probabilidad
establecidos como aceptables. Existen diferentes niveles aceptables de riesgo
cancerígeno, siendo el nivel más común el de un caso adicional de cáncer por cada
millón de individuos, pero este valor varía de acuerdo a la sustancia y al país.

4.1 | Cuando los metales son bien “heavies”

Veamos en dónde están los factores de riesgo. Los RAEE contienen plomo,
principalmente en los tubos de rayos catódicos de TV y monitores. También está
presente en las soldaduras de las placas de circuitos impresos, aunque las versiones
más modernas han reducido su contenido del fondo de la pantalla. Produce daños en
los riñones y en el cerebro y efectos sobre el sistema nervioso central y reproductivo.

•• Algunos retardantes de llama bromados (RLLB), utilizados en las plaquetas


de circuitos y carcasas plásticas, no se descomponen fácilmente y se acu-
mulan en el ambiente. La exposición persistente a estos compuestos puede
conducir a problemas de aprendizaje y memoria, puede interferir con la ti-
roides y con el sistema hormonal del estrógeno. La exposición fetal puede
provocar desórdenes en el comportamiento.

•• El berilio presente en interruptores, transmisores y conectores es cancerí-


geno. La inhalación de humos y polvos pueden causar enfermedades pul-
monares. Es insoluble, se adhiere a partículas del aire y persiste en suelos.

•• El cadmio, utilizado en el revestimiento de fósforo dentro de la mayoría de


los televisores de color CRT, contactos y switches, puede acumularse en el
ambiente y es altamente tóxico, afectando principalmente riñones y huesos.

•• El policloruro de vinilo (PVC) es un plástico que contiene cloro, es utili-


zado en algunos productos electrónicos como aislante en cables, alambres,
circuitos, conectores y carcasas de plástico (OECD 2003). Los procesos de
producción y deshecho por incineración del PVC generan la liberación de

94

protomastro ok.indd 94 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

dioxinas y furanos. Estos químicos son altamente persistentes en el ambien-


te y muchos son tóxicos, incluso en muy bajas concentraciones.

•• El mercurio, en las lámparas de las pantallas de LCD, es teratogénico. El


mercurio es tóxico incluso en dosis muy bajas. Produce efectos sobre el
sistema nervioso central, cardiovascular y pulmonar y daños en los riñones
y la vista.

•• El níquel es considerado tóxico si se lo encuentra formando parte de com-


puestos inorgánicos de níquel en su forma oxidada, sulfatada o soluble. Pro-
bable cancerígeno, probable teratogénico, produce efectos sobre el sistema
pulmonar y respiratorio.

•• Aunque no se podría considerar al Zinc como tóxico, ya que es un elemento


esencial para el organismo humano, el ingreso de altas dosis de este elemen-
to podría afectar la salud provocando irritaciones cutáneas, anemia y daño
al páncreas. Además baja la productividad de los suelos en caso de que se
llevara a cabo una mala disposición.

4.2 | Sustancias restringidas por ser peligrosas

La Directiva de Restricción de Sustancias Peligrosos o RoHS (Restriction of


Hazardous Susbtantes, en inglés) entró en vigencia en la Unión Europea el 1 de julio
de 2006 y cambió el modo de producir aparatos electrónicos en toda la Industria.
Su impacto fue global, ya que todos los fabricantes de aparatos se adaptaron a las
Directivas europeas, ya que ninguna marca deseaba quedar afuera de ese mercado.

La Directiva RoHS estipula la eliminación o reducción a un mínimo indispensable


y controlable en cuanto el riesgo de las concentraciones de sustancias peligrosos
presentes en los aparatos de consumo masivo. Inicialmente fijo de restricciones
para el plomo, mercurio, cadmio, cromo hexavalente, Bifenilpolibrominado (PBB)
y Éterdifenil polibrominado (PBDE). Posiblemente la lista de las restricciones se
amplíe en los próximos años.

IDEA FUERZA: LA NORMATIVA ROHS SE BASA EN EL SIGUIENTE


PRINCIPIO: “EN CUANTO SE DISPONGA DE PRUEBAS CIENTÍFICAS,
Y TENIÉNDOSE PRESENTE EL PRINCIPIO DE CAUTELA, DEBE
CONSIDERARSE LA RESTRICCIÓN DE OTRAS SUSTANCIAS PELIGROSAS,
INCLUIDA TODA SUSTANCIA DE TAMAÑO O ESTRUCTURA INTERNA O
SUPERFICIAL MUY PEQUEÑOS (NANO MATERIALES) QUE PUEDA SER
PELIGROSA DEBIDO A PROPIEDADES RELACIONADAS CON SU TAMAÑO
O ESTRUCTURA, Y SU SUSTITUCIÓN POR SUSTANCIAS ALTERNATIVAS
QUE RESPETEN EN MAYOR MEDIDA EL MEDIO AMBIENTE Y GARANTICEN
AL MENOS EL MISMO NIVEL DE PROTECCIÓN DE LOS CONSUMIDORES.”

/ página 95

protomastro ok.indd 95 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

Los valores de concentración máximos son del 0,1% en peso del plomo, mercurio,
cromo hexavalente, PBB y PBDE y del 0,01% en peso del cadmio en los materiales
homogéneos. La definición de materiales homogéneos ha provocado alguna confusión
en el pasado, pero finalmente ha sido clarificada en borradores de directrices
publicadas por la Comisión Europea. Un material homogéneo es una sustancia simple
como el plástico, por ejemplo el aislamiento de PVC o el hilo de cobre aislado.

Los componentes como los condensadores, los transistores y los semiconductores


no son “materiales”, pueden contener varios materiales diferentes, pero se definido
como un material homogéneo. Este es el caso a adjunto de un semiconductor, el que
está hecho de base conductora de cobre (Cu) recubierta de otra base de Estaño (Sn),
ambos recubiertos de una resina plástica; sobre los que se implanta una chip de silicio
sobre una resina epoxi o soldadura de plomo y se interconecta con hilos conector de
oro (Au). Entonces, para todo el chip, el contenido de plomo no podrá ser superior al
0,1 %, y esto llevó a que muchas de las soldaduras fueran recambiadas por otras, más
amigables con el ambiente, como de plata-estaño.

Por el mero hecho de poner sus productos en el mercado, los productores declaran
que éstos cumplen la legislación RoHS. Esta es la base de la “autodeclaración” que
se utiliza en muchas otras directivas de la Unión Europea. No existen requisitos de
aplicación de un marcado específico o de prueba por terceras partes independientes.

Sin embargo, las autoridades de cada Estado miembro llevarán a cabo una labor de
vigilancia del mercado y realizarán análisis científicos y ténicos sobre los productos.
En la Argentina, se proceden de igual manera para las pilas/baterías importadas. Si
descubren que un producto no cumple la legislación RoHS, se exigirá al productor
que demuestre que ha adoptado las “medidas razonables” para su cumplimiento. Los
productores podrán utilizar dos estrategias para el cumplimiento:

96

protomastro ok.indd 96 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

-- Obtener declaraciones de conformidad de los materiales, componentes y otras


partes de los suministradores.
-- Análisis seleccionados.
Los productores de equipos necesitarán obtener declaraciones o certificaciones de
conformidad de los materiales de sus proveedores libres de RoHS. Actualmente no
existen formatos estándar para estas declaraciones, aunque se están desarrollando
varios. La información mínima que deberán recoger estas declaraciones es que los
materiales, partes o componentes a los que se refieran pueden emplearse para producir
equipos conformes con la directiva RoHS. Esta confirmación debe hacerse para
materiales individuales, no para todos los componentes (debido al requisito relativo a
los materiales homogéneos).

4.3 | Cómo detectar los metales pesados en los AEE

Una de las alternativas más usadas consiste en utilizar una técnica de muestreo,
como el Análisis de Fluorescencia de Rayos X de Energía Dispersiva (por sus siglas en
inglés: EDXRF). Estos equipos se venden en el Mercosur y hay diversos Laboratorios
Públicos y Privados que tiene capacidad de hacer éstas determinaciones. Este tiene
suficiente precisión como para determinar:

-- Si no hay presencia de Pb, Cd, Cr, Hg o Br, o


-- si hay presencia de Pb, Cd, Cr, Hg o Br en concentraciones “significativas”.

Esta técnica sólo ofrece valores aproximados, a menos que la máquina esté pre-
calibrada con estándares adecuados. Si éstos no están disponibles, puede ser necesario
un análisis con una técnica diferente. El límite de detección del plomo en el estaño es
del 0,03% si se utilizan condiciones de análisis óptimas.

Existen dos tipos de dispositivos de Fluorescencia de Rayos X: portátiles y fijos.


El equipo de mano es rápido y fácil de usar pero no resulta tan preciso como las
máquinas de banco. Ambos tipos presentan limitaciones que deben ser comprendidas
claramente por el analista. Existen otros métodos de muestreo rutinario. En estos
casos, se aconseja recurrir a un laboratorio profesional para analizar los materiales
sospechosos. Estos serán necesarios en las siguientes circunstancias:

-- Detección de plomo, cadmio y mercurio en concentraciones que rozan el lími-


te. El método utilizado dependerá del material.
-- Detección de cromo.
-- Detección de bromo.
Vemos pues, los usos de estos metales altamente tóxicos en los dispositivos o
aparatos de la Era Electrónica Digital:

/ página 97

protomastro ok.indd 97 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

Los usos más comunes del plomo son en:

-- en soldaduras de alta temperatura de fusión,


-- en el vidrio de los tubos de rayos catódicos,
-- componentes electrónicos y tubos fluorescentes,
-- en componentes electrónicos de cerámica,
-- en determinadas aleaciones en concentraciones limitadas,
-- en soldaduras para servidores, sistemas de almacenamiento y matrices de
almacenamiento y equipos de infraestructura de redes de telecomunicaciones.

En tanto, el Mercurio es muy usado en lámparas fluorescentes y relés. El cadmio


se usa en el proceso denominado “cadmiado electrolítico” o galvanización de
superficies, esto es el recubrimiento de acero, aluminio e inclusive los plásticos, para
darle una capa protectora contra la corrosión y el desgaste. El cromo hexavalente
también se usa como protección anticorrosiva para los sistemas de refrigeración
de acero al carbono que se utilizan en los frigoríficos de absorción. Las baterías no
están incluidas en la Directiva RoHS, ya que poseen su propia legislación. Téngase
en cuenta que hay muchas otras sustancias que están prohibidas por la Directiva de
Sustancias Peligrosas.

4.4 | Estudio sobre la contaminación ambiental en la fabricación de AEE

En el Mercosur, los puntos calientes en cuanto a generación de desecho industriales


o post-industriales tienen que ver con dos zonas muy sensibles desde el punto de
vista ambiental, como son la Provincia de Tierra del Fuego, en Argentina y Manaos
en Brasil, donde por su condición de Zonas Francas, han atraído una gran cantidad de
plantas ensambladoras o maquiladoras de AEE, pero también se han ido instalando,
algunas productoras de componentes, que pueden generar desechos contaminantes.
Además, en la Ciudad de Buenos Aires, su Área Metropolitana, Rosario, Córdoba,
San Pablo, Curitiba y el resto del Estado de Paraná y Ciudad de Este, en Paraguay,
se han radicado diversas empresas productoras y ensambladoras que son reguladas
por las respectivas entidades de control y las que ya están al tanto de los desechos
industriales del sector.

El punto de este capítulo puede herir ciertas susceptibilidades. Sobre todo de la


Industria IT. Pero lo cierto es que los Productores de AEE sienten la presión de
las ONGs y los gobiernos en cuanto a la gestión de sus desechos industriales y
post-industriales hace rato. Silicon Valley, la meca IT, sufrió durante años sufrió
los impactos ambientas vertido de diversos desechos en el patio trasero Valle. La
Agencia Ambiental de los Estados Unidos financió con miles de millones de dólares
la remediación de los pasivos dejados por ésta industria.

98

protomastro ok.indd 98 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

Un reciente informe de la CEPAL, elaborado por Claudia Schatan, Jefa de la Unidad


de Desarrollo Industrial de la Sede Subregional de la CEPAL en México, y Liliana
Castilleja, Asistente de Investigación de la misma Unidad, destaca que “La industria
electrónica ha atraído fuertemente la atención en el período reciente debido a los
problemas ambientales que genera a lo largo del ciclo de vida de sus productos. El
sector electrónico y los problemas ambientales vinculados a éste adquieren especial
importancia dado que es una de las actividades más dinámicas a escala mundial
y que algunos de dichos problemas ecológicos se suscitan precisamente por esta
dinámica”.

El interés en el aspecto ambiental de la electrónica se ha manifestado sobre todo


en los países que son los mayores consumidores por habitante de estos bienes —
Europa, los Estados Unidos y Japón— y donde estas afectaciones comienzan ahacer
crisis, particularmente en el proceso de confinamiento final delos productos, entre
los que destacan las computadoras por su rápida obsolescencia. La revisión de la
calidad ambiental de la electrónica abarca todo el proceso de producción, hasta su
reciclamiento y confinación, de forma que también atañe a su fabricación en las
maquiladoras electrónicas situadas en México, donde tienen filiales la mayoría de las
grandes industrias electrónicas del mundo.

Según el informe de la CEPAL, el avance en materia ambiental en las maquiladoras


electrónicas del norte de México, según esta investigación, es incipiente si se
considera el gran adelanto tecnológico y normativo para el sector electrónico y la
exigencia creciente en este ámbito por parte de los gobiernos y consumidores en el
mundo desarrollado.

Así lo revela el hecho de que casi la mitad de las empresas maquiladoras encuestadas
no hayan tomado medidas ambientales activas y que haya una limitada supervisión
del cumplimiento de normas y leyes nacionales, cuyo nivel de exigencia es bastante
menor incluso al de otros países en desarrollo productores de electrónica (Filipinas).
El nexo entre la planta maquiladora y su casa matriz ejerce una influencia positiva en
el comportamiento ambiental de la primera.

Sin embargo, existen indicios de que las empresas multinacionales, con algunas
excepciones, no aplican iguales adelantos tecnológicos ambientales a todas sus
plantas, y lo hacen más bien en función de las exigencias locales que en respuesta
a los mayores conocimientos adquiridos en este terreno. El estudio provee algunos
elementos para una política ambiental e industrial en México que considere el
carácter de un sistema productivo altamente concentrado en empresas electrónicas
multinacionales, pero con mercados crecientemente segmentados de acuerdo con
estándares ambientales diferenciados.

A comienzos de 2013, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) presentó


el informe:  “The global impact of e-waste: Addressing the challenge” (El impacto
global de los desechos electrónicos: Abordando el reto). En el mismo encara un
problema de los trabajadores a lo largo del ciclo de vida de los aparatos electrónicos

/ página 99

protomastro ok.indd 99 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

y sus riesgos para la salud.

La OIT plantea una serie de medidas para la gestión de
segura de los RAEE y los cuidados en el ambiente laboral.

El informe revela que el 80% de los desechos electrónicos en los países desarrollados
que se recicla termina siendo enviado (a menudo ilegalmente) a los países en
desarrollo como China, India, Ghana y Nigeria para su reciclaje. 

En estos países se
detectaron procedimientos informales de reciclado que utilizan técnicas rudimentarias
y exponen a riesgos a los trabajadores recicladores.  “No solo están soportando una
carga desproporcionada de residuos electrónicos sino que además no se cuenta con la
tecnología correcta para su tratamiento”, revela el informe.  


Además de los sistemas informales de tratamiento se detecta una falta de legislación


al respecto.

Para la OIT la solución al problema de los desechos electrónicos no viene
simplemente de prohibir los movimientos transfronterizos de desechos. Para la OIT,
es “fundamental aceptar que los sistemas informales de tratamiento y el comercio
ilegal de desechos proporcionan un estímulo económico importante que hace difícil
su solución.  
La aplicación de tecnologías automatizadas de gestión de los RAEE,
en el proceso de reciclado, tampoco soluciona el problema y puede no ser apropiada
para cada país o región”.

La OIT destaca la importancia de considerar los contextos locales y regionales y


las implicaciones sociales del tema al momento de buscar soluciones. 

El informe
propone considerar los siguientes temas en la búsqueda de soluciones al problema de
los desechos electrónicos:

(1) la protección del trabajador a través de una legislación adecuada,

(2) la formalización de los sistemas informales de tratamiento y reciclaje, y

(3) las oportunidades que brinda la organización cooperativa de los trabajadores


recicladores.



Según la OIT, “una regulación efectiva debe ser combinada con incentivos para los
recicladores del sector informal para que no participen en los procesos destructivos.
Métodos de procesamiento de desechos seguros, sencillos y baratos para el sistema
informal son necesarios. Para ello son clave los incentivos financieros con el objetivo
de conectar a los recicladores con los sitios centrales de recolección para evitar que
procesen ellos mismos los desechos. Las soluciones multidisciplinarias son claves
además de las soluciones técnicas, para lograr abordar las desigualdades sociales
subyacentes al negocio de la basura electrónica.”



Un posible punto de entrada propuesto por el informe de la OIT implica considerar


los riesgos laborales y desarrollar mejores condiciones de trabajo para este sector.

Se
destaca la necesidad de trabajar con los fabricantes de productos eléctricos y
electrónicos mediante la introducción de la ley de responsabilidad extendida del

100

protomastro ok.indd 100 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

productor (REP).

Asimismo, el informe destaca las oportunidades de hacer frente a


este problema como la creación de empleos verdes y el desarrollo de un sector con
grandes potenciales por la importancia de los elementos, como oro y plata, obtenidos
de estos residuos

4.5 | Informes de campo sobre los desechos de la industria IT

En los últimos años ha crecido la preocupación acerca del uso de químicos y sustancias
peligrosas en equipos de electrónica de consumo masivo, como ser los equipos IT y
los electrodomésticos, principalmente por el impacto que tienen en la salud humana
y el medio ambiente, debido a su uso y desecho final o reciclaje, pero no se ha puesto
tanta vigilancia a los impactos que dichas sustancias provocan durante su fabricación,
en donde se utilizan una gran cantidad de compuestos químicos complejos como
solventes, ácidos, bases, compuestos bromados y halogenados. Todos ellos generan
residuos peligrosos a tratar por Operadores debidamente habilitados.

La demanda de recursos de esta industria es alta, en términos de la utilización de


químicos, energía y agua. Se suele resaltar el caso de la fabricación de plaquetas de
circuito impreso y la manufactura de chips semiconductores, puesto que el proceso
usado en ambos es muy complejo y químicamente intenso. Muchos de los químicos
empleados en su fabricación no forman parte del producto final (por ejemplo, los
solventes). Por ello, hay preocupaciones sustantivas respecto del uso de muchos
químicos utilizados en esta industria, tanto por la potencial exposición en el lugar
de trabajo, así como por las consecuencias ambientales de su liberación a corrientes
residuales.

Los aparatos electrónicos, como las computadoras, tienen una fabricación


increíblemente compleja que utiliza una gran variedad de componentes. Por lo que
la fabricación de un producto individual puede realmente ser un proceso global, con
componentes fabricados en numerosas instalaciones especializadas en diferentes
países, antes de su ensamblaje para obtener el producto final.

Si bien se cuentan con excelentes reportes sectoriales de los órganos de control de


la UE y del la Agencia de Protección Ambiental de EEUU, en la presente publicación
vamos a mencionar estudios realizados por Greenpeace en México y de Basel
Ban Action en el Sudeste Asiático. En ellos, se que ponderó en forma cualitativa
y cuantitativa la contaminación ambiental resultante de la fabricación de equipos
electrónicos y de la gestión de los desechos. Principalmente, las plantas estudiadas
por las ONGs fueron de la industria del hardware informático . El grupo ecologista
reconoce que dicho estudio no pretende ser una investigación exhaustiva de la
industria electrónica, sino un intento para obtener un mejor entendimiento de los
desechos químicos liberados en el ambiente por tres de los sectores más importantes
de esta industria.

/ página 101

protomastro ok.indd 101 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

A tal efecto, profesionales contratados por de la Universidad de Exter, Reino Unido,


y Greenpeace9 analizaron distintas muestras provenientes de sitios ubicados en
el entorno de los fabricantes de computadoras. Se analizaron las aguas residuales
descargadas y los sedimentos de las tuberías/canales de desagüe, principalmente las
de las instalaciones que “cosecha” baterías y plaquetas electrónicas. También se
tomaron muestras dentro de una planta de ensamblaje de componentes electrónicos.
En algunos parques industriales las aguas residuales provienen de distintas
maquiladoras hacia plantas tratadoras de aguas residuales de dichas industrias de
equipos de computación.

En donde fue posible, se recolectaron y analizaron aguas residuales tratadas, los


sedimentos y lodos de dichas Plantas Depuradoras. A fin de investigar el impacto
sobre los acuíferos se tomaron muestras de dicha agua en varios lugares. En algunos
casos, como en las plantas de semiconductores, no fue posible tomar muestras de
agua, por lo que las investigaciones se enfocaron en su totalidad a muestras de agua
subterránea tomadas de fuentes vecinas a las maquiladoras.

De los sectores que se investigaron (fabricación de circuitos impresos, fabricación


de chips semiconductores y el ensamblaje de componentes), se encontró evidencia
de contaminación ambiental de una gran variedad de químicos, muchos de los cuales
son conocidos por su utilización en la industria electrónica. Entre éstos se incluyen
tanto químicos que se encuentran en los productos así como aquellos que son usados
durante el proceso de fabricación, químicos que son conocidos por su toxicidad en los
humanos y por otros posibles impactos al medio ambiente.

Algunos químicos se encontraron en las corrientes residuales de más de un sitio


del entorno de las Plantas manufacturadores de computadoras, incluyendo algunos
grupos de químicos tóxicos y ambientalmente persistentes:

-- Éteres de polibromobifenilos (PBDEs por sus siglas en ingles), ampliamente


usados como retardantes de flama bromados.
-- Ftalatos, usados como suavizantes en plásticos (plastificadores).
-- Solventes clorados.
-- Altos niveles de metales pesados (Hg, Pb, Cr, Br y Cd).
Otros químicos encontrados en las muestras tomadas de las aguas residuales y de
aguas subterráneas eran específicos de cada uno de las industrias, lo que reflejó los
diferentes procesos empleados en cada uno de ellos y su correspondiente generación
de corrientes de desechos sometidos a control por al Autoridad Ambiental.

A pesar de la complejidad global del grupo de muestras disponible, así como de


los resultados obtenidos, se pudieron determinar algunos patrones de contaminación

9 Tecnología de punta: Un estudio sobre la contaminación ambiental en la fabricación de pro-


ductos electrónicos. Brigden, K., Labunska, I., Santillo, D., Walters, A. Laboratorios de Investigación de
Greenpeace, Departamento de Ciencias Biológicas, Universidad de Exeter, EX4 4PS, Reino Unido.

102

protomastro ok.indd 102 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

distintivos de los sectores investigados. En las instalaciones de la manufactura de


plaquetas electrónicas, en donde se investigaron aguas residuales, sedimentos de
las tuberías y canales de descarga, se detectó que contenían muchos químicos de
importancia ambiental.

Se encontraron algunos grupos de químicos a través de las redes de distribución de


agua residual y plantas depuradoras, así como en las aguas residuales descargadas
directamente al medio ambiente o servicios municipales de tratamiento de efluentes
cloacas. Estas aguas incluían algunos químicos tóxicos y persistentes, como los
polibromobifeniléteres (PBDE, por sus siglas en inglés, un tipo de retardantes de
llama con bromo) y ftalatos, así como altos niveles de algunos metales pesados. En
las aguas residuales de instalaciones en China se encontraron los retardantes de flama
TBBPA (tetrabromobisfenol A, usado comúnmente en los plaquetas electrónicas) y
TPP.

Los PBDEs se encontraron distribuidos ampliamente en aguas residuales o en


sedimentos en todos los sitios, incluyendo en las aguas residuales que se liberan
directamente en al ambiente. Aunque en muchas de las muestras se encontraron
PBDEs, había diferencias relevantes en el número y cantidad, dependiendo del lugar
de donde se obtuvo la muestra.

Los patrones de distribución indicaron que las maquiladoras son una fuente
de producción significativa de estos químicos. En la mayoría de los lugares se
encontraron otros químicos específicos del sector plaquetas electrónicas, como en
las redes de aguas residuales descargadas, incluyendo los compuestos relacionados
con los foto-iniciadores, así como niveles muy altos de metales pesados, incluyendo
cobre, níquel y zinc.

Los Retardantes de Llama son químicos que, con la finalidad de evitar que el calor
de los aparatos queme los plásticos, se agregan a una gran variedad de materiales,
incluyendo carcasas y componentes de varios aparatos electrónicos. Dos grupos de
químicos ampliamente utilizados:
-- los retardantes bromados de llama (que incluyen los PBDEs y el TBBPA) y
-- los compuestos de base de fosfato (que incluyen al TPP).
Los PBDEs (éteres de polibromodifenilos) son químicos ambientalmente
persistentes, algunos de los cuales son altamente bio-acumulativos y tienen la
capacidad de interferir con el desarrollo normal del cerebro de los animales. Se
sospecha que varios PBDEs son disruptores endócrinos y demuestran una habilidad
para interferir con las hormonas relacionadas con el crecimiento y el desarrollo
sexual. Asimismo se ha reportado que tienen efectos sobre el sistema inmunológico.

Hay evidencia de que los TBBPA (Tetrabromobisfenol-A) pueden interferir con las
hormonas tiroideas, que tienen efectos sobre el crecimiento y el desarrollo y otro
estudios in vitro (pero no con organismos vivos) indican que tienen efectos potenciales
en otros sistemas hormonales, el sistema inmunológico, el hígado y los riñones.

/ página 103

protomastro ok.indd 103 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

Recientemente ha crecido la preocupación debido a los químicos que se forman en el


ambiente por la degradación del TBBPA.

El TPP (fosfato de trifenilo) es severamente tóxico para la vida marina y es un fuerte


inhibidor de un sistema de enzimas clave en la sangre humana. También puede causar
dermatitis por contacto en algunas personas y es un posible disruptor endócrino, o
sea, es una sustancia química, ajena al cuerpo humano o a la especie animal a la que
afecta, capaz de alterar el equilibrio hormonal de los organismos de una especie. Es
decir, que puede generar la interrupción algunos procesos fisiológicos controlados por
hormonas, o de generar una respuesta de mayor o menor intensidad que lo habitual.

El cobre y el níquel se usan ampliamente en la fabricación de plaquetas electrónicas.


En algunos casos se utilizan otros químicos que impiden la recuperación de metales
en las aguas residuales. La liberación de cobre en ambientes acuáticos puede tener un
gran impacto en éstos. En las instalaciones de EETH, en Tailandia, el agua residual
contenía el nivel más alto de cobre de todos los sitios: la concentración era de casi dos
veces el nivel máximo permitido para los efluentes industriales de ese país.

Las muestras recolectadas de agua subterránea en aquellas plantas de fabricación de


plaquetas electrónicas, generalmente, no presentaban los compuestos químicos que
fueron encontrados en sitios como los de producción de chips. Aunque usualmente
en las corrientes de desecho había altos niveles de algunos metales, éstos no eran
altos. Sin embargo, una muestra proveniente del parque industrial de alta tecnología
en Tailandia contenía un nivel de níquel muy por encima del permitido por la
Organización Mundial para la Salud (OMS) para el agua potable, con un valor cerca
de 5 veces más el nivel de calidad de agua subterránea que marca dicho país.

4.6 | Fabricación de chips semiconductores

En los estudios liderado por la Universidad de Exeter y Greenpeace en Filipinas10


encontraron químicos orgánicos volátiles (VOCs) en muestras de varios de los
sitios donde se fabrican chips semiconductores. Los VOCs identificados incluían
químicos clorados, usados comúnmente como solventes industriales o como agentes
desgrasantes, muchos de los cuales tienen efectos tóxicos sobre el sistema nervioso
central, el hígado y los riñones.

La contaminación más extensa se encontró en el parque industrial de la Zona de


Procesamiento de Exportaciones Cavite (CEPZA), en Filipinas, donde se encontraron
VOCs clorados (etilenos y etanos) en cinco muestras de agua subterránea, las cuales
fueron recolectadas cerca del centro del parque. La distribución de estos químicos en
las aguas subterráneas indica la existencia de aportes industriales localizados dentro
del CEPZA.
10 CUTTING EDGE CONTAMINATION: A study of environmental pollution during the manufac-
ture of electronics products” donde se analiza el impacto de las plantas maquiladoras de electrónicos en
China, Tailandia y Filipinas. Brigden, K., Labunska, I., Santillo, D., Walters, A. (2007)

104

protomastro ok.indd 104 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

En tres de las muestras, el nivel de uno o más etilenos clorados excedía los límites
máximos recomendados para el agua potable establecidos por la Organización
Mundial de la Salud (OMS) y/o la Agencia de Protección Ambiental de Estados
Unidos (EPA). En una de las muestras el nivel de tetracloroetileno era nueve veces
mayor al valor guía de la OMS y 70 veces el nivel máximo de contaminación de la
EPA.

La situación fue menos clara en los otros sitios. Se encontraron VOCs clorados en
una de las muestras tomadas en el Parque Industrial Gateway (Filipinas). En el caso
de firma On-Semiconductor (Filipinas), uno de los líderes globales en la manufactura
de semiconductores, se detectó que la contaminación más grande de agua subterránea
se encontraba al sur de las instalaciones, por lo que se sospecha que una fuente aún no
identificada podría ser la responsable de la contaminación.

Algunas muestras asociadas con este sector contenían altos niveles de metales,
principalmente zinc, aunque no se espera que éstos supongan un riesgo a la salud en
el agua potable. En muchos casos, las fuentes eran poco claras, aunque los más altos
niveles parecían concentrarse alrededor de las instalaciones de On Semiconductor.
La información proporciona una idea de la contaminación del agua subterránea de
cada sitio, sin embargo, este estudio no tiene como fin el llevar a cabo una revisión
exhaustiva de los acuíferos, debido al limitado número de puntos de acceso al agua
subterránea en cada sitio.

Claramente es necesario realizar investigaciones más detalladas acerca de los VOCs


en el agua subterránea en las instalaciones de fábricas de chips semiconductores a fin
de conocer la verdadera extensión de la contaminación de los acuíferos, en especial en
el Parque Industrial CEPZA en Filipinas. Dado que no se pudieron recolectar muestras
de los desechos de producción (tales como aguas residuales) en las instalaciones de
este sector, se desconoce la naturaleza y dispersión de químicos en las corrientes de
desecho.

4.7 | Ensamble de componentes


Los sitios que se investigaron en México la Universidad de Exeter y Greenpeace
fueron instalaciones donde principalmente se lleva a cabo el ensamble de componentes.
En la mitad de las muestras de agua subterránea que se tomaron se encontraron altos
niveles de algunos metales, principalmente de níquel y zinc. Los niveles de níquel
en tres de las muestras (una de ellas de un pozo adyacente a las instalaciones de
Sanyo Video, en Tijuana y en dos muestras que fueron recolectadas cerca del Parque
Industrial Flextronics, en Guadalajara) estaban por encima del valor máximo de la
OMS para el níquel en agua potable y el más alto era casi el doble del valor guía de la
OMS. En estas muestras no se encontró contaminación con VOCs clorados.

Únicamente se tomaron muestras de aguas residuales de una de las maquiladoras


de manufactura y ensamble del sitio IBM en Guadalajara. En estas aguas residuales
provenientes de un canal de agua pluvial se encontraron varios tipos de químicos

/ página 105

protomastro ok.indd 105 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

de preocupación ambiental, entre ellos: nonilfenoles, un ftalato e indicios de niveles


de 2 PBDEs (retardantes de flama bromados). Los Nonilfenoles (NP) son químicos
persistentes y tóxicos para la vida acuática, además de que se pueden bioacumular.
Usualmente se forman como resultado de la degradación de productos de nonilfenoles
etoxilados (NPE), un grupo de químicos que se utilizan como surfactantes
(detergentes). En las mismas aguas residuales también se encontró un NPE, junto con
el ftalato DEHP.

Los resultados de este estudio demuestran claramente que el uso de químicos


peligrosos en la fabricación de equipos electrónicos tiene como resultado la
contaminación del ambiente, además de que algunos de estos químicos peligrosos son
persistentes y tienen la capacidad de bioacumularse. Los procesos para el tratamiento
de aguas residuales no tienen la capacidad de eliminar muchos de los químicos que se
utilizan, incluyendo los retardantes de flama bromados y metales pesados.

En todos aquellos sitios donde se encontró contaminación de las aguas subterráneas


es imprescindible que se eviten mayores descargas a los acuíferos y se lleven a cabo
investigaciones in situ para determinar la extensión de la contaminación, así como
para realizar una remediación.

De la misma manera es necesario que se proporcionen fuentes sostenibles y


provisionales de agua potable en aquellos lugares donde las aguas subterráneas
estén contaminadas y sean utilizadas como agua potable. A pesar de la alta demanda
de recursos que necesita la industria electrónica, incluyendo una gran variedad de
químicos peligrosos, a nivel mundial permanece relativamente libre de reglamentación
ambiental. Esto puede, en parte, ser consecuencia de la rápida evolución y desarrollo
del sector electrónico, de tal manera que la velocidad con que se introducen nuevos
procesos industriales deja muy por detrás el desarrollo de controles reguladores.

En los últimos años se ha incrementado la preocupación por la presencia de


químicos y materiales peligrosos en los equipos electrónicos y eléctricos. El interés
se ha centrado particularmente en las computadoras y su equipo periférico, dado el
rápido incremento en la producción mundial de dichos bienes. Los ejemplos incluyen
al plomo, un metal altamente tóxico que tradicionalmente se ha usado en soldaduras
eléctricas y otros materiales en la fabricación de dichos productos, y ciertos
compuestos tóxicos bromados, tales como los difenil éter polibromados (PBDEs),
cuyo uso como retardantes de llama ha resultado en que se libere al ambiente.

Los estudios que investigan el uso de químicos peligrosos en la industria electrónica


se han enfocado en los impactos que éstos tienen sobre la salud humana y el medio
ambiente por actividades de reciclaje y desecho de equipo electrónico/eléctrico
obsoleto. Recientemente, Greenpeace llevó a cabo un estudio donde demostraba
la contaminación ambiental y en el trabajo por actividades de reciclaje en China e
India. Sin embargo, el uso de químicos en este tipo de productos estuvo restringido a
aparatos viejos (ahora obsoletos).

106

protomastro ok.indd 106 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

4.8 | La fabricación de las plaquetas de circuito impreso

Las plaquetas electrónicas son esencialmente circuitos complejos de cobre


empotrados en una base de capas delgadas de material aislante. Usualmente las bases
están hechas de compuestos de fibra de vidrio o resina epoxi a los que se les agregan
químicos retardadores de flama. El tetrabromobisfenol-A (TBBPA), un retardante de
flama bromado (RLLB), es ampliamente empleado en las bases de resina epoxi.

La fabricación de plaquetas electrónicas involucra la producción de circuitos


complejos de cobre sobre capas delgadas de material aislante (plaquetas). Se laminan
todas las capas y se les hacen perforaciones que permitirán la comunicación eléctrica
entre ellas. Posteriormente se colocan circuitos adicionales en la superficie exterior
y se aplican para su terminado químico, para limpiar, fortalecer y proteger la tarjeta.
Para cada capa, el trazado de circuito de cobre es producid en primer lugar un bañando
de la materia prima con cobre.

El diseño del circuito se protege temporalmente durante la siguiente etapa, que es el


“grabado”, con una plantilla o “mascara” que se coloca encima del cobre y que tiene
la forma del circuito deseado (utilizando técnicas fotoquímicas que se describen más
abajo) y posteriormente se elimina el cobre no deseado de forma selectiva de aquellos
lugares donde no requiere el circuito.

En la fabricación de plaquetas electrónicas se utilizan varios procesos que requieren


utilización de sustancias químicas que pueden generar una mezcla de residuos
peligrosos; sin embargo, las técnicas aplicadas varían de un fabricante a otro. El
proceso de creación de circuitos utiliza una fotoquímica compleja, por ejemplo,
se aprovechan los cambios químicos que se generan durante la exposición a luz
ultravioleta (UV).

La superficie -ya limpia- de cobre, primero es recubierta con una mezcla fotoresistente
(de monómeros, fotocatalizadores) que cambia su solubilidad al ser expuesta a la luz
UV. Una diversa gama de químicos orgánicos son usados como fotoresistentes. Se
aplica una máscara (mapa) en el circuito trazado y al aplicársele luz UV brilla sobre la
tarjeta. Se usan muchos procesos, pero en el más utilizado la mezcla fotoresistente se
polimeriza en contacto con la luz UV, y llegan a ser insolubles mientras que las áreas
no expuestas continúan siendo solubles.

Las tarjetas se lavan utilizando un solvente apropiado, el cuál puede incluir solventes
clorados, aunque ya existen sistemas a base de agua. La solución ya usada contiene
mezclas fotoresistentes disueltas y es uno de los líquidos más comunes que van a parar
a las aguas residuales en la manufactura de plaquetas electrónicas (USEPA 1995). El
cobre expuesto es grabado en la superficie y el protector fotoresistente es removido
en seguida utilizando otros químicos (removedores de películas) hasta llegar a un
circuito de cobre terminado.

/ página 107

protomastro ok.indd 107 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

Estos procesos generan una compleja composición de aguas residuales que crean
desechos complejos que incluyen cobre soluble, químicos fotoreactivos y solventes.
Las capas individuales se unen con resinas epóxicas gracias a calor y presión. En las
plaquetas electrónicas se perforan hoyos o “vías” para permitir anexar componentes
o proveer conexión eléctrica entre las capas a través de la cubierta de cobre. El
recubrimiento de las perforaciones se realiza tradicionalmente mediante un proceso
para cobre sin aplicación de corriente eléctrica por electro chapado.

Este proceso utiliza compuestos de cobre disueltos, formaldehídos y químicos


quemantes (que pueden impedir la recuperación de metales en aguas residuales), así
como otros químicos peligrosos. Por tanto, este proceso está asociado a preocupaciones
ambientales muy fuertes, aunque algunos fabricantes ahora usan procesos alternativos
que son menos intensos químicamente y con un menor impacto al medioambiente.

La capa final de circuito se agrega de manera similar a la empleada en las capas


internas y entonces se aplican acabados de superficies a fin de evitar la oxidación de
cobre y proporcionar una protección física. Estos acabados generalmente tienen base
de soldaduras metálicas (ya sean de plomo-estaño o aleaciones sin plomo) u otros
metales, incluyendo níquel y oro, que pueden involucrar el uso de compuestos de
níquel soluble en agua.

El proceso utilizado, incluyendo los numerosos ciclos de enjuague, resulta en una


importante pérdida de metales y químicos de proceso que se incorporan en las aguas
residuales. Aunque algunas plantas sí puedan recuperar algunos metales, las aguas
residuales representan una fuente significativa de contaminación ambiental. (USEPA
1995).

4.9 | Fabricación de chips semiconductores

Los chips semiconductores, o microchips, consisten en una serie compleja


de componentes microscópicos basados en material semiconductor, en un área
extremadamente pequeña. Estos circuitos responden mucho más rápido y utilizan
menos electricidad que los circuitos tradicionales. La fabricación de los chips
semiconductores involucra muchos procesos químicos que requieren grandes
cantidades de sustancias químicas de proceso y agua; la fabricación de un chip de
memoria de 2 gramos conlleva un gasto de más de 30 kg de materiales, incluyendo
agua. Debido a la naturaleza dinámica de esta industria, tanto las tecnologías usadas,
los químicos y procesos empleados cambian rápidamente.

Los chips semiconductores se construyen a partir de materiales sumamente puros


mediante un proceso multi-escalonado que, esencialmente, involucra tres elementos
básicos: las distintas capas de material aislante, el material semiconductor o conductor,
y el recubrimiento de capas semiconductoras que tienen un conjunto de químicos para
afinar sus propiedades eléctricas y el dibujo de la superficie que se va elaborando a
través de varios procesos de recubrimiento y grabado parecidos a los de fabricación

108

protomastro ok.indd 108 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

de plaquetas electrónicas. De esta manera se van acumulando capas de múltiples


trazados de circuitos.

Estos procesos no admiten siquiera trazas de impurezas, por lo que requieren el


uso de químicos (gases y solventes) muy puros y en grandes volúmenes. A pesar
de que sí hay reciclaje-recuperación de productos químicos gastados, los solventes
y gases recuperados pueden contener impurezas que hacen que sea prácticamente
imposible lograr su limpieza total, por lo que muchas veces los residuos de solventes
son incinerados. El tratamiento de los residuos de solventes generalmente lo hacen
compañías contratadas para ello.

En esta industria, el uso de solventes tratados con cloro genera la contaminación


de aguas subterráneas en un gran número de localidades. La producción de las
piezas clave de los componente electrónicos generan grandes volúmenes de aguas
residuales con una gran variedad de químicos, incluyendo solventes, ácidos y metales
(particularmente cobre disuelto), se generan principalmente durante los procesos de
enjuague de las superficies del semiconductor o chip y en las etapas de grabado y
limpieza.

Los procesos utilizados en la fabricación de semiconductores también generan


corriente de desechos gaseosos con una gran variedad de contaminantes peligrosos
al aire. Estos pueden incluir metales pesados, compuestos perfluorinados, ácidos
inorgánicos y químicos orgánicos volátiles (VOCs), algunos de los cuales son gases
de efecto invernadero. A pesar de que se disminuyen los químicos en los efluentes de
desechos gaseosos, se han reportado emisiones de estos al aire.

El uso de químicos peligrosos en esta industria ha causado preocupación por la salud


de los trabajadores, especialmente acerca de los posibles impactos a largo plazo por
exposición de bajo nivel a un amplio y siempre cambiante rango de sustancias como
metales pesados, compuestos bromados o halogenados. Estudios epidemiológicos
han subrayado el incremento en la incidencia de los efectos sobre la reproducción y
ciertos cánceres, aunque el establecer relaciones de causa-efecto.

EN CUANTO A LA PROTECCIÓN AL TRABAJADOR Y AL MEDIO


AMBIENTE, EXISTEN ALGUNOS SIGNOS DE CAMBIO AL INTERIOR DE
LA INDUSTRIA DE ELECTRÓNICOS. LA DIRECTIVA EUROPEA SOBRE
RESTRICCIÓN DEL USO DE CIERTAS SUSTANCIAS PELIGROSAS
EN APARATOS ELÉCTRICOS Y ELECTRÓNICOS (ROHS, POR SUS
SIGLAS EN INGLÉS) HA TENIDO UN IMPACTO SIGNIFICATIVO EN
LA INDUSTRIA MÁS ALLÁ DE EUROPA Y, EN EL CASO DE ALGUNAS
COMPAÑÍAS, MUCHO ANTES DE SU ENTRADA EN VIGOR, EL 1º DE
JULIO DE 2006. SIN EMBARGO, ESTA DIRECTIVA, AUNQUE EVITA EL
USO DE METALES PESADOS (PLOMO, MERCURIO, CADMIO Y CROMO
HEXAVALENTE) Y DE RETARDANTES DE FLAMA BROMADOS COMO

/ página 109

protomastro ok.indd 109 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

PBBS Y PBDE, (CON EXCEPCIÓN PARA EL DECA-BDE Y ALGUNOS


APLICACIONES SEÑALADAS PARA METALES), NO SIGNIFICA EL
CONTROL DE TODOS LOS QUÍMICOS PELIGROSOS POTENCIALES,
INCLUYENDO OTRO RETARDANTES BROMADOS.

Además sólo trata con un foco específico para evitar la presencia de algunos
productos químicos peligrosos en los productos finales que se ponen en el mercado
en la Unión Europea. Aparte de los cambios significativos que estas prohibiciones
específicas requieren, es probable que RoHS solamente por sí sola tenga poco
impacto en el uso de la mayoría de los productos químicos peligrosos utilizados en los
procesos de fabricación, sin tomar en cuenta la eficiencia en general y la intensidad de
los recursos que se utilizan en estos procesos.

Se requiere con urgencia un cambio fundamental en la manera en que se conducen


las compañías relacionadas con la manufactura de electrónicos, para así asegurar que
los temas vinculados con el uso de químicos, materias primas, exposición en el lugar
de trabajo y manejo de desechos, se conviertan en parte importante de los ciclos de
planeación, investigación y desarrollo de las compañías, sin tener que esperar a que
se establezcan medidas legislativas necesarias de protección.

En términos tecnológicos, la manufactura de electrónicos se mantiene a la


vanguardia y tiene un sólido futuro económico. No hay razón por la cual no se deba
ir a la vanguardia en lo que se refiere a diseños y tecnologías limpias, sustitución
de químicos peligrosos, incremento eficaz de recursos, mayor protección a la salud
de los trabajadores y prevención de contaminación ambiental en las industrias del
sector. En resumen, es vital que, en la inevitable carrera de avance tecnológico, la
industria fabricante de electrónicos no se mantenga insensible a la necesidad absoluta
de prevención de la contaminación y sustentabilidad.

110

protomastro ok.indd 110 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

5 | Creando un marco jurídico para impulsar la gestión de los RAEE

En la evolución del marco conceptual y jurídico que le dará vida a los Sistemas
Integrados de Gestión de los RAEE, uno de los principales puntos de discusión
ha sido determinar cuándo el Aparato Eléctrico y Electrónico (AEE) usado o no,
funcional o no, re-acondicionable o no, cumple su ciclo de vida útil y se transforma
en un RAEE. Es necesario contar con un criterio inequívoco respecto de cuándo, en su
carácter de residuo o desecho, pasa a estar regulado por una normativa específica. La
mayor parte de los AEE son física y químicamente idénticos que los RAEE, iguales
componentes, propiedades, constituyentes químicos y hasta igual funcionalidad, pero
cambia la relación con su propietario o usuario, quien tiene la intención u obligación
de desecharlo.

La cuestión es que los RAEE, a diferencia de los residuos industriales, son de


generación universal. Esto quiere decir que todo habitante en algún momento tiene la
intención u obligación de desechar residuos electrónicos. Ya sea por rupturas, daños,
obsolescencia, recambios tecnológicos, pérdidas de funcionalidad, modas o cambios
de norma. Entonces, estos residuos de generación universal requieren de una logística
reversa para ser transportados desde el desechador o usuario final al centro de
recupero, re-acondicionamiento, reciclado o disposición final, en forma diferenciada
del resto de los residuos, y por ello deben ser separados de los sistemas de recolección
de residuos sólidos urbanos, cuyos destinos principales son la disposición en rellenos
sanitarios o la incineración.

Como ya hemos mencionado, ciertos constituyentes de los RAEE son corrientes de


residuos sometidos a controlo o residuos peligrosos: por caso el cadmio, el bromo,
selenio, plomo o el mercurio usados en diversos tipo de aleaciones y compuestos.
Y como tales están regulados tanto por normativas Nacionales (Leyes de Residuos
Peligrosos) en todos los países miembros del Mercosur como así también a nivel
mundial por la Convención de Basilea.

Este criterio de clasificación es útil para orientar la gestión integral de residuos de


un país y particularmente útil cuando el objetivo es definir la infraestructura que se
necesita para el tratamiento y la disposición final de los residuos. Es así que se pueden
definir una jerarquía de residuos, que vaya desde el reuso y reciclado a su tratamiento
y disposición final:

-- residuos de equipos o aparatos que pueden re-acondicionarse o re-manufactu-


rarse para su re-uso;
-- residuos pasibles de ser sometidos a un proceso de valorización o reciclado
como insumo de nuevo proceso;
-- residuos asimilables a residuos urbanos y que por lo tanto se pueden disponer
en forma conjunta;
-- residuos para los cuales la incineración es el tratamiento idóneo;

/ página 111

protomastro ok.indd 111 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

-- residuos que se deben disponer en rellenos de seguridad, previo tratamiento


físicos, químicos o biológicos para su neutralización, inertización, encapsula-
do, etc.
Los componentes peligrosos presentes en los residuos pueden ser agentes biológicos,
productos químicos o elementos físicos. El grado de peligrosidad de un residuo va
a depender de factores tales como la agresividad de los organismos infecciosos, la
toxicidad de las sustancias químicas, la corrosividad, reactividad, inflamabilidad,
capacidad de producir explosión de los componentes o la forma de los objetos
presentes.

Para que se manifiesten efectos adversos sobre los ecosistemas o la salud, no alcanza
con la presencia del material peligroso sino que debe existir exposición, esto es que los
individuos de una determinada especie deben tener contacto con el material peligroso.

EL RIESGO ASOCIADO A UN RESIDUO PELIGROSO SE REFIERE A


LA PROBABILIDAD DE QUE SE PRODUZCAN EFECTOS ADVERSOS
EN LA SALUD HUMANA, EL ECOSISTEMA, LOS COMPARTIMIENTOS
AMBIENTALES O LOS BIENES, EN FUNCIÓN DE LA EXPOSICIÓN
DIRECTA A DICHOS RESIDUOS O A LA CONTAMINACIÓN GENERADA
POR LAS ACTIVIDADES DE MANEJO DE LOS MISMOS. POR LO TANTO
EL NIVEL DE RIESGO SERÁ UNA FUNCIÓN DE LA PELIGROSIDAD DEL
RESIDUO Y DEL TIPO, MAGNITUD Y DURACIÓN DE LA EXPOSICIÓN.

RIESGO = F (PELIGRO, EXPOSICIÓN)

De lo anterior surge claramente que el riesgo puede ser gestionado a los efectos
de minimizarlo, mientras que el peligro será intrínseco al residuo y sólo se podrá
modificar sometiendo al residuo a procesos de transformación. La gestión de residuos
peligrosos requiere el conocimiento y la evaluación de los efectos perjudiciales que
estos pueden representar para la salud del trabajador, la población, el medio ambiente
y los bienes, de forma que las operaciones de manejo estén orientadas a prevenir o
reducir dichos efectos. Esto comprende un estudio de múltiples etapas denominado
evaluación de riesgo.

A continuación se presentan algunos aspectos a tener en cuenta sobre el orden


jerárquico en la gestión de residuos. La actuación de las Entidades Públicas o
Autoridades de Control, tanto nacionales como locales, se deberá orientar a facilitar
la aplicación de prácticas de minimización de los residuos en la fuente, el reciclaje y
valorización de residuos, además de fijar los estándares mínimos para el transporte,
tratamiento y disposición final y controlar que todas las etapas de gestión se realicen
en forma ambientalmente adecuada. La aplicación de los principios de jerarquía en la
gestión debe ser la meta a alcanzar pero no necesariamente podrá ser aplicada en el
inicio de la estrategia. Por lo tanto la escala jerárquica deberá interpretarse de manera
112

protomastro ok.indd 112 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

flexible ajustándola a las realidades locales y a la mejora continua del sistema de


gestión de residuos. Este aspecto debe ser especialmente tenido en cuenta en relación
al reciclado y valorización de residuos.

El reciclaje y otras formas de valorización deberán ser jerarquizados frente a la


alternativa de tratamiento y disposición final si existen los mercados para la ubicación
de los materiales reciclados y si el reciclado de residuos garantiza su operación en
condiciones adecuadas desde el punto de vista ambiental. En caso de no ser así, se
podrá optar en forma interina por la opción de tratamiento y disposición final, mientras
que en forma paralela se procede a implementar un programa para el desarrollo de
mercados que potencien las oportunidades de reciclar materiales.

El reciclaje no debe ser considerado como una meta en sí misma sino como parte
integrante del sistema de gestión integral de residuos. Para favorecer a los Sistemas
de Gestión que incluya el reciclado, resulta clave, entre otras cosas, realizar una
adecuada segregación de residuos en la fuente, ya que esto permite procesar residuos
de mejor calidad desde el punto de vista sanitario y ambiental. La aplicación
incorrecta de pautas de segregación en la fuente trae aparejado no sólo problemas de
viabilidad técnica y económica para el reciclaje de residuos, sino que además aumenta
sensiblemente los costos de la gestión de los mismos.

Los países desarrollados, así como la propia Convención están comenzando a


distinguir entre los residuos que deben ser tratados y dispuestos en rellenos de
seguridad; de aquellos que son insumos de nuevos proceso industriales. Esto llevó
a crear un canal ámbar, para regular el movimiento de las corrientes cuyo destino
final es el tratamiento y disposición final, de canal verde, para permitir, facilitar e
impulsar el movimiento y transporte de las chatarras, scrap o desechos que pueden ser
valorizados como insumos de nuevos procesos. Esto es crucial a la hora de determinar
la logística de los Sistemas Integrados de Gestión de RAEE, y la factibilidad de mover
dentro del Mercosur o exportar o importar chatarras o scrap que pueda ser reciclado,
refinado y valorizado en plantas regionales.

IDEA FUERZA: RESULTA IMPERIOSO DETERMINAR EN QUÉ


MOMENTO, CUÁLES PROCESOS O QUÉ PIEZAS-COMPONENTES DE
LOS RAEE DEBEN SER GESTIONADOS COMO RESIDUOS PELIGROSOS.
SEGÚN SE INTENTA CONCLUIR EN ESTE ESTUDIO -Y SIGUIENDO
LA MÁS RECIENTE NORMATIVA DEL MERCOSUR, ASÍ COMO EN
PROYECTOS PRESENTADOS EN EL PODER LEGISLATIVO DE LA
NACIÓN-, LOS RAEE SERÁN RESIDUOS PELIGROSOS A PARTIR DE SU
DESMONTAJE Y EL DESENSAMBLAJE DE SUS PIEZAS, SEGREGANDO
TODOS AQUELLOS COMPONENTES O PIEZAS CLASIFICADOS POR LA
CONVENCIÓN DE BASILEA COMO PELIGROSOS (PILAS Y BATERÍAS
CON ALTOS CONTENIDO DE CADMIO, PLOMO O MERCURIO;
PLAQUETAS CONTAMINADAS CON VIDRIOS ACTIVADOS DEL LCD,

/ página 113

protomastro ok.indd 113 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

TAMBORES DE SELENIO, ETC.) DE AQUELLOS OTROS QUE PUEDEN


SER TRANSPORTADOS DENTRO Y FUERA DE LAS FRONTERAS POR
CANAL VERDE Y CUYO DESTINO SERÁ EL RECICLADO, RECUPERO Y
REFINADO (CHATARRAS FERROSAS/NO FERROSAS, PLÁSTICOS SIN
BROMO, PLAQUETAS ELECTRÓNICAS NO CONTAMINADAS, ETC.)

Los proyectos de Leyes de RAEE que se han debatido en la Argentina y algunos


proyectos de Brasil, Perú y Colombia, tomaron como modelo a las Directivas RAEE
y RoHS (restricción de sustancias peligrosas en los AEE) de la Unión Europea y el
principio de la Responsabilidad Extendida del Productor. En el caso de Argentina,
tomaron los principios y marcos de las Directivas europeas, pero incorporaron varios
cambios relevantes a la hora de armar y financiar el Sistema Integrado de Gestión
de RAEE. El debate aquí planteado puede ser tomado para el resto del Mercosur o
América Latina con el objeto de armonizar y potenciar soluciones sostenibles. Es
vital que el Mercosur definan ciertas Eco-Normas conjuntas con el objeto de las
normativas sobre gestión de residuos electrónicos, a saber:

 Proteger el ambiente y preservarlo de la contaminación generada por los resi-


duos de aparatos eléctricos y electrónicos.

 Promover la reutilización, el reciclado y otras formas de valorización de resi-


duos de aparatos eléctricos y electrónicos.

 Reducir la disposición final de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos.

 Promover la reducción de la peligrosidad de los componentes de los aparatos


eléctricos y electrónicos y sus residuos.

 Incorporar el Análisis del Ciclo de Vida en los procesos de diseño y pro-


ducción de aparatos eléctricos y electrónicos.

 Mejorar el comportamiento ambiental de todos aquellos que intervienen


en el ciclo de vida de los aparatos eléctricos y electrónicos y sus residuos.

 Consensuar Modelos de Gestión y Tratamientos a dar a los RAEE.

 Promover inversiones regionales para el recupero de materias primas, a


fin de lograr escala competitiva mundial (por ejemplo, Chile especializado
en recupero de desechos de cobre, la Argentina en plaquetas electrónicas,
Brasil en baterías-plásticos y metales ferrosos).

 Promover el intercambio de equipos para recupero/reacondicionamiento o ma-


teriales reciclables entre clústeres de industrias de reciclado de RAEE y sus
componentes.

114

protomastro ok.indd 114 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

5.1 | Algunas definiciones para el marco jurídico de los RAEE

A continuación planteamos algunas definiciones y conceptos que deben estar


claramente definidos en un cuadro normativo nacional o provincial referidos de
la gestión de RAEE, para unificar criterios y entramado normativo en cada país, y
en línea con diversos Convención y Acuerdos Internacionales. Los mismos fueron
desarrollados por la Directiva de la Unión Europea para la Gestión de RAEE, y por la
Comisión de Ecología del Senado de Argentina:

-- Aparatos eléctricos y electrónicos (AEE): los aparatos que necesitan para


funcionar corriente eléctrica o campos electromagnéticos, destinados a ser
utilizados con una tensión nominal no superior a 1.000 V en corriente alterna y
1.500 V en corriente continua, y los aparatos necesarios para generar, transmi-
tir y medir tales corrientes y campos.
-- Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE): aparatos eléctricos
y electrónicos, sus materiales, componentes, consumibles y subconjuntos que
forman parte de los mismos, que su poseedor deseche o tenga la obligación
legal de hacerlo.
-- Prevención: toda medida destinada a reducir la cantidad y nocividad para el
ambiente de los RAEE, sus materiales y sustancias.
-- Recuperación: toda actividad vinculada al rescate de los RAEE desechados
por los generadores a efectos de su valorización.
-- Valorización: toda acción o proceso que permita el aprovechamiento de los
RAEE, así como de los materiales que los conforman, teniendo en cuenta con-
diciones de protección del ambiente y la salud. Se encuentran comprendidos en
la valorización los procesos de reutilización y reciclaje.
-- Reutilización: toda operación que permita prolongar la vida útil y uso de los
RAEE o algunos de sus componentes.
-- Reciclaje: todo proceso de extracción y transformación de los materiales o
componentes de los RAEE para su aplicación como insumos productivos.
-- Tratamiento: toda actividad de descontaminación, desmontaje, desarmado,
desensamblado, trituración, valorización o preparación para su disposición
final y cualquier otra operación que se realice con tales fines.
-- Disposición Final: destino último –ambientalmente seguro– de los elementos
residuales que surjan como remanente del tratamiento de los RAEE.
-- Productor de AEE: toda persona física o jurídica que fabrique y venda
aparatos eléctricos y electrónicos con marcas propias, coloque en el mercado
con marcas propias aparatos fabricados por terceros, y/o importe aparatos
eléctricos o electrónicos.
-- Distribuidor de AEE: toda persona física o jurídica que suministre aparatos
eléctricos y electrónicos en condiciones comerciales a otra persona o entidad,
con independencia de la técnica de venta utilizada.

/ página 115

protomastro ok.indd 115 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

-- Gestión de RAEE: conjunto de actividades destinadas a recolectar, transpor-


tar, dar tratamiento y disponer los RAEE, teniendo en cuenta condiciones de
protección del ambiente y la salud humana.
-- Gestor de RAEE: toda persona física o jurídica que, en el marco de esta ley,
realice actividades de recolección, transporte, almacenamiento, valorización,
tratamiento y/o disposición final de RAEE.
-- Generador de RAEE: toda persona física o jurídica, pública o privada, que
deseche RAEE. En función de la cantidad de RAEE desechados, los generado-
res se clasifican en:
• Pequeños generadores.
• Grandes generadores.
La cantidad o volumen a partir de la cual los generadores de RAEE se clasificarán
como grandes generadores, será determinada por la autoridad de aplicación de cada
jurisdicción.

-- Sistema Integrado de Gestión de RAEE: es el conjunto de instituciones,


actores, actividades, acciones y tareas interrelacionados que conforman e inte-
gran las distintas etapas de la gestión ambientalmente sostenible de los RAEE,
que podrán conformar subsistemas en función del ámbito geográfico, catego-
rías y tipos de AEE y/u otras especificidades.
-- Sitios de recepción o puntos verdes: aquellos lugares establecidos por los
sujetos obligados y las autoridades de aplicación para la recepción y almace-
namiento temporario de los RAEE, que deben estar inscriptos bajo las Leyes
de Residuos Peligrosos como Almacenamiento, Generación u Operación de
RAEE.
-- Re-utilizador social: toda persona física o jurídica que recupera materiales,
componentes o aparatos con el objeto de reutilizarlos como materias primas o
productos, desde una perspectiva de economía de subsistencia y de inclusión
social.

116

protomastro ok.indd 116 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

5.2 | Herramientas para poner en marcha los SIG-RAEE

Ya hemos fundamentado la importancia de poner en marcha los Sistemas Integrados


para la Gestión de Residuos de Aparataos Eléctricos y Electrónicos, o SIG-RAEE,
ya sean público, mixto o privado, manejado por una ONG, fundación, cámara de
empresas o el Estado. Lo relevante y estratégico es que el SIG-RAEE se encargue
planificar y ejecutar la coordinación, recolección, transporte y distribución a la plantas
de reciclado o tratamiento y disposición final de la chatarra electrónica recolectada;
generar recursos a través de tasas o cuotas entre sus miembros; seleccionar los gestores
de los RAEE; llevar las estadísticas de gestión y brindar reportes; y , quizás los más
relevantes, convencer al usuario final o desechador de RAEE que debe separar los
RAEE de la basura domésticos y enviarlos al Sistema.

En tal sentido, el modelo que sugiero son los SIG-RAEE conformados e integrados
de las empresas Productoras o mixtos público-privados. En éstos últimos, las empresas
Productoras se vinculan con los municipios o entes de gobierno, y desarrollan
Sistemas agrupados por categorías de productos específicas y con problemáticas
comunes. Por ejemplo SIG-Pilas/baterías; SIG-Heladeras; SIG-Luminarias, etc. El
SIG-RAEE luego se vincula con el conjunto de Productores del Sector y contrata

/ página 117

protomastro ok.indd 117 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

servicios de logística, reciclado y tratamiento, buscando la mejor relación precio/


calidad/cumplimiento normativo.

Entiéndase bien, cada SIG-RAEE cumple el rol del Director Técnico en el fútbol
o el armador político en un Partido: arma la estrategia, selecciona a los jugadores o
gestores; arma la propuesta de la logística; audita a las plantas de reciclado, tratamiento
y disposición final; planifica, ejecuta, verifica y luego busca las mejoras para el
partido siguiente. Además, genera reportes y audita la salud de sus jugadores; maneja
los recursos de los propios integrantes del Sistema; y responde ante la Autoridad. Los
SIG-RAEE exitosos son muy estrictos en el manejo de los fondos generados, y la
selección de los gestores; así como en su seguimiento en el cumplimiento normativo
y la trazabilidad de los RAEE y sus partes.

Las tareas, funciones y objetivos de cada Sistema Integrado de Gestión de RAEE


serían, entre otras, las de:

I. Generar su propio financiamiento, ya sea con los aportes de Productores o bien por
el cobro de tasa por servicio o “ecotasa”, a cobrar al momento de la primera venta de
los aparatos y dispositivos eléctricos y electrónicos; o bien contra la certificación del
material recolectado de cada productor. Para esto se puede aprender del modelo de la
Unión Europea sobre asignación de cuotas de mercado del año siguiente, considerando
las cuotas efectivas de reciclado del año previo.

II. Planificar, proyectar y ejecutar, por sí o mediante contratación de terceros, las ac-
tividades de recolección, transporte, tratamiento y disposición final de los RAEE, con-
siderando el siguiente orden de prioridades: reutilización, reciclado, otros métodos de
valorización y, en última instancia, disposición final ambientalmente responsable.

III. Planificar, proyectar y ejecutar, por sí o mediante contratación de terceros, campa-


ñas de difusión y concientización amplias y permanentes, destinadas a todos los sectores
de la población, con el objetivo de divulgar las pautas y consignas para el buen funcio-
namiento del SIG-RAEE.

IV. Establecer la metodología para determinar los valores de las tasas aplicables por la
gestión de RAEE en función del costo de gestión de cada tipo de RAEE.

V. Establecer un sistema de codificación, para el etiquetado obligatorio de los AEE a


fin de facilitar su recolección y valorización.

VI. Llevar un registro de productores y recabar anualmente información documentada


sobre cantidades y categorías de AEE colocados en el mercado por cada uno de ellos.

VII. Llevar un registro de los RAEE recolectados, reutilizados, reciclados y enviados a


disposición final.

VIII. Firmar acuerdos y convenios con Productores y autoridades jurisdiccionales,


que atiendan las especificidades locales vinculadas a una o varias etapas o actividades
de la gestión de los RAEE.

118

protomastro ok.indd 118 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

5.3 | Elementos para considerar en las eco-tasas por gestión de RAEE

Ecología sin economía es puro humo. Quiero decir, las políticas y sistemas de gestión
ambiental tienen costos que alguien tienen que pagar. Sin financiamiento la ecología
es pura retórica. Los SIG-RAEE necesitan recursos para pagar la logística específica
de recolección, el acopio transitorio, procesamiento, reciclado y tratamiento. Por este
motivo, se requiere de un financiamiento especial: recolectar y procesar los RAEE
para reciclarlos tiene costos importantes, que no se pagan, al menos inicialmente o
hasta no contar con escala, con las utilidades de la venta de materias primas.

Convengamos que la gran mayoría de los residuos de generación universal (que


desechamos todos los habitantes) tienen un costo que pagamos todos los vecinos en
formas de tasas (en la Argentina comúnmente llamadas ABL o de alumbrado, barrido
y limpieza) o que pagan las industrias y grandes generadores. Es decir, todo vecino
municipal abona tasas mensuales por la gestión de sus residuos. Al crear un canal
nuevo de gestión para los RAEE, en las plantas de producción de materias primas, o
de manufactura de los AEE, sus partes y componentes.

El Estado puede subsidiar el SIG-RAEE, pero su financiamiento se construirá en


gran parte sobre quien pone el producto en el mercado y quien los compra y usa. De
esta manera, se prevé, los Productores harán AEE más sanas, seguros, reciclables y
ecológicos, en tanto el consumidor, por una cuestión de conciencia y responsabilidad
ambiental o por premios y descuentos, se hará cargo de su rol de: separar, cargar el
RAEE e ir hasta al punto y entregarlo para su reciclado (o re-acondicionamiento, o
recupero).

En la estructura de costos para la gestión de los residuos electrónicos la logística


diaria de carga y retiro tiene un gran peso económico. El movimiento de grandes
volúmenes por recorridos complejos, los salarios de camioneros, tasas de transporte
y los costos de la coordinación Operativa hacen que se requieren recursos para que
el SIG-RAEE funcione y sea efectivo.. A diferencia de la logística comercial de los
Productores, en los retiros de RAEE el material no está cubicado ni palletizado, es
muy heterogéneo, algunos equipos están rotos o pueden verter ciertos fluidos. Se
pierden mucho espacio de carga porque estaré transportando un mix de desechos que
aún pocas empresas o centros verde clasifican adecuadamente y los acondicionan para
su transporte.

Entonces los SIG-RAEE deben contemplar soluciones de alcance nacional, y por


ende, sus camiones o trenes deben llegar a todos los puntos del país para retirar los
RAEE. Por ello, los casos exitosos de Gestión de RAEE cuentan con acuerdos con
empresas de correos / paquetería o de logística nacional (sean por vía férrea, camiones
o, inclusive vía aérea, el caso de pilas y baterías). Mover los desechos de heladeras,
lavarropas u otros grandes electrodomésticos es una tarea titánica en cuanto a
volúmenes que requiere mucha planificación para no incurrir en gastos exorbitantes.
En la logística de productos, el consumidor o usuario lo paga en el precio del producto,
pero en el residuo, el costo logístico es el “quid de la cuestión”.

/ página 119

protomastro ok.indd 119 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

Una vez recolectados los RAEE, el SIG-RAEE luego debe determinar a qué planta
enviar el material recolectado. En las Plantas Gestoras de RAEE, el objetivo de su
gestión pasa por el recupero de alguna o gran parte de sus constituyentes. Si bien una
fracción mayoritaria de los metales y plásticos pueden o tienen un valor económico,
la operación a escala, masiva, de carácter nacional y cumpliendo buenas prácticas
de manejo y estándares ambientales (incluyendo la manipulación bajo normas de
seguridad y el tratamiento y disposición final de los residuos peligrosos) implican que
alguien tiene que pagar por ésta gestión.

Además del costo logístico, también impacta en forma significativa en la estructura


de costos de los SIGRAEE o las Plantas Gestoras, el gasto de la disposición final de
todo el material no reciclable y algunas tasas ambientales que deben pagarse por la
gestión de dichos residuos peligrosos. Los costos de tratamiento de las corrientes
de desechos sometidas a control son elevados, ya que implican procesos como la
incineración o termodestrucción, tratamientos físico-químicos como inertizar,
neutralizar, encapsular, adsorber o reducir el volumen y bajar la peligrosidad del
desecho.

Los SIGRAEE, que se construyen sobre la base del Análisis de Ciclo de Vida,
Logística Reversa, Puntos Verdes, Buenas Prácticas de Gestión y Tratamiento, y
la Responsabilidad Extendida del Productor ponen este costo en los Productores.
Pero sin lugar a dudas, los costos de la gestión de los residuos -como sucede con
el conjunto de costos del manejo de los residuos sólidos urbanos, los efluentes
líquidos y los residuos industriales-, son pagados por el conjunto de la sociedad, en
la internalización del coste ambiental en el precio de venta del producto o servicio.
Las empresas Productoras incorporan el costo de la ecotasa en el valor del producto,
así como internalizan en su esquema de costos todo aquello que implican Buenas
Prácticas Ambientales.

Aún así, y más allá de la internalización del costo ambiental en el producto o


servicio, el Estado puede participar mediante la adopción de esquemas de subsidios,
compensaciones, desgravaciones u otros mecanismos financieros para impulsar el
Desarrollo de la Industria de la Gestión de RAEE. Los costos de los pasivos ambientales
(un basural contaminado con desechos electrónicos) terminan conformado un costo
que paga el Estado, por ende, evitar esa “minería inversa”, que consiste en enterrar
desechos reciclables, tendrá un menor costo que la remediación posterior. Por eso,
el Estado cumplirá el rol de sancionar o multar a los Productores, e incluso a los
grandes usuarios que no cumplan con pautas de Buenas Prácticas o no se integren a
los Sistemas de Gestión de RAEE.

Las metodologías para determinar los valores de una eco-tasa se pueden basar en
aportes obligatorios para la gestión de cada uno de los RAEE. Son metodologías
de cálculo complejas que requieren de la participación prioritaria de las propias
empresas o asociaciones de Productores, de los centros de investigación de la Era
Electrónica y Digital, de los Gestores de RAEE, de las Universidades y asociaciones
de consumidores. En la formulación de dichas tasas, se deberán contemplar, entre
otras variables:

120

protomastro ok.indd 120 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

a) Los costos específicos de la gestión de cada RAEE, vinculados a la responsabilidad


extendida productor, teniendo en cuenta:

1. el potencial valorizable de los materiales que los componen,


2. el promedio de vida útil de los productos,
3. el contenido de sustancias peligrosas;

b) los costos operativos de funcionamiento de los Sistemas Integrados de Gestión


de RAEE y de la logística reversa, vinculados a la responsabilidad colectiva de los
productores, incluyendo:

1. infraestructura y logística de recuperación,


2. actividades de clasificación y tratamiento,
3. presentación de informes, seguimiento supervisión y administración.

5.4 | Autoridad de Aplicación, la fiscalización y control

En cuanto a la autoridad de aplicación, sea Nacional o Regional-Provincial, cumplen


las funciones de fijar los objetivos y políticas, determinar los marcos políticos,
fiscalizar y controlar el debido cumplimiento. Podemos especificar las siguientes
tareas en relación con los Sistemas de Gestión de RAEE:

I. Establecer los lineamientos jurídicos y administrativos que encuadren la


elaboración del o los Sistema/s de Gestión de RAEE, y considerar su aprobación y
reglamentación. Los SIG-RAEE pueden ser públicos, privados, o lo preferible por el
autor: mixtos y conformados por Productores, Gestores, Municipios, Autoridad Ambiental
Nacional y representantes del Centros Académicos vinculados con el sector;

II. El Estado cuenta con diversos mecanismos, como esquemas regulatorios o impositi-
vos, para hacer que los Productores participen en el financiamiento de los costos de
los SIG-RAEE, los que pueden ser manejados por los propios Productores y otras
organizaciones;

III. Por otro lado, le quedará el rol clave y de última instancia al Estado para resolver
la gestión de aquellas categorías en donde la industria nacional y/o Pyme no pueda
soportar las ecotasas, para los RAEE denominados como huérfanos o free-ryders, en
donde el Estado deberá subsidiar el financiamiento de los Sistemas de Gestión.

IV. Como política de Estado, se debe primar el principio de Jerarquía de los Residuos,
donde será prioridad, como destino de los RAEE, en primer término plantas de Re-
Manufactura, en segundo las Plantas de Reciclado, y por último, las plantas de trata-
miento y disposición final (Operadores). El objetivo de los SIG-RAEE, en línea con
los postulados de la Convención de Basilea, debe tender a maximizar el recupero y
reciclado (minería urbana) y minimizar la incineración sin recupero de metales y
disposición final en rellenos de seguridad (minería inversa);

/ página 121

protomastro ok.indd 121 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

V. Desde el Estado se deberán impulsar políticas para que las empresas Producto-
ras trabajan e inviertan en el diseño para el ambiente, sobre todo dentro de la industria
nacional, en los ensambladores o los importadores. Se debe promover el acercamiento
entre la Academia y l as Pymes de AEE, para que los nuevos diseños y productos fa-
cilite, al final de sus ciclo de vida su valorización y, en particular, la reutilización y el
reciclado de RAEE, sus componentes y materiales. Esto no es una novedad para los Pro-
ductores y en todo el mundo, quienes ya se está diseñando para re-usar y reciclar. Pero
las Pymes nacionales necesitarán soporte del Estado vía subsidios, apoyo tecnológico,
desgravaciones, etc.;

VI. Asimismo, se deberá fomentar el desarrollo de nuevas tecnologías de tratamiento


y valorización más beneficiosas para el ambiente, a través de creación de líneas en
Universidades o Institutos de Investigación del Estado, o mediante desgravaciones
impositivas y subsidios a las industrias de los residuos;

VII. Otro camino será las compras sustentables por parte del mayor consumidor de AEE,
que es el Estado. Esto implica la prioridad en la compra de los productos resultantes
de la valorización de los RAEE;

VIII. Desde el Estado se pueden promover el desarrollo de Bolsas de Residuos; donde se


conecten al comprador con los recicladores; así como también, facilitar el movimien-
to dentro del Mercosur de materiales a valorizar y usar como insumos de nuevos
procesos industriales;

IX. El Estado, sobre la base de su red de centros de investigación y Universidades debe


avanzar, en acuerdo con las tendencias y regulaciones globales como la normativa
europea RoHS, en restricciones y/o prohibiciones a la incorporación a los AEE de
sustancias que evalúe como peligrosas y que disponen de alternativas tecnológicas.

X. Desde el Estado se deben establecer metas anuales progresivas de recupero de RAEE


a cumplir por el SIG-RAEE: si en un país como la Argentina se generan 4 kg de
RAEE por habitante y año, no sería irracional fijar un objetivo de 25 %, o sea un 1
kg /habitante/año para los primeros 5 años, y luego aspirar al 35 % o 50 %, lo cual
crearía un volumen inicial 40.000 toneladas de RAEE y a futuro de 80.000 toneladas,
más que atractivo para cualquier industria;.

XI. Finalmente, la Estado del corresponderá establecer y controlar el cumplimiento de


las metas anuales de valorización de los RAEE recuperados; así como los requisitos
técnicos que, como mínimo, deberán cumplir las instalaciones y plantas de gestión y
tratamiento de RAEE.
Para dar validez y transparencia al funcionamiento de los SIG-RAEE, se deben
generar reportes fiables de sus operaciones. En tal sentido, los Sistemas remitirán
cortes mensuales con los volúmenes recolectados, costos logísticos, Gestores a los
cuales se les enviaron los RAEE; cantidad de material valorizado, costos de los gestores
y cantidad de material reciclado por corriente (plásticos, metales ferrosos, metales
no ferrosos, plaquetas, etc.) y cantidad de residuos peligrosos para disposición final.
Anualmente a la autoridad nacional de aplicación un informe referido a su actividad
en el año anterior, en el que, como mínimo, se relacionen:

122

protomastro ok.indd 122 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

a) Los costos de gestión de cada categoría de RAEE y del conjunto gestionadas.

b) Las cantidades finales de RAEE discriminando por categorías y tipos de RAEE, así
como las cantidades valorizadas y destinadas a disposición final con y sin tratamiento.

5.5 | Qué se espera de los Productores y Distribuidores

Los Productores, sus Centros de I+D, sus Proveedores, sus Plantas de Manufactura
y sus Canales de Distribución constituyen una parte clave en el ciclo de vida de
productos, desde su diseño, obtención de materias primas, industrialización, logística
y comercialización. Se gastan fortunas en innovación y desarrollos, buscando llegar
al usuario/consumidor con los AEE más novedosos, funcionales, eficientes y al
precio más competitivo. Algunas marcas apuesta a ser íconos de calidad, durabilidad
y prestaciones; mientras que otras apuestan a competir por precio e inundan todos los
mercados con productos populares.

El consumidor/usuario está evolucionando a compras cada vez más racionales a la


hora de la compra de cada electrodoméstico o dispositivo de electrónica de consumo.
Asociamos marcas con cuadrantes de precio/calidad/prestaciones, pero todos tenemos
un presupuesto familiar o laboral, sabemos que debemos adecuarnos entre nuestro
deseo y lo que podemos comprar. Esto lo conocen muy bien los Productores, que son
los que crean, diseñan, producen, distribuyen y nos venden los aparatos electrónicos
y su presencia puede ir desde marcas globales y de gran escala, a Pymes que atienden
nichos específicos o de bajo valor.

En el esquema de los SIG-RAEE, se espera de los Productores (en cualquiera de sus


formatos como fabricantes-ensambladores-importadores-distribuidores de AEE) que
cumplan los siguientes roles:

a) Diseñar los AEE bajo ciertas normas para preservar tanto al ambiente como la
salud humana. Esto implica producir y poner en el mercado sólo aquellos apara-
tos que reduzcan al mínimo o eliminen el contenido de contaminantes regulados
globalmente. Por caso, los Productores deben trabajar para restringir el uso de
plomo, mercurio, cadmio, cromo hexavalente, polibromobifenilos (PBB), poli-
bromodifeniléteres (PBD) u otras sustancias que a futuro se determinen como
contaminantes. Es un enorme desafío, en el cual desde hace años ya están traba-
jando las Marcas y que los Estados del Mercosur deben apoyar y motivar;

b) Diseñar y producir los aparatos eléctricos y electrónicos de forma que se faci-


lite su desmontaje, reparación y, en particular, su reciclaje. Más allá de la Ley de
Moore y el recambio de AEE por la propia evolución del sector, modas o nuevos
estándares, importa que al menos los productos puestos en el mercado pueden ser
desmontados, despiezados y se posibilite tanto la valorización como la minería
urbana que transforme desechos en nuevas materias primas. Es suicida pensar en
un diseño para el entierro, porque tarde o temprano los Productores se quedarán

/ página 123

protomastro ok.indd 123 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

sin materias primas si no se diseña en ciclo cerrado y sean esas Marcas capaces
de recuperar la materia prima para fabrica nuevos productos;
c) Participar en el financiamiento y, con su poder comercial y logístico, en las
campañas de recolección de RAEE. Personalmente creo que no tienen que ha-
cerse cargo de todos los gastos, que repercutirían en el precio de venta de los
productos o en los resultados de reciclaje. Por ello, si el Estado y los contribu-
yentes pagamos por la gestión de los residuos en general, quienes reduzcan la
generación, y sobre todos de los desechos pos-consumo, deberán poder obtener
del Estado el retorno por ésta gestión, no así para el caso del residuo industrial,
que sí debe ser afrontado en un 100 % por los Productores;

d) Marcar con el símbolo del “tacho tachado” al embalaje de los aparatos y cola-
borar con los gestores de RAEE generando información sobre aquellos mercados
o industrias que pueden valorizar los distintos componentes y materiales suscep-
tibles de reutilización y reciclado. Empresas líderes como HP, Nokia o Apple
cuentan con ciertos recicladores de baterías o plaquetas a los cuales les interesa
comprar dichos residuos para recuperar los metales estratégicos presentes;

f) Participar en forma corporativa o a través de cámaras sectoriales en los SIG-


RAEE aportando su experiencia en el costeo logístico. En gran parte de los países
que ya cuentan con éstos sistemas, las cámaras sectoriales han tenido importante
participación y lideran dichos entes de gestión;

g) Colaborar con el desarrollo de los sitios o puntos verdes, que pueden ser al-
gunos de su puntos comerciales, así como metodologías de acopio de RAEE de
acuerdo con lo requerido por el Sistema de Gestión de RAEE.

5.6 | Marco lógico de un SIG-RAEE

Los Sistemas Integrados de Gestión de RAEE requieren un un enfoque de marco


lógico (EML) para pensar estratégicamente y planificar su gestión. El EML es una
herramienta analítica, desarrollada en los años 1970, para la planificación de la gestión
de proyectos orientados por objetivos. Es utilizado con frecuencia por organismos de
cooperación internacional.

En el EML se considera que la ejecución de un proyecto, como la gestión de un SIG-


RAEE es consecuencia de un conjunto de acontecimientos con una relación causal
interna o para atender un conjunto de necesidades como reducir la minería inversa
(quema y enterramiento de residuos electrónicos) y potenciar la minería urbana. Estos
procesos analíticos se describen en función de los: insumos, actividades, resultados,
objetivo específico y objetivo global. Las incertidumbres del proceso se explican con
los factores externos (o supuestos) en cada nivel.

De modo general, se hace un resumen del proceso de desarrollo en una matriz que
consiste en los elementos básicos arriba mencionados, dicha matriz es conocida como
la Matriz del Proyecto (MP) [a veces es conocida como Matriz de Planificación].

124

protomastro ok.indd 124 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

Se denomina Matriz del Proyecto, de un programa o proyecto de desarrollo social,


a un documento que sintetiza:

•• el objetivo general;
•• los objetivos específicos;
•• los resultados esperados;
•• las actividades necesarias para alcanzar dichos resultados;
•• los recursos necesarios para desarrollar las actividades;
•• las limitantes externas del programa o proyecto;
•• los indicadores medibles y objetivos para evaluar el programa o proyecto; y,
•• el procedimiento para determinar los indicadores.

El concepto de marco lógico fue desarrollado originalmente por la GTZ, agencia de


cooperación de Alemania, y posteriormente adoptado, con algunas modificaciones,
por muchas agencias de cooperación internacional. Se trata de un instrumento útil
para que el equipo involucrado en un proyecto de desarrollo llegue a un consenso
sobre la concepción general del proyecto o programa.

5.7 | Experiencias de Cataluña, Irlanda, Suiza, Japón y Holanda

Los municipios del Mercosur pueden aprovechar los marcos lógicos de los Sistemas
de recolección y tratamiento de RAEE desarrollados en otras latitudes, pero
adecuándolos a la idiosincrasia del consumidor/usuario sudamericano. Para ello, será
muy positivo que puedan aprender y analizar los casos exitosos desarrollados a partir
de la directiva europea 2002/96/CE y de Japón. Podemos tomar algunos conceptos
y procedimientos de buenas prácticas de los SIG-RAEE implantados en Cataluña y
su comparación con los sistemas de Irlanda, Suiza, Japón y Holanda, con el fin de
encontrar similitudes y diferencias11.

En todos los casos analizados, los Productores o Marcas que producen o


comercializan los AEE, tienen la posibilidad de agruparse con otros para
coordinar, liderar y financiar conjuntamente los costos de gestión. Éste costo,
generalmente, sólo podrá ser solventado la agrupación de compañías en Sistemas
Integrados de Gestión y que con el tiempo logren algún beneficio en la recuperación
de sus productos para efectos de reutilización o remanufactura, creando verdaderos
mercados de valorización. Cuando no hay valor en la chatarra electrónica, el Estado
ha creado incentivos, eco-tasas o fondos ecológicos con el objetivo de maximizar los
volúmenes recolectados, reciclados o tratados.

11 Análisis Comparativo del Sistema de Gestión de RAEE de Cataluña Frente al de Otros Países.
Hallazgos y Consideraciones Económicas y Ambientales. (2008) Velasco, M.* Departamento de Proyectos
de Ingeniería. Universitat Politècnica de Catalunya.

/ página 125

protomastro ok.indd 125 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

En todos los países estudiados, coexisten varios Sistemas Colectivos de Gestión


de RAEE. Los monopolios no suelen ser muy efectivos, cuando la competencia e
integración de actores por categorías, regiones o actores logran gestionar mayores
volúmenes a menor costo. En los países analizados coexisten un mix variado de
fundaciones y empresas involucradas en gerenciar los SIG-RAEE, la logística reversa
u operar las Plantas de Gestión de RAEE. El tipo de organización en la mayoría de los
países se realiza a través de asociaciones de colectivos de productores que permiten
reducir los costos que la gestión de sus residuos involucra.

Aunque en todos los países el Productor o Marca es libre de seleccionar la gestión


individual de sus residuos (la Marca X sólo gestiona los RAEE de marca X,
denominada RIP o Responsabilidad Individual del Productos). Ésta es una práctica
poco común, ya que resulta mucho más económica un conjunto de plataformas de
gestión multi-marcas. Por lo general, las marcas líderes se agrupan en SIG-RAEE
que estén certificados y con altos estándares operativos. Aunque luego se les pide
a las Plantas RAEE que tengan compartimentalizada las áreas de cada marca. Las
mismas suelen ser auditadas o seguidas on-line por los responsables ambientales de
esas marcas.

En cambio las Pymes se agrupan en entes nacionales con participación del Estado
o los Municipios. No están preocupadas tanto por el cuidado o inutilización de sus
desechos, sino que quieren cumplir las normas RAEE, pero al mínimo costo.

En todos los países analizados, el Estado está presente, pero delega en organizaciones
privadas o fundaciones el manejo de los Sistemas de Gestión. En tanto, las Autoridades
de Gobierno se asignan un papel de fiscalizador, contralor y regulador al establecer
los objetivos de recolección y reciclaje a alcanzar por los productores y, de igual
forma, establecer las sanciones por el incumplimiento de dichos objetivos. Además,
el Estado apoya a los productores en la difusión de información sobre la forma de
gestionar residuos.

El proceso de recolección y destino son muy similares en todos los países. Cabe
destacar que, por ejemplo, en Suiza los puntos de venta de aparatos electrónicos
sumados al principal SIG-RAEE suizo, denominado Swico, deben aceptar todo tipo
de RAEE, sin importar que no corresponda a aquellas líneas de productos o marcas
que vendieran. Por ejemplo, un local comercial de electrodomésticos tienen que tener
un área para recibir tanto electrodomésticos, como computadoras, herramientas,
luminarias y pilas. Cuando la capacidad del área se satura de RAEE, el responsable
del punto comercial vía internet o por teléfono le piden Swico, que coordine el retiro
el conjunto de desechos recibidos en dicho punto.

En todos los países analizados, se acopia y gestiona a granel, sea el conjunto de


los RAEE o una dada categoría multi-marca. Lo que es verdad, que en todos los
casos se costea el volumen gestionado, pero el método de implantado en los países
analizados no favorece el diseño para el reciclaje, sobre todo porque a través de un
sistema colectivo donde no hay una separación por marcas, no existe un incentivo
hacia quienes se preocupen por el diseño.

126

protomastro ok.indd 126 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

Un paso adelante, en tal sentido es el método utilizado en Japón, a través de


“recycling ticket” o ticket de reciclado. Ésta es una herramienta muy útil para
brindar información sobre el residuo que se está desechando, y que puede favorecer
a identificar las marcas de los productos que se desechan y el destino de las mismas,
y quizá esto pueda hacer que los fabricantes -al conocer la cantidad exacta de sus
productos desechados, su ciclo de vida y destino- tengan la información necesaria para
facilitar el diseño de los productos para lograr una disposición final más conveniente.
Es claro que aún países desarrollados como Suiza y Japón, aún están haciendo una
ajuste fino en los SIG-RAEE, lo cual está previsto: planificar, hacer, verificar, mejorar
y potenciar es la base de éstos programas.

Otro tema crítico, al momento de desarrollar un SIG-RAEE paso por paso, es definir
qué se puede recibir en Sistema, y qué no. Lo relevante es comenzar con lo más
voluminoso o peligroso para el ambiente y la salud humana, ganar experiencia y
luego extenderse a otras categorías comerciales de electrónicos. Esto es clave para
adoptar en el Mercosur: no salir a lo loco a recolectar todo tipo de RAEE, cuando
no tengo gestores especializados en, por ejemplo, tratamiento y reciclado de pilas/
baterías o heladeras/freezers, etc.

Uno de los grandes aprendizajes, y válido para todos los Sistemas Integrados de
Gestión de Residuos ha sido el gradualismo operativo y la cuestión de darle tiempo a
la curva de aprendizaje de las participantes Pymes o Grandes Empresas involucradas
tanto en la logística como en el tratamiento de los RAEE. Se debió aprender sobre
cómo cubicar y acondicionar de la manera más eficiente los desechos a transportar,

/ página 127

protomastro ok.indd 127 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

como hacer un triaje en planta respecto de las categorías de materiales, cómo


“industrializar” la de-manufactura, qué equipamientos usar, cómo acondicionar para
la venta el materia recuperado para reciclaje, y finalmente, a quién venderle cada
corrientes de materiales recuperadas.

Por ejemplo, en Japón, la Ley de Reciclaje de Aparatos Domésticos, fue promulgada


el 1 de abril del 2001 y es la base del programa de los SIG-RAEE nipones. El
programa, inicialmente trabajó sobre sólo de las 4 grandes categorías de aparatos de
los hogares: televisores, lavarropas, aire acondicionados y heladeras; en tanto que los
RAEE corporativos debías se gestionados a costo de los privados o entes de gobierno.

En tanto, en Holanda, a partir del Decreto del 1 de enero de 1999, se comenzó


con la recolección y reciclaje de 2 grupos diferenciados de RAEE, cada uno de los
cuales contaba tanto con una logística propia como con plantas agrupadas cada en un
SIGRAEE:

- Grandes electrodomésticos y,
- ICT (Informática y Telecomunicaciones) y equipo de oficina.
En Cataluña, los fabricantes tienen dos opciones para seleccionar el modo de
organización para realizar la recolección de sus residuos. Pueden optar por realizarla
individualmente u organizarse colectivamente con otros productores para financiar
conjuntamente los gastos de gestión de sus residuos en conjunto. Hay diversas
plataformas y sistemas integrados de gestión de residuos (SIG) que se han agrupado
en una oficina de coordinación nombrada OFIRAEE.

El papel del gobierno catalán está presente en las tres etapas principales del proceso
de gestión de RAEE: 1. Recolección, 2. Acopio, 3. Tratamiento. En Barcelona, la
entidad encargada de la gestión de residuos municipales tiene como nombre BCNETA
(por la sigla con la que se conoce a Barcelona BCN y neta, en catalán: limpia), la cual
responde y es financiada por el ayuntamiento de la capital catalana. El servicio de
recolección de trastos, por ejemplo, que se realiza un día por semana, es un servicio
que otorga el ayuntamiento. En el caso de las instalaciones de acopio de RAEE,
llamadas “deixalleries” o puntos verdes, pueden ser gestionados por privados u SIG,
pero deben ser autorizadas por el mismo órgano de gobierno.

Mientras que en Holanda, los costos de operación de los centros de acopio se


comparten entre el gobierno y el fabricante, en Suiza, la recolección de los RAEE
la realiza el municipio, pero éste puede decidir si lleva los residuos a un centro de
acopio o a un comerciante, quien lo debe enviar al reciclador y pagar su costo. Los
RAEE procedentes de hogares particulares, oficina o pequeños generadores suizos,
se pueden llevar:

- A los sistemas de recolección implantados por los fabricantes.


- En la distribuidora, en el momento de la compra, si se ha de sustituir el aparato
por uno nuevo que haga la misma función.

128

protomastro ok.indd 128 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

- A los sistemas de recolección municipal previstos para los entes locales (puntos
Verdes, recolección de voluminosos, sistemas de puerta en puerta, etc.).
Para la recolección de RAEE en las ciudades suizas hay instalaciones creadas para
el almacenamiento y envío de los mismos a los destinos más convenientes de acuerdo
con lo que marca la normativa de gestión de residuos en vigor.

Barcelona apostó a darle una gran cantidad de puntos de acopio a su habitantes,


de modo de maximizar la cantidad a recolectar y la comodidad para el usuario. Los
distintos tipos de instalaciones catalanas que se pueden encontrar son:
 Puntos Verdes de Zona.

 Puntos Verdes de Barrio.

 Puntos Verdes Móviles.

 Puntos Verdes Colaboradores (comercios que reciben RAEE).

 Otros (empresa Roba Amiga o recolección de muebles, por ejemplo).

En cuanto a las categorías de aparatos electrónicos recibidos por los Puntos Verdes
de la capital catalana, ya sea en las instalaciones de zona, de barrio, móviles y puntos
colaboradores, todos ellos reciben siguientes rubros:

-- Aparatos de informática: monitores, impresoras.


-- Aparatos electrónicos.
-- Pequeños electrodomésticos.
-- Teléfonos móviles.
En cambio, los grandes electrodomésticos (como serlas heladeras o lavadoras) sólo
son aceptados en los Puntos Verdes de Zona, que son instalaciones más grandes que
las antes mencionadas, con equipamientos de izaje y carga, y diversas normas de
seguridad e higiene laboral más estrictas.

Los Puntos Verdes de Zona son instalaciones ambientales donde llevar determinados
residuos para que sean distribuidos a las plantas de tratamiento específico, para su
reciclaje o para evitar que contaminen. Se encargan de la recepción y almacenaje
selectivo de los residuos municipales. Así, los Puntos Verdes de Zona son los
encargados de potenciar la reutilización y el reciclaje, ahorrar recursos naturales,
agua y energía, facilitar el tratamiento adecuado de los residuos especiales, evitar la
contaminación y preservar nuestro entorno.

Este servicio es gratuito para los vecinos, presentando su documento de


identidad a la hora de dejar sus desechos, para todos los particulares siempre
que dejen para reciclarla o tratar RAEE con un peso inferior a los 500 kg. Los
residuos especiales/peligrosos son gratuitos y se aceptan hasta 5 kg o 5 litros por

/ página 129

protomastro ok.indd 129 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

vecino con documento. En el caso de comercios, oficinas y pequeños talleres, el


servicio está tarifado. Varias de las plantas de tratamiento a las que actualmente se
destinan los RAEE son administradas por el gobierno.

En Cataluña, la mayoría de los fabricantes que han optado por agruparse en un


Sistema de Gestión Integrado para el manejo de sus RAEE, prefieren pagar por
utilizar las instalaciones actualmente existentes, ya que la creación de una nueva
planta de tratamiento supone un costo innecesario. El gobierno catalán juega un papel
preponderante en el establecimiento de las instrucciones detalladas con respecto
al reciclaje y tratamiento de productos específicos, así como en la instauración de
sanciones por incumplimiento.

En todos los países, y en cumplimiento con Directas de la UE, las Autoridades


Ambientales Regionales o Municipales velan por la adecuada gestión de los residuos.
Los gobiernos auditan los SIGRAEE anualmente, evalúan sus resultados y planillas
de costos y dado el caso, establecen las sanciones correspondientes en caso de
incumplimiento con las normativas. Pero también participan del financiamiento de los
Sistemas. En Holanda, los costos de operación de los centros de acopio se comparten
entre el gobierno y el fabricante.

En Suiza, cuando la autoridad ubica RAEE en veredas o plantas de gestión de residuos


sólidos urbanos, pueden enviarlas a Puntos Verdes, o entregarlas con una multa al
Productor o Marca del RAEE gestionado indebidamente. Dada la idiosincrasia de los
suizos, éste sistema de multas y castigos sobre la base del delito ambiental (incorrecta
disposición del RAEE) ha permitido altas tasas de recupero y reciclado de los RAEE
que ya se ubican en el 70 % de la generación anual. Además, es factible, por los
números seriales, identificar al vecino o usuario final que no dispuso correctamente el
aparato. El sistema funciona cuando todos entendemos que los mecanismos, y, para
éste caso, que el RAEE no tiene por destino ni la vereda, ni el tacho de basura.

Más allá del esquema sancionatorio de una disposición final indebida, lo que opera
muy bien en todos los casos analizados son los Planes Canje, donde el Productor
descuenta del precio de venta un monto por entregar el AEE a desechar.

Por lo general, los SIGRAEE suizos hace una recolección primaria en los puntos
comerciales, obligados a recibir los RAEE, y éstos se encargan luego de llevarlos
hasta las Planta Gestoras integrantes del Sistema. Pero también, en Suiza se cuenta
con una alternativa de recolección de grandes electrodomésticos casa por casa. Se
convoca vía internet o teléfono al servicio del SIG-RAEE para combinar la hora de
la entrega de la heladera y las condiciones de carga, y vehículo con plataforma para
carga RAEE voluminoso pasa a retirarlos.

Las diferencias encontradas entre el sistema catalán con el de Suiza, por ejemplo,
fueron dos:

1. Los comerciantes están obligados a aceptar los desechos del usuario final sin

130

protomastro ok.indd 130 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

importar la marca y sin que exista un Plan Canje. Quien vende AEE debe recibir
los RAEE. Y luego el comerciante los entrega al SIGRAEE para su gestión.

2. En tanto, algunos comerciantes tienen contrato con S.EN.S (otro SIG-


RAEE público-privado) para que sus productos se recolecten por separado y se
los regresen, para que puedan ser reaprovechados. Es decir, en éstos casos los
Productores participan activamente para recuperar sus aparatos, yendo hasta los
puntos comerciales/receptores de RAEE para retirar sólo ciertas marcas. El resto,
las entrega el comercio al SIGRAEE nacional.

Por su parte, en Holanda, el municipio puede realizar la recolección de los RAEE en


los comercios bajo la solicitud de éste, mientras que en Cataluña es obligatorio para
el usuario final llevarlo al punto verde. En Cataluña, unos pocos centros de acopio
reparan o adaptan los RAEE para su reutilización, mientras que la mayoría procede al
desguace y recupero de materias primas, o minería urbana.

En Japón, los fabricantes se encargan de la estrategia comunicacional (y los


gastos que ella implique) para indicar dónde estarán ubicados los centros de acopio,
publicando los nombres y direcciones en los diarios. Mientras que en Cataluña, el
gobierno es el responsable de dar dicha información. Obviamente, la Generalitá
–gobierno catalán– gasta pero obtienen los beneficios con la imagen positiva que
generan estas campañas en la sociedad. A veces, una campaña bien armada, con
intervención de los Productores y Recicladores y usando los medios de comunicación
oficiales, le permite a los gobiernos provinciales o municipales lograr “grandes
impactos positivos” en cuanto a imagen y compromiso con la ecología y los votantes.

5.8 | El SIGRAEE Catalán

Una vez recolectados, los RAEE catalanes se envían a las plantas de tratamiento
autorizadas por la Autoridad de Aplicación pertinente. Algunos RAEE contienen
metales pesados y otros contaminantes y se han de someter a un proceso de
descontaminación específico previamente a su desmantelamiento. Después de
descontaminarlos, se clasifican los componentes por fracciones del mismo material,
se trituran y se tratan hasta conseguir materias primas secundarias, que se pueden
volver a introducir al ciclo de producción.

Desde el año 2006 la Autoridad Ambiental de Cataluña dispone de una planta de


selección de voluminosos en la localidad de Gavà. Allí se segregan y seleccionan
los RAEE que llegan mezclados con otros voluminosos para recuperar plásticos,
metales, plaquetas, vidrios y otros materiales reciclables, de manera que se evita que
vayan al relleno sanitario y permite que se puedan enviar a los gestores recicladores
autorizados para su valorización.

En Cataluña la gran mayoría de lo que se recoge tiene como destino el reciclaje


siendo los principales operadores las firmas Electrorecycling, FCC, Urbaser y

/ página 131

protomastro ok.indd 131 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

del grupo Indumetal; y Viuda de Lauro Clariana. De acuerdo con el convenio de


colaboración firmado entre la Agencia de Residuos de Catalunya y Electrorecycling,
S. A., a la recolección y valorización de frigoríficos y fluorescentes llevada a cabo
en los servicios públicos, se ha añadido la recolección y tratamiento de residuos
de electrónica de consumo y de informática, en su gran mayoría, procedentes de la
práctica totalidad de puntos verdes de Cataluña.

También hay convenios con ONG que tienen como objetivo la reutilización de
los RAEE, sobre todo de los “trastos”. Los destinos de este tipo de residuos son,
generalmente, fundaciones sociales, gestores locales de las propias deixalleries (que
se encargan de su funcionamiento interno, empleados, etc.) que son a la vez entidades
de reinserción laboral, ONG, particulares autorizados por el Ayuntamiento, que los
reutilizan, o bien, los venden en el mercado de segunda mano, tras realizar pequeñas
reparaciones. Sin embargo, en Cataluña esta práctica es poco recurrida.

En todos los casos el fabricante es el responsable financieramente de garantizar el


destino adecuado de los RAEE según lo que la normativa del país establezca. Pueden
realizar el proceso de transporte y tratamiento a través de un tercero o ellos mismos.
La mayoría de los productores optan por hacer uso de la red logística ya existente y
solo se encargan del pago de los costes generados. No hay distinción de marcas al
reciclar.

Al llenarse el contenedor del punto verde catalán, el fabricante o el SIGRAEE


deben retirar los residuos para transportarlos a la planta de reciclaje. El transporte
debe ser pagado por el fabricante. Algunos fabricantes pueden enviar los residuos
directamente a plantas de reciclaje sin pasar por los puntos de acopio, como sucede
en Holanda. En Suiza el desmantelamiento lo realizan instituciones sociales pero la
reutilización es limitada.

En Suiza, las plantas de reciclaje tienen un contrato con S.EN.S o SWICO por dos
años. Si los recicladores extranjeros cumplen los requisitos podrían ser contratados.
La empresa Jura, en este país, recupera los residuos procedentes de sus productos para
aprovecharlos y re-manufacturarlos. En Holanda, los objetivos de reciclaje para las
diferentes categorías se notifican y presentan para aprobación del gobierno. Para ellos,
la recuperación de energía (cemento) se considera reciclaje y ayuda al cumplimiento
de los objetivos establecidos.

En Cataluña el fabricante es libre de seleccionar el método para la cobertura de los


costos generados por la gestión adecuada de los residuos (pago al SIG). Puede decidir
integrar los costos en el precio del producto, haciéndolo visibles en el packaging o
factura de compra, o por el contrario, de manera invisible al consumidor, es decir, lo
incluye en el precio final de venta, pero luego lo aporta al SIG-RAEE. Cada empresa
Productora puede comunicar el monto recaudado par gestionar los residuos o bien no
informarlo, pero luego pagar la tasa que le corresponda pagar la Sistema Integrado
de Gestión.

132

protomastro ok.indd 132 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

Por su parte, en Holanda, la línea blanca y la línea marrón tienen incluidas una
cuota que va destinada al reciclaje en el precio del nuevo producto. Todo el packaging
de los productos debe enunciar el monto de la eco-tasa cobrada para financiar el
sistema. Esta información debe comunicada al consumidor. Dado el caso en el que
el consumidor entregara un equipo similar al que está adquiriendo, puede arreglar un
descuento en el punto de venta, para el producto de igual marca.

Como ya se mencionara en el punto anterior, la principal diferencia se da en el


esquema del SIG-RAEE de Japón. En este país, el consumidor final paga una cuota
de reciclaje a través de un “ticket de reciclaje”, que es comprado por el usuario final
al momento en que desea deshacerse del AEE.

La cuota RAEE nipona es anunciada anticipadamente por el productor y funciona


como un bono transable. Esto permitió el desarrollo de un mercado para dichos tickets/
bonos de reciclaje, que le permiten al poseedor obtener descuentos en los productos
de recambio. Yo me puedo guardar el ticket, para no pagar a la hora de desechar el
RAEE, o lo puedo hacer plata, para quien necesite ya desechar un aparato. La buena
práctica de crear incentivos y mercados sobre las eco-tasas le ha dado a Japón muy
buenos resultados cuantificados en los volúmenes recibidos en los centro verdes.

Otra buena práctica se puede estudiar en Irlanda, en donde, para financiar la gestión
de los RAEE históricos, se creó un fondo denominado Producer Recycling Fund
que genera un costo extra en el precio de venta de cada nuevo AEE, costo que debe
ser absorbido por el comprador. Inicialmente algunos consumidores se quejaron,
pero con el desarrollo del sistema, su explicación al público y el poco interés de un
usuario en quedar expuesto a no pagar por no contaminar, han hecho que el fondo
irlandés pudieran recaudar para gestionar los viejos aparatos, hasta prácticamente
desaparecerlos de las bauleras y depósitos; y a colaborar a financiar el sistema en su
conjunto. Se prevé una reducción de ésta eco-tasa con el tiempo.

5.9 | Control y Monitoreo de los SIG-RAEE

En Cataluña, el Sistema Integrado de Gestión denominado OFIRAEE, basada


en un portal de internet y un programa tipo ERP (Enterprise Resource Planing,
o programa de planificación de manejos de recurso de empresa) se encarga de la
coordinación logística para la gestión de los RAEE procedentes de los puntos verdes
municipales. La plataforma informática de OFIRAEE vincula a los puntos verdes y
pequeños comercios autorizados, que reciben los RAEE de los propios usuarios, con
las empresas de logística y gestión de RAEE cuando los contenedores están llenos al
80% de su capacidad.

En forma on line y en tiempo real, se puede ver cómo se van llenando los puntos
verdes y desde dónde se retiran los RAEE y a qué Gestor se lo envía para su
tratamiento. En España es necesario que todos los fabricantes se inscriban al Registro
Nacional de Productores de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (REI-RAEE), que está

/ página 133

protomastro ok.indd 133 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

regulado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. A través de este sistema


se realizan las siguientes actividades:

-- Inscripción en el Registro de Productores.


-- Declaración trimestral de aparatos eléctricos y electrónicos puestos en el
mercado.
-- Asignación de la cuota de mercado para cada productor o Sistema Integrado
de Gestión (SIG) para el establecimiento de las responsabilidades sobre los
residuos históricos.
Al igual que en Cataluña, en Irlanda los fabricantes de AEE deben registrarse en el
WEEE Register Society (Sociedad de Registro de Gestión de Residuos de Aparatos
Eléctricos y Electrónicos) y reportar mensualmente la cantidad de productos puestos
en el mercado. Pueden pertenecer a alguno de los dos sistemas colectivos (WEEE
Ireland o European Recycling Platform). También se usa una plataforma web con ERP
para coordinar la logística desde los puntos con RAEE hacia los Operadores. Tanto
Cataluña como Irlanda llevan valiosos registros de retiros, volúmenes y cantidades
recuperadas en tiempo real.

En Holanda, los SIG-RAEE denominados NVMP y ICT reúnen el conjunto de todos


lo acopiado para reciclaje y reportan al Ministerio de Ambiente el volumen total, para
dar una imagen general. En Holanda, se les pide a los recicladores que verifiquen
periódicamente los ítems individuales para conocer el estado y dar a conocer los
resultados. En Suiza, también conviven dos grandes Sistemas, denominados SWICO
y S.EN.S. coordinan la actividad de los recicladores, y les exigen que registren las
actividades y documenten los flujos de materiales (entradas y salidas). En realidad,
estas entidades establecen pautas más exigentes que las solicitadas por el gobierno.

En Japón, a través de un “ticket de reciclado”, se recopila la información del RAEE


desechado. En dicho ticket se solicitan los siguientes datos: fecha de emisión, ID del
usuario final, comerciante-entidad legal, centro de acopio al que será transportado,
tipo y modelo del producto, y fabricante. El SIG-RAEE se denomina Agencia
de Reciclado, y es quien recopila la información presentada por sus miembros
individuales. Los comerciantes y los fabricantes-entidades legales guardan el ticket
por 3 años después de la emisión.

En Japón, la publicidad para motivar e impulsar la participación de los ciudadanos


corre por cuenta de los Productores. Estas empresas de marca, con el apoyo del órgano
gubernamental adecuado, realizan campañas de concientización a través de anuncios
en radio, televisión o cartelería en vía pública para llegar a la mayor cantidad de
personas y favorecer su colaboración. Por ejemplo, la Entidad del Medio Ambiente
(EMA) facilita hasta un 14% de rebaja en la tasa de tratamiento de residuos (que
se paga a través del recibo del agua) a los ciudadanos que hacen uso de los puntos
verdes. Cada vez que se va al punto verde se conseguirá 1% de rebaja por cada visita,
hasta un límite del 14%.

134

protomastro ok.indd 134 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

EL GOBIERNO Y LAS NORMATIVAS EUROPEAS ESTABLECEN LAS


PAUTAS DE LOS OBJETIVOS DE RECOLECCIÓN, RECICLAJE Y
REUTILIZACIÓN QUE DEBEN ALCANZAR Y DA A CONOCER LAS
SANCIONES POR EL INCUMPLIMIENTO DE DICHOS OBJETIVOS. EN
TODOS LOS CASOS, LOS FABRICANTES SON LOS RESPONSABLES
DE DAR LA INFORMACIÓN OPORTUNA SOBRE LA CORRECTA
GESTIÓN DE LOS RAEE. PERO ADEMÁS, EL GOBIERNO JUEGA UN
IMPORTANTE PAPEL COMO PORTADOR DE INFORMACIÓN DEBIDO
A QUE ÉSTE TAMBIÉN ESTÁ INTERESADO EN EL LOGRO DE LOS
OBJETIVOS MARCADOS POR LAS DIRECTIVAS EUROPEAS.

Los SIG-RAEE de Europa y Japón son los responsables de anunciar los logros en
materia de recolección y reciclaje. De esta forma, en Holanda la publicidad la realiza
el municipio y NVMP a través de trípticos, comerciales, webs, comunicaciones en
la vía pública o servicio telefónico, por ejemplo. En Japón, Agencia de Reciclado
recopila y anuncia la información del sistema.

En Holanda, el 10% de cuota de reciclaje se destina a la promoción de información.


En Japón, mediante el ticket de reciclado, el consumidor pueden localizar cuándo,
dónde y de qué manera sus productos desechados son reciclados.

5.10 | La correcta gestión de los RAEE cuesta, pero sale menos que enterrarla

Llevo casi 30 años trabajando en las ciencias ambientales, he trabajo tanto ONG,
como consultor y en diversas empresas gestoras y operadoras de residuos. Desde mi
primeros pasos en ésta actividad que son la pasión y la razón de mi vida, siempre
tuve claro “ecología sin costos económicos es puro humo”. Desde el principio
contaminador-pagador, los estudios de impacto ambiental, los seguros, la gestión
de residuos y la responsabilidad extendida del productor, tengo la convicción que
siempre tiene que haber un centro de costos donde imputar los costos o pasivos
ambientales. El resto es blablá.

Insisto, “querer gestionar temas ambientales sin determinar la variable económica


de quien pone los recursos es para payadores”, y al Mercosur ya le pasó la hora de las
guitarras y entramos en la política de la realidades y las necesidades. Si el desarrollo
sostenible no permite la equidad socio-económica, ni colabora en la erradicación de
la pobre ni es inclusivo ni genera una mejor calidad de vida y bienestar general, será
un palabra hueca como tantas otras. Y para que el Mercosur pueda ejecutar políticas
y estrategias de desarrollo sostenible hay que invertir mucho dinero, apostar a la
innovación y a nuestros recursos humanos.

Siendo una región emergente que aspira a una cuota de liderazgo mundial, tenemos
que adoptar políticas y cadenas de valor que el asignen presupuestos, tanto desde el

/ página 135

protomastro ok.indd 135 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

Estado como desde las Corporaciones y ONGs, a la cuestión del desarrollo sostenible,
la erradicación de la pobreza y el cuidado ambiental. En el mediano y largo plazo,
los costos de enterrar desechos peligrosos siempre son mayores que los de financiar
su reciclaje.

Los aparatos electrónicos no surgen por generación espontánea tampoco sus


desechos son bio-degradados por súper bacterias ni hongos saprófitos “eco-RAEE-
específicos”. No señores. Algún bolsillo tienen que doler. Como región emergente
tenemos generar las condiciones para potenciar una industria pre-existente gestora de
residuos, de chatarreros, plastiqueros, cableros, metaleros, cartoneros, recolectores
de residuos, operadores de residuos especiales, operadores logísticos, galponeros,
brokers de metales y residuos…

El mercado de los RAEE es ecosistema complejo, dinámico y ávido de materiales.


Tienen actores que llevan décadas generando valor de los residuos y chatarras. Pero
necesita dos impulsores: un marco jurídico para hacer de las Gestión de RAEE una
industria de reglas claras y atractiva al inversión; y un aporte de capital para solventar
ciertos gastos logísticos, operativos y de disposición final, adoptando buenas prácticas
de gestión e innovadoras tecnología de tratamiento.

Entonces, para el funcionamiento de los SIGRAEE, más allá del mencionado marco
legal, se necesita el flujo inicial de caja de aportes del Estado, de los Productores y
de los propios Consumidores. No quiero ser demagogo con el usuario: si pagamos
el ABL para que nos limpien las calles, se lleven los residuos y los dispongan en un
lugar seguro; si pagamos por el saneamiento del agua que desechamos de nuestras
casas; por qué no deberíamos pagar para tratar una batería, el cristal líquido o el aceite
del motor de la heladera contamina.

Está claro que con el tiempo, el desarrollo sectorial, la eficiencia, el incremento


en el precio de las materias primas y la escala, muchos de los costos de los SIG-
RAEE pueden bajar y algunos SIGRAEE sectoriales, como los de IT pueden dar sus
dividendos a través de la minería urbana. Pero en el balance global, demos empezar
financiar los costos de la logística reversas y de la gestión de los RAEE. Hoy cuando
quemamos o enterramos los RAEE en sitios no aptos, sabemos que estamos generando
pasivos cuya remediación costará fortunas para remediar.

Para esto debemos estudiar los ciclos de vida de los productos, los costos de la
logística reversa y las tecnologías de tratamiento y gestión de los RAEE. También
tenemos que desarrolla nuevos estudios para evaluar la factibilidad de usar cada
vez más materiales provenientes desechos electrónicos o scrap como materia prima
y crean industrias asociadas. Tenemos que hacer números, planillas de costos con
profesionales que entiendan, pero también con chatarreros, recicladores formales e
informales, con procesadores y refinadores de metales, con plastiqueros y con los
Productores.

Veteranos del mercado de la chatarra electrónica de argentina, como Miguel Calona,


de Silkers SA y Pepe Lirangi de Industrias Dalafer SA, saben mucho más sobre el

136

protomastro ok.indd 136 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

manejo y valor posible de obtener a partir del scrap de un teléfono celular, una central
telefónica o un LED TV, que cualquier connacional ingeniero o gerente comercial
de los Productores. Éstos gestores de RAEE llevan años ganándose la vida con el
e-scrap, y han certificado normas ISO y pasado las auditorías más exigentes. El know-
how teórico de reciclado requiere converger con los conocimientos adquiridos la calle
y en las plantas que ya han procesado millones de aparatos y dispositivos.

Por mis experiencias laborales en tareas de gestión de residuos peligrosos,


remediaciones de suelos o curso de agua contaminados y las ponderaciones hechas
para empresas de Seguros Ambientales; tengo en claro que el costo de gestionar y
reciclar los residuos es mucho menor que el costo sanear la continación. Más cuando
ciertos desechos peligrosos migran por el suelo o fluyen por los acuíferos. Por ende,
resulta muy necio no contar con un marco jurídico e inversiones que permitan
desarrollar a los SIGRAEE y mercados para los materiales valorizados.

LA MINERÍA INVERSA (VERTIDO DE RAEE EN BASURALES) DEJA


PASIVOS COSTOSOS DE REMEDIAR EN EL ENTORNO DE LOS EJIDOS
URBANOS DE LOS GRANDES CONGLOMERADOS DEL MERCOSUR. LA
MINERÍA URBANA, EN CAMBIO GENERA VALOR Y PERMITE REDUCIR
LA CONTAMINACIÓN EN LOS BASURALES Y REDUCIR LOS IMPACTOS
DE LA MINERÍA PRIMARIA. PUEDE QUE LA MINERÍA URBANA NO
PAGUE TODOS LOS COSTOS DE UNA GESTIÓN SUSTENTABLE Y
SEGURA DE LOS RAEE, PERO IMPLICARÁ MUCHOS MENOS COSTOS
QUE QUEMAR Y ENTERRAR SUSTANCIAS CONTAMINANTES, QUE
IMPACTARÁN EN LA SALUD Y BIENESTAR DE LOS PERSONAS QUE
VIVAN PRÓXIMAS A ÉSTOS DEPÓSITOS O RELLENOS

Insisto en un concepto: el alcoholismo: para salir, lo primero que hay que hacer es
asumir la adicción y el problema que pueden provocar. Sabemos que el alcohol o las
drogas te pueden matar, pero muchas veces se juega con fuego, creyendo en la la idea
que esa adicción se la puede manejar y se posterga el tratamiento adecuado.

Los mismo ocurre con la contaminación ambiental y asumir sus costos de control,
reducción, monitoreo, gestión y tratamiento. Solemos usar frases como: “explotemos
los yacimientos mineros y petroleros que hay que tener materias primas”; “hagamos
monocultivo de soja a puro barbecho químico y transgénicos”. O “ quememos
y enterremos todos los residuos, total, si al Mercosur le sobra tierra para enterrar
desechos”. El problema no es la minería, el petróleo, la agricultura y la basura; sino
quién paga los costos para producir y consumir en forma sostenible. El Estado, los
Productores y los Consumidores debemos ponernos de acuerdo en cómo pagar una
ambiente más sano, seguro y sostenible.

Este costo de luchar contra la contaminación, como la lucha contra el alcoholismo


no es un camino de rosas, más bien es espinoso: a Holanda le ha costado mucho crear

/ página 137

protomastro ok.indd 137 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

un fondo para financiar su SIG-RAEE. Por ese motivo, en el caso de los residuos
de informáticos, de telecomunicaciones y equipo de oficina, la cuota es invisible al
momento de la compra y no figura en packaging ni en el ticket de compra.

Ésto le da la oportunidad al fabricante de elegir en dónde ubica dicho coste.


Anteriormente, según el peso de los productos reciclados, cada fabricante recibía una
factura mensual de parte del reciclador. Además cubrían a los productos huérfanos y
free riders (no-marcas, clones, etc.). Actualmente el cobro se realiza sobre la base de
una cuota de productos puestos en el mercado.

En Suiza, el financiamiento de su SIG-RAEE ha migrado desde el pago de usuario


final por el esquema de cobro de cuota anticipada de disposición, al momento de la
compra. Con ese monto recaudado se paga la gestión de los puntos de recolección y
de los transportes. El pago del monto recaudado para los operadores del Sistema de
Gestión en Suiza, se realiza cada 3 o 6 meses, dependiendo del contrato individual
con cada Gestor, Tratador o Transportista. Todo el proceso se realiza bajo estrictos
controles y auditorías, junto con una alta transparencia pública.

138

protomastro ok.indd 138 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

6 | Gestor de RAEE, una carrera con futuro

Los países de América latina están comenzando a integrar los actores necesarios
para el desarrollo de los Sistemas Integrados para la Gestión de RAEE y la Minería
Urbana. Existen diversas empresas y cadenas de valor relacionadas con las gestión
de los residuos electrónicos, pero deben incorporar Buenas Prácticas Ambientales y
de Producción más Limpia, modernizar y hacer más competitivos tanto en recursos
humanos como en el uso de nuevas tecnologías al conjunto de sus Gestores/Operadores
de RAEE. Como hemos mencionado, en el Mercosur operan un complejo ecosistema
de chatarreros, plastiqueros, fundiciones, gestores, tratadores, galponeros y brokers
de scrap. Ahora debemos integrar las partes, desarrollar sinergias y potenciar la
cadena de valor.

Acéptenme algunas definiciones más. Llamamos Gestor de RAEE a toda persona


física o jurídica que, en el marco de esta ley, realice actividades de recolección,
transporte, almacenamiento, valorización, tratamiento y/o disposición final de RAEE.
Un Gestor de RAEE puede:

-- Coordinar y manejar la logística revesa, buscando maximizar los volúmenes re-


colectados al menor costo. Puede ser con vehículos propios o terciarizados. Pue-
den ser empresas globales y genéricas de logística o especializadas en RAEE.
Pueden gestionar todas las categorías o sólo algunas. Pueden gestionar sólo los
RAEE montados, o RAEE y sus residuos peligrosos (piezas como tubos de ra-
yos catódicos, pilas, baterías, plaquetas, transformadores con aceites o PCB).
-- Ocuparse del recupero de funciones, la remanufactura o el reacondicionamien-
to. Incluso, al servicio de Productores que buscan equipos, piezas o partes que
puedan ser remanufacturadas o para su reventa posterior. Obviamente que en
éste sector hace décadas ya opera en diversos servicios técnicos y “buscadores
de repuestos” que compran o retiran de los equipos viejos los repuestos para ex-
tender el ciclo de vida de los AEE, o para re-acondicionar equipos para su venta
a bajo costo (esto funciona ya sea en grandes electrodomésticos o herramientas,
o para los equipos que no pasan de moda o pierden capacidad funcional).
-- Operar en el reciclado de materiales o en la minería urbana(esto es, el recupero
de metales -ferrosos y no ferrosos-, o petróleo en forma de plásticos, entre otros
materiales). Estos recicladores se orientan al volumen y al cobro por la gestión
de los desechos, retirando tanto materiales de alto valor de recupero -como pla-
quetas electrónicas, cables de cobre o antenas de aluminio-, pero también deben
contar con procesos para tratar y gestionar las corrientes de residuos sometidas
a control por la Convención de Basilea y las normas de residuos peligrosos. No
todo lo que reluce es oro para los chatarreros, pero en el volumen y el conoci-
miento de cómo segregar y valorizar los materiales se pueden obtener benefi-
cios.
-- Finalmente, algunas operadores de RAEE pueden usar los plásticos, resinas,
aceites y poliuretanos, entre otros componentes de los RAEE, para transformar-
los en combustibles con procesos catalíticos, o directamente quemarlos. Obvia-

/ página 139

protomastro ok.indd 139 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

mente, dichos gestores deben contar con permisos ambientales para minimizar
la contaminación que pudieran generar.

6.1 | Algunos requisitos para los gestores de RAEE en la Argentina

Siendo la gestión de RAEE una Industria nueva y con muchas posibilidades de


aplicar conceptos de Buenas Prácticas y Producción más Limpia, toda la cadena de
valor, clústeres de empresas y sus infraestructuras dedicadas a la gestión de RAEE
deberán contar no sólo con las correspondiente habilitaciones por parte de la autoridad
jurisdiccional competente, sino que podrán adoptar un conjunto de prácticas, procesos
y procedimientos de adhesión voluntaria que aseguren el cuidado del ambiente y la
seguridad laboral y del entorno de las plantas. Por ejemplo certificar normas ISO,
e-Stewards, R2 o Rios, entre otras.

Pero vayamos al caso concreto sobre los que debe cumplir los gestores de RAEE
en la Argentina. Para ello, plantearé los requisitos técnicos necesarios que deberán
cumplir las instalaciones para la gestión de RAEE en el ámbito de sus jurisdicciones;
en función de las características de los RAEE, de las tecnologías a utilizar y de las
condiciones ambientales locales.

140

protomastro ok.indd 140 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

Uno de los requerimientos básicos, que pareciera a primera vista poco relevante,
pero que luego de caminar muchas plantas de Gestión de Residuos uno puede
diferencia los resultados y la buenas prácticas, tiene que ver con que las instalaciones
gestoras de RAEE deberán poseer superficies impermeables y estar protegidas contra
la intemperie. La posibilidad de cargar y descargar RAEE sobre losas o pisos de
concreto, incrementar la maniobrabilidad y facilita la limpieza. Se puede colocar
sistemas colectores periféricos de líquidos y así contener los riesgos de vuelcos o
contaminantes. Además, al esta cubierto o techado, evito el riesgo de lixiviación de
sustancias de los RAEE acopiados.

Si bien mientras el RAEE está montado y en su estructura comercial, no suele


involucrar riesgos para la salud o el ambiente; una vez desguazados, algunos
componentes como plaquetas electrónicas, pilas, baterías y vidrios activados en el
caso argentino que estamos analizando para los Gestores, quedan regulados por dicha
Ley Nº 24.015 de Residuos Peligrosos. Por ello, una vez desmontados los RAEE,
los Gestores deben cumplir sus requerimientos de manejo, llenar la documentación y
hacer la trazabilidad de las corrientes sometidas a control hasta su disposición final. El
Gestor de RAEE pasa a ser un sujeto regulado y le caben las obligaciones contenidas
en los artículos del Decreto Reglamentario Nº 831/93 de la Ley de Residuos Peligrosos
Nº 24.051. En tal sentido, deberán:

✹✹ Inscribirse por ante el Registro Nacional de Generadores y Operadores de Re-


siduos Peligrosos en carácter de “Operador-Generador” u “Operador-Expor-
tador”.

✹✹ Llevar un registro de operaciones específicas vinculadas al almacenamiento


y/o exportación del residuo peligroso conforme solicite la Autoridad de Apli-
cación.

✹✹ Tener un plan de contingencias e informar a la autoridad de aplicación cual-


quier cambio sustancial en dicha actividad con relevancia ambiental.

✹✹ Adecuarse a las condiciones de almacenamiento respecto de cantidades por


tiempo determinado que exija la Autoridad de Aplicación.
En la Argentina, todo operador de residuos peligrosos, incluyendo los Operadores
de RAEE, debe contar con una “Póliza de Caución para Daño Ambiental de
Incidencia Colectiva” –en el marco de la Ley 25.675 General del Ambiente y diversas
Resoluciones ad hoc– para lo cual debe acreditar ante la autoridad de aplicación
la capacidad de realizar las tareas de recomposición ambiental conforme a la ley
aplicable.

El Asegurador encomienda al Operador-Remediador y éste se obliga a la reserva


de la cantidad necesaria de su capacidad operativa para la provisión de los servicios
de recomposición de daño ambiental de incidencia colectiva. El Asegurador contrata
al Operador-Remediador para atender los eventuales siniestros que le encomiende,

/ página 141

protomastro ok.indd 141 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

siempre y cuando sean de aplicación algunos de los procedimientos de recomposición


para los cuales el Operador–Remediador se encuentra habilitado por la autoridad de
aplicación. En caso de que ocurra un siniestro producido por algún Tomador del
Asegurador, éste convocará al Operador–Remediador para la recomposición del daño
ambiental de incidencia colectiva ocasionado.

6.2 | Los operadores y la Logística Reversa

El concepto de la Logística Reversa involucra a todo transporte para el retorno de


bienes y productos, así como sus partes, repuestos, envases o packaging, luego de su
consumo, o bien, cuando son dados de baja comercialmente. Es el procedimiento de
la recolección de los equipos, aparatos, auto-partes, componentes, piezas, etc., desde:
a) los consumidores, b) los puntos de venta, c) los Servicios Técnicos y d) los puntos
verdes o acopios de residuos; hacia los Fabricante/Comercializadores o plantas de 3R:
Remanufactura, Reciclado y Recupero, o Disposición Final.

La Logística Reversa dentro de las empresas ha tenido una connotación cada vez
más relevante, dado que las mismas han puesto los ojos en este proceso debido a
los valores ocultos que se manejan y que afectan en forma constante los resultados
finales de la Compañías. Este término de Logística Reversa no se utiliza solo para
hacer referencia al papel de la logística en el retorno del producto, sino que también
se refiere a la reducción en origen, el reciclado, la reutilización de materiales, la
sustitución de materiales, la eliminación de residuos y desperdicios, la reparación y
a la remanufactura.

142

protomastro ok.indd 142 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

Veamos algunas definiciones más:

1. La logística reversa comprende todas las operaciones relacionadas con la reuti-


lización de productos y materiales. [...] se refiere a todas las actividades logísticas
de recolección, desensamblaje y proceso de materiales, productos usados, y/o sus
partes, para asegurar una recuperación ecológica sostenible.

2. Es el proceso de planificar, implementar y controlar eficientemente el flujo


de materias primas, inventario en curso, productos terminados y la información
relacionada con ellos, desde el punto de consumo hacia el punto de origen con el
propósito de recapturarlos, crearles valor, o desecharlos.

3. Como logística reversa, en el sentido más amplio, se entienden todos los proce-
sos y actividades necesarias para gestionar el retorno y reciclaje de las mercancías
en la cadena de suministro. La logística inversa engloba operaciones de distribu-
ción, recuperación y reciclaje de los productos.

Como se puede observar en estos conceptos hay varios elementos importantes: que
no solo se refiere al tratamiento de las mercancías, productos, envases y embalajes,
sino también a la disminución en origen. Es decir, a través del ciclo de vida del
producto tenemos que emplear y utilizar herramientas capaces de obtener la mínima
cantidad posible de residuos, desechos y materiales no reciclables o recuperables.
Este nuevo término lleva implícito un mayor compromiso ambiental en la cadena de
suministro, lo cual propicia el desarrollo de una producción (o servicio) más limpia.

Otro aspecto de interés es que la Logística Reversa tiene como objetivo estratégico
económico el agregar valor monetario, este es el más evidente en la implementación
del concepto en las empresas. Se observa que, más recientemente, dos nuevos factores
incentivan decisiones empresariales en su adopción: el factor de competitividad y el
factor ecológico.

El transporte corresponde a una etapa intermedia entre el almacenamiento en el


lugar de generación y el tratamiento (recupero, reciclado, etc.) o disposición final,
pudiendo existir una etapa intermedia de almacenamiento transitorio o unidad de
transferencia en otro predio. Con el objetivo de lograr que el transporte de residuos
peligrosos se realice sin riesgos, tanto para los operadores como para el resto de
la población y el medio ambiente, muchos países han definido las condiciones en
que debe realizarse dicho transporte de mercaderías o residuos peligrosos, así como
las responsabilidades correspondientes. A continuación se mencionan en términos
generales dichos requerimientos.

El generador, el transportista y el destinatario de los residuos deberán coordinar las


acciones para asegurase que los residuos peligrosos se transporten en tiempo y forma
hacia su destino. Previo al transporte de los residuos el generador es responsable de:

 Contar con la autorización para el envío de sus residuos a un destino específico.

/ página 143

protomastro ok.indd 143 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

 Acondicionar correctamente los residuos en contenedores adecuados, debida-


mente etiquetados, atendiendo los requerimientos del transportista y del des-
tinatario.

 Emitir la documentación de la carga con los datos sobre la empresa generadora,


información sobre los residuos a ser transportados y el destino de los mismos.

 Proporcionar al transportista (en caso que éste no los posea) la información


sobre procedimientos de emergencia y precauciones a ser tomadas.

 Indicar al transportista el equipo de seguridad necesario con que debe contar


en caso de accidente.

 Proporcionar al transportista (en caso que éste no los posea) los carteles con
las indicaciones de peligro que deberá instalar en las unidades, de acuerdo al
tipo de residuo peligroso.

 Verificar que la empresa transportista esté debidamente autorizada y que la


unidad de transporte cumpla con las especificaciones necesarias para el trans-
porte del tipo específico de residuo peligroso involucrado.

 Verificar que la operación de carga sea realizada por operarios capacitados,


provistos de equipamiento de protección personal.
El Transportista de Residuos Peligrosos o RAEE debe entregar los residuos en el
destino indicado, cumpliendo los requerimientos que le hubiera impuesto la autoridad
que lo autorizó a realizar el transporte. Entre las responsabilidades del transportista
tenemos:

 Contar con la autorización para el trasporte del tipo específico de residuos de


que se trate.

 Contar con unidades adecuadas a las características de los residuos peligrosos


que transportan.

 Identificar la unidad de transporte con los datos de la empresa (razón social,


dirección y teléfono).

 Colocar señalizaciones de peligro, de acuerdo a las características de los resi-


duos transportados.

 Transportar sólo los residuos correctamente acondicionados, etiquetados y do-


cumentados.

 Proteger la carga durante el transporte de minimizar riesgos.

144

protomastro ok.indd 144 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

 Capacitar a los choferes.

 Someter a los vehículos a inspecciones técnicas periódicas.

 Gestionar adecuadamente los documentos de la carga, de acuerdo a las exigen-


cias correspondientes.

 La unidad debe contar con equipo de comunicaciones.

 Garantizar que las maniobras de carga y descarga se realicen por personal ca-
pacitado, con el equipo de protección personal adecuado y de manera de mini-
mizar los riesgos, siguiendo protocolos establecidos.

 Conocer los planes a seguir en caso de emergencias y contar con los elementos
necesarios para su implementación.

 Mantener estadísticas de accidentes e incidentes tanto de las unidades como


del personal e implementar medidas de mejora continua.

 Es aconsejable contar con seguros que cubran los daños al medio ambiente, a
las personas o sus bienes ocasionados por accidentes en el transporte.

 En aquellos casos que el generador se encarga del transporte y del tratamiento


o disposición final, se aplicarán los mismos criterios.

 Los documentos de identificación de los residuos peligrosos son denominados


generalmente “manifiestos de carga”. Estos documentos, cuyo uso es obligato-
rio, cuentan con información sobre la naturaleza y cantidad de los residuos, su
origen, la constancia de entrega del generador al transportista y del transportis-
ta a destinatario y los procesos a los que serán sometidos los residuos.

Generalmente los manifiestos de carga, sean en papel o electrónicos, se utilizan


dentro de un sistema de seguimiento de los residuos peligrosos que involucra al
generador, transportista, destinatario y la autoridad de contralor. La documentación
consta de varias copias y debe acompañar a los residuos desde que es entregado por
el generador hasta que es recibido por el destinatario, registrando todas las entregas
realizadas y proporcionado una copia a cada uno de los operadores.

La autoridad ambiental de Contralor también recibe copias de los documentos de


forma de poder realizar un control de los movimientos de los residuos. Este sistema
le permite a la autoridad de contralor verificar que los residuos llegaron al destino
establecido. Por otro lado, al final del proceso tanto el transportista como el generador
dispondrán de documentos que certifican el cumplimiento de cada etapa.

/ página 145

protomastro ok.indd 145 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

6.3 | Recolección y transporte de los aparatos eléctricos y electrónicos

La etapa de la recolección-entrega del aparato eléctrico y electrónico a un Operador


se constituye como el primer paso para una adecuada gestión del residuo. En ella
intervienen necesariamente el “generador doméstico o domiciliario” (individuos o
empresas) y quien resulte receptor, ya sea mediante una recolección puerta a puerta y
diferenciada o mediante la afectación de sitios receptores para este tipo de residuos.

En muchos casos resultan ser los municipios quienes asumen la tarea de recolección
o afectación de un lugar para la recepción de estos residuos que deben gestionarse. Las
modalidades aplicadas son muy variadas y, en general, requieren de una interacción
entre el sector público y privado.

En la Argentina, la disposición de la basura domiciliaria se financia mediante tasas


municipales. Debe mencionarse que algunas jurisdicciones estipulan un día para
la recolección de electrodomésticos fuera de uso, los cuales son recolectados de la
vía pública aún sin contar con una gestión diferenciada que permita su reciclado o
valorización.

La recolección de los RAEE para su valorización requiere, independientemente


de la modalidad que se adopte, un Sistema para el financiamiento de sus costos y
la disposición de los mismos no debe tener igual destino que aquellos residuos sin
características de peligrosidad.

6.4 | Almacenamiento temporario

Tanto las acciones destinadas a la eliminación como a la recuperación de residuos


conllevan mayoritariamente de un acopio o almacenamiento de los mismos por un
tiempo determinado. La ley Nº 24.051, a través de su normativa complementaria,
entiende a este almacenamiento como una “operación”, pasible de ser inscripta como
integrante del Anexo I del Decreto Nº 831/93, siempre que se trate de un almacenamiento
previo a cualquier operación indicada en la Sección A de eliminaciones (D - 15) y/o
recuperación en la Sección B (R - 13) ambas del Anexo III de la ley N° 24.051.

Si bien la actividad de almacenamiento resulta sustancialmente diferente de


las operaciones de tratamiento y disposición final previstas por la Ley nacional,
igualmente le caben las obligaciones contenidas en los artículos 37 y ss. del Capítulo
VI de la Ley y de su Decreto Reglamentario Nº 831/93. Por tanto deberá:

‡‡ Inscribirse ante el Registro Nacional de Generadores y Operadores de Residuos


Peligrosos en carácter de “Operador por Almacenamiento” en concordancia a
lo establecido por los artículos 8 a 11 de la Ley y del Decreto reglamentario
citados.

146

protomastro ok.indd 146 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

‡‡ Llevar un registro de operaciones específicas al almacenamiento del residuo


peligroso conforme solicite la Autoridad de Aplicación.

‡‡ Tener un plan de contingencias e informar a la autoridad de aplicación cualquier


cambio sustancial en dicha actividad con relevancia ambiental.

‡‡ Adecuarse a las condiciones de almacenamiento (sobre piso de material,


bajo techo y sistemas de contención de derrames) determinadas que exija la
Autoridad de Aplicación.

Debe destacarse que la figura mencionada se solicita, mayoritariamente, cuando la


actividad exclusiva resulta ser el almacenamiento de residuos o cuando se opera un
centro de despacho que requiere almacenamiento temporario. Cuando quien realiza el
almacenamiento resulta, además, tratador o reciclador (conf. art. 34 de la Ley) de esas
corrientes residuales en el mismo predio, la figura de “operador por almacenamiento”
queda subsumida bajo la figura del “operador” y los requerimientos técnicos de la
autoridad de aplicación se ordenan a fiscalizar las dos actividades.

6.5 | Condiciones laborales en una Planta RAEE

Como dijéramos anteriormente, los RAEE contienen contaminantes altamente


peligrosos, como los son los metales pesados como cadmio, plomo y níquel, además
de mercurio y plásticos bromados. Estos componentes son inofensivos mientras están
en funcionamiento, ya que están contenidos en placas o en circuitos; pero una vez
desechados pueden reaccionar contaminando y generando un peligro a quien los
manipula sin conocimientos, por lo que una vez desechados inadecuadamente se
transforman en “residuos peligrosos”12.

Es por esto que los establecimientos de Remanufactura y Reacondicionamiento


de PCs deberán cumplir con el conjunto de normativas y permisos ambientales, de
higiene y seguridad laboral, así también como las habilitaciones municipales. Los
criterios generales que debe contemplar el diseño son:

 Minimizar riesgos de explosión o emisiones no planificadas

 Disponer de áreas separadas para residuos incompatibles

 Estar protegido de los efectos del clima

 Contar con buena ventilación

 Ser techados

12 Anexo I de la Ley Nacional Nº 24.051 con características de peligrosidad del Anexo II de la


misma norma.

/ página 147

protomastro ok.indd 147 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

 Tener pisos estancos, impermeables y resistentes química y estructuralmente

 No tener conexiones a la red de drenaje, y sí plantas de tratamiento para sus


propios efluentes;

 Poseer sistema de recolección de líquidos contaminados

 Permitir la correcta circulación de operarios y del equipamiento de carga

 Contar con salidas de emergencia

 Contar con sistemas de control de la contaminación de acuerdo al tipo de re-


siduos manejados

 En caso de no ser techado se deberá contar con un sistema de contención y


control de líquidos.

 Seguridad: El depósito deberá contar con sistema de control de fuego ade-


cuado al tipo de residuos que se maneja. Se dispondrá además de botiquines
de primeros auxilios, duchas de emergencia y sistema de lavado de ojos. Los
operarios contarán con los equipos de protección personal que sean necesarios.

 Manual de operación: se deberá disponer de un manual con instrucciones para


la operación general del depósito y de todo el equipamiento, programas de
inspección, así como los procedimientos sobre higiene y seguridad. El manual
será actualizado regularmente y estará disponible para todo el personal.

 Planes de contingencia: se deberá contar con planes y procedimientos de emer-


gencia dirigidos a garantizar la respuesta rápida y apropiada para aquellas si-
tuaciones que así lo ameriten. Se prestará especial atención a existencia de
procedimientos para derrames, así como la disponibilidad de los elementos
necesarios para la contención y reenvasado de los mismos.

 Capacitación: quienes realizan tareas dentro depósito tienen que contar con
capacitación sobre procedimientos de trabajo, medidas de precaución y se-
guridad, procedimientos de emergencia y conocer los riesgos a los que están
expuestos.

6.6 | Jerarquía de la gestión de residuos

En el marco de una política de gestión integral de residuos acorde con el desarrollo


sostenible, es necesario definir un conjunto de jerarquías en las estrategias de gestión.
Las jerarquías en la gestión obviamente tendrán como primera prioridad evitar la
generación de residuos en la fuente, dejando la alternativa de disposición final como
última opción de manejo.

148

protomastro ok.indd 148 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

- Prevenir y minimizar la generación es la primera escala en el orden jerárquico


se encuentra la prevención y la minimización. Promover la minimización en la gene-
ración de residuos y prevenir los riesgos inherentes a su manejo involucra establecer
una política de producción más limpia. Esta etapa de gestión está orientada a la au-
togestión y dependerá en gran parte del cambio de conducta del generador. Dentro
de este concepto también se incorpora el concepto de consumo sostenible, donde el
consumidor final es clave para minimizar la generación de residuos peligrosos gene-
rados como resultado del final de la vida útil de un bien de consumo. La aplicación de
campañas de educación y sensibilización tendientes a modificar hábitos de consumo
es esencial para atender este aspecto. Sin perjuicio de ello es necesario también incor-
porar una política de producción de bienes que apunte a disminuir, entre otras cosas,
la cantidad de materiales peligrosos presentes en los mismos.
- El aprovechamiento y valorización de residuos es un segundo orden jerár-
quico se debe fomentar la recuperación de materiales en un contexto de eficiencia
económica y ambiental, involucrando tanto el reciclaje como cualquier valorización
de residuos, incluyendo la valorización térmica. Para su efectiva implementación es
necesario que se desarrollen los mercados de materiales reciclados.
- El tratamiento, es ubicado en el tercer lugar en el orden jerárquico, el trata-
miento involucrará procesos de transformación ambientalmente aceptables, que tie-
nen como objetivo reducir el volumen y la peligrosidad de los residuos.
- La disposición final: es la última opción en la escala jerárquica, la disposición
final involucra la práctica de disponer residuos en el terreno mediante la modalidad
de relleno de seguridad, diseñado y operado para minimizar los riesgos de contami-
nación ambiental. Dada las características de los residuos peligrosos, esta modalidad
involucra el almacenamiento de largo plazo de los residuos dispuestos. Es por esta
razón que se debe lograr un sistema donde se asegure que los residuos que ingresan
a disposición final sean el mínimo imprescindible, teniendo en cuenta aspectos tec-
nológicos y económicos.

La actuación de las entidades públicas, tanto nacionales como locales, se deberá


orientar a facilitar la aplicación de prácticas de minimización de los residuos en la
fuente, el reciclaje y valorización de residuos, además de fijar los estándares mínimos
para el transporte, tratamiento y disposición final y controlar que todas las etapas de
gestión se realicen en forma ambientalmente adecuada. La aplicación de los principios
de jerarquía en la gestión debe ser la meta a alcanzar pero no necesariamente podrá
ser aplicada en el inicio de la estrategia.

Por lo tanto la escala jerárquica deberá interpretarse de manera flexible ajustándola


a las realidades locales y a la mejora continua del sistema de gestión de residuos.
Este aspecto debe ser especialmente tenido en cuenta en relación al reciclado y
valorización de residuos.

El reciclaje y otras formas de valorización deberán ser jerarquizados frente a la


alternativa de tratamiento y disposición final si existen los mercados para la ubicación
de los materiales reciclados y si el reciclado de residuos garantiza su operación en
condiciones adecuadas desde el punto de vista ambiental. En caso de no ser así, se

/ página 149

protomastro ok.indd 149 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

podrá optar en forma interina por la opción de tratamiento y disposición final, mientras
que en forma paralela se procede a implementar un programa para el desarrollo de
mercados que potencien las oportunidades de reciclar materiales.

El reciclaje, si bien en general tiene una elevada aceptación social, puede en algunos
casos tener aspectos negativos o no deseados. No debe ser considerado como una meta
en sí misma sino como parte integrante del sistema de gestión integral de residuos. Para
favorecer el mismo resulta clave, entre otras cosas, realizar una adecuada segregación
de residuos en la fuente, ya que esto permite procesar residuos de mejor calidad
desde el punto de vista sanitario y ambiental. La aplicación incorrecta de pautas de
segregación en la fuente trae aparejado no sólo problemas de viabilidad técnica y
económica para el reciclaje de residuos, sino que además aumenta sensiblemente los
costos de la gestión de los mismos.

6.7 | Consideraciones para armar una política de gestión de residuos

Las empresas y entes de gobierno han comenzado a clasificar los residuos de aparatos
electrónicos, como al igual del conjuntos de sus desechos, para su correcta gestión.
Cada vez más corporaciones se dan cuenta de los costos de no tener identificados sus
residuos y “tirar todo al mismo tacho”, mezclando scrap valorizable con residuos
sólidos urbanos y residuos peligrosos, por los cuales pueden ser sancionados. Por
ende, dentro de las empresas o entes de gobiernos decididos a gestionar sus RAEE,
pueden avanzar en algunos de los siguientes procedimientos o paso de buenas
prácticas de gestión ambiental:

i. Realizar un diagnóstico: los objetivos fundamentales de esta etapa son


realizar un diagnóstico ambiental de la situación actual de la entidad que es
objeto de estudio a través de una inspección rigurosa. Se analizan las pér-
didas, mermas, desechos, las entradas al sistema y toda la información que
lleva consigo dicha fase. Para realizar la evaluación del impacto ambiental
se pueden utilizar herramientas tales como listas de chequeo (check-list).

150

protomastro ok.indd 150 16/08/13 17:56


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

Imagen Nº 2. Esquema de gestión de residuos por prioridades de gestión

ii. Identificar las fuentes de generación: se realiza un análisis de las fuentes


de emisión de los volúmenes que se generan, de los clientes potenciales
y de cuáles son todas las alternativas a tener en cuenta para pasar a la
etapa siguiente. Es un tiempo de recopilación de información a través de
registros fundamentalmente y de evaluación del impacto que genera dicha
fuente al medio ambiente para determinar la forma de almacenamiento y
de recepción.

iii. Clasificar de residuos: en esta fase se evalúa el residuo teniendo en cuenta


diferentes criterios como:
~~ Estado del residuo o desecho.

~~ Grado de peligrosidad.

~~ Destino del residuo o desecho.

~~ De acuerdo al origen.

~~ Grado de control que se tiene sobre el residuo o desecho.

~~ Caracterización del residuo o desecho.

~~ Almacenamiento temporal según su clasificación.

/ página 151

protomastro ok.indd 151 16/08/13 17:56


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

iv. Identificación de la estrategia a seguir: se determina cuál es la estrategia en


cuanto al tratamiento que debe seguir el residuo o desecho. Es decir, un grupo de
especialistas debe consultar todas las normativas existentes que rigen en el país y a
nivel internacional, y haciendo un análisis de los costos que genera dicha decisión,
se propone reciclar, reutilizar, canibalizar o restaurar, entre otras alternativas, ya
sea utilizando la propia entidad o servicios de terceros.

v. Determinación del tratamiento o destino: una vez identificada la estrategia


a seguir, se realiza el tratamiento por el cual se optó o se pasa al destino final. A
continuación se ofrece una pequeña descripción de los procesos de disposición y
tratamiento más habituales:
v.i Remanufactura o reciclado: consiste en aprovechar los materiales de los
que están hechos los residuos como materia prima para otras aplicaciones. Es un
tratamiento de residuos muy beneficioso ya que reduce el volumen de basura,
disminuye la cantidad de materia prima utilizada, permite el ahorro de energía y
de recursos naturales. En el mundo se reciclan principalmente el papel y cartón,
seguido de plásticos vidrio y metales.

v.ii Envío a relleno sanitario o basural municipal habilitado: consiste en el


almacenamiento de residuos en terrenos amplios que se excavan y se rellenan con
capas alternativas de basura y de tierra compactadas. Es fundamental elegir un
terreno ubicado en una zona geológica y topográficamente adecuada para evitar la
contaminación en la superficie o las aguas subterráneas.

Las paredes se impermeabilizan con polietileno para evitar la filtración hacia


capas inferiores. Además, el vertedero se cubre con una capa de arcilla que
impermeabiliza el suelo para evitar la fuga de olores y la filtración de lluvias, y
varias capas de arena y humus que permiten el crecimiento de la vegetación. Estos
terrenos se pueden convertir en áreas recreativas o zonas industriales.

v.iii Incineración o termodestrucción: es un proceso de combustión controlada


a altas temperaturas, que transforma la fracción orgánica de los residuos en
materiales inertes (cenizas) y gases. En la Argentina están habilitados diversos
Operadores de Residuos por ésta Tecnología. Durante el proceso se obtiene gran
cantidad de calor que puede aprovecharse para calefacción urbana o para generar
energía eléctrica. No es un sistema de eliminación total, ya que genera cenizas,
escorias y gases, pero determina una importante reducción de peso (70%) y
volumen (80-90%) de las basuras originales.

iv. Transporte y Almacenamiento: Las operaciones de recolección y transporte


de los residuos representan entre el 60 y el 80% de los costos globales y tiene, en
consecuencia, una gran importancia económica. En estas operaciones confluyen
un conjunto de parámetros como la frecuencia de la recolección, los horarios de la
misma, los equipos y el personal de recolección.

152

protomastro ok.indd 152 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

En esta fase es de vital importancia determinar las rutas de recolección,


frecuencia de recolección, condiciones de transporte y determinar las alternativas
más económicas teniendo en cuenta los costos asociados a dicha gestión.

La frecuencia de recolección depende del tipo de residuo y de la magnitud


de generación de la entidad, los horarios son establecidos a conveniencia y por
acuerdo de los centros involucrados, pero siempre fuera del horario de trabajo
o sin interferir en el funcionamiento de la entidad con los equipos y el personal
especializados para evitar contaminación.

x. Medición y Control: esta última etapa es de gran importancia ya que permite


tener un control riguroso en cada una de las etapas, evaluar las mismas a través de
indicadores y plantear diferentes alternativas de solución en cada momento. Una
propuesta de indicadores es:
Cantidad de pérdidas o residuos.

~~ Costo total de gestión.

~~ Costo por pérdidas y residuos.

~~ Frecuencia de generación.

~~ Cumplimiento de la frecuencia de recolección.

~~ Estructura de la composición de los residuos.

~~ Costo de almacenamiento y transportación.

~~ Comparación de los volúmenes potenciales a recuperarse en comparación con


lo que realmente se recupera.

Además, es necesario tener el control a través de registros de una serie de


informaciones, entre las cuales se encuentran:

~~ Llevar el control de la cantidad de pérdidas y residuos en (%) y en volumen.

~~ Determinar el intervalo de tiempo entre la verificación y el control del volumen


de residuos y pérdidas.

~~ Llevar el control de la clasificación, tratamiento y destino de los residuos y las


pérdidas.

~~ Llevar el control de toda la información relacionada con el proceso.

/ página 153

protomastro ok.indd 153 16/08/13 17:57


protomastro ok.indd 154 16/08/13 17:57
Minería Urbana y la gestión de los RAEE

7 | Del residuo al insumo de nuevo proceso

En la medida en que vamos analizando la complejidad de la Industria de la Gestión


de RAEE, comprendemos la complejidad del ecosistema de actores, empresas, entidad
y regulaciones requeridas para que su evolución sea sostenida. Los marcos nacionales
que le darán forma a las SIG-RAEE y a las Prácticas y Tecnologías que adopten
los Gestores-Operadores se deben integrar tanto con Acuerdos Internacionales como
a las tendencias o certificaciones de manejo requeridas por las casas matrices de
los Grandes Productores o Marcas. Pero también deben darle una respuesta a las
necesidades de los municipios de evitar la contaminación de su entorno no enterrando
más los RAEE y a la motivación o involucramiento del usuario o consumidor final,
en la devolución de aparato al final de su ciclo de vida.

Asimismo, el marco legal de la gestión de los RAEE en los países del Mercosur
debe partir del conocimiento del objeto y finalidad de la Minería Urbana, que ante
el agotamiento de ciertas materias primas -así como sus mayores costos energéticos,
económicos, sociales y ambientales-, llevan a la industria que está a la vanguardia
de abastecimientos de materiales, metales y tierras raras, a buscar abastecerse de
desechos como insumos clave para compensar las limitaciones o mermas que da
la minería convencional. De ésta manera, al comprender el contexto global de la
escasez de recursos, se buscarán maximizar las 3R de la gestión de los RAEE frente a
esquemas tradicionales de acopio, tratamiento, termo-destrucción y disposición final
en rellenos.

LAS LEYES DE GESTIÓN DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS (RSU) Y


RESIDUOS PELIGROSOS SE ENFOCAN TANTO EN EL TRATAMIENTO
COMO EN LA DISPOSICIÓN FINAL DE LOS MISMOS, YA QUE GRAN
PARTE DE ÉSTOS TIENEN COMPLICACIONES A LA HORA DE
RECICLARSE O VALORIZARSE EN LOS ACTUALES ESQUEMAS DE
GESTIÓN. POR EL CONTRARIO, MÁS DEL 90% DE LOS MATERIALES
DE LOS RAEE SER PUEDEN RECUPERAR, RECICLAR Y REFINAR
COMO INSUMOS DE NUEVOS PROCESOS INDUSTRIALES. POR ELLO,
EL FOCO DE LA NORMATIVA Y LA GESTIÓN DE LOS RAEE NO DEBIERA
ESTAR EN SU DISPOSICIÓN FINAL, SINO EN OBJETIVOS Y METAS DE
RECICLADO. POR ELLOS LOS RAEE REQUIEREN UNA NORMATIVA
ESPECÍFICA FUERA DE LOS RSU Y DE LOS PELIGROSOS.

Este criterio es fundamental a la hora de gestionar los residuos electrónicos, para


diferenciarlos de los RSU y los Residuos Peligrosos, es que los RAEE:

a. No deben mezclarse con los RSU, porque al quemarse o romperse en los


rellenos o basurales pueden liberar contaminantes y contaminar suelos y
acuíferos impactando negativamente en las poblaciones vecinas y ecosistemas
lindante a los basurales y rellenos.

/ página 155

protomastro ok.indd 155 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

b. Si bien algunas partes o consumibles de los RAEE contienen residuos


clasificables como peligrosos, su tratamiento y gestión debe estar orientado a
maximizar las tasas de recupero de equipos, reciclado de materiales y obtención
de insumos para nuevos procesos industriales, y no para ser termo-destruidos y
dispuestos en rellenos.

c. Todos los habitantes de la Tierra usamos AEE y al final del ciclo de vida
útil los desechamos, con lo cual no podemos hacer trazabilidad de su gestión
hasta tanto no lleguen a los Gestores de RAEE. Para maximizar la cantidad a
recolectar, se deben simplificar los procedimientos por los cuales el usuario
final lleva o acerca sus desechos a los sistemas SIG-RAEE.

d. Mientras un RAEE mantenga su carcasa o estructura original, incluyendo un


monitor-TV, una luminaria, un tóner, un transformador o un pila-batería, el
mismo estará controlado y protegido de reaccionar y liberar lixiviados o tóxicos
al ambiente.

e. Por el contrario, al quemarse o enterrarse en un relleno sanitario, los RAEE sí


entran en condiciones de procesos de óxido-reducción y liberación de corrientes
de desechos tóxicos sometidos a control por las autoridades ambientales.

Contenido en % de materiales por Kg


Aire
TV Lavarropas Heladera
Acondicionado

Vidrio 57 4 - 4

Plásticos 23 36 11 40
Acero 10 48 55 4
Cobre 3 4 17 4
Aluminio 2 3 7 3
Otros 5 4 10 3

7.1 | El Convenio de Basilea y los RAEE

El desarrollo de políticas comunes en el Marco del Mercosur y la adopción de


leyes de presupuestos mínimos en cada país debe adecuarse a los postulados y
clasificaciones dados por el “Convenio de Basilea sobre el control de Movimientos
transfronterizos de residuos peligrosos y otros residuos y su eliminación”. Éste
distingue entre dos corrientes de residuos:

~~ Los llamados “desechos peligrosos”.

156

protomastro ok.indd 156 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

~~ Los llamados “otros desechos”, que son residuos domiciliarios o chatarras o


materiales valorizables.

¿Por qué tanta relevancia a la Convención de Basilea en cuanto a la gestión


de RAEE? Es que dicha convención fija reglas globales para todos los países
en cuanto a denominación y clasificación de los desechos peligrosos. Es decir,
homogeniza a nivel global el criterio de qué es una corriente de desechos peligrosos
como pueden ser los residuos patogénicos, los generados en la producción de
medicamentos, los hidrocarburos contaminados o los metales pesados. Pero también
es muy relevante el hecho de que la Convención fije el marco jurídico del comercio
internacional o movimientos transfronterizos. Y dada la División Internacional del
Trabajo por países, no en todas las naciones existe la capacidad ni la tecnología
necesarias para tratar todos los residuos peligrosos, entendidos como:

Los incluidos en
el ART. Nº 1 de
Son “desechos peligrosos”
la Convención de
Basilea
Los contenidos en el anexo I (las corrientes de desecho sometidas
a) a control conocidas como Y) con características de peligrosidad del
anexo III
Los contenidos dentro de la lista a) del Anexo IX, salvo que se
b) demuestre que no contienen ninguna de las características de
peligrosidad del anexo III
Los que aún no estando dentro de la lista a) son definidos por la
c)
legislación interna del estado parte como peligrosos
Los que siendo de la Lista b) (Anexo 9 ) contienen cantidades de
materiales incluidos en el anexo I de tal entidad que les confiere
d)
características de peligrosidad del anexo III (Criterio cuantitativo
indeterminado)

Veamos algunas definiciones del Convenio de Basilea.

1. Por “desechos” se entienden las sustancias u objetos a cuya eliminación se


procede, se propone proceder o se está obligado a proceder en virtud de lo
dispuesto en la legislación nacional.

2. Por “manejo” se entiende la recolección, el transporte y la eliminación de los


desechos peligrosos o de otros desechos, incluida la vigilancia de los lugares
de eliminación.

3. Por “movimiento transfronterizo” se entiende todo movimiento de desechos


peligrosos o de otros desechos procedente de una zona sometida a la jurisdicción
nacional de un Estado y destinado a una zona sometida a la jurisdicción
nacional de otro Estado, o a través de esta zona, o a una zona no sometida a la

/ página 157

protomastro ok.indd 157 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

jurisdicción nacional de ningún Estado, o a través de esta zona, siempre que el


movimiento afecte a dos Estados por lo menos.

4. Por “eliminación” se entiende cualquiera de las operaciones especificadas en el


Anexo IV del presente Convenio (ver en http://www.basel.int/).

5. Por “lugar o instalación aprobado” se entiende un lugar o una instalación de


eliminación de desechos peligrosos o de otros desechos que haya recibido
una autorización o un permiso de explotación a tal efecto de una autoridad
competente del Estado en que esté situado el lugar o la instalación.

6. Por “autoridad competente” se entiende la autoridad gubernamental designada


por una Parte para recibir, en la zona geográfica que la Parte considere
conveniente, la notificación de un movimiento transfronterizo de desechos
peligrosos o de otros desechos, así como cualquier información al respecto,
y para responder a esa notificación, de conformidad con lo dispuesto en el
Artículo 6.

7. Por “punto de contacto” se entiende el organismo de una Parte a que se refiere


el Artículo 5 encargado de recibir y proporcionar información de conformidad
con lo dispuesto en los Artículos 13 y 15.

8. Por “manejo ambientalmente racional de los desechos peligrosos o de otros


desechos” se entiende la adopción de todas las medidas posibles para garantizar
que los desechos peligrosos y otros desechos se manejen de manera que queden
protegidos el medio ambiente y la salud humana contra los efectos nocivos que
pueden derivarse de tales desechos.

9. Por “zona sometida a la jurisdicción nacional de un Estado” se entiende toda


zona terrestre, marítima o del espacio aéreo en que un Estado ejerce, conforme
al derecho internacional, competencias administrativas y normativas en relación
con la protección de la salud humana o del medio ambiente.

10. Por “Estado de exportación” se entiende toda Parte desde la cual se proyecte
iniciar o se inicie un movimiento transfronterizo de desechos peligrosos o de
otros desechos.

11. Por “Estado de importación” se entiende toda Parte hacia la cual se proyecte
efectuar o se efectúe un movimiento transfronterizo de desechos peligrosos o
de otros desechos con el propósito de eliminarlos en él o de proceder a su
carga para su eliminación en una zona no sometida a la jurisdicción nacional
de ningún Estado.

12. Por “Estado de tránsito” se entiende todo Estado, distinto del Estado de
exportación o del Estado de importación, a través del cual se proyecte efectuar
o se efectúe un movimiento de desechos peligrosos o de otros desechos.

158

protomastro ok.indd 158 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

13. Por “Estados interesados” se entienden las Partes que sean Estados de
exportación o Estados de importación y los Estados de tránsito, sean o no Partes.

14. Por “persona” se entiende toda persona natural o jurídica.

15. Por “exportador” se entiende toda persona que organice la exportación de


desechos peligrosos o de otros desechos y esté sometida a la jurisdicción del
Estado de exportación.

16. Por “importador” se entiende toda persona que organice la importación de


desechos peligrosos o de otros desechos y esté sometida a la jurisdicción del
Estado de importación.

17. Por “transportista” se entiende toda persona que ejecute el transporte de


desechos peligrosos o de otros desechos.

18. Por “generador” se entiende toda persona cuya actividad produzca desechos
peligrosos u otros desechos que sean objeto de un movimiento transfronterizo
o, si esa persona es desconocida, la persona que esté en posesión de esos
desechos y/o los controle.

19. Por “eliminador” se entiende toda persona a la que se expidan desechos


peligrosos u otros desechos y que ejecute la eliminación de tales desechos.

20. Por “organización de integración política y/o económica” se entiende toda


organización constituida por Estados soberanos a la que sus Estados miembros
le hayan transferido competencia en las esferas regidas por el presente
Convenio y que haya sido debidamente autorizada, de conformidad con sus
procedimientos internos, para firmar, ratificar, aceptar, aprobar o confirmar
formalmente el Convenio, o para adherirse a él.

21. Por “tráfico ilícito” se entiende cualquier movimiento transfronterizo de


desechos peligrosos o de otros desechos efectuado conforme a lo especificado
en el Artículo 9.

De acuerdo al Artículo 1 del Convenio de Basilea son “desechos peligrosos”


a efectos del Convenio los siguientes desechos que sean objeto de movimientos
transfronterizos:

 Los desechos que pertenezcan a cualquiera de las categorías enumeradas en el


Anexo I, a menos que no tengan ninguna de las características descriptas en
el Anexo III; y

 Los desechos no incluidos en el apartado anterior, pero estén definidos o con-


siderados peligrosos por la legislación interna de la Parte que sea Estado de
exportación, de importación o de tránsito.

/ página 159

protomastro ok.indd 159 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

Quedan excluidos los siguientes desechos:

 Desechos urbanos y residuos resultantes de la incineración de desechos urba-


nos, los cuales son considerados “otros desechos” a los efectos del Convenio.

 Los desechos que por ser radiactivos estén sometidos a otros sistemas de con-
trol internacional.

 Los desechos derivados de las operaciones normales de los buques, cuya des-
carga esté regulada por otro instrumento internacional.

7.2 | Residuos a controlar

El famoso listado del Anexo I de la Convención de Basilea, contiene un conjunto


de corrientes que pueden estar dentro a lo largo del ciclo de vida de los RAEE, desde
su producción al tratamiento y disposición final, y que son el motivo de su control,
a saber:

 Y10 Sustancias y artículos de desecho que contengan, o estén contamina-


dos por, bifenilos policlorados (PCB), terfenilos policlorados (PCT) o bifeni-
los polibromados (PBB).

 Y11 Residuos alquitranados resultantes de la refinación, destilación o cual-


quier otro tratamiento pirolítico.

 Y12 Desechos resultantes de la producción, preparación y utilización de


tintas, colorantes, pigmentos, pinturas, lacas o barnices.

 Y13 Desechos resultantes de la producción, preparación y utilización de


resinas, látex, plastificantes o colas y adhesivos.

 Y14 Sustancias químicas de desecho, no identificadas o nuevas, resultantes


de la investigación y el desarrollo o de las actividades de enseñanza y cuyos
efectos en el ser humano o el medio ambiente no se conozcan.

 Y16 Desechos resultantes de la producción, preparación y utilización de


productos químicos y materiales para fines fotográficos.

 Y17 Desechos resultantes del tratamiento de superficie de metales y plásti-


cos.

 Y18 Residuos resultantes de las operaciones de eliminación de desechos


industriales.

160

protomastro ok.indd 160 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

Desechos que tengan como constituyentes:

 Y19 Metales carbonilos.

 Y20 Berilio, compuestos de berilio.

 Y21 Compuestos de cromo hexavalente.

 Y22 Compuestos de cobre.

 Y23 Compuestos de zinc.

 Y24 Arsénico, compuestos de arsénico.

 Y25 Selenio, compuestos de selenio.

 Y26 Cadmio, compuestos de cadmio.

 Y27 Antimonio, compuestos de antimonio.

 Y28 Telurio, compuestos de telurio.

 Y29 Mercurio, compuestos de mercurio.

 Y31 Plomo, compuestos de plomo.

 Y32 Compuestos inorgánicos de flúor, con exclusión del fluoruro cálcico.

 Y33 Cianuros inorgánicos.

 Y34 Soluciones ácidas o ácidos en forma sólida.

 Y35 Soluciones básicas o bases en forma sólida.

 Y39 Fenoles, compuestos fenólicos, con inclusión de clorofenoles.

 Y41 Solventes orgánicos halogenados.

 Y42 Disolventes orgánicos, con exclusión de disolventes halogenados.

 Y43 Cualquier sustancia del grupo de los dibenzofuranos policlorados.

 Y44 Cualquier sustancia del grupo de las dibenzoparadioxinas policloradas.

 Y45 Compuestos organohalogenados, que no sean las sustancias


mencionadas en el presente anexo (por ejemplo, Y39, Y41, Y42, Y43, Y44).

/ página 161

protomastro ok.indd 161 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

En tanto que las características de peligrosidad del Anexo III de la Convención de


Basilea se incluyen:

•• H1 Explosivos: por sustancia explosiva o desecho se entiende toda


sustancia o desecho sólido o líquido (o mezcla de sustancias o desechos) que
por sí misma es capaz, mediante reacción química, de emitir un gas a una
temperatura, presión y velocidad tales que puedan ocasionar daño a la zona
circundante.

•• H3 Líquidos inflamables: por líquidos inflamables se entiende aquellos


líquidos, o mezclas de líquidos, o líquidos con sólidos en solución o suspensión
(por ejemplo, pinturas, barnices, lacas, etc. pero sin incluir sustancias o
desechos clasificados de otra manera debido a sus características peligrosas)
que emiten vapores inflamables a temperaturas no mayores de 60.5°C, en
ensayos con cubeta cerrada, o no más de 65.6°C, en ensayos con cubeta abierta.
(Como los resultados de los ensayos con cubeta abierta y con cubeta cerrada
no son estrictamente comparables, e incluso los resultados obtenidos mediante
un mismo ensayo a menudo difieren entre sí, la reglamentación que se apartara
de las cifras antes mencionadas para tener en cuenta tales diferencias sería
compatible con el espíritu de esta definición.)

•• H4.1 Sólidos inflamables: se trata de los sólidos, o desechos sólidos,


distintos a los clasificados como explosivos, que en las condiciones
prevalecientes durante el transporte son fácilmente combustibles o pueden
causar un incendio o contribuir al mismo, debido a la fricción.

•• H4.2 Sustancias o desechos susceptibles de combustión espontánea: se


trata de sustancias o desechos susceptibles de calentamiento espontáneo en las
condiciones normales del transporte, o de calentamiento en contacto con el aire,
y que pueden entonces encenderse.

•• H4.3 Sustancias o desechos que, en contacto con el agua, emiten


gases inflamables: sustancias o desechos que, por reacción con el agua, son
susceptibles de inflamación espontánea o de emisión de gases inflamables en
cantidades peligrosas.

•• H5.1 Oxidantes: sustancias o desechos que, sin ser necesariamente


combustibles, pueden, en general, al ceder oxígeno, causar o favorecer la
combustión de otros materiales.

•• H5.2 Peróxidos orgánicos: las sustancias o los desechos orgánicos que


contienen la estructura bivalente -o-o- son sustancias inestables térmicamente
que pueden sufrir una descomposición autoacelerada exotérmica.

•• H6.1 Tóxicos (venenos) agudos: sustancias o desechos que pueden

162

protomastro ok.indd 162 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

causar la muerte o lesiones graves o daños a la salud humana, si se ingieren o


inhalan o entran en contacto con la piel.

•• H6.2 Sustancias infecciosas: sustancias o desechos que contienen


microorganismos viables o sus toxinas, agentes conocidos o supuestos de
enfermedades en los animales o en el hombre.

•• H8 Corrosivos: sustancias o desechos que, por acción química, causan


daños graves en los tejidos vivos que tocan, o que, en caso de fuga, pueden dañar
gravemente, o hasta destruir, otras mercaderías o los medios de transporte; o
pueden también provocar otros peligros.

•• H10 Liberación de gases tóxicos en contacto con el aire o el agua:


sustancias o desechos que, por reacción con al aire o el agua, pueden emitir
gases tóxicos en cantidades peligrosas.

•• H11 Sustancias tóxicas (con efectos retardados o crónicos): sustancias


o desechos que, de ser aspirados o ingeridos, o de penetrar en la piel, pueden
entrañar efectos retardados o crónicos, incluso la carcinogénica.

•• H12 Ecotóxicos: sustancias o desechos que, si se liberan, tienen o


pueden tener efectos adversos inmediatos o retardados en el medio ambiente,
debido a la bioacumulación o los efectos tóxicos en los sistemas bióticos.

•• H13 Sustancias que pueden, por algún medio, después de su eliminación,


dar origen a otra sustancia. Por ejemplo, un producto de lixiviación que posee
alguna de las características arriba expuestas.

La clasificación de desechos planteada presenta las siguientes limitaciones:

Para que un desecho sea materia del Convenio debe estar listado en el Anexo I y
no basta con que el desecho tenga alguna característica de peligrosidad listada en el
Anexo III.

Las características de peligrosidad listadas en el Anexo III no se definen en términos


técnicos precisos y universalmente aceptados.

A los efectos de facilitar la aplicación del Convenio, en la Cuarta Conferencia de las


Partes (1998), se adoptaron dos nuevos anexos:

 El Anexo VIII o Lista A que enumera desechos que se caracterizan como


peligrosos.

 En Anexo IX o Lista B, que enumera desechos que no se consideran peligrosos.

/ página 163

protomastro ok.indd 163 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

Las listas no son exhaustivas, solo corresponden a un grupo de desechos


caracterizado. Estos anexos incluyen cuatro grupos de desechos: 1) metálicos o que
contengan metales; 2) que contengan principalmente constituyentes inorgánicos,
que pueden contener metales o materia orgánica; 3) que contengan principalmente
constituyentes orgánicos, que puedan contener metales y materia inorgánica; 4) que
pueden contener constituyentes inorgánicos u orgánicos.

La inclusión de un desecho en el Anexo VIII no impide que se utilice el Anexo


III para demostrar que el desecho no es peligroso. Asimismo la inclusión de un
desecho en el Anexo IX no excluye la posibilidad de clasificarlo como peligroso si
contiene materiales incluidos en el Anexo I en cantidad tal que le confiera una de las
características del Anexo III.

Si bien los RAEE no son, en su conjunto, una corriente específica en la Convención


de Basilea, sí podemos encontrar regulaciones para muchos de sus constituyentes,
tales como plaquetas de circuitos impresos, pilas, baterías, vidrios activados, tubos de
rayos catódicos, transformadores y las chatarras. Con los Anexos 8 y 9, la Convención
de Basilea, así como las nuevas regulaciones de la Unión Europea, específicamente
liberaron o simplificaron los movimientos transfronterizos de gran parte del scrap
o chatarra electrónica cuando fuera insumo de nuevo proceso industrial, para la
autoridad argentina, los incluye con criterio propio como residuos peligrosos, creando
categorías sometidas a control que el resto del mundo no entiende muy bien de qué
se tratan.

Veamos cómo puedo usar la misma Convención de Basilea, como para clasificar de
tres maneras distintas a las plaquetas electrónicas:

a. PELIGROSOS: Considerando el Anexo I, por caso, la Argentina definió a


las plaquetas como Corrientes de Residuos Peligrosos Sometido a Control y
categorizado como Y48 y que pueden estar contaminados por:

-- - Y20 Berilio, compuesto de Berilio,


-- - Y21, Compuestos de Cromo Hexavalente,
-- - Y22 Cobre, compuestos de Cobre,
-- - Y24, Arsénico, compuestos de Arsénico,
-- - Y25 Selenio, compuesto de Selenio,
-- - Y27 Antimonio, compuestos de Antimonio,
-- - Y29 Mercurio, compuestos de Mercurio,
-- - Y31 Plomo, compuestos de Plomo.

b) PELIGROSOS: Considerando el Anexo IX: A1180 Montajes eléctricos


y electrónicos de desecho o restos de éstos13 que contengan componentes como

13 En esta entrada no se incluyen restos de montajes de generación de energía eléctrica.

164

protomastro ok.indd 164 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

acumuladores y otras baterías incluidos en la lista A, interruptores de mercurio,


vidrios de tubos de rayos catódicos y otros vidrios activados y capacitadores de
PCB, o contaminados con constituyentes del anexo I (por ejemplo, cadmio, mer-
curio, plomo, bifenilo policlorado) en tal grado que posean alguna de las carac-
terísticas del anexo III (véase la entrada correspondiente en la lista B B1110)14

c) NO PELIGROSOS Considerando el Anexo VIII: B1110 Montajes eléctri-


cos y electrónicos:

- Montajes electrónicos que consistan sólo en metales o aleaciones


- Desechos o chatarra de montajes eléctricos o electrónicos15 (incluidos los circuitos
impresos) que no contengan componentes tales como acumuladores y otras baterías
incluidas en la lista A, interruptores de mercurio, vidrio procedente de tubos de rayos
catódicos u otros vidrios activados ni condensadores de PCB, o no estén contamina-
dos con elementos del anexo I (por ejemplo, cadmio, mercurio, plomo, bifenilo po-
liclorado) o de los que esos componentes se hayan extraído hasta el punto de que no
muestren ninguna de las características enumeradas en el anexo III (véase el apartado
correspondiente de la lista A A1180)
- Montajes eléctricos o electrónicos (incluidos los circuitos impresos, componentes
electrónicos y cables) destinados a una reutilización directa16, y no al reciclado o a
la eliminación final.

7.3 | La evolución del Convenio para impulsar las 3R

El Convenio de Basilea ha marcado un verdadero paradigma global en cuanto a las


definiciones, operaciones permitidas y las características de los residuos peligrosos a
gestionar o tratar, y sobre el modo de realizar los movimientos entre distintos países.
Sin embargo, y por motivos obvios, el Convenio habla de corrientes de desechos
sometidas a control y no de productos.

Por ejemplo, no indica cuál es la peligrosidad de mi heladera, mi BlackBerry, mi


iPod o mi aire acondicionado. Ni regula sobre cuándo mi teléfono o TV deja de ser
un aparato y pasa a ser un residuo peligroso. Tampoco se refiere a cuál debe ser la
composición y cantidad de pilas y lamparitas desechadas para estar tirando un residuo
peligroso. Esos criterios quedan para ser definidos por los bloques comerciales con
sus directivas o por las leyes nacionales en función de criterios de riesgo, seguridad
y control de los impactos de los productos a lo largo de sus correspondientes ciclos
de vida.

El Convenio de Basilea fue adoptado en 1989 y entró en vigor el 5 de mayo de 1992.


Fue creado para tratar de regular y enmarcar las buenas prácticas y preocupaciones

14 El nivel de concentración de los bifenilos policlorados de 50 mg/kg o más.


15 Este apartado no incluye la chatarra resultante de la generación de energía eléctrica.
16 Pueden considerarse como reutilización la reparación, la reconstrucción o el perfeccionamien-
to, pero no un nuevo montaje importante.

/ página 165

protomastro ok.indd 165 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

sobre la gestión, la eliminación y los movimientos transfronterizos de un estimado de


400 millones de toneladas de desechos peligrosos que son producidos mundialmente
cada año. Los principios guía del Convenio sostienen que los movimientos
transfronterizos de desechos peligrosos deben: ser reducidos al mínimo, gestionados
de un modo ambientalmente racional, tratados y eliminados lo más cerca posible de
la fuente que los generó y minimizados en su origen. Actualmente el Convenio cuenta
con 178 países involucrados.

La Convención de Basilea, en su primera versión nació para regular el movimiento


transfronterizo de residuos peligrosos y, sobre todo, impedir que los países desarrollados
exportaran sus desechos a los países pobres. Sin embargo, con el correr de los años,
los países desarrollados fueron los que empezaron a buscar ciertos desechos, algunos
con corrientes de sustancias peligrosas para importarlos a sus países, ya sea para
cobrar importantes sumas por su tratamiento, ya sea porque esos desechos eran
“verdaderos yacimientos de minería urbana”, como las plaquetas electrónicas, vidrios
activados o baterías recargables. Entonces, países como Alemania, Suecia, Bélgica,
Francia y Canadá empezaron a comprar e importar esos desechos para alimentar a sus
industrias y sustituir algunos concentrados mineros cuyos precios empezaban a subir
en forma exponencial.

Si bien los RAEE no son una corriente específica en la Convención de Basilea,


sí podemos encontrar regulaciones para muchos de sus constituyentes, tales como
plaquetas de circuitos impresos, pilas, baterías, vidrios activados, tubos de rayos
catódicos, transformadores y las chatarras. Con los Anexos 8 y 9, la Convención
de Basilea, así como las nuevas regulaciones de la Unión Europea, específicamente
liberaron o simplificaron los movimientos transfronterizos de gran parte del scrap o
chatarra electrónica cuando fuera insumo de nuevo proceso industrial. Obviamente,
los países desarrollados ven el potencial de los minerales estratégicos o metales
preciosos y tienen la tecnología para recuperar y neutralizar las sustancias riesgosas
para la salud y el ambiente.

Esta evolución en los criterios sobre residuos peligrosos provenientes del e-scrap, que son
verdaderos concentrados mineros, se deben tomar en cuenta el criterio de las Directrices de
la Convención de Basilea y el PNUMA “Directrices técnicas para el reciclado/regeneración
ambientalmente racional de metales y compuestos metálicos (R4)”:

“Las presentes directrices técnicas están destinadas principalmente a brindar


orientación a los países que se están dotando de capacidad para el manejo de desechos
en forma ambientalmente racional y eficiente, en el contexto de su elaboración de
procedimientos o estrategias de reciclado de metales y compuestos metálicos, y a
promover un reciclado más intenso de metales en forma ambientalmente racional.
Algunos desechos contendrán metales y compuestos metálicos en formas y volúmenes
suficientes como para que se considere al reciclado y la regeneración como preferibles
a la eliminación, en cuyo caso debe darse preferencia a las dos primeras operaciones
mencionadas”.

166

protomastro ok.indd 166 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

Estas directrices del Convenio de Basilea y Naciones Unidas se refieren


principalmente al reciclado y a la regeneración de los compuestos metálicos que
figuran en el anexo I del Convenio de Basilea en las categorías de desechos que deben
controlarse. Esas categorías comprenden los siguientes metales y sus compuestos:
antimonio (Sb), arsénico (As), berilio (Be), cadmio (Cd), plomo (Pb), mercurio (Hg),
selenio (Se), telurio (Te) y talio (Tl). También comprenden compuestos de cobre,
zinc y cromo hexavalente, pero no los metales mismos. Puede hacerse referencia
a esos metales y compuestos metálicos como metales y compuestos metálicos del
anexo I, o, en forma más simple, como metales del anexo I. Los materiales que los
contienen están controlados conforme al Convenio de Basilea si están comprendidos
en la definición de desechos del Convenio, a menos que no posean ninguna de las
características peligrosas que se mencionan en el anexo III del Convenio.

Como la mayoría de los desechos peligrosos que contienen metales que figuran en
el anexo VIII del Convenio de Basilea son no ferrosos, y a fin de que se mantengan
dentro de proporciones manejables, dichas directrices no se refieren directamente a
metales ferrosos, como el hierro y el acero, ni a metales preciosos, como el oro y la
plata. Gran parte de la recuperación, reciclado y regeneración se aplica a todos los
metales no ferrosos comunes, figuren o no en el anexo I del Convenio de Basilea.
No obstante, se presta especial atención a los metales del anexo I o de la lista Y
(corrientes sometidas a control del anexo I del Convenio).

Se señalará que las sustancias básicas de reciclado y regeneración son metales,


aleaciones de metales y algunos compuestos metálicos. Los compuestos metálicos
son, según su forma física o química, materias primas o productos (intermedios), y no
materiales destinados a corrientes de desechos. Los compuestos que son reutilizados
comúnmente mediante reciclado o extraídos o producidos mediante regeneración,
provienen del uso de metales como el galvanizado, o de productos metálicos que se
encuentran en polvos o lodos de operaciones de control de la contaminación.

En general, el Convenio de Basilea procura regular sustancias con considerable


potencial de suscitación de efectos ambientales o sanitarios nocivos si se eliminan en
forma inadecuada. No tiene en cuenta otros metales con un peligro potencial menor
y algunas formas de los metales de la lista que presentan un menor potencial de
producción de efectos ambientales, como los desechos de plomo metálico en forma no
dispersable. Por ejemplo, los desechos de cobre y zinc metálicos no están regulados
conforme al Convenio, sí lo están los compuestos de cobre y zinc si presentan una
característica del anexo III.

EN LAS DIRECTRICES DE PNUMA Y BASILEA SE DISTINGUE ENTRE


DIFERENTES SEGMENTOS DE LA ESTRUCTURA INDUSTRIAL,
LA RECUPERACIÓN, EL RECICLADO Y LA REGENERACIÓN. LA
RECUPERACIÓN PUEDE CONSIDERARSE COMO LA RETENCIÓN
DE OBJETOS QUE CONTIENEN METAL Y TROZOS METÁLICOS
ANTES DE QUE LLEGUEN A LA CORRIENTE DE DESECHOS, O

/ página 167

protomastro ok.indd 167 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

SU EXTRACCIÓN DE LA MISMA. A ESA OPERACIÓN SIGUE LA


DE RECICLADO, CONSISTENTE EN LA PREPARACIÓN DE ESOS
OBJETOS Y FRAGMENTOS DE MODO QUE PUEDAN UTILIZARSE
DIRECTAMENTE (POR EJEMPLO EN REFUNDICIÓN DIRECTA) O
ENVIADOS A REGENERACIÓN.

Por regeneración se entiende a los procesos metalúrgicos, generalmente


pirometalúrgico e hidrometalúrgico. En el caso de algunos metales, el scrap puede
fundirse sólo o en presencia de concentrados mineros, y será purificado, refundido
y refinado hasta lograr un estándar comercial que, por ejemplo, para el cobre es un
metal de 99,99% de pureza, pero que pueden obtenerse lingotes, barras, alambrón o,
ya con menores concentraciones y aleaciones diversas, por ejemplo en formato de
bronces y latones, entre otros. Las escorias y subproductos pueden seguir refinándose
en busca de otros metales asociados en este ejemplo, al cobre, como el oro y los
metales del grupo del platino. Ya ampliaremos éstas tecnologías metalúrgicas.

En cambio, el reciclado y la regeneración de desechos peligrosos sí están sujetos al


régimen de manejo de Basilea conforme a las definiciones de desechos (inciso a) del
párrafo 1 del artículo 1 y la sección B del anexo IV. La recuperación y el reciclado
de metales del anexo I no tienen por qué representar un proceso muy costoso o
técnicamente complicado, aunque la administración y los trabajadores deben haber
sido adecuadamente capacitados y equipados para enfrentar peligros para la salud
humana y el medio ambiente.

Pocos países pueden permitirse la construcción u operación de hornos de fundición


complejos y de su infraestructura conexa. Los hornos ofrecen economías de escala;
especialmente los primarios (basados en minerales), por lo cual en general conviene
que sean de mayor escala. Los hornos primarios suelen estar ubicados cerca de
los yacimientos de minerales. Los secundarios se diseñan específicamente para la
regeneración de metales.

Los metales secundarios, los materiales que contienen metales y algunos de los
residuos pueden enviarse a plantas de fundición primarias o secundarias, en que
se realiza la regeneración. Puede ser necesario introducir controles ambientales
adicionales para manejar y procesar en forma segura algunos materiales secundarios,
que representan una creciente proporción de material de alimentación en algunas
fundiciones.

La fundición de materiales secundarios generalmente da lugar a un producto


principal y a varios subproductos. Por ejemplo, una fundición de cobre típica utiliza
un proceso de tres etapas para producir cobre puro. Los subproductos son el óxido de
zinc, aleaciones de estaño y plomo, el sulfato de níquel, el selenio y metales preciosos
cuya refinación requiere otros hornos, y también el arsénico.

Cabe la posibilidad de utilizar escoria como material de construcción o para la


limpieza con chorros de arena, pero históricamente esos usos de la escoria de cobre

168

protomastro ok.indd 168 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

han provocado contaminación de arsénico y plomo. La entrada B2040 del anexo IX


del Convenio de Basilea incluye escorias de la producción de cobre, principalmente
con fines de construcción y abrasión, a condición de que se trate de una sustancia
químicamente estabilizada, con alto contenido de hierro (más de 20%), y elaborada
de conformidad con especificaciones industriales, como DIN 4301 y DIN 8201.
Algunas escorias de cobre tienen un alto contenido metálico recuperable, y la entrada
B1100 del anexo IX del Convenio de Basilea incluye escorias de la elaboración del
cobre destinado a una elaboración o refinación posteriores, siempre que no contengan
arsénico, plomo o cadmio en concentraciones peligrosas.

7.4 | Las chatarras como insumos para la Convención de Basilea

Los metales secundarios pueden recuperarse a partir de chatarra de metales,


escrap/ RAEE cenizas, cables residuos, escorias, sedimentos, batiduras, espumados,
escamas, polvo común y granulado, lodo, masa sin prensar y catalizadores que
contengan metales. La chatarra de metales proviene predominantemente de tres
fuentes: chatarra de origen, de plantas fabriles o desechos de producción, chatarra
pronta o de fabricación (o recortes); y chatarra obsoleta de objetos desmantelados o
descartados. Toda la industria de insumos y piezas-partes de los aparatos electrónicos
genera estos residuos. Cuando manufacturo un cable de cobre o un motor de heladera
debo primero fundir metales, ya sea de la minería o metales secundarios recuperados
como scrap.

Se entiende por chatarra de origen, de plantas fabriles o desechos de producción a


los desechos que provienen de la producción de metales. Puede consistir, por ejemplo,
en extremos de láminas metálicas, o en la acumulación removida de cazos de metal
fundido, o en recortes de una fundición, como mazarotas o canaletas. En un horno de
fundición no ferroso se producen diversos metales impuros o compuestos metálicos
intermedios, que no son desechos, sino productos intermedios valiosos y materiales en
proceso para el próximo paso, a menudo el siguiente metal, del proceso de refinación
y regeneración, que puede realizarse en el mismo o en otro lugar.

La chatarra (scrap o los recortes) provienen de la manufactura de productos


intermedios (por ejemplo, varillas, barras, láminas, tiras, tubos, perfiles, chapas o
lingotes) o del maquinado o moldeado de productos intermedios y productos finales.
La chatarra tiene forma de torneaduras, desechos de perforación, recortes, desechos
de punzonado, cortes o partes rechazadas (por no cumplir las especificaciones).
Esta chatarra es limpia, por cuanto en cierto sentido nunca ha sido utilizada, y es
de composición conocida, es decir que es idéntica al material vendido a la planta.
Se trata de un material valioso y que a veces es buscado por el proveedor del metal.
También es valioso para los procesadores de chatarra. El reciclado se realiza mediante
reutilización directa y refundición.

La chatarra obsoleta es el tipo de chatarra en que se centra la atención de quienes


realizan el manejo de desechos. Proviene de objetos obsoletos, como edificios

/ página 169

protomastro ok.indd 169 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

demolidos y automóviles, artefactos y dispositivos electrónicos que han llegado al


fin de su vida útil. Suele ser necesario desmantelar el objeto obsoleto mediante un
triturador de vehículos, cizallas o por acción de trabajadores provistos de herramientas
manuales. Los metales no ferrosos que contengan deben identificarse, prepararse y
clasificarse conforme a las especificaciones de los compradores para que puedan ser
vendidos con fines de reciclado.

Los compradores de chatarra, que suelen ser grandes fundiciones nacionales


(Siderca, Siderar, Gerdau, Votarentin, Vale, para el Mercosur) o globales (Xstrata,
Aurubis, Metallo, Dowa, Boliden, Umicore, Arcelor Mittal y decenas de empresas
chinas) utilizarán esa chatarra preparada para la manufactura industrial de productos
tales como barras metálicas no terminadas, cátodos, gránulos o chapas. En algunos
casos esas nuevas formas de materia primas pueden estar sujetas a los controles del
Convenio de Basilea (anexo VIII) o a controles nacionales. Los procesadores de
chatarra obsoleta también pueden manejar chatarra pronta. Restos de operaciones
de torneadura, perforación o recorte y otras formas, si es necesario adecuadamente
preparadas por procesadores de chatarra, se utilizan directamente como materias
primas para producir productos, por ejemplo mediante refundición directa.

La mayor parte de los metales no ferrosos recolectados, clasificados y graduados


con fines de reciclado no son peligrosos, por lo cual no figuran en el anexo VIII.
El gran volumen de productos intermedios o finales producidos a partir de chatarra
de metales no ferrosos preparada con recursos secundarios consiste comúnmente en
aluminio, cobre, plomo o aleaciones de cobre, aluminio y zinc metálicos básicos.
No obstante, el análisis siguiente se ofrece como guía para algunas de las fuentes
de chatarra obsoleta de metales, sus aleaciones y los compuestos mencionados en el
anexo VIII.

7.5 | Desmontaje, desensamblaje y valorización de piezas y materiales

La operatoria de desmontaje, desensamblaje y clasificación de materiales para su


valorización, reciclado o eliminación requiere una caracterización efectiva a fin de
determinar cuál es el alcance de la “operación” bajo el marco regulatorio vigente. Es
importante destacar que la mayoría de las piezas de los RAEE no sufren transformación
alguna ni física ni química al momento de culminar su ciclo de vida útil (salvo pilas,
baterías o cartuchos), siendo prácticamente idénticos en composición y funciones a
las piezas originales.

La composición de los Aparatos Eléctricos y Electrónicos es un factor determinante a


la hora de definir políticas y acciones de reciclado de RAEE. Existen diferencias muy
significativas en el contendido de metales o compuestos dentro de cada tipo de RAEE,
así como dentro de aparatos que cumplen las mismas funciones, como es el caso de
cuatro aparatos de uso universal como el televisor, el lavarropas, el aire acondicionado
y la heladera. Como se verá, la composición puede variar notablemente.

170

protomastro ok.indd 170 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

Ante todo cabe una diferenciación. Las plantas de reacondicionamiento


o remanufactura o de Servicio Técnico lo que hacen es extender el ciclo de vida
útil del AEE, por ejemplo, removiendo piezas dañadas u obsoletas, reposición de
consumibles, up grade de componentes, o bien, utilizando partes de equipos para
armar nuevos.

El re-manufacturador puede ser el fabricante original del equipo (OEM: original


equipment manufacturer) o bien, empresas o particulares que cumplen esa tarea, sin
la garantía de productos originales, o comprándole piezas de recambio a los OEM
o usando piezas RAEE para el reacondicionamiento de AEE. Su negocio está en la
reventa de equipos re-manufacturas, piezas y el service técnico; pero pueden haber
ONGs reacondicionando equipos, sobre todo en IT, para su donación posterior.

Las plantas recicladoras se especializan en el despiece, desmontaje o destrucción


(triturado, molido, prensado o inutilización) de los RAEE, segregando por tipo de
corriente de desecho los que serán acopiados y acondicionados como insumos de
nuevos procesos industriales.

Es decir, segregan y agrupan los plásticos, los metales no ferrosos, los ferrosos,
los distintos tipos de plásticos o vidrios, las plaquetas o baterías, con el objeto de
obtener insumos de nuevos procesos industriales que serán derivados a fundiciones,
extrusoras de plásticos, procesadoras de cables, refinadoras de metales u operadores
de residuos peligrosos. Su negocio está en cobrar por la gestión de los RAEE y la
venta de las materias primas recuperadas como insumos de nuevos procesos.

Tanto las plantas de Reciclado como las de Remanufactura pueden especializarse en


una o varias categorías de RAEE (Informática, Telecomunicaciones, Línea Blanca,
TV, Electrodomésticos, etc.) o ser generalistas. Para cada caso, se requieren tanto
infraestructuras o equipamientos específicos como personal capacitado y permisos
específicos. Por ende, los Sistemas de Gestión de RAEE (SIG-RAEE) deben definir
el alcance y objeto de las plantas, ya que no se pueden abarcar todas los RAEE a
procesar. Una planta para tratar heladeras o aire acondicionados difiere totalmente
de una de IT, tanto a nivel del manejo del RAEE como de las líneas de proceso y los
materiales a recuperar.

/ página 171

protomastro ok.indd 171 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

Las plantas de Reacondicionamiento y Reciclado de RAEE generan importantes


beneficios para la sociedad, la economía y la preservación del medio ambiente. Pero
muchas veces, por falta de gestión y disposición final de los residuos generados en
ambos procesos, pueden constituirse en un riesgo ambiental. Por este motivo resulta
vital para la sustentabilidad de los gestores pre-clasificar el material y no “taparse”
ni crear montañas de desechos que no tengan valor de recupero, reciclaje o alguien
pague por su gestión. Se deben conocer bien el negocio y los costos de la Gestión de
RAEE para no taparse de desechos que luego no se reciclen o recuperen.

No siempre estará disponible la información respecto del conjunto de materiales,


ni las combinaciones, ni las concentraciones presentes en cada pieza removida para
reuso o reciclado de los RAEE. Por ende, los Gestores de RAEE deberán informarse
tanto de parte de los Productores como de los refinadores o tratadores finales, sobre las
Hojas de Seguridad que garanticen la integridad, salud y bienestar de sus trabajadores
y sobre qué recuperar y como acondicionar el material valorizado. Veamos en la
siguiente tabla i la composición de una PC y un monitor de 14 pulgadas, pesando
entre ambos 27 Kg y la eficiencia actual de reciclado:17.

Elemento/ Contenido Peso en kilogramos Eficiencia actual de


compuesto (% del peso reciclado
total)
Plásticos
(PC-ABS, HIPS,
acrílicos) 22,991 6,260 20%

1,724 5%
Plomo 6,299

Aluminio 14,172 3,856 80%

Germanio 0,0016 < 0,1 0%

Galio 0,0013 < 0,1 0%

Acero/hierro 20,471 5,580 80%

Estaño 1,008 0,272 70%

Cobre 6,928 1,905 90%

17 Fuentes: Microelectronics and Computer Technology Corporation (MCC). 1998. Electronics In-
dustry Environmental Roadmap. Austin, TX: (MCC).

172

protomastro ok.indd 172 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

Bario 0,031 < 0,1 0%

Níquel 0,850 0,51 80%

Zinc 2,204 1,32 60%

Tantalio 0,016 < 0,1 00%

Indio 0,0016 < 0,1 60%

Vanadio 0,0002 < 0,1 0%

Berilio 0,0157 < 0,1 0%

Oro 0,0016 < 0,1 99%

Europio 0,0002 < 0,1 0%

Titanio 0,0157 < 0.1 0%

Rutenio 0,0016 < 0.1 80%

A partir de esta tabla surgen datos sobre la presencia de diversos materiales y, en


algunos casos, con una mínima concentración porcentual, o sea, prácticamente trazas
de esos materiales, pero son imprescindibles para cumplir funciones específicas en los
equipos. Otra data importante, y que es relevante para el desarrollo de una industrial
de reciclado, es la eficiencia del reciclado que dependerá de:

a. Concentración del elemento o compuesto a recuperar.


b. Eficiencia del recupero.
c. Valor de mercado del elemento una vez refinado o reciclado.

7.6 | Tareas de las plantas gestoras de RAEE


Las plantas gestoras de RAEE llevan adelante diversos procesos de gestión, en
lo cuales pueden involucrar mayores o menores inversiones de automatización
o tratamientos del material a recuperar a partir de los RAEE, entre los que suelen
incluirse algunas o el conjunto de las siguientes tareas:

/ página 173

protomastro ok.indd 173 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

•• Determinar el Peso bruto total recibido.

•• Separación por tipo o categorías de equipos (grandes o pequeños


electrodomésticos, IT, fotocopiadoras, telefonía, baterías, luminarias, etc.)

•• Desmontaje o desensamblado de las estructuras y carcazas, para la remoción


de cables, plaquetas, motores, compresores, partes, piezas o ensambles de todo
tipo.

•• Destrucción, molienda o inutilización de piezas que sean requeridas por el


cliente.

•• Separación y acopio de materiales según su destino de reciclaje o recupero de


metales.

•• Pesaje de metales ferrosos y/o no ferrosos destinados al reciclaje en el país.

•• Pesaje, acondicionamiento y venta de plásticos y/o productos de cartón.

•• Pesaje, acondicionamiento y venta de pantallas, pantallas de panel plano y


delgado, monitores y tubos de rayos catódicos procesados para convertir en
materiales reutilizables.

•• Pesaje, acondicionamiento y exportación de tarjetas impresas y de circuitos


integrados para su refinado y recupero de metales base y metales preciosos.

•• Separación del material considerado peligroso o especial enviada a los rellenos


de seguridad de un Operador Registrado y Habilitado.

Prácticamente todas las plantas de RAEE del Mercosur son “mano de obra
intensivas”. Los RAEE son procesado en forma manual, procediendo a tareas de
desmontaje, separación y valorización de los componentes, piezas o partes valorizas
por tipo de metal, plástico, polímero o compuesto. El procesamiento consiste en el
desmontaje o desensamblado de los distintos componentes y se podría hablar de de-
manufactura y acondicionamiento de los RAEE y baterías, previos a la valorización
y disposición final. Las tareas de procesamiento de cables, triturado de plaquetas o
plásticos y prensado de metales son las únicas que se hacen con equipos automatizados.
El resto es mayoritariamente una tarea manual.

Considerando que en el Mercosur aún no funcionan Sistemas Integrados de Gestión,


que coordinen regional o nacionalmente las recolección de RAEE las Plantas Gestoras
se nutren de diversas fuentes de los desechos electrónicos. Estos pueden ser de los
propios Productores, las industrias fabricantes o distribuidoras de AEE, empresas
usuarias de AEE, oficinas, comercios o material recolectado por entes municipales

174

protomastro ok.indd 174 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

u empresas recolectoras de residuos sólidos urbanos. En la Argentina, para gestionar


RAEE, hoy se debe contar con una habilitación de la Autoridad Ambiental pertinente.

Imágenes ilustrativas de las operaciones seguras y profesionales del desmonta-


je, separación y acopio de los materiales recuperados de los RAEE, como
cables, metales o plásticos; y valorizados como insumos de nuevos proce-
sos industriales.

Una vez desmontados, los componentes son separados para su valorización según
las siguientes categorías:

I. Los plásticos de ingeniería, clasificados en tipos como PC-ABS, HIPS, acrílico,


acetato, etc.

II. Metales no ferrosos puros, o aleaciones provenientes de los cables, carcasas o


estructuras de los equipos, con contenido de cobre, aluminio, zinc, plomo u otros
metales base

III. Metales ferrosos (chapas, aceros, hierro fundido, etc)

IV. Vidrios o materiales de sílice,

V. Compuestos complejos

VI. Polímeros industriales y otros materiales de síntesis;

VII. Circuitos Impresos o Integrados, contactos, conectores u otros materiales ricos con
contenido de cobre, estaño o metales preciosos

VIII. Pilas y Baterías clasificadas por química (LiIon, NiCd, Pb, NiMH, primarias);

IX. Motores o piezas móviles

X. Piezas o partes valorizables

/ página 175

protomastro ok.indd 175 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

XI. Tubos de rayos catódicos o vidrios activados,

XII. Misceláneas: o mix de metales y plásticos.

Cada corriente de sustancias o materiales homogéneos, tendrá un destino comercial


posterior una vez valorizados, clasificados y acopiados para su venta. Tantos
los plásticos como los metales de las carcasas -básicamente latón, hierro, acero o
aluminio-, son comercializados dentro del Mercosur a extrusoras de plásticos
o fundiciones de metal. En tanto, los circuitos impresos o integrados, conectores,
capacitores, etc., son exportados a grandes refinadoras globales.

El acopio del material recuperado y seleccionado para su posterior reciclado o


uso como insumo de nuevos procesos industriales se hará en recipientes plásticos o
metálicos (bins) bolsones o cajas con scrap electrónico que se mantendrán en palletes
y en forma segura para evitar incendios o emisión de sustancias contaminantes.
Luego, se carga la mercadería en un contenedor.

La valorización, el procesamiento, el reciclado y la comercialización de los distintos


materiales recuperados del “e-scrap” -que incluye distintos tipos de plásticos (HIPS,
ABS, acrílico, PP, etc.), vidrios, metales ferrosos (hierro y acero) y metales no
ferrosos (cobre, aluminio, níquel, estaño, etc.)-, generarán un doble impacto positivo
en la Economía y Ambiente de la Argentina:

• Minería urbana (obtención de materias primas de los desechos) y las sustitución


de los metales provenientes de la minería primaria o de importaciones de mate-
rias primas, logrando incluso un menor costo a igual calidad.
• Minimización de las cantidades de desechos vertidos en rellenos sanitarios.

7.7 | Recupero de metales

Las empresas refinadoras reciben en los contenedores plaquetas electrónicas, baterías


o rezagos con metales no ferrosos como cobre, bronces, aluminio y aleaciones, para
ingresarlos en los procesos que puede ser: hidrometalúrgicos, a una escala pequeña
o mediana, y pirometalúrgicos, para proyectos de gran escala de procesamiento
diario. Ambos procesos segregan los materiales de soporte como ser resinas, sílices
o compuestos, para concentrar los metales previo a su refinamiento en procesos
electrolíticos o químicos.

En general, los metales de desecho para recuperación y regeneración son materiales


que comprenden metales puros o compuestos metálicos o que pueden reducirse
fácilmente a esas formas.

Si se mezclan con otros materiales pueden introducirse impurezas que encarezcan


la purificación, o que si no se eliminan afecten desfavorablemente a los procesos de
producción o el uso final previsto del metal o del compuesto metálico. No obstante,
algunos procesos metalúrgicos están destinados a procesar metales y materiales

176

protomastro ok.indd 176 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

mezclados. Algunos ejemplos de procesos de separación que suelen dar lugar a un


metal puro a partir de mezclas son la electrólisis (especialmente aplicable al cobre y al
zinc), la vaporización-sublimación-volatilización (especialmente aplicable al cadmio
y al mercurio) y la eliminación de escorias (aplicable, en especial, al plomo).

La recuperación del metal generalmente se determina mediante una evaluación


comercial acerca de si es posible volver a usarlo con ganancia. Los usuarios del
metal siempre estarán en condiciones de adquirirlo de fuentes primarias, y el metal
producido de fuentes secundarias debe competir en los mismos mercados. Los
siguientes son factores que determinan la viabilidad del reciclado y la regeneración:

‡‡ La pureza inicial de los metales que han de recuperarse.

‡‡ El mercado de los productos de los procesos de reciclado y regeneración.

‡‡ El valor monetario del metal.

‡‡ El costo de recolección y transporte.

‡‡ El costo de clasificación y transformación en metal reutilizable.

‡‡ El costo de los dispositivos de protección especiales o adicionales para los


trabajadores y para el medio ambiente vinculados con el material.

‡‡ El costo de cumplimiento de reglamentos ambientales adicionales vinculados


con el material.

‡‡ El costo de eliminación definitiva que se evita mediante el reciclado.

‡‡ El costo de eliminación de materiales residuales que determinen los procesos


de reciclado y regeneración una vez culminados.

/ página 177

protomastro ok.indd 177 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

Junto con el plástico, y cada vez con mayor uso en el conjunto de las industrias
Productoras de aparatos eléctricos y electrónicos, los metales ferrosos y no ferrosos
son altamente reciclables. En el Mercosur se cuentan con importantes empresas
dedicadas a la fundición y refinado de metales. La refinación tiene como fin producir el
metal tan puro como sea posible o, en algunos casos, por ejemplo, en la producción de
cobre de alta pureza. La refinación se hace para producir un producto con cantidades
controladas de impurezas.

178

protomastro ok.indd 178 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

Algunos procesos de refinación se realizan para recuperar impurezas que no


son perjudiciales, sino que tienen un alto valor por sí mismas, como por ejemplo,
la recuperación de plata en menas de plomo. Los procesos de refinación se basan
siempre en el principio de que diferentes elementos se distribuyen de manera distinta
entre las distintas fases y que estas fases pueden separarse por métodos físicos.

Es importante mencionar que los procesos de refinación de metales no son otra cosa
más que procesos de separación de mezclas. Existen muchos procesos de refinación,
los cuales involucran conceptos fisicoquímicos muy complejos. De manera general,
los procesos se pueden dividir en tres grupos principales:

1. Metal-escoria: aquí el proceso importante es la oxidación y eliminación en la


escoria de los elementos menos nobles y puede dársele el nombre común de piro-
refinación, ejemplos de éste proceso son la fabricación de acero,cobre y plomo.

2. Metal-metal: en este proceso se encuentra la licuación y la refinación por zonas,


la cual se utiliza en la elaboración de metales de la más alta pureza.

3. Metal-gas: un proceso metal-gas importante es la destilación de metales volátiles,


como el zinc.

En el contexto de un sistema de manejo ambientalmente racional, para la Convención


de Basilea y el PNUMA, el operador-refinador de metales recuperados de los RAEE
deberá:

• Dedicarse profesionalmente al reciclado.

• Operar con pleno conocimiento y autorización de las autoridades locales compe-


tentes.

• Cumplir plenamente todas las normas y requisitos de información locales y nacio-


nales aplicables (establecidas por gobiernos locales y nacionales).

• Mantener apropiados registros empresariales.

• Realizar sus transacciones sobre la base de contratos.

• Hacer que por lo menos un producto del proceso se reintegre al sistema económico
general.

• Disponer lo necesario para que la tecnología y los controles de la contaminación


que utiliza permitan reciclar adecuadamente los materiales de alimentación y cumplir
con todas las leyes y reglamentos locales aplicables.

• Debe seleccionar los materiales de alimentación de modo de cumplir especificacio-


nes de forma y/o grado y/o el contenido de metal según lo acordado por el comprador
y el vendedor.

/ página 179

protomastro ok.indd 179 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

• Poseer la experiencia técnica y ambiental necesarias y apropiadas para operar y


mantener el equipo adecuado a fin de alcanzar el (los) objetivo(s) que persigue y
dotar a la planta de personal apto y adecuadamente capacitado.

• Manejar y almacenar los materiales conforme a un procedimiento destinado a redu-


cir al mínimo las pérdidas para el medio ambiente. El operador no puede manejar los
desechos peligrosos en forma especulativa.

• Contar con un programa de control de la liberación de contaminantes de la planta y


cumplir los requisitos de comunicación de los resultados a los órganos de la infraes-
tructura institucional gubernamental pertinentes.

• Manejar los residuos del proceso en forma de no crear un peligro significativo para
la salud humana ni para el medio ambiente.

• Disponer de un plan de medidas de emergencia para accidentes y adoptar medidas


apropiadas en caso de derrame o liberación accidental.

• Disponer de un programa de mejoramiento continuo, en la esfera interna o confor-


me a ISO 14000, al Sistema Comunitario de Gestión y Auditoría Ambientales.

• Realizar la regeneración en el marco de una infraestructura institucional guberna-


mental que tenga la potestad y capacidad de reglamentar los efectos ambientales del
reciclado y hacer cumplir las normas reglamentarias.

7.8 | Gestión de los tubos de rayos catódicos

Un monitor o TV de tubo de rayos catódicos o TRC tipo pesa entre 8 y 15 kg. Está
compuesto por una pieza principal que es el TRC una carcasa exterior de plástico o
con partes metálicas, más plaquetas, transistores, un yugo deflector, con bobinas de
cobre, cableados y fuentes eléctricas. El TRC tiene una estructura de vidrio de entre
0,8 y 1,2 kg. de óxidos de Plomo (PbO). En las versiones más modernas, el contenido
de PbO del Panel de Fondo de Pantalla comenzó a ser sustituido por óxido de bario
(BaO). Dicho material está distribuido según los siguientes porcentajes:

‡‡ Fondo de pantalla: recubrimiento con 70% de PbO o BaO.

‡‡ Embudo: 24% de plomo en recubrimiento metálico.

‡‡ Cuello: 30% de plomo y alto contenido de cobre .

‡‡ Frente: 3% de óxido de plomo con vidrio activado.

El procedimiento de gestión de TRC consiste básicamente en el desmontaje de


la carcaza del monitor, separación de estructuras plásticas, metálicas y cables, del
TRC. Cada uno de los componentes del monitor o TV es separado cuidadosamente

180

protomastro ok.indd 180 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

cumpliendo normas de seguridad ambiental y laboral. Todo el material de plaquetas y


con contenido de cobre se recicla como el resto de los RAEE. Los plásticos (ABS, alto
impacto, etc.) se van separando y clasificando para la posterior venta para reciclado.
Pueden ser molidos o chipiados en el molino para su posterior acopio en bolsones
previos a la venta como insumos de nuevos procesos.

Para la gestión del TRC se consideran dos opciones: corte y limpieza del compuesto
de fósforo y clasificación de vidrios; o bien, triturado del conjunto y luego se procede
a la remoción bajo campana de extracción de gases y polvos, y a la separación de los
distintos tipos de vidrio para su procesamiento en industrias de vidrio no relacionadas
con el consumo de alimentos o bebidas.

Los equipos de corte pueden ser de discos diamantados o banda caliente. Ya hay
diversos proveedores de éstas tecnologías, tanto europeos como asiáticos, que pueden
procesar hasta 40 CRT por hora. Una vez abierto el tubo, se procede a la remoción del
coating de fósforo y aluminio, que por su contenido de mercurio y cadmio se enviará
a disposición final por un Operador Habilitado.  Los distintos vidrios, limpios de
compuestos regulados, pueden ser valorizados comerciales en industrias cerámicas,
de botellas (vidrio Flint) y otras.

Otras alternativas pueden ser la recolección y disposición final sin tratamientos


en rellenos de seguridad, pero se estarían perdiendo el valor del vidrio, los óxidos
de plomo y bario, y dejando un pasivo ambiental a futuro. Por otro lado, algunas
fundiciones de chatarra de baterías o scrap de plomo con los debidos sistemas de
tratamiento de emisiones, pueden recibir los Tubos de Rayos Catódicos para usarlo
en la vitrificación de la escoria o residuos de refinado del plomo.

7.9 | Hidrometalurgia de los RAEE

Se conoce con el nombre de hidrometalurgia a aquellos procesos utilizados para el


aislamiento y recuperación de metales por medio de disoluciones acuosas. Abarcan
una amplia variedad de procesos que van desde la lixiviación de menas de sulfuros
tostados pasando por la purificación de disoluciones, hasta la recuperación de metales
o sus compuestos mediante precipitación química o electroquímica.

Los procesos hidrometalúrgicos se basan en reacciones iónicas en medio acuoso y


se pueden clasificar de la manera siguiente:

1. Reacciones debidas a cambios de pH (hidrólisis), por hidrólisis se entienden las


reacciones en las cuales interviene el agua o sus iones, por ejemplo:

/ página 181

protomastro ok.indd 181 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

Al aumentar el pH, el catión aluminio reacciona primero precipitando el hidróxido el


cual se va de nuevo a la disolución como un anión. Así, el aluminio puede encontrarse
en disolución como un catión o como un anión. Igualmente, al disminuir el pH ciertos
aniones pueden sufrir reacciones, por ejemplo:

2. Reacciones de óxido-reducción (redox): en presencia de oxígeno, muchos


metales pueden ponerse en disolución acuosa, por ejemplo:

En disoluciones ácidas, algunos metales pueden disolverse con liberación de


hidrógeno:

3. Formación de complejos: distintos iones pueden reaccionar entre sí o con


moléculas neutras dando iones complejos, ejemplos comunes son:

En el primer caso, el ión plata cambia de carga positiva a negativa. Así, mientras que
la plata en una disolución de nitratos se encuentra presente como catión, la adición

182

protomastro ok.indd 182 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

de NaCN o KCN la transforma en un anión complejo. De igual manera el ión Cu2+


pude formar complejos amoniacales, aminas en donde el número “n” aumenta al
incrementarse la concentración de amoniaco en la disolución, pero sin que afecte la
carga del ion.

4. Precipitación de compuestos sólidos: de la misma manera en que los hidróxidos


sólidos pueden precipitarse por hidrólisis, otros iones pueden reaccionar formando
precipitados sólidos, por ejemplo:

La hidrometalurgia está ligada a la ingeniería química y ofrece varias ventajas frente


a la pirometalurgia para el caso del recupero de plaquetas o baterías. Algunas de esas
ventajas son:

1. Flexibilidad en el tratamiento de mix de plaquetas, teléfonos celulares,


LCD o baterías con compuestos o aleaciones complejos y en la producción de
subproductos.

2. Menor costo en el tratamiento de plaquetas de bajo contenido de metales


preciosos o cobre.

3. Factibilidad de separar metales con características semejantes, como el


tratamiento de tierras raras.

4. En algunos casos no necesita de preparación de las plaquetas o teléfonos


celulares como trituración y molienda a grano extra fino.

5. Menor consumo energético.

6. Menor contaminación, especialmente gaseosa.

7. Fácil transporte de corrientes intermedias.

Sin embargo, los procesos hidrometalúrgicos también poseen algunas desventajas,


por ejemplo:

1. Sofisticados sistemas de control de procesos.

/ página 183

protomastro ok.indd 183 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

2. Ingeniería más compleja.

3. Se pueden producir grandes cantidades de desechos líquidos y sólidos.

Procesos hidrometalúrgicos en solución concentrada y solución diluída

Generalmente la preparación del scrap electrónico consiste en la trituración.


La etapa de extracción corresponde a la de lixiviación, mientras que la etapa de
recuperación puede consistir en extracción por solventes, adsorción, intercambio
iónico, cristalización, etc. Las secuencias alternativas de operación, las que dependen
de factores como características del scrap electrónico, depende de la concentración de
la solución obtenida en la lixiviación y del producto deseado.

Estos factores son determinantes para la elección del circuito de operación. A modo
de ejemplo se puede tomar la hidrometalurgia del cobre, la cual comienza con la
preparación del scrap de plaquetas y teléfonos celulares pasando posteriormente a la
lixiviación, luego a la etapa de extracción por solventes, para terminar con la electro-
obtención y así obtener un metal puro.

Las soluciones obtenidas en la etapa de lixiviación son enviadas a operaciones de


recuperación. Esta etapa de recuperación puede consistir de una o más operaciones.
Cuando más de una operación es incluida, se realiza esto con el objetivo de purificar
la solución. Esta purificación es generalmente realizada por adsorción, extracción por
solventes y por intercambio iónico.

184

protomastro ok.indd 184 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

En la adsorción, una especie iónica es adsorbida sobre la superficie de un sólido (el


adsorbente), separado de las especies no deseadas y luego desorbido (despegado del
adsorbente) permitiendo reutilizar el adsorbente. Los adsorbentes más conocidos son
el carbón activado y la zeolita. Esta tecnología ha sido usada con éxito en la industria
del oro, utilizando carbón activado como adsorbente.

La operación de intercambio iónico consiste en una reacción reversible entre un


intercambiador iónico sólido y una disolución acuosa, de modo que los iones son
intercambiados entre la fase sólida y líquida. Un intercambiador iónico puede
intercambiar cationes o aniones. Existen intercambiadores iónicos inorgánicos y
orgánicos, pero en la extracción de metales se utilizan generalmente resinas.

La cristalización es el proceso físico de separar sales en la forma de cristales


desde una disolución acuosa. Los pasos en un proceso de cristalización consisten en
sobresaturación, nucleación de cristales y crecimiento de cristales. Dependiendo de
la variación de la solubilidad con la temperatura se debe escoger entre cristalización
por enfriamiento o cristalización por evaporación. La precipitación iónica puede ser
definida como el proceso en el cual un ion metálico presente en disolución reacciona
con un compuesto metálico insoluble. La precipitación ocurre rápidamente porque
el compuesto formado tiene baja solubilidad. Los metales pueden ser removidos
desde disolución en una gran variedad de compuestos, como hidróxidos, sulfuros,
carbonatos, peróxidos, etc.

La reducción con gas, tales como H2, SO2, o CO, es utilizada principalmente para
la producción de metales nobles. La recuperación de metales desde disolución por
cementación es conocida desde hace varios siglos. Todavía, es utilizada la cementación
de cobre y antes de la utilización de la adsorción con carbón, el oro y la plata eran
obtenidos por cementación con Zn.

La cementación es un proceso de precipitación de un metal desde una disolución


acuosa por la adición de otro metal. Este último debe tener una fuerza electromotriz
mayor que la del metal a ser cementado. La electro-obtención de metales consiste en
la deposición de un metal por la acción de la corriente eléctrica.

7.10 | Pirometalurgia para recuperar cobre y metales preciosos de los RAEE

La pirometalurgia incluye operaciones en las que se aplican tratamientos a las


plaquetas en hornos a temperaturas elevadas (en caso de los de arco plasma se superan
los 3000º C), para separar los valores metálicos de la considerable cantidad de resinas
y plásticos de desecho, sin emitir dioxinas ni furanos ni otros contaminantes. En la
mayoría de los casos se separa el producto de los desechos o escoria.

Los tratamientos extractivos de los metales no ferrosos tienen muchas características


en común, éstos pueden a la vez dividirse en metales reactivos y no reactivos. Los
metales no reactivos son cobre, níquel, plomo, cobalto, oro y plata, y los metales
reactivos son aluminio, titanio, magnesio, zinc y uranio.

/ página 185

protomastro ok.indd 185 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

Los metales no reactivos pueden procesarse simplemente en atmósfera de aire sin


problema alguno, es decir, sin que ocurra oxidación durante las reacciones mediante
las que los óxidos del metal son reducidos por carbón u otro reductor.

Por otra parte, los metales reactivos requieren de procesamientos especiales de


manera que se mantengan fuera de contacto con el aire atmosférico y, por lo tanto, de
la oxidación. Como ejemplos de estos equipos se pueden citar a los hornos sellados
con atmósfera de un gas inerte o que trabajen al vacío. El procedimiento para la
recuperación de metales no ferrosos -en particular cobre, níquel y cobalto; así como
de metales preciosos, de residuos electrónicos-, se hace en un horno eléctrico de arco
de plasma de tipo corriente alterna. El mismo comprende una pluralidad de electrodos,
que contienen en su parte inferior de baño de cobre líquido, cubierto por una escoria
fluida que comprende por lo menos una fase A de fusión-reducción. La fase A tiene
los elementos siguientes:

* Carga de los residuos metalúrgicos que comprenden los metales no ferrosos


en la parte inferior de baño contenida en el horno eléctrico de arco de plasma.

* Fusión de los residuos metalúrgicos en la escoria fluida en la interface del baño


de escoria-cobre.

* Reducción de por lo menos los metales no ferrosos a un estado de oxidación


cero.

* Agitación intensa de la parte inferior de baño de cobre mediante la inyección


de gas inerte, preferentemente nitrógeno o argón, para evitar la formación de
costras y para acelerar la reacción de reducción. También de este modo se logra
que los metales no ferrosos miscibles en cobre pasen a la parte inferior de baño
de cobre. Luego proceder al refinado.

186

protomastro ok.indd 186 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

La extracción o beneficio electrolítico es importante en el caso de los metales


ligeros altamente activos como el aluminio o el magnesio, los cuales se producen casi
exclusivamente por electrólisis de sales fundidas. En el caso de otros metales como
el cobre y el zinc, el beneficio electrolítico a partir de disoluciones acuosas representa
una alternativa a los procesos pirometalúrgicos. Otras aplicaciones importantes son
la recuperación de impurezas valiosas como la plata y el oro contenidas en el cobre.

En metalurgia extractiva las celdas electrolíticas pueden clasificarse en dos grupos


principales:

a) Celdas de producción tipo electro-beneficio (electro-winning).

b) Celdas de refinación tipo electro-refinado (electro-refining).

Cuando dos electrodos se conectan a una fuente de voltaje y se sumergen en una


disolución que contiene iones, los iones positivos emigran al electrodo que tiene
el exceso de electrones (cátodo) y los iones negativos emigran hacia el electrodo
deficiente de electrones (ánodo)

7.11 | Recupero de Pilas y Baterías

En tanto, en cuanto a la gestión de pilas y baterías, estos RAEE provienen del pos-
consumo o final del ciclo de vida útil de las baterías de telefonía celular, electrónica
de consumo y computadoras. Dichas baterías están perfectamente identificadas por
modelos y rótulos específicos.

La composición de una batería típica de Litio Ión está dada por un conjunto de
sustancias y aleaciones entre los que se destacan el hierro, cobre, níquel, aluminio y
cobalto, con un pequeño porcentaje de óxido de litio. Además cuenta con un 15 % de
plásticos y un 14 % de cobalto, que es el metal más importante a recuperar, junto con
las trazas de tierras raras como columbio y el tantalio. Además, un 12, ) es carbono
más oxígeno e hidrógeno:. de plásticos, carbonos, oxígeno e hidrógeno.

Cu Ni Co Plástico Fe SiO2 Al Li2O Otros

12.9%:
como ser
Baterías
9.4 2.5 14.0 15.5 38.5 6.9 0.3 Carbono +
Litio Ión
oxígeno e
hidrogeno

En tanto, la composición de una batería níquel metal -níquel hidruros, se destaca por
el alto contenido de níquel y hierro, un poco de cobalto y aluminio y la presencia de
metales raros o lantánidos:

/ página 187

protomastro ok.indd 187 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

Cu Ni Co Plástico Fe Al Li2O Otros

Baterías 0.4 33.0 4.5 15.5 25 3 0.0 18.6% : como


NiMH ser metales raros-
lantánidos oxigeno,
hidrógeno

El Gestor de RAEE deberá contar con sector en su Planta destinado al desmontaje de


baterías, donde se verificará el tipo de batería, composición y estados de las baterías.
Con personal propio, procederá a segregar cada una de las baterías recolectadas por
programas municipales, de las empresas o de entes de gobierno, generando un residuo
peligroso que luego se procederá a su exportación según normativas internacionales
del transporte de dichos desechos. Cada una de las baterías, en forma individual, es
acopiada en una bolsa y luego será estiba en recipientes de plástico duro que cuenten
con tapa y seguro precintado.

Diversas plantas a nivel mundial hacen el recupero y refinado de los metales


presentes en las baterías, ya sea por procesos piro o hidrometalúrgicos, en busca de
metales como Níquel, cobalto o tierras raras.

7.12 | Gestión de residuos peligrosos

Todos aquellos residuos originados en los RAEE, y que no sean reciclables ni


asimilables a residuos sólidos urbanos, deberán ser gestionados por operadores de
residuos peligrosos. Veremos a continuación algunos procedimientos:

Los tratamientos físico-químicos involucran tanto los procesos físicos como


químicos por los cuales se modifican las propiedades químicas o físicas de un residuo.
Estos tratamientos pueden cumplir varias funciones en un sistema de gestión de
residuos:

 Permitir la recuperación de un compuesto para su posterior utilización como


materia prima en otro proceso.

 Separar los constituyentes peligrosos de la masa total del residuo.

 Reducir la peligrosidad del residuo mediante la transformación de sus com-


ponentes, transformándolos en compuestos menos peligrosos o reduciendo su
movilidad en el medio ambiente.

 Transformar el residuo en un material que cumpla con las condiciones para


ingresar a otro sistema de tratamiento o al sistema de disposición final.
Un tratamiento meramente físico constituye normalmente la primera etapa dentro de
un tratamiento global. Los tratamientos físicos más utilizados son:

188

protomastro ok.indd 188 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

 Filtración

 Separación por gravedad (sedimentación, centrifugación, floculación y flota-


ción)

 Evaporación

 Destilación

 Arrastre con aire o vapor

 Adsorción en carbón

 Intercambio iónico

Como tratamientos físicos típicos tenemos, además el autoclavado (combinación


de presión y vapor) y la irradiación con microondas, ambos utilizados para la
esterilización de residuos infecciosos, como pueden ser los RAEE provenientes de
instalaciones de Salud. El tratamiento químico, que generalmente tiene asociado
procesos físicos, constituye un proceso de transformación del residuo mediante la
adición de una serie de compuestos químicos para alcanzar el objetivo deseado.
Dentro de los tratamientos químicos más utilizados se hallan:

Neutralización: Ajuste del pH utilizando ácidos o álcalis.

Precipitación: por ajuste de pH o agregado de determinados aniones o cationes


con el objetivo de formar compuestos insolubles. Requiere un proceso de
separación física posterior generando lodos. Los productos de la precipitación son
compuestos insolubles en agua, por lo que presentan menor movilidad una vez
que son dispuestos. Como ejemplo se puede mencionar la precipitación de metales
pesados con hidróxido de sodio o de calcio.

Dentro de los tratamiento previos a la disposición final en un relleno de seguridad


o relleno sanitario controlado, a fin de neutralizar o estabilizar el residuo para
que no lixivie (que se escurran líquidos con contaminantes hacia el suelo o los
acuíferos, poniendo en riesgo la salud humana), se encuentran:

Oxidación - reducción: se utilizan para cambiar el estado de oxidación del


contaminante, modificando su toxicidad u otra propiedad como la solubilidad. Un
ejemplo es la reducción de cromo VI a cromo III con el uso de meta-bisulfito de
sodio (el cromo VI es altamente tóxico, característica que pierde al reducirse a
cromo III).

Descomposición por oxidación: consiste en la reacción del contaminante con


un oxidante como oxígeno, peróxido, ozono o hipoclorito. El contaminante se

/ página 189

protomastro ok.indd 189 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

descompone en otras sustancias de menor toxicidad. La oxidación de cianuro


mediante el uso de hipoclorito o peróxido de hidrógeno es un ejemplo de este tipo
de tratamiento, donde el cianuro se transforma en dióxido de carbono y amonio.

Declorinación con metales alcalinos: el objetivo es remover cloro de compuestos


orgánicos clorados. Se basa en la alta afinidad de los metales alcalinos por el cloro,
formándose una sal de cloro que se separa por centrifugación. Este es uno de los
procedimientos utilizado para el tratamiento de PCBs.

En el mercado de tecnologías para operadores de residuos peligrosos, co-existens


numerosas alternativas de tratamientos fisico-químicos, estos procesos serán
diseñados para el tratamiento de uno o varios contaminantes específicos y tendrán
restricciones particulares involucrando la totalidad de las características físicas y
químicas del residuo. La selección de una alternativa particular deberá realizarse
en función de un análisis técnico específico, teniendo en cuenta los criterios
establecidos precedentemente.

Estabilización – Solidificación: En el caso de lodos y sólidos de carácter


inorgánico es posible la utilización de técnicas de estabilización solidificación.
La estabilización consiste en un proceso por medio del cual los contaminantes
de un residuo son transformados en formas menos tóxicas o menos móviles o
solubles. Las transformaciones se dan por medio de reacciones químicas que fijan
los compuestos tóxicos en polímeros impermeables o en cristales estables. Los
productos utilizados en este proceso permiten:

 mejorar las características físicas del residuo

 disminuir el área superficial a través de la cuál se transfieren los contaminantes

 reducir la solubilidad de los contaminantes

 reducir la toxicidad (la disponibilidad) de los contaminantes


La solidificación consiste en un tratamiento que genera una masa sólida monolítica
de residuos tratados. De esta manera se mejora su integridad estructural, sus
características físicas y se facilita su manejo, transporte y disposición final. El empleo
de aditivos permite:

 incrementar la dureza

 disminuir la compresibilidad

 disminuir la permeabilidad

Por lo tanto la estabilización-solidificación tiene por objetivo mejorar las


características físicas y disminuir el área superficial. De esta forma se reduce la
transferencia de masa y la solubilidad de los contaminantes presentes.

190

protomastro ok.indd 190 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

Los mecanismos que intervienen en los procesos de estabilización - solidificación son:

 macro-encapsulamiento

 micro-encapsulamiento

 absorción

 adsorción

 intercambio iónico

 precipitación

 transformaciones químicas

Esta técnica es utilizada para residuos básicamente inorgánicos con no más de 10 a


20 % de materia orgánica. Los residuos orgánicos generalmente sufren degradación
por lo que no es viable la utilización de estas técnicas.

Las tecnologías aplicadas se clasifican en fijación inorgánica y técnicas de


encapsulamiento. Para la fijación inorgánica se utilizan materiales como cemento
portland, materiales puzolánicos y cal. Para el encapsulamiento son utilizados
polímeros como asfalto, polietileno, urea formaldehído, poliéster y butadieno. Se
utiliza también la técnica de transformación en vidrio por medio de la mezcla y fusión
con materiales como la sílice. Como ejemplo de estas tecnologías se puede mencionar:

Procesos en base a cemento Portland: los contaminantes presentes en el


residuo pueden ser incluidos y estabilizados dentro de la estructura cristalina
que se forma por la hidratación del cemento. Es un procedimiento utilizado para
metales pesados: el níquel y el cobalto sustituyen al calcio; el cromo sustituye
al silicio; el cadmio, plomo y cinc precipitan como hidróxidos y carbonatos; el
mercurio es encapsulado como óxido de mercurio.

Procesos en base a cal y materiales puzolánicos: los materiales puzolánicos


naturales o sintéticos contienen partículas de alúmina - silicatos que combinadas
con cal y en presencia de agua producen una masa similar al cemento.

Técnicas en base de polímeros termoplásticos: los termoplásticos habitualmente


utilizados para la solidificación de residuos son el bitumen, asfalto o polietileno.

Técnicas en base a polímeros orgánicos: los más utilizados son en base a urea
- formaldehído, poliéster y butadieno. En todos los casos se utilizan pre-polímeros
y catalizador.

/ página 191

protomastro ok.indd 191 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

Técnicas de transformación en vidrio: se basa en la fusión del residuo con


silicatos u otros materiales para formar vidrio o cerámica.

En todos los casos se requiere de la realización de ensayos de evaluación. Los


ensayos físicos más importantes son: permeabilidad, dureza, compresión, ciclo
frío - calor y ciclo humectado - secado. Adicionalmente se deberán realizar test de
lixiviación para verificar la inmovilización de los contaminantes.

7.13 | Tratamientos Térmicos

La incineración es el tratamiento térmico más ampliamente empleado, pudiendo


realizarse en hornos especialmente diseñados, así como en instalaciones industriales,
siempre y cuando lo permitan las características técnicas de la instalación, así como
también la composición de los residuos. Otras alternativas de tratamientos térmicos
incluyen: pirólisis, plasma y oxidación en sal fundida.

Los métodos de tratamiento térmicos tienen la ventaja de que reducen el volumen de


los residuos en forma significativa y permiten la recuperación de energía.

Incineración a altas temperaturas: Se entiende por incineración al procesamiento


de residuos en cualquier unidad técnica, equipo fijo o móvil que involucre un proceso
de combustión a altas temperaturas.

En el proceso de incineración la materia orgánica es oxidada con el oxígeno del aire,


generando emisiones gaseosas que contienen mayoritariamente dióxido de carbono,
vapor de agua, nitrógeno y oxígeno. Dependiendo de la composición de los residuos
y de las condiciones de operación, las emisiones gaseosas pueden contener además
cantidades menores de monóxido de carbono, ácidos clorhídrico, yodhídrico y
bromhídrico, dióxido de azufre, óxidos de nitrógeno, compuestos orgánicos volátiles,
PCBs, dioxinas y furanos, y metales, entre otros. En el proceso se generan residuos
sólidos (cenizas y escorias constituidas por el material no combustible).

La incineración es un proceso complejo que debe ser cuidadosamente diseñado


y operado, requiere de altos costos de inversión, operación y mantenimiento, así
como mano de obra calificada. Sin embargo, se trata de una tecnología demostrada
y disponible comercialmente para el tratamiento de residuos peligrosos. De hecho es
claramente aceptada como la mejor alternativa disponible para la destrucción de la
mayoría de los residuos orgánicos peligrosos.

Existen diferentes tipos de incineradores y cada uno de ellos tendrá sus limitaciones
en cuanto al tipo y cantidad de residuos a procesar. Los comunes son los de inyección
líquida y los hornos rotatorios, lo primeros empleados para residuos líquidos y los
segundos para todo tipo de residuos.

192

protomastro ok.indd 192 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

Desde el punto de vista de la efectividad de la combustión, las variables operativas


más importantes para un incinerador son: la temperatura, el tiempo de residencia y la
turbulencia. Estas variables repercutirán directamente en la eficiencia de la destrucción
del sistema y por ende en la generación de productos de combustión incompleta que
formarán parte de las emisiones gaseosas del incinerador.

Dentro de la amplia gama de compuestos que pueden estar presentes en los residuos
peligrosos, algunos son compuestos orgánicos que se destruyen eficientemente
a bajas temperaturas (por ejemplo madera, papel, aceites), sin embargo otros
constituyentes requieren de altas temperaturas para una combustión completa. Es así
que los incineradores para residuos peligrosos son diseñados para que los gases de
combustión alcancen temperaturas en el rango de 850 a 1600 ºC, con un tiempo de
estadía de al menos 2 segundos.

A efectos de cumplir con los estándares de emisión que se manejan a nivel


internacional, los incineradores deben contar con sofisticados sistemas de tratamiento
de emisiones atmosféricas y el correspondiente sistema de control de emisiones.

Se debe tener en cuenta que en las emisiones pueden aparecer compuestos más
tóxicos que el producto originalmente incinerado, tal es el caso de las piezas o
partes de los RAEE que en los hornos puedan liberar dibenzodioxinas policloradas
y dibenzofuranos policlorados (dioxinas y furanos). Estos contaminantes se han
transformado en el elemento más controversial para la instalación de incineradores,
sin embargo es importante tener en cuenta los siguientes aspectos:

 Las dioxinas y furanos son formadas en cualquier proceso de combustión,


siendo más crítico si el proceso de combustión no es controlado.

 El desarrollo de la incineración y por ende la incorporación de tecnología más


moderna ha incluido un sistema de enfriamiento rápido de los gases de com-
bustión a efectos de prevenir la generación de estos contaminantes.

 La emisión de dioxinas y furanos estará condicionada básicamente por el tipo


de residuos a incinerar, el diseño del incinerador, los parámetros operativos del
proceso y el sistema de tratamiento de emisiones atmosféricas con que cuente
la instalación.
La alternativa de incineración como sistema de tratamiento de residuos dependerá
de las características del residuo y de la instalación de incineración. En particular se
deben tener en cuenta los siguientes aspectos:

 Que el residuo sea apto para ingresar a un proceso de incineración (mayori-


tariamente orgánico y no contener cantidades de metales que puedan volatili-
zarse en el proceso). Además de estos aspectos generales se deberían verificar
las condiciones específicas de incineración para los contaminantes presentes.

/ página 193

protomastro ok.indd 193 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

 Que el incinerador esté diseñado para el tratamiento de residuos peligrosos, en


particular que se cumplan los parámetros de temperatura, turbulencia y tiempo
de residencia necesarios. En caso de ser así, se debe verificar si existen restric-
ciones específicas para algunos grupos de compuestos.

 Que la operación del incinerador sea la adecuada. En caso de dudas, este hecho
se puede corroborar a través de la realización de un test de quema.

 Que cuente con sistema de tratamiento y control de emisiones atmosféricas


acorde con los residuos que procesa.

 Que cumpla con los estándares de emisiones atmosféricas que rigen en el país
o en caso de no existir normas nacionales se sugiere comparar sus emisiones
con estándares internacionales.

7.14 | Co-procesamiento en hornos de cemento y otros tipos de termodestrucción

La incineración de residuos en hornos de cemento entra en la categoría de co-


procesamiento de residuos. Esta denominación deriva del hecho de utilizar la misma
unidad de producción de Clinker (producto intermedio en la producción de cemento)
para la combustión de residuos.

La industria de cemento está ampliamente distribuida en todo el mundo. Es


una industria de alto consumo energético, en la que se utilizan varios tipos de
combustibles tradicionales, siendo común el uso de ciertas fracciones de residuos
como combustibles alternativos.

El cemento es producido en un horno de alta temperatura a través de la calcinación


de una mezcla de minerales compuesta básicamente por carbonato de calcio, óxido
de silicio, óxido de aluminio y óxido de hierro, produciendo un producto intermedio
denominado clinker que alcanza temperaturas en el entorno de 1450 ºC. Para este
proceso es necesario que los gases de combustión alcancen temperaturas del orden
de 1650º C, manteniéndose por encima de 1100º C por un periodo de 2 a 5 segundos.

Las diferencias entre los diferentes procesos se basan principalmente en la forma


de preparar el material antes de la calcinación, teniendo entonces dos grandes
categorías: los procesos de vía húmeda y los de vía seca. En los primeros la materia
prima es mezclada con agua ingresando con un porcentaje de humedad entre 30 y
35 %, mientras que en los de vía seca se alimenta la materia prima seca previo a
su molienda y homogenización. Esta última tecnología disminuye sustancialmente
el consumo energético, es de desarrollo más reciente y por ende los hornos son de
tecnología más moderna.

Adicionalmente se debe tener en cuenta que la emisión potencial de dioxinas


y furanos es sustancialmente menor en los de vía seca, por lo cual sería la opción
ambientalmente más adecuada.

194

protomastro ok.indd 194 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

Las características del proceso hacen de ésta una tecnología viable para el tratamiento
de residuos ya que cumpliría con los requisitos de temperatura, turbulencia y tiempo
de residencia establecidos para la incineración de residuos peligrosos. Adicionalmente
la presencia del Clinker de características alcalinas, permitiría retener una serie de
contaminantes en el producto.

Si bien las condiciones técnicas de un horno de Clinker pueden considerarse


adecuadas para el tratamiento de residuos peligrosos, hay que tener en cuenta que
las plantas cementeras no fueron diseñas para el tratamiento de residuos, sino para
la producción de cemento. Por tal razón se requieren una serie de transformaciones a
nivel de la planta, entre las que se destacan: el acondicionamiento de las instalaciones
para la recepción de los residuos incluido el control de calidad de los mismos, la
incorporación de sistemas de alimentación de residuos al horno, la instalación de
sistemas de control de emisiones acordes con la incineración de residuos peligrosos y
el entrenamiento del personal.

Respecto al tipo y cantidad de los residuos que pueden ingresar al horno existen
restricciones basadas en la calidad del cemento, deterioro de elementos del horno
de Clinker o inestabilidad del proceso productivo. Otro factor importante a tener en
cuenta es la resistencia que esta alternativa, al igual que la incineración en unidades
especializadas, puede tener a nivel de la sociedad civil organizada, lo que puede llevar
a que los empresarios desestimen la posibilidad de co-procesar residuos peligrosos.

Entre los otros tipos de termodestrucción se encuentran el uso de:

Calderas industriales: pueden ser utilizadas para la quema de pequeñas cantidades


de determinados residuos, como sustitución parcial del combustible. Los residuos
generalmente son líquidos y se deben controlar los contenidos de cloro y sulfuro, a
efectos de minimizar la corrosión de la caldera y la generación de emisiones gaseosas
contaminantes.

Como desventaja se indica que estos equipos no suelen contar con sistemas
adecuados de control de emisiones gaseosas, lo que limita mucho la cantidad y
calidad de residuos que pueden ser incinerados.

Este procedimiento es útil para quema de residuos peligrosos generados en el


propio establecimiento y se debería limitar a aquellos casos donde sea posible
la implementación de un sistema de operación y control que garantice el correcto
funcionamiento del sistema.

Adicionalmente a los sistemas de tratamiento previamente descritos, se debe tener


en cuenta que existen otras alternativas tecnológicas de desarrollo más reciente y que
pueden ser consideradas como tales en los casos que estuvieran disponibles a nivel
comercial. A continuación se listan algunas de ellas.

/ página 195

protomastro ok.indd 195 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

Pirólisis: La pirólisis se produce a altas temperaturas pero en ausencia de oxígeno


obteniéndose la ruptura térmica de las moléculas presentes en el residuo. El
sistema consiste en dos cámaras, en la primera el residuo es calentado separándose
los compuestos volátiles de las cenizas, mientras que en la segunda se realiza la
combustión de los componentes volátiles en condiciones de oxígeno, temperatura,
tiempo y turbulencia que garantizan la destrucción de los contaminantes. Esta
tecnología se utiliza para tratar líquidos viscosos, lodos, materiales con alto contenido
de cenizas, residuos contenidos en carcasas, entre otros. Se requiere de combustibles
auxiliares y generalmente tienen poca capacidad de tratamiento.

Tecnologías de arco de plasma: El proceso consiste en poner en contacto el residuo


con un gas energizado en su estado de plasma mediante una descarga eléctrica. Los
residuos son introducidos en el plasma pudiendo alcanzar temperaturas de 3.000
a 15.000º C, produciéndose la descomposición de residuos orgánicos mediante su
volatilización y posterior combustión. La tecnología es aplicable a residuos orgánicos
líquidos finamente divididos y puede ser utilizada para residuos con alto contenido de
cloro, pesticidas, PCBs, dioxinas y furanos.

Oxidación en sal fundida: Consiste en un proceso de oxidación sin llama,


desarrollado a temperaturas entre 1500 y 2000º C, donde la sustancias orgánicas son
oxidadas por el oxígeno en una cámara de reacción donde se encuentra una sal alcalina
fundida (carbonato de sodio). La materia orgánica es oxidada a dióxido de carbono
y agua, mientras que otros elementos como fósforo, sulfuros, arsénico y halógenos
reaccionan con el carbonato de sodio, siendo retenidos como sales inorgánicas. Puede
ser utilizado para tratar residuos con bajo contenido de cenizas o alto contenido de
cloro.

7.15 | Rellenos de Seguridad

Al igual que los procesos de termodestrucción de residuos peligrosos, muchas


corrientes de pensamiento ecologista se oponen a los rellenos de seguridad. Sin
embargo, las nuevas tecnologías ambientales han optimizado e incrementado la
seguridad de los mismo, y hoy son una herramienta necesaria para la disposición
final de todos los desechos no –biodegradables no-reciclables o que, luego de ser
neutralizados física o químicamente, sean dispuestos en forma segura, bajo control de
las Autoridades y controles a lo largo de su ciclo de vida y post- cierre.

Un relleno de seguridad es una obra de ingeniería diseñada, construida y operada


para confinar en el terreno residuos peligrosos. Consiste básicamente en una o varias
celdas de disposición final y un conjunto de elementos de infraestructura para la
recepción y acondicionamiento de residuos, así como para el control de ingreso y
evaluación de su funcionamiento.

 Para ser considerado como un relleno de seguridad el mismo debe contar como
mínimo con los siguientes elementos:

196

protomastro ok.indd 196 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

 Sistema de impermeabilización de base y taludes de doble barrera.

 Sistema de captación, conducción y tratamiento de lixiviados.

 Sistema de detección de pérdidas.

 Sistema de captación y conducción de gases.

 Elementos de control de ingreso de agua de lluvia por escurrimiento.

 Sistemas de impermeabilización para la clausura.

 Cada relleno contará con criterios de aceptación de residuos en base a las ca-
racterísticas de las celdas y la compatibilidad de los residuos recibidos. Conta-
rá además con planes de contingencia y un programa de monitoreo ambiental.

La evaluación de esta opción como sistema de destino final deberá tener en cuenta
que el relleno cumpla con las condiciones mínimas de seguridad para manejar residuos
peligrosos y que los residuos a disponer cumplan con las condiciones de aceptación.
En caso que no se cumplieran las mismas, se deberá evaluar si existe la viabilidad de
acondicionar los residuos mediante un pre-tratamiento.

/ página 197

protomastro ok.indd 197 16/08/13 17:57


protomastro ok.indd 198 16/08/13 17:57
Minería Urbana y la gestión de los RAEE

8 | Gestión de los Plásticos de Ingeniería

Los plásticos son un material de uso cada vez más generalizado en el sector
eléctrico y electrónico. En 1980, los plásticos constituyeron el 15% del peso de todos
los aparatos eléctricos y electrónicos. En 2010, ese porcentaje se incrementó hasta
el 30%. Tal es así que en ese año se generaron 13.574.000 toneladas de productos
eléctricos y electrónicos en Europa Occidental y de ellas, 2.670.000 toneladas eran
plásticos.

Los diseñadores de este tipo de aparatos usan plásticos debido a las ventajas de su
utilización y gracias al aprovechamiento eficaz de los recursos: disminución de peso,
miniaturización y aislamiento eléctrico y térmico. Hay tres importantes sectores que
representan más del 85% de los plásticos utilizados en el sector eléctrico y electrónico,
y son:

‡‡ Sector de grandes electrodomésticos (heladeras, freezers, lavadoras, aparatos


de aire acondicionado, por ejemplo), que forman la llamada línea blanca.

‡‡  Equipos de informática y telecomunicaciones (ordenadores, teléfonos,


impresoras, por ejemplo), que constituyen los aparatos de la línea gris.

‡‡ Aparatos electrónicos de consumo (radios, televisiones, cadenas de música,


videocámaras y otros), que dan lugar a la línea marrón.

Normalmente, los aparatos sólo contienen pequeñas cantidades de una gran variedad
de plásticos, aunque en los grandes electrodomésticos no es así. En este caso, el
aislamiento de poliuretano y polipropileno aglutina el 57% del consumo de plástico.

Sin lugar a dudas, los dos principales materiales recuperables de los RAEE son
los metales ferrosos y los plásticos que conforman mayoritariamente las estructuras-
carcasas-“housing” de los AEE. Hoy, países como la Argentina tienen un déficit de
chatarra de hierro para sus altos hornos o fundiciones del metal, por lo cual se ven
obligadas a importar chatarras de países vecinos, pero en cambio, en general América
latina aún tiene poco desarrollo en la incorporación de plásticos de ingeniería como
insumos de nuevos procesos industriales. Este será, junto con el desarrollo local de
refinerías para recuperar metales preciosos y metales estratégicos, uno de los grandes
desafíos del sector.

COMO CONCEPTO GENERAL PODEMOS DECIR QUE TODOS LOS


PLÁSTICOS (PETRÓLEO INDUSTRIALIZADO) SON RECICLABLES,
SIENDO EL PRIMER PASO SU SEPARACIÓN POR TIPO DE RESINA.
PODEMOS CITAR SIETE CLASES DISTINTAS: PET, PEAD, PVC, PEBD,
PP, PS, Y UNA SÉPTIMA CATEGORÍA DENOMINADA “OTROS”. ESTO
ES IMPORTANTE, YA QUE SI NO SE SABE DE QUÉ TIPO DE PLÁSTICO

/ página 199

protomastro ok.indd 199 16/08/13 17:57


SE TRATA, DIFICULTA E INCLUSO IMPOSIBILITA EL RECICLAJE.
PARA FACILITAR TAL TAREA SE CONVINO QUE LOS PRODUCTOS
ELABORADOS TENGAN UNA LEYENDA QUE INDIQUE DE QUÉ TIPO DE
MATERIAL SE TRATA, PARA QUE QUIEN SE OCUPE DE RECOLECTAR
ESTE MATERIAL IDENTIFIQUE, CON UN NÚMERO, Y SEPA SI ES
RECICLABLE Y PUEDA SEPARARLO Y, ASÍ, POSTERIORMENTE SE
CLASIFIQUE PARA DARLE EL TRATAMIENTO ADECUADO.

Las flechas que forman esa especie de estrecho anillo triangular son señal de que
el producto plástico puede ser reciclado de alguna forma. Los números son una
simple numeración y las letras son las siglas del tipo de plástico. Y como existe una
gran diversidad de materiales plásticos, la tipología para identificarlos es variada.

La siguiente en la descripción de los principales plásticos del mercado:

PET Tereftalato de polietileno (PET). Se utiliza para


botellas de bebidas gaseosas y aguas, bolsas de hervir
ahí mismo el alimento congelado y bandejas para
comidas calentadas en microondas. Es liviano, resistente
y reciclable. En este sentido, una vez reciclado, el PET se
puede utilizar en muebles, alfombras, fibras textiles, piezas
de automóvil y reciclado convenientemente en nuevos
envases de alimentos.
PEAD Polietileno de alta densidad (HDPE). Se usa en
envases de lavandina, detergentes y cosméticos, bidones,
baldes y cajones plásticos. Asimismo, también se puede
ver en envases de leche, jugos, yogurt, agua, y bolsas de
basura. Se recicla de muy diversas formas, fabricando
cañerías, botellas de detergentes y limpiadores, muebles de
jardín, envases de aceite, etc.
PVC Cloruro de polivinilo (PVC). Este es uno de los
principales plásticos usados en los AEE, principalmente
como cobertura aislante de la amplia gama de cables con
los que se manufacturan los equipos electro-electrónicos.
Además se usa en la fabricación de botellas para aceite
de cocina, productos de limpieza y en la construcción:
ventanas, tubos de drenaje, perfiles o aislantes. Una vez
reciclado, puede ser utilizado para paneles, tarimas,
tapetes, entre otros.
PEBD Polietileno de baja densidad (LDPE). Usado para
bolsas para vegetales en supermercados, bolsas para pan,
envolturas de alimentos y silos bolsa. Este plástico fuerte,
flexible y transparente se puede encontrar también en
bolsas muy diversas o mangueras. Tras su reciclado se
puede utilizar de nuevo en contenedores y papeleros,
sobres, paneles, tuberías o baldosas.

protomastro ok.indd 200 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

PP Polipropileno (PP). Se fabrican envases para yogurt,


botellas para champú, potes, muebles de jardín y
recipientes para margarina. Su alto punto de fusión permite
envases capaces de contener líquidos y alimentos calientes.
Se suele utilizar en la fabricación de envases médicos,
yogures, pajitas, envases de ketchup, tapas, algunos
contenedores de cocina, autopartes, cajones, etc. Una vez
reciclado se puede utilizar en señales luminosas, cables
de batería, escobas, cepillos, rastrillos, baldes, palets,
bandejas, etc.
PS Poliestireno (PS). Espuma plástica utilizada para
tazas para bebidas calientes, envase para comidas
rápidas, cartones para huevos y bandejas para carnes.
Dado que el Poliestireno es un polímero muy frágil a
temperatura ambiente, se modifica mediante la adición
de polibutadieno, para mejorar su resistencia al impacto.
Se designa comúnmente como HIPS (HIPS, High Impact
Polystyrene) o PSAI (PSAI, Poliestireno de Alto Impacto). Se
puede procesar por los métodos de conformado empleados
para los termoplásticos, como son: moldeo por inyección
y extrusión. Algunas de sus aplicaciones son: componentes
para automóviles; juguetes; teclados y periféricos para
equipos IT, electrodomésticos y teléfonos. Una vez
reciclado, se pueden obtener diversos productos entre ellos,
material para edificación, aislantes, etc.
Otros. Todas las demás resinas de plástico o mezclas
no indicadas arriba. Se incluyen una gran diversidad
de plásticos, entre los que se destacan los plásticos de
ingeniería como el PC-ABS, etc., los que nos enfocaremos
más adelantes, en lo que respecta a su recupero,
segregación y valorización como insumos de nuevos
procesos industriales.

Si el acrónimo lleva una  “R”  delante, significa que el producto lleva materiales
plásticos reciclados. La mayoría de las tapas de los recipientes NO se elaboran del
mismo tipo de plástico y se las debe quitar y separar antes de reciclar el recipiente. Los
productos tales como los discos compactos, cintas de video y discos de computadora
son hechos de materiales mezclados por lo que es muy difícil su reciclado, a menos
que se cuente con equipos de trituración y segregación por sistemas infrarrojos de
clasificación de plásticos como tiene la empresa multinacional MBA Polímeros.

Los precios de estos plásticos varían en función de la forma en que se venden,


cantidad, limpieza, separación, etc. Algunas de las propiedades de los materiales
plásticos que pueden hacer variar su precio son las siguientes:

Transparencia y color: si lo que se compra es plástico de colores sólo se podrá


reciclar para obtener productos plásticos de colores oscuros (grises, pardos, etc.) y
por tanto se limita la utilidad de los mismos. Debido a este inconveniente el plástico
de colores se vende más barato que el natural o blanco.

/ página 201

protomastro ok.indd 201 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

Limpieza: mientras más limpio esté el plástico más valor adquiere en el mercado. Si


los materiales vienen impresos se reduce su precio ya que hay que eliminar las tintas
o simplemente utilizarlos para hacer piezas de color oscuro.

Resistencia:  los recicladores tienen en cuenta la resistencia de los materiales a


diferentes exposiciones, por ejemplo a la degradación térmica durante el procesado
de piezas o, una vez que ya se han fabricado, la resistencia a los agentes externos
(humedad, luz solar, etc.).

Clasificación: si los materiales plásticos recuperados han sido separados por colores
o por rígidos y flexibles, o por botellas y films, etc., alcanzan mayor valor que si van
mezclados ya que ahorran tiempo y gastos a las empresas recicladoras.

8.1 | Procesos de reciclaje mecánico de plásticos

Los procesos de reciclado de los plásticos provenientes de los RAEE parten de la


obtención de material desmontado, sin partes metálicas ni plaquetas u otros materiales
y pre-clasificado para su procesamiento mecánico. En una primera etapa se procede
a cortar las piezas de plástico en pequeños granos para posteriormente tratarlos.
Se trabaja con macromoléculas de los polímeros. Todos los procesos de reciclaje
mecánico comienzan con las siguientes etapas:

1. Limpieza: una vez que los plásticos recuperados llegan a la empresa donde


se van a tratar lo primero que se necesita es acondicionarlos para obtener una
materia prima adecuada, sin suciedad o sustancias que puedan dañar tanto a
las máquinas como al producto final (eliminar papeles, piezas metálicas,
calcomanías-etiquetas, tapones, etc.). Normalmente los plásticos recuperados
procedentes de la industria suelen llegar en muy buenas condiciones por lo que
esta etapa se saltaría.

2. Clasificación: se deben separar los distintos tipos de plásticos antes de


transformarlos, sobre todo en el caso de los que provienen de la industria, porque
los que vienen de la Plantas de Clasificación ya están separados. Se puede hacer
en tanques de agua por densidades.

3. Trituración: esta fase se lleva a cabo cuando los materiales no han sido


triturados anteriormente o porque el tamaño de grano no es el adecuado.

4. Lavado: en tanques o cubas de gran tamaño se lavan los granos de plástico


para eliminar cualquier tipo de suciedad o impureza. Es muy importante esta
etapa en los plásticos que vienen de pos-consumo, ya que han contenido
sustancias que pueden permanecer en ellos durante mucho tiempo.

5. Granceado o pelletizado: los residuos de plástico se suelen vender en forma


de granza o pellets pero si esto no sucede se deben convertir a granza para poder

202

protomastro ok.indd 202 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

introducirlos en los equipos de reciclaje. Con el “pelletizado”, se consigue la


homogenización del material, mediante fundición, tintado y corte en pequeños
trozos.

6. Extrusión: consiste en someter a presión al material fundido para hacerlo


pasar a través de una matriz. Las materias primas se introducen en forma sólida y
dentro de la máquina extrusora se funden y se homogenizan. Los pasos a seguir
son los siguientes:

-- Introducción en una máquina extrusora: existen distintas máquinas que se


escogerán en función de los productos finales que se quieran conseguir. En
principio todas las máquinas constan de unas zonas o partes comunes, que son:

--  Entrada o alimentación: es la parte por donde se introducen las materias pri-


mas secundarias, mezcladas con materias vírgenes o pellets reciclados. En esta
zona se calientan las materias y se transportan hacia la siguiente sección.

--  Zona de sometimiento a presión: es la etapa en la que se produce la fusión


del polímero en ausencia de aire. Dependiendo del polímero que se introduzca
tendremos un tipo de fusión distinta (lenta, constante, rápida, etc.) y el interior
de la extrusora variará. 

--  Zona de homogenización o dosificación: en este caso se trata de homogeneizar


el material que irá entrando en el dado de forma constante.

-- Dado o matríz: es la parte final de la extrusora donde se produce una criba de


los materiales que no se hayan fundido (como el polvo, por ejemplo) y a conti-
nuación se elimina la tendencia que pueda tener el material a torcerse (porque
hasta este momento ha pasado por un tornillo por el que va girando) para que
los productos obtenidos no presenten este defecto.

Existen distintos tipos de extrusión, como por ejemplo la extrusión de filmes


(polietilenos) y de tubos o de láminas (PS, ABS, PVC). Una técnica utilizada para
la obtención de láminas de empaquetado con película y tipo burbuja es la termo-
formación, que parte de una lámina de polímero conseguida por extrusión y se le
aplica calor hasta que se reblandece para, más tarde, introducirla en un molde en el
que se somete a una fuerza para darle forma hasta que se solidifica.

7. Inyección: se basa en la inyección de material fundido dentro de un molde frío


cerrado, en el cual el material se enfría y solidifica, tomando así la forma deseada.
Este proceso consta de dos etapas fundamentales:

-- Plastificación: consiste en la fusión del material en un tornillo donde existe una


válvula a presión para evitar que el material retroceda, una vez fundido, hacia
la entrada. Además dicha válvula permite empujar el material hacia el interior
del molde.
-- Cierre: es la zona en la que se encuentra el molde a baja temperatura, siempre
sometido a presión, una vez que la materia fundida se encuentra en su interior.

/ página 203

protomastro ok.indd 203 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

La presión a la que se encuentra el molde depende del tamaño de las piezas


finales, cuanto más grandes, mayor será la presión.
8. Soplado: es la técnica utilizada para la obtención de piezas huecas, como las
botellas o los bidones. Consiste en fundir el material e introducirlo dentro de un
molde. A continuación se inyectara aire en el interior, de forma que el material
quede alrededor de las paredes, en forma de tubo, y se enfríe adquiriendo esta
forma. La técnica es muy similar a la que utilizaban los maestros vidrieros hace
años para producir piezas de vidrio (la técnica de soplado de vidrio). Existen dos
modalidades principales de soplado:

-- Extrusión-soplado: es una técnica mezcla. Normalmente se trabaja con una


extrusión continua ya que permite mayor producción. El material que ha
pasado por la extrusión llega con una forma intermedia al molde de soplado,
en el que se produce la entrada de aire con el que la materia toma forma y se
solidifica por enfriamiento.
-- Inyección-soplado: ha sido el método más utilizado para la fabricación de
botellas de bebida carbonatada, sobre todo de PET. En este caso se trabaja
con una preforma del material realizada por inyección dentro de un molde
muy frío. A continuación se calienta la preforma por encima de su punto de
transición vítrea y se procede al soplado.
Tanto en el soplado como en la extrusión se pueden fabricar materiales bicapas, con
dos capas de material virgen y una intermedia de material reciclado. De este modo se
pueden aprovechar los materiales de plástico reciclados para el envase de productos
de consumo humano, ya que las capas de plástico virgen funcionan como medios
aislantes. Es necesario hacer estudios sobre estos productos para saber el espesor
necesario de las capas vírgenes. Habría que estudiar caso por caso.

9. Compresión: es una técnica poco utilizada en la actualidad aunque en los años


cuarenta tuvo mucho éxito para la fabricación de discos planos o también llamados
discos de vinilo, ya que se fabrican a partir de un co-polímero de cloruro de polivinilo
(PVC) negro. Actualmente se utiliza sobre todo para plásticos termoestables. Esta
técnica consiste en colocar el material en un molde y el molde, a su vez, en una
prensa donde el material se somete a elevada presión y adopta la forma deseada.

10. Transferencia: es un método que se considera una versión mejorada de la


técnica de compresión. Consiste en la introducción de materia prima, a gran presión,
dentro del molde gracias a un pistón. Es un proceso más caro que el anterior y por
ello hay que tener muy claro cuándo se debe utilizar.

11. Calandrado: es una técnica muy utilizada para la producción de láminas y


películas del espesor deseado. Suele dar un acabado de muy buena calidad y se
utiliza sobre todo con el PVC. Consiste en la introducción de materia prima en el
interior de una máquina que contiene varios rodillos. La materia se va desplazando
entre los huecos que existen entre los rodillos, reduciéndose así su espesor.

204

protomastro ok.indd 204 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

 8.2 | Procesos de reciclado químicos de plásticos

El reciclaje químico se basa en degradar los materiales plásticos, mediante calor


o con catalizadores, hasta tal punto que se rompan las macromoléculas y queden
solamente moléculas sencillas (monómeros), a partir de las cuales se podría conseguir
otros tipos de plásticos o combustibles. Entre las distintas técnicas posibles, las más
representativas son:

- Gasificación: con este proceso se obtiene gas de síntesis (CO y H2O) que es un gas
combustible, utilizado con frecuencia en la industria metalúrgica. Lo primero que
se hace es la compactación de los plásticos para reducir su volumen, se produce una
desgasificación y después una pirólisis que continúa elevando la temperatura para
hace la gasificación. Una de las mayores ventajas de la gasificación es que se puede
llevar a cabo sin la necesidad de separar distintos tipos de plásticos.

- Pirólisis: se utiliza para materiales plásticos como el PP y PS pero también para


mezclas de plásticos difíciles de separar. Mediante la pirólisis se produce la descom-
posición térmica, en atmósfera inerte, de las moléculas que conforman los materiales
plásticos en tres fracciones: gas, sólido y líquido, que servirán de combustible y de
productos químicos. En el caso de los polietilenos se podría conseguir, con esta téc-
nica, la obtención de etileno para fabricación de nuevos plásticos. El gran inconve-
niente de la pirólisis es el elevado coste de instalaciones y producción. Actualmente
en España existe una planta piloto para probar este método, mientras que en Canadá
está totalmente implantado.

- Hidrogenación: consiste en la aplicación de energía térmica a los materiales plás-


ticos en presencia de hidrógeno para dar lugar a combustibles líquidos. Es una de las
técnicas más estudiadas y bastante desarrollada.

- Craking: es un proceso similar al que se produce con el petróleo crudo en las re-
finerías. Consiste en la ruptura de moléculas mediante el uso de catalizadores, como
pueden ser las zeolitas, obteniéndose cadenas de hidrocarburos de diversas longitu-
des, que se pueden utilizar como combustibles.

- Uso de disolventes: mediante la utilización de disolventes se pueden separar mez-


clas de plásticos, difíciles de separar por otras técnicas. Por ejemplo la ciclohexanona
puede extraer el PVC de una mezcla. Otro disolvente bueno es el xileno. Una vez
separados los materiales se podrán reciclar por separado mediante alguna de las téc-
nicas descritas anteriormente.

8.3 | Uso de plásticos biodegradables y reciclados

Uno de los avances analizados por la industria electrónica es el uso, para ciertas
piezas o partes de los AEE, de plásticos biodegradables, con el consecuente beneficio
ambiental que esto supone, ya que se autodegradan cuando ya no son necesarios.
Estos plásticos reciben el nombre de polihidroxicalcanoatos, PHA, y se degradan
gracias a una bacteria llamada azotobacter, dando lugar a dióxido de carbono y agua.

/ página 205

protomastro ok.indd 205 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

Existe otro tipo de plástico, también llamado biodegradable, cuya materia prima es
de origen vegetal, como por ejemplo el almidón (que proviene de las papas o del maíz),
y se está avanzando en su obtención a partir de proteínas o pectinas. La diferencia
que existe entre las materias de origen vegetal y las sintéticas (a partir del petróleo)
es que estas últimas suelen poseer moléculas o cadenas de alto peso molecular, que
dificultan su degradación, pero además suelen ser sustancias hidrófobas, al contrario
que las materias naturales. Los plásticos denominados biodegradables se destruyen
parcialmente y sin necesidad de intervención de microorganismos.

Asimismo, se están desarrollando plásticos solubles en agua, de tal forma que


cuando están embalando un producto es necesario añadir agua para que desaparezca
dicho embalaje. En diversos países ya existen fábricas en las que se producen estos
plásticos llamados polietenol o alcohol polivinílico. Las mayores aplicaciones son
para la actividad agrícola (films) y el envase y embalaje (bolsas, film de embalaje,
etc.).

Otra sorprendente producción es la de los plásticos fotodegradables, que incorporan


sustancias fotosensibles que cuando reciben la radiación solar se van degradando poco
a poco. Una desventaja importante es que, debido a las sustancias fotosensibles que
se incorporan en los productos, estos plásticos no se pueden reciclar por los métodos
convencionales. En un futuro, no muy lejano, los plásticos que se degradan de forma
natural representarán la alternativa más ventajosa para deshacernos de estos residuos,
ya que hoy en día la tecnología necesaria para crear este tipo de plásticos es muy cara.

Una de las aplicaciones principales de los plásticos reciclados mezclados es la madera


plástica. Este producto lleva fabricándose varios años en Europa y actualmente
también en España ya operan varias empresas en el Mercosur. Su principal aplicación
es la creación de mobiliario urbano, debido a las ventajas que presenta sobre otros
materiales, por ejemplo, es mucho más resistente a la acción de los agentes externos
(agua, radiación solar o temperatura, por ejemplo), que la madera normal. Algunos
de los productos más utilizados son los bancos, postes para cercos o alambrados de
campos o vallas. Otro material hecho a partir de plásticos reciclados es la fibra textil.
El PET es uno de los materiales que más se recicla para obtener estas fibras, que luego
se transforman en ropa, alfombras o cuerdas con muy buena apariencia.

La mayoría de las botellas se vuelven a reciclar para obtener más botellas. Eso sí,
una vez recicladas no pueden usarse como envase de productos de consumo humano,
pero sí para otros fines como son, por ejemplo, los productos de limpieza, ya que no
contienen tensoactivos. Los plásticos reciclados también se utilizan en construcción,
por ejemplo los ladrillos hechos a partir de PEAD, tuberías o vallas.

El reciclaje de materiales plásticos proporciona más ventajas que inconvenientes.


Algunos de los beneficios más destacados del reciclaje son los siguientes:

- Los plásticos son reciclables y gracias a ello se pueden reducir los residuos en los
vertederos, siempre que se separen del resto de los residuos.

206

protomastro ok.indd 206 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

- Se ahorran combustibles no renovables, ya que los plásticos se fabrican a partir de


petróleo y, al utilizar granza recuperada de residuos plásticos, se reduce la necesi-
dad de este recurso energético.

- Los plásticos no pierden su contenido energético durante su uso, por lo tanto al


final de su vida pueden ser usados como combustibles.

- Se consume menos cantidad de agua en los procesos de reciclaje que en la produc-


ción primaria, con lo cual se ahorra en recursos naturales.

- En el proceso de reciclaje se disminuye la cantidad de sustancias químicas (algu-


nas tóxicas) que se añaden para mejorar las propiedades de los productos plásticos,
ya que los residuos plásticos ya las poseen.

IDEA FUERZA: LA OPCIÓN DE LLEVAR LOS RESIDUOS PLÁSTICOS AL


BASURAL ES LA MENOS DESEABLE Y POR LA QUE SE DEBERÍA OPTAR
EN EL ÚLTIMO DE LOS CASOS, SIEMPRE QUE NO SE PUDIERAN
REALIZAR LAS DOS OPCIONES ANTERIORES. LOS BASURALES Y
RELLENOS SANITARIOS QUE SE UTILIZAN SON LOS DE RESIDUOS
SÓLIDOS URBANOS, EXCEPTO PARA RESIDUOS DE ENVASES DE
PLÁSTICO QUE HAYAN CONTENIDO RESIDUOS PELIGROSOS,
QUE TAMBIÉN SERÁN TRATADOS COMO RESIDUOS PELIGROSOS.
AÚN ASÍ, LOS RESIDUOS SON CADA VEZ MÁS ABUNDANTES Y LOS
BASURALES O RELLENOS SANITARIOS SE VAN LLENANDO CADA
VEZ MÁS DEPRISA, CON LO QUE SE HACE NECESARIA LA APERTURA
DE NUEVOS VERTEDEROS QUE OCUPAN ESPACIOS QUE NUNCA
PODRÁN SER UTILIZADOS PARA MUCHOS OTROS FINES.

En Europa el reciclaje mecánico es el más utilizado, después de la valorización


energética de plásticos, con una tasa, del 13,6% respecto al total de residuos plásticos
recuperados en el 2002 y del 14,8% en el año 2003. Este incremento se debe
esencialmente a la recuperación selectiva de envases de plástico.

El reciclaje químico, después de haber decrecido durante varios años de forma


continuada, se incrementó, del año 2001 al 2003, en un 17,4%, gracias al avance
tecnológico necesario para desarrollar estas técnicas. El reciclaje de residuos plásticos
en Europa, desde el año 2000 hasta el año 2003, se ha distribuido de la siguiente
forma:

Ejemplo de tecnologías aplicadas para el reciclaje de plásticos en la UE en Toneladas T


2000 2001 2002 2003
Residuos plásticos 19.341.000 19.980.000 20.607.000 21.150.000 T
totales T T T

/ página 207

protomastro ok.indd 207 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

Reciclaje 2.2130.000 2.521.000 T 2.808.000 3.130.000 T


mecánico T T
Reciclaje químico 329,000 T 298.000 T 330.000 T 350.000 T
Recuperación de 4.411.000 T 4.583.000 T 4.678.000 4.750.000 T
energía T
Total de 36 % 37 % 38 % 39 %
residuos plásticos
recuperados

Volúmenes de plásticos reciclados en la UE (Datos de APME http://www.


plasticseurope.org)

8.4 | Pasos para el reciclaje de plásticos con compuestos bromados

Los mayores compradores de materias plásticas recicladas son las propias empresas
transformadoras, ya que normalmente pueden fabricar sus productos mezclando
materias primas vírgenes y recicladas. Pero el problema de los plásticos es lograr
la separación de una diversa gama de polímeros, con mayores o cero niveles
de contaminantes. Las alternativas son, pues, modernos sistemas infrarrojos de
separación o el uso del plástico como combustible en plantas con la más moderan
tecnología de abatimiento para la peligrosa dupla de contaminantes denominados
dioxinas y furanos.

 Los retardantes de llama bromados (RLLB, o BFR según sus siglas en inglés) son,
en general, los agentes ignífugos más efectivos de que dispone el sector de plásticos
en la actualidad. Los Productores de aparatos electrónicos tienen la responsabilidad
de hallar soluciones para gestionar los residuos plásticos de manera respetuosa con
el medio ambiente en tanto se buscan alternativas para su recambio por compuestos
menos peligrosos y que permitan a los dispositivos eléctricos sometidos a la
generación de calor, a que no se quemen o fundan.

Por otro lado, la industria busca cada vez más el uso de metales y disipadores de
calor para controlar el impacto de la liberación de energía de los aparatos electro-
electrónicos. Todos recordamos las viejas PC o notebooks que eran grandes
derrochadoras de energía en comparación con los nuevos equipos muchos más
eficientes y de nuevas estructuras, carcasas o “housing” no plásticas.

8.5 | Perspectiva general de los plásticos bromados

Los plásticos aún siguen siendo, como un conjunto, uno de los materiales de mayor
uso vez el sector eléctrico y electrónico, junto con el hierro y ele cobre. En 1980,
de media, los plásticos constituyeron el 15 por ciento del peso de todos los aparatos

208

protomastro ok.indd 208 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

eléctricos y electrónicos. En 2008, ese porcentaje se incrementó hasta el 22 por ciento.


Los diseñadores estipulan el uso de plásticos debido a las ventajas de su utilización y
a su aprovechamiento eficaz de los recursos: disminución de peso, miniaturización y
aislamiento eléctrico y térmico. Algunos dispositivos avanzados, como los sistemas
informáticos y de almacenamiento de alta densidad, requieren el uso de materiales
plásticos durante las fases de procesamiento y aplicación.

En el año 2010, en Europa Occidental se generaron 13.574.000 toneladas de


productos eléctricos y electrónicos, incluidos los cables y aparatos eléctricos, lo que
significa un incremento anual del 4,3 por ciento desde el año 2000. De ese total usado
en la manufactura de AEEs, se incluyeron 2.670.000 toneladas de plásticos. Más
allá del uso en cables y los aparatos eléctricos, hay tres importantes sectores –el de
grandes electrodomésticos, el de informática y telecomunicaciones y el de equipos
de consumo– que representan más del 85 por ciento de la demanda de los plásticos
utilizados en el sector eléctrico y electrónico.

Los Productores utilizan una amplia variedad de plásticos en los aparatos eléctricos
y electrónicos para cumplir con los diferentes requisitos técnicos de las diversas
piezas y funciones que incorpora cada aparato, así como los requisitos variables
de calidad, coste y estética. Con frecuencia, los aparatos sólo contienen pequeñas
cantidades de una gran variedad de plásticos, aunque los electrodomésticos de gran
tamaño constituyen una excepción.

En este caso, el aislamiento de poliuretano y polipropileno aglutina el 57 por


ciento del consumo de plástico. El polímero acrilonitrilo-butadieno-estireno (ABS,
por sus siglas en inglés) se utiliza mucho en el creciente sector de las TI y las
telecomunicaciones, tanto en la fabricación de carcasas computadoras, netbooks y
notebooks como de teléfonos celulares. Este sector representa el 63 por ciento del
consumo de ABS y ha propiciado un incremento del 72 por ciento en dicho consumo
desde 1995. Entonces, la informática representaba sólo el 5 por ciento del consumo
de plásticos en el sector eléctrico y electrónico, pero en 2000 ya alcanzaba el 29 por
ciento.

En el sector de informática y telecomunicaciones, el consumo de éstos plásticos ha


pasado de 337.000 toneladas en 1995 a 595.000 toneladas en 2000. Los principales
retardantes de llama bromados que contienen estos plásticos son: TBBA en placas de
circuito impreso, éter de decabromodifenilo (decaBDE) en poliestireno de alto impacto
(HIPS, según sus siglas en inglés), y octaBDE y tetrabromobifenol A (TBBA) en
ABS. Se utilizan muchos otros tipos de RLLB en los segmentos de mercado de piezas
de plástico con características técnicas específicas. También se pueden encontrar
pequeñas cantidades de pentaBDE y PBB entre los residuos históricos.

8.6 | Situación legislativa mundial de los retardantes de llama

En el caso del reciclaje mecánico de los plásticos, se deben tener en cuenta las
directivas de la UE 2003/11 (para los plásticos con penta y octaBDE) y 1983/264

/ página 209

protomastro ok.indd 209 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

(para los PBB). La Directiva 2003/11/EC entró en vigor el 15 de agosto de 2004


y afirma que los materiales o artículos que contengan pentaBDE y octaBDE en
concentraciones superiores al 0,1% no podrán comercializarse más siendo retiradas
las existencias del mercado. La Directiva 1983/264 relativa al PBB ya ha entrado en
vigor. La Directiva RoHs determinó que, a partir del 1 de julio de 2006, se prohibiera
el uso de PBB, el pentaDBE y el octaDBE en la manufactura o venta de aparatos
eléctricos y electrónicos.

La situación del decaBDE en la directiva RoHs sigue sin aclararse, aunque se espera
que se autorice su uso, de acuerdo con las conclusiones positivas de la evaluación de
riesgos de este producto coordinados bajo la supervisión de un comité de expertos de
la UE en mayo de 2004. Por lo tanto, los plásticos que contengan PBB, pentaDBE
y octaDBE deben ser clasificados y segregados antes de su reciclaje mecánico, se
restringen sus usos posteriores y no pueden volver a usarse en AEE.

8.7 | Los plásticos con retardantes de llama bromados

Durante la clasificación previa de las piezas grandes de plástico desmontadas, se


procede a la identificación directa de los plásticos que puedan contener RLLB. De
esta manera, antes de pre-procesarlos en un molino o trituradora, se separan los
plásticos que contienen RLLB del resto, ya que aquellos no tienen autorización para
volver a salir al mercado ni para su reutilización en aparatos eléctricos y electrónicos
o en aplicaciones alternativas. En tal caso, deben ser dispuestos o transformados en
combustibles mediantes procesos catalíticos.

Los métodos de clasificación “fáciles y rápidos” son:

-- la separación por densidad (sistema de flotación),


-- en seco (separador de aire), o bien,
-- los métodos triboeléctrico o de tambores calientes. El efecto triboeléctrico es
un tipo de electrificación causado por el contacto o frotamiento directo entre
distintos materiales. La polaridad y la fuerza de las cargas producidas se dife-
rencian según los materiales, la aspereza superficial, la temperatura, la tensión
y otras características.
Con estos sistemas se clasifican la mayoría de los plásticos comunes y se retienen
los polímeros más pesados. Esto permite segregar tanto el PVC como el resto de los
plásticos de ingeniería, es decir, aquellos plásticos susceptibles de contener RLLB.
Mediante procedimientos adicionales, se clasifican estos plásticos en diferentes
calidades de reciclado que el mercado aún puede utilizar. Se puede observar que la
clasificación de los plásticos que contienen RLLB ya es una realidad y los diferentes
tipos de reciclado son prueba de ello. Adicionalmente, existen numerosas tecnologías
sofisticadas para la identificación de plásticos y retardantes de llama, como el uso de
tecnología de rayos infrarrojos, fluorescencia de rayos XRF y otras.

210

protomastro ok.indd 210 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

Estas tecnologías permiten identificar el polímero y el retardante de llama utilizados


o, por lo menos, el elemento químico elegido, como por ejemplo el fósforo o el bromo.
Plastics Europe ha recopilado algunos ejemplos de otras tecnologías avanzadas que
se encuentran en desarrollo o en funcionamiento en Europa y otros lugares y que se
enumeran a continuación.

Sin embargo, no existe ninguna técnica específica para separar el pentaBDE,


el octaBDE y el PBB de los residuos plásticos mixtos de una manera económica.
Por lo tanto, recomendamos no separar ni reciclar mecánicamente las corrientes de
residuos históricos que contienen estas sustancias, y que en su lugar se lleve a cabo
el reciclaje de los productos primarios, la recuperación de energía o la eliminación
de los residuos de modo que se pueda recuperar o eliminar su contenido de RLLB. A
continuación se citan algunos ejemplos de las técnicas de identificación que pretenden
convertirse en soluciones en un futuro cercano. Sony ha presentado recientemente un
método innovador para la identificación de polímeros con retardantes de llama. La
herramienta está basada en MIR.

La Agencia Danesa de Protección Medioambiental ha dirigido un proyecto: “Análisis


del bromo en las piezas electrónicas” con el dispositivo EDAX PV 9100/9500 de
Philips. Están utilizando un espectrofotómetro de fluorescencia de rayos X dispersivo
en longitud de onda EDAX PV 9100/9500 de Philips. Con esta herramienta es posible
clasificar las piezas de plástico que contienen retardantes de llama bromados en un
rápido proceso de tamizado. Para realizar análisis elementales más exhaustivos se
utiliza un espectrofotómetro de fluorescencia de rayos X dispersivo en longitud de
onda.

En los EE.UU., MBA está utilizando la fluorescencia de rayos X como la principal


herramienta para identificar los plásticos que contienen bromo. Esta herramienta
simplemente detecta el bromo y para llevar a cabo análisis más exhaustivos se
emplean técnicas más sofisticadas como la cromatografía iónica (IC, según sus siglas
en inglés).

Durante el proceso de desmontaje de los actuales AEE, en general se separan y


trituran manualmente las plaquetas de circuito impreso (PCI), que contienen metales
valiosos. La industria metalúrgica utiliza grandes cantidades de PCI como fuente de
metales preciosos, así como de cobre, estaño y plomo: Umicore, Aurubis y Boliden.
Las PCI se encuentran normalmente en las televisiones, vídeos, ordenadores de
sobremesa y ordenadores portátiles, servidores y teléfonos móviles, pero también
cada vez más en otros aparatos, como las lavadoras, los coches, los módems, e incluso
en los aparatos de cocina. Las tarjetas de circuito impreso contenidas en los teléfonos
móviles representan entre un 2 por ciento y un 30 por ciento del peso de un teléfono
móvil.

/ página 211

protomastro ok.indd 211 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

8.8 | Tratamiento de los plásticos con bromo

Las nuevas tecnologías para tratar los plásticos de los residuos de los AEE ya son una
realidad. Estas tecnologías básicas se utilizan en instalaciones comerciales para tratar
plásticos procedentes de los residuos de embalaje. Este tipo de residuos no contienen
grandes cantidades de metales pesados o halógenos, por lo que es necesario actualizar
estos procesos si se quieren utilizar para los residuos de los AEE. A continuación
se describen con más detalle las tecnologías existentes para tratar los plásticos
bromados que no puede ser re-utilizados como insumos de nuevos procesos por su
contaminación con los retardantes con Bromo. Si bien diversas ONGs se oponen a los
proceso de termo destrucción, ciertos desechos como éstos plásticos contaminados o
los CFC deben ser destruidos por procesos térmicos.

La combustión pirolítica tiene por objetivo producir combustibles sólidos, líquidos


y gaseosos por medio de la pirólisis. Se podría mejorar el combustible sólido por
separación mecánica de los metales y minerales a fin de producir materias primas
económicas para un gasificador clásico. Muchas corrientes de residuos contienen
madera, plásticos mixtos con halógenos y metales.

La incineración de estos plásticos contaminados podría resultar complicada. No


obstante, en este caso, la pirólisis es una alternativa atractiva. Durante la pirólisis todos
los metales son recuperados (y separados) de entre los productos de carbonización.
Pero también se producen interacciones entre los halógenos, la lignina y los metales.
La adición de determinadas sustancias durante la pirólisis permite atrapar compuestos
tales como el cloro, el bromo y los metales pesados.

Si los residuos contienen metales o carbonato cálcico, estos productos capturan de


forma selectiva el bromo y el cloro. La mayor ventaja de la pirólisis con respecto a la
combustión directa que tiene lugar en una unidad de conversión de residuos en energía
es que el volumen de gases producidos disminuye notablemente. Esto conlleva una
importante disminución de la complejidad del sistema de depuración de los gases de
escape. Además, la pirólisis de los residuos que contienen plásticos podría hacerse
con una menor preparación de carga, para facilitar la separación de los minerales y
metales durante el acondicionamiento del combustible sólido y reducir la producción
de cenizas.

Proceso Haloclean: con vistas a cumplir los requisitos de reciclaje de la directiva


de RAEE, que será introducida en el año 2014, es necesaria una tecnología para
la separación del bromo que contienen los dispositivos electrónicos. Con este
fin, a través de un proyecto desarrollado por diez socios europeos procedentes de
industrias, universidades y centros de investigación, se ha diseñado el proceso de
pirólisis “Haloclean”18.

La finalidad del proceso de pirólisis Haloclean es separar los aditivos bromados


de los materiales inertes y valiosos que contienen los residuos electrónicos. Este

18 Lein Tange (Eurobrom B.V. - Holanda) y Dieter Drohmannb (Great Lakes Chemical - Alemania)

212

protomastro ok.indd 212 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

proceso se basa en una pirólisis de dos etapas que se lleva a cabo en una planta
situada en Forschungszentrum Karlsruhe (FZK), en Alemania. Se ha desarrollado una
planta piloto de tratamiento termoquímico de dos etapas, con dos hornos rotativos
herméticos al gas, para transformar los materiales que contienen halógenos, como los
RAEE, en combustibles “limpios” y residuos para la recuperación de metales nobles.
Se están investigando los compuestos de bromo en el aceite de pirólisis.

Entre los objetivos del proyecto se encuentra la recuperación de bromo y la


producción de aceite que no contenga bromo. En 2015, estará funcionando una planta
en Italia. La concentración de bromo en los residuos era casi la misma que en las
materias primas, mientras que la concentración de oro era el doble en los residuos que
en la alimentación. Se consiguió demostrar que los residuos electrónicos se pueden
convertir en bromuro de hidrógeno gaseoso, un aceite casi sin bromo y un residuo que
contiene los metales nobles de forma más concentrada. Las tres fracciones son aptas
para su futura utilización.

En una prueba piloto realizada por encargo de la industria del bromo en el Centro de
Investigación de Energía (ECN, según sus siglas en inglés) en Holanda, se demostró
que es posible recuperar el bromo a través de procesos térmicos. Los procesos de
gasificación por etapas, que abarcan la pirólisis (550ºC) y la gasificación a altas
temperaturas (superiores a 1.230ºC) se emplean como opciones potenciales. La
prueba piloto se realizó en la instalación “Pyromaat” y los compuestos bromados
fueron recuperados por medio del lavado alcalino del gas de síntesis de la fracción
plástica de los RAEE, y fue probado con éxito por la industria del bromo.

8.9 | La Co-combustión de plásticos y plaquetas electrónicas

Hoy en día sólo una pequeña parte de los plásticos de los RAEE son tratados en las
plantas de termo-destrucción con recupero de energía (waste to energy, o del residuo
a la generación eléctrica). En Europa hay suficiente capacidad de incineración de
residuos domésticos como para absorber los niveles actuales y futuros de residuos
plásticos provenientes del RAEE. Esta solución suele ser usada para las zonas donde
existe una gran distancia entre el centro de tratamiento y el de producción, por lo que
es necesaria una solución local (incineración de los residuos).

Sin embargo, las planta de recupero de energía a partir de residuos deben contar con
los más exigentes estándares de emisiones, considerando el riesgo para la salud de la
dioxinas y furanos, generados en la combustión. La Unión Europea tiene monitoreos
on-line de las mismas y exige los último en abatimiento, filtrado y control de la
contaminación a éstas plantas.

Tanto en Corea en Japón como en la UE pruebas de incineración y los estudios


de combustión han demostrado que los residuos procedentes de los AEE pueden
añadirse de forma segura a los residuos sólidos urbanos (RSU) de hoy en día para
generar energía de manera respetuosa con el medio ambiente. Existen pruebas piloto

/ página 213

protomastro ok.indd 213 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

de co-combustión a fin de determinar si esta tecnología es aplicable a la gestión de los


RSU es una opción viable para el tratamiento del fin del ciclo de vida de los residuos
de los AEE que contienen RLLB.

Los gobierno europeos han llevado a cabo diversas pruebas, tales como la co-
combustión de los plásticos de RAEE con residuos sólidos urbanos, en una planta
piloto en Alemania. Se han añadido cantidades superiores al 20% en peso de residuos
plásticos de los RAEE a los RSU para investigar las condiciones extremas. Se
investigaron también los parámetros de incineración en lo que respecta a la eficiencia
de la combustión, el contenido de halógenos, y las emisiones de compuestos órgano-
halogenados.

Los estudios controlados por la UE han demostrado que se pueden añadir con
total seguridad cantidades superiores al 3% en peso de residuos plásticos de los
AEE a los actuales RSU. La formación de PBDD/F o de las denominadas dioxinas
y furanos no se ve alterada por la presencia de residuos que contienen bromo, y se
mantiene claramente dentro de los niveles fijados por las normas de emisión para
estos procesos. El informe confirmó nuevamente que la combustión controlada de
RSU sirve de “sumidero de dioxinas”, con una eficiencia de destrucción de dichos
contaminantes superior al 95%.

También se estudió el efecto de incrementar los niveles de bromo en el proceso de


combustión. Además de analizar las emisiones de dioxinas y furanos, se evaluó el
efecto positivo del bromo en la volatilización de los metales, la reutilización de las
escorias en la construcción de carreteras y el potencial de recuperación y reciclaje de
bromo. De acuerdo con algunos estudios recientes, la volatilización de los metales
pesados como el Cu, Zn, Sb y Sn, aumenta considerablemente por la presencia de
cloro y bromo. Los metales son trasladados del lecho de combustible a las cenizas
volátiles, donde se pueden recuperar. Las escorias se limpian de metales y pueden
reutilizarse en la construcción de autopistas u otras infraestructuras seguras para el
ambiente y las personas. Los metales pesados se concentran en las cenizas volátiles y
pueden eliminarse convenientemente.

Si se utilizan sistemas de lavado adecuados, resulta técnicamente viable el reciclaje


del bromo contenido en los RAEE de los gases de combustión. Tras recuperar el
bromo, podemos utilizarlo para producir diferentes productos comerciales fabricados
sobre la base de bromo, tales como el propio el bromuro de hidrógeno, o el bromuro
de sodio.

Las mediciones realizadas en las emisiones confirmaron las pruebas precedentes


y demostraron que la adición de RAEE con RLLB no incrementa el nivel total de
furanos y dioxinas halogenadas producidas. El aumento del nivel de bromo en el
combustible se tradujo en un incremento de la cantidad de compuestos halogenados
mixtos producidos. Se encontraron muy pocos congéneres bromados puros, y la
mayoría de los congéneres halogenados mixtos sólo contenían 1 ó 2 átomos de bromo.
En general, el nivel total de compuestos halogenados no se vio afectado.

214

protomastro ok.indd 214 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

Desde el punto de vista de la recuperación energética, hay capacidad suficiente


para tratar todos los plásticos retardantes de llama de los RAEE. En Alemania, hay
más de 60 modernas incineradoras con capacidad para tratar más de 13 millones de
toneladas, frente a las 37.000 toneladas de residuos plásticos con retardantes de llama
producidas anualmente. En general, la capacidad instalada ofrece una proporción
de entre 100 y 1.400 veces más de residuos domésticos producidos que de residuos
plásticos retardantes de llama. Eso significa que, en general, hoy en día hay capacidad
más que suficiente para añadir hasta un 3% de plásticos que contengan entre un 2% y
un 3% de bromo y respetar el margen de seguridad de corrosión.

El principal destino de las placas de circuito impreso, que son mayoritariamente


una resina epoxi con cobre o otros metales base, y trazas de metales preciosos, es la
fundición. Tanto los fundidores de cobre como los de metales preciosos, mediante
tecnologías de vanguardia que veremos más adelante, son capaces de utilizar una
pirólisis controlada con recuperación de energía (reemplazando el uso del coque
de un proceso de fundición de cobre de concentrados por la resina de la plaquetas
electrónicas) y como agente reductor para los metales. De esta forma, se pueden
recuperar el cobre y los metales preciosos de la manera más económica y respetuosa
con el medio ambiente. Obviamente, éstas refinadoras deben se Autorizadas para
éstos procesos y contar con la última tecnología de abatimiento de contaminantes
gaseosos y controles online con la Autoridad Ambiental.

La empresa líder de refinado de metales estratégicos y preciosos, la belga Umicore,


estima que del 75 por ciento del objetivo de reciclaje, un 10 por ciento puede proceder
de la recuperación de energía, reemplazando el combustible por plásticos, y un 55 por
ciento a través de un proceso de recuperación de metales. El restante 10 % provendría
del uso de las escorias con asfaltos en caminos.

Un estudio de eficiencia ecológica realizado por Plastics Europe, en Bélgica, ha


develado que resulta más conveniente tratar a los teléfonos celulares y plaquetas de
medio y alto grado sin un desmontaje manual previo, ya que los procesos de tratamiento
pirolíticos, concentración de metales y posterior electro-refinado presenta el índice de
recuperación mucho más alto para el tratamiento por hidrometalurgia o aquellos que
implican un desmontaje manual o automatizado del teléfono para segregar plásticos
y metales ferrosos, antes de su fundición. Es decir, fundir el conjunto del teléfono
sin batería es más rentable y económico que hacer una segregación y procesamiento
manual completas de plásticos, los componentes metálicos y las plaquetas antes de su
tratamiento y refinado.

Una fundición de metales preciosos de Umicore, ubicada en la localidad belga de


Hoboken, en las afueras de Amberes, ha presentado una prueba realizada en su planta
con objeto de evaluar la viabilidad de la utilización de los plásticos mixtos de los
residuos de los RAEE para reemplazar el coque como agente reductor y fuente de
energía en la fundición. En el estudio de ésta empresa belga, se suministraron 250
toneladas teléfono sin baterías a la fundición y se comparó la operación realizada
sin plásticos (tratando sólo plaquetas electrónicas y usando un 4,5 por ciento de

/ página 215

protomastro ok.indd 215 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

coque) con la realizada con un 6 por ciento de plásticos de RAEE y un 1 por ciento
de coque. Los resultados disponibles hasta la fecha muestran que esto no afecta al
funcionamiento ni a los resultados de la fundición (índices de recuperación de metal
y estabilidad operativa).

Considerando que se cuenta con la tecnología para abatir dioxinas y furanos, la


tendencia es a que se puede lograr un balance que reduzca el manipuleo previo y, en
cambio, aumenta el refinado posterior. En la medida que los volúmenes de la minería
urbana aumenten y también se incrementen los de los combustibles, la tendencia será
a favor de procesos que puedan recuperar la mayor cantidad de rezagos con la mayor
eficiencia y al menor costo. De ésta manera se pueden destinar más fondos a los
Sistemas Integrados de Gestión de RAEE y a las tareas de logística reversa.

El gran desafío del avance tecnológico de la minería urbana pasará por maximizar la
“cosecha” de materiales estratégicos en el proceso de refinado posterior a la fundición
y bajar los costos energéticos al usar resinas y plásticos como el propio combustible
de fundición. Todo esto, bajo el estricto control de emisiones de dioxinas, furanos y
otros contaminantes al final de las chimeneas de los refinadores.

Eliminación de halógenos en altos hornos: A pesar de que la industria metalúrgica


está llevando a cabo algunas pruebas piloto, el sector de plásticos de los AEE aún
no ha realizado ninguna. En caso de realizarse dichas pruebas, los residuos serían
tratados primero con un proceso de pirólisis u otro proceso de eliminación de HCI/
HBr, lo que produciría un coque o combustible.

Nuevas tecnologías avanzadas: Los procesos tales como la solvólisis, Creosolv o


la oxidación en agua supercrítica son potenciales alternativas futuras si estos procesos
se pueden llevar a cabo a gran escala en unidades mayores y resultan económicamente
viables. Dependiendo de la definición de lo que se considera que es una contribución
a los objetivos del reciclaje, y del coste, las nuevas tecnologías se podrían convertir
en los procesos preferidos.

216

protomastro ok.indd 216 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

9 | Caso: Gestión Ambiental de Heladeras Fuera de Uso

Para entrar a considerar un caso concreto del funcionamiento de un SIG-RAEE,


veamos los procedimientos y materiales objetivos del retiro, tratamiento y reciclado
de las Heladeras Fuera de Uso (HFU), sin lugar a dudas un sector crítico en
la cadena de valor de la gestión de RAEE, por lo voluminoso del material y
sus corrientes de desecho peligrosos, como aceites o emulsiones, termómetros de
mercurio, plaquetas, lámparas, gases CFC y el poliuretano expandido. Para el
consumidor no es tan facil arrimar a los puntos verdes las HFU, y su logística
requiere optimizar la cubicación en los transportes.

En el Mercosur, sólo San Pablo, en Brasil, cuenta con una planta exclusivamente
dedicada específicamente para el reciclaje de HFU. Para iniciar este emprendimiento
pionero, los brasileros contaron el apoyo de organismos internacionales, se invirtieron
cerca de 11 millones de dólares. En el marco de la Swiss Climate Protection Initiative,
la fundación suiza SENS International lideró el proyecto de transferencia tecnológica
y de otros aparatos refrigerantes según las normas suizas. La empresa cuenta con un
área industrial de cerca de 10 mil metro cuadrados, cuenta con una capacidad para
procesar 50 heladeras por hora y tienen la expectativa de reciclar cerca de 420.000
aparatos de refrigeración/año.

En la Argentina se cuenta con antecedente de gran escala que consistió en un plan


canje de heladeras. Las misma fueron recibidas en cadenas comerciales y luego
acopiadas en la vieja planta SIAM (empresa insignia nacional de productos de
consumo masivo, fundida y desmembrada en los años 80 luego de años de crisis
de financiamiento), para su remanufactura. Sin embargo, gran parte se destinó a
desmontaje terminó en el acopio de heladeras obsoletas, a las que se les removió lo
motores, chapas y otros componentes en forma manual, en tanto, los materiales no
ferrosos fueron a fundiciones como Industrias Dalafer y el acero/chapa a Siderca/
Siderar, a través del procesador de chatarras Scrap Service.

Uno de los mayores desafíos en los SIG-RAEE dedicados a heladeras, aire-


acondicionados y demás equipos de frío, es la logística reversa de equipos voluminosos,
en algunos casos pesados y complicados a la hora de retirarse, y transportarse, sin que
pierdan aceites usados ni gases refrigerantes. Con lo cual, se requieren transportes
de alta capacidad volumétrica de carga. Luego de su tratamiento, si bien no necesita
de un proceso de alta tecnología, requiere la captura de los gases que impactan en la
capa de ozono o en el calentamiento global, así como aceite y mercurio. Los pasos
son los siguientes:

La logística reversa de HFU consistiría en implementar programas -que pueden


ser públicos, privados o mixtos-, para la recolección diferencia de HFU. Se podrían
implementar diversas estrategias, como fijar días de retiro o recepción por localidad
el Municipio, Planes Canje Heladera vieja por Bono para Heladera Nueva, entre otros
y luego proceder a:

/ página 217

protomastro ok.indd 217 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

a) Retiro de las HFU desde los hogares, oficinas, industrias u organismos públi-
cos a pedido, con un sistema de coordinación basado en un call-center y un con-
junto de vehículos contratados con capacidad para la carga de dichos artefactos.

b) Recepción de los HFU en puntos de acopio transitorio, para su posterior tras-


lado a plantas de tratamiento.

c) Tratamiento de sustancias especiales: una vez recibidos las HFU, se procede


a la extracción de los gases refrigerantes (que pueden contener CFCs) y de los
aceites del compresor, reciclado del refrigerante -si su calidad lo permite- y des-
trucción del refrigerante no recuperable en los centros con capacidad tecnológica
para su termodestrucción segura y sin impactos en la capa de ozono.

d) Valorización de Componentes para Reuso: se deben separar elementos no


sometidos al desgaste o de larga vida y que aún pueden ser reutilizados.

e) Valorización de Materiales para Reciclado: consiste en la separación y el


acopio de materias primas homogéneas aprovechables como insumos de nue-
vos procesos industriales. Básicamente, metales ferrosos, metales no ferrosos y
plásticos de ingeniería.

218

protomastro ok.indd 218 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

f) Disposición final de los residuos no valorizados: de momento, los desechos


con la lana de vidrio y la espuma de poliuretano removidos en el Mercosur, se
envían a relleno sanitario o incineración. La espuma de poliuretano podría ser
reutilizada como aislante térmico o relleno en materiales de construcción.

9.1 | Características del Mercado de Heladeras

El sector de grandes electrodomésticos, llamado también de línea blanca, forma


parte de la poderosa industria metalmecánica en la Argentina, en cual intervienen una
importante cantidad de grandes proveedores y PYMES asociadas. Éste sector produce
bienes electro-electrónicos de consumo masivo, siendo los principales productos
que lo integran las heladeras, los lavarropas y las cocinas a gas. La línea blanca se
caracteriza por tener una elevada elasticidad en cuanto a su demanda, por lo que su
evolución está atada al ciclo económico. En tiempos de crisis se detiene o posterga la
compra de éstos productos de ciclos de vida medianos.

Asimismo, el crédito para consumo juega un papel importante en la venta de sus


productos. La industria local está mayormente conformada por PyMEs, lo que
contrasta con un mercado mundial con fuerte presencia de empresas multinacionales,
las cuales también tienen sus filiales comerciales en la Argentina. La producción
nacional ha estado fuertemente orientada al mercado interno, representando las
exportaciones no más de 10% del volumen producido.

En 2007, las ventas conjuntas del mercado argentino de línea blanca superaron los
3 millones de artefactos, correspondiendo el 40% a lavarropas, el 36% a heladeras
y el 24% a cocinas a gas. A grandes rasgos, se puede describir a la industria con los
siguientes elementos:

• En el sector operan alrededor de 60 firmas, que emplean en forma directa a unas


7.500 personas (Fedehogar).

• La mayor parte de las fábricas están localizadas en las provincias de Catamarca,


Córdoba, Santa Fe, San Luis y provincia de Buenos Aires

• En general, los fabricantes locales se especializan en un determinado tipo de


artefacto. Por su parte, las filiales comerciales de las multinacionales ofrecen una
amplia gama de productos, que mayormente importan de sus plantas productoras (que
en la región están en Brasil).

• Las grandes cadenas de venta de artículos para el hogar (Garbarino, Frávega,


Megatone, etc.) y los supermercados (Carrefour, Cencosud, Coto, etc.) concentran
gran parte de las ventas del sector. Algunos de ellos compiten en el mercado con
productos de marcas propias (que pueden ser importados o fabricados localmente).

/ página 219

protomastro ok.indd 219 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

1997 1998 1999 2000 2001 2002

Producción
367 412 335 320 233 132
Nacional

Importación 274 243 274 312 291 52

Prod. Nac. más


640 655 609 631 524 184
Import.

Consumo Aparente de Heladeras, en miles de unidades Fuente: Indec.

En la evolución del consumo aparente se ve la fuerte crisis de 2002. Fuera de ello,


se puede estimar una media nacional de consumo en torno de las 650.000 unidades.
A partir de la crisis, el consumo se ha vuelto a estabilizar, con una participación de la
mitad de producción local y la mitad importada; pero fue significativo el incremento
en las exportaciones de heladeras a países vecinos.

Brasil siempre fue el principal país de origen de las heladeras importadas y el


principal proveedor de motores. Su participación sobre el total importado ronda entre
40% y 50%. Otros países como España, Chile y Corea tuvieron una menor incidencia,
que osciló entre el 10% y 15%. En el lapso 2003-2007, la participación de industria
nacional versus importadas, cayó del 59% al 48%, debido al cierre de la planta de
producción de Whirpool en la Argentina.

En la producción, los insumos de origen argentino se conforman mayoritariamente


de motores, chapas, plásticos, vidrios, condensadores, rejillas de alambre, válvulas,
perillas, pintura y burletes. En tanto, los insumos importados son los motores,
compresores, termostatos, lámparas y plaquetas, entre otros.

9.2 | Qué materiales tiene un heladera tipo

Las heladeras son fabricadas mediante el uso de varias materias primas que se
manufacturan en las plantas y el ensamblaje de componentes. En su mayoría esas
materias primas son importadas, como los compresores (Brasil o China), las plaquetas
electrónicas y los termostatos. La heladeras son, básicamente:

-- El exterior del gabinete y la puerta exterior, manufacturados en chapa pinta-


da, acero inoxidable o aluminio.

-- El interior del gabinete hecho de plástico o aluminio para acopiar los alimen-
tos y bebidas.

220

protomastro ok.indd 220 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

-- El aislamiento de poliuretano expandido (o fibra de vidrio), que une la cara


externa y la interna del gabinete.

-- Motor: toma energía de la instalación eléctrica e impulsa el compresor.

-- Compresor: es impulsado por el motor y comprime el gas de la tubería, calen-


tándolo.

-- Condensador: parte de la tubería donde se enfría el gas recién comprimido,


que entonces se condensa. Está en el exterior de la heladera y libera calor al
ambiente.

-- Capilar: tubo que deja pasar poco a poco el gas licuado. Se lo llama así por-
que es muy delgado, ya que un tubo grueso dejaría pasar el gas sin resistencia
e impediría la compresión.

-- Evaporador: tubo sinuoso que está en contacto con lo que llamamos el con-
gelador de la heladera. En este tubo se evapora el gas previamente licuado y
así se enfría el interior de la heladera. El evaporador y el congelador se ubican
arriba para que el aire frío, más denso, baje por su propio peso y reemplace el
aire más caliente, que sube.

-- Termostato (vulgarmente llamado “el automático”): mecanismo automático


que interrumpe la corriente eléctrica cuando la temperatura es suficientemente
baja y pone en funcionamiento nuevamente al motor cuando sube la tempera-
tura.

-- Unidad sellada (conocida como la “bocha”): recipiente hermético donde están


ubicados el motor y el compresor. Esta disposición, incorporada hacia 1950,
reduce el riesgo de las fugas de gas.

Esquema de funcionamiento de la heladera, destacando los principales componentes a reciclar:

/ página 221

protomastro ok.indd 221 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

Unidad sellada (motor y compresor), cables, evaporador, condensador y capilares.


El enfriamiento se produce mediante un proceso cíclico en el cual un gas, como
los gases CFC, circula por un tubo que recorre las partes internas y externas de la
heladera intercambiando calor. Los pasos del proceso para producir el enfriamiento
son los siguientes.

Por un lado, se comprime el gas en una parte de su recorrido que se encuentra


en el exterior de la heladera (el compresor). Entonces aumenta su temperatura (la
compresión calienta). Se permite que el gas comprimido y caliente se enfríe (en el
condensador) liberando calor al ambiente (el calor se transfiere de un cuerpo caliente
a uno frío). Al enfriarse, el gas comprimido se transforma en líquido (los gases muy
comprimidos se condensan) y libera más calor al ambiente (cuando un gas se hace
líquido libera calor).

El líquido pasa por un tubo muy delgado (capilar) que impide su expansión al
sector que se encuentra dentro de la heladera. El líquido pasa a un tubo más grueso
(evaporador) en la parte interior, que permite que el líquido se evapore y que el
gas formado se expanda. Estos procesos quitan calor del interior de la heladera
(la evaporación quita calor y la expansión enfría). Al perder calor, el interior de la
heladera se enfría (el cuerpo que pierde calor disminuye su temperatura). El gas pasa
al exterior de la heladera donde vuelve a ser comprimido y todo el proceso se vuelve
a repetir.

9.3 | Logística inversa de las HFU

La gestión sostenible de las Heladeras Fuera de Uso requiere de un enorme esfuerzo


de logística inversa para recolectar, transportar y acopiar en Plantas de Tratamiento
los cientos de miles de heladeras que quedan fuera de uso por año. Considerando una
venta anual de 600.000 unidades, estimado el descarte de un tercio por año, al
menos quedarían fuera de uso unas 200.000 heladeras y freezers.

Esta logística inversa necesita involucrar tanto a los consumidores particulares


como a las cadenas de comercialización y a los propios municipios, como actores
primarios en un esfuerzo entre las órbitas pública y privada. El proceso de logística
inversa debe ser tan eficiente como la distribución comercial de las heladeras. En tal
sentido, se debe:

-- Contar con la participación del consumidor, facilitando la entrega de la he-


ladera en puntos de acopio (instalados en los propios puntos de venta: centros
comerciales, hipermercados o casas de electrodomésticos), o bien, facilitar la
recolección casa por casa, usando el servicio de recolección municipal, con
una fecha bi o trimestral de retiros de grandes RAEE.
-- Optimizar la traza de recolección, usando software logístico, disponibles en
el mercado a bajo costo, para hacer el ruteo de recolección.

222

protomastro ok.indd 222 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

-- Contratar empresas de logística que cuenten con vehículos con plancha de


elevación automatizada para facilitar la carga lateral o trasera de los equipos,
minimizando el costo de peones de carga y descarga.
-- Disponer de centros de acopio regionales para consolidar la carga, previo a la
transferencia hacia la o las plantas de tratamiento, pasando de camiones media-
nos a camiones semi de 60 a 80 metros cúbicos de capacidad de carga.
-- Maximizar la cubicación de las heladeras cargadas en camiones de transfe-
rencia, desde los puntos de acopio inicial (municipales o regionales) hacia las
plantas de Tratamiento y Reciclado.

EN EL CASO DEL RETIRO CASA POR CASA, LA ENTREGA DE LA


HELADERA NUEVA Y EL RETIRO DE LA FUERA DE USO LO DEBERÁ
REALIZAR UN OPERADOR CONTRATADO POR EL DISTRIBUIDOR,
PREVIAMENTE CAPACITADO, QUIEN GARANTIZARÁ UN COMPLETO
CONTROL Y SEGUIMIENTO DE LAS HELADERAS. CADA ENTREGA SE
DEBERÁ REGISTRAR EN UN REMITO O MANIFIESTO RAEE A FIN DE
DARLE TRAZABILIDAD AL SISTEMA Y CONTAR CON HERRAMIENTAS
DE IDENTIFICACIÓN QUE PERMITAN CRUZAR LA INFORMACIÓN
PARA ANALIZAR LAS SUSTITUCIONES REALIZADAS (POR EJEMPLO:
REMISIÓN DE CARGA DE HFU VS. NUEVAS COMPRAS).

Tanto para el caso del transporte particular como para el retiro contratado a una
empresa de logística o fletes, las tareas de carga/descarga y traslado de la heladera
hasta el centro de acopio/tratamiento deben realizarse bajo normas básicas de higiene,
seguridad y protección ambiental, evitando golpes y roturas de las HFU, en especial
de las tuberías y sistemas de refrigeración que causen el escape a la atmósfera del
refrigerante CFC-12 o HFC 134.

En el caso de contrato por parte del SIG-RAEE de heladeras de empresas de logística


o fleteros locales, se debe apuntar al uso de vehículos con capacidad de carga lateral
y personal capacitado para manipular este tipo de cargas. Además, se deberá contar
con elementos de amarre que no permitan el movimiento de las heladeras durante el
transporte. El traslado hasta el camión debería realizarse por al menos dos personas
-para evitar golpes y daños al sistema que garanticen la integridad y las condiciones
de la carga- quienes cuenten con los documentos establecidos a tales efectos. Las
heladeras no se deberán acostar, rodar, tirar, arrastrar, ni efectuar ninguna otra forma
de manipulación inadecuada del equipo y no debe excederse en la cantidad de
heladeras en el camión.

9.4 | Regitro de HFU a tratar y reciclar

Antes de iniciarse el proceso de gestión de los RAEE, es fundamental que el


usuario-consumidor final prepare el equipo a desechar. Si por ejemplo se trata de

/ página 223

protomastro ok.indd 223 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

grandes empresas de cerveza o gaseosas -las que pueden desechar de a mil heladeras/
expendedoras por año-, se requiere una clasificación y limpieza previas, recupero de
piezas como repuestos y verificación del material a descartar. En caso del particular,
deberá acondicionar y limpiar el equipo para facilitar su carga y para no dejar resto
de alimentos que pudieran generar olores o contaminación. La recepción de las
Heladeras Fuera de Uso se hará:

a) En la casa, oficina, empresa o ente del usuario final de la heladera. En el caso


de que se decida el retiro casa por casa, empresa por empresa o desde los Entes
Públicos, la empresa contratada para hacer la logística inversa acordará un día
con el usuario final y pasará por el domicilio, verificando el estado de la HFU,
constatando la presencia de sus componentes y acondicionamiento para asegurar
un transporte sin incidentes/accidentes. Luego se cargarán y enviarán a centro de
consolidación (municipal o de la empresa comercial).

b) Retiro desde el punto comercial (pueden ser comercios de electrodomésticos,


hipermercados o centros comerciales, por ejemplo). Algunas regulaciones, como
las de la Argentina, prevén que todo centro de venta de AEE con superficie su-
perior a 400 m2 cuente con puntos eco-RAEE o puntos verdes para el acopio
transitorio de los desechos electrónicos dentro de sus instalaciones. Los mismos
deberán, en lo posible, estar bajo techo, en áreas seguras y bien delimitadas, con
pisos impermeables y de fácil acceso. Se debe facilitar todo lo posible para que el
desechador final pueda acercar su HFU y recibir una constancia;

c) Los municipios, como responsables de la gestión de los Residuos Sólidos


Ubranos, deberán, a su vez, montar centros verdes en oficinas de atención o co-
rralones municipales o depósitos, donde el usuario final del aparato pueda llevar
su chatarra electrónica para que sea ingresada en el SIG-RAEE. Los municipios
además podrán reglamentar y convocar a las empresas recolectoras de residuos
-sean públicas, privadas o mixtas- a determinar procedimientos y fechas para la
recepción de los desechos en los centros Eco-RAEE municipales y premiar a los
vecinos con, por ejemplo, una reducción en las tasas de alumbrado, barrido y lim-
pieza, o con invitaciones a eventos culturales u otros beneficios para el usuarios
responsables del ciclo de vida de sus AEE.

Una vez acopiadas en el Centro de Acopio Temporal, se debe coordinar el transporte


en camiones, por tren u otro medio logístico, buscando mover el mayor volumen al
menos costo hacia los Centro de Tratamiento de HFU. En este caso, de un camión
de carga lateral o flete se pasa a un camión donde se maximice el cubicado, a fin de
lograr una reducción en los costos de transporte. La cubicación y reducción en los
costos logísticos del transporte de las heladeras hacia los centros de tratamiento será
determinante en el éxito de un Plan de Gestión de HFU. Asimismo, es ambientalmente
crítico el transporte seguro y trazable para evitar derrames, fugas de gases o desvíos
de los equipos obsoletos.

224

protomastro ok.indd 224 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

9.5 | Qué debe tener una planta de tratamiento de HFU

Vamos a presentar a continuación algunos requerimientos mínimos resultantes de


diversos estudios respecto del diseño de plantas de tratamientos de heladeras, freezers
y equipos de aire-acondicionado, entre otros. Uno de los temas que caen de maduras
es que las plantas de tratamiento de HFU requieren de espacio y deben contar con al
menos 3.000 metros cuadrados, de los cuales unos 1.500 m2 serán para la recepción
y acopio de las heladeras ingresadas, unos 1.000 m2 para las tareas de procesamiento
y 500 m2 para el acondicionamiento de los materiales valorizados previos a su
comercialización, así como la segregación en forma segura de los residuos especiales
en tambores para aceites, plaquetas, sensores con mercurio o recipientes para gases
invernadero.

Una vez ingresadas las HFU estiban y clasifican por factibilidad de reuso, recupero
de piezas y partes, o bien, para la disposición final. Una de las primeras tareas es la
identificación del gas refrigerante de cada heladera, utilizando el equipo analizador de
gases refrigerantes con el propósito de orientar el tipo de remoción y almacenamiento
del gas refrigerante. Después del proceso de recuperación, se procederá a determinar
la cantidad de gas recuperado para conservar esta información en los formatos
respectivos. El refrigerante se almacenará en cilindros de 1 tonelada bien identificados
y rotulados de la siguiente forma:

• CFC-12 en condiciones de ser reciclado y reusado.


• CFC-12 que no puede ser recuperado a través del reciclado.
• HFC-134a ídem.
• Las mezclas de estos dos refrigerantes no son recuperables.

Los países del Mercosur, como gran parte de Latinoamérica, cuentan con Programas
de Control de Gases que pueden dañar la capa de Ozono, de acuerdo con los
procedimientos surgidos de   Convención de Viena y el Protocolo de Montreal, así
como la enmiendas de Londres, Copenhague y Montreal.

MEDIDAS SEGÚN
SUSTANCIAS MEDIDAS ADOPTADAS PROPUESTAS
EL PROTOCOLO DE
CONTROLADAS POR ARGENTINA
MONTREAL

Nivel Base: Promedio Eliminación del consumo a partir del


1995-97  01/01/2006. 
Congelamiento: 01/01/1999  Prohibición de la radicación de empresas
Anexo A - Grupo 1 50% de reducción al productivas desde 1991.
CFC-11, CFC-12, CFC- 01/01/2005  Prohibición del uso de estas sustancias
113, CFC-114 y CFC-115 85% de reducción al como propelente de aerosoles, excepto
01/01/2007 para usos medicinales o en aplicación para
100% de reducción al conectores electrónicos desde diciembre
01/01/2010. de 1993.

/ página 225

protomastro ok.indd 225 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

Nivel Base: Promedio


1995-97 
Congelamiento: 01/01/2002 
Anexo A - Grupo II Prohibición de la importación desde
50% de reducción al
Halones 1997.
01/01/2005
100% de reducción al
01/01/2010

Luego de gestionado el gas se procede a determinar, previo al desmontaje, cuáles


HFU pueden ser recuperadas comercialmente y en cuáles se pueden obtener piezas
y repuestos. Por lo general, estas tareas se realizan a pedido y con la Autorización de
los Fabricantes. Puede darse el caso en el que el Productor, involucrado en un SIG-
RAEE, opte por la destrucción de todos los equipos y piezas y no dé garantías a los
usuarios si usan piezas desechadas.

Los Gestores de RAEE suelen hacer acuerdos con las marcas para determinar la
gestión y el recupero de algunos repuestos para las garantías de equipos que se han
dejado de producir. En el caso de que el SIG-RAEE de HFU fuera manejado por
un consorcio de fabricantes de heladeras, éstos determinarán y supervisarán lo que
ingresa a recupero y remanufactura, contra todo lo que va a destrucción y reciclado
como insumos de nuevos procesos productivos.

9.6 | Remoción de los aceites contaminados

Una vez removido el gas refrigerante, se procede al desarmado del compresor, el


retiro del evaporador, el motor, ventilador y varilla fundente de forma tal que no
puedan ser devueltos para su utilización en el circuito comercial. El compresor está
cubierto por una gruesa capa de acero, rellena con varios componentes incluyendo
motores de acero y una torre de cobre; el evaporador contiene acero y aluminio; el
motor contiene materiales como acero, cobre y plástico y la varilla fundente está
constituida por un caño de cobre y acero, los cuales pueden ser reciclados. Se deberá
retirar el aceite del motocompresor y otros residuos peligrosos que pudiera contener,
y deberán ser enviados a disposición final de acuerdo con las normativas vigentes.

El procedimiento empleado debe contar igualmente con las instalaciones adecuadas


para impedir cualquier manipulación que pudiera causar la emisión de sustancias
nocivas. El lugar de trabajo deberá estar dotado de adecuadas cubas para captar
los fluidos, drenaje de las unidades selladas, o “bochas”, donde se encuentran el
motor y el compresor. Para colectar los aceites se usarán bateas para retirar todo
el aceite potencialmente contaminado. Luego de éste proceso, se deberán eliminar
todos los residuos peligrosos y documentar todas cantidades extraídas. En el caso de
las heladeras de absorción se deberá aislar la solución agua-amoníaco que contiene
cromo IV en una instalación encapsulada.

226

protomastro ok.indd 226 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

9.7 | Recupero de componentes y materias primas

En las heladeras que son desechadas, ya sean modernas o viejas, pueden recuperarse
una importante cantidad de piezas para comercializar entre los servicios técnicos,
o bien para que sean remanufacturados por los propios fabricantes de heladeras.
Desde termostatos y lamparitas hasta manijas o rejillas, las plantas de Tratamiento
pueden segregar y recuperar piezas para su posterior comercialización a fabricantes o
servicios técnicos oficiales.

Este proceso deberá contar con el aval de los fabricantes originales de los equipos,
para que no se convierta en una competencia desleal con el importador o productor
de equipos; y por otro lado, para no mantener en el mercado heladeras obsoletas de
alta ineficiencia en el consumo eléctrico. El recupero de los materiales constituyentes
apunta a obtener materias primas como insumos de nuevos proceso industriales.

Insumo del proceso


de fundición (junto
Acero: 45% de Complejos
con el hierro esponja
la HFU siderúrgicos
y coque) en la
producción de aceros

Servicios
Componentes
técnicos Reutilizados como
utilizables:
Oficiales componentes para
plaquetas,
(OEM) o No nuevas heladeras
termostatos
Oficiales

Cables de
Planta de Reutilizado como
cobre (4% de las
Fundición material de cobre.
HFU)

Aluminio (3% Planta de Reutilizado como


de las HFU) Fundición material de aluminio.

Metales
mezclados
Reutilizado como
(5% de las Planta de
materiales de
HFU): acero Fundición
aluminio y cobre.
inoxidable,
bronce, etc.

Material aislante
para dispositivos
Espuma de Fabricante eléctricos y otras
poliuretano de resina, etc. aplicaciones
como material de
construcción.

/ página 227

protomastro ok.indd 227 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

Plásticos (PP,
Fabricante Reutilizado como
PS) (35 al 40%
de resina material plástico.
de la HFU)

Otros
Planta de Procesado
materiales
incineración apropiadamente.
(polvo)

Compañía
especializada en Plantas de Procesado
el tratamiento de destrucción apropiadamente.
fluorocarbonos

Materiales recuperados para reciclar a partir del desmontaje de Heladeras


fuera de uso.

Desechos peligrosos que deben ser retirados por Transportistas y dispuestos por
Operadores habilitados por los Organismos Provinciales o Nacionales de medio
ambiente:
- Los aceites recuperados que pueden están contaminados con gases refrigerantes,
cromo u otras sustancias.
- Plaquetas y componentes electrónicos (como capacitores o transformadores).
- Termostatos o lamparitas que pueden contener mercurio.

Desechos asimilables a urbanos, los que con autorización municipal pueden ser
dispuestos en rellenos sanitarios o basurales municipales:
- Gomas, burletes y demás.
- Fibra de vidrio de las heladeras viejas.
- Plásticos mezclados sin valor comercial.
- Etiquetas o elementos adheridos.
- Embalajes de cartón o plástico que se usen para paletizar el Escrap.

Las materias primas que pueden recuperadas y recicladas son distintos tipos de
acero, que representan el 50% de una HFU. Tanto en la Argentina como en Brasil
hay altos hornos de fundición de acero que puende fundir esas chapas, ya limpias de
resto de materiales como plásticos y poliuretanos expandido. En tanto, los plásticos,
que significan el 40% el peso; el cobre, 4%; y el aluminio, 3% son los principales
impulsores de la gestión y reciclado de Heladeras Fuera de Uso.

Así pues, para desarrollar una industria sostenible para la gestión de las heladeras
o aire acondicionados, , se deben impulsar las cadenas de valorización desde la

228

protomastro ok.indd 228 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

recolección, tratamiento y reciclado. A cada corriente de desecho, hay que encontrale


un gestor y un comprador del material recuperado y valorizado.

El caso de la gestión de heladeras fuera de uso, muestra la complejidad de autopistas


u otras infraestructuras seguras para el ambiente y las personas en la gestión de RAEE
y exhibe dónde y cuánto se puede recuperar y valorizar, pero también los costos
directos o indirectos de la logística revesa de desechos voluminosos, del acopio
transitorio, de los desafíos y tecnologías requeridos para el tratamiento y, sobre todo
de las cadenas de valor, donde algún costo deben se puestos por el usuario final,
por los Productores y por el Estado. Considerando que al usuario final, el espacio
que ocupa una heladera fuera de uso en su hogar le molestas, y además lo modelos
viejos suelen ser ineficientes en energía; el productor quiere que el consumidor siga
recambiando de heladeras, y el Estado, sobre todo los Municipio deben lidiar con la
carga de los RAEE y su envío a rellenos, perdiendo plata en transporte y espacio en
rellenos.

Entonces, los SIG-RAEE funcionan cuando se dan ecuaciones de ganar-ganar:


con usuarios que liberan sus hogares y oficinas de viejos aparatos fuera de uso;
con Productores que lograr mantener la fidelización de clientes con modelos más
modernos pero también más eficientesn en cuanto al uso de energía y reducción de
contaminantes como el ozono, aceites o piezas con mercurio; y finalmente, el Estado
es el mayor beneficiario al poder contar con políticas e industrias desarrolladas en
torno a la gestión de los residuos. No todo es recolectar y enterrar. Todos ganamos
cuando una heladera o cualquier RAEE es reciclado y recuperado como insumo en un
nuevo proceso industrial.

/ página 229

protomastro ok.indd 229 16/08/13 17:57


protomastro ok.indd 230 16/08/13 17:57
Minería Urbana y la gestión de los RAEE

10 | Los metales que harán la diferencia

Las nuevas tecnologías, y no sólo de los Aparatos Eléctricos y Electrónicos, sino


todos los avances e innovaciones en la Industria Automotriz, Aeroespacial, Satelital,
Química, de Nanotecnologías, Farmacéutica, de Energías Alternativas, entre otras,
son consumidoras intensivas de los nuevos compuestos o materiales. Quien domine
los yacimientos primarios (minería y su procesamiento) y los yacimientos secundarios
(recupero, reciclaje y su procesamiento) tendrá un rol gravitante en uno de los tres
impulsores que permitirán liderar a la Economía Electrónica y Digital del siglo XXI.

Las otros dos impulsores de liderazgo serán: la capacidad de desarrollar


conocimiento innovador (recursos humanos formados + I + D) y el acceso a un
capital multiplicador, esto es, la capacidad de seducir, atraer y potenciar inversiones/
radicaciones industriales/productivas a la vez que brinda una alta calidad de vida a
su habitantes.

Podemos pensar en ciertas Regiones-Estados que conformarán clústeres sociales,


económicos, comerciales y ambientales, en donde el convergerán los tres impulsores
arriba mencionados: acceso a recursos naturales estratégicos y energía; RRHH + I+D
y la elegibilidad como destino de las inversiones. no son ni quemados ni enterrados, y
por ende no contaminan suelos, aguas, el aire ni los ecosistemsrar nuestros desechos;
y nos

Si bien gran parte de los pensadores y gurúes económicos ponen el hincapié en


el segundo y el tercer impulsor (recursos humanos calificados, I+D y y eligibilidad
más capital), relegando al acceso a las materias primas a un segundo plano; los
movimientos geopolíticos y estratégicos respecto del acceso al petróleo y minerales,
dejan más que claro que una Economía, por más exuberante en capital, inversiones,
RRHH e I+D; sin no puede acceder a las materias primas y recursos naturales, no
podrán desarrollarse.

Tomando la idea de ese dicho del bajo-fondo porteño que “billetera mata galán”;
podemos adecuarlo a que recursos naturales + RRHH + I+ D + Capital mata
subdesarrollo, dictaduras y decadencia. Manejar esos tres impulsores será manejar
los motores del desarrollo sostenible para presentes y futuras generaciones.

Los países desarrollados hoy se están “posicionado” tanto en yacimientos mineros


como en industrias asociadas al reciclaje y regeneración de metales y materiales
estratégicos. En el Mercosur seguimos teniendo un bajo peso estratégicos en éstos
mercados y sólo nos limitamos a extraer y procesar commodities, pero aún no estamos
en mercados de refinado y agregado de valor de las materias primas estratégicas que
definirán el liderazgo de la economía de los próximos años. No sólo de soja y café
vivirá el mundo...

/ página 231

protomastro ok.indd 231 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

10.1 | El cobre, el indicador de la Era Electrónico-Digital

El cobre (del latín  cŭprum, y éste del griego  kýpros), cuyo símbolo es Cu, es


el elemento químico de Nº atómico 29. Se trata de un metal de transición de color rojizo
y brillo metálico que, junto con la plata y el oro, forma parte de la llamada familia
del cobre o metales de acuñación (por las monedas). Está presente en todos los AEE
gracias a que es uno de los mejores conductores de electricidad (el segundo después
de la plata).

Gracias a su alta conductividad eléctrica, ductilidad y maleabilidad, se ha convertido


en el material más utilizado para fabricar cables eléctricos y forma parte de gran parte
de los componentes eléctricos y electrónicos. Los países que más lo consumen en
sus industrias son de dos tipos: los que más lo refinan y reciclan (Bélgica, Finlandia,
Suecia y Australia), o aquellos que fabrican aparatos electrónicos (Taiwán, Corea,
Japón y Estados Unidos). Dime qué metal le interesa a tu industria y te diré cuál es
tu nivel de desarrollo. La relación del consumo per cápita de cobre, níquel, cadmio,
cobalto, el grupo del platino y tierras raras es directamente al nivel de desarrollo de
un país.

El cobre es el tercer metal más utilizado en el mundo, por detrás del hierro y


el aluminio. La producción mundial de cobre refinado (más del 99% de pureza) para
el 2006 se estimó en 15,8 millones de toneladas, con un déficit de 10,7% frente a la
demanda mundial proyectada de 17,7 millones de toneladas. Esta fue la causa de que
su precio se triplicara en los últimos 5 años. El cobre es el metal no precioso con
mejor conductividad eléctrica.

Estas propiedades, unidas a su ductilidad y resistencia mecánica, lo han convertido


en el material más empleado para fabricar cables eléctricos, tanto de uso industrial
como residencial. Asimismo se emplean conductores de cobre en numerosos equipos
eléctricos como generadores, motores y transformadores. La principal alternativa al
cobre en estas aplicaciones es el aluminio.

También son de cobre la mayoría de los cables telefónicos, los cuales además
posibilitan el acceso a Internet. Las principales alternativas al cobre para
telecomunicaciones son la fibra óptica y los sistemas inalámbricos. Por otro lado,
todos los equipos informáticos y de telecomunicaciones contienen cobre en mayor o
menor medida, por ejemplo en sus circuitos integrados, transformadores y cableado
interno.

ALGUNOS PAÍSES DE ALTA TRADICIÓN INDUSTRIAL, COMO


ALEMANIA Y BÉLGICA, ASPIRAN A ATENDER, AL MENOS EL 50% DE
SU CONSUMO INTERNO DE COBRE, CON EL RECICLADO Y REFINADO
DE LA CHATARRA (ELECTRÓNICA, CABLES, GRIFERÍA, AUTOPARTES,
ETC.), BAJANDO LA DEPENDENCIA DEL CONSUMO DE COBRE DE
CONCENTRADOS MINEROS Y DE LOS IMPACTOS AMBIENTALES

232

protomastro ok.indd 232 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

DE LA MINERÍA. SUS ECONOMÍAS ENTENDIERON QUE, SI BIEN AL


PRINCIPIO LOS COSTOS SE INCREMENTAN, EL RECICLADO ES UNA
ALTERNATIVA COMPETITIVA PARA SEGUIR ABASTECIENDO A SUS
INDUSTRIAS DE MATERIAS PRIMAS, QUE NO PARAN DE CRECER EN
LOS MERCADOS GLOBALES.

El mercado del cobre, así como el de otros metales y productos primarios, se


caracteriza por fuertes oscilaciones y por tendencias persistentes. Estas últimas
sugieren que el nivel de equilibrio del mercado es cambiante en el tiempo. Por
ejemplo, si consideramos promedios móviles del precio del cobre para el período
1986-2009, encontramos un mínimo de aproximadamente U$ 1.250 por tonelada a
los actuales precios de entre U$ 7.500/T y U$ 8.500/T.

Lo que denominamos la democratización y universalización de 1) el consumo


eléctrico (demanda de cobre para tendido de cables) y 2) el consumo de AEE,
automóviles y viviendas, hicieron que el precio del cobre se mantenga. China y el
sudeste asiático en general han tirado para arriba el consumo, pero la electrificación de
América latina, China, India y África también generaron incrementos en la demanda
y precios sostenidos. La conexión a la red eléctrica, la conectividad digital y la baja
en los precios de los aparatos y dispositivos eléctricos impactaron notablemente en el
consumo del cobre y los otros metales de la industria eléctrico-electrónica. Y sin lugar
a dudas, a mayor consumo de AEE y de electricidad, mayor generación de RAEE.

Esto es un claro indicio de que el equilibrio del mercado no ha sido constante y


sugiere, además, que usar el promedio histórico para formarse una idea del precio
futuro es una mala estrategia. Otras variables de mercado presentan un comportamiento
igualmente irregular, con tendencias persistentes a través de largos períodos de
tiempo. Los costos de producción de cobre, que determinan la estructura de la oferta
de largo plazo del cobre, también han presentado una evolución.

Es importante distinguir impactos de corto y largo plazo. Un alza puntual del


precio del petróleo, por ejemplo, no llevará inmediatamente a la salida de empresas
de producción, pero si la visión de largo plazo del precio del petróleo sube
sustancialmente, algunas compañías dejarán de ser rentables y se verán forzadas a
salir del mercado, disminuyendo la oferta y afectando el precio de equilibrio.

De lo anterior se desprende que el precio de equilibrio no es estático, y que diversos


impactos pueden moverlo en una y otra dirección, como la difusión de nuevas
tecnologías, variaciones en las reservas o la calidad de los yacimientos, y también
cambios de largo plazo en el crecimiento de la demanda. Lo que generalmente se
denomina “precio de largo plazo” es un resumen de la proyección del precio de
equilibrio de largo plazo del mercado.

Cuando la proyección del precio de equilibrio es estable, podemos resumirla en un


único número, algo que implícitamente se hace al evaluar proyectos con un precio fijo.

/ página 233

protomastro ok.indd 233 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

Si el precio de equilibrio sigue una trayectoria, el uso de un solo precio de largo plazo
no es recomendable, pues será un promedio que depende del horizonte considerado.

Partiendo del valor estimado del consumo para 2001, éste se incrementa en 2,5 y
3,0 y 3,3% al año, para proyectar el consumo al año 2020. Luego se estima cuánto de
ese consumo será satisfecho por producción de cobre secundario y por producción de
cobre proveniente de la ex órbita socialista soviética. El volumen restante debe ser
abastecido por producción de mina.

La empresa líder mundial en producción de cobre, la chilena Codelco, estima que el


costo total de la última mina que se requiere para poder satisfacer ese remanente del
consumo, corresponderá al precio de equilibrio de largo plazo del cobre. Si el precio
fuese menor que ese nivel, las últimas minas de mayores costos totales no podrían
operar y, por lo tanto, no se podría abastecer toda la demanda. Este sobreconsumo
empujaría a un incremento del precio. Si al revés, el precio fuese mayor, podrían
operar más minas que las requeridas para abastecer la demanda, se generaría
sobreproducción y esto tendería a reducir el precio.

Necesidad de
Consumo de
Producción Consumo incremento del
Cobre con un
Millones de actual de cobre menos chatarra reciclaje para
crecimiento de
toneladas/ año de yacimientos y de reciclado un aumento de
la demanda del
en construcción secundario demanda de
3.2%
3,2%

2012 18.550.000 T 21.239.000 T 17.916.000 T - 259.000 T

2013 18.011.000 T 22.011.000 T 18.490.000 T 774.000 T

2014 17.470.000 T 22.716.000 T 19.981.000 T 1.831.000 T

2016 16.856.000 T 24.193.000 T 20.322.000 T 4.185.000 T

2018 16.856.000 T 25.766.000 T 21.643.000 T 5.488.000 T

2020 16.856.000 T 27.441.000 T 23.051000 T 7.691.000 T

10.2 | Consumos y mercado futuro del cobre

Para estimar las tendencias del mercado futuro del cobre, los expertos sectoriales,
como los de la empresa chilena Codelco (o la Suiza-Canadiense Xstrata, o la
alemana Aurubis) hacen modelos sobre la vía de evaluar datos sobre los proyectos
de exploración y explotación minera, oferta de scrap, y proyecciones de inversión
en plantas de refinado, y sobre la iteración de los valores de mercado y stock. Estos
datos se usan para cargar modelos para determinar el precio de equilibrio. Primero,

234

protomastro ok.indd 234 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

para la construcción de proyectos nuevos y expansiones se ha asumido que éstos no


sólo deben cubrir sus costos de caja y sus costos de inversión, sino que además debe
exigírseles una rentabilidad sobre la inversión, de modo que haya un incentivo para
desarrollarlos.

En el caso de las minas que hoy ya están en fase de operación, la exigencia para
seguir produciendo en el largo plazo es algo menor. Son las vacas lecheras, se las
ordeña sobre seguro. Se conoce su ley promedio, se cuenta con la infraestructura y
la inversión principal ya está realizada. Estas operaciones deben cubrir sus costos de
caja, sus gastos de “overhead” y la depreciación, es decir sus costos totales. No se
les exige cubrir el costo de oportunidad del gasto en reposición de equipos y otros
activos. Se asume que la depreciación cubre estos costos de inversión.

No sólo la variabilidad en el precio directo del metal afecta el consumo y la


producción de éste, sino también la variación en el precio de los sustitutos y
complementos. Insumos de menor precio y menor variabilidad afectan negativamente
la demanda por algunos metales e incentiva la sustitución entre ellos. Por ejemplo,
ha sido bien documentado que en la década del setenta existió una fuerte sustitución
de cobre en cable para construcción por aluminio. Sin embargo, la menor eficiencia
de este último metal en la conducción eléctrica, mayor oxidación y probablemente la
caída en el precio del cobre terminaron con la etapa de sustitución.

Un hecho importante en el amortiguamiento de la demanda de cobre fue el gran


aumento en el precio de la energía que se produjo en la década del setenta y que afectó
particularmente a la industria de metales (debido a la importancia de los costos de
la electricidad). El otro, es el incremento de los mercados de reciclado de chatarras.

EL FUTURO DEL ABASTECIMIENTO DE LA DEMANDA DE COBRE,


AL IGUAL QUE DE OTROS METALES ESTRATÉGICOS, DEPENDERÁ
DE LA MINERÍA URBANA. UN FACTOR DETERMINANTE EN LA
TRAYECTORIA DEL CONSUMO DE METALES ES EL CAMBIO
TECNOLÓGICO QUE TRADICIONALMENTE HA AFECTADO A LOS
SECTORES QUE USAN METALES COMO INSUMO. POR UN LADO, LOS
CAMBIOS EN PRECIO Y SU VOLATILIDAD HACEN QUE LAS EMPRESAS
INVESTIGUEN EL USO DE INSUMOS MÁS BARATOS. POR OTRO LADO,
LOS PRODUCTORES DE INSUMOS TRATAN DE GARANTIZAR SUS
FUENTES DE ABASTECIMIENTO, YA SEAN POR MINERÍA PRIMARIA
O SECUNDARIA, HACERSE MÁS COMPETITIVOS.

Pero también, los incrementos y fluctuaciones de precios, llevan a su sustitución por


otras alternativas, como así también a incrementar las inversiones tanto en nuevos
yacimientos como una mayor eficiencia en el recupero secundario. A partir de los
setenta la industria cuprífera comenzó a realizar un gran esfuerzo por reducir sus
costos de producción. Por ejemplo, la industria de Estados Unidos redujo sus costos

/ página 235

protomastro ok.indd 235 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

en 33% entre 1972 y 1993 y Chile lo hizo en 60% en ese mismo período. Y las
refinadoras europeas como Metaló Chemique, Aurubis y Xstrata-Glencore están
logrando altísimos niveles de eficiencia en sus costos de tratamiento y refinado.

Tres factores son clave para explicar este fenómeno dinámico que pueden llevar a
la sustitución de un metal por otro, u otro compuesto: el precio relativo del metal, la
dinámica tecnológica y la investigación y desarrollo en nuevos usos y aplicaciones.
A medida que el precio del cobre (ponderado por algún parámetro de eficiencia para
efectos de comparación) se mantenga no muy alejado de los precios de los sustitutos
como el aluminio y el plástico, podrá mantener su participación y crecimiento en los
sectores tradicionales.

A medida que el precio suba respecto de sus competidores, aumentará su sustitución,


a pesar de que el cobre pueda ser más eficiente. Este hecho puede ser particularmente
cierto en países en desarrollo donde la variable precio es más relevante que la
eficiencia y la durabilidad.

El gran desarrollo tecnológico en sectores como las telecomunicaciones y el sector


electrónico han tenido -y continuarán teniendo- un fuerte impacto en la industria
del cobre. Es así como el cobre ha sido desplazado en muchas aplicaciones para
telecomunicaciones por medios más eficientes como el cable coaxil o la fibra óptica.
Sin embargo, la industria del cobre ha tratado de mantenerse vigente en este sector
mediante el uso de nuevas tecnologías como el ADSL de telefonía e internet. El futuro
no se ve promisorio para este metal en esta área toda vez que las ventajas de precio
que tiene el cobre respecto a la fibra óptica se han ido reduciendo notablemente en el
último tiempo y además dada la creciente demanda por incorporar más eficientes y
rápidos medios de transmisión de datos o imagen.

Esta misma competencia en el desarrollo tecnológico se observa en la industria del


automóvil donde el cobre, que tiene claras ventajas en la transmisión eléctrica, ha
sufrido la sustitución por elementos más livianos como el plástico y el aluminio, dada
la tendencia a la reducción en el consumo energético haciendo autos más livianos y
pequeños. Claramente, la industria del cobre debe tomarse en serio la competencia y
desarrollar materiales más livianos que mantengan las cualidades positivas que tiene
el cobre. Un ejemplo de ello son los nuevos radiadores de aluminio que la industria
ha estado promocionando en pos de bajar costos a igual prestación. Lo mismo sucede
en tendidos de cables.

La demanda de cobre por la industria electrónica ha hecho que otros usos, como
los radiadores o la grifería, empiecen a buscar sustitutos y nuevas aleaciones o
compuestos. El cambio en las tendencias del mercado, la oferta minera y de refinado,
así como en las nuevas regulaciones ambientales y de seguridad, hacen que los stocks
y precios de los metales estratégicos fluctúen ampliamente.

236

protomastro ok.indd 236 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

10.3 | Refinado de metales de la chatarra electrónica

Entre los años 1960 y 2000, el consumo mundial de cobre refinado se expandió a una
tasa media anual de alrededor de 3,0%. Esta tasa aumentó a 3,5% en el período 1990-
2000. Ello se produjo, entre otros factores, gracias al alto y sostenido crecimiento
del consumo en las economías emergentes. Para apreciar el potencial de crecimiento
del consumo, basta con tener presente que en China e India, dos de las economías
emergentes de mayor población y dinamismo, el consumo de cobre es apenas 1,2 y
0,2 Kg. por persona al año, respectivamente, comparados con algo más de 10 Kg. en
Japón y Estados Unidos.

Si bien todavía la mayor parte del cobre que consumimos proviene de concentrados
de la minería tradicional, la fracción de chatarras se incrementa cada día más. La
extracción tiene cuatro etapas:

i. Concentración por flotación.


ii. Tostación.
iii. Fusión de mata.
iv. Afino.

10.4 | Concentración por flotación

Las concentraciones de cobre en las las menas o yacimientos cupríferos actuales son
demasiado bajas por lo que la fundición directa sería muy costosa. Ésta implicaría que
se fundiesen enormes cantidades de material sin valor que conllevarían un gran gasto
energético y una gran capacidad de horno. Por estas razones, hoy en día se recurre al
aislamiento de los minerales de cobre en forma de un concentrado. El método más
efectivo de concentración es la concentración por flotación, que requiere un proceso
previo de trituración y molienda.

Los principios en los que se basa el proceso de flotación son los siguientes:

~~ Los minerales sulfurados normalmente se humedecen por el agua, pero pueden


ser acondicionados con reactivos que los volverán repelentes al agua.
~~ Esta hidrofobicidad puede ser creada en minerales específicos dentro de una
pulpa agua–mena.
~~ Los choques entre las burbujas de aire y los minerales que se han hecho hidrofó-
bicos conducirán a la unión entre las burbujas y dichos minerales.
~~ Las partículas de mineral no acondicionadas no se unirán a las burbujas de aire.

Con todo esto conseguimos que los minerales de cobre se adhieran a las burbujas de
aire con las cuales se van a elevar hasta la superficie de la celda de flotación. El resto

/ página 237

protomastro ok.indd 237 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

de minerales (ganga) se quedan atrás y abandonan la celda a través de un sistema de


descarga.

Los reactivos que se utilizan para crear las superficies hidrofóbicas consisten en
moléculas heteropolares, es decir, moléculas que tienen un extremo polar cargado
y un extremo no polar (hidrocarburo). Estos reactivos tienen normalmente un grupo
portador de azufre en su extremo polar, el cual enlaza a los minerales de sulfuro
pero ignora las superficies de los óxidos. Lo reactivos de sulfuro más conocidos son
los xantatos de sodio y potasio, pero también se usan otras moléculas portadoras de
azufre como tionocarbonatos, ditiofosfatos y tiocarbanilida.

10.5 | Tostación
La tostación es una oxidación parcial de los concentrados de sulfuro de
cobre con aire y la eliminación parcial del sulfuro en forma de SO2. Los objetivos de
la tostación son dos:

~~ Utilizar el calor de la tostación para secar y calentar la carga antes de ser intro-
ducida al horno de fundición.
~~ Aumentar la concentración de cobre en el producto de fundición, es decir, en la
mata líquida.
La tostación se lleva a cabo entre 500 y 700ºC, dentro de los tostadores tipo hogar o
de lecho fluidificados, bajo condiciones bien controladas. El producto de la tostación
es una mezcla de sulfuros, sulfatos y óxidos, cuya composición puede variarse
mediante el control de la temperatura del proceso de tostación y la relación aire–
concentrado.

10.6 | Fusión de mata


El objetivo de la fundición de mata es formar dos fases líquidas inmiscibles: una
fase líquida de sulfuro (mata) que contiene todo el cobre de la carga y una fase líquida
de escoria sin cobre. La mata tiene un contenido en cobre de entre un 35 a 65%. La
escoria fundida se desecha directamente o después de una etapa de recuperación de
cobre. La gran desventaja de este método es la contaminación de la atmósfera con el
gas SO2.

La fusión de mata se lleva a cabo al fundir la carga total del horno a una temperatura
aproximada de 1200ºC, normalmente con fundentes de sílice y carbonato de calcio.
Hoy en día la fundición se realiza de forma mayoritaria en hornos de reverbero,
aunque todavía se utilizan altos hornos y hornos eléctricos.

La mata fundida resultante del proceso de fundición contiene cobre, hierro y azufre
como componentes principales y hasta un 3% de oxígeno disuelto. Además, contiene
cantidades menores de metales como As, Sb, Bi, Pb, Ni y metales preciosos.

238

protomastro ok.indd 238 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

Para eliminar el hierro, el azufre y otras impurezas, se pasa la mata por un convertidor
cilíndrico Pierce–Smith, revestido con refractario básico. En este convertidor se
produce la oxidación de la mata con oxígeno a una temperatura de 1200ºC. Al final
del proceso se obtiene un cobre metálico líquido no refinado con una pureza de entre
un 98.5 a un 99.5%, denominado cobre blíster. Además de éste, también se produce la
escoria y grandes volúmenes de gases calientes que contienen entre un 5 y un 15% de
SO2. Las reacciones que se llevan a cabo son:

2FeS + 3O2 + SiO2 à 2FeO.SiO2 + 2SO2


2Cu2S + 3O2 g 2Cu2O + 2SO2 Cu2S + O2 à 2Cu + SO2
Cu2S + 2Cu2O g 6Cu + SO2

10.7 | Afino del cobre

Finalmente, el cobre blíster se refina electroquímicamente para obtener cobre


catódico de una gran pureza, superior al 99.99%.

Previamente a la refinación electroquímica es necesario llevar a cabo una refinación


térmica, para evitar así la formación de ampollas de SO2. Estas ampollas se forman
cuando solidifican pequeñas cantidades de azufre y fosforo que todavía contiene el
cobre blíster en forma residual. La aparición de ampollas conllevaría a la debilitación
de los ánodos y a la aparición de una superficie áspera de espesor irregular.

/ página 239

protomastro ok.indd 239 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

La refinación térmica se lleva a cabo en hornos de refinación tipo giratorio que se


asemejan a los convertidores Pierce–Smith. La temperatura de operación está entre
los 1130º y los 1150ºC.

Una vez refinado térmicamente se realiza el afino electrolítico del cobre. Este
afino se puede realizar mediante electro-refinación de los ánodos de cobre impuro o
mediante separación por electrólisis a partir de soluciones de lixiviación. El primer
método es el más utilizado, ocupando alrededor del 95%.

La electro-refinación consiste en la disolución electroquímica del cobre de los


ánodos impuros y el depósito selectivo de este cobre disuelto en forma pura sobre
cátodos de cobre. Esta técnica tiene dos objetivos:

‡‡ Eliminar las impurezas que dañan las propiedades eléctricas y mecánicas del
cobre, consiguiendo cobre con una pureza superior al 99.99% con menos de un
0.004% de impurezas metálicas.

‡‡ Separar las impurezas valiosas del cobre, que pueden ser recuperadas después
como subproductos metálicos.

Aunque el cobre se encuentra más frecuentemente en la forma de sulfuros,


también se presenta en forma oxidada como carbonatos, óxidos, silicatos y sulfatos,
particularmente en África. Estos minerales oxidados, cuando están presentes en
cantidades suficientes en la mena, pueden ser reducidos directamente a cobre impuro
en el alto horno, como se hacía en el pasado. Pero en la actualidad las menas que
se explotan tienen una concentración muy baja de cobre, por lo que es necesario
recurrir a otras técnicas como la lixiviación mediante ácido sulfúrico seguida por la
precipitación o por la electrólisis del cobre de la solución.

10.8 | Preparación de plaquetas electrónicas para su recupero

Los equipos electrónicos y eléctricos denominados contienen metales valiosos como


el oro, la plata y el platino, pero también otros sustancias que por su peligrosidad están
sometidas a controles de la Autoridad Ambiental, como el caso de los halógenos,
mercurio, cadmio y plomo que son de gran preocupación ambiental. Por ejemplo
un teléfono celular puede contener más de 40 elementos que van desde el cobre, el
estaño, el oro, la plata y el paladio, hasta los elementos como litio y el cobalto una
tonelada de teléfonos, puede contener 400 gramos de oro, 2 kilogramos de plata y
1.800 kg de cobre, más que la mejor veta minera del mundo. Y, además, pueden
colectarse en la Ciudades, con la Minería Urbana, en lugar de ser un problema para
la Ciudades, con la Minería inversa, que los terminan enterrando para contaminar.

Reportes de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Noruega muestran además


que las tarjetas electrónicas de las computadoras contienen en promedio 7% de hierro,

240

protomastro ok.indd 240 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

20% de cobre, 5% de aluminio, 1,5% de plomo, 1% de níquel, 1000 ppm (1 gramo por
kg) de plata, 250 ppm de oro (0,25 gramos/kg) y 110 ppm de paladio, representando
los metales preciosos, el 79% del valor económico total de los metales contenidos.

Haiyong Kang, y Julie M. Schoenung19, de la Universidad de California, destacan se


pueden lograr altas eficiencia de refinado y recupero de metales preciosos a partir de
plaquetas electrónicas aplicando un esquema de las fases (operaciones unitarias) que
deben cumplirse en el reciclaje de materiales electrónicos:

-- Clasificación y separación de materiales (peligrosos, reutilizables, tubos de


rayos catódicos y con contenido metálico de interés).
-- Reducción del tamaño de la porción con contenido metálica.
-- Tamizaje para la clasificación granulométrica del material.
-- Separación magnética para obtener metales ferrosos.
-- Separación electrostática para obtener metales no ferrosos.
-- Separación gravimétrica para obtener el material plástico.
-- La disposición final. Las corrientes metálicas generadas, a partir de las cuales
se recupera de cobre, estaño, níquel, plomo y metales preciosos vía pirometa-
lúrgica o hidrometalurgia.
El procesamiento mecánico es el siguiente paso en el tratamiento de los desechos
electrónicos, por lo general una actividad industrial a gran escala para obtener
concentrados de materiales reciclables en una fracción dedicada y también para
promover los materiales peligrosos por separado. Los componentes típicos de una
planta de tratamiento mecánico son las unidades de trituración, delaminadoras,
separadores magnéticos (segregación de la chatarra ferrosa), sistema de separación
“Eddy Current” (segregación del aluminio del cobre enriquecido con metales
preciosos por afinidad electrónica) y separadores por aire para plásticos y otros. Las
emisiones de gases se filtran y de los efluentes son tratados para minimizar el impacto
ambiental.

En tanto, se usa la incineración o calcinación para la destrucción de la fracción


orgánica de las plaquetas (resinas o fibras) a través de quema. Debido a la variedad de
sustancias que se encuentran en los residuos electrónicos, la incineración puede ser
asociada a un importante riesgo de la generación y la dispersión de las contaminantes
y sustancias tóxicas. Los gases liberados durante la quema y las cenizas de residuos
son a menudo tóxicos.

En vista de ello, se deben contar con diseños de plantas de incineración para evitar
específicamente los riesgos para el medio ambiente, incorporar el estado de las
últimas tecnologías de tiempo real para el proceso de análisis y tratamiento de humos

19 Electronic waste recycling: A review of U.S. infrastructure and technology options (2005) Hai-
Yong Kang & Julie M. Schoenung. Department of Chemical Engineering and Materials Science, University of
California, One Shields Avenue, 3118 Bainer Hall, Davis, CA 95616, USA

/ página 241

protomastro ok.indd 241 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

automático, por lo tanto cumplir con los requisitos por la mayoría de los reguladores
ambientales.

Las operaciones de molienda fina del material calcinado son un paso en el proceso
de reciclaje, tras el proceso de incineración, en la que los materiales resultantes se
trituran hasta obtener un polvo fino. Ensayos de separación magnética y electrostática,
realizados por H.M Veit, T.R Diehl, A.P Salami, J.S. Rodrigues, A.M. Bernardes,
J.A.S Tenorio20 de la Universidades Federal do Rio Grande do Sul y de Sao
Paulo, determinaron que para plaquetas de circuitos impresos, las concentraciones
recuperadas de cobre variaban entre 6,28 y 24,34%, de hierro entre 0,13 y 0,18%,
de níquel entre 0,05 y 0,20%, de estaño entre 2,50 y 2,51%, de plomo entre 0,35 y
0,95%, y aluminio entre 1,55 y 3,01%, distribuidos en tres fracciones granulométricas
en los rangos 1,0 mm – 0,5 mm, 0,5 mm – 0,25 mm y menores a 0,25 mm.

Proceso de separación electroestática para separar metales ferrosos y metales


base de metales preciosos por carga eléctrica

20 H.M VEIT, T.R DIEHL, A.P SALAMI, J.S. RODRIGUES, A.M. BERNARDES, J.A.S TENORIO. Uti-
lization of magnetic and electrostatic separación in the recycling of printed boards scrap. Universidade
Federal do Rio Grande do Sul Brasil, Universidadede Sao Paulo, Brasil. Brasil September 2004.

242

protomastro ok.indd 242 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

Los resultados obtenidos por H.M Veit mostraron que luego de la reducción de tamaño
y la clasificación granulométrica de la tarjeta de circuito impreso, la mayor porción
del material se encontró en el rango de tamaño 0,5 mm–1 mm, que al ser sometido
a una separación magnética y electrostática, reportó 3,2% de material magnético
(hierro, níquel) y 96,8% de material no magnético distribuido luego de la separación
electrostática en un 15% de material conductor y un 85% de material no conductor.

Los contenidos de hierro y níquel en la fracción magnética fueron del 43% y 15,6%
respectivamente, y las del cobre, estaño y plomo en la fracción electrostática en
promedio fueron de 50%, 25% y 7% respectivamente. El informe hace concluir que
la concentración porcentual de cobre, estaño y plomo crece considerablemente al
final de los procesos magnéticos y electrostáticos, lo que hace que estas operaciones
unitarias se conviertan en una gran alternativa ambiental para separar los materiales
metálicos de los plásticos y los cerámicos.

10.9 | Recupero de metales no ferrosos por Pirometalurgia

El proceso de fundición se utiliza para separar los metales preciosos (MP) y los
metales base (MB) de los residuos de material inerte del proceso de incineración.
Hornos de alta temperatura de fusión se utilizan en conjunto con fundentes especiales
de fusión y además, en sus diferentes procesos, producen y consumen de ácido sulfúrico
y de dióxido de azufre, lo que los obliga a tener grandes controles ambientales con
infraestructura tecnológica muy acertada para este fin.

Empresas como Xstrata Recycling, Umicore, Boliden y Aurubis cuentan con las
últimas innovaciones en procesos de fundición a gran escala. Tienen capacidades de
procesamiento de entre 60.000 y 250,000 toneladas por año de chatarra electrónica,
usando alta temperatura, utilizando hornos de arco plasma, que combinan electricidad
y gas para lograr altas temperaturas los plásticos en su consumo energético, y
recuperando metales preciosos con el concentrado de cobre que es el gran interés de
esta industria metalúrgica.

Metales Resultados
Técnica Característica del Proceso
recuperados obtenidos
Fundición en cobre y Altos índices
Proceso Cu, Au,
concentrado de cobre, de recupero de
Noranda, Quebec, Ag, Pt, Pd,
convertidor, horno de fundición, cobre y metales
Canadá Se, Te, Ni
y electro refinación del metal preciosos

/ página 243

protomastro ok.indd 243 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

Excelentes
Fundición Reactor para concentrados.
Cu, Au, resultados en
Boliden, Ronnskar Capacidad de 100.000 T año,
Ag, Pt, Pd, recupero de Cu,
basada en arco convertidor, refinación de
Zn, Pb y Ni Zn y metales
plasma, Suecia metales preciosos
preciosos

Molido fino del material.


Metales Lixiviación del cobre. Electro-
Recupero
preciosos, refinación para metales
Umicore, de metales
Se, Te y preciosos. Horno de fundición
Hoboken, Bélgica preciosos, Sb, Bi,
metales de arco plasma con control de
Se, Te, In
base emisiones de gases. Plástico en
sustitución de coke
Reacción de chatarra Recupero de
electrónica con cloro a 300 oro con 99,9
Patente de Dunns a 700 ºC. Disolución de % de pureza a
para refinación Oro impurezas en ácido clorhídrico, partir de chatarra
de oro disolución de plata con ácido electrónica
nítrico e hidróxido de amonio, en ensayos a
recupero de oro pequeña escala
Recuperación
Patente de Days Chatarra cargada en horno de
Metales de platino y
para recupero arco plasma a temperaturas de
preciosos, paladio con
de metales 1.400 ºC se recuperan metales
platino y eficiencias de
de chatarra preciosos y cobre. La cerámica
paladio 80,3 % y 94,2 %,
electrónica queda en la escoria
respect.
Patente de
Metales Niveles
Aleksandrovichs
del grupo Fundición de metales aceptables de
para recupero de
del platino mediante reducción con carbón recupero de Au
metales del grupo
y oro y Pt
del platino

10.10 | Operaciones de Lixiviación

Las operaciones de lixiviación usan agentes de lixiviación que trabajan sobre la


superficie del material a tratar, como el molido de plaquetas, y le remueven y
suspenden el contenido de metal en la superficie de la solución. Para lograr que la
mayor parte de los MP sean recuperados se debe lograr el mínimo de granulometría
en la molienda y calcinación. Luego se hace una concentración gravitacional.

Los procesos hidrometalúrgicos para procesar chatarra electrónica utilizan diferentes


solventes ácidos o básicos como el cianuro de sodio NaCN, la tiourea (NH2)2CS),
el tiosulfato (S2032-), y los ácidos fuertes clorhídrico HCl, sulfúrico H2SO4, y el
HNO3. El cianuro de sodio es la técnica de lixiviación más utilizada en el mundo por
más de una centuria por sus altos rendimientos en la lixiviación metálica, los bajos
costos y el equipamiento convencional requerido.

244

protomastro ok.indd 244 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

La remoción química de metales preciosos presentes en los desechos electrónicos


requiere, por lo general, cianuro. El manejo seguro de esta sustancia es crítico, a fin de
reducir todos los riesgos medioambientales y de seguridad a un mínimo, incluyendo
la neutralización de cianuro y las instalaciones de tratamiento.

La lixiviación con NaCN es un proceso electroquímico donde se presentan las


reacciones químicas (1) y (2) reportadas por J. CUI y L. Zhang.

4Au + 8CN- → 4Au(CN)-2 + 4e (1)

O2 + 2H2O + 4e →4OH- (2)


Y donde el efecto del pH sobre la disolución de los metales nobles es trascendental.
Investigaciones recientes muestran que la máxima disolución ocurre en soluciones de
cianuro con pH entre 10 y 10,5, con orden de actividad Au/Ag/Pd/Pt. La lixiviación
con tiourea en condiciones ácidas disuelve el oro, formando complejos catódicos
que permiten extracciones hasta del 99%, la reacción química general reportada por
Gonen y Korpe21, es la siguiente:

Au + 2CS(NH2)2→ Au(CS(NH2) 2)2+ +e (3)


Pyper and Hendrix22 determinan que la velocidad de disolución está supeditada a la
concentración de la tioruea. Si se usan iones de hierro presentes en el ácido sulfúrico es
un sistema muy eficaz. Los iones forman complejos de hierro–tiourea presentándose
una velocidad de disolución del oro fuertemente determinada por el pH.

La literatura reporta que la lixiviación con tiourea aún es incipiente, se presenta un


alto consumo de tiourea por la oxidación que repercute en un alto costo comparado
con la cianuración. La catálisis electroquímica de la disolución del oro (Au) en
tiosulfato de amonio con presencia de iones de cobre (Cu) que permitió determinar la
lixiviación bajo las reacciones químicas siguientes:

Au + 5S2 O3 2- + Cu (NH3)4 2-→ Au(S 2O3)2 3+ 4NH3 +Cu(S


2O3)3

2Cu(S2O3)3 5- + 8NH3 + 1/2O2 + H 2O → 2Cu (NH3)4 2+


+2OH− + 6S2O3)
El alto consumo de agente lixiviante es el inconveniente de este procedimiento,

21 GONEN, E. KORPE, M.E. YILDIRIM. Leaching and CIL processes in gold recovery from. Refrac-
tory ore with thiourea solutions, Miner. Eng. 20 (6) (2007)
22 N. GONEN, E. KORPE, M.E. YILDIRIM. Leaching and CIL processes in gold recovery from.
Refractory ore with thiourea solutions, Miner. Eng. 20 (6) (2007)

/ página 245

protomastro ok.indd 245 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

Zipperian23 reporta pérdidas hasta del 50% de tiosulfato de amonio usando compuestos
de cobre como agente oxidante. Sin embargo sigue siendo una técnica alternativa para
proteger el medio ambiente. En la actualidad no existe un proceso sencillo y asequible
de lixiviación con tiosulfato de amonio.

Para la cementación del lixiviado de oro y plata contenido en soluciones de cianuro,


desde los años 80 se usa el proceso Merril Crow. Las reacciones ocurridas durante la
cementación se describen a continuación:

2Au (CN)2− +2e → 2Au + 4CN- (6)

Zn + 4CN− → Zn (CN)4 2- + 2e (7)


Los reportes indican que la cementación del oro se hace a pH entre 8–10, sin
embargo las impurezas de plomo, cobre, níquel, arsénico, antimonio y sulfuros se
cementan también. Las recuperaciones del oro presentes en las soluciones de tiourea,
tiosulfato y tiocianato se realizan con borohidratos de sodio. Soluciones del 12% en
peso de NaBH4 y del 40% en peso NaOH presentan resultados de reducción de oro
a estado metálico presente en soluciones ácidas de tiourea a temperatura ambiente.

En cuanto a procesos hidrometalúrgicos para la recuperación de metales con


solventes ácidos, se destacan las metodologías propuestas:

a) Recuperación oro de chips de computadoras utilizando agua regia siguiendo


tres fases o etapas durante el proceso: separación del chip de la tarjeta madre
mediante lixiviación con ácido nítrico controlando las variables concentración
ácida, temperatura, densidad de pulpa y tiempo del proceso, trituración mecánica
del chip, y lixiviación del chip con agua regia. Las conclusiones más importantes
del trabajo de estos dos investigadores reportan que el incremento de la tempera-
tura aumenta la rata de disolución metálica, la agitación de la pulpa es necesaria
durante el proceso y el consumo de agua regia es de 2 ml. por gramo de chip
involucrado.

b) Proceso hidrometalúrgico de la recuperación metálica presente en desechos


electrónicos, desarrollando diferentes lixiviaciones ácidas y básicas con un ma-
terial que contenía 27,37% de Cu, 0,52% de Ag, 0,06% de Au y 0,04% de Pd, y
agrupado en cuatro fracciones granulométricas: + 1,168 mm, - 1,168 mm + 0,6
mm, -0,6 mm + 0,3 mm y - 0,3 mm. Las pruebas ejecutadas de acuerdo al diagra-
ma de flujo de la figura 6, permitieron recuperaciones del 93% de Ag, del 95% de
Au y del 99% de Pd.

c) Recuperación de oro a partir de desechos electrónicos provenientes de las in-

23 D. ZIPPERIAN, S. RAGHAVAN, J.P. WILSON. Gold and silver extraction by ammoniacal thio-
sulfate leaching from a rhyolite ore. Hidrometalurgy (1988)

246

protomastro ok.indd 246 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

dustrias electrónica y joyera. Su propuesta consideró las etapas de: carbonización


del desecho electrónico, lixiviación con ácido nítrico para remover la plata, lixi-
viación con agua regia, recuperación de oro por extracción con solventes utilizan-
do diethylmalonate, separación de la fracción metálica oro de la fase orgánica.

Recientemente se patentó una técnica hidrometalurgia para recuperar métales


preciosos presentes en desechos electrónicos, la cual considera la adición de HCl a una
concentración de 180 g/l y de MgCl2 a una concentración de 250 g/l, en un proceso
de 3 horas a temperatura entre 80-95 ºC. Durante este periodo el 35% del Al, el 94%
del Sn, el 96% del Pb y el 94% del Zn fueron extraídos en solución; los residuos
sólidos de cobre fueron tratados con H2SO4 y MgCl2 con concentraciones de 50 g/l
y 200 g/l respectivamente, en un proceso de 2,5 horas a temperatura aproximada de
80 ºC; el potencial de óxido reducción a 550 mV fue ajustado con H2O2 en solución
con concentración al 50%. Más del 96% del cobre y del 98% del níquel se disolvieron
por este procedimiento.

Posteriormente los sólidos se filtrados, se lavaron y se prepararon en pulpa con


ácidos brómico y clorhídrico, en concentraciones de 180 g/l y 30 g/l respectivamente,
con el fin de extraer metales valiosos por la técnica de extracción por solventes.
A la pulpa preparada se le adicionaron 10 ml. de una solución al 10% de tributyl-
fosfato y kerosene, en un proceso agitado con temperatura de 60 OC, y potencial de
óxido reducción cercana a 850 mV ajustado con H2O2. El proceso durante tres horas
presentó en el solvente más del 98% de oro, del 84% de plata, del 96% del paladio y
del 92% del platino. El metal fue extraído de la solución orgánica por precipitación
con polvo de zinc en medio ácido.

10.11 | Gestión Ambiental en el proceso de recupero secundario de cobre y


metales preciosos

La fundición secundaria de cobre consiste en la producción de cobre a partir de


fuentes como chatarra de cobre, sedimentos, chatarra de computadores y aparatos
electrónicos y escorias de fundiciones. Los procesos que implica la producción
de cobre son el pre-tratamiento del material, fundición, aleación y vaciado. La
presencia de metales catalizadores (y el cobre es uno de los más efectivos), los
materiales orgánicos que pueden encontrarse en los aceites, plásticos y revestimientos
alimentados, la combustión incompleta del combustible y las temperaturas entre
250  °C y 500  °C son factores que pueden generar las sustancias que figuran en el
Anexo C del Convenio de Estocolmo.

Las mejores técnicas disponibles para el control de la contaminación ambiental


son la clasificación previa, limpieza de los materiales de alimentación, mantener las
temperaturas por encima de 850 °C, utilización de cámaras de postcombustión con
enfriamiento brusco, adsorción por carbón activado y remoción de polvos mediante
filtros de tela.

/ página 247

protomastro ok.indd 247 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

Los niveles de desempeño que se asocian a mejores técnicas disponibles y mejores


prácticas ambientales en materia de emisiones atmosféricas de reducir y eliminar los
contaminantes policlorodibenzofuranos (furanos) y las policlorodibenzodioxinas
(dioxinas), de acuerdo con los lineamientos y directrices de la Convención de
Estocolmo para la eliminación de Compuestos Orgánicos Persistentes para plantas
de fundición secundaria de cobre son < 0.5 ng EQT-I/Nm3 (con concentraciones
operacionales de oxígeno).

10.12 | Descripción del proceso de recuperación secundario de cobre

La fundición secundaria de cobre implica procesos pirometalúrgicos que dependen


del contenido de cobre en el material de alimentación, la distribución por tamaños
y otros componentes. Las fuentes de alimentación son la chatarra de cobre,
lodos, chatarra de computadoras y aparatos electrónicos, escorias de refinerías y
productos semi-acabados. Estos flujos pueden contener materiales orgánicos como
revestimientos o aceites. Las plantas pueden responder a esta eventualidad con
métodos para desaceitar y eliminar revestimientos, y diseños apropiados de hornos y
sistemas de reducción de emisiones. El cobre puede reciclarse infinitamente sin que
pierda sus propiedades intrínsecas.

El material citado a continuación proviene del Secondary Copper Smelting,


Refining and Alloying, un informe del Organismo de Protección Ambiental de los
Estados Unidos de Norteamérica (EPA 1995): “La recuperación secundaria de cobre
se divide en cuatro operaciones: pre-tratamiento de la chatarra, fundición, aleación y
moldeado. El pre-tratamiento consiste en la depuración y consolidación de la chatarra
como preparación para su fundición. La fundición consiste en calentar y tratar la
chatarra para separar y purificar metales específicos. La aleación implica la adición
de uno o más metales al cobre para obtener cualidades deseadas, características de
la combinación de metales.

El pre-tratamiento de la chatarra puede efectuarse por métodos manuales,


mecánicos, pirometalúrgicos o hidrometalúrgicos. Los métodos manuales y
mecánicos son la clasificación, separación, fragmentación, y separación magnética.
El pre-tratamiento pirometalúrgico puede ser por exudación (escalonar lentamente
la temperatura del aire del horno a fin de licuar cada metal en forma separada y así
separarlos unos de otros), quemar el aislamiento de los cables de cobre, y secarlo
en hornos rotatorios para volatilizar el aceite y otros compuestos orgánicos. Los
métodos de pre-tratamiento hidrometalúrgicos consisten en flotación y lixiviación
para recuperar el cobre de la escoria. Se aplica la lixiviación con ácido sulfúrico
para recuperar el cobre del lodo, un subproducto de la refinación electrolítica.

La fundición de chatarra de cobre de baja ley empieza con su fusión en un alto


horno o en un horno rotatorio, de lo que se generan escorias y cobre impuro. Si se usa
un horno alto, este cobre se introduce en un convertidor, donde se aumenta su pureza
de 80 a 90 por ciento aproximadamente, y luego a un horno de reverbero, donde se
obtiene un cobre con una pureza de 99 por ciento aproximadamente. En estos hornos

248

protomastro ok.indd 248 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

refinadores por fuego, se agrega fundente al cobre y se insufla aire hacia arriba a
través de la mezcla para oxidar las impurezas.

Después, estas impurezas se eliminan como escoria. Así, pues, mediante la reducción
de la atmósfera del horno, el óxido de cobre (CuO) se convierte en cobre. El cobre
refinado por fuego se vacía en ánodos, que se usan en la electrólisis. Los ánodos se
sumergen en una solución de ácido sulfúrico que contiene sulfato de cobre. A medida
que el cobre se disuelve en los ánodos, se deposita en el cátodo. Entonces el cobre
de cátodo, que tiene hasta un 99.99% de pureza, se extrae y vuelve a vaciar. En este
proceso puede omitirse el alto horno y el convertidor si el contenido promedio de
cobre en la chatarra que se use es de más de 90%.

En el proceso de aleación, la chatarra de cobre se introduce en un horno de


fundición junto con uno o más metales como estaño, zinc, plata, plomo, aluminio,
o níquel. Se agregan los fundentes para eliminar impurezas y evitar la oxidación
del fundido con el aire. Puede soplarse aire u oxígeno puro a través del fundido
para ajustar la composición oxidando el zinc excedente. Los procesos de fundición
y refinación descritos anteriormente, que generan un cobre relativamente puro, y el
proceso de aleación son, hasta cierto punto, mutuamente excluyentes.

La fase de recuperación final es el vaciado de los productos metálicos aleados


o refinados. El metal fundido se vacía en moldes mediante cucharas o pequeños
calderos que funcionan como tolva alimentadora por impulsos o reguladores de
flujo. Los productos fabricados son perdigones, barras de alambre, ánodos, cátodos,
lingotes y otras piezas moldeadas”.

Las actividades de recuperación del cobre en instalaciones pequeñas o artesanales


pueden ser significativas, en particular en países en desarrollo y países con
economías en transición. Estas actividades pueden contribuir considerablemente a la
contaminación y pueden tener efectos negativos en la salud.

Las emisiones contaminantes transportadas por aire contienen óxidos de nitrógeno


(NOx), monóxido de carbono (CO), polvo y compuestos metálicos, compuestos de
carbono orgánico y contaminantes orgánicos persistentes. Si los gases residuales
contienen dióxido de azufre (SO2) suele ser poco, siempre que se evite el material
sulfúrico. El tratamiento y la fundición de la chatarra son el principal generador de
emisiones atmosféricas. El polvo y los compuestos metálicos se emiten en la mayoría
de las etapas del proceso y son más propensos a emisiones fugitivas durante los ciclos
de carga y colada.

El material particulado puede eliminarse de los gases de combustión recolectados y


enfriados mediante precipitadores electrostáticos o filtros de tela. En el proceso por
lotes, que impide trabajar en ambiente hermético, se usan campanas para recolección
de vapores durante las etapas de conversión y refinación. El NOx es muy reducido en
quemadores con baja emisión de NOx, mientras que el CO es quemado en aparatos de
postcombustión de hidrocarburos. Se vigilan los sistemas de control de combustión
para disminuir la generación de CO durante la fundición.

/ página 249

protomastro ok.indd 249 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

10.13 | Control de emisiones atmosféricas de dioxinas y furanos

Las dioxinas y furanos se forman durante la fundición de metal base por combustión
incompleta o por síntesis de novo cuando se presentan compuestos orgánicos, como
aceites y plásticos, y una fuente de átomos de cloro en el material de alimentación. La
alimentación secundaria suele componerse de chatarra contaminada.

Las dioxinas y furanos o sus precursores pueden encontrarse en algunas materias


primas y existe la posibilidad de síntesis de novo en hornos y en sistemas de reducción.
Dichos contaminantes se adsorben fácilmente en la materia sólida y pueden ser
recogidos por todos los medios ambientales como polvo, sólidos de depuración y
filtros de polvo.

La presencia de aceites y otros materiales orgánicos en la chatarra u otras fuentes


de carbono (combustibles parcialmente quemados y reductores, como el coque),
puede producir partículas finas de carbono que reaccionan con cloruros inorgánicos o
cloro orgánicamente ligado en el rango de temperatura de 250 a 500 °C para producir
dioxinas y furanos. Este proceso se conoce como síntesis de novo y se cataliza por la
presencia de metales como cobre o hierro.

Las dioxinas y furanos se destruyen a altas temperaturas (por encima de 850 °C) en


presencia de oxígeno, aun así puede haber síntesis de novo al enfriarse los gases en la
‘ventana de reformación’, posibilidad que puede darse en los sistemas de reducción
y en partes más frías del horno, por ejemplo, el área de alimentación. Un cuidadoso
diseño de los sistemas de enfriamiento para disminuir el tiempo de residencia en la
ventana permite prevenir la síntesis de contaminantes.

Las aguas del proceso, superficiales y de enfriamiento, pueden contaminarse con


sólidos en suspensión, compuestos metálicos y aceites, además de las sustancias del
Anexo C del Convenio de Estocolmo. Se recicla la mayor parte del agua de proceso y
de enfriamiento. Los métodos de tratamiento de aguas residuales deberían emplearse
antes de la descarga. Los subproductos y residuos suelen reciclarse durante el proceso
ya que contienen cantidades recuperables de cobre y otros metales no ferrosos.

Por lo general, el material de desecho consiste en limos ácidos, que se eliminan in


situ. Se deben tomar precauciones para garantizar la eliminación adecuada de limos
y residuos del control de contaminación a fin de disminuir la exposición del medio
ambiente a cobre y dioxinas. Cualquier transferencia a otro proceso debería evaluarse
detenidamente para determinar la necesidad de reducir y controlar las liberaciones de
las sustancias tóxicas incluidas en el anexo C de la Convención de Estocolmo.

10.14 | Procesos recomendados para minimizar la contaminación

Las variaciones en el material de alimentación y en el control de calidad determinan


el diseño y la configuración del proceso. Los procesos considerados como las mejores

250

protomastro ok.indd 250 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

técnicas disponibles para fundición y reducción son los altos hornos, el mini horno de
fundición (mini smelter totalmente cerrado), el horno rotatorio con alimentación de
aire por la parte superior, el horno de arco eléctrico sumergido sellado, y la fundición
ISA. El horno rotatorio con alimentación de aire por la parte superior (totalmente
cerrado) y el convertidor Pierce-Smith son las mejores técnicas disponibles para la
conversión. El horno de arco eléctrico sumergido está sellado y es más limpio que
otros modelos si el sistema de extracción de gases está correctamente diseñado y
dimensionado.

El uso de altos hornos para la fundición de chatarra se está haciendo menos común
por lo costoso de prevenir la contaminación, en cambio, cada vez se utilizan más los
hornos de cubilote sin alimentación de carbón/coque.

La chatarra de cobre limpia, sin contaminación orgánica, puede procesarse en hornos


de reverberación con solera, en hornos de cubilote con solera o proceso Contimelt.
Éstas se consideran las mejores técnicas disponibles en configuraciones con sistemas
adecuados de recolección de gases y reducción. No hay información sobre otros
métodos alternativos para el procesamiento secundario de cobre fuera la fundición.

Toda planta que procese cables debe, segregar la cobertura o aislamiento plástico y
los aceites dieléctricos contaminados con PCB, furanas y las dioxinas de lo metales
conductores como el cobre o el aluminio. Para esto, se consideran técnicas para
prevenir la contaminación con el fin de reducir o eliminar la generación y liberación
de contaminantes orgánicos persistentes. He aquí algunas medidas posibles:

-- Debería evitarse la presencia de aceites dieléctricos, plásticos y de compuestos


cloro en el material de alimentación para reducir la generación de las sustancias
tóxicas por combustión incompleta o nuevas síntesis.
-- El material de alimentación debería clasificarse según su composición y posi-
bles contaminantes. Las técnicas de almacenamiento, manejo y pretratamiento
serán determinadas por la granulometría y la contaminación del material.
-- Utilización de técnicas de molienda y trituración con buena extracción y reduc-
ción de polvo. Las partículas restantes pueden tratarse para recuperar metales
valiosos efectuando una separación por densidad o neumática.
-- Eliminación de plásticos mediante la remoción mecánica (pelado) de cables (ya
de disponen en el mercado una amplia gama de equipos para segregar el cobre
o aluminio del cable, del PVC).
-- Mezclado suficiente del material para obtener un alimento homogéneo y para
que las condiciones sean estables.
-- Otras técnicas para eliminar el aceite son el uso de solventes y la depuración
cáustica. Para eliminar los revestimientos de cables puede usarse procesos crio-
génico de congelado extremo de cables, para facilitar el pelado de cables;
-- El lavado con una solución acuosa de detergentes es una posible técnica

/ página 251

protomastro ok.indd 251 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

adicional para eliminar el aceite. De esta manera, además puede recuperarse el


aceite contaminado.
Deberían usarse sistemas de control de proceso para mantener la estabilidad del
mismo y para que opere según parámetros que contribuyan a disminuir la generación
de dioxinas y furanos, por ejemplo, mantener la temperatura del horno por encima de
850 °C a fin de destruir las dioxinas y furanos. Lo ideal sería monitorear constantemente
las emisiones de dioxinas y furanos a fin de garantizar menos liberaciones.

Para algunos sectores (por ejemplo, la incineración de desechos) el muestreo


continuo de las emisiones de contaminantes ha sido demostrado, pero su aplicación a
otras fuentes aún se está investigando. A falta de un monitoreo constante de dioxinas
y furanos, otras variables como temperatura, tiempo de residencia, composición de
gases y los reguladores de tiro para captación de vapores deberían ser monitoreadas
y mantenidas a fin de establecer las condiciones de funcionamiento óptimas para
disminuir las emisiones de dioxinas y furanos.

Las medidas secundarias son técnicas para control de la contaminación. Estos


métodos no eliminan la generación de contaminantes sino que son un modo de
contener, prevenir o reducir las emisiones.

10.15 | Captación de vapores y gases

Las emisiones atmosféricas deberían controlarse en todas las etapas del proceso:
manipulación del material, fundición y transferencia de un punto a otro, con el objeto
de limitar las emisiones potenciales de las sustancias del Anexo C. Es esencial que
los hornos estén sellados para contener emisiones fugitivas y, al mismo tiempo,
permitir recuperar el calor y capturar los gases residuales para reciclarlos en el mismo
proceso. Es esencial una buena configuración de las campanas y de la red de tuberías
para capturar vapores. Puede ser necesario que el horno o reactor estén en recintos
cerrados.

Si no se pueden extraer y contener los vapores, el horno debería estar encerrado


de forma que el aire de la ventilación se pueda extraer, tratar y descargar. Por su
elevado gasto energético, conviene evitar la captura de vapores en la línea del techo.
El uso de reguladores de tiro inteligentes puede mejorar la captura de vapores,
reduciendo el tamaño de los ventiladores y los correspondientes costos. El uso de
carros o contenedores de carga sellados con hornos de reverbero puede reducir
significativamente las emisiones fugitivas atmosféricas al mantener encerradas las
emisiones durante la carga (European Commission 2001, p. 187–188).

El proceso de fundición genera grandes cantidades de material particulado con


una alta área superficial en la que pueden formarse y adsorberse las sustancias del
Anexo C. Estos polvos, junto con sus compuestos metálicos, deberían eliminarse para
reducir las emisiones de las sustancias del Anexo C. Los filtros de tela son la técnica

252

protomastro ok.indd 252 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

más eficaz, aunque también pueden considerarse los depuradores húmedos o secos y
los filtros de cerámica. El polvo capturado debe tratarse en hornos de alta temperatura
para destruir dioxinas y furanos y recuperar los metales.

El funcionamiento de los filtros de tela debe vigilarse constantemente mediante


dispositivos que detecten roturas en las mangas. Otros adelantos tecnológicos
pertinentes son los métodos de limpieza en curso de producción y el uso de
revestimientos catalíticos para destruir dioxinas y furanos.

10.16 | Postcombustión y enfriamiento rápido

Los quemadores usados en las cámaras de postcombustión de gases de salida,


deberían funcionar con una temperatura mínima de 950 °C para garantizar la
combustión completa de los compuestos orgánicos. Después de esta etapa, los gases
calientes deben enfriarse rápidamente hasta temperaturas de menos de 250 °C.
La inyección de oxígeno en la parte superior del horno favorecerá la combustión
completa. En la sección I se encuentra más información sobre temperaturas óptimas.

Se ha observado que los dioxinas y furanos se forman en el rango de temperaturas


de 250 °C – 500 °C, y se destruyen por encima de 850 °C en presencia de oxígeno.
Sin embargo, todavía puede producirse síntesis de novo cuando los gases se enfrían
al pasar por la ventana de reformación que se produce en los sistemas de reducción
y en las áreas más frías del horno. Los sistemas de enfriamiento deberían operar
adecuadamente a fin de disminuir el periodo de reformación.

10.17 | Adsorción por carbón activado y oxidación catalítica

Debería considerarse el tratamiento por carbón activado para eliminar sustancias del
Anexo C de los gases residuales de fundición. El carbón activado posee una gran área
superficial en la que se pueden adsorber las dioxinas y furanos. Los gases residuales
pueden tratarse con carbón activado usando reactores de lecho fijo o móvil, o mediante
la inyección de partículas de carbono en la corriente de gas para luego eliminarlas
como polvo de filtro con sistemas de eliminación de polvo de alta eficiencia como
los filtros de tela.

La oxidación catalítica es una tecnología incipiente utilizada en incineradoras de


desechos para reducir las emisiones de dioxinas y furanos. Este proceso debería
considerarse para fundidoras secundarias de metales comunes ya que ha resultado
efectivo para la destrucción de dioxinas y furanos en incineradoras de desechos.
No obstante, la oxidación catalítica puede ser susceptible de envenenamiento por
metales traza y otros contaminantes de los gases de escape. Se precisaría un trabajo
de validación antes de poner en práctica este proceso.

/ página 253

protomastro ok.indd 253 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

La oxidación catalítica convierte los compuestos orgánicos en agua, dióxido de


carbono (CO2) y ácido clorhídrico con un catalizador de metal precioso para que la
tasa de reacción suba hasta situarse entre 370 °C y 450 °C. Por su parte, la incineración
típica se produce a 980 °C. Se ha demostrado que la oxidación catalítica destruye los
dioxinas y furanos con tiempos de residencia más cortos, con un menor consumo
de energía y > 99% de eficiencia. El material particulado debería eliminarse de los
gases de escape antes de la oxidación catalítica para obtener una eficiencia óptima.
Este método es efectivo para los contaminantes en fase vapor. El ácido clorhídrico
resultante es tratado en un depurador mientras que el agua y el CO2 son liberados al
aire después del enfriamiento (Parvesse 2001).

Los filtros de tela empleados para eliminar el polvo también pueden ser tratados con
un revestimiento catalítico para promover la oxidación de los compuestos orgánicos
a altas temperaturas.

11 | La guerra fría de los metales estratégicos

Todo software requiere de un hardware y de energía para funcionar. Y tanto la


manufactura del hardware como la provisión de energía dependen de la provisión
de materias primas y fuentes de energía, que generan a lo largo de sus ciclos de
vida diversos impactos ambientales y van agotando recursos: minerales que escasean,
yacimientos que se secan, exploraciones a mayores profundidades en tierra y offshore.

Finalizados los conflictos ideológicos, la mayor parte de los choques de civilizaciones


actuales tienen su origen en factores religiosos y cuestiones económicas de acceso a
recursos naturales. Sigamos la evolución de los paneles de acciones líderes de Wall
Street y Londres y veremos cuánto peso creciente y, en paralelo, tienen las acciones
IT (Apple, Microsoft, Oracle, IBM, etc.), de las energéticas (Exxon, Shell, BP, etc.) y
las mineras (BHP-Billiton, Glencore, Rio Tinto, Vale, etc.).

Recordemos: ni Google, ni Facebook ni el App Store, esto es ningún software


pueden tener vida sin servidores, redes, antenas, fuentes/pilas de energía o cualquiera
de los Aparatos Eléctricos y Electrónicos que emiten, reciben y procesan paquetes de
datos. Y todos éstos AEE son conjuntos de metales, plásticos, aleaciones, compuestos
y energía. Los commodities minerales figuran en todos los diarios financieros y,
siempre los noticieros hablan de sus tendencias. Fluctuaciones del cobre o el oro, son
noticias de impacto global. Pero hay muchos otros materiales que están en el detrás
de escena, y esos son los seguidos por los analistas especializados, traders, científicos
y hasta por militares y expertos en inteligencia.

En el tablero geopolítico de los Estados Unidos hace poco se encendieron varias


luces de alerta y estuvo al borde de la crisis en tres oportunidades por falta de los
“cuatro fantásticos”. A primera vista, no nos llamarían mucho la atención si sabemos
que tanto como el mercado del petróleo, los “think tanks” de las materias primas y los
científicos del Servicio Geológico y Minero de los EE. UU. estaban preocupados por
cromo, cobalto, manganeso y los metales del grupo del platino.

254

protomastro ok.indd 254 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

EL FUTURO DOMINIO SOBRE EL MERCADO DE LOS APARATOS


ELECTRÓNICOS ESTARÁ, SIN LUGAR A DUDAS, SOBRE AQUELLOS
PAÍSES O CORPORACIONES QUE DESARROLLEN PATENTES E
INNOVACIONES QUE PERMITAN EL LIDERAZGO DE LA ERA DIGITAL
Y ELECTRÓNICA. SIN EMBARGO, LOS BILL GATES, LOS STEVE JOBS,
LOS LARRY PAGE Y LOS MARK ZUCKERBERG DEL FUTURO TENDRÁN
QUE INGENIÁRSELAS PARA CONTAR CON RECURSOS ESTRATÉGICOS
CADA VEZ MÁS ESCASOS Y COSTOS ENERGÉTICOS/AMBIENTALES
CRECIENTES PARA SU NUEVOS INVENTOS TECNOLÓGICOS.

La comercialización de los metales estratégicos se efectúa por los mismos canales


que la de los metales no ferrosos y preciosos, siguiendo las rutas comerciales de
New York, Londres, Tokio y Sidney. Latinoamérica, de momento, es fuente de
abastecimiento tanto por la participación de las mineras chilenas, peruanas, brasileras
y argentinas, como por algunas empresas recicladoras de RAEE, como la propia
Umicore o Lorene en Brasil, Recicla en Chile y Silkers, Pelco y Dalafer en Argentina,
que están exportando plaquetas, conectores, baterías y otros materiales recuperados
del RAEE para su regeneración en refinadoras europeas.

La información de cotizaciones y precios se obtiene de la London Metal Exchange


LME, o la Commodity Exchange COMEX de New York, también de la Chicago
Mercantile Exchange, publicados en las revistas: “American Metal Market”, Metal
Bulletin y “Metals Week”; a los que hay que suscribirse, inclusive para obtener
información por internet.

El valor económico de cada mineral, metal o compuesto refinado depende de la


necesidad de la obtención del producto o su aplicación, el mercado o el lugar donde
se genere la oferta y la demanda, la productividad en las operaciones de extracción,
beneficio y transporte; así como los costos competitivos desde la extracción hasta
la colocación del producto en el mercado. A continuación daremos algunas pistas
y usando valores en dólares por libra y dólares por onza troy que fácilmente se
pueden convertir a kilogramos o toneladas, pero mantenemos los valores en libras y
onzas, porque así figuran en páginas de cotizaciones como www.kitco.com o www.
thebulliondesk.com

1 libra (lb) = a 453,6 gramos

1 onza troy = 31,1 gramos

Para pasar de U$/onza troy a U$/kg hacer:


(cotización X en U$/oz x 32,15 oz/kg) = cotización en U$/kg

/ página 255

protomastro ok.indd 255 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

Para pasar de U$/libra a U$/tonelada hacer: (cotización X en


U$/lb x 2205 lb/T) = cotización en U$/T

11.1 | Los 4 fantásticos: cromo, cobalto, manganeso y el grupo del platino

El precio de los metales estratégicos está asociado con su demanda y su disponibilidad.


No todos están de moda. O más bien, los de moda son los que empiezan a agotarse,
y ello suelo ocurrir porque están muy dispersos o sus costos de extracción en la
minería son elevados. Mientras que ciertos metales estratégicos son obtenidos como
producto secundario de metales principales (al refinar zinc o plomo se obtiene cadmio
o bismuto) tienden a la caída de sus cotizaciones -los que no están asociados a metales
principales por el contrario, tienden a subir en precio.

Veamos esto en números. Considerando el incremento de la producción y la oferta de


los metales como el plomo o el zinc; el precio de sus metales asociados se desplomó.
Es el caso del bismuto que en el último quinquenio cayó desde US$ 5.00/lb a US$
2.00/lb; en tanto el cadmio se pulverizó desde US$ 5.00/lb a US$ 0.50/lb; el indio de
US$ 122.00/lb a US$ 66.00/lb; el selenio de US$ 12.00/lb a US$ 7.00/lb y el teluro ha
caído levemente de US$ 29.00/lb a US$ 26.00/lb.

Por el contrario, aquellos metales estratégicos extraídos como producto principal,


y que no están asociados a otros metales como puede ser el cobre o el cobalto y el
plomo, comienzan a agotarse y su precio aumenta por la demanda en función al avance
tecnológico global. Analizaremos brevemente a los “metales estratégicos” para la Era
Electrónica-Digital y mencionando sólo los estratégicos por orden alfabético dando
sus aplicaciones y sus cotizaciones, así tenemos:

11.2 | Cromo, cobalto y manganeso: superaleaciones

Para un biólogo que comenzó trabajando contra la contaminación en el Río


Reconquista, la primer idea que se me viene a la cabeza respecto del Cromo, es el
Cromo VI usado por las curtiembres, uno de los principales contaminantes de las
cuencas de los ríos del Gran Buenos Aires. Sin embargo, luego de tanta mala prensa,
el cromo se ha convertido en una de las estrellas de la economía del futuro gracias a
sus propiedades, obviamente, considerando una producción minera y regeneración
posconsumo sostenibles, sin que contamine el ambiente a lo largo de su ciclo de vida.

El cromo, es un metal utilizado en las llamadas “superaleaciones”, para la fabricación


de componentes de los motores de combustión interna. Además se obtienen aceros al
cromo vanadio utilizado en equipo quirúrgico por su alta resistencia a la corrosión,
dureza y tenacidad. Mientras que el Mercosur no es gravitante en la producción de

256

protomastro ok.indd 256 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

cromo y EE. UU. produce sólo el 8% de su demanda. En cambio, Sudáfrica que


produce más de 12 millones de toneladas métricas al año, le provee a este país el 59%
de su demanda, Zimbabue el 11%, y el restante 22% procede de Rusia, China y los
países de Europa del este.

Hasta ahora no se ha encontrado sustituto al cromo en las superaleaciones, y su


demanda está recalentando su precio. Este metal en el mercado internacional se cotiza
entre U.S.$ 9.00/Ib y U.S.$ 10.00 lb.

El cobalto también se utiliza en las “superaleaciones” principalmente en la fabricación


de turbinas para la industria aeronáutica. EE. UU. no produce cobalto, importa el 97%
de su demanda y el 3% restante lo obtiene del reciclaje. Sus principales proveedores
son Zaire con el 40% y Zambia con el 14%, los restantes 43% lo importa de diferentes
países.

Rusia es el segundo país importador de cobalto, siendo Cuba su principal proveedor


con el 22% de su demanda. La reserva mundial de este metal alcanza a 32 millones
de toneladas métricas y se cotiza entre U.S.$ 15/Ib y U.S.$ 17/Ib. El níquel puede
reemplazar al cobalto en algunas aleaciones; sin embargo es irremplazable en la
fabricación de turbinas de avión.

El manganeso se utiliza en la obtención del acero, añadido como ferro manganeso,


así como en los procesos metalúrgicos del hierro como desulfurante y también como
oxidante en muchas operaciones metalúrgicas y químico-técnicas. Así, se obtiene
sales de manganeso para la fabricación de pilas secas y decolorantes de vidrio.

EE. UU. importa el 98% de su demanda y obtiene el 2% restante del reciclaje, debido
a que sus reservas se agotaron en 1970. De Sudáfrica importa el 30%, el restante 68%
lo proveen Australia, Brasil, Gabón y México. En el mercado internacional se cotiza
el manganeso entre U.S.$ 900/t. y U.S.$ 990/t. Para la producción de acero no existe
sustituto para el manganeso.

SI HAY ALGO QUE CARACTERIZA A LOS METALES ESTRATÉGICOS


ES QUE FLUCTÚAN AMPLIAMENTE EN PRECIO Y STOCKS. SON
SEGUIDOS TANTO POR BROKERS COMO POR ESTRATEGAS
POLÍTICOS Y MILITARES. POR EJEMPLO, NUEVAS INVERSIONES
EN YACIMIENTOS MINEROS O PLANTAS DE RECICLADO PUEDEN
HACER BAJAR SUS PRECIOS; NUEVOS USOS, CONFLICTOS MINEROS
O RESTRICCIÓN EN LA OFERTA PUEDEN CREAR CRECIMIENTOS
EXPLOSIVOS. CLARO, TAMBIÉN HAY BURBUJAS COMO EN TODOS
LOS MERCADOS, ALIMENTADOS POR ESPECULADORES DE TODO
TIPO Y CALAÑA. PERO LA INDUSTRIA, LA CONSTRUCCIÓN, EL
TRANSPORTE Y LAS INFRAESTRUCTURAS SIGUEN DEMANDANDO
AÑO A AÑO MÁS MATERIAS PRIMAS EN LA MEDIDA EN QUE DOS

/ página 257

protomastro ok.indd 257 16/08/13 17:57


Lic. Gustavo Fernández Protomastro

FUERZAS SE COMBINAN: EL CRECIMIENTO POBLACIONAL Y EL


DESARROLLO ECONÓMICO DE LAS NACIONES EMERGENTES DE
AMERICA LATINA, CHINA E INDIA.

11.3 | El Grupo de platino: esos buenos muchachos

Los MGP, o metales del grupo del platino, son además de éste metal: el paladio,
iridio, rodio, rutenio y osmio. Los buenos muchachos MGP, se caracterizan por ser
metales nobles e imprescindibles para la refinación del petróleo, industrias del vidrio,
como catalizadores y la fabricación del ácido nítrico como materia prima para la
producción de fertilizantes y explosivos a partir del nitrato de amonio. También son
usados en los implantes humanos y para la producción de medicamentos como ciertos
oncológicos u otros de muy alto costo. Veamos algunos características y us relación
con la Era Electrónica y Digital:

-- Además de su intenso uso en joyería, el platino, junto con el paladio y el rodio,


son los principales componentes de los catalizadores que reducen en los vehícu-
los las emisiones contaminantes. Además se usa en la producción de unidades
de disco duro de las computadoras y en cables de fibra óptica; en dispositivos
que miden la temperatura en las industrias de vidrio, acero y semiconductores;
como detectores infrarrojos para aplicaciones militares y comerciales. Su precio
ronda los U$ 1.500 la onza troy.
-- El platino se usa en la producción farmacéutica, de fertilizantes y explosivos
como una membrana reactiva para la conversión catalítica de amoniaco en ácido
nítrico; en la fabricación de siliconas; en equipos de fabricación de vidrio; en
la producción de plástico reforzado con fibra de vidrio y en los dispositivos de
cristal líquido (LCD). La mayor parte de estos dispositivos aplican tecnologías
de membranas de intercambio de protones para producir energía a partir de hi-
drógeno y oxígeno, utilizando catalizadores de platino.
-- El paladio (junto al rodio y platino) se usa principalmente en los convertidores
catalíticos de los automóviles, sean nafteras o gasoleros (según nuevas normas)
para purificar los gases del caño de escape. También se usa en la joyería, en
odontología, relojería, en las tiras reactivas para comprobar los niveles de azú-
car en la sangre, en las bujías de los aviones y en la producción de instrumentos
quirúrgicos y contactos eléctricos. Su precio fluctúa entre U$ 700 y U$ 800 la
onza troy.
-- El iridio, por ser más duro que el platino, también se usa en la fabricación de
plumas estilográficas y aparatos electrónicos. El alto punto de fusión, la dureza
y resistencia a la corrosión del iridio y sus aleaciones determinan la mayoría
de sus aplicaciones. El iridio, y especialmente las aleaciones iridio-platino u
osmio-iridio, tienden a desgastarse muy poco y son usadas. Por ejemplo, en
múltiples hileras de poros a través de las cuales un plástico fundido se extruye
para formar fibras, como el rayón. Las aleaciones de osmio-iridio son usadas
en brújulas y balanzas se cotiza en U.S.$ 415/oz. en el mercado internacional.

258

protomastro ok.indd 258 16/08/13 17:57


Minería Urbana y la gestión de los RAEE

-- El rodio se usa principalmente en los catalizadores de los autos. Por su alto pun-
to de fusión se utiliza en la fabricación de alambres del termopar de platino para
medir temperaturas hasta de 1640°C, también se aplica en el electro-plateado
o endurecimiento de superficies para obtener materiales más duros, resistentes
al desgaste y permanentemente brillantes. El rodio se emplea también en apli-
caciones en contactos eléctricos estacionarios como corredizos, en espejos y
reflectores, y como acabado en joyería. Su rareza y escasez lo convierte en el
metal más caro con un precio por onza que alcanzó, en el año 2008, su precio
máximo en 9.900 dólares, llegando a costar en ese año, 9 veces el precio del oro.
-- El rutenio, por ser el más duro de los metales de su grupo, se utiliza en aleacio-
nes con el platino y los metales de este grupo en contactos eléctricos y catali-
zadores in