You are on page 1of 9

Panel solar

Artículo principal: Energía solar

Dos tipos diferentes de paneles solares:


fotovoltaicos (arriba) y térmicos (abajo)
instalados sobre tejado.

Un panel solar o módulo solar es un dispositivo que capta la energía de la radiación solar
para su aprovechamiento. El término comprende a los colectores solares, utilizados
usualmente para producir agua caliente doméstica mediante energía solar térmica, y a los
paneles fotovoltaicos, utilizados para generar electricidad mediante energía solar
fotovoltaica.

Índice
 1 Colector solar térmico
 2 Panel solar fotovoltaico
o 2.1 Descripción
o 2.2 Estructura
o 2.3 Uso de la energía
o 2.4 Productores de paneles
o 2.5 Instalaciones
 2.5.1 Potencia mundial instalada
 2.5.2 Grandes plantas
o 2.6 Coste de paneles
o 2.7 Reciclaje de paneles
 3 Véase también
 4 Referencias
 5 Enlaces externos

Colector solar térmico

Generación de agua caliente con una instalación solar térmica de circuito cerrado.
Artículos principales: Colector solar y Energía solar térmica.

Un calentador solar de agua usa la energía del sol para calentar un líquido, el cual transfiere
el calor hacia un depósito acumulador de calor. En una casa, por ejemplo, el agua caliente
sanitaria puede calentarse y almacenarse en un depósito de agua caliente.

Los paneles tienen una placa receptora y conductos, adheridos a ésta, por los que circula
líquido. Esta placa está generalmente recubierta con una capa selectiva de color negro. El
líquido calentado es bombeado hacia un aparato intercambiador de energía donde cede el
calor y luego circula de vuelta hacia el panel para ser recalentado. Es una manera simple y
efectiva de aprovechar la energía solar.

Panel solar fotovoltaico

Paneles solares en las Islas Cíes, (Vigo)


Artículos principales: Panel fotovoltaico y Energía solar fotovoltaica.

Descripción
Los paneles fotovoltaicos: están formados por numerosas celdas que convierten la luz en
electricidad. Las celdas a veces son llamadas células fotovoltaicas. Estas celdas dependen
del efecto fotovoltaico por el que la energía lumínica produce cargas positiva y negativa en
dos semiconductores próximos de diferente tipo, produciendo así un campo eléctrico capaz
de generar una corriente.

Los materiales para celdas solares suelen ser silicio cristalino o arseniuro de galio. Los
cristales de arseniuro de galio se fabrican especialmente para uso fotovoltaico, mientras que
los cristales de silicio están disponibles en lingotes normalizados, más baratos, producidos
principalmente para el consumo de la industria microelectrónica. El silicio policristalino
tiene una menor eficacia de conversión, pero también menor coste.

Cuando se expone a luz solar directa, una celda de silicio de 6 cm de diámetro puede
producir una corriente de alrededor 0,5 A a 0,5 V (equivalente a un promedio de 90 W/m²,
en un campo de normalmente 50-150 W/m², dependiendo del brillo solar y la eficencia de
la celda). El arseniuro de galio es más eficaz que el silicio, pero también más costoso.

Las células de silicio más empleadas en los paneles fotovoltaicos se puede dividir en tres
subcategorías:

 Las células de silicio monocristalino están constituidas por un único cristal de


silicio. Este tipo de células presenta un color azul oscuro uniforme.
 Las células de silicio policristalino (también llamado multicristalino) están
constituidas por un conjunto de cristales de silicio, lo que explica que su
rendimiento sea algo inferior al de las células monocristalinas. Se caracterizan por
un color azul más intenso.
 Las células de silicio amorfo. Son menos eficientes que las células de silicio
cristalino pero también más baratas. Este tipo de células es, por ejemplo, el que se
emplea en aplicaciones solares como relojes o calculadoras.

Los lingotes cristalinos se cortan en discos finos como una oblea, pulidos para eliminar
posibles daños causados por el corte. Se introducen dopantes —impurezas añadidas para
modificar las propiedades conductoras— en las obleas, y se depositan conductores
metálicos en cada superficie: una fina rejilla en el lado donde da la luz solar y usualmente
una hoja plana en el otro. Los paneles solares se construyen con estas celdas agrupadas en
forma apropiada. Para protegerlos de daños, causados por radiación o por el manejo de
éstos, en la superficie frontal se los cubre con una cubierta de vidrio y se pegan sobre un
sustrato —el cual puede ser un panel rígido o una manta blanda—. Se hacen conexiones
eléctricas en serie-paralelo para fijar el voltaje total de salida. El pegamento y el sustrato
deben ser conductores térmicos, ya que las celdas se calientan al absorber la energía
infrarroja que no se convierte en electricidad. Debido a que el calentamiento de las celdas
reduce la eficacia de operación es deseable minimizarlo. Los ensamblajes resultantes se
llaman paneles solares.

Estructura
Las estructuras para anclar los paneles solares son generalmente de aluminio con tornillería
de acero inoxidable para asegurar una máxima ligereza y una mayor durabilidad en el
tiempo. Las estructuras tienen medidas estándar para la superficie, orientación e inclinación
—tanto en horizontal, como en vertical—.

La estructura suele estar compuesta de ángulos de aluminio, carril de fijación, triángulo,


tornillos de anclaje (triángulo-ángulo), tornillo allen (generalmente de tuerca cuadrada, para
la fijación del módulo) y pinza zeta —para la fijación del módulo y cuyas dimensiones
dependen del espesor del módulo—.1

Uso de la energía

Deben su aparición a la industria aeroespacial, y se han convertido en el medio más fiable


de suministrar energía eléctrica a un satélite o a una sonda en las órbitas interiores del
Sistema Solar, gracias a la mayor irradiación solar sin el impedimento de la atmósfera y a
su alta relación potencia a peso.

En el ámbito terrestre, este tipo de energía se usa para alimentar innumerables aparatos
autónomos, para abastecer refugios o casas aisladas de la red eléctrica y para producir
electricidad a gran escala a través de redes de distribución. Debido a la creciente demanda
de energías renovables, la fabricación de células solares e instalaciones fotovoltaicas ha
avanzado considerablemente en los últimos años.2 3

Operario instalando paneles solares sobre una estructura diseñada al efecto.

Entre los años 2001 y 2012 se ha producido un crecimiento exponencial de la producción


de energía fotovoltaica, doblándose aproximadamente cada dos años.4 Si esta tendencia
continúa, la energía fotovoltaica cubriría el 10 % del consumo energético mundial en 2018,
alcanzando una producción aproximada de 2200 TWh,5 y podría llegar a proporcionar el
100 % de las necesidades energéticas actuales en torno al año 2027.6

Experimentalmente también han sido usados para dar energía a vehículos solares, por
ejemplo en el World Solar Challenge a través de Australia o la Carrera Solar Atacama en
América. Muchos barcos7 8 y vehículos terrestres los usan para cargar sus baterías de forma
autónoma, lejos de la red eléctrica.

Programas de incentivos económicos, primero, y posteriormente sistemas de autoconsumo


fotovoltaico y balance neto sin subsidios, han apoyado la instalación de la fotovoltaica en
un gran número de países, contribuyendo a evitar la emisión de una mayor cantidad de
gases de efecto invernadero.9

Productores de paneles

Los diez mayores productores mundiales de paneles fotovoltaicos (por producción en MW)
en 2015 fueron:10

1. Trina Solar (China)


2. Canadian Solar (Canadá)
3. Jinko Solar (China)
4. JA Solar (China)
5. Hanwha Q-Cells (Corea del Sur)
6. First Solar (EEUU)
7. Yingli (China)
8. SFCE (China)
9. ReneSola (EEUU)
10. Sunpower (EEUU)

Instalaciones

Potencia mundial instalada

100
200
300
400
2007
2009
2011
2013
2015
Potencia fotovoltaica mundial instalada
hasta 2016, en gigavatios (GW),
expresada por región.1112

Europa Asia-Pacífico América


del norte y sur China África y
Oriente Medio

Resto del mundo

La potencia de un módulo solar se mide en Wp (Watt peak, vatio pico), o más


concretamente, en sus respectivos múltiplos: kWp o MWp. Se trata de la potencia eléctrica
generada en condiciones estándares para la incidencia de luz.
Históricamente, Estados Unidos lideró la instalación de energía fotovoltaica desde sus
inicios hasta 1996, cuando su capacidad instalada alcanzaba los 77 MW, más que cualquier
otro país hasta la fecha. En los años posteriores, fueron superados por Japón, que mantuvo
el liderato hasta que a su vez Alemania la sobrepasó en 2005, manteniendo el liderato desde
entonces. A comienzos de 2016, Alemania se aproximaba a los 40 GW instalados.13 Sin
embargo, por esas fechas China, uno de los países donde la fotovoltaica está
experimentando un crecimiento más vertiginoso superó a Alemania, convirtiéndose desde
entonces en el mayor productor de energía fotovoltaica del mundo.13 Se espera que
multiplique su potencia instalada actual hasta los 150 GW en 2020.111415

A finales de 2015, se estimaba que hay instalados en todo el mundo cerca de 230 GW de
potencia fotovoltaica.16

Grandes plantas

Parque solar Lauingen Energy Park, de 25,7 MW en la Suabia Bávara, Alemania

Parque solar en Waldpolenz, Alemania

En Europa y en el resto del mundo se han construido un gran número de centrales


fotovoltaicas a gran escala.17 A finales de 2016, las plantas fotovoltaicas más grandes del
mundo eran, por este orden:17

Proyecto País Potencia Año


Proyecto País Potencia Año
Yanchi Solar PV Station China 1000 MW 2016
Longyangxia Hydro-solar PV Station China 850 MW 2013-2015
Kamuthi Solar Power Project India 648 MW 2016
Solar Star Estados Unidos 579 MW 2015
Desert Sunlight Solar Farm Estados Unidos 550 MW 2015
Topaz Solar Farm Estados Unidos 550 MW 2014
Copper Mountain III Solar Facility Estados Unidos 350 MW 2015
Charanka Solar Park India 345 MW 2012-2015
Cestas Solar Power Plant Francia 300 MW 2015
Agua Caliente Solar Project Estados Unidos 290 MW 2012
Silver State South Solar Estados Unidos 250 MW 2016
California Valley Solar Ranch Estados Unidos 250 MW 2013
El Romero Chile 246 MW 2016
Antelope Valley Solar Estados Unidos 230 MW 2015
Mount Signal Solar Estados Unidos 206 MW 2014
Gonghe Industrial Park Phase I China 200 MW 2013
Golmud Solar Park China 200 MW 2011
Centinela Solar Estados Unidos 200 MW 2014
Copper Mountain II Solar Facility Estados Unidos 195 MW 2013-2015
Solarpark Senftenberg/Schipkau Alemania 168 MW 2011

Coste de paneles

Evolución del precio de las células fotovoltaicas de silicio cristalino (en $/Wp) entre 1977 y
2015 (fuente: Bloomberg New Energy Finance)
El coste de los paneles fotovoltaicos se ha reducido de forma constante desde que se
fabricaron las primeras células solares comerciales18 y su coste medio de generación
eléctrica ya es competitivo con las fuentes de energía convencionales en un creciente
número de regiones geográficas, alcanzando la paridad de red.1920

Hasta 2005 el problema más importante con los paneles fotovoltaicos era el costo, que
estaba bajando hasta 3 o 4 $/W. El precio del silicio usado para la mayor parte de los
paneles tuvo una breve tendencia al alza en 2008, lo que hizo que los fabricantes
comenzaran a utilizar otros materiales y paneles de silicio más delgados para bajar los
costes de producción. Debido a economías de escala, los paneles solares se hacen menos
costosos según se usen y fabriquen más. A medida que ha aumentado la producción, los
precios han continuado bajando y todas las previsiones indican que lo seguirán haciendo en
los próximos años.

El coste de las células solares de silicio cristalino ha descendido desde 76,67 $/Wp en 1977
hasta aproximadamente 0,36 $/Wp en 2014.2122 Esta tendencia sigue la llamada «ley de
Swanson», una predicción similar a la conocida Ley de Moore, que establece que los
precios de los módulos solares descienden un 20 % cada vez que se duplica la capacidad de
la industria fotovoltaica.23

Reciclaje de paneles

La mayor parte de los paneles fotovoltaicos puede ser tratada. Gracias a las innovaciones
tecnológicas que se han desarrollado en los últimos años, se puede recuperar hasta el 95 %
de ciertos materiales semiconductores y el vidrio, así como grandes cantidades de metales
ferrosos y no ferrosos utilizados en los módulos.24 Algunas empresas privadas25 y
organizaciones sin fines de lucro, como por ejemplo PV CYCLE en la Unión Europea,
están actualmente trabajando en las operaciones de recogida y reciclaje de paneles al final
de su vida útil.

Dos de las soluciones de reciclaje más comunes son:

 Paneles de silicio: Los marcos de aluminio y las cajas de conexión son


desmantelados manualmente al comienzo del proceso. El panel se tritura y las
diferentes fracciones se separan - vidrio, plásticos y metales. Es posible recuperar
más de 80 % del peso entrante y, por ejemplo, el cristal mixto extraído es fácilmente
aceptado por la industria de la espuma de vidrio el aislamiento. Este proceso puede
ser realizado por los recicladores de vidrio plano ya que la morfología y
composición de un panel fotovoltaico es similar al cristal plano utilizado en la
industria de la construcción y del automóvil.
 Paneles de otros materiales: Hoy en día contamos con tecnologías específicas para
el reciclaje de paneles fotovoltaicos que no contienen silicio, alguna técnicas
utilizan baños químicos para separar los diferentes materiales semiconductores. Para
los paneles de teluro de cadmio, el proceso de reciclaje empieza por aplastar el
módulo y, posteriormente, separar las diferentes partes. Este proceso de reciclaje
está diseñado para recuperar hasta un 90 % del vidrio y 95 % de los materiales
semiconductores.26 En los últimos años, algunas empresas privadas han puesto en
marcha instalaciones de reciclaje a escala comercial.

Desde 2010 se celebra una conferencia anual en Europa que reúne a productores,
recicladores e investigadores para debatir el futuro del reciclaje de módulos fotovoltaicos.
En 2012 tuvo lugar en Madrid