You are on page 1of 496

CONACYT

DR O.Colegio de Postgraduados. Montecillo, Edo. de México y ORSTOM.


Cicerón 609.Col. Los Morales, 11530, México, D.F. Ningunaparte de este
libro puede ser reproducida, archivada o transmitida mediante sistema
electrónico, mecánico, de fotorreproducción,memoria o cualquier otro, sin
permiso escrito por el Colegio de Postgraduados o el ORSTOM.

ISBN 968-839-161-1

L a editorial del Colegio de Postgraduados es miembro de la Cámara Nacional


de la Industria Editorial. Núm.306.

1993
Este libro se editó y publicò gracias a las aportaciones del Consejo Nacional de
Cienciay Tecnologia (CONACYT),delMinistère Francais de laRecherche,del Colegio
de Posgraduadosy su Centro de Estudios delDesarrolloRuraly delInstitutoFrances de
Investigación Cient#ca para el Desarrollo en Cooperaciòn (ORSTOM),

El trabajoeditorialtuvounapoyo importante deMayte Banzo,a quien se le agradece


su colaboración.

Las ponencias presentadas en este libro se enriquecieron con las sugerencias y


comentariosde los miembros delComiteInternacionaldeArbitraje,a quienesexpresamos
nuestro agradecimiento,asímismo agradecemosa los autoresque respetaron las normas
editorialespropuestas para lapublicación.

Comíte Internacional de Arbitraje: Mayte Banzo R.,CEDERU-CeMéxico; Luc


Cambrezy,ORSTOM,Francia;Jean-PhilippeColin,ORSTOM,Francia;Philippe Couv,
ORSTOM,Francia;Eric Crawford,Michigan State University,EUA;Jean-PaulDubois,
ORSTOM,Francia;Alejandro Espinoza,INIFAP,México;Jean-MarcGastellu,ORSTOM,
Francia; Nicolas Germain, ORSTOM, Francia; Alba González, Universidad
Iberoamericana,México; Alberto Hernández,Instituto Nacional de Investigaciones
Forestales,Agrícolasy Pecuarias (INIFAP),México;Odile Hoffmann,ORSTOM, Francia;
ThierryLinck,Université ToulouseLe Mirail-ORSTOM,Francia; Philippe Lhoste, Centre
Internationalde RechercheAgricole pour le Developpement (CIRAD-IEMVT), Francia;
Jean fies Marchal,ORSTOM,Francia; TomásMartínez,CEDERU-CP, México; Pierre
Milleville, ORSTOM, Francia; Jaime Morales, CECOPA-ITESO, México; Hermilio
Navarm,CEDERU-CeMéxico;ManuelParra,CIES-COMACM:México;MariellePepin,
CNRS,Francia;Guy Pontié,ORSTOM,Francia;AngelRamos,INIFAP,México;Homero
Salinas,INIFAP,México y Mario Samper:UniversidadNacional "CampusOmar Dengó",
CostaRica.
INDICE

Pr6logo ........................... 9

M a p a de localiizaci6n de los estudios de caso ......................... 13

Palabras de bienvenida. Tom& Martinez S. ......................... 15

I. Enfoques de sistemas, perspectivas disciplinarias y desarrollo agrícola

“Yo sé con quien yo estoy en desacuerdo,pero siempre busco con quien estoy de acuerdo“.
Reflexiones sobre la diversidad de los enfques sisrémicos en el medio rural. Didier Pillot ......................... 21

L a actividad de los agricultores: un tema de investigación necesario para los agrónomos.


Pierre Milleville ......................... 37

Agronomia y sistema de producción. Nicolas Germain ......................... 43

Le concept de système d’élevage:une représentation opératoire pour le développement, un


objet nouveau pour une recherche interdisciplinaire. Etienne Landais ......................... 47

Paisaje mediadoz Pierre Gondard ......................... 61

Unos economistas fiente a los sistemas de producción: ¿adopción o adaptación? Jean-Marc


Gastellu ......................... 65

Farming Systems Research and Economics. Eric Crawford, Doyle Baker ......................... 75

Sistema de producción: ¿Concepto o lugar de encuentro? EI punto de vista de un sociólogo.


Guy Pontié ......................... 83

U Los sistemas de produccibn en el espacio, la historia y la sociedad

Los sistemas agrarios en la tormenta de los cambios. D e la hacienda a la reforma agraria


(Estado de Veracruz). Luc Cambrezy ......................... 91

Apuntes para un enfoque territorial.Agricultura campesina y sistema-terruño.Thierry Linck ......................... 99

Cuando el analisis en términos de sistemas de produccion se enfi-nta a Ia dimensión macro-


económica. Eric Leonard ....................... 107

U n a historia de vacas y de golondrinas.Ganaderos y campesinos minifundistas del sureste de


Michoacún. Eric Leonard ....................... 111

Sistemas de producción e Historia: una propuesta para el analisis regional (Centro Veracruz,
México). Odile Hoffmann, Emilia Velásquez ....................... 119

A lo largo del Golfo deMéxico,desarrollos contrastados (Nortede Véracrzu). Jean-YvesMarcha1 ....................... 13 1

Mante, Tamaulipas: una región en movimiento. Marielle Pepin Lehalleur, Hermilio Navarro,
José Santibaílez, Carmen Cebada ....................... 137

Policultivo, modernización y crisis: Paradojas del cambio técnico/social en Ia caficultura


centroamericana.Mario S a m p K. ....................... 147

Enbv la “tradición “ y Ia “situaciòn “. Las causas del abandono del cultivo del cardamomo en
una gran finca cafetalera de Guatemala. Charles-Edouard de Suremain ....................... 159
Produccióny sociedades rancheras del Occidente de México.Esteban Barragán, Thierry Linck ....................... 165

Comunidadesy productores&nte a las trandormacionesde un sistema agrario en una zona


temporaleradel Bajío Michoacano. Claude Poilly ....................... 173

Política,privatiración y campesinos:dialécticas de cambio dentro del sistema de producción.


Donna Chollett ....................... 181

Sistemas de produccióny relación con la ciudad.Caso de Ia cuenca de ChalcoAmecamecaa la


pergeria de la ciudad de México. Mayté Banzo ....................... 187

III. Sistema de producción y unidad de producción

Approche systémique et fonctionnement de l'exploitation agricole: questions théoriques et


méthodologiquespour une mise en oeuvre dans la zone Caraïbe.Antoine Bory, Jean-Luc Paul ....................... 199

Aspectos conceptuales-metodológicospara el estudio de las mujeres en los sistemas de


producción campesinos.Ivonne Vizcarra B. ....................... 207

La importancia de la tipologiade unidades de producción agrícolas en el análisis diagnóstico


de realidades agrarias.Marc D u fumier ....................... 211

Esludio de los sistemas deproducción en una localidad campesina delBajío seco Michoacano.
J. Martin Arreola Z. ....................... 219

Los productores de piloncillo: crisis y diquntiva (Elcaso de la Huasteca potosina). Brigitte


Barthas ....................... 225

Los sistemas de producción agropecuaria en los Valles Centrales de Oaxaca. Cano G.M.,
López G.J.,Arredondo V.C., Rojo S.J.,Aragon C.F.,Galomo R.T.,Ruiz V.J. ....................... 233

Sistemas de producción agropecuaria en el noroeste de Guanajuato.Alberto Hernández S.,G.


R a m ó n Braojos ....................... 239

La producción silvoagropecuaria en los Altos de Chiapas.Análisis de un sistema complejo.


Manuel R.Parra V..Trinidad Alemán S.:Blanca Diaz H., M a . del Carmen García A.,Luis
Enrique García B.,Antonio López M.,Amaury Márquez G.,José Nahed T.,Héctor Plascencia
V., Luciano Pool N.,Lorena Soto P. ....................... 249

Organización de sistemas económicosfamiliares y manejo de recursos para la producción.


Herinilio Navarro G.,Claude Zebrowski ....................... 257

Estrategias adaptativasde lospequeños productores en la zonaAtlantica de CostaRica.Rodrigo


Alfaro M. ....................... 265

Systèmes d'élevage extensifdans le nord du Mexique.Etude de cas:un "ejidoganadero de la


Sierra Madre Occidental (Etatde Durango). Jean-Paul Dubois ....................... 271

Nuevas estrategias de producción del ganado de lidia mexicano. Claude Bouet ....................... 279

IV. D e la parcela al agrosistema: gestión de los recursos naturales, conocimientos


campesinos, y prácticas técnicas

Manejo de suelos,agua y vegetación en sistemas agrícolas de origen niesoamericano en el


Altiplano central.Alba González J. ....................... 287

La colonización agrícola Tlaxcalteca del Norte de México. Tomás Martinez S.,A. Tonatiuh
Romero C. ....................... 297
Los sistemas agrícolas del suroeste de Tlaxcala,México, su origen y principales cambios.
Cesar del Luna M. ....................... 305

Las funciones del m a ú en los sistemas de producción mexicanos. Eric Mollard ....................... 313

EI papel de la etnobiologia en el estudio de los sistemas de producción agrícola: el ejemplo de


una zona cafetalera de la Mixteca alta (México). Esther Katz ....................... 321

Investigacionesy sistemas tradicionales de producción de m a ú en la reg& agrícola M e s a


Central de México. Arturo Calderón A. ....................... 329

Un modelo de simulación de la producción de maíz de temporaL Juan A.QuiJanoC.,José A.


Aguirre G.,Everardo Villarreal E ....................... 337

Conceptos básicos de la teoría general de sistemas,aplicados al manejo integral de los recursos


naturales de las zonas bajas del trópico húmedo mexicano< Carlos Olguin €?,M a . del Carmen
Alvarez A.,Alberto Asiain H.,Juan Reta M. ....................... 343

Sistemas de trabajo agricola en el Centro de Veracruzypropuesta metodológica para su estudio.


Sócrates Galicia F. ....................... 353

Tracción animal en la producción agricola tradicional. Artemio Cruz L.,Efraim Hemández


X.,Rogelio Aguirre ....................... 359

EI sistema de producción forestal no maderable en el Estado de Colima (A4éxico): el caso de la


Palmilla Cryosophila nana (H.B.K) Blume. Martha Vergara S. ....................... 365

V. Transferencia de tecnología y toma de decisión

L a generación y transferencia de tecnologia en los sistemas agrícolas tradicionales y modernos


en México. Serafin Mendoza M., Angel Ramos S. ....................... 375

Perspectivas en la investigación con la participacich de pequeños productores. José Aguirre


G.,Juan Quijano C.,Everardo Villarreal ....................... 381

EI enfoque “sistemasde producción “jente a las realidadesdel desarrollo: la experiencia del


proyecto DIMAC en México. Bertrand Sallée, Benoît Goud ....................... 387

Investigación-desarrollo: una opción metodológica para concretar el desarrollo rural en la


región de Ttapacoyan, Veracruz. Victoria Planas F.,Luis Lara, Bertrand Sallée ....................... 395

Producción de semillas cert8cadas de maíz a través de microempresas,sistema estratégico de


abastecimiento para México. Alejandro Espinoza C., Juan José Castellón G.,José Cortés F.,
Antonio Turrent E ....................... 401

Metodología para el estudio de los sistemas de producción pecuaria utilizada por el Centro de
Investigación,Enseñanza y Extensión en Ganadería TropicaL Andrés Aluja S ....................... 405

Investigación sobre la organización de las actividades ganaderas, algunos resultados


metodológicos. Jean-Philippe Choisis, E Vallerand, E Casabianca, P.M.
Santucci ....................... 411

Desarrollo de tecnologia en sistemas de producción agropecuarios. Homero Salinas G.,G.


Hoyos, J. Espinoza, M.Martínez, A. Guerrero, A. Falcón, R. Flores, E Echavarría ....................... 419

Estudio de Ia ganadería bovina con un enfoque de Investigación-DesarrolloFormación en


cooperación realizado en el Estado de Colima,México. Philippe Lhoste, Jean-PhilippeChoisis,
Norma Cervantes ....................... 429

Gestion de l’entrepriseagricole et instrumentation.Evolution des recherches menées à Grignon.


Jean-Marie Attonaty ....................... 437
VL Organización de Programas de investigación, docencia y capacitación en sistemas de
produccibn

Del concepto a los métodos. Ilustraciones en base a experiencias en Costa de Marfil y en


México. Jean-Philippe Colin ....................... 445

Sistemas agrarios en el Perú. Efraín Malpartida I., Juan Daniel Calagua Ch. ....................... 451

¿Se podrá desmantelar la torre de Babel? Radiografia de un proyecto de investigación


interdisciplinario e interinstitucional.Maria de Jesús Santiago C.,Jean-Philippe Colin ....................... 457

EI rescate de los sistemas de conocimientoagropecuario local en el marco de la investigación


de sistemas agropecuarios: una experiencia venezolana. Consuelo Quiroz ....................... 461

L a educación agropecuaria y el uso del método de sistemas de producción: el caso de la


escuela técnica campesina de Matagalpa. Nicaragua. Jaime Morales H. ....................... 471

Enseñanza de los sistemas de producción agricola, pecuario y forestal de México, Casos de


ingeniería agrícola,FES-Cuautitlán,UNAM y KBA-CUIDA,Universidad de Colima. Ruben
Bayard0 P. ....................... 475

Análisis regional de sistemas de producción y quehacer universitario desde una perspectiva de


investigacidn-desarrollo.Límites y perspectivas. Pablo Muench, Hermilio Navarro, Carlos
Solano, Samuel Flores, Gabriel Narváez, Efraín Paredes ....................... 481

Agronomia, sistema de producción, investigaciónTformación:reflexiones de dos agrónomos


j-ancesesa partir de experiencias peruanas y bolivianas. Nicolas Germain, Dominique Hervé ....................... 489

Lista de siglas ....................... 493


Prólogo’

El enfoque “sistemade producción” se ha desarrollado ampliamente desde hace más de diez años,en México y en
Mesoamérica en general. Se ha utilizadoen disciplinasy contextosinstitucionalesdiversos,pero este enfoque exige
una reflexión sobre su estatuto científico,la finalidad de las investigacionesdesarrolladas en este marco,su interés y
sus límites;es decir.
¿Es el enfoque “sistemas de producción” mono o pluridisciplinario? ¿Cómo se ubica en disciplinas como la
agronomía,la economía,la geografia,etc.? jCÚal es la meta de las investigaciones,desde la investigaciónfundamen-
talsinfinalidad de acción,hasta la investigación-desarrolloo el “Farming System Research? Aclarar talespreguntas
podría reducirlosproblemas de comunicaciónentre investigadoresque trabajandesde diversosenfoquesdisciplinarios
o dentro de una misma disciplina,pero con objetivosy métodos diferentes.
Con la organización del coloquio “Sistemas de producción y Desarrolloagrícola”,del 22 al 26 dejunio de 1992,
por el Centro de Estudios del Desarrollo Rural del Colegio de Postgraduadosen Ciencias Agrícolas de Montecillo,y
la Unidad de Investigación “Dinámica de los sistemas de producción” del ORSTOM (InstitutFrançais de Recherche
Scientifique pour le Développement en Coopération), sebuscaba aportar algunoselementos que permitieran contestar
esas preguntas. Ademas de relacionar investigadores trabajando en México y en otros países de Mesoamérica y
Sudamérica,se propuso fundamentaruna reflexióncon losdos objetivossiguientes:(a) la realizaciónde uiia exploración
metodológica para aclarar el estatuto científico y operativo del enfoque “sistema de producción”con la finalidad de
facilitar el diálogo entre disciplinas,entre investigación fundamentale investigación aplicada,entre investigadoresy
actores del desarrollo;y (b) una evaluación del interés y de los límites del enfoque “sistema de producción”,en
términos de conocimiento de las actividades agrícolasy/o de acción (proyéctosde desarrollo,ayuda a la decisión en
política económica) así como de gestión de recursos naturales a escala regional.
La presente obra refleja la diversidad de los enfoques,en términos de sistemas,y de las experencias presentadas.
La variedad de los haamentos metodológicosy de lasfinalidadesde las investigacionesque interesande una manera
u otra a los sistemas :grícolas, deberá contribuir a poner un termino a la ilusoria búsqueda de una metodología
normativa única.El escollo del debate terminológico fue evitado durante el coloquio,lo que, tal vez. constituyó el
reconocimiento de la idea según la cual los enfoques,en términos de sistemas agrícolas,solamente son herramientas
que contribuyen a comprendery/otransformar al mundo rural,y que estos instrumentosno tienen que ser una “llave
maestra” estandarizada,de uso y finalidad universales.
Más allá de la diversidad de lostextosaquí presentados,existenciertos elementoscomunes,como la realizaciónde
un trabajo de campo que permita una mejor comprensióndel quehacer de los productores y el reconocimiento de la
necesidad de trascenderlo meramente técnico,mediante una concepciónabiertaquepermita incluir,en el entendimiento
del contextode laproducción agropecuaria,aspectostalescomo los mercadosnacionalesy internacionales,lasrelaciones
con los fenómenosde urbanización,el contexto sociopoliticoo las instanciasorganizativas de la sociedad rural.
La diversidad disciplinaria y la complementareidad de los enfoques evidenciaron la necesidad de realizar
investigacionesinterdisciplinarias.El punto débil de esta propuesta es que siguen existiendo graves deficienciaspara
definir cómo, en el fenómeno estudiado, se relacionan procesos de distintos niveles y la manera en que estas
interrelacionesdeben ser examinadas por las distintas disciplinas.
Otra preocupación que apareció con frecuenciaviene de la aparente contradicción entre la comprensiónprofunda
del fenómenoversus la representatividad estadística del mismo. Al respeto,parece existir un consenso que considera
preferible y necesario realizar estudios cualitativos,basados en muestreos de juicio para estudios de caso,como paso
previo a la realizaciónde encuestas ampliasconpretensionesde representatividadestadística,que en muchas ocasiones
no rebasan el marco descriptivo o la producción de correlaciones y, en consecuencia,tienen limitadas capacidades
explicativas.
Sereconoció como una problemáticade particularrelevanciabuscar el entendimientode la racionalidaddel productor
y en particular del campesino que maneja sistemascomplejos.E n este sentido,se destaca la importanciade reconstruir
el proceso y los criterios con los cuales el productor toma sus decisiones.Estos criteriosde gestión parecen ser más
importantesque la identificaciónde los “objetivos del productor”.Asimismo,se subrayó la importancia de cotejar el
discurso del productor sobre el manejo técnico y económico de sus recursos,con la observación sistemática de sus
prácticas,ya que pueden existir discrepancias entre lo “dicho” y lo “hecho”.
Con la inclusión,en varios trabajos,de las dimensiones “tiempo” y “espacio”, se le ha dado importancia a los
estudios históricosy geográfícos.Esto ha incorporadootro punto de incertidumbreen los estudios interdisciplinarios,
referente a los cambios de escala: lo que parece relevante a nivel de la parcela, dentro de un ciclo agrícola,pierde
importancia a nivel regional o en una perspectiva histórica. ¿Cómo se refleja e incide en términos estructuranteslo
histórico en lo actual y de qué manera lo micro seve reflejadoen lo macro y viceversa? Se sugirió que este problema
no puede ser resuelto mediante un procebmiento lineal de investigación,sino que se deben realizar aproximaciones
sucesivas,mediante un proceso iterativo.
Se consideró interesante el desarrollo de nuevos instrumentos que permitan un mejor desempeño, tanto de los
investigadorescomo de los productores,tales como la implementaciónde redesde comunicación entre investigadores
y el desarrollo de sistemasexpertos.La modelización se ve como un instrumento Útil de simulacióny de diálogo con
los productores,la cual podría llegar a ser una ayuda interesantepara la toma de decisiones.
Una pregunta importante se planteó como tema recurrente durante el coloquio,sin que una respuesta fuera dada:
LCÚales son las competencias requeridas para las investigaciones sobre los sistemasagropecuarios?¿Necesitan estas
investigacionesnuevos perfiles de investigadores,de alguna forma especialistas del enfoque global y sistémico de las
prácticas agropecuarias,es decir,un generalistacapazde manejar varios campos disciplinarios(un “agroeconomista”,
por ejemplo)? ¿O necesitan más bien una cooperación estrecha entre investigadores especializados en disciplinas
particulares (un agrónomo y un economista,para retomar el ejemplo precedente)? El sistema de producción sería,
entonces,como “crucero disciplinario”donde se podrían articular varias disciplinas.
Si escogemos la primera opción,sevuelve real el riesgo del “todologo”cuando el investigador cede a la tentación
de la “superación disciplinaria” sin tener una cultura científica suficiente en los campos disciplinarios exploradosy
sin explicitar la coherencia metodológica de esa superación;“ (..) cross-fertilization might easily result in cross-
sterelization” recordabaSchumpeterhaceya varias décadas2.Elegir lasvariablesexplicativasen un campodisciplinario
no dominado puede conducir a confundirse;basta recordar,en el análisisdel cambiotécnico,las explicaciones seudo-
antropológicasen términos de “tradicionalismo”que dieron hasta recientemente algunos agrónomoso economistas.
E n cuanto a la segunda opción,surgen problemas relacionados con la interdisciplinareidad.Como lo escribe R.
Larrère, ‘Zosproblemas generalmente mencionados al respecto son: la divergencia de los puntos de vista sobre la
dejìnición del objeto cientgco;la di$cultad de delimitar una escala geograjìca que sea,para todas las disciplinas
relacionadas,un nivelpertinente de análisisy de observación;la dijìcultad de superar la vinculaciónde losprocesos
biológicos o sociales que se desarrollan sobre pasos de tiempos diferentes; por jîn, las diferencias de rridioina~r’3
.
Surge,así,de nuevo el problema de la confrontaciónde “mapas cognoscitivos”si uno entiendecon eso el hecho que
una práctica disciplinariase define primeramente por un enfoque específico sobre un campo de investigación,este
enfoque será basado en un juego de conceptos,de postulados fundamentales, en un nivel de análisis (espacial y
temporal), en una clasificación de entidades observables,en métodos de investigación,en una lógicade la demostración
(Petrie, 197fj4).
D e hecho,¿Tienen que ser similareslosperfiles de competencia,según que el profesionistase dedica principalmente
a la investigacióno a la acción (actores del desarrollo)? ¿Nohay más necesidad de generalistasen el segundocaso? No
se pudo contestar de manera consensual a todas estas preguntas.
A pesar de sus logros,no podemos considerar que se cumplieron todas las metas del Coloquio de Texcoco.En
primer lugar,insistimos más sobre el análisis de los sistemas agropecuarios que sobre el desarrollo rural,incluso en
las ponencias que presentaronexperiencias de investigación-desarrollo.Queda,entonces,el hiato entre los anilisisde
sistemasy su impacto real en cuanto al desarrollo (cuando tal es su meta explícita). En segundo lugar -yeste punto se
relaciona con el primero-no siempre se evitó el riesgo de caer en la retórica.Parece que a menudo se propusieron
recetas sencillasque supuestamente iban a resolver los problemaso parte de los problemas del mundo rural.Eso hace
resaltar todavía más la carencia en la presentación de los resultados concretosregistradosen términos de desarrollo.
E n resumen,los límites de los enfoques sistémicos no han sido claramente evocados,sino todo lo contrario de lo que
se planteaba como uno de los objetivos del coloquio.
Se mencionaron duranteelcoloquio diversasorientacionesde investigaciónsusceptiblesde desarrollarse o reforzarse:
* La toma en cuenta,cada vez más indispensablepara la comprensiónde la dinámicade los sistemasagropecuarios;
(a) las relaciones entre las ciudadesy el campo,de la migración y de la pluriactividad;(b )del impacto de las
políticas agrícolas,de los programas de ajuste estructural,de la apertura comercial de las fronteras,de las
-
relaciones micro-macroen general elementos que llevan a un cambio drástico de la situaciónsocio-económica
de los productores y a un aumento del grado de incertidumbre de este medio englobante.
* El aumento del nivel de incertidumbre al cual se enfrentan los productorespodría llevar a una definición nueva
de las herramientas de análisis usadas hasta la fecha: ¿Cómo definir y delimitar las estrategias de los actores
económicos cuando predomina una gestión coyuntural?
* L a sustentabilidad de los sistemasagropecuarios es un tema actual pero falta a menudo traducirlo en proyectos
de investigación coherentes y rigurosos.
* Por último, a pesar de que no se discutió en el coloquio, nos parece que hace falta una reflexión ética sobre la
investigación-desarrollo.El enfoque funcionalista-sistemicotiendea borrar los intereses involucradosy a buscar
una mecánica balanceada allí donde se expresan relaciones de poder, de fuerza.
Se vuelve una prioridad ontológicaque los investigadorestraten de explicitarlos sistemasde valores que transmiten
por su actividad en cuanto tengan la pretensión de contribuir a cambiar el mundo rural.No olvidemos que casi en todo
cambio hay quienes salen ganadores, pero los hay también que salen perdedores dentro o fuera del mundo rural;
decidir (por lo menos implícitamente)quién debe perder y quién debe ganar,tiene que ver no con la ciencia,sino con
la política y la ideología.
La presente obra se estructuró en seis partes: En la primera, Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy
desarrollo agricola,se propone una “contextualización” de las investigaciones-sistemaen la agriculturay la ganadería,
con la presentación de puntos de vista que enfatizanla diversidad de esos enfoques,en plan de perspectivasdisciplinarias
y de finalidad de ia investigación.E n la segunda parte, Los sistemas de producción en el espacio, la historia y la
sociedad, se tratan de investigaciones para el conocimiento, más que para la intervención, ubicando los sistemas
agropecuarios en una perspectiva espacial (a nivel de la región o del terruño) y temporal (en una perspectiva histórica
o por lo menos diacrónica). Esas investigaciones enfocan el análisis en la red de relaciones sociales, políticas, y
económicas que influyen y estructuran la producción agropecuaria;en esos textos,el aspecto técnico no siempre falta,
pero nunca da paso a la investigación.La tercera parte del libro, Sistema de producción y unidad de producción,
presenta ponencias que tratan de investigación cognoscitiva o de la fase de diagnóstico de la investigación desarrollo,
centradas en la unidad de producción en una perspectiva estructural y/o en términos de funcionamiento;sobresale el
tema de la construcción de tipologías.E n las ponencias de las dos partes ulteriores, los autores se interesan en el
proceso de manejo técnico de la producción, en una perspectiva de conocimiento De la parcela al agrosistema: -
-
gestión de los recursos naturales,conocimientos campesinos,y prácticas técnicas o en una perspectiva de desarrollo
- Transferencia de tecnologiay toma de decisión. La Última parte, OTanización de programas de investigación,
docencia y capacitación en sistemas de producción, trata tanto de la organización de programas de investigación
como de la formacióri de recursos humanos.

Jean Philippe Colin


Hermilio Navarro
Pierre Milleville

Ese texZo retama en parte las conclusiones del grupo de síntesis del coloquio, integrado por J.-Ph.Colin, J.-M.Gastellu, Ph. Lhoste, P.Milleville,P.
Muench, H.Navarro y R.M .Parra.
* J. Schumpeter, 1986 (first 1954), HisforyofEconomrc Analysts.N e w York, Oxford University Press, 1260 p.
’ Sciences sociales et sciences de la nature: la pluridisciplinaritb,entre la synthèse et le conmerce des idées, en Pour une agriculture diversifiee,M .
Jollivet ed., 1988, Paris, L‘Harmattan, pp. 289-298.
Petrie H.,1976,Do You See What I See? The Epistemology of InterdisciplinaryInquiry,JournalofAesthetrc Education 10(1):29-43.
MAPA DE LOCALIZACION DE LOS ESTUDIOS DE CASOS REALIZADOS EN LA REPUBLICA MEXICANA

Lista de los autores de estudios de casos ubicados en el mapa


l- Ahtja A.
2- Arreola M.
3- Banzo M.
4- Barragán E.
5- Barthas B.
6- Cambrezy L.
7- Cano M.
8- Calderón A.
9- Choisis J. Ph.
lo- Cholett D.
ll- Colin J-Ph.
12- Cruz A.
13- Dubois J.P.
14- Espinoza A.
lS- Galicia S.
16- González A.
17- Hernández A.
18- Hoffmann 0.
19- Katz E.
20- Leonard E.
21- Lhoste Ph.
22- Luna C.
23- Marcha1 J.Y.
24- Mollard E.
2.5 Muench P.
26- Navarro H.
27- Olguín C.
28- Parra M.
29- Pépin Lehalleur M.
30- Planas V
31- Poilly C.
32- Romero T.
33- Salinas H. 0 ,,a Kml
34- Sallée B. I I
3.5 Vergara M.
B I E N V E N I D A AL COLOQUIO
Por Tomás Martínez Saldaña, Director del CEDERU

Quiero dar la bienvenida a todos los académicos aquí presentes rindiendo un homenaje al Dr.Paul Kirkoff,
acuñador del concepto Mesoamerica.Académico nacionalizado mexicano que se interesópor la agricultura de una
manera tan dedicada que nos heredó una región de estudio.Asimismo no puedo olvidar al Dr.Angel Palerm Vich,
quien se consagró al estudio de la agriculturade Mesoamerica y al Dr.Efraím Hernández Xolocotzi,quien dedicó su
vida al estudio de la herencia agrícola Mesoaniericana.A ellos sea dedicada estas labores académicas que hoy se
inician.
En esta oportunidad permítaseme introducir al tema con una serie de reflexiones sobre la agricultura,sobre los
sistemas agrícolas mesoamericanos, porque al tratar de valorar la agriculturaniesoamericanaen el contextode este
coloquio,lo que estamos valorando de hecho son losvalores campesinosy la tradiciónagraria mexicana que residen
en lasétniasy en los campesinosde todo el país. Una reflexióncientíficaes válida y útil para hacer entender que las
prácticas agrícolas no se miden tan sólo por su producto mercantil,también se miden por los efectos en el medio
ambiente,en el contexto culturalque creany en la eficaciay eficienciadel aprovechamientode los recursosnaturales.
La escuela formadapor el Dr.Hernandez X.ha seguido la enseñanza anteriory se la ha continuado en el ambito del
Colegiobuscándolesu contenidonietodológicouniversal.Los principiosbásicos en losque sebasa esta escuela pueden
ser sintetizadosde la siguienteforma:

EI carácter evolutivo de la agricultura tradicional.

La praxis de la agriculturaen México no puede entenderse si no se la enmarca dentro de la concepciónevolutiva y


adaptativa de la sociedad en un proceso de búsqueda de una adaptación ideal para la producción,en este contesto a
mayor Cxito mayor seguridaden el camino del progreso,del desarrollodiríamos hoy.Así, la enseñanza de la nueva
agricultura,de la agroutopia requiere el que se conlyeiietre del análisis socioeconómicoya que la praxis agricola,
encajada no sólo en la búsqueda de la ganancia sino en la conservación del medio,la realización del hombre aparece
como una corrientede pensamiento que se opone al conceptode desarrollogenerado por la economía clásica

El cáracter histórico de la agricultura mesoamericana

La investigacióncientifica .ladocencia y la pram de la agriculturatradicionalrequieren de una ubicación histórica


donde se vea que en Mexico losideólogos de la Revolución oficiales no han sintetizadola vía campesinaal desarrollo,
que recogio la opción del cambio vía la agricultura,y que Cárdenas iinplementacomo política;pero después se utiliza
tan sólo como retorica demagógica y quiza ideológica.Además hay que recordar que la praxis campesina no ha
corrido paralela a la dinimica oficial: por una parte desde la época revolucionaria se recampesinizo el agro vía la
regeneracióny reconstrucción de estructurasagrarias como el ejido y la pequeña propiedad y de sistemasagrícolas
creados,copiados,inventadosen la marcha por miles IJ miles de campesinosy productores.D e esta manera se generó
una diferenciacióninfinitaen el agro con productores de toda indole,herederos de las haciendas,de los rancherosy de
lospequeñospropietarios,así como campesinosminifundistas,ejidatarios. indígenas,criollos.mestizos.Esta hazaña
queda fuera de la historia,todavía está en marcha,no ha sido registrada. pero allí está presente.
Esa dinámicaes la heredera Únicay universal de la tradición agrícolamilenaria,evolutiva,que puede serentendida
en una visión adaptativamultilineal del mundo y del espíritu creativo del hombreagrícola.Esta capacidad de adaptación
permitió a muchos académicospensar en un destino agrícola para el Mexico del futuro (1).

L a agricultura mesoamericana y sus opciones de cambio

En la búsqueda del cambio necesario en la enseñanza agrícola hay que señalar que la técnica,el conocimiento
científicodebe quedar subordinadoal desarrollorural,que no se obtiene tan sólo con un simple cambio técnico ni con
el canibio político per se. se requiere promocionar la agricultura hacia el mercado simétrico y manejado por los
intereses de los productores y campesinos.y con este,a la creación de la industria subordinada a los intereses de la
agriculturay artesania.Con lo que conviene señalarque los campesinosson pluriproductorescuya especializaciónes
agricola.
L a industria socializada y subordinada a los intereses de los sistemas agrícolas y la agricultura planificada a
niveles localesy regionalescon una simetríaen la relación comercialde mercado,formarían los pilares de los programas
de desarrollo a nivel nacional. Esta utopia de la agricultura tiene que indicar la manera de evitar el cargar los costos
sociales del desarrollo industrial en la población campesina.Los grandes cambios que se esperan en la agricultura
nacen del trabajo pequeÍí0 anónimo y global donde la educación,la organizaciónpara el trabajo.la tecnologíaadecuada.
mejora de los sistemas de mercadeo, el control social de precios y de intercambio serían los instrumentos de esta
utopía. Además, la sola organización oficial de la producción agrícola y su apoyo financiero no lleva al desarrollo
general de la economía, hay que buscar la conformación de la agricultura en manos de los productores con base en
economías de escala coordinados, promovidos o defendidos en primera instancia por los productores, y en ultima
instancia, por el Estado.
E n otras palabras, se busca aprovechar los recursos básicos: la organización que proviene de la tradición agraria
mexicana, comunal, ejidal o privada como un valor social prexistente y la base técnica como un valor occidental
ailadido.El desarrollo agrícola y rural implica una base tecnológica y una relación integral y simétrica a la industria
(2).
Esta perspectiva y preferencia esth basada en la línea de interpretaciónde la historia que cree que los pueblos
pueden escoger el camino que los conducirá hacia el desarrollo, lo que significa el abandono del evolucionismo
unilineal prevaleciente en las teorías del desarrollo económico.Este evolucionismo agrario mexicano concluye que los
campesinos no son la opción Única, pero que son una opción, ni tampoco tienen el destino en sus manos pero que
pueden encaminarse a un camino alternativo de desarrollo . El avance del capitalismo industrial en México es clave
para este proceso,y ha marcado una ruta, pero ésta puede ser mejorada,corregida por el campesinado,basado en el
hecho de su peso numérico de su carga histórica y de suopción económica.Las organizaciones campesinas,la tecnología
tradicional,la cultura campesina son valores que sirven para reconstruir una sociedad más justa.
E n el estudio de la agricultura hay que incluir esquemas donde quepa la particular hostilidad de los campesinos
hacia la centralizaciónestatal y hacia la burocratización,pero al mismo tiempo la reverenciay respeto que los mismos
campesinos generan hacia los símbolosde autoridad.Por esta razón es crucial para el desarrollo rural ubicar al Estado
y a los aparatos estatales así como su burocracia,ya que una interpretación falsa en cualquier sentido dará al traste con
los trabajos de desarrollo emprendidos con la mejor voluntad, con la técnica más adecuada y con las más sanas
intenciones.
El trabajo con campesinos, en cualquiera de sus formas, genera una mística, algunas veces socialista o quizá
anarquista o quizá pgpulista o al menos romántica.Basada en consideracioneshistóricas, éticas, sociales acerca de las
obligaciones de los académicos,de los intelectuales y técnicos en un mundo opresivo y cambiante así, se incluye la
visión revolucionariadel profesionista y del técnico como fuerza purificadora de la acción revolucionariaque incluye
una visión teórica y racionalista y libertaria del cambio social.
Es por eso que hay que advertir que el pensamiento agrario campesinista,en México, en sus diversas facetas
constituyó una reacción muy característicaal capitalismo ramplón y elemental de los especuladoresy comerciantesy
una respuesta original al socialismo en un país campesino lleno de diferencias regionalesy en un estadio desigual de
desarrollo capitalista. México se constituye asi, es una variante particular de un patrón ideológico, que surgido en
diversas sociedades atrasadas en períodos de transición refleja la posición de clase Característica del campesinado.
Esto no quiere decir, por supuesto, que el agrarismo campesinista haya sido una expresión directa de la ideología
campesina,por el contrario,fue fundamentalmenteuna ideología formuladapor un grupo de intelectualesubicados en
las estructuras docentes de las escuelas de agriculturay en las filas de la burocracia y en altos puestos gubernamentales,
quienes han disfrutado de una autoridad social en su medio y han jugado un rol importante en la vida nacional en
ausencia de una estructura de intelectuales.dela burguesia urbana o agraria.
En este contexto quiero ubicar la discusión académica a realizar en este evento, la indagación de Mesoamérica,la
ubicación de los sistemas agrícolas y su aporte al desarrollo espero que sean los pilares del aporte científico y sistemático
de los aquí reunidos. EI Colegio de Postgraduados y el Centro de Estudios del Desarrollo Rural recogeremos con
detenimiento la información aquí vertida para enriquecer nuestro acervo académico y para universalizar nuestra
experiencia docente y etnográfka.

NOTAS

1. EI populismo agrario es un estanco del populismo en general que como doctrina social se adhiere al socialismo que
analiza el papel de los campesinosen los procesos de cambio de una sociedad.Centra al campesino como sujeto y
objeto del desarrollo en un contexto histórico dado.Señala el cambio en términos evolutivos,evolución que puede
tomar formas diferentes a las existentesen el mundo dominado por el capital y la industria.El populismo agrario
representa una corriente de pensamiento que interpreta el desarrollo de la sociedad agraria preindustrial o
precapitalista con la opción de escoger la meta de llegada.Elabora una teoría del cambio social no capitalista ni
industrializante , la que da por supuesto que se puede evitar el pasar por el capitalismo y llegar a un estadio
superior,ya que creen en diversos caminos para Ia sociedad,enfatizando el rol del campesinado en el desarrollo
social así como su papel definitivo en la revolución. Teoría sustentada por la inteligencia, intelectualesseparados
de los campesinospor cuna,origen socialy cultural cuya característicacomún ha sido un conocimiento profundo de
la realidad rural y de las teorías del cambio y desarrollo.El populismo agrario iría surgiendo como una reacción
académica ante la penetración del capital en las sociedadesagrarias e intentabaofrecer una respuesta evolutiva a
través de un camino diferenteal unilinealismo del desarrollo capitalistaeuropeo basado en la tecnología industrial
monopólica y a través de la propiedad privada.
2. Los populistas aclararon la relación entre la sociedadagrariay la industria,y señalaron los valores que deberían de
prevalecer en estas relaciones.E n la conformación de la industria nacional veían la necesidad de hacerlo a través de
la centralización del estado en empresas estatales,diriamos hoy,que dieran trabajo a campesinos en el invierno y
que permitieran intercambiode productosagrícolas .Esta empresasirían acompañadasde una política de autoabasto
y producción para la exportación.Veían que la tecnologíaexistenteen lasempresasprivadas podía ser aprovechada,
ya que la tecnología era considerada como la única opción de desarrollo de la comuna en una política económica
socialista.
I. Enfoques de sistemas,perspectivas
disciplinarias y desarrollo agrícola
“SE CON QUIEN ESTOY EN DESACUERDO PERO SIGO BUSCANDO A QUIEN ESTE
DE ACUERDO CONMIGO” REFLEXIONES SOBRE LA DIVERSIDAD DE LOS
ESTUDIOS SISTEMICOS DEL MEDIO RURAL

Didier PPLLOT
GRET (Francia)

RESUMEN Los estudios del medio rural,en terminos de sistema,


experimentaron en el transcurso de los años 1980 un
Los enfoques sistémicosde las realidades agrarias han co- reconocimientoimportante.Los trabajosse multiplicaron
nocido desde hace 15 años un importantedesarrollo,para pro- tanto en los medios científicos,en donde se anteponía el
ducir conocimientossobre los modos de aprovechamiento del
medio que utilizan las sociedades ruralesy para orientar ac-
carácterpluridisciplinariode tales investigaciones,como
ciones que contemplan la transformaciónde los mismos mo- dentro del marco de ciertas accionesde desarrollo,donde
dos.Una revisión rápida de esos trabajosmuestra que la opo- se postulaba que las inovaciones técnicas o sociales no
sición,a menudo presentada,entre un enfoque ccanglófono>>y podían ser promovidas“del exterior”sinuna comprensión
uno ccfiancófonon constituye un obstáculo para el análisis de previa de los comportamientos de los productores.Esta
esta diversidad,porque ella misma oculta la fuerte variabili- multiplicación intervino paralelamente en los medios
dad interna de cada uno de ellos. francófonosy anglófonosconpoca fecundaciónrecíproca,
Los conceptos utilizados,así conio las escalas de aplica- casi siempre en competencia.
ción de esas investigaciones (delsistema planta al sistema Cropping systems,Farming systems o Agricultural
mundo) encuentran equivalentesaceptables en los dos idiomas.
En consecuencia,parece preferible distinguir los enfoques
systemsResearch para los anglosajones,Recherches sur
primero por lasfinalidadesque los orientan,después por las les systèmes de production,les systèmesde culture,les
bases teóricas en que se sustentan y finalntente,por los méto- systèmes agraires,Recherches-système,Recherche-
dos que utilizan. dkveloppement para los francófonos, todos estos
El exánten de lasfinalidadesremite generalmente a los ob- calificativos,cuya lista no es exhaustiva,fueronutilizados
jetivos institucionales que definen los enfoques.Los Centros para caracterizar estos estudios.
Internacionales de Investigación Agronómica,las institucio- E n losEstados Unidos la apelacióngenéricade Farm-
nes nacionales de investigación (delSur y del Norte), las Uni- ingSystemsResearchseimpuso rápidamentepara califcar
versidades,las empresas de estudios,paraestatalesy enfin las
el conjunto de estos trabajos, utilizando con esto, de
organizacionesno-gubernamentales(ONG)se encuentran bajo
marcos de finalidadesdiferentes,los cuales determinan direc-
-
manera abusiva,un concepto preciso elfarnring system
tamente la naturaleza de sus investigacionessobre los sistemas - para designar una gama de trabajos que en realidad es
agrícolas.Las bases teóricas de esos tra~bajos, a menudò más muy variada.
implícitas que explicitas,son evidentementefunción en primer E n Francia no se impuso una apelación genérica
lugar de las escalas de aplicación y de las perspectivas disci- semejante,y en lo personal hablaré de recherchessur les
plinarias desde las cuales los sistenras son considerados.Sin systèmes agricoles (investigaciones sobre los sistemas
embargo,para una misma escala y una misma disciplina,di- agrícolas), este último concepto m e parece más amplio y
chas bases permiten confrontar los enfoques que consideran desligado de cualquier referencia a una escala particular
que lasprricticas de los productores son intensamentedeternri- de análisis.
nadas por el medio fisicoy socio-económicoen el que se en-
cuentran inmersos,y aquellos que los considerancomo unpro-
E n nuestros días el entusiasmo sin duda un poco
ducto de Ia cultura social o del nivel de conocimiento de los excesivo y en parte ideológico que había suscitado el
actores involucrados. desarrollo de estos estudios, se apaciguó. Dentro de las
La diversidad de los métodos utilizados aparece entonces institucionescientíficas agronómicas existen voces que,
sobretodo como la resultante de la diversidad de lasfinalida- por el contrario,denuncian actualmente el carácter
desy de las bases teóricas. “blando” de estos trabajos,poníendolos en oposición a
Las clasificacionesson indispensablespara permitir Ia con- aquellosque son niás prestigiososy que se desprendende
frontación de los enfoques cientijîcos.Existe a la vez,necesi- las ciencias “exactas” como la biología molecular.E n el
dad de discutir los métodos al interior de cada uno de los gru- seno de los medios del desarrollose subraya en particular
pos ccfinalidadedbasesteóricas))identificados;pero también
entre grupos, en los cuales lafinalidad es diferente.En parti-
el carácter dificilmenteoperativo de estasinvestigaciones
cular,se justi$ca avanzar primero en el conocimiento de las que parecen aportar más preguntas que respuestasdentro
relaciones episteniológicas entre las disciylinas de base,en se- de una perspectiva de acción.
gundo térmrro en las investigacionesde sistemas ((paracono- E n estas condiciones,parece importante esclarecer la
cer)) y finalntente,en la investigación-acción. diversidad que existe dentro del conjunto de trabajos que

21
se valen de este estudio.Esta diversidadpuede analizarse considerar los problemas de reproducción se arraigaban
tanto desde el punto de vista de los objetivos de la en una visión marxista de la economía.
investigación,como del cuestionamiento científico o de A partir del momento en que,hacia finalesde losafios
los métodos que se practican. La historia explica el 1960,estos Últimos fueron retomados por muchos
presente, nos proponemos, entonces , investigar las economistas y sociólogos que supieron integrar sus
grandes filiaciones científicas de que pueden valerse los experiencias, la antropología económica contribuyó
trabajos actuales,antes de intentar una presentación de grandemente a enriquecer los trabajos localistas de los
las grandes categorías que nos parecen distinguirse en geógrdos.
nuestros días.
La contribución de los economistas
Esta irrupción de los economistas rurales en las
LA GENESIS DE UNA CORRIENTE DE investigacioneslocalistas marcaba para sudisciplinauna
INVESTIGACION DIVERSIFICADA ruptura importante, teórica y a la vez metodológica :
rechazo de las teorías neoclásicas que rápidamente se
Las investigaciones sobre los sistemas agrícolas se revelaban totalmente insuficientes para explicar el
organizaron en Francia y en los Estados Unidos a partir comportamientode los productores ; interés llevadoa los
de los ailos 1970 apoyándoseen filiacionessensiblemente fenómenosno cuantificables,y con esto,toma de distancia
diferentes. con los trabajos de orientación econométrica que
desarrollaban en la misma época algunos de sus colegas.
La participación de economistas rurales permitió, ante
En el Mundo Francófono todo, a las investigaciones localistas el salir de la
acumulación paciente y minuciosa de los hechos
Del lado de la Investigación observados.En cuantoel empirismo,mostró sufecundidad
y sus límites, se reexaminaron los conocimientos
La geogra$a y la antropología económica, disciplinas acumulados para obteneruna valorización teórica y con-
pioneras ceptual.
Desde los aiios 1960 se desarrollaron en Francia Esto conduce primeramente a diversificar las
trabajos que buscaban describir la utilización que un investigaciones localistas que,a partir de allí,adoptaron
cierto número de sociedades rurales africanas hacían elementos más o menos abundantes de la teoría marxista
de su espacio, a escala muy local. Fueron los “estudios (perspectiva dinámica, consideración de las relaciones
de tierras”,dirigidos en particular por el ORSTOM en producción e intercambio), comúnmente aceptando, al
Africa, siendo sus principales portadores los geógrafos mismo tiempo, elementos significativos de la teoría
tropicales despues de P. Pelissier y G. Sautter. neoclásica (asignación de recursos productivosy cálculo
Paralelamente una corriente neomarxista en etnología económico,en especial : Colin y Losh, 1992).
favorecía el desarrollo de investigaciones donde la Los trabajos de estas diferentes disciplinasalrededor
cultura de sociedades tropicales era comprendida en de un objeto común de investigaciónhicieron progresar,
función a sus bases materiales. Este desarrollo de la además, las reflexiones epistemológicas sobre la
antropología económica participó así fuertemente para pluridisciplinareidad,que estaba limitada a las ciencias
inducir un reconocimiento a la organización humanas.
productiva de las sociedades tropicales,en particular
africanas, como un objetivo de investigación en su Y los agrónomos...
totalidad. La contribución de los agrónomos en este tipo de
Cabe señalar que los geógrafos daban ‘relativamente investigacionesse realizó primeramente en relación con
poca importancia al hecho de hacer explícitas las bases las preocupaciones que estaban ligadas a la acción.Para
teóricas en las que ellos se apoyaban : En cambio, la la investigación agronómica,se trataba primero de ya no
referenciaa lo “local” era fuertementereivindicada como probar soluciones aisladas unas de otras,sino conjuntos
elementode identidad en el seno de una disciplina donde organizados de técnicas coherentes unas con otras,
las pequeñas escalas eran en general privilegiadas.Las poniendo particular atención al examen de las
bases teóricas de la antropologiaeconómica eran mucho interacciones.Una fracción (todavía muy minoritaria) de
más explícitas.El análisisde lacorrelaciónde distribución la Agronomía Tropicaldeslizó así ensayos simpleshacia
y de intercambio,el poner de manifiesto los conflictosde ensayos multifactorialesdel tipo “variedad + trabajo del
interés y de relaciones de poder,el descortezamiento de suelo + fertilización”.Posteriormente se interesaron en
laproduccióndel valory de su repartición,la identificación probar estas combinacionestécnicascon los agricultores,
de las dependencias y de las redistribucionessociales,el para adaptarlasmejor a suspropias imposiciones(unidades

22 Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrollo agricola


experimentalesdel Sine Saloum,a finalesde losaños 1960 -
No obstante,una fracción ciertamentemuy marginal,
en Senegal) descubriendo,en esta ocasión,la diversidad -
pero real de profesionalesdeldesarrollovinieron a poner
de situaciones socialesy económicas (la seguridad de la en tela dejuicio las fórmulas anterioresde “proyecto” en
tenenciade la tierra,losproblemas de tesorería,la división hnción a dosorientacionesquepueden seresquematizadas
familiar del trabajo...). de la siguiente manera :
Al mismo tiempo,la investigación agronómica hex- Lasprimeras,que atribuyendoel caráctertecnocrático
agonal era inducida a interesarseen las prácticas de los de éstos proyectosa su dimensión,contraponen a estos la
agricultores,tanto en las técnicas que ellos ponían en fórmula de “pequeños proyectos”, comúnmente
práctica (Sebillotte, 1974) como en sus decisiones establecidos y realizados con asociados no
económicas (Brossier y Petit, 1977). gubernamentales del Norte y del Sur. Al inicio de la
Esta evoluciónfue sancionadaen 1980por la creación extensiónde losproyectos“en labase”,“al ras del suelo”,
de un Departamento de investigaciones sobre los heron establecidos a escala de las comunidades locales,
“Sistemas Agrarios y el Desarrollo”(SAD)del INRA,lo que en general deseaban cambios progresivos, apoyados
que daba un primer reconocimiento oficial,en el seno de en técnicas “apropiadas” o “intermediarias” y donde la
un organismo de investigación agronómica, de la inserción de los técnicos en el medio había sido
legitimidad científicade un estudio pluridisciplinario del reivindicada como garantía del Cxito de los cambios
desarrollo. técnicos.
Hacia finales de los años 1970,bajo el impulso del Las segundas, seducidas por los resultados y los
tutelajepúblico,lostrabajosque integrabanlosagrónomos métodos de las investigaciones localistas anteriormente
de investigaciones localistas en ciencias humanas se mencionadas, atribuyen más directamente el fracaso de
multiplicaron. A principios de los afios 1980,su los proyectos de desarrollo a la inadaptación de las
reconocimiento institucional en los aparatos de técnicas que habían sido propuestasa losproductores.Se
investigación se generalizó con la creación de un afirmaba enfáticamente la lógica de los sistemas
Departamento de Sistemas Agrarios en el CIRAD y de tradicionales y la racionalidad de los campesinos ; se
departamentos pluridisciplinariosen ORSTOM. mostraba que las sociedades campesinas estaban en
perpetua transformación,y sepostulaba que ellas estaban
Del lado del Desarrollo listaspara apropiarsede toda innovación en la medida en
que ésta se adaptara al medio (en su doble diversidad
Aquí nos eximimos de una discusión sobre lo que se agroecológica y socioeconómica), y permitiera a los
entiende por Desarrollo. Nos conformaremos con productores satisfacer mejor sus propios objetivos
constatar que las intervenciones de los aparatos del microeconómicos.
Estado para mejorar la productividad de los factores de Esta corrientefue identificada,a principiosde los años
producción agrícola (esencialmenteproductividad de la 1980,como “Investigación Desarrollo”y hacía entonces
tierra mediante la utilización cada vez más frecuente de del diagnóstico -sistemico,pluridisciplinarioe histórico -
insumos y la utilización de variedades mejoradas, en una etapa esencialde los proyectos. Se unía en esto a los
ocasiones también la productividad del trabajo, científicos implicados en las investigaciones localistas,
mediante la mecanización por ejemplo) se tradujeron pero con una finalidaden principio fuertementeorientada
primero en intervenciones sectoriales. La inovación por la acción.
divulgada se limitaba comúnmente a una planta y a una Muchos investigadores se congratularon por esta
técnica de cultivo. Fue la era de los proyectos unión;m o s sepreocuparon,deseando,por razoneséticas,
“productividad’a los que hay que reconocerles una preservar la investigaciónde toda implicaciónoperacional.
cierta eficacia a partir del momento en que las Hay que subrayar que la Investigación Desarrollo se
condiciones de producción eran favorables : manejo situó en una mucho mejor convergencia con la
posible del agua, sistemas de financiamientoaccesibles, investigaciónlocalistaque en el senomismo del desarrollo,
funcionamiento correcto del abastecimientode insumos, con los partidarios del microproyecto. Más allá de las
posibilidades de comercialización, sistemas de precios críticascomunesde losproyectos tecnocráticosintegrados
atractivos... -aunquetan fáciles que perdían todo carácter federativo-
Sin embargo, cuando no se reunían todas estas estas dos corrientes del desarrollo se contraponían
condiciones favorables, lo cual sucedía con frecuencia, grandemente :las primeras sostenían que muchos de los
los proyectos en cuestiónterminabanfracasando.Invocar pequeños proyectos se apoyaban menos que losproyectos
latradicional “resistencia” del medlo rurala lapenetración productividad en un conocimiento real del medio.
de innovaciones técnicas o de organización fue entonces, Mientras que las segundas reprochaban a las primeras el
para muchos, el medio cómodo y mágico de hacer complacerse con la investigación,olvidando la finalidad
responsabledel fracaso a ese medio. operativa de sus intervenciones.

Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrolloagricola 23


Y Anglosajones... seponía interésen las regionescon potencial agronómico
muy débil.Algunos,la mayoría,fuertesde validación de
La historia del desarrollo de los estudios sistémicos lasvariedadesy de lastécnicasen parcelasexperimentales
en los Estados Unidos se distingue muy claramente de la de los “CIRA”se volvieron para acusar la divulgación
que acabamosde mencionaren relacióna Francia.Primero (“la extensión”) de la ineficacia).
porquela organizaciónde lainvestigacióny del desarrollo Sin embargo,algunos hombres influyentes,en espe-
alli es muy diferente: en lo que se refiere a Francia,la cial entre los economistas agrícolas (como Norman en
investigación tropical para o sobre el desarrollo se Nigeria a finalesde los años 1970), se cuestionabansobre
encuentra bajo el dominio de organismos especializados lapertinenciade lastécnicaspropuestasa losagricultores.
que cuentancon un mayor sostén estructural de parte del Norman demostró la superioridad de muchos sistemas
Estado. En cambio, en los Estados Unidos esa tradicionales,sobretodode cultivosasociados,en relación
investigación depende sobre todo de las universidades, con los modelos propuestos por la investigación a partir
incluso directamentede fundaciones privadas y funciona del momento en que se evaluaban en función de la
sobre una base esencialmente contractual. Bajo estas productividad del trabajo (por ejemplo) y no solamente
condiciones,lasuniversidadesamericanasno conocieron por el rendimiento por hectárea.
esa tradición de observaciónpaciente del campo,lo cual Collison, en el seno del programa Economía del
en Francia se arraigaba en el tiempo y en el campo y eran CIMMYT en Africa del Este, se preguntaba al mismo
características del surgimiento de la investigación tiempo sobre la diversidad de los funcionamientos
localista’ económicosde las explotacionesque él estudiaba y sobre
N o obstante debemos señalar una notable excepción : las consecuencias de esta diversidad sobre su capacidad
se trata de la antropologíaamericana comúnmente bien para aceptar las innovaciones propuestas por fa
arraigada en el tiempo sobre sus terrenos. Aunque no investigación.Rápidamentea estos economistasseunieron
habiendo conocido la fecundaciónque podía aportar una los agrónomos que, como Hildebrand en el ICTA,
visión Marxista del funcionamiento de las economías buscaban -delimitantosusensayosdirectamenteentre los
primitivas, no supo atraer hacia sí misma las otras campesinos-tomar en cuentaalgunasde lasimposiciones
disciplinascomo pudo hacerlo la antropología económica a las que seven sometidospara ajustar mejor la selección
en Francia*. de recomendacionestécnicasa la que ellos mismos tenían
E n el medio anglosajón los primeros estudios que llegar.Es sobre la base de este encuentro que debía
sistémicos del medio rural se desarrollaron en el seno de nacer el Farming Systems Research,por lo menos en su
los Centros Internacionalesde InvestigaciónAgronómica forma original.Es necesario señalarque muchos de estos
(CIRA)y no en las universidades. pionerostrabajaban en institucionesque tenían una cierta
Los primeros centros internacionales (IRRI y influenciaamericana,pero que en realidad eran Ingleses
CIMMYT esencialmente), los cuales fueron fuertemente (Norman, Collison, Biggs...) Neolandeses (Zandstra) o
sostenidos al principio por las mismas fundaciones que en ocasionesAustralianos (Plucknett,Dillon).
además los beneficiaban con contratos directos de A nivel de los CIRA,algunos equipos T S R se
investigación, constituyeron las primeras bases individualizaron en esta época, estaban integrados por
permanentes de observación de campo para las agrónomos,economistasy,cada vez más,por sociólogos
universidadesanglosajonas.Por cierto,la primera década (“social scientists”). El ICARDA,en Siria fue el primero
de funcionamiento de esos centros, ilustrada por los en establecer un programa de investigación realmente
brillantes progresos genéticos de la revoluciónverde,no pluridisciplinario,seguidopor el IITAen Nigeria,el CIAT
llevaba a los investigadores a interrogarse sobre el en Colombia,el ILCA en Etiopía. Pero fue en el CIP en
funcionamiento de los sistemas agrícolas que ellos donde la contribución de las ciencias sociales,en el seno
criticaban con tanta eficacia.Sólo algunos marginados se de un programa FSRfue más notable.Mientras que,en el
inquietaban por lasconsecuenciassocialesde esoscambios CIMMYT y en el IRRI la evolución fue indecisa : fue
tecnológicos ; arcaicos resistentes frente al dominante muy franca,en dirección a los “cropping systems” pero
progreso,fiieron rápidamenteeliminados. su apertura a escalas superioresfue más marginal4.
La situaciónevolucionó a mediados de los años 1970 A mediados de los años 1980 muchas evaluaciones
cuando terminó la difusión del progreso genético en las sucesivas del sistema internacional de investigación del
regiones más fáciles. Atacando zonas con imposiciones CGIAR señalaban que correspondía más a los sistemas
fisicasmucho más difíciles,especialmente climáticas,los nacionales que a los CIRA el desarrollar las
centros internacionales se enfrentaron a una resistencia investigaciones apoyándose en las diversidades localesa
que no habían previsto. Estas dificultades fueron gran escala.Los programas FSR de los centros fueron
particularmente evidentes en Africa, aunque también profundamente afectadospor las medidas resultantesy a
fueron muy reales en América latina o en Asia en cuanto menudo tuvieron que limitarse a desarrollaruna función

24 Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrollo agricola


de formación. Esta concentración de los programas de sistemas existentes. Son trabajos con una finalidad
los CIRA condujo a muchos universitarios,que se habían cognoscitiva.
alejado, a regresar a las Universidades (Norman, .La segunda,la investigación-accióncuya finalidad
Hildebrand). D e alli,ellos continuaron un cierto número es más bien la transformaciónprogresiva de los sistemas
de trabajos que regularmenteeran expuestos durante los establecidos sobre la base del conocimiento de su lógica
simposios anuales de la “Association for Farming Sys- de funcionamiento.
tems Research and Extension”. N o obstante,el sistema .La tercera, la instalación de sistemas de cultivo
de financiamiento de la investigación en los Estados integrados que buscan mejorar la difusión de técnicas
Unidos los obligó a modificar sus trabajos,respondiendo preelaboradaspara la investigación agronómica.
a las presiones de los socios capitalistas:
.acentuación del interés puesto en la divulgación,
razón por la que se agregó a las siglas FSR una “ Eque Las investigaciones cognoscitivas
significaba “extension” ;
.apreciación de la reproductibilidadagroecológicade En la parte francófona
los medios y los sistemas(“sustainable agriculture”).
.interésconcedidoa la institucionalizaciónde la FSR, Estos trabajos son la herencia más directa de la
principalmente en el seno de los ServiciosNacionales de tradición de las investigacioneslocalistas.
InvestigaciónAgronómica,sustituidoa finalesde losaños Tienen como objeto principal los sistemas técnicos y
1980 por el desarrollo del ISNAR. económicos aplicados por las sociedades campesinas,
E n resumen, las investigaciones referentes a los relativamente con la utilización de los recursos de que
sistemas agrícolas, sin duda, iniciaron más tarde entre ellas disponen.Clásicamenteincluyen losmodos de acceso
los anglosajones que en los medios francófonos,aunque y de distribución de los factores de producción,así como
se multiplicaron muy rápidamente a partir de los afios las relaciones de producción y de intercambio (Colin y
1980. Losch, 1992).
Recalquemos que en Francia estos trabajos tuvieron Aquí se vuelve a encontrar la asociación de
susorígenesen una tradiciónde investigaciónfuertemente demógrafos, economistas o sociólogos,antropólogos y
afianzada a la escala local sobre campos determinados, agrónomos.En consecuencia,aquí las ciencias sociales
con una contribución particular de lasciencias humanas. son generalmente predominantes.
Aunque están marcados por un humanismo de fondo,los Comúnmente se pone especial atención en la historia
elementos tomados de una visión Marxista, sobre las de las transformacionestécnicas,económicas y sociales
relaciones económicasy sociales,son numerosos. de lossistemasque se observan(dinámica de lossistemas).
Sin embargo,entre los anglosajonesesta tradición no Algunos de ellos se dedican a describir las
existe y el modelo neoclásico nunca ha sido realmente transformaciones que las modificaciones del entorno
puesto en tela de juicio. La investigación-sistemase económico,en curso (ajustes estructurales,proyectos de
desarrolla primero en el seno de los CIRA,en función de desarrollo...) inducen sobre el comportamiento de los
un objetivooperacionaly pragmático.Setrata de mejorar productores. Pretenden entonces crear referencias que
el nivel de adaptación de las técnicas propuestas por la permitan orientar eventualmente las políticas
investigación.Mientras que en Francia las perspectivas económicas o sociales o la acción de los proyectos de
operacionalesy lasperspectivas cognoscitivasambas son desarrollo.Sin embargo,cuando ellos se interesan en los
representadas aunque por instituciones generalmente efectos de estos proyectos, estos trabajos claramente se
diferentes.El origen más agronómicoy las cuestionesmás situan en el exterior,en observaciones del cambio o por
operacionales que fundan su surgimiento marcarán lo menos de manera independiente de la acción
siempre la investigaciónanglosajona. propiamente dicha.

En la parte anglófona
TENTATIVA DE CLASIFICACION DE LOS
ESTUDIOS Y GESTIONES Esta corriente es menos representativa en relación al
conjunto.Se trata de trabajos realizados por una porción
A través de la historia de estos estudios se percibe de la escuela antropológica americana,aunque también
fácilmente que detrás de la utilización de conceptos de trabajos de economistas que intentan analizar las
homólogos,en realidad existe una gran diversidad. reaccionesde losautoreseconómicosdentrode su entorno.
Distinguireiizostres categorías: Aquí también se busca una representación cuantificada
.La primera se interesa ante todo en producir un de los flujos de intercambio(de trabajo,de capital,de la
conocimiento de base sobre el funcionamiento de los tenencia de la tierra,de energía...) entre los subsistemas5

Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrollo agricola 25


con modelización a partir de amplias pruebas aleatorias investigación-sistema y la investigación temática), o
de productores, en el seno de un espacio regional. también mediante el desarrollo de soluciones originales.
Fuera de los trabajos de economistas, es conveniente Esta segunda fase generalmentesupone una investigación
-
citar en este grupo la acumulación de datos referentes en condicionescontroladas (“estaciones”) y sobre todo en
-
esencialmente al medio fisico realizada bajo la marca condiciones “reales” es decir, entre los mismos
FSR por muchos centros internacionales,teniendo una agricultores. Según las imposiciones identificadas y las
función regional (ICRISAT, ILCA,IITA...) funciones de las instituciones que conducen estos
E n este grupo se encuentran trabajos muy diferentes programas, esas experimentaciones se referirán a las
unos de otros... innovaciones técnicas (variedades, procedimientos de
Resumiendo, recordaremos que todas las cultivo...) o sociales(UM cooperativa de comercialización,
investigaciones de este primer grupo se derivan de un sistema de crédito...).
instituciones que tienen el cometido de producción de . U n a fase de difusión de las innovaciones
referencias (CIRA,universidades, institutos de seleccionadas,entre los agricultores no involucrados en
investigación tropical). Algunas tienen finalidades los ensayos de la segunda fase o fuera de la región
indirectamente ligadas a la acción (CIRA,trabajos sobre estudiada desde el diagnóstico inicial.
el efecto del transtorno de las circunstancias económicas M u y comúnmente se dirma que esta presentación en
generales, trabajos de agrónomos), mientras que otras tres fases no implica que haya una sucesión cronológica,
están mucho más desligadas. sino al contrario, que estas fases deben encontrarse muy
imbricadas.
En realidad, dentro de este grupo se encuentra una
L a investigación-acción gran diversidad de estudios y de métodos por lo que aquí
sólo citaremos los ejemplos más ilustrativos.
Utilizando en parte bases teóricas, hipótesis,
herramientasy métodos de la investigación cognoscitiva, El estudio del CIMMYT
las experiencias de la investigación-acciónse han venido
multiplicando desde hace quince años con el objeto de El estudio desarrollado por el Programa Económico
preparar acciones de desarrollo apoyadas en u n del CIMMYT en Africa del Este es probablemente de
conocimiento profundo de los sistemas establecidos. Al entre los métodos de la Farming SystemsResearch el más
contrario de las investigacionescognoscitivas,los trabajos conocido en el mundo anglosajón.
de este tipo buscan integrarse a escala experimental, La hipótesis de base consiste en que a los pequefios
incluso algunas de ellas hacen de la acción un medio agricultores, efectivamente, poco les atañen las
directo de generación de conocimientos sobre el medio. innovaciones que habitualmente son propuestas por la
La mayoría de las operaciones que se desprenden de investigación agronómica, primero porque sus recursos
este estudio son integradas en tres grandes fases : de capital son escasos, enseguida porque buscan más
.Una fase de diagnóstico,basada en el análisisde los limitar sus riesgos que aumentar su producción.También
diferentes niveles de organización de la sociedad rural (la se afirma que la innovación sólo puede apropiarse
parcela, la explotación agrícola, la región). Este progresivamente Varmers learn by doing). El objetivo es
diagnósticoen principio debe permitir la aparición de una entonces el crear técnicas que se adapten a la situación
imagen diferenciada de la producción agrícola,en función de cada grupo de agricultores, y el hacer llegar a los
del medio fisico (de allí la necesidad de una zonificación) políticos nacionales que deciden, las informaciones y
y de la situación socioeconómica de los agricultores de un análisis de las imposiciones a que se ven sometidos
aquí la formulación de tipologías o de recommandations los agricultores.
domains. El diagnóstico, que por lo menos requiere de la
Este diagnóstico debe poner en relieve,para cada zona intervención de un agrónomo y de un investigador en
y cada uno de los grupos de explotación,un cierto número ciencias sociales (en general un económista agrícola), se
de imposiciones alrededor de las cuales se concentrará apoya en una zonificación del medio, una encuesta infor-
posteriormente la investigación de innovaciones y el mal y, por último, de una encuesta formal destinada a
esfuerzo de desarrollo. cuantificar la representatividad de los mecanismos de
Una fase de establecimiento y experimentación de funcionamientodel sistema,observados con anticipación.
innovaciones que pueden tomarse de entre las técnicasya L o s agricultoresson clasificadosen grupos,a grosso modo,
conocidas y puestas en práctica por otras sociedades homogéneos según las imposiciones edafológicas y
agrarias, o bien, del conjunto de referencias de las climáticas que ellos afrontan y su situación
estaciones de investigación (lo que implica el problema socioeconómica. Para cada uno de los grupos así
importante de la relación siempre difícil entre la constituidos y con el calificativo de “campo de

26 Enfoques de sistemas.perspectivas disciplinariasy desarrolloagricola


recomendación” se postula, entonces, un cierto número La investigacihnparticipativa
de posibles innovaciones que posteriormente serán
probadas y seguidas por algunos agricultores. E n reacción a los trabajos en los cuales los agricultores
eran considerados como objetos de investigación
sÓ10
L a investigación-desarrollo (Tripp, 1989), algunas operaciones pregonaban su
voluntad de implicar a los actores económicos y sociales
Bajo esta apelación se encuentra un cierto número de en la programación y la conducción de la investigación,
trabajos de instituciones francófonas que tienen por en la evaluación de sus resultados y en su difusión.
cometido la investigación aplicada (CIRAD...) o Por lo tanto,el investigadores visto como un elemento
directamentede desarrollo (ONG.. .) En cuanto al proceso exterior cuyo papel es el de abrir un abanico de técnicas
adoptado,éste se apoya, como en el caso anterior, en un puestas a la disposición de la sociedad rural, la cual en
diagnóstico inicial de los sistemas de producción que última instancia es la única que se encuentra en
incluye el establecimiento de una zonificación posibilidadesde hacer la elección definitiva.
agroecológica de la región tomada en Consideracióny la Estos procesos participativos se autojustifican por su
construcción de una tipología de las unidades de eficiencia frente a la acción :
producción. .Los agricultores admiten mejor las hipótesis que les
E n relación con el procedimiento del CIMMYT,es resultan extrailas si las suyas propias son tomadas en
conveniente poner una atención mucho más sostenida a cuenta.
los procesos dinámicosy a la historia agraria, así como a .Los ensayos acordados con los agricultores
la consideración de las relaciones sociales. En representan para ellos una verdadera ocasión para
consecuencia, el diagnóstico es frecuentemente más enfrentarse a un proceso científico y formarse con otro
amplio y recurre por lo general a seguimientosmás que a tipo de razonamientos.
encuestas formales. E n el plan ideológico político las investigaciones
participativas comúnmente son presentadas como un
El análisis de los agrosistemas incentivo de transformación social : permiten construir
plataformas confrontando el poder político con los
El análisisde los agrosistemasfue formalizadopor G. argumentos de experto.El papel (de esas investigaciones)
Conway (1985) y posteriormente m u y ampliamente en el apoyo de las luchas populares no debe ser
retomado.Su extención se apoyó claramente en el interés subestimado (Shiva y Bandyopadhyay, 1981). “El punto
demostrado por re iroducir las condiciones de de partida es el conocimiento que tiene la gente para la
producción mediante la promoción de sistemas estables transformación de su realidad a traves de acciones
(“sustainable”)6, y por la preocupación de pasar colectivas organizadas”.
rápidamente a la acci jn. La comprensión de los sistemasagrícolas se transforma
Se afirma entonces que (Conway 1985): completamente en un anexo para la acción :simplemente
.no es necesario conocer todo sobre un agrosistema se trata de dar al interventor exterior la posibilidad de
para poder producir un análisis realista y Útil para la dialogar con los agricultores para la definición de las
acción; innovaciones.
. la comprensión del comportamiento de las Se habla entonces de “diagnóstico participativo”, de
propiedades de un sistema requiere del conocimiento de “experimentación negociada” y de “planificación
sólo algunas relaciones funcionalesclaves ; concertadapara la acción”.Se hace un importante uso de
.el mejorar significativamentelas cualidades de un métodos de animación colectiva : construcción de
agrosistema solamente necesita modificar algunas transectosen el curso de reuniones lugareñas,cartografia
variables claves de gestión (management decisions) ; del territorio según las unidades de medio comprendidas
.la identificación y la comprensión de estas por los conceptos vernáculos,etcétera.
relaciones funcionales y de sus variables de gestión E n Europa se encuentran abundantes referencias para
supone que se responde a un número limitado de este tipo de procesos, tanto entre los anglosajones
cuestiones clave. (Farrington,1988,Ileia, 1989) como entre los frandfonos
E n consecuencia, el diagnóstico propiamente dicho (Groupe de travail Coopération française, 1980).
puede ser extremadamente rápido (una semana de D e manera general,las investigacionesse fijan el doble
seminario reuniendo a todos aquellos que intervienen en objetivo de producir conocimiento y llevar a bien una
la investigación y el desarrollo de la región). acción. El investigador casi siempre considera su
Esencialmente se apoya en datos secunGariosa los que se exterioridad como imposibley en esas condicionesprefiere
agregan encuestas muy cualitativas que se aplican a los comprometerse como actor de las transformaciones
productores. técnicas ylo sociales. Estos trabajos son dirigidos con

Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrolloagricola 27


recursos teóricos y en campos disciplinarios variados. Su temporada de cultivo, el fosfatado de fondo, el
punto común es sobre todo en función del mandato de la desenraizamiento , el cultivo consagrado,las rotaciones,
institución que se encuentra en el origen :se encuentran fueron experimentados en “medio real” durante muchos
centros internacionales, acciones de desarrollo afios. Cuando su difisión se enfrentaba a problemas de
directamente conducidas por las asistenciasbilaterales o orden socioeconómicocomo el abastecimientode abonos,
instituciones de investigación aplicada o incluso ONG. la comercializaciónde los granos o incluso el status de la
E n cambio raramente se encuentran trabajos de origen tenencia de la tierra (especialmente para el
universitarioo de institucionesde investigación de carácter desenraizamiento) el proyecto tomaba a su cargo la
más fundamental. solución del asunto.Es en consecuencia,y en cierta forma,
que la Investigacióntoma en sus manos el desarrollo y se
encarga de la adaptación entre los agricultoresde los temas
L a promoción de sistemas de cultivo integrados técnicos que ella ha producido.
L a gran fuerza que comúnmente se le reconoce a este
El objetivo de este Último tipo de trabajos es el de tipo de programa es su “ejcacia ”en términosde cambios
valorizar en un plazo bastante corto los productos de la técnicos.E n efecto, por lo general son estos programas
investigaciónagronómica-variedades,técnicas de cultivo los que presentan los mejores resultados cuando se
- que por otra parte, han mostrado sus cualidades.Dentro comparan los datos (número de personas que adoptaron
de esta perspectiva el problema es el identificar a los la innovación, superficies involucradas, producción
“clientes” potenciales de estos productos y estudiar Ia suplementaria global obtenida, etc.) con los medios
“demanda” para eventualmente adaptar el producto con comprometidos.
el fin de lograr la más amplia dfisión. Así, en el examen de evaluación de los Centros
L a experiencia m á s característica de este Internacionales de Investigación Agronómica que fue
procedimiento es probablemente el establecimiento de solicitado por el CGIAR’,los programas que “descienden”
“cultivos en corredores” en el IITA de Ibadan. Los del IRRI y del IITA son los que mejor pasaron la prueba.
investigadores tratan de optimizar la producción de El examen consideró que los programas de “creación de
biomasa por hectárea asociando cultivosherbáceos y setos nuevos sistemas de producción” (New Farming System
vivos de árboles o de arbustos. Se emplean Developement type “Alley Cropping”) es la categoría de
escamondaduras provenientes de lefieros como capas de FSR que debería ser más desarrolladapor los CIRA (TAC,
paja para luchar contra la maleza, proteger la superficie 1985).
del suelo contra la erosión e incrementar las restituciones Pero,por otra parte, las reservas enunciadas en relación
orgánicas. Este tipo de programa está clasificado en la a este tipo de estudio son importantes.Primeramente se
categoría de los programas FSR en la medida en que criticó el carácter rigurosamentetécnico de los programas
efectivamente se movilizan diversas competencias conducidosen especial por el IRFU en la época de la “Crop-
científicas mediante equipos pluridisciplinarios (un ping SystemResearch’.Sin embargo, desde 1984 el hecho
agrónomo, un economista,un sociólogo, un zootecnista, de tomar en cuenta las imposiciones no técnicas
un edafólogo) con un estudio sistémico :la combinación especificamente, es real en los nuevos programas
de las producciones animales y vegetales es tan sustentados por el IRRI.
consideradacomo la necesidad de la producción de madera A pesar de esta evolución,una crítica esencialpersiste
o de la reproducción de la fertilidad. a propósito del tipo de evolución de la agricultura que
E n un primer tiempo,las técnicas son producidas por está hipotenso por las innovaciones propuestas. Las
la investigación.E n un segundo tiempo, se preocupa por técnicas, habiendo sido primeramente producidas en
la adaptación de estas técnicas a la diversidad de los estaciones antes de ser sometidasa las imposicionesde la
medios agroecológicos y a las capacidades adaptación a la realidad, por lo regular suponen una
socioeconómicasde los agricultores.Se busca, entonces, intensificación por el capital. E n Asia, estos trabajos
especialmente mediante los programas de ensayos entre buscan en lo sucesivo extender la Revolución Verde
los agricultores,diferentes combinacionesde técnicas para fuera de los perímetros irrigados. El resultado principal
identificar la más pertinente. es la sumisión de estas agriculturas a una evolución
E n el medio francófonoexiste también un determinado capitalistaestandarizada con el cortejo de consecuencias
número de trabajos que dependen de ésta categoría. E n que ya conocemos : adopción de las innovaciones por
cierta forma el programa de las “Unidades aquellosque,económica y socialmente, están en posición
Experimentales” que conduce el IRAT desde 1968 en de hacerlo, eliminación progresiva de aquellos que
Senegal,y que ha sido uno de los programas pioneros de pierden el control de sus factores de producción. E n
la Investigación-Desarrollo,se une a esta categoría. Los suma, efectivamente la innovación pasó aunque fue a
temas técnicos producidos en estación:la labor de fin de expensas de costos sociales que pueden ser pesados.

28 Enfoques de sistemas,perspectivas discrplinariasy desarrolloagricola


Esta crítica sobre la significación política de dichos erróneo calificar estos procesos como empíricos porque
trabajosva a la par de una crítica metodológica :aquella la intuiciónes siempreel producto de la confrontaciónde
de mantener fijas las condiciones “englobantes” de la hechos observados con la representación teórica de la
producción (la tenencia de la tierra, las políticas realidadcon la que contabaanteriormenteel investigador;
agrícolas...) y considerarlas entonces como solamenteprecisando lashipótesisen el principio se trata
imposiciones de las cuales dependerá la intervención entoncesde organizarlasobservacionespara demostrarlas,
que deberá hacerse y no como de variables sobre las infrmarlas o reprecisarlas.
cuales se deberá actuar. E n el seno de la Investigación-acción, los
Otra manera menos política,pero tambiénmuy critica, procedimientos más clásicos, que comprendían un
para presentar las cosases el remarcar el carácter cerrado diagnóstico inicial de situación, en seguida una
de la gama de innovacionessusceptiblesde serpropuestas experimentación por innovación a partir de los
a los agricultores.Importantes fracciones de la sociedad bloqueos o desequilibrios identificados y finalmente
ruralpueden así ser abandonadasen la medida en que su una amplia difusión,fueron criticados en la medida en
estrategia no concuerdacon las innovaciones propuestas que el diagnóstico se encuentra ya en los hechos
o aún más simple,porque sus medios de producción no comúnmente muy sobrevalorados. Cada año
les permiten la adopción de estos temas ; esto a pesar de suplementario de investigación aporta tantas nuevas
lasdisposicionestomadaspor todasesas institucionespara preguntas como respuestas,movilizando la intervención
probar diferentes innovaciones correspondientes a exterior sobre nuevas encuestas desconectadas de la
diferentesnivelesde recursos,y para sostener o establecer acción. Esta sobrevalorización del diagnóstico muestra
una política de acompañamiento. entonces una desviación de la investigación-acción
hacia la investigación puramente cognoscitiva.Por otra
parte, no puede dejar de observar que dentro de las
CONVERGENCIAS Y DIVERGENCIAS operaciones que logran establecer acciones de
EPISTEMOLOGICAS EN LAS F O R M A S DE desarrollo,éstas raramente resultan del diagnóstico de
PRODUCCION DEL CONOCIMIENTO situación formalizado. Con mayor frecuencia son el
producto de observaciones empíricas,de identificación
En el origen de estas diferencias existen muchos de dinámicas en curso dentro de la sociedad, y
elementos.E n ocasionesrompen lasfronteraslingüisticas podrían haber sido lanzadas mucho antes de la
(origen francófono o anglosajón), aunque esta regla conclusión del diagnóstico.Tales observaciones suscitan
todavía está lejos de representar una generalidad. muchas interrogaciones entre las personas que lo
desarrollan.
Algunos reaccionan buscando reducir al mínimo la
La calidad de la inserción del investigador y la fase de diagnóstico inicial.
rapidez del diagnóstico El CIMMYT también privilegió progresivamente los
rapid rural appraisal,mediante rápidas encuestas,muy
El primer factor es sin duda el lugar otorgado a la informales,sin cuantifícación ni seguimiento detallado
duración y a la calidad de la inserción del investigador de explotación. La tipología que de allí resulta en
dentro del terreno de observación. recommandation domains parece entonces más global,
E n las investigaciones cognoscitivas algunos incluso trivial :se termina distinguiendo solamente a los
proceden con insercioneslargas (variosaños), condición, “grandes” o los “pequeños” productores, aquellos que
según ellos, de la calidad de las observaciones que tienen capital de aquellos que no tienen acceso a él.Una
efectúan.Tratan de aprender la lengua local y evitan vez identificadas lasrecommandation domains,la segunda
recurrir a cualquier intermediario (pantalla ?) entre ellos encuestapostuladapor el C I M ,en esta ocasión más
y el objeto observado. E n particular es el caso de la formal,comúnmente es puesta en tela dejuicio porque es
mayoría de los trabajos localistas francófonos, pero la que consume más tiempoy dinero para un resultado en
también de algunos antropólogos americanos. En otros informaciones muy dudoso.
casos,cuando uno se conforma con algunas semanas de El diagnóstico de tipo sondeo desarrolladoen el ICTA
trabajo de campo,lo cual es compensado recurriendo a en Guatemala (Hildebrand, 198l), con encuestas
muchos encuestadores. totalmente cualitativase informalesdebe tambiénpoderse
El lugar que se concedea la intuición para generar las realizar en m a semana.
hipótesis de investigación en realidad es variable. En Hemos visto que en el “agroecosystem analysis”, el
ciertos casos puede ser casi nula, mientras que en otros diagnóstico esencialmente se apoya, de preferencia,en
-
casos es muy importante y reivindicado como elemento datos secundarios y en la opinión de los interventores en
de método - Observemos que en este Último caso sería el entorno, que en las encuestasdirectas.

Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrolloagricola 29


El riesgo es m u y evidente, independientementede la Las bases teóricas, rejilla de lectura
trivialidad de los resultados obtenidos en términos de de los hechos observados
análisis del medio, de ser incapaz de poner en tela de
juicio las hipótesis de origen y después ensañarse en la El segundo factor de diferenciación se refiere a las
promoción de innovaciones completamente bases teóricas utilizadas en la investigación,en particu-
predeterminadas. lar en las ciencias humanas. El recurso a una
Algunos otros, más que buscar abreviarlo prefieren interpretación neoclásica del comportamiento de los
poner en tela de juicio el diagnóstico “estudio de aquel actores es profundamente criticada por algunos,mientras
que sabe y que puede sobre aquel que está enfermo que por otros es bien aceptada.E n particular se reprocha
y no puede nada”. Ellos rechazan el análisis en a la teoría neoclásica el considerar como datos externos y
términos de imposición : la imposición es considerada fijos las relaciones sociales de producción y de
como el paradigma de una cierta visión de la intercambio,aunque representandeterminantesesenciales
sociedad local que justifica las intervenciones de las dinámicas observadas. D e aquí que algunos
precisas. Por la identificación y la clasificación de las concedan importancia al análisis histórico de las
imposiciones se buscaría inducir un tipo de economía transformaciones del sistema.
y de sociedad más deseable ; la anticipación a este Uno de los reproches más frecuentes que se hace al
estado evidentemente no es posible m á s que uso del análisis sistémico es efectivamente el dar una
refiriéndose a u n sistema conocido : el nuestro imagen esiAticade las realidades.Esta reserva se derrumba
(Barthelemy, 1985). si se tiene el cuidado de completar el análisis de las
La encuesta, inevitable corolario del diagnóstico, es interrelaciones entre los elementos del sistema en un
denunciada si debe ser un requisito previo a la acción, momento dado por una perspectiva histórica. Esta se
iniciación ritual del participante friolero, a pesar de que interesa en las transformaciones sucesivas que pudieron
ya es acción. afectar este sistema dentro de un cierto ámbito (fisico,
No obstante, si uno se sitúa en una perspectiva de cultural,económicoy social)que en sí mismo se encuentra
desarrollo, las alternativas metodológicas del en perpetuo movimiento.
diagnóstico previo deberán ser encontradas o por lo El recurso del análisishistórico es evidentementemás
menos formalizadas.Por ejemplo, se puede mencionar el importante entre aquellos que toman del marxismo una
interés que existe en dar rápidamente comienzo a las parte de sus herramientas de interpretación. Es entonces
acciones en base a simples hipótesis de diagnóstico. más frecuente donde las ciencias sociales dominan, por
El seguimiento-evaluación de estas acciones se el contrario,es más raro entre los agrónomos mientras
convierte entonces en un medio que permite verificar que la historia de las transformaciones de las técnicas
estas hipótesis y en consecuencia permite completar practicadas por los campesinos se muestra comúnmente
nuestra imagen del medio. Una proposición semejante en donde es analizada, como un poderoso medio que
es seductora, sin embargo su utilización no puede ser permite comprender las imposicionesen base a las cuales
hecha más que por practicantes muy experimentados, se deben organizar los sistemas.
capaces de establecer rápidamente buenas hipótesis
con el mínimo posible de riesgos de error. Esto exige
el disponer de modelos teóricos performantes, ;Sistemas agrícolas o sistemas rurales, inovación
verdaderas rejillas de lectura de la realidad que se técnica o innovación social?
examina y herramientas necesarias para la previsión y
la extrapolación de los resultados. U n tercerfactor de dstinción se refiere a la importancia
Para esquivar el diagnóstico se propone entonces el de la realidad no agrícola sino rural del objeto observado.
apoyarse en los dinamismos internos de 1a.sociedad lo- Ciertas investigaciones-acciones limitan
cal: partir de los proyectos que las personas o los grupos estrechamente a las técnicas agrícolas el campo de las
elaboran en respuesta a los desequilibrios. Cuando el innovaciones que son consideradas.Es la regla casi
bloqueo no permite que los dinamismos endógenospuedan general en los programas de los Centros
manifestarse, el papel de la intervención exterior es Internacionales,en función de su mandato. Sin embargo
entonces provocarlo : las acciones que movilizan a los en algunos casos la organización de los trámites
grupos (manejo del agua, salud, educación...) son (suministro de insumos, comercialización de los
privilegiadass. productos) puede ser el objeto de proposiciones
U n sistema de seguimiento-evaluaciónmuy riguroso experimentales.Esta estrechavisión es muy criticada,aún
del desarrollo de la acción y de sus efectos en el reequilibrio por los antropólogos (Tripp, 1985) cuando el lugar de las
del sistema se convierteen el medio esencial de producción produccionesagrícolas tiende a disminuir en las utilidades
del conocimiento. de las familias rurales.

30 Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrolloagricola


Por otra parte, las innovaciones que mejor mecanismos (el interior de la caja,aquí,como se establece
responden a las imposiciones identificadas pueden Ia población adventicia y cuáles son sus interaccionescon
concernir totalmente el campo de la organización la población cultivada) que explican este resultado.
social : manejo del agua, cajas de crédito rural, manejo E n relación con esta etapa, los trabajos impulsados en
de la tenencia de la tierra. E n los medios francófonos el Francia por Sebillotte marcan una contribución original
“manejo del territorio” representa una tentativa de en la elaboración de herramientas para el diagnóstico.Se
ampliar el campo de las posibles intervenciones en el da una atención particular al análisisdel funcionamiento
conjunto de la utilización del espacio por una sociedad de los sistemas de cultivo tradicionales según las
local. interaccionesentre el medio fisico, las intervenciones de
los agricultores y la población vegetal. Estos análisis
pueden dar por resultado diagnósticos de la elaboración
El diagnóstico agronómico :palabra del agricultor o del rendimientodentro de las condicioneslocalesy ofrecer
juicio del agrónomo ? posteriormentereferenciasútiles para la acción.E n estas
operaciones el método del diagnóstico agronómico es
U n cuarto punto de distinción es el lugar que se da al indisociable de la utilización del concepto de itinerario
diagnóstico agronómico dentro del proceso de técnico: en efecto, este último permite, frente a un
investigación. problema identificado a un cierto nivel, buscar una
A nuestro parecer, la cuestión del diagnóstico solución a otro nivel.
agronómico,es decir el análisis de los factores que limitan Por ejemplo el problema de malezas citado
la satisfacción de los objetivos del agricultor, es uno de anteriormente, puede efectivamente tener su origen
los puntos sobre los cuales los trabajosfrancesesmuestran principalmente en la preparación del suelo, la fecha de
más originalidad. siembra o de brote, más que directamente en la
E n la mayoría de los programas anglosajones, la escardadura. Si es este el caso, se puede ver que las
encuesta que se aplica al agricultor permite identificar consecuencias serán importantes, puesto que los test
los factores limitantes después que el agrónomo ha de innovaciones técnicas no se basarán entonces en
caracterizado el medio físico (clima-suelo). las mismas operaciones de cultivo. Ya no se probarán
Las observacionesy análisis del medio físico (análisis métodos de escardadura o de herbicidas, sino las
climáticos,análisis de suelos,observaciones cualitativas formas en que se puede preparar el suelo o implantar el
del estado de los cultivosen sus diferentesetapas) así como cultivo.
algunos ensayos simples (del tipo tratamientoho E n esta etapa la constatación de una correlación entre
tratamiento) vienen a confirmar las hipótesis emitidas a -
dos variables el enyerbamiento y la naturaleza de la
partir de la encuesta. -
preparación del suelo sin embargo no permite afirmar
que una explique la otra, y aún menos pretender que el
Así por ejemplo,si los agricultoresevocan un problema
de control de maleza se harán observaciones del control de la primera permita controlar la segunda.
enyerbamientoen sus parcelas.Estas observacionesserán Para llegar a estas explicaciones,el recurso de una teoría
complementadaspor un ensayo que compare un control de las relaciones entre el clima, el suelo y la planta, es
químico total en un terreno con el fin de verificar que la indispensable.Es entonces necesario “mostrar la caja
maleza realmente afecta de manera significativa el negra” para examinar el funcionamiento del sistema de
rendimiento final. cultivo.
E n el mejor de los casos,este ensayo será reproducido Así, el primer estudio se apoya en imposiciones
en diferentes unidades del medio que hayan sido agronómicas tal como las expresa el agricultor. Postula
identificadas (tiposde suelopor ejemplo). Si los resultados que es el agricultor quien se encuentra mejor situado
son positivos,los ensayos de técnicas nuevas comenzarán para definir las imposiciones tal como él las siente, en el
rápidamente. Se compararán, entonces, en parcelas de seno de su propio sistema de producción. Por el
agricultores diferentes productos de tratamiento, contrario, la segunda se cuestiona sobre la
herbicidas y algunasveces también diferentesmodalidades interpretación que hace el agricultor de sus
de escardadura. Asimismo se intentarán cruzas con imposiciones agronómicas. Esta busca, mediante un
mejorados-tipo,como la introducciónde una variedad más dispositivo de seguimiento de parcelas dirigidas con un
productiva o una fertilización química. sistema de cultivo no modificado, identificar los
Esta etapa es comúnmente ilustrada con el principio verdaderos mecanismos que llevan a resultados técnicos
de la “caja negra” :se compara el efecto de técnicas (las y económicos.La innovacióntécnica esjuzgada entonces
entradas en la caja negra, aquí las técnicas de control de no sólo en función a sus resultadoscomparadosal sistema
adventicios) por el resultado (la salida de la caja, tradicional, sino en referencia al “jcómo?” de su
evaluación del rendimiento), pero sin interesarse en los elaboración.

Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrolloagricola 31


Los parámetros de evaluación de las innovaciones L a modelización

Las innovacionesprobadas en medio real son objeto E n fin, last but not least, el lugar otorgado a la
de evaluacioneseconómicassegún diferentesparámetros modelizaciónmatemática en laexpresión de losresultados.
y según los autores, pero en ocasiones también con un La modelización es profundamente valorizada en la
mismo autor de un caso a otro (Bosc,1988). ciencia ortodoxa ; algunos investigadores-sistemasla
El método de los presupuestos parciales es el más consideranindispensable para salirdel marco descriptivo
común,aunque existen grandes diferencias en cuanto a de las investigacioneslocalistas.
susformasde cálculo de losvalores.Así,lasproducciones Por el contrario, otros la rechazaban totalmente
autoconsumiblessoncalculadasconel indicedel mercado, rebatiendo la calidad de las informaciones y la
tanto en el momento de su cosecha como en el momento imposibilidad de integraren un modelo semejantetoda la
en el que hubierasidonecesariocomprarlassi no hubieran complejidad de la realidad,en particular, evidentemente
sido autoproducidas (momento del consumo), lo cual es las relaciones sociales.
muy diferente. El debate se desarrollará seguramente todavía en los
Asimismo, cuando las cargas que corresponden al proximosaños,en función de los progresos realizadosen
trabajo familiar son incluidasen el cálculo de los costos la concepción de sistemas expertos, especialmente para
de producción,el costo del trabajo familiar corresponde losagricultoresde lospaíses industrializados.Pero el fac-
comúnmente al costo medio del asalariado agrícola. tor decisivo podrá ser la creciente integración de los
Otros prefieren utilizar la productividad media del campesinos de los paises del Sur en los intercambiosde
trabajo no asalariado en la región (Crawford, 1986), o mercancias lo cual,en algunos casos,los lleva cada vez
inclusoun costo de oportunidad (el costo que el productor más a razonar sus prácticas en función de objetivos de
hubiera podido vender su fuerza de trabajo en el mismo gestión más simples.
momento), variable en funcióndel calendarioagronómico
(Matlon, 1983). Se puede ver que según el sistema de
evaluación que se adopte las conclusiones pueden ser CONCLUSION
completamentecontradictorias.
Finalmente,algunos otros rechazan sus presupuestos EI examen de las investigaciones sobre los sistemas
parciales y selimitana calcular,según loscasos,el margen agrícolas permite en consecuencia contraponer tres
bruto o la remuneracióndel trabajo familiar.Norman,en grandes grupos de trabajos en función de las finalidades
Nigeria,evalúa la productividad de sistemasde cultivos que los orientan : finalidad cognoscitiva para algunos,
asociados comparando el margen bruto hecho durante la finalidadde desarrollopara otros,finalidad depromoción
jornada de trabajo en el momento de los picos de trabajo técnica para los últimos. Evidentemente estas
más marcados (Norman et al, 1974). En estos Últimos finalidades expresan ante todo la función de las
casos el problema de la comparación de los valores instituciones que gobiernan estos programas : mandato
obtenidosrelativamentea otras oportunidadesde utilidad de acumular conocimientos sobre los mecanismos de
no obstante sigue completo. funcionamiento de los sistemaspara las universidades y
Algunos autores rechazantoda evaluación monetaria algunos centros de investigación de países del Norte,
que no tiene ningún sentido en los sistemas poco mandato ligado a la acción para las instituciones
integradosen el mercado.Las técnicaspracticadaspueden nacionalesde investigación,los proyectosde desarrolloy
entonces ser simplemantecomparadas con un parámetro los ONG. Entre estos dos polos, los Centros
parcial,aunque el estudio de los sistemasde producción Internacionalesde Investigación Agronómica (CIRA)
se ha demostrado crucial (por ejemplo el número de días tuvieron,contribuciones de geometría variable.TambiCn
de trabajo para la escardadura). el IFUU,muchas perforniancias biológicasde sus modelos
Collinson (1 987),por su parte propuso modificar en técnicos,estuvo siempremás marcado por lapreocupación
una misma región el criterio de evaluación económica de permitir la mejor difusión de estos que por el interés
según las categorías de productores y el factor de puesto en la transformaciónde las relaciones sociales.Al
producción que cada categoría busca optimizar. contrario de los centros mas marginados,como el ILCA,
Es muy evidente que los fundamentos teóricos están el ICARDA o incluso el CIP9que no tenían las mismas
bien presentes detrás de las elecciones del método de referenciastécnicaspara proponer,estuvieron en el origen
evaluación que se hacen en definitiva.Por lo tanto sería de trabajos más fundamentales sobre los sistemas
escuetoe injusto considerar que lostrabajos de los Centros tradicionalesde utilización de los recursos.Sin embargo,
internacionales o de los autores anglosajones no saben impulsadospor el dominantepragmatism0y la necesidad
considerar más que los beneficios netos.La realidad es de rendir cuentas a sus socios capitalistas privados o
evidentemente mucho mas compleja. públicos - en términos de eficacia para transformar los

32 Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrollo agricola


sistemas agricolas-se comprometieron cada vez más en (gracias a su terreno indígena privilegiado) y los Países Bajos
la investigación-acción. (gracias a Indonesia) no sufrieron la misma “falta” de
Entre los trabajos francófonos se encuentran “terreno” que se encuentra en los Estados Unidos.
distincionesanálogas :el O R S T O M y la Universidad por Es necesario notar la debilidad de la geografia en los Estados
Unidos como disciplina mientras que en Francia su aportación
una parte,para simplificar,apartir de antiguastradiciones fue mayor en la inducción de investigaciones sobre los
de investigación localista,diversificaron los estudios sistemas agrarios.
cognoscitivos. Por otra parte, trabajos extremadamente El Banco Mundial que entre tanto se había transformado en
terminados,orientados por la promoción de sistemas de el principal socio capitalista de los CIRA,retomó este análisis
cultivo preestablecidos.Entre los dos, una gama de para justificar el refuezo de los sistemas de divulgación,
investigaciones-accióndiversificadas,en particular en la dentro del marco del “Training and Visit”.
importancia respectivamenteconcedida a la producción Resulta significativo constatar que M.Collison logra
de conocimientosy a la acción. establecer su programa en el seno de la antena CIMMYT de
Las bases teóricasen las que se apoyan estos trabajos Africa del Este, es decir, dentro de un espacio marginal y no
en México.
dependen muy netamente de ángulos disciplinarioscon El producto ya no es entonces una serie de modelos
los que se abordan las realidades. Cuando se trata de económicos sino mapas de recursos fisicos, potenciales
ciencias sociales se toman aspectos,a diferentes grados, agron6tnicos o uso de suelos.
de las teorías neoclásicas y marxistas. Es claro que la Conway identifica cuatro propiedades de los sistemas de
influencia marxista es más fuerte en lo que concierne a producción en los que centra su análisis, a nivel de cada
los trabajosfrancófonos,aunque esto está lejos de ser una región estudiada :
reglageneral.Por el contrario,las herramientasaportadas - Productividad de los factores de producción (tierra, capi-
por el pensamiento neoclásico son en ocasiones muy tal,trabajo) ;
criticadas en el seno mismo de las universidades - Estabilidad del sistema : capacidad para mantener su nivel
de productividad frente a las fluctuaciones del entorno fisico
americanas. (particularmente clima...) o económico (precios...) ;
En estas condicionescontraponer las investigaciones ’ E n especial las estrategias antialeatorias de minimización
de obediencia anglosajona a aquellas de una pseudo de riesgos o aquellas de la extensificación en medio
“escuela francesa”no tiene gran sentido.Es preferible en escasamente poblado que se oponen en generala la veleidades
un primer tiempo clarificar en cada caso la finalidad de de intensificación de los Servicios de Divulgación.
la investigación y el cometido de la institución que la - Reproductibilidad (“sustainability”) : capacidad de
gobierna. reproducción frente a perturbaciones mayores producidas por
Fuera de esta clasificación,los debates de métodos y el efecto acumulado de evoluciones lentas pero aditivas (por
de herramientas que agitaron mucho a los medios de ejemplo la erosión...) o por accidentes particulares (sequía
excepcional...) ;
investigación-sistemaen el transcurso de los años 1980 - Igualdad, que expresa la repartición entre los actores
tampoco tuvieron mucho sentido. económicos de los productos del sistema.
Por el contrario,sería muy interesanteprofundizaren Las acciones agrícolas no se prestan correctamente a este
la cuestiónde la relación dialéctica entre el conocimiento, tipo de intervenciones de arranque ya que ellas en general
en cada disciplinade base,y la acción.Actualmente no se movilizan m á s los recursos individuales que los colectivos.
puede conformar con justificar la primera como algo O incluso apéndices marginales de los grandes centros (cf.
previo a la segunda : los análisis registrados casi nunca programa Economía de ICRISAT).
desembocaron en la acción, y a la inversa, acciones
completamenteportadoras de transformacionesrealesde
los nexos económicos y sociales pudieron en ocasiones BIBLIOGRAFIA
comprometerse sin un previo conocimiento profundo de
los sistemas establecidos. Sin embargo, no se trata de BARTHELEMY G.,1986, Contraintes contre
disociar estos dos objetivos de investigación sino,por el dynamismes,Paris,La lettre du Réseau R.D.no 5,pp.
contrario,considerarque la acción exitosa no representa 12-15.
una validación automática y suficiente de una buena BEAUDOUX et al, 1992, Cheminements d’une action
acumulación de conocimientos. Las fórmulas de de développement. L‘Harmattan,Paris.203 p.
evaluación de estos dos productos de la investigación BENIGE R.,KERVEN C.,1983,F.S.R. and the attempt
deben en consecuencia imperativamenteestar disociadas. to understand the goals and motivation of farmers,
Cultwe and Agricultzire,issue 19,spring 1983.
BOSC P.M.,1988, Evaluation Cconomique de
Notas: l’expérimentation agronomique, approche
bibliographique,Montpellier, IRAT,75 p.
’ La falta de un pasado colonial evidentemente representa otra BROSSIER J., PETIT M., 1977,Pour une typologie des
razón de esta diferencia. Entre los anglosajones,Ingalterra exploitationsagricolesfondée sur lesprojets et lessitu-

Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrolloagricola 33


ations des agriculteurs,Economie Rurale,n O 122 pp. HART R.D.,1982, One farming system in Honduras:
3 1-40. a case study in Farming Systems Research, en
BYERLEE D.,COLLINSON M . et al., 1980,Planning Shaner, W.W.,Philipps, P.F. and Schmel, W.R.
TechnologiesAppropriate tofarmers - Concepts and (Eds), Readings in Farming Systems Research
Procedures. CIMMYT,Mexico. and Development, Westview Press, Boulder, Colo-
CAPILLON A.,FXEURYA.,LETERMEM .J., 1986,De- rado.
terminants des pratiques agricoleset conception d’un HILDEBRAND P.E.,1981, Combining disciplines in
dispositif expérimental, Bulletin Technique rapid appraisal:the sondeo approach,AgriculturalAd-
d’Information, no 408,p. 269-279. ministration,8: 423-432.
COLIN J.PH.,LOSCH B.,1992,Mais ou diable Mamadou IIED,1988 to 1990,Rapid Rural Appraisal Notes, no 1 to
a-t-ilcaché sa fonctionde production? Economie rurale 8,Sustainable Agriculture Programme.
africaniste et institutionnalisme:des rendez-vous ILEIA, 1989, Participatory Technology Development.
possibles. Version française d ‘unecommunication Information Centre on L o w External Input Agricul-
présentée au colloque d’Irvine (Californie) organisé ture, Leusden.
par la Society for the Advancement of Socio- JOUVE P.,1986,Quelques principes de constructionsde
economics, 27-29mars 1992,21p., multigr.. typologiesd’exploitationsagricoles suivant différentes
COLLINSONM., 1987,Farming SystemsResearch:pro- situations agraires, Les Cahiers de la Recherche
cedures for technology development, Experimental Dévelopement,n O 11, pp. 48-56.
agriculture,23, pp. 365-386. MATLON P.J.,1983, Evaluation de technologie: cinq
, 1981, A low cost approach to under- études de cas en Afrique de l’Ouest, miméo.
standingsmall farmers,Agric.Admin. and fit, 8.433- MAZOYER M.,1986,Rapport de synthèse de la C o m -
450. mission Dynamique des Systèmes Agraires,Ministère
, 1982, Farming System Research in de la Rechercheet de l’EnseignementSupérieur,Paris,
Eastern Africa: the experienceof CIMMYT and some 16 p. (version provisoire).
national Agricultural Services, 1976-81, International M E W SANDS D.,1986, Farming Systems research:
Development Paper no 3,Michigan State University. clarification ofterms and concepts.ExperimentalAg-
CONWAY G.R.,1987, Agroecosystems Analysis,Agri- riculture 22: 87-1 04.
culturalAdministration 20, 3 135. MILLEVILLE P.,1984,Acte technique et itinérairetech-
CRAWFORD E.,1986, L’analyse économique des nique, une méthode d’enquête à l’échelle du terroir
résultats zootechniques. CIMMYT,México, villageois Montpellier, Cahiers de la Recherche-
CRAWFORD E.,KAMUANGA M.,1986, L’analyse Développement no 3-4.
économique des essais agronomiques pour laformu- MONDAIN MONVAL J.F.,1992,Diagnostic rapide et
lation des recommandations aux paysans. CIMMYT, intervention.Paris, GRET.
Mexico. NORMAN D.W.,1980,La méthode de Recherche sur les
F A R R I N G T O N J., 1988,Farmer participatory research: Systèmes d’ExploitationAgricole: son applicabilitéau
Editorial introduction,ExperimentalAgriculture vol. petit exploitant, Rural Development Papers, Michi-
24,pp. 269-279. gan University, 29 p.
GASTELLU J.M., 1980, Mais ou sont donc ces unites NORMAN D.W., HAYWARD J., HALLAM H.,1974,A n
économiquesque nos amis cherchenttant en Afrique?, assessment of cotton growing recommandations ap-
Cahiers ORSTOM série Sciences Humaines, vol. 17, plied by nigerian farmers, Cotton Growing Review,
no 1-2,pp. 3-11. 51, p. 266-280.
GATTER P.N.y P.M.SIKANA, 1989,Is participation a NORMAN D.,1980, Farming Systems Approach: rel-
realistic proposition ? Some experiences from Zam- evance for the small farmers,Rural Development Pa-
bia.Paper presented at the Farming System Research/ per, MSU.East Lansing.
Extension Symposium, University of Arkansas, PLUCKNETT D.L., DILLON J.L.y VALLAEYS G.J.,
Fayetteville. 8-11 October. 1987, Review of Concepts of Farming Systems Re-
GILBERT E.H.,NORMAN D.W.,WINCH F.E.,1980, search:the What, W h y and How,en IARCs (Interna-
Farming Systems Research: a critical appraisal, Ru- tional Agricultural Research Centers). Procedings of
ral Development Paper no6.Michigan State Univer- the Workshop on Farming Systems Research 17-21
sity,East Lansing. February 1986, I C R I S A T Center, ICRISAT.
GROUPEDE TRAVAIL COOPERATIONFRANCAISE, Patancheru, A.P.,India.
1989,Les interventions en milieu rural; Principes et POATS S.V.,SCHMINK M.y SPRING A.(Eds), 1988,
approche méthodologique. Paris, Ministère de Ia Gender issues in farming systemsresearch and exten-
Coopération et du Développement, 198 p. sion. Westview Press. Boulder and London.

34 Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrolloagricola


RHOADES R.y BOOTH R.,1982, Farnier-back-to-
Farmer:A modelfor generating acceptable agricul-
tural technology.International Potato Center (CIP),
Lima,Peru.
SALAS M.y SCHEUERMEIER U.,1989,Training for
PTD (Participatory Technology Development): Cru-
cial issues and challenges. Landwirtschaftliche
Beratungszentrale,Lindau,Switzerland.(mimeo).
SEBILLOTTEM.,1974,Agronomieet Agriculture.Essai
de définition des tâches de l’agronome,Cahiers
ORSTOMsérie Biologie no 24.3-25.
, 1978, Itinéraire technique et évolution
de la pensée agronomique, C.R.de 1 ’ Acad.
d’Agriculturen064,pp. 906-914.
SEGUY L.et al, 1990,Perspectives de sédentarisation
de l’agriculturedans le Centre Nord du Mato Grosso
(Brésil). L’exemple de la Fazenda Progresso.
Montpellier,Cirad-Irat,68 p.
SHANER W.W., PHILIPPSP.F.y SCHMEL W.R., 1982,
Farming Systems Research and Development: A
Guidelinefor Developing Countries.Westview press,
Boulder, Colorado.
SMMONDS N.W., 1984, The state ofthe Art of Farm-
ing SystemsResearch. World Bank,Washington.
, 1985,Farming Systems Research:A
Review, Morld Bank Technical Paper no 43. World
Bank,Washington,D.C.
TACKGIAR,1984, A n Analysis of Research Priorities
in the C.G.System.TAC Secretariat.FAO/UN;94 p.
+ Annexes.
TACKGIAR,1985, FAC Review on on CGIAR priori-
tiesand futurestraiegies.TAC Secretariat,FAO,Rome,
120 p. + Annexes
TRIPP R.,1985,Anthropology and On-Farm Research,
Human Oiganizatron vol. 44 no 2,pp. 114-124.
, 1989:FarmerParticipation in Agricultural Re-
search:New Directions or Old Problems?, IDS Dis-
cus~zonPaper 256,InstituteofDevelopment Studies,
Brighton,UK,February 1989.
VISSAC B.,1979,Eléments pour uneproblématique de
recherche sur les systèmes agraires et le
développement.Toulouse,INRA-SAD.
WHYTE W.F.,1981,Participatory Approaches to Agri-
cultural Research and Development:A State of the
Art Paper.Cornel1University,CenterforInternational
Studies,Rural Development Committee,Special Se-
ries on Agricultural Research and Extension no l,
Cornell University,Ithaca,N.Y.
ZANDSTRAH.et al.,1981,A Methodologyfor onfarm
Cropping Systems Research.IRRI,148 p.

Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrolloagricola 35


LA ACTIVIDAD DE LOS AGRICULTORES:
UN TEMA DE INVESTIGACIONNECESARIO PARA LOS AGRONOMOS

Pierre MILLEVILLE
ORSTOM-Francia

RESUMEN INTRODUCCION
EI campo experimentaly el laboratoriofueron,por mucho La investigación agronómica se ejerció por mucho
tiempo,el lugar casi exclusivo de la investigación agronómica. tiempo casi exclusivamente dentro del marco del campo
Actualmente se reconoce que resulta más interesante la investi-
gación en un medio llamado “real”,es decir,entre los agricul-
experimentaly del laboratorio,estocon el objeto de hacer
tores.Ya no se trata solamente de conocer mejor las caracte- progresar los conocimientosde base sobre la elaboración
rísticas del medio para evaluar las posibilidades y las de la producción vegetal y combinarlos tratando de poner
limitantes,sino también de analizar la actividad de producción a punto nuevos modelos técnicos que fueran susceptibles
en sí misma,situando [os hechos técnicosdentro de su contexto. de serpropuestosa los agricultores.Estostrabajoscompe-
Este cambio en el comportamiento de los agrónomos se ten prioritariamente a los sectoresde investigaciónespe-
deriva de una renovación en su disciplinay, al mismo tiempo, cializados,las “ciencias agronómicas”.Se conoce muy
de las interrogantes que se presentan sobre la manera en particularmenteel papel que juegan los especialistas en
que los agricultores adoptan (opodrían adoptar) las nuevas genética y los seleccionadorespara producir un material
técnicas.
Las investigaciones emprendidas entre los agricultores
vegetal mas productivo,mejor adaptado a lascondiciones
permiten a los agrónomos ampliar considerablemente sus del medio y resistentes a los agentes patógenos. Otras
escalas de referencias, identificar y jerarquizar las imposi- disciplinas especializadas, taIes como la fitotecnia, la
ciones que realmente se ejercen en la elaboración de la ciencia del suelo,la defensa de los cultivos,se anexaron
producción y en la evolución de los entornos,comprender las para evaluar las condiciones y las técnicas que permiten
alternativas técnicasa través delfuncionamiento de la explota- expresar mejor las cualidades de este nuevo material
ción agrícola en su conjunto.Las encuestas agronómicas se vegetal.La noción de “paquete técnico” rinde perfecta-
hicieron entonces complementarias a los experimentos,y mu- mente cuentas de los esfuerzos desplegados,en forma
chos programas de investigación asocian y combinan ambas coordinada,por los diferentes sectores especializadosen
acciones.
Sin embargo,resulta dificilreducir elproblema del cambio
la investigación agronómica,buscando poner a punto
técnicoa una simple transferencia de modelos instaladosen una modelos de conducta coherentes de numerosos cultivos.
estación experimentaly dfundidos posteriormente entre los Estas investigaciones,realizadaspor institucionesnacio-
agricultores mediante un dispositivo de divulgación. Conj-on- nales e internacionales,permitieronun progreso conside-
tadosa la adopciónparcial o ddormada de suspropuestas,los rableen los conocimientos,y su impactofuetal en ciertas
agrónomos deben reconsiderar lapertinenciay el contenido de regiones del mundo que dio lugar al nacimiento del
sus modelos con eljìn de hacerlos más compatibles con los término “revolución verde”.
objetivos de los agricultores y con las condiciones en las que Hace poco tiempo las cosas parecían ir bien : corres-
ellos ejercen su actividad. pondíaa lainvestigaciónagronómicaexperimentalelabo-
Tenemoscomo resultado un interés creciente de parte de los
agrónomospor la actividad de los agricultores.La noción de
rar los modelos técnicosde progreso,a los dispositivosde
“práctica”,utilizada para calificarla técnica “en situación”,
vulgarización asegurar la transferencia,y a los agriculto-
muestra esta preocupación a través de dos grandes tipos de resadoptarlos ;pero poco a poco el panorama se enturbió.
cuestionesque le están ligadas :porunaparte,la evaluaciónde Los paquetes técnicos comúnmente no eran adoptados
los efectos de la actividad agrícola sobre los niveles deproduc- como se esperaba,y un sentimientode duda invadió a la
cióny sobre la situación delentorno,que depende directamente comunidad de la investigación y del desarrollo,nuevos
de la puesta en práctica de la teoría agronómica ;por otra conceptossalierona la luz,lasgestiones sediversificaron,
parte,poner de manifesto las condicionesy las determinantes aparecieronnuevos interventores.Uno de los síntomasde
de las alternativas técnicas (constatadasoposibles), que supo- esta situación fue el ver a tantos agrónomos abandonar
ne ampliar el marco de análisis ligando los hechos técnicos
entre ellosy con otras categoríasdefenómenos.Talobjetivo de
(por lo menos temporalmente) las estaciones experimen-
investigación conduce efectivamente hacia la interpretación tales para aventurarseen los campos de los agricultores.
del sistema de producción y expone claramente el problema Aparecieron entonces nuevos tipos de investigación
de la pluridisciplinariedad, cn términos de colaboración que tenian por objetivo identificar,en situacionesagríco-
necesaria entre los agrónomosy los investigadores de ciencias las determinadas,las imposiciones que recaen sobre los
sC)c!.(?!e2 procesos de elaboración de la producción, evaluar el

37
impacto de las técnicas puestas en práctica, y de manera comportamiento de los agricultores,lejos de traducir una
más general,sumergirseen la actividadde los agricultores actitud de pasividad y de resistencia al cambio, hacen
para comprenderla y apreciar las posibles vías de cambio. prueba de un activo paso de reconsideraciónde las pro-
No resulta inútil detenerse aquí sobre esta dinámica puestas,de reconstruccióndel modelo técnico.Se insinua-
científica’con el fin de precisar primeramente lo que pudo ba una duda.en el espíritu de los agrónomos :¿Lo que es
justificarla y motivarla, en seguida, las cuestiones y los bueno para el agrónomo podría no serlopara el agricultor’?
pasos que ella favorece y, finalmente,lo que resulta en D e esto provenía la necesidad de estudiar la actividad de
cuanto a sus relaciones con otros sectores de la los agricultores con el fin de aclarar las condiciones de
investigación. adopcióndel cambio tknico,buscando renovar el concep-
to mismo de los modelos técnicos.
Contribuir al enriquecimiento de la agronomia, al
POR QUE INTERESARSE EN LA ACTIVIDAD conocimiento de los agricultores y a su transformación,
DE LOS AGRICULTORES? son algunos de los motivos que empujaron a los agróno-
mos a interesarse aún más en la actividad que realizan los
Tres grupos de razones justifican esta preocupación agricultores.
creciente de los agrónomos:
-El reconocimiento de que constituyen las situaciones
agrícolas de los lugares de investigación, tan fecundos LA NOCION DE PRACTICA Y LAS
como la estación experimental.Allí existen condiciones CUESTIONES QUE LE ATAÑEN.
particulares,dificilmente reproduciblesen un medio con-
trolado.El agrónomo puede así,conduciendosustrabajos Sientendemoslasprácticas agrícolascomo laformaen
en el mismo lugar de la actividad de los agricultores, que los agricultores actúan concretamente significa que,
ampliar su campo de investigación,diversificar sus refe- talcomo lo sefiala J.H. Teissier (1979),uno se propone no
rencias, confirmar y matizar sus interpretaciones (para disociar al hecho técnico del operador y, de manera más
poner,en relacióncon el desarrollo de una nueva forma de general,del contextoen el cual las técnicas son aplicadas.
agronomia, disciplina de síntesis). Así definida,una práctica no se puede reducir a reglas o a
-El agrónomo contribuye a enriquecer el conocimien- principios de acción ;procede de una elección del agricul-
to de los agricultores.Su aportaciónCientífica,a través del tor, de una decisión que él toma teniendo en cuenta sus
análisis de los hechos técnicos, consiste en aclarar las objetivos,y de la percepción que él tiene de su entorno y
cuestiones relativas a las formas de aprovechamiento de su propia situación.En consecuencia,no adquiere su
agrícola de los entornos.Se llena así una laguna entre dos sigmfkación real sino hasta encontrarse situado dentro
conjuntos de investigacionesque habían tenido una incli- del funcionamientode la explotación agrícola, donde se
nación desde hace mucho tiempo por las situaciones expresan proyectos y objetivos, se toman decisiones, se
agrarias : por una parte aquellas de los especialistasen el arbitran compromisos. En este sentido se encuentra
medio biofisico (bioclimatología,edafología,botánica,...), indexadaa un sistemade producción particular.Tratándo-
y por otra parte aquellas que son manejadas por los se de hechos técnicos, se puede decir que la práctica es la
investigadoresde ciencias sociales(economía,sociología, técnica“en situación” :Dentro de un grupo de explotación
antropología,geografia,...) y consagradasal estudiode las o de una pequefia región,finalmentea una técnicaespecí-
sociedades rurales. fica corresponderáun conjunto más o menos diversificado
- Para los agrónomos,una razón mayor de este interés de prácticas. Lo que significa también que no hay en sí
se desprende, sin duda, de las cuestiones ligadas a la buenas o malas técnicasy que eljuicio sobre las prácticas
transferenciade nuevas técnicas elaboradas por la inves- se desprenderá necesariamente de un trámite de
tigación experimental. E n muchos de los casos la expe- interrelación de hechos y por lo tanto de naturaleza
riencia demostró que los “modelostécnicos” propuestosa sistémica.Sumemos a esto que toda práctica agrícola, así
los agricultores sólo eran adoptados de manera muy definida, presenta un caracter dimensionado que la técni-
imperfecta.Despuésde haber atribuidoampliamenteestos ca no tiene. Por ejemplo, una práctica de cultivo se
fracasos(por lo menos relativos) tantoal caracter rutinario aplicará a un objeto en sí mismo dimensionado (una
de los agricultores, a su tecnicidad deficiente y al peso parcela oun grupode parcelas), y necesitarála movilización
social de los campesinados,como a la insuficienciade los de medios (factoresdeproducción), queimplicanentonces
medios de vulgarización y de los dispositivos de un cierto costo de aplicación.Esta constatación es trivial,
enmarcación,la investigaciónagronómicase vio compro- pero particularmente importante,porque explica en gran
metida a interrogarse sobre la validez misma de los parte que los modelos técnicos elaborados por la investi-
modelos técnicos que pretendía transferir. Los ejemplos gación experimental,comúnmente no pueden ser adopta-
son abundantesdesde hace algún tiempo,muestran que el dos tal cual por los agricultores, en función de los medios

38 Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrollo agricola


de producciónde que disponen.La posibilidad agrícola se evolución del estado del entorno. El concepto de
encuentra por lo general muy lejos de la optimización “itinerario té~nico”~ (Sebillotte, 1974 y 1978)se hizo del
agronómicao, lo que es lo mismo, el modelo técnico no es todo operativo como herramienta del diagnóstico
realmente un modelo para la práctica. Por último, cabe agronómico. Además es cada vez más utilizado para
seilalar que las prácticas de los agricultores no se limitan elaborar planes de acción previsores en materia de
solamente al área técnica, que es privilegiada por los conducta de cultivo, tomando en cuenta objetivos que se
agrónomos.Las prácticas económicas y sociales juegan fijan (tales como niveles de rendimiento) y compromisos
también un papel primordial, en particular en lo que se que se imponen.
refiere al accesoa losfactoresde producción,manteniendo - La comprensiónde las condicionesy de las determi-
estrechos lazos con los anteriores, interfiriendo así con la nantes de la puesta en marcha de las técnicas por los
actividad agrícola propiamente dicha. Vemos entonces agricultores. Las prácticas tienen aquí un estatus total-
dibujarse ya los contornos de una necesaria colaboración mente diferente al precedente :variables “explicativas”,
entre los agrónomos y los investigadores de ciencias que se convierten en variables “por situar” y “por expli-
sociales. car”. Si la parcela fuera un lugar privilegiadopara juzgar
Estudiar las prácticas supone primero el consecuenciasagronómicas de prácticas,se necesitaríaen
caracterizarlas.Pasemos rápidamente sobre este aspecto la actualidad llevar el análisis a niveles más englobantes
para subrayar que uno no puede conformarse con lo que (explotación agrícola, poblado,...) para responder a la
los agricultores dicen, menos aun cuando ellos son cuestión evocada. Nos invita a poner en perspectiva la
interrogados de manera muy general sobre su actividad. actividad de agricultores dentro del conjunto del sistema
El discurso corresponde muy raramente a lo que en de producción.
realidad se observa.Sin embargo esto aclara la percep- L a explotación agrícola es un nivel donde se expresa
ción que tienen los agricultores de su situación, de sus una cierta coherencia de las elecciones efectuadas. La
objetivos y los modelos implícitos que los guían para optimización en la combinación de los medios obliga al
aprovechar el medio. La caracterización de las prácticas agricultor a adoptar compromisosevidentes.El análisisde
no puede abstenerse de la observación y la confrontación prácticas,bajo este concepto,debe ayudar a dar cuentas de
sistemática del “dicho” y del “hecho” que se muestra, a los objetivosy de los proyectos del agricultor,y a apreciar
través de la experiencia, como un medio eficaz para la naturalezay el impacto de las imposicionesque limitan
aclarar las razones de las elecciones efectuadas.Aparece las posibilidades de producción. Sin duda las prácticas
entonces la intervención de multiples imposiciones que constituyen los elementos más concretos para apreciar el
explican que lo “realizado” difiere de lo “deseado” o de lo funcionamientode la explotación agrícolaen su conjunto.
“previsto”. También deben permitir el precisar los objetivos del
Se presentan dos grandes categorias de cuestiones a agricultor que están lejos de ser explícitos, puesto que
propósito de las prácticas (Gras et al., 1987 ; Landais y multiples, relativos, de duraciones variables (corto,me-
Deffontaines, 1989;Milleville, 1987): diano y largo plazo) en ocasiones antagonistas o contra-
- L a evaluación de las consecuenciasagronómicas de dictorios; si la actividad se deriva de objetivos,su análisis
las prácticasz. Este objetivo se desprendedirectamentede contribuye a su vez a aclararlos.
la aplicación de la teoría agronómica,y aquí no queremos D e manera más general, las prácticas informan sobre
entrar en detalle ya que hay otrascomunicacionesparticu- el funcionamiento de la explotación, es decir, sobre la
larmente consagradas a esta cuestión. Se trata de cadena de decisiones tomadas para orientar, organizar y
correlacionar las técnicas aplicadas por los agricultores a manejar los procesos de producción. A este respecto
lasvariacionesque sufre el entorno y la población vegetal. puede reconocerse un caracter jerarquico de decisiones.
Al contrario de las acciones experimentales,la encuesta Ciertas selecciones imponen límites a las selecciones
agronómica parte generalmentede la apreciación de una ulteriores, por su amplitud y/o la duración a que se
variabilidad de niveles,de una o de diversasvariables “por comprometen.(Es así que la selección de una rotación
explicar”, para remontar a las causas de variaciones de cultivos puede ser Calificada como estratégica y
constatadas. E n efecto, encuesta y experimentación se orienta aaquella de los itinerarios técnicos, sobre cada
combinan frecuentemente en un mismo programa de una de las parcelas de explotación). Por otra parte,
investigación,y se han imaginadoprocedimientosmixtos conviene subrayar el peso que adquiere el entorno
muy variados). Estos “diagnósticosagronómicos” se apli- (económico, social, institucional) dentro de las
can a los procesos de elaboración del rendimiento de los decisiones del agricultor. Su comportamiento no puede
cultivos,y comúnmente a fasesespecificasdel ciclo.Por el comprenderse si no se toma en cuenta estas
contrario, pueden referirse a “pasos de tiempo” más influencias multiples; el sistema de producción puede
largos,en particular cuando se trata de apreciarel impacto considerarse sólamente como un sistema fundamental-
de las técnicas y de las sucesiones de cultivos en la mente abierto.

Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrolloagrícola 39


El primer grupo de interrogantes se desprende cambio adecuadas y realistas6.Aquí nos limitaremos a
especificamente de las preocupaciones y de la hacer algunas observacionesde orden general.
competencia de los agrónomos.Pero también supone el -Una aportacióndecisivade estasinvestigacionesesel
referirse a los conocimientos adquiridos por las reconocer la diversidad de las situaciones particulares
ciencias agronómicas de base o el hacerlas intervenir (demostradas en parte por la diversidad de las prácticas)
para ampliary hacer más preciso el análisis.La segunda que invita a desistir de un concepto uniformante del
categoría de cuestiones impone mucho más y de cambio técnico.Cadavez más se reconoce la necesidadde
manera m u y enérgica, la exigencia de la modular las propuestas,adaptarlas a contextos especifi-
pluridisciplinariedad.Entre más se busca comprender el cos. Las tipologías de explotaciones (en términos de
por qué de las decisiones de los agricultores más se funcionamientoy de evolución) se conviertenen métodos
impone el tomar en cuenta los fenómenos que operativos para avanzar en esta dirección (Capillon y
escapan al dominio de las técnicas y al nivel del actor Sebillotte, 1980). Tomar en cuenta la actividad de los
aislado.Los trabajos de los geógrafos, de los sociólogos, agricultores lleva entonces a determinar las condiciones
de los antropcilogos y de los economistas permiten de adopciónde las innovacionesy a privilegiar la investi-
esclarecer las reglas y organizaciones socialesligadas gación con las vías adaptativasde cambio.
más o menos directamentea la actividad agrícola (en - La investigación sobre la decisión desemboca en la
materia de gestión de la tierray de la fuerza de trabajo puntualizacióndemétodosy herramientasque ayudana la
por ejemplo), la intervenciónde diferentescentros de decisión(este punto será específicamentetratadopor J.M.
decisión, la influencia del contexto global, las Attonaty). Nos apegamos a M.Duru (1987)que insiste
relaciones entre dinámicas sociales y cambio técnico, sobrela necesidad “de no limitarmás al único estudio del
etc... La extensión de la problemática de los proceso productivoen relación con las operacionestécni-
agrónomos termina entonces en una delimitaciónde su cas. Los nexos entre procesos de decisión y procesos
campo cientifico mediante otras disciplinas, creando productivossonuna condiciónde adopcióno de inserción
así, a proposito de investigaciones sobre las de las propuestas,que se desprendende la investigación,
prácticas, las condicionesde una real e indispensable dentro de los sistemas de explotacionesagrícolas”.
pluridisciplinariedad. - La investigación sobre lasprácticas de los agriculto-
El interés principal de una investigación sobre las res debe también a su vez influir en la investigación
prácticas reside sin duda en el hecho de interesarse agronómica experimental.Precisando los temas que han
conjuntamente a las dos categorías de cuestiones que sido reconocidos como importantes despues de los diag-
fueron citadas. Este prejuicio impone el considerar nósticosrealizadosen situacionesagrícolasy quemerecen
varios niveles (de espacio,de tiempo,de organización): ser profundizadosen medio contraído.Pero tambiénpara
plazuela de observación de la población vegetal,parcela mejorar el concepto mismo de los modelos técnicos,por
de cultivo, explotación agrícola, poblado y territorio ejemplo, imaginando nuevos tipos de experimentación,
campesino, pequeña región, marco institucional,... Lo teniendo principalemente como meta el evaluar el efecto
que acontece en un cierto nivel depende,en efecto,del de ciertas técnicas en condiciones subóptimas. A este
funcionamiento de niveles más englobantes, y respecto,nuevas metodologías han sido elaboradas,tales
repercute simétricamente en los niveles de orden como la experimentación de “sistemas de cultivo bajo
inferior.Por otra parte,la experiencia comprueba que el imposiciones”(Fillonneau et al.1983),la cualconsisteen
nivel en el que se detecta un problema no es siempre dar dimensiones a los dispositivos experimentalespara
aquel en que este problemapodrá ser resuelto.Existe aquí hacerlosmás semejantesa lascondicionesquelosagricul-
un problema que se sitúa en el corazón de las relaciones toresencuentranen susexplotaciones.Elrecurrircadavez
entre conocimiento y acción,es decir entre investigación mas frecuentemente a los métodos (diversificados) de
y desarrollo. experimentación en medio rural (EMP)forma parte de
una misma preocupación (Triomphe, 1987). Indudable-
mente quedamucho por hacer en este entendimiento,para
HACIA UNA RENOVACION DE LA estableceruna sinergiaverdadera entre investigación con
INVESTIGACION los agricultores e investigación en medio controlado.

Una de las razones de ser de la agronomía es la


participar en la transformaciónde las agriculturas.Diga- CONCLUSION
mos entonces,enprincipio,que ellanopuedeconformarse
con observar y analizar las prácticas de los agricultores Para íos agrónomos,el examinar la actividad de los
para comprenderlos,sino que este conocimiento debe agricultores conduce a ubicar los hechos técnicos entre
también contribuir en la elaboración de propuestas de ellos y en relación con otras categorías de fenómenos.

40 Enfoques de sistemas,perspectivas disclphnariasy desarrollo agrícola


Estos hechos técnicostoman su plena significación en lo FILLONNEAU C.,1988, L a gestion de ((systèmes de
que podemos llamar un sistema de producción agrícola, culturesouscontraintes)). IntérO êt pour des opérations
finalizado por los objetivos del agricultor,y dependiendo de développement agricole. Les Cahiers de la Rech.
de un entorno que lo orientay lo compromete mas o menos Dév.,NO.17,63-73.
grandemente. GRAS R. et al., 1989, LÆ fait technique en agronomie.
Dicho esto,es necesario reconocer que continuamente Activité agricole.Point de vue sur un courant nouveau
otras actividades se incorporan en el sistema de produc- de la recherche agronomique, en: Modélisation
ción agrícola,pudiendo hacer un llamado a otros espacios systémique et système agraire, Actes du Séminairedu
y a otras formas de organización social diferentes a la Département SAD, Saint-Maximin(2-3 mars 1989),
explotaciónfamiliar.Este fenómeno parece extenderse en 3 1-64.
muy numerosas situaciones. E n consecuencia, se hace MELEVILLE P.,1987, Recherches sur lespratiques des
dificil,incluso imposible,buscar la lógica del comporta- agriculteurs.Les Cahiers de la Rech-Dév.,No. 16,3-
miento de los actores haciendo referencia sólo a la activi- 7.
dad agrícola y al nivel local. Interesarse en la actividad SEBLLLOTE M.,1978, Agronomie et agriculture.Essai
agrícola y al sistema de producción representa entonces d’analyse des tâches de l’agronome. Cah. ORSTOM,
una etapa esencial, pero solamente una etapa, de la sérBiol.,No. 24, 3-25.
comprensión de sistemasrurales amplios,y el agrónomo SEBILLOTE M.,1978,Itinérairestechniqueset évolution
debe fijar los límites de su investigación.La colaboración de la pensée agronomique.C.R.Acad. Agric. Fr.,1 1,
con los investigadores de otras disciplinas se impone 906-913.
todavía más de lo que se podía sugerir anteriormente. TEISSIER J.H.,1979, Relations entre techniques et
pratiques. INRAP,38, 19 P.
TRIOMPHE B.,1987, Méthodes d’Expérimentationen
Notas: Milieu Paysan, approche bibliographique. CIRAD/
IRAT-DSV,NO.4.
Que, en Francia, se expresa de inaiiera muy semejante en
organismos como el INRA (especializado en los problemas de
la agricultura francesa), el CIRAD y el ORSTOM (institutos
de investigación orientados al mundo tropical).
Nos referimos sobre todo a las prácticas que se desprenden
del dominio técnico.
Se recomienda referirse al interesante documento de síntesis
sobre la EMP (Experimentación en el medio campesino)
elaborado por B.Triomphe en 1987.
Definido como “una combinación lógica y ordenada de las
técnicas que permiten controlar el medio y obtener de ello una
cierta producción”.
Con este término admitimos que en la unidad de producción,
pueden coexistir varios centros de decisión que manifiesten
objetivos diferenciados y márgenes propios de libertad de
decisi&.
Es una exigencia del cuerpo social de los agrónomos, que no
excluye una repartición de tareas entre agrónomos.

BIBLIOGRAFIA

CAPILLONA.,SEBILLOTEM.,1980,Etudedes systèmes
de production des exploitations agricoles. U n e
typologie,en:Caribbean SeminaronFarming Systems
Research.Methodology.Pointe-à-Pitre(Guadeloupe),
INRA,85-111.
DURU M.1987, Diagnostic et aide à la décision chez
I’agriculteur. D u champ cultivé au système de
production.Les Cahiersde laRech.Dév.,No,16,14-
21.

Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrollo agricola 41


AGRONOMIA Y SISTEMA DE PRODUCCION

Nicolas GERMAIN
ORSTOM-Bolivia

RESUMEN nutricionales de un cultivo, la conservación de la aptitud


a producir del medio, los riesgos agroclimáticos y econó-
Nuestro objetivo espresentar algunasfacetas de agronomía micos, pueden ser objeto de una enseilanza contradictoria
y de sus conceptos,particularmente los ligados a Ia toma en entre departamentos.
cuenta de las actividades agropecuarias como tema de estudio.
Estos conceptos se han construido a partir de un enfoque no
A fin de remediar los inconvenientes de esta especia-
exclusivamente analitico y experimental.Se intentarci traducir
lización se ha desarrollado,conjuntamentecon los progre-
Ia evolución en Ia manera de plantear los problemas y, por sos de la ecologia,una ecologia aplicada al campo cultiva-
consecuencia,deformular las preguntasy de proponer solucio- do que considera como un todo al terreno, al clima, la
nes. población vegetal cultivaday las técnicas utilizadas.Este
enfoque se ha desarrollado particularmente en Francia,
poco después de la segunda guerra mundial, bajo el
El objeto de “nuestra” agronomía es el campo cultiva- impulso de S.Hénin, en respuesta a los cambios técnicos
do, sede de interaccionesa diferentes niveles de tiempo y inducidos por la industria y también a demandas de
espacioentre-elterreno -elcultivo -elclimay -1aslabores agricultores.Esta corrientefue proseguidapor los trabajos
y técnicas culturales,integrado en un paisaje y una histo- de Sébillotte y de su equipo sobre la necesaria dialéctica
ria,parte de una unidad de producción con medios propios entre agronomía, disciplinacientífica,y agricultura,acti-
y objetivos específicos de producción. vidad socio económica (Sébillotte, 1974)
Entender el funcionamientodel campo cultivado esta-
blece un lazo entre una actividad experimental,un trabajo
de observación y un enfoque de recomendación y exten- LA AGROFISIOLOGIA
sión.Requiere un conjunto de métodos de investigación
que integra los diferentes puntos de vista que se pueden El rendimiento de un cultivo se elabora durante el
adoptar para relacionarlas diferentes escalas de tiempo y tiempo.Una técnica no determina un rendimiento, pero
de espacio, para relacionar dialécticamente conocimien- modifica el estado del conjunto clima-terreno-cultivoque
tos científicos y activ dades agropecuarias. evoluciona, bajo la influencia de hechos aleatorios de
origen climático, hasta un estado final donde el rendi-
miento es una de las partes.
CIENCIAS AGRICOLAS Y AGRONOMIA La agrofisiologia estudia, durante el tiempo, la elabo-
ración del rendimiento en función de la disponibilidad de
Las Facultadesde Agronomía en América Latina están los factores de crecimiento -luz, minerales, anhídrido
organizadasen departamentos,que traducenIa importan- carbónico-y de las condiciones de crecimiento -tempera-
cia de un sector de actividad y la especializacióndebida al tura, alimentación hídrica. Estos parámetros pueden ser
progreso científico. Así, la Facultad de Agronomía de modificados por las técnicas culturales. Este análisis
Cochabamba (Bolivia), omás exactamentela Facultad de descompone el rendimiento en componentesque traducen
Ciencias Agrícolas y Pecuarias, tiene cinco departamen- la morfologíay el desarrollo del cultivo,el funcionamiento
tos: Fitotecnia, Zootecnia, Ingeniería Agrícola, Desarro- de la población vegetal cultivada (Kohashi, 1990).
llo Rural y Tecnología Agroindustrial.
Esta repartición de actividades entre departamentos
llevaa estudiosaisladosdel clima,del sueloy de la planta, EL DIAGNOSTICO DE LA ELABORACION
lo que induce ventajas e inconvenientesde la especializa- DEL RENDIMIENTO
ción.Así,las técnicas de acondicionamiento del espacio -
lucha contra la erosión, infraestructura de riego, por A partir de observaciones, en situaciones de parcelas
ejemplo- se estudian en el departamento de Ingeniería de agricultores, describiendo el rendimiento por sus
Agrícola. Las técnicas de mejoramiento varietal y de componentes, el diagnóstico agronómico determina los
tecnología de las semillas dependen de la enseiianza del componentes limitantes, y así, durante el tiempo, los
departamento de Fitotecnia. Pero las técnicas de factores y condiciones de crecimiento que, a priori, limi-
fertilización, en relación con los requerimientos taron el potencial productivo. Esto permite considerar

43
propuestastécnicaspara resolver las dificultadesde nive- terreno. También el manejo de un cultivo tiene que
les de producción de los agricultores. tomar en cuenta los efectos en las cercanías, por
Este enfoquees complementarioal de la agrofisiología. ejemplo, para evitar problemas de contaminación por
Resulta de la voluntad de observary de tomaren cuenta las enfermedad.
situacionesde parcelas de agricultores. Entonces el concepto de sistema de cultivo,en su afán
de ayuda a razonar el manejo de un cultivo,y frente a la
dificultad de establecer situaciones comparables, debe
EL ITINERARIO TECNICO complementar el estudio experimental con estudios de
campo,y caracterizarestas situacionesreales a diferentes
Sébillotte (1974)define este término como la secuen- plazos de tiempo,definiendo gamas de variaciones de los
cia lógica y ordenada de las técnicas culturales -cultivo, estados del medio.
variedad, fecha y dosis de siembra, labores del suelo, Pero el manejo de una parcela se razona en función de
control de malezas, control de enfermedades y plagas , los medios disponibles -superficie,equipos,mano de obra,
modalidades de cosecha-aplicadas a un cultivo.El itine- insumos-,de objetivos de producción y de riesgosacepta-
rario técnico puede ser analizado según dos perspectivas: dos. Se integra en un espacio más amplio de manejo, que
una previsoria, la otra descriptiva. corresponde a la unidad de producción
El itinerario técnico previsorio permite establecer un
manejo del cultivo. Su lógica se basa en los estados del
medio a obtener,como por ejemplo la exigencia de la cama EL SISTEMA DE PRODUCCION
de siembraque determinaráel tipo de labranzay el número
de rastradas. Esta lógica debe también tomar en cuenta Este concepto, de manera similar al de sistema de
hechos aleatorios, favorables o desfavorables, de origen cultivo,es relativo a la manera de conducir una unidad de
climáticoo ligadosa disponibilidadesde equipo y de mano producción. Numerosas definicionescoexisten (Brossier,
de obra que permitirán simplificar o complicar el paquete 1989): unas,están cercadel concepto de sistema de cultivo
tecnológico, no debiendo este último ser una secuencia (Twent, 1985); otras,se refierena la explotación agrícola
ordenada sin lógica, o receta. vista c o m o una combinación de producciones
El itinerario técnico,considerado como resultado de agropecuariasy de factores de producción -tierra,capital,
la actividad agrícola, pone énfasis en la sucesión de trabajo-,otras, integran una dimensión social.
los cultivosy losprocesosacumulativos.El establecimien- Divulgar una nueva técnica o un paquete tecnológico
to de balances minerales y orgánico permite establecer nuevo, supone no tener restricción ecológica a nivel del
un juicio de la evolución de la aptitud a producir de los medio ambiente.L a adopción de esta técnica supone que
terrenos. Pero no hay oposición entre estas dos dentro de launidad de producción no existen contradiccio-
perspectivas, porque el análisis de los resultados se nes organizativasentre rubros. La divulgacióny la adop-
maneja en función de la desviación entre lo previsto y lo ción de una técnica suponen, desde luego, supuesto,
observado. superar restricciones socio-económicas.
El enfoque,en términosde dominiode recomendación
(Byerlee et Collinson, 1988) agrupa, dentro una misma
EL SISTEMA DE CULTIVO región ecológica y administrativa,las explotaciones agrí-
colas en función de sus similitudes.E n un primer paso la
Este concepto se relaciona con la manera de cultivar tipologiasebasa en datos de estructura -superficies,fuerza
una parcela (Sébillotte, 1990). Se define por la natura- de trabajo,equipo-.Pero esta tipologia se va complicando,
leza de los cultivos y su sucesión, y por, los itinerarios poco a poco, al considerar criterios más cualitativosliga-
técnicos.E n 1975 era definido como un sub-conjunto del dos al funcionamiento de la explotación -tenencia de la
sistema de producción. L a evolución de esta definición, tierra, posibilidades de comprar insumos, destino de los
al nivel de los agrónomos, muestra que este concepto productos, proyecto que el agricultor asigna a su finca
es relativo al manejo de los cultivos y no a una dentro del conjunto de sus actividades socioeconómicas.
superficie de terreno, definida como un ecosistema y10 Finalmente,la evoluciónde la explotación agricola parece
considerada como sub-conjuntode una explotación agrí- muy ligada a la historia de vida de la familia involucrada
cola. (Osty,1978).
El manejo de una sucesión de cultivo tiene que E n ese concepto, si bien hay la posibilidad de
conjugar diferentes plazos en el tiempo: el instante para simular experimentalmente una unidad de producción
arreglar una herramienta, la campaila agrícola para con finesde formación (Fillonneau, 1988), la necesidad
definir estrategias de producción de un cultivo,el medio de trabajar en condiciones de agricultores parece
plazo para mantener y mejorar la aptitud a producir del sobresaliente.

44 Enfoque: de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrolloagrícola


DISCURSOS DE AGRICULTORES seguir con la dinámica generativa de conocimientos.
Tambiénnos invitaa formalizarmás los conocimientosy,
Algunos agricultores solicitan colaboración de agró- en este sentido,la modelización parece una herramienta
nomos con el propósito de solucionaruna disminución de valiosa.Además tiene laventajade serunaherramientade
la fertilidad de sus tierras. Pero este argumento puede formacióny de diálogo con el agricultor.
tener diferentes explicaciones (Sébillotte, 1989). Así,en
unos casos, se expresa por un aumento del precio de los
insumos o por una disminución del precio de venta del BIBLIOGRAFIA
producto, el rendimiento y las condiciones técnicas de
producciónquedan estables.E n otroscasosla explicación BROSSER J., 1987,Système et systèmede production.
nace de un cambio de técnica e induce a una flexibilidad Note sur ces concepts, Cahiers ORSTOM,Sér Sc.
más reducida de manejo de la técnica,una exigenciamás Hum., No23,377-390.
fuerte referente al calendario y calidad de realización de BYERLEE D.y COLLINSON M.,1988,Planeación de
esta técnica.E n otroscasosel climaserápreponderanteen tecnologias apropiadas para los agricultores. Con-
laexplicación,por ejemplo,por efecto deuna secuenciade ceptosy procedimiento. México, CIMMYT,71p.
años secos.E n otroscasos,el rendimiento baja con técni- FILLONNEAU C., 1988, La gestion des systèmes de
cassimilares,debidoa una degradaciónde laspropiedades culturesouscontraintes:intérêtpour desopérationsde
-fisicas,químicas,biológicas-del medio. développementagricole,Les Cahiersde la Recherche
Para formalizarun juicio y propuestas,el agrónomo Développement, No17,63-73.
tendrá que considerar la serie cronológica de los rendi- GRAS R.,BENOIT M.,DEFFONTAINES J.P., DURU
+entos, la evolución de las técnicas,la evolución de los M.,LAFARGE M.,LANGLET A. y OSTY P.L.,
precios,y evaluar las interacciones entre medio y flexi- 1989, Le fait technique en agronomie. Activité
bilidad de manejo entre rendimiento y variabilidad agricole,conceptset méthodes d ’étude. Paris,INRA.
climática. 184p.
KOHASHIJ., 1990,Aspectos de la morfologiajsiologia
delfrijol Phaseofus vulgaris L.y su relación con el
CURIOSIDADES DE AGRONOMOS rendimiento.Chapingo Montecillo,Centro deBotáni-
ca Colegio de postgraduados,44p.
Conjuntamentecon las preguntas de agricultores,al- OSTY P.L.,1987,L’exploitationagricolevuecomme un
gunos agrónomos tuvieron la curiosidad,y para unos la système.Diffusion de I’ innovation et contributionau
necesidad metodológica, de comparar resultados de la développement, Bull. Techn.Inf Min.Agr.,326,43-
estación experimental con los rendimientos de parcelas 49
cercanas.Han buscado reducir,explicar y entender las SEBILLOTTE M.,1974, Agronomie et agriculture.
diferencias. Essai d’analyse des tâches de l’agronome, Cahiers
Así,sehan realizadoensayosmultilocalesy ensayosen ORSTOM,Sér.Biol.,N024,3-25.
parcelas de agricultores.Una segunda metodología es la SEBILLOTTEM.(Ed.), 1989, Fertilité et systèmes de
de trabajar en la estación experimentalen condicionesno production. Paris,INRA,369 p.
óptimas, poniendo reglas en cuanto a la utilización de SEBILLOTTE,M.,1990,Conclusion.Systèmedeculture,
mano de obray de insumos,simulando estados del medio un concept opératoire pour les agronomes, en: Les
desfavorables -creandovoluntariamente,por ejemplo,un systèmes de culture,Paris,INRA,165-196.
pie de arado. TURRENT A.,1985, El agrosistema, un concepto Útil
Una tercera forma corresponde al desarrollo del con- dentro de la disciplina de productividad. Chapingo,
cepto de Sistemas de Producción y al desarrrollo de una Colegio de Postgraduados,34p.
investigación pluridisciplinaria.

AGRONOMIA Y SISTEMAS DE PRODUCCION

Las relaciones entre estos dos términos ilustran la


dinámica de la agronomía,disciplinacientíficaen vía de
fortalecimiento.Numerosas definiciones existen todavía
en función de la rama de especialidad o del contexto
cultural.Asimismo,eso nos invita a toleranciay apertura
para entender al colega,a más trabajo y esfuerzo para

Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrollo agricola 45


LE CONCEPT DE SYSTEME D’ELEVAGE :
UN OBJET NOUVEAU POUR UNE RECHERCHE INTERDISCIPLINAIRE,
UNE REPRESENTATION OPERATOIRE POUR LE DEVELOPPEMENT

Etienne LANDAIS
INRA-SAD (Francia)

RESUMEN diando el animal, los recursos que se utilizan y los ambientes


ganaderos.
Las investigaciones sobre los sistemas ganaderos tienen L a articulación entre estos dos tipos de modelos es asegu-
su origen en la necesidad de proporcionar las mejores herra- rada mediante la modelización de lasprácticas ganaderas,con-
mientas para ayudar en las decisiones de los ganaderos, así sideradascomo una ctsalidax de los modelos de acción y como
como para los otros actores sociales que intervienen en la una ctentradau de los modelos de elaboración de ejìciencias,y
administración de los sistemas complejos de la actividad por eljlujo de informaciones que contribuyen al conocimiento
ganadera. Las Característicasprincipales de su originalidad -
delfincionamiento del sistema y por lo tanto sobre el efecto
en relación a las investigaciones zootècnicas clásicas residen de sus propias prácticas.
en: 9 el hecho de que consideran a los dichos actores Se describen las principales difîcultades encontradas en
adentro del campo de investigación,ii) la adopción de un enfo- este proceso de modelización, algunos ejemplos ilustran el ca-
que sistèmico y pluridisciplinario, iiQ la opción adoptada rácter operativo de este nuevo enfoque y sobre su
de una práctica de investigacidn-acciónque conduce a los complementariedad con las investigaciones más analíticas y
investigadores a implicarse realmente en el ámbito del desa- más experimentales que se llevan a cabo. Por otra parte, los
rrollo. principales conceptos utilizados en el estudio de los sistemas
E n Francia, las preguntas a las que tratan de respon- ganaderos son presentadosy definidos en el texto,que es com-
der estas investigaciones se rejìeren a tres tipos principa- pletado por una lista bibliográjìca de algunos trabajosfiance-
les de objetivos: la gestión de las explotaciones agrícolas ses orientados a los sistemas ganaderos.
que practican la ganadería en contextos variados, la
gestión de las cadenas de transformación y de
comercialización de los productos ganaderos; la función
de la ganadería de herbívoros en la gestión del espacio INTRODUCTION
rural, a la escala de unidades territoriales de superficie
muy variada. Más allá de las situaciones locales que son
estudiadas para dar respuesta a unos objetivos particula- Objectifs et problématique
res, estas investigaciones se proponen elaborar un conjunto
de mètodos de alcance general para el estudio de los
sistemas ganaderos. Les recherches sur les systèmes d’élevage
Esas investigaciones tienden a renforzar la comprensión de s’inscrivent dans le cadre plus large des recherches sur
situaciones concretas y a mejorar el nivel de control que los les systèmes de production agricole et les systèmes
actores tienen sobre sus ctsistemas ganaderos, (representacio- agraires.Tous ces travaux visent à apporter des réponses
nes finalizadas, inspiradas en la modelización sistèmica). Es-
tas representaciones combinan dos grandes tipos de modelos, à des questions formulées par des acteurs sociaux
en proceso de fonnalizacidn: concernés à divers titres par la production agricole, la
- Unos ctmodelos de acción>>, fundamentados sobre los transformation et la valorisation des produits de
actores, que analizan el proceso de formación de las l’agriculture ou la gestion de l’espacerural. Ces acteurs
decisiones relativas a la organización y al manejò del
se trouvent,d’une manière générale,en situation de gérer
sistema, en función de los indicadores que utilizan los
actores para evaluar su funcionamiento, de las referencias des systèmescomplexes, sur le fonctionnement desquels
que de las cuales ellos disponen y de sus propias represen- ils ne disposent que de connaissances parcellaires et de
taciones. L a construcción de estos modelos se basa en una qualité très inégale. Contraints néanmoins de prendre
colaboración interdisciplinaria asociando las ciencias huma- des décisions et d’engager des actions, ils sollicitent de
nas.
- Unos modelos zootècnicos basados sobre el animal y el leurs interlocuteursde la Recherche et du Développement
rebaño, simulando la forma mediante la cual se elaboran sus des réponses rapides,leur permettant d’éclairer les choix
perfonnancias bajo la influencia de las picticas de manejo auxquels ils sont confrontés.L’évolution de plus en plus
del ganado y de losfactores del medio. Estos modelos mobilizan rapide des questions ainsi posées, la diversité de ces
y sintetizan los avances de las disciplinas especializadas estu-
questions et la complexité des systèmesconcernésposent

47
un problème nouveau aux instituts de Recherche Thématiques et échelles de recherche
comme aux organismes chargés du Développement
Agricole. L’adoption d’une approche systémique Généralement formulées à l’échelle locale ou
constitue une tentative de réponse à ce problème régionale,les questions auxquelles tentent de répondre
général. ces recherches concernent, schématiquement, trois
L‘approche systémique consiste fondamentalement principaux types de sujets :
à accepter la complexité jugée irréductible des -La gestion des unités de production d‘élevage (ex-
systèmes étudiés, et à concentrer les moyens ploitations agricoles spécialiséesou non,intégrant un ou
d’investigation non plus sur l’analyse exhaustive et des ateliers d’élevage), dans des contextes variés :diver-
approfondie des mécanismes mis en jeu et de leurs sification consécutive à l’instaurationde quotas de pro-
multiples interactions, mais sur le fonctionnement duction, extensification, maîtrise des effluents,
global de ces systèmes, en essayant de discerner le sécurisation des systèmes de production face aux aléas
type de connaissances dont l’acquisition sera à court liés au marché et aux politiquesagricoles,organisationet
terme la plus directement utile aux acteurs chargés de aménagement du travail,mise au point d’outilsà l’usage
les “piloter”.L‘objectif commun consiste donc à fournir des conseillersagricoles,etc.C’estàce niveau-clé que se
des outils d’aide à la décision aux acteurs chargés de posent la plupart des problèmes liés à la maîtrise des
gérer les systèmes mettant en jeu l’activité agricole. processus biotechniques mis en jeu dans la production
Les recherches qui répondent à cette problématique animale.
utilisent, pour représenter le fonctionnement des -L’implication des activités d’élevage dans les
systèmes étudiés, une méthode privilégiée: la problèmes liés à la gestion de l’espace rural et de
modélisation systémique (Le Moigne 1990, Brossier l’environnement,à l’échelle d’unités territoriales de
et al. 1990). superficie très variée selon les questions abordées :
Les recherches sur les systèmes d’élevage menées territoires communaux (gestion et aménagement de
au sein du Département “Systèmes agraires et l’espacerural,étude de la déprise agricole), bassins ver-
Développement” (SAD)de l’InstitutNational de la Re- sants (problèmes liés à la gestion de l’eau), massifs
cherche Agronomique (INRA) s’inscrivent dans la forestiers ou montagnards (lutte contre les incendies,
problématique générale que nous venons d’esquisser. aménagement).
Considérant l’élevage en tant qu’activité humaine, -La gestion des filières de transformation et de
elles s’intéressentà la fois aux acteurs de l’élevage,à commercialisationde produitsdel’élevage.Cesrecherches
l’animal et au troupeau,aux produits de l’élevage,aux se focalisentactuellementautour du concept de “qualité”
ressources et aux territoires exploités. L‘étude des (Dubeuf, 1992 a et b ;Casabianca,et al. 1992).
interrelations entre ces déments est conduite en
termes de fonctionnement global des systèmes
d’élevage, dans une perspective directement appliquée Démarche
à la gestion des systèmes d’élevage.Même lorsqu’elles
s’intéressent à des niveaux d’investigation Ces questions très diverses sont traitées selon une
relativement fins (par exemple le comportement même problématique,centrée sur la gestion des systèmes
alimentaire d’animaux au pâturage), les investigations d’élevage. La démarche adoptée comporte
sont donc toujours finalisées par des questions plus schématiquement trois étapes principales :
globales, qui ont trait au développement agricole*. - Analyse de situation : partant de l’étude des pra-
Leur ambition consiste 8 produire des indicateurs de tiques des acteurs qui pilotent les systèmes considérés,
fonctionnement, des références et d’une manière cette analyse consiste à identifier leurs objectifs,puis à
générale des outils de diagnostic et d’aide à la jugerde la maîtrise qu’ilsexercentsur le fonctionnement
décisionpermettant d’améliorerla maîtrise du “pilotage” de ces systèmes,et à repérer lesfacteursqui limitentcette
des systèmes considérés. Au-delà des situations locales maîtrise.Cette phase de rechercheessentielleest conduite
qui sont étudiées pour répondre à des demandes sur le terrainpar deséquipespluridmiplinaires travaillant
particulières, elles visent à élaborer un corps de en concertation étroite avec les acteurs concernés. Elle
méthodes de portée générale pour I’étude des systèmes s’appuielargementsur lestechniquesde modélisation qui
d’élevage. fournissent le principal support de cette collaboration,

48 Enfoques de sistemas,perspectivas discrplinnrinsy desarrollo agricola


permettentde structurer les investigations,accompagnent système d’élevage n’est donc pas de l’ordre des choses
l’avancement des connaissances et l’émergence des matérielles, mais de celui des concepts. I1 s’agit plus
projets. L‘objectif consiste, à partir des questions précisément d’un “concept opérateur”,c’est-à-dired’une
exprimées par les acteurs sociaux et de l’analyse du représentation finalisée du réel, construite pour orienter
fonctionnement des systèmes d’élevage, à construire et l’action destinée à transformer ce réel en fonction
formuler les questions de recherche pertinentes, c’est-à- d’objectifsdivers.
dire celles dont la résolution permettra effectivement de ie choix de cette représentation,c’est-à-direle choix
faire évoluer la situationdans le sens souhaitable :il s’agit
des Cléments (la délimitation du système) et des rela-
donc de faire émerger les “bonnes questions” @roblem tions fonctionnelles qu’elle privilégie relève d’une
finding),au terme d’unprocessus négocié avec les acteurs. décision arbitraire de l’observateur.La part d’arbitraire
- Recherche de solutions @roblem solving) : si les qu’elle recèle doit être justifiée par sa pertinence vis-à-
connaissances nécessaires à la résolution des questions vis des objectifspropres de cet observateur, et donc par la
ainsi posées ne sont pas disponibles, ces questions (qui satisfaction qu’il en obtient dans la poursuite de ces
concernent le fonctionnementglobal du système etJou de objectifs.
certains de ses Cléments) sont traitées en relation avec les Les recherches sur la modélisation des systèmes
équipes spécialisées disposant des compétences et des d’élevage visent à déjìnir un cadre conceptuel et
moyens nécessaires. Cette phase de recherche utilise les méthodologique deportée générale,permettant à lafois:
modèles produits précédemment, mais fait également i) d’organiser l’ensemble des connaissances
appel à des méthodes plus classiques et plus analytiques, nécessaires pour analyser une situation d’élevage
incluant notamment l’expérimentation,qui est conduite particulière, et comparer entre elles des situations
dans une g a m m e de situations expérimentales plus ou d@érentes;
moins contrôlées, y compris les situations réelles. Selon ii) d’accéder aux représentations des systèntes
les cas,les acteurs concemés y sont plus ou moins associés.d’élevagesur lesquelles s’appuientles diversacteursqui
- Mise en oeuvre et évaluation des solutions : ont à prendre des décisions en matière d’élevage.La
l’évaluationdes recommandationsissues de la recherche connaissance de ces représentations est en effet un
est réalisée en milieu réel et en vraie grandeur.Les acteurs
élémentessentielpour la compréhension de leurs actes ;
intéressés y sont toujours associés. E n pratique, le fait par ailleurs, la modification de ces représentations
qu’ilsutilisent (plusou moins rapidement,plus ou moins accompagne toujours (annonce,explique oujustifie) Ia
complètement)les outils d’aide à la décision qui leur sont modificationdes comportements et 1 ‘apparitiondespra-
proposés constitue en lui-même le principal critère de tiquesinnovantes.. .
validation du travail de recherche,car il témoigne du degré L a diversité des représentations à construire ou à
d’adaptation des solutions avancées vis-à-vis de leurs comprendre est extrême. I1 existe cependant à ce niveau,
attentes, ce qui permet, le cas échéant, d’améliorer ces en raison de la spécificité des activités d’élevage, des in-
solutions. variants, dont la conjonction “fait” le système d’élevage,
et qui vont structurer la modélisation. Ces invariants
doivent être recherchés tant au niveau des catégories
QU’EST-CEQU’UN SYSTÈME D’ÉLEVAGE ? d’Clémentsqui composent le système (l’homme,l’animal
et ses productions, les ressources mises en jeu)qu’à celui
Nous retiendrons la définition suivante: des catégories de relations qui les unissent.Le projet de
“Un système d’élevageest un ensemble d’éléments modélisation vadonc consisterà construire,en s’appuyant
en interaction dynamique otganisé par l’hommeen vue sur ces invariantsetsur un certainnombre d’hypothèses
de valoriser desressourcesparI ’intermédiaired’animaux généralessur lefonctionnementdes systèmesd’élevage,
domestiques pour en obtenir des productions variées un modèle a priori, cadre préformé qui sera ensuite
(lait,viande,cuirsetpeaux,travail,fumure,etc.)oupour appliquéauxsituationsà étudier:etpermettrad’endonner
répondj-eà d’autresobjectifs”. rapidement des représentations répondant aux objectgs
Contrairement à ce que cette définition pourrait peut- de départ.
être laisser croire, les systèmes d’élevage n’ont pas Avant de présenter les grands traits des modèles
d’existence matérielle: c’est une manière de voir les actuellement utilisés à cettefin,il est nécessaire d’apporter
choses,de se représenter la réalité.E n d’autres termes,le un certain nombre de précisions à pIopos du point de vue

Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrollo agrícola 49


-
adopté sur les éléments constitutifs les “pôles”
systèmes d’élevage.
- des colloque. Nous évoquerons cependant deux sujets
particuliers, pour mentionner les évolutions en cours.

Rôle et statut du dialogue avec les acteurs


LES TROIS PôLES DES SYSTÈMES D’ÉLEVAGE Les recherches sur les pratiques des agriculteurs
disposent de trois moyens principaux :
L’Homme i) l’observationdirecte des pratiques mises en oeuvre,
qui permet de savoir ce que les acteurs font
Le systèmed’élevageest considéré comme un système effectivement,et comment ils le font (étude des modalités
“piloté”, c’est-à-dire placé sous la dépendance d’un des pratiques).
“pilote”, ce terme pouvant désigner ou bien un individu ii) la mesure des performances de production, qui
(parexemple un berger) ou bien un collectif (un éleveur permet de constituer les référentiels nécessaires à
et sa famille dans le cas d’une unité familiale de produc- l’évaluation comparative des résultats obtenus par
tion ; des groupes de composition et de cohésion très différents acteurs (étude de 1 ’eficacité des pratiques),
variables dans le cas de systèmes d‘élevage locaux ou objectif central de la recherche technique.Elle constitue
régionaux). Nous faisons l’hypothèse que ce pilote également un moyen pour formuler un certain nombre
entretient sur le système un certain “projet” (dont la d’hypothèses relatives aux “modèles d’action’’ des
cohérence est variable), pour la réalisation duquel il se agriculteurs (cf.infra, 3.2.)dans la mesure oÙ la manière
fixe des “objectifs” à la fois plus ponctuels et plus précis. dont s’élaborela production peut être considérée comme
Pour atteindre ces objectifs, le pilote prend un certain un reflet plus ou moins fidèle de ce modèle d’action.
nombre de décisions concernant la conduite du système, iìi) le dialogue avec les acteurs. Ce troisième moyen
décisionsqui seront mises en oeuvreà travers un ensemble mériterait d’être citC en premier, car il est très
d’activitésfinalisées que nous qualifierons de “pratiques fréquemment utilisé en tant que moyen principal,dans le
d’élevage”. Ces pratiques nous intéressent tout cadre d’enquêtes de forme et d’objectifs divers, et est, de
particulièrement sur le plan méthodologique, car elles se fait,toujours associé,au moins àtitre auxiliaire,à l’emploi
trouvent au coeur de la démarche d’investigation et de des deux moyens précédents.La liaison entre l’étudedes
modélisation des systèmes d’élevage. pratiques et l’analyse du discours a été largement
argumentée par les Sciences de l’Homme, mais son ex-
L’éleveur et ses pratiques ploration est beaucoup plus récente dans le champ des
Sciences Agronomiques. Elle peut être exploitée pour
Que ce soit par observation directe ou par enquête,les mettre en evidence l’écart entre les comportements
pratiques sont beaucoup plus faciles à saisir que les annoncés et les comportements réels, méthode efficace
objectifs ou les projets des acteurs. O n s’efforceradonc, pour préciser le modèle d’action (Landaiset Deffontaines,
pour comprendre leurs motivations et accéder à leurs 1991). Pour ce qui concerne la liaison entre l’étude des
représentations, de “remonter” des pratiques mises en performances techniques et l’analyse du discours des
oeuvre à leurs déterminants :“on connaît les projets par agriculteurs, la question est encore plus neuve, et les
les pratiques, on comprend les pratiques par les projets”. méthodes incertaines.La voie la plus prometteuse à l’heure
Le zootechnicien s’intéressera par ailleurs, sous l’angle actuelle est probablement celle de l’évaluation de l’écart
technique, aux effets des pratiques mises en oeuvre sur entre les résultats attendus et les résultats réalisés, qui
les performances animales, sur les ressources exploitées, peut être considéré comme un indicateur de la maîtrise
sur la qualité des produits...Que l’on insiste sur l’aspect exercée par l’opérateursur le fonctionnementdu système
décisionnel ou sur l’aspect technique (les deux versants de production, ou de 1 ’opportunitédes pratiques.Mais il
des systèmes de production agricole), on est donc amené s’agit à l’heure actuelle de perspectives plutôt que de
à considérer l’étude des pratiques comme une “entree” démarches instrumentées.
tout àfait privilégiéepour l’analysedes systèmesd’élevage I1 n’est donc pas exagéré de dire que le dialogue
(Landais et Deffontaines, 1989). constitue le principal moyen des recherches sur les pra-
Nous ne traiteronspas ici en détail des objectifs et des tiques des agriculteurs.Dans la plupart des cas, pourtant,
méthodes de 1 ’étude des pratiques des agriculteurs, l’usage qu’en font les chercheurs des disciplines tech-
renvoyant le lecteur à l’exposé de P.Milleville au présent niques reste à la fois mal finalisé et très restrictif,faute

50 Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrollo agricola


d’une méthode susceptible de donner à l’analyse de ces vail. Leur étude inclut celle des flux d’animaux
dialogues le statut scientifique qui leur fait défaut. Des correspondantà des échanges temporaires(placementset
travaux sont en cours à l’INRA-SADpour mettre au point codiages en Afrique de l’Ouest par exemple :Landais,
les outils méthodologiques nécessaires, avec l’appui de 1983;Sonko, 1986), qui tiennent dans de nombreux pays
spécialistes des Sciences Humaines (Darré et al., 1993). une très grande place dans les stratégies sécuritaires et
les solidarités sociales. L a description et l’analyse des
Une dimension essentielle des pratiques :le travail pratiques d’agrégations’impose aujourd’hui c o m m e une
A l’analyse de ce que nous avons appelé les méthode de base pour l’étude du fonctionnement des
modalités, l’opportunité (i.e. la pertinence par rapport systèmes d’élevage.
aux objectifs de l’acteur) et l’efficacité des pratiques, il .Les pratiques de conduite regroupent l’ensembledes
faut ajouter la Caractérisationd’une autre de leurs dimen- opérations effectuées sur les animaux en vue d’assurer
sions,tout aussi importante que les précédentes :celle de leur entretien et de les mettre en condition de réaliser les
la charge de travail qu’elles représentent,en quantité et performances que l’on en attend. Les techniques
en qualité (pénibilité, astreintes, etc.). Les activités correspondantes constitueclassiquementun objet central
d’élevage apparaissent très spécifiques et très de la zootechnie.Cette fonction générale de conduite est
consommatrices de temps de travail, avec toutefois une décomposée par référence à des fonctionsphysiologiques
extrême variabilité entre acteurs, en fonction des savoir- spécifiques:conduite de la reproduction,de l’alimentation,
faire. Différentes études ont souligné l’importance que conduite sanitaire, etc., ce qui permet de valoriser les
prend ce facteur dans les motivations et les choix des connaissances acquises sur les mécanismes biologiques
éleveurs,et il n’est plus possible de le négliger (Tchakérian qui gouvernent ces fonctions.
et al., 1991). . Les pratiques d’exploitationregroupent toutes les
opérations (la traite, la tonte, le ramassage des oeufs, la
Classification des pratiques d’élevage monte,l’attelage,l’abattage,etc.)par lesquelles l’homme
exerce un prélèvement sur les animaux domestiques.Ces
Dans le cas de l’élevage des herbivores, les pratiques opérations sont très variables, notamment dans leur
mises en oeuvre par les éleveurs peuvent être classées en périodicité,selon les systèmes considérés et selon la na-
trois catégories principales : ture des prélèvements réalisés, qui constituent les “pro-
i) les pratiques d’élevage stricto sensu, à travers ductionsanimales”.Ces pratiques sont extrêmement riches
lesquelles ils interviennent directement sur les animaux ; et diversifiées, car la g a m m e de ces productions est très
ii) les pratiques fourragères,qui regroupent toutes les étendue.La multiplicitédes produits,co-produitset sous-
opérations agronomiques effectuées sur les surfaces produits est de règle. M ê m e dans les systèmes d’élevage
fourragères ; intensif des pays industrialisés, très spécialisés et
iii) les pratiques de gestion du pâturage (et des stocks standardisés,il est rare qu’une unité de production ne
fourragers le cas échéant), qui mettent en relation (directe dégage pas plusieurs types de produits.
ou non) les troupeaux et les sous-unitésde surface. . Les pratiques de renouvellement sont directement
Au sein des pratiques d’élevage au sens strict, il est liées aux précédentes,puisque ce terme désigne toutes les
possible de distinguer différentescatégoriesde pratiques, opérations par lesquelles I’éleveur renouvelle la compo-
qui se combinent au cours du déroulement du processus sition de son cheptel, en réformant les reproducteurs âgés,
de production. Le schéma 1 propose ainsi la classifica- malades ou non conformes à ses objectifs et sélectionne
tion suivante : lesjeunes animaux qui les remplaceront.Les choix opérés
. Les pratiques d ‘agrégation(étymologiquement :de àcette occasion (choix desjeunes issusdu troupeau àcon-
constitution des troupeaux), ou d ’allotement sont server, choix des reproducteurs à réformer, introduction
responsables de la formation des groupes d’animaux qui, d’animauxd’origine extérieure), sont très révélateurs des
entre deux décisionssuccessivesd’agrégation,seront con- représentations que se font les éleveurs de ce qu’est un
duits ensemble. Ces pratiques, à peu près ignorées de la “bon” animal, et par là, de leurs véritables objectifs.Les
recherche zootechque,ont une importanceconsidérable changements de stratégie en matière génétique
pour la gestion technique des systèmes d’élevage (elles (changementde race en particulier) signent généralement
jouent en particulier un rôle essentiel pour la régulation des évolutions très profondes des représentations et des
de la conduite du pâturage) et pour l’organisationdu tra- projets des éleveurs.

Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrolloagricola 51


Les pratiques de valorisation s’appliquent aux les animaux qu’on élève dans les fermes sont doués de
productions animales. Elles regroupent à la fois les pra- mémoire, de sensibilité et de motricité volontaire. Ils
tiques de transformation qui précèdent éventuellement bougent, extériorisent des comportements individuels...
la vente ou 1’ autoconsommation (fabrication de fromage et collectifs, car ils vont généralement en bandes plus ou
ou de charcuterieà la ferme par exemple) et les pratiques moins homogènes,d’effectifplusou moins important,qui
de mise en marché, pour les productions commercialisées. prennent dans les propos des éleveurs une place au moins
Ces pratiques sont souvent très importantes pour le aussi grande que celle des individus.
revenu des éleveurs. Leur étude fournit par ailleurs des L a modélisation des systèmes d’élevage, pour
indications précises sur les emplois de la production répondre à ses objectifs, devra concilier ces images très
(ce qui aide à situer les objectifs réels des éleveurs), et différentes.
sur l’insertion sociale de l’activité d’élevage (pour un D’une façon générale,le contrôle plus ou moins étroit
exemple africain particulièrement illustratif : Faugère et exercé par l’hommesur les animaux s’exerce d’abordpar
al., 1990). le contrôle de leurs déplacements. I1 passe ensuite par le
contrôle de la composition des troupeaux et de la
Combinaisons de pratiques variabilité individuelle,par l’intermédiairede la maîtrise
de la reproduction,puis par la mise en place de politiques
Les combinaisons cohérentes des pratiques d’élevage génétiques de sélection ou de croisement,qui nécessitent
mises en oeuvre dans un milieu donné peuvent généralementune organisation collective (Vissac, 1992).
généralement être regroupées en un nombre restreint de
“systèmesde pratiques d’élevage’’(Cristofiniet al., 1978), Une fonction animale méconnue :la mobilité
plus couramment désignés sous le terme de “modes
d’élevage’’(Landais,Lhoste,Milleville, 1986). La descrip- Les déplacements des animaux représentent une per-
tion de ces modes d’élevage typiques permet de rendre formance qu’il convient de prendre en compte en tant
compte de la variabilité des systèmes d’élevage en que telle, d’autant qu’elle est dispendieuse sur le plan
présence,en discriminant efficacement les d8érents types énergétique.Dans les systèmes extensifs, l’aptitude à la
de fonctionnements bio-techniques en présence. Les marche, et plus généralement les caractères d’adaptation
typologies appuyées sur la description des combinaisons aux contraintes inhérentes aux grands déplacements
de pratiques mises en oeuvre s’avèrent de ce fait prennent une valeur sélective parfois primordiale. D e
particulièrement opératoires dans une perspective de même, l’aptitude des animaux au confinement et aux
développement (cf. infra, 3.4.). contraintesqui en découlentest souventun facteurlimitant
dans les systèmes hors-sol.
La mobilité des animaux est le support d’un grand
L’animal nombre de comportements (social, alimentaire, sexuel,
mateme1,etc.) qui ont une importance extrême pour le
L‘animal domestique constitue l’Clément original et fonctionnement et la conduite des troupeaux. Elle est
caractéristique du système d’élevage. Quelles sont donc également le support de l’accomplissement de diverses
les spécificités de l’animal en tant qu’objet scientifique ? fonctions socio-économiquestelles que l’exploitation de
Elles tiennent d’abord aux grandes fonctions biologiques la production primaire sur des espaces contrastés, la
qui assurent la pérennité et la reproduction des individus gestion des flux de matière organique, le transport,etc.
(homéothermie,respiration,immunité,alimentation,nu- I1 est donc important,pour analyser le fonctionnement
trition,locomotion,etc.). Ces fonctionssont exploréesdans des systèmes d’élevage, d’étudier les déplacements des
le cadre des disciplines zootechniques classiques, qui troupeaux à différenteséchelles d’espace et de temps,des
développent une approche essentiellement biologique du circuits de pâturage quotidiens aux déplacements
-
fonctionnement - normal ou pathologique de l’organisme saisonniers.I1 peut en outre, dans certains cas, s’avérer
animal. intéressant d’étudier, au niveau des déplacements
Ces disciplines nous renvoientfinalement de l’Anima1 individuels,l’expressionde la variabilité liée à différents
(au singulier,et avec un grand A)une image fort éloignée facteurs individuels (âge, sexe, type génétique, espèce,
de celle qui est issue de notre expérience de terrain et du etc.). Sur tous ces points, les travaux de recherche sont
discours des éleveurs.Contrairementà ce modèle abstrait, encore rares et dispersés.

52 Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrolloagricola


Niveaux d’organisation des peuplements animaux Les diverses disciplinesqui s’intéressentau troupeau
portent toutes sur luides regardsdifférents,du généticien
Le concept de peuplement animal domestique au pastoraliste,en passant par l’épidémiologiste.Une
désigne “l’ensemble des animaux appartenant h des certaine clarification s’imposedonc lors des collabora-
espèces domestiques qui peuplent un espace tions interdisciplinaires auxquelles donnent lieu les
déterminé” (paropposition à celui de “population”, qui approches systémiques des activités d’élevage.
désigne des ensembles d’individusde même espèce). Ce
concept a été introduit pour souligner l’intérêt
d’étudier cet objet particulier, alors que la plupart des Les ressources
. travaux, conformément à une logique zootechnique,
traitent séparément de l’élevagede chaque espèce, et Le troisième ‘‘pôle’’des systèmes d’élevage recouvre
ignorent les relations qui s’établissent entre popula- l’ensemble des ressources que celui-ci met en jeu. Ces
tions animales vivant sur un même espace, ou entre ressources sont très diverses :un système d’élevagecon-
animaux de différentes espèces au sein d’une même somme ordinairement de l’information (y compris de
unité de production, voire d’un même troupeau (par l’information génétique, sous forme de semence), de
exemple les concurrences et complémentarités vis-à- l’énergie,des moyens financiers,et des biens matériels
vis de l’exploitationdes dsérents facteurs de produc- divers. Toute réflexion sur l’évolution d’un système
tion, en fonction des calendriers de production d’élevage mériterait de s’appuyer sur une analyse
respectifs). dynamique des ressources auxquelles il a accès.Aucune
réflexion théorique ou méthodologique n’a cependant,à
Cheptel, troupeau et sous-unités notre connaissance, été proposée pour structurer une
D’origine juridique,le terme de “cheptel” fait approche scientifiqueglobale du “milieu d’élevage (au ”

référence à une relation d’appartenance ou de respon- sens large) qui fournit ces ressources.
sabilité unissant les animaux en question a une personne U n certain nombre de chercheurs français ont certes
ou à un groupe de personnes. Le terme de “troupeau” développé une branche nouvelle de l’épidémiologie
renvoie quant à lui au domaine technique : il doit être vétérinaire,qui s’intéresse(à l’échelledes unités de pro-
réservé à des unités de conduite,c’est-à-direà des en- duction) aux relations entre le milieu d’élevage et la
sembles d’animauxvivant en promiscuitéet subissantles pathologie d’élevage multifactorielle, dont le poids
mêmes interventions techniques.U n troupeau est une économique ne cesse de croître,en particulier dans les
structure constituée par l’homme pour répondre à des unités les plus intensives.Cependant,cette nouvelle dis-
objectifs donnés dans descirconstancesdonnées(cf.supra, cipline d’inspiration systémique,qui s’individualise
pratiques d’agrégation). Sa composition est hétérogène progressivementsous le nom d’”éco-pathologie” (Madec
et susceptible d’êtremodifZe àtoutmoment,cequi soulève et Tillon, 1988;Landais, 1991), adopte sur le milieu
de nombreux problèmes pour le zootechnicien désireux d’élevageun point de vue relativementrestrictif,car très
d’évaluerl’effetdes pratiques de conduite. finalisé par la recherche d’éventuelsfacteurs de risques
Deux points de w e Complémentaires sur le troupeau sanitaires.
peuvent être distingués. Pour Ies zootechniciens, le Les zootechniciens pour leur part s’intéressent
troupeau est un agrégat,et ses caractéristiquesrésultent essentiellement aux ressources alimentaires directement
de la somme de celles des animaux qui le composent.Ce consommées par l’animal, secondairement à la
point de vue est pertinent vis-à-visde questions relatives technologie des bâtiments d’élevage.La seule approche
par exemple à la production zootechnique,à la véritablement “construite” concerne cependant
démographie,etc.D’autresmettent l’accentsur la vision l’alimentation des animaux. Mais cette approche est
globale d’une entité dotée d’une existence et de largement dominée par le modèle d’unanimal rationné
caractéristiquesnon réductiblesà celles des individusqui individuellement et af€ouragé à l’auge (conditions de
le composent à un instant donné. A la limite, il s’agit l’alimentation hivernale d’une vache laitière de race
d’une entité de type social,munie de ses propres règles spécialisée en élevage intensa.Elle n’a qu’une portée
de fonctionnement,qui est aussi un lieu d’apprentissage, limitée pour l’aide à la décision concernant la conduite
donc de mémorisation et de reproductionde ces règles : des troupeaux au pâturage.Or c’estsans doute a propos
c’est la vision des éthologues. de la gestion des systèmes d’élevage mettant en jeu le

Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrolloagricola 53


pâturage que l’on se pose aujourd’hui le plus de entre trois pôles.Cette idée est à l’origine du modèle
questions. canonique dont l’objectif essentiel consiste à identi-
La complexitédes interrelationsmises enjeu,a d’abord fier et à articuler entre elles les différentes investiga-
conduit à a r m e r la nécessité de développer des études tions qui contribuent à l’analyse d’un système
spécifiques autour de 1’ ”interface herbe-animal ”. Des d’élevage dans une optique de diagnostic (Lhoste,
études expérimentalestrès analytiquesont dtd entreprises 1984).
sur le sujet ; elles ne concernent pour l’instant que des
situations d’élevage particulières (pâturage rationné sur
prairie artificiellemonospécifique). L‘émergence de cette Vers des modèles fonctionnels
notion d’interface herbe-animal tdmoignait de
l’impossibilitéreconnue d’analyser séparémentla produc- Les systèmes d’elevage sont finalisés. Ils sont
tion de la ressource et son utilisation. Allant plus loin, les construits et pilotés par l’homme en vue de satisfaire
pastoralistes remettent aujourd’hui en cause -
des objectifs dont le plus constant et celui qui intéresse
l’indépendanceentre le concept de ressourcesfourragères -
le plus directement le zootechnicien est l’obtention d’un
et la conduite des animaux : une plante ne devient une certain nombre de productions.
ressource fourragère que lorsqu’elle est effectivement La grande question, c’est donc celle du processus à
consommée par un herbivore (Hubert, 1991). Ceci con- travers lequel vont s’élaborer ces productions à partir des
duit à mettre l’accent sur les pratiques de gestion du ressources disponibles. Etudier le fonctionnement d’un
pâturage, qui mettent en jeu à la fois des surfaces système d’élevage,c’est étudier la manière dont est assuré
fourragères et des troupeaux. ce processus au cours du temps et les transformationsque
Mais cette référence aux pratiques entraîne un nouvel cela entraîne sur la structure du système lui-même et sur
élargissement de l’objet de recherche, et le passage à son environnement.Ceci conduit à proposer un nouveau
l’étudedes relations entre le troupeau et son “territoire”, type de modèle, qui souligne :
espace stucturé constitué de l’ensemble des lieux qu’il i) le rôle spécifique de l’homme, non plus Clément
fréquentehabituellement.L’étude des systèmes d’élevage parmi d’autres, mais organisateur et pilote du système ;
conduit ainsi à développer une approche spatiale très ii) le processus de production, que les pratiques
spécifique, puisqu’elle découle de l’analyse des d’élevage viennent orienter et réguler,en agissant sur lui
déplacements des troupeaux, et de l’étude des pratiques a des niveaux variés, de l’amont (interventions sur le
qui règlent ces déplacements (Landais et Deffontaines, milieu d’élevage et les ressources exploitées) à l’aval (les
1988;Milleville, 1991). productions) ;
iii) la nécessité d’inclureexplicitement les productions
et leurs emplois dans le champ d’investigation.
PRINCIPES DE MODELISATION DES Si ce type de représentation constitue un bon
SYSTEMES D’ELEVAGE support pour la description des modalités des pra-
tiques mises en oeuvre et l’analysede leurs effets sur les
Nous allons tenter de rendre compte simplement de performances animales, il ne permet absolument pas de
I’évolution des idées en matière de modélisation des les expliquer. L e schéma 1, qui propose une
systèmes d’élevage à partir de l’examen d’un certain représentation du fonctionnement des systèmes
nombre de représentations graphiques, sans entrer d’élevage à I’échelle de l’exploitation agricole comble
dans la description détaillée de chaque famille et de en partie cette lacune, puisqu’il fait explicitement
chaque génération de modèles, dans l’examen de leurs appel aux objectifs du pilote, aux indicateursqu’il utilise
procédures de validation ni dans l’analyse de leur pour s’informer du déroulement du processus de pro-
utilisation réelle. duction, aux références sur lesquelles il s’appuie pour
évaluer la situation, aux régles de décision et aux
normes sociales de comportement qui vont finalement
Les modèles synchroniques l’amener à décider du moment et de la nature de ses in-
terventions.
U n système d’élevage peut, à partir de l’analyse qui
précède,être représenté c o m m e un ensemble de relations

54 Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrollo agricola


comportement relatives à la quasi-totalitédes situations
auxquelles il est confronté. Cette énumération met en
évidence la complexité du problème, et souligne la
nécessité de se donner des modèles a la fois simples et
généraux pour organiser les connaissancesqui permettent
de comprendrecomment un agriculteur organise en pensée
sa propre activité. Le concept de “modèle d’action”
(Sebillotteet Soler 1988 et 1991,Duru et al. 1988,Landais
et Lasseur in Darré et al. 1993)a été proposé pour répondre
à ce besoin. I1 s’agit d’un cadre général de modélisation
qui associe trois sous-modèles:
i) les ‘‘objectgsgénéraux ” que se fixe le pilote ;
ii) un ‘>rogrammeprévisionnel ” décrivant a priori
Shéma 1. Un modèle général pour l’étude du l’enchaînement des grandes opérations techniques à
fonctionnement des systèmes d’élevage à l’échelle du cycle annuel ;
l‘échellede l‘exploitationagricole. iii) un “corpsde règles” qui définissent,pour chaque
étape du déroulement du programme, la conduite à tenir
face aux événements dont l’agriculteur perçoit la
Cette représentation repose en fait sur le couplage de réalisation c o m m e possible et c o m m e appelant une
deux modèles assez différents, dont l’instruction met en réaction de sa part.
oeuvre des disciplines et des méthodes différentes : La validation et la mise en oeuvre de ce concept de
i) L‘un de ces modèles est de nature psycho-socio-cog- “modèle d’action’’,y compris son applicationà l’élevage,
nitive :son objectifest de rendre compte du processus de sont en cours à l’INRA-SAD.L‘étude des processus
formation des décisions relatives à la gestion du système, d’apprentissage et de mise au point progressive de ces
et principalement des choix techniques.La modélisation modèles d’action (ou plus précisément des manières de
s’oriente actuellementvers des représentationsdésignées faire dont ils veulent rendre compte) constitue une autre
sous le terme de “modèles d’action’’. piste de recherche en cours d’exploration.
ii) L’autre est un modèle de nature bio-technique,dont L‘une des difficultés principales concerne la nature
l’objectifest de rendre compte de la manière dont les per-
des “objectifs généraux” à retenir dans le modèle d’action.
formances animales s’élaborent sous l’influence des pra-
11 serait illusoire de vouloir rendre compte avec précision
tiques d’élevage mises en oeuvre. Les produits attendus
et fidélité de la totalité des objectifs d’un acteur quelqu’il
des recherches engagéesdans cettedirection sont qualifiés
de “modèles d’élaboration des performances animales”. soit (il n’est pour s’en convaincreque de tenter de formuler
ses propres objectifs). L‘exercice serait en outre inutile,
L e “modèle d’action” dans la perspective qui est la nôtre :la caractérisationdes
modèles d’action des agriculteurs n’aura d’intérêt
Pour parvenir à comprendre les raisons qui poussent opératoire que si elle constitue un moyen pertinent pour
structurer notre perception de la diversité des exploita-
les éleveurs à faire ce qu’il font, il faut se donner les
tionsagricoles,orienter la recherchedes références et aider
moyens d’accéder aux représentations qu’ils se forment
à la conceptiondes actions de développement.Le concept
de leurpropre situationet aux objectifs qu’ilspoursuivent. de modèle d’action,de ce point de vue, représente un outil
Mais cela ne suffit encore pas : un acteur agit aussi en efficace pour améliorer la construction des typologies
fonction de ce que, selon lui, il convient de faire, ce qui d’exploitations,que l’on souhaite faire reposer sur la no-
met notamment en jeu les références qu’il s’est construites tion plus ou moins intuitive de “fonctionnement”
par expérience personnelle, celles qui lui ont été (Capillon, 1985 ;Roybin et Cristofini, 1985 ; Cristofini,
communiquées par les membres des “réseaux 1986;Perrot, 1991).
d’interconnaissance” auxquels il appartient, et tout un Les “objectifs généraux” qu’il convient de privilégier
ensemble de règles empiriques et de normes sociales de dans le modèle d’action sont de l’ordre de ce que l’on

Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrolloagricola 55


pourrait appeller “les règles de construction” du système extrêmement riches qu’accumulent sur les mécanismes
de production,parmi lesquelles les formes d’organisation biologiques les sciences de l’animal (disciplines
du travail jouent probablement un rôle central, idée que zootechniquesd’amont) et d’autre part les connaissances
les agronomes ont à ce jour beaucoup plus développée encore très incomplètes relatives à la gestion de ces
que les zootechniciens.On peut former une hypothèse de mécanismesen situations réelles.L a structuredes modèles
portée très générale, selon laquelle l’objectif premier à I’étude repose sur la décomposition des performances
consiste, pour les acteurs, à assurer la reproduction du globales d’un système en penFormances élémentaires
système. L a question devient alors celle de la manière (composantes), et sur la modélisationdes mécanismesqui
dont les agriculteurstentent d’assurer cette reproduction, déterminentle niveau de ces composantes sousl’influence
tout en cherchant à satisfaireun certainnombre d’objectifs. des pratiques d’élevage.
Le schéma 2 présente ainsi un modèle résultant d’une Ces recherches se heurtent à d’importantesdifficultés
tentative pour préciser les composantes de la au niveau de la mise en relation des pratiques d’élevage
“reproductibilité” des systèmes de production, en vue de avec les connaissancesdisponibles sur le fonctionnement
qualifier globalement les logiques de fonctionnementde biologique des animaux, tel que se le représentent les
ces systèmes,et les règ,esde constructioncorrespondantes. zootechniciens. Ces connaissances rendent en effet mal
compte des relations entre les différentes fonctions
hproductibilit6 physiologique (parexemple l’alimentationet la santé), et
n’intègrent pas de manière satisfaisantele facteurtemporel
:effets à long terme et évolution du fonctionnementdes
animaux avec l’âge.Ce constat a débouché sur la mise en
chantier de recherches de synthèseportant sur le concept
de “carrière animale ”et la caractérisationde la variabilité
individuellecorrespondante(Coulonet al., 1989;Lasseur
et Landais, 1992).
+i t
Autonmie L e couplage entre sous-modèles

Le couplage entre les deux sous-modèles que nous


venons de présenter repose d’une part sur la modélisation
\+ Jde
des flux d’informationqui “remontent” depuis le processus
\
souplaire fCcqlexit6
atmcture et .d
de production et alimentent la prise de décision,d’autre
fonctionnemnr part sur celle des pratiques.Un parallèle avec l’agronomie
aide à préciser la finalité et le cahier des charges des
Schéma 2.Comment se construit la “reproductibilité”des recherches à mener sur ce dernier point.
systèmes de production? Le concept novateur d’itinéraire technique, qui a
Qualités globales et interrelations. introduit à l’analyse scientifique des combinaisons
ordonnées des opérations techniques à travers lesquelles
l’agriculteur intervient sur son champ pour “piloter” le
Les modèles d’élaboration des performances peuplement végétal (Sebillotte, 1977), a joué un rôle
essentiel dans l’émergencede l’agronomie moderne. La
L‘objectif consiste à construire des modèles inspirés raison en est, nous semble-t-il,que ce concept est
des modèles d’élaboration du rendement mis au point par opératoire à la fois pour l’étude globale du système de
les agronomes, en vue d’améliorer la valorisation des production et pour l’étude locale de l’élaboration du
connaissances acquises sur le fonctionnementbiologique rendement.O n ne peut comprendrel’ensemble des choix
dee animaux, pour une meilleure maîtrise des processus techniques opérés par l’agriculteur si l’on néglige la
de production dans les exploitations d’élevage. L a con- logique qui gouverne la succession des opérations
struction de ces modèles d’élaborationdes performances culturales sur chaque parcelle. O n ne comprend pas
animales représente un enjeu majeur et fédérateur,car ils davantage ce qui se passe sur une parcelle si l’on oublie
permettront d’articuler d’une part les connaissances les contraintes liées au fait que l’agriculteur gère bien

56 Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrolloagricola


d’autresparcelles.Introduisantune formalisationqui reste l’étude du fonctionnement, et que l’on connaisse le
pertinente à chacun de ces deux niveaux d’analyse, le fonctionnementpour décrire la diversité.Ce paradoxepeut
concept d’itinéraire technique a eu l’énorme mérite en pratique être dépassé par l’adoption de démarches
d’établir leur continuité. Dans la perspective de itératives faisant appel aux connaissances des “experts”
modélisationesquissée plus haut, le rôle de ce concept est locaux (Perrot, 1991).
bien mis en évidence,et s’analyse en termes de couplage
du modèle d’action et des modèles d’élaboration des per-
formances. Modélisation des systèmes d’information dans une
Pour diverses raisons, le concept d’itinéraire tech- perspective de développement
nique, forgé pour l’étude des cultures annuelles, n’est
transposable à l’élevage que dans des situations Les recherchesconcernant des niveaux d’organisation
particulières. I1 faut donc parvenir en cette matière à une englobants par rapport à l’exploitation agricole et la con-
formalisation qui soit opératoire à la fois pour l’étude ception des actions de développement se concentrent de
globale de la gestion des systèmes d’élevageet pour celle plus en plus, à l’heure actuelle, sur les systèmes
de l’élaboration des performances zootechniques. d’information mis en jeu dans la gestion des systèmes
L‘absence d’une formalisation des pratiques d’élevage complexes, en s’intéressant à la fois à leurs trois
susceptible de jouer un rôle comparable à celui que joue composantes :
le concept d’itinéraire technique vis-à-vis des pratiques i) Les acteurs concernés et leur organisation,quel
culturdesconstitueen effet l’une des principales difticultés que soit le niveau auquel ils interviennent dans les
auxquelles se heurtent aujourd’huiles recherchesen cours systèmes étudiés (exploitations agricoles, organisations
sur les systèmes d’élevage. professionnelles, filières agro-alimentaires, institutions
diverses);
ii) La disponibilité et l’utilisation de 1 ’information
Modéliser ensemble la complexité et la diversité des dans les systèmes étudiés, cette information concernant
systèmes d’élevage l’état et I’évolutionde ces systèmes eux-mêmes comme
de leur environnement;
Tous les modèles qui viennent d’être évoqués visent à iii) Les procédures qui déterminent la circulation et
rendre compte de la complexité du fonctionnement des la valorisation de l’information au sein de ces systèmes.
systèmes d’élevage.Lorsqu’elle est appliquée aux unités Ces procédures concernent l’acquisition,le traitement,la
de production, cette démarche de “modélisation de la mémorisation et l’utilisation des connaissancesmobilisées
complexité” ne devient efficace en termes de dans les processus débouchant sur la prise de décision et
développement que si elle dépasse le cadre l’action.
monographique.Elle doit pour cela être associée à une L‘hypothèse de base qui sous-tend ces études est la
“modélisation de la diversité”, qui seule peut définir en suivante : la qualité des systèmes d’information
amont des groupes d’exploitationshomogènes sur le plan conditionne le niveau de la maîtrise que les acteurs
de leur fonctionnement (relevant à ce titre d’un m ê m e exercent sur le fonctionnement des systèmes qu’ils
modèle de fonctionnement) et créer en aval les conditions pilotent. Des progrès importants en matière de gestion
de la généralisationet de la valorisation des résultatspour des systèmes complexes peuvent donc être attendus de
le développement.La cohérence indispensable entre ces l’amélioration de ces systèmes d’information : c’est
deux volets de modélisation complémentaires repose sur l’objectd que poursuivent ces travaux. La recherche de
le choix d’indicateurs typologiques susceptibles de cette amélioration peut prendre des formes diverses selon
discriminer effectivement les exploitations sur la base de le diagnostic posé sur l’état du système d’information :
leur fonctionnement, et non de les classer arbitrairement des interventions peuvent être envisagées sur chaque
à partir de variablespasse-partoutfixées a priori. La con- composantedes systèmesd’information (Landais, 1992).
struction des typologies doit donc s’appuyer sur des Cette démarche générale a par exemple été appliquée
connaissances préalables relatives au fonctionnement et au problème du système d’information qui sous-tend
à la trajectoire des exploitations concernées. Cette l’organisation du conseil technicodconomique aux
démarche synthétique de modélisation suppose donc en éleveurs à l’échelle des départements français (Perrot,
quelque sorte que l’on maîtrise la diversité pour aborder 1991). Elle a permis d’aborder globalement le

Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrolloagricola 57


fonctionnement de ce système, d’en identifier les reprendre à son compte une telle airmation ? Que ce
principales contraintes et de construire en conséquence soit dans l’agricultureou dans d’autres secteursd’activités
un ensemble d’outils qui composent une ‘‘chaîne (...), cette image d’une société partagée en concepteurs
méthodologique” qui organise et articule sur de nouvelles d’un côté et exécutants de l’autre, si elle n’a certes pas
bases les tâches correspondantes (shéma 3). disparu, est sérieusement bousculée. Naguère, le mot
d’ordre de la relation chercheurs, développeurs et
agriculteurs étaitxans partage :“comment faire passer le
message ?“. Aujourd’hui une autre question se fait jour,
Modelisation Typologie
du d‘exploitations e t deviendra sans aucun doute dominante : “Comment
fonctionnement 4 w coopérer, comment assurer la collaboration entre
des
exploitations
- Cld typologique chercheurs et praticiens ? Cette tendance générale au
partage social de la conception (la traque de l’innovation
Recherche dans les fermes...) place les recherches de l’INRA-SAD
de sur les systèmes de production en position pionnière ; elle
references
donne sens en outre à l’évolution de ces recherches,qui
RB fBrentiel s’étend de la compréhension des pratiques matérielles
technico-économique
I mises en oeuvre a la compréhension des raisons des

n
acteurs, telles qu’ils sont susceptibles de les dire eux-
mêmes. O n ne peut manquer, à ce sujet, d’observer la
Conseil Representations
individuel d e l’activité convergencede ces évolutions avec celles de la sociologie
groupe agricole ou de l’anthropologie,dont une part grandissantecherche
regionale
à “comprendre” les actes des sujets plutôt qu’à formuler
les lois censées les conduire malgré eux” (Darré,in Darré
Schéma 3. U n e chaine méthodologique adaptée aux et al., 1993).
besoins des organismes chargés du Comprendre,tel est bien le maître-motd’unedémarche
développment agricole régional. de recherche qui tourne résolument le dos aux approches
normatives et au type de relations qu’elles supposent.Car
c’est bien entre démarches normatives et démarches
CONCLUSION compréhensivesque se situe la rupture majeure.La moti-
vation première se situe dans la volonté de comprendre
Une certaine ambiguité demeurerait sans doute si nous l’autre plutôt que de vouloir le changer,et dans la convic-
achevions de présenter ces nouvelles orientations de re- tion raisonnée que c’est le seul choix cohérent avec
cherche sans dire mot de leur arrière-plan idéologique, l’ambition de travaillerpour un développement équilibré
sans tenter d’expliquer ce qui motive les chercheurs qui et durable.
se sont individuellement ou collectivement engagés sur Chacun convient aisément qu’il est en théorie très
cettevoie, sans situer davantage la rupture qui sépare leurs intéressant de faire de cette compréhensionun préalable
pratiques de recherche des pratiques antérieures. Quelle à l’action.Mais bien des gens, bien des chercheurs,bien
est la signification des recherches qui viennent d’être des agents du Développement ont peine à dépasser cette
présentées ?Pour répondre à cette question, le mieux est pétition de principe, à remettre en cause le partage des
de laisser la parole à Jean-Pierre Darré, ethnologue, tâches dont est porteur le modèle conception ->
spécialiste des relations entre le discours scientifique ou vulgarisation ->application,età accepterles conséquences
technicien et l’”univers de pensée” des agriculteurs, et compliqudes du principe simple selon lequel tout outil
plus particulièrement des éleveurs : d’aide a la décision doit être construit avec ceux à qui il
“Je garde toujours en mémoire, comme une sorte de est destiné...
repère, à partir de quoi je mesure la distance parcourue, E n dépit des interrogations qu’il suscite dans le monde
cette phrase du géographe Augé-Laribé (1955) : scientifique, ce type de recherche, parce qu’il répond
“L‘agriculteur n’est plus l’homme à la houe ; il est, il effectivementaux attentes concrètesdes acteurs concernés
devient un agent des laboratoires,un exécutant des règles et s’adapteà l’évolution de la demande sociale,condition
scientifiques”. Qui pourrait, aujourd’hui, inventer ou première de la pertinence de toute recherche finalisée, se

58 Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrollo agricola


développe aujourd’huidans lespays industrialiséscomme A travers champs,Agronomes et Géographes,Paris,
dans lespays en développement.L‘adoption résolued’une ORSTOM,coll. Colloqueset Séminaires : 101-138.
problématique centrée sur les acteurs de l’élevage et la BROSSIERJ., VISSACB.,LEMOIGNEJ.L.(Ed.), 1990,
gestiondes systèmescomplexes,en favorisantl’émergence Modélisation systémiqueet système agraire.Décision
d’une pluridisciplinarité très ouverte d’une part vers les et organisation. Actes du séminaire INRA-SADde
Saint-Maximin (2-3 mars 1989). Versailles, INRA-
“nouvelles sciences”(sciences de la connaissance,de la Publications,360 p.
communication,de la décision et de l’action), d‘autrepart CAPILLON A.(Ed.), 1989,Recherches sur les systèmes
vers les sciences de l’Homme,a constitué de ce point de herbagers. Quelques propositions françaises,INRA
vue un indéniable progrès. Etudes et Recherches, no 17,208p.
I1 faut cependantveiller à ce que le balancier n’aille .,1985,Connaître la diversitédes exploita-
pas trop loin, au risque d’entraîner une rupture tions :un préalable à la recherchede références tech-
inacceptable avec les disciplines biologiques niques régionales,Agriscope,6 :3 1-40.
expérimentales et analytiques. Ce problème se pose en CASABIANCA F., DE SAINTE-MARIE CH.,
particulier au niveau de l’interface entre les recherches SANTUCCI P.M.,VALLERAND F.,PROST J.A.,
1992,Maîtrise de la qualité et solidarité des acteurs.
sur les systèmes d’élevage et les recherches centrées sur
La pertinence des innovations dans les filières
l’animal et sur les processus bio-techniquesmis en jeu d’élevage en Corse. Communication au séminaire
dans l’élevage.La complémentaritéde ces deux secteurs INRA-SAD“Qualité des produits, Territoires et
scientifiques est évidente,et leur collaboration active Développement agricole”,La Roque d’Anthéron.24-
apparaîtcomme une condition sine qua non de l’efficacité 25 juin 1992.
globale du dispositifde recherche pour le développement CRISTOFINIB.,1986,La petite région vue à travers le
de l’élevageà moyen et long terme. tissu de sesexploitations :un outil pour l’aménagement
et le développementrural,INRA Etudes etReclwidies,
no 6,44 p.
Note: COULON J.B., LANDAIS E.,GAREL J.P.,1989, Ali-
mentation,pathologie,reproductionet productivitéde
* Nous adoptons la définition suivante :le développement est la vache laitière :interrelations à l’échellede la lacta-
un processus technico-écoizoniiqzreet socio-cultureltendant tion et de la carrière,INM Prod. Anim.,2 (3) : 171-
à Ia fois à enrichir la gatiinre des évolutions possibles pour 188.
les systèmes concerirés (donc à accroître leur capacité DARRÉ J. P.,1985,La parole et la technique.L ’univers
d’adaptation et de reproduction en avenir incertain) et à depensée des éleveurs du Ternois.Paris,L‘Harmattan,
assurer aux acteurs locaux uize nteilleure maítrise de ces Coll.Alternatives Paysannes,196 p.
évolutions (d ‘après C.Lnurerzt, 1989, communication DARRÉJ.P., et al.,1993,Les raisonsd’unéleveur,Etudes
personnelle). Rurales,(à paraître).
DEDIEU B.,GIBON A.,ROUX M.,1991, Notations
d’état corporel des brebis et diagnostic des
BIBLIOGRAPHIE systèmes d’élevage,INRA Etudes et Recherches
11’22, 48 p.
AUGÉ-LARIBÉM., 1955,L a révolution agricole.Paris, DUBEUF B.,1992 a,Réflexion sur le concept de qualité
Albin-Michel. dans l’agro-alimentaire.,INRA Prod. Anim., 5 (2) :
BALENTG., 1987,Struchre,fonctionnementet évolution 91-101.
d’un système pastoral. Le pâturage vu comme un , 1992 b,Les outils mis en place pour identi-
facteurécologiquepiloté dans lesF‘yrénées Centrales. fier et garantir la qualité des produits agro-
Thèsede Doctoratd’Etat,UniversitéRennes I/ INRA- alimentaires.Exemple de leurutilisationdans lafilière
SAD Toulouse, 146 p.+ annexes. lait-fromagedes Alpes du Nord,INM Prod.Aninr.. 5
BALENT G.,GIBON A., 1987, Définition et (3) : 179-191.
représentation du système Pastoral.Application aux DURU M., PAPY F.,SOLER L.G., 1988,Le concept de
Pyrénées Centrales.Articulation des points de vue du modèle général et l’analyse du fonctionnement de
pastoraliste et du zootechnicien,INRd Etudes et l’exploitationagricole,C.R.Acud. Agic. FI:, 74 (4):
Recherches, 11 : 65-78. 81-93.
BLANC-PAMARDCH., MILLEVILLE P.,1985, Pra- FAUGÈREo., DOC&S A.C., PERROT c., FAUGÈRE
tiques paysannes,perception du milieu et système B.,1990 a,L‘élevagetraditionneldes petits ruminants
agraire,en: Blanc-Pamard Ch.,Lericollais A.(Ed.) : au Sénégal. Pratiques de conduite et stratégies

Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrollo agricola 59


économiques chez les éleveurs de la région de Kolda LE MOIGNE J.L.,1990,La modélisation des systèmes
(Haute-Casamance), Rev. El.Med. Vet. Pays Trop., complexes.Paris,Bordas, 178 p.
43 (2) :249-259. LHOSTE PH., 1984, L e diagnostic sur le système
, 1990 b, d’élevage, CIRAD Les Cahiers de la Recherche -
L‘élevage traditionneldes petits ruminantsau Sénégal. Développement, 3-4 :84-88,
Pratiques de conduite et d’exploitation chez les LHOSTE PH., MILLEVILLE P.,1986,La conduite des
éleveurs de la Communauté Rurale de N’Diagne animaux : techniques et pratiques d’éleveurs, en:
(Région de Louga), Rev. El.Med. Vet. Pays Trop.,43 Landais E.’(Ed.) :Méthodes pour la recherche sur les
(2):26 1-273. sysèmesd’élevage en Afrique intertropicale.Maisons-
GIBON A.,ROUX M.,VALLERAND F.,1988,Eleveur, Alfort, IEMVT :247-268.
troupeauet espacefourrager.Contributionàl’approche MILLEVILLE P., 1991, Les systèmes d’élevage, en:
globale des systèmes d’élevage, INRA Etudes et Claude J., Grouzis M., Milleville P.(Ed.) :U n espace
recherches no 11, 144 p. sahélien : la mare d’Oursi (Burkina-Faso). Paris,
HUBERT B., 1991, Comment raisonner de manière ORSTOM,241 p.
systémique l’utilisation du territoire pastoral ? Rap- PERROT C.,1991,U n système d’informationconstruit à
port introductif,4*Congrès Internationaldes Terres à dire d‘experts pour le conseil technicokconomiqueaux
Parcours (Montpellier, 22-26avril 1991). éleveurs de bovins. Thèse de Doctorat, INA-PG.I
LANDAISE.,1983,Analyse des systèmesd’élevagebovin INRA-SADVersailles I ITEB,206 p. + annexes.
sédentaire du nord de la Côte-d’Ivoire.Th. Doct. ROYBIN D.,CRISTOFINI B., 1985, Diversité et
d’Etat,Université Paris XI.Maisons Alfort, IEMVT, évolution des exploitations du pays de Thônes.
2 tomes, 759 p. Versailles, INRA-SADI Chambre d’Agriculture de
, 1986, Méthodes pour la recherche sur les Haute-Savoie/ ARREAR Rhône-Alpes,22 1 p.
systèmesd’élevage en Afrique intertropicale.Maisons- SEBILLOTTEM.,1977,Itinérairetechnique et évolution
Alfort, IEMVT-CIRAD,Etudes et Synthèses no 20, de la pensée agronomique,C.R. Acad.Ac Fra.,1416 :
733 p. 906-914.
, 1991, Ecopathologie et systémique,INRA SEBILLOTTE M.,SOLER L.G.,1988, Le concept de
Etudes et Recherches,21 :4-12. modèle général et la compréhension du comportement
, 1992, Tendances actuelles des recherches de l’agriculteur, C.R.Acad. Agric. Fr,14 :59-70.
sur les systèmesd’élevage.Exemplesde travauxmenés , 1991, Les processus de
au département “Systèmes Agraires et décision des agriculteurs. Première partie :acquis et
Développement” de l’INRA.,Cahiers Agricultures, questions vives, en: Brossier J. et al. (Ed.),
1:55-65. Modélisation systémiqueet système agraire.Versailles,
LANDAIS E.,DEFFONTAINESJ.P.,1988,André L.Un INRA-SAD :93-101.
berger parle de ses pratiques. Document de travail SONKO M.L.,1986, Contribution à l’analyse du
URSAD Versailles-Dijon-Mirecourt,INRA,113 p. fonctionnement des systèmes d’élevage en Basse
,1989,Les pratiques des Casamance : étude monographique des modes
agriculteurs.Point de vue sur un courant nouveau de d’appropriation et de gestion des ruminants dans le
la recherche agronomique,Etudes Rurales, 109 :125- village de Boulandor (région des Kalounayes), en:
158. Landais E.(Ed.):Méthodes pour la recherche sur les
LANDAIS E.,GILIBERT J., 1991, Recherches sur systèmesd’élevage en Afrique intertropicale.Maisons-
l’extensification de l’élevage. Eléments de Alfort, IEMVT : 179-204.
réflexion tirés d’une approche systémique.Document TCHAKÉRIAN E.,DEDIEU B.,SERVIÈREG.,1991,
de travail URSAD Versailles-Dijon-Mirecourt, Le travail en exploitation d’élevage. Méthodes et
INRA, 55p. premières référencesen élevage ovin spécialisé.Paris,
LANDAIS E.,LHOSTE P.,GUERINH.,1990,Systèmes ITOVIC, 31 p.
d’élevage et transfert de fertilité, en: Pieri C. (éd.) VISSAC B., 1992, Qualité, race animale et système
1991 :Savanes d’Afrique,terres fertiles ?Montpellier, agraire. L a race, concept organisateur d’un système
CIRAD,pp. 219-270. agraire. Communication au séminaire INRA-SAD
LASSEUR J., LANDAIS E.,1992, Comment valoriser “Qualité des produits, Territoires et Développement
l’information contenue dans les carnets d’agnelage agricole”, La Roque d’Anthéron, 24-25juin 1992.
pour l’évaluation de performances et de carrières de
reproduction en élevage ovin-viande ?,INRA Prod.
Anim., 5 (1) : 43-58.

60 Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrolloagricola


PAISAJE MEDIADOR

Pierre GONDARD
ORSTOM-Francia

RESUMEN predeterminadoy,en elpeordeellos,elhombreparecía un


perturbadordel medio natural y que por lo tanto no tenía
L a actividad agrícola R esculpe la epidermis de la tierra s, sentido avanzar m á s en el estudio. Este enfoque nos
dejando su huella en los paisajes. AI hacer el inventario pareció claramenteinsuficientepara dar cuentafielmente
cartográjìco del uso aclual del suelo,se busca delimitar zonas
de la heterogeneidad de laseconomías ruralesy de la gran
homogéneas que no SOP sino paisajes agrarios. Estos, confor-
mados por elementos visibles, remiten a menudo a elementos
diversidaddeecosistemasdeun medio tropicaldistribuido
invisibles subyacentes que varias disciplinas cientiycas de entre la selvasiempreverde,lasestepassubdesérticas,el ( (

indole naturalista y socio-económica buscan evidenciar,Para sahel ) )que prolonga hacia el Norte el desierto costero
ellas,elpaisajey su cartograja,sin ser su objetopropio,pueden peruano o incluso,en lo más alto,los casquetesglaciares
constituir un mediador de encuentro interdisciplinario. que cubren las cimas de las cordilleras.
Tomamos casi el partido opuesto;nuestra investiga-
ciónprivilegiala accióndel hombreen el medio,poniendo
Hace algunosaños,para lucharcontra la ciega aplica- énfasisen sushuellas.¿Parcelasdequétamailo? ¿Qué tipo
ción de reglas administrativas,o a veces contra su no de riego?¿Qué cultivosy qué importanciadecadauno con
aplicación en detrimento de los individuos,se creó en relaciónal conjunto?Todoello es delordende lo sensible,
París la función de Mediador Nacional.Cuando un con- lo perceptible,lo observable.El resultado es un mapa de
flictolocal serevelainsoluble,senombraun mediador que los paisajes agrarios,en el cual investigadores de otras
busca, de acuerdo con las partes, un ((terreno ))de disciplinasreconocieronuna representación mediatizada
entendimiento. de sus propios objetos.
El paisaje puede jugar ese papel entre disciplinas
científicas que tienen a veces dificultad en colaborar,e ctLa tierra no se mueve)) (Husserl, 1934), ((ysin
incluso simplemente,como también sucede,en comuni- embargo gira))(Galileo,1633)'
carse.Tal será nuestra tesis :el paisaje puede ser el marco
adecuado de un encuentro interdisciplinario. Elpaisaje implicauna paradoja similar:((sinobserva-
Esta reflexiónsebasa en una experiencia, el inventa- dor,no hay paisaje ))y sin embargo no se puede negar la
rio de losrecursos naturales renovables del Ecuador, un preexistenciadelosobjetosquelocomponen.En elpaisaje
tanto comparableen sus objetivos con el realizado por existeestaambivalenciafundamentalligadaa lanecesaria
CETENAL en México en los años de la década de 1970. visión del sujeto que observa objetos y construye una
Nuestro enfoque,enraizadoen la largatradición inau- imagen.Esta no está solamente estructurada en diversos
gurada por el CSIRO australiano,ponía en primer plano planosy limitadapor unalíneadehorizonte,sino,además,
la delimitación de zonas homogéneas. Sin embargo, a jerarquizada en función de los centros de interés,de la
Qferencia de los demás grandes inventarios nacionales formación recibida, de la cultura, de las proyecciones
realizados en Sudamérica,se trate de COPLANARH en personales, en resumen, de la mirada del observador.
Venezuelao delONERN en elPerú,para nocitar sinoesos Simplificando,se puede afirmar que este Último es natu-
dos, dábamos una atención particular a las marcas ralista en mayor o menor medida,( (humanista ))en mayor
antrópicas.Mientras la mayoría de inventarios desembo- omenor medida,esdecir,que selecciona,entrela multitud
caban en una cartografia relativamente detallada de los de informaciones inscritas en los lugares, las que se
paisajes naturales,la de los espacios agrícolas era de adaptan mejor a su enfoque,y de manera más verosímil.
una extraña pobreza: en ella se distinguían los espacios a aquellasquepuedever,loque significatambiénaquellas
ocupados por los pastizales,las tierras de labranza,los que sabe ver.
cultivospermanentes,aveceslosperímetros regados pero Las diferentesinterpretacionesposibles de la fotogra-
era imposiblesaber de qué cultivosespecíficosse trataba, fía aérea de una porción de espacio muestran claramente
y menos afin sospechar quién cultivaba y cómo lo la diversidad de talesmiradas especializadas,focalizadas
hacía. por intereses particulares, todas diferentes, pero cuya
Se tenía la impresión de que,en el mejor de los casos, variedad en sí no es posible sino porque las huellas
a susautoreslesbastabaconcaracterizarun medio natural observables están allí,sin por ello ser visibles para todos,
en el que debíainscribirsenecesariamenteun uso agrícola ya que no son significativas para todos. Tomemos un
61
ejemplo.En cualquier fotografia aérea de una zona agrí- Conociendo la gran biodiversidad de los medios
colasereconocenfácilmentelasformasgeométricasdelas intertropicales montañosos,la atención deberá centrarse
parcelasde cultivo.El naturalistayel ( (humanista))verán primero en lo que crea esta formidable variación en tan
en ella la marca de la ocupación humana,pero,mientras poca distancia.En la observacióndel paisaje no se capta
el uno lapercibirá comoun vacío,unblanco,una disconti- directamentela variación climática,sólo se observan sus
nuidad en la cobertura vegetal natural, el otro leerá el efectos en la naturaleza de las formacionesvegetales.La
indice de una estructura agraria original,representadaen causa es anterior..
la malla de la división parcelaria. La parcela de gran E n el medio que intentamos definir,el relieve está en
tamaño remite sistemáticamentea la gran propiedad,y la primer lugar. Induce una variación de las condiciones
pequeña parcela,a lapequeña propiedad.Estascategorías naturales de explotación agrícola que en otros lugares es
jurídicas y socio-económicasde tenencia de la tierra no provocada por la zonificación latitudinal.Esta variación
sondirectamentevisiblesenelpaisaje;estánmediatizadas es, a pequeña y mediana escala, el primer factor de-
por una huella sensibleque la mirada precavidainterpreta terminante de la actividad agrícola. Además, el enfria-
para pasar del significanteal significado. miento,y por lotanto de la disminución de lasposibilida-
N o es pues cualquier información la que se escoge y des de intercambio de energía que se observa con el
extrae de nuestra visión. Privilegiamos a aquella que aumento de la altitud,la exposición provoca una híper-
sabemosestá más directamentevinculadaconlavariación humidificación en las vertientes exteriores de las cordi-
de nuestro objeto de investigación.E n el presente caso, lleras o, por el contrario, un acentuado resecamiento
jcuáles pueden ser las marcas de los sistemasde produc- debido a los fenómenos de foehn en las posiciones
ción agrícola en el espacio físico?jcómo organizarlas en abrigadas. Se observará incidentalmente que entre los
un todo coherente? jcómodarse los medios para pasar del trópicos la exposición no está definida con relación
paisaje agrario al sistema agrario? o incluso,planteemos al sol como en los países templados,sino ante todo en
esta interrogante de manera más explícita: jcómo pasar función del viento.Una cordillera es como una isla que
del continente al contenido? emerge del océano con sus vertientes ((barlovento o
P.Millevilledefine al sistemade produccióncomo a la sotavento D. Para expresar la influencia de la altitud con
combinaciónde produccionesy de factoresde producción base en laobservaciónsensible,escogeremosun indicador
que los agricultores ponen en aplicación ) )(Milleville, simple de posición en la .vertiente,alto/niedio/ba.jo.En
1990).Partimosdel presupuesto sumamente empírico de esta etapa de la investigación,no se trata de definir un
que esta acción se inscribe necesariamente en el espacio clima o de afirmar una altitud,sino de delimitar ((envol-
material y que,por lo tanto,es perceptible para un obser- turas ))(enveloppes)discriminantesde los usos agrícolas
vador. E n otros términos, la acción del agricultor que del suelo.
labra, siembra y ((esculpe la epidermis de la tierra D, La actividad agrícola que se ejerce en un medio natu-
produce una imagen sensible,marcada por lascaracterís- ral,pone igualmenteenjuegootrosfactoresde producción
ticas particulares de su actividad.Las diferentesproduc- tales como capital y trabajo que evidentemente no apare-
cionestienen distintasimágenes,al igualque los diferen- cen de manera directa en el paisaje,pero cuya lectura es
tes factoresde tal producción.Nuestra investigación tra- posible a través de la tenencia de la tierra. Vimos an-
tará,inicialmente, de la inscripción en el paisaje de los teriormente cómo tal-propiedad es mediatizada por el
factoresde producción que enmarcan la actividad agríco- tamaño de las parcelas de explotación agrícola que es el
la.Pasaremos luego a la producción en sí que se inscribe signo sensible de sistemastécnicos y socialesde produc-
en ese marco. ción.
La actividad agrícolase ubica en un lugar,situado a su De la misma manera que remite a la gran explotación
vez en un medio, medio biogeográfko que G. Lemée y a la gran propiedad, la parcela grande remite a un
define como ( (el conjunto de condiciones energéticas, sistemasocio-económicoque involucracapital,insunios,
fisicas,químicasy biológicas que reinan en las inmedia- mano de obra,crédito,cuyas formas de movilización y
ciones de los organismos vivientes ))(George,,1974) o volumen difieren sustancialmentede lo practicado en el
incluso,según la definicióndel Gran LarousseEnciclopé- casodelapequefiapropiedad.Asimismo,ésta esvisibleen
dico,también citado por P.George:((Espacio que rodea elpaisajea travésdelretaceodelasparcelasdeexplotación
inmediatamente a las células o los seres vivientes y agrícola. El tamaño de los campos, elemento facticio
con el cual éstos realizan intercambios constantes de perceptibleen el paisaje,remiteentoncesa otro nivel,a la
materia y de energía que los hacen dependientes de él interpretación de elementos más abstractos, esenciales
en mayor o menor medida D (George,1974).Las especies para la definición del sistema de producción.
en las que se ejerce la actividad agrícola son, en A travésde lospárrafos anterioresse habrá compren-
efecto, primero seres vivientes,antes de ser productos o dido que nuestro enfoque no apunta a definir de entrada
producción. los sistemas de producción, sino que busca y clasifica,

62 Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrolloagricola


en su dimensión espacial, los elementos que son el los aspectos locales,la explotaciónagrícola,otras necesi-
soporte fisico y visible de tales sistemas. La envoltura tangrandescifrasy conjuntosregionalespara desarrollarse
material, el continente, es más importante a este nivel satisfactoriamente.El mapa delospaisajes agrariospuede
que el contenido en sí,que no se puede captar directa- servir tanto de marco,como de lugar de encuentro a esos
mente. Es por ello que basta con hablar de alto/medio/ dos extremos.
bajo,más o menos intensamenteutilizado,más o menos A nivel local,las disciplinas proceden generalmente
intensamente regado,etc. No precisamos aún el con- mediante encuestas,minuciosas y detalladas,que desme-
tenido exacto de las zonas fisiográfkamente homogé- nuzan los hechosagrariosposibilitandolaconstrucciónde
neasquedelimitamos.Decimossimplemente:esteespacio una imagen aclaradora del funcionamiento de los siste-
circunscritopor el límite que trazamoses diferente de su mas.Sinembargo,tropiezana menudo con la cuestiónde
vecino.((La combinación de producciones y de factores la representatividad de su encuesta.U n plan previo de
de producción que los agricultores ponen en aplicación muestreo estadístico,a condiciónde disponer de lasseries
))es diferente aquí y allá, puesto que la imagen que necesarias,permite una estimación de tal representativi-
imprimeen el espacio rural esdistintade un lado y otro dedad.La cartografiadel sistemaagrario,en cambio,permi-
ese límite. te la evidencia de entrada en el espacio.El agrónomo,el
La siguienteetapaconsisteen llenaresasenvolturasde sociólogo,el economista,el demógrafo,descubren así la
las que no conocemos sino algunos elementos extensión de los sistemas que estudian puntual,
estructurantes,y en detallarsucontenidofacticio.¿Cuáles localmente.
son los cultivos? ¿Cuáles son sus respectivasproporcio- Se puede, igualmente,voltear el razonamientoy ser-
nes? LCuáleslaproporcióndepastizales? ¿ladeplantacio- virse de un mapa de paisajes agrarios para escoger
nes?, etc.Observados directamente en el campo,ordena- pertinentementela localizaciónde los puntosde encuesta.
dosen porcentajes dela zonahomogéneaencuestada,esos Lo que se dirma del nivel local,podría decirse del
elementosnosproporcionan laúltimaclavede descripción nivel regional o nacional. El mapa da una visión de
de los paisajes agrarios como introduccióna los sistemas conjunto,y el juego posible entre las escalas aporta una
de producción agrícola. riqueza adicional (Gondard, 1990). Es necesario por
Sistema cerealero de altura practicado por unidades supuesto que el documento inicial haya sido realizado a
domésticas,frentepionero de altitud,grandesexplotacio- gran escala para responder a las necesidades del nivel
nes depastizalesdevalle,asociacióndepastosy cultivo de local,y reducidodemanera inteligente,no sólo mecánica-
caña de azúcar en medianas propiedades en lasvertientes mente, a fin de satisfacer las exigencias propias de las
exteriores,sistemacafeterodelospiedemontes,etc.¿Quién, pequeñas escalas.
inclusopoco familiarizadocon laagriculturaecuatoriana, La cartografiade los paisajes agrarios del Ecuador
no reconocería en ello sistemas de producción agrícola ha servido para la estratificacióndel territorionacional,a
muy específicos y caracterizados? Se podría extender la fin de elaborar el plan de muestreo de la encuesta
lista y enumerar uno a uno los diferentes sistemas de agrícola nacional anual.Cruzada con los datos de pobla-
producción agrícoladelEcuador.Todoshan sidocaptados ción,permitió a Daniel Delaunay precisar las dinámicas
en su expresión paisajística.Para quien realizó su carto-de cada uno de los grandes sistemasde producción agrí-
grafia,evocan primeramentepaisajes y sin embargo,cada cola (Delaunay, 1991). El hidrólogo encontró en ella
una de las disciplinas reconoce en ellos la transcripciónuna primera estimación de la extensión de los
espacial de sus propios objetos. perímetrosregados. El sociólogo reconoció en ella
los límites de los sistemas sociales de producción
¿Puede un punto ser extendido? que había definido. El mapa les daba su envoltura
espacial.
Afirmar que diferentes disciplinas se reconocen en La acción del hombre, que se inscribe a la vez en
la base de la cartogrdia de los paisajes agrarios no el tiempo y en el espacio, deja una huella material
quiere decir que este documento reemplazará a las inves- sensible en la superficie de la tierra. Es posible
tigacionespropias de cadauna de ellas,ni siquieraque les leerla en el paisaje, que se convierte así en un
seráindispensable.Sibien puedeaportaralgunoselemen- mediador privilegiado entre diferentes enfoques cien-
tos complementarios a los trabajos específicos de unos tíficos.
y otros,el interés esencial de este documento reside en
el acceso a la representación espacial de los sistemas
agrarios. Nota:
Numerosas disciplinas contribuyen al estudio de los
sistemas agrarios, cada una desde su punto de vista, en Husserl y Descartes, citados por Berque A, 1990,
funciónde suobjetocientífico.Algunasestudian más bien p. 9.

Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrollo agricola 63


BIBLIOGWIA

BERQUE A., 1990, Médiance, de milieux en


paysages.Col.Géographiques,RECLUS,Montpellier,
163 p.
DELAUNAY D.,1991,Un exempled'idérence statistique
dans un Système d'Information Gtographique,
SEMINFOR 4,Transfert d'échelle ORSTOM,Colloq.
et sém.,París, p. 255-263.
GEORGE P., 1974, Dictionnaire de la Géographie.
París,2"ed., 451 p.
" D A R D P.,1988 (a),Cartographie de 1 'utilisation
actuelle des sols et des paysages végétaux dans les
Andes équatooriennes.ORSTOM,París,Coll.Études
et thèses, 154 p.
" D A R D P., 1988(b),La estratificación en el sistema
de estadísticasagropecuariasnacionales del Ecuador,
Informepnal del Simposio de encuestaspormuestre0
de úreasen lospaises,andinos,JUNAC,Unidad Infor-
mática, Lima,p. 169-237.
GONDARD P.,1990,Du 1/50O00 au 1/1 O00 000.Points
de vue sur les paysages de l'Équateur,SEMINFOR 4,
Coll.et'sém., ORSTOM,p. 3 19-330.
" D A R D P.,HUTTEL C.,LOPEZ F.,WINCKELL A.
ZEBROWSKI C., 1989, Paysages agraires de
1 'Équateur/Paisajes agrarios del Ecuador. IPGH-
IGM-ORSTOM-CEDIG, Quito, 1 mapa a escala
1:1.000.000, 100 x 25 cm.
MILLEVILLE, P., 1990, Curso de DEA (Diploma de
Estudios Avanzados): Économie du développement
agricole, agro-alimentaire et rural, ORSTOM,
Montpellier, 1990-1991.

64 Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrolloagricola


UNOS ECONOMISTAS FRENTE A LOS SISTEMAS DE PRODUCCION:
LADOPCIONO ADAPTACION?

Jean-Marc GASTELLU
ORSTOM-Francia

“Ouije coupeje découpe...”


(0ffenbach:La vie parisienne)

RESUMEN científico, aun cuando no es frecuente que una


investigación se desarrolle en forma totalmente lineal.
Dos corrientes dividen a los economistas cuando tratan Así,el sistema de producción se sitúa junto a otros
sobre el sistema de producción. L a corriente de adaptación conceptos de interpretación,tales como los modos de
mantiene este concepto en su campo de análisis.Otra corriente
producción*,las estructuras complejas del parentesco3,
adopta una definición sistémica,que se traduce en términos de
investigación-desarrollo para el m u n d o rural. Se presentan
y la organizaciónpolitica4.
dificultades de comunicación cuando los economistas tienen Si hay pluralidad en las nociones de sistema de
relaciones de trabajo con otros grupos de disciplinas. produccións,encontramosel mismo fenómenorespecto a
las teorías económicas. N o hay ninguna necesidad de
insistir en esto, ya que los manuales de historia del
En “La visión de los vencidos”, Nathan Wachtel pensamiento económico lo recalcan. Sin embargo, es
distingue dos sistemas de producción en los Andes preciso ordenar tal diversidad,lo que podría ser Útil para
centrales,en la épocade losIncas.Elprimero,caracterís- el desarrollo de la demostración.Puesto que se trata del
tico del altiplano,se fundaba en el cultivo de la papa y la mundo rural, la separación entre substantivistas y
crianza de llamas. Se manejaba en el marco de una formalistas parece pertinente6. Pese a que borra las
comunidad de parientes cercanos (uyllu),y su objetivo especificidades de los aportes individuales, pone de
era la autosubsistencia.El segundo,radicabaen el cultivo relieve una diferencia importante entre un “procedi-
de maíz en la zona de altitud mediana,con grandes obras miento desde abajo”,aplicado por los que parten de una
de riego. Su propósito era sacar un excedente,con más situación local, se interesan por las instituciones y los
control del Estado.El autor no nos da su definición del procesos,y un “procedimientodesdearriba”.más caracte-
sistema de producción porque le parece evidente, pero rístico de los que, desde el comienzo, plantean un
ésta se desprende fácilmente de la descripción prece- problema económico a un nivel nacional,centrando más
dente.Es una combinación de producciones -vegetalesy su atención en las conexiones y correlaciones.Aparece
animales-asociada a medios técnicos y desarrollada en aquí un acercamiento con diversas nociones del sistema
el marco de una unidad familiaren zonasdiferentes,con de producción. Otra distinción,válida sobre todo en el
fines económicos. Este ejemplo es valioso por varias caso particular de Francia7,se sustenta en las for-
razones. Ante todo,nos indica que existe una noción de maciones recibidaspor los economistas,que influyen en
sistema de producción que difiere de la del enfoque las orientaciones posteriores.E n Francia,los economis-
sistémico.N o se limita al círculo de los economistas,ya tas provienen de dos fuentes: en primer lugar. la
que varias disciplinasde las ciencias socialesla compar- universidad, que prepara a economistas generales y
ten.Más adelante,el mismo ejemplo muestra que,usual- polivalentes,es decir aptos para todos los sectoresy todas
mente,el término de “sistema de producción” es el utili- las ramas de la economía;en segundo lugar,las escuelas
zado para designar actividades agropecuarias. Luego, superioresde ingenieros-particularmenteen agronomía-
nos proporciona todas las características de la economía que preparan a agroeconomistas, entre otros, especiali-
campesina en la época de los Incas,con inserción en el zados por definición en asuntos rurales. Los segundos
Estado y con una doble finalidad de las producciones. tienen una formacióntécnicaque losprimeros no poseen.
Finalmente, debido a las numerosas acepciones de pero generalmente centran su atención en la producción
dichotérmino,llegamosa la conclusiónde que se tratade agrícola, dejando de lado las otras etapas del proceso
un objeto fabricado. El sistema de producción es un económico. Una última división separa a los econoniis-
concepto de interpretación, que hay que diferenciar tas según la finalidad de sus estudios, división que se
cuidadosamente de las unidades de observación como superpone en parte a la distinción precedente. Ambos
son la parcela,la casa,el territorio comunal’.Cada uno apuntan a un diagnóstico, pero éste no es de la misma
corresponde a distintos momentos del procedimiento naturaleza. Algunos buscan, ante todo, adquirir

65
conocimientos básicos sobre el mundo rural, lo que LA CORRIENTE DE ADAPTACION
podría contribuir,en forma indirecta,a una modificación
de las políticas económicas, en particular de las Para los economistas,la noción de sistema no surge
políticas agrariass. Otros quieren promover innovacio- con el nacimientodel enfoque sistémicol'. Los investiga-
nes en el proceso de producción,a fin de transformarlo. dores de ciencias sociales disponían de varios conceptos
A un diagnóstico tebric0 se opondría un diagnóstico globalizadores-ademásdel concepto de sistema-conio los
práctico. de estructura,de modo de producción,de fenómeno social
Pluralidad de sistemas de producción y total.L a situación parecía diferente para los agrónomos
pluralidad de teorías económicas: la coordinación que trabajaban en los países tropicales.Por mucho tiempo
resulta dificil, porque jcómo hacer concordar un se habían especializado en el estudio de una producción,
campo pluridisciplinario con otro monodisciplinario? unicamente.Por lo tanto, el enfoque sistémico,que llevó
EI intercambio es desequilibrado. E n un equipo, por a dirigir la atención sobre un conjunto de producciones
ejemplo, ¿hay que dar preferencia a los aportes consideradas en sus interacciones, fue para ellos una
propios de los economistas, cuando las ideas innovación.
maduran en común y por lo tanto sería injusto C o m o la novedad no h e tan grande para los economis-
atribuir a algunos los resultados de una reflexión tas, algunostrataron de adaptarla.Conservaron el mismo
colectivag? El interrogante sobre las relaciones entre vocablo, ya en uso en la disciplina, y mantuvieron un
ciencias económicas y sistemas de producción está concepto del sistema de producción compuesto de elemen-
plarlteado. tos que constituyen su campo de estudio por excelencia.
L a pluralidad de las nociones de sistema de produc- Tal clarificación, justificada en la medida en que un
ción, ya recalcada,nos proporciona una respuesta par- investigador es más útil cuando trabaja en lo que mejor
cial. Detrás de esta diversidad se perfila un doble movi- domina, ha tenido el mérito de proponer una definición
miento. Por un lado, hay economistas que aceptan la simple y operativa, aceptable de inmediato para todos
noción de sistema tal como la propone el enfoque los economistas. Esta adaptación se hizo en estrecha
sistémicolo.Otro grupo está integrado por los partidarios colaboración con investigadoresde campo en Africa del
de la multiplicidad de nociones -no sistémicas-pero cuya Oeste.
dispersión gira,en realidad,alrededor de una concepción
implícita y común. Frente a una corriente de adopción,
encontramos la corriente de los que buscan atraer la U n a elaboración teórica
noción de sistema de producción hacia su disciplina,
hacia instrumentos de análisis que ellos dominan Laelaboraciónteóricafue obradel ProfesorR.Badouin,
perfectamente; en resumen, se trata de una corriente de economista especializado en cuestiones agrícolas. Ins-
adaptación. pirándose en numerosos trabajos realizados en Francia y
C o m o para cualquier sistema, antes que nada hay en el extranjero, propone un esquema de análisis univer-
que fijar los límites de este estudio, que se referirá salmente aplicable, que consta de tres niveles:
únicamente a los trabajos franceses, ya que se preve 1. El sistemade cultivo,entendido como la combina-
otra exposición para los trabajos anglosajones. Y, ción de productos vegetales y animales.
dentro de este campo restringido, se privilegiarán dos 2. El sistema de producción, entendido como una
areas: el Africa del Oeste y los Andes centrales, por combinación de factores de producción: recursos
el mejor dominio que tengo de la bibliografía. Sin naturales, trabajo, capital, insumos.
embargo, no pretendo ser exhaustivo, ya que, por una 3. El sistema de explotación,entendidocomo el modo
parte, no m e considero un especialista en sistemas de de funcionamiento de las unidades de produc-
producción y, por otra, una de las lecciones del ciÓnI2.
enfoque sistémico recomienda privilegiar algunas E n este esquema se hace hincapie en las combinacio-
relaciones en el seno de conjuntos complejos a fin de nes,y no en las interrelaciones.No es sólo un ligero matiz
entenderlas mejor. Ahora bien, la noción de sistema de de léxico. Hay una diferencia con el enfoque sistémico.
producción -cualquieraque sea la comente a la cual uno Así definido, y tal como lo muestra Ph. Couty, el
se vincule- nos lleva implícitamente a un punto concepto de sistema de producción deja campo libre a las
fundamental, el que trata de las relaciones entre especulaciones de los economistas.La vinculación entre
disciplinas distintas. Este tema surgira poco a poco de un sistema de producción y los productos resultantes se
la presentación de las dos corrientes, y alcanzará toda expresa en una función de producción. Pero esta vincula-
su dimensión cuando las concepciones de los ción intervienetambién en la utilización del producto, d~
economistas se vean confrontadas a las de otros grupos decir, en la repartición, que conduce a su vez a las
de disciplinas. relacionesde prod~cción'~. E n realidad,tal adaptación se

66 Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrollo agrícola


encuentra en cada una de las disciplinas de las ciencias vemoscómopoco a poco seperfilaun objetode investiga-
socialesi4.
Pero,en economía,se hizo sentir la necesidad ción,que es la comprensión de comportamientos econó-
de plantear una definición simple,de fáciluso.La elabo- micos en el senode una sociedadcampesina.El concepto
ración teórica fue llevada en estrecha colaboración con de sistemade producciónayuda parcialmentea descifrar-
investigadoresde campo. los,pero no es suficiente.
E n la corriente de adaptación,los economistas em-
plean una definicióndel sistemade producción que saben
La adaptación al campo manejar bien,y que dio prueba de su utilidad.Pero las
posibilidadesde intercambiose reducen a su círculo,con
Entre lasinvestigacionesde camporealizadas,tomaré una ampliación posible hacia otras disciplinas de las
en consideraciónsolamentedospolos en Africa del Oeste: ciencias sociales,en cuanto enriquecen su modelo recu-
uno,en el Senegal,otro,en la CostadeMarfil,con elÚnico rriendo a la historia o a la geografia,en cuanto también
fin de mostrar que el concepto de sistema de producción practican una concepción amplia y substantiva de la
tuvoquesercombinadocon otrosinstrumentosdeanálisis economía.Sin embargo,siguesiendoreducidala comuni-
para dar cuenta de los hechos observados. cación con los grupos de disciplinas para las cuales el
E n el Senegal, un equipo multidisciplinario de estudio de los factores de producción no pertenece a un
investigadoresen cienciassocialestrabajó durantevarios lenguajeuniversal.Se percibende inmediato las diferen-
añosa lo largo del valle del Río Senegal,al norte delpaís, ciasconelenfoquesistémico,quepretendesermás rápido,
a finde describiralgunassociedadeslocalesen el momen- más útil,más eficazy más universal.
to en que se introdujeronlos cultivosde riego,es decir en
plena transformación de los sistemas de producciónL5.
Entre estos investigadores,varios economistas utilizaron LA CORRIENTE DE ADOPCION
nociones de sistema de producción cercanas a la que
propuso R.BadouinI6.D e este conjunto de trabajospode- E n el enfoque sistémico, el sistema es, según una
mos retener tres enseñanzas. El conocimiento de los definición universal: ‘‘anconjunto de elementos en
sistemas de producción necesita largosestudios,en parti- interaccióndinámica,organizadoshacia el cumplimiento
cular una encuesta anual sobre los tiempos de trabajo de un objetivo’”*.Culminada la fase de estudio de las
diario.Estamos anteuna diferenciafundamentalrespecto combinaciones, la atención se dirige hacia las
al diagnóstico rápido buscado por los partidarios de la interrelaciones que alimentan la dinámica de un
investigación-desarrollo.Luego,al considerar un objeto sistema.
global -eneste casouna sociedadlocal-los investigadores E n un sistema,sedistingueun aspecto estructural-con
examinaron también la organizacióndel consumo y de la un límite,elementos,reservorios,red de comunicación-y
acumulación,los intercambios y la repartición y, sobre un aspecto funcional -con flujos, compuertas,plazos y
todo,las migraciones, fenómeno de gran trascendencia circuitosde retroacciÓnL9. E n comparacióncon los mode-
para laseconomíasribereñasdelRío Senegal.Finalmente, los deterministas que, para un entorno dado,proponen
los hechosactualesse sitúanen una perspectiva histórica, respuestas únicas a problemas complejos, el enfoque
con un importante trabajo de reconstitución. sistémicoproporcionavarios esquemas,identificando las
E n la Costa de Marfil,las investigacionesfueron en consecuenciasde cada uno de elloszo.
dos sitios;una sellevó a cabo al norte del país,en una zona Al aplicarse a la agricultura de los países tropicales,
de sabana donde se cultiva principalmente ñame y algo- este enfoque dio origen a dos escuelas que, por tener
dón, la otra al sur, en una región de cultivo de café y mucho en común,resultaría ficticio oponer: se trata del
cacaoL7. El concepto de sistema de producción se funda “farming systemresearch’de lospaísesanglosajones,y de
claramente en los factoresde producción,lo que conduce la investigación-desarrollode los paises de habla france-
a formularun diagnóstico sobre ambas situaciones.Pero, saz1. Los principiosgenerales son los siguientes.Primera-
también en este caso,el diagnóstico es el fruto de largosy mente, la investigación no es el objetivo final,sino que
minuciosos estudios,realizados durante varios años.Los debe llevar a una intervención cuyo propósito es el mejo-
sistemas de cultivo son reconstituidos gracias al ramientode una situaciónrural,a partir de un diagnóstico
establecimiento de un catastro del territoriocomunal -en rápidamente elaborado. Luego, los agricultores son los
algunos casos comprende varios ciclos agrícolas- y va animadoresde la investigación.En formaideal,losinves-
acompañado,aveces,de estudios genealógicos.Mientras tigadoresdeberían recogerlas sugerenciasde los agricul-
que en el Senegal se recurría a los historiadores,en la tores,transformarlas en mejoras técnicas,experimentar-
Costa de Marfil son más bien lastécnicasde losgeógrafos las previamente en el laboratorio,y luego aplicarlas en
lasque constituyenla fuente de referencia.Asimismo, el condiciones reales con los agricultores, antes de
interés nunca se limita a la producciÓn.Enrealidad, generalizarlas.Este procedimiento seformalizaen cuatro

Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrolloagricola 67


etapas: descripción, representación, diagnóstico, pro- sistemasagrarios.El sistemadecultivose define a nivel de
puestas técnicaszz. parcela y su estudio tiene por objeto comprender la
E n realidad,esta corriente no es homogénea. Podrían evolución del poblamiento vegetal, los itinerarios
distinguirse algunas tendencias, según se ciííen más o técnicos, la reproducción de la fertilidad, todo ello
menos al enfoque sistémico.Además, sería artificialdiso- materia de estudios muy precisos que competen a la
ciar el aporte de los economistas que integran equipos agronomía.El sistema de producción se plantea a nivel
pluridisciplinarios. Examinaremos solamente algunos de la unidad agricola, y se entiende como una
casos, para ilustrar la manera en que los economistas combinación de la fuerza de trabajo y de los medios de
tratan el sistema de producción dentro de la corriente de producción con miras a obtener diversas producciones
adopción. vegetales o animales, lo que se asemeja más a un
procedimiento usual entre los economista^^^. Finalmente,
el concepto de sistema agrario remata el edificio. Es un
Comportamiento adaptativo y modelización sistémica modo de explotación del medio que se ha construido a
todo lo largo de la historia31. El sistema agrario
L a teoríadel comportamientoadaptativofue elaborada representa la parte rural de un modo de prod~cción~~.
por un equipo del INRA23. Los instrumentosen los que se Esta escuela presenta varias particularidades. E n
funda esta teoría fueron forjados tanto en Francia -con primer lugar,se muestra muy abierta a la historia,pues el
motivo de un estudio sobre las aguas termales de Vittel, estudio del pasado permite comprender el estado actual
por ejemplo- como en países tropicales como el Malí, de los sistemas agrarios. Luego, necesita una gama de
Haití, Nepal y Perú. El objetivo de la investigación es el competencias muy amplia, que un sólo individuo
binomio familia- unidad agrícola, considerado como un dificilmente puede dominar, desde la agronomía hasta
sistema24.EI interés por la familia campesina tuvo su las ciencias sociales.Pero, el sólo conocimiento no es la
fuente de inspiración en A.Chayanov,a quien este equipo meta de estos trabajos cuyo objetivo es un diagnóstico
se refiere2’. para actuar,que no pasa por la etapa de la modeli~ación~~
Se plantea como postulado la racionalidad de los Finalmente,este procedimiento se aproxima a la corriente
agricultores:“Los agricultorestienenbuenas razonespara de adaptación por sus definiciones, cuando pretende ser
hacer lo que hacen”26.Ahora bien, éstos reajustan sus sistémico al poner de relieve las interrelaciones.
proyectos establecidosen un momento dado en función
de las informaciones recibidas. E n consecuencia,actúan
de acuerdo a un proceso de adaptación permanente, a fin Lo económico y lo viviente
de adecuar sus objetivos a la situación que confrontan.
Conocer los proyectos, objetivos y decisiones de los Es el título de una obra publicada en 197934.Pesea que
agricultores no es fácil, pero es posible captarlos el autor no es especialista en materia de sistemas de
mediante un estudio de las prácticas, sincrónico y dia- producción,su reflexión presenta un interés real,pues fue
crónico a la innovadora en el mundo de los economistas.Nos ayuda
Así, el marco sistémico encierra una teoría para establecer una ligazón con la preocupación más
elaborada alrededor de un objeto de investigación: las recién de los problemas del medio ambiente.
tomas de decisión de los agricultores. La modelización EI autor se sitúa en la continuación de los trabajos de
no necesita una formalización matemática,sino un ins- H.Laborit,que hace de la organiaciónsocialuna prolon-
trumento que ayude a tomar la decisión. Es un gación del sistema nervioso3’.También es manifiesta la
programa informático que, a partir de los ingresos y influencia delpensamientodelpadre Teilhardde Chardin,
egresos pasados, facilita la gestión de la tesorería de la que no veía discontinuidad entre la materia y el espíritu,
unidad agrícola para los meses siguientesz8.Otra particu- sino un proceso de creciente complejidad que, partiendo
laridad de este procedimiento es que la retroacción de la célula,pasa por la estructuracióndel cuerpobiológi-
dirigida a los cultivadores consiste en sesiones de co y concluye en el cuerpo social36.
formación, lo que permite alimentar nuevamente la Ante los desafíos de nuestro tiempo,en particular los
investigación. problemas del medio ambiente, es conveniente romper
con las concepciones utilitaristas de la economía. La
soluciónconsistiráen privilegiarlos enfoques en tkrminos
Sistemas de producción y sistemas agrarios de reproducción, y no el razonamiento en términos de
equilibrio3’, lo que es posible si se engloba lo económico
Otro equipo, en el INA-PGZ9, inserta los sistemas de en lo biológico, si se dejan de lado las mediciones en
producción en un encajonamientode niveles que parte de preciosy cantidades,sustituyéndolaspor medicionesfun-
los sistemas de cultivo y de ganadería y termina en los dadas en la energía.El método es el enfoque sistémicoque

68 Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrolloagrícola


invierte la forma de plantear los problemas científicos, no puede ser satisfecha por falta de concordancia entre
pues permite: “... partir de la finalidad del conjunto y grupos de disciplinas.
comprender cómo ésta gobierna la organización de las
partes y de los elementos que lo con~tituyen”~~.
Así se llega a una redefhición de la economía en El eclecticismo
términos de bienestar, y ya no de maximización, ni
siquiera de optimización, de la satisfacción de las ¿Sería posible distinguirlas dos corrientesa partir de
necesidadeS.Esteenfoque da otro sentido al estudio de los diferencias según las formaciones, la finalidad de los
sistemasde producción. trabajos,la separaciónentre substantivistasy formalistas?
Los casos de investigacióndesarrolloestudiadospre- Dos configuracionessepresentan a lamente.La corriente
sentan algunos caracteres en común. E n primer lugar, de adaptación estaría compuesta por economistas con
estos trabajos son llevados a cabo por equipos,y resulta formaciónuniversitaria,apuntando a un diagnóstico teó-
difícil disociar los aportes de tal o cual disciplina.Luego, rico alimentado por un procedimiento substantivo.En la
en esa corriente,la atención se centra en la producción corrientede adopciónse hallarían agroeconomistas,cuyo
agrícola,pese a laaparicióndeun interéscrecientepor los propósito sería una intervenciónen el terreno,preparada
fenómenos subsiguientes a la cosecha. Finalmente, el gracias ,a modelos formalistas. Pero tal oposición no
enfoque sistémico recibe una inflexión que es preciso resiste el análisis.
subrayar. Dicho enfoque ayuda a poner en evidencia E n los ejemplos descritos,economistasde formación
relaciones,mas no las interpreta.Es un modo de exposi- universitaria integran equipos de investigación-desarro-
ción,de repre~entación~~. Ahora bien,el establecimiento 110, tal como sucede en el departamento del SAD del
de un diagnóstico no puede hacerse sin referenciasteóri- INRA.La distinción entre diagnóstico teórico y práctico
cas.Poreso el marco sistémicose llena poco a poco de una desaparecepoco a poco,porque las condicionesde inves-
sustancia: es el comportamiento adaptativo para com- tigaciónen el campo han cambiado en los últimos treinta
prender lasdecisiones;es tambiénunaevoluciónhistórica afios.En los Andes del PerÚ,un investigadordebe firmar
para comprender los sistemas agrarios.Se plantea enton- un convenio con los encargados de la comunidad campe-
cesun nuevo problema:mediante un lenguaje de aparien- sina donde desea trabajar,y comprometersea proporcio-
ciauniversal,disciplinasdiferentespueden volvera intro- nar una contrapartida por la ayuda que le brindan los
ducir significados diferentes. ¿No resultará falseada a moradores a fin de facilitar sus investigaciones.Es así
causa de ello la vocación pluridisciplinaria del enfoque como un economista puede dar clases de contabilidad,
sistémico? desde la Óptica de una formaciónpara adultos.Es el fin de
una investigacióndepredadorapoco satisfactoria.Perotal
evolución,legítima en sí, oculta un peligro. Cuando en
LOS ECONOMISTAS FRENTE A caso de situacioneslocales,particulares,la investigación
LAS OTRAS DISCIPLINAS está demasiado orientada, se llega a perder de vista el
interés general. Finalmente, la separación entre
Ante la noción de sistema de producción,los econo- substantivistas y formalistas no se aplica a los casos
mistas seven confrontadosauna elección.E n la corriente considerados,yaquetantolosprimeroscomo lossegundos
de adaptación,disponen de un concepto de interpretación ubican la producción agrícola en el centro de suspreocu-
quepertenecea sucampo,pero quelimitalasposibilidades paciones,para comprenderlay eventualmente mejorarla,
de diálogo con otras disciplinas.En la corriente de adop- y usan por lo tanto un procedimiento substantivo.
ción,los intercambiosentre disciplinasseven facilitados Sin embargo,se practica una repartición implícita de
graciasa un lenguajecomún,pero a costade lapérdida de las tareas. E n la corriente de adaptación,el interés se
identidadde la disciplina.El debate de fondoque surge es centra sobre todo en la organización social de la produc-
el de lasrelacionesde trabajoentredisciplinas,debateque ción,mientras que en la corrientede adopción lo está más
se amplía cuando los conceptos de los economistas se en el acto de producción, es decir, en los itinerarios
oponen a los de otros grupos de disciplinas,como las técnicosy lasprácticasdecultivoquepermiten reconstituir
ciencias biológicas. Ahora bien, estas relaciones entre las tomas de decisión de los agricultores,tema que cobra
disciplinasse establecen generalmente en forma implíci- cadavez mayor importancia4’.La representación de estas
ta,lo que conduce a simplificaciones,prejuiciosy hasta tomas de decisión quizá vuelva a dar un toque formalista
caricaturas.Es preciso abordarlas,por el contrario,según que no existeen laprimera corriente.Por otraparte,a esta
un procedimiento científico,planteando un interrogante división entre substantivistas y formalistas se le puede
fundamental, pero siempre ocultado, respecto a la reprochar ser simplificadora,y borrar los maticesde cada
interdis~iplinariedad~~.La necesidad de intercambio,que escuela económica.Pero no es seguro que el hecho de
semanifiestaatravésdeun eclecticismopluridisciplinario, entrar más en los detalles hubiera traído más claridad.

Enfoques de sistemas,perspechvas disciplinariasy desarrollo agricola 69


Las dos corrientes son,en realidad, más complemen- actitudes son posibles.Una primera respuesta consiste en
tarias que opuestas. U n esquema ideal sería que los adherirse a una teoría integradora de las cienciassociales,
resultados de las investigacionesbásicas, realizadas pre- como el materialismo dialéctico. La lógica del conjunto
ferentemente en la corriente de adaptación,alimenten la está garantizada desde el principio, y el problema se ve
investigacióndesarrollo, ahorrándole a esta última un resuelto. L a dificultad comienza para los que buscan su
desvio de producción.Pero la comunicación entre las dos camino en forma empírica. Tomaré el ejemplo de un
corrientes no se establece fácilmente, debido a cierta economista francés que preparó el terreno de la antropo-
especialización,lo que ha hecho necesaria la creación de logía económica,en la época en que M . Mauss proponía el
redes de investigadores4*. concepto de fenómeno social total. El caso de O.Leroy es
L a inexistencia de una configuración ideal que dé interesante, porque recurre a dos marcos de referencia
cuenta de la separación en dos corrientes se debe a que la muy distintos.E n el campo de la economía, se deduce de
experiencia en el campo obliga a todos a utilizar varios susprimeros trabajosque está relacionadocon el margina-
conceptos,varias teorías, para interpretar la complejidad lismo americano44.E n el campo de la antropología,apela
de los hechos observados.Por esta razón el eclecticismo se al difusionismo.Uno puede preguntarse, entonces,cúales
vuelve una necesidad, y eso no por una voluntad son los fundamentoscomunes a estas dos escuelas,y si es
ecumenística. En la corriente de adaptación, este válido asociarlas. Ocurre que los dos movimientos se
eclecticismo se manifiesta enuna ampliación de lostraba- desarrollaronen la misma época en los Estados Unidos,y
jos hacia la historia, la geografia,incluso la antropología, se podría llegar a reconocer la validez de la vinculación.
demografia,sociología,disciplinasque pertenecen todas Pero este ejemplo nos lleva más lejos. E n realidad, O.
al grupo de las ciencias sociales. E n la corriente de Leroy abandona el marco de su formación -el de la
adopción, como lo hemos visto, es imprescindiblellenar economía-para adoptar los principios y métodos de una
con teorías el marco sistémico.Finalmente,en ambas escuela antropológica que le permite interpretar las ma-
corrientes, se puede comprobar la existencia de una nifestaciones de la “razón primiti~a”~~. Vemos que la
demanda muy fuerte de aportes de otras disciplinas,en concordancia entre dos disciplinas no es nada fácil.E n el
otras palabras, un llamado a la interdisciplinariedad. caso estudiado se traduce en un deslizamiento de una
disciplina hacia otra46.E n la corriente de adaptación se ha
sefialado un deslizamiento igual hacia la historia o la
L a concordancia geografia.
Y a no se produce tal deslizamiento entre grupos de
L a interdsciplinariedad es sentida como una necesi- disciplinas, porque ya no existe la concordancia. Las
dad, pero no está concebida de modo científico, lo que formaciones,teorías, problemáticas,métodos, técnicas y
resulta sorprendentetratándose de investigadores.Es así finalidades pertenecen a esferas distintas. No hay un
como los fracasos se interpretan subjetivamente y se basamenro común47 y la creación de un metalenguaje
atribuyen a razones personales, manera desastrosa de no basta para establecer una comunicación entre estas
taparse la cara.Ahora bien, no se plantea como se debería esferas.
la siguientepregunta, que m e parece fundamental:jcuál El equipo que se dedicó al valle del Mantaro, en el
es la naturaleza de la relacionesentre disciplinas diferen- Pení, estaba integrado por especialistas del mundo vege-
tes? jen qué sefundan?Y esta pregunta -queresulta de una tal, animal y humano, provenientesde dos ~rganismos~~.
constatación de evidencia- debe ser dilucidada, de ser H a sido un lugar de confrontación entre grupos de disci-
posible, según un procedimiento científico. Tratándose plinas, gracias a reuniones,publicaciones,coloquios.E n
de enfoques paralelos, es necesario que haya un mínimo el caso preciso de los sistemasde producción,nuestro tema
de lógica común; en caso contrario, el edifício, cimen- central, nos percatamos de que bajo un mismo vocablo
tado en contradicciones demasiado aparentes, se derrum- teníamos concepciones implícitas discrepantes:unos sus-
bará rápidamente.El número de individuos no intervie- cribían la definición de M. Sebillotte, otros razonaban en
ne, y tampoco los problemas de organización del trabajo términos sistémicos, el último se contentaba con una
en equipo, puesto que la pregunta surge en el momento combinaciónde los factoresde producción.Detrás de estas
en que dos disciplinas entran en relaciones de definiciones surgía el pioblema del nivel que había que
intercambio. privilegiar para establecer relaciones de trabajo entre
El problema de la concordancia nace, en primer lugar, grupos de disciplinas diferentes, lo que introducía un
en el seno de un mismo grupo de disciplina^^^. Surge en las interrogante sobre el cuadro teórico de referencia que el
ciencias llamadas de síntesis, aun cuando son puestas en equipo en su conjunto podía considerar aceptable49.La
práctica por una sola persona.Hubo una época en que los toma de conciencia en grupo de estas dificultadesha sido
economistasruralistasse sintieronatraídospor la antropo- una experienciabeneficiosa,en el sentido de la construc-
logía económica. Frente al tema de la concordancia,dos ción de un basamento común.

70 Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrolloagríco!a


CONCLUSION 6
La distinción entre substantivismo y formalismo podría ser
igual a la de la entre el contenido y el continente. EI
La distinciónentrecorrientede adopcióny de adapta- substantivismo se interesa por el contenido, es decir la
ción sólo tienevalor pedagÓgico;sehubierapodido consi- producción,el consumo y la distribucibn de los bienes y
servicios.El formalismo se interesa p o r el continente,es
derar otras separaciones.por ejemplo,la definición del decir un calculo entre las ganancias y los costos,calculo
sistemadeproducciónenla corrientedeadaptaciónpuede universal .
guiar hacia losmodos de producción,losque encontramos 7
En el Perú,los especialistas del mundo rural se forman en
en laspropuestasde la escuela del INA-PG,clasificadaen las universidades. Sin embargo, subsiste una distinción
la corriente de adopciÓn.De esta manera,tendríamos entre los que reciben una formación técnica (agrónomos y
agrupados,porun lado,alospartidariosdeuna concepción zootécnistas, por ejemplo) y aquellos que tienen una
clásicade laeconomía y ,porotro lado,alos seguidoresde formación general, tales como los economistas. La
una interpretaciónmarxista de la historia.Loesencialera curricula de un estudiante de economía en la U N L M no
mostrar que,bajoel término de sistema de producción,se difiere en nada de la de los estudiantes de Francia,pese
a la especificidad agraria de esta universidad.
deslizan múltiples significadosque generan confusiones 8
Eresue, M.,Brougere, A-M., 1988.
entre economistasy entre grupos de disciplinas. 9
Cuando se tiene interés por los sistemas de producción, las
LConvienetratar de homogeneizarestas definiciones, referencias que vienen espontáneamente a la mente 110
proponer un léxico de correspondenciaentre las diversas están clasificadas por disciplinas. Por ejemplo, la expe-
acepciones? Por más útil que sea,esta tentativa no re- riencia de dos agrónomos que explican que su procedi-
solveratodo,yaque estasdefinicionesdiferentesremitena miento ha sido el mismo en Francia en la llanura de Caen,
particularidadesdisciplinarias,acampos temáticos sobre y en el Senegal a orillas del Río,parece un aporte metodoló-
los cuales debemos hacernos preguntas. gico importante (Capillon, Caneill, 1987). Asimismo, un
Como tarea prioritaria, habría que lanzarse a una economista de campo se siente a menudo mucho más cerca
de los antropólogos,demógrafos,geógrafos y sociólogosde
investigaciónsobrenuestrasinvestigaciones,comprender campo que de otros economistas.Por lo tanto, la categoría
con qué criteriosse efectúa la separaciónentre grupos de de los “economistas” no es pertinente en sí,aun si se hace
disciplinaS.Es un trabajo de larga duración que debe abstracción de las opciones teóricas, políticas o filosóficas.
llevar,en forma de reflexión colectiva,a interpretar los IO J. Brossier (1987) ya había distinguido estas dos co-
contornos de los grupos de disciplinas,acomprender su rrientes.
II
racionalidad interna,sus finalidades,a subrayar lo que M.Godelier (1966:240) recuerda la definición del sis-
constituye la peculiaridad de cada uno de ellos.Y,pocoa tema, tal como era comúnmente admitida por los econo-
poco,veremoscómo surge un basamento común. mistas franceses de la época:
“Un conjunto de estructuras relacionadas entre ellas por
ciertas reglas,lo que remite a la definición de la estructu-
Traducido por Annick de Altuna (ORSTOM,Lima).
ra... U n sistema económico es un subconjunto del sistema
social,y los lazos entre estos dos niveles deben ser recal-
cados”.
Notas: Para un historial del concepto de sistema entre los econoniis-
tas, ver: Garrigou-LagrangeA.,Passet R.,1965, pp. 279-
Esta distinción fue planteada anteriormente en la conclu- 282.
sión de un número especial de los “Cahiers des Sciences 12 Badouin R.,1987.
Humaines” del ORSTOM (no 3-4, 1987;no 1, 1988), 13
Couty P.,1987.
dedicado a los sistemas de producción agrícola en Africa 14
D a testimonio de ello la multiplicidad de definiciones del
tropical:P.Bonnefond,P.Couty,N.Germain: “Ensayo de sistema de producción presentada en las obras colectivas
conclusión”.También se halla en la síntesis de un semina- dedicadas a este tema.
rio organizado por la Universidad Nacional Agraria de IS Couty P.,Lericollais A.,1982.
Lima y el ORSTOM,en junio de 1989,titulada:“Unidades 16
Minvielle J-P., 1985.
de observación y conceptos de interpretación”,y publicada Weigel J-Y., 1982.
en ERESUE M.et al: “Agricultura andina: unidad y D.Delaunay (1984) ha reconstituido una secuencia de
sistema de producción”. modos de producción, representada según un método
Althusser L.,Balibar E.,1968. sistémico.E n el mismo sentido,M.Alza (1990),en el Perú,
Levy-Strauss C.,1949. ha intentado una síntesis de los conceptos del materialismo
Gourou P.,citado por Pelissier P.,1985. histórico y del enfoque sistémico.
Se nota esta pluralidad en los dos volúmenes arriba men- 17
Le Roy X.,1983.
cionados de los “Cahiers des Sciences Humaines”. Tam- Colin J-P., 1990.
bién aparece en las actas de los seminarios organizados en Tomar en consideración los factores de producción condu-
Lima, por el UNALM y el O R S T O M : ce al diagnóstico de un sistema de producción,calificado
Malpartida E.,Poupon, H.,1988. como intensivo o extensivo. Sin embargo,
ERESUE M.et al., 1990. J.Brossier( 1987:38])llama la atención sobre la ambigtie-

Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrollo agricola 71


dad de los conceptos de intensividad o extensividad,cuando 43 Por “grupo de disciplinas”, entiendo un conjunto de dis-
son utilizados por agrónomos y por economistas. ciplinas científicas relacionadas por el objeto,la problemá-
18
de Rosnay J., (1975:91). tica y los métodos.Así se pueden distinguir los grupos de
19 de Rosnay J., (id.: 96-99). las ciencias sociales, ciencias biológicas, ciencias del
20
Chaboud C.,Fontana A.,(1991:46). mundo vegetal, ciencias del agua, ciencias del suelo,
21 Este punto fue definitivamente aclarado por Pillot D.(s. ciencias de la tierra. El grupo de las ciencias sociales
d.). integra las siguientes disciplinas: antropología,demogra-
22 Greslou F.,Ney B.,1986. fia, economía, geografia y sociología.
44 O. Leroy ha traducido al francés “Les principes
23 LNRA:InstitutNational de la Recherche Agronomique.E n
Francia, es el organismo público dedicado al mundo rural. d’économique” de John-BatesClark, publicado en 1891,
La investigación de que se trata corresponde al departa- 45 Leroy O.,1927.
mento Systèmes Agraires et Développement (SAD). 46 Gastellu J-M., 1975.
24 Brossier J., op. cit. 47 Plaza O.,(1990:46-55).
2s
Chia E., 1987. Los agroeconomistas,cuyaformación se sitúa en el punto
26 Petit M., citado por Boyer P.,(1989:8). de encuentro de dos grupos de disciplinas,constituyen una
27
Boyer P.(idem). excepción.
28 Chia E.(idem). 48 Convenio entre la UNLM y el ORSTOM.
29 49 La definición del sistema de producción dada por M.
INA-PG:Institut National Agronomique Paris-Grignon.Es
una de las escuelas de enseñanza superior que prepara las Sebillotte y citada por T.Ruf (1988:142)es muy próxima
carreras de manejo para las actividades agropecuarias. a lo que R.Baoduin entiende por sistema de cultivo.
30 Dufumier M., (1984:3).
31 Mazoyer M.: Sistemas agrarios y desarrollo agrícola.Piura,
CIPCA, 1989, 41 p., citado por Castillo Femández M., BIBLIOGRAFIA
(1989:12)Se presentan ejemplos de sistemas agrarios, in:
Mazoyer M.,1979. ALTHUSSER L.,BALIBAR E.,1968, Lire le Capital.
32 Dufumier M.: La investigación para el desarrollo: el papel Paris,Maspéro,2 vol.,184et 226 p.
de los diagnósticos en proyectos de desarrollo rural. ALZA M.,1990,Una visión sistémica de la situación
Ruralter, n03, 1988, pp. 50-56,citado por CASTILLO
FERNANDEZM.,(1989: 10). delapequeña parcela en la crisis económica :el caso
33 Eresue M., 1988. del valle de Chincha, en: ERESUE M.et al.,(Eds):
34 Passet R.,1979, Agricultura andina : unidad y sistemade producción.
35 Laborit H., 1974. Lima,Editorial Horizonte,pp.404-422.
36
Teilhard de Chardin P.,1955. BADOUIN R.,1987,L’analyse économique du système
37 Passet R.,(id.: 121). productif en agriculture, Cahiers des Sciences
38
Passet R.,(ibid.: 211). Humaines, n”3-4,pp. 357-377.
39 Delaunay D.,op. cit. BATAILLE G.,1967 (rééd), Lapart maudite. Paris,Les
40
Respecto a los términos de pluridisciplinariedad, multi- éditions de minuit,280 p.
disciplinariedad, interdisciplinariedad,transdisciplinarie-
dad, remito a las distinciones establecidas por P.Couty
BONNEFOND P.,COUTY P.y GERMAIN N.,1988,
(1990:1519).Quisiera precisar que m e parece importante Essai de conclusion,Cahiers des Sciences Huinaifles,
distinguir los problemas de la interdisciplinariedad,es nol,pp. 137-145,Systèmesde production agricoleen
decir, de un diálogo entre disciplinas con aportes recípro- Afrique tropicale.
cos,de los de la organización de un trabajo en equipo. BOYERP.,1989,Vivreentribuaujourd’hui.Ala recherche
41 Es importante señalarlos trabajos dirigidospor M.Sebillotte de la logique des agriculteurs mélanésiens. Dijon,
en el INA-PG, sobre las tomas de decisión de los agricul- ENGREF-INRA, 72 p.,mimeo.
tores. Ver: “Les prises de décision des agriculteurs. BROSSIER J., 1987,Système et système de production.
Contributions récentes” (Compte rendu de l’Académie Note surcesconcepts,CahiersdesSciencesHumaines,
d’Agriculture de France, 1988,74,n”4, séance du 15 juin
1988). Agradezco a E.Mollard (Laboratoire d’Etudes
n”3-4,pp. 377-391.
Agraires, Centre ORSTOM de Montpellier) quien puso BROSSIER J., VISSAC B.y L E MOIGNE J.-L. (Eds),
estos textos en mi conocimiento. 1990,Modélisation systémique et système agraire.
41 U n ejemplo nos lo proporciona la red de investigadores Décision et organisation. Paris, INRA,365 p.
AMIRA (Amélioration des méthodes d’investigation en CAPILLON A.y CANEILL J., 1987,D u champ cultivé
milieu rural africain), creado en 1975 . Tenía como propó- aux unités de production : un itinéraire obligé pour
sito transmitir los logros metodológicos de la investi- l’agronome,Cahiers des Sciences Humaines, n”3-4,
gación básica a los estadísticos,y también a la investiga- pp. 409-421.
ción-desarrollo.La red AMIRA publicó numerosos docu- CASTILLOFERNANDEZM.,1989,Bibliogi.ajh selec-
mentos de trabajo, hasta la suspensión de sus actividades cionada sobre :enfoque sistémico en la agricultura.
en 1990.
Piura,CIPCA,31 p.

9-
I L Enfoques de sistemas,perspechas disciplinariasy desarrollo agrícola
CHABOUD C. y FONTANA A., 1991, L’approche Huascoy,vallede Chancay.Lima-Cusco,IFEA-CERA
système dans les pêches. Dakar-Paris, CRODT- Bartolomé de Las Casas, 177 p.
FREMER,50 p., mimeo. LABORITH., 1974,Lanouvellegrille.Paris, R.Laffont,
CHIAE.,1987,Lespratiquesdetrésoreriedesagriculteurs. 346 p.
Lagestion en quête d’unethéorie.Dijon,université,. LEROY O.,1927,Laraisonprimitive.Paris,P.Geuthner,
235 p., annexes. 316 p.
COLIN J. P., 1990, La mutation d’une économie de LE ROY X.,1983,L ’introductiondesculturesde rapport
plantation.Paris,ORSTOM,A travers champs, 284 dans 1’agriculturevivrière sénoufo.Paris,ORSTOM,
p., microfiches. Travaux et Documents, n”156, 208 p., annexes.
COUTY P., 1987, L a production agricole en Afrique LEVY-STRAUSSC., 1949,Les structures élémentaires
subsaharienne :manières de voir et façons d’agir, de laparenté.Paris, Mouton.
Cahiers des Sciences Humaines, n03-4, pp. 391- LINDBECK A., 1973, L’économie selon la nouvelle
409. gauche.Paris,Mame, Coll. Repères, 108 p.
COUTY P., 1990, L a pratique multidisciplinaire a MALPARTIDA E.y POUPON H.,1988,Sistemasagra-
1’ORSTOM.Paris,ORSTOM,41 p., mimeo. rios en el Perú.Lima, UNALM-ORSTOM,357 p.
COUTY P.y LERICOLLAIS A.,1982, Versuneméthode MARCHAL J.-Y., 1990-1991,Quand lesagronomess’en
d’analyserégionale.Le cas de la vallée du Sénégal vont aux champs, L ’espacegéographique,n03, pp.
1957-1980.Paris, AMIRA,n036, 115 p. 214-221.
DELAUNAY D.,1984,De fa captivité Ci 1 ’exil.La vallée MAZOYER M.,1979,Science et technologie au service
du Sénégal.Paris, ORSTOM,Travaux et Documents, du développement agricole: impasses et perspectives.
n0174,217 p. Paris, UNCSTED,Groupe de Paris, 20 p., mimeo.
DENISH.,1971 (rééd), Histoire de lapensée économique. MINVIELLE J.-P.,1985, Paysans migrants du Fouta
Paris,PUF,Coll. Thémis, 796 p. Toro vallée du Sénégal.Paris, ORSTOM,Travaux et
DUFUMIER M.,1984, Système de production et Documents, n0191, 282 p.
développement agricole dans le Tiers Monde, en : MORLONP.y BENOITM., 1990,Etude méthodologique
Recherche-Développement,Journées d’études des 12 d’un parcellaire d’exploitation agricole en tant que
et 13 septembre 1984.Paris, IRAM. système,Agronomie,n06, pp. 499-508.
E R E S U E M., 1988,Sistemas agrariosy transformaciones PASSET R.,1979, L’économique et le vivant. Paris.
de la agricultura,e? :Malpartida E.,Poupon H., (Eds), Payot, 287 p.
Sistemas agrarics en el Perú. Lima, UNALM- PELISSIER P., 1985, Techniques d’encadrement et
ORSTOM,pp. 22 i-235. transformationsde l’agricultureen Afrique noire,en:
ERESUE M.y BROU 3ERE A.-M. (Eds), 1988,Politicus Des labours de Cluny à la révolutionverte.Paris,PUF,
agrarias y estrate<:ias campesinas en la cuenca del pp. 201-222.
Cañete.Lima, UNA-IFEA,264 p. PILLOT D.,s. d. Recherche-développementet Farming
ERESUE M.,GASTELLU J.-M., MALPARTIDA E.y System Research :concepts,approches et méthodes.
POUPONH.(Eds), 1990,Agriculturaandina:unidad Paris,GRET,28 p.,mimeo.
y sistema de producción. Lima, Editorial Horizonte, POLANYI K.,ARENSBERG C.,(Eds), 1975, Les
499 p. systèmeséconomiquesdansl’histoireetdanslathéorie.
GARRIGOU-LAGRANGE A. y PASSET R., 1965, Paris,Larousse, 348 p., édition française.
Economie politique.Systèmeset structures.Politique PLAZA O.,1990, Sistema de producción y unidad de
du développement.Paris, Dalloz, 889 p. producción : aspectos teóricos-metodológicos, in:
GASTELLU J.-M., 1975, U n economiste fourvoyé en ERESUE M.etal.,(Eds): Agricultura andina:unidad
anthropologie:Olivier Leroy, Cahiersinternationaux y sistema de producción. Lima, Editorial Horizonte,
de Sociologie,vol. LIX,pp. 315-336. pp. 46-55.
GERMAIN N.,1988, El concepto de sistema de cultivo: ROSNAY de J., 1975, Le macroscope. Vers une vision
historial y significación para el agrónomo, en: globale.Paris, Le Seuil, 3 13 p.
Malpartida E.,Poupon H.(Eds), Sistemas agrariosen RUF T.,1988,Ensayo sobre el análisis de los conceptosy
el Perú.Lima, UNALM-ORSTOM,pp. 23-26. de los modos, en: Malpartida E.,Poupon H.,(Eds),
GODELIER M.,1966,Rationalité et irrationalité en Sistemas agrarios en el Perú. Lima, UNALM-
économie.Paris, F.Maspéro, 295 p. ORSTOM,pp. 135-145.
GOUROU P.,1947,Lespays tropicaux.Principesd’une SANCHEZ R.-E.,1989, Método de diagnóstico y
géographie humaine et économique,Paris, PUF. plani’cación de sistemasagrariosDlPSA .Huancayo,
GRESLOU F.y NEY B.,1986,Unsistemadeproducción Instituto regional de ecologia andina, Cuadernos de
andino. EI caso de los comuneros de San Juan y Trabajo n02, 54 p.

Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrollo agrícola 73


SEBILLO'ITE M.,SOLER L.-G., 1988,LÆ concept de
modèle gtndral et la compr6hensiondu comportement
del'agriculteur. C.R.Acad.Agric.Fr.,14,n"4,pp.59-
71.
TCHAYANOV A.,1990,L 'organisationde 1 'économie
paysanne. Paris,Librairie du Regard, 344 p.
TEILHARD de CHARDIN P., 1955, Le phdnomhe
humain. Paris,Le Seuil.
WACHTEL N.,1971,La vision des vaincus. Les Indiens
du Pérou devant la conqugte espagnole. Paris,
Gallimard,395 p.
WEIGEL J.-Y.1982, , Migration et production domesti-
que dessoninkd du Sénégal.Paris,ORSTOM,Travaux
et Documents,n"146, 133 p.

14 Enfqes de sistemas,perspectivasdisciplinariasy desarrollo agricola


FARMING SYSTEMS RESEARCH AND ECONOMICS

Eric CRAWFORD' and Doyle BAKER'


'MSU (E.U.A.);'IITNCNRE (Camerun)

RESUMEN Despite considerablediversity,certaincommon features


distinguishtheFSR model: ( 1) a primary goalofdeveloping
Despues de caracterizar brevemente la investigación en improved technology adapted to local conditions; (2) a
sistemas de producción agrícola, el documento describe los focuson targetfarmergroups(recommendationdomains);
conceptos y postulados económicos implícitos que han
(3) a concern with farmer objectives and constraints; (4)
infuenciado a economistas en la seleccion de temasy métodos
de investigación en sistemas de producción agrícola. Se hacen
implementation by researchers from several disciplines
sugerencias en relación a[ futuro rol de los economistas en working as a team; (5) direct researcher-farmercontact;
investigación de tecnología agricola. (6)emphasis on rapid, qualitative data collection rather
than on formal surveys;(7)technology evaluation from a
whole-farm perspective; (8) on-farm trials with farmer
ABSTRACT participation; and (9)complementarity with commodity
and disciplinary research.
After briefy characterizing farming systems research Most guidelines also propose an iterative research
VR), the paper outlines the implicit economic concepts and sequence generally involving four processes: diagnosis,
assumptions that have influenced the choice of research issues
and methods by economists in FSR programs. Suggestions are
design, testing and dissemination. In diagnosis,
made regarding the future role of economists in agricultural information is obtained from reviews of published
technologv research. documents, rapid appraisal surveys,formal surveys, case
studies, participant observation and direct measurement
of technical variables. Priority is given to low-cost and
INTRODUCTION quick methodsofinformationgeneration and to generating
a qualitative understanding of farming systems. Another
FSR emerged independently,and nearly simultaneously, notable feature ofFSR diagnosis is identificationofparti-
in several international agricultural research centers cular areas and/or groups of farms to serve as the targets
(1ARCs)--primarilyIRRI,CIMMYT and IITA in the early of technology development research. Farms within these
1970s. In 1980, Gilbert, Norman and Winch in their domainsgenerally have similarcircumstancesand therefore
reviewofFSRcouldonlyidentify around 20FSRprograms similar paths to improved productivity (Norman and
worldwide,many in the early stages of development.The Collinson, 1986).
primary locationfor FSR was still the IARCs,with only a While diagnosis in FSR is recognized to be a vital step
handful ofnationalprograms. In the heyday ofFSR in the toward developing relevant on-farm experiments,
mid-l980s,therewere more than 250 projects worldwide experiments are the vehicle for producing improved
(Brown, Chapman and Castro, 1988). production technologies and,therefore,are recognized as
After characterizing the principal features of the key activity in FSR (Baker, 1988). Most
farming systems research, w e describe the role of experimentationis carried out through on-farm trialswith
economists in FSR and clarify some of the key economic farmerparticipation. The extentoffarmerversusresearcher
concepts and assumptions used by FSR economists. W e control and implementationvaries widely,depending on
end with reflections on the future role of economists in trial objectives.
FSR.

Systems Perspective in FSR


FARMING SYSTEMS RESEARCH
FSR uses a systems perspective but is not systems
Many FSRguidelinesareavailable.Standardreferences science research in the holistic sense defined by Boulding
include Byerlee,Collinson,et al.(1980), Gilbert,Norman (1956), Ackoff(1961),Dillon (1976),or Rountree (1977);
and Winch (1 980),Collinson ( 1982;1987), Norman and nor doesFSR use the modelling and simulationtechniques
Collinson (1986), FSSP (1987), and Shaner, Philipp, typically associated with systemsresearch (eg,Dent and
Schmehl(l982). Blackie, 1979). FSR has diverged from mainstream

75
systems analysis partly because few leaders of the promoted by Glenn Johnson (1981)at the first Kansas
FSR movement had training in systems science (Baker, State University farming systems symposium (see also
1988). appendix to Gilbert, Norman and Winch, 1980). Baker
The systems perspective used in F S R focuses on: (1) (1988, 1991a) has stressed the need to incorporate
farmers’ multiple objectives and resource opportunity traditional farm management research perspectives into
costs, (2) linkages between enterprises, and (3) the FSR, but the appeal remains largely unheeded. While
importance of exogenous circums+mces in determining FSR at IARCs. has tended to be broadly focused,
farmers’ opportunity sets. Concern with multiple national F S R programs have had a narrower focus,
objectives and enterprise linkages stems from an almost exclusively concerned with adaptive technical
observation by Collinson (1 981) and others that farmers research.
often make compromises in managing particular
enterprises in order to better accomplish their overall
goals. Emphasis on external circumstances normally is THE ECONOMIST IN FSR
attributed in the F S R literature to research by CIMMYT
showing thattechnology adoption is strongly influenced The primary role of the economist in F S R has been to
by compatibility between technologies and farmers’ carry out farm-levelsurveys. Reflecting this, economists
circumstances (Perrin and Winkelman, 1976; Byerlee, often have had a leading position in F S R diagnosis,
Collinson, et al., 1980). particularly at the beginning when there is an emphasis is
The systems perspective in F S R does not imply a need on rapidappraisalsurveysand single-visitbaseline surveys.
to devote research resources to all components of the farm Information generated by the economist, along with other
system.For example,CIMMYT’sversionofFSR (Byerlee, team members, is used for setting priorities and for
Collinson, et al., 1980) focuses on key enterprises or designing the technology testing program.
“leverage” points (Norman and Collinson, 1986). Many Once testing is underway, the economist normally
F S R teams have been given a specific mandate to do splits time between budget analysis of trials data and
research on particular crop or livestock production administration of various types of follow-up single-visit
activities. subjectsurveys.IncountrieswhereFSRhasbeenintroduced
by technical advisors from American universities,the role
of the economist has also included resource monitoring
Types of FSR and analysis of farm income, wealth and market
transactions. Economists have sometimes participated
T w o extreme types of FSR can be characterized, actively in trials design and implementation.
establishing a continuum along which most FSR projects The role of the economist in extension liaison and
and programs fall. One extreme is F S R as a narrow,pre- dissemination is difficult to delineate since relatively few
focused method for identifying and assessing production FSR teams have devoted much time or resources to these
technologies. In this version of FSR, economic science activities. Economists and agronomists seem to have
makes a minor contribution. Economists concentrate on worked more closelytogether inextension-relatedactivities
certain problem-solving tasks, primarily diagnosis and than they have in diagnosis or testing.
partial budgeting. Narrow F S R can be reasonablyreferred
to as the CIMMYT approach-at least in Africa--since
CIMMYTwastheprimarypromoterofthisversionofFSR Issues and Methods
(Collinson, 1982),variously referred to as “downstream”
F S R (Norman, 1980)or F S R “in the small” (Norman and The main issuesand questionsaddressedbyeconomists
Collinson, 1986). in FSR pertain to: (1) the structure of the farm production
Broadly focused F S R encompasses three distinct system,encompassingmajor farm and non-farmactivities,
concepts. One is the notion of “upstream” FSR (Norman, generally emphasizing crop production;(2)the objectives
1980), which is concerned with prototype technologies of the farm household, sometimes including farmers’risk
and large-scale farming systems characterization. A preferences;(3)household demographic composition;(4)
second concept is FSR “in the large” (Norman and household resourceendowment and institutions goveming
Collinson, 1986). FSR “in the large” takes a broad resource access; (5) profitability of different production
systems perspective rather than adopting priorities based activities and technologies; (6)household income and
on institutionalmandates and existing technology options. expenditures;(7)principal constraintson farm productivity,
A third notion is FSR as a m o d e m day extension of the includingthose external as well as internal to the farming
principlesand philosophy oftraditional,pre-WorldWar II system;(8)farmerperceptionsofconstraints,opportunities
farm management economics. This viewpoint was and technologies; (9) use of traditional and improved

76 Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrolloagricola


technologies;(10)market participation;and (1 1) extension annual Farming Systems Research symposium has
contact. introduced a new theme reflecting additional economic
Field research directed at these issues normally (but dimensions to be covered by FSR teams.
not always) starts with a review of previous research Economists themselves began to search for more
and collection of secondary data. Follow-up data substantial roles than survey administration and trials
generation has relied on a combination of informal, analysis. Purdue University researchers, for example,
unstructured surveys and formal surveys. Informal expanded monitoring of trials in Burkina Faso into
surveys are used to gain a broad understanding of the economic analysis ofthe impact ofnew technologiesusing
structure and operation of the farm household. Formal linear programming models of the firm and agricultural
surveys are used to ver@ findingsfrom informal surveys sector (Nagy, Sanders, O h m , 1988). A Kansas State
and field observations, and to generate data for University Team in Botswana carried out a wide range of
quantlfylng key farm and household variables. Data is “farm-basedpolicy’’ studies covering performance of the
also generated by field and labor monitoring during extension service, trading system and farmer assistance
implementationof on-farm trials. programs, among other issues. Some economists even
M u c h of the research by economists has been started playing a leading role in design, implementation
concentratedin a few representativevillages,often with a and analysis of “farmer-based agronomic experiments
relatively small set of representative farmers. Thus, (Baker,1991b).
research commonly is of a case study nature. Economists T w o disruptive events occurred in the mid-1980s.
havenot,however,venturedtoofarintoqualitative research First, the farm-level focus and informal approach that
methods such as participant observation. made FSR popular came under attack. Earlier stated
For data analysis, there has been strong reliance on concerns about lack of attention to micro-macrolinkages
descriptive statistics, comparing groups of farmers or (Eicher, 1980) resurfaced.
localities (Baker, 1991a). Little use has been made of Second, donor agencies abruptly withdrew support
economic theory either in designing surveysor analyzing for FSR projects, which were perceived as failing to
data. produce dramatic results in terms of significantly
Budget analysis of trials has usually relied on partial improved practices widely adopted by farmers. It also
budgeting, often following the CIMMYT format became apparentthatthecostsofFSRprograms--personnel,
(CIMMYT,1988). Some enterprise budgeting has been vehicles, field travel--weregreater than anticipated. The
done using multiple-visit data, but rarely has there been perceived high cost and low return of FSR disillusioned
whole farm income analysis, cashflow analysis or many donors.
assessment of household net worth. Facing sharply reduced resources,and under constant
In the few programs where FSR economists have pressure to demonstrate impact, FSR teams shifted
analyzed sources of farm efficiency and productivity, or resourcesaway from diagnostic studies in favor of testing
tried to identifydeterminantsofadoptionornon-adoption, and promotion activities. This led to a resurgence of
data analysis has involved multiple regression analysis. narrowly focused FSR “in the small.”
Estimation of production, cost, or profit functions by
economists working in African FSR could be counted on
one hand. Attempts at prescriptive analysis based on ECONOMIC CONCEPTS AND ASSUMPTIONS
optimizing models or simulation models are equally rare. UNDERLYING FSR
Analysis of decision-making under uncertainty has
frequently been mentioned as a high priority but few The goal of FSR in economic terms is to increase
economistshave incorporatedriskbeyond doing sensitivity farming systems productivity in a manner which is
analysis or using various threshold levels or rules-of- consistent with personal and societal objectives, taking
thumb (Baker, 1991a). into account possibilities and constraints of existing
systems. There are several criticaleconomic conceptsand
assumptionsunderlying the strategicorientation,analytical
Scope of Economic Research in FSR framework,and choice of research methods in FSR.

Over the course of the 1980s, there was pressure to


broaden the scope of economic research in FSR. The Strategic Orientation
narrow focus of FSR economics was criticized at a 1984
Rockefeller conference on intra-household dynamics The strategic approach ofFSR is based on agricultural
( M w k , 1986), and at a 1985 CIMMYT conferenceon the fundamentalismas a model ofeconomic development,on
role of economistsin FSR (CIMMYT,1985). Also, each a high-payoff input model of agricultural development

Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrollo agricola 77


(Hayami and Ruttan,197l), and onbeliefin small farmer approach might.) It is importantto emphasize,therefore,
rationality and efficiency. thatour focusin thissectionison theeconomicsframework
Even after the importance of agriculture in economic implicit in FSR as it is actually practiced, not as it might
development became recognized in the 1960s, there ideally be practiced.
continued to be an underinvestmentin technical research FSR economic models often assume that the farm
due to dominance of a diffusion model of agricultural household can be treated as the unit of analysis. By
development (Hayami and Ruttan, 1971). The diffusion focusing on the farm household, it is implicitly assumed
model emphasizedtechnologytransferand investmentsin that the household has a single preference function (i.e.,
extension. Limited success with the diffusion model, one decision-maker). Another implication of taking the
however, soon led to support for a high-payoff input farm household as the unit of analysisis that higher-level
model,whose impetuswas the dramatic successesof IRRI systems (village, region) and the economic environment
and CIMMYT in developing high-yielding maize, wheat (policies,markets) can be treated as fixed parameters.
and ricevarieties. Also,comparativeinternationalstudies Both of these assumptions--morecommon in anglophone
in the 1960s and 1970s showed high rates of return to than francophone FSR programs--represent a
investment in agriculturalresearch (e.g.,Griliches, 1963; simplification of the systems perspective underlying
Evenson and Kislev, 1975). FSR.
Until the 1960s, small farmers were not the focal W h e n analyzing the farm household,consideration is
point of development efforts because they were assumed given in principle to allocation of land, labor and capital
to be unresponsive to economic incentives. T.W. tocrop,livestockand nonagriculturalproductionactivities.
Schultz’s “poor but efficient” hypothesis was influential In practice, household maintenance activities are nearly
in stimulating reassessment of small farmer behavior always excludedfrom theanalysis.In many cases,livestock
(Schultz,1964). Schultz argued that traditionalfarmers, and nonagricultural income activities have also been
those producing with age-old techniques in areas where excludedonthebasisofan implicit,unfounded assumption
no new factors have been recently introduced, were that farmers primarily shift resources among cropping
generally efficient in the use of their resources even if enterprises rather thanbetweencrop production and other
they were poor. The main development policy househo!d activities.
implicationofthis hypothesisis that increasedagricultural Most partial budgetanalysesoftechnologies implicitly
resource productivity must come through technical, assumeprofit maximizationeventhoughdiagnostic studies
institutional and human change rather than resource often recognize that the farmer’s objective function is not
reallocation. simply profit maximization. In practice,food preferences
During the 1970s, Schultz’s implicit view of and self-sufficiencyobjectives are incorporated into FSR
traditional systems as static was generally rejected. economic models by assuming minimum production or
Some argued that farmers are efficient because they consumptionlevels for staple food grains. Risk aversion
have valuable indigenous knowledge (Brokensha, is incorporated by specifyingthreshold benefit levels for
Warren, Werner, 1980)and experimentationprocedures new technologies,or target rates ofreturn including a risk
(A.Johnson, 1972). Subsequent research focused on premium.
whether farmerswere technically efficient,in the sense of In contrast to conventional agricultural research,
generating maximum output from a given set of inputs. FSR teams in Africa have commonly assumed that labor
Empirical studiesshowed a substantialdegree of technical is the most limiting factor,not land. Economic analyses
efficiency, implying that gains in productivity could be have thereforeemphasizedreturns to labor and estimates
achieved by improving farmer management (Byerlee, of the non-zero opportunity cost of family labor.
1987). Surprisingly little attention has been given to financial
and real capital constraints. Instead,it is simply assumed
that large investmentsare not normally possible. This
Analytical Framework has resulted in an emphasis on small, incremental
changes.
While most experienced FSR economists recognize Input and commodity markets are generally assumed
the limitations of the neoclassicalframework,simplified to be imperfect. Under these conditions, purchased and
assumptionsare oftenadoptedto facilitatepracticalfarming home-produced goods are not perfect substitutes.
systems analysis. (Research done by non-FSR Consumption preferencesare thereforerecognized to play
microeconomistsgenerally reflectstheoreticalparadigms a major rolein productiondecisions.Nevertheless,although
that are more sophisticated, although perhaps still not markets for inputs and outputs may be unreliable, it is
entirely successfulat incorporating the complexity ofreal generally assumed that farmers will adopt technologies
farming systems inthe way that aneconomic anthropology which are financially profitable.

78 Enfoques de sistemas.perspectivas disciplinariasy desarrollo agricola


Research Methods broadly focused FSR. This should include,at a minimum,
more resource monitoring directed at micro-economic
An implicit contribution of economics to FSR is the analysisoffarm households (Baker, 1988,1991a). W h e n
application of cost-saving principles to the research considering other broadening options, FSR economists
process itself. Three cost reduction principles are noted need to pay attention to their farm management research
by Gilbert,Norman and Winch (1980).Oneis minimizing heritage, which has addressed human and institutional
the time necessary to iterate through the four major change,notjust technologicalchange (G. Johnson, 1981).
stages of research. The emphasis is on gaining only as Farm management research in FSR needs to encompass
much information as is necessary to set priorities, design much more than the financial benefits of technological
trials and evaluate outcomes (Norman and Collinson, change (Baker,1988). Advanced economic trainingis not
1986). necessarily an asset in technology development research.
A second principle is maximizing the spread effects of F S R economists need training in communications skills,
research by use of recommendation domains. Research two or three courses in farm management, and a strong
does not focus on individual farmers,but rather on groups technical agriculturebackground,the latter in part to give
of farmers having relatively similar circumstances and economists an understanding of the research methods of
goals,and for w h o m similartechnological solutionsmight biological scientists (Maxwell, 1986). Such training
be relevant. would give F S R economists a profile not unlike that of
A third principle is “satisficing,”or searchingfor good French agro-economists.
but not optimal solutions. Farmers often face constraints Research is also needed on pricing policies, trade
that prevent implementation of farming systemsbased on regulations, commodity marketing, and input supply
“best practices.” Orientingresearch resourcesto achieving systems, to complement micro-level studies on farm
modest productivity increases can lead to greater returns practices (Christensen, 1990). Indeed, Lipton (1988,p.
on public investment when such modest improvementsare 1242) argues that lack ofa proper policy framework is the
adopted on a large scale. key constraint on the impact of agricultural research in
Sub-SaharanAfrica. However,FSReconomistsin technical
research institutes do not necessarily have a comparative
REFLECTIONS ON THE FUTURE ROLE OF advantage in doing research on macro policy issues (Byerlee
ECONOMISTS IN FSR and Franzel, 1990). Instead,FSR can contributeto policy
formulation by providing information on the objectives
Economists have been expected to provide leadership and constraintsof farm households,and on the field-level
in developing a holistic view of system constraints and impact of government programs.
opportunities. Instead,economist-led diagnosis has been Increasingly, economists and other social scientists
limited in scope, emphasizing household resources, need to shift emphasis from ex post critique of biological
production practices and a few technical factors such as and technical science research toward ex ante evaluation
climate. This has resulted from difficultiesin overcoming of the likely economic and social impact of improved
ingrained research habits,and from the inherent difficulty agricultural production technology on the rural economy.
ofmultidisciplinaryteamwork(Maxwell, 1986). Diagnosis Focusing only on the farm level may overlook potentially
has rarely included social factors affecting farming. In important aggregate impacts of new technology adoption
technology evaluation,there has beena tendencyto rely on (Lipton, 1988,p. 1244). This will include analysis of the
input-outputanalysis(Byerlee,Harrington,Winkelmann, likely changes in the mix of crop and livestock production
1982), with scant attention to decision-making, risk, activities, the balance of farm versus nonfarm activities,
capital formation, life-cycledynamics, and other issues. household wealth and differentiation,and impactson food
Norman and Collinson (1986)have argued that most deficit households, women and landless laborers. As
FSR success stories have derived from programs with a Lipton (1991)has observed,the nature ofthese impacts is
mandate to focus on particular commodities. Narrowly critical in determining whether improvements in
focused F S R certainly can be successfulwhen its mandate agricultural technology contribute to poverty alleviation,
is to introduce and validate improved material developed or merely provide furtherbenefitsto middle-incomefarm
by well-functioningcommodity programs. However, the households.
narrow model of F S R has not yet proven itself in the
absence of strong commodity programs, or where the
policy and institutional environment creates substantial REFERENCES
disincentives to technology adoption.
If agricultural economists are to continue playing a ACKOFF R.,1961, Toward a system ofsystemsconcepts,
major role in FSR, there will need to be a resurgence of Management Sci. 17 :661-667.

Enfogues de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrollo agricola 79


BAKER D., 1991a,Economicresearchinfarmingsystems C O L L I N S O N M., 1987, Farming systems
research :steps in methodology, Agric. Systems in research :procedures for technology development,
Africa 1 :45-52. ExperimentalAgric. 23 :365-386,
BAKERD.,1991b,Reorientation,not reversal :African DENT J., BLACKIE M.,1979,Systems simulation in
farmer-based experimentation, J. of Farming Sys. agriculture,London,Applied Science Publishers.
Res.-Extension 2 :125-147. DILLON J., 1976,The economics of systems research,
BAKER D.,1988.,Africanfar"anagement researchin Agric. Systems 1 :5-21.
the post-FSRera:learningfrom the past,Manhattan, EICHER C.,1980,Preface,In Gilbert,Norman,Winch.
Kansas St.U.(mimeo). EVENSON R.,KISLEV Y., 1975,Agriculturalresearch
BOULDING K.,1956, General systems theory-the andproductivify,N e w Yaven,Yale U.Press.
skeleton of science,Management Sci. 3 : 197-208. Farming Systems Support Project, 1987,Diagnosis in
BROKENSHA D.;WARREN D.; WERNER O., eds., farming systems research and extension, FSR/E
1980,Indigenousknowledgesystemsanddevelopment, Training Units, Vol. I (2nd ed.), Gainesville,U.of
Landham,Maryland,University Press of America. Florida,Instituteof'Food and Ag. Sciences.
BROWN A., CHAPMAN J., CASTRO R.,1988, FAYE J., 1989,Etat actuel de la recherche sur les
Possiblefuturedirectionsoffarming systemsresearch systemes de production en Afrique de l'Ouest et
and extension :a concept paper, prepared for AID/ Cameroun, paper presented at 2nd WAFSRN
S&T/AGR,Washington,D.C.,Chemonics (mimeo). Symposium, 28 August-1 September 1989,Accra,
BYEmEE D.,1987,Maintaining the momentum inpost- Ghana.
Green Revolution agriculture :a micro-level GILBERT E.,NORMAN D., W I N C H F., 1980,
perspectivefrom Asia,Int'l Dev.Pap. 10,E.Lansing, Farming systems research : a critical appraisal,
MI,Michigan St.U.,Dept.of Agric.Econ. Rural Dev. Pap. 6,E.Lansing, MI,Michigan St.
BYERLEE D., COLLINSON M.et al.,1980,Planning U.,Dept. of Agric. Econ.
technologies appropriate to farmers :concepts and GRILICHES Z.,1963, The sources of measured
procedures,Londres,Mexico, CIMMYT. productivity growth,U.S.Agriculture, 1940-1960, J.
BYEKEE D., FRANZEL S.,1990,Institutionalizing of Political Economy 71 :33 1-46.
the role of the economist in national agricultural HAYAMI Y.,RUTTAN V.,1971,Agricultural
research institutes in developing countries,Londres, development :an internationalperspective,Baltimore,
Mexico, CIMMYT (draft mimeo). Johns Hopkins.
BYERLEE D.,HARRTNGTONL.,WINKELMA" D., JOHNSON A.,1972,Individualityand experimentation
1982,Farming systems research : issues in research in traditional agriculture,H u m a n Ecology 1 : 149-
strategy and technology design,Amer. J. of Agric. 159.
Econ. 64 :897-904. JOHNSON G., 1981, Smallfarmsina changingworld,In
CHRISTENSEN C.,1990,Agricutural research in Afri- SHEPPARD,W., ed.,Proceedings of Kansas State
ca,Washington D.C., USDA,ERS (draft mimeo). University's 1981 Farming Systems Research
CIMMYT, 1988, From agronomic data to farmer Symposium,FarmingSystemsRes.Pap.2,Manhattan,
recommendations :an economics training manual, Kansas St.U.
revised ed.,Londres,Mexico,CIMMYT. LIPTON M.,1988,The place of agriculturalresearch in
CIMMYT,1985,Report of'a networkshop on the role the development of sub-SaharanAfrica, World Dev.
of socio-economists and microcomputers in FSR, 16 : 1231-1257.
Networking Workshop Rep.7,Mbabane, Swaziland, LIPTON M.,1991,Social science roles in meeting the
CIMMYT,Eastern and Southern African Economics needs of international donors for the assesment of
Programme. agriculturaltechnologies,in JOHNSON,G.L.et al.
COLLINSON M.,1981, Micro-levelaccomplishments (Eds.), Social science agricultural agendas and
and challenges for the less developed world, in strategies,E.Lansing,Michigan St.U.Press,pp. II-
JOHNSON,G., and MAOUNDER,A.,(eds)., Rural 88-97.
change :the challenge for agricultural economists, MAXWELL S., 1986,The social scientist in farming
Proceedings, 17th Int'l Conf. of Agric. Econ., systems research,J. ofAgric. Econ., 37 :25-35.
Westmead,U.K., Gower. MOOCK J., ed., 1986, Understanding Apica 's rural
COLLINSON M., 1982,Farming systems research in households midfirming systems,Boulder, Westview
eastern Africa :the experience of CIMMYTgnd some Press.
national agriculturalresearchservices,1976-81,Int'l NAGY J., SANDERS J., OHM H.,1988,Cereal
Dev.Pap.3,E.Lansing,MI,Michigan St.U., Dept.of technology interventions for the West African semi-
Agric. Econ. arid tropics,Agric. Econ. 2 : 197-208.

80 Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrollo agricola


NAMPONYA C.R.,
ed.,1989,Integration ofagricultural
research,trainingand extension in SADCC countries,
Proceedings of SACCAR Workshop, Arusha,
Tanzania,22-28Feb.1988,SACCAR Workshop Se-
ries No. 8, Gaborone, Southern African Centre for
Cooperation in Agricultural Research.
NORMAN D.,1980, The farming systems
approach :relevancyfor thesmallfarmer,Rural Dev.
Pap. 5,E.Lansing,MI,Michigan St.U., Dept. of
Agric.Econ.
NORMAN D., COLLINSON M., 1986,Farming systems
research intheory and practice,inREMENYI,J., ed.,
Agriculturalresearchfor developing countries,ACIAR
ProceedingsNo. 1 1, Canberra,AustrialianCouncilfor
InternationalAgricultural Research.
PERRIN R.,WINKELMANN D., 1976,Impedimentsto
technical progress on smallversus largefarms,Amer.
J. ofAgric. Econ. 58 : 888-894.
ROUNTREE J., 1977, Systems thinking--somefunda-
mental aspects,Agric. Systems 2 :247-254.
SCHULTZ T. W.,1964, Transforming traditional
agriculture,New Haven,Yale U.Press.
SHANER W., PHILIPP P.,SCHMEHL W., 1982,
Farming systems research and development:
guidelinesfor developing countries,Boulder,Westview
Press,

Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrollo agricoIa 81


SISTEMA DE PRODUCCION:¿CONCEPTO O LUGAR DE ENCUENTRO?
EL PUNTO DE VISTA DE UN SOCIOLOGO

Guy PONTIE
ORSTOM-México

RESUMEN Se habrá observado,correctamente,que no se trata


aquí del punto de vista del sociólogo,sino más modesta-
La noción de sistema de producción es objeto de debates mente del punto de vista de un sociólogo.Es una precau-
entre economistas,agrónomosy agro-economistas.La diversi- ción elemental:todos sabemos,en efecto,que hay nume-
dad de las escuelas depensamiento,deformación de los inves- rosas escuelas sociológicas y que, incluso, no es fácil
tigadores,de las situacionesde campo estudiadas,explicanesto definir los límites de la disciplina.A este respecto pode-
en gran medida. mos recordar el comentario lleno de humor de R.Aron’:
Los sociólogos (quienes también tienen sus bases en “Lossociólogosno seponen de acuerdo entre símús que
diferentes escuelas!) se interesan en este debate, así como en un punto: la dijcultad de definira la sociología.’’Con
los antropólogos, geógrafos e historiadores, pero ellos el propósito de ubicar rápidamenteesta exposición,con-
están más implicados en el estudio de las relaciones de viene precisar dos puntos.
producción, como relaciones sociales que determinan el Nuestra experiencia como investigadorse ha centrado
acceso a los recursos,a los medios de producción y al sobretodo en Africa y por ende,en gran medida,se apega
producto del trabajo social, y así mismo, hacen (io ha- más a la socio-antropología que a la sociología propia-
cían?) a menudo referencia a conceptos más englobantes, mente dicha, con una fuerte tendencia a privilegiar el
tales como modo de producción y formación económico-so- enfoque llamado holistico’,y a adoptar un punto de vista
cial. según el cual las estructurasson primordialesen relación
No obstante, independientemente de la defînición de con los individuosy explicativasde los mismos3.
sistema de producción que sea adoptada,sea sobre ccla Segunda precisión importante:nuestro pasado como
combinación de los factores de producciónu o sobre (rel con- americanistaes demasiado reciente como para permitir-
junto de producciones vegetales y animalesw que establece nos dominar la abundante literatura sociológica sobre el
el productor o productclres,y sobre su extensión espacial, continente americano.Nuestras referenciasserán,enton-
el sociólogo aprovechará el trabajo del economista y del ces,esencialmente europeas,y lo mismo,antropológicas
agrónomo,los cuales se privilegiaran en este análisis. que sociológicas.
EI análisis de los itinerarios técnicos,de los sistemas de Después de estas rápidas aclaraciones,entremos de
cultivo,de su ejìciencia,de su adaptación a’lmedio natural,la lleno al tema y tratemos de saberqué queremos decir con
identi$cación de los cambios técnicoscomo reveladores de las “sistema de producción”,“de qué” se hablay “con quién”.
capacidades de adaptación de las sociedades,como también
causasy consecuenciasde cambiosmíis profundos... tienen que
ver con el trabajo del sociólogo,pero es menos competente en LOS SISTEMAS DE PRODUCCION
esta area que el agrónomo.
En contraparte,el agrónomo con interés en la toma de
decisiones de los agricultores,no puede ignorar que los Definiciones con geometria variable
factores técnicosy económicos no son los únicos que inter-
vienen.El sistema de valorespropio de una sociedad o de Las definicionesvarían entre las diversas disciplinas,
los grupos sociales particulares, las estrategias familiares pero tambiénen el senode cada una de ellas.El debate.es
a largo plazo, las relaciones sociales locales, influyen cierto,tiene lugar esencialmenteentre agrónomosy eco-
también en la toma de decisión. Los sociólogos y los nomistas.Los geógrafostambiénparticipan,aunquepare-
antropólogos son los más capacidadospara comprender esos ce que prefieren el concepto de sistema agrario, más
fenom enos. abarcantey más espacializado.E n cuantoa lossociólogos,
En resumen,el sistema deproducción es un cruce obligado no parecen estar tan interesados en el punto. No hay
de varias disciplinasy por lo tanto de intercambios.Continue- indiciosde este concepto en el Dictionnaire critique de la
mos en la discusióndelconcepto,pero sobre todo que los agró- sociologie por ejemplo4, ni en el Dictionnaire de
nomos continuen en el análisis de los itinerarios tècnicos,los I’ethnologieet de 1 ’anthropologie5.Es raro que aparezca
sistemas de cultivo ...y sus consecuencias sobre el medio am- en los indicestemáticosde obrasde sociologíarural,y en
biente. este caso no se le somete a una definiciónprecisa;se trata

83
más bien de un préstamo. Ello probaría, si hiciera falta, Definiciones “interdisciplinarias”
que el sociólogo ruralista dificilmentepuede prescindir de
los agrónomos y de los economistasy que está dispuesto a Otros científicos tratan de combinar la aportación de
utilizar su terminología si con eso se le ha de facilitar el varias disciplinas,sin que se pueda hablar,no obstante, de
diálogo‘. L a declaración es tal vez un poco exagerada:los interdisciplinariedad.Así,M.Mazoyer,a quien es dificil
sociólogos no se contentan con competir;están atentos a atribuir una etiqueta disciplinaria estrictall,insiste sobre
las definicionespropuestaspor los otros y es en función de el hecho de que el sistema de producción no puede
su contenido que tienen más o menos interés en ellas. Sin definirse más que en relación con otras nociones que
entrar en detalles, no es inútilesbozarun cuadro rápidode éste incluye o lo rebasan. Así, por orden de extensión
lasprincipalesacepcior.es del término’que clasificaremos creciente, él habla de operación técnica, de itinerario
de acuerdo con la disciplina a que pertenecen sus autores, técnico (crop system), de sistema de cultivo (cropping
aun cuando ella no es siempre discriminante.Pero tam- system) y de sistema de cría de ganado, de sistema de
bién habría que reubicar el término en el conjunto del producción (que él asimila a farming system),luego de
sistematerminológicocomplejoy jerarquizadoconsagra- itinerario técnico y por Último de sistema agrario. Es
do a la actividad agrícola. igualmente importante notar que el sistema de
producción es, para Mazoyer, un concepto
microeconómico, que tiene que ver con la unidad de
Definiciones eminentemente disciplinarias producción agrícola. Se apoya en la definición de J.
Chombart de Lauwe (“Combinaisondesproductions et
Definición agronómica desfacteurs deproduction dansI ’exploitationagricole”L2)
para proponer la siguiente definición: “un sistema de
Para la agronomía nos atenemos a la definición pre- producción será pues una combinación de sistemas
sentada por M.Sebillotte,pero también retomada por los de cultivoy de sistemas ganaderos simples conducidos
economistas: “el sistema de producción es el conjunto en los límites autorizadospor el aparato de producción
estructurado de las producciones vegetalesy animales de una explotación fuerza de trabajo,destreza,medios
retenidaspor un agricultor (ogrupo de agricultores) en mecánicos, químicos, biológicos y tierras disponibles
su unidaddeproducciónpara realizarsusobjetivos.’% El de la unidad de producción ~onsiderada‘~. ’’
acento está puesto mucho más sobre la producción que Finalmenteveamos una Última definición,o comenta-
sobre los factores de producción,aun cuando se ha preci- rio, de sistema de producción que proviene de un econo-
sado que este sistema de producción se caracteriza tam- mista, a quien podríamos calificar aquí con el término.
bién por los medios (mano de obra, capital, etcétera). cuyo contenido es ciertamentevago, de socioeconomista,
L.Malassis: “Unsistemadeproducciónpuede ser consi-
Definición económica derado como el resultado de etosistemas,de formas de
organizaciónsocioeconómica y de técnicas practica-
Tomaremos de R.Badouin una definición más econó- bles...Los objetivos de laproducción,lamanera con que
mica: “Elsistema de producción se relaciona con las los hombres toman sus decisiones,los criteriosque ellos
combinaciones de los recursos productivos utilizados, optimizan,laracionalidaddesuscomportamientos,etc.,...
conlas dosijìcacionesoperadaspor losproductoresentre dependenfundamentalmente de la estructura de las uni-
los principalesfactores de producción: recursos natura- dades socioeconómicas de base, componentes de las
les, trabajo, consumos intermediarios y bienes de formaciones económicas y sociales.’’Precisa que estas
equipamiento.’’g Pero, para este economista el término unidades socioeconómicas de base “eran casi siempre
más abarcante es el de sistemade producción agrícola: “el unidades complejas,socialy económicamente”.Por Últi-
sistemaproductivo agrícolapuede definirse,de una ma- m o destaca el hecho de que los sistemas de producción
nera general, como el conjunto de elementos que “no son “abstracciones técnicas”,son realidades
concurren a la constitución de los jlujos de productos socioeconómicas que se forman en el ámbito de las
agrícolas... EI economista debe considerar que todo unidades sociales elementales,ellas mismas componen-
sistema productivo comporta, en la agricultura, tres tes de las formaciones económicas y sociales conzple-
aspectos que se pueden denominar,sistema de cultivo, jasl4.”
sistema de producción y sistema de exp1otaciÓn”’O.Este Esta definición tal vez no es muy operativa, pero
autor reconoce el interés de analizar los sistemas de toma en cuenta niveles de análisis y objetos que
cultivo,pero confiere al sistema de producción una reso- conciernen directamente a los sociólogos y pone en
nancia puramente económica. L a separación de tareas evidencia, en todo caso, la necesidad de reubicar al
entre el agrónomo y el economista es aquí particular- sistema de producción en un conjunto social mucho más
mente clara. grande.

84 Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrolloagricola


D e hecho, los sociólogos y antropólogos tienen la globalmente de los economistas. Con los economistas
tendenciaa utilizar términosmás abarcantes,como modo matemáticos creadoresde modelos -quetienen la enojosa
de producción, articulación de modos de producción, tendencia a considerarse a sí mismos como los Únicos
formaciones económicas y sociales. Pero lo que más les economistas verdaderos- las relaciones de
interesa cuando abordan los hechos de la producción complementariedad son muy reducidas. Es totalmente
son, desde luego, las relaciones de producción. Tales otra cosa lo que sucedecon los microeconomistasrurales,
relaciones son ante todo, según la definición del sobretodo aquellosque han trabajadofuerade su sociedad,
antropólogo M.Godelier, “las relaciones sociales, que y que consideran de buen grado los hechos de orden
determinanel acceso a los recursos, a los medios de económico como hechos sociales totales,según la expre-
producción y al producto del trabajo social, y que sión de M.MaussL7.Muchos de ellos también han partici-
distribuyen a los individuosy a los grupos en diversos pado así con todo derecho como socioantropólogosen la
lugares del proceso de trabajo. Estas relaciones corriente llamada “antropología económica”,la cual tiene
sociales -precisaGodelier-no ocupan el mismo lugar,ni una fuerte marca ideológica en el curso de los últimos
adoptan las mismas formas ni entraaan los mismos decenios,y tal vez por ello se ha tornado obsolekì,aunque
efectos según las sociedades y según la época... son ha producido trabajos de gran calidad basadosen estudios
cambios de lugares, de formas y de efectos que de campo profundizados18.L a lección esencial que puede
constituyen una gran parte de su historia, de la extraerse de esta corriente es quizás la de hacer evidente
historia.”15 E n cuanto al modo de producción,este autor que lo económico está estrechamente imbricado en lo
lo define como: “la combinación,susceptible de repro- social, lo religioso, lo político... y que querer aislarlo a
ducirse, de las fuerzas productivas y de las relaciones fuerza,al nivel de la explicación,es el mejor medio de no
sociales de producción y de circulación de bienes comprender nada. Aquí volvemos a encontrarnos con un
materiales en el seno de una sociedad históricamente parentesco cercano y no es siempre fácil distinguir lo que
determinada.Pueden coexistir diversos modos de pro- pertenece al economista, al antropólogo o al sociólogo.
ducción en un mismo periodo (en este caso se habla de Era en cierta medida un regreso a las fuentes,ya que la
formación económica y social).”I6 fractura entre economía y sociología es reciente: Marx,
Sin embargo es evidente que si el socio-antropólogo, Pareto, Shumpeter... son consideradoscomo sociólogosy
en general, se interesa por niveles más abarcantes, no economistas a la vez. Luego ha habido una separación
puede dejar de considerar al sistema de producción entre el homo economicus a quien se le atribuye un
(estaríamos tentados a decir, aun si no es muy científico, comportamiento racional,que pertenecería a los econo-
cualquiera que fuera la definiciónadoptada), sobre todo mistas,y el homo sociologicus,inmerso en las restriccio-
cuando efectúa el trabajo de campo en el seno de nes sociales, los sistemas de valores... en fin, en una
sociedades rurales localizadas. Al hacerlo, el socio- cultura que le impediría comportarseracionalmentey que
antropólogo tiene oportunidades de encontrarse en su lo sacaría del enfoque sociológicoy antrop~lógico~~. Qui-
camino con agrónomos y economistas.Es de estos en- zás no sea casual que los economistas que han trabajado
cuentros posibles de los que haremos ahora una rápida fuera de su sociedad se hayan aproximado a los
evocación. sociólogosy antropólogos:tenían que identificar “otras”
lógicasy racionalidades.Perolos sociólogosy antropólogos
-y ciertos economistasz0- saben desde hace mucho tiempo
LAS R E L A C I O N E S CON LOS AGRONOMOS que las llamadas sociedadesindustrializadasno obedecen
tampoco a la sola racionalidad económica.

Ayuda mutua
El socio-antropólogoatento al agrónomo
Para ser breves, trataremos sobre todo de las
relaciones con los agrónomos, limitando a algunos co- El socio-antropdogose interesa,al menos es nuestro
mentarios preliminares nuestros enlaces con los econo- caso, en el trabajo de los agrónomos cuando analizan el
mistas, considerados como de estrecha proximidad, más sistema de producción tal como lo entiende Sebillotte, o
naturales, más corrientes o mejor conocidos,pero no por ciertos elementos constitutivos, según la definición de
ello más fáciles. Mazoyer (operacióntécnica,itinerariotécnico,sistemade
Es ciertoque el análisisde lasrelacionesde producción cultivo...).
elaborado por los sociólogos y el de la combinación de Las técnicas empleadasy las herramientas utilizadas
factores de producciónllevado a cabo por los economistas para este efecto, su grado de eficacia y de adaptación al
que estudian los sistemas de producción agrícolas tienen medio,nos informan sobre la sociedad,ya sea que se trate
estrechos lazos de parentesco.Pero hay que evitar hablar de técnicas endógenas, tomadas de otras sociedades o

Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrollo agricola 85


adaptadas.Sesabedesdehacemucho tiempo,y losetnólogos habitación participan en el cultivo de los víveres, que
de las técnicas ahí están para recordárnoslo, que no consumen juntos,pero cada quien “ahorra” el excedente
solamente no podemos pensar las técnicas fuera de lo en el cuadro de su segmento de matrilinaje.Pero no es tan
social,sino que son inherentesa la actividad socialmisma, fácil identificar estos grupos funcionales de extensión
en virtud de que, de hecho,toda técnica no es más que el variable que intervienen en el nivel de la producción y de
pensamiento objetivado.Es probablemente en el dominio circulaciónde productos,y que imprimen así su marca en
agrícola un primer punto de encuentro capital entre el el sistemade producción:ello puede exigir un largo rodeo
etnólogo o el socio-antropólogoy el agrónomo. para un estudio agudo del sistema de parentesco. D e la
Pasa lo mismo con el sistema de cultivo:lo que más misma manera, es difícil comprender el funcionamiento
nos interesa es la descripción minuciosa de estos de las unidades de producción de los campesinos de
sistemas, su extensión en el espacio, su articulación, su Michoacán o de Jalisco, si no se toman en cuenta las
eficacia, su evolución en el tiempo, su impacto sobre el relaciones sociales y económicas que mantienen con los
medio natural, y en fin, su capacidad de reproducirse. numerosos emigrantes a los Estados Unidos.
Esta noción de eficacia, que el sociólogo por lo general A u n si el agrónomo debe trabajaral nivel de la parcela
ni siquiera hace evidente, es un elemento capital para y analizar el funcionamiento concreto de la unidad de
comprender la relación de una sociedad con su medio, producción fisica, no puede hacer abstracción,al nivel de
sus objetivos...y quizás sus capacidades para adoptar la explicación, del papel de los diferentes grupos o las
el cambio. Se notará, en particular, la importancia de la solidaridadesfamiliaresque continúan operando más allá
identificación de los cambios en los sistemas de cultivo, de las distancias.
reveladores de las capacidades de adaptación de las Todavía es másverdadero si el agrónomo no se conten-
sociedades, pero también causas, consecuencias y ta con describir un sistema de producción en un momento
reflejos de los cambios socioeconómicos, portadores dado, sino que intenta dar cuenta de él en el curso del
eventuales de nuevas formas de estratifícaciones tiempo y pensar su reproducción. Las condiciones de
sociales. reproducibilidad tienen que ver con el medio fisico (con-
Sin el agrónomo, el sociólogo estará restringido a servación de la fertilidad de los suelos,etc.) ypor ende con
describir el sistema de cultivo, lo cual tal vez lo hemos la adaptación de técnicasy prácticas,pero también con el
hecho muchos de nosotros: es la ocasión de sistema social. E n un artículo sobre la agricultura en
comprender mejor el universo técnico de la sociedad,de Aribinda (norte de Burkina Faso), G.Dupre y D.Guillaud
identificarburdamente no a losbuenos y malos agriculto- ilustran muy claramente este punto: “...la explotación
res, sino a aquellos que invierten más o menos en esta agrícolano tiene en simisma los medios de su reproduc-
actividad... Pero el agrónomo está armado de distinto ción.Así, lo que hace posible la reunión de productores,
modo para realizarbien este trabajo,y la colaboración que hombres y mujeres, sobre un campo para una operación
puede instaurarseasí con el socio-antropólogointeresado técnica es la busca fuera del sistema de producción, es
-lo que ocurre más y más a menudo- en el análisis de los decir,en el sistema matrimonial tanto como en el sistema
conocimientoscampesinos,por ejemplo,no será sino más territorial... Estos dos investigadores insistían, ade-
eficaz. más, en el hecho de que un “sistema de producción no
puede dejhirse en extensión por criterios que le serían
internos, como por ejemplo la homogeneidad de las
¿Qué aporta -o podría aportar-el socio-antropólogo? técnicas.Esta dejìnición no puede hacerse más que con
referencia a laparte del sistema socialen que sefunda la
En primer lugar haremos una reflexión sobre (ymuy a existencia del sistema de producción. E n el caso de
menudo una deconstrucción de) la unidad de observación Aribinda esta referencia es su sistema politico’”2.Se
que constituye la unidad de producción.Es un hecho bien entra así en un dominio de investigación que, hablando
conocido,sobre todo en Africa, que la unidad de produc- propiamente, no es el del agrónomo, pero del cual no se
ción y de habitación,ubicable en el espacio,no es muy a puede ignorar los resultados.
menudo más que un elemento de conjuntos más vastos D e una manera más general, parece evidente que
(linajes,segmentos de linajes...) que intervienen de una cuando el agrónomo se interesa, dentro del ámbito de
manera más o menos directa en la distribuciónde latierra, estudio de los sistemas de producción,en las determinan-
la gestión de la mano de obra, hasta la utilización de las tes de la decisión de los productores -quees, al parecer,el
rentas. Pero el esquema se puede complicar más porque caso cada vez más frecuente-, debe integrar elementos
una misma unidad de producción, incluso de pequeña (referencias a sistemas de valores, a normas sociales, a
dimensión,puede englobar varios segmentos dependien- representacionesy comportamientos colectivos) que for-
tes de conjuntosdiferentes.Tal es el caso,por ejemplo,de m a n parte más bien del campo de investigación del
los serere del Senegal:todoslos miembros de la unidad de sociólogo y del antropólogo que del suyo propio. Si se

86 Enfoques de sistemas,perspectivasdisciplinariasy desarrolloagrícola


considera que numerosos sociólogos están de acuerdo al industrializados:la obra colectiva realizadabajo la direc-
menos en el hecho de que uno de losobjetivosprimordiales ción de M.Jollivet, ‘%ur une agriculture diversijìite”,
de la sociología sigue siendo el de hacer evidentes los concierne a la agriculturafrancesaz8.
determinismossocialesque restringenla autonomiade los
individuos;si se admite,con R.Boudonz3,que no se puede
reprochar ningún exceso de holismo o de antropologismo, CONCLUSION
que una de las intenciones fundamentales de los sociólo-
gos es analizar e intentar explicar las acciones y, más
generalmente,loscomportamientosque dan al observador El sistema de producción como lugar de encuentro
la sensación de irracionalidad, entonces podemos pensar
que la sociologíaruralpodría ser muy útil para el agróno- Las incertidumbres de vocabulario y las divergencias
m o a la búsqueda de estrategiascampesinas.E n efecto, los de puntos de vista según las disciplinas y las escuelas de
sociólogosy antropÓ10gos~~ tienen la tendencia a conside- pensamientos, sobre el contenido que dar al concepto de
rar a las “sociedadescampesinas” como sociedadesparti- sistema de producción (perotambién,más generalmente,
culares,relativamenteautónomasene1 seno de la sociedad sobre la pertinencia del enfoque sistémico), no deben
global,y que presentarían una serie de caracteres genera- subestimarseen lo absoluto,y es importante que se lleven
les que van en el sentido de una autonomía de los indivi- a cabo esfuerzos de clarificación.Pero no era nuestro
duos menos grande: en comparación con las sociedades propósito entrar aquí en el detalle de los debates.
urbanas,las relaciones sociales ahí estarían más localiza- Aun si este concepto todavía vago no es del todo
das y el control social sería más fuerte.Esto es particular- operativo,presenta,desde nuestro punto de vista, la ven-
mente cierto en las “sociedadescampesinas”en los países taja de ser un lugar de encuentro entre disciplinas y, por
poco industrializados,en Africa, por ejemplo,donde todo ende,una ocasión para el enriquecimiento reciproco.Pero
está orientado hacia la minimización del riesgo y la lugar de encuentrono significa cohabitaciónpermanente,
reproducción del grupo doméstico,con el apoyo de meca- ni confusión de géneros. Es por ello que deseamos, muy
nismos internos de regulación en la asignación de los egoístamente, que los agrónomos continúen incluyendo
recursos y la redistribución de los productos, en el sentido en su campo de investigaciónel analisisde lasoperaciones
de un cierto igualitarismo económico,tal vez poco propi- técnicas,de itinerarios técnicos,de sistemasde cultivos y
cio para la adopción de innovaciones... Son análisis bien de su articulación... Nos serán más Útiles para nuestro
conocidos hoy: la literatura consagrada a las “sociedades análisis de las relaciones de producción y de los conoci-
campesinas”,a su estatuto, a su devenir, a sus relaciones mientos campesinos que si hablarán de representaciones.
con la agricultura de tipo capitalista y con la sociedad de sistema de valores, de sistema político o incluso de
global es muy abundante, especialmente en México*’. sistemas de parentesco. E n contraparte, se puede pensar
Pero, más recientemente aún, esta problemática estaba que ellos esperan de nosotros los elementos de compren-
tambiénen el centro de la orientaciónde la sociologíarural sión del funcionamiento de las sociedades campesinas y
en Francia, en un país considerado, no obstante, como las estrategias de los diferentes grupos que las componen,
avanzado en materia de agricultura. Así, H.Mendras más que un discurso sobre el mantenimiento de la fertili-
buscaba saber lo que era un campesinocomo tipo social y dad de los suelos.
lo que lo distinguía del agricultorz6.
Importante, como acabamos de ver, para definir las
unidades de observación,identificar el o los sistemas de Notas:
producción y su extensión en el espacio, tratar de com-
prender su funcionamiento y las condiciones de su Sociólogo y politólogo francés contemporáneo.
reproducibilidad,la colaboraciónentreel socio-antropólogo Teoría según Ia cual el todo es algo más que Ia suma de sus
y el agrónomo es tal vez más necesaria todavía cuando,en partes (Vocabulairetechnique et critique de la philosophie,
una óptica de desarrollo, se quiere introducir en ella A.Lalande, PUF, Quadrige, p. 1254).
No obstante se podría discutir largamente sobre la diferencia
cambios y difundir nuevas técnicas de cultivo. Todos entre la sociologíay la antropología, la cual varía de acuerdo
sabemos el hierático trayecto de las innovaciones y la con las escuelas,y sobre la división, tal vez exagerada, entre
necesidad de realizar estudios socio-antropológicos en los adeptos del holismo, herederos de DURKHEIM,y los
este dominio2’.Este conocimientode los saberescampesi- partidarios del individualismo metodológico, c o m o
nos, de las modalidades de adopción, de adaptación o de BOUDON,BOURRICAUD,PARSONS,etc., quienes tam-
rechazo de las innovaciones -en el sentido amplio del bién apelan a DURKHEIM, considerando que su pensa-
término- es tanto más necesario hoy que poco a poco se miento ha sido malinterpretado... por los otros.
abandonan los esquemasde desarrollo monoliticos impul- R BOUDON y F.BOURRICAUD,3a. ed. (la. ed., 1982),
París, PUF, 1990, 714 pp.
sadosdesde el exterior.Y no se trata sólo de lospaíses poco

Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrollo agrícola 87


5 P.BONTE y M . IZARD,París,PUF,1991,756pp. por exceso de ambición cientificay por ignorancia total
6 Sin embargo celebramos,de paso,la tentativa de G.ALLAIRE deljuegode la sociedad.En verdad,esporque ella no logra
y M.BLANC de asociar más estrechamente a los sociólogos aceptar la irracionalidadde la sociedad que hafiacasado
con este debate.E n efecto,proponen llamar sistema elemen- lamentablemente... Los economistas deben reconocer que
taldeproducción,a lo que muchos agrónomos y economistas su ciencia ya no cabe en el cimbito de las ciencias exactas.
denominan sistema de producción en relación con un siste- Desde mi punto de vista,su futuro está en algún sector de
m a social de producción, que designaría las relaciones la etnograJa y la sociología,muy cerca de la historia.Los
concretas que se establecen entre los agentes y las unidades trabajos d e F e m a n d Braudel y de los maestros de los
económicas determinadas (véase ‘‘Types d’exploitation et ‘‘Annales” permiten leer mejor la historia económica que
couches sociales dans l’agriculture’’,en Revue Géographique se está escribiendo que los modelos de seis mil variables,
des F’yrénées et du Sud-Ouest, 1979). incapaces de procuramos un escenario valioso para tres
7
Nos referiremos esencialmente a los vols. 23 (núms. 3-4) y meses.’’ (Entrevista con A.MINC,entonces director finan-
24 (núm. 1) de los Cahiers des Sciences Humaines del ciero de Saint-Gobain,en el Nouvel Observateur,noviem-
ORSTOM,Systèmes de production en Afiique tropicale bre de 1982.)
(J.MGASTELLU),
. quien en su parte teórica y metodológica 21 G.DWREy D.GUILLAUD,“L’agriculture de I’Aribinda
rebasa con mucho el ámbito africano,así como a la relación (BurkinaFaso) de 1875 à 1983“,en Systèmesdeproduction
del sistema provisional presentado por M . MAZOYER, agricole en Afrique tropicale, Cahiers de Sciences
como presidente del Comité “Dynamique des Systèmes Humaines de I’ORSTOM,vol. 24,núm. 1, 1988,p. 54.
22
Agraires”, París, octubre de 1987. Ibid.,p. 54.
8
Citado por PH.COUTY,“La production agricole en Afrique 23
Véase especiaimente R.BOUDON,L a logique du social,
subsaharienne: Manières de voir et façons d’agir’’, en París, Hachette, 1979.
24 Pero también los economistas,y desde hace mucho tiempo;
Systèmes deproductionen Afrique tropicale,op.cit.,p. 393.
9 Systèmes de production en Afrique tropicale (J.M. CJ los trabajos de CHAYANOV.
GASTELLU), op. cit.,p. 364. 2s
Véanse en especial CEPAL,Economía campesina y agri-
IO Ibid.,p. 358. cultura empresarial (Tipologia de los productores del
11 Profesor de agricultura comparada en el Instituto Nacional agro mexicano), México, Siglo Veintiuno Editores, 1985
Agronómico, París-Grignon. (la. ed., 1982); así como los numerosos trabajos de R.
12 J. CHOMBART DE LAUWE et al.,Nouvelle gestion des BARTRA, A. BARTRA, G. G O R D I L L O , Y.
exploitations agricoles, París, Dunod, 1963. STAVENHAGEN,A.WARMAN,entre otros,en particu-
13 Informe de síntesis provisional presentado al Comité lar los publicados en la comente de los aííos 1970.
26
“Dynamique des SystèmesAgraires”,París, 16, 17 y 18 de Véanse H.MENDRAS, L a fin des paysans, Pans,Actes
noviembre de 1987,20 pp.,mimeo. (informe provisional). Sud, col. Babel (la. ed., 1967), y M.JOLLIVET,“A la
14 L.MALASSIS,“Formation et développement des systèmes recherche d’une sociologie du long terme”, en Sociétés
agricoles de production”, IAM, 1977, en Système de contemporaines,París,L’Harmattan,núm.del 1” de marzo
production agricole. Quelques problèmes d ’évaluation, de 1990,pp. 79-96.
GERDAT,grupo de trabajo de economía rural,Montpellier, 27
Véanse los trabajos de MENDRAS (Lafin despaysans) y
septiembre de 1982, mimeo., pp. 8-11. los de J.P.DARRE,en especial L a parole et la technique.
I5 Horizon, trajets marxistes en anthropologie, París, L’univers de pensée des éleveurs du Ternois, París,
Maspéro, 1977,prefacio a la segunda edición, tomo 1, p. L’Harmattan, 1985,“Fond commun et variantes dans un
10. système local de connaissance technique, Lauragais,
I6 M.GODELIER,ibid.,p. 57. France”,en G.DWRE, Savoirspaysans et développement,
17 M.MAUSS,1950 (1923-1924),“Essai sur le don.Forme París, Karthala-Orstom,1991, pp. 333-345.
et raison de l’échange dans les sociétés archaïques”, en 28 M.JOLLIVET,Pour une agriculture diversifiée.
Sociologie et Anthropologie, París, PUF. Arguments, questions, recherches, París, L’Harmattan,
18 N o se trata de una corriente homogénea: han surgido 1988,336pp.
fuertes divergencias sobre todo en cuanto a la definición
apropiada de economía entre los formalistas y los
sustantivistas. (Véase J.P.CHAVEAU,“Economique
(Anthropologie)”, en P.BONTE y M.IZARD,op.cit.,pp.
214-218.)
19
DUESENBERRY,economista estadounidense, escribió,
no sin ironía: “la economía nos informa sobre la manera
en que actúa el sujeto socialy busca realizar losfinesque
él se da; la sociología nos enseña las razones que le
impiden actuar y realizar los objetivos que él desearía
conseguir”. Citado por R. B O U D O N , L a logique du
social, París, Hachette, 1979, pp. 34-35.
20 “La economía no es racional. Es algo que,sobre todo en
Francia,no se ha comprendido bien. Y la ciencia econó-
mica vivepor encima de sus medios.H a naufiagado la vez

88 Enfoques de sistemas,perspectivas disciplinariasy desarrollo agrícola


II, Los sistemas de producción
en el espacio,la historia
y la sociedad
LOS SISTEMAS AGRARIOS EN LA TORMENTA DE LOS CAMBIOS
D e Ia hacienda a la reforma agraria (Estado de Veracruz)

Luc CAMBREZY
ORSTOM-Francia

RESUMEN cultivos,fijó los limitesdel parcelario y mejoró o adaptó


sus técnicas.Así,m e parece que el concepto de sistema
EI análisis de los sistemas agrarios siempre remite a las agrario conlleva la noción de continuidad,es decir,todo
dos dimensiones que son el espacio y el tiempo.EI concepto lo contrario de ruptura: continuidad en el espacio, y
mismo de ctsistema agrariow conlleva la idea de continuidad permanenciaen el tiempo(“larga duración”). Lodemás se
geográfica e histórica. Esto implica que los hechos agrarios deducede esteconjunto que representauna sociedadrural
sean organizados m función de un doble proyecto de ocupa- en un espacio dado y en un momento dado de su historia:
ción del espacio y del tiempo.En este sentido,la reforma agra- presión demografcay presión sobre la tierra,sistema de
ria, definida como una ruptura en el sistema anterior de tenen- cultivo,organización socialy económica,etc.E l concepto
cia de la tierra que ha desembocado sobre un total reacomodo de sistemaagrario no sepuede desligar de una aproxima-
territorial de las fuerzas productivas,pone en evidencia laja- ción espacial ; supone la existencia de una continuidad
gilidad del concepto de sistemas agrarios. Introduciendo territorial a los niveles regionales ylo microrregionales
discontinuidades geográficas e históricas en el proceso pro- que sólo una historia larga puede dar.El arraigo al lugar,
ductivo, la reforma agraria fija los límites de dicha apro.xima- la naturaleza de las relaciones antiguas que los campesi-
ción y refuerza el interés de los estudios a mayor escala, en nosentretejencon lasciudadesvecinas sonconsecuencias
particulal; a nivel de los sistemas de producción,sin asegurar de lahistoria.Este conjuntodeinterrelacionesjustificanel
sin embargo,que será más accesible elpaso de esta escala a la concepto de “sistema”.Los sistemas agrarios se pueden
sociedad entera.L a creciente complejidad de las interrelaciones reconocerpor una ciertahomogeneidad en los sistemasde
que rigen las actividades humanas,no sólo obliga a reconsiderar producción, en las características de la tenencia de la
los cambios de escala en esta perspectiva, sino favorece tam- tierra,en lastécnicasagrícolas,...en resumen,en todoslos
bién el desarrollo de nuevas herramientas de tratamiento de la aspectosquepermiten describiryelaborarunatipologíade
información. las sociedadesagrarias.Estos indicadorespermiten plan-
tear una “cartografia de los sistemas agrarios”,es decir,
dar una vision espacial de esta continuidad.
Esta manera de entrar en la problemática de los
Para sólo quedarse en el ámbito de la geografia, la sistemas agrarios desde luego tiene sus lagunas’,pero
definiciónde los sistemasagrarios,al igual que el proble- explica el giro de esta contribución. No hablaremos de
mático concepto de región,es tema de muchas discusio- calidad de los suelos,ni tampoco de variedades;no dare-
nes.Por lo tanto,y para no meter esta contribución en el mos opiniones sobre la evolución del mercado o la de las
ambito de la polémica, sin otra teoría que la “idea” del técnicasagrícolas.Sencillamente,trataremosde hablarde
sistema agrario, que probablemente agroeconomistas y espacio y de tiempo en una región rica tanto por su
geografoscompartimos,prefiero señalaralgunasobserva- territorio como por su historia.
ciones básicas y esenciales en cuanto a este enfoque.
Viendo el conceptode sistemasagrarioscon el ojoy las
herramientasde la geografia,coloco enprimera prioridad LOS SISTEMAS AGRARIOS HASTA
dos condicionesqueparecendecisivaspara descripciónde LOS PRINCIPIOS DEL SIGLO XX
los sistemas agrarios,y luego para la comprensiónde su
funcionamiento: el espacio y el tiempo. En efecto, un A finalesdel siglo XIX,pasada la desamortizaciónde
sistema agrario remite,en la superficiede la tierra,a un los bienes del clero y la etapa de las conipanias
espacio de cierto tamaño,regional o micro regional, que deslindadoras,la tenencia de la tierra en el centro del
reune varias explotacionesagrícolas con características Estado de Veracruz estaba organizada de la manera si-
semejantes(incluyendolos limitesque impone la natura- guiente. Cada ciudad importante (Xalapa, Veracruz,
leza), o comparablespor las relaciones que entretienen. Córdoba)constituíael centrogeográfkodeuna importan-
Por otra parte,un sistemaagrario no se puede desligarde te concentraciónde cascosdehaciendas más o menosbien
-
la “produción” de un cierto tipo de paisaje que es,en sí, comunicadoscon laciudad(Cambrezy Lascurain,1992).
una imagen de una sociedad en su historia.Una sociedad E n el caso de Xalapa,contabamosunas veinte haciendas,
agraria que, entre otras cosas, lentamente escogió sus incluyendoen este grupo los 5 cascosdel Valle de Perote.

91
EVOLUCION DE LA TENENCIA DE LA TIERRA
(Centrodel Estado de Veracruz)
EXTENSION DE LAS HACtENDAS A PRINCIPIOS DEL SIGLO
.. XX

a
... Elidor dentro del perimetro
...:.'...... de haclenda
P e q w n a propiedad dentro del
perimetro de hacienda 0
Elldos fuera del perimetro
de hacienda n
Propiedades fuera del
perimelm de hactenda

92 Los sistemas de producción en el espacio,la historia y la sociedad


Estas haciendas controlaban buena parte del territorio, unas infraestructurasagroindustriales costosas que per-
pero no todo.Así,quedaba espacio para los habitantes de mitían laproducióny exportacióndeproductosbeneficia-
lospueblos en lasfaldasorientalesde la sierra madre (en doshacia lasgrandesciudadeso lospaíses extranjeros;del
particularen el Cofre de Perote), pero sobretodo al norte otro lado,pequeños productoresviviendo en los pueblos,
de Xalapa,en la sierra de Jalacingo y Chiconquiaco.E n las congregaciones o las rancherías,que se dedicaban a
cambio,lashaciendas controlabantodoelespaciocercano una agricultura de autoconsumo y a la producción, a
a Xalapa y Coatepec incluyendo las tierras a proximidad pequeña escala,de alimentosdestinadosa la venta en los
de la carretera a Veracruz. E n terminos territoriales,no mercados locales(hortalizas). En suma,las economiasde
había ruptura entre las haciendas ubicadas en las tierras escalaimplicabanuna especializacióndelaproducción en
templadas de Xalapao de Córdobacon lashaciendasde la las haciendas y el conjunto del sistema,pese a las condi-
costa veracruzana. E n cambio, sí había discontinuidad cionesde trabajode lospeones,estaba selladode la misma
geográfka con los latifundiosdel Altiplano o de la región lógica económica que la en vigor en los países más
de Martínez de la Torre (Mapa 1). industrializados. Para resumir, el conjunto regional
El sistemade la hacienda,casi siempre descritocomo xalapeño funcionaba merced a la coexistencia de dos
unaformadetenenciaquefavorecíamás laexplotacióndel sistemas agrarios complementarios:el de la hacienda,
hombre que la de la tierra, fue sin embargo un sistema dedicado al cultivo de la cañade azucar(yluego del café),
extraordinariamentedinámico.Paraempezar,lashacien- en las tierras tropicales (y la produción del trigo y del
das del fin del siglo XIX no tenían nada que ver con los pulqueenlastierrasfríasdelvalledePerote); delotrolado,
latifundios,las encomiendas en particular,de la época de cientosde pequeñospropietarioso arrendatarios(incluso
la Colonia.El inmovilismode la tenencia de la tierra era en lasrancheríasde lasgrandeshaciendas)dedicadosa los
cosa del pasado y, durante el Porfiriato, las haciendas cultivos de consumo tradicional y local (maíz, frijol,
no dejaron de cambiar de dueños merced a las ventas, hortalizas,ganado menor, ...)
las herencias o los matrimonios. Unas aumentaban de
superficiecuando otras secontractaban.Pero,la dinámica
ya no era a la constitución de inmensas propiedadescon UNA REFORMA AGRARIA EN UN CONTEXTO
importantessuperficiestotalmenteociosas e improducti- DE REWOLUCION DEMOGRAFICA
vas, sino,al contrario,a la división de las propiedades
para un mejor aprovechamiento de las tierras. Varias Teniendo en la mente la evolución política del país
haciendas y ranchos se crearon en esta región al desdeelPofiriatohasta nuestrosdías,doselementosy sus
principio de este siglo, no tanto sobre las tierras de la relacionesrecíprocasparecen esencialespara lacompren-
comunidades,sino en el territorio de grandes haciendas sión de la situación agrícola:uno, es la evolución de la
que poco a poco sefraccionaban.D e hecho, los hacenda- tenencia de la tierra;otro,es la evolución demogrgica,y
dos tenían una visión muy clara de las perspectivas que esta,no solamenteenterminoscuantitativossino también
abría el desarrollo económico impulsado por la revolu- en cuanto a una repartición geogrXica relacionada -a su
ción industrial.Así,modernizaron losviejos trapiches de turno-con los cambios introducidos en la tenencia de la
caña de azucar,introdujeronel cultivodel cafe,instalaron tierra.
nuevos fuentes de energía,crearon las primeras fábricas A raíz de lo que se ha dicho anteriormente,sería
de hilados y tejidos, y por supuesto,tuvieron un papel demasiadomaniqueistapresentaral repartoagrariocomo
decisivo en el desarrollo de los ferrocarriles,tanto a nivel el Único instrumentoque permitió acabar con los grandes
regional como local.Este tremendo proceso de moderni- latiíùndiosimproductivos.Los sistemas agrarios se esta-
zación amplificó los contrastes regionales;ya no tenía ban modificando paulatinamente,los hacendados redu-
caso poseer una enorme hacienda si las tierras eran cían la superficiede suspropiedades,lo que daba espacio
pobres y muy aisladas de las vías de comunicación.E n para una nueva categoría de agricultores,los rancheros.
muchos casos esto explica porqué sus dueños dividieron Pero,dicho esto,durante la primera mitad del siglo XX
y vendieron las tierras antes que empezara el reparto varios acontecimientos pararon brutalmente con este
agrario, lento proceso de reacomodo de las diversas fuerzas
E n cuanto a la actividad agrícola, se reconoce una sociales con sus respectivas actividades.El primero y el
importante complementareidad entre la actividad pro- más comentado es por supuesto el periodo revolucio-
ductiva de los pueblos y congregaciones y la de las nario y la guerra civil entre 1910y 1920.Políticamente
haciendas.Según C O A T S W O R T H (1990)no había opo- decisivo, es sin embargo poco probable que fue el
sición sino complementareidad entre las dos formas de evento que tuvo más consecuencias en cuanto a la
tenencia y de produción: de un lado, las haciendas evolución de los sistemasagrarios.Puesel acontecimien-
dedicadasa la produción a gran escala de cultivoscomer- to más decisivoempezó en losaños 1940con la aplicación
ciales que necesitaban una importante mano de obra y drástica de la ley de reforma agraria. EI segundo está en

Los sistemas de producción en el espacio,la historiay Ia sociedad 93


que de ninguna manera el reparto agrario puede sobre las múltiples desviaciones que contradicen en la
desligarse del tremendo crecimiento demográjìco de la práctica los principales artículos de la ley (ventas,rentas
población. D e hecho,no se puede olvidar que si bien la o división de parcelas ejidales), pero al margen de este
proporción de población urbana no dejó de crecer en tipo de comentario, un estudio exhaustivo de la
porcentaje, la población rural siguió también en evolución de la población en los ejidos del centro
aumento cuantitativo constante. Cada año había más Veracruz revela el fracaso del ejido como proyecto
gente pidiendo tierra y cada año se firmaban nuevas social.Uno de los resultados de esta investigación es
dotaciones ejidales; desde luego hubo sexenios más que cuando más antiguo y poblado es el ejido, mhs
agraristasque otros,pero a finesde losaiios 1980tenemos importante es la proporción de la población que se
lasconsecuenciasdel contextodemogrxicoa lavista:por ubica fuera de la organización ejidal. E n otros
un lado, casi la mitad de la superficie del estado de terminos, el ejido,que inicialmente se creo a raíz de la
Veracruz hoy pertenecea la propiedad social,pero por el unión de campesinos compartiendo un mismo
otro lado,sigue habiendo miles de campesinos y peones proyecto,pocoa poco se transforma en una localidad
sin tierra. en la cual los ejidatarios se vuelven minoritarios? Así,
En el Estado de Veracruzla reforma agrariacombina- si es que los ejidos de una region pueden percibirse en
da con la creciente presión demogrSica provocó un terminos de sistemas agrarios,cabe seiialar que dicho
impesionantemovimiento de “carrera por la tierra”que,a sistemano asegura su propia reproducción. Esto, desde
suturno,complicótremendamenteel repartoagrario. E n luego, pone en tela de juicio la validez y la
particular sedio un fenómenode “saturación” demogrsi- pertinencia de dicho concepto en el caso de la
ca de las localidadesrurales más importantes(cabeceras propiedad social.
municipales, congregaciones y pueblos) que ya no Por otra parte, el reparto agrario en el Estado de
tenían el espacio agrícola suficiente nitampoco la organi- Veracruz tuvo Características muy particulares. Entre
zación social idónea que permita aguantar el crecimiento éstas,cabe señalar el gran número de dotacionesejidales
de la población.Esto favoreció la creación de miles de de pequeña superficie.Así,cuando la superficiepromedio
localidades (ranchos y rancherias) aisladas así como la de un ejido es de 3389 hectáreas a nivel nacional, en
formación de un número exagerado de ejidos.E n 1980, Veracruzelpromedioestatalessolamentede851 hectareas.
una localidad de dos no tiene sesenta años de Además,elrepartoagrariofuetantomás costoso,quecada
fundarse; de cada dos localidades de menos de sesenta dotaciónejidal resultade la afectaciónde un promedio de
años,una es ejidal (Cambrezy,1991). dos propiedades.Para complicarlo todo,cada propiedad
A esta escala de análisis, el estudio de los sistemas privada fue parcialmente afectada para proveer de tierras
agrarios, en el marco de los dos principales tipos de varios ejidos.Esto pone en evidencia la multitud de las
tenencia de la tierra, (propiedad social y propiedad solicitudes de tierra,pero más allá,la completa desorga-
privada) no goza de lasmismas oportunidades.E n efecto, nización de un movimiento agraristaque no logrócoordi-
en el ámbito de la propiedad privada, prácticamente nar las iniciativaslocalespara transformarlas en proyec-
no existe información geogrgica y estadística tosmicrorregionales(veasemapas); proyectosque,por un
confiable, sea para la tenencia de la tierra,sea para el lado,hubieranagilizadolostramitesburocráticos,y por el
acceso al crédito o para la produción agricola. E n el otro,hubieran favorecidola creaciónde ejidos más homo-
mejor de los casos, cuando dicha información existe , géneos,pues otra característicadel repartoagrario esque
queda por lo generalmuy dispersa y poco accesible... Son casi todos los ejidos tienen sus tierras dispersas entre
muy conocidas las dificultades para obtener una varios lotes.
información confiable cuando se trata de organizaciones Al margen de las elevadas densidades de población,
corporativas (asociaciones de productores, sindicatos, parte de la explicación a lo que parecen ser puras
...); tambien se sabe que el ultimo censo agropecuario incongruencias está en la división administrativa del
sufre de los mismos defectos que los censos anteriores Estado, puesto que la existencia de muchos pequeños
del mismo tipo (subcobertura, información incompleta municipios, en particular en el centro, multiplicó las
o incongruente). .En cambio,en el marco de lapropiedad solicitudes de tierras,en particular cuando una misma
social,siendo los “campesinos” (ejidatarios) , “los hijos propiedad abarcaba el territorio de varios municipios;
predilectos del regimen” (Warman, 1988), no es de en efecto,si bien se consideraba el municipio de donde
sorprenderse si se puede tener acceso a una salía la solicitud de tierras,ya no se le daba tanta impor-
información mucho más completa y variada (catastro tancia a la división administrativa al momento de la
rural,encuestasejidales,listados de productores,etc). dotación dejìnitiva, ya que los campesinos podían
Regresando al crecimiento de la población, cabe recibir tierras sin importarel municipio,en un radio de
señalar algunas consecuencias poco comentadas del 7 kilómetros alrededor del lugar de residencia.Así, si
reparto agrario. Evidentemente,mucho se ha escrito por un lado la revolución proyectó rescatar el principio

94 Los sistemas deproduccidn en el espacio,la historiay la sociedad


Mapa 2 ESTADO DE VERACRUZ
Propriedad social
-
Fuentes :SIG - Veracruz (INEGI ORSTOM)

Los sistemas de producción en el espacio,la historia y la sociedad 95


del “municipio libre” (tan lastimado durante el les.Desgraciadamente,todo indica que la reforma agraria
Porfiriato), por el otro, la reforma agraria le restó nunca ha sido fomentada con una visión clara de la
eficiencia y contenido territorial promoviendo que parte necesidad de una gestión sabia e inteligentedel territorio.
de sus campesinos cultiven tierras en los municipios Sin dudas,el crecimientodemográfico de la población
vecinos. constituye un factor importante para la evolución de los
El reparto agrario modificó profundamente la organi- sistemasagrarios,por ejemplo, mediantela intensificación
zación espacial del Estado de Veracruz.L a cifrade más de de la agricultura.Perosi a este crecimientode la población
3500 ejidos repartidos en casi 6000 lotes de tierra dan se añade un cambio drástico de la tenenciade la tierra,ya
una primera idea del carácter totalmentefraccionado del no se puede hablar de evolución de los sistemas agrarios,
territorio.Pero si a esto le agregamos la gran dispersión sino más bien de ruptura con el pasado. Así,uno de los
de los ranchos y pequefias rancherías que se crearon problemas teóricos más candentes del análisis de los
durante las Últimas décadas en los espacios libres, sistemas agrarios en México está en la evaluación del
tenemos una idea más clara de la complejidad y papel del cambio (y por lo tanto de la historia). ¿Hasta qué
heterogeneidad de las estructuras agrarias.Esta observa- punto se puede hablar de evolución de los sistemas agra-
ción desemboca sobre una conclusión obvia: el rios, y a partir de qué tipo de acontecimiento (político,
reparto agrario modificó de tal manera la organización histcIrico o social) es preciso mencionar la destrución del
del territorio que una cartografla de los sistemas sistema anterior para abordar el periodo siguiente como
agrarios prácticamente se hizo imposible. una tentativade (re)construciÓn? Más allá, el problema es
que el ejido no ha sido planteado como un sistema agrario
territorializadoasegurando supropia reproducción ,sino
;EL FIN DE LOS SISTEMAS AGRARIOS? como una herramienta para confortar un sistema político
centralizador.Este contexto explica que buena parte del
Si la théorie marxiste est très pauvre sur la catégorie futuro del ejido nunca se ha decidido en el lugar mismo,
“espace”,les révolutionnaires savent que le territoire sino en las oficinas del gobierno o de los bancos. En este
est matrice spatiale autant que mémoire identitaire, et sentido, el sistema del ejido aparece como una estructura
que,pour construire l’hommenouveau,ilfaut lui ôter ses “des-localizada”y sin escala propia.Por lo tanto,hoy más
anciens repères et, des anciens lieux,faire si possible que nunca, en un territorio totalmente fraccionado es
table rase.REY V. 1 ’espacegéographique,1990-1991,no probable que el estudio de los sistemas agrarios sea una
I, 79-90. herramienta obsoleta para el análisis de situaciónes no
Si la teoria marxista es muypobre en cuanto ala categoria sólo nuevas, sino también “des-localizadas”.
“espacio”,los revolucionariossaben que el territorio es Posiblemente esta manera de presentar las cosas tiene
tanto matriz espacial como memoria identitaria,y que, algunasrakes europeocentristaso más bien remite dema-
para construir el hombre nuevo, hay que quitarle sus siado a referencias europeas donde se fundó el conceptode
antiguas marcas y, de los antiguos lugares, hacer tabla sistemas agrarios.Posiblemente estojustificatodavia más
rasa. REY V. l’espacegéographique, 1990-1991,no I, que se desarrolleninvestigacionespuntualesmás aterriza-
79-90. das sobrelos sistemas de produción,pero,reflexionándolo
Resultaevidenteque la reformaagraria,enun contexto bien, no asegura para nada que será más accesible la
de fuerte crecimiento demogrXico, no contribuyó a la necesaria comprensión de la explotación agrícola en la
creación de unos sistemas agrarios estables y mucho globalidad de la sociedad entera. Cuando hace falta el
menos al fortalecimiento del arraigo a la tierra.Poniendo arraigo, está en juego no sólo la relación del hombre con
aparte los enclaves de población indígena, la reforma la región,el lugar y la tierra,sino tambien con la familia,
agraria amplificó los movimientosmigratorios,a tal pun- la comunidad y la nación.
to,que hoy en día podemos hablar de una verdadera “crisis Dicho esto, no toda la población rural vive esta doble
de la territorialidad’.Un territorio “apolillado” por miles crisis socialy territorial,pero sí toca mucha gente: corta-
de ranchos, rancherías y pequeños ejidos. L a crisis de la doresde cañay obreros en los ingenios,un mes aquí,el otro
territorialidad,y en este caso de la tenenciade la tierra,nos alla, en el Altiplano o cosechando el café en la sierra;
parece ser causa y consecuencia de una profunda crisis ejidatarios errantes; minifundistas sin futuro; clases po-
social. D e alguna manera, se pudo concebir la reforma bres de las periferias urbanas.Desorganizadospero todos
agraria como un intento para solucionaruna crisis econó- candidatosa la migración,permanentes víctimasresigna-
mica y social, pero todo indica que nunca se hizo la das del espejismo del tiempo y del espacio (“...algúndía,
relación (sin embargo obvia) entre esta crisisy el problema ...allá”). Pero los instrumentospara medir sus migracio-
consustancial de la territorialidad. Ahora bien, plantea- nes no existen. Parte vital de la población agrícola
mos la hipótesis que no puede existir un desarrollo agríco- tambien es la más desconocida;no tiene cupo en catego-
la exitoso si éste no está planeado en sus términos espacia- rías socioeconómicas que se satisfacen de tipologías

96 Los sistemasde producción en el espacio,la historiay la sociedad


obsoletasy que el augedela famosa “clase media” parece
esconder.

Notas:
1 La mayoría de las observaciones y reflexiones que presenta-
mos aquí tienen como sustento una investigación desarrolla-
da en el marco de dos convenios de investigacón; primero con
el Instituto de Investigación sobre recursos bióticos (NREB),
y segundo, con el Instituto Nacional de Estadística, Geografia
e Informática (INEGI). E n el Último, se desarrollo el Sistema
de Información Geográfica del Estado de Veracruz, herra-
mienta de cartografia computarizada que permitió mapear y
poner en perspectiva los temas que aquí se abordan.
2 Desde luego, con distancia, siempre es más fácil evaluar las
iniciativas a la luz de los resultados, y así, poner en evidencia
los “errores” que se cometieron. Desde luego, esto no
conlleva ningun “juicio” en contra o a favor de un campo o
del otro.

BIBLIOGRAFIA

CAMBREZYL.,1991,La movilidad de lapoblaciónrural


en el Estado de Veracruz: colonización agrícola y
crisisde la tenencia de la tierra.TRACE 19.
CAMBREZYL.,
LASCURAINB.,1992,Delahacienda
al ejido: Crónicas de un territorio fraccionado.
- -
CEMCA LAROUSSE ORSTOM.Mexico D.F.
COATSWORTH J. H.,1990, Los origenes del atraso -
Nueve ensayos de historia económica de México en
los siglos W
II
Iy XH.Alianza Editorial Mexicana,
México,265 p.
DURAND J., La ciudad invade al ejido. Ed.de la Casa
chata,SEP,México D.F,145 p.
GARCIATREVINO,R.,1953,Agrarismorevolucionario
y ejidalismo burocrático.,Problemas agrícolas e in-
dustrialesde México, 4,Vol.V,pp. 29-66.
GIRAULTM.,1953,EIejido:callejónsinsalida.,Proble-
mas agricolase industriales de México, 4,Vol.V,pp.
3-26.
GORDILLO G.Estado,mercados y movimiento campe-
sino.México D.F,Plaza y Valdes,288 p.
GUERRA,F-X., 1985,Le Mexique. De 1 ’ancienregime à
la révolution.Paris,L’Harmattan,2 Vol.
LINDLEY R.B.,1987, Las haciendas y el desarrollo
económico. Fondo de Cultura Económica,México,
176 p.
PADUA J., VANEPH, A.,1988,Poder local, poder
regional.MéxicoD.F., ColegiodeMéxico/CEMCA.,
287 p.
WARMANN A.,1988 (13 a.edición), Los campesinos,
hijospredilectosdelregimen.Col.losgrandesproble-
mas nacionalesdeMéxico,Ed.Nuestro tiempo,MCxi-
co, 150 p.

Los sistemas de produccion en el espacio,la historia y la sociedad 97


APUNTES PARA UN ENFOQUE TERRITORIAL.
AGRICULTURA CAMPESINA Y SISTEMA-TERRUÑO

Thierry LINCK
CIDE, ORSTOM-Mé~xico

E n los fundamentosdel discurso neoliberal hoy día en cíclico de la producción- sólo puede ajustarse en el media-
boga,renace unavieja asimilación de la unidad de produc- no plazo, limitan estrictamente el alcance de las referen-
ción a una “empresa” agropecuaria,concepciónen la cual cias a las condicionesde competenciapura y perfecta que
se confunden tanto los principios más elementales de la conforman el ordinario neo-clásico.
teoría neoclásica como los preceptos del individualismo U n segundo género de observaciones remite directa-
agrario. Esta asimilación llama a la crítica en dos niveles mente al sueño liberal de una regulación competitivay a
diferentes. su capacidad de generarun orden económico y social más
En primer lugar,el concepto de “empresa” (inspirado eficiente, basado exclusivamente en la liberación de la
de la teoría neoclásica) resulta por lo general poco acorde iniciativaindividualy en la sanción del mercado.El ajuste
con la especificidad de la producción agropecuaria.Tanto estructural y la implementación de políticas de corte
su caracter cíclico y aleatorio como la peculiaridad de las liberal no han redundadoen el fomento de una regulación
relaciones que entabla con sus mercados y su entorno competitiva pura, sino, al contrario, en procesos de
social mayor distan mucho de las condiciones medias en recomposición social y económica en los cuales las
la industria. E n un primer nivel, basta con recordar la iteracciones sociales -la coordinación de los actores
especificidad de las actividades agropecuariaspara poner involucrados en el marco de redes,formales o no- cobra
en evidencia los limitantes más obvios del modelo mucha importancia,al punto de quebrantar la idea tradi-
neoclásico.En primer lugar,y adiferenciadela produccion cionalque se tiene de la unidad de producción como centro
industrial,la agricultura,por su propia esencia,no es más de decision autónomo. Una de las lecciones que puede
que un intento,nunca bien logrado,por domesticar ciclos sacarse del decenio pasado es que el éxito de las nuevas
y procesosbiológicos.Por muy notables que hayan resul- políticas agrícolas(porejemplo de Brasil y, sobre todo de
tado los progresos de las ciencias agronómicas,el control Chile para las exportacionesde productos agropecuarios)
que el productor alcanza a ejercer sobre estos procesos depende menos de la pureza de las conviccionesliberales
resulta limitado. En tales condiciones resulta ilusorio de los gobiernos que de su capacidad a fomentar la
tratar de reducir la “racionalidad” de los “empresarios” coordinación,la organización,de los actoresinvolucrados
agropecuarios a la busqueda de ganancias máximas me- en los procesos pr0ductivos.y comerciales4.Otra lección
diante una óptima combinacion de los recursos producti- evidencia que las respuestas más eficientesa la crisis y a
vos. Sin ser del todo equivocada,esta concepción resulta la desreglamentación se relacionan con la capacidad que
insuficiente y se asienta en hipotesis poco pertinentes.El han demostradolassociedadescampesinaspara coordinar
caracterciclicoly aleatorio2de lasactividadesagropecuarias los esfuerzosproductivos de sus miembros,generandouna
y el hecho de que los factores de producción no resulten, nueva organización del trabajo.En un caso como en otro,
en muchas ocasiones,independientes,no permite estable- las respuestas colectivas a la crisis o a la aparición de
cer relaciones evidentes entre la productividad de los nuevas expectativas,la emergencia de nuevas pautas de
factores de producción y su precio unitario’: La hipotesis organización, reflejan la existencia de centrosde decision
de continuidad de las funciones de producción en la cual que operan en una escala que engloba a las unidades de
se asienta la interpretaciónneoclásica rara vez se verifica. producción5,y en cierta medida se sustituye a ellas.
E n el mismo orden de crítica, suelen enfatizarse las Que se trate de una nueva dinámica de cambio, o
diferencias de status, de tamaño y de relación con el simplemente del redescubrimientode una dimensión pre-
mercado que existen entre el sector agropecuario y la sentedesde antaíí0 en las transformacionesde las socieda-
industria.El caracter preponderantementefamiliary con des rurales, al tomar en cuenta la dimensión colectiva de
frecuencia artesanal de las unidades de produccion la producción agropecuaria, se abre la necesidad de
agropecuarias deja entrever el peso de factores no estric- replantear algunos preceptos teóricos y de reajustar, en
tamenteeconómicosen latoma de decisiones.La asimetría consecuencia,planteamientosmetodológicos.Así,a con-
entre una oferta agrícola atomizada y una demanda a tracorriente de una idea sumamente arraigada,la dimen-
menudo concentrada en manos de unas cuantas empresas sión colectiva de la agriculturacampesina -y en especial,
agroalimenticias, la baja elasticidad de la demanda de la identificaciónde una organizacióndel trabajo coheren-
alimentos y el hecho de que la oferta -dado el caracter te en el marco de las sociedadescampesinas localesy en la

99
escalade su base territorial-llega a cobrartantarelevancia unidad económicaelementalcuyalógicadefuncionamineto
que pronto se impone como un rasgo definitorio. Organi- no resulta afectada en su sustanciapor laspresiones que se
zación del trabajo y base espacial surgen entonces como ejercen en su contra.H.Mendras resume esa tesis cuando
nociones nuevasque sólo pueden valorarse definiendo un afirma que el producto del trabajo campesino forma un
objeto de estudio, una unidad de analisis que rebase el todo del cual simplemente se “defalcan” (se restan) las
marco estrechoque corresponde a launidad de producción transferencias.“La producción para las transferenciases
tal como se entiende de manera habitual. Invitan a poner una exigencia que resultatan sÓ10 accesoriapara entender
enfásis en una escala hasta el momento relativamente la lógica del cálculo económico de los campesinos”I0.
descuidaday que en adelante nombraremos bajo el térmi- Los límitesdel planteamiento son evidentescuando se
no de termiIo. analizan lasagriculturas campesinasen su diversidady en
sus múltiples trayectoriashistóricas.¿Esposible contem-
plar desde una misma perspectiva teórica (asentada en el
LA FAMILIA CAMPESINA caracter familiar de la producción campesina) agriculto-
res tradicionales de Africa, Asia o Latino-américa y las
No existe probablemente ningun consenso tan bien explotaciones modernizadas,ampliamente abiertas sobre
arraigado como el empeilo por ver en el individualismo - los mercados -pero igualmente familiares-de los países
claro esta, extendido a la unidad doméstica- un rasgo europeos”? El objeto de estudio se vuelve dificil de iden-
definitoriofundamental de la agricultura campesina.Esta tificary delimitar.¿Debe incluirlos asalariadosagrícolas,
referencia,en una época en que la noción de explotación los artesanosy los comerciantesque o no son agricultores
agrícolaapenas empieza a cobrarsentido,está presente en o bien sÓ10 participan en forma marginal a las actividades
Marx, tanto en los capitulos del Capital que dedica a la agropecuarias?Logicamente no, si se asimila producción
acumulación primitiva,a la renta del suelo o a la agricul- campesinay agricultura familiar.Pero será probablemen-
tura parcelaria como en el Dieciocho brumario de Luis te a expensas de la calidad del análisis :una visión más
Bonaparte6.Más cercano de nosotros, A. Chayanov se pragmática evidenciaría que estos actores pueden partici-
empeñó en un estudio de las condiciones generales de la par en forma activa en la organizaciónde la producción y
producción campesina, o sea a un análisis del grupo en el reparto del producto... sin que su papel pueda
doméstico campesino -”unidad económica exclusiva”- entenderse exclusivamente en referencia a las relaciones
pensado independientemente,al menos en una primera de dependencia definidas en el marco de la sociedad
etapa, de sus contingencias sociales e históricas.Los dos global.Unavez resuelta esta dificuldad,¿Hasta qué punto
enfoques divergen,pero resultan a todas luces más com- podrá considerarse a la unidad productiva como autóno-
plementarios que excluyentes,como lo sugieren las posi- ma?
ciones que defiende el economistarusoen Zar Fraje einer
Theorie der Nichtcapitalischen WirtschafzSystemel.Para
Chayanov, “el problema económico fundamental de la LA COMUNIDAD CAMPESINA
unidad de producción agropecuaria es la organización
correcta y solidaria del trabajo (en el seno de la familia) La referencia (a raíz de los trabajos de D.Thumer) a
estimuladapor la simplebúsqueda de la satisfacciónde las la comunidad campesina(comunidad aldeana o colectivi-
necesidades familiares o el simple deseo de ahorrar o dad local) abría sin embargo perspectivas sumamente
invertir si las condiciones económicas lo permiteP. interesantes. Así, para Mendras, “la membresia a una
Esta posición no ha sido realmente cuestionadapor la comunidad campesina define al campesino,nada más”I2.
antropologíasocial, aunque, siguiendo las reflexionesde Esta nueva pista sólo dio frutos significativosen el campo
D. Thorner, numerosos autores ven en la agricultura del análisis socioculturalo sociopolitico.Con la excepción
campesinauna producciónestructuralmentedependiente. (relativa) de H.H.StahlI3, que plantea brevemente la
Este nuevo enfoque, oportunamente valorado en el comunidad campesinacomo tallercolectivo diversificado
análisis de las relaciones culturales,politicas o económi- (¿y luego,porqué nQ como espacio socialde producción de
cas que las sociedades campesinas establecen con la relaciones socialesde producción?), su papel en la organi-
sociedadglobal,sólo constituyeen realidaduna postura de zación de los procesos de producción queda totalmente
principio, un simple postulado : no desembocó en la descuidado.Suelenmencionarsetán sólo las relacionesde
construcción de una nueva definición de las relaciones cooperación simple (ayuda mutua, solidaridadesde veci-
sociales campesinas.Para T. Shanin o E. WolP, en la nos, etc.) o los ajustes funcionalistas ligados a los
medida en que la acciónestructurantede lasrelacionesque riesgos propios de cualquier agricultura escasamente
definen su dependencia no se plantea, la agricultura tecnifi~ada’~. Wolf,Redfield,Mendras y ShaninI5enfatizali
campesina sigue caracterizada exclusivamente por su el papel de la comunidad como enlace, instancia de
caracter familiar. L a unidad doméstica define así una mediación en los planos políticos y culturales, entre

1O0 Los sistemas de producción en el espacio,la historia y la sociedad


campesinos y sociedad global. Por su parte, Jersy las sociedades rurales18. Es probablemente en parte
Tepicht piensa la comunidad campesina a la vez como cierto,aunque la existencia de relaciones funcionales
“concha protectora” de la autonomía de los grupos entre organización del trabajo y reproducción de los
domésticos y como “garantía colectiva de la transferen- ecosistemasno permite concluir sobre la necesidad de
cia de excedentes”’6.En la medida en que se excluye que tal o cualtipo de organización.Aun sihera el caso,las
la comunidad pueda constituir el marco en el cual cobre restriccionescolectivassiguensiendoobjetodeconflic-
sentido una coordinación de los esfuerzos productivos tosy negociacionesy,por tanto,soportespotencialesde
individuales-ypor endeuna organizacióntécnicay social las relaciones de poder que estructuran sociedades
del trabajo-el impacto de las relaciones que definen la campesinas diferenciadas.
dependencia de la agricultura campesina sólo puede El ordenamiento del espacio, la preservación de los
percibirse de manera univoca y lineal. Estas relaciones ecosistemas suponen ajustes,compromisos y conflicosy,
serán simplemente“sobrepuestas”,tratadas -tal como lo en Últimainstancia,la observacióndereglas quedanfede
planteaba Chayanov-como simples limitantesexternos. laexistenciade una organizacióndel trabajocoherenteen
la escala de las sociedades campesinas. Reglas que
evidencian también losvínculos que pueden existir entre
TRABAJO CAMPESINO Y COOPERACION organización del trabajo y estructura social Bajo esa
perspectiva,los clásicossistemasde rotaciónde aiIo y vez
No faltanargumentospara evidenciar la existencia de o trienales evidencian que la autonomía de las unidades
una organizacióndel trabajo específicamentecampesina, domésticas era bastante limitada...Los campesinos,dir-
que no obedece a ningun determinismoecológico o geo- m a G.Duby,“se encontraban sin duda alguna unidos por
grsicoy marcaprofundamentelanaturalezadelasforma- vínculos múltiples en una comunidad viviente”lg.“Los
ciones socialescampesinas. reunían en primer lugar solidaridades agrarias (...) El
- Los encontramosen el análisisde lospaisajesagrarios. desplazamiento anual de los cultivos y de las siembras
M.Bloch,D.Faucher,R.Diony muchos otroshistoria- entre losdiversos cuadrosdel área cultivada,la organiza-
doresy geografoshan enfatizadolosrasgos“originales, ción del pastoreo de los residuos de cultivo y de los
permanentes y fundamentales de los paisajes rurales barbechos,la erección de cercasen fechaspreestablecidas
franceses”,mencionan “la unidad y la diversidad,la suponen una fuerte disciplina colectiva,lo mismo que el
moderación y la violencia de esos medios antigua y aprovechamiento de losterrenos comunitarios”2o.D e esta
profundamente humanizados”’’. En este sentido, es comunidad cobra así fuerza una racionalidad colectiva
dificil negar -aunqueno podamos decir en función de que dicta las condicionesde acceso individualal espacio
qué intereses-que laproducción de lospaisajesrurales y (en términosgenerales)a los recursosy quesesobrepone,
sea un hecho social,producto de la coordinación en el al menos en parte, a los intereses individuales. Sería
tiempoy el espacio de un gran númerode experiencias dificil,sincaer enuna ingenuidad exagerada,suponerque
y accionesindividuales,cuya riquezaevidencia que no lasnegociacionesy losconflictosde loscuales sedespren-
se tratani de una casualidad ni de una necesidad ajena den estas reglas se realicen en condiciones de igualdad
a las sociedadesinvolucradas. perfectas.Ahora bien,si esta racionalidad colectivano es
- E n el mismo sentido,sueleenfatizarsela especificidad propia de un orden social igualitario,resulta de lo más
de los conocimientosy de lossavoir-faire campesinos. importantepoder caracterizarlos interesesparticulareso
Ahora bien, ¿no resulta absurdo pensar que puedan lascoaliciones(enel sentidodealianzadefinidopor Wolf)
ser producidos, transmitidos y puestos en práctica que pueden afectarla :de esta confrontaciónde intereses
sin una coordinación eficiente de las acciones depende en Última instancia el tipo y el ritmo de las
individuales? La producción y la adaptación de los transformacionesagrícolasy agrariasy lasexpectativasy
conocimientos, y más allá, la de los sistemas el grado de autonomía de las unidades familiares de
técnicos,sólo pueden ser los frutos de una coopera- producción.
ción de larga maduración, expresiones de una México ofrece numerosos ejemplos de la interpreta-
organización del trabajo coherente. ¿Será posible ción que se acaba de exponer. Así,en las comunidades
considerar esa coordinación como un simple náhuas del municipio de Aquila (Sierra Madre del Sur,
producto de un determinismo ecológico o técnico Edo deMichoacán), cualquiercomuneropuede desmontar
estrecho? y cultivarlastierrasque necesitepor periodosde dos a tres
- Algunos enfoques de corte funcionalistatiendena ver años.El sistemano exije el ejercicio de un control comu-
en la organizacióncampesina del trabajo la expresión nitario fuerte,al menos hasta que lo impongan modifica-
deundeterminismoecológico:consideran,por lotanto, cionesbruscasde su entorno :puede tratarse en el casode
que es neutra desde el punto devista de la naturalezay la penetraciónde unidades de producción rancheras (ga-
la evolución de las relaciones socialesque estructuran nadería con apropiaciónprivada permanente del espacio)

Los sistemasde producción en el espacio,Ia historiay Ia sociedad 101


que incrementa repentinamente la presión demográfíca fuertes que se tiene que realizar una verdadera planifica-
sobre el espacio aprovechable o -lo que llega a producir ción de las cosechas:la comunidad decide el calendarioy
efectossimilares-deun incrementobruscoy no controlado el orden en que deben cosecharse las parcelas. E n esta
de la productividad del trabajo (uso de motosierras y de forma se impone un calendario agrícola homogéneo a
tracción mecánica o animal,por ejemplo)**E n Chiapas, todos los agricultores, lo que limita sensiblemente las
comunidades indígenas del municipio de Ococingo divi- posibilidades de elección de cultivos e introducción de
den su territorio en tres (o d s , según las características innovaciones...L a existencia de reglas comunitarias es-
edáfícas y orográfícas) grandes lotes.Uno está reservado trictas no tiene en sí nada excepcional. En cambio, la
para el cultivo de café, se trata de plantaciones en naturalezadel consensoen el cual se asienta esa reglamen-
parcelas atribuidasen usufructo permanente.Otro es para tación es muy instructiva. Así, a diferencia de lo que
el cultivo de granos en ciclos de dos o tres años : las sucede con los cultivos,la ganadería no está virtualmente
parcelas se atribuyen en forma provisionalpor la duración sometida a ninguna clase de reglamentación.Cada quien
del cultivo. El tercero, aprovechado colectivamente, es queda “libre” de usar los agostaderos como quiere, cual-
para los animales. En el caso, el control comunitario quiera sea el tamaño de su hato; en el mismo sentido, los
resulta sumamente estricto : atribución de los derechos a agostaderosno son objeto de ningunaclase de administra-
parcelas de cultivo, imposición de un calendario de ción colectiva.
cultivo estricto y limitación del tamaño de los hatos Esta situación resultaría bastante sorprendente desde
individuales,para mencionar unicamente los aspectos una perspectiva funcionalista,ya que la ganadería consti-
más significativoszz. tuye sin duda el eslabón más débil del sistema.También
El control comunitario no resulta necesariamentetan resulta bastante clásica, a tal grado que G. Hardin la
efectivo.L a agriculturapurépechaofrece ejemplos llama- consideró como una Característica“trágica” de la propie-
tivos a la vez de la fuerzaque alcanza a tener la dimensión dad comunal (“tragedy of the commons’7 :en las comu-
colectiva de la agricultura campesina y de sus graves nidades, cada ganadero “is locked into a system that
disfuncionamientos.En la casi totalidad de las comunida- compels him to increase his herd without limit ’24. No
des de la Meseta Tarasca (Michoa~án)~~, las actividades compartimos el fatalism0 de este autor y tampoco vemos
agropecuarias se asientan en una asociación maíz bovi-
nos en un sistema de año y vez.Las sinergias que unen las
- en esta situación un argumento inapelable a favor de una
privatizaciónde los bienes comunales.No están en juego
dos actividades son evidentes: mayor control de los ries- tanto la institución comunitaria como los cambios ocurri-
gos, diversificación de las fuentes de ingreso,producción dos en la organización del trabajo y en las relaciones de
de energía,uso productivo de los desechos de cultivo y de fuerzaque estructuranlas comunidades.Los ganaderosno
los barbechos,reconstituciónde las reservasde fertilidad, tienen que asumir el costo de la producción de forraje;
control de la evaporación,limpia de las parcelas,etc. Sin sacan de su actividad una verdadera renta a expensasde la
embargo, la complementariedad entre ambas actividades comunidad en su conjunto.E n tales condiciones,la gana-
sólo juega en forma marginal en la escala de las unidades dería se convierte pronto en una verdadera carrera hacia
familiares :su valorización efectiva remite a la existencia un saqueo de los recursos comunitarios.E n ausencia de
de una racionalidad colectiva,ya que se realiza más que control colectivo, las comunidades llegan rápidamente a
todo en la escala de los terruños y de las comunidades.El una saturación del espacio forrajero, que amenaza los
balance de los flujos de energía,de materia,de fertilidad equilibriosecológicos(erosión)pero aventaja a losduefios
y de trabajo sólo llega a ser realmente significativoen la de grandes hatosz5.
escala de las comunidadesy de su terruño:la distribución El trato diferenciado que reciben cultivos y
del hato es demasiado desigual (menos de 10% de las ganadería evidencia que la organización campesina del
familias suelen controlar mas de 50% de los animales) trabajo constituyeuna importantematriz de las relaciones
para que no sea así.L a complementariedadentre produc- de poder que definen las condiciones de acceso individual
ciones animales y vegetales sólo puede apreciarse en los a los recursos productivos. E n el caso, la ausencia de
flujos entre diferentes unidades de producción y, por lo reglamentación sólo se explica por el hecho de que los
tanto, en la coordinación de los esfberzos productivos ganaderos gozan de una situaciónprivilegiada en el seno
individuales. de la mayor parte de las comunidades.
Esta organización del trabajo se asienta en reglamen- Esta clase de comentario podria repetirse a propósito
tos y normas colectivas que pueden resultar sumamente del aprovechamientode otros recursoscomunitarios.En el
estrictos. En ausencia de cercas, los cultivadores tienen caso de la Meseta Tarasca,sería,en forma significativa,el
que abandonar sus derechos sobre las parcelas en el caso tambiénde los recursos forestales.E n el caso,modi-
momento en que se acaba la cosecha : se convierten en ficaciones relativamente rápidas en los sistemas de valo-
agostaderos comunitarios hasta el ciclo siguiente. Las ración relativa de los diferentes recursos (bosqueversus
presiones que ejercen los animales y sus dueños son tan agostaderosy tierras de cultivo)y en la productividad del

102 Los sistemas de produccion en el espacio,la historia y la sociedad


trabajo explican una explotación desenfrenada,desigual y integraciónen los complejosagroindustriales,son bastan-
fuera de control de los bosquesz7 te ilustrativos de esa primera opción2*.
L a segunda tiene un corte más sistémico; procura
enfatizar las relaciones entre variables de naturaleza muy
HACIA UNA RFINTERPRETACION DE LA diferente. En el caso, la selección y clasificación de las
AGRICULTURA CAMPESINA variables sigue una lógica de escala, con base en la
identificaciónde unidadesde funcionamiento.El enfoque
Los ejemplosanteriores evidencian hasta qué punto la territorialse inspira directamentede esta segundaopción:
organización del trabajo puede relacionarsecon la evolu- resulta en nuestraopinión mejor adaptadoa la situaciónde
ción de lascondicionesde accesoal espacioy a losrecursos las agriculturascampesinas;en el caso, las modalidades
productivos y con los cambios de las estructuras sociales de combinación de actividades diferentes son de suma
y políticas campesinas.Estas relaciones llegan a ser tan importancia para entender el sentido de su evolución,
significativas que resultaría dificil no ver en ellas una tantoene1 nivelde lasparcelas,en laescala de lasunidades
diferencia específica de la producción campesina. La productivas como en la que definen los terruños.
existencia de una organización del trabajo propia puede En el nivel más fino,el estudio de los sistemas de
considerarse como un rasgo definitorio. Más allá del cultivo y de los sistemas de ganadería se centra en el
carácter familiarde la producción,de la pertenencia a una análisis de las modalidades de artificialización de los
comunidadlocalode la existencia de relacionesasimétricas procesos biológicos.E n la escala de la parcela o del
con la sociedad global, la insersión en una organización hato, las relaciones que el agricultor mantiene con su
del trabajo coherente en la escala de la comunidady de su entorno natural cobran su máxima significación.Así,
marco espacial es lo que define al campesino.E n corola- el sistemade cultivopuede definirse como un conjunto
rio, este marco territorial, el terruño,corresponde a la estructurado formado por una unidad espacial (la
escala en la cual el balance de las sinergias entre activida- parcela o un grupo de parcelas que reciben un trata-
des complementariasllega a ser plenamente significativo: miento identico), una unidad de tiempo (o ciclo agrí-
el terruño puede definirse así como unidad espacial cola, o sea una sucesión de cultivos característicos
coherente de valorización agronómica. Comunidad local tomando en cuenta los ritmos climaticosy biológicos)
y terruño definen así simultáneamente una unidad de y una secuencia técnica (o itinerario técnico, aplica-
funcionamiento (a través de la organización campesina ción de conocimientos, movilización de medios y
del trabajo) y una unidad de análisis. Es, por lo tanto, secuencia de operacione~)~~.
preciso definir ahora herramientas metodológicas ade- En la escala que corresponde a lafincaagrícola,los
cuadas. sistemas de producción, pueden definirse como el
“balance de los cultivos y de las ganadería^"^^. Su
estudio se centra principalmente en los procesos de
ENFOQUE TERRITORIAL Y toma de decisiones y, por ende, en la comprensión de
SISTEMA-TERRURO las estrategias seguidas por los agricultores.¿En fun-
ción de qué objetivos, cómo y bajo qué criterios com-
D e su propia naturalezala producción agropecuariase binan sus medios de producción y sus actividades? E n
encuentra en la confluencia de las relaciones que los la escala de las fincas, esas estrategias remiten a
productores establecen tanto entre sí como con su menudo a las sinergias“ ligadas a la asociación de
entorno naturaly social mayor.El análisisde las socieda- actividades complementarias :las numerosas varian-
des rurales tiene por lo tanto que asociar puntos de vista tes de los sistemas de agricultura no especializada
sumamente heterogéneos, procedentes de diferentes ilustran claramente esta lógica. Por esta razón, el
disciplinas y perspectivas o formados en distintas estudio de los sistemas de producción se fundamenta
escalas de observación. Conscientemente o no, el en gran parte en e
l análisis y en la jerarquización de
investigador se encuentra ante la necesidad de los flujos (flujos de energía, de fertilidad,de trabajo,de
simpliftcar su objeto de estudio, eliminando un gran producto o de información)que vinculan los sistemas
número de variables o, por lo menos,jerarquizándolas de cultivo, de ganadería y las otras actividades.
para examinarlasde manera secuencial.Pueden contrapo- Desde luego, las decisiones de los agricultores inte-
nerse dos opciones metodológicas. gran las restricciones que pesan sobre su unidad de
L a primera sigue una lógica analitica: procura des- producción. Algunas de éstas se estudian en el marco de
componer el objeto de estudio en elementosrelativamente los sistemas de cultivo o de ganadería, otras quedan por
simplesque estudianpor separado.Los enfoquessectoria- descubrirse; son las que se relacionan con las modalidades
les, bien adaptados a la situación de las agriculturas de acceso a los recursos productivos y al espacio, o que
especializadas, caracterizadas por un notable grado de derivan de las condiciones de abastecimiento en medios de

Los sistemas de producción en el espacio,la historia y la sociedad 103


produccióny de venta de los productos.El estudio de estas de poder, a modalidades peculiares de regulación social,
restricciones remite a otras escalas de análisis. en una palabra, a sociedades marcadas por trayectorias
Las agriculturas campesinas pueden caracterizarse históricaspropias, inducen rupturas y crisis cuya magni-
por la existencia de una organización del trabajo tud y gravedad dificilmente se pueden anticipar. Ahora
coherente en la escala de la comunidad local y del bien, esas rupturas y crisis dan precisamente todo su
termíío.Es por lo tanto posible determinar,para esta sentido a las transformaciones agrarias y constituyenpor
escala, una unidad de análisis, el sistema terruño, lo tanto referencias imprescindibles en la definición de
pertinente para entender las relaciones que unen los acciones de desarrollo.
diferentes sistemas de producción. E n esta escala, la Estas rupturas, en los ejemplos planteados anterior-
complementariedad de los esfuerzosproductivos indi- mente, permiten explicar el cuestionamientode los equi-
viduales y la confrontación de las estrategiasfamilia- librios agro-silvo-ganaderostradicionalesy la fuerza de
res cobra sentido en la definición de una racionalidad dinámicas de acumulación diferenciada y contradictorias
colectiva.Esta es,en primer lugar,técnica;en la escala en el seno mismo de las sociedades campesinas. La
definida por el termlo,el balance de las sinergias que ganadería que garantiza un control extenso sobre el espa-
unen las diferentes actividades llega a ser plenamente cio, el saqueo del bosque que asegura el acceso a rentas
significativo.Es tambiénsocial en la medida en que se elevadas pueden considerarse como polos de acumula-
relaciona directamente con las modalidades de acceso ción, como las actividades dominantes del sistema-term-
al espacio y a los recursos productivos.Nada justifica ño. E n contraste, los cultivos tradicionales,ya que sólo y
en efecto que se traten a las comunidades campesinas dificilmente permitenvalorarla fuerza de trabajo disponi-
como si fueran sociedades igualitarias.Las transfor- ble, sólo conforman un conjunto de actividades-refugio,
maciones que las afectan, como lo evidencian los un polo secundario y dominado del sistema. E n esta
ejemplos mencionados del desarrollo de la ganadería perspectiva,encontramos en el estudio del sistema-terru-
o del auge del saqueo del bosque, pueden cobrar la ño los criterios indispensablespara elaborar una tipología
forma de una dinámica de acumulación diferenciaday de las unidades de producción y llevar a cabo el análisis de
contradict~ria~~. los sistemas de producción.
La organización del trabajo que estructura el
sistema terruño no es fija.Evoluciona bajo el imperio
de factores definidos en la escala de la sociedad cam- Notas:
pesina y en función de su tipo de insersión en la
sociedad global. En una escala regional o en la que Entre otros aspectos por la obligación de enmarcar las
corresponde a la economía global, el estudio de estos actividades productivas simultáneamente en ciclos cortos -
factores se realiza en el marco de lo que se define estacionales- y ciclos largos marcados por las exigencias de
la administración de las reservas de fertilidad.
usualmente como sistema agrario En estas escalas,se
Remite a los riesgos que supone la producción agrícola y a su
definen los movimientosde especialización regional, variabilidad en el espacio.
la producción de técnicas, las políticas agropecuarias Ver Jersy Tepicht, Marxisme et agriculture. L e paysan
o los sistemas de precio, tantos factores que cada polonais, Armand Colin, Paris 1973.
agricultor sólo puede considerar como restricciones, Thierry Linck, “Agricultures et paysanneries en Amérique
parámetros fuera de su alcance individual. Latine demain ?’Xgricultures et paysanneries en Amérique
El interés que plantea el enfoque territorial se verifica Latine.Mutations et recompositions.ORSTOM-CNRS,Paris
sólo en la medida en que se plantea el estudio de las 1992,pp. 5-11. Anne Dubreucq, “Les changements agraires
interacciones entre los diferentes niveles de análisis, me- au Chili sous Pinochet. U n e nouvelle Géographie
économique”ibid. , pp.39-44. Jean-Pierre Bertand et
diante una confrontación de las diferentes escalas.En el
Guillermo Hillcoat, “Brésil et Argentine :politiques agricoles,
caso de agriculturas campesinas en proceso de integra- politiques d’ajustement et compétitivité sur les marchés
ción, no cabe duda que los factores definidos en la escala
de la sociedadglobal desempeñen un papel muy importan-
agricoles et agroalimentaires internationaux”, ibid pp. 141 -
148. David E. Hojman, “Agricultura chilena y economía
te. E n este sentido, la orientación de las políticas internacional., Continuidad y cambios en la década de los
agropecuariasy de la las opciones técnicas que difunden, noventa” Zbid pp.157-164. Jean-Marie Codron, “La
la evolución de los sistemas de precio, la naturaleza, el fruticulture chilienne. Bilan et perspectives”, Zbid pp. 165-
volumen y la evolución de la demanda solvente ejercen 172.Charles M.Baldy, “Argentine :introduction de nouvelles
una acción estructurantesobre la agricultura en los dife- cultures et diversification des risques de production”, Ibid
pp. 173-180.
rentes niveles de análisis y pueden, por lo tanto, guiar el
David Preston ‘L Influencia externa o desarrollo interno ? La
estudio Siempre y cuando se suponga que la acción evolución de las estrategias de supervivencia en áreas de
estructurante de estas relaciones de integración no se minifundio en los Andes Centrales 1960-1989”,Agricultures
ejerce de manera lineal o univoca. Confrontadosa juegos et paysanneries en Amérique Latine, op. cit. pp. 179-384;

104 Los sistemas de producción en el espacio,la historiay la sociedad


Marguerite Bey, “Pérou : éducation et organisation des I9 L’économie rurale et la vie des campagnes dans l’occident
communautés paysannes”, ibid pp. 213-218; Christophe médiéval. Montaigne, 1962 p.125.
Albaladejo, “Systèmes spontanés d’échange de travail entre Duby,H o m m e s et structuresdu Moyen Age. Mouton 1973p.
petites exploitations d’un front pionnier argentin”, ibid. pp. 110.
219-224. 2L Vease Hubert Cochet,Allambradas en Ia sierra,CEMCA-EI
“Los campesinos parcelarios forman una masa inmensa, Colegio de Michoacan, México 1991.
cuyos miembros viven en situaciones identicas,pero sin que 22 Observación directa
existan entre ellos muchas relaciones. Su modo de produc- 23 T.Linck,“Stratégies paysannes et agropolitique,un exemple
ción los aisla unos de otros en lugar de tejer relaciones dans la Meseta Tarasca”,Les paysanneriesdu Michoacan au
mutuas(...). EI campo de actividad del campesino -la parcela- Mexique. CNRS,Toulouse 1988 pp. 23-56.
no admite en su valoración división del trabajo o aplicación 24 Hardin, G,Science 162,1243-1248, 1968, citado por
alguna de la ciencia; no admite por tanto ni diversificación Berkes, F.,Feeny, D., M c Cay B.J.y Acheson J. M., “The
de desarrollo ni diferenciaciór.de las aptitudes, ni riqueza de benefits of the commons”, Nature, vol. 340,pp. 91-93, julio
las relaciones sociales(...). La parcela, el campesino y su de 1989.
familia ; a su lado, otra parcela, otro campesino y otra 2J Resisten más facilmente a una sequía y pueden ocupar los
familia. Unas cuantas unidades de este tipo conforman una vacantes dejados por los pequeîios ganaderos:más de la mitad
aldea, algunas aldeas un departamento” EI dieciocho de de las unidades de producción no poseen ningún bovino,
Brumario de Luis Bonaparte, ed. del Progreso,Moscú pp, incluyendo los animales de trabajo.
99-100. 26 Esta situación remite también a la historia y a las modalida-
in Analyse et Prévision, Paris,enero de 1972,pp. 19-53. des de regulación de los conflictos propios de cada comuni-
* L a organización de la unidad económica campesina,Nueva dad.A unos cuantos kilómetros de San Felipe,en la coniuni-
Visión, Buenos Aires 1974, p. 56. dad de Cheranástico,la existencia de un límite al crecimiento
“Fundamentalmente, el concepto de campesino denota una de los hatos individuales evidencia que las relaciones de
relación estructural asimétrica entre productores de exceden- fuerza no se dan en el mismo sentido.
te y clases dominantes” Los campesinos,ed. Labor,Barcelo- 27 T.Linck,EI campesino desposeido,op. cit.
na 1975 p. 20. 28 E n el caso,las relaciones de la agricultura con sus proveedo-
Io Sociétés paysannes, A.Colin, Paris 1976,p. 19. res de insumos y con sus mercados resultan de suma impor-
O hasta de los Estados-Unidosya que 80% de las explotacio- tancia.
nes han sido clasificadas oficialmente (USDA,1986) como 29 “Un area tratado de modo homógeneo,cultivos con su orden
“familiares” (citado por J-PCharvet,L e désordre ahentaire de sucesión y los itinerarios técnicos que se les aplica” según
mondial. Surplus etpénuries le scandale.Hatier,Paris 1987, M.Cebillotte, “ournée du Département d’Agronomie de
p. 174. l’INRA”,Vichy 1982,citado por de Surgy,Cochet y Leonard,
l2 op. cit. p. 12.Aquí, el concepto de sociedades campesina Paisajes agrarios de Michoacán, Zamoia 1988,chap. 1.
(sociedad de interconocimient0)tiene que entenderse en un 30 Pierre George,citado por J. Bonnamour,Géographie rurale,
sentido estricto. méthode et perspectives, Masson, París, 1973.
l3
“Une étape historique importante: “la communauté 31 E n forma genérica, asociación de diferentes orgános en la
villageoise’”’,en P. Rambaud, Sociologie rurale, Mouton producción de un mismo trabajo.
Paris 1976 pp. 147-151.“En su conjunto, la comunidad ” Paisajes agrarios de Michoacán, op. cit.
aldeana conforma un sólo taller de trabajo. Pese a que cada
explotación exista en tanto que unidad social diferenciada,la
actividad de todos está sometida a técnicas y a un ritmo de
trabajo de caracter colectivo”.Plantea esta concepción (pero
sin desarrollarla más) a propósito de los campesinados
hungaros.
l4 Los trabajos de E.Boserup así como la ecologia cultural se
inscriben en gran parte en esa vena.
IJ T.Shanin, Campesinos y sociedades campesinas Lecturas,
FCE México 1979 ; Naturaleza y lógica de la economia
campesina,Anagrama, México 1976.
Marxisme et agriculture.Le paysan polonais.A.Colin,Paris
1973.
l7 G.Bertrand “Pour une histoire écologique de la France

rurale”en Histoire de la France Rurale Tomo I, Seuil Paris


1975 p. 46.
Tal es el caso de la ecologia cultural en la medida en que trata
de reinterpretar la historia de las civilizaciones como proce-
sos específicos de adaptación a sus respectivos contextos
ecológicos. Véase M.Godelier, Horizons, trajets marxistes
en anthropologie, Tomo I Maspero 1977 pp. 82-136.

Los sistemas de producción en el espacio,la historia y la sociedad 105


CUANDO EL ANALISIS EN TERMINOS DE SISTEMAS DE PRODUCCION
SE ENFRENTA CON LA DIMENSION MACROECONOMICA

Eric LEONARD
ORSTOM-Costade Marfil

RESUMEN estrechamientode lasbases de reproducciónde lasunida-


des de producción: aquéllas que se encuentran en la
EI estudio de una agricultura o de una sociedad agricola imposibilidad de tomar en marcha el tren de la especiali-
debe integrar el conjunto de las relaciones de producción que
zaciónestán irremediablementeaspiradasenun espiralde
rigen sufuncionamiento al igual que los limitantesagronómicos
propios a su tprruño.No se puede pues entender su funciona-
empobrecimientoy de descapitalización’.
miento limitándose a la escala de la parcela o de la unidad de La integraciónde estas sociedadesagrícolasal merca-
producción y sin ensanchar el marco del análisis en sus dimen- do nacional o internacional (su modo de inserción en la
siones espaciales y temporales.Tal exigencia requiere el uso de división.del trabajo) constituye el catalizador de este
un concepto y de una metodología adaptados.L a noción de movimiento de acumulacióndiferencial,cuando no está
sistema agrario apunta a integrar las diferentes escalas de directamente a su origen. D e la confrontacih con otras
trabajo en un estudio dinámico,para identificar los dgerentes regionesy otras agriculturasresultanfenómenosde com-
grupos de actores sociales en funcidn de sus estrategias y petencia y de exclusión de acuerdo con las ventajas
resultados económicos y del papel relativo que desempeñan en
relativas de las que cada una dispone con respecto a la
la sociedad agraria.
productividad del trabajo o al ajustamiento de la oferta
agrícola a las exigenciasde los circuitos comerciales.Se
produce un movimiento de especialización de una región
Cualquier investigación que tiene como objetivo el entera hacia un número reducido de producciones. La
estudiode sistemasde producción o de cualquier sociedad inserciónal mercado puede tambiéngenerarrelacionesde
agrícola integradaal mercado mundial (es decir,decual- complementareidadentre regionesdistantesenun mismo
quier agriculturalatino-americana)no puede sinoeviden- proceso de producción2.
ciar el hecho que el desarrollo experimentadopor estas Las políticas de desarrollo agrícola y la difusión del
sociedadesprocede de un proceso sumamentediferencia- cambio técnológicoa partir de centrosdc poderesexterio-
do:la acumulaciónen ciertasunidadesde producción está res, trátese del Estado o de empresas agroindustriales.
acompañada con la deterioración de las condiciones de acentúan los fenómenos de especialización.A traves del
producción en otras. Los trabajos realizados en manejo de los precios de garantía, de las políticas de
Michoacán,y particularmenteen las zonasde agricultura equipamientoy de subvención o de la organizaciónde los
de temporal, revelan la crisis de reproducción social y mercados,las agriculturasregionalestienen que desarro-
económica que sufre la agricultura minifundista desde llarse dentro de límites estrechos.E n estas condiciones,
hace veinte añosy la concentraciónparalela de losmedios los comportamientos de los productores, sus opciones
de producción (tierra en primer lugar, pero también económicas y la organización del trabajo que resulta de
capital,herramientaso maquinariay ganado) en manos de ellos no se pueden analizar Únicamente en función de
un número limitado de unidades.Este fenómeno rebasa sus relaciones al medio ecológico y a su enterno social
por mucho el marco de las estructurasjurídicasy territo- inmediato.
riales propias al ejido,a la “pequeña propiedad” o a la Si el enfoque,en términos de sistemasde producción,
comunidadindígena e implicaal conjunto de las socieda- a escala de la unidad de producción agrícola constituye
des agrarias estudiadas. una dimensión imprescindible de la investigación, no
Esta diferenciación seproduce siguiendociertospolos permite por lo tanto entender el funcionamiento de una
de acumulación. Las sociedades agrarias, que en otro sociedad agraria y anticipar sus transformaciones:es
tiempo fueron la cuna de una agricultura diversificada, preciso ensancharel marco del análisis.Ampliarlo prime-
donde las producciones animales y vegetales estaban ro en su dimensiónespacial,ya que el estudiode sistemas
estrechamente asociadas y permitían la expresión de de producción no puede hacerse sin referencias a su
multiples sinergias,estánhoy endíacomprometidasenun inserción en una sociedad y una economía mucho más
movimientodeespecializaciónhacia lasactividadescuyas amplias. No es sino a escala macroeconómica, la de la
ganancias de productividad son las mas importantes (o a región o de una macro-región), que se pueden tomar en
contrario,lasregresioneslasmás leves). Se llega asía una cuenta los procesos de especialización,las políticas agri-
jerarquización de las actividades pioductivas y al colaso lossistemasde precios,los procesosde producción

107
de tecnología,etc. Es tambiéna escala de la región que los mente en otro.Esquemáticamente,los procesos analítico
fenómenos de acumulación de medios de producción,de y sintético se pueden representar de la forma siguiente:
división del trabajo o de concentración de los poderes
político y económico cobran toda su expresión.
Conviene tambien ampliar las dimensiones tempora- Concepto Paso Analítico Paso SintCtico
les del análisis:al conocerlastrayectoriashistóricasde los
sistemasy de los procesos de producción se puede identi- Sistema agrario Región Región
ficar mejor los polos de acumulación y de diferenciación, Y 71
Zona de problemática Zona de problemática
así como los cuellos de botella, la conformación de los homogénea homogénea
grupos socialesdominantes,etc...En particular,espreciso Y 71
localizarlas rupturasque se han manifestadoen el balance Sistema de Unidad de Unidad de
de las actividades productivas, a nivel de la organización producción producción producción
del trabajo y, en forma general, en la evolución de las Y71
Sistema de cultivo / Parcela o
condicionesde reproducción de la agricultura.El conoci- Sistema de ganado rebailo
miento de estas rupturas y de su génesispermite, a su vez,
estructurary orientar el estudio de los sistemas de produc-
cióny de las dinámicas de acumulacióndiferencialque los No se trata en realidad de un proceso lineal, sino más
caracterizan. bien de un ir y venir incesante entre las diferentes escalas
La ampliación de los cuadros espaciales y utilizadas, tanto en la fase analítica como en la fase
temporales del análisis requieren, en fin, la ampliación sintética.El orden de combinaciónde los diferentes nive-
del concepto de sistema de producción a un equivalente les de análisis depende esencialmente de los objetivos e
que permita situar las dinámicas observadas en su hipótesis preliminares del investigadory de la naturaleza
dimensión macroeconómica,regional,e incluso nacional de los procesos que estudia.
o internacional.L a noción de sistema agrario4tiende a Al poner en práctica este enfoque, el investigador se
llenar este vacio conceptual.El análisis de una agricultu- enfrentasin embargo con seriosapremiosen lo que toca al
ra, en término de sistema agrario, no excluye el uso de tiempo y al tamaño de los medios necesariospara colectar
conceptos más clásicos como los de sistema de la información por los métodos tradicionales (encuestas
producción y sistema de cultivo (o sistema de cría de estadísticas,muestraaleatoria,coberturaespacial exhaus-
ganad^)^. Constituye, más bien, una prolongación de tiva). El muestre0 aleatorio o el censo presentan por otra
estos conceptos, ya que permite integrar al objeto de parte varios limitantes mayores:
investigación los factores macroeconómicos que se - en la medida en que no permiten cubrir todos los
vuelven másy más determinantes en la evolución de niveles de análisis, en particular cuando la escala se
las sociedades agrícolas. agranda;
El uso de estas herramientas permite al investigador -por otra parte, porque no permiten tomar en cuenta
trabajar simultáneamente a diferentes escalas (parcela, sistemáticamentelos aspectos históricos;
unidad de producción, comunidad campesinay región) y -por Último, porque el volumen de datos recolectados
enriquecerel estudio de los procesosde producción,ya que se vuelve de repente inexplotable si se persigue un
las transformaciones observadas a un nivel de trabajo rigor estadístico absoluto a escala regional.
correspondencon frecuencia a la intervención de factores La información cualitativa resulta pues mejor
definidos en otro nivel. Así,las migraciones estacionales adaptada para evidenciar los fenómenos estructurantes
hacia las zonas de agriculturade riego o hacia los EE UI], que nos interesan. Si se busca una buena cobertura
tan frecuentesen el centro-occidentede México,constitu- espacial y un conocimiento completo de cada sistema
yen un fenómeno que no se puede analizarsino a escala del de producción, más vale conseguir una información
sistema agrario. Determinan, sin embargo, transforma- completa y segura, aun si ésta concierne a un
ciones en el sistema de producción (organización del número limitado de actores: la calidad de los datos
calendario de trabajo agrícola, movilización de recursos recolectados debe ser preferida al rigor estadístico más
para financiar el viaje e inversionesproductivas al regre- estricto.
so) y en los equilibrios que existían entre producciones, L a selección de los informadores influye, entonces,
cuyos efectosse hacen sentir a escala del sistemade cría de directamente sobre la validez de la investigación. Es
ganado y del sistema de cultivo. imprescindible tomar en cuenta una muestra lo más
La combinación de diferentes escalas conceptualesy diversificada de situacionesy comportamientoseconómi-
espaciales permite alimentar y acelerar el trabajo de cos para alcanzar un conocimiento tan fino como sea
análisis, ya que las hipótesis nacidas de observaciones posible de los factores que diferencian a los sistemas de
hechas a un cierto nivel se pueden comprobar más fácil- producción.Tomar en cuenta los casos poco representati-

108 Los sistemas de producci6n en el espacio,la historia y la sociedad


vos,y hasta marginales,se vuelve una etapa necesaria de lanzar en un segundo tiempo una encuesta estadística,ya
lainvestigaciónen la medida en que &tos constituyenuna que permite limitar los criteriosa tomar en cuenta y,por
fuente de información sobre las condiciones que permi- lo tanto,elvolumen de informacióna tratar.Esteprotoco-
tieron su emergencia o su supervivenciay,por lo tanto, loresultaserenfinuna herramientavaliosadediagnóstico
sobre las rupturas que caracterizan las transformaciones en medio ruraly debería constituir un antecedente indis-
del sistemaagrario.Tal paso permite también dar toda su pensablea larealizacióndecualquierproyecto de desarro-
importancia a los grupos de poder,poco representativos llo agrícola.Parece ser sin embargo que el ajuste de tales
de un punto de vista estadístico,pero que juegan desde proyectos a las realidades,necesidades y capacidades de
luego un papel central en el funcionamiento de la respuesta de las sociedadesagrarias,rarasveces constitu-
sociedad agraria.N o se trata,pues,ni mucho menos,de yen el objetivo de sus promotores: se trata, con mayor
constituirun muestre0 aleatorio:la subjetividaddel inves- frecuencia,de desarrollaruna producción o una actividad
tigador constituye en este sentido su mejor prueba de dada que de desarrollar a los productores.
pertinencia.
E n el manejo de las encuestas, el papel de algunos
“informantes privilegiados” se revela determinante.Los Notas:
ancianos constituyen una mina de información en lo que
tocaa lastransformacionespasadasy recientesdel sistema Conviene sin embargo subrayar que en todo el occidente de
agrario, muy útiles para formular y ajustar hipótesis. México las migraciones temporales a los E.E.U.U. constitu-
Siendo lo mismo en lo que concierne a las personas que yen una alternativay un contrapeso importante a este proceso.
circulanfrecuentementeal interiordelaregiónoentreésta El alcance real de este fenómeno queda por lo tanto dificil-
mente apreciable.
y sus principales mercados (vendedoresambulantes,co- * Este fenómeno es evidente en el sector de producción de la
merciantes de grano o de ganado,etc...). carne bovina en México, donde ciertas regiones se especiali-
Sin embargo,el número de encuestas debe ser sufi- zaron en las actividades de cría y otras en las de engorda.
cientepara abarcarlavariabilidadde resultadoseconómi- Tales relaciones unen las agriculturas del Trópico Seco (el
cosy situar los extremosdentro de cada grupo de produc- vertiente pacífico de los estados de Guerrero, Michoacán,
tores que correspondan a un sistema de producción dado. Colima y Jalisco) a las del Trópico Húmedo (Huastecas...), o
Estos grupos se definenen funciónde los criterioseconó- bien los Estados fronterizos del Norte y los del Middle West
micos que los productores buscan optimizar y de su norte-americano.
coherencia con respecto a la gestión de los recursos En el caso de la precedente nota,se debe considerara regiones
tan alejadas como las de la Tierra Caliente de Michoacán y las
disponibles.
de la Huasteca como partes de un mismo sistema,
Por Último, la multiplicación de los recorridos de Marcel Mazoyer define el sistema agrario como un “modo de
campo (situacióny distribuciónde las parcelas,presencia aprovechamiento del medio,históricamenteconstituido,adap-
y disposición de los cultivos,movimientos del ganado, tado a las condiciones bioclimáticas de un espacio dado y que
ubicación de las fuentes de agua etc...), el trabajo de corresponde a las condiciones y necesidades sociales del
archivos (catastros,archivosnotarialesmencionando las momento”. Systèmes agricoles et développement agricole.
ventas e hipotecas de tierra o de ganado,archivos de la INA París-Grignon.Cátedra de agricultura comparada y
Reforma Agraria), la consultación de fotogrsiasaéreasy desarrollo agrícola. 1985. Manuscrito.
de documentoscartográfkos sonindispensablespara con- Esta noción puede integrar también al concepto de sistema-
terruño desarrollado por Thierry Linck a escala de la comu-
frontar y confirmar esta información. E n México, la nidad campesina y del espacio económico y social que le
abundanciade datos estadísticos más o menos codiables corresponde. (Parcours de recherche. Positionnemetil
(censosde población o agrícolas)puede revelarse valiosa théorique et méthodologique. Universidad de Toulouse II,
para comprobarciertashipótesis.Peroestasfuentesdeben GRAL-CNRS.1990.Manuscrito. Vease también H.Cochet,
sin embargo tomarse con mucha cautela: no pueden en E.Léonard,J.D.de Surgy:Paisajes agrarios de Michoacán.
ningún caso imponerse sobre la información directa y Colegio de Michoacán, Zamora. 1988).
constituir una base suficiente para orientar la La identificación de tales zonas responde a ciertos criterios de
investigación. homogeneidad con respecto al medio fisico (microclima,
Gracias a lospocos recursos que exige (muestra razo- topografia,hidrografia, suelos,...), a los componentes bioló-
gicos (vegetación natural y cultivada) y socio-económicos
nada,encuestasdirectasy libres)y a la cobertura espacial
(repartición de la población, infraestructuras económicas y
que autoriza, esta metodología permite un diagnóstico sociales). La combinación de estos criterios determina un
rápidoy el análisispreciso de una realidad agraria (polos esquema homogéneo de ocupación del suelo,traducción de la
de diferenciacióny cuellosde botella,tipologíadeproduc- organización económica y social.
tores). Presenta,sin embargo,ciertoslímitesa la hora de ’ Diferentes comportamientos (preferimos este término al de
evaluar la representatividad de cada sistema de produc- estrategia) son posibles. Se acercan con frecuencia a los
ción.Pero ofrece a su vez una base sóliday confablepara ejemplos siguientes:

Los SlStC!masde producción en el espacio,lu historiay lu sociedad 109


- Los campesinos minifundistas buscarán cubrir las
necesidades alimentarias de su familia mediante una gran
diversidad de productos, minimizando los gastos
monetarios (se emplearán pocos insumos) y los riesgos
de perder la totalidad de la cosecha, si es necesario a costa
de los rendimientos y de la productividad de su trabajo.
- Cuando una especializacion hacia una producción que
ofrece un alto valor agregado es posible (regiones fruticolas
o de hortalizas), su comportamiento tenderá a maximizar
el ingreso monetario obtenido por hectárea.
- E n el caso en que la fuerza de trabajo es el factor limitante
y los recursos en tierra son importantes (sistemas especia-
lizados en la cría extensiva de ganado por ejemplo) el
productor buscará a maximizar el ingreso monetario obte-
nido por unidad de m a n o de obrafamiliar.
-Por Último, si un capital monetario importante ha
sido invertido en la agricultura, el objetivo será
optimizar el indice de rentabilidad de este capital (es el
caso de las grandes unidades de producción cerealeras, por
ejemplo).

BIBLIOGRAFIA
BONNAMOUR J., 1973,Géographie Rurale, Méthodes
et perspectives.Masson,Paris.
COCHET H.,LEONARD E.DE SURGY J.D., 1988,
Paisajes agrarios de Michoacán. Colegio de
Michoacán,Zamora Mich.,463 p.
DUFUMIER M., 1984,Sistema de producción y desarro-
llo agrícola en el tercer mundo. Institut National
Agronomique Paris-Grignon,Paris.Miméo. (Confe-
rencia presentada en el Encuentro Latinoamericano
de Investigación y desarrollo Agropecuario, Estado
Falcon,Venezuela).
LINCK T.,1990,Parcours de recherche.Positionnement
théoriqueet méthodologique. Université de Toulouse
II- Le Mirail,GRAL-CNRS.Miméo.
MAZOYER M.,1985, Systèmes agricoles et
développement agricole. Institut National
Agronomique Paris-Grignon,Paris. Miméo.
SEBILLOTTE M.,1982, Journées du département
d’Agronomiede l’INRA,Vichy.

110 Los sistemas de producción en el espacio,la historiay la sociedad


UNA HISTORIA DE VACAS Y DE GOLONDRINAS
Ganaderos y campesinos minifundistas del sureste de Michoacán.

Eric LEONARD
ORSTOM-Costade Marfil

RESUMEN varios siglos,que la Reforma Agraria no pudo modificar,


y que ha ido reforzándose en el curso de los últimos
Desde hace aproximadamente 300 años, el sistema agrario decenios.Cadacrisisque atraviesael campesinadoprovo-
que se ha desarrollado en la depresión del Río Balsas,al sureste cauna concentraciónrápidade lastierrasen manos de los
del Estado de Michoacán (México),se ha caracterizadopor el
desarrollo de grandes unidades ganaderas a expensas de un
ganaderos. El hecho es que el Estado decidió desde hace
numeroso campesinado min fundista. EI análisis histórico de- mucho que la Tierra Caliente tenía “vocación ganadera”
muestra que desde tiemposremotos la propiedad del ganado ha y sus intervenciones recientes sólo tendieron a reforzar
estado al origen del proceso de acumulación dgeremial y de dicha “vocación”.
concentración de la tierra. L a Revolución mexicana y una Taljuicio se debe en gran medida a las características
amplia reforma agraria no han podido cuestionar este proceso. geo-climáticasde la región:la escasezde vías de comuni-
AI contrario, la integración creciente de la economia regional cación,el relieveabruptoy el climatropical secocontribu-
al mercado internacional ha contribuido a acelerar los meca- yen a limitar sus “ventajas comparativas”. La Tierra
nismos de diferenciación y se traduce hoy en día por la Caliente conforma una depresión aluvial, cortada por
pauperizacióny la expulsión de un número creciente depeque-
ños productores.
serranias pedregosas,cuya altura varía entre 350 y 800
metros. Se inscribe entre el Eje Neo-volcánicoy la Sierra
Madre del Sur,ambos macizos culminan a más de 3000
Más allá de los caminosque suelenrecorrer los inves- metros.D e ahí que las lluviasprovenientesdel Golfo o de
tigadores en ciencias sociales,muy al sur de los últimos la Costa Grande apenas traspongan estas barrera3 y
picos de la Meseta Tarasca, yace una de esas tierras que las temperaturas se mantengan a niveles poco
olvidadasde Dios y de los burócratas,“para quien no ha menos que infernales.De suerte que el campesino queda
nacido en ella,inhabitabley para los nacidos,insufrible”. sometido a riesgos permanentes y a un calendario de
La depresióndelBalsasno semerecepor ellotaldesprecio, trabajomuy estricto.Por sifuerapoco,los suelostampoco
pues figura desde hace más de un siglo en el rango de las resultan favorables para la agricultura: regosoles y
principales cuencas ganaderas del Trópico Seco mexica- litosolescubren más de la mitad de la superficieregional.
no, y más recientemente creó fama como uno de los Son delgados (25 a 30 cm), pobres y propensos a la
mejores proveedoresde marihuana en lavecina república erosión.Los feozemsy cambisoles,más fértiles,sólo se
del norte. encuentranpróximosa losrios(vallesaluvialesdelBalsas
E n los últimos veinte años, la Tierra Caliente del y del Río Tuzantla). Ahí se establecieron los primeros
Balsas’ha sufrido cambios económicos mayores y se ha asentamientoshumanos.
ido especializando en la producción extensivadebecerros
deuno a dosañosde edad,loscualessonluegoengordados
en regiones donde los recursos forrajeros son más abun- LA FORMACION Y EL DESARROLLO DE LOS
dantes y baratos (sorgo del Bajío o pastizales de las LATIFUNDIOSGANADEROS (1450-1930)
Huastecas). Hoy en día,esta Característicatiendea ocultar
laexistenciadeun campesinadonumeroso,elcualobtiene E n la segunda mitad del siglo XV,el estado tarasco
la mayor parte de susingresos de la producciónde granos organizóla colonizacióny el poblamiento de la depresión
básicos y del peonaje,sin dejarde ocupar un papel central del Balsas.El poder centralse asegurabaasí el control de
en el funcionamiento de los ranchos ganaderos. Sin em- su principal cuenca proveedora de metales (oro,plata y
bargo,la crecienteespecializaciónen la ganaderíade cría cobre), así como el de lavías comercialesqueenlazabanel
ha precipitadoa estecampesinadoaunaprofunda crisisde Altiplano y la Costa Grande.
reproducciónsocialy propiciadoun rápidomovimientode La población se concentró a lo largo de los
Concentración de tierras. principalesríos,donde el cultivobajo roza-tumbay quema
La historia agraria de esta sociedad nos enseña sin de lasvertientes enmontadas durante el temporal y luego
embargo que las raíces de tal proceso son antiguas y el de la playas inundadasy fertilizadaspor las crecientes
descansanen un diferencialde productividad y de acumu- permitían dos ciclos de producción de granos básicos al
lación del que se aprovechan los ganaderos desde hace año (maíz,fríjol y calabaza). También en esas playas se

111
sembrabael algodónque loscampesinosentregabancomo desconocido en las comunidades indígenas, ya que el
tributo al Estado. largo período de renovacibn forestal (1 5 a 20 años) o
Otra fracción de su plustrabajo estaba dirigida la creciente anual del río impedían cualquier
hacia las minas controladas por el poder central, o apropiación individual de la parcela sembrada. Al
bien era captada para labrar pequeñas huertas de volverse perenne su asentamiento, los agricultores
cacao,establecidas cerca de los manantiales, y que mestizos arreglan sus parcelas: desviando pequefios
poseía la nobleza administrativa o religiosa. Al caudales, riegan superficies reducidas. Ahí se
momento de la conquista espaiiola este sistema siembra la caña de azúcar que viene a suceder,en el
agrario permitía mantener una población de unos calendario agrícola, al cultivo de temporal de granos
20,000 habitantes, entre campesinos, funcionarios y básicos.
militares4. El ganado es la clave de esta revolución agrícola.
Esta no tardó en declinar,pues a partir de 1530 los Los bovinos se mantienen sin el menor costo en los
conquistadores españoles se dedicaron en forma extensos pastizales que pertenecen a las comunidades
exclusiva a explotar los recursos mineros y la mano de indígenas y gracias al derecho de pastoreo que los
obra indígena. Los primeros se agotaron al cabo de indios les conceden en sus parcelas: los rastrojos de
cincuenta ailos de saqueo. En cuanto a la población estas últimas se aprovechan al finalizar la larga
indígena,a principios del siglo XVII, el esclavismo,las “cuaresma”, cuando los pastos naturales se lignifican.
deportaciones hacia otros centros mineros y las Así,el libre acceso a los terrenos indígenas indivisos
epidemias la habían reducidoa la décima parte de su permite a los ganaderos mestizos beneficiarse de una
nivel inicial. Sin hallar más interes en ese purgatorio, verdadera renta.
los colonizadores abandonaron la zona a su triste Desde esta época, un importante diferencial de
suerte. productividad y de acumulación separa, pues, los dos
Las comunidades indígenas, agotadas, conser- polos de esta sociedad agraria.A lo largo del siglo
varon territorios inmensos, pero los campesinos XE, los ranchos mestizos no dejan de extenderse a
siguieron viviendo cerca de las playas aluviales. Las expensas de las comunidades indígenas, y los
ventas de algodón constituían sus Únicos elementos del sistema de producción criollo se
intercambios con la población criolla. El cultivo del difunden en los pueblos indios tan rápido como la
cacao, en cambio, declinó y luego desapareció bajo acumulación individuallo permite.Las reglascomunita-
la competencia de las grandes plantaciones coloniales rias de control sobre la tierra se debilitan
del Caribe. paulatinamante y la apropiación individual se genera-
Habrá que esperar el siglo XVIII para ver a la pobla- liza. D e suerte que cuando se aplican las leyes de
ción criolla establecerse en forma duradera en la desamortizaciónen los años 1870, éstas sólo ratifican
depresión del Balsas.Su llegada coincide con el período una realidad social y económica común en toda la
de crecimiento y de expansión que viven entonces los región.
grandes latifundios en el Altiplano. Cantidad de El campesinado indio no sobrevivid al desarrollo de
aparceros y pequeños arrendatarios,expulsados de las las comunicacionesa fines del siglo XIX.Llegado a las
haciendas del Bajío, se instalan entonces en los puertas de la Tierra Calientes,el ferrocarril acelera la
inmensos espacios que la población india diezmada integración de los productores al mercado nacional,al
ha dejado baldíos. Introducen nuevos materiales mismo tiempo que favorecela llegada de una nueva ola
biológicos y nuevos medios de producción con los que de migrantes originarios del Altiplano. Mientras los
van a transformar el modo de aprovechamiento del ranchos ganaderos se especializan en la producción de
medio. ganado de engorda,con destino al mercado de México,y
El uso de las yuntas de bueyes y del arado criollo en la de azúcar vendida en la región, los campesinos
les da una ventaja de productividad considerable: indígenas padecen la competencia de los latifundios
cuando en el sistema de cultivo bajo roza-tumba la algodoneros de La Laguna y del norte del país. Sus
superficie que un campesino podía labrar durante el ingresos se derrumban y su endeudamiento crece en
temporal no rebasaba 1 a 2 hectáreas, el cultivo con proporción. Mediante la usura y los prestamos
yunta de los bajiales les permite triplicar esta hipotecarios,los grandes ganaderos y los comerciantes
superficie;taf extensión viene a compensar la reducción de ganado se apropian sus tierras y constituyen
tendencia1 de los rendimientos que provoca el cultivo latifundios cuyo tamaño puede rebasar las 20,000
continuo. hectáreas.
Permite también a los recién llegados establecer un
derecho de uso exclusivo y permanente sobre la tierra
que labran. Tal derecho quedaba hasta entonces

112 Los sistemas de producción en el espacio,la historia y la sociedad


8oo00 --
70000 --
60000 --
50000 --
4 m -- 2 a ola de
Conquista migrantes

Elsistemadeproduccióndesarrolladopor estoshacen- productivo quedan limitadas, ya que el hacendado se


dadosdescansaen laconcentracióndegrandessuperficies aduefiade latotalidad de losesquilmosy lesimpideposeer
a escala de una cuenca.D e esta forma,el propietario se m á s de dos o tres cabezas de ganado.
adueña del agua necesaria al cultivo de la caña,así como
de losdiferentespisosecológicosentreloscualestrashuma
el ganado.Losanimales se mantienenasí en lospastizales UNA REFORMA AGRARIA QUE NO MODIFICA
más altos durante el temporal antes de bajarse hacia LOS FACTORES DE LA DIFERENCIACION
agostaderosde llano más húmedos y,a finesde la tempo- CAMPESINA (1930-1P60)
radaseca,hacía losrastrojosabandonadosen lastierrasde
cultivo.Este manejo permite a un sólovaquero cuidar un La Revolución mexicana afectó en forma tardía a los
gran número de animales,mientras que el consumo de grandes propietarios de Tierra Caliente.Pero a partir de
capital constantequeda muy limitado. 1935,y en menos de 15 años,el sistemaagrariovino a ser
E n cambio,el tamañodelhatoy lasuperficiesembrada totalmentetrastornadopor la confiscacióny la repartición
de caña dependen en un mayor grado del número de de más de 150,O00 ha. Para escapar a la expropiación,
campesinos sin tierra (indios desalojados o migrantes cantidad de propiedadessedividenen ranchoscuyasuper-
pobres oriundos del Altiplano) que cada propietariologra ficie no rebasa las mil hectáreas. Los campesinos que
fijar en su finca como arrendatarios o medieros. Estos pudieron integrarsea ungrupo reivindicativorecibenuna
“arrimados”debende producir los esquilmosque se come parcela de 5 a 6 hectáreas,considerada como sufkiente
el ganado en el período más críticoy también de proveer para cubrir las necesidades mínimas de una familia.En
la mano de obra necesariapara la plantación y la cosecha cambio, se preve que las vertientes de monte espinoso
de la caña.Además,acaparandola mitad de la cosechade quedarán indivisas y se aprovecharán como agostaderos
sus medieros y la terceraparte,en promedio,de la de sus para el ganado del ejido.
arrendatarios,el propietario se constituye las reservas de Peroestareformaagrariasóloconciernea lapropiedad
grano necesariaspara lasebadelosbueyesy delospuercos delsueloy nocontemplalosdemásmedios deproducción:
que quiere vender en el mercado de México. herramientas,yuntas,capital... Sólo algunos de los anti-
La parte de su trabajoque le queda al mediero apenas guos arrendatarios poseen una yunta.E n cambio,la in-
le permite alimentar a su familia y,a veces, a un puerco. mensa mayoría de los ejidatarios, antaño medieros o
E n todo caso,no le alcanza para adquirir los medios de peones,ni siquieradisponen de una autonomía suficiente
producción que utiliza.D e suerte que sigue dependiendo para poder librarsede los anticipos de maíz que les hacía
de los anticipos que le concede el propietario.Los arren- el hacendado.
datarios disponen de un margen de acumulación algo Estas condicionespermiten a los ganaderos preservar
mayor, pero sus posibilidades de constituir un capital lasrentasque gozabanantesde la reformaagrariapues no

Los sistemas de producción en el espacio,la historiay la sociedad 113


cuestionan su monopolio sobre el crédito y la fuerza de demasiado chicas para poder cubrir las necesidades
tracción.D e esta forma,los ganaderos siguen controlan- mínimas de una familia.
do el acceso de los pequeños productores a la tierra y E n la misma época,la política oficial de abastecimien-
pueden arrogarse un derecho de pastoreo sobre los to a bajo costo de los centros urbanos lleva a reducir los
agostaderos y los esquilmos del ejido. Para conseguir preciosal productorde maíz o de ajonjolí.Los campesinos
crédito y yuntas los ejidatarios tienen que someterse de TierraCaliente se enfrentana lasimportacionesde soya
a las relaciones de aparcería que prevalecían en los o de maíz provenientesde EstadosUnidosy a la competen-
latifundios o, en el mejor de los casos, a condiciones de cia de las regiones donde la segunda revolución agrícola
usura que los llevan a ceder d s de la tercera parte del ha seguido un desarrollo rápidoy ha permitido duplicar la
valor creado en su parcela. productividad del trabajo. En la cuenca del Balsas, al
Para conservar su posición hegemónica, los ganade- contrario, la difusión lenta de los nuevos medios de
ros se beneficiaron ampliamentedel apoyo de las grandes producción (motomecanización, fertilizantes químicos,
fábricas de aceite del Altiplano. Los industriales finan- semillas híbridas) no alcanza a compensar la caida de los
cian el crédito a la producción mediante las oligarquías precios agrícolas: entre 1960 y 1980,mientras los rendi-
locales e imponen su pago con semillas de ajonjolí. El mientos del maíz progresanun 20%, el valor comercial del
cultivo de la oleaginosa se extendió así muy cereal cae 40%. ..
rapidamentea todas las tierras de labor, en rotación con Los ganaderos también son desplazados del mercado
el maíz, sin que los campesinos puedan por ello ampliar de México por los ranchosdel TrópicoHúmedo, los cuales
su margen de acumulación, ya que las tasas de intereses se benefician de condiciones de productividad mucho
practicadas sólo les permitían cubrir las necesidadesbási- más favorables.E n este caso sin embargo la evolución
cas de una familia. del mercado les permite efectuar una nueva especializa-
El pequeño campesinado tuvo, pues, que buscar ción hacia la ganadería de cría y la producción extensiva
fuera de la depresión del Balsas los ingresos que le de novillos de uno a dos años de edad, luego
permitirían constituirse un excedente. M u y pronto, co- engordados en Ios ranchos del Trópico Húmedo. Su
rrientesmigratorias se desarrollaron hacia las principales productividad aumenta paulatinamente: con la compra
regionesde agriculturacomercial:los cañaveralese inge- de tractores, los ganaderos amplían las superficies que
nios de la costa del Golfo,o los distritosde riego donde se cultivan; la difusión del sorgo, de los fertilizantes y de
cultivan las frutas y hortalizas de exportación. Ahí, los herbicidas selectivos (que destruyen las menses de
campesinospobres encuentran empleosde peones el tiem- hoja ancha sin afectar a las gramíneas), les permite
po que dura la temporada seca: “las golondrinas” se incrementar la producción de esquilmos y sus reservas
vuelven la figura central de la sociedad agraria forrajeras.
terracalenteña. Los sueldos que consiguen alcanzan a El desarrollo de la red de carreterasy su extensión a la
duras penas para alimentaruna familia,pero la migración depresión del Balsas a partir de 1970 facilita el comercio
les permite ahorrar el maíz que consumirían quedándose y el transporte de los bovinos, al mismo tiempo que
estos seis meses en su tierra. favorece las importaciones de maíz barato. El lugar que
Obviamente, este beneficio resulta insuficiente para viene a ocupar laTierraCalienteen ladivisióninterregional
compensar las diferencias de acumulación y de producti- e internacional del trabajo lleva pues al ocaso de los
vidad que separan a “las golondrinas” de los ganaderos. cultivos de granosbásicos,mientras la ganadería extensi-
Treinta años después de la Reforma Agraria los campesi- va es la Única actividad donde la productividad del trabajo
nos pobres se mantienen apenas en el nivel del umbral de se mantiene.
reproducción y quedan vulnerables frente a cualquier Estas condicioneshan propiciado el crecimientorápi-
variación del nivel de los precios agrícolas, del salario do de los hatos cuando la crisis del campesinadopobre se
mínimo o de la superficie que cultivan. amplificaba:los efectivos bovinos se cuadruplicaron en
menos de treinta años6.D e suerteque la presión del ganado
sobre losagostaderosseincrementóen forma considerable
TRANSFORMACIONESY CRISIS DEL y el sobrepastoreo se generalizó al grado de cuestionar el
SXSTEMA AGRARIO (1960-1990) tipo de manejo del ganado que se practicaba desde la
Reforma Agraria.
Estas condiciones explican la crisis de reproducción Para asegurarse de una base forrajera,cada ganadero
que padece el pequeño campesinadoa partir de los aAos de ha buscado cercar y apropiarse fracciones enteras de
1960. Treinta años después de la reforma agraria, una los agostaderos.Son el capital acumulado por cada cual y
nueva generación de productores reclama el acceso a la su capacidad para financiar la instalación de cercas los
tierra. Por herencia, numerosas dotaciones son que determinan los límites de esta apropiación.Las cercas
divididas y dan lugar a unidades de producción se extienden también a las parcelas de los ejidatarios

114 Los sistemas de produccidn en el espacio,la historiay Ia sociedad


que los ganaderoscercan a cambio del librepastoreo de los que este podría sacarde un cultivode maíz de temporal.D e
esquilmos:el alambre se vuelve así un medio de pxoduc- tal suerte que el campesino sólo recibe una fracción del
ción dominante del sistema agrario. valor creado en su parcela: la mitad,si está en situación de
En definitiva,este fenómeno acaba de marginar a los mediero, y una décima parte, si alquiló su tierra.
pequeños productores en el sentido de que les quita Las utilidades generadaspor la producción de hortali-
cualquier posibilidad de adquirir algun día unas cabezas zas podrían sin embargo incrementar sensiblemente los
de ganado y de realizar semejanteespecializaciónhacia la ingresosde estoscampesinos,si estaactividadno fueratan
cría extensiva:los retrasosen la acumulación sevolvieron limitadaa lavez en el tiempoy en el espacio.E n el espacio,
definitivos.L a crisis se generaliza, pues, sin dejar a los pues las tierras que pueden beneficiarse del riego no
campesinos pobres otra alternativa que producir los representan más del 1% de la superficie regional. E n el
esquilmosque necesitan los grandes ganaderosdurante la tiempo,porque las altas temperaturasy la repetición de los
temporadaseca e incrementarlostiemposde trabajofuera ciclosde cultivo favorecen la multiplicación rápida de los
de su parcela ejidal. Pero la política de bajos salarios, parásitos y el aumento paralelo de los costos de produc-
seguida a nivel nacional,tampoco permitela reproducción ción.Tan pronto como los márgenes de beneficio merman,
ampliada del campesinado mediante las migraciones los “inversionistas” se desplazan hacia tierras “vírgenes”,
estacionales. E n el umbral de los años de 1980, parece donde podrán aprovechar tasas de ganancia más altas.
obvio que sólo una intensificación agrícola podría propi- Con su salida se agotan los canales de financiamientoy
ciar el incremento de sus ingresos y permitir su también desaparecen los sistemasde riego (bombas móvi-
sobrevivencia en la región. les) que habían instalado. Es factible observar una rota-
Ahora bien, desde hace unos quince años,la extensión ción de capitales entre las distintas áreas de riego del
de la red de carreteras al surestede Michoacán y las obras trópico seco mexicano (de la costa de Sonora al estado de
realizadas por la Comisión del Balsas, que permitieron Oaxaca), y el período de este movimiento no rebasa los 7
abrir al riego cerca de 4000 hectáreas en el municipio de a 10 años.
San Lucas,han reforzado las posibilidades de llevar a cabo Las condiciones de la intensificación siguen siendo,
semejante intensificación.E n particular,comerciantesde pues, muy precarias. Implican a un número muy limitado
frutasy verdurasvenidos de Estados Unidos o de la ciudad de productores y no permiten modificar los desequilibrios
de México buscan aprovechar las temperaturas siempre del sistema agrario de la Tierra Caliente.
altas en la depresión del Balsas para producir durante el
invierno los tomates,pepinos, sandías y sobre todo melo-
nes, cuyos precios llegan a ser entonces muy altos en los LOS PEQUEÑOS PRODUCTORES EN BUSCA DE
mercadosurbanos.Estosinversionistasfinanciantambidn ALTERNATIVAS (1980-1990)
la extensión de la superficie irrigada mediante el bombeo
de los principales ríos. Unavez más, los campesinos pobres tienen que buscar
La producción de hortalizas garantiza ingresos muy fuera de la regiónlosingresosnecesariosasu sobrevivencia.
elevados siempre que se cumplan algunos requisitos.En D e forma que los circuitos migratorios que se habían
primer lugar,implicaun consumo muy elevadode insumos desarrollado hacia las áreas de riego del país se han
y requiere de un capitalproductivo considerable,especial- extendido recientemente a los Estados Unidos, donde los
mente para las unidadesde producción aisladas,que no se salariosson 8 a 10veces superiores.Se trata,desde luego,
beneficiaron del programa público de riego,teniendo que de una migración ilegal que descansa en gran medida
adquirir una bomba.Por otro lado,el accesoa los mercados sobre redes clandestinas.Estas se hacen cargo del candi-
está controlado por poderosos monopolios comerciales. dato desde su rancho de origen hasta su futuro empleador.
D e tal forma que los campesinos tienen que firmarverda- Resulta obvio que la eficiencia de estas redes y los benefi-
deros contratos de aparcería con estos comerciantes si se cios probables de la migración dependen directamente de
quieren lanzar a esta especulación con alguna probabili- la inversión que pueda realizar el campesino,es decir, de
dad de éxito.Reciben entonces el crédito,los insumosy el su nivel de acumulación:el costo del pasaje asciende por
sistema de riego, si es necesario,a cambio de la mitad de lo menos a 300 Ó 500 dólares,o sea seis meses del salario
su producción. mínimo. Tales condiciones excluyen a los más pobres,
Con frecuencia las relaciones de producción resultan pues siendopoco solventes,se ubican de plano fuera de las
aún más desfavorables.El desarrollo reciente del cultivo redes de la usura.
del melón ha sido obra de empresarios norteamericanos Esta alternativa concierne,sin embargo,al 60% de los
que alquilan las tierrasde los ejidos cercanos a los princi- productores entrevistados y permite la sobrevivencia de
pales ríos. Instalan ahí la infraestructura de riego y de muchas explotaciones cuyas estructuras productivas se
transporte y se hacen cargo del cultivo7. La renta que ubican por debajo del umbral de reproducción.Sin embar-
pagan al ejidatario no rebasa entonces el valor agregado go, los envíos de dólares raras veces permiten elevar el

Los sistemas de produccion en el espacio,la historiay la sociedad 115


capital de explotación y modificar las estructuras crecer en los Últimos 10 ailos: hoy es de 1 a 5, y el
productivas. Los grandes ganaderos están en la mejor relativo a los ingresos por trabajador alcanza uno por
posición para sacar el mayor provecho de la migración seis, y a veces uno por siete (veáse el cuadro siguiente
y ésta contribuye al cabo a reforzar las diferencias de y laFig.2).
acumulación y la capacidad de expansión de las oligar- Los esfuerzos de los pequefiosproductores apuntan,
quías. pues, a incorporarse a la dinámica de especialización
Otra alternativa económica ha venido tomando una en la ganaderia bovina, es decir, a invertir los escasos
dimensión considerable desde hace unos diez ailos: el ahorros obtenidos de la emigración o del cultivo de
cultivo y el tráfico de la marihuana ofrecen perspectivas marihuana en la compra de ganado. Pero el retraso que
de enriquecimiento aún más grandes que la migración. llevan en la apropiación de los agostaderos no les
L a topografia abrupta y la escasez de vías de comunica- permite seguir tal especialización más allá de la compra
ción constituyen en este caso grandesventajas comparati- de unas pocas cabezas. La mayoría de los productores
vas para evitar una represión muy violenta. Sin está adoptando un sistema de producción en el que
embargo, la sofisticación de los medios desplegados por policultivos y ganadería bovina se combinan en un
la policia y el ejército, obligan a atomizar la superficie espacio reducido. Se requiere entonces de una
cultivada en un espacio muy grande para poder disimular superficie por trabajador superior a las 5 hectáreas de
los plantios de marihuana. Los campesinos minifundistas tierras de labor para poder satisfacer las
no tienen, pues, ninguna posibilidad de acceder a las necesidades de una familia (Fig.2). Y todo indica que el
rentas generadas por el tráfko, si no fuera por un umbral de reproducción se está desplazando hacia
contrato de aparcería en los agostaderos de los grandes superficies aún mayores, dejando un saldo creciente
ganaderos o trabajando de peones en sus sembradíos. de excluidos.
Tienen entonces que soportar toda la violencia de la Sobre las mismas bases que propiciaron el desarrollo
represión.En este caso,también,todo lleva a pensar que de las haciendashace un siglo,la dinámica de empobreci-
el tráfko de marihuana contribuye a ampliar el diferen- miento y de expulsión de los pequefios campesinos sigue
cial de acumulación que existe entre ganaderos y funcionandoy,con ella,la concentraciónde tierrasy de los
“golondrinas”. demás medios de producción en manos de los grandes
Es más, el empleo de muchos jornaleros en los ganaderos.
sembradíos de marihuana y, sobre todo, la emigración
clandestina han contribuido a reducir mucho la mano de
obra agrícola disponible en la región. La penuria se CONCLUSIONES:
generaliza en lo más álgido del trabajo del temporal LCuales son las perspectivas para el campesinado?
(siembra,escardas,cosechas), al grado que el salario real
pagado a los peones ha aumentado un 150% entre 1980y ¿Cómo evitar que la sociedad terracalentefia
1989.El alza afecta sobretodo a lospequefiosproductores evolucione hacia la estructura que tenía a principios del
de maíz y ajonjolí (cultivos que requieren de mucho siglo? Parece que la Revolución mexicana y la Reforma
trabajo) y los lleva a simplificarlos itinerariostécnicos,es Agraria no fueron sino una paréntesis en un largo
decir, a limitar los rendimientos y el valor agregado proceso de exclusión social. Hoy en día, sólo una nueva
obtenido por hectárea. política agraria (expropiación de los latifundios m6s
Esta alza de los salarios tampoco permite la grandes, repartición equitativa de los agostaderos,
sobrevivencia de una importante población de peones, incluso los que han sido apropiados), acompafiada de
ya que la breve temporada de lluvias limita el período de un eficiente programa de crédito a las pequeñas
empleode los jornaleros a menos de tres meses. La unidades ganaderas y de apoyo a los precios agrícolas
ruina y el éxodo de los campesinos pobres se amplifican podrían permitir la reproducción amplia del
pues, reforzando la penuria estacionalde la mano de campesinado.Todas estas medidas van en contra de las
obra. orientaciones actuales del gobierno mexicano. Por lo
Las alternativas desarrolladas por los productores tanto ¿no podrán los campesinos de Tierra Caliente
minifundistas para detener la caída de sus ingresos beneficiarse del ensanchamiento de los mercados y de la
contribuyen en definitiva a acelerar el desafecto por las integración de México al espacio económico norteameri-
producciones tradicionalesde maíz o de ajonjolí, cuyos cano?
márgenes de ganancia, de por sí muy estrechos, son Cabe subrayar que para ellos tal integración es una
afectados por el costo del peonaje.Asimismo, refuerzan realidad desde haceya muchos años.Las importacionesde
el movimiento de especialización hacia la cría extensiva. maíz y de soya norteamericanos están directamente al
El diferencial de productividad registrado entre grandes origen de la caída del precio de los granos básicos. El
ganaderos y pequefios agricultores no ha dejado de desarrollo de la ganadería de cría así como el de la

116 Los sistemas de produccion en el espacio,la historia y la sociedad


Las diferencias de productividad entre las clases de productores (en dólares)

M u y grandes Grandes Median. unidad. Pequeñas unidad. Productores Pequeiíos Semi-proletarios


ganaderos ganaderos familiares policultivos- de hortalizas agricultores
(A) (BI ganaderas (C) ganadería (D) (E) (F) (G)
~

Sup. cercada 700-3500 175-500 20-150 7-20 2-10 0-8 0-4


Sup. cultivada 30-100 10-45 8-50 5-10 1,5-8 3-8 0-4
Node bovinos 200-900 70-200 25-60 10-20 0-20 0-5 O
Sup./trabajador más de 150 ha 60a 150 ha 12 a 2 0 ha 5a10ha 0,s a 2 ha 3a6ha menos de 3 ha
Pdto bruto (US%) 35 400 15 140 6100 2850 10 500 1700 530
VAItrabajador 4300 3050 1550 1020 2100 720 310
VAlhectárea* 20 36 920 110
Ingreso monhabajador 4000 2870 1270 970 1140 590 285
YO productores** 1% 5% 13% 25% 1Yo 30% 25%
% sup. region.** 15% 35% 30% 12% 6% 3yo
Node entrevistas 12 18 20 27 11 26 21

* El valor agregado por hectárea no pudo ser calculado en el caso de unidades de producción para las cuales el uso de los agostaderos
indivisos sigue siendo una base del sistema de producción
** Estimada.

producción de hortalizaso del trXico de marihuana no se Notas:


pueden entender sin referencia al mercado norteamerica-
no.No se diga de la emigración de una parte creciente de Este trabajo contempla a los municipios de Huetamo, San
la población activa de Tierra Caliente. La economía Lucas, Tiquicheo, Carácuaro y Nocupétaro.
regional nunca fue tan extravertiday tan dependiente de Las precipitaciones alcanzan por lo regular los 800 mni,pero
la de su potente vecino. se concentran en un periodo muy corto: 70% de las lluvias
caen en los tres meses que van de julio a septiembre y más de
Una vez más, los grupos de poder y les oligarquías 90% entre mediados de junio y mediados de octubre.
están mejor ubicadospara sacarmayor provecho del TLC: A lo largo de 70 años de dominación tarasca, la historia de la
ellos disponen del capital y de las relaciones indispensa- Tierra Caliente fue un largo pleito con los vecinos aztecas por
bles para accedera losmercadosde la carneode lasfrutas, el control de las minas de metales, de los yacimientos de sal
si es que dicho acceso se amplia.En cuanto al pequeño y de las vías comerciales.
campesinado,es de prever que el TLC se traducirá a La estación de ferrocarril de Zitácuaro fue inaugurada en
mediano plazo por una mayor reducción del precio del 1897,la “Estación Balsas” de la linea México-Iguala,dos
maíz y del sorgo,así como del de los forrajes que han ido años más tarde.
constituyendo una proporción cada vez mayor de los D e 51,300cabezas de ganado según el censo agropecuario de
1960, el hato bovino pasa a 101,800 animales en 1970,
ingresos de los campesinos minifùndistas, mediante la
138,600en 1980y 202,000en 1988.
venta de su esquilmos.Por otro lado,no cabe duda que la Durante el invierno 1988-1989,la superficie cultivada por
formación de un gran mercado norteamericano va a compañias norteamericanas en ambas orillas del rio Balsas
coincidir con una intensificación de la lucha contra la (Estados de Guerrero y de Michoacán) representaba un total
migración ilegal de braceros y el narcotrátko. de 5190 hectáreas o sea cerca del 60% de la superficie total
No queda, pues, sino la esperanza que los empleos sembrada de hortalizas en esa región (según las cifras comu-
generadospor el TLC seránlo suficientemente numerosos nicadas por la SARH y la Unión Kegional de Productores de
cómo para absorberlapoblaciónde excluidos.Desdehace Hortalizas “Lázaro Cárdenas del Río”).
más de cincuenta años las migraciones temporales y la
doble actividad son las Únicas en haber permitido la
sobrevivencia de un campesinado numeroso en Tierra BIBLIOGRAFIA
Caliente.Sinoseda a lospequeñosproductoreslosmedios
para intensificarsussistemasdeproduccióny duplicar sus D. BASALENQUE: Historia de la provincia de San
ingresos,es de prever que muy pronto las vacas habrán Nicolás Tolentino de Michoacán de orden de N.P.S.
desplazado a lasúltimas“golondrinas”de la región.Y su Agustín. Edit. Jus,México, 1963,p.42.
llegada en losbarrios pérdidosdel D.F.o de Acapulco no
anunciará la primavera.

Los sistemas de producciónen el espacio,la historia y la sociedad 117


superficie por
trabajador (ha)
\
\
I
O
\ umbral de
(A) reproducción I55

\\
O
..........0 .....\...................................................... ...............150
........................ ........................

\
\\
\
\
\
\\ ........................
.................................. ..............
............................ !.................
................................ .L20
-
--
-- 15
-
--
-
-lo
--
-
V A por trabajador
(dólares) O
r I l l 1 I 1 1 I I I l I l
3000 2500 2000 I50O 1000800 500 O

Nota: EI valor del umbral de la reproducción corresponde al nivel de remuneración que un jornalero puede esperar en la región
y que determina la supervivencia o el abandono de la unidad de producción.
En Tierra Caliente, es de 800 dólares, equivale más o menos al salario mínimo oficial en México.

Fig. 2: Productividad del trabajo obtenida por las diferentes clases de productores.
(cada punto representa una entrevista)

118 Los sistemas de producclon en el espaclo.la historiay la sociedad


SISTEMA DE PRODUCCION E HISTORIA :UNA PROPUESTA PARA EL ANALISIS
REGIONAL (CENTRO VERACRUZ,MEXICO)

Odile HOFFMANN’,Emilia vELAZQUEZ*


ORSTOM-México; IIS-UNAM

RESUMEN zona desconocida y poco poblada, que hasta el siglo


XIX rechazó los diversos intentos de colonización.
L a región central del Estado de Veracruz nos sirve de E n gran parte de la llanura costera las poblaciones
“laboratorio”para analizar las relaciones entre los sistemas de indígenas habían sido diezmadas en los primeros
producción y sus entomos regionales.EI desarrollo agricola se
dio ahí enforma de sucesiones de cultivos.EI desplazamiento de
tiempos de la conquista,sin que otra población tomara su
un cultivo por otro o la aparición de nuevos cultivos son la lugar.
expresión de una serie de factores relacionados entre sí: cam- D e manera muy generaly hasta el inicio del presente
bios en la estructura agraria, transformaciones de la economía siglo,lacostasepuedever como un conjuntoespacialpoco
y política nacional,fluctuaciones en el mercado internacional. estructurado (ausencia de vías de comunicación y de
A través del análisis histórico y regional se busca construir un centroscomerciales), relacionadoa la sierra por las redes
esquema de interpretación relativo a la dinámica de la sociedad de arriería pero poco integradoa la economía nacionaly
local, de sus motores internos de transformación así como de fundamentalmenteorientado hacia las orillas del Golfo y
sus relaciones con el “centro” y la sociedad englobante.
el exterior en cuantoa flujoseconómicos (exportación de
maderas,vainilla,tabaco,etc,a travésde lospuertos). Sin
embargo,adentro de este conjuntoexistíaya una diferen-
PRODUCCION Y ORGANIZACION REGIONAL: ciaciónespacialmarcadaentrelasporcionesdondesubsis-
LAS FLUCTUACIONESEN LA LLANURA tía una población indígena (totonaca) importante,alrede-
COSTERA DE VERACRUZ dor de Papantla,y lasporciones despobladasalrededorde
Martínez de la Torre.
Para descubrir y conocer la costa veracruzana,en su E nPapantla y el territorio alrededor-elTotonacapan,
porción centralqueva de Veracruzal sur hasta Tuxpan al la sociedad indígena intentaba,con rebeliones persisten-
norte,hay que remontarse,paradójicamente,a los 2000 tes en el sigloXVIIIy XIX,resistir al empujeterritorialde
metros de alt-lra: ahí el altiplano deja lugar a serranías los hacendados,mientras estos Últimos, estrechamente
frondosasy accidentadasque,poco a poco o brutalmente ligadosal grupode comerciantesde Teziutlánen la sierra,
dependiendo de la ruta que uno sigue,se convierten en asentaban su dominio sobre la explotaciónde vainillay la
sierrasbajasy piemonteantesdellegara lallanuracostera, constitución de grandes propiedades sobre tierras comu-
constituidadeplaniciesquebordan losríos,separadaspor nales,para explotación forestal,cultivode tabaco,maíz y
zonas más onduladas sin que las alturas rebasen los 200 ganadería (Naveda y González,1991).
metros de altitud. Afuera de este territorio poblado y habitado, y a
Esta “introducción”a la costa se revela imprescin- excepción de algunos pioneros radicados en los puertos
dible por varias razones, entre las cuales destaca la (Tuxpan,Tecolutla,Nautla y por supuesto Veracruz), la
dimensión histórica y regional. Antes de volverse una llanura existía en los ojosy pensamientos de losque no la
regiónindividualizaday concaracterísticaspropias,en la habitaban,de los residentesen lospobladosy ciudadesde
primera mitad del siglo XX,la llanura era parte de una la sierra.Las ciudades de la costa, a excepción de los
región mayor que incluía la sierra, cuyos centros de puertos y de Papantla,son creaciones“recientes”.
población (Huauchinango,Teziutlány Xalapa,todasubi- Otra razón para empezar el viaje a la costa desde la
cadasarribade los 1300metros de altura)jugabanel papel sierraesdesentiry comprenderhastaquépuntolosmedios
de centro rector,social,económica y políticamente ha- ambientes eran,y son,radicalmentedistintosy diversos a
blando. lo largo de la bajada.Al contrario de la sierra donde los
La llanura era sobre todo una zona que uno tenía que conquistadoresy susdescendientesencontraban un espa-
atravesaral llegaralpaís o al negociarlasmercancías que cioya conformadoy manejado para laproducción,lacosta
arribabana lospuertos delGolfo,más tardeseconvirtióen se presentaba como un espacio virgen y desconocido (a
una zona de explotación extensiva de maderas preciosas excepcióndelaregióndePapantla), unespaciodondetodo
yganadoparalospocos que se atrevían a invertir en quedabapor inventar,donde las innovacionesen cuantoa
estos parajes insalubres (aunque.pocos residían en el cultivoy modo de explotación seteníanqueexperimentar,
lugar), pero durante mucho tiempo se quedó como una con los evidentes riesgos que esto implicaba. Sólo un

119
reducido grupo de personas,en general ligadas entre ellas década de los 1950,antes de volverse citricola desde hace
y formando un grupo social con bastante cohesión y unos 20 años.
fuerza, era capaz de financiar tal aventura. A fines del El mismo fenómeno de sucesiónen la organizaciónde
siglo XIX con el descubrimiento de los recursos petrole- la producción agrícola se dio en los demás espacios,
ros, son otros actores -lasempresas privadas,en su mayo- aunque con diferentes ritmos y cultivos. E n la figura 1
ría extranjeras-que entran y se inmiscuyen en la explota- representamoslasfluctuacionesde los principalesproduc-
ción de la región,antes de que el Estado intervenga,en un tos de la costa,desde finales del siglo X E hasta nuestros
contexto político radicalmente distinto después de la días.Las décadas de 1920-1940son las que ven el mayor
Revolución (dotaciones agrarias desde los años 1920, trastorno,con el abandono o la crisis de las producciones
nacionalizaciónpetrolera en 1938). “tradicionales” destinadas a la exportación (maderas,
Todavía en los años 1960 los espacios productivos se chicle, vainilla, tabaco, plátano). A partir de 1940 la
repartíanen la llanuraen forma de manchas discontinuas, integración regional,y de la región a la economia nacio-
cada una localizadaalrededor de un polo o un eje donde se nal,propician nuevos cultivos,hasta los años 1980cuando
concentran los productoresy se deciden las innovaciones: cítricosy ganaderíasevuelvenpreponderantes.Hoy en día
cafia de azúcar alrededor de Martínez de la Torre,cítricos casi todas las porciones de la costa sufren un proceso de
alrededor de GutierrezZamora, maíz y chile alrededor de homogeneizacióny especializaciónproductivahacia estas
Papantla, pastizales alrededor de Alamo-Tuxpan. A su dos actividades.
vez, estas manchas conocendinámicas diferenciadasen el Es así que, partiendo de un análisis regional e histó-
tiempo,en generalmarcadaspor pautasy cambiosbrutales rico, llegamos a cuestionarnos acerca de los cambios de
que llegan a transformar profundamente la conformación cultivo,y más allá de las transformacionesen los sistemas
regional en su conjunto, y la dinámica productiva en de producción agropecuarios. ¿Cómo se da la relación
particular :en Martínez de la Torre la llanuraantiguamen- entre organización espacial regionaly sistema de produc-
te productora de maíz se convirtió en cañera al iniciar la ción? En efecto,las redes de negociación y comunicación

madera

chicle
~ 1):; extracción
en 10saños

vainilla

Figura 1. Croquis de periodización de


tabaco exportación
lasproduccionesen la Costa
altibajas del Central de Veracruz.
mercado
plátano internacional

Fuentes: E.Velázquez 1992.


caña
NB: Las curvas no tienen unidad especifica, ya
quesetratadevariacionesdeintensidaden la
mercado producciónqueno sonestrictamentecuanti-
regional
IMÚ ficadas,debido a la diversidadde lasfùentes
Y (archivos,inf‘ormes de gobemadores,etc.)
nacional

ganado despegue a partir


de los años
1940
I t Lado !/
cítricos

café exportación
en la sierra

120 Los sistemas de producción en el espacio,la historia y la sociedad


socialy política,que conformanla organizaciónregional, los pueblos totonacas (ver Kelly-Palerm,1952; García,
están directamenteinsertasen,y dependientesde relacio- 1987). Como consecuencia de estas transformaciones,
nes económicasde produccih.Cambiarde cultivo impli- para la segunda mitad del siglo XIX en el Totonacapan
ca cambiarde entornoproductivocon susconsecuenciasa veracruzano coexistían dos tipos de tenencia de la tierra:
nivel técnico,pero también socialy político. la gran propiedad privaday lapropiedad comunalindíge-
E n otrostérminos,buscamos desenredarlasrelaciones na. Sin embargo,lasLeyes de Reforma de 1856 sentaron
que existenentrelossistemasde producción que sepueden las bases para que una de estas formas de tenencia de la
ver y analizaren un momento dado,y su entorno regional tierra -lacomunal-desapareciera.
sometido a dinámicasterritorialesy socialesvariables en Varias de las comunidades indígenas de la Llanura
el tiempo.Esto implicamanipular varias escalas,desde la Costera y de la contigua Sierra de Papantla lograron
unidad de producción -yel sistemade producción asocia- mantener suspropiedadescomunales hasta losaños 1980
do-hasta el nivel regional,tomando dos ejemplos en la del siglopasado.Después,una a una fueronperdiendo sus
llanura costera :el Totonacapan al norte,que incluye la tierras,no sin antes lucharde varias maneras por evitar el
región de Papantla,y más al sur la región “nueva” a lo despojo(ver Velasco,1979). E n Cazones,por ejemplo,la
largo del río Bobos (ver figura 2). resistenciaal fraccionamientode lastierrascomunalesfue
Cuando hablamosde sistema de producción,nos refe- violenta. Estas se repartieron en 1877,dividiéndose en
rimos fundamentalmente a tres elementos constitutivos grandeslotesbajo el régimendecondueñazgo.Ello provo-
que son la organizaciónde la producción (tipo de cultivo, có que en 1891 y 1896 los indígenas condueños de las
relacionestécnicasy socialesde producción), la tenencia tierrasselevantaranen armasen contradelasautoridades
de la tierra (estructura agraria), y la organización de la del cantón de Papantla,a quienes considerabanresponsa-
coniercialización (Velázquez, 1992). Comprendidos así bles del reparto. Ambos levantamientosfueron sofocados
en un sentido amplio,los sistemas de producción partici- por lasarmas,despuésde lo cual las tierras se repartieron
pan a la conformación regional en la medida en que entre los sobrevivientes.Estos muy pronto perdieron sus
privilegian tal tipo de relación social,económicay políti- nuevas posesiones por venta o empeño de escrituras,
ca,propician o obligana tal tipo de ordenamientoterrito- formándosecon ellas una propiedad privada de siete mil
rial y construcción de infraestructuras, etc. Las hectáreas (ACAM,exp.383-A).
conjugaciones de los tres elementos mencionados deter- La formación de haciendas y fincas en la Llanura
minan las características de la Conformación regional, Costera se vio también favorecida por las Leyes de Colo-
misma que evoluciona en el tiempo hasta llegar a puntos nización,al amparo de las cuales surgió una colonia de
de ruptura como ocurre en el Totonacapan en los años inmigrantesitalianos:Gutiérrez Zamora. El fbndo legal
1940. del poblado se creó en tierras de los extintos terrenos
comunales de Papantla (ACAM,exp.64). Algunos
inmigrantessumaron a las tierras recibidaspara su colo-
EL TOTONACAPAN: LA REORGANIZACION nización,la compra de tierras al gobierno federal,por lo
DE UNA REGION que para la segunda década del presente siglo varias
haciendasde laLlanura Costerapertenecían a personasde
E n el Totonacapan veracruzano se han identificado apellidos italianos (ver Velázquez,1992:67/69).
tres períodos diferentes en torno a los sistemas de Loscultivosprincipalesdeesta época eran maíz,frijol,
producción agrícola,cuyos cambios y rupturas explican tabaco y vainilla, así como la extracción de chicle y la
cómo se estructuró una determinada conformación explotación de maderas preciosas. De estos productos,el
regional,y de qué manera ésta tuvo que reestructurarsea de mayorimportanciaeconómicaera lavainilla,cultivada
partir de nuevas condiciones internas y externas que tanto en lashaciendas como en lastierrasde los campesi-
empezaron a desarrollarsea finalesde la década de 1930. nos totonacas. Estos, sin embargo, estaban totalmente
E n algunosperíodosel cambioprincipaltuvo quever con excluidos del beneficioy la comercializaciónde la vaini-
la tenencia de la tierra,lo que más adelante se reflejóen la lla,que fue la base sobre la que se crearono engrandecie-
producción, mientras que en otros tiempos las ron varias fortunas de familias asentadas en las ciudades
transformaciones esenciales se dieron en relación a la de Papantla,GutiérrezZamoray Tuxpan.
comercializaciónagrícola. D e los bosques se sacaba caoba,cedro y palo de rosa,
que se llevaban a Tuxpan y de aquí se enviaban a
Tampico,de donde salíanrumbo a Estados Unidos,Fran-
Final del SigloXM-1920:haciendasvrs. comunidades cia e Italia.D e igualmanera el chicle se extraía principal-
mente para la exportación (Quintal, 1981). D e estas
La llegada de los españolesen el siglo XVI marcó una actividadessebeneficiabanlashaciendasy lascompañías
serie de cambiosen la organización socialy territorial de contratistas.La comercializaciónagrícola estaba funda-

Los sistemas de produccion en el espacio,la historiay la sociedad 121


mentalmente orientada hacia el extranjero, aunque tam- comercial bajo el régimen de propiedad privada, lo que a
bién existían intercambioscomerciales con centros r e e su vez fortaleció el papel de Papantla y Tuxpan como
tores de la Sierra Norte de Puebla mediante arrieros que centroseconómicosrectores, y creó las condiciones para
viajaban de la Sierra a la Llanura Costera (verfig.2). el surgimiento de un nuevo centro rector: Gutiérrez
En este período, por lo tanto, el acontecimiento prin- Zamora.
cipalfie latransformaciónde la estructuraagrariaplanea- Así la Llanura Costera se consolidó como una zona
da por la política liberal de Juárez y ejecutada por el volcada hacia el mar, por donde navegaban los productos
régimen de Díaz. Con la incorporaciónal mercado de las de exportación rumbo a los mercados europeos y estado-
tierras comunales indígenas se favoreció la producción unidense.

despojo de tierras comunalesy


rebelionesindígenas
hacla Veracruz hacendados y negociantes
residentesen la sierra

comerciode arriería
un espacio vertido hacia la costa
y la exportaci6n

las regiones de estudio 1 :el Totonacapan


2 :Martinezde la Torre
Figura 2.Final XIX-1920.La era de la extracción.

Esta relación con el mercado extranjero que la singu- las haciendas (1 a 12 ha.); d) medianos propietarios (25a
larizaba, no impedía la vinculación económica con otras 200ha.); e) hacendados (hasta33,000ha.)3.E n las hacien-
zonas del Totonacapan, principalmente con la Sierra das y en las propiedades medianas se sembraba vainilla,
Norte de Puebla y la Sierra de Papantla. D e Teziutlán tabaco, caña de azúcar, plátano, maíz y frijol en poca
provenía una parte del capital que se invertíaen la compra escala, se criaba ganado vacuno y se extraía madera, hule
de haciendas y vainilla en la Llanura Costera;de la Sierra y chicle. Algunas haciendas arrendaban a compaAías
de Papantla llegaba una proporción considerable de la extranjeraspetroleras los derechos para la exploración y
vainilla que se vendía en Papantla y Gutiérrrez Zamora. explotación del subsuelo,o les vendían a éstas sus tierras,
como ocurrió con la hacienda Palma Sola de 24.270
hectáreas.El resto de los productores sembraban princi-
1920-1940:el reparto agrario palmente maíz, vainilla y caña de azúcar.
Tal estructura agraria se transformó con el reparto
Para la década de 1920,según los datos contenidosen agrario que comenzó en la década de 1920y continuó a lo
expedientes del archivo de la Comisión Agraria Mixta largo de la siguiente década. Así, en los aílos 1920
(ACAM)y en algunas fuentes bibliográficas (Quintal, apareció un nuevo tipo de productor, el ejidatario, que se
1981;Ramírez, 1981), había más de veinte haciendas en incorporó a la producción de básicos y de cultivos comer-
la Llanura Costera, siendo ésta la forma casi exclusiva de ciales. Por su parte, los haciendados se convirtieron en
propiedad de la tierra en algunaspartes.Tal era el caso de “pequeñospropietarios” vinculados nuevamentea la agri-
Tecolutla,en donde de las 47,lO0 hectáreasque conforma- cultura comercial y la ganadería bovina.
ban el municipio, 41,581 estaban ocupadas por cuatro En este período comenzó la decadencia del cultivo de
haciendas propiedad de tres personas (Ramírez,1981). la vainilla, originada por el decremento del precio en el
L a estructura agraria en este período estaba conforma- mercado internacional,debido a que en Madagascar se
da por: a) campesinossin tierra;b) campesinos pequeños inició la siembra de vainilla a gran escala y con altos
propietarios (1 a 12 ha.); c) campesinos arrendatarios de indices de producción: 131 kilogramos por hectárea,

122 Los sistemas de producción en el espacio,la historiay la sociedad


mientras que en México se producían 41 kilogramos por E n este período se vivieron importantes sucesos: la
hectárea (De la P e u , 1981a:134/35). Otro cultivo que, estructura agraria nuevamente se transformó,a la vez que
por el bajo precio registrado en el mercado entre 1933 y fuerondesplazadosantiguoscultivoscuyacomercialización
1939,perdió importancia económicafue el tabaco,el cual había sido la base del poder económico de la clase
desde el siglo XVIII había contribuido a enriquecer co- dominante.Esta situación,sin embargo,pudo enfrentarse
merciante~~.A principio de los años 1930 cobró auge el con rapidez debido a que ni los agricultores privados ni
plátano, cuya producción decayó a finales de la misma los ejidatarios estaban comprometidoscon un sólo culti-
década, debido a los cambios en el mercado internacional vo. Los notables cambios tanto en Ia tenencia de la
y a la aparición de una plaga (“chamusco”)que invadiólos tierracomo en laproducciónno afectaronla integraciónde
platanares (De la P e a , 1981a,T.I1:82/89). Otro cultivo la Llanura Costera al resto del Totonacapan. Se siguió
que se practicaba en este período en la Llanura Costera siendo parte de un circuito comercial intrarregional que
era el chile, que se destinaba al mercado nacional unía a todo el Totonacapan.Sin embargo,la expropiación
mediante los arrieros que llegaban de la Sierra Norte de petrolera de finales de este período sentaría las bases
Puebla. También se sembraba caña de azúcar, la cual se para una reorganización regional.(ver fig. 3)
transformabaen panela y se comercializababásicamente
al interior de la zona. Además de estos cultivos eminen-
temente comerciales,se sembraba maíz y frijol. 1940-1986:la reorganización regional
E n su gran mayoría, la producción comercial de la
Llanura Costera seguía orientada de manera principal al A partir de este períodoya no hubo cambiossustancia-
mercado internacional,por lo que debía ajustarse a los les en la estructura agraria, conformada por ejidatarios,
vaivenes de Cste. Ello explica en buena parte los cambios campesinos pequeños propietarios y agricultores capita-
constantes en el patrón de cultivos durante este período. listas. Los cambios mas importantes se registraron en el
Una proporción menor de la producción comercial (el patrón de cultivos y el uso del suelo. Los cultivos de
chile) se dirigía al mercado nacional mediante los vainilla, plátano y tabaco pasaron por varios altibajos,
centros rectores serranos.D e éstos, el mas importante era hasta que decayerontotalmente.Sin embargo,la respuesta
Teziutlán ya que aquí se encontraba la estación de de los productores fue rápida: los agricultores privados
ferrocarril más próxima a esta zona,además de que varios introdujeronel cultivo de cítricosque más tarde adoptaron
integrantes de la burguesía de dicho lugar tenían los ejidatarios. Estos, a su vez, incrementaronsu produc-
importantesinteresesen relación a la comercializaciónde ción de chile “xalapeño”, aprovechando los nuevos mer-
la vainilla y el tabaco que se producía en la Llanura cados a que les dió acceso la apertura de carreteras.E n los
Costera. años 1960 los productores privados empezaron a

*epartici6nagraria
ucionalizacibn petrolera 1938
caen los mercados de
vainilla, madera, chicle

e tabaco en las vegas,


y plátanos
a deforestación
y ganaderia

Figura 3. 1920-1940.L a intervención del Estado.

Los sistemas de producción en el espacio,la historia y la sociedad 123


incrementar la ganadería bovina, la cual desde entonces EN MARTINEZ DE LA TORRE: NACIMIENTO Y
ha ido expandiéndosesobre las áreas de cultivo. DECAIMIENTO DE UNA REGION CAÑERA
Hasta 1938 la Llanura Costera sólo tenía salida hacia
el centro y norte del país,y hacia el resto del estado de La región de Martínezde la Torre también se caracte-
Veracruz, por caminos de herradura transitados por riza por ciclos de producción, pero con “contenidos” y
arrieros. lógicasdistintasque en la regiónvecina al norte.Aunque
Ninguna carretera ni vía de ferrocarril se internaban los años clavesen los cambios no coinciden exactamente
en esta zona, lo que no fue problema mientras el con las que son pertinentes para el Totonacapan, los
mercado internacional demandó productos de la periodos son globalmente los mismos.
Llanura.Cuando esto dejó de ocurrir se supo aprovechar
las nuevas condiciones creadas por el Estado mexicano.
La expropiación petrolera hizo necesaria la comunica- Final del XK-1920:
ción de la Llanura Costera con el resto del país, por la colonización paulatina de la costa
lo que en la década de 1940se construyeron la carretera
México-Tuxpan y Papantla-Teziutlan.La nueva acti- E n la llanura se extendían amplios latifundios,desde
vidad económica hizo surgir una ciudad y nuevo la primera mitad del siglo pasado en que Guadalupe
centro rector:Poza Rica. La Llanura Costera fue debili- Victoria, primer presidente de la República en 1824,
tando paulatinamente sus nexos comerciales con la recibió una gigantesca concesión en agradecimiento a su
Sierra Norte de Puebla, hasta que se convirtió en una laborpatriótica,sobreterrenossupuestamentebaldíosque
región por sí sola.Actualmente no se puede hablar de abarcabandesde Tlapacoyanal oeste,hasta el mar,al este,
un Totonacapan con cuatro zonas diferenciadas desde Papantla al norte hasta los margenes del río Bobos
pero integradas mediante un sistema comercial, sino al sur,o sea la casi totalidad de la cuenca del río Bobos
de la Llanura Costera totonaca como región (Archivos del Registro F’úblico de la Propiedad,ARPP,
separada de la Sierra Norte de Puebla totonaca. E n el Jalacingo,Ver,). El latifundiose fraccionóa su muerte,y
transcurso de este proceso, las dos zonas de se reconstituyóen parte a finesdel siglo XIX y principios
transición entre la Sierra Norte de Puebla y la Llanura delXXconManuelZorrilla,españolinstaladoenTeziutlán
Costera dejaron sus relaciones comerciales con la que aceleró la explotación a base de deforestación,
primera para integrarsea laeconomía de laLlanura.(ver ganaderización, cultivos de caña de azúcar y tabaco, y
fig.4 y 5) explotaciónde vainilla.Sinembargola reconstruccióndel

gep Y
. . *. ..-. .
........
97
o
- =

fi carreteranueva
cafiade azucar

@ La ingenios
Independencia 1948
Libertad 1957
a ganadería (certificadosde
inafectabilidad)
tabaco y plátanos en las vegas
0
.................
.:*:=:.
iniciala
citricultura

conformaci6nregional e incorporaci6n
a la economía nacional

El desarrollo agrícola regional.


Figura 4.1940-1970.

124 Los sistemas de producción en el espacio,la historiay la sociedad


7,-
Yu . . . . . . -f o m

ZP

0....:...:....
.....
:.....:...
expansiónde
la citricultura

a ganadería

?o
@ cafta de aZuCar

individualizaciiin de las
regiones costeras del golfo

latifundiono fue total,y dio oportunidad a varias hacien- 1930 y 1940 se repartió 21% del territorio municipal
das de considerable extensión,todas en manos de españo- (16683ha)5, y los ejidatarios conformaban en 1940 el
lesresidentesen Teziutlán,ya ranchosmás modestospero 61.4% de la PEA primaria.Esta Última proporción bajó a
de cientosdehectáreascadauno,ambospara implementar 41% en 1950,despuésde la llegada masiva de imigrantes:
una ganadería vacuna extensiva al lado de parcelas de la población del municipio se duplicó entre 1940y 1950
cultivos (caña y tabaco, algo de arroz). Este (de 12597a 24567,con un crecimientoanual de 6.91%)6.
fraccionamiento,sobre todo aquel que desembocaba en la Esta transformación radical de uno de los pilares de
instalaciónderanchos,propicióun poblamientopaulatino cualquier sistema de producción -elmodo de acceso a la
de esta franjacostera,que culminó con la fundaciónde la tierra-se tradujo en un primer tiempo en una ampliación
villa de Martínez de la Torre sobre terrenos donados por de lassuperficiessembradasen maíz,base de la alimenta-
el abogado del mismo nombre,en 1882,y la creación del ción,por parte de losejidatarios,mientras lospropietarios
municipio correspondientesobre tierras del municipio de temerosos de una eventual afectación se apuraban en
Tlapacoyan.Por esta época ya se había consolidado la ampliar sus superficiesefectivamenteexplotadas,princi-
comunidadde origen francesa instaladarío abajo,en San palmente a base de ganadería. Ambas actividades se
Rafael,a raíz de una colonizaciónempezada en 1833.La extendieron a costa de la selva,cuya tala se intensificó
llegada del ferrocarril a Teziutlán,en 1890,reforzó la notablemente hacia 1940.Esta primera etapa no provocó
importancia de esta ciudad como centro comercial y foro cambios sustancialesen los sistemastécnicos de produc-
de intercambio:era el Único punto de salida regionalpara ción,ni en lasredessociales,comercialesprincipalmente,
los productos destinados a la ciudad de México (tabaco, ligadas a la producción. EI maíz se seguía cultivando
ganado en pie), a la vez que el lugar de las transacciones según el esquema de tumba, roza y quema,la caña de
mercantiles para los de exportación (maderas preciosas, azúcar era destinada a trapiches cuyos propietarios eran
vainilla). Solamente la caña de azúcar (transformada en losmismos que antes del reparto,y el ganado secomercia-
aguardiente) y el maíz tenían redes comerciales localeso lizaba a través de los ganaderos instaladospreviamente a
regionales,siguiendo los circuitos de arriería que difun- la repartición. Sólo los cítricos, cultivados en algunas
dían las demás mercancías (abarrotes,mercería). parcelasde ganaderosy platanerosalrededorde la ciudad,
hacían figura de innovación tanto técnica como socio-
comercial, en la medida en que escapaban a las redes
1920-1940:reparto agrario y poblamiento de la región anteriores y abrían nuevos espacios de producción y
coniercialización.Propagado a partir de la zona citrícola
Pero nofuesinohasta losaños 1930-40,con lapolítica vecina de Gutierrer.Zamora, el proceso de injerto de
de dotacionesagrarias,que el panorama demográficoy de naranja Valenciana sobre patrón cucho,o naranja agria
tenencia de la tierra se modifica verdaderamente.Entre nativa de la región (difundido por el Sr Bigurra,italiano

Los sistemas de producción en el espacio,la historiay la sociedad 125


recién llegado a la zona), dio un empuje a la producción cos” de la región, con una intensificación notable en la
local,que hasta este momento se reducíaa algunoshuertos ganadería (mejoramientogendtico, siembra y rotación de
de naranjos criollos de Tlapacoyan7. pastizales,cuidado zootécnico..) y en el cultivo de plhta-
nos, este Último restringido a lasvegas del río Bobos en su
parte más baja, alrededor de San Rafael.
1940-1970: polo regional y presencia del Estado Tanto la difusión de la caña de azúcar como la paula-
tina diversificación de las producciones m&can pro-
El cambio profundo se dio a partir de la instalación de fundamente las redes de comercialización a nivel regio-
un ingenio de &car en Martínez de la Torre (Indepen- nal.Al igual que la región del Totonacapan al norte, la
dencia, 1947-48),fomentada por la política voluntarista costa alrededor de Martínez de la Torre deja de ser un
del Presidente de la República, Manuel Avila Camacho, enclavepara exportación,para volverse un centro autóno-
nativo de Teziutlán pero hijo predilecto de Martínez. El m o de comercialización, con negociantes, servicios e
concebía al ingenio como un polo de desarrollo regional, infraestructurasadecuadas.
alrededor del cual se iban a ordenar las actividades, E n la fase de estabilidad de la producción cañera
productivas o no, de la región. También promovió la regonal, entre 1950 y 1980 aproximadamentes,son casi
construcciónde la carretera Nautla-Teziutlán(terminada dos mundos que evolucionan en paralelo :los cañeros que
en 1946), eje de desenclave de la costa que había sido controlan la vida regional,y los otros productores, sean
iniciada a principios de siglo por Manuel Zorrilla. ejidatarios, pequeños propietarios o ganaderos y
D e hecho el ingenio,luego secundado por otro ubicado citricultorescapitalistas.Sinembargo,como lo menciona-
en el municipio vecino de Misantla (La Libertad, 1956- mos,y a pesar de no tener relacionesdirectas,el desarrollo
57), provocó un cambio espectacular en el patrón de de uno se repercute sobre el otro, en la medida en que
cultivos,y llegó a procesar la caña sembrada en 16000ha, permite una mayor apertura al exterior.
la mayoría de ellas en ejidos. Casi desde sus inicios, los
ingenios estuvieron bajo control del Estado ; manejados
conjuntamente con el sindicato de productores de caña de A partir de 1970:
azúcar, propiciaron una sindicalización y una ¿quiebra el sistema cañero o gana la citricultura?
corporativización masiva de los productores agrícolas y
obreros de la fábrica. No se puede fechar con exactitud el inicio de la crisis
El sistema de producción de las unidades cañeras cañera en la región, ya que los problemas y conflictos
cambió totalmente.E n el sistemacañero,la casi totalidad venían perturbando la producción casi desde la puesta en
de las necesidades familiares están consideradas por el marcha del ingenio La Libertad, que nunca logró la
ingenio: las del trabajo productivo en su totalidad (desde rentabilidad económica y finalmente cerró en 1986. Sin
la siembra hasta el corte y el procesamiento en fábrica), embargo se puede apreciar por el abandono del cultivo de
pero también las del abasto en básicos,de la vivienda, de caña de azúcar, por algunos ejidatarios que empiezan a
la educación de los hijos, de la salud y el acceso al seguro sustituirlo por la citricultura,desde los primeros años de
social,de lajubilacióny de la defunción,y a nivel regional 1970.Apartirde 1982-83,cuando bajael preciodelacaña
las infraestructuras en comunicación, centros de salud, de azúcar y aumenta el del cítrico, el movimiento de
etc. Optar por la caña significa escoger un estilo de vida, sustitución de cultivo conoce un nuevo auge,y un tercero
un cierto modo de controlar y asegurar sus necesidades, ocurre a principiosde 1990cuando se privatiza el ingenio
una cierta manera de insertarse en la sociedad local y de Independencia (octubre de 1990) y se hunde el
nacional,a travésdel sindicato,habiendocomo interlocutor mercado nacional del azúcar después de la liberalización
privilegiado, y a menudo, Único el gerente, representante de las importaciones.E n 1990 el ingenio procesó apenas
del gobierno central. 450 O00 toneladas de caña, cuando en 1960-65 procesaba
A la vez que se generaba una sociedad cañera entre los 900 O00 toneladas por zafra. Se estima la superficie
ejidatarios y los minifúndistas, la ciudad se desarrollaba cosechada en 4600 hectáreas en 1990, la mayoría en
como centro de servicios(administrativos,técnicos,servi- tierras ejidales, y la zona de abasto del ingenio se reduce
cio al público..) y centro comercial.Los inmigrantes a la y se atomiza :siguennumerososlos cañerospero cada uno
ciudad ya no eran solamentecampesinos enbuscade tierra conuna porción reducida de su dotación sembrada con
o trabajo,sino profesionistase inversionistasagrícolas.La caña,principalmentepara beneficiarse de lasprestaciones
tierra alrededor, lo que quedaba de las haciendas y los que todavía mantiene el nuevo propietario (grupo
ranchos, se fraccionó en los años 1950, repartida entre SUCRUM).
ganaderosy productoresque empezaban la citricultura.Al Al principio,en los años 1970,el proceso de cambio de
lado de este nuevo cultivo,los sistemastécnicosdeproduc- cultivose daprincipalmentecerca de la ciudad de Martínez
ción empezaron a cambiar tambiénen los cultivos “clási- y a lo largo de la carreterra principal donde abundan los

126 Los sistemas de produccibn en el espacio,la historia y la sociedad


compradores y transportistas que incitan al cambio, y se Esta intervención puede ser directa, o a través de la
generaliza en varios ejidos. Además esta conversión a construcción de infraestructuras de comunicación, así
cítricos se da no sólo a partir de los cafiaverales, sino como de conjuntos agroindustrialesque determinan “vo-
también de los extensos pastizales dotados a ejidos en la caciones agrícolas”.E n el ejemplo de la caiIa de azúcar y
década de 1970alrededor de lafincade la Soledad,antigua la construcción de ingenios, los sistemas de producción
propiedad de Manuel Avila Camacho. Es entonces un “alternos” (no caííeros) se desarrollan en los intersticios
movimiento generalizado,cuyos iniciadores son en m u - tanto espaciales y territoriales como sociales del “sistema
chos casos los productores de plantas (viveristas) que cafia”:los actores son rancheros y pequeños propietarios,
financian y proceden ellos mismos a la plantación de las pero tambiénprofesionistas y técnicosdisponiendo de un
huertas en terrenos ejidales,a cambio de algunos afios de capital que invierten en la citriculturay la ganadería.Esta
producción (varían según los contratos, desde 5 hasta 10 doble ruptura, en la tenencia de la tierra y en el tipo de
años después de la plantación)y terrenos que necesitaban agricultura,propicia a su vez cambios en los sistemas de
para sus actividades. producción regional (ver fig 6).
El cambio de cultivo fue tanfbién favorecido por el En general los cambios de cultivos, y luego de
hecho que, en lugar de cafiaveraleso pastizales, se insta-sistemas de producción, responden a transformaciones
laron huertas complejas que incluían no sólo a cítricos, del entorno productivo (infraestructuras y redes
sino también cafetos, plátanos, y maíz en los primeros comerciales) que, si bien son inducidos por el Estado,
años de la plantación.E n este sentidoel auge cafetalero de
son manejados por grupos locales y regionales. E n
los años 1970,y la actividad del INMECAFEque tiene un algunas partes los antiguos hacendados se
centro experimental en Ixtacuaco,a escasos 4 kilometros transforman en rancheros dispuestos a innovar, y los
de Martínez de la Torre, participaron en la difusión del campesinos indígenas, sean propietarios, comuneros o
nuevo patrón de cultivo aun si este patrón, con su ejidatarios, conservan relaciones de subordinación
diversidad, no correspondía al esquema que dif’undía el (social pero también técnica) con losprimeros.E n otras,
instituto. la generación de nuevos sistemas de producción, en el
La conversión a cítricos conlleva así una dimensión sentido de generar y desarrollar ciertas actividades y
técnico-social que explica en parte su éxito : permite los medios correspondientes, surge de una sociedad
regresar a un sistema de producción diversificado, más menos establecida y marcada por su relativa “juventud.
adaptado a las realidades campesinas de vulnerabilidad D e ahí derivan algunas características que vienen a
económica,puesto que la complejidad es, en cierta medi- interferir directamente en los procesos de cambios
da, garantía contra los riesgos de la innovación,por un productivos.
lado,de los cultivos exclusivamentecomerciales,por otro. E n este último caso,en efecto, la relación con la tierra
Los buenos precios del producto en el mercado nacional es menos compleja que en otras sociedadescampesinas de
fueron evidentemente decisivos para acelerar el cambio, más tradición. La tierra es antes que todo un medio de
así como la presencia en la ciudad de comerciantes y producción,adquirido por compra o dotación ejidal,pero
agricultores capacitados en la rama e interesados en no heredada de los padres ni cargada de un peso social,
desarrollarla. simbólico,afectivo o de tipo patrimonial. La tierra es una
mercancía y se valora por los recursos que procura.Poco
a poco se dobla también de un valor socialen la medida en
CONCLUSION que justifica y legitima la presencia de uno en tal lugar, y
participa en la construcciónde una identitad local terri-
A lo largo de más de un siglo y de los diferentes torial, pero esto es un proceso lento que apenas se está
periodos,ha habido importantes cambios en la estructura dando en estas tierras nuevas donde los inmigrantes
agraria,en la organizaciónde la producción agrícola y en recientesson mayoritarios.E n estas condicionesel cambio
la comercializaciónde la misma, en toda la región central de patrón de cultivo no interfierecon una visión o concep-
del Golfo veracruzano. ción de “lo que se debe hacer”, “lo que siempre se ha
A partir de 1940 se inició una reorganizaciónde las hecho”, como Ocurre en las sociedades campesinas más
actividades agrícolas y pecuarias, así como de los inter- arraigadas a un territorio dado. D e tal forma que el
cambios comerciales,y con ellas un proceso de conforma- productortieneun cierto margen de acción en cuantoa sus
ción e individualizaciónde nuevas regiones.Influyeronen opciones productivas. Su posición económica y social le
ello los avatares del mercado internacionaly la interven- impone evidentemente limitaciones (acceso a la tierra,
ción decidida del Estado mexicano, que por esas fechas se capacidad para invertir en mano de obra e insumos,etc),
había fortalecidoy había adquiridocierta autonomía para pero no debe obedecer a esquemaspreviamente estableci-
implantarun proyectoeconómico nacional que repercutió dos por las generaciones pasadas, y culturalmentecodifi-
de diversas maneras en las regiones del país. cados.Este a su vez tiene su reverso.L a otra cara de esta

Los sistemas de produccion en el espacio. la historiay la sociedad 127


“libertad reside en un mayor peso de lo estrictamente Notas:
económico,y someteal pequefío productor a las opciones
y decisiones de los que más tienen económicamente (el Tal tipología de productores se construyó a partir de los
comprador, coyote, usurero, etc..) o políticamente (el censos que se elaboraban cuando se realizaban los estudios
sindicato,el cacique,el comisariadoejidal), sin que exis- técnicos para responder las solicitudes de dotación de ejidos.
tan medadoreso amortiguadoressociales.Estosprocesos Se revisaron los expedientes 120 (Coyutla), 42 (Espinal),
383-A(Cazones), 64 (Gutierrez Zamora), 163 (Coatzintla)
podrían explicar el aspecto “masivo” que revisten las del Archivo de la Comisión Agraria Mixta (ACAM);así como
conversiones de una actividad productiva a otra,ya que los expedientes 25/5169de Pueblillo, mpio de Papantla,23/
en estas regiones todavía jóvenes son pocas las 5510 de San Pedro Miradores, mpio de Espinal, Ver.
opciones que manejan los grandes productores y los Delgado (1989) reporta un levantamiento de totonacos en
comercianteslocales. Papantla en 1787,en el que “la multitud de indiosatacó a los
La imbricación es total entre los diversos factores de funcionarios del monopolio del tabaco y a los residentes
producción (acceso a la tierra, al crédito...), entre los espailoles que no tuvieron tiempo de salir del pueblo...”( :21 )
diferentessistemasdecultivopresentesenunespaciodado Hoy en día son 29409 hectáreas en ejidos, sea 40% del
(combinacionesy cambiosde cultivos), y entre éstos y las municipio.
E n la misma década la población de la ciudad de Martínez
características del sistema regional (infraestructuras,re- pasó de 1962 a 5352 habitantes (fuentes: censos SPP-INEGI).
descomerciales,aparatosindicato-productivo,otrosacto- Los cuales tenían una cierta fama y un mercado en la ciudad
res ...). En los dos ejemplos estudiados,la relación entre de México desde la Colonia.La mayoría de los datos proviene
esos tres niveles de análisis se da a través del Estado,que de entrevistas.
intervienede manera distintapero determinantesobrelas La cual estabilidad no excluye conflictos frecuentesy persis-
dinámicas agrícolas regionales. La política actual de tentes entre los obreros, los cañeros y la fábrica, así como
retirada indiscriminada del Estado de las esferas de la resultados técnicos bastante desiguales y bajos en producti-
producción rompe con este esquema sin que sevislumbre vidad,tantoen como en fábrica.
quién o qué mecanismos serán capaces de ocupar el
lugar.

tenencia de la tierra

latifundios haciendas ranchos f ejidos pequeíías propiedades

J.
1930-40
tipo de agricultura

pioneros colonizadores f agriculturacomercial

J.
cambios en los STP
1940-50

vainilla semi-recolección

caña de azucar para trapiches industrial

maíz roza,tumba y quema intensivo de temporal

ganadería extensivo cría y engorda manejo genético y zootécnico

cítricos criollo injerto


_ _ _ _ ~ ~

Figura 6.La doble ruptura y sus efectos en los sistemastécnicos de producción,en Martínez de la Torre,Veracruz.

128 Los sistemas de producción en el espacio,la historia y la sociedad


BIBLIOGRAFIA

DE LA PEÑAM.,1981,Veracruz económico. I1 tomos.


Gob.del Estado de Veracruz. Xalapa,Ver.
DELGADO C.A.,1989,Acayucan:tierra sublevada.La
rebelión indígena de 1787. Acayucan, Ver.,Unidad
Regional de CulturasPopulares del Sur de Veracruz.
GARCIAM.B.,1987,Lospueblos de la Sierra.Elpoder
y el espacio entre los indios del norte de puebla hasta
1700. México,El Colegio de México.
KELLY I.y PALERM A.,1952,The Tajin-Totonac(Part
I.History,Subsistence,ShelterandTechnology). Was-
hington,SmithsonianInstitution.
NAVEDA CHAVEZHITA A.y GONZALEZ SIERRA
J., 1990,Papantla. Ed. del Gob. del Estado, Col.
Veracruz,imágenesde su historia, 175p.
OR'TIZ ESPEJEL B., 1990,Los paisajes agrícolas del
Totonacapan, en: Agricultura indígena: pasado y
presente.Edicionesde la Casa Chata,Ciesas,pp. 359-
397,México D.F.
QUINTAL A.y ELLA F., 1981,Industria petrolera:
migracióny movilidad social en la zona de Poza Rica-
Coatzintla, Ver. Universidad de Yucatán. Mérida,
Yuc.
RAMIREZ LAVOIGNETD.,1981, Tecolutla,Universi-
dad Veracruzana,Xalapa,Ver.
Secretaría de Fomento,1893, Estadística General de la
República Mexicana. México.
VELASCO TORO J.,1979,Indigenismo y rebelión
totonaca en Papantla,1885-1896,en:Américalndíge-
na no.I, Vol.XXXIX,pp. 81-105.
VELAZQUEZ E.,1992,Intercambiocomercialy organi-
zación Iegional en el Totonacapan, Colegio de
Michoacan,tesis de maestría en Estudios Rurales.

Los sistemas de producción en el espacio,la historia y la sociedad 129


SISTEMAS DE PRODUCCION Y DESARROLLO AGRICOLA
A LO LARGO DEL GOLFO DE MEXICO,DESARROLLOS CONTRASTADOS
(NORTEDE VERACRUZ)

Jean-Yves MARCHAL
ORSTOM-México

RESUMEN Durante las últimas décadas se ha pasado de la gana-


deríaextensiva a ladiversificaciónagrícola.Mientras que
EI desarrollo agricola se presenta en los estados del Gorfo al pie de la montaña,el café sustituíaa la caAa de azúcar;
de México,particularmente en el de Veracruz,en forma de una en la planicie, las plantaciones de tabaco y algodón,
red de decisiones locales,regionales o nacionales, tejida alre-
dedor de la producción, y superpuesta a las potencialidades
seguidas por la caña de azúcar y los cítricos,así como la
agrícolas.Dependiendo de que los actores locales sean dinámi-
ganadería de engorda,han ocupado el espacio paralela-
cos o no,y de que las estructuras del mercado sean más o menos mente a las dotaciones de tierra creadas por la Reforma
flexibles,se puede observar,de una entidad administrativa a la Agraria.Estas diferentes producciones están compitien-
otra,fuertes contrastes.Los ejemplos de Alamo y de Tuxpan io do:loshuertos seextiendenmientrasque lacañadeazúcar
ilustran. y los pastizalesretroceden.E n esta región,la agricultura
está sometida a movimientos que se hallan más o menos
reforzadospor lainyeccióndeinversiones,seapor partede
Las transformaciones de la agricultura mexicana los poderes públicos,sea por parte de los privados,con -
instauran nuevos conjuntos espaciales al interior de según los lugares-la participación de actores locales.En
los cuales se desarrollan luchas de influencia entre los el primer caso,evoquemos lavoluntad de poblamiento de
intereses locales y los del mercado nacional o de laplanicie costera,apoyadapor la reformaagraria,que ha
exportación.Si las cuestiones relativasa la tierra son de dibujado ejes y polos de desarrollo.E n el segundo caso,
actualidad desde hace mucho tiempo,las cuestiones de hablemos de losque supieroninvertir sucapitaly su saber
créditos, venta de las producciones, infraestructuras y hacer,aprovechando condiciones ventajosas brindadas a
organización del empleo,movilizan hoy fuertemente la talocualproducción.E1“encajamiento”o lasuperposición
vida local. de todas estas combinaciones con sus ramificaciones
En estas condiciones,estudiar el desarrollo agrícola extendidas de lo local a lo internacional,desemboca en
obliga no sólo a confrontar las escalas de observación de una matriz, cuyas piezas se observan dibujadas más o
la parcela con las unidades de rango superior,sino tam- menos claramente en el espacio costero atlántico.Las
bién a dar seguimientoa laactualidadafindecomprender, características de cada una de ellas distan mucho de ser
a nivel infrarregional,el por qué de las elecciones de homogéneas.
producción,de lasformasde apoyo técnico y financieroy
de las implantacionesde equipos.
UN DIAGNOSTICO RAPIDO

LAS TRANSFORMACIONES DEL ESTADO DE E n el bosquejo que acabamos de trazar, hemos


VERACRUZ privilegiado el estudio de dos municipios escogidos
sobre una serie de “observatorios” l. Se llaman Tuxpan
En laplaniciecosteradel Golfo deMéxico,el estadode y Alamo; no han seguido los mismos ritmos de
Veracruz,poblado por más de seismillonesde habitantes, desarrollo, ni han tomado las mismas opciones econó-
se presenta como una área de fuerteproducción agrícola, micas.
que abarca desde los cultivos de hortalizas hasta, y Estamos en la cuenca del río Tuxpan, en la
sobre todo,la caña de azúcar,los cítricos,los plátanos,y Huasteca veracruzana, entre el pie de la Sierra
losproductos ganaderos (carne y leche). En lavariedadde Oriental y el mar. Aquí, se cuentan una quincena de
lospaisajesagrícolas,de norte a sur,a lo largo de más de municipios, entre los cuales se hallan los dos
600km,la explotación petrolera está presente.El estado elegidos, los cuales, situados uno al lado del otro,
de Veracruz es rico.Pero,independientementede su peso reúnen en 1990 cada uno, unos cien mil habitantes:
económico, globalmente constante desde hace unos Tuxpan (117 252) y Alamo (101 498), distribuidos
cincuenta años,observemosque las actividades se desa- sobre superficies comparables (Tuxpan: 1 062 km2 y
rrollan por ciclos. Alamo 1 1 40).

13 1
Estamos entre huertos y pastizales que dependen, dar cinco toneladasde frutas al aíio, o sea, 1.25 millones
en su mayoría, sea de “agricultores-empresarios” que de pesos (tomando como base 250 mil pesos por
disponen de capitales,o bien de “agricultores en transi- tonelada,el precio promedio de compra para la temporada
ci6n”integrados en el proceso de alta producción 1991-1992). A este precio hay que deducirle el precio de
con el apoyobancario(Shejtman,1982). Sean ejidatarios la cosecha (30 mil pesos), el del transporte de la huerta a
o pequefios propietarios, se trata de profesionalesde la la báscula (55 mil pesos), más 10 mil de comisiones
agricultura (Pepin Lehalleur, 1989) que disponen de los diversas, y 5 500 de contribución para compensar los
servicios brindados por los polos urbanos y los ejes gastos de fumigación aérea. O sea, una deducción por
de carreteras que son, para los objetivos de un mundo toneladavendida deun 40%: 1 O0 mil pesos. Tenemos pues
de intercambios, elementos económicos favorables que asegurado un ingreso bruto de 150 mil pesos por
vienen aañadirsea la producción agrícola. Se distingue hectárea,para los rendimientos más bajos. L a citricultura
una ciudad media (Tuxpan),así como una ciudad peque- proporciona beneficios sin gran esfuerzo, mientras que
ñaqueempiezaa tomar vuelo (Alamo). Las dos generan para obtener ingresos comparables en una hectárea de
lazos con otras plazas comerciales. pradera,hay que saber cuidar el ganado,disponerde pasto
Situados en el campo de fuerzas del Golfo,algunos de buena calidad y aprovecharbuenos precios de venta de
bajo la influenciade los Estados Unidos, otros bajo la de temporada.
las ciudades mexicanas, y recibiendo del Estado (de Además, con poca técnica, sobre todo aportación de
México y de Veracruz) una ayuda diversifkada,los m u - fertilizantes,desparasitación de lostroncosy rociadura de
nicipios de Tuxpan y de Alamo son representativos los frutos que llegan a maduración (contra la mosca
de las relaciones mantenidas entre el nivel local y las Anastrepha Ludens L.cuyosgusanos dañan a los cítricos),
decisiones tomadas en lasaltas esferas.Infinitamente va- el rendimiento citado anteriormentepuede ser multiplica-
riadas, estas relaciones acabaron por marcar el espacio do por dos o tres,lo que es frecuentementeel caso.Incluso
con su sello2. lopuede ser por cuatroo cinco si el cultivadorpuede irrigar
El municipiode Tuxpan se encuentra a orillasdel mar, su huerto, durante uno o dos meses, con motobombas.E n
mientras que el de Alamo está localizado a unos 30 k m el estado de Nuevo Leon se declaran 17 toneladas por ha;
al interior, en una cuenca.Por un lado, la brisa atlántica; enFlorida,50.Se podríaen “lasvegas” de Alamo alcanzar
por el otro, la humedad vaporosa de las tierras calientes. las 30 o 40 ton por ha.
Pero, por estar ubicados los dos en la misma cuenca Una encuestarealizadaen Alamo (1990)concluye que
hidrológica, ambos municipios presentan una morfología hay un promedio de 6 hectáreas de cítricos por ejidatario.
sensiblementesemejante:un dédalo de colinas entre pla- Si esta superficieda, según sea un buen o mal año, 10ton./
nicies y terrazas aluviales, con suelos muy favorables ha,tenemos cerca de 9 millones de pesos de ingreso bruto
para la agricultura.L a tierra es rica en materia orgánica, anual para beneficio del ejidatario. Pero, como diversas
espesa, arcillo-arenosa,de bonita textura, sobre todo en variedades han sido plantadas, encontramos que entre la
“las vegas” (terrazas inundables). Sin embargo, si el Valencia,Reyna,Mónica o Nave, las cosechas se suceden
interior de las tierrasestá cubiertode huertos hasta donde durante ocho meses del afio: Temprana, Mayera y Tardía,
la vista alcanza, el paisaje costero está compuesto de y que, según las oscilaciones del mercado, el precio de
praderas. compra por toneladaya no es de un cuarto de millón, sino
Hablemos ahora de los que moldean los territorios. que puede variar de 1 a 1.5 millones de pesos. Con los
Progresivamente, vamos a encontrar la explicación de cítricos,el dinero entra pues regularmente;es una ganga
esta especificidad de los lugares, segúndos visiones para los ejidatarios y todos los cortadores.
diferentes. Los ejidatarios-citricultores de Alamo son E n temporada de cosecha se pueden contar varias
comerciantes, se preocupan de valores agregados, y se centenas de camiones saliendo de Alamo cada día, o
anclan a su municipio. Los ganaderos de Tuxpan, en sea el equivalente a 2 o 3 mil toneladas de fiutas, que
su mayoría pequeños propietarios, hablan de “su” representan el trabajo del mismo número de personas
región como si fueran sus duefios. al día.
Se podría pensar en una sobreproducción si no
estuvieran las jugueras que absorben el excedente de
DE LA PLANTACION AL JUGO DE FRUTO frutasfrescas.Ocurre que Alamo se encamina, en 1992,
a una producción anual de 700 mil toneladas (640mil en
E n los ailos de la década de 1950 se importaron 1990)y se especulapara 1993 poder pasar de las 27-30mil
variedades de naranja del estado de Nuevo Leon ha. (1990)a 60 mil.Sin embargo, quedaría por cuidar el
(Montemorelos) en el momento en que tanto en Tuxpan transporte de las frutas, el cual se hace siempre en su
como en Alamo, el plátano decaía. Actualmente, sin mayoría en montón, por medio de camiones de gran
cuidados,la hectárea de cítricosde más baja calidad puede tonelaje, para un consumo inmediato sobre todo en la

132 Los sistemas de produccion en el espacio,la historia y la sociedad


ciudad de México. Mientras que las frutas frescas un buen número en Tuxpan,y otros mas en Tamiahua y
podrían venderse todavía a mejor precio y en cantidad Ozuluama.Pero susbastiones se llamanPlatón Sanchez,
mayor en el extranjero,si fueranmejor envasadas.Ahora Chontlay Tempoal.Cuentan en su Unión Ganadera con
bien, sólo existen tres empresas empacadoras entre algunospequeñosganaderos,privadoso ejidatariosque se
Tuxpan y Alamo. han especializado,seaen laganaderíade “pie decría”,sea
Sin embargo, no se puede ignorar más tiempo la en la producción lechera,pero sin gran éxito.
competencia. Alamo se mantiene fuerte en el mercado, U n ganadero es en primer lugar el heredero de su
pero no es el Único productor. Hay que contar con padre,otroganadero,loquesignificadisponerdeuna base
Tihuatlán, Castillo de Teayo y Poza Rica, entre los financiera y de algunas centenas de hectáreas de pastos.
municipioscercanos,así como con Papantla y Martínez Un campesino no puede comprar un semental de 30
de la Torre más al sur. Además,si desde las heladas de millones de pesos aun con lo que proporcionan sus
1983-84y de 1989,los cultivadores de Montemorelos naranjasanualmente.E n cambio,un ganadero,que con-
no están listospara reponerse,en cambio,en el estado de serva su rango en la Unión Regional, viaja, puede
Tamaulipas,fronterizo con los Estados Unidos,la zona exponer su ganado en las ferias de América Central o en
citrícolaestá en expansión.E n consecuencia,Alamo debe Texas,e informarse de los nuevos métodos de crianza.
asegurarselos mercados y ser competitivo. Se especializa poco a poco en la compra-ventade ciclo
Las grandes jugueras de Martinez de la Torre,Poza rápido,aprovechandopastizales sembrados de buena ca-
Rica y de Potrero de Llano, pertenecen a grupos lidad.Algunos de ellos pueden haber plantado también
financieros (Alimentos de Veracruz y Citro México). E n naranjos,pero pocos lo reconocen. E n cambio, toman
las puertas mismas de Alamo, otras tres jugueras están muy en consideración su deseo de controlar la cadena
implantadas. Dos están también en posesión de comercial de la carne de res,en primer lugar la matanza,
grupos privados (que cuentan sin embargo entre sus luego el almacenamientoen frigorificos,siendo su objeti-
accionistas a algunos citricultores); en cuanto a la vo el de eliminar a los chalanes. El Estado los ayuda
tercera,terminada al final de 1989,es el orgullo local, financiando parcialmente la construcción de rastros
porque 95% de los socios son ejidatarios.Tenemos pues (Tempoaly Tihuatlán) pero siendolos gastosde manteni-
ahora que los ejidatarios hablan de técnica,comercio y miento elevados,una parte de los frigorificosse alquila a
transformación de las frutas después de haber decidido una sociedadprivada.
asociarse,independientemente de cualquier pertenencia E n Tuxpan,y en menor medida en Alamo,la ganade-
socialopolítica.Sujuguera,Cítricosde Alamo,SAde CV ria siempre se ha juzgado rentable con las razas Brasil,
(CIASA)es un símbolo.La rentabilidad financiera de la Suizay Holanda,cuando se realiza en amplios pastizales,
fábrica no está comprobada todavía,pero los contactos y aun cuando setrata de praderasartificialesy sea necesa-
con compradoresamericanosy europeos están ya esta- rio comprar forraje en caso de sequía:alfalfa,“comple-
blecidos. CIASA tiene buenas relaciones con la Asocia- mentos alimenticios” y cascaras de naranja,entregadas
ción de los Citricultores de Alamo, que posee la misma por lasjugueras.Engordar ganado cuesta caro.
voluntad de progreso.La asociación dispone,después de D e un modo general, aunque sigan siendo
un acuerdo con el gobierno de Veracruz,de un pequeño orgullosos de su trabajo, los pequeños propietarios-
avión para la fumigación fitosanitaria,y se encarga de ganaderos parecen a la defensiva. Dicen que los
cobrar la tarifa que compensa los costos del tratamiento. ejidatarios son una multitud desparramada en el
Algunos citricultores de Alamo se reúnen con los campo, que se beneficia de todo: de la tierra en
agrónomos de Chapingo (y de Cuba) con el fin de usufructo y de prestamos bancarios ventajosos y que,
mejorar su productividad. Así,crearonun “laboratoriode desde hace 50 años, siempreganan. Acusan a algunos
gran tamaño”en sus huertos,con el apoyo de la SARH, ejidatarios-comerciantesde haber logrado controlar va-
para el análisisde los suelos y la lucha biológica contra rias centenas de hectáreas de naranjos aunque ello esté
la mosca.La investigaciónles preocupa en cuanto que sus prohibido.
resultados se aplican a nivel municipal.

DOS CASOS EXCEPCIONALES


GANADEROS NOSTALGICOS
El tono está dado. Este es un cuadro donde la
Dicen que lo ideal sería vender el ganado en pie en naranja y el pastizal no se mezclan con armonía. Las
Texas,pero que el gobierno les impuso los rastros nacio- opinionesrecogidasdejan adivinar que la fruticulturay la
nales,lo queprovocó,en un contextode modernidad y de ganadería no son sólo productos agrícolas sino también
intensificación de la producción,una depuración en sus productos sociales.Esdecir,que la producción se inscribe
filas.Se quedaron “los de abolengo”:algunosen Alamo, en un conjunto de pensamientos, de voluntades y de

Los sistemas de producción en el espacio,la historia y la sociedad 133


prácticas.Para algunos, la naranja es un método extensi- lejos por los “poderosos’’ de Tuxpan. En esta é-poca,el
vo, rápido, de ocupar el espacio de un modo rentable. aislamiento afecta del mismo modo a este “polo” urbano,
Puesto que no se ofrece ninguna otra opción localmente pero su posición costera le concede una situación favora-
para ellos, integran un sistema que ha demostrado su ble.Porel cabotajey la navegaciónfluvial,Tuxpan detenta
valor. Otros hablan de las reses como de una herencia,y si el monopolio del comercio en el río. Allí reside una
bien mencionan los rastros modernos, no parecen tener burguesía estructurada alrededor de algunas familias que
prisa por vender su ganado “racionalmente”. Estas ma- o son antiguas y poseen haciendas en el interior,o son de
neras de ver y de hacer pesan en los lugares hasta inmigración reciente (deEuropa y del Medio Oriente)y se
dividirlos. dedican a la importacióny la exportación. Aprovechando
Diversas estadísticas ofíciales (SPP,19’10;Comisión susbeneficios,estoscomerciantesdeciden comprartierras
Agraria Mixta,1990;y Cambrezy et al, 1991)presentan en el campo circundante para hacerlo fructificar pues la
una imagen de losdos municipios vecinosbajo la forma de ciudad crece y las exigencias en granosy came aumentan.
un díptico: blanco-negro.En primer lugar, en Tuxpam, Así es como en 1846 adquieren la casi totalidad del
58% de la población está concentrada en la ciudad (69mil territorioque se convierteen el municipio de Tuxpan,“su”
habitantes, 1990), mientras que apenas el 20% lo está en municipio,con la compra de dos haciendas (Fages,1854).
Alamo (21 mil habitantes). El resultadoes que la densidad Son ahora duedosde toda la franja costera,la cual dividen
rural es de 46 habitantes por k m 2 en el primer caso, en lotes,desmontan,cultivan(maíz,algodón,tabaco,cada
mientras que en el segundo es de 71. Ruralidad y urbani- de azúcar,plátanos) y abren praderas en las cuales intro-
dad se oponen. ducen nuevas especies bovinas.
En segundo lugar, los cultivos y las plantaciones Todo cambia con el siglo XX.El interior de las tierras
ocupan en Alamo más de 43% de la superficie del muni- se vuelve más importante en comparación con las costas,
cipio, frente a menos del 15% en Tuxpan (1990). se convierte en un “país nuevo”, proveedor de petróleo y
E n cambio,lospastizales ocupanen elprimer caso sólo salariospara los campesinos-peonesbajados de la sierra.
33% de la superficie,frente a más de 74% en el segundo. El dominioque Tuxpan tenía sobre “su” interiores puesto
Pero es en relación a la superficies en huertos que el en crisis.El “hinterland que la ciudad controlaba desde
contrastees más claro.Alamo tiene 27 mil ha. de cítricos lejos se puebla en una actividad febril y pasa a estar bajo
(23.5% de la superficiedel municipio)y Tuxpa Únicamen- control de compañías extranjeras, en su mayoría norte-
te menos de siete mil (6.4%). Finalmente,la superficie de americanas.Estas alquilan o compran haciendas, para
Alamo es ejidal en 66%; 60% de las tierras de Tuxpan no convertirlasen campos de prospección. Miden y parcelan.
lo son. Las ofertas de trabajo se diversifícan:perforación,extrac-
L a oposición sigue existiendo en el seno mismo de los ción, construcción de cisternas, mantenimiento de los
ejidos. Menos de 31% de las superficies ejidales son oleoductos, transporte. Los trabajadores del petróleo
pastizales en Alamo, frente a casi 60% en Tuxpan. Esta están ahí por centenasy se crean numerosos campamentos
observación se refuerza por el hecho de que menos de que se vuelven centros de población agrícola. D e la
20% de losejidos de Alamo tienen bovinos, mientras actividad petrolera nace el aprovechamiento agrícola.D e
que 85.3% de los de Tuxpan sí tienen.Precisemosque en este modo se “hizo” el municipio de Alamo. Las socieda-
uno y otro caso más de 90% de los ejidos están parcelados, des extranjeras actúan como compañías de colonización.
lo que permite a cada ejidatario tener su propia iniciativa. Equipan el espacio con caminos y pequeAas vías
Así pues, cualquiera que sea el régimen de la tierra, los ferrocarrileras y lo abren al poblamiento; lo que va a
productores de un lado optaron la mayoría por la gana- facilitar la política de reparto agrario.
dería, mientras que los del otro lado se volvieron EI personal de la reforma agraria mide el terreno y
citricultores. distribuye lotes. En 1927,la primera dotación ejidal se
realiza en Alamo. Y,luego (hasta el final de 1970), este
municipio estará siempre mejor dotado de ejidos que
Raíces sociales Tuxpan, cualquiera que sea el período considerado.¿Por
qué pues dos pesos y dos medidas?
Un regreso al pasado ayuda a comprender mejor esta Resulta que frente a la reforma agraria, Tuxpan
dicotomía.Hasta el finaldel siglo XIX,una vez recorridos opone resistencia.Los citadinos que ya se han repartido
unos quince kilómetros desde la costa, sólo existía un la tierra, no tienen intención de dividirla más. El
mínimo de población:aquí y allá algunoscampos de maíz municipio adquirido por una Junta Directiva de
rodeando caseríos dispersos entre una vegetación “salva- Accionistas ha sido repartido ya y se presenta como un
je”: maleza y bosques, de los cuales se extraían varias bloque de resistencia frente a las solicitudes de
maderas preciosas y el chicle,en los límites de dominios dotación.Al mismo tiempo,el conjuntoespacial de Alamo
dedicados a la ganadería extensivay administrados desde se presenta como una “tierra abierta”.Lo que siguees fácil

134 Los sistemas de produccidn en el espacio,la historia y la sociedad


de entender.E n cuanto interviene la nacionalización de de Tuxpan,quienes continuaron usufructuando sus anti-
las compañías petroleras (1937-38),y que una voluntad guas tierras a través de arreglos concertados.
política sigue preconizando el reparto social de las
tierras,Alamo se convierte en un municipio fraccionado
en ejidos, cuyos límites se calcan sobre los terrenos Competitividad y complementariedad
petroleros,ex-haciendas,mientras que Tuxpan se halla,
en gran medida,a salvo. El municipio deTuxpanesen primer lugaruna ciudad
Frente a la reivindicación entablada, sea por los soberana de “su” territorio, mientras que el de Alamo
sindicatospetroleros,sea por los movimientos agraristas, abriga una inmensa superficieterrestre donde se encuen-
Tuxpan pone obstáculos.N o lo logra siempre, para ello tra un importante mercado rural. Tuxpan es burguesa y
le falta mucho, pero dispone de apoyos en las altas ofrece sus servicios a los propietarios-ganaderosque la
esferas y,en su propio terreno,cuenta con el ejército.La rodean.Alamo es humilde,componelasmáquinasagríco-
reforma agraria se realiza ahí cediendo el mínimo de las y está dotada de una pequeña industria.Tuxpan,que
tierras. pertenece a la historia,ha adquirido un papel geopolítico
ligadoa supuerto;sostenidapor supasado,deseavivir hoy
de su “comercio”. Del otro lado, Alamo desborda de
Espacios opuestos actividadpara “recuperar el tiempoperdido”.Cada una de
las cabecerasdel municipio reflejael espacio en el cual se
E n Alamo, hubo mezclas de tipos de vida y de inscribe.Una lo controla;laotra esproducto deél.Tuxpan
proyectos: ex-obreros del petróleo, tenderos, arrieros, protege susranchos;Alamo eselvértice de lasactividades
cultivadores-comerciantes,y siempre-solicitantes de desplegadas en sus huertos; es el primer municipio pro-
tierras “de trabajo”.De ahí proviene tal vez esta mentali- ductor de cítricos de México (199l).
dad de “farmer”(granjero)queimpregnael lugar.Parecie- Tenemospues dos entidadesque viven una al lado de
se que en el momento de las dotaciones un buen la otra a lo largo del mismo río,pero que son ajenas en
número de solicitantesdisponían de un poco de instruc- cuanto a susactividadesy pertenencias sociales.La Unión
ción y de dinero, y pensaban dedicarse al comercio. Regional de Ganaderostiene su sede en Tuxpan;la de los
Además, algunos de ellos, hoy miembros activos de las citricultores en Alamo. Las dos apuntan a los mismos
asociaciones o de los comités de administración de las mercados, pero los ganaderos parecen “grandes niiios
jugueras, habían pasado temporadas en Florida y consentidos”que no saben muy bien cómo organizarse.
California,como braceros. Por su lado,los citricultores,como “niños malcriados”,se
Esta genteteníaun plan en mente.Se establecieronen agitanpor controlarla salidade suproduccióny seasocian
elpueblo de Alamo alfinalde la era del petróleo,mientras para administrarlasjugueras.Las actividades vibran de
esperaban que lassolicitudesde tierrasfuerantramitadas. maneras diferentes en dos núcleos separados, aunque
Después,unavezrealizadaséstas,sefuerona estableceren colaterales.Tuxpan y Alamo no son hermanos.
losejidosparaproduciry vender maíz,hortalizas,plátano, Son sólo dos ejemplos.Sin embargo,inmediatamente
tabaco y después naranjas. No son la mayoría,pero han al norte,con CerroAzuly Naranjos,y al sur,con Tihuatlan
sido los modelos para toda esta clase rural,“absorbida” y PozaRica,el particularismode losespacios municipales
poco a poco por el naranjo,con una trayectoria social todavía se reconoce. Esto significa que nos hallamos
ascendente. frente a un rompecabezas,un juego de división muni-
E n Tuxpan,dondelaganaderíay lapequeñapropiedad cipal en compartimentos donde las actividades se
son lo más importante desde la mitad del siglo XIX,un diferenciandeuna pieza a laotra.Eslaprimeraenseñanza
modelo de explotación ya estaba dado.Por eso,debemos que se puede extraer del complejo presente en la región
interrogarnos sobre las relaciones tejidas entre los del “Golfo”. Se encuentran, hasta la saciedad, las
ejidatarios,que pudieron establecerse en este lugar,y los mismas ramificaciones de la producción, pero no hay
pequeñospropietarios.Esposiblequelaspraderas(el 59% ningunacontinuidadespacial,todoestá fraccionado.Si la
de la superficieejidal) no sean explotadasen su totalidad cuesti6nes el acondicionamientodel territorio,es impor-
por los ejidatarios, sino también por los rancheros.D e tante ser prudente puesto que se trata de un proceso
hecho,los propietarios habrían aceptado la creacióno la globalizante.
instauración de ejidos,más aún cuando se trataba de “su La investigación nos obliga a preguntar,comparando
gente” (vaqueros, aparceros) la que se convertía en los lugares entre sí, sobre el grado de evolución de los
ejidataria. Porque es muy curioso que estos ejidatarios cambios,y a intentarcomprendercómo se elaboran y son
hayan destinado más de la mitad de sus tierras a la vividas estas evoluciones.¿Qué es lo que hace que tal tipo
ganadería,si no hubiese existido un consenso establecido de desarrollo se produzca,bien o mal, aquí y no en otro
previamente.Así se habrían salvaguardadolosrancheros lugar? Comparando las formas de inscripción territorial

Los sistemas de producción en el espacio,la historia y la sociedad 135


tomadas por el desarrollo, la investigación da cuenta -Marielle Pepin Lehalleur y Marie-France Prevot Schapira.
de lamultiplicidad de situaciones y da la medida de del Centre de Recherche et de Documentation sur l’Amérique
lo que lasdivide.Invitaa no generalizar apresuradamen- Latine (CREDAL)del CNRS;
-Odile Hoffmann y Jean-Yves Marchal, del Departamento
te, considerando una composición de diferencias y a
Medios Y Actividades Agrícolas (MAA)del O R S T O M .
interrogarse sobre lo que revela cada UM de las E n calidad de geógrafo, el autor confia sus impresiones
posiciones. recogidas durante encuestas llevadas a cabo desde el final
de 1990 hasta la mitad de 1992. Es posible que se revelen
incompletas o bien que merezcan ser matizadas. Sin
Notas: embargo, su propósito es el de rendir cuenta de una
realidad esquematizándola, por lo tanto, exagerando volunta-
Nuestro propósito se integra en un programa riamente los rasgos que distinguen a dos municipios
multidisciplinario que tiene como título “Transformacio- vecinos. Su objetivo es el de atraer la atención de los
nes de la vida rural y nuevas configuraciones del poder local agrónomos y de los economistas que tienen a veces tenden-
en el Golfo de Mtxico, una aproximación comparativa” cia, en Is confrontación de las escalas, a borrar las diferen-
(Convenio EI Colegio de México-CNRS-ORSTOM, 1991- cias de un lugar a otro.
1993).
Formamos parte de un equipo de seis investigadores que
comparan las dinámicas rurales desde cinco puntos de obser-
vación dispuestos de norte a sur en los estados de Tamaulipas BIBLIOGRAFIA
y de Veracruz:
-en el norte de Ciudad Victoria (Tamaulipas), en un medio BATAILLON C.,1991,Pétrole et tropique, la facade
seco, los Valles de Baretal y Santa Engracia donde, en du Golfe, en Amérique latine, Géographie
antiguas tierras imgadas de haciendas, los ejidatarios han Universelle,Paris,Hachette-Reclus(Ed), volIV:125-
plantado naranjos cuya produccibn está destinada al mercado 132.
nacional; CAMJ3REZYL.y al., 1991,Atlas ejidal del Estado de
-en Ciudad Mante (Tamaulipas) donde se extienden períme-
Veracruz-Encuesta nacional agropecuaria 1988.
tros de “gran agricultura” irrigada (caña de azúcar, algodón,
sorgo, soya, verduras), lugar de competencia entre la propie- Aguascalientes,INEGI-ORSTOM.
dad privada y el ejido; DOODES.(Coord.), 1979,Diagnósticosocio económico
-en el punto de unión entre los dos estados, en las inmedia- de la zona Pantepec-Vinazco,México,Estudios espe-
ciones del complejo urbano de Tampico-Altamira,donde el ciales S.A.-CIESAS,mimeo.
desarrollo de las actividades urbanas, portuarias, industriales FAGESE.,1854,(nueva edición 1959), Noticias Estadís-
y petroleras, barrió a la antigua producción de pastoreo ticas del departamento de Tuxpan. México, Ed.
extensivo. Se hicieron readaptaciones (cereales, oleaginosas Citlaltepec,colección Sumaveracruzana,Histografia.
y verduras) paralelamente a una colonización urbana (salva- MEADE J., 1951, (ediciQn 1962), L a huasteca
je) de las tierras agrícolas;
veracruzana.México,Editorial Citlaltepec,2 tomos.
-en el norte de Veracruz, la región de Alamo-Tuxpan,donde
la extracción petrolera (1910-1940)dejó lugar a las activida-
PADUA J. y VANNEPH A. (Ed), 1986,Poder local,
des agrícolas (fruticultura sobre todo), las cuales reforzadas poder regional. México, El Colegio de México-
por la creación de ejidos, se oponen a la ganadería tradicional, CEMCA.
administrada por los rancheros; PEPIN LEHALLEUR M., 1989,U n Mexique rural post-
-en el centro del mismo estado, finalmente, el conjunto agrariste pour l‘an2000?,Mesa redonda Le Mexique
compuesto alrededor de Martínez de la Torre, donde la à l‘aubedu troisième millénaire, CNSRS-CREDAL,
producción de caña de azúcar, hasta ahora dominante,en los mimeo.
ejidos de planicie, está desapareciendo en beneficio de otras REVEL-MOUROZJ., 1971,Mexique: aménagement et
opciones cultivo.
colonisation du Tropique humide. Paris, Trav. et
E n estos cinco “observatorios”, tratamos de poner en eviden-
cia situaciones económicas y sociales que tienen desde luego Mémoires de I’IHEAL.
su dinámica propia (la retrospectiva histórica, antigua y SCHEJTMAN A.,1982,Economía campesinay agricul-
reciente, lo comprueba), pero soportan, también, compara- tura empresarial (tipologia de productores del agro
ciones en cuanto ponemos en paralelo la iniciativa actual de mexicano). México, Siglo XXI.
los “actores locales” y las relaciones que estos últimos VERDUZCO G., 1982,Campesinos itinerantes. Coloni-
mantienen, sea con los centros de consumo nacional, sea con zación,ganadera y urbanización en el trópicopetro-
los Estados Unidos. lero de México. El Colegio de Michoacan.
Son miembros del equipo, en el marco de un contrato de
cooperación:
-Arturo Alvarado y Nelson Minello, del Centro de Estudios
Sociológicos (CES)de EI Colegio de México;

136 Los sistemas de produccion en el espacio.la historiay la sociedad


MANTE,TAMAULIPAS :UNA REGION EN MOVIMIENTO

Marielle PEPIN',Hermilio NAVARRO*,J. José SANTIBAÑEZ', Carmen CEBADA-'


'CNRS-CREDAL(Francia), 2CP-CEDERU, 'UACH.

RESUMEN Nuevo Morelos y Xicotencatl, un conjunto que abarca


10 O00 Km2y cuenta con cerca de 220 O00 habitantes en
L a región de Mante fue seleccionadapara estudiar cómo la 1990. D e éstos, un poco m h s del tercio vive en Ciudad
interacción entre grupos sociales influía sobre la dinámica so- Mante. La definición de una región agrícola por su polo
cial del campesinado local.
urbano, sin ser extraordinaria,no es un hecho anodino y
Desde una perspectiva interdisciplinaria,un eje orientador
se trató de conservar alrededor de la contontación social sobre trataremos de resaltar su significancia.
los recursos,productosy mercados agrícolas,en donde la región El propósito de este trabajo es desmembrar este
representa la expresión localizada de la confiontación social. conjunto regional, reconocer su diversidad e intensificar
sus componentes para reconstruir lo que da coherencia y
captar su movimiento.
PERSPECTIVAS Y PROBLEMATICA DE LA El estudio de la región se abordó a diferentes escalas,
INVESTIGACION variando los puntos de vista y los objetos de la
observación.Al mismo tiempo se conjugan distintos
La investigación se inició con la búsqueda de una enfoques disciplinarios que reflejan las formaciones de
región en el norte del país donde el elemento clave para los participantes.L a sociologíaencabeza la lista porque a
caracterizar localmente la situación de los campesinos ella se debe el planteamiento inicial y conductor de la
fuera su coexistencia con grandes agricultores de tipo investigación en términos de interacción social.
empresarial. Esto suponía que la región dispusiera de EI objetivo fue analizar la dinámica de una región,
recursos y de una buena integración en las redes entendida como el espacio de coexistencia y confrontación
comerciales,e implicaba que existiera cierta competencia de varios grupos sociales(en ese caso ligadosa la actividad
económica entre los grupos de productores presentes, agrícola), y se buscó interpretar su evolución como
además de otras relaciones específicas que justamente se resultado de los impulsos cruzados que le imprimen tres
buscaba elucidar'. fuerzas: la voluntad política de los órganos rectores del
L a región de Mante en el sur de Tamaulipas,colindante país, los estímulos y las exigencias del mercado, y las
al norte con la frontera de Estados Unidos,a primera vista prácticas y proyectos de los actores locales.
ofrecíaestas circunstancias,fue seleccionadapara estudiar Se adoptó el postulado geográfico de la fuerte
cómo esta interacción entre grupos sociales influía sobre interdependencia entre una sociedad y su espacio, para
los modos de ser y de hacer, y sobre la dinámica social del fundar la hipótesis que este conjunto de interaccionesque
campesinado local. se adueñan de cierto espacio tiende a organizarse en
La temática de la confrontación social alrededor de relaciones sistemáticas donde la proximidad, la
recursos, productos y mercados agrícolas está así en el localización, la distribución y la densidad pueden jugar
trasfondo del plantamiento de un estudio de dimensión un papel.
regional, en donde la región representa la expresión Así,se buscó el sentido de lo que la sociedad o algún
-
localizada el espacio- de la confrontación social. segmento de ella construye a partir de las variaciones del
Traducido esto en términos operativos, se partió de espacio:¿Por qué, aquí, esta implantación,este uso, esta
un postulado sobre lo que debía ser el marco concreto de ruptura, este límite,... ?
la investigación: el espacio que la gente reconoce como También se sometió a prueba el punto de partida
su entorno, donde lo que allí suceda le afecta en sus inverso,que se inicia en el reconocimiento de los grupos
actividades, sus relaciones y sus proyectos.Así,el primer y hace del espacio un producto social :¿Cómo y dónde se
objeto de conocimientoes la región de Mante, tal como la concretiza el proyecto existencia1 de este grupo, del otro?
delimitan o la delimitaban entonces (por cierto, con un A otra escala,pero en el mismo sentido,se planteó la
alto grado de consenso), numerosos informantestomados pregunta:¿Cómo y dónde se estructuran los canales de la
entre la población -amas de casa, agricultores, competencia y de la interdependencia económica, los de
funcionarios,comerciantes,hombres políticos,periodstas, la lucha por el poder, los de la convivencia,todas estas
entre otros. redes que se pueden percibir a nivel regional y que
L a región comprende los municipios de Antiguo imponen ciertas pautas a los contactos, a las
Morelos . Gómez Farías, González, Mante, Ocampo, interconexiones que ligan a los actores regionales?

137
Se supone que existe una interdependencia particularmente en el análisis de las situaciones
estructurada,pautada,entre los integrantesde la sociedad campesinas. Es en el nivel microlocal donde el propósito
regional. Estos patrones se buscaron en los diversos de la investigación cobró mayor consistencia y permitió
Órdenes :económico,agronómico,politico, socio~dtural evidenciar algunas pautas en la valoración que hacen los
y, a la vez, se indagó sobre los márgenes de autonomía habitantes de su entorno y en ciertos comportamientos.2
que retienen los elementos del sistema. Así,mientras que en el nivel regional la preocupación
Por autonomía se entiende: 1) Las conexionespor las fue de mostrar la diversidad de las condiciones y de los
que estos elementos (estructuras,procesos y actores que procesos,en el entorno cercano se buscó discernir un perfil
conformanel sistema) se ligan a otros ámbitos,que rebasan modal en las respuestas que dan las familias campesinas
o escapan al nivel regional,y 2) la libertad de los sujetos, a las opciones que se les presentan.A partir de este patrón
expresada en su capacidad de eligir entre varias opciones, se procuró establecer las diferencias individuales,pues,
y que constituye el motor de un sistema dinámico. Una singularmente,es a través de su relación con los factores
primera manifestación muy simple de la autonomía se más ajenos a su propio grupo local (banco, empleo
revela en la diversidad. Diversidad de las zonas, de los asalariado,jerarquía ejidal )como las unidades vecinas
recursos,diversidad de los actores. se diferencian más decisivamenteentre sí.
Los actores, además de ser diferentes,son desiguales. Por este camino se volvió al proceso de
Diferentes y desiguales en su actividad económica, o sea estructuración del sistema agrario regional, en el que la
ante los recursos,en el manejo que hacen de ellos, en los participacióndiferencial de los campesinos y de los otros
móviles que los empujan.Desigualesy diferentes,también actores regionales (empresarios, comerciantes y
en su ubicación socialy en su percepciónde esta Ubicación, bodegueros, funcionarios,líderes políticos, etc.) anima y
y en su relación con el poder en sus distintos órdenes. hace evolucionar la organización productiva, la
Desiguales,en fin,unos fientea otros cuando se relacionan vinculación a los mercados y otras pautas de
en el mercado de trabajo. interrelación entre la región tomada globalmente y
Entre todos los actores de la sociedad regional se centros externos de poder.
privilegió la clase campesina, tratando de definir su
situación,o sea sus condiciones,su posición relativa y su
actuación en este tipo de región. D e lo anterior se deduce UNA REGION PIONERA
cuáles son, para el equipo, las dimensiones prioritarias:
- L a dimensión económica- acceso a los recursos, L a Provincia del Nuevo Santander tenía apenas medio
lugar y desempeño en el mercado; siglo de fundada cuando se convirtió en el estado de
- La dimensión agronómica,definida como el manejo Tamaulipas a raíz de la proclamación de la Independencia.
que hacen de estos recursos, con el por qué y el El siglo XIX conoció un desarrollo económico lento,
cómo; interrumpido por guerras intestinas y extranjeras y
- L a dimensión políticaaganizativa, que abarca tanto limitado por la baja densidad de su población. El sureste
el ámbito de la intervención estatal en la producción del Estado se mantuvo confinado en la cría extensiva de
y otros aspectos de la vida rural (lo que se suele caballosy ganado vacuno y en la producción de maíz hasta
designar como corporativismo agrario), como las el establecimento (1890)de la línea de ferrocarrilTampico-
actividades asociativas de los agricultores. Monterrey, que lo roza tangencialmente.
E n todo esto predomina la calidad de productores, de L a historia de la región en nuestro siglo da cuenta de
los campesinos y precisamente así es como se les llama la implantación y acomodo o derrumbe de los sucesivos
allá, en particular en las oficinas de gobierno y en los cultivos que se enseñorearon de sus tierras y en torno a
bancos.Pero el trabajo no se limitó a este abordaje unilat- los cuales se fueron organizando las relacionesde trabajo,
eral. la red comercial,etcétera.
Ni en lo económico, ni en otros aspectos, aparece la E n la historia de estos temas de producción se hacen
vida social como un continuum si se adopta el punto de evidentes los distintos modos de intervención del Estado,
vista de los sujetos.AI contrario, se revela entonces como del mercado nacional e internacional y de las iniciativas
una realidad fragmentada: cada uno, cada grupo va locales.
conformado su propia visión y elabora los referentes de Periodo 1900-1927.La población regional comprende
su actuación.Las percepcionesy la razónjustdkadora de entonces a los descendientes de los primeros colonos
sus actores que proyecta cada grupo son,en su globalidad, fundadoresdotados de tierra.
inconmesurables, aunque comparten muchos elementos Algunas porciones de tierras se han concentrado en
y entran en competencia entre sí. vastas haciendas, otras perduran como ranchos o son
Penetrar en esta lógica de cada grupo social es el reto asientos de varios condueños. L a escasa actividad de la
de la antropología y se intentó adoptar esta perspectiva, zona está fraccionadaen pequeños enclaves:en los cascos

138 Los sistemas de producción en el espacio,la historia y la sociedad


de las grandes haciendas ganaderas y en los márgenes Periodo 1960-1970. Al iniciode los aííosen ladécada,
inundables de los ríos, donde las condiciones se prestan el mercado algodonero abandona los márgenes del río
para la agricultura. Bravo,al norte de Tamaulipas,infestadode pIaga después
A partir de 1915 se intensificanel cultivo de la caña y de largosdeceniosdeproducción,y sebuscan nuevaszonas
la fabricación de piloncillo que se envía a Monterrey y a de cultivo.El sur de Tamaulipasse revela como un lugar
Estados Unidos gracias al ferrocarril.La decena de haci- propicio, en consecuencia irrumpen inversionistas,
endasque sigue el ejemplo ofrecidopor un chino radicado agricultores,casas comerciales,a los que se suma,en la
en la región son propiedad de gente del lugar o del medida de sus posibilidades, la población local: se
noroeste: Tamaulipas y Nuevo León. Xicotencatl es el desmontan las tierras del interior que habían sido
puerto comercialde una comarca que sÓ10 cuenta con 16 ganaderas o permanecían vírgenes,se abren brechasy se
O00 habitantes en 1921. siembra algodón, aprovechando el temporal. Hacia
Periodo 1927-1950.A solicitud de los hacendados mediados de los años 1960 se alcanza una superficiede
cañeros, el gobierno de la República (Plutarco Elías algodon estimada en 200 mil héctareas para el sur de
Calles) se hace presente con inversionesmasivas:distrito Tamaulipas (Figura 1).
de riego, ingenio azucarero, carretera Nuevo Laredo- El desarrollo algodonero abre nuevos espacios y
México,la cual es la primera entradapor carro a México multiplica los pequeños asentamientos,muchas veces
desde Estados Unidos, un ramal ferrocarrileroque une estacionales, a proximidad de los campos de cultivos,
las dos vías Tampico-Monterreyy Tampico-San Luis donde se instala en galeronesa los trabajadores atraídos
Potosí , y sobre todo conecta el nuevo ingenio a la red de regiones limítrofes y lejanas. Este proceso también
ferrocarrilera. expande la región y diluye un tanto el papel polarizador
El ingenio, construido con fondos públicos, es que había tenido Mante. Las plantas despepitadoras de
comprado y manejado por los hacendados.La empresa algodón se instalan a lo largo de las carreteras,
será expropiada en 1939 a la vez que las tierras cañeras particularmente cerca de los puntos de embarque
pasan a dotar una cuarentenade ejidos.El gobiernode L. ferroviario con destino al puerto de Tampico.Estación
Cárdenas transforma el ingenio expropiado en González,cabecera del municipio del mismo nombre,y
cooperativa,de la cual vienen a ser socios los obreros de Estación Manuel cobran importancia en estas funciones.
la fábricay los ejidatarios cañeros. Pero ciudad Mante conserva sus ventajas previas y
El ingenio, la cooperativa y la ciudad de Mante atrae a una nueva población de profesionistas,
organizan los recursos, la actividad y la mitad de la comerciantes, técnicos y trabajadores. Esta población
población que vive para entonces en la región (72 O00 urbana es la que,de ahí en adelante,controlará el poder
habitantes en 1950,con 35 O00 en el municipio de Mante municipal y regional. El sistema cañero sufre la
y 21 O00 en la sola ciudad). Se puede hablar de un en- competencia del algodonero por el uso de las tierras de
clave azucarero directamente ligado a las instituciones temporal y el empleo de la fuerza de trabajo, en
que centralizan el mercado nacional. consecuencia su importancia se retrae sobre los dos
Localmente, se da cierta competencia con la distritos de riego y, aunque pierde su monopolio como
producción de tomate en los períodos en que se abre el organizador de los flujos regionales, se intensifica la
mercado norteamericano durante la post-guerra.Pero producción.
frente a estas bonanzas esporádicas, el sistema cañero- La ventajosa ausencia de plagas que la región ofrecía
azucareromantiene un anclajefuertey perdurable.El auge al inicio al cultivo del algodón,desaparece rápidamente;
de la planicie subordina a sudinámica la zona aldeña de ésta y otras razones llevan la producción al desplome y
losvalles montañosos,tales como Ocampo,y la mantiene la región a la quiebra generalizada, con las tierras
en una posición marginal, ampliando de este modo la hipotecadas y un desempleo masivo.
región que domina Mante. Periodo 1970-1990. A causa del fracaso agrícola
Periodo 1950-1960. El predominio del sistema regional para el establecimiento de una región
cañero-azucarerose afanay expandecon la construcción algodonera, el gobierno interviene otra vez de manera
de un segundo distrito de riego y la implantación en la contundente,con un amplio programa de infraestructura
vecina Xicotencatl,de otro ingenio azucarero, Cste de de riego, de dotación agraria y de apoyo técnico y
I

propiedad privada. Ambos ingeniosamplian,suvolumen financiero a la producción de granos y oleaginosas.


de molienda con caña de temporal,provenientesde zonas Inicialmente se tiene el programa Pujal-Coy de
que entran así en su órbita directa.Sibien Xicotencatl ha habilitaciónagricola de la cuencadel bajo Pánuco,el cual
recuperado un centro de actividad propia, queda incluye el sur de los municipios de Mante y de González.
supeditado a Mante que se confirma en el papel de capi- En la región se construye un tercer distrito de riego,
tal regionalbajo el controlpolítico de la cooperativa.Así, llamado Las Animas, que cubriria una superficie
en 1960ya cuenta con 31 O00 habitantes. potencialmenteirrigablede 48,000hectáreas (Figura 2).

Los sistemas de produccion en el espacio,la historia y la sociedad 139


Figura 1. Sistema cafieroazucareroy apertura de tierras con el auge del algodón (región de el Mante, 1960-1970).

Figura 2.Sistemas de producción localizados, región de El Mante 1970-1990.

140 Los sistemas de producción en el espacio,la historia y la sociedad


Una nueva ola de dotaciones agrarias lleva al sector yresultados. Cabe subrayar que las tierras efectivamente
ejidal a superar la dominanciade las superficiesdetentadas regadas en Las Animas no rebasan las 15,000hectáreas.
por los agricdtoresprivados. Aunque esto es en superficie Es notorio que el usufructo de la tenencia ejidal, en
absoluta y no respecto al promedio por cada productor parte significativa,ha tendido a pasar a manos de los
(Figura 3). propietarios privadosvecinos y de empresas agrícolaspor
vía de renta y a veces de asociación.
Tratándose de producción de granos
durante el ciclo primavera-verano,con base
en las prácticas generalizadas de los
productores,el riego no presenta unaventaja
decisiva frente a muchos de los riesgos
climáticosque afectanesta zona,talescomo:
ciclones,sequíasy ocasionalesheladas (una
cada diez &os en promedio), además de una
variabilidad interanual muy pronunciadade
la estación de lluvias.Por ejemplo,es común
que se siembre cártamo como segundo
cultivo del año, en el ciclo otoño-invierno,
en tierrasno regadas,así como en las tierras
de riego en que no se siembran hortalizas,
como cebolla, melón y chile.

I@

20 40
,

60
,:RI
80
'%/

IO0
,
I

120 140 160


,

ha
Pero, cuando a la disponibilidad de
riego (en el distrito de las Animas o en
unidades de riego propias) se aunan la
capacidad de inversión, los conocimientos
técnicos y las conexiones comerciales, se
puede emprender el cultivo de hortalizas,
las cuales han tenido una elevada
Ascurros qricola I productor
expectativa de ganancia,vía el mercado de
Simbolapia Municipios exportación hacia USA.
siidararias GonrlRez : G Ganez F: F
p. privad.. Mspircatzin: M Ocmpo : O
:x
Junto con la tendencia y el contraste
Abia :A XiC0tC"C.tl
celaya ; C L. Cardenas :L entre temporal y riego, el otro gran factor
de diversidad en la región es la coexistencia
Figura 3. Comparación de tierra agricola y ganadera entre de tres sistemas de producción:
ejidatarios y pequeños propietarios entre las principales i/ El sistema de granos- oleaginosases
zonas agropecuarias del sur de Tamaulipas (1986). dominante por su extensión, el número de
productores y las instituciones que involu-
cra, y por la fuerza de los procesos
económicos y sociales que se han generado en su ámbito.
Considerándoloen una perspectiva dinámica, sería más
HETEROGENEIDAD REGIONAL:TENENCIA propio referirse a un sistema de granos-hortalizas-
DE LA TIERRA,DISPONIBILIDAD DE AGUA Y ganadería donde la competencia virtual que se da entre
SISTEMAS DE PRODUCCION granos y hortalizas en tierras de riego,y entre granos y
ganadería en tierras de temporal, se ha ido resolviendo
Tratándose de los dos distritos de riego cañeros, el en detrimento de los granos.Esto como efecto de la propia
hecho de que se reserva prácticamente el uso de estas evolución regional de la producción ganadera,a la que se
tierras a la caña respondea un complejo de razones, entre vendrá a sumar en los Últimos años la caída de los precios
las que cuenta de manera decisiva la demanda de los agricolas y las nuevas orientacionesde la politica agrícola
ingenios azucareros y, en el caso de Mante, el peculiar nacional.
funcionamientode la Cooperativa. ii/ E n el sistema de policultivo arraigado en los valles
E n el caso del distrito de riego Las Animas, cultivado y el pie de monte, en cambio, las mismas producciones se
principalmente con granos -al igual que las tierras de combinan en pequefias superficiesy con bajas inversiones
temporal circundantes-y en menor medida con hortalizas, que no arrojan fuertes ganancias, pero pueden asegurar
tenemos los elementos necesarios para comparar usos una mayor estabilidad a las unidadesfamiliares.La curva

Los sistemas de produccion en el espacio,la historia y la sociedad 141


demogrXica,sin embargo,acusa un descenso poblacional asimismo, el trato que recibían era diferenciado,desde la
neto en el municipio de Ocampo desde hace dos decenios: forma de presentación de la solicitud y requisistos que
la estabilidad de los niveles de producción (al menos en debían llenar, las líneas acreditadas, el número de
los últimos diezdoce años para los que disponemos de ministraciones y el monto del crédito hasta el tipo de
datos) habla de cierta intensificación que podría supervisión y seguimiento así como en la duración de los
relacionarse con el uso de tractoresy de agroquímicos. trámites administrativos que tenían que realizar para la
iii/ El tercer sistema está en vigor en los distritos liquidación del crédito.
cañeros de Mante y Xicotencatl y en el nuevo centro En el período 1982-1985,la operación crediticia va
cañero-azucarerode El Naranjo situado en los márgenes acompañada con una política de seguro agrícola, siendo
occidentales de la región de Mante, pero perteneciente al su contratación obligatoria para los ejidatarios,ya que el
estado de San LuisPotosí. tipo de garantia que ofrecen se basa únicamente en la
E n este trabajo,nos limitaremosa seilalar la dinámica cosecha obtenida y en la responsabilidad solidaria de los
de desarrollo y diferenciación interna que ha afectado al miembros de los grupos acreditados.
sistema de granos y oleaginosas. Las operacionesde descuento realizadas por F R A en
la región del Mante muestran, en promedio, que un
porcentaje alto (80%) de los productores atendidos
DINAMICA DE DIFERENCIACION DEL corresponden al sector ejidal, ubicándose en su gran
SISTEMA GRANOS-OLEAGINOSAS mayoría en el estrato de productores de bajos ingresos.
Por el contrario,los privados se ubican en los estratos
medio y alto y, a pesar de que su participación en el total
El crédito de beneficiados es minoritaria (20%) absorben un
porcentaje mayor de los montos de crédito descontados
El Mante ha sido objeto de sucesivas políticas (66Yo).
gubernamentalesde tipo federal y estatal,aplicadas en la Se observa tambiénque,a lo largo de los mismos años,
zona a través de la distribución masiva de tierras, la la cobertura del crédito tiende a disminuir, así como los
introducción de nuevos cultivos,la aplicación de paquetes montos reales y el número de productores acreditados.
tecnológicos, vía el otorgamiento de crédito y la Sin embargo, los montos de crédito per capita van
organizaciónde los productores en forma colectiva a nivel aumentando hasta el momento en que se llega a una
de ejido, y por sectores,posteriormente. redefinición de la política y operación crediticias 3. Cada
L a política crediticia se ha dado dentro del marco de vez que esto ocurre se va haciendo más selectivo el acceso
la modernización del sector. El criterio predominante al crédito, buscando atender más y mejor a los que sí
consistió en crear unidades económicas que resultaran resulten beneficiados.
productivasy rentables,dedicadas a sembrar los productos Los cultivos que muestran una mayor participación
seleccionados para la región: granos (sorgo y maíz) y en la superficiehabilitada por BANRURAL son,por orden
oleaginosas (cártamo y soya). El sistema de producción de importancia, el sorgo, la soya y el maíz en el ciclo
que constituyen pasa a coexistircon el sistema cañero,ya primavera-verano,y el cártamo, en el ciclo otoño-
existente con su propia dinámica crediticia en el cultivo invierno.La gestión del crédito ha sido una experiencia
de la caña. dificil en la zona.Múltiples causas,tales como siniestros
El crédito es visto como el recurso financiero que climaticos,falta de organización,corrupción de líderes y
permite a los ejidatarios tener acceso al uso de insumos funcionarios. enfrentan rápidamente a muchos ejidos a
químicos y mecanizar sus cultivos en aras de una mayor dificultadesde pago,volviendo problemática su situación,
productividad. La acción institucional cubre diversos tanto frente a la institución bancaria como entre sus
ámbitos, desde el financiamiento de la producción y la miembros. Al entrar en la cartera vencida del banco
compra de maquinaria agrícola, la difusión de híbridos y automáticamente pierde el acceso al créditobancario-salvo
semillas mejoradas hasta las de aseguramiento y que se realice una reestructuración del débito-.Estas
comercializaciónde la cosecha. limitantes son enfrentadasy manejadas de manera distinta
C o n base en los montos descontados por FIRA por cada tipo de productor,de acuerdo con sus capacidades
(FideicomisosInstituidosen Relación con la Agricultura) productivasy con la forma de relacionarsecon otros sujetos
se aprecia que en la ZOM, en los años 1980,predominaban y agentes sociales.
las operaciones crediticias de la banca privada sobre las Describimosa continuaciónalgunas de las situaciones
realizadas por la banca oficial.Ambas canalizabanfondos crediticias y estrategias resultantes a nivel de la
para la producción,tanto a clientela ejidal como privada, comunidad, ejemplificando con el poblado de Graciano
sin embargo,en la práctica los porcentajes de partxipación Sánchez,municipio de González,constituido por 21 ejidos
en la cartera de clientes varíaban por tipo de banco; con una superficie promedio de 500 hectáreas por ejido.

142 Los sistemas de producción en el espacio. la historia y la sociedad


Estos ejidos fueron dotados en forma colectiva con maquinaria,según sea el caso. Como se puede apreciar,
tierrasde riego,predominandola agriculturamecanizada. el riesgo corre a cuenta del productor ejidal.
Las tierras de estos ejidos colindan con las de los También se da el caso de ejidatarios que recurrenen
propietarios privados que quedaron dentro de la unidad forma combinada a las dos fuentes de financiamiento:el
de riego de las Animas.Estas dotacionesagrarias que se crédito bancario y los prestamistas particulares.Usan el
llevaron a cabo hacia finales de los años 1970 iban crédito bancario para las labores de preparación y las
acompañadas con apoyos de créditos bancarios para el laboresculturales,mientras que para la cosecha,realizan
financiamientode la producción ejidal. convenioscon algunos de losbodegueros que financiarhn
Asociado a la dinámica crediticia se observó, a la trilla y los fletes.Esto lo hacen con el propósito de que
mediados de los 1980 un proceso de desagregación,en no seincrementeel adeudo con el banco y sus respectivos
unos casos paulatina y en otros acelerada, de la intereses.
organizacióncolectiva para la producción. Otros ejidatarios,endeudadoscon algún banco,optan
Lo anterior sedio en un proceso,en el cual,a partir de por vender la maquinaria que éste les había ayudado a
1981,varios de los ejidos comienzan a caer en cartera adquirir,y se reparten el monto para poder financiar su
vencida,generándose desacuerdosy conflictos entre los producción. Sin embargo, su situación de
ejidatarios,situación que culmina con el surgimientode descapitalización,al no poder disponer de maquinaria ni
sectores de crédito -agrupación de 10 o mas ejidatarios acceder al crédito bancario,más la presión que ejerce el
en un sólo grupo de trabajo.Posteriormente,comienza a banco para la recuperacónde los créditos,los conducen a
darse una nueva forma de separación de los miembros tomar diversos tipos de decisionesproductivas.Estasvan
que conforman un sector.Esta separaciónse da en forma desde cambiar de patrón de cultivo a ajustar la superficie
individual o en grupos. Las causas de separación a sembrar y dar en renta sus tierras o buscar trabajo
expresadas por los ejidatarios están vinculadas con los asalariado, alternativas que muchas veces se dan
resultadosdesfavorableslogradosen lacosechay elmanejo combinadamente.
inadecuadodel financiamientopara la producción que en Con las dos Últimas opciones,los ejidatarios entran
muchos casos hacen sus directivos. en relación directa con las grandes propiedades que se
Cuando deciden separarsey trabajar de manera indi- localizan en la misma unidad de riego que sus ejidos,
vidual, pierden su capacidad para acceder al crédito siendo los propietarioslos que toman en renta las tierras
bancario.E n estos casos se observa una gran variedad de ejidalesy losque se comprometena su vez a darles trabajo.
estrategias desarrolladas para financiarsu producción,en Una situaciónmás lo representanaquellos que combinan
las que se combinan el dedicarse a otro tipo de actividad agricultura con ganadería.
no agrícolay eltrabajoasalariado.Este tipodeproductores Como resultadode estasdiversasacciones y respuestas
ejidales se encuentrá enuna situaciónde mayor fragilidad de los productores ejidales,en su repercusióna nivel re-
para poder mantenerse como productores eficientes.E n gional se da una falta de liquidezbancaria y el riesgo de
el segundocaso- la separaciónen grupo-ésta generalmente una caída en la producción de los cultivos establecidos
se ha acordado con el propósito de formar un nuevo sec- para la región,generándose la necesidad de una nueva
tor de créditoy continuaroperandobajo los lineamientos adecuación de la política crediticia.
de la instituciónbancaria.Entran enjuegootras estrategias Con base en su experiencia crediticia y de
familiares,en las que se combinanlosjornalesrealizados endeudamiento,la mayoría de los ejidatarios reclamaban
en el propio predio colectivo,pagados con el crédito y el un crédito que se operara y manejara de manera indi-
trabajo asalariado en los ranchosvecinos. vidual y no colectiva.Demanda que fue retomada en la
Otra situaciónfrecuentees aquellaque se da entre los operación de la nueva política de crédito que se
-
ejidatarios que no teniendo crédito bancario ya sea instrumentóen la zonadurante 1986,denominada crédito
porque así lo decidieron o porque estáren carteravencida liberado,cuyo objetivo institucional era la recuperación
con algún banco-,buscan asociarse y formar un grupo de carteras vencidas y el incremento de la producción
(familiares o de amistad) para conseguir alguna fuente ejidal en la región,con el criterio de otorgar crédito a
de financiamiento,representada la mayor parte de las quien realmente produjera.
veces por los diversos tipos de comerciantes (grandes Así se llegó a que dentro de un ejido sólo cinco o diez
bodegueros o acopiadoreslocales)que operan en la zona. ejidatarios recibieran crédito, pues era decisión y
La necesidadde agruparse surgede una condiciónque compromisos propios y únicamente se requería del aval
imponeel prestamista,ya que éstos sóloaceptanfinanciar de la asamblea ejidal.
superficiesque les permitan economizar los gastos que E n cuanto a los créditos refaccionarios,se observó,a
emprende,siendoCstas,por lo común, laslaboresde trilla. partir de la misma fecha,que el sujeto de crédito ya no
En casos muy especiales llegan a dar préstamos para la era ni el sectorni el ejido sino un sujeto mayor: la Unión
compra de semilla o fertilizantes o refacciones para la de ejidos.

Los sistemas de producción en el espacio,la historia y la sociedad 143


Se advierten así dos tendencias contrapuestas en las primavera-verano (PV)y otoíio invierno (01), la
políticas crediticias (agricultura en general) y en las disponibilidad de agua por riego o temporal,el patron de
respuestas organizativas que genera el sector ejidal. Se cultivos para los casos anteriores y los paquetes
observó que el crédito puede producir efectos tecnológicos respectivos.
disolventes cuando su manejo introduce tirantez en la Así,por ejemplo en PV,para condiciones de temporal
unidad de producción en vez de proporcionar mayor se recomendaba, para los cultivos prioritarios maíz, soya
capacidad técnica y económica, pero que en buenas y sorgo, la realización de cuatro prácticas culturalespara
condiciones fomentaba, en cambio, una mejor la preparación del suelo, semilla mejorada, aplicación
organización productiva. fraccionadade fertilizantes,dos deshierbes,dos escardas
A lo largo de los aíios 1970 y 1980 se han ido y doble aplicación de insecticidas.
constituyendo en la región varias organizaciones C o m o referencia, cabe sefialar que los paquetes
ejidades que rebasan la producción directa y apuntan tecnológicospara las condiciones anteriores tienen como
hacia un control por parte de los productores de la punto de equilibrio:en maíz, 1432 kgha; en soya, 1193
etapa siguiente de acopio y comercialización del y en sorgo 2379 4. Dicha producción requerida se encuentra
producto. alrededor de los rendimientos históricos medios
El logro máximo que alcanzaron las uniones de ejidos regionales.
fue su consolidación en una Unión Regional de
Comercialización de Granos, que tuvo c o m o rasgo
distintivo y original el conjugar al sector ejidal con el D I F E R E N C I A C I O N DE LOS PRODUCTORES Y
sector privado en condiciones de paridad. DINAMICA REGIONAL
Durante doce años ejidatarios y empresarios se
hanido alternando en la dirección de la Unión y han Volviendo al ámbito regional, es posible agrupar los
logrado de manera consistente superar los precios de cálculos económicos que orientan las decisiones de los
garantía, gracias a una nueva negociación directa con productores en tres grandes categorías.
los industriales (alimentos balanceados y aceiteras). Una categoría reúne a los pequeños propietarios y a
L a política de desregulación de los precios y la los ejidatarios de más recursos.Estos se atienen,aunque
apertura de las fronteras han dado al traste con estos no de manera estricta, al patrón técnico promovido por
superávits,y dejan a la Unión de comercializaciónen una la SARH y los bancos.
situación de desequilibrio, que exige redefínición. Pero Los que se limitan a la producción de granos tienen
no cabe duda que la experiencia organizativa y por característica buscar disminuir los riesgos (por
negociadora adquirida, así como el reconocimiento que ejemplo, tienen predilección por la siembra de cártamo,
el sector ejidal más pujante se ha ganado en el ámbito con muy poca o ninguna preparación, en 0-1) antes que
regional, son ventajas que sabrán hacer valer en las maximizar oportunidades.Sus costos son relativamente
circustanciaspor venir. bajos, pero sus rendimientos se mantienen mediocres y
sin mejoría. Dentro del sistema de granos, esta forma
extensiva de producción puede considerarse por cálculo
Prácticas técnicas y sus resultados racional en vista de la poca respuesta al fertilizante y de
los precios bajos que obtienen el sorgo, la soya o el maíz.
Nos mantendremos en el ejemplo del sistema de Pero la competencia externa limita seriamente sus
granos-oleaginosas,pero el mismo ejercicio puede hacerse posibilidades de perpetuación.
para el sistema cañero, donde explicaría parte de las Aquellos productores que tienen más recursos (enuna
divergencias observadas del area de control de un ingenio escala sensiblemente mayor) se pueden lanzar a la
al otro;también ayudaríaa explicar,en el caso del sistema producción de algodón, o en ciertos aíios a la del tomate,
de policultivo,la versatilidadde las respuestasproductivas, o reanudar, en una perspectiva modernista, con la vieja
que favorece la adaptación a un medio cambiante,pero tradición de tener un rancho ganadero además del rancho
dificulta la elevación de la rentabilidad. agrícola (la última reforma legislativa propicia esta
Anteriormente, tratamos de mostrar cómo el crédito opción).
ha sido un agente decisivo en la conformación de la -
Así,el sistema de granos tradicional sufre en tierras
producción ganadera regional c o m o un sistema de de temporal- la competencia de producciones que
producción.E n los aspectostécnicos,el crédito ha buscado requieren mayor inversión y más riesgo. E n tierras de
imponerun patrón de eficiencia por la atribución de cuotas riego, la producción competitiva es la de hortalizas
ligadas a modalidades determinadas de cultivo. Para la (cebolla, pepino,melón, chile, etc.) que requiere,aparte
región,se recomendaba la intensificaciónde la agricultura de tierray dinero,conocimientospoco difundidos y buenas
mediante una estrategia que comprendía la rotación conexionesen el mercado.Esta categoría de productores

144 Los sistemas de producción en el espacio,la historia y la slPciedad


imprime al sistema de granos una dinámica centrífuga el que nos centramos en esta ponencia, opera casi por
que apunta a producciones riesgosas con mayores ausencia después de haber proporcionado a los
oportunidadesde ganancia. temporalerosuna fuente cercana de trabajo asalariado.
La segunda gran categoría es la de los productores E n la región del Mante, la proximidad geogrxica de
con pocos recursos que se encuentran en un contexto grupos de productores con capacidad económica
espacial y socialque losretienedentro del esquematécnico notablemente desigual y la existenciade recursosvaliosos
oficial.Sin apoyo crediticio,modifican a la baja el patrón intensifican las transferencias de tierras y/o fuerza de
recomendado,limitandoal máximo el uso del tractor (por trabajo.La generalización de estos flujosintrarregionales
que deben colitratarlopor maquila), o pasando una rastra y el incrementodelassalidashacia EstadosUnidos,ambos
en vez de barbechar.Algunos llegan al extremo de usar procesos favorecidospor el envejecimiento o la falta de
animales de tiro (difíciles de conseguir,de adiestrar, de competitividad de los sistemasde producción de la región,
alimentar). No fertilizan, aunque siguen utilizando se añade la suspensión de crédito y de otros apoyos,
herbicidas y pesticidas. además de los cambios recientes a la ley agraria,que en
La habilitación que los bodegueros o vendedores de consecuencia significarán la radicalización de las
agroquímicos les proporcionan es puntual, limitada a tendenciasya apuntadas.
ciertasfasesdel ciclo y cara,y favorececondicionesde un El conjuntode estosfactoresnos indican que estamos
crecimientodeterioro.A estos productores,losprogramas presenciando un período de transición y recomposición
estatales y federales de apoyo tipo Kilo por Kilo o en el que se está gestand0 un conjunto regional
Solidaridadofrecen la oportunidadde perpetuar por algún seguramente muy diferente del que conocimos en los
tiempo este modo de producción. últimos veinte años.
Para los que disponen sólo de tierra de temporal,esta
opción (con mayor o menor incidencia de la ganadería)
puede ser duradera a condición de complementar los Notas:
ingresos familiares con trabajo asalariado del mayor
número de miembros de la familia. Entre varios participantes en esta investigación se agradece
Los que fueron dotados en el distrito de riego tienen la asesoria de Gil Sautter y Michel Sebillotte, quienes
participaron además con iniciativas de trabajo de campo en
la oportunidad,y están sometidos a fuerte presión, por
la región de estudio.
entregar sus tierras en renta a productoresde hortalizas, Este propósito no comprende, en este documento, el análisis
sea a los dueños de los ranchos circundantesque quieren de los grupos empresariales.
ampliarse,sea a empresariosque no tienen tierra propia. Esto sucederá finalmente en 1987-1989.
Esta opción, muy socorrida en los años pasados cuando EI cálculo mostrado se hizó tomando c o m o referencia los
era una práctica ilegal, cambiará Seguramente en sus costos de producción del paquete tecnológico recomendado
modalidades y su significado en los próximos meses y por la SARH en el programa anual de operación, éste en
años. relación con el valor promedio de la producción.
Los ejidatariosdel distrito de Las Animas que entregan
su tierra o que necesitan un ingreso extra constituyen un
provechoso vivero de mano de obra para los grandes
productoresde hortalizaso de algodón de los alrededores.
Una tercera categoría estaría ejemplificada por
productoresque,como en El Tigre,han desarrollado,a lo
largode dos o tresgeneraciones,relacionescomplejasentre
sí y con su tierra. Esta interrelación localizada se ha
convertido en el tamiz principal de su organización
productiva.Se busca reproducirla familiay el patrimonio
y mantener el control social sobre la comunidadlocal.La
viabilidad de su sistema productivo se limita a pequeñas
unidades familiares,lo que explica el alto indice de
expulsión (definitiva) de los miembros de la familia con
poca o nula posibilidad de heredar la tierra.Bajo estas
condiciones,el sistemade policultivo da muestras de una
mayor estabilidad que el sistema de granos.
Otro tipo de productores,con una lógica económica
diferente de losque aquí analizamos,pertenecenal ámbito
de la producción cañera.Frente al sistema de granos,sobre

Los sistemas de prodiiccion en el espacio,la historiay la sociedad 145


POLICULTIVO,MODERNIZACION Y CRISIS:
PARADOJAS DEL CAMBIO TECNICO/SOCIAL EN LA CAFICULTURA
CENTROAMERICANA*

Mario SAMPER KUTSCHBACH


Universidad Nacional ”Campus Omar Dengo” (CostaRica)

RESUMEN o monocultivistas,extensivos e intensivos.Con base en el


conocimiento acumulado, es posible explorar algunas
Se ensaya un análisis histórico general de los sistemas de sus ambivalencias y rasgos paradojales, mediante el
productivos en zonas cafetaleras centroamericanas,con énfasis
en la interrelacionentreprocesos tecnológicosy sociales. Para
análisis de la relación entre cambios tecnológicos y
ello,se contrasta el modelo de crecimiento extensivo, caracte-
sociales en las zonas cafetaleras del Pacífico centro-
rístico de la expansión cafetalera entre mediados del siglo americano.
diecinueve y mediados del veinte,con el de especialización e Más que relatar minuciosamente procesos u ofrecer
intens$cación productiva desde entonces.Se establecen rasgos una descripción empírica detallada,este breve ensayo se
comunes y difrenciales de la tecnificación cafetalera en el propone abordar,para la región como un todo,tres pre-
istmo,por regiones y tipos de fincas. AI hacerlo, se exploran guntas interrelacionadasque surgen de estudiosde casoy
algunas de las paradojas de la modernización cafetalera, sobre análisiscomparadossobre la historia del caféen el istmo.’
todo en lo concerniente a la viabilidad económica de distintas E n primer lugar,¿qué cambios conllevó la introducción,
clases de unidades productivas en coyunturas adversas del expansióny posterior intensificaciónde la caficultura,en
mercado cafetero internacional.
lossistemasdeproducciónlocalesdelPacíficocentroame-
ricano? Segundo,jcómo se entrelazaron esos cambios
tecnológicos con las diversas modalidades de organiza-
La evoluciónde la caficulturacentroamericana,desde ción social del trabajo en zonas cafetaleras? Y tercero,
su expansión inicial hasta el presente, es una historia de jcómo incidierontalestransformacionestécnicasy socia-
contrastes:A la vez que se han alcanzado los niveles más les en laviabilidad económica de distintostipos de unida-
altosde tecnificación,de especialización,de rendimientos des productivas, sobre todo en coyunturas adversas del
y deproductividad,sehanreproducidotambiénlasformas mercado cafetero internacional?
más tradicionales de policultivo,recolección y procesa-
miento delcafé. Siporuna partelaactividadcafetalerafue
fundamento del control directo e indirecto del capital RITMOS INTRODUCTORIOS:
sobre el trabajo rural en el Pacifico centroamericano,por LA EXPANSION CAFETALERA INICIAL
otra parte recreó constantementeformasde producción y
relaciones laborales muy distintas a las de un clásico Aunque se conocía en el istmo desde fines del siglo
capitalismo agrario,y cuyo contenidono ha sido siempre dieciochoy se adoptarondiversasmedidaspara incentivar
transparenteniunivoco.Y sibien seforjóun campesinado su cultivo en el período colonial tardío, la expansión
caficultor relativamente moderno,un sector del cual par- inicialdelcafé,como cultivopara exportación,en el istmo
ticipó exitosamente en la gradual especializacióny,más fue posterior a 1821.
recientemente,en la tecnificacióndel cultivo,también se Los momentosy ritmosde esaprimera fasecafcultora
ha incrementado su vulnerabilidad ante fluctuaciones sonbien distintosen cadapaís centroamericano:Comien-
coyunturalesy tendenciasadversasdelmercado.Paralela- za poco después de la Independencia en Costa Rica,
mente,han idoincrementándosesusdificultadesfinancie- expandiéndoseluegorápidamente hasta constituirelprin-
ras individuales y colectivas para mantener el nivel de cipal cultivo de exportación antes de mediados de siglo.
insumos requeridopor el actual “paquete tecnológico”. Las exportacionessalvadoreiiasy guatemaltecas se ini-
El café ha tenido muy distintos y a veces contradicto- cian en el decenio de 1850,y crecen fuertemente en las
rios significadoshistóricos para las sociedadesdel istmo, décadas siguientespara sobrepasar ampliamente la pro-
como para otras de América Latina durante los Últimos duccióncostarricense.E n Nicaragua hubo algunaproduc-
dos siglos. H a sido cultivo democrático y oligárquico, ciónlocalpara lospasajeros transcontinentalesantesde la
tecnológicamentetradicionalo innovador,mercantil y de GuerraNacional,y luegopara la exportación,pero ésta se
autoconsumo, hacendario y campesino, de fronteras de desarrolló mucho más lentamente que en los tres países
colonización y de ecúmenes densamente poblados. Se antedichos. EnHondurasel cultivo comercialdel caféfue
ha plantado en sistemas de producción diversificados tardío,iniciándosedébilmente,apenas,en lasdosdécadas

147
finales del siglo diecinueve, y constituyéndoseen fuerte En ciertas zonas marginales y durante los primeros
renglón exportador sólo después de mediados del siglo años, el café pudo ser más bien un semi-cultivo,plantado
veinte. al interior de áreasboscosas y en claros o abras, sin mayor
Los motivos de la temprana o tardía y fuerte o débil atención posterior salvo para la recolecciónde su mínima
expansiónde la cafícultwa, así como de sus modali- cosecha. E n las fronterascafetalerasdel istmo,cuando se
dades y consecuencias en cada país, son diversos y cultivó sistemáticamente,fue por lo general entre árboles
debatibles,pero conciernen tanto a las relaciones econó- remanentes del bosque original, y en asocio a diversos
micas c o m o a las de poder. Entre los factores cultivos alimenticios, usualmente sembrados mediante
socioproductivos, parecen tener especial importancia roza y quema en una secuencia desmonte-milpa-cafetal.
explicativa los siguientes: E n zonas de asentamiento más antiguo y tierras
-Laherencia colonialexpresada en formas de tenencia labrantías,el café sustituyóparcialmente a otros usos de la
de la tierraasí como en la organizacióntécnicay social del tierra,sin desplazarlosdel todo.Al principiose mantuvie-
trabajo y en las relaciones interétnicas. ron maizales y potreros de variada extensión dentro de la
- El mayor o menor dinamismo de otros renglones de gran mayoría de unidades productivas, y con frecuencia
exportación,especialmenteaquellosque habían adquirido otros terrenos dedicados a caña de azúcar,tintes,tabaco,
importancia en el período colonial tardío. hortalizas, etcétera.
- La ubicación de tierras potencialmente cafetaleras
respecto de las zonas de asentamiento anterior y las rutas
Pero no se trataba sólo de la combinación de parcelas
dedicadas a distintos usos dentro de una misma finca.El
de comercialización,y por ende las dificultadesy costos de propio cafetal era un complejo sistemaecológicoy produc-
transporte hasta los puertos. tivo, con árboles de sombra diversos y multi-funcionales:
- L a disponibilidad de mano de obra y de capital para el guamo (Inga luurinu) y otros árboles leguminosos,
el establecimiento de plantaciones comerciales. principalmente del género Inga, cuyas raíces profundas
- El acceso del campesinado a tierras aptas para café. extraían minerales del subsueloy aportaban materia orgá-
- El grado de inserciónde los productores campesinos nica al deshojar,así como leña;plátanosy otras musáceas,
en redes mercantil-crediticias. de crecimiento rápido, raíces superficiales y racimos ali-
También es indispensable considerar factores menticios; cítricos de crecimiento más lento, pero que
sociopolíticos,entre ellos: abastecían de frutas para el consumo familiar o para la
-Laeficacia de la acción estatalpara imponer cambios venta.En los cafetalesnuevosy en aquellosadultosde baja
que impulsasen determinados tipos de crecimiento densidad de siembra, se entresembraba maíz y algunas
agroexportador. veces frijol; y en el propio cafetal o en sus bordes se
- L a cohesión o fragmentaciónde las élites. plantaban tubérculos como la yuca (Manihotesculentu)
- Las relaciones de fuerza entre la burguesía o el tiquisque (Xunthosoma sugittaefotium), cultivos
rastreros como el ayote (Cucurbitu pepo), u hortalizas
agroexportadoray el campesinado.así como la composi-
ción más o menos heterogénea de éste. varias.
- Las alianzassociopolíticasconservadorasy liberales. Durante la fase de expansión inicial de la cafkultura,
- El mayor o menor impacto de conflictos bélicos en que como indicamos ocurrió en distintosperíodos según
la región, su característica de cultivo permanente contri-
cada período y región.
La introduccióndel café en los sistemas de producción buyó decisivamente al proceso de “fijación” de la agricul-
precafetaleros representó, usualmente, una mayor tura. Cuando la tierra boscosa era abundante, como en
diversificación del uso del suelo. Al mismo tiempo, con- los frentes de colonización,el café se asociabainicialmen-
tribuyóa sugradualintensificaciónen términosde insumos te a la agricultura semi-itinerantede socola o roza,tumba
laborales y de otra indole,a medida que fueron sustituidos y quema.Este sistema predominaba, allí, en la produc-
usos muy extensivos como la roza y quema o los sitios ción de granos básicos para aprovechar al máximo la
ganaderos abiertos. capacidad laboral y la elevada fertilidad inicial de tierras
El cultivo del café se introdujo tanto en zonasprevia- vírgenes. Pero dicha asociación era transitoria, pues al
mente boscosas o enmontadas como en potreros y tierras hacerse más denso el poblamiento y escasa la tierra
de labranza.Por lo general,en su faseintroductoriaformó inculta en zonas potencialmente cafetaleras,fue acortán-
parte de un policultivo a nivel de finca. A veces fue sólo dose el barbechoy acentuándosela necesidad de controlar
un cultivo d s , de importancia marginal o secundaria; por otros medios la maleza. Surgió,entonces,otra asocia-
otras vecesfueel eje de un sistemapolicultivistaque giraba ción más estable entre cafculturay agricultura de labran-
en tomo a Cl.*Rara vez llegó a dominar absolutamente el za con arado, lo que a su vez requería de algún área
uso de la tierra al punto de constituirse en monocultivo a ganadera.
escala local o en fincas específicas,durante su expansión Para Costa Rica, el economista agrícola Paul Sfez ha
inicial. indicado que el paso d, la asociación entre cafkultura y

148 Los sistemas de producción en el espacio,la historia y la sociedad


rozdquemaa laasociaciónentrecaféy cultivodemaízcon La expansión cafetaleraen Centroamérica se basó en
arado, permitió aumentar el área cafetalera que podía una combinaciónvariable de unidades productivasbasa-
atender cada familia.3Al eliminarse la tala veraniega de das en el trabajo familiary otrasde mayor extensión,con
árbolese intensificarse laproducción de maíz mediante el mano de obra reclutadaya en forma coactiva,ya mediante
empleo del arado, se reducirían los picos laborales por latransformaciónde lafuerzade trabajoen mercancía. El
competencia entre la tala y la cosecha cafetera, como peso relativo de la cafícultura campesina y hacendaria
también entre las deshierbas de cafetales y milpas a variaba significativamentede una zona a otra,y cambió
mediados de año. Por el patrón climatico semejante del también a lo largo del tiempo. E n las restantessecciones
Pacíficocentroamericano,esrazonablesuponerquepuede se analizarán dichas variantes,relacionándolasa su vez
habersedadoun proceso similarenotraszonascafetaleras con la diferenciación tecnológica.
donde la tala o derribo de árboles en la estación seca
coincidía con la cosechacafetera,y donde el poblamiento
llevó,en el transcurso de varias décadas,de una situación GANADO,MAIZ Y CAFE: LOS SISTEMAS
inicial de abundancia de tierra boscosa a otra de relativa PRODUCTIVOS EN TRANSICION
escasezde la misma.
Por otra parte,la privatizaciónde las formasde pose- La expansión de la cafcultura se inserta en el largo
sión de tierras, otrora comunitarias o baldías, presionó procesopor el cualtransitóel agro centroamericanodesde
también a los sistemas de producción más extensivos, la yuxtaposición -máscompetitiva que complementaria-
obligando a una fijación e intensificación de la de agriculturay ganadería hacia la subordinaciónde ésta
agricultura. Así,si bien el arado no siempre acompañó a a aquélla. Si en el período colonial la ganadería,suma-
la agricultura campesina en los primeros años de mente extensiva,dominó los espacios abiertosy amenazó
aperturadetierrasnuevas,el cercamientoy laapropiación las milpas indigenas, la fijación del cultivo de granos
privada hicieron inevitable su empleo para controlar básicos en terrenos labrados con fuerza animal,iniciada
malezasy obtenermayoresrendimientospor área,unavez en ese mismo período, fue un primer paso hacia la
que se limitó la posibilidad de cultivo semi-itinerante complementariedadparcial. Los terrenos de labranza se
por roza y quema. Este proceso ha sido descrito para protegieron del ganado con zanjaso cercas,pero seabrían
Nicaragua por Merlet,4 pero se dio también en Costa tras la cosecha para que el ganadopastara en los rastrojos,
Rica y otras zonas de colonización campesina del a lavezque seaprovechabaentoncesel estiércol. Sinduda
istmo. las tierras de comunidades indígenas y no indígenas
Aunque el proceso de privatización se había iniciado cumplían un papel importante en esta tradición agrícola
en elperíodocolonial,cobrófuerza despuésde laIndepen- colonial, que continuó en las décadas inmediatamente
dencia y, sobre todo, durante las Reformas Liberales posteriores a la Independencia.
decimonónicas.Estas se desarrollaron en diferentes mo- Durante el siglo diecinueve hubo dos tendencias
mentosy de modo distintoen cadapaís,y suimpactosobre geográfkamente diferenciadas en lo concerniente a la
la tenencia de la tierra fue muy disímil: se iniciaron fijaciónde la agriculturay a laprivatizaciónde latierraen
tempranamente en Costa Rica, y condujeron a una el Pacífico centroamericano:
privatizaciónmás o menos completaen pocas décadas,sin - Por una parte, en muchas zonas de asentamiento
que la reducida población indígena del Valle Central colonialseaceleró el proceso de “reducción”de lastierras
pudiese oponer mayor resistencia. AcompaAaron a la “comunales” y “ejidales” (vale decir, grosso modo, de
expansión cafetalerade los setentasy ochentastanto en EI comunidadesindígenasy no indígenas) a dominio priva-
Salvador como en Guatemala, pero en el primer caso do.Paralelamente,aunque no siemprede un modo simul-
afectaron más profundamente la propiedad comunitaria, táneo,fue haciéndose más estable el cultivo de las tierras
que se redujoa dominioprivado parcialmente campesino privatizadas, y fue desplazándose de algunas zonas la
pero también latifundario, mientras que la comunidad ganadería extensiva, aunque se mantuvieron áreas de
indígena sobrevivió menguada territorialmente y sujeta pastoreo para ganado bovino y mular.Ante la reduccióny
a exaccioneslaborales,en el altiplanoguatemalteco. Las delimitación del espacio disponible por familia o unidad
Reformas fueron tardías e incompletas en Nicaragua y productiva,se hizo frecuenteel empleo del arado para los
aún más en Honduras. En el primer caso pervivieron cultivos anuales y para la preparación de los terrenos
diversas comunidades indígenas,sometidas también al para cultivos más permanentes como la caña de azúcar o
reclutamiento forzoso, mientras que en el segundo la el café.
creaciónde ejidosa lo largodel siglodiecinuevereforzóla - Por otra parte, se reprodujeron sistemas agrícolas
relativa independencia del campesinado mestizo, y la mucho más extensivosen lasdiversasfronterasde coloni-
privatizaciónde los mismos es un fenómenomuy reciente zación, donde la tierra era el factor abundante y se
e inconcluso. aprovechaba mediante roza y quema la elevada fertilidad

Los sistemas de produccidn en el espacio,la historia y la sociedad 149


inicial de tierras no cultivadas. A la vez, era posible de colonización,el paso de agricultura semi-itinerantede
restituir esa fertilidad y eliminar buena parte de las roza y quema, resurgida en las condiciones iniciales de la
malezas mediante el barbecho largo, siempre que hubiese frontera, a una más afíncada en terrenos claramente
una disponibilidad de tierras incultas varias veces mayor. delimitadosy, además,privatizados. Esta Última combi-
Hubo, pues, dos procesos contrapuestos pero comple- naba, en unidades productivas campesinas o hacendarias,
mentarios:intensificaciónagrícolaen los espacios previa- loscultivosanualesmediante labranzadel suelo,con otros
mente habitados, y recreación de prácticas sumamente más permanentes como la caiIa o el café,y áreas dedicadas
extensivas en las tierras nuevas. a la ganadería,sobre todobovina y mular para el transpor-
E n las zonas más densamente pobladas del Pacifico te,aunque tambiéna la cría de reses para el consumo local
centroamericanofue reduciéndose el área ganadera, y se o la venta.Durante ese proceso fueron transformándoseen
tendió a cercar también los potreros al desaparecer los muy diversos sentidos las relaciones social-agrarias en
comunes. Gradualmente, la ganadería fue subordinándo- dichas regiones.Veremos ahora, a grandes rasgos,algu-
se,allí,a la agricultura.L a proveyó de medios de labranza nos entrelazamientos entre la cambiante organización
y transporte,como también de abonos naturales, a la vez social y técnica de la producción en distintos tipos de
que abastecía de carne y leche a una población fincas y zonas cafetaleras durante el primer siglo de
mayoritariamente ocupada en labores propiamente agrí- expansión sostenida de ese cultivo en el istmo.
colaso,secundariamente,en actividadesurbanas. Sólo en
ciertas zonas especificas se llegó, durante el siglo dieci-
nueve o a iniciosdel veinte,auna asociaciónestrechaentre CAFETALES NUEVOS,CAFETALES VIEJOS:
el cultivo de pastos de corte,ganaderíamejoraday agncul- LOS LIMITES DEL CRECIMIENTO EXTENSIVO
tura intensiva,como ocurrió durante la revoluciónagríco-
la europea. Con mayor frecuencia,la ganadería se despla- Entre mediados del siglo diecinueve y mediados del
zó a zonas más alejadas, donde había tierra abundante y veinte,las exportaciones cafetalerasdel istmo tuvieron un
barata. E n los frentes de colonización se reprodujo la incrementofuertey sostenido.Dicho incrementose debió,
separaciónefectiva -ytambiénla conflictividadpotencial- fundamentalmente, a la incorporación de nuevas áreas
entre agricultura y ganadería. Inicialmente, las abras cafetaleras en Costa Rica, El Salvador,Guatemala,Nica-
dispersas en la montaña no competían con el pastoreo ragua y, en menor grado, Honduras.Aunque hubo algún
extensivo,pero a medida que se redujo el área boscosa fue mejoramiento en las prácticas de cultivo de ciertas zonas
haciéndose necesario cercar las abras, primero de modo y tipos de unidades productivas,el modelo tecnológicode
provisorio y luego más duradero.Claro está que la mayor la caficulturacentroamericanaduranteese siglo sebasó en
inversión en cercado se asociaba, también,al proceso de el crecimiento extensivo más que en la intensificación.
fijación de la agricultura y, por supuesto, a la plena Quizá el principal rasgo definitoriodel modo de culti-
privatización de la posesión fundiaria. var café en el istmo durante ese siglofuese el enfasis en la
Aunque el maíz y el frijol fueron los primeros cultivos perdurabilidad de los cafetales.Ello contrasta claramente
de las fronteras de colonización, por cuanto satisfacían con la experiencia brasileña de “frontera hueca”, en su
necesidades alimentarias, al mejorar las vías de comuni- primera fase de expansióncafetalera,cuando se agotaban
cación fueron introduciéndose otros cultivos intrínseca- los suelos cafeteros y quedaba atrás un territorio abando-
mente mercantiles.Entre éstos,el más prometedor era,en nado o dedicado a ganadería extensiva.
diversaszonasmontañosasaptaspara él,la caficultura.La En casi toda Centroamérica se practicaba la siembra
expansión de la cafcultura a nuevas zonas requería de individual, de un cafeto por hoyo. Había diferencias
medios de transporte para llevar la cereza en pocos días a sustanciales en cuanto a la atención de las plantaciones
beneficioshúmedos no siemprealedaños,o en otros casos entre fincas y zonas cafetaleras del istmo,pero se procu-
el café seco y descascarado, en forma más o menos raba dar permanencia al cafetal. E n la medida de lo
rudimentaria,a los sitiosde trilladoy finalmentehasta los posible, se controlaba la erosión,por ejemplo con siembra
puertos. Era obvio que el café tenía mayor valor por en curvas de nivel, barreras de “izote” o “itabo” (Yucca
volumen, en comparación con algunas otras exportacio- elephantipes),excavación de “tanques” para la recupera-
nes como la de tintes.D e ahí que la viabilidad económica ción de tierra lavada,etc. Asimismo, sobre todo a medida
de la caficulturadependía no sólo de la relación entre sus que iban envejeciendolos cafetales,se intentabaconservar
costos de producción en la finca y el precio, sino también o restituir la fertilidad del suelo,por ejemplo mediante la
de los costos de transporte.L a frontera cafetalera debía, utilizaciónde la “basura” del propio cafetal,de la pulpa del
pues, ser habilitada mediante vías de comunicación ade- café, de abonos orgánicos de origen animal (bofiigay
cuadas para el transporte masivo de este producto. guano, principalmente), y ya en el siglo veinte por medio
Hemos visto cómo a lo largo del siglo diecinueve se de fertilizantesquímicos. No se renovaban frecuentemen-
reeditómuchas veces,en los cada vez más remotosfrentes te los cafetales, sino que se utilizaban diversos sistemasde

150 Los sistemas de producción en el espacio,la historia y la sociedad


poda para aumentar y prolongar la producción de la de los miembros de comunidades indigenas a parcelas de
planta, aunque en las fronteras cafetaleras y en ciertas subsistencia, ciertamente menguadas, en zonas
zonas caficultorasmarginales se mantenía el crecimiento inapropiadas para la caficultura.
libre. La tierrapropiamentecafetalera estaba,por lo general,
Las principales zonas cafetaleras del istmo eran un más concentrada que la dedicada a maíz, cultivo eminen-
mosaico de explotaciones de muy diversa extensión,pero temente campesino en el istmo a lo largo del período. En
la concentración de la propiedad fundiaria era mucho cambio,su propiedad estaba menos concentrada que la de
mayor en algunas de ellas, y en otras proliferaban los tierras ganaderas e incultas, las cuales adquirían mucha
fundos campesinos. En las principales zonas cafetaleras mayor importanciaen las grandespropiedadestanto cafe-
guatemaltecasy salvadoreñas,lo mismo que en el Pacífico taleras como no cafetaleras.Así,la distribución social de
nicaragüensey el oriente del Valle Central costarricense, toda la tierra,en zonas cafetaleras,era más desigual que
predominaban claramente las grandes haciendas,aunque la del área dedicada propiamente a café.
había también un número variable de pequeñas y media- A lo largodel período fue desarrollándoseuna crecien-
nas explotaciones cafeteras. El peso de la producción te diferenciaciónentre distintostiposde unidadesproduc-
campesina llegó a ser relevante en varias zonas del norte tivas en lo atinente a los rendimientos por área en la
de Nicaragua, aunque no en todas ellas predominó. L a producción cafetalera. En cada categoría de tamaño
cafdtura campesina fue especialmente significativaen había fincas con rendimientos altos, intermedios y bajos.
el occidente del Valle Central costarricense y en algunas No obstante,en la primera mitad del siglo veinte es claro
zonas periféricas de colonización cafetera en este país. que la proporción de medianas y grandes empresas cafe-
También hubo producción cafetera basada en el trabajo taleras con rendimientos superiores al promedio era ma-
familiar en El Salvador y en ciertas zonas de Guatemala, yor que la de unidades productivas campesinas en tal
pese al claro predominio de las grandes explotaciones, situación.El acceso diferencial a tierras de mejor calidad
sobretodo en este Último país. E n Honduras hubo,durante sólo explica parcialmente tales divergencias,pues nume-
este período, fincas cafetaleras de diversa extensión,aun- rosas fincas basadas en el trabajo familiar tenían fértiles
que en número reducido,pues como sabemosla expansión suelos volcánicos y adecuadas condiciones climáticas.
de este cultivo fue muy lenta hasta mediados del siglo Tampoco se debían, en sentido estricto, a economías de
veinte. escala, menos importantes en la fase agrícola de la
Los sistemas laborales eran, también,muy disímiles. caficulturaque en suprocesamiento o que en algunosotros
En Guatemala y Nicaragua predominó, en las últimas cultivos. Más bien, los rendimientos diferenciales en
décadas del siglo diecinueve y primer tercio del siglo zonas ecológicamente semejantesreflejaban el empleo de
veinte, el reclutamientomás o menos forzoso de trabaja- determinados insumos y las prácticas culturales de los
dores indígenas, mediante el endeudamiento y, en caso productores.La diferencia técnica primordial se refería a
necesario,la coacción directa. E n El Salvadory en Costa su mayor o menor aplicación de abonos, tanto naturales
Rica hubo legislación tendentea “disciplinar” a la fuerza como artificiales.
laboraly asegurar su disponibilidad,pero fue desarrollán- Los rendimientos por cafeto variaban de una zona a
dose un mercado de contratación más o menos libre de otra, pese a que predominaba el cultivo de una sola
trabajadores y trabajadoras, tanto permanentes como variedad (Cofleaarabica,var. typica). Otras variedades
estacionales. como el Borbón,que se introdujogradualmenteapartir del
L a caficultura adquirió connotaciones sociales bien fin de siglo,tenían característicassimilaresa ese respecto.
distintas segúnla disponibilidadde tierrapor habitante,su No obstante,los rendimientospor árbol eran más altos en
acceso efectivo a la misma, la proporción de pobladores EI Salvador,intermedios en Costa Rica y el occidente de
rurales desprovistos de ella, y la distribución de la tierra Guatemala, y bajos en Nicaragua, Honduras y el oriente
entre los propietarios. El Salvador era sin duda el caso guatemalteco. Ello parece haberse debido a una combina-
extremo a ese respecto,pues no obstante la existencia de ción de tres tipos de factores: las condiciones geográfkas
un segmento significativo de pequeños y medianos (fertilidad y clima), la antigüedad de los cafetales,y las
caficultores,principalmente ladinos,la caficultura adqui- prácticas de cultivo,que a su vez requerían de mayores o
rió un sesgo claramente elitesco,y un Estado obviamente menores insumos tanto tecnológicos como laborales. Sa-
oligárquico impuso la privatización forzosa de la tierra bemos,por relatosde viajerosy comentariostécnicos,que
comunal, pese a alguna resistencia de parte de las comu- las prácticas culturales eran especialmente esmeradas en
nidades indígenas. En zonas cafetaleras importantes de El Salvador, que los cafetales costarricenses eran más
Costa Rica, Nicaragua y Honduras había más acceso antiguos por su expansión cafetalera anterior, y que las
campesino a la tierra, a pesar de su desigual distribución. condiciones ecológicas para la caficultura eran mejores,
Guatemala se caracterizó por una muy fuerte concentra- por ejemplo, en el occidente que en el oriente
ción de la tierra cafetalerajunto con el continuado acceso guatemalteco.5

Los sistemas de produccion en el espacio,la historia y la sociedad 151


No había, en el período que nos ocupa, una clara de cosecha y procesamiento guardaba estrecha relación
relación inversa entre rendimientos por cafeto y densida- con las condiciones de transporte locales,pues el benefi-
des de siembra, como la observada por ejemplo para ciado húmedo requería de una rápida movilización de la
Colombia en la primera mitad del siglo veinte.6 Por el cereza hasta los beneficios, en tanto que la otra vía
contrario, las densidades de siembra en El Salvador -con permitía secarlo en la finca y transportarlo con menos
mayor producciónpor cafeto-duplicabanlas de Guatema- premura. También influía en la adopción de uno u otro
la,para citar sólo el contraste más destacado. E n cambio, sistema la disponibilidad de un caudal fluvial importante
las altas densidades de siembra aunadas a la mayor durante la estación seca, en la cual se realizaba el proce-
producción por cafeto en el caso salvadoreño,explican la samiento. Hubo alguna asociación, no necesariamente
aparenteparadoja de que la producción cafetaleraestuvie- causal ni generalizada,entre “corte parejo” y disponibili-
se socialmente más concentrada en ese país que en Guate- dad de mano de obra. Su reclutamientoen remotas zonas
mala, donde era más pronunciada que en El Salvador la de población indígena mediante el sistema de
concentración de la tierra cafetalera.’ “enganchadores” y “adelantos” parece haber dificultado
Pese a las variaciones regionales y entre unidades la selectividad en la cosecha, máxime que el sistema se
productivas,los rendimientospor áreay por cafetotendie- basaba más en la coacción que en los incentivos.Si no se
ron, más bien, a estancarse. C o m o lo señala Sfez para optaba por el “corte parejo”, como sucedió en algunas
Costa Rica, las mejoras en algunas fincas, a través de zonas salvadoreñas y nicaragüenses, era necesaria una
mayores insumos laboralesy tecnológicos,no compensa- supervisión constante de las cortadoras y cortadores.Tal
ron la baja general en los rendimientos.Esta parece haber parece haber sido el caso de Guatemala,pese al “engan-
resultado, sobretodo,del empobrecimientodel sueloy del che” más o menos forzoso de trabajadoresindígenas.Los
envejecimiento de los cafetales,procesos que a su vez se sistemas laborales más coercitivos también guardaron
relacionan con el modelo de crecimiento extensivo en alguna relación, especialmente en Guatemala, con siste-
condicionesde progresivoagotamientode las fronteras de mas de cultivomuy extensivosy de bajos rendimientos,en
colonizaciónen lasprincipaleszonas cafetalerasdel Pací- contraste con la situación salvadoreiia,donde la fuerza de
fico centroamericano. Dicho agotamiento se dio muy trabajo asalariada era más abundante.E n Costa Rica, si
tempranamente en El Salvador, comenzó a manifestarse bien era más limitada la disponibilidad de mano de obra,
en Costa Rica durante las primeras décadas del siglo la contratación de familias campesinas para cosechar “a
veinte, y posteriormente en Guatemala y Nicaragua. La destajo” (porcajuela)ofrecióuna soluciónparcial,y desde
excepción a ese respecto fue Honduras, donde recién fines del diecinueve se incrementó ostensiblemente la
tomaba fuerza la expansión cafetalera a mediados de este oferta de fuerzade trabajo propiamente asalariada para las
siglo. labores del cafetal.
E n lo que se refiere a la productividad física del Hacia el final del ciclo de crecimiento extensivo de la
trabajoen el cultivo del café,hacen falta mayoresestudios, cafculturaen la mayor parte del istmo,en que el aumento
pero es posible que la misma haya tendido a bajar hacia el de la producción se basó primordialmenteen la incorpo-
final del ciclo de crecimiento extensivo. E n todo caso, la ración de nuevas áreas cafetaleras, hubo una tendencia
productividad del trabajo variaba entre distintos tipos de hacia la desvalorizacióndel trabajo centroamericano de-
unidadesproductivas. Así,por ejemplo,en los almácigos dicado a café. Esto se debió, en parte,al deterioro general
medianos y grandes era mayor que en los de reducida de los términos de intercambio agrícola-industrialesdes-
extensión. Y en las fincas capitalizadas, con mayores pués de fin de siglo,y a la saturacióncreciente del mercado
insumos tecnológicos,el trabajo en los cafetales era cier- cafetero al incrementarse masivamente la producción
tamente más productivo que en las tecnológicamente mundial,a un ritmo superior al crecimiento del consumo.
rudimentarias. La primera gran crisis de sobreproducción cafetera,
EI trabajo en la cosecha cafetera se realizaba en forma después de 1896, respondió a la combinación de la
muy distinta en diversas zonas cafetaleras. Había dos llamada “crisis de fin de siglo” en los paises industriales,
sistemasprincipales:el “corte parejo” o “corte sobado”,en con la quintuplicación de la producción paulense en
que se recolectaban simultáneamentetodoslos granos,y la Brasil,entre 1890 y 1907.E n Centroamérica, dicha crisis
“cogida” selectivay sucesiva,a medida que iban maduran- condujo a la quiebra de algunas empresas cafetaleras
do.El primero se asociaba,por lo general,con el procesa- fuertemente endeudadas y relativamente especializadas,
miento por vía seca, cuyos costos eran menores aunque que se ha documentadopara Costa Rica y que en Guatema-
tambiénproducía un grano de menor calidad. La recolec- la permitió el traspaso de un buen número de fincas a
ción selectiva se asociaba al beneficiado húmedo, que en manos de acreedores europeos,principalmentealemanes.
Centroamérica fue centralizado por un reducido número Para los trabajadores asalariados del café, conllevó una
de firmas beneficiadoras y exportadoras desde mediados reducción de sus salarios reales, especialmente acentuada
del siglo diecinueve.El predominio de uno u otro sistema allí donde sus condicionesde negociación y las relaciones

I52 Los sistemas de producción en el espacio,la historiay la sociedad


defuerzaleseran m á s desfavorables,como enEl Salvador aparcería, arrendamiento o colonato- podían enfrentar
y Guatemala. Se requiere mayor estudio acerca del mejor lascrisiscoyunturalesque lasunidadesproductivas
impactode dichacrisissobre los caficultores campesinos, altamente especializadas y basadas exclusivamente en
pero de momento podemosformularlahipótesisde que su trabajo asalariado.
producciónusualmentediversificadapermitió a la mayo-
ría de ellos sobrellevarlosbajos precios de finy principio
de siglo. LPARAQUIEN LLUEVE CAFE EN EL CAMPO?
Los problemas estructuralesdel mercado cafetero se LA DIMENSION SOCIAL DEL PROCESO
acentuaronen sucesivascoyunturasadversasdelasecono- DE TECNIFICACION Y LA CRISIS
mías importadorasde café,sobre todo en las dos guerras CAFETERA ACTUAL
mundiales y en la crisis de los años treinta.
La crisis de la ddcada de 1930 no significó la imposi- No es posible, dentro de los límites de este ensayo,
bilidad decolocarelcafécentroamericanoenlosmercados explicar detalladamente la historia del proceso de
europeo y norteamericano,pero sí una fuertebaja en los tecnificacióna partir de mediados del sigloveinte. Men-
precios que llevó a la ruina a muchos productoresendeu- cionemos,sin embargo,algunas de sus características y
dados y aumentó la concentración de la propiedad. El consecuencias,sobre todo en lo concernientea la viabili-
impacto de esta crisis parece haber sido especialmente dad económica de distintostipos de unidadesproductivas
fuerteen El Salvador,que era el país más dependientedel en la presente coyuntura.Ello permitirá plantear algunos
café.Las secuelas sociales inmediatas acentuaron allí la contrastes entre regiones cafícultorassegún su grado de
desigualdadfundiaria,generarondesempleoy subempleo tecnificación y la organización social de la caftcultura,
entreuna población ruralya pauperizada,y en conjunción aunque no intentaremosaquí una comparaciónsistemáti-
con tensiones étnicasy las consecuenciasacumuladas de ca. También hará que nos interroguemos acerca de las
la privatización,incidieronen el estallido socialde 1932, perspectivas actualesde los distintos sistemasde produc-
violentamente reprimido por el recién inaugurado régi- ción en zonas cafetalerasdel istmo.
men militar.También en Costa Rica fue significativo el A partirde mediadosdel sigloveinte,en el contextode
peso de la crisis de los años 1930,sobre todo para los lo que luego se denominó la “revolución verde”,se impul-
pequeños y medianos productores que se organizaron sóun procesodetecnificacióndelaagriculturaqueincluía
durante esos años para defender sus intereses frente al entre sus componentesprincipales:la generalización del
“trust” de los beneficiadores y lograron influir,en cierta uso defertilizantes;elcontrolquímicodeplagas,enferme-
medida, sobre la acción estatal. Algunos perdieron sus dadesy malezas;el mejoramientogeniticoy la difusiónde
tierrasen lafaseinicialde lacrisis,peroel limitadointerés nuevas variedades de plantas;y la creciente especializa-
de los acreedores por adquirir parcelas dispersas y la ción productiva en parcelas y por fincas,para aprovechar
posterior moratoria crediticia impidieron una expropia- las “ventajas comparativas”. Se pretendía lograr una
ción masiva del campesinado cafkultor. Se requiere “modernización” de la agriculturatropical y subtropical,
mayor conocimiento sobre los efectos de la crisis de 1929 mediante la aplicación del conocimiento agronómicoy el
en el resto del istmo. Desde el punto de vista abandono de prácticas “tradicionales”e “ineficientes”.
macroeconómico, su impacto debe haber sido fuerte en Los nuevos “paquetes tecnológicos”para cada cultivo
Guatemala,cuyo sectoragroexportadornacionaltambién fueron promovidos activamente por organismos interna-
se basaba primordialmente en el cdé,pese a la creciente cionalesy por los respectivosgobiernos.También fueron
importanciadel sectorbananerobajo el controlde capital impulsados-almenos en Centroamérica-por las compa-
foráneo.E n cambio,los efectosde esa crisis habrían sido ñíastransnacionalesdistribuidorasy luegoproductorasde
más moderados en Nicaragua y Honduras,que eran eco- agroquímicos.Su difusión fue apoyada activamente por
nomíasmenos dependientesdeun sóloproducto de expor- programas de extensiónagricolafinanciadosen parte por
tación. elgobiernoestadounidense,y ejecutadospor extensionistas
Ahora bien, jcómo impactó la fuerte reducción del agrícolaspartidariosdel nuevo modelo tecnológico,quie-
precio delcaféa distintostiposde unidadesproductivas en nes a menudo fungíantambiéncomo representantesmer-
los años 1930? En general, como lo plantea Verena cantiles de dichas compañíasen sus respectivaslocalida-
Stolcke9para América Latina en su conjunto,el modelo des.*O E n el casodel café,losbeneficiadoresprivadosy las
policultivista,con su simbiosisentrecafculturay cultivos cooperativas de cafkultores jugaron,asimismo,un papel
alimenticios,dioa lasunidadesproductivas diversificadas fundamentalen la diseminaciónde recomendacionestéc-
una mayor flexibilidad para sobrellevarlos años de bajos nicaspara el cultivoy en la distribuciónde insumosen sus
precios cafeteros. E n particular,como lo señala dicha respectivas zonas de influencia. El crédito estatal fue,
autora, los sistemas de trabajo familiar -tanto en fincas cadavez más,condicionado a la adopción,cuando menos
campesinas como al interior de haciendas, mediante parcial,del nuevo “paquete tecnológico”.

Los sistemas de produccion en el espacio,la historiay la sociedad 153


L a tecnificacióncafetalera estuvo asociada,además,a consolidabaun mercado laboralintegrado,con la desapa-
un fuerte incremento en la densidad de siembra, y se rición del reclutamiento coercitivoy una mayor movilidad
tradujo en un crecimiento considerablementemayor de la geográfica de trabajadores personalmente libres, fueron
producción que del tirea cafetalera,gracias al aumento de eliminándose el colonato,la aparceríay el arrendamiento
los rendimientos por área y de la productividad del en tierras cafetaleras.
trabajo.Ello, a su vez, estuvo estrechamente relacionado Con la tecnificación se logró una mayor rentabilidad
con la introducción de nuevo material genético prove- para las inversiones cafetaleras en períodos de precios
niente de mutaciones espontáneas e hííridos modernos, favorables y una mayor competitividad internacional,
de porte bajo y muy alta densidad de cafetos por hectárea. pero se acrecentó la vulnerabilidad económica de los
Las mutaciones del primer tipo fueron detectadas,repro- cafkultores tecnificados ante coyunturas adversas del
ducidas y difundidas por caficultores centroamericanos mercado internacional.En períodos de bajos precios, los
mediante la venta de almácigos. Los hííridos resultaron productores que habían modernizado tecnológicamente
de investigacionesimpulsadas tanto en la región -en las sus sistemas de cultivo se vieron expuestos a pérdidas
diversas estaciones experimentales del sector público, en sustanciales por los elevados costos de operación del
parcelas experimentales de algunas haciendas, y en la nuevo “paquete tecnológico”,por la dependenciacrecien-
sede investigativa del Instituto Interamericano de te de los cafkultores del financiamientohipotecario o de
Ciencias Agrícolas, en Costa Rica- como fuera de la otra indole, y por el peso abrumador de los ingresos
región, por ejemplo en Brasil. Se asoció, además, al provenientesdel café en sus ingresostotalesal evolucionar
empleo de nuevas técnicas de poda y a la renovación más hacia el monocultivismo.Paradójicamente,la actual crisis
frecuente de los cafetales.Requirió,también,del empleo del mercado cafetero mundial se debe, en buena medida,
de cantidades mucho mayores de insumos agroquímicos, al éxitode latecnificacióne intensificaciónde la &cultura.
lo que a su vez incrementó los costos de operación de La adopción del nuevo modelo tecnológico fue muy
una finca cafetalera al tecnificarse. Condujo, paralela- dispar en distintos tipos de unidadesproductivas,y de una
mente, al abandono tanto del policultivo al interior del zona a otra en el istmo centroamericano.
cafetal como del sombrío.Conllevó asimismo una mayor Cronológicamente, su adopción fue muy temprana en
especialización a nivel de finca,a medida que el mejora- Costa Rica, donde recibió un fuerte impulso durante las
miento de los transportes permitió convertir potreros en décadas de 1950y 1960,para generalizarse en los ailos de
cafetales y abarató el suministro de granos básicos. La las décadas 1970 y 1980. Con ello, este país alcanzó los
agriculturase separóunavez más de la ganadería,esta vez más altos niveles de tecnificación cafetalera de la región,
de modo -al parecer- definitivo. También acentuó los de Latinoamérica e incluso de la producción mundial.E n
“picos” laborales al incrementarse el número de cafetos El Salvador, que ya tenía elevados rendimientos en el
atendidosdurante el ailo por una persona,y multiplicarse período anterior,tambiénse introdujeronrápidamentelas
simultáneamentela demanda de trabajo estacional para la nuevas variedades y se intensificó fuertemente el cultivo
cosecha. durante la década de 1950, alcanzando ya para entonces
El nuevo sistema de producción cafetalero generó rendimientossituados entre los más altos a nivel interna-
también otros cambios, menos evidentes, en la compleja cional. E n la décadade 1970&tos serían sobrepasadospor
trama tecnológica y socioeconómica del Pacifico centro- Costa Rica,y en la de 1980 se verían afectados negativa-
americano. Alteró radicalmenteel agro-ecosistemacafe- mente por el impacto económicoy socialde la prolongada
talero, al romper un ciclo de nutrientes afin al de Breas guerra civil. E n Guatemala, donde el punto de partida
boscosas, modificar el microclima, incrementar los ries- tecnológico era más bajo, el ritmo de difusión de las
gos de erosión en las laderas que constituían el relieve innovaciones fue, también, más lento, y su alcance más
dominanteen zonascafetaleras,y reducirla longevidadde limitado. Todavía a fines de los años de 1970 los rendi-
los cafetales.Redefinió el significadoeconómico y social mientos promedio eran más cercanos a los de sistemas de
del área cafetaleraen las unidadesproductivas,al intensi- cultivo tradicionales con la variedad typica que a la
ficar sustancialmenteel uso del suelo y la producción por cafkultura tecnificada. E n Nicaragua la tecnificación se
unidad de superficie mediante el aumento de insumos inició tardíamente,al punto de que en 1979la mayor parte
tecnológicos y laborales. Fincas relativamente pequeilas, del café era de las variedades tradicionales y se cultivaba
que anteriormenteeran explotaciones netamente familia- por métodos igualmentetradicionales,con bajos insumos
res, incrementaron sus requerimientos laborales, tanto tecnológicosy rendimientos. A partir de 1980el gobierno
permanentes como estacionales. Ello condujo a una sandinista inicióun agresivoprograma de tecnificaciónen
generalizacibn de la contrataciónde trabajadoresen tales regiones especificas,centrado en la eliminaciór,de som-
unidades productivas. Al mismo tiempo,la tecnificación bra y renovaciónde cafetales,así como nuevas técnicasde
impulsó la modernización de las relaciones laborales en poda y mayores insumos agroquímicos. El área cafetera
haciendas hasta entonces tradicionales. A la vez que se tecnificada en la zona de Carazo se triplicó con creces,y

154 Los sistemas deproduccibn en el espacio,la historia y la sociedad


en Matagalpa se duplicó entre 1980 y 1987, frente a to en los transportes y la disponibilidad de insumos. En
incrementos mucho menores del área cafetera total. Es cambio, algunas fincas grandes en diversas partes del
posible que la modernización inducida fuese un tanto istmo, pero principalmente de Guatemala, sólo han
precipitada en este caso, por cuanto creó distorsiones tecnificado lentamente. Los más altos niveles de
significativas en los mercados laborales y de insumos, tecnifícación se encuentran, sobre todo, en medianas y
produciendopérdidas por falta de mano de obra,y colocó grandes fincas cafetaleras salvadorefíasy costarricenses.
a los productores tecnificados en situación desventajosa Los más bajos, asociados al policultivismo y las prácticas
respectode lostradicionalesante lasfuertesdevaluacicines tradicionales,se encuentran en las numerosas pequeñas
de fines de esa década. E n Honduras, por el contrario,se fincas hondureñasque producen café al lado de subsisten-
reprodujo a lo largo del período el modelo tecnológico cias,y en algunas zonas cafetaleras marginales del resto
tradicional, y el fuerte crecimiento de su producción a del istmo.
partir de la década de 1950 se debió fundamentalmente a Finalmente, cabe hacer una Última referencia a la
la incorporaciónextensivade nuevas áreascafetaleras.E n presente crisis del mercado internacional del café en lo
cambio,los rendimientospor área en ese país han aumen- concernientea su impacto sobre distintostipos de unida-
tado más lentamente en los Últimosveinte años,y en 1990 des productivas. Al hacerlo, hay que considerar cuando
el promedio hondureño era apenas la mitad del costarri- menos los siguientes factores: grado de tecnifkación
Cense.” cafetalera; diversidad productiva; tamafío de la explota-
El proceso de tecnificacióntambién se ha diferenciado ción;relación entre costos de producción y precios unita-
por tipos de unidades productivas, aunque de un modo rios; nivel de endeudamiento;y capacidad para enfrentar
complejo que involucra varios planos de análisis. Los pérdidas durante varios aiíos. Utilizando la tipología
modos de innovar difieren sustancialmenteen las fincas propuesta para el istmo por Baumeister en el texto citado,
basadas en trabajo asalariado o familiar, y con mayor o podríamos aventurar las siguienteshipótesis muy tentati-
menor margen económico para la inversión, E n las más vas, como propuestaspara futuras -y urgentes-indagacio-
capitalizadas,es posible sustituircompletamente los cafe- nes empíricas.
tales antiguos por otros de nuevo tipo en pocos años. En a) Las grandes fincas tecnológicamente tradicionales
fincas campesinas donde ya se cultivaba café de las sufrirían relativamente menos el impacto de la presente
variedades tradicionales,la sustitución con híbridos m o - baja de precios. Su estructura productivadiversificada,en
dernos suele ocurrir gradualmente, más por resiembra combinación con sus bajos requerimientos de insumos
parcial que por reemplazo de cafetales, lo cual conduce a tecnológicos,laborales y de capital financiero,les permi-
una transición tecnologicaprolongadaen la cual se entre- tiría sobrellevar la baja coyuntural de los precios y su
mezclan sistemas de producción. En cambio, la sustitu- probable prolongación en el tiempo.
ción de otros cultivos o usos del suelo por café sí abría la b) Las medianas fincas tradicionales, que emplean
posibilidad de iniciaruna siembraplenamente tecnificada trabajo asalariadopero utilizan pocos insumos tecnológi-
en los nuevos cafetales. cos y tienen,como las anteriores,bajos rendimientospor
E n sentido general,es claro que las fincas con dispo- hectárea, podrían mantener sus actuales niveles de pro-
nibilidad de capital han podido tecnificar, intensificary ducción. Ello dependería,sobre todo,del peso relativo de
especializar más rápida y completamente su producción su planilla laboralrespecto de sus costosde producción (en
cafetalera, que aquellas con recursos de inversión muy otras palabras, el nivel salarial) y de sus condiciones de
limitados.L a tecnificaciónha sido más viable en fincas acceso al mercado (principalmentecostos de transportey
capitalizadas o con acceso a crédito,y mucho menos para porcentaje del precio FOB recibido por el productor). Su
productorescon escasa acumulación de capitalproductivo diversidad productiva reduciría,en todo caso, el impacto
y con dificultad para acceder al crédito bancario. Estos negativo de la baja de precios sobre la viabilidad de estas
últimos han tendido a mantener sistemas tradicionales e unidades productivas.
incluso a desaparecer como unidades productivas cafeta- c) Las pequeñas fincas tradicionales,policultivistas y
leras al perder competitividad. Aunque hay alguna rela- basadas fundamentalmente en el trabajo familiar, ten-
ción entre este rasgo y el tamaño de las fincas cafeteras, drían la ventaja de autoabastecerse parcialmente y no
dista mucho de ser necesaria: sobre todo en el caso contabilizar egresos salariales ni gastos significativosen
costarricense, numerosas fincas pequeñas pudieron insumos agroquímicos. Sin embargo,tendrían dificultad
tecnificar durante un período alcista en los precios del para seguir produciendo café en caso de que la remunera-
café,gracias al crédito subsidiado tras la nacionalización ción por el trabajodedicadoa él fuese inferior,durante un
bancaria de 1949, al fortalecimiento del movimiento período prolongado, a la de otros cultivos o al jornal
cooperativo desde la década anteriory su creciente impor- pagado en la zona. Caso un tanto especial sería el de
tancia en el beneficiado y comercializaciónexterna del aquellos cultivadores “orgánicos” (según definición ofí-
café,como tambiéna la asistenciatécnica,al mejoramien- cial de las compañías o entidades comercializadoras)que

Los sistemas de producción en el espacio,la historiay la sociedad 155


pudiesen acceder al “nicho verde” de los mercados consu- cos cada vez más reducidos. Si los rendimientosy precios
midores a un precio preferencial. obtenidos fuesen reiteradamente inferiores a los necesa-
ch) Las grandes fincas tecnificadas -salvo aquellas rios para justifícar el trabajo y los recursos invertidos,
muy endeudadas-podrían enfrentar las pérdidas iniciales tenderían a abandonar la caficultura o la finca misma.
reduciendo al mínimo susinversiones.Noobstante,su alto E n un plano más general, la crisis estaria induciendo
grado de especializacióncafetalerales impediríacompen- una suertede “regresióntecnológica” temporalal reducir-
sar con otros rubrossus@rdidas a la espera de una ilusoria se a un mínimo los insumos agroquímicos, y de otra
o efectiva recuperación del mercado internacional. E n el indole, en explotaciones tecnifícadas de muy diversa
caso de las más eficientes y con mejores condiciones de extensión.La misma podríaprolongarsey originarnuevas
acceso al mercado, sus costos de producción podrían modalidades tecnológicas en la caficultura misma.
incluso mantenerse por debajo del precio obtenido. Sin Simultáneamente se estaría reduciendo,en alguna medi-
embargo,al prolongarse la baja de precios,la desinversión da, el grado de especializacibn al convertirse a otros
podría reducir su eficiencia y, en todo caso, los empresa- usos algunas tierras cafetalerasy diversificarselas activi-
rios tenderíana optarpor otras actividadesmás lucrativas. dades económicas de los caficultores.Lógicamente se
En Costa Rica, por ejemplo, se esperaría encontrar una daría también una baja sustancial de la producción cafete-
sustitución cuando menos parcial del café por otros usos ra, la cual tendería a ocurrir también en otras regiones
más lucrativosen talesunidadesproductivas,en la medida productoras de café en todo el mundo. La desinversión,
en que la crisis coyunturaldevenga en depresiónduradera como respuesta a la baja coyunturalde precios, repercuti-
de los precios del café. ría negativamente,durante los próximos ailos, sobre los
d) Las medianas explotaciones tecnifícadascon gastos rendimientos en cafetales ya establecidos, reduciría a
elevados en salarios e insumos y con fuertes pasivos un mínimo la renovacióny frenaría la siembrade cafetales
enfrentarían situaciones difíciles. Sus opciones de nuevos. E n el mediano plazo, tales reacciones
autoconsumoy de producción mercantil son limitadaspor restringirían gradualmente la oferta mundial y podría
su alto grado de especialización, y tienen poca capacidad esperarse una recuperación parcial, aunque lenta, de los
de sobrellevar pérdidas reiteradas. Solamente las más precios.
eficientes,con costos unitarios de producción inferioresa E n el plano social, durante la crisis actual podría
los bajos precios actuales, estarían en condiciones de acentuarse la concentración social de la propiedad cafete-
enfrentar exitosamente la nueva situación del mercado ra, al perder o vender un buen número de pequefios
cafetero.L a desatenciónde loscafetales,concretamente la productores sus tierras o simplemente abandonarlas. El
reducción de fertilizantesy atomizaciones contra plagas café dejaría de ser un mecanismo de movilidad social
y enfermedades,tendrá efectos más perjudiciales sobre su ascendente para un sector del campesinado,y el trabajo a
producción que en los sistemasmás tradicionales.Sin los jornal pasaría a ser un componente mayor del ingreso
insumos agroquímicos, bajarán inmediatamentelos ren- familiar campesino en zonascafeteras.Al mismo tiempo,
dimientos,máxime que muchos de los suelos han perdido se deprimiríanlos salariospor la mayor oferta de fuerza de
su fertilidad natural y que las nuevas variedades pueden trabajo,por la menor atencióna los cafetales,y por la baja
ser menos resistentes a ciertas enfermedades del cafeto rentabilidad de la cafkultura misma. Sin embargo, el
que, a su vez, tienden a difundirse más rápidamente en desenlace socialde esta coyuntura estaríamediatizado por
monocultivos desatendidos. la dinámica de las relaciones de poder entre los actores
e) Las pequeAas explotaciones tecnificadas no ten- socialesdel sector,como también por la orientaciónde las
drían que efectuar erogaciones salariales muy significati- políticas oficiales.Concretamente, dependería en cierta
vas, pero sí gastos relativamente altos en agroquímicos. medida de la capacidad de negociación y presión de los
Por tratarse de unidadesproductivas especializadasserían caficultores campesinos frente a las entidades estatales y
mínimas sus posibilidades de satisfacer mediante otras al capital agroindustrialy agroexportador.Asimismo, el
actividades productivas las necesidades del consumo fa- impacto social de las respuestas gubernamentales y no
miliar. Según su eficiencia productiva y sus condiciones gubernamentales a la crisis cafetera respondería a la
de acceso al mercado cafetero local, los costos de produc- percepción política y gremial del papel del sector en su
ción monetarios de tales fincas podrían situarse ligera- conjunto y de los distintos tipos de productores en el
mente encima,cerca de o por debajo del umbral de precios desarrollo agrario de cada país.
pagados al productor. E n todo caso, difícilmente podrán El desarrollohistóricoy la crítica situación actual de la
asegurar tanto los gastos de reinversiónproductivacomo caficulturacentroamericanainvitan,pues,a una discusión
los de reproducción de la unidad doméstica en cuanto tal. sobre el modelo tecnológico,en su contextosocial. Peseal
L a baja prolongada de precios los induciría primero a una indudable éxito del nuevo “paquete tecnologico” cafetero
reducción de los gastos en agroquímicos, vale decir, a en términos de rendimientos y productividades, cabe
adoptar una estrategia productivacon insumos tecnológi- cuestionar sus premisas y las consecuenciasde su adop-

156 Los sistemas de producción en el espacio,la historia y la sociedad


ciónindiscriminada.Suimpactoecológico seha reflejado Notas:
ya en cambios microclimáticos y en un aumento de la
erosión en algunas zonas cafeteras,especialmente aque- Una versión preliminar de este ensayo fue presentada al
llas de fuertes pendientes. También ha conllevado la Coloquio Mesoamericano Sistemas de Producción y Desarro-
desapariciónlocaldevida silvestre,anteriormentevariada llo Agrícola, en México, y en una sesión informal de discu-
y abundante,así como la disminución de controlesbioló- sión en Costa Rica, en 1992. Agradezco los comentarios y
sugerenciastanto del evaluadordel Colegio de Postgraduados
gicos naturales. La reducción de la longevidad de los de Texcoco,como del Dr.David Kaimovitz,Dr.José Antonio
cafetales “tecnificados” y su menor protección boscosa Fernández, Bach. Benjamín Hernández,y mis colegas del
ante adversidadesclimatológicashan llevadoa que nume- proyecto Historia Social de la Tecnología Agrícola en Zonas
rosas unidades productivas de diversa extensión hayan Cafetaleras.
reintroducidoel empleo de la sombra durante los Últimos Entre otros estudios comparados,cabe citar el trabajo pionero
años,en pragmática contraposición a las recomendacio- de Ciro Cardoso sobre la evolución de la cafïcultura
nes de los técnicos. Por otra parte, el alto costo de los guatemalteca,salvadoreíía y costarricense hasta 1930,“His-
insumos ha dificultado la adopción del “paquete” por toria económica del café en Centroamérica (siglo XIX).
productores marginales, a la vez que ha aumentado la Estudio comparativo”,en Estudios Socialesentroamericanos,
No. 10, 1975,pp. 9’55,y su versión ampliada como capítulo
vulnerabilidad de pequeños y medianos productores del libro conjunto con Héctor Pérez, Centroamérica y la
tecnificadosante coyunturas económicasadversas,espe- economía occidental (San José, Editorial Universidad de
cialmente por sus necesidades crediticias y grado de Costa Rica,1977),que incluyeya a nicaragua.Para el periodo
especialización. Y si bien se había aumentado la más reciente,destaca el estudio de Jeffery Paige,“Coffeand
competitividadinternacionalde los países o regiones politics in Central America”, en Richard Tardanico
con más altos rendimientos y productividades, se (compilador) Crises in the Caribbean Basin (Newbury Park,
incrementaron sustancialmentelos costos a un punto que Sage Publications,1987). También son de utilidad los ensa-
podría hacer poco rentable esta actividad para muchos yos de varios autores en el libro El café y la historia agraria
productores en las nuevas condiciones del mercado cafe- centroamericana, compiladopor Héctor Pérezy Mario Samper
(San José,Flacso,1992,en prensa). Los estudios sobre países
tero mundial. o zonas cafetalerasespecíficas son tan numerosos que sólo se
En síntesis,la evolución tecnológica y social de los citarán en el texto aquellos de los cuales se tomaron ideas
sistemasde producción cafeteros requiere de un análisis directamente,y los que aplican el concepto de sistemas de
situado en relación con el debate acerca del crecimiento producción.
económico a ultranza en el corto plazo o el desarrollo El concepto de ”policultivo que giraba en torno al café”
agropecuario sustentabley socialmente equilibrado para ha sido explicado con gran claridad para Colombia por
la mediana y más larga duración.’*Dicho análisisadqui- María Errázuriz, en Cafeteros y cafetales del Líbano
rirá especial pertinencia si -comoes probable-la “crisis” (Bogotá, Universidad Nacional de Colombia, 1986).
actualresultanosermeramente coyuntural,sinounacrisis También es utilizado para México, junto con los de semi-
cultivo y monocultivo, por Margarita Nolasco, Café y
de ajuste hacia un mercado en que regirán, con o sin sociedad en México (México, Centro de Ecodesarrollo,
cláusulasconvencionales,preciosrelativamentebajospara 1985).
el futuro próximo y quizá mediato. Paul Sfez,“La formación y el desarrollo diferenciado de una
Las opcionesno se limitan,claro está,al inmovilismo de las caficulturas que figura entre las más productivas del
tecnológico en aras de la preservación de sistemas de mundo: el caso de Costa Rica”, ponencia presentada al
producción arcaicos o su modernización .a marchas simposio ”Las sociedades agrarias centroamericanas. Siglos
forzadas como un fin en sí misma. Por el contrario,es X IX y xx”(Costa Rica, 1990).
factible y necesario explorar, con base en los Michel Merlet, ”El siglo diecinueve en Nicaragua. Auge y
precedentescentroamericanosy de otras latitudes,mode- derrota de la vía campesina (1 821 -1934)”’, ponencia presen-
tada al simposio “Las sociedades agrarias centroamericanas,
los realistasque construyan sobre las prácticas tecno- Costa Rica, 1990.Versión preliminar.
lógicas existentespara que los productores mismos pue- Juan Pablo Duque, ”Costa Rica, Nicaragua, El Salvador y
dan innovarde un modo acorde a sus intereses,Condicio- Guatemala.Informe del Jefe del DepatamentoTécnico sobre
nes específicas, experiencias y posibilidades. Una su viaje de estudio a algunos países cafeteros de la América
adecuada comprensiónde la historia agraria del istmo y Central”, en Revista Cafetalera de Colombia, Vol. W,No.
del cambio técnico-social en zonas cafetaleras puede 102,pp. 2295-2460.
contribuir a esta búsqueda de vías para reconciliar Cf. samper,”Caficultura, producción familiar y haciendas en
crecimiento y conservación,a la vez que se respetan las un periodo de crisis (1920-1936):Aproximación a un análisis
tradicionesculturales sin anquilosarlas y se mantiene comparado”,en Estudios Rurales latinoamericanos,Vol. 12,
No. 13, 1989.
o establece un equilibrio social-socioeconómico y Cf.Paige,op. cit.
sociopolitico-fundado en la participación más que en la Regina Wagner, Los alemanes en Guatemale 1828-1944
exclusión. (Guatemala, 1991), p. 159 y ss.

Los sistemas de produccion en el espacio,la historia y la sociedad 157


Verena Stolcke, ’The labours of coffe in Latin America: the
hidden charm of the family labour and self-provisioning”,
ponencia presentada al coloqio Nord und Sud in Amerika,
Kloster Banz, 6-12de octubre, 1991.
lo Para Costa Rica, la información al respecto proviene de
testimonios orales de extensionistas agrícolas que laboraron
para la STICA y fueron simultaneamente representantes de
las compafiías comercializadoras y productoras de
agroquímicos. Para Centroamérica puede considerarse como
una hipótesis razonable, por comprobar, pues el modelo de
extensión agrícola impulsado para toda la región era similar,
pero las condiciones locales introducían variaciones signifi-
cativas.
Il La apretada síntesis anterior sobre el proceso de tecnificación
en los distintos países centroamericanos,como la caracteriza-
ción por tipos de unidades productivas más abajo, se basa en
una amplia bibliografia, entre la cual cabe destacar: P.Sfez,
op. cit.; FAO, EI café en América Latina. Problemas de la
productividad y perspectivas, tomo I. Colombia y El Slavador
(Fao, México, 1958), Instituto de Investigaciones Económi-
cas y Sociales, Universidad de San Carlos en Guatemala, EI
cultivo del café en Guatemala (Guatemala,E S , 1981); Jon
Jonakin, ”Agro-export labor shortage: An estimation of the
impact oftechnology changeson labor demand in Nicaracgua’s
coffe sector” (ponencia presentada en LASA, 1991,) Eduardo
Baumeister, ”El café en Honduras”, capítulo en Pérez y
Samper (compiladores), op. cit.; y Paige, op. cit.
Para una conceptualización general y presentación de varios
modelos, potencialemente complementerios, Cf. Filemón
Torres, ”El concepto de sostenibilidad en el desarrollo
agropecuario. Notas para discusibn”, en DCA-CIAT,Agri-
cultura sostenible en las laderas centroamericanas (DCA,
Coronado, Costa Rica, 1991).

158 Los sistemas de producción en el espacio,la historia y la sociedad


ENTRE LA “ T R A D I C I O N ” Y LA “SITUACION”
Las causas del abandono del cultivo del Cardamomo
en una gran finca cafetalera de Guatemala

Charles-Edouard DE SUREMAIN’
Universidad François-Rabelais de Tours (Francia)

RESUMEN que estructura el espacio agrícola y social de dicha


finca, así como el de la región a la cual pertenece].
El análisis sobre las causas que provocaron el Habiendo mencionado brevemente el por qué y dónde
abandono del cultivo del cardamomo en las grandes se ha implantado el cultivo del cardamomo en
explotaciones de una de las regiones cafetaleras más Guatemala,presentaré las principales características
productivas de Guatemala, pone en relieve la importancia
agroeconómicas de la planta. Enseguida, subrayaré los
de las representaciones sociales y de la percepción de
los riesgos políticos en lo que se re3ere u la selección
problemas de mano de obra causados por la
de las estrategias agrícolas. Con un ejemplo concreto, sobreposición de la cosecha del café y del cardamomo.
veremos que algunos elementos Iimitantes del calendario Por último, explicaré cuáles son las razones por las
del cultivo de tierras contribuyen,pero esto no basta, para cualeslos problemas de mano de obra condujeron, en
explicar el abandono de un cultivo productivo dentro de esta finca en particular, al abandono del cultivo del
un contexto sociopolitico que se percibe como inestable. cardamomo.
EI análisis testimonia de la complementaridad de los
métodos de economia agricola, de sociología politica y de
etnología.
CARACTERISTICAS GENERALES DEL
CARDAMOM0

E n la región donde realicé la encuesta etnogrfica,


y en la que se basa mi comunicado,las fincas de café
se crearon hace poco más de un siglo,a partir de 1870. Condiciones de aparición del cardamomo
La Costa Cuca se abrió a la colonización con la venta
privatizada de tierras llamadas “vírgenes” o “no ocupa-
das”.Hacia el finaldel siglo Xu(,los colonos- principal- E n Guatemala, lo que se ha convenido en llamar el
mente de origen Alemán y Belga-,fueron incitados “auge del cardamomo”comienza desde 1970, en la
por decreto gubernamental para cultivar, además del época en que Bangladesh, principal productor de
café, otros productos con el fin de evitar especies de cardamomo en el mundo, sufre graves
inconvenientesecológicos y crisis alimenticias debidas inundaciones que arruinan susplantaciones’. El repen-
al monocultivo.A pesar de este decreto, el panorama tino disparo de los precios que se ofrecían a los
agrícola de la Costa Cuca se modificará poco con el -
productores hasta $200 por quintal (46 kg) -, incita a
curso de los años; la caña de azúcar (de tierrasaltas), numerosos finqueros guatemsltecos a apropiarse del
el cacao, el hevea y, más recientemente,el cultivo del mercado.E n 1978,el cardamomo ocupa el tercer lugar
cardamomo (Elettaria cardamomun), nunca podrán enlas exportacionesdel pais después del café y del
competir con el café. E n efecto, tanto en superficie algodón,y antes del plátano banana. Alta Verapaz, rico
sembrada como en valor, el café seguirá siendo el departamento cafetalero de las Altas Tierras del este
“productoprincipal”delasfincas.Perosobretodo,seguirá central del país,se impone rápidamentecomo el primer
siendo el “producto motor”,es decir, el producto con productor de todo el pais. Sin embargo,desde 1975,el
respecto al cual cualquier otro tipo de cultivodeberá cardamomo llega a la Costa Cuca, zona cafetalera en
subordinarse. el sur del departamento de Quetzaltenango adosada a
la vertiente Occidental de la Sierra Madre, la amplia
El objeto de este documento es el de identificar cadena montañosa que recorre el pais de este a
y el de interpretar las causas que originaron el oeste’.
abandono del cultivo del cardamomo en una gran finca
de café de la Costa Cuca.EI análisis permitirá precisar
el lugar y el papel del cultivodel cafécomo una actividad

159
- Esquema de localización de la Costa Cuca - cafetalerasde la Costa Cuca entre 1975
y 1985. La planta cubrirá, en
promedio, el 25% del total de la
I superficie cultivada en esas fincas.Sin
embargo, los finqueros arrancarán lo
menos posible de cafetales para
sembrar el cardamomo.Se conforma-
rán, en la mayoría de los casos, a
explotarlo en las partes másarenosas
y en las pendientes de sus propiedades,
es decir,en laszonasdondeel cultivodel
café es menos productivo.
Pero,súbitamente,durante 1985 mien-
trasque losprecios se mantienen eleva-
dos, el mercado estable y las
condiciones ecológicas normales, la
casi totalidad de los finqueros de la
Costa Cuca abandonaron el cultivo del
cardamomo.En un periodo de año, la
/ k DdptementdeQuetuJteMngo \ cosecha de granos,incluso se interrum-
pirá y las plantaciones se abandonaran.
costa cuca s+~~ ¿Cuáles son las causas de este
El Salvador abandono precoz en un contexto tan
benéfico? La sobreposición en el cultivo
del café y del cardamomogeneran,en
Océan O 100 realidad, importantes problemas de

I Pacijîque I
lon
I
mano de obra en la administración de
una finca.

DIVISION DEL TRABAJO Y CALENDARIOS


Características agroeconómicas del cardamomo DE CULTIVOS

En general, las condiciones ecológicas de la Costa


Cuca son adecuadas para el cultivo del cardamonio.La Trabajadores permanentesy temporales
región se caracteriza por un régimen de lluvias y de
temperatura regulares, y un grado de humedad En la finca que me sirve aquí de ejemplo se cuentan
-
constante. El recubrimiento vegetal que asegura el 50 trabajadores permanentes de sexo masculino,que
sombreado permanente del café - permite también a la viven en una ranchería situada en el centro de la
planta protegerse contra los rayos solares excesivos. finca, acompañadospor sus esposas e hijos, formando
Así, ningún inconveniente ecológico mayor disminuye una comunidad de aproximadamente 160 personas.¿Es
el entusiasmo de los finqueros par introducir el suficientela cantidad deestamano de obra para asegurar
cardamomo en sus plantaciones. elcuidado,la cosecha del café y del cardamomodurante
Sin embargo,el cultivo está sometido a importantes todo el año?
inconvenientes financieros. Como cultivo perenne, el Antes de introducir el cardamomo, el conjunto de
mismo exige que se inmovilice un importante capital esas familias de trabajadores bastaba para el cuidado
financiero e hipotecario durante 3 o 4 años, hasta la cotidiano de los cafetales plantados en ese momento
primera cosecha. Además, el secado de los granos sobre 100 hectáreas. No es sino en periodo de cosecha,
recién cosechados necesita la instalación, a durante los meses de agosto hasta diciembre, que la
proximidad de lasplantaciones, de un horno equipado finca contrataba 40 trabajadores temporales originarios
con un motor diesel. A pesar de estos principales de las Tierras Altas. ¿Qué ha pasado después de la
factores limitativos el cardamomo se cultivará introducción del cardamomo sobre 30 hectáreas en
aproximadamente en 50 de las 110 explotaciones 1977?

160 Los sistemas de produccion en el espacio. la historia y la sociedad


A parte de la cosecha, el calendario de cultivo del Por elcontrario,desde 1983,el finqueroya no contrató
cardamomo requiere de más manos que el café: cerca a más trabajadores temporales originariosde las Tierras
de 250 días de trabajo por año y por hectárea, es Altas para la cosecha del café ni para la del cardamomo.
decir, tres veces más que el café (Guerra Borges, Mientrasque el quintalde cardamomosevendía más caro
1983:257). Para efectuar el cuidado del cardamomo se -
que el del café,solamente 20 personas de las cuales un
pide a los trabajadores,-normalmenteespecializadosen -
gran porcentajeeran niños seempleabanpara lacosecha
el café - efectuar turnos de trabajo en las nuevas del cardamomo.¿Por qué motivos el finquero no contra-
plantaciones. E n su conjunto, los cuidados que taba más trabajadores temporales y por qué enviaba la
requieren las 2 plantas son parecidos: rociado de casi totalidad de sus trabajadores permanentes a la
fertilizantes,pesticidas,fungicidas y podado de los cosecha del café sin emplear más a losjornaleros,siendo
árboles de sombreado. Lo que no trastorna los hábitos que esta estrategia provocaba el deterioro inmediato de la
técnicos de los trabajadores agrícolas. planta? Se puedetambiénconstatarque el comportamien-
to de nuestro finquero no es un caso aislado,ya que la
mayoría de sus vecinos actuaron de la misma manera
Lasobreposiciónde lacosechadelcaféy delcardamomo desde 1985.
Si se hace directamente la pregunta a los finqueros,
Es la cosecha del cardamomo la que en realidad estoslaeludeny selimitana repetir :“Elcaféesun cultivo
causa un problema puesto que ésta se realiza una vez tradicionaly (que) nohay porquédisminuirsuexplotación
por semana durante nueve meses. E n promedio, se a causa de otro,que además,es un cultivo de mujeres,lo
necesitan 5 trabajadores por día y por hectárea de que nunca se había visto por aquí”.Para el finquero,el
cardaniomo para recoger los granos antes de que se hecho de recurrir a la “tradición” para explicar una
pudran.Pero el problema de la disponibilidad de la mano estrategia agrícola cubre una función de disimulo5.E n
de obra aumenta cuando la cosecha del cardamomo se realidad,el pretexto de la “tradición”permite al finquero
sobrepone a la del café, sobre todo entre los meses de evitar hablar de una realidad muy compleja y demasiado
septiembrea noviembre.Durante estos tres largos meses, conflictiva.
el finquerodebe enviar diariamente 140personasa las70
hectáreasde cafécon lasque cuentala fincay 150a las 30
hectáreasdecardamomo.Porlotanto,debe contarcon 290 EL CLIMA SOCIOPOLITICO COMO
trabajadores,mientrasque sólodispone(recordémoslo)de LIMITANTE EN EL ESPACIO AGRICOLA Y
200 personas, tomando en cuenta los 50 trabajadores SOCIAL EN UNA FINCA
permanentes,susmujeres e hijos en edad de trabajary los
40 trabajadores temporales originarios de las Tierras
Altas. L a violencia y el café
¿Qué esloque sucede entonces? El finquero utilizará
60personas -exclusivamente,lasesposasy los hijos de los Para comprender las causas del abandono del cultivo
trabajadorespermanentes-en la cosecha del cardamomo. delcardamomo en estafinca- así como enotrasde la Costa
Dispondráentoncesde un mínimo detrabajadoresnecesa- Cuca -,es necesarioobservarel contextosociopoliticoque
rios para el cafe,es decir 140 personas. ¿Pero qué va a predomina.E n efecto,desde 1975,la regiónvivebajo una
sucederconlacosechadelcardamomo?¿Dóndeencontrar fuerte tensión provocada por las relaciones conflictivas
los 90 trabajadoresque faltanpara evitarque losgranos se que oponen a los finqueros,trabajadores agrícolas,sindi-
pudran‘?El cambio de actitud de los finquerosdespués de catos,sectasreligiosas,ladrones,grupúsculosguerrilleros
1983 ha sido particularmente claro. y el ejército.Asimismo,los interesesque defienden cada
uno de esos grupos son complejos,puesto que cambiany
se contradicen.
El repentino abandono del cardamomo E n la Costa Cuca puede parecer paradójico que el uso
delaviolenciafisicay delasarmasen general seaun hecho
Entre 1977y 1983,nuestro finqueroempleó numero- raro.Peroesta paradojapuede explicarsepor la intensidad
sos trabajadores originarios de los caseríos cercanos a la y laeficaciade lasamenazasque seprofierenlosdiferentes
finca.Esta soluciónparecíalógica,en lamedida en que los grupos entre sí. D e esta tensión resulta un clima de
caseríos estaban poblados de campesinos sin tierra,en suspicaciay de temor que tiende,finalmente,a substituir
busca de cualquier trabajo que se les presentara4.Los el enfrentamiento directo entre los grupos de actores
campesinoseran contratadosbajo el sistemadejornadasy concernidos.En Guatemala existe una expresión a”-
no vivían en la finca,en donde pasaban solamente m a mente utilizada que expresaperfectamentelacomplejidad
breve estancia;de ahí el nombre de jornaleros. de este tipo de relaciones de fuerza: se habla de la

Los sisteinas de produccion en el espacro,la historia y la sociedad 161


“Situación”. Nombrar la “Situación” evita al que habla los finqueros de la Costa Cuca, este trabajador
entrar en detalles en una discusión donde tendría que jornalero sufrió la influencia del mundo sindical. Con
tomar una posición bien definida.Así,cuando se pregunta su presencia prolongada, se correría el riesgo de que el
a los finqueros por qué no contratan a más trabajadores jornalero pudiera también incitar a los trabajadores
temporalespara la cosecha del cardamomo, estos respon- permanentes de la finca a levantarse en huelga o a
den sin cesar :“La Situación actual no lo permite”. reivindicar derechos sobre los cuales “no tienen ni la
¿La “Situación” se ha deteriorado de manera particu- mínima idea ni necesidad”. E n la mente del finquero,
larmente importanteentre 1984y 1985? A nivel nacional, el jornalero no es tampoco un buen substituto del
-
es verdad que se trata de un periodo de transición de un Indígena el trabajador ~riginari~ de las Tierras Altas.
régimen militar a uno democrático,lo que provoca algu- C ó m o continuar el cultivo del cardamomo si su explo-
nos temorespor parte de los sectores dominantes.Pero ese tación fue posible gracias a una coyuntura económica
cambio global no explica todo. A nivel local, se observa excepcionalmentefavorable,fue abandonada inmediata-
que la guerrillaque circulapor la regiónencontró,durante mente cuando el contexto político se consideró “demasia-
este periodo de transición,un eco particularmente impor- do subversivo” ante los ojos de los finqueros.El abandono
tante entre los trabajadores de las plantaciones. Por su del cultivo del cardamomo no obedece Únicamente a una
parte, los finqueros de la Costa Cuca, escépticos sobre el racionalidad económica,sino que está relacionado con un
futurodel país e inquietosde la progresión“ideológica” de contexto global en donde la percepción de la situación
la guerrilla en la región a pesar de su claro retroceso en política y de los diferentes tipos de obreros agrícolas es
otras partes del país, debieron finalmente acelerar el decisiva.
proceso de abandono del cardamomo. L a cosechadel cardamomo - que requiere de una mano
-
de obra temporal numerosa entra así en contradicción
con la estrategia antisubversiva de los finqueros de café
Prioridad Politica y estrategia económica que consiste en no contratar un máximo de trabajadores
ajenos a la finca.El abandonodel cardamomo, la preferen-
La relación existente entre la “Situación” y el abando- cia por el café y la no contrataciónde trabajadorestempo-
no del cardamomo es directa y determinante.Por ejemplo, rales ilustra, de manera clara, las prioridades de los
los finqueros establecen una relación &recta entre los finqueros.El abandono de un cultivo lucrativo es percibi-
-
trabajadores que llegan temporalmente a trabajar a sus do como la única condición de estabilidad política y, a
-
fincas y el riesgo de desestabilizaciónsociopolitica que largo plazo, económica de las fincas.
éstos podrían generar en ese momento.
E n este orden de ideas, entre más alejada sea la
procedencia del trabajador con respecto a la explotación, CONCLUSION
más despertarásospechasde haber colaboradovoluntaria-
mente o por la fuerza con la guerrilla “emboscada en las La explotación del café es,finalmente,la única estruc-
montañas”.Los violentos conflictos que han opuesto la tura permanente en el panorama de la Costa Cuca. Se
guerrilla,el ejército y los Indígenas en las Tierras Altas impone también como la principal estrategia agrícola de
han repercutido &rectamente sobre las políticas de mano los finqueros y como el soporte económico de su estra-
de obra de los finqueros de cafe.L a reputación de “colabo- tegia de pacificación sociopolitica.E n efecto,es alrededor
rador” atribuida a los Indígenas originarios de las Tierras del caféy con respecto a su explotación que losfinqueros
Altas ha contribuido a dejarlos fuera del circuito de la combinan sus actividades agrícolas y condicionan su
contrataciónen las fincas,sobretodo después del aumento política global de mano de obra. Por lo tanto,la introduc-
de los enfrentamientosentre el ejercito guatemaltecoy los ción del cardamomo no se deberá interpretar como un
grupos guerrilleros a partir de 1980.Los finqueros creye- intento fallido de substitución del café, incluso siuna
ron que los Indígenas vendrían a “contaminar” a los parte de su cultivo disminuyó durante algunos años.
trabajadorespermanentes que viven en sus explotaciones, La sobreposiciónde los calendarios de cultivo del café
prefiriendo, así, mantenerlos fuera de la explotación, y del cardamomo no explica totalmente el abandono del
“hasta que el virus desaparezca definitivamente”. segundo cultivo. Las causas profundas de su abandono
E n este contexto, el trabajador que procede de los están ligadas a la percepción de un contexto sociopolitico
caseríos de los alrededores a la finca resulta también y a la supuesta colaboración a la subversión de una mano
sospechoso pero de diferente manera. Según nuestro de obra susceptiblede ser contratada en las fincas.Queda-
finquero, este trabajador está “obsesionado por el ría, sin embargo, por verificar si estas representaciones
sueldo mínimo, las convenciones salariales o el seguro aparecen de la misma manera para otros tipos de cultivos
social y los mítines políticos; el ambiente subversivo en otrasregiones del país y en otrosperiodosde la historia.
de las ciudades costeras le lavaron el cerebro”. Para D e hecho, lo que los finqueros llaman la “tradición” y la

162 Los sistemas de producerdn en el espacio,la historia y la sociedad


“situación” son facetas de una realidad bastante compleja
que sólo los esfuerzos conjuntos de la economía agrícola,
de la sociología política y de la etnología permitirán
descifrar.

Notas:
*
Actualmente preparando una tesis de doctorado en etnología
en la Universidad François-Rabelaisde Tours (Francia) bajo
la dirección de Michel Adam.
I Mi tesis trata sobre la organización del trabajo, las
dinámicas comunitarias y la génesis de la identidad de los
trabajadores agrícolas en una gran plantación de café en
Guatemala. La plantación que aquí se refiere es cercana
a aquélla en la que realicé mi investigación de campo.
EI cardamomo se cultiva en Guatemala desde el inicio del
siglo, pero en proporciones menos importantes a las de la
década de 1975-1985 (Guerra Borges, 1983:256).
En 1978,Quetzaltenango era el cuarto departamento produc-
tor de cardamomo de Guatemala (Guerra Borges, 1983:257).
Sobre una población de 9 millones de individuos, la mitad
está siempre empleada en la agricultura.Hoy se cuentan a
300 O00 campesinossin tierra (Le Bot 1992,3547).Hacia la
mitad del siglo, la población de la costa del Pacífico del país
se duplicó, principalmente a causa de la presión territorial y
demográfica de las Tierras Altas. Los migrantes trabajan
temporalmente en los grandes latifundios algodoneros,gana-
deros e ingenios azucareros que monopolizan la Costa.
Habría mucho que decir respecto a la dimensión femenina del
cultivo del cardamomo.En la región,se dice frecuentemente
que los trabajadores tienen “sangre de café” en las venas, lo
que significa que es una planta del “sexo masculino”. Por
extensión, los cultivos secundarios y a fortiori el del
cardamomo que muchas veces es revalorizado por las muje-
res, son considerados como “cultivos femeninos”.

BIBLIOGRAFIA

GUERRA BORGES A.,1983, Compendio de geograpa


económica y humana de Guatemala. Guatemala,Edi-
torial Universitaria, 356 p.
LE BOT Y.,L a guerre en terre maya. Communauté,
violence et modernité au Guatemala (1970-1992).
Paris,Karthala, 336 p.
SUREMAIN Ch.-Ed (de), apareceráen 1993, La culture
du café :une culture de classe ?Genèse et structure de
la caféicultureau Guatemala,en: Lespuysunneries du
café (Ed. Tulet, J.-Ch.).

Los sisfemasde producción en el espacio,la historia y la sociedad 163


PRODUCCION Y SOCIEDADES RANCHERAS DEL OCCIDENTE DE MEXICO

Esteban BARRAGA”; Thierry LINCK’


‘ElColegio de Michoacán; ’CIDE,ORSTOM-México

Conocemosa los rancheros a través de la música organización del trabajo en la cual se asientan las
y del cine mexicanos. Pese al interés que ha cobrado actividades productivas y, más allá del parentezco y
recientemente el estudio de los rancheros, las ciencias del interconocimiento, las relaciones de sociabilidad
sociales no aportan una visión radicalmente distinta de que los unen evidencian que existen sociedades
la que difunden los medios masivos y populares de rancheras.
comunicación. Ven el ranchero como un simple Hablar de sociedadranchera suponeque nos enfrenta-
individuo,figura prominente de un México rural mos a un grupo humano homogéneo, dotado de una
colorido y multifacético o simple estrato de una identidad propia,estructurado en torno a una organiza-
sociedad rural anónima. Muchos lo consideran como ciónproductiva y relaciones de sociabilidad genuinas.Se
campesino acomodado, pequeño burgués rústico, tratade criteriosque pueden verifcarse a propósito de los
“empresariorudo”o hacendadofallido.Otros,no menos, rancheros combinando un repaso bibliográtïco con la
ven en él uno de los forjadores de la identidad adopción de un enfoque territorial2.El primero permite
nacional : se trata entonces del “hombre a caballo”, precisar y relativizar algunos rasgos distintivos funda-
poblador libre y autónomo de lejanas serranías,católico mentales de la identidad ranchera y de la posición de las
ferviente,productor rústico y astuto, cuyos coniporta- sociedadesrancherasfrente a la sociedad nacional:papel
mientos y personalidad contrastan -y a menudo de los rancherosen el proceso de conquista y coloniza-
también chocan- tanto con los del indígena o del ción,aislamiento,dispersióny marginalidad.El segundo,
ejidatario como con los del burócrata y del citadino. basado en estudios de casos, permite caracterizar la
Para resumir y caricaturizar los análisis de esta vena, construcción ranchera del espacio y, por ende, las
podríamos añadir que el rancheroes,en fin,una suertede relacionesde cooperacióny los procesosde regulación en
serrano solitario. los cuales se asientan las economías y las sociedades
Nosotros al menos no lo vemos así ; mejor dicho, rancheras.
optamospor interesarnosmás al estudiode lassociedades
rancheras que al ranchero,visto éste como personaje.
Desde luego,tratándose de una poblaciónque todos coin- CONQUISTA Y COLONIZACION
ciden en caracterizarpor su dispersióny aislamiento,que
se autocaracterizapor su individualismoe independencia, Esta referencia a un proceso de conquista y de coloni-
y hablandode formasde producción que -porencontrarse zación constituye el primer rasgo definitorio digno de
libre de trabas institucionalesy burócratas en el reino del tomarse en cuenta : en este proceso han venido confor-
hedonismo- muchos tienden a asimilar a un parangón mando los rancherosun grupo socialespecífico,marcado
espontáneo y rústico de la empresa liberal,suena ilusorio por una identidad propia.D e hecho,lostérminos ranchos
buscar evidencias de la existencia de una organización y rancheros son tan (o más) antiguos como la conquista
social y productiva genuina y Única.Hasta cierto punto misma.Los rancherosaparecen al margen de las hacien-
nuestra ambición se inscribe a contracorriente de las das,de los presidios o en forma espontánea,suelen consi-
enseñanzas de la sociología:la dispersión del hábitat y las derarse a menudo como primeros ocupantes de las tierras
bajas densidades de población no estimulan el estableci- ygarantesdeunaocupaciónefectivadelterritorio.François
miento de relacionessocietalesy limitanlaconstituciónde Chevalier evidencia la mencion del término rancho en
tejidos económicos estables’.Sin embargo,podemos ver 1663, asociado con la ganadería extensiva y vivienda
en la extensa difusión,en todo el territorio nacional,de aislada.Los ganaderospuedentomaruna partemuy activa
una identidad y un sistema de valores rancheros una enlaconquista.Entrevistadopor PatriciaLeonardo(1978:
reminiscenciade sociedadesrancherasoriginalesy proba- 52-53),don Manuel delaTorreapunta:“Eran estastierras
blemente homogéneas. Varios estudios en las regiones tan despobladas y donde no había ley,que la gente que
serranasy aisladas de Occidente compruebanque se trata llegó seposesionóde latierra que quería.Separaban en un
más que de un simple “molde originario” : las relaciones lugar y hasta donde chocarancon otro propietario...”.Ha
de cooperación que unen a los rancheros en la apropia- de suponerse que estas tierras “despobladas” no eran del
ción, construcción y ordenamiento del espacio, la todo vírgenes.

165
L a participación de los rancheros en el proceso de 1983:16;Meyer, 1986:480-83;Fábregas, 1986:142-145,
conquista no excluye confrontaciones directas con la citadospor Shadow, 1990%). Pero,bajo otra perspectiva,
población indígena. Hubert Cochet en sus estudios en la tanto en el lenguajepopular como en los censos gubema-
Sierra de Coalcoman (Sur de Michoacán) evidencia que mentales, la palabra rancho se utiliza también para
siguen siendo muy efectivas hoy en día: iniciada en el designarunalocalidad,unpequeíloydispersoasentamiento
transcursodel siglopasado,laconquistade esta porción de rural que ocupa el rango más bajo en lajerarquíaadminis-
la Sierra Madre del Sur, aún sigue en proceso.No cabe trativay poblacional ;se refiere a una comunidad humana
duda que la participaciónen la conquistasiguepresenteen habitada tan sólo por una o unas cuantas familias.E n este
muchos de los rasgos que caracterizan la identidad uso el “ranchero” es simplementeuna persona que vive en
ranchera3: en el desprecio hacia los indígenas y en la uno de estos caseríos.
valoración de la autenticidad (a menudo dudosa) de una L a confisiónde ambos sentidos ha llevadoa equivoca-
tez blanca y un origen español sin manchas. ciones gigantescas en torno a la interpretación de la
Según Enrique Florescano (1973), rancheros y ran- tenencia de la tierra durante el porfiriato (Meyer, 1986),
chos surgen como apéndices avanzados de movimientos sin embargo ambas perspectivas resultan en nuestra opi-
de conquista dirigidos por misioneros y capitanes (misio- nión más complementarias que contradictorias.El hecho
nes y presidios). Con tal suerte que cuando decayeron las de que un mismo término pueda aplicarse a la vez para
minas, los espacios conquistadosno volvieron a su estado designar a una propiedad individual y a un tipo de
de abandono inicial, gracias a la organización ranchera asentamientohumano,simplementeevidenciaque coinci-
que había logrado establecersey prosperar.A contrario,la den unidad de producción y unidad de residencia y da fe
integración territorial de lugares como Baja California de la eficacia de las sociedades rancheras en su tarea de
tardó mucho en hacerse efectiva porque las misiones no colonización.Esa eficienciadesde luegopuede relacionar-
lograron el establecimiento de ranchos. Muchos autores se con el papel de la ganadería en la economnía ranchera.
mencionan en esta perspectiva las relacionesque se esta- Según D. Skerritt (1989 : 98), Ia ganadería es el giro
blecieron,desde el siglo XVI,entre ranchosy haciendas. principal del rancho, mismo que se define por “la partici-
Luis Gonzalez(1968 :68)plantea así el origen de San José pación directa del propietario y los suyos en la actividad
de Gracia : “Francisco Amezcua y Rita Sánchez (...) rectora de la unidad de producción:la ganadería vacuna”.
salieron de Sahuayo para plantarse en el Cerrito de la Por cierto, la ganadería extensiva asegura a un pequeño
Rosa. Antonio Solis (...) vinieron de los términos del Bajo número de individuos la posibilidad de tener bajo control
Cujumatlán a rehacer la antiquísima estancia del Monte. grandes territorios.Según bJis Gonzalez, los pobladores
Estos y aquellos vecinos tenían que cuidar y desbrozar la de la hacienda del Monte eran muy pocos :“Unos cuantos
punta alta de la hacienda. Se les dejo el usufructo de todo hombres a caballobastaban para recoger en los corrales y
el ganado que rescatarande la vida salvaje ;se les consin- llevar de un sitio a otro centenaresy aún miles de vacas”.
tió poner vinatas, recoger panales y cazar a cambio de Y puesto que el dedicarse exclusiva o primordialmente a
cuatro pesos al año que fue la renta convenida... (...) E n la ganadería implicaba el hábil manejo cotidiano del
suma, cincuenta años despues de la conquista española, caballo, el ranchero, muy pronto, puede asimilarse al
entre 1564 y 1600, se pobló esta zona con unos pocos “hombre a caballo” (F.Chevalier). El caballo, símbolo de
españoles y abundantes ganados”. superioridad,todavía muy presente en los valores ranche-
ros (al igual y hasta más que las armas de fuego), echa
raíces en los más remotostiempos de la colonia ya que su
POBLAMIENTO DISPERSO uso era reservado y “marcaba la dominacióndel propieta-
rio de bestias sobre el agricultor,división que a principios
Este último comentario de Luis Gonzalez permite se fincaba en el contraste entre conquistadorese indíge-
evidenciar otro rasgo definitorio de las sociedades nas” (Skerrit, 1989: 100).
rancheras,la dispersión del hábitat.Esta característicase
verifica en la ambiguedad que caracteriza el término de
rancho.C o m o conceptoy término del lenguaje común, se MARGINALIDAD
trata de una unidad productiva cuyo menor tamaiio y
caracter familiar diferencia de la hacienda. Desde esta La marginalidad,otro razgo definitoriode las socieda-
óptica,muchos autores siguen asimilandoel rancho a una des rancheras se relaciona estrechamentecon el papel que
pequeña o mediana propiedad rural explotada directa- han desempeñado los rancheros en losprocesos de coloni-
mente y dedicada a lasactividadesagropecuarias(Méndez zación,con la dispersion de su hábitat y la importanciaque
Valdés, 1878:195-198; Wolf, 1969:18-19; McBride, ha desempeñado la ganadería extensiva.
197192-83; Brading, 1978:2-3;D e Leonardo, 1978:73- En el caso, la marginalidad es ante todo fisica y
76;Espín, 1978:256,297;Chevalier, 1982:3;Van Young, remite a espacios ingratos -agrestes,semiáridos, insalu-

166 Los sistemas de producción en el espacio,la historia y la sociedad


bres, y en fin, poco atractivos para los centros rectores y económicos que la motivan. Las fronteras agrícolas,
del momento. El rancho solía ocupar la periferia de los económicas, políticas, sociales, se expanden y llegan a
centros principales de colonización, zonas aisladas y incorporar espacios y posiciones marginales en un cierto
alejadas de las principales unidades de producción momento, alcanzando así lugares antes apartados para
colonial (minasy haciendas) J. D.Lloyd considera que, integrarlosa susdominios,imprimirlessus huellas,some-
“en términos generales, hacia finales de la colonia, (...) terlos sin mayores miramientos a sus modelos. Según
tendía a estar localizado en áreas cuya topografia era Enrique Semo (1988:160-161), en Guanajuato,los ailos
quebrada o poco propicia para los extensos terrenos que 1680-1740fueron una época de oro para los rancherosya
necesitaba la hacienda o la comunidad agraria tradicio- que “en muchas haciendas,los arrendatarioseran bienve-
nal.(...)Muchas veces este tipo de explotación ocupaba nidos con rentas bajas o nominales”. Terminó en 1740
nichos en las laderas de las estribaciones más bajas cuando las haciendas entraron en auge y les arrebataron
de la Sierra Madre Occidental, en otras ocasiones se las tierras que les habían abandonado.
hallaba arrinconado en zonas insalubres o semi- Les tocó así a los rancheros-yles toca todavía-integrar
desérticas, por lo que resultaba poco solicitadas para al terrritorio nacional espacios marginales. Salvo que su
crear unidades de producción agropecuarias mayores.” marginalidad debe entenderse, en un momento dado,
(1988:61-62). desde el punto de vista de los intereses dominantes en la
La marginalidad es también culturaly política.SeÍíala escala de la sociedad nacional y de los sistemas técnicos
Luis Gonzalez :“Enla zonaalta de Cojumatlán,el sexenio vigentes. Cobra así pleno sentido la aserción de Luis
de 1861-1866 es memorable por media docena de aconte- González que ve en los rancheros los pobladores de las
cimientos de la mayor importancia para los habitantes “tierras flacas” de Occidente.Esta “marginalidad puede
de allí. Dejaron recuerdos imborrables la aurora boreal, apreciarseasí en relacióna las misionesy presidios de una
la desaparición de la Hacienda,el paso de los franceses,la nación en gestación (algunos de los primeros rancheros
erección del obispado de Zamora, el maestro Jesús Gómez fueron soldados de las escalas inferiores del ejército con-
y el arribo de Tiburcio Torres. Otros sucesos, como la quistador a quienes se les desocupó y premió con
llegada y el fusilamiento de Maximiliano,las agresiones porciones de tierra proporcionalesen calidad y tamaiio a
anticlericales de don Epitacio Huerta, la vida y las su bajo rango (Lloyd J., 1988). Puede apreciarsetambién
hazañas de Juárez, los litigiosy los destierros del obispo en relación a la hacienda cuando ésta cede a rancheros
Munguia, y en general todo lo acontecidomás allá de cien (arrendamiento o venta) tierras demasiado pobres o
kilómetrosa la redonda,se ignoró aquí.L a prensa perió- apartadaspara que valga la pena explotarlas directamente
dica nunca llegaba a manos de los rancheros (. ..) D e los (Scrhyer F., 1989). Hoy en día, puede entenderse en
ingredientes del porfiriato, únicamente uno afecta a la relación al alcance de lasvías de comunicación modernas,
vicaría de San José de Gracia: la paz. Acá no llega y por tanto también de los mercados, de los bienes y
ninguna de las modemasvías de comunicacióny transpor- servicios urbanos, programas institucionales y
te construidas por el régimen. Tampoco innovaciones equipamiento.
técnicas ni capital extranjero alguno. Ni uno solo de los Lorelativoa la marginalidaddelassociedadesrancheras
productos de exportación nacional se produce aquí.” puede evidenciarse también en relación a sus propias
(1968 92-116). dinámicas de cambio.Abundan los ejemplos de socieda-
Marginalidad no significa necesariamente aislamien- des rancheras que bajo el impulso de sus propias fuerzas
to absoluto:los rancheros se encuentran en el.margen,en o de algún factor externo han evolucionado hacia la
la periferia de la sociedad nacional,mas no fuera de ella. fundaciónde pueblos (San José de Gracia y varios más de
E n esta perspectiva, ocupan espacios de transición la Mesa del Juruneo y sus alrededores: Santa Inés,Mich.,
(Velázquez E.,1992.: 44) y su marginalidad muy bien y Santa María del Oro, Jal.; varios más en Los Altos de
puede ser sólo provisional.EI rancho ocupa una posición Jaliscoy en El Bajío). N o son menos significativos,como
periférica, pero casi siempre vinculada comercial y severáadelante,loscasosde retroceso,de despoblamiento
laboralmente con los principales centros colonialesorga- cuando la ausencia de caminos y la desaparición de los
nizadores del territorio (minas, misiones, haciendas...). medios de comunicación tradicionales(caminosde herra-
L a economía ranchera representaba un findamental o por dura )desbarata sus tejidos económicos e induce a un
lo menos complementario soporte del abasto de los pro- éxodo poblacional sistemático.
ductos alimenticiosallí requeridos.También permitían a
los latifundiosuna mayor valorización (obtener la mayor
renta posible) de aquellos terrenos más inhóspitos o más LA ORGANIZACION ECONOMICA RANCHERA
alejados Por otra parte, la marginalidad fisica tiende a
reducirse con la expansión de los sistemas de comunica- Esta segunda parte de la exposición se fundamenta
ción y en general con la expansiónde losprocesos sociales principalmente en observaciones directas realizadas en

Los sistemas de producción en el espacio,la historia y la sociedad 167


las inmediaciones del “Potrero de Herrera”.Nuestra re- asientafundamentalmenteen unbinomio bovino-maízen
gióndeestudio seencuentraenelOccidente deMéxico,en el cualla ganaderíaextensivase identificacomo centrode
lavertientesurdelEjeNeovolcánico,enlosconfnesde los gravedad del sistema.No se ve limitada en su expansión
Estados de Jaliscoy Michoacán (sierras Jalmichanas). Se por fuertes requerimientos de trabajo. Sobre todo, la
extiende sobre aproximadamente 2400 Kmzde relieve totalidad,virtualmente,del excedentefluyehacia la gana-
plegado y reune todos los rasgos que reconocimoscomo dería y los ganaderos. El cultivo de maíz tiene como
propios de las sociedades rancheras : vegetación finalidad proporcionar el grano y los forrajesrequeridos.
caducifolia,predominiodeluso pecuariodelsuelo,disper- Se cultiva en “desmontes”, parcelas de laderas,bajo un
sióndel hábitaty aislamientodelmedio urbanoalque sólo sistema de tumba-rozaquema.La duración de los ciclos
se tiene acceso permanente por caminos estrechos para (un año o dos de cultivo seguido de un barbecho de 8 a 10
tránsito de caballos (“caminos de herradura”) y reciente- años) que no permite una plena regeneración de la vege-
mente,porterraceríasparavehículosdemotor,transitables tación perenne,evidencia que la cosecha de granos suele
en sumayoríaúnicamenteen la estaciónsecadelaño.Esta importarmenosquelaproducciónespontáneadegramíneas
región retiene todavía alrededor de 15 mil habitantes (6 y otras adventicias para el uso del ganado.La superficie
por Kmz)dispersos en no menos de 400 minúsculas y cultivada con maíz determina así el tamaiIo del espacio
escondidaslocalidadesde lascuales sólo cuatro tienen un forrajero,el número de animales que sepueden mantener
intento de traza urbana, algunos servicios elementalesy y por lo tanto la capacidad de acumulación.Rasgo carac-
cercadeun millarde habitantescadauna.Todaslasdemás terístico de la economía ranchera, la asociación maíz-
localidades del área son ranchos aislados y dispersos por ganado se da con base en una organización del trabajo
allá donde los ojos de agua, arroyos y ríos permiten el genuina que asocia propietario-ganaderoy productor de
abasto humano y animal del escaso recurso.El espacio maíz-mediero.
regional está en manos de más de seis mil dueños de
predios rústicos.
Dos de cada tres propietarios son minifundistas: el LA MEDIERIA ¿RELACIONSOCIAL ORGANICA?
tamañode suexplotación(prediosmenores de 100ha) no
le permite a una familia obtener su sustento ni depender La mediería conforma así la base de la organización
exclusivamente de la ganadería.Estos minifundistas, al social ranchera, permite diferenciar las sociedades
igual que la gente sin tierra (más de la mitad de la rancheras de las demás sociedades campesinas. Puede
población regional), seven así en la necesidadde cultivar
considerarserelaciónsocialorgánica,siemprey cuandose
maíz en tierra ajena y hacer de este cultivo su principal
suponga que la mediería tienepoco quever con la cesión
actividad:juntos conforman el estrato de los medieros. provisional de un derecho de propiedad para la constitu-
Generalmente son poquiteros en producción ganadera ción de una nueva unidad de producción, autónoma y
pero excedentariosdelgranoque requieren losganaderos. disociadade la fincaoriginaria:en el caso,la mediería es
El Último tercio de los propietarios reune dueños deel soporte contractual de una peculiar organización del
ranchos de aproximadamente 100 hasta 500 ha de trabajo que cobra sentido en la escala de una unidad de
agostaderoy propietariosde hatos de 50 a 250 cabezas de producción Única,aunque compuestade varios centrosde
ganadovacuno.E n estosranchosserealizanordeaasen el decisiónjerarquizados.
verano, se produce queso y todos los miembros de la Con base en la mediería se estructuran los flujos de
familia tienen en qué ocuparse a todo lo largo del año. alimentos,de esquilmosy forrajes,detrabajo,defertilidad
La relación entre,por una parte, superficie y tamañoy de información... La combinación de los esfuerzos
del hato y, por la otra la fuerza de trabajo familiar productivos de patrón y mediero garantiza la relativa
disponible4,permite dividir este grupo en tres clases deautarcíade la economía ranchera y dictamina las relacio-
ranchos de ordeña: nes que entabla con el mercado (venta de ganado y de
- lospequeños,con menos de 50 vacas de ordeñay menos queso). La mediería define también una modalidad de
de 250 hectáreas (73% de los ranchos de ordeña en la reparto del maíz-grano de la cual depende el acceso de
región), todoslosmiembrosdela sociedadrancheraalcomponente
- losranchos medianos, cuentan con menos de 100vacas fundamentalde su régimen alimenticio.
de ordeña y de 500 hectáreas (23%) y,por Último, Mediante la producción de espacio forrajero, la
- los ranchos grandes, dificilmente viables sin ayuda mediería constituyeel soporte fundamentalde la ganade-
extrafamiliar:tienenmás de 100vacas de ordeñay más de ría,producción de rentapor excelencia.Por este canal,su
500 hectáreas (4% de los ranchosde ordeña). función en la producción y reparto del excedente es
Tal como lo observamos en los Altos y Serranías de evidente:permite la apropiación por el terrateniente de
Jalmich.,y como lo describe Hubert Cochet (refiriéndose un trabajo gratuito valorado en el mantenimiento de los
a la Sierrade Coalcomán,Mich.), laeconomía rancherase animales, del patrón y de su familia. Por Último, la

168 Los sistemas de produccion en el espacio,la historia y la sociedad


sostenibilidad de las economías rancheras (o sea, la prarle al patrón, a precio de oro y tras largos aÎios de
reproductibilidad de sus agrosistemas) se asienta ahorro, una pequeña parcela.Los demás medieros, inca-
también en la medieria. Las parcelas dadas a los paces de rebasar los límites impuestos por el patrón, no
medieros se desmontan, se cultivan un año antes de podían transformar su eventual ahorro en capital fijo”
entregarse a los animales. L a duración del periodo de (Cochet, 1991:117).
descanso, la protección selectiva de los árboles permite Tal como lo apuntan los autores citados, estos
un cierto renuevo forestal y por lo tanto la procesos de regulación social remiten de manera evidente
reconstitución de las reservas de fertilidad y el control a la violencia y a la intensidad de las relaciones de
de la erosión. parentesco y de vecindario que caracteriza a las sociedades
Para Hubert Cochet (1991 : 1 13) la sociedad ranchera rancheras.Remiten también a la fuerte movilidad, tanto
(de Coalcomán) es una sociedad sumamente desigual,en geográfka como social y productiva que en muchas oca-
la que los terratenientes-ganaderosoprimen y explotan a siones se ha observado:marcada incidenciade la emigra-
sus medieros al grado de impedirles virtualmente toda ción,gran aptitud a cambiar de oficio. E n sus tres dimen-
posibilidad de ascenso social.L a “existencia de un peque- siones, la existencia de estructuras de encuadramiento
ño margen de acumulación potencial no significa nunca poco rígidas dan un alto contenido a esta movilidad: el
una liberación progresiva del mediero ni un acceso com- individualismoy los valores dines,pese a las diferencias
partido a la plena propiedad de los medios de producción de status, permiten a todos los que poseen las aptitudes
(...). En ningún caso, dicho ascenso social constituye la individuales requeridas librarse de las presiones sociales
culminación ‘natural’de la relaciónde explotación que es impekantes.
la aparcería” (Cochet, 1991:118). No es el objeto de este trabajo presentar esos procesos
Al contrario, otros autores como Luis González,con- en forma exhaustiva. Simplemente procuramos enfatizar
sideran “las comunidades rancheras (...) relativamente un aspecto poco recalcado:el hecho de que la flexibilidad
libres,fraternalese igualitarias” (1990:15). E n la misma de los sistemas productivos rancheros de por sí oculta,
vena, Jean Meyer califica a los medieros como “hombres borra, casi, las asperezas de la medieríavista como
libres en vías de ascenso socialy separadosde la categoría relación de explotación.El potencialde diversificaciónde
de los patrones por un simple asunto de escritura”,defi- los tejidos económicos suaviza el antagonismo que
niendo la mediería como una “auténtica concesión de puede oponer ganadero-terrateniente y mediero. Desde
autonomía mediante débito anual” (Meyer, citado por luego, esa diversificación en gran parte depende de las
Cochet, 1991 :1 18). Luiz Gonzálezapuntaque “en losdías relaciones que cada sociedad ranchera mantiene con la
que corren, los tres viejos ideales de la Revolución Fran- economía global.Al menos esta podría ser una conclusión
cesa sólo florecen en los ranchos”. Por cierto, también notable del estudio que se llevó a cabo en las Sierras de
relativiza:“Aveces sedesbordala sangrede Caín,pero por Jalmich. Emergen dos momentos claves en la historia
regla general predominan las relaciones fraternas... Sin regional: el primero está marcado por una fuerte
duda también hay aquípatronos,medierosy peones.C o m o diversificación de las actividades y un acceso
quiera, la igualdad [yla libertad]es más notoria que en las relativamente fácil a los mercados urbanos cercanos; el
comunidades de indios, las plantaciones agrícolas y los segundo se resume al contrario en un peligroso proceso
centros urbanos” (1990:15). de especialización en la cría de becerros y el cultivo de
Ambos puntos de vista no resultan tan contradicto- marihuana.
rios como parecen: al igual que cualquier otro cuerpo
social, las sociedadesrancheras se asientan en procesos
de regulación que, en su caso, resultan sumamente LOS TIEMPOS DE AUGE EN LAS SIERRAS
poderosos. Tales procesos no escapan a nadie. Es así DE JALMICH
como Hubert Cochet apunta que “el mediero tenía acceso
a la acumulación,pero ésta se cerraba de pronto cada vez Se tiene conocimientode la existencia de por lo menos
que su capital rebasaba el límite infranqueable del veinte trapiches(molinos de caña de azúcar )diseminados
derecho de pastoreo fijado por el patrón. D e este límite... en la región, todavía en actividad durante las primeras
dependía el margen de acumulación de los décadas de este siglo. Eran propiedad de los rancheros
trabajadores del rancho. Aquellos que gozaban de mejor acomodados que lograban combinar bastante bien
relaciones privilegiadas con el patrón por ser parientes su sistema de producción agropecuaria con esta rústica
o ahijados, lograban formar hatos más importantes... agroindustria. Cada trapiche generaba, cuando menos,
algunos medierosllegabaninclusoa comprarpartes de las doce disputados empleos durante cuatro meses al año.
tierras al ser éstas dividas entre los herederos y se E n torno a los trapichesestaba no sólo el cultivo de las
convertíana su vez en propietarios.Otros, menos afortu- estrechas parcelas de caña y la industrialización de sus
nados, se convertían en pequeños propietarios al com- jugos, también había pequeilas plantaciones de árboles

Los sistemas de produccion en el espacio,la historia y la sociedad 169


frutales y hortalizas que rendían sus excedentespara los desaparecido.Los arrieros han experimentado la misma
mercados urbanos regionales.E n cada rancho se criaban suerte: los sistemas tradicionales han sido desplazados
abundantes aves y algunos puercos, parte de los cuales se por el transporte por carretera que permite movilizar
vendían en los pueblos cercanos (LosReyes, Tocumbo, sobre grandes distancias y a una alta velocidad grandes
Santa Clara, etc.). Se requerían de animales de tracción volúmenes de mercancías. Pese a sus múltiples ventajas
(primero bueyes, luego mulos) para labrar las cortas para asegurar el abasto de una población urbana en
parcelas y para mover los molinos. Las bestias de carga - rápida expansión,el autotransporteno tiene los indicesde
presentesen toda actividadranchera-resultabanindispen- penetración que caracterizabana los sistemastradiciona-
sables para sacar la producción y acarrear los insumos. les: las Sierras de Jalmich pronto se encontraron virtual-
Los arrieros desempeiiaban un papel clave en el mente incomunicadas, sin el enlace que aseguraban los
reforzamiento de las economías rancheras:con sus atajos medieros y los comerciantes ambulantes ni nada que lo
de mulas aseguraban la realización, fuera del espacio sustituyera.
ranchero, de los principales productos obtenidos en la Las actividades complementarias -lasganaderías me-
región.Al igualquecomerciantesambulantes(maritateros, nores, las producciones hortifrutícolasy artesanales-no
barilleros, huacaleros), los arrieros se metían hasta los tardan en experimentar la misma suerte que los trapiches.
más escondidos y apartados ranchos sin que el relieve, El sistema productivo regional se empobrece,tendiendo a
volúmenes y calidad de los productos fuesen un obstáculo limitarse exclusivamente a la cría de ganado asociada al
insalvable ni para el sistema de producción ni para el de cultivo del maíz y a producciones para el autoconsumo.
comercialización.En resumen,la fexibilidadde las socie- Hacia 1970 la corriente migratoria se acelera, los trapi-
dades rancheras unida a la existencia de un sistema de ches, los arrierosy comercianteshan pasado a la historia.
transportefincado en el uso de energía muscular aseguró Los curas abandonan las capillas de la región. D e la
la constitución de hertes vínculos comerciales con los sociedad nacional se reciben imágenes,noticias e ilusio-
espacios extra-regionalesy una notable diversificacióndel nes que vuelven cada día menos soportableel aislamiento,
tejido económico.Esta diversficación,a suvez,consolidó la ausencia de luz eléctrica,de medicos, de escuelas y de
las relaciones comunitarias, la ocupación efectiva y una servicio religioso. También se reciben nuevos insumos
valorización integral del espacio. que alteran la asociación maíz ganado y afectan la
En favor de la misma dinámica encontramos, hasta relación patrón-mediero.El uso generalizado de herbici-
pasada la mitad de este siglo, una gama de oficios das disocian el maíz de los demás vegetales asociados en
(amanzadores de muletos, vaqueros, constructores de la parcela, el uso de fertilizanteseleva el costo monetario
casas,cercos,abrevaderos;comerciantes,apicultores,ar- de los cultivos.El sobrepastoreo se agudizay repercuteen
tesanos, etc.). Y a han desaparecido,pero eran entonces los medieros: el acceso de sus animales a los agostaderos
practicados por varias personas de la región. es más restringido. Hasta cierto punto su situación ha
Hasta aquellos rinconesde la Sierra llegabantambién mejorado:la herte emigración de losmedieros ha induci-
los sacerdotesofreciendo los servicios y recogiendo bene- do a los ganaderos deseosos de mantener o incrementar
ficios -en ambos casos con largueza-preceptuados por la sus recursos forrajerosa cederlesprimero dos tercios de
Iglesia católica.El gran número de capillas construidasa la cosechade granoy luegola totalidad.Pero,en Ia medida
fines del siglo pasado y principios de éste en diferentes en que han perdido, en su gran mayoría, toda esperanzade
puntos de la región,el alto número de vocaciones religio- criar animales,muchos optan por abandonar la región.
sas capturadas allá en pequeños centros de enseñanza Los años de las décadas de 1960 y 1970 han sido
dependientesde la iglesia,la dinámica que generaban las marcados por la introducciónde sementales cebú y por la
visitas mensuales de los sacerdotes (concurrenciade feli- emergencia de un mercado extrarregional (ElBajío y el
greses y comerciantes al evento), así como ciertos présta- Golfo) para animales menores de dos afios. Con esta
mos de dinero que los sacerdotes hacían a los rancheros, “mejora” genética crece la dificultad para efectuar la
ponen de relieve la trascendienciaque tenía la iglesia en ordefia (el ganado cebú es mucho más dificil de domar) y,
la dinámica productiva, comercial y social de esta región si con el ganado criollo se obtenía poca leche, con el cebú
y su papel como enlaceentre sociedadrancheray sociedad los rendimientoscaen a la mitad (de 3 a 1.5 litros.diarios
nacional. por vaca en promedio durante los cuatro meses de ordeíía
anual). La producción de queso y el número de ordefias
merma, en tanto que los becerros “criados con toda la
DECLIVE Y ESPECIALIZACION leche” van ganando atractivo.
Las lentasyuntas de bueyes se han venido sustituyendo
Hacia 1950, como consecuencia del florecimiento de por ligeros troncos de mulas. Resultaba entonces incon-
los grandes ingenios y de las políticas de fomento de la gruente con la especialización regional en la cría que
producción industrial de azúcar, los trapiches han empiezaadarse retenerbueyesonovillosenlosagostaderos.

170 Los sistemas de producción en el espacio,Ia historia y lu sociedad


Eraprecisolograrrápidamentelacruzadelganadocriollo canos. H a llegado incluso a ser el elemento más
con el cebú. Lo más efectivo para lograrlo, una vez dinamizadorde las transformacionesocurridas reciente-
adquirido el semental, era deshacerse de los machos mente en la región. La marihuana aportó parte de los
criollos o cruzados.Esto ya no representaba problema, recursos imprescindiblespara abrir brechas y comprar
pues los becerros tenían fuerte demanda al destete y su camionetas,dandoleasí un segundoalientoa la economía
desalojo sevolvió preminente para ahorrarpasto y favore- regional, no contribuyó poco a facilitar el ascenso de
cer el aumentode lashembraspor hato y la dinamización algunos medieros al status de ganadero. Pero también
delcriadero.La valorizacióndelforraje(pasto sobretodo) aceleróel proceso de contraccióndel cultivodel maíz y en
seacentúay los animalesde losmedieros son losprimeros nada contribuyóa reconstituir el cuerpo social ranchero,
en quedar desplazados. sino al contrario.
Por otra parte, la escasez de medieros va cerrando La economía regional da signos de regeneración,
progresiva y rápidamente los claros de pastoreo anterior- pero no llegará nunca a consolidarse si sigue
mente mantenidos por el desmonte que efectuaban.E n asentándose en el cultivode la marihuana.E n cambio la
pocosañosesta situaciónponeen aprietosa losganaderos, apertura de numerosas brechas en los Últimos ailos del
y aunque sus producciones -becerrosy queso- siguen pasado deceniopermite esperarquelas Sierrasde Jalmich
teniendouna fuertedemanda,encuentran crecientesobs- no se conviertan en desierto. Una nueva organización
táculospara comercializarlosy seguirproduciendo.Tam- productiva basada en el uso de camionetas se esboza:
bién les resulta,a ellos también,más dificil seguirvivien- los ganaderos sólo residen por temporadas cortas en
doensusranchos,dadalaescasezdeservicios,demedieros sus ranchosy suplenla ausencia de medieros mediante la
y de vecinos. práctica de desmontes sistemáticos (que no permiten la
Enlaculminaciónde estosprocesosel sistemaproduc- regeneración de la vegetación arbusiva), la siembra de
tivo ranchero parece ya no tener futuro alguno. Con el pastos, la compra de forraje y el uso de herbicidas.
despoblamiento,el debilitamiento extremo de los tejidos Seguirán aún, y durante varias generaciones,
económicos y sociales, la quiebra del binomio maíz- autoindentificándose como rancheros, pero, en última
ganado y la disociación cada día más frecuente entre cuenta,sus sistemas de producción tienen poco en
espacio productivo y espacio de residencia, todos los común con el que practicaban los rancheros que
elementos constitutivos de la organización económica y poblaban estos rinconesde la sierra años atrás.
social ranchera se desvanecen.
El aislamientoy el despoblamientoalcanzan entonces
niveles extremos que,paradojicamente,se convierten en Notas:
ventaja para el fomentodela actividadmás lucrativaentre
todas las que experimentaron los rancheros.E n el trans- G.Balandier (Sociologie actuelle de I2pique Noire) men-
curso de los años 1960 llega a las Sierras de Jalmich la ciona la existencia de un umbral demográjco debajo del cual
semilla de la marihuana que tímidamente empieza a ser la constitución de estructuras sociales locales es dificil
cultivada por unos cuantos de los más atrevidos.Poco a cuando no imposible.
Thierry Linck “El trabajo campesino” Argumentos
poco se expande su cultivo al mismo tiempo que los Septembre de 1991, México UAM Xochimilco y “Apuntes
desmontespara elcultivodel maízseencogeny sevuelven para un enfoque territorial : Agricultura campesina y siste-
aún más ralos. ma-terruño”, Sistemas de producción y desarrollo agricola
El cultivo de marihuana frenó un tiempo la corriente ColoquioMesoamerìcano,Texcoco,Mex. 22 a 26 de junio de
migratoria deestoslugares,hasta serevirtiómomentánea- 1992
mente el proceso al llevar gente a aquellos cerros y E. Barragan, “identidad ranchera. Apreciaciones desde la
barrancas. Pero, con las presiones, y sobre todo los sierra sur “jalmichana” en el occidente de México”, Relacio-
desmanesdel ejército(Única e inefícienteiniciativa que se nes, Zamora 1991. Thierry Linck, “El extraiio mundo de los
le ocurre al Estado para combatir este cultivo), con la -
rancheros”, L’ordinaireMexique Amérique Centrale,
Toulouse 1992.
violencia y la inseguridaden que caen inclusolos que no
Las familias cuentan de 8 a 10 miembros en promedio.
la cultivan,las corrientes migratorias recobranvigor.El
flujo se convierte en un verdadero éxodo en varias
localidades de rancheros: en los últimos treinta años la BIBLIOGRAFIA
mitad de localidades se han convertidos en ranchos y
pueblos fantasmas y 42% de la población regional se BARRAGAN LOPEZ Esteban, 1987, Más allá de los
ha ido. caminos.Los rancherosdel Potrero de Herrera,Tesis
Es evidente que la marihuana libró a muchos deMaestría,CentrodeEstudiosRurales,EIColegiode
rancherosde la crisis económica que desde los años Michoacán.
1980 se agudizó y sigue afectando a la mayoría de mexi-

Los sistemas de producción en el espacio,la historiay la sociedad 171


,1990a, M&s allá de los caminos.Zamora, El OCHOA Alvaro, 1988, Arrieros,braceros y migrantesdel
Colegio de Michoacán. oeste michoacano (1849-1911),en THOMAS CAL-
,1990b, Identidadranchera,Relaciones,43: 75- VO y GUSTAVO LOPEZ (Coords.), Movimientos de
106. población en el occidente de México. CEMCAJ
BARRAGAN LOPEZ Esteban y LINCK Thierry, 1988, COLMICH., pp. 153-164.México.
Comunicaciones, organización del espacio y migra- SANCHEZ Gerardo, 1984,Mulas,Atajosy errierosen el
ciones:lassierrasdelOesteMichoacano,en THOMAS Michoacán del siglo XIX,Relaciones,Vol.V,No.17.
CALVO y GUSTAVO LOPEZ (Coords.), Movimien- SCHRYER Frans J., 1986, Unaburguesía campesinaen
tosdepoblación en eloccidentedeMéxico,C E M C A J laRevoluciónMexicana :losrancherosdePisajlores,
COLMICH.,Mdxico. Ediciones Era. México.
BRADING David, 1988,Haciendasy ranchos del bajio, SEM0Enrique, 1988, Haciendas,Campesinosy Ranche-
León 1700-1860.Ed. Grijalbo.México. ros’’, en varios autores, Historia de la cuestión
COCHET Hubert, 1991,Alambradas en la sierra.Méxi- agraria mexicana, el siglo de las haciendas 1800-
co, CEMCA/ORSTOM/COLMICH. 1900.Siglo XXI/CEHAM,T.l,México,pp.86-164.
,1989,Des barbelés dans la Sierra.Tesis docto- SHADOW Robert D., 1990, LosRancherosdel occidente:
ral, Institut National Agronomique, Paris. hacia un modelo de su Organización comunitaria.
CHEVALIER François, 1976,Laformación de los lati- Ponencia presentada en el primer Coloquio de
fundios en México. Fondo de Cultura Económica. Occidentalista, Universidad de Guadalajara,noviem-
México. bre (fotocopias)
FABREGAS Andrés, 1986, La formación histórica de SKERRITT David, 1889, Una historia agraria en el
una región :losAltos de Jalisco.México, CIESAS, centro de Veracruz 1850-I940.Xalapa, Universidad
Casa Chata. veracruzana.
FLORESCANOEnrique,1973,Colonización,ocupación SKERRITT David y Odile HOFFMANN.,1992, Una
del suelo y ‘frontera’en el norte de Nueva España, figura reconsideradadel mundo rural :el ranchero de
1521-1750,en Tierrasnuevas,expansión territorialy México, Xalapa (se.) fotocopia.
ocupación del suelo en América (siglosXV-XE). VELAZQUEZ Emilia, 1992, Intercambio comercial y
México, El Colegio de México, pp. 43-76 organización regional en el Totonacapan.Zamora, El
GONZALEZ GONZALEZ Luis, 1968,Pueblo en Vilo, Colegio de Michoacán, Tesis de maestría.
microhistoria de San José de Gracia. México, El
Colegio de México.
,1990,Entrada a los ranchos sin
camino, prólogo al libro de ESTEBAN BARRAGAN
Más allá de los caminos. Zamora, El Colegio de
Michoacán, pp.13-19.
,1 991, Del hombre a caballoy la
cultura ranchera,en TierraAdentro,52 (marzo-abril).
México, Consejo Nacional para la Culturay las Artes/
IMBA,pp.3-7.
GOUROU Pierre, 1984, Introducción a la geografia
humana. Alianza Universidad,Madrid.
LINCK Thierry, 1992,El Extra130 mundo de los ranche-
ros”, en PATRICIA AVILA (Coord.) Relaciones 50
(en prensa).
LLOYD JeanDale, 1988,Desarrollo históricodel ranche-
ro y Rancheros y revolucionarios en Chihuahua. en
varios autores, Historiade la cuestiónagrariamexi-
cana,campesinos,terratenientesy revolucionarios
1910-1910.T.3, S i g l o x W C E H A M , México,pp.60-
106.
MEYER Jean, 1986, Haciendas y ranchos, peones y
campesinos en el Porfiriato.Algunas falacias estadís-
ticas,en HistoriaMexicana,Vol. XXV,No. 3,Méxi-
co, El Colegio de México, pp. 477-506.

172 Los sistemas deproduccibnen el espacio,la historia y la sociedad


COMUNIDADES Y PRODUCTORES FRENTE A LAS TRANSFORMACIONES DE UN
SISTEMA AGRARIO EN UNA ZONA TEMPORALERA DEL BAJIO MICHOACANO

Claude POLLY
ORSTOM-México

RESUMEN recursos colectivos (parcelacolectiva que permite cierta capi-


talización) y la segunda de la doble actividad (comercio-
EI valle de Ecuandureo,ubicado en el Bajío Seco conoció maquila), de la migración y del acceso al crédito; el tipo de
en los años setentay en el transcurso de los ochenta un cambio producción (alimentariao comercial)y de cultivo (intensivoo
considerable de su agroecologia con el drenaje de la tercera no) que se encuentra en una comunidad o una unidad de pro-
parte de su superficieasí como la aparición de pequeños siste- -
ducción esto determina su capacidad de acumulación pero
mas de riego.Se observa entoncésuna transformacióndel sis- depende del acceso alriego y alfinanciamiento;la capacidad
tema agrario y de los sistemas de producción, con un mayor de comercialización que depende de la cercanía a los merca-
diferenciaciónentre comunidadesy entreproductores.Antes de dos,el acceso al transportey el volumen de producción; la
1927,el sistema de producción de las haciendas se basaba en capacidad de organización colectiva al nivel comunidad.Es-
el aprovechamiento de distintos espacios,el manejo del agua tas variables que describen comunidades y productores deter-
era un elemento clave.La Reforma Agraria (1927-1954)impli- minan una tipología de comunidadesy de productores que nos
ca Ia desapariciónde estos sistemas reemplazadospor una or- permiten entender las estrategiasde cada uno en tornoal desa-
ganización del trabajo comunitaria,mientras que surgen con- rrollo del riego.
flictosentre comunidades para el control de los recursos.En
los años 50 y 60,Ia revolución verde en los polos agrícolas
vecinos influyeen el sistema agrario localcon la apertura del INTRODUCCION
mercado de trabajoy la introducción del sorgo.EI Estado in-
terviene en los 70k transformandolas condiciones naturales E n el corazón del Bajío michoacano, el valle de
de producción con la desecación de la laguna de Colesio y el Ecuandureo es parte de las zonas marginales de temporal
drenaje del valle de Ecuandureo,así como la promoción de que se encuentran a la periferia de las agriculturascomer-
pequeños sistemas de riego destinados a los ejidatarios. La cialesde losdistritos de riego dezamora,Rosario-Mezquite
desecación de la laguna modiyica las condiciones del y La Ciénaga'. Esta marginalidad se va temperando en la
agrosistema en gran parte del valle pero el aprovechamiento actualidad por la presencia de pequeños sistemas de riego
de estas obras hidraúlicas es defectuoso y varia según la co- que permiten la producción de cultivos intensivos. La
munidad. De hecho el acceso a los recursos naturales es dfe- cuenca de Ecuandureo, de aproximadamente 212 km2,
rencial: la Reforma Agraria deja comunidades con tierras abarca 16 localidades en dos municipos, Ecuandureo y
salitrosas en el vaso de la laguna mientras que otras benejì- Tanhuato con un total de 16400 habitantes2.El pueblo de
cian de un buen terruñoy ademásse aprovechan de laspastizales mayor importanciaeslacakera municipal de Ecuandureo,
de las tierras desecadas;asimismo las invasiones de tierra se de mismo nombre, con 5500 habitantes,mientras que las
imponen sobre el reparto ofìcialde esta extensión.EI pasto otras localidades tienen de 100 a 2200 habitantes. La
naturaly el agua del drenprincipalutilizadopara regaq están agricultura y la ganadería ocupan el 60 YOde la población
controladospor pocas comunidades.Para otras,el acceso al activa3y estan representadas en el paisaje por tres elemen-
fìnanciamientode sistemas de riego y mejoramiento del suelo tos,la planicie donde se ubican la mayoría de los sistemas
determina el aprovechamiento de sus tierras salitrosas.A pe- de riego,el piedemonte dedicado al cultivo de temporaly
sar de presentar un usopoco intensivo,las tierras de la laguna a la ganadería y el monte que sirve de agostadero en la
originan conjlictospor entrar en el equilibrio de la agricultu- temporada de las lluvias.
ra a nivel de la comunidad.Con el riego,la diferenciaciónen- Hoy en día, el valle de Ecuandureo se ve marcado por
tre comunidadesy productores se acentúapor la conjunción de su historia agraria donde dos eventos aparecen como
cinco variables:el acceso diferenciala los recursos en calidad fundamentales:
de tierra y superficiederivandoesencialmente de la Reforma - el progresivo desmantelamiento de la hacienda, conse-
Agraria; la capacidaddefinanciamientode las inversiones(in- cuente al reparto agrario (1927-1954)y la fragmentación
paestructura de riego-maquinaria)y de la producción a nivel de la unidad de manejo de losrecursosy de la organización
de la comunidady del sistema de producción,dependiendo la del trabajo;
primera de las relaciones de los líderes de las comunidades -la implementaciónpor el Estado de obras hidroagrícolas
con elpoder regionaly nacional,del tamaño de ésta y de los en los años 1970 y 1980 que transformanlas condiciones

173
del agrosistemaconel drenajedelvalle y laperforaciónde autoconsumo; las tierras de humedad o de jugo que
pozos destinados a irrigar buena parte de las tierras conservaban la humedad residualdespués de las lluvias y
laborables de la planicie. que permitían un cultivo de garbanzoen otoño;lasparce-
Para entender el contexto de la implementación del las de riego destinadas a los cultivos comerciales(trigo,
riego y su integración en las modificacionesque conocen cebada,camote,cañade azúcar...). El espaciode lalaguna
la organización del trabajo,el aprovechamiento de los de Colesio se aprovechaba a través del pastoreo de los
recursos en el valle y las condiciones naturales y animalescuando se encontraba a descubierto en las secas
socioeconómicasde la producción,o sea el sistemaagra- y que el cerro ya no podia abastecerlos.
rio4,nos tendremos que referir aquí a tres períodos de la Control del agua como ventaja mayor del sistema de
historiay a distintosnivelesde organizaciónde laproduc- producción de la hacienda. Los peones realizaban y
ción. A la escala de la finca agrícola evaluaremos las conservabanobras de protección contra lasinundaciones,
adaptacionesdel sistema de producción “balance de los quevenían siendounosaltosbordosdetierraqueimpedían
cultivos y de la ganadería”sy sobre todo las estrategias el anegamientode lasparcelasamenazadaspor el agua en
individualesen tomo al riego.Las unidades de riego que temporada de lluvia,estos diques se tenían que reforzar
reunen en la mayoría de los casos varios usuarios nos cadaaño.Seencontrabanen laplaniciepequeñossistemas
darán otro nivel de entendimiento en torno a la de riegoalimentadospor lasaguassuperficiales.E n época
implementacióny al funcionamiento del riego,nivel que de lluvia,los arroyos eran captadosy se almacenaban las
podremos ligardirectamenteal de lacomunidadcampesi- aguasbroncasen cajas(parcelasrodeadasdebordos de 15
na (ejidatarios y pequeños propietarios) que establece c m a más de 1 m de alto) y pequeñas represas.Estas cajas
reglas (o no) de aprovechamiento de los recursos de su seveníansembrandoa medida quesevacíanpara regarlos
terruño (verLinck,1992)y en este caso del agua.Después cultivosde otoño-invierno.Los ojos de agua y los manan-
de una brevepresentaciónde la organizaciónde la hacien- tiales se aprovechaban para el riego,el abasto doméstico
da hablaremosdel período de transición,desde el reparto y de los animales a todo lo largo del año .
agrario hasta los años de 1970,con la aparición y la Organizacion del trabajo con un sólo centro de
consolidación de los ejidos; en fin, llegaremos a una decisión (el hacendado o su representante). La mano de
última época que abarca desde las primeras obras obranecesaria alfuncionamientode lahacienda se encon-
hidraúlicas hasta nuestros días. E n esta parte veremos traba en el grupo de lospeones, y en menor parte, en el
cómo las comunidades y los sistemas de producción se de los medieros.Estos Últimoscumplían una importante
enfrentan y se adaptan diferencialmente a las nuevas función social y económica dentro de este sistema de
condiciones del agrosistema. producción.La hacienda lesprestaba tierra que cultivaro
espacios en el agostadero a cambio de un tributo que
representabalamitad desuproducción.E n general,tenían
EL SISTEMA DE PRODUCCLON accesoa lasparcelas delvalle más sujetasa las inundacio-
DE LA HACIENDA neso a lasladerasque había que desmontar antes de poder
cultivarun ecuaro6.Deesta manera losmedieros asumían
Antes de la Reforma agraria,cinco importantes ha- losmayores riesgosde producción,ya que venían aprove-
ciendas,cincoranchosy unoscuantosprediosdepequeños chando los recursosmenos favorablespara la agricultura.
propietarios o hacendadosde un valle vecino se repartían Producían maíz, mejoraban el agostadero y dejaban ras-
lasuperficieagrícolay forestaldelacuencadeEcuandureo. trojo para el ganado de la hacienda.Además participaban
El sistema de producción de la hacienda presentaba tres en las faenas importantescuando ésta lo requería.
característicasesencialesque daban suparticularidad a la Elconsensussobreel aprovechamientode losrecursos
agriculturadeestaépocay almodo de aprovechamientode naturaleseraesencial.Cada rancho,cada hacienda “reco-
los recursos naturales : nocía lo suyo”,la reparticiónde los espacios no era sujeta
Complementareidad entre los distintos espacios del a contraversia.Incluso existían acuerdos para el aprove-
terruiio y entre las actividades agrícolas. La hacienda chamiento de los manantialeso de los arroyoscuya agua
controlabaespacios extensos,por lo tanto tenía acceso a se podía repartir entrevarios predios de distintosdueños.
una variedad de recursos naturales.Es así conio podía La lógicade complementareidady la organizacióndel
utilizar el agostadero de los montes y de las laderaspara sistema de producción de la hacienda le han permitido
alimentar su ganado en la temporada de lluvias. Las mantenerse siglos y resistir varios años a los vientos
tierras de tempora1 de mala calidad de las laderas y las agraristas(laprimera dotación se realizaen 1927). Porun
tierras laborablesde la planicie producían cultivosque se lado los terratenientes supieron frenar y encauzar el
complementaban. Estas Últimas eran de tres tipos: las repartohacialascomunidadeslocalesevitandolaintrusión
tierrasde temporal suceptiblesde anegamientoen tempo- de campesinosajenos a la zona,y por otro,cediendo sin
rada de lluvia, donde se cultivaba el maíz para el mayor resistencia pudieron proteger o vender a tiempo

174 Los sisrenias de produccion en el espacio,la h1storra.y la sociedad


parte de su patrimonio, conservando en algunos casos LAS OBRAS HIDROAGRICOLAS,1970% 1980’s:
cierto poder local. UN NUEVO DESPEGUE DE LA AGRICULTURA

A fines de los aflos de 1960 la agricultura del valle de


LA REFORMA AGRARIA: TRANSFORMACION Ecuandureo se está enfrentando a dos limitantes
DE LA ORGANIZACION DEL TRABAJO agrológicos.Las inundaciones que amenazan la planicie
impiden el aprovechamiento en temporal de la mayor
D e 1927 a 1954 la Reforma agrariaviene repartiendo superficielaborable de la cuenca.La escasez de riego hace
tierras a los peones y a los medieros. El sistema de que el cultivo de invierno sea excepcional, ya no está
producción de la hacienda se desintegra y con la funcionando más que una sola caja para unas cien hectá-
creación de los ejidos aparece una nueva organización del reas de tierras ejidales, las norias’ se destinan más al
trabajo. abrevamientode los animalesy al uso doméstico que a la
L a complementareidadentre los distintosespacios del irrigación de pequeiIas parcelas de cultivo, son pocos los
terruño se va perdiendo especificamente en el caso de ojos de agua que se aprovechan para regar al total menos
varias comunidades, puede ser que reciban una dotación de cincuentahectáreas de milpa.Dos comunidades sufren
con pocas tierras laborablesy mucho agostadero (Maravi- especialmentede estos limitantes,ya que la totalidad de su
llas,Majadas,Puerto de Vargas) o que no tengan acceso a dotación se ubica en la laguna, no cuentan con tierras
agostadero en el monte y en los lomeríos (La Soledad). laborablesy tienen poco agostadero, la migración tempo-
Los ejidos no logran mantener el controlsobreel agua. rera o definitiva se vuelve la Única alternativa económica
El mantenimiento de las obras de protección contra las de estas comunidades.
inundaciones es una faena demasiadopesada para toda la Para controlarlas presiones sociales sobre las tierrasy
comunidad cuando unos cuantos van a poder aprovechar limitar el énfasis de la migración, el Estado interviene
las tierras de la planicie. Los conflictos que se despiertan entoncestransformando las condicionesnaturales de pro-
en torno al uso de las aguas superficiales oponen a ducción.L a desecación de la lagunade Colesio y el drenaje
distintosejidosy pequeños propietarios,lo cual impideun del valle de Ecuandureovan liberando espaciosde produc-
óptimo aprovechamientode estos recursos. ción para los ejidosy los pequeños propietarios,se reducen
Enfin,laReformaagrariaatomiza el poder de decisión los riesgosde cultivoy sevuelven aprovechableslastierras
sobre el manejo de los recursos entre varias comunidades de la planicie fértiles en su mayoría.El vaso de la laguna
y en éstas entre numerosos productores. Se tiene que una vez a descubierto se encuentra disponible para la
encontrar un nuevo equilibrio en la organización del producción agrícola pero el alto contenido en sodio de
trabajo. estas tierraslimita suaprovechamiento.A partirde media-
Las consecuencias de estas transformaciones se con- dos de 1970,la implementación de pequeños sistemasde
cretan por un cambio de actividades: se abandonan los riego promueve un segundo cultivo anual y la aparición
cultivoscomerciales,como el trigo,ya que se desmantelan (reaparición)de cultivos comerciales como el trigo y las
sistemas de riego,que no hay financiamientode la produc- hortalizas.Bajo la Cgida del gobierno se perforan 54 pozos
ción y que aparece otra prioridad; se requiere de una destinados a los ejidos mientras los pequeííos propietarios
producción de autoconsumo en maíz, la cual se realiza en implementan su propia infraestructura,se amplía la su-
las laderas, que se encuentran a salvo de los riesgos de perficie regable a 4000 ha (cerca de la mitad de la
inundaciones ; en los agostaderos algunos ejidatarios y superficiede la planicie)de los cualesen la actualidad sólo
pequeños propietarios mantienen un poco de ganadería a 1600 se encuentran cultivadas gracias al riego.
la cual se destina el garbanzo, única producción de la C o m o lo veremos en el caso del riego, sevan apropian-
planicie en tierrasde humedad y en las parcelas irrigadas do las obras hidroagrícolas y se aprovechan
(con las tres cajas que se conservaron). El excedente de la diferencialmente los recursos naturales a nivel, tanto de
población que el terruño de la comunidad no puede los sistemasde producción como de las comunidades. La
mantener,tieneque migrar hacia las ciudades,losdistritos apropiación individual del riego se estudia a nivel del
de riego del norte o los Estados Unidos. sistema de producción.Desde la época de la hacienda éste
Er,este período de transición de la Reforma agraria se ha cambiado mucho, donde se encontraban unas diez
fundamentan lasbases de la diferenciaciónentre comuni- unidades de producción existen ahora tantos sistemas de
dades y entre productores así como las orígenes de los producción como de ejidatariosy de pequeños propieta-
conflictos locales :el acceso a los recursos naturales. Los rios.La complementareidadterritorial ha desaparecidoen
productores se van separando entre pequeños propieta- la mayoría de las explotaciones y solamente se vuelve a
rios, herederos de los hacendados o medieros enriqueci- encontrar a nivel del terruflo comunitario donde se distin-
dos, y ejidatarios, incluyendo en este grupo los caciques guen las diferentes unidadesdel paisajesy de producción.
que van tomando poder sobre la comunidad. Aparece otra escala de funcionamientoen torno al manejo

Los sistemas de producción en el espacio,la historia y la sociedad 175


del recurso agua, que es la unidad de riego constituida por Frente a ciertas limitaciones de crecimiento en el
la infraestructura de riego y el grupo de usuarios. espacio, estos productoreseligen una estrategia de exten-
sión vertical controlando actividades, río arriba y río
abajo, de la producción, es decir la maquila, la venta de
Diferenciación de los sistemas de insumos,eltransportey a veces lacompra de cereales,para
producción con el riego venderla por su cuenta o para transformarlas.El segundo
aspectode esta estratégiaes de diversificarsus inversiones
Con el riego, la diferenciación entre sistemas de pro- fbera del valle en comercios o fraccionamientos en la
ducción se va reforzando.Desde un principio la estrategia ciudad o en zonas agrícolasen el Norte del país. Su poder
seguidapor el productor depende del accesoa losrecursos, económico les permite reforzar su poder político local,
superficiey calidad de la tierra,controly manejo del agua. hasta regional e incrementasu influenciasobre las comu-
Asimismo, el grado de capitalizaciónde la explotación es nidades y los otros productores.
esencial ya que permite la mecanización o el empleo de
peones para superar los cuellos de botella que impone el U n a estrategia de estabilización y crecimiento
riego en el calendario de trabajo8, implantar cultivos
intensivos exigentes en insumos y soportar los riesgos de E n este grupo la familia alcanza a sostenerse con la
estas producciones comerciales. La diversificación de explotación agrícola, el proceso de acumulación que si-
actividades, redituables (comercio, maquila, etc) o de guen es todavía sobordinado a un posible fracaso en un
supervivencia(trabajo de peón), la migración,la renta de cultivo dado.
parcelas o el cultivo a medias son tantos fenómenos, que El ejidatario o pequeño propietario cultiva una
vienen a influir sobre la diferenciación entre sistemas de parcela propia y renta más tierra de temporal o de riego,
producción a continuación del desarrollo del riego en el puede cultivar a medias con un productor aportando
valle. capitaly parte del trabajo,de tal manera logra trabajarde
10 hasta 70 ha con un mínimo de 5 ha de riego. La
U n a estrategia de capitalización y diversificación mecanización con maquinaria propia o colectiva les ha
permitido extender su superficie cultivada e integrar
Estos sistemasde producciónse caracterizanpor tener con éxito el riego a su calendario de cultivo,la explotación
acceso a los recursosproductivosnecesariosa los cultivos emplea peones por temporada pero no requiere de
comerciales bajo riego (tierra, agua, financiamiento), trabajadores de planta. El acceso al riego es colectivo,
además se apoyan con otras actividades económicas. pero en una sola unidad el productor puede ir sembrando
L a superficiecultivadapuede abarcar hasta 300ha con varias parcelas lo cual le permite ganar control sobre el
un mínimo de 30 ha de riego en pequeña propiedad. agua.
Algunospequefiospropietariostrabajanuna parcela ejidal: Los cultivos comerciales dominantes, de temporal
o sea que se benefician de la parcela de un familiar o bien, como de riego,son el sorgo,el trigo y los cultivos intensi-
que rentan tierrasde temporalo irrigablespara incrementar vos de hortalizas.La actividad agrícola se complementa a
la superficie cultivada. veces con una actividad pecuaria, la engorda de toritos o
Heredero de la hacienda o ae un mediero enriquecido, la cría de cabras para la leche y la carne aparecen como un
el gran propietario dispone de uno o varios pozos colchónen caso de fracaso de los cultivos de riego,y como
autofinanciados o pagados con créditos privados. Esta una alternativa de capitalización.Se requiere en este caso
infraestructurale permite regar desde la cuartaparte hasta de una superficiede pastizal suficiente (accesoal agostadero
la totalidad de sus tierras. Tienen un control individual ejidal o propiedad en el monte) y una producción de
sobre el agua, lo cual les permite abastecer todos sus forrajespara la estación seca o la posibilidad de comprar
cultivos a tiempo y optimizar el riego. Además pueden alimentos.Ahí la migraciónaparece como una alternativa
vender,dar a medias9o regalarel agua sobrantea ejidatarios más de capitalización,los hijos salen y mandan remesas
o pequeños propietarios vecinos, lo cual refuerza su para la inversión en capital de trabajo (compra de maqui-
poder económicoy su posición socialen la comunidad.Por naria, de tierras,etc).
otra parte, emplean jornaleros durante varios meses y D e este grupo, los productores más asentados econó-
tienen varios trabajadores de planta que provienen de la micamente tienden a seguir la misma vía que en el grupo
región. anterior, es decir adquieren maquinaria y maquilan, ca-
Los cultivosprivilegiadosson los comerciales :trigo o miones para comprar y transportar productos agrícolas,
hortalizas (jitomate,tomate, pepino y camote) en invier- invierten en pequeños negocios a veces fuera del valle
no.D e temporal se puntea cultivosde sorgo'O. Desde 1990 (tienda de agro-químicosen Zamora, casa en la ciudad,
con l