You are on page 1of 13

INDICE

I. DEFINICIÓN………………………………………………………...….…… 01

1. ETAPA PRE FILOSOFICA ……………...…………………,…...……01

2. NACIMIENTO DE LA FILOSOFIA…………………………...………..02

3. LAS CONDICIONES QUE HICIERON POSIBLE LA FILOSOFIA...03


A. DIVERSIDAD CULTURAL…………………………………...……03
B. BUSQUEDA DE LEYES NATURALES…………………………..03
C. LA ESCRITURA……………………………………………………..03
D. LA RELIGION GRIEGA…………………………………………….03
E. POLIS GRIEGAS……………………………………………………03
F. BUSQUEDA RACIONAL DE LA VERDAD……………………...03

4. EL PASO DEL MITO AL LOGOS………………………………………04


A. Mitos y logos, ayer…………………………………………………04
B. Mitos y logos, hoy………………………………………………….05
C. LOS PRIMEROS FILÓSOFOS…………………………………….07
D. La actividad de los primeros que filosofaron…………………07
E. Los primeros filósofos, características comunes…………...08

II. BIBLIOGRAFIA………………………………………………………………..09
III. ANEXOS………………………………………………………………………..10
1. ETAPA PRE FILOSÓFICA

En los siglos VI y V a.c, antes que surgieron los grandes filósofos solo habían
sabios en dichas épocas, y poetas liricos cercanos tanto a la figura del sacerdote
y el adivino como al filósofo.

Es llamada así al periodo previo antes del surgimiento de los primeros filósofos
los datos más resaltantes. Era una sociedad aristocrática y muy clasista, dando
todos los privilegios a los nobles, como por ejemplo que ellos nada más sean
sobresalientes por sus virtudes, mientras que el pueblo es vulgar y lleno de
defectos también que solo el éxito y la fama solo le pertenecía a esa clase. Si
hablamos del contexto religioso en aquellos tiempos no había nada establecido,
ya que no existía alguna institución sacerdotal que tuviera una idea creencia
verdadera, tampoco había unos libros sagrados, solo tenían los textos de homero
y gracias a otros poetas de esa época, le ensañaban con aquellas obras sobre
mitología y sobre ética a los pueblos griegos así de generación en generación.
Como antes mencionado a falta de libros o algún escrito en donde puedan
encontrar respuestas, los griegos al usar la lógica, verían incoherente dichas
narraciones, comenzaron al dejar de lado al mito o desconfiar de este y buscar
algo que tuviera que ser más realista y con ese tipo de pensamiento empezó un
nuevo tipo de reflexión que era el pensamiento racional. Después que el mito
fuera sustituido por el pensamiento racional, la filosofía dará pasos adelante,
pero en continuidad con las explicaciones cosmológicas no antropomórficas
contenidas en los relatos mitológicos y poéticos, Y finalmente, por los
pensamientos o ideas de los egipcios e babilónicos en aquellos sabios de
aquellos tiempos, ya reconocían sus primeros filósofos pero no obstante tuvo
que pasar tiempo para que se destaquen con esos influjos.

Por otro lado, la sustitución del mito por la reflexión racional. Ya en Homero y
Hesíodo encontramos explicaciones no antropomórficas, es decir, no «míticas»,
similares a las de los primeros filósofos griegos: por ejemplo que «el océano es
el "generador de dioses"» y «la génesis de todas las cosas» (Homero) y Hesíodo
narrando una cosmogonía (el mundo surge de una separación entre el cielo y la
tierra, tras la que aparece el amor como fuerza dinamizadora)
Antes de los primeros filósofos griegos, hubo numerosos sabios de los siglos VII
y VI a.c, cuyas máximas o dichos breves (refranes) habían calado en la cultura
popular conócete a ti mismo; nada en demasía Platón cita a siete: Tales de
Mileto, Pittaco de Mitilene, Bías de Priene, Solón, Cleóbulo de Lindos, Misón de
Quenea y Quilón de Lacedemonia. Además, estaban los poetas líricos cercanos
tanto a la figura del sacerdote y el adivino como al filósofo. En la Grecia
preclásica no se debe distinguir demasiado radicalmente entre poetas y filósofos.

Finalmente, cada vez se acepta más la influencia de la ciencia egipcia y


babilónica en los sabios griegos, algo que ya reconocían algunos de los primeros
filósofos griegos. No obstante, será mucho más tarde cuando los neo pitagóricos
y neoplatónicos destaquen la importancia de este influjo.

En la filosofía egipcia hay una gran y creciente literatura sobre la mitología, pero
lo importante son los puntos en los que va a servir el propósito de distinguir el
pensamiento filosófico del pensamiento de la gente del Medio Oriente, en
anteriores civilizaciones (egipcios, babilonios, etc) acerca de la naturaleza de
cosas.

2. NACIMIENTO DE LA FILOSOFIA

El origen de la filosofía ha sido una cuestión controvertida a lo largo de la historia


del pensamiento. Por lo general los filósofos griegos han considerado que la
filosofía nace con Tales de Mileto allá por el siglo VII a. c., pero no se consideraba
necesario explicar cómo se había producido ese surgimiento de una nueva forma
de pensamiento. Sí parecía haber un común acuerdo en considerar la filosofía
como la forma de pensamiento racional por excelencia, es decir, una forma de
pensamiento que no recurre a la acción de elementos sobrenaturales para
explicar la realidad y que rechaza el uso de una lógica ambivalente o
contradictoria. Es a partir de la polémica que suscitan los filósofos alejandrinos
durante el período helenístico cuando el origen de la filosofía comienza a
convertirse en un problema. Y será a lo largo del siglo XX cuando se comiencen
a encontrar respuestas explicativas de la aparición del fenómeno filosófico. Para
nuestro objetivo nos bastará considerar las dos hipótesis más difundidas acerca
del origen de la filosofía: aquella que sostiene el origen a partir de la filosofía
oriental, y aquella que hace de la filosofía una creación original de los griegos.
A) La hipótesis del origen oriental

B) La hipótesis del origen griego.

3. LAS CONDICIONES QUE HICIERON POSIBLE LA FILOSOFIA


3.1. DIVERSIDAD CULTURAL: Los griegos eran comerciantes, viajeros y
emprendedores, que estaban en contacto con dos imperios Persia y
Egipto. El contacto con estas culturas les permitieron conocer distintas
tradiciones y favorecer una actitud abierta ante lo nuevo y distinto.
3.2. BUSQUEDA DE LEYES NATURALES: El mundo es un cosmo
ordenado por leyes que pueden ser desveladas por la razón. Sus
principales preocupaciones filosóficas fueron: Comprender que es la
realidad. Buscar el origen o principio constitutivo de la naturaleza.
3.3. LA ESCRITURA: Potencia la elaboración y transmisión de un
pensamiento reflexivo y abstracto. Se generalizo el uso de la moneda.
3.4. LA RELIGION GRIEGA:

No existen textos sagrados. No hay una casa sacerdotal con poder


político.

3.5. POLIS GRIEGAS: La aristocracia ya no es la clase social importante.


 Se inicia la democracia con tres principios básicos:
La Isegoría: Igualdad de derecho a la palabra en la
asamblea.
 La Parresía: Libertad de palabra.
 La Isonomía: Igualdad ante la ley, la justificación de las
leyes sociales “nomos” favoreció el nacimiento de la
filosofía.
3.6. BUSQUEDA RACIONAL DE LA VERDAD:

Se busca la verdad confiando en las propias capacidades humanas.


Se requiere superar el temor a las explicaciones mitológicas y
acríticas. La realidad se puede entender mediante la razón.
4. EL PASO DEL MITO AL LOGOS

Se suele decir que el inicio de la filosofía radica en el paso del mito al logos,
es decir, en el paso de explicaciones o respuestas tradicionales y arbitrarias
a explicaciones lógicas y racionales. Los griegos protagonistas de este paso
o salto fundaron lo que llamamos filosofía; ahora bien, ¿este paso se dio una
vez por todas o, al contrario, constantemente tenemos que repetirlo?

4.1. Mitos y logos, ayer

El doble mito de Prometeo y Pandora es un mito clásico de ayer que


explica el origen de la humanidad y la aparición del mal al mundo.
Prometeo, benefactor de la humanidad, comprueba que los animales
estaban más armónicamente provistos que los hombres desnudos,
descalzos y desarmados, a fin de equiparlos mejor robó a Zeus el fuego,
recurso que hace posible la habilidad técnica, y lo dio a los humanos; de
este modo, adquirirían las artes útiles a la vida. Pero Zeus, temiendo que
éstos llegaran a ser demasiado fuertes y sabios, se enfureció por el don
que Prometeo les había otorgado y, a cambio, creó un alegre regalo
portador de desgracias. El regalo era Pandora, la primera mujer; a
Pandora le fue dada una jarra llena de males, los males que afligen la
vida de los hombres. ciertamente, los mitos tienen poder explicativo.
Constituyen el inicio de un proceso intelectual. Prometeo y Pandora
pueden simbolizar las dos caras de la situación humana: el bueno y
positivo que todos tenemos y las inevitables contrariedades que nos
acompañan. El mito, creado en una sociedad de creciente machismo,
puso en la mujer el origen del mal; obviamente, el progreso intelectual
llevará a cuestionarse esta explicación interesada. Pero con los mitos y
con sus indicaciones constataban los primeros filósofos los barcos se
hundían, siendo la navegación insegura. En los mitos clásicos a menudo
se expresan, con bellas palabras, profundas intuiciones; pero incluyen
pluralidad de elementos irracionales que los primeros filósofos querían
identificar y separar de su actividad.

La nunca satisfecha curiosidad de los primeros filósofos, su constante


hacerse preguntas, su actitud crítica, sus dudas frente a las
explicaciones oficiales, etc. condujo a buscar explicaciones o respuestas
argumentadas y abiertas al debate. La propia palabra filosofía, utilizada
para designar la actividad de estos griegos, significaba y significa «afán
o anhelo de saber», no posesión de saber o conocimiento: eran
suficientemente conscientes de la dificultad de expresar la última palabra
sobre temas como: ¿qué es el ser humano?, ¿de dónde proviene el mal
presente al mundo?, ¿cuál es el principio o cuál es causa de toda la
realidad?

4.2. Mitos y logos, hoy

¿Mitos, hoy? Nuestro mundo también nos ofrece relatos míticos, es


decir, explicaciones arbitrarias que quieren imponerse apelando no a las
dimensiones intelectuales de la persona, sino sólo a las dimensiones
emotivas. ¿No son relatos míticos, por ejemplo, los spots publicitarios
que nos dicen qué merece la pena, qué se debe hacer, qué es lo que
tiene sentido? Si uno no despierta su logos puede creer que si adquiere
este nuevo producto enunciado probará una mágica libertad, una eterna
belleza.

Uno de los mitos frecuentes de nuestra sociedad es el relato que sobre


la ciencia nos transmiten los medios de comunicación: la ciencia aparece
como un conocimiento objetivo y definitivo capaz de liberar los humanos
de sus sufrimientos y de abrir las puertas de la felicidad. Ahora bien,
quién conoce la trayectoria de diferentes ramas de la actividad científica
sabe suficientemente bien que no es esta la grandeza de la ciencia; son
muchos los científicos conscientes de los límites de la ciencia, de su
provisionalidad, de la imposibilidad de crear una teoría definitiva y de
eliminar la duda. Pero pese a la inseguridad y al espíritu crítico latente
en el corazón de la actividad científica, los medios de comunicación la
mitifican contradictoriamente: se proclama que nuestra sociedad está
dominada por la ciencia y, simultáneamente, las noticias] científicas son
transmitidas de un modo nada científico. Si uno no despierta su logos,
se mantendrá en la perspectiva mítica de la ciencia que conviene a
diferentes poderes, desde la filosofía también podemos hablar de otro
mito actual: el mito de la opinión pública. ¿A qué realidad se hace
referencia cuando se habla y se hace muy a menudo de opinión pública?
La opinión pública tiende a presentarse como la voz del pueblo, una voz
sacralizada y llena de autoridad. Pero, ¿cómo y quién detecta esta
opinión pública mitificada?, ¿por qué se insiste tanto en ella? En esta
cuestión, como en otras parecidas, el paso del mito al logos pasa por
descubrir que la opinión pública es la interesada opinión de aquéllos que
tienen poder para hacer pública su opinión, como ya hemos visto, la
actividad de los hombres que por primera vez pasaron de explicaciones
míticas a explicaciones racionales, se ha llamado filosofía o «anhelo de
saber»; pero otra palabra muy significativa podía haberse impuesto:
aletheia, que quiere decir «des-cubrir» aquello que está escondido,
«des-velar», «desenmascarar». Unas actividades que realizaron los
griegos y que han realizado, en mayor o menor medida, los filósofos de
todos los tiempos.
4.3. LOS PRIMEROS FILÓSOFOS

Fundamentalmente, a los primeros filósofos se les suele conocer bajo el


nombre genérico de, valga la redundancia, “filósofos presocráticos”,
pero, en este caso, esta denominación es muy desafortunada, por los
siguientes motivos: en primer lugar, cronológicamente hablando, no
todos fueron filósofos presocráticos, dado que algunos son
contemporáneos de Sócrates (aquel que “llevó a cabo” una ruptura
precisamente con todos ellos, al tener otros temas, otro método, y otros
intereses exclusivamente filosóficos), y Demócrito falleció mucho más
tarde. Y, en segundo lugar, los más antiguos no fueron considerados en
sí con la denominación de “filósofos”, sino como “sabios”, los cuales eran
a su vez considerados aquellos poetas, médicos, artistas e incluso
videntes. Según la tradición clásica, fue Pitágoras quien inventó esta
palabra (“filósofo”), lo que vendría a significar algo así como buscador y
amante de la sabiduría, afirmando que “ninguno de los hombres sabio,
sino sólo Dios”. Parece ser no en vano que fue en el propio y mismo
círculo socrático donde el término recibió su significación definitiva tal y
como la conocemos y entendemos a día de hoy, en la actualidad.

4.3.1. La actividad de los primeros que filosofaron

Los mitos son relatos fabulosos que explican o dan respuesta a


interrogantes o cuestiones importantes para los humanos; en segundo
lugar, los mitos son relatos que pretenden dar modelos de actuación. Los
mitos se imponen como relatos llenos de autoridad pero sin justificación;
se apela, emotivamente, a que las cosas siempre han sido así. Los mitos
griegos, por ejemplo, explican como se hizo el mundo, como fue creado
el primer hombre y la primera mujer, como se obtuvo el fuego, como
apareció el mal en el mundo, qué hay tras la muerte, al mismo tiempo,
las actuaciones extraordinarias de los personajes míticos son un ejemplo
o pauta a seguir. Los griegos disponían de gran número de mitos;
nosotros, también. Disponemos de mitos que cumplen tanto la función
explicativa como la función ejemplifica dora, en Grecia, en el siglo VI
antes de Cristo, unos hombres emprendedores, los primeros filósofos,
empezaron a cuestionarse tanto las explicaciones que daban los mitos
como las pautas de conducta que ofrecían. Eran unos hombres a quien
los atraía hacerse preguntas, que notaban incoherencias en los relatos
míticos de su entorno, que constataban relatos diferentes en pueblos
diferentes. Estos hombres, dominados por una plural curiosidad y por
una actitud crítica, son los que protagonizaron lo que se conoce como
milagro griego: el paso del mito al logos. Para ellos, este paso significaba
desconfiar de las imaginativas narraciones o explicaciones populares y,
con una mirada nueva, observar y analizar la naturaleza, intentando
descubrir en ella las causas de los acontecimientos; por ello, en vez de
hablar de divinidades empezaron a en inventar conceptos. Con los mitos,
el mundo era caótico y arbitrario: nada estaba sometido a leyes naturales
fijas; con la visión racional del mundo, éste deviene ordenado y regido
por unas leyes estables y fijas que se pueden descubrir.

Este paso fundacional de la filosofía, acontecido en Grecia y explicable


por una confluencia de factores, no es algo «natural» y definitivamente
adquirido, es un paso que tiene que realizar toda persona que quiera
mantener una actitud despierta e investigadora, cuando un niño de seis
o siete años comienza a descubrir incoherencias y contradicciones en el
encantador mundo de los Reyes Magos, entonces comienza a revivir una
experiencia parecido a la de los primeros filósofos. Aquello que el niño
había creído durante toda su vida es ahora asediado con multitud de
preguntas; el proceso de superación de su mito será conflictivo y
aleccionador. El abandono o pérdida del agradable relato de los Reyes
Magos y la aceptación de que éstos son los padres será, probablemente,
su primer paso del mito al logos. Si el niño o niña, ya adulto, mantiene
su inquietud original, revivirá nuevos episodios de este paso; niño y niñas
se hallan cerca de la genuina actitud filosófica.

4.3.2. Los primeros filósofos, características comunes

Dentro de este primer grupo de “filósofos primarios”, existen una serie


de características tanto fundamentales como comunes, que podrían
resumirse en las siguientes cuestiones:
Todos ellos viven en las colonias de Jonia o Italia meridional, aunque sin
embargo se sostiene que eran unos grandes viajeros. Pero existen
excepciones: Demócrito nació en Macedonia (Abdera), mientras que
Anaxágoras marchó a Atenas, donde fue amigo de autores como
Pericles.Todos ellos debieron ser escritores (salvo Tales), pero sus
obras lamentablemente se han perdido, no quedándonos salvo
pequeños fragmentos citados por autores posteriores: Clemente de
Alejandría, Platón, Aristóteles, Diógenes Laercio, Teofrasto, Plutarco Se
centran exclusivamente en el estudio de la Naturaleza, algo lógico
siempre y cuando tengamos en cuenta, como sabemos, que la primera
filosofía en sí, entendida como tal, surge para substituir a los mitos,
dando con ello una respuesta racional y aparentemente lógica al mismo
problema que esos mitos pretendían “resolver” conn tan escasa base
textual, se comprende por ello que el estudio de los conocidos como
presocráticos sea muy difícil, no pudiéndose dar unas interpretaciones y
conclusiones finales certeras y exactas sobre su pensamiento.
BIBLIOGRAFIA

 https://filosofia.laguia2000.com/general/los-
primeros-filosofos
 http://www.xtec.cat/~lvallmaj/passeig/mitlogo2.htm
 http://eleternoestudiante.com/filosofia-libros-pdf-
gratis/
 https://www.casadellibro.com/libros/ciencias-
humanas/filosofia/104003000
ANEXOS