You are on page 1of 13

ADMINISTRACIÓN DEL CAPITAL DE TRABAJO (noviembre 2015)

1.- INTRODUCCIÓN
La administración del activo corriente y del pasivo corriente es una de las funciones
centrales de la administración financiera orientada al cumplimiento de dos de los
objetivos de la administración financiera: en qué invertir y cómo financiar proyectos y
actividades aplicados al activo corriente y al pasivo de corto plazo.
Por lo tanto vemos al gerente financiero decidiendo las mejores alternativas de
inversión y simultáneamente las mejores alternativas de financiación. De allí surgirá el
éxito de su gestión y el mayor valor para la compañía y sus accionistas, la
sustentabilidad de los proyectos, el crecimiento y la rentabilidad.
Surge claramente la aplicabilidad de los temas previos de la cursada: valor del dinero a
través del tiempo, análisis financiero, planeamiento financiero entre otros.
Administrar el activo corriente es una actividad día a día. Aparece entonces la
importancia decisiva del corto plazo con sus problemas, sus alternativas, sus decisiones
y sus riesgos. También cobra importancia la relación entre el Área financiera, la
comercial y la de producción entre otras.
Finalmente diremos que la administración del capital de trabajo implica la
administración de cada uno de los componentes del activo corriente y del pasivo de
corto plazo
Existen múltiples formas de medir si la administración del capital de trabajo es
acertada o no. A título de ejemplo nombraremos dos razones cuyos resultados arrojan
indicios respecto del manejo de activos y pasivos.
La primera es la “razón de circulante” que se calcula activo circulante/pasivo circulante,
su resultado es similar a la liquidez y a la solvencia indicando que existe dinero
inmovilizado y por ende menor rentabilidad si es excesivo. Por el contrario, indicará
riesgo de no pagar deudas si es demasiado bajo.
En segundo lugar tenemos varios índices de rotación: del capital circulante, de las
cuentas por cobrar y de los inventarios. Asociado con ello tenemos los días en que las
inversiones en estos rubros tardan en transformarse en efectivo.
En tercer lugar tenemos la relación entre pasivo circulante y pasivo de largo plazo.
2.- POLÍTICAS DE CORTO PLAZO
La meta de la administración financiera de corto plazo es administrar cada uno de los
componentes del capital de trabajo (activo corriente y pasivo de corto plazo) para
“lograr un equilibrio entre rentabilidad y riesgo”.
Recordar que el capital de trabajo neto es la diferencia entre activo corriente y pasivo
de corto plazo. Que el primero se modifica según el ciclo del efectivo y el segundo es el
financiamiento de actividades y proyectos de corto plazo.
El capital de trabajo tiene tres características basicas
a) Es dinámico: El activo corriente y el pasivo de corto plazo sufren modificaciones
permanentemente. Las diferentes actividades que realiza la compañía lo modifican.
Pensemos en las ventas, en las compras, en el pago de jornales, en la decisión de
fabricar o de mantener un stock de materias primas elevado o en la decisión de
financiar a través de un crédito bancario. Todas actividades que modifican el capital de
trabajo.
b) Optimización. Las decisiones inherentes a estos cambios tienen e objetivo de
optimizar el nivel de cada rubro y simultáneamente el nivel de efectivo en caja y
bancos. Se trata de uno de los ejes centrales de las responsabilidades del gerente
financiero.
c) Son decisiones muy frecuentes. Y se repinten día a día en forma permanente. Es
imposible asumir que porque se ha logrado un nivel aceptable de efectivo (por
ejemplo) este se mantenga en forma permanente. No . Se modifica en forma
permanente. Y esto sucede con todos los rubros del activo corriente y el pasivo de
corto plazo.
3.- POLÍTICAS PARA ADMINISTRAR EL CAPITAL DE TRABAJO
Existen dos decisiones básicas:
 Determinar cuál es el nivel óptimo de los activos corrientes
 Establecer cómo serán financiados
En principio diremos que cada empresa es diferente o sea que es muy difícil
determinar políticas para cada una de ellas. Pero se pueden establecer tres políticas
posibles en forma amplia.
1. Políticas conservadoras
2. Políticas agresivas
3. Políticas moderadas o de sincronización
La elección de una de ellas tiene consecuencias en dos temas clave: el riesgo y la
rentabilidad. Estas dos cuestiones las veremos en detalle en cada rubro que analicemos
pero sepamos que riesgo y rentabilidad van juntos. Si deseo más rentabilidad lo más
probable es que el riesgo se incremente. Y viceversa; si deseo minimizar el riesgo lo
más probable es que disminuya la rentabilidad.
A modo de introducción veremos algunos rubros del activo corriente y pasivo de corto
plazo y cómo la elección de una política agresiva o conservadora tiene consecuencias
en el riesgo y la rentabilidad.

Se plantea un incremento de ventas y la necesidad de incrementar el capital de trabajo


tanto el activo corriente como las fuentes de financiación
Cuestión Política Agresiva Política Conservadora
Incremento del capital de Procura reducir al máximo Sostiene en caja saldos
trabajo en el rubro efectivo los saldos de caja suficientes para lograr
en caja y bancos buscando invertirlos en liquidez y solvencia
rubros que permitan razonables.
mayor rentabilidad
Se incrementa el riesgo de
no pagar.
Se incrementa la
rentabilidad por nuevas
inversiones
Incremento del capital de Procura reducir saldos Sostiene saldos en los
trabajo en el rubro inmovilizados de diferentes inventarios que
Inventarios inventarios de materias aseguren el proceso de
primas y productos producción y la entrega de
terminados. La rotación se productos a clientes.
incrementa y el ciclo del Minimiza el riesgo pero
efectivo se reduce perjudica la rentabilidad
Se incrementa el riesgo de
parar la producción o
incumplimiento con los
clientes.
Se incrementa la
rentabilidad por mayor
rotación e inversión de
fondos adicionales en
otros rubros más rentables
Incremento del capital de Indica políticas agresivas Sostiene estándares de
trabajo en el rubro Cuentas en materia de ventas, crédito y condiciones de
a Cobrar simplificando los cobranza exigentes.
estándares de crédito y las Minimiza el riesgo y reduce
condiciones de cobranza. el nivel de ventas y con ello
Incrementa el riesgo de la rentabilidad.
incobrabilidad
Incrementa la rentabilidad
por incremento de ventas
aunque la reserva por
incobrables la reduce
Políticas de financiación Créditos bancarios u otros Busca un equilibrio
de muy corto plazo que se saludable entre créditos de
repiten sucesivamente. corto plazo y largo plazo.
Eventualmente capital
Utiliza en todo lo posible el
propio
crédito comercial de corto
plazo. (activos corrientes
permanentes y eventuales)
Incrementa el riesgo de no
poder pagar. Reduce el riesgo de no
pagar. Reduce la
Incrementa la rentabilidad
rentabilidad por reducida
del capital propio por
utilización de capital de
utilizar capital de terceros terceros.
Políticas de sincronización Implica financiar los niveles de activos corrientes
en el financiamiento permanentes con deuda de largo plazo por ejemplo:
Saldos mínimos de caja. Stocks de seguridad, créditos
sobre el nivel normal de ventas
Y financiar con deuda de corto plazo bancaria o
comercial los incrementos estacionales de los activos
corrientes.
El objetivo será: riesgo bajo control y rentabilidad
razonable.
Conceptos vigentes en Días de cobranza, días de pago, días neto, rotación de
estos temas activos, liquidez, solvencia, prueba ácida etc.

4.- ADMINISTRACIÓN DEL EFECTIVO


Se trata de un tema crucial en la administración financiera. Es allí donde, finalmente, se
demuestra si una administración es eficiente o no. Porque en el flujo de efectivo y en la
determinación de los saldos de efectivo a corto plazo confluyen diversas cuestiones:
1.- Si el ciclo del efectivo ha sido debidamente planeado y administrado de manera tal
que los saldos en caja sean suficientes para asegurar la solvencia.
2.- Si se han previsto saldos de efectivo insuficientes y por lo tanto se han concretado
fuentes de financiación acorde a esas necesidades.
3.- Aquí confluyen temas como: liquidez vs rentabilidad, días de inventario, días de
cobranza, días de pago, rotaciones, relación con bancos y proveedores, utilización de
las fuentes de financiación, aciertos o errores en la planificación, etc. Las decisiones
tomadas en estos aspectos redundan finalmente en el saldo de efectivo.
4.- El análisis del origen y aplicación de fondos finaliza con el flujo de efectivo
resultante de las actividades que ha planificado la compañía
Motivos: ¿Porqué debemos mantener efectivo en caja? Hay tres razones según Keynes:
Motivo transacción: las empresas deben mantener efectivo en caja para hacer frente a
sus obligaciones que responden a sus actividades principales o secundarias.
(proveedores, sueldos, impuestos etc) Cuanto mayores son las transacciones mayores
serán los saldos necesarios.
Dado que las cobranzas y los pagos no están sincronizados hay que mantener dinero
inmovilizado durante el lapso que medie entre cobranza y pago.
Motivo precaución La incertidumbre por las cobranzas en fecha y en calidad obliga a
inmovilizar dinero. También para aprovechar oportunidades de precios, descuentos
etc.
Motivo especulación: para aprovechar inversiones especulativas
Motivo bancario: Los bancos exigen un mínimo de dinero inmovilizado en las cuentas
como condición para realizar otro tipo de operaciones fundamentalmente crediticias

Dilema Liquidez vs Rentabilidad


El dilema se plantea claramente.
Si optamos por mantener dinero inmovilizado en caja tendremos mayor liquidez,
mejoraremos nuestra condición de pagadores o sea mejor solvencia, mejora la imagen
como empresa bien administrada frente a bancos, acreedores y otros actores del
mercado financiero, se amplían y mejoran las fuentes de financiación. Pero se pierde
rentabilidad (por lo menos a corto plazo).
Si optamos por invertir ese dinero que estaba inmovilizado perderemos parte de las
ventajas anteriores pero evidentemente incrementaremos la rentabilidad. Con ello
tendremos accionistas o dueños satisfechos; mejoraremos la imagen de empresa
rentable y confiable ante actores financieros y ante los propios empleados.
La rentabilidad y la liquidez varían inversamente una con respecto a otra. Si
pretendemos liquidez sacrificaremos rentabilidad y si optamos por la rentabilidad
sacrificaremos liquidez.
Simultáneamente diremos que la rentabilidad se mueve junto con el riesgo. Si
buscamos rentabilidad más alta aumentaremos el riesgo y viceversa
Por lo tanto no existe una opción por uno u otro. Mas bien debería tenderse al
equilibrio. Y es allí donde se ve la acción de un gerente eficiente. Porque la
administración del activo circulante y cómo financiarlo implica tomar decisiones
eficientes en materia de rentabilidad y riesgo.
Ciclo del efectivo o ciclo de conversión del efectivo
Comprender cabalmente en todos sus detalles el ciclo de conversión del efectivo es
crucial para la eficiente administración financiera de la empresa. Implica el análisis de
la administración de los activos corrientes y de los pasivos de corto plazo.
El ciclo operativo comprende el tiempo que transcurre entre el inicio del proceso de
producción y el cobro en efectivo de la venta del producto terminado. Abarca entonces
dos categorías sustanciales de activos líquidos: los inventarios y las cuentas a cobrar. Se
mide en tiempo y resulta de la sumatoria de la “antigüedad promedio de los
inventarios y el periodo promedio de cobro. Es evidente que existe aquí una
inmovilización de efectivo.
Además implica el análisis de las compras y las consecuentes deudas que genera su
pago a plazo. Ello genera días de pago o promedio de días de pago, los cuales
disminuyen la cantidad de días que los recursos se encuentran inmovilizados en el ciclo
operativo
La diferencia entre el ciclo operativo y el periodo promedio de pago se denomina “ciclo
de conversión del efectivo. Si el resultado es positivo significa que el ciclo operativo es
mayor que el período promedio de pago; consecuentemente la empresa necesitará
financiamiento externo de corto plazo. Evidentemente la estrategia a seguir será
disminuir al máximo el ciclo de conversión del efectivo para tener entonces una menor
necesidad de financiación.
Saldo de caja
Cómo determinar cuanto dinero hay que mantener en caja? No existe un método
exacto, infalible y común para todos. Hay sí, ciertas cuestiones a tener en cuenta:
a) seguir como política “mantener el mínimo dinero inmovilizado sin afectar la
capacidad de pago.
b) Analizar cuidadosamente la discrepancia entre ingresos y egresos. Dicho
periodo de tiempo puede ser largo o corto. Si el periodo es corto es válido
acumular dinero inmovilizado en caja, por ej. para pagar sueldos la semana que
viene. Pero si el periodo es largo no tiene sentido inmovilizar y mas bien
conviene invertir en inversiones líquidas. También puede presentarse una
inversión rentable a mayor plazo y entonces acceder al crédito bancario para
hacer frente a las obligaciones que se vencen. En estos casos hay que tener
muy claro de “cuanto tiempo se dispone para invertir”
c) Previsibilidad vs imprevisibilidad de los egresos e ingresos de caja.
Generalmente es más fácil prever los egresos que los ingresos. Si la compañía
está debidamente organizada y administrada los egresos son conocidos tanto
en sus fechas como en sus importes. Pero los ingresos pueden ser imprevisibles
y eso afecta los saldos de caja y con ello la búsqueda de financiación urgente.
Evidentemente las buenas posiciones crediticias ayudan a hacer frente a estos
problemas porque no se trata de que los egresos superan a los ingresos; se
trata de que las fechas de unos y otros no son coincidentes.
d) Aceleración de cobranzas y desaceleración de pagos. Es posible aplicar ciertas
políticas orientadas a estos objetivos. Los veremos más adelante pero si esto se
logra los saldos de caja serán mejores. Es posible acelerar la cobranza de
cheques y desacelerar la emisión de cheques. También jugar con el clering.
Porque el tiempo que transcurre ente el momento que doy un cheque (pago) y
el momento del debito efectivo en la cuenta juega a mi favor. Y al revés. El
tiempo entre que cobro un cheque y la efectiva acreditación en cuenta juega en
contra.
Presupuesto de corto plazo (cash flow, cuadro de ingresos y egresos, etc)
La herramienta central de la administración del efectivo a corto plazo es un
presupuesto de caja o cash flor. Allí es donde el gerente financiero tiene su
herramienta principal para identificar los ingresos y egresos esperados y a partir de allí
los faltantes y sobrantes de efectivo. Con ello podrá determinar en forma racional las
necesidades de financiación (importes y plazos) y las posibilidades de inversión
(importes y plazos)
El presupuesto efectivo de corto plazo puede abarcar un periodo de 30 días o menos,
lo que si importa es que debe ser diario por lo menos durante una quincena. Lo ideal
que se exprese durante un mes en forma diaria. Porque no alcanza con saber que a fin
de mes habrá un saldo positivo de caja. Es necesario conocer el día a día porque allí los
desfasajes pueden ser otros
Debe arrastrar saldos diarios de manera que sea factible visualizar los sobrantes y
faltantes y el tiempo que duran.
Tiene que identificar en forma detallada los ingresos y los egresos. No tiene sentido en
un presupuesto de corto plazo agrupar conceptos que luego son difíciles de analizar y
especialmente controlar. Es fundamental identificar las fechas de vencimiento que en
muchos casos difieren de las fechas de devengamiento. En ese sentido es
imprescindible analizar cuidadosamente las condiciones de cobranzas y de pagos.
Tiene que identificar ingresos y egresos de las diferentes actividades de la empresa.
Tiene que identificar la financiación externa y los intereses que arrastra. También las
inversiones líquidas y los beneficios que implican.
Finalmente tiene que identificar si existen saldos adicionales de reserva.

5.- ADMINISTRACIÓN DE CUENTAS A COBRAR


Las cuentas a cobrar están conformadas por las ventas a crédito que aún no han sido
cobradas estén vencidas o no.
Las ventas a crédito constituyen una herramienta fundamental para incrementar el
volumen y el nivel de ventas. Las empresas la utilizan como una herramienta de
competitividad en el mercado y suelen utilizarla para diferenciarse de sus
competidores.
Desde una óptica contable la cuenta se debita por las ventas a crédito y se acredita por
las cobranzas realizadas; el saldo de la cuenta “Cuentas a Cobrar” indica justamente los
derechos que la empresa tiene para cobrar ventas a crédito. Dicho saldo está
conformado por una o más facturas emitidas con diferentes plazos y fechas de
vencimiento y aún no cobradas. Este dato es relevante al momento de administrar las
cuentas a cobrar. En efecto; si se trabaja en plazos largos el índice días de cobranza
indica el promedio de antigüedad de todas las facturas que conforman la cuenta y esto
dará una idea del tiempo que falta para cobrar. Pero si se trabaja a corto plazo los
promedios son muy peligrosos siendo necesario analizar los plazos de cada una de las
facturas o, por lo menos las más significativas.
Las cuentas a cobrar implican invertir en uno o más clientes. Cuando las empresas
deciden otorgar crédito a sus clientes y por lo tanto no cobrar en efectivo están
decidiendo realizar una inversión en sus clientes. Esa inversión será necesario
financiarla porque se trata de no disponer del dinero en efectivo para realizar otros
pagos; por ejemplo sueldos o impuestos o servicios.
Otorgar créditos implica una decisión que tiene dos visiones diferentes. Por un lado la
visión “comercial” que utiliza esta herramienta para incrementar las ventas y por ende
la rentabilidad. Por otro lado la visión “financiera” que admite la mayor rentabilidad
pero la evalúa en términos del riesgo de incobrabilidad. Es evidente que se trata
nuevamente de la alternativa riesgo vs rentabilidad.
Políticas de Crédito y Cobranzas
Según Van Horne Administración Financiera Cap 10 El punto de partida es el equilibrio
entre rentabilidad y riesgo en el nivel de cuentas a cobrar. Con ese supuesto las
políticas de créditos y cobranzas determinan el nivel de cuentas a cobrar
Las empresas necesitan definir políticas de crédito que permitan actuar a vendedores,
cobradores y otras áreas involucradas en forma coordinada y uniforme. Dichas políticas
servirán también para diferenciarse de la competencia e informar a potenciales clientes
la modalidad de venta y cobranza.
Tal como vimos anteriormente puede haber políticas agresivas que buscan maximizar
las ventas otorgando créditos en forma excesiva inclusive a clientes cuyas condiciones
son dudosas. Las políticas conservadoras buscan un grado de seguridad en las
cobranzas que puede atentar contra el incremento de ventas
Dichas políticas son tres y en forma conjunta determinan el nivel de cuentas a cobrar y
el periodo promedio de cobro
 Políticas referidas a los estándares de crédito
 Políticas referidas a descuentos por pronto pago
 Políticas referidas a programa de cobranzas
Estándares de crédito: Son los requisitos que se le piden al cliente. Establecen bajo qué
condiciones los clientes acceden al crédito. Condiciones de liquidez, de
endeudamiento, de solvencia de rentabilidad etc Definen además las condiciones de
venta: tiempo del crédito, intereses si los hubiera, bonificaciones por volumen de
venta.
Los estándares son determinantes del nivel de ventas y se los utiliza en forma agresiva
o conservadora maximizando el riesgo o la rentabilidad.
Cuanto menos exigentes sean los estándares (mayor flexibilidad) mayores serán las
ventas y la rentabilidad pero también el riesgo de cobranzas más lentas e inclusive
incobrabilidad. Simultáneamente habrá un incremento en la inversión en cuentas a
cobrar y la necesidad de financiarlas. Ejemplo: reducir la liquidez que se le exige al
cliente, extender el plazo de pago, refinanciar créditos en cuenta corriente impagos,
entregar mercadería aún con saldos impagos.
Política de cobranza: definen la modalidad de pago, descuentos por pronto pago, etc
Aquí se define un periodo para pagar en efectivo (por ejemplo 5 días fecha factura) y el
descuento por ese pronto pago. El descuento por pronto pago debe analizarse como
un intento por acelerar las cobranzas y mejorar el saldo de efectivo a través de un flujo
más rápido. Un ejemplo típico es cuando se espera una devaluación del dólar y las
empresas intentan acelerar las cobranzas y con ese efectivo invertir en moneda
extranjera. Siempre es conveniente analizar la ventaja del pronto pago con el costo de
financiar el plazo de pago
Riesgo de incumplimiento
Es un problema serio además de la lentitud en las cobranzas. Requiere constituir
reservas que atentan contra la rentabilidad. En esos casos extender el crédito puede
ser aún más peligroso. Existen métodos para cobrar en forma compulsiva judiciales o
no.

Duración del crédito


La duración del crédito o sea el tiempo que va entre la venta y la cobranzas se mide en
días o días de cobranza y se calcula Cuentas a Cobrar x 365 / Ventas Netas a Crédito.
Ello arroja un promedio de días que como dijimos anteriormente hay que analizar
cuidadosamente cuando trabajamos a corto plazo. Allí tendremos que calcular la
antigüedad factura por factura, determinar los días y calcular un promedio ponderado
en función al importe de dichas facturas.
Evaluación del otorgamiento de créditos
Al momento de decidir otorgar créditos a clientes o definir las políticas a seguir deben
tenerse en cuenta varias consideraciones.
 Situación externa y de la industria: analizar el momento económico, crisis,
expansión, liquidez en el mercado etc
 Situación del cliente: a través de sus balances y otros estados contables o no
analizar Índices: su liquidez, rentabilidad, compromiso de los socios,
endeudamiento etc. En estos casos será mucho más que conveniente analizar
una serie importante de información y frecuencias menores a la anual.
 Analizar cuidadosamente el mercado en donde se mueve el cliente
 Quienes son sus clientes: o sea “si los clientes de mi cliente son buenos
pagadores” tendremos la posibilidad de cobrar en fecha
 Situación bancaria. Averiguar el comportamiento de nuestro cliente respecto de
su capacidad de pago
Recomendable. No otorgar todo lo que el cliente pide
Políticas y procedimientos de cobranzas
Implica todos los procedimientos administrativos y comerciales para emitir las facturas,
hacerlas llegar a los clientes, y esperar cuando corresponda su verificación y
aceptación. Es clave que este periodo sea lo más corto posible y que el procedimiento
asegure la recepción de la factura por el cliente porque muchas veces los plazos corren
a partir de la recepción y no de la emisión.
Las empresas tienen oportunidad de acelerar el ciclo del efectivo con procedimientos
de pago simples, rápidos y seguros. Simultáneamente con procedimientos que
permitan rápidamente detectar quien no pagó. Y en esos casos congelar el crédito, no
entregar nuevas remesas de mercadería y comenzar los reclamos normales y judiciales.
Donde ubicar el área Créditos y Cobranzas
Es una cuestión que se plantea cada vez que hay que definir o modificar la estructura
orgánica de una sociedad. Genera opiniones encontradas dado que existen intereses
opuestos entre el área comercial y el área financiera.
La decisión que se tome marcará si la compañía sigue políticas más agresivas o más
conservadoras en el otorgamiento de los créditos y en la firmeza en las cobranzas
 Si la opción es le área comercial
Políticas más agresivas en el otorgamiento de créditos y más benévolas en las
condiciones de cobranza. La consecuencia esperable será incremento de ventas , de la
rentabilidad y del riesgo.
Es factible que el ciclo del efectivo sea más lento y con ello el riesgo de cash flow
negativos y con ello mayor necesidad de financiación.
 Si la opción es el área financiera
Es esperable políticas más conservadoras en el otorgamiento de créditos y más firme
en las cobranzas. Con ello es esperable una reducción de las ventas, de la rentabilidad y
del riesgo
 Como en tantos casos la solución sea posiblemente dividir la función de
créditos y cobranzas. El otorgamiento de créditos en el área comercial por lo
menos hasta ciertos estándares admitidos. Las cobranzas en el área financiera.
Los casos fuera de estándares decidirlos en conjunto.

6.- ADMINISTRACIÓN DEL INVENTARIO


En las empresas industriales es posible reconocer tres tipos de inventarios diferentes.
 Inventario de materias primas y materiales directos (incluye también otro tipo
de materiales pero son poco significativos)
 Inventario de materiales en proceso de elaboración
 Inventario de productos terminados
Cada uno de ellos cumple diferentes funciones. Veamos
Inventario de materias primas y materiales directos
Sus principales funciones son. El resguardo y custodia de los materiales; ordenamiento
de los materiales; facilitar el control y la toma de inventarios; facilitar la imputación
contable o extracontable y su valorización; y finalmente la función que puede ser la
más importante: permite mantener un ritmo de producción diferente al ritmo de los
ingresos de materiales. Es decir que el inventario se transforma en un amortiguador
entre las necesidades de fábrica y las rutinas de ingreso de materiales; por lo tanto será
posible mantener un plan de producción a diferente velocidad que el ingreso de
materiales desconectando las operaciones sucesivas de compra y producción.
Inventario de producción en proceso
Se trata de materiales que han ingresado en el proceso de producción y aún no lo han
finalizado. Por lo tanto todavía no son productos terminados. Según sea el proceso de
producción pueden ser muy significativos (astilleros) y perdurar en el tiempo durante
meses o años.
Inventario de productos terminados
Se trata de productos que han finalizado el proceso de producción y aún no se han
vendido y entregado a los clientes. También en este caso constituyen un amortiguador
entre la frecuencia de ventas y los planes de producción. Es decir que la empresa
puede mantener su plan de producción a diferentes velocidades que las ventas
desconectando las operaciones sucesivas de producción y venta.
Remarcamos aquí la importancia de este inventario en términos de un cumplimiento
acertado en la entrega a los clientes.
Importancia
Las inversiones en inventarios son costosas. Implican afectar recursos importantes; por
ej: amortización de estructuras de depósitos e instalaciones, personal afectado,
contratos de servicios, seguros y el costo financiero de financiar las inversiones. Una
política acertada para determinar el nivel de inventarios será comparar la ventaja de
almacenar respecto del costo de almacenar.
En algunos negocios la inversión en inventarios es tan grande que constituye el
principal activo líquido, implican un riesgo importante por pérdidas y obsolescencia de
manera tal que requiere una cuidadosa administración.
Es prácticamente imposible pensar en inventario cero. Siempre habrá parte de los
inventarios como inversiones ociosas. Existen muchos riesgos en la producción y en la
atención a los clientes cuando no existen inventarios que es muy difícil pensar en
inventario cero. Un paro de fábrica motivado por falta de de materiales puede ser muy
costos y lo mismo sucede con lo que significa no poder entregar productos a los
clientes.
Lo ideal sería mantener un flujo de producción y ventas sin necesidad de almacenar ni
materias primas ni productos terminados y solo tener producción en proceso. Sin
embargo esto será un objetivo, una meta a la cual tender pero muy difícil y riesgoso
alcanzar.
Liquidez
Los inventarios son los activos menos líquidos del activo corriente. Por lo tanto su
administración deberá considerar seriamente el ciclo de conversión en efectivo, los días
de venta y los días de cobranza. El riesgo de una mala administración está vinculado
con la iliquidez y la insolvencia. Aquí los errores tardan mucho tiempo en ser
corregidos.
Costos
El costo de inventarios está constituido por costos fijos y variables en función a las
cantidades o importes inventariados. Los más importantes son:

Costo variable Costo fijo


Costo de inventario (unidades X
almacenadas
Amortizaciones del equipamiento X
Amortización de edificios X
Impuestos sobre edificios X
Servicios (electricidad, calefacción etc) X
Impuestos sobre el inventario X
Seguros (según sea la póliza) X
Sueldos y jornales X
Gastos de administración y control X
Ideas para una administración eficiente
Mantener rotaciones lo más rápidas posible
Disminuir el ciclo del efectivo
Eliminar o minimizar faltantes
Eliminar o minimizar mermas
Presupuestar los costos y controlarlos
Tomar inventarios en periodos cortos y en casos relevantes inventario permanente
Fijar objetivos en días de producción y días de venta
Fijar políticas de inventario en los tres tipos de inventarios
Analizar cuidadosamente los riesgos de inventarios insuficientes
Analizar materiales con poco movimiento
ADMINISTRACIÓN DEL CAPITAL DE TRABAJO
Cómo se calcula el capital de trabajo
Explica qué funciones comprende la administración del capital de trabajo
Qué características tiene el capital de trabajo
Explica las políticas conservadoras y agresivas

ADMINISTRACIÓN DEL EFECTIVO


Explica porqué debe administrarse el efectivo
Explica qué es el ciclo del efectivo
Explica el dilema rentabilidad vs liquidez. Relaciona estos conceptos con el concepto
de riesgo
Presupuesto de corto plazo: objetivos, características, estructura

ADMINISTRACIÓN DE LAS CUENTAS A COBRAR (Otorgamiento de créditos)


Importancia de la administración de cuentas a cobrar
Posibles políticas. Estándares
Riesgos propios del otorgamiento de créditos. Medidas para minimizarlo
Duración del crédito, Relación con el pago de deudas

ADMINISTRACIÓN DE INVENTARIOS
Concepto de inventarios. Diferentes tipos.
Importancia. Relación con la liquidez y con el ciclo del efectivo
Riesgos
Políticas