You are on page 1of 3

EL NIÑO YUNTERO

Carne de yugo, ha nacido Me duele este niño hambriento


más humillado que bello, como una grandiosa espina,
con el cuello perseguido y su vivir ceniciento
por el yugo para el cuello. […] revuelve mi alma de encina.

5 Entre estiércol puro y vivo 25 Lo veo arar los rastrojos,


de vacas, trae a la vida y devorar un mendrugo,
un alma color de olivo y declarar con los ojos
vieja ya y encallecida. que por qué es carne de yugo.

Empieza a vivir, y empieza Me da su arado en el pecho,


10 a morir de punta a punta 30 y su vida en la garganta,
levantando la corteza y sufro viendo el barbecho
de su madre con la yunta. tan grande bajo su planta.

Empieza a sentir, y siente ¿Quién salvará a este chiquillo


la vida como una guerra, menor que un grano de avena?
15 y a dar fatigosamente 35 ¿De dónde saldrá el martillo
en los huesos de la tierra. […] verdugo de esta cadena?

Trabaja, y mientras trabaja Que salga del corazón


masculinamente serio, de los hombres jornaleros,
se unge de lluvia y se alhaja que antes de ser hombres son
20 de carne de cementerio. […] 40 y han sido niños yunteros.

Miguel Hernández, Viento del pueblo,


1937.
Comentario de texto

El poema trata sobre un niño que está destinado a trabajar duramente en el


campo a pesar de su corta edad. Se puede ver en algunos versos como: 5-6 “Nace,
como la herramienta, a los golpes destinado”.

Para nosotros el poema es una protesta social ante las injusticias que se
cometían en la Guerra Civil. En este caso, el poeta quiere denunciar la situación en la
que se encuentra el pueblo, de que un pobre niño tenga que trabajar en el campo en
vez de ir a la escuela y jugar, que es lo que debe hacer un niño de su edad.

El poeta usa varias figuras retóricas, como: la metáfora (cuando la expresión


“carne de yugo” hace referencia al yugo con el que se unce al ganado y está haciendo
una similitud con la situación del niño yuntero que ha nacido para estar unido al trabajo
y al sufrimiento) y la comparación (el poeta está comparando al niño yuntero con una
herramienta, que está destinada al trabajo. Estos golpes hace referencia al sufrimiento
diario.

En esa época se cometían muchas injusticias, como la que denuncia Miguel


Hernández en este poema. Nos hace sentir tristeza y compasión ante las víctimas de
la Guerra Civil Española.