You are on page 1of 4

República Bolivariana de Venezuela.

Universidad Fermín Toro.


Vice rectorado académico
Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas.

Escuela de Derecho.

Historia de la Medicina
Legal en Venezuela

Integrante:

Victor Andrade 25.544.891

1
Barquisimeto, 2017

La medicina legal, es una ciencia o rama de la medicina que comienza su


historia en Venezuela en los días del libertador simón bolívar, desde
comienzos de la república hasta el presente, gracias a la creación de
instituciones públicas y privadas y legislaciones se puede dar lugar al
presente estado de compatibilidad medico-legal que conocemos. La
medicina legal en Venezuela vivió épocas de luminosidad científica y legal,
así como momentos de poco esplendor y apatía. Como por ejemplo dice:
Rodríguez Rivero, que la primera autopsia en Venezuela se realizo en el año
1661 y fue practicada por el medico cirujano Guerra Martínez.

En el Siglo XI El 22 de mayo de 1937 se fundó el Instituto de Medicina Legal


de Caracas, como apoyo técnico de la práctica del perito, como dependencia
del entonces Ministerio de Justicia creándose los servicios medico-forenses
de la capital venezolana con un servicio de Medicatura Forense a la orden de
los tribunales de justicia. El 24 de julio de 1940 se crean como parte de la ley
de educación, las primeras especialidades médicas de Venezuela,
incluyendo la medicina legal y la de los medico higienistas..

La PTJ Después de promulgar un nuevo reglamento de la facultad de


medicina de la UCV, se creó el entonces Instituto de Medicina Legal de
Venezuela, aun cuando no funcionó nunca. En 1956, el consejo académico
de la UCV promulgó un nuevo reglamento de la facultad de medicina y se
creó el entonces Instituto de Medicina Legal de Venezuela, aun cuando no
funcionó nunca. Wolfgang Larrazábal, presidente provisional de la Junta de
Gobierno Contralmirante, promulga el decreto Nº 38 el 15 de febrero de 1958
para la construcción del Palacio de Justicia y luego el 20 de febrero de ese
año el decreto Nº 48 con Fuerza de Ley, para la creación de un “Cuerpo de
Policía especializado para la investigación de los delitos de Acción Penal”,

2
auxiliar del Ministerio de Justicia y llamado Cuerpo Técnico de Policía
Judicial. Esta institución absorbe funcional y administrativamente a la
Medicatura Forense de la República. Al crearse el Cuerpo Técnico de Policía
Judicial, el instituto pasó a formar parte de la División General de Medicina
Legal. En el resto del país, para 1960, cada estado ya tenía una unidad de
Medicatura Forense, dependencia de la nueva Policía Técnica Judicial (PTJ).

Después de la elección a la presidencia de la República de Venezuela de


Hugo Chávez, la Constitución Nacional es reescrita y publicada el 30 de
diciembre de 1999 como la Constitución de la República Bolivariana de
Venezuela, en la Gaceta Oficial N° 36.860.10 El artículo 332 del nuevo
documento constitucional establece la disposición de crear el Cuerpo de
Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) que tomaría el
lugar de la Policía Técnica Judicial, con la finalidad de «mantener y
restablecer el orden público, proteger al ciudadano o ciudadana, hogares y
familias, apoyar las decisiones de las autoridades competentes y asegurar el
pacífico disfrute de las garantías y derechos constitucionales, de conformidad
con la ley. En Venezuela, la CICPC es responsable de las investigaciones
criminales, servicios forenses y otras áreas como tráfico de drogas.

En cuanto a su importancia la medicina legal es importante porque va a


determinar si una persona está o no involucrada en un hecho punible que se
haya cometido. En la medicina legal intervienen los abogados, los jueces, los
defensores públicos, etc. Y, por ello hay que determinar a través de la
medicina forense lo ocurrido.

Para culminar con este tema se puede acotar que cuando se habla de los
términos Medicina y Derecho, tal pareciera que nos referimos a dos ciencias
distintas y ajenas, una de la otra; la medicina humana, no sólo persigue su
objetivo primordial de prevenir, dar y sanar la salud del hombre; si no que,

3
además ha ingresado a otros campos denominados medico-sociales, para
desenvolverse en el contexto social.

Los conocimientos biológicos humanos pueden también servir y ser útiles a


quienes estructuran leyes, las administran y las aplican, a fin de
proporcionarles elementos científicos en que se fundamenten decisiones y
puedan ayudar a su interpretación y aplicación, en una rica y constante
relación con el Derecho. Es el Derecho considerado como norma jurídica
obligatoria, el que debe determinar convenientemente sobre algunos
aspectos del ser humano, que si bien deben enmarcarse jurídicamente,
porque de no hacerlo, podría dañar gravemente el objetivo primordial del
Derecho, el cual es la Justicia.

Su único propósito es el de estudiar teórica y prácticamente los


conocimientos médicos y biológicos necesarios para resolver problemas
jurídicos, es precisamente ahí cuando las mismas forman un sólo concepto
denominado Medicina Legal.