You are on page 1of 4

Gestión de las

políticas públicas

Asuntos de
Gobierno

1
Gestión de políticas públicas
El gestionar políticas públicas significa llevar adelante investigaciones y
acciones tendientes a saber diagnosticar correctamente cuál es la
situación. Esto significa conocer qué se está haciendo, cuáles son las
falencias de lo que se está haciendo, cuáles son las necesidades sociales, si
existen políticas públicas tendientes a satisfacerla y por qué no se las
satisface.

Para llevar adelante lo mencionado anteriormente, el autor que tomamos


como bibliografía, nos indica que existen dos tipos de estudios de políticas
públicas:

 Estudios de determinación.

 Estudios de impacto.

Los estudios de determinación buscan establecer cuáles son las políticas


diseñadas o gestionadas por las dependencias gubernamentales o
administrativas de un estado específico, a los fines de satisfacer las
necesidades de los sectores.

Los estudios de impacto buscan estimar los efectos (deseados y logrados)


de las políticas existentes sobre las necesidades sociales a satisfacer.

De esta manera, Graglia nos indica que los estudios de determinación


debieran ser la base de los estudios de impacto y por lo tanto servir como
los cimientos del diseño y gestión de una política pública.

Curiosamente, muchas políticas públicas en ejecución terminan siendo


grandes errores de gestión debido a que no se han realizado
correctamente o directamente no se han llevado a cabo los estudios de
determinación básicos para un buen diagnóstico.

En virtud de lo mencionado anteriormente, el autor distingue diversas


etapas o pasos al momento de diseñar políticas públicas:

Primer paso: Necesidades y problemas.

Es el primer paso para llevar adelante estudios de determinación.

En una gestión de gobierno lo primero que debemos analizar es cuál es la


calidad de vida deseada, cuál es la actual, cuáles son las necesidades a
satisfacer y cuáles los problemas que se presentan.
Segundo paso: Proyectos existentes.

El segundo paso es conocer cuáles son los proyectos existentes. Es


necesario listar cada proyecto de cada esfera gubernamental para de esta
manera conocer la situación real.

Tercer paso: Proyectos “sobrantes” y “faltantes”.

En este tercer paso deben relacionarse las necesidades y los problemas por
un lado con los proyectos existentes, por otro.

En virtud de ese análisis se llegará a la conclusión de diferenciar dos tipos


de proyectos:

 Proyectos sobrantes: Son proyectos que si bien están diseñados, no


tienden a solucionar ningún problema ni a satisfacer ninguna
necesidad.

 Proyectos “faltantes”: Necesidades o problemas que no son


atendidos por ningún proyecto existente.

Cuarto paso: Mapa de estudios de políticas y proyectos existentes.

Este paso final implica generar un listado depurado de los proyectos


existentes para conocer la realidad actual, habiendo dejado de lado
aquellas iniciativas que luego de estudiarlas se llegó a la conclusión de que
no son eficientes y no cumplen con los objetivos de una política pública:
satisfacer una necesidad social.

En definitiva, los estudios de determinación sirven para eliminar proyectos


sobrantes, elaborar proyectos faltantes, implementar proyectos en
elaboración, y definir necesidades a satisfacer o problemas a resolver.
Diseño de Políticas públicas:

Para el diseño de una política pública es necesario contemplar diversas


etapas para garantizar que la política diseñada y a implementar sea eficaz y
no termine siendo un gasto de recursos públicos que no cumplan con
ningún objetivo concreto, particularmente con satisfacer una necesidad
social.

Diagnóstico:

Si el estado busca satisfacer necesidades de la sociedad, el primer paso que


debe hacer es diagnosticar las alternativas posibles para satisfacer las
necesidades insatisfechas.

Decisión:

Sobre la base del diagnóstico realizado se debe decidir acerca de cuáles son
los proyectos gubernamentales óptimos en virtud de las alternativas
posibles. Lo importante al momento de optar por tal o cual política, es
lograr el consenso o el mayor consenso de los actores intervinientes para
de esta manera lograr la legitimidad necesaria para evitar problemas en su
ejecución.

Dirección:

Esta etapa corresponde más que al diseño de una política pública a la


gestión de la misma. Concretamente, corresponde a la acción de dirigir las
actividades administrativas sobre la base de proyectos decididos.

En definitiva es el traspaso de proyectos decididos a actividades dirigidas.

Difusión:

Corresponde a la última etapa en el diseño y gestión de políticas públicas.


Luego de haber diagnosticado, de haber decidido la alternativa más viable,
haber dirigido las actividades en pro a esta política, llega el momento de
difundirla.

Related Interests