You are on page 1of 6

Propiedades de la luz

1. Reflexión de la luz
Objetivo: Comprobar las propiedades de la reflexión de la luz.
Propiedades de la reflexión de la luz

La reflexión de la luz es aquel cambio de dirección que experimenta la luz cuando choca
con un objeto y “rebota”. Este cambio permite la visualización de los objetos que no
emiten luz propia. Todos los objetos reflejan en mayor o menor medida la luz que incide
sobre ellos en función de su superficie. Las distintas superficies reflejan la luz en distintas
proporciones.

Los rayos que llegan a la superficie de un cuerpo rebotan siendo reflejados en una
dirección determinada. Esta dirección depende del ángulo de incidencia de la luz sobre
dicha superficie. Conocer esta propiedad básica de la luz ayuda en fotografía a elegir y
componer la iluminación y a determinar dónde se sitúa para tomar la foto.

Existen varios tipos de reflexión: directa, difusa y selectiva.

Reflexión directa: Sucede cuando los ángulos que los dos rayos determinan con la
superficie son iguales. La reflexión es más perfecta cuanto más pulida está la superficie.
Este tipo de reflexión es la que suele ocurrir con los espejos ya que refleja la misma luz
que incide sobre él.

Reflexión difusa: Se da cuando la superficie refleja por igual en todas las direcciones.
Los reflejos difusos tienen el mismo brillo, independientemente del ángulo desde el que
los visualicemos. Este tipo de reflexión se da cuando el haz de luz incide sobre una
superficie irregular o áspera. Casi todas las superficies lo son aunque no lo parezcan por
lo que la irregularidad puede ser mínima cuando este tipo de reflexión se produce.

Reflexión selectiva. Ésta puede ser acromática o cromática y es la que realizan los
pigmentos sustrayendo una determinada longitud de onda. Se da una relación directa
entre la absorción y la reflexión de la luz. Cuando la absorción de la luz es total, la
reflexión es nula. Se da también el caso contrario. Cuando la absorción es nula la
reflexión es total. Cuando la absorción es parcial, en consecuencia, la reflexión también
lo será.

Procedimiento:

1. Tomar un cuerpo de plástico transparente con forma de media luna y de cierto grosor,
y colocarlo encima de un transportador de forma que 2/4 de su superficie estén cubiertas
por el cuerpo y estén visibles los ángulos de 0° y 180°.

2. Con ayuda de un apuntador láser, apuntar al objeto de plástico en dirección de los
ángulos pedidos paralelo a la superficie, medición que se hace con ayuda del
transportador; se van a formar dos rayos reflejados, uno a través del objeto y el otro en
dirección opuesta a él, observar cuál es el ángulo que se refleja con ayuda del objeto de
plástico sin tomar en cuenta aquel que lo atraviesa. Tabular los resultados.

фi фr
10° (80°) 10° (100°)
30° (60°) 30° (120°)
50° (40°) 50° (140°)
60° (30°) 60° (150°)
70° (20°) 70° (160°)

Conclusiones:

1. Debido a que el objeto es un cuerpo que tiene pocas propiedades de reflexión y que
su superficie, aun siendo bastante clara, todavía tiene una cierta opacidad, se puede ver
que el rayo reflejado es una reflexión difusa, ya que su dirección se mantiene muy
parecida, si no es igual, a la dirección del rayo incidente.

2. La similitud de la dirección o ángulo de los reflejos y el rayo incidente, pueden deberse
al material, su espesor y cuan fácil o no es para la luz viajar a través de él, pero no tiene
que ver cuán grande o pequeño sea el ángulo que tenga el rayo incidente.

2. Refracción de la luz
Objetivo: Comprobar la ley de Snell mediante la medición del índice de refracción del
plástico, no.

Ley de Snell

Al igual que las leyes de la reflexión, las de la refracción poseen un fundamento
experimental. Junto con los conceptos de rayo incidente, normal y ángulo de incidencia,
es necesario considerar ahora el rayo refractado y el ángulo de refracción o ángulo que
forma la normal y el rayo refractado.

Sean 1 y 2 dos medios transparentes en contacto que son atravesados por un rayo
luminoso en el sentido de 1 a 2 y e1 y e2 los ángulos de incidencia y refracción
respectivamente. Las leyes que rigen el fenómeno de la refracción pueden, entonces,
expresarse en la forma:

1. ª Ley. El rayo incidente, la normal y el rayo refractado se encuentran en el mismo
plano.

2. ª Ley o Ley de Snell: Los senos de los ángulos de incidencia e1 y de refracción e2
son directamente proporcionales a las velocidades de propagación v1 y v2 de la luz en
los respectivos medios.

Índice de Refracción: Se define el índice de refracción como la velocidad de la luz en el
vacío, dividido por la velocidad de la luz en el medio.

Recordando que índice de refracción y velocidad son inversamente proporcionales la
segunda ley de la refracción se puede escribir en función de los índices de refracción en
la forma:

O en otros términos:
n1 · Sen e1 = n2 · Sen e2 = cte

Esto indica que el producto del seno del ángulo e por el índice de refracción del medio
correspondiente es una cantidad constante y, por tanto, los valores de n y Sen e para un
mismo medio son inversamente proporcionales.

Debido a que la función trigonométrica seno es creciente para ángulos menores de 90º,
de la última ecuación se deduce que si el índice de refracción ni del primer medio es
mayor que el del segundo n2, el ángulo de refracción e2 es mayor que el de incidencia
e1 y, por tanto, el rayo refractado se aleja de la normal.

Por el contrario, si el índice de refracción n1 del primer medio es menor que el del
segundo n2, el ángulo de refracción e2 es menor que el de incidencia y el rayo refractado
se acerca a la normal. Estas reglas prácticas que se deducen de la ecuación son de
mucha utilidad en la representación de la marcha de los rayos, operación imprescindible
en el estudio de cualquier fenómeno óptico desde la perspectiva de la óptica geométrica.

La refringencia de un medio transparente viene medida por su índice de refracción. Los
medios más refringentes son aquellos en los que la luz se propaga a menor velocidad;
se dice también que tienen una mayor densidad óptica. Por regla general, la refringencia
de un medio va ligada a su densidad de materia, pues la luz encontrará más dificultades
para propagarse cuanta mayor cantidad de materia haya de atravesar para una misma
distancia. Así pues, a mayor densidad, menor velocidad y mayor índice de refracción o
grado de refringencia.

 Debido a que no se conoce bien el material del cuerpo de plástico, se hace un
promedio de los índices de refracción que hay para el poli-metil-metacrilato
(n=1.4905), el policarbonato (n=1.585) y el polietileno (n=1.5100), debido a su alto
uso en la industria plástica, sus propiedades de ser plásticos incoloros que dejan
pasar la luz y su fácil obtención. Éste promedio da como resultado un índice de
refracción n=1.5285.

Procedimiento:

1. Tomando el mismo cuerpo plástico que se tomó para el ejercicio de reflexión de luz y
aplicando el mismo procedimiento, colocarlo sobre un transportados cubriendo la mitad
del mismo con el cuerpo transparente teniendo en cuenta que esté cuadrado de forma
que los ángulos 0° y 180° se encuentren visibles.

2. Con ayuda de un apuntador láser, siguiendo los ángulos marcados por el
transportador, apuntar al cuerpo transparente, con posición paralela a la superficie.

3. Tabular los datos del rayo reflejado que pasa a través del cuerpo, el rayo incidente.
Hacer esto mismo para todos los ángulos pedidos.
фi фr Sen (фi) Sen (фr) (фi / фr)=n
10° 10° 0.17 0.17 1
30° 20° 0.5 0.34 1.47
50° 30° 0.77 0.5 1.54
60° 55° 0.87 0.82 1.06
70° 55° 0.94 0.82 1.15
𝑛̅ =1.224

𝒏𝑻𝒆ó𝒓𝒊𝒄𝒐 − 𝒏
̅ 𝟏. 𝟓𝟐𝟖𝟓 − 𝟏. 𝟐𝟐𝟒
𝑬𝒓𝒓𝒐𝒓 = | | ∗ 𝟏𝟎𝟎% = | | ∗ 𝟏𝟎𝟎 = 𝟏𝟗%
𝒏𝑻𝒆ó𝒓𝒊𝒄𝒐 𝟏. 𝟓𝟐𝟖𝟓

Análisis y Conclusiones:

1. El ángulo reflejado que atraviesa al cuerpo de plástico, no se aleja mucho de la
dirección del ángulo incidente cuando éste último es muy pequeño.

2. Con la sumatoria de los índices de refracción y hallando uno promedio, y se compara
con el valor teórico, se encuentra un error del 19%, lo que demuestra que sí se cumple
con la ley de Snell ya que el error entre los índices de refracción es menor al 20%.

3. Al igual que en la reflexión del rayo que no pasa por el cuerpo de plástico, se puede
observar que los ángulos reflejados se mantienen casi iguales al incidente cuando son
muy pequeños. Cuando se trabaja con estos ángulos, la n suele dar un valor muy cercano
o igual al 1, provocando una refracción más exacta que cuando se trata de los ángulos
más grandes.

Causas de Error:

1. Cuando el rayo incidente no es hecho en dirección paralela a la superficie, el rayo
reflejado cambia de dirección ya que la luz viaja de manera distinta por el aire que por
una superficie sólida.

2. Como se hizo un promedio del índice de refracción de tres distintos materiales para
poder hallar el valor teórico del material, es posible que el porcentaje de error cambie
debido a la diferencia del valor real de n del material.

Bibliografía

http://www.fotonostra.com/fotografia/reflexion.htm
http://rabfis15.uco.es/lvct/tutorial/39/refraccion.htm

http://scientificpolymer.com/technical-library/refractive-index-of-polymers-by-index/